El ejemplo británico

Ustedes verán, pero a mí que un periódico que se publica desde 1843, por muy sensacionalista y deleznable que sea, se haga el harakiri...