Trabajar cansa

No todos merecen un plan de rescate

"Debemos recordar las desagradables consecuencias de no actuar a tiempo; ante las situaciones difíciles hay que actuar muy, muy rápidamente." -Timothy Geithner, Secretario del Tesoro de Estados Unidos-

.

Ya que se habla tanto de rescates, les propongo un ejercicio de agudeza visual, un pasatiempo para el domingo: en la siguiente lista de bancos, empresas, sectores económicos y países rescatados en los últimos dos años, se han colado dos intrusos, dos gazapos, dos que no han merecido un generoso plan de rescate pese a su situación dramática. Ahí va la lista, en orden alfabético, a ver si los encuentran:

AIG, autopistas españolas de peaje, Bank of America, BNP Paribas, Bradford & Bingley, cajas de ahorros españolas, Capital One, Chrysler, Citigroup, ciudadanos hipotecados en riesgo de embargo, Commerzbank, Dubai World, Fannie Mae, Freddie Mac, Fortis, General Motors, Goldman Sachs, Grecia, Haití, HBOS, Hypo Real Estate, industria automovilística, Irlanda y todos sus bancos, Islandia y todos sus bancos, JPMorgan Chase, Letonia, Lloyds TSB, Merril Lynch, Morgan Stanley, Northern Rock, Royal Bank of Scotland, UBS, US Bancorp, Wells Fargo, WestLB...

Uf, esperen que tome aire... No es ni mucho menos una lista exhaustiva, sólo están los principales, pues faltan centenares de pequeños bancos en Estados Unidos y Europa, así como aseguradoras, empresas de inversión, agencias hipotecarias, inmobiliarias y otros sectores que han recibido ayudas estatales, han sido parcial o totalmente nacionalizados, han protagonizado planes de estímulo o recibido beneficios y ventajas para pasar el mal momento, reestructurarse, limpiar activos tóxicos, o conseguir financiación fácil y barata.

Ni se sabe lo que nos hemos gastado en lo que va de crisis. Hay estimaciones que calculan que en todo el mundo se han fundido más de 3,5 billones de dólares en planes de rescate, y otros 9 billones en planes de estímulo, sumando más de una quinta parte del PIB mundial.

Es decir, que por dinero no será, que cuando hace falta se saca de donde sea. Y bien, ¿han descubierto ya los dos gazapos, cuáles son los dos casos críticos que no han merecido un buen plan de rescate (y no valen unas ayuditas ni promesas, sino un plan de rescate como tal) que los saque del agujero? Vale, llámenme demagogo si quieren.