ZP en la corte de Benedicto

¿Quién es ese de blanco que aparece en casi todas las portadas junto a Zapatero? De acuerdo, un mal chiste. De sobra saben que se trata de Benedicto XVI y, si vieron la primera página de La Razón ayer, también están al corriente del presunto capotón que Ratzinger le atizó al presidente español: “El Santo Padre destaca ante Zapatero el valor sagrado de la vida”. Lo curioso es que en el editorial de rigor había más miel que hiel para el visitante: “El presidente del Gobierno ha sabido mantener en todo momento una mesurada y cordial relación con la Santa Sede, desoyendo algunas voces conflictivas o beligerantes, porque eso es lo que pide la gran mayoría de los españoles”.

Con peor café, ABC titulaba en su primera “Zapatero oculta el reproche del Papa por el aborto” y añadía una línea más abajo: “El presidente despacha en media hora el trámite de la visita al Vaticano”. Vamos, que fue poco menos que una visita al dentista. ¿Para Zapatero? No, para el pontífice, que lo recibió, según nos enteramos en el editorial, como quien pasa la ITV: “La entrevista de ayer en el Vaticano -a la que Zapatero trató de restar relevancia al hacerla coincidir con una cita con Berlusconi- no va más allá del cumplimiento obligado de unas formas diplomáticas que la Santa Sede cuida desde hace siglos”.

¡Que viene la Reforma!

Probablemente en la misma creencia de que el encuentro fue cosa de poca chicha, El Mundo obvió en su primera al sucesor de Pedro y prefirió poner junto a Zapatero en su fotografía principal a Pablo Iglesias. ¿Lo haría a mala idea? Tiene toda la pinta porque el titular de apertura hablaba de algo que no le sería demasiado grato al fundador del PSOE: “Zapatero abarata el despido y quita poder a los sindicatos”, ruborizaba al presidente el diario de Pedro Jota. Para compensarlo, en el editorial le daba un azucarillo: “Una reforma algo tímida pero