Opinion · Verdad Justicia Reparación

A 40 años de los últimos fusilamientos

El próximo 27 de septiembre se cumple el 40 aniversario de los últimos cinco fusilamientos de luchadores antifranquistas llevados a cabo por la dictadura, tras varios consejos de guerra calificados por la judicatura internacional como de “farsa siniestra”. Apenas dos meses después, el 20 de noviembre, moría el dictador. Por tal motivo se dice, con rigurosa precisión, que Franco entró en la historia matando el 18 de julio de 1936 y se despidió igualmente matando.

Y es que el llamado tardo franquismo no fue un camino de rosas. En ese mismo año de 1975, las fuerzas represivas del régimen, Policía Armada, Brigada Político Social y Guardia Civil, asesinaron en diversas circunstancias hasta 28 personas. El jefe de gobierno de aquel entonces era por cierto Carlos Arias Navarro, personaje siniestro que durante la Guerra Civil se ganó el apodo de “Carnicero de Málaga”, ciudad de la que fue Fiscal Militar y en la que dejó 4.300 fusilados en pocos meses de 1937.

Acto homenaje el próximo 26 de septiembre

El sábado 26 de septiembre se celebrará en Madrid un acto de memoria y en homenaje a los cinco fusilados: Xosé Humberto Baena, José Luis Sánchez-Bravo, Ramón García Sanz, Ángel Otaegi y Ion Paredes Manot, militantes del FRAP y de ETA. Memoria y homenaje que, lógicamente, se hace extensivo a todos los resistentes que dieron su vida y sufrieron la represión por luchar contra la dictadura y por la libertad.

Recordaremos que, de principio a fin, el franquismo y todos los suyos fueron tremendamente iguales a sí mismos. Ellos y sus sucesores, hoy en el gobierno, lo saben y ejercen de tales. Nosotros, los resistentes de ayer y de hoy lo sabemos también y seguimos ejerciendo nuestro derecho a la resistencia, a pesar de las nuevas formas de represión política, tales como la reciente Ley Mordaza, que no conseguirán silenciarnos.

Nos vemos el 26 de septiembre a las 19h, en el Auditorio “Marcelino Camacho” de CCOO, c/ Lope de Vega 40 de Madrid.