Trabajar cansa

Minitrabajos maxibasura

 

Si creían que con los contratos basura y el trabajo precario ya lo habían visto todo en materia de deterioro laboral, agárrense que vienen curvas: los minijobs. El nombre con que nos venden el invento debe de ser cosa de algún propagandista hábil, porque da hasta ternura, como una mascota. "Cariño, he conseguido un minijob". "Ay, qué mono, qué chiquitín".

Es de temer que lo único mini que tengan sea el sueldo y los derechos sociales: 400 euros mensuales y menos cotizaciones. Todo lo demás será previsiblemente talla XXL: maxiprecariedad, maxiexplotación, maxidesprotección y maxibeneficio para la empresa. Vista la deriva del mercado laboral, los trabajos basura de toda la vida se convertirían en minitrabajos maxibasura. Si usted es de los que se queja de tener un trabajo de mierda, en adelante puede encontrarse con un minitrabajo de maximierda.

Por ahora los minijobs hacen mucha gracia, y ya circulan los primeros chistes, pero no es para risas. Si la CEOE y el próximo gobierno han echado a volar el globo sonda, échense cuerpo a tierra, porque últimamente todos los globos acaban aterrizando. Y los minijobs no sólo son un problema para los parados, pues la precariedad de unos acaba irradiándose a todos, ya que los salarios bajos, como el paro elevado, presionan al resto: si hay alguien dispuesto a cobrar 400 euros, dónde vas tú ganando 1.000, criatura. Por si no tenemos ya bastantes minisueldos y miniderechos, nos darán otro empujoncito.

Ah, esperen: que es un invento alemán, que allí lo implantaron en 2003. Si lo hacen ellos será bueno, que para eso son los campeones. Pues vale, pero aparte de que ni la situación de partida ni la mentalidad empresarial son las mismas en los dos países, y que aquí los minijobs se adaptarían a la idiosincrasia empresarial local, a los germanófilos les recomiendo una lectura: Con los perdedores del mejor de los mundos, el descenso del legendario periodista Günter Wallraff al infierno laboral que cada vez más alemanes conocen gracias a reformas como esa de los minijobs. Yo que ustedes me preparaba para maxirresistir.