La trama mediática

El partido de la tisana

Culo veo, culo quiero, en las cocinas de Carpetovetonia se cuela y recuela la caspa ideológica en gruesos calcetines de lana a ver si les sale una versión cañí del té que da nombre, allende el océano, a la panda de montaraces requeteneocons. reconozcamos que el editorialista de Libertad Digital se da buena mano en las filtraciones ponzoñosas: "Estamos en los peores momentos de nuestra historia democrática y contamos con una de las peores clases políticas posibles. Dependerá, pues, de los ciudadanos, de su capacidad de rebelión y movilización, el que las cosas puedan cambiar a mejor". Queda inaugurado el partido de la tisana.

El jaleo va a venir con la paternidad del plagio. A través de su recadero Ignacio Peyró, La Gaceta reclama para sí la patente: "La Gaceta, de momento, ha conseguido que la derecha española se atreva a decir su propio nombre". Carlos Dávila, director de la cosa, lo expresa de un modo más racial, sin olvidar el estoque a Zapatero, que hace las veces de Obama en la rancia infusión patria: "Si este individuo es una pesadilla que ha provocado una crisis institucional, territorial y económica sin precedentes, ¿nos vamos a callar? Pues tururú con acento en la u. Ni ‘Torquemada’ De la Vega nos va a silenciar, lo intenta pero no puede".

En La Razón, caldo de gaviota

En La Razón, allá donde el azul ultramar vira a celeste, prefieren no probar nuevas recetas. Con el caldo de gaviota, les va bien. Aquí tienen una taza servida por su editorialista con los posos de la tradicional encuestita de los lunes: "El estado de la opinión pública es concluyente. El sondeo de NC Report para La Razón refleja un sentir mayoritario hacia un cambio de Gobierno, incluido un relevo en el liderazgo socialista". Según el hechicero de la tribu razonesca, el 80 por ciento de los españoles quieren un cambio de Gobierno. La semana que viene, un 140.

Y peores números habrá para la ministra de Igualdad, declarada lo peor de entre lo malo, y contra la que se despachaba así Martín Prieto: "Bibiana Aído dijo al tomar posesión que se iba a dejar la piel en el cargo. Debió referirse al cutis de sus congéneres, asesinadas como nunca desde que existe su Ministerio".

Sin tiempo para la digestión, desde ABC Juan Manuel De Prada nos envía una radiografía de su mente en una columna sobre educación: "[Los padres] claman contra el sistema educativo. Que es como si el sifilítico clamara contra el treponema, camino del burdel".