La trama mediática

Un día del demonio para Losantos

06-17.jpgFederico Jiménez Losantos comenzó su programa de ayer poniéndose la venda antes de tener la herida: "Milagro será que hoy yo no salga camino de Soto del Real para purgar con veinte años y un día el tremendo delito de haber dudado de la virtud de Gallardón", vaticinó el imputado más famoso de España. Apenas cuatro horas después supimos que, aunque exageraba en lo de su paso por la cárcel, tendrá que aflojar 36.000 euros al alcalde de Madrid por haber dicho de él que le daban igual los muertos y los heridos del 11-M. Tras la sentencia de la jueza Inmaculada Iglesias, el turolense dictó la suya: "En España no se puede hacer crítica política", lamentaba desde la web de Cope, donde también se ufanaba del "módico precio" por el que le había salido la injuria.
En Libertad Digital se apresuraban al rasgado de vestiduras por la condena a su vicepresidente: "La jueza Iglesias da la razón a Gallardón y crea un precedente contra la libertad de expresión", sostenía el diario de Internet en la segunda versión de su titular sobre la noticia. En la primera se omitía el apellido de la magistrada. Casualidades, las justas, y tampoco debe de serlo que la edición de Internet de El Mundo se limitara a una fría nota dando cuenta de la sentencia. Sin haberla visto, ya les puedo asegurar que en la edición de hoy en papel del diario de Pedro J. Ramírez el tratamiento será bien distinto.

La Razón, que también elegía en su versión digital un titular aséptico ("Losantos, condenado a indemnizar al alcalde de Madrid con 36.000 euros"), se recreaba, sin embargo, en el texto al recordar que los amigos políticos del locutor de Cope han tenido mucho que ver en la sentencia. Lean: "De las declaraciones de los populares Esperanza Aguirre, Eduardo Zaplana, Ángel Acebes que testificaron en el juicio, la jueza concluye que Losantos imputó a Gallardón ‘hechos falsos’, al decir que en el foro ABC el 7 de junio había dicho que ‘no hay que investigar el 11-M’, que había que olvidarlo y que intentaba tapar el 11-M". Por si alguien no había caído en la cuenta.

Y encima, Gallardón, favorito en el PP

Definitivamente, no fue el mejor día del azote de la radio episcopal, que tuvo que desayunarse con la encuesta de Sigma Dos para su periódico, El Mundo, que aseguraba que los votantes del Partido Popular prefieren como líder por aplastante mayoría a su bestia negra. "Gallardón aventaja ya en 10 puntos a Rajoy", titulaba el periódico, tratando de desviar el golpe hacia el máximo dirigente del PP. Pero el mismo sondeo reconocía que la crisis interna apenas había hecho mella en las expectativas electorales, dato que se calcaba en el pulsómetro de la Cadena SER, que en su web anunciaba: "PSOE y PP aparecen igualados en intención de voto". Podrán decir que llevamos el agua al molino propio, pero lo cierto es que todo eso parece refrendar algo que destacaba ayer el Publiscopio de este periódico: "La opinión de Pedro J. y Losantos no cuenta tanto". Tenía motivos Rajoy para aparecer sonriente en la primera página de La Razón. Y Gallardón, más.