La trama mediática

Aznar gana en Chile

Con la retaguardia hecha pepsicola, la Atapuerca mediática celebra como propia la victoria del conservador Sebastián Piñera en las presidenciales chilenas. "La transición de la dictadura de Augusto Pinochet a la democracia se ha completado ahora con la victoria de la derecha chilena en las urnas", sentencia ABC en un editorial que apenas se nota que es un refritillo de la chapa que se casca Florentino Portero en la página tres del vetusto diario. Con tanto espacio para lucirse, el presidente del club de fans español de Geoge W. Bush no se corta a la hora de atribuir el triunfo al fantástico escarmiento que supuso el pinochetismo: "Años de dictadura y represión habían mostrado los riesgos del radicalismo y enseñado la necesidad de avanzar desde la moderación". ¿Ven? A la larga es muy útil arrojar subversivos desde aviones en vuelo.

Pero que no se ponga farruco Piñera, que bien debe de saber que ni su pasta ni su programa le dieron la victoria. No, tampoco fue el recelo de los votantes ante el toro mil veces toreado que hizo de opositor. Si no es por el Superbigotón del Pisuerga, ná de ná. Lo dice, y además completamente en serio, La Razón: "Cabe recordar que Piñera contó con el apoyo decidido y entusiasta del presidente de FAES, José María Aznar, hasta el punto de participar en varios actos electorales. No sin motivo, Eduardo Frei protestó vivamente por la presencia de Aznar, consciente de que el prestigio en Chile del ex presidente del Gobierno español le reportaría votos decisivos a su rival. No se equivocó". En manifiesta injusticia, la prensa del país no dice ni media palabra al respecto en sus análisis poselectorales, pero usted, yo, y Paco Marhuenda sabemos que es así, y con eso nos sobra.

Curri celebra a Blas Infante

Con motivo pensará Rajoy que la próxima vez le podía ayudar a él el rey Midas de las urnas, que hasta ahora no ha hecho más que jo..robarle. Tal vez sea así. Antes deberá utilizar sus poderes en esa Andalucía que las encuestas dicen está a punto de caramelo para el eterno perdedor, Javier Arenas. No vean cómo ha elevado ese sondeo la cachondina de las plumas adictas. Ninguna, eso sí, ha marcado los registros que Curri Valenzuela, que acogió así la buena nueva en ABC: "Casi un siglo después de que Blas Infante exhortara a los andaluces a levantarse contra los caciques que impedían su prosperidad y ahogaban su libertad, la mayoría de sus paisanos están comenzando a hacerle caso".