Opinion · Verdad Justicia Reparación

La Dignidad Humana

Dedicado a Nora Cortiñas, y a todas las mujeres que hacen que el mundo sea mejor

Por Jesús Rodríguez Barrio, miembro de La Comuna.

Querida Nora: Te recuerdo un día de abril del año 2014 en la Audiencia Nacional, sentada a nuestro lado junto al compañero Carlos Slepoy, viendo como el fiscal actuaba de abogado defensor y como los jueces amparaban al torturador Antonio González Pacheco (Billy El Niño). Esa justicia que nos impedía ver su cara para protegerle, y que más tarde sentenció que aquel había sido un caso prescrito, aislado y con muy pocas víctimas. Que nunca podría ser considerado como un caso de justicia universal. Justicia indigna, la que durante tantos años se ha negado en España a las víctimas de crímenes de lesa humanidad.

Este día 8 de marzo has estado otra vez en Madrid, junto a los cientos de miles de personas que nos hemos manifestado en defensa de los derechos fundamentales de las mujeres. Un torrente luminoso de color violeta que ha recorrido este viernes las calles de Madrid.

Tú has sido siempre un ejemplo de dignidad humana. La dignidad en defensa de la justicia, la que ampara a las víctimas contra los verdugos, la que protege a la persona humana, la que nos reconcilia con la humanidad.

Tu presencia entre nosotros ha sido, una vez más, un rayo de luz. Como la noticia que hemos recibido hace dos días: por primera vez la justicia española ampara a una víctima y admite a trámite su denuncia contra el más famoso de todos los torturadores de nuestro país.

Tal vez no sea casualidad que sea, precisamente, una mujer, la primera persona del ámbito de la justicia de nuestro país que ha levantado la cabeza y ha tenido la dignidad de escuchar a la víctima de un crimen de lesa humanidad.

Mujeres con dignidad: como tú, Nora.

Mujeres valientes, que hacéis que el mundo sea mejor.