Versión Libre

Nunca sobran medidas contra los maltratadores

La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, anunció ayer, coincidiendo con el Día Internacional contra la Violencia de Género, una nueva batería de medidas contra los maltratadores, que hoy estudiará el Consejo de Ministros. En el paquete destacan dos iniciativas, que exigirán las correspondientes reformas legales. La más novedosa consiste en que la persona condenada en firme por maltrato no podrá heredar los bienes de su víctima. Es lo que en términos jurídicos se considera "indignidad sucesoria". Hasta ahora el Código Civil contemplaba, en el artículo 756, que el asesino del cónyuge o de cualquier otro testador no podía heredar sus bienes. Los casos de violencia de género con resultado de muerte estaban subsumidos en ese punto. Con la reforma proyectada la prohibición de heredar se ampliaría a todos los casos de maltrato donde existiera condena.

La otra medida destacada es la prohibición de que la persona incursa en un proceso por maltrato pueda obtener la custodia individual de los hijos. Algunas asociaciones de jueces la han criticado, unas con mayor vehemencia que otras. Sostienen que la concesión de la custodia individual al maltratador apenas se produce en la práctica judicial cotidiana. Sin embargo, la nueva norma podría dar seguridad a muchas mujeres que hoy no se atreven a denunciar por maltratos a su pareja por el temor, fundado o no, de perder la custodia de los hijos.

Con independencia de la polémica jurídica que se pueda suscitar, nunca sobra estrechar cada vez más el cerco a los maltratadores. De eso se trata.