Trabajar cansa

Si cumplen estos requisitos, tenemos más

"Espero que esta resolución les haga romper de forma mucho más clara con ETA y avanzar con más decisión hacia la democracia." -Patxi López, lehendakari vasco-

.

O el mundo se está volviendo un lugar previsible, o yo estoy en racha, porque estos días me he ganado varias cenas apostando a que atacarían Libia, que Portugal caería y Sortu no sería legalizada. Vale, tienen razón, eran tres predicciones a cuál más fácil.

Lo de Sortu estaba cantado, pues el Supremo ha sido inflexible hasta ahora. Eso sí, aunque se han dado prisa, han estado más divididos que nunca: 9 a 7, lo que prueba que la justicia no es una ciencia exacta. Si tenemos en cuenta que en las Europeas ilegalizaron Iniciativa Internacionalista con un margen mayor, 11 a 5, y sin votos particulares, y luego el Constitucional lo corrigió, una elemental regla de tres nos dice que Sortu debería ser legal.

Pero claro, confiar en los plazos del Constitucional es mucho confiar, así que por ahora lo único que tenemos es otra puerta cerrada. Y más aún: la promesa de actuar si intentan otra vía, sean agrupaciones de electores o en las listas de un partido legal. Así, el mensaje que les mandamos está claro: todo lo que habéis hecho y dicho no es suficiente, hace falta más.

Primero dijimos que había que rechazar la violencia, y lo hicieron. Después, que se desmarcaran de ETA, y lo pusieron en sus estatutos. Añadimos la condición de que no hubiera violencia, y hay un alto el fuego permanente. Cumplidos todos los requisitos, les pedimos más: que además de rechazar, condenen; que extiendan esa condena al pasado; y que desaparezca ETA.

Imagino que la capacidad de tragar sapos de la izquierda abertzale no es infinita, y supongo que no tendrán mucha confianza en que cumpliendo las nuevas exigencias vayan a ser legalizados. Visto lo visto, lo previsible es que luego vengan nuevos requisitos. Y además, digan lo que digan, siempre quedará el último comodín: acusarles de mentir. "Ah, sí, condenan pero no es sincero"; "vale, ETA se disuelve, pero es una disolución-trampa."

De tanto tirar, corremos el riesgo de romper la cuerda: que llegue un momento en que algunos se harten y digan que por este camino no hay nada que hacer, creen una escisión y echemos a perder lo conseguido.