La trama mediática

Rajoy pasa a cuartos con el gol de Cospedal

06-20.jpgMariano Rajoy ha pasado a los cuartos de final de Valencia como indiscutible primero de grupo. Su último gol, la elección de María Dolores de Cospedal como secretaria general del nuevo Partido Popular, ha quebrado hasta la resistencia de un antimarianista contumaz como el vicedirector de El Mundo, Casimiro García-Abadillo, que decía ayer en la mesa política del programa de Ana Rosa Quintana en Telecinco: "Me gusta mucho la elección. Habrá que reconocer que Rajoy ha salvado una etapa de dificultades tremenda". ¿Qué dirá hoy su jefe, Pedro J. Ramírez, en la edición de papel del periódico? De momento, en la versión digital, el titular sonaba a capitulación: "El PP cierra filas en torno al nuevo equipo de Rajoy después de meses de tensiones".

En la misma línea, Libertad Digital sacaba la esquinita de una bandera blanca a media tarde y se rendía a la evidencia con este titular: "Rajoy logra la primera ovación con la elección de Cospedal".

Cope, con el pie y el guión cambiados, hacía divertidos equilibrios para anotarse la exclusiva, remontándose nada menos que a marzo: "Hay que recordar que cuando pusimos encima de la mesa el nombre Cospedal, nos decían que era política ficción", presumía Ignacio Villa, director del informativo La Palestra. No decía el locutor que en este tiempo la cadena episcopal le ha atribuido el puesto ocupado por Cospedal a Alberto Ruiz-Gallardón, Javier Arenas o Esteban González Pons, entre no menos de una docena de barones.

En resumen, día de gloria para Mariano Rajoy, que con este golpe salvaba, incluso, el mal trago de ver en los titulares de sucesos su apellido a cuenta del primo arrestado por su presunta participación en un secuestro. ABC echaba un capote al gallego en este lance al recordar que "desde hace muchos años la familia no tiene ninguna relación con la persona detenida".

¿Losantos fuera?

Si tuviera algún interés, mañana les contaré qué tres pies le ha encontrado a este gato de la elección de Cospedal Federico Jiménez Losantos. Ayer parecía estar más ocupado en una información de Periodista Digital en la que se aseguraba: "Los obispos han tomado la decisión de no renovar a Federico Jiménez Losantos al frente de La Mañana de la Cope. El polémico locutor se saltó todas las barreras y se ha convertido en un problema para la Iglesia". La reacción del aludido fue decir que el autor de la noticia, José Manuel Vidal, "ha mentido como un bellaco, como un villano y, si tuviera dignidad, hoy presentaría su dimisión en el diario El Mundo [donde también colabora]".

Libertad Digital se sumaba también al desmentido, al apuntar al director del medio que ofrecía el supuesto scoop: "Alfonso Rojo difunde una noticia falsa sobre el contrato de Jiménez Losantos".

En la web de Cope, ni una palabra del asunto, aunque sí una nota de la Conferencia Episcopal en la que se leía: "Los obispos recuerdan que el Ideario de Cope, que señala como objetivos el servicio a la verdad, la libertad y el bien común, es para todos norma de orientación obligada". Interpreten ustedes.