Cuanto más se calienta, más frío hace

“No termino de entender eso del Calentamiento Global que se basa en una bajada de temperaturas en todo el planeta” –Comentario de un lector en publico.es- 

           

No falla. Unos días de nevadas intensas y temperaturas bajo cero, y ya están los escépticos del cambio climático repitiendo por todas partes, con una risilla: “Ya se ve cómo se calienta el planeta, jeje”. Si encima tenemos, como estos días, registros históricos de temperaturas bajas y nevadas en zonas donde no había caído un copo en cincuenta años, para qué quieres más. Basta ver las noticias sobre las nevadas en la edición digital de éste y otros periódicos, llenas de comentarios graciosos negando el cambio climático. 

Los científicos, los meteorólogos, se esfuerzan en repetir las mismas explicaciones tras cada ola de frío: que una cosa es el tiempo y otra el clima; que pese a estos fríos el año en conjunto ha sido más caluroso de lo habitual; que este tiempo extremo e imprevisible puede ser una consecuencia del desarreglo global por el calentamiento… Pero da lo mismo, el escéptico se frota las manos, de frío y de regocijo, y repite sus consignas: “dónde está el calentamiento climático ese que decían, que no lo veo”. 

Yo comprendo que sea difícil entender que el tiempo se enfríe cuando el clima se calienta, y que cuanto más calentamiento, más frío. Sin embargo, es un fenómeno que se da en otros ámbitos, no sólo en el climatológico. Fíjense por ejemplo en el clima social español: con el calentón de crisis, despidos, EREs y paro desatado, uno esperaría una subida de la temperatura callejera, pero nada de eso. Al contrario: cuanto más se calienta el clima social, más frío hace en la calle y en las empresas, sin apenas conflictividad laboral, todos congelados en la paz social. 

Así que ya saben: abríguense, que el clima todavía se puede calentar más este año. El social y el otro.