La Europa sumisa debería leer (por lo menos) a Roosevelt

De nada parecen servir los actos permanentes de sumisión de Europa para calmar los mercados. Pese a que los poderes financieros han tomado el Gobierno en Italia y Grecia por medio de dos “tecnócratas”, la primas de riesgo siguen en ascenso, alcanzando en España su máximo histórico. En estos días convulsos, en que los dirigentes políticos temen molestar a los especuladores y se comportan como títeres de sus designios para desgracia de la mayoría de los ciudadanos, vale la pena recordar que en la peor crisis financiera antes de la actual –la del 29– hubo un líder que dignificó el ejercicio de la política. No era un rojo peligroso, sino el presidente demócrata de EEUU, Franklin D. Roosevelt. Los dirigentes europeos, empezando por Angela Merkel, deberían releer (o leer, si no lo han hecho aún) el discurso de Roosevelt de 1936 en que anunció el segundo paquete del New Deal, un ambicioso programa social que incluía potentes inversiones públicas, la creación de la Seguridad Social, el fortalecimiento de los sindicatos, la subida de impuestos a los más ricos, etc. “Hemos tenido que luchar contra los viejos enemigos de la paz: los monopolios empresariales y financieros, la especulación, la banca despiadada, el antagonismo de clases, los beneficiarios de las guerras. Sabemos ahora que el Gobierno del dinero organizado es tan peligroso como el Gobierno de bandas organizadas”, dijo. No era un “tecnócrata” ni convocó un Gobierno excepcional de “concentración” para afrontar la crisis. Lo que hizo fue impulsar sus ideas frente a la brutal oposición de los republicanos y de parte de los demócratas. Podrá discutirse si el New Deal fue eficaz o suficiente progresista. Pero fue Política.