La trama mediática

Sol... y sombra

Frente a la indignación callejera, sulfuración en la prensa de choque, que está al borde de la apoplejía. "Boicot a la democracia", aúlla La Razón en primera y, con tembleque de rodillas pone nombre a su canguelo: "A por la III República". "Movimiento manipulado", denuncia el editorialista, antes de enseñar la patita gaviotil: "La izquierda ha edulcorado la realidad de una movilización no espontánea, de carácter involucionista, que persigue perturbar unas elecciones que tienen un pronóstico favorable al PP".

Ocurrente, Cristina López Schlichting pone precio a lo que provoca sus desvelos bienpensantes: "Cuarenta euros cuesta un megáfono para manifestarse. Los anuncian por internet y mi vecino acaba de comprarse uno. La democracia real, el final de la injusticia social, el palo para los ricos, el poder de la calle, el fin de las instituciones. Por cuarenta euros ¿Es que no te los dan tus viejos?" El remate, a cargo del eterno segundón Alfonso Merlos: "Estos agitadores son los hermanos pequeños de aquellos, trasteando el twitter, brujuleando en el facebook, igualados en el analfabetismo y en el botellón".

Entre Lenin y Rubalcaba

Histérica, La Gaceta anuncia el "Desafío total de los indignados", y un perla que dice ser historiador y llamarse Fernando Díaz Villanueva vende una lección al peso: "Una de las tácticas que Lenin recomendó a los mandarines del Partido Bolchevique para hacerse con el poder consistía en montar organizaciones pantalla, aparentemente no relacionadas con el partido, que habrían de servir para llegar a nuevos graneros de votos".

¿Lenin? Llámenlo Pérez Rubalcaba, convertido en caricatura por Mingote para una pinturera portada de ABC. "No es necesario que quienes protestan estén a nuestro favor. Basta con que lo parezca", dice el monigote. Pero el editorialista del rancio diario no está receptivo a los chistes. Lo que quiere es un buen escarmiento a los revoltosos: "Convendría recordar al titular de Interior que la Policía no está para filosofar, sino para hacer cumplir la ley electoral y llegado el caso, dados los planes de los antisistema- proteger mañana la jornada de reflexión".

Con la puntilla, Jiménez Losantos desde El Mundo con replay en EsRadio: "No he visto en la barahúnda de esa Democracia Real Ya ni una sola referencia al pacto del Gobierno con ETA para meter a los asesinos en las instituciones". Faltaba eso, claro.