Trabajar cansa

Imputados, imputaditos, imputadísimos

"En las listas valencianas hay dos, no más, por un tema muy menor, cuando otros tienen 35 o 50 por casos muy gordos." -María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP-

.

Ya sabemos que el Derecho no es una ciencia exacta, por lo que no extraña que la figura del imputado sea algo opinable. Por lo visto hay imputados, imputaditos e imputadísimos, desde el que tiene un pie en el trullo al que sólo pasaba por allí. De ahí que todos los partidos clamen contra su presencia en las listas, pero en las ajenas, que los de las propias son imputados pero poquito, imputadillos.

Hay quien propone legislar para que no haya imputados en las listas electorales. Aparte del problema que tendrían algunos para completar las candidaturas, teniendo en cuenta que en los últimos cinco años van ya más de 800 imputaciones por corrupción, hay quien ve injusto meter en el mismo saco a chorizos con trienios y a políticos que tal vez han cometido un error pero sin mala intención, y prefieren estudiar caso por caso.

También hay quien sostiene que la imputación es en realidad una garantía para ejercer la defensa, algo que, aplicado a determinados sospechosos, suena a broma. No digo que no haya casos así, y por supuesto hay imputaciones que luego quedan en nada, pero en algún punto hay que poner la raya, porque la presunción de inocencia vale para todos, y también hay procesados que acaban absueltos, y condenados que sólo se consideran en firme cuando han agotado todos los recursos.

Si vamos caso por caso, y el escrutinio lo hace el propio partido, ya saben lo que pasa, que nadie encuentra feos a sus hijos, y actúa la ley del embudo. Como con los tránsfugas, que también admiten excepciones y los propios siempre son transfuguitas.

Al final todos claman contra la corrupción, pero la de los demás, y se quitan de un soplido la viga en el ojo, mientras Esperanza Aguirre da lecciones de limpieza. A falta de otra cosa, somos los votantes los que tenemos que mirar bien las listas y decidir si son imputados, imputaditos o imputadísimos. Aunque, para ayudarnos, ya podían pasarle a todas las listas la lupa ésa con la que revisan las de Bildu. Sospecho que más de una candidatura saldría ardiendo si le acercasen una lente de aumento.