Opinion · Verdad Justicia Reparación

Queridas candidaturas (lista de deseos sobre memoria histórica)

Luis Suárez,
miembro de La Comuna

Los siempre inspirados designios electorales de este gobierno marianista han hecho felizmente casi coincidir las próximas elecciones generales con la navidad. Gracias a ello, la ciudadanía puede ahorrar esfuerzos a la hora de elaborar su lista de los deseos, unificando la carta a los Reyes Magos, o en el caso de las personas republicanas, a Papá Noel o a cualquier otro superhéroe o fuerza providencial de devoción personal, con la lista de aspiraciones dirigidas, aunque solo sea en el fuero interno de cada cual, a los partidos y candidaturas electorales.

Por mi parte he decidido hacer lo propio, con una lista de los deseos que como víctima directa del terrorismo de estado franquista, y activista de la memoria democrática, elevo respetuosamente a las candidaturas, partiendo, entre otras referencias, de la Ley de la Memoria Histórica del año 2007, de la carta a los partidos resultante del Encuentro Estatal de Colectivos de Memoria Histórica y de Víctimas del Franquismo celebrado el pasado 17 de octubre, así como de los Informes de Naciones Unidas sobre el Estado Español en materia de Desapariciones Forzadas o Involuntarias, y sobre la Promoción de la Verdad, la Justicia, la Reparación y las Garantías de No Repetición.

He aquí un resumen de lo que haría en esta materia un gobierno democrático; no incluyo las medidas detalladas, pues, dado que en este campo prácticamente está todo por hacer, sería una carta demasiado larga, y ustedes tienen sin duda muchas otras peticiones que leer.

 

CONOCER Y DOCUMENTAR TODA LA VERDAD YA

Libre acceso a todos los archivos públicos y privados relacionados con la guerra civil y la represión franquista.

Amparo judicial y financiero para exhumar todas las fosas comunes, tanto fuera como dentro de España.

Investigación exhaustiva para la identificación y localización de los bebés robados desde 1936.

 

APLICAR A FONDO LA LEGALIDAD DEMOCRÁTICA

Declaración de nulidad de todas las acciones y resoluciones judiciales o administrativas de carácter represivo del régimen franquista.

Anulación/Derogación de la Ley de Amnistía de 1977.

Ratificación de la «Convención sobre la imprescriptibilidad de los crímenes de guerra y de los crímenes de lesa humanidad».

Derogación de la Ley Orgánica 1/2014, por medio de la que se modificó el ámbito competencial de nuestro Tribunales en materia de justicia universal.

Creación de una Fiscalía especializada para la investigación y persecución de los crímenes del franquismo.

Impulso y presentación por parte de las instituciones públicas de acciones penales en los tribunales de nuestro país para el establecimiento de una verdad judicial y determinación de responsabilidades derivadas de los crímenes contra la humanidad cometidos durante la dictadura franquista.

Cumplimiento de las órdenes de detención, pedidos de extradición, requerimientos y diligencias de prueba derivadas de la denominada Querella Argentina.

Aplicación rigurosa de la Ley de la Memoria Histórica, dotándola presupuestariamente.

Rango constitucional para la condena e ilegalidad del franquismo, así como para el reconocimiento y derecho a la reparación de sus víctimas.

 

FIN A LA DISCRIMINACIÓN DE LAS VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO: DERECHO PLENO A LA REPARACIÓN

Reconocimiento jurídico y político de cuantas personas defendieron la legalidad republicana y de quienes lucharon contra el franquismo, el fascismo y el nazismo.

Reconocimiento jurídico y político, e indemnización por los daños padecidos, de todas las víctimas del franquismo, el fascismo y el nazismo, con similar trato y derechos que los de otros colectivos de víctimas de violencia política.

Depuración de responsabilidades por el trabajo forzado de personas represaliadas políticas.

Desarrollo de la Oficina de Ayuda a las Víctimas de la Guerra y la Dictadura.

Establecimiento del 11 de noviembre, día europeo de las víctimas del fascismo, como día de las víctimas del franquismo.

 

POR UNA SOCIEDAD CONSCIENTEMENTE ANTIFASCISTA

Condena formal y oficial por el Estado Español del franquismo como régimen criminal, así como reconocimiento de la legalidad democrática de la II República Española.

Establecimiento de una normativa curricular educativa acorde con la verdad histórica de nuestro siglo XX.

Prohibición de simbología, nomenclatura, actos y organizaciones que enaltezcan a personas o hechos vinculados al genocidio y la represión franquista.

Reconocimiento social, histórico y oficial de los lugares de la memoria democrática y antifascista.

Solución democrática para el actual mausoleo del Valle de Cuelgamuros (mal llamado ‘de los Caídos’): salida de los restos del Dictador y de José Antonio; devolución a sus familias de los restos de represaliados; desacralización del lugar y desmantelamiento de la cruz; reconversión en un memorial del genocidio franquista.

 

Acabo esta enumeración de mis modestos deseos asegurándoles, queridos candidatos y candidatas, que tanto este último año como los anteriores me he portado muy bien; al igual que tantas otras víctimas de la dictadura que aún viven y también esperan su reconocimiento algún día, he sido paciente, he soportado estoicamente 40 años de humillación e indiferencia de los diferentes gobiernos; después de haber sido también muy bueno durante los últimos años del dictador, sufriendo persecución, tortura y cárcel por defender derechos civiles y libertades básicos, me he tragado muchas indigestas raciones de impunidad e incluso regodeo que han exhibido los culpables de los crímenes franquistas y sus epígonos.

Por eso confío en que mis peticiones sean por fin atendidas.

Atentamente,

Luis