Trabajar cansa

A ver si al menos perdemos por la mínima

"El año 2011 también será difícil para el empleo; podríamos estar cerca de tocar suelo, aunque la recuperación todavía está lejana." -Francisco Aranda, presidente de la patronal de ETT Agett-

.

Una vez conocido el dato de paro anual, ya tenemos completo el resumen macroeconómico de 2010, que a grandes rasgos queda tal que así: en un plato de la balanza nos encontramos con 4.100.073 parados (que la EPA elevará en medio millón más); sueldos que aumentan un 1,35% de media, congelados para muchos y recortados para otros, perdiendo poder adquisitivo en todos los casos al estar por debajo de la inflación; subidas de luz, gas y transportes; caída acumulada del 6% en la riqueza media de las familias en cuatro años; y una tasa de riesgo de pobreza que ya pasó del 20%.

En el otro plato de la balanza las grandes fortunas, para las que una gran crisis no significa perder sino ver que sus ganancias no crecen tanto como otros años (pero aumentan): los más ricos ganaron en bolsa, a través de sus participaciones y sus sociedades de inversión, 2.748 millones en 2010, un 8,6% más que el año anterior, cuando ya habían visto crecer su beneficio un 27%. Además, la renta de las familias más ricas creció en un 6,5% en cuatro años. Y la gran banca, pese a las dudas sobre su solidez, siguió repartiendo dividendos.

Esto en el ámbito macroeconómico, porque en el micro no hace falta que les cuente. Cada uno ya sabe cómo le va, pero imagino que muchos de ustedes estarán entre ese 41% que, según el último barómetro del CIS, tiene los problemas económicos como primera preocupación personal.

Ya sé que hay otros datos a tener en cuenta, y que esto es una simplificación del paisaje social, pero lo miren por donde lo miren el resultado es el mismo: mayor desigualdad. Un país no sólo más pobre, sino sobre todo más desigual, donde los de abajo están un poco más abajo, y los de arriba se mantienen o suben, aumentando la brecha.

En términos deportivos diríamos que los trabajadores hemos perdido en 2010 por goleada, y encadenamos varios años de derrotas, aunque no fuesen tan contundentes como ésta última. ¿Y en 2011? Los pronósticos son tan derrotistas que muchos nos conformaríamos si, ya que no ganaremos ni rascaremos un empate, por lo menos no encajamos otra goleada así.