La trama mediática

19-J, asalto final

Con vocación de guía del ocio, La Razón anuncia en primera un disco y una película. Ilustrado con la imagen de una lideresa lacrimante, el LP se titula "Más Aguirre que nunca". Perfecto complemento para el film promocionado: "19-J, asalto final: del Parlament al Congreso". Media docena de críticos listillos nos hacen su reseña. Miren lo que dice, por ejemplo, Alfonso Ussía: "Indigno e indignante. Fuera caretas de indignados. Lo del 15 de mayo se ha convertido en un descarado y programado -además de violento-, plan de la izquierda radical, de okupas y antisistema". Eso, sobre el reparto. Del director habla José Antonio Vera: "Los perroflautas consideran a Rubalcaba un colega más porque deja 'okupar' la calle y les anima en la lucha antisistema".

El argumento está en las páginas de La Gaceta: "Cinco grandes manifestaciones de sediciosos bloquearán totalmente el domingo Madrid". Más detalles, en ABC: "La policía teme una marcha de 50.000 indignados sobre Madrid". José María Carrascal afina la sinopsis: "La democracia representativa está en estado de sitio, por dejación de la autoridad competente".

Tal vez piensen que es, sin más, una de mamporros. Qué va. Según el filosofador de Libertad Digital, Agapito Maestre, hay un mensaje muy profundo, casi de pozo séptico: "Esa violencia es una prueba más de que es posible la redención por la sangre. Esa vieja idea pagana, que la civilización cristiana no ha logrado vencer, se ha enseñoreado por todo el siglo veinte, y amenaza con arruinar el actual".

Dragó, con los buenos

Está claro quiénes son los buenos y quiénes los malos, pero si tienen dudas, vean a quién jaleará desde la butaca el columnero de El Mundo Fernando Sánchez-Dragó: "Cerré filas con De Gaulle frente a los galopines del mayo francés y las habría cerrado con los legitimistas borbónicos en 1789 y con los mencheviques, los zaristas y los rusos blancos en 1917 si en tales fechas hubiese estado en edad de merecer".

Como propina, la crítica del episodio anterior, también en el Pedro Jota Post, a cargo de Federico Jiménez Losantos: "Cataluña es el paraíso del okupa, la Ítaca del antisistema, la meca del burka, el modelo de una permisividad delictuosa abocada a la apoteosis delictiva. ¿Cómo extrañarnos de que la tribu okupa, convertida en guerrilla urbana, ataque parlamentos, agreda diputados y acogote a las fuerzas del orden?" Promete, ¿no?