La trama mediática

Servicios máximos

Últimos cartuchos por el no. Tremenda exclusiva de Libertad Digital: "CCOO compra pegamento y masilla una semana antes de la huelga general". ¿Cómo? Lo que leen y, de propina, estos dos huevos duros: "Este tipo de productos suelen ser empleados en las huelgas para impedir el acceso a los empleados que desean trabajar. Libertad Digital ha tenido acceso a una de las facturas". La Gaceta no se queda a la zaga en periodismo de investigación con orejeras: "RTVE anima a la huelga general desde sus espacios informativos", brama en primera. ¿Ana Blanco con una pegatina? Peor: se han atrevido a entrevistar a Méndez y Toxo en Los desayunos, como si eso tuviera alguna actualidad.

¿Y qué hace tanta gente en la calle con sus videocámaras? No son turistas japoneses. Vienen de parte de Jiménez Losantos, que pedía en su blog: "Si observa la violencia de una de esas pandillas facinerosas que se hacen llamar piquetes informativos, cuando son incapaces de informar de nada y a nadie le extrañaría que escribieran 'huelga' sin hache, grábelo. Cualquier fechoría, grábela con su móvil, en foto o en vídeo. Grábelo y súbalo a YouTube". El autor de la idea es, en realidad, un ahijado postizo del turolense llamado Juan Ramón Rallo, que las gasta así: "Hoy deberíamos observar los 'servicios máximos' y los piquetes antiproletarios como lo que son: un corte general de las comunicaciones y una inoculación de amenazantes virus en los centros de trabajo", se desgañitaba.

La Iglesia dice no

Hay ganas de que esto acabe en apocalipsis. El Mundo aporta su granito en primera: "Los sindicatos recurren a la amenaza por miedo al fracaso", advierte y remite a un editorial de un tercio de página. Tranquilos, no hace falta leerlo entero. Basta el titular: "Una huelga inútil, impopular y perjudicial".

Todo eso, y encima, atenta contra la santa madre Iglesia, apunta, ideario en mano, el editorialista de Cope: "La huelga que, en todo caso, siempre debe considerarse como un recurso extremo en una situación también extrema y una vez agotados otros medios pacíficos, como recuerda la Doctrina Social de la Iglesia".

Y para colmo, la convocan en miércoles. Gato encerradísimo, según el perspicaz Ignacio Ruiz-Quintano en ABC: "Los sindicatos han tenido el buen gusto de señalarla en miércoles, a fin de que los huelguistas puedan organizar un 'puente de la Huelga', que anticipa los puentes del Pilar, de la Inmaculada y de la Constitución".