Trabajar cansa

El PP nos vende su crecepelo

"Queremos que la gente empiece a ver la luz al final del túnel, y creemos que el Partido Popular puede poner esa luz." -Soraya Sáenz de Santamaría, portavoz del PP en el Congreso-

.

Hablábamos ayer de vendedores de mercancía escacharrada, y mira por dónde que este fin de semana hay toda una feria: el Partido Popular celebra en Sevilla su Convención Nacional, con el lema "Puedes confiar", y la cosa más que de trileros o estafadores tiene toda la pinta de reunión de vendedores de crecepelos y pócimas milagrosas de ésas que voceaban por los pueblos y que prometían curar todos los males.

La pócima que nos quiere vender el PP, y que desde ayer anuncia a gritos por si picamos, te lo arregla todo: el reuma, la tensión alta, las verrugas, el mal aliento y además supera la crisis económica, salva el estado de bienestar, hace funcionar mejor las instituciones y regenera la democracia, según prometen en los folletos comerciales que han repartido días antes.

Si atiendes a lo que dicen los vendedores sobre los carromatos te da el subidón, se te pasa la depre de la mala racha que llevamos: en la Convención prometen que con su fórmula habrá empleo, crecimiento, austeridad sin recorte de derechos, políticas sociales garantizadas, mayor eficacia administrativa, igualdad de derechos, justicia despolitizada, transparencia pública, y hasta cuidado medioambiental con "un desarrollo equilibrado con el medio natural y capaz de generar riqueza, progreso, actividad económica y calidad de vida." ¡Denme ahora mismo dos botellas de ese jarabe, que me lo bebo entero!

Ah, un momento: el entusiasmo se te enfría bastante cuando llegas a casa y te lees bien el prospecto. Ahí ya los principios activos no parecen tan fiables, y sospechamos si nos han vendido agua del grifo o algo peor: Aguirre hablando de transparencia en la gestión pública (ella tan transparente siempre), Mayor Oreja con una ponencia sobre familia (la auténtica, no acepte imitaciones), y Francisco Camps ¡con una ponencia titulada "Humanizar la salud", él que es el avanzado de la privatización sanitaria en España!

Total, que otra vez nos la han vuelto a pegar, y verteremos la pócima por el fregadero, no sea que nos la bebamos y, encima que no nos crece el pelo ni nos pone guapos, nos acabe dando cagalera.