¿Hará falta un atentado para legalizar Batasuna?

“ETA tendrá que posicionarse. Un atentado que rompiera esta apuesta vendría con una respuesta clara de la izquierda abertzale. Tenemos su compromiso.” -Pello Urizar, secretario general de EA-

 

Pasito a pasito, algo se mueve en Euskadi, y parece que podemos esperar acontecimientos. El mejor indicador de ello no son ni los pronunciamientos de la izquierda abertzale, ni el optimismo de Eguiguren, sino el nerviosismo de la derecha mediática y política, que antes de que pase nada ya lleva semanas advirtiendo contra engaños y treguas trampas. Cuando ciertos tertulianos insisten tanto en que Zapatero va a salvar la legislatura con una foto de entrega de armas, será que el río lleva agua.

Más allá de la cerrazón de algunos, es legítimo dudar de las intenciones de Batasuna y de la propia ETA, pues los precedentes no animan demasiado. Es cierto que la banda está extenuada, y que le cuesta sacar una furgoneta del garaje sin que le pillen; y Batasuna necesita recuperar visibilidad política. Pero si alguien cree que por ahí va a llegar sin más su desaparición, ya puede esperar sentado otra década. Nos guste o no, habrá que dar algún paso para desatascar la situación y facilitar el final. Y a falta de ganas para sentarse a la mesa con los terroristas, o de una tregua que siempre admitiría dudas, la opción parece la vuelta a la legalidad de una Batasuna que diera la espalda a ETA y la abocase a desaparecer.

¿Y hay alguna posibilidad de legalizar Batasuna? Por muchos documentos que presenten o alianzas que logren, no basta con apelar a las vías democráticas y pacíficas, pues eso y nada es lo mismo. Desde el otro lado se le exige un desmarque claro y una condena de ETA. Tanto se ha solemnizado en el pasado la importancia de la “condena” de los atentados, que parece que hoy todos estamos esperando a que ETA pegue un petardazo para que así Batasuna se retrate. Desde EA aseguran que tienen pactada una respuesta para tal caso.

¿Entonces? ¿Estamos dejando la solución al nudo en manos de ETA? ¿Hará falta que cometa un atentado para así dar la oportunidad a Batasuna de condenar el terrorismo, y de esa forma iniciar un proceso que culmine con la desaparición de la banda? ¿Prestaría así su último servicio a la causa? Parece demasiado retorcido.