Trabajar cansa

Las amistades peligrosas de Rajoy

"Nuestros aliados han de ser democracias que comparten valores de libertad y derechos humanos: Chile, Colombia o ahora Honduras." -Mariano Rajoy, presidente del PP- 

              

El líder de la oposición, Mariano Rajoy, critica las "amistades peligrosas" del gobierno español en política internacional. Es una muestra más de su sentido de la responsabilidad, que le impediría, si llega a presidente, relacionarse con gobernantes que no puedan presentarle una hoja de servicios sin tacha. 

Imagino que Rajoy no le daría ni los buenos días al presidente de un país donde hubiese asesinatos políticos y acoso a los medios independientes. Si encima ese presidente, su partido o sus colaboradores cercanos tuviesen vínculos con el narcotráfico y el terrorismo, supongo que Rajoy promovería su persecución judicial. 

Como no dudo de las convicciones democráticas del líder popular, quiero pensar que lo suyo es ignorancia. Sólo así se entiende que, frente a Venezuela, ofrezca a Colombia como modelo. Ayer dijo que sus aliados preferentes en América Latina serían Chile (tras ganar la derecha), Honduras ("ahora", aclaró, para dejar claro que se refiere a la Honduras salida del golpe), y Colombia. 

Imagino que sus asesores se habrán apresurado a advertirle que Colombia encabeza el ranking continental en violaciones de los derechos humanos, y en asesinatos de políticos, sindicalistas, activistas sociales, periodistas y población en general, como muestran las fosas comunes encontradas. Y que el gobierno colombiano tiene vínculos con el terrorismo mucho más sólidos y demostrados que los de Chávez con ETA: el escándalo de la parapolítica ha salpicado a decenas de congresistas, gobernadores, alcaldes y altos funcionarios del uribismo por sus vínculos con los paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia, grupo incluido en la listas europea y norteamericana de organizaciones terroristas. 

Espero que alguien de su entorno se lo advierta antes de que sea demasiado tarde. Dentro de dos semanas Rajoy tiene previsto visitar Colombia, y reunirse con el presidente Álvaro Uribe. Aunque claro, tal vez aprovechará el encuentro para "ponerlo en su sitio", como pide que el gobierno haga con Hugo Chávez. Lo veremos.