Trabajar cansa

Corro a hacerme un plan

"Los planes de pensiones no deben de ser tan malos cuando todos los gobiernos los han bonificado fiscalmente de forma generosa." -Miguel Sebastián, ministro de Industria- 

            

No entiendo por qué las entidades que comercializan planes de pensiones siguen gastando dinero en folletos y carteles para publicitar sus productos. Les bastaría con recortar la prensa del día y empapelar los ventanales de la sucursal con unas cuantas páginas de periódico. Quedaría cutre, pero sería mucho más eficaz para convencernos. 

Desde hace ya tiempo no hay semana en que los medios no incluyan varias noticias sobre el difícil futuro del sistema público de pensiones. Uno podría pensar que se trata de publicidad subliminal, que el mensaje oculto entre líneas es "corre y hazte un plan privado, que la cosa estará muy mal cuando te jubiles." Pero últimamente la cosa no tiene ya nada de subliminal. Al coro de expertos, seminarios, organismos internacionales y publicaciones que semanalmente pronostican el apocalipsis de la seguridad social, se suman ahora ministros y diputados recomendando planes privados. 

Ayer, por ejemplo, el Congreso de los Diputados se convirtió en el inesperado plató para el rodaje de un publirreportaje sobre estos productos. La confesión inicial del ministro de Trabajo hizo que muchos saliesen del armario, y no sólo reconociesen contar con un plan privado, sino que aconsejaran a los ciudadanos seguir su ejemplo. 

Imagino a los felices publicistas entrecomillando frases para su próxima campaña. Vean algunos ejemplos que, junto a las palabras de Corbacho, no pueden faltar en el folleto de cualquier banco. Durán Lleida: "Recomiendo que todos los que puedan se lo hagan, porque las pensiones serán bajas." Josu Erkoreka: "Yo tengo uno, porque las pensiones futuras no superarán probablemente el nivel mínimo imprescindible para vivir con dignidad." Celia Villalobos: "Yo incluso preparo uno para mis hijos." 

Les faltó añadir, a coro y sonriendo a la cámara: "¡Y eso que nosotros tenemos nuestro propio plan como diputados!" Eso sí, todos añadieron la coletilla: "Noooo, que nadie piense que no apostamos por la sostenibilidad del sistema público, no tiene nada que ver una cosa con la otra." No, claro.