La trama mediática

La caverna no llora

Diestralandia no cree en las lágrimas. Lo suyo es el pelo en pecho, el regüeldo y la bravata con correajes. "¿Tienen los dirigentes del PSOE alma de modistilla?", se pregunta el duro entre los duros Carlos Herrera en su videoblog de ABC antes de responder... con otra pregunta: "¿A los actos de la política se va llorado de casa o hay que poner el llanto como arma sensiblera a favor de la propaganda?". Desde las páginas del vetusto de las 35.000 portadas (casi la mitad, brazo derecho en alto con la palma extendida y la cara al sol), Tomás Cuesta sentencia: "Son tantos los padres de la paz que el que no corre vuela y quien no llora no mama".

Martín Prieto, siete machos de la pluma, pontifica en La Razón: "No es imprescindible que Rubalcaba o Patxi López se suban a los arengarios para llorar como Magdalenas". José Antonio Vera, corazón blindado, se suma al desprecio de los blandengues: "Llevamos varios días viendo ministros lloriquear y decir que lo único importante de verdad son las víctimas, pero a la hora de la verdad los honores se los llevan los batasunos. Así que menos lloriqueos y más cumplir con las víctimas".

Antifranquistas, qué asco

Semper plus ultra, el poetastro de Libertad Digital que, valiente él, se esconde tras un seudónimo, una capucha y unas gafas de sol, se adorna: "Lloran como doncellas desvirgadas; / se ahogan en pucheros mujeriles. / Lloran con gimoteos infantiles / de lágrimas profusas y colmadas / Lloran como un bebé, como una abuela, / como maruja en la telenovela, / como quien pela miles de cebollas... / Lloran a discreción y sin sigilo, / exactamente igual que el cocodrilo. / Y nos quieren tomar por gilipollas". Fray-Josepho es el apodo del bardo insultón. Al ladito, Pío Moa titula "Lágrimas de agradecimiento" y se explaya: "He explicado muchas veces la raíz de esta identificación esencial ETA-PSOE: ambos son socialistas y por ello antidemocráticos, antifranquistas y antiespañoles". Antifranquistas, eso le joroba al exterrorista.

En La Gaceta, que sigue siendo un cajón desastre embrollado, más ripios firmados con alias. Monsieur de Sans-Foy se hace llamar un tipo que le viene a reír la gracia de los idiotas a González Pons. A reírla, y a completarla. Todo esto son los que votarán PSOE el 20-N: "Son, acaso, descarriados, / badulaques, alelados / mendrugos, algo pazguatos / papanatas, papanatos / mamelucos y pasmados".