Trabajar cansa

No es lo que parece, te lo explicaré, lo niego

"El nuevo informe policial es una mentira, y una mentira repetida mil veces sigue siendo una mentira." -Juan Cotino, Vicepresidente Tercero del Gobierno Valenciano-

.

El manual del buen adúltero dice en su primera página que, si tu pareja te pilla en infidelidad flagrante, puedes usar una de las tres respuestas clásicas: "No es lo que parece", "Puedo explicártelo ", y "Lo negaré todo". Hay que empezar por la primera, reforzarla con la segunda si no cuela, y recurrir a la tercera si no queda más remedio. No suele dar resultado, pero no se pierde nada por intentarlo, y al menos se gana tiempo para pensar algo mejor.

El Partido Popular valenciano ha aplicado el manual desde el primer día, pasando por las tres respuestas según se le iban cerrando salidas. Cuando aparecieron las primeras pruebas de su affaire con el Bigotes y compañía, puso cara seria y nos dijo: "No es lo que parece". La cosa tenía toda la pinta de una trama de financiación ilegal, pero ellos insistieron en que era un malentendido, no era lo que parecía.

Pasaron los meses y se acumularon grabaciones tórridas, facturas falsas y cuentas que no cuadraban, y como ya no había duda de que aquello era lo que parecía, pasaron a la segunda respuesta. Camps nos tomó la mano con ternura, y con una sonrisa aseguró: "Puedo explicártelo todo, cariño". Juró una y otra vez que él se pagaba los trajes, que la culpa era de unos aprovechados ajenos al partido que le habían echado algo en la bebida para llevarle a la cama, y que estaba deseando tener oportunidad de explicarlo todo, todo, todo.

Pero nada. Al final sólo le quedó la última salida, desesperada: "Lo negaré todo". Y ahí lleva meses, negándolo todo, denunciando conspiraciones y persecuciones, y ahora incluso amenazando a las vecinas para que no difundan el chisme de que le han pillado desnudo y en la cornisa: tras el último informe policial, el PP valenciano dice que actuará contra quienes "se hagan eco (del informe) sin dejar claro que se trata de una nueva manipulación política."

Ahora que los valencianos ya saben que se la han pegado, esperemos que no piquen con el único recurso que le queda al mentiroso, agotados los tres cartuchos: "Dame otra oportunidad, cariño, te prometo que no volverá a pasar."