Opinion · Voces de la precariedad

Nada que celebrar

Hace un año aproximadamente, cientos de personas se reunían en la Plaza del Callao unidas en una sola reclamación: DERECHOS FUNDAMENTALES PARA TODAS LAS PERSONAS. Pues bien, pasado este periodo, las voces se han convertido en clamor. Clamor de decenas de miles de personas que en todo el Estado hacen oír todos los días, en múltiples protestas, en múltiples localidades, las mismas consignas que suenan igual en nuestros oídos.

«Por la dignidad en los Derechos Sociales», se oye en una esquina. «Nos están robando», se oye mas allá. «Contra la privatización de servicios, sanidad, transportes, educación», se oye un poco más lejos. «Por los derechos humanos», se escucha entre los edificios.

Manifestación por los servicios públicos
Manifestación por los servicios públicos

Si afinas el oído, en cada esquina hay una protesta, una reclamación, una demanda. Las trabajadoras del SAD reclaman convenios justos y valoración real de su trabajo, mientras las trabajadoras de residencias unen sus voces a familiares y usuarios, en lucha por un sistema sociosanitario que permita la atención profesional y necesaria a los usuarios, con el número de trabajadoras y el material adecuado.  Educadores y padres claman por una educación PUBLICA, LAICA, INCLUSIVA y UNIVERSAL, mientras aumenta la dotación para la escuela concertada, mermando los recursos de la pública.

Los conductores de ambulancia, los técnicos sanitarios y los trabajadores del Samur Social ven su futuro incierto y su presente precario. Las personas con movilidad reducida contemplan como el incumplimiento de la Ley hace imposible su participación ciudadana en condiciones de igualdad. En los centros penitenciarios sufren doble condena los internos y son condenados los funcionarios por el abandono y precariedad a que son expuestos.

Mientras veamos día a día como la Sanidad o el Sistema de Pensiones son puestos constantemente en riesgo. Mientras se pierda una vida, sin haber recibido la correspondiente ayuda como persona en situación de dependencia. Mientras las trabajadoras y educadoras sociales vivan en la incertidumbre laboral y la precariedad salarial. Mientras las tutelas tanto de adultos como de menores estén un día sí y otro también cuestionadas. Mientras la vivienda no sea asequible y accesible, NO HAY NADA QUE CELEBRAR.

Si afinas el oído escucharás como amasan billetes los “Corsarios de lo Público” a costa del erario, como se apañan licitaciones para que sean “ventajosas” para las empresas adjudicatarias. Escucharás los gemidos silenciados de los trabajadores pobres y las risas sofocadas de los grandes grupos de inversión que han descubierto en España un nuevo filón donde aplicar sus prácticas extractivas.

Por esta situación actual, porque los ciudadanos de a pie sufrimos las actuales consecuencias de políticas nefastas para los ciudadanos, por las privatizaciones, cuando no, los recortes salvajes de los DERECHOS SOCIALES, me gustaría invitar a todos los ciudadanos que escuchan a los demás, que entienden de la actual precariedad social, y que comprenden que este modelo de sociedad propuesto está dando evidentes muestras de error, a difundir y acudir el próximo día 1 de diciembre a la plaza del Callao, a las 12h donde todxs juntos indicaremos a los grupos políticos, sindicatos, instituciones y sociedad en general que, de momento, NO HAY NADA QUE CELEBRAR.

Mientras la mal llamada Ley de Dependencia (Ley de Autonomía Personal y Ayuda a las Personas en Situación de Dependencia) no se dote de recursos y se permite que casi cien personas mueran cada día sin haber recibido las prestaciones reconocidas. Mientras la Ley de Accesibilidad es incumplida una y otra vez por las autoridades, impidiendo a una gran parte de la población ejercer su ciudadanía. Mientras los pensionistas por enfermedad sean condenados a una vida precaria de manera cruel. Mientras no exista una Ley de Residencias que ponga coto a los desmanes que se cometen en el sector, NO HAY NADA QUE CELEBRAR.

El próximo 3 de diciembre es el Día Internacional de las Personas con Discapacidad y hemos de darnos cuenta que NO HAY NADA QUE CELEBRAR.

PD. A estas mismas personas invitamos a acudir a la manifestación convocada por la Marea de Residencias el próximo 23 de NOVIEMBRE a las 18h en Cibeles, bajo el lema POR LA DIGNIDAD DE LAS PERSONAS MAYORES, CON DIVERSIDAD FUNCIONAL, TRABAJADORXS Y FAMILIARES, LEY de RESIDENCIAS, YA. Y recuerda, si no lo haces por ellos, quizá mañana no lo hagan por ti.

Javier G Garzón

Secretario de UPLA – LA UNION

Sigue a No+Precariedad en FacebookTwitterYouTube y en nuestro canal de Telegram.