La trama mediática

Rubalcaba, suma y sigue

Está dura la competencia en territorio amarillo por ver quién le cuelga a Pérez Rubalcaba el sambenito más gordo. Hasta el momento de redactar estas líneas, la clasificación provisional de la guantada al superministro la lidera la vieja gloria del sermoneo José María Carrascal, que ayer comparó en ABC al de Solares con... Mejor que lo vean ustedes: "Con 'los judíos son los causantes de todos los males de este mundo' y 'los eslavos son una raza inferior', Hitler aniquiló a millones de ellos. Y ahora nos sale don Alfredo a descubrirnos el gen machista de los peperos. ¿Habrá que eliminarlos también?"

Más clásico, Gabriel Albiac tira -también en el vetusto diario- del manido paralelo con Fouché, padre putativo del espionaje moderno. "La imagen de Fouché me vuelve, desde el día en el cual el gestor de tinieblas Rubalcaba, fue ascendido a guardaespaldas de Zapatero. La gran perversidad de Estado -Talleyrand- no está al alcance de un cualquiera. Sí, la administración de alcantarillas", escribía el provocador de bostezos.

Necesitado de ser siempre más original, el percusionista de La Razón César Vidal dejaba a Rubalcaba en segundo plano y elegía como alter ego histórico de Zapatero al príncipe siciliano Lampedusa. He aquí la explicación: "Vuelve a dirigir el timón hacia las playas del paraíso de la izquierda situando en Trabajo a un huelguista que lidió con aquel escándalo de la UGT que fue la PSV y en Medio Ambiente a una comunista que era capaz de chuparle cámara al mismísimo obispo de Córdoba".

Libertad Digital contra Wikileaks

Tras esos alardes de erudición, llega la decepción encarnada por el editorialista de El Mundo, que a estas alturas descubre la gaseosa. Lean: "El encumbramiento de Rubalcaba y la designación de Jáuregui como ministro de la Presidencia también forman parte de unos movimientos en relación con ETA". Escrito ayer, se lo juro.

Mejor si cambiamos de asunto. En realidad, peor, porque no creo que les deje indiferentes este alegato de Libertad Digital a favor del ocultamiento de la tortura y los asesinatos sistemáticos: "La filtración de Wikileaks, obsesiones ideológicas al margen, debería ser observada como lo que es: un misil dirigido contra la estrategia de defensa de Occidente en general y de Estados Unidos en particular". El corolario lo pone desde La Gaceta, Carlos Dávila: "En el Periodismo se están volcando los que más tienen que callar, los que tienen la lengua más sucia". Y tanto.