Tres por semana

Resacoso y ¿cachondo?

"Si, así como suena, que salgo y bebo y al día siguiente estoy encendido como un tea. Pero no podéis imaginar cuánto... Y no, no es porque como no me como un colín estoy que me salgo. Es una cosa que me ha pasado siempre. Puedo tener una resaca de miedo, de esas que te da la luz y del bofetón te caes al suelo, y ahí está mi líbido, como un faro, reclamando la atención de todo el planeta. Y no es que la resaca me ponga cachondo, eh? Es que cuando estoy con resaca estoy cachondo".

hangEso es lo que dice Don Otto Más en su mariblog. Pero no es el único. A raíz de la conversación con un amigo, que comentó que había empezado a tener fantasías sexuales -un día que arrastraba una tremenda resaca- leyendo en el metro la columna de la coautora de este blog, empecé a descubrir que, uno tras otro, casi todos los hombres que me rodean coinciden en los síntomas (lo sé de oídas, claro) : están más empalmados y excitados a la mañana siguiente de haberse quedado KO por el alcohol.

Las amigas tienen respuestas menos contundentes y más ambiguas: algunas sí, la mayoría no. De hecho, muchas ponen cara de sorpresa y aseguran que no lo habían pensado nunca.

¿Y tú? ¿A ti se te despierta la libido cuando mentalmente no puedes con tu alma? ¿Tienes idea de por qué? A lo mejor hoy, que es lunes, te queda algo de alcohol por las venas...