La trama mediática

Merkajoy

Faltaban los violines en la primera de La Razón, presidida por la tierna imagen de Ángela y Mariano cogiditos de la mano caminando hacia el porvenir. "Mano a mano contra la crisis", rezaba la leyenda explicativa de la natillosa instantánea. El titular de letras gordas, sin embargo, se ponía más solemne: "Alianza contra la crisis". ¿Exagerado? Pues en el interior el sabio José María Marco se pasaba de frenada y hablaba de "Eje Hispano-alemán". Pobre marido de Carla Bruni, que ha quedado excluido del anagrama de poder europeo. Ya no existe "Merkozy". Ahora es Merkajoy. Chúpate esa, zapatitos.
Cuerpo a tierra, que vienen los amiguitos del ninot indultat dos meses antes de las Fallas. Carlos Dávila no tiene bigote, pero también le quiere un huevo a Camps, como demuestra en su recuadrito sombreado de La Gaceta, donde sale a defenderlo en plan primo de Zumosol: "Para el PSOE, ya se ve, el fin justifica los medios más cerdos. Ellos están contentos: matan (digo políticamente, no hablo del GAL) y han dinamitado a un hombre. ¿Cómo pueden sujetos tan indeseables cobrar de nuestros impuestos?".

Camps al descubierto... en ABC

En ABC también siguen con la martingala del calvario, pero en cuanto se descuidan, enseñan la patita. En la vetusta casa se sabe perfectamente quién y qué es Camps. Y no lo escribe un espontáneo, sino Ignacio Camacho, uno de los responsables de la línea editorial: "Su carrera ha quedado calcinada por la evidencia de sus amistades peligrosas, sus relaciones descuidadas y una gestión derrochadora que ha quebrado la Administración autonómica". Aun así, lo sacan bajo palio.
Son esas contradicciones de la rancia cabecera. También sostenía que los verificadores de la liquidación por cese de negocio de ETA eran una panda de cantamañanas. Pero como en su informe dicen algo que conviene a la causa, les regalan un titular de talla grande: "Los verificadores constatan que ETA sigue activa y armada". Eso hay que celebrarlo, ¿eh?
Fin de fiesta en El Mundo, con Federico Jiménez Losantos comparando un merengue con una gaviota: "Tanto el Madrid como el PP, con horas de diferencia, han demostrado que no hay maldición que 100 años dure y que ambos pueden hacer lo que tienen que hacer, sea defender unos colores y jugar al fútbol, sea defender unas ideas ante la opinión pública y actuar desde el Gobierno y el Parlamento para convertirlas en leyes". ¡Penalti!