La trama mediática

Haití necesita Biblias

Sí, iban a ser muchas cinco columnas consecutivas libres de los purines dialécticos de Juan Manuel de Prada. En los últimos que recogimos se lucía explicando que los progresistas beben para olvidar mientras los católicos empinan el codo para recordar su fe. Y por ahí vuelve en la deposición más reciente -ayer en ABC-, aunque esta vez la comparación no va sobre comportamientos etílicos sino sobre el modo de ayudar a un país destruido por un terremoto: "Frente a este activismo vanidoso en el que se zambullen las sociedades que necesitan ahogar las ladillas de la mala conciencia, se sitúa la caridad cristiana, que necesita -porque tiene fe en la Encarnación- encarnarse en el dolor del prójimo".

Aciertan si esta vindicación de la limosneja y el padrenuestro frente a la auténtica solidaridad y la cooperación les suena a la salida de pata de banco de cierto nuevo obispo de San Sebastián. Más munillista que Munilla, y aún cuando el campechano prelado corrió a medio desdecirse, De Prada no tiene empacho en afirmar que, efectivamente, lo de Haití es una anecdotilla al lado del descreimiento del orbe: "El Mátrix progre, engolfado en sus 'orgías solidarias', se revuelve furioso y escandalizado, porque no admite que se recuerden las enfermedades del alma, contra las que no vale todo el dinero del mundo". Marchando una tonelada de Biblias para Puerto Príncipe.

Pedro Jota y la hemeroteca

A la espera de nuevo material pradiano, que lo habrá, otro pastor de almas con más pedigrí y poder pide su ración de entrecomillados. Con lo fácil que es silbar a la vía cuando se tienen esqueletos en el armario, Pedro Jota se delataba así en su última epístola a los lectores de El Mundo: "Cualquiera puede consultar en las antologías y las hemerotecas casi 30 años ya de estas cartas, casi 1.500 artículos con mi nombre en el membrete, diciendo lo mismo domingo tras domingo desde el propio instante en que surgieron los GAL: Cuidado, cuidado. Todo eso es la antesala del fascismo".

La cosa es que ese trabajo de espeleología en sus escritos ya lo ha hecho José Díaz Herrera en la biografía no autorizada del riojano publicada por Foca. Y entre otras decenas de hallazgos, hay frases como estas: "La lucha contra ETA debe practicarse como una campaña de desratización, aplicando una serie de técnicas tan viejas como la historia misma del mundo. O acabamos con la plaga o la plaga acabará con aquello en cuanto creemos". ¿Antesala o sala?