Opinion · Asaltar los Suelos

Botín desahuciaba y Botín desahuciará

En estos días que han pasado desde la muerte de Emilio Botín, casi todos los medios de comunicación han alabado su figura y cómo prácticamente sus gestas han conseguido que los españoles vivamos mejor: “Emperador de la Banca” (El País), “Emilio Botín muere, la saga continúa” (El Mundo), “Muere Emilio Botín, el banquero valiente” (ABC), “Muere Botín, pierde la banca” (La Razón). Todos estos titulares acompañados de columnas de opinión de sus mejores plumas, sumándose al homenaje.

Algunos podemos ver raro que tantos medios alaben a este banquero al unísono, pero claro, si tenemos en cuenta que el Banco Santander es acciones o tiene intereses en gran parte de estos medios comprendemos estas opiniones. Ahora bien, ¿esta “imparcialidad” informativa ha dejado de lado algún aspecto del Banco Santander y de quien fuera su presidente? Sí, en particular se ha dejado de lado que Emilio Botín también desahuciaba y además, de una manera bastante retorcida.

¿Cómo lo ha hecho?emilio_botin

La Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI) es una entidad financiera cuyo objetivo es vender hipotecas. Durante los años de burbuja inmobiliaria, se ha dedicado a su concesión con condiciones muy por encima de las del mercado, plazos más prolongados, tasaciones claramente infladas, clausulas abusivas, etc. Es decir, ha vendido hipotecas que eran una auténtica basura. Su volumen de cotización entre los años 1999 a 2009 alcanzó los 14.365,8 millones de euros.

El Banco Santander es cofundador y propietario del 50% de esta entidad (junto a BNP Paribas). Por ello, un grupo de cerca de 80 familias, con el apoyo de la PAH, ha denunciado por estafa continuada a través de la comercialización sistemática de hipotecas basura a estas entidades. Uno de los objetivos de esta querella es demostrar que UCI no ha sido más que la línea de hipotecas basura del Banco Santander y cómo esta entidad se ha utilizado para no manchar la marca de su “banco padre”.

Si esta denuncia prospera, UCI y el Banco Santander, así como sus responsables serán juzgados por la estafa que han llevado a cabo dentro del mercado hipotecario. Entre ellos se habría encontrado Emilio Botín, pero Patricia Botín, heredera de su puesto, podría tendrá que dar explicaciones también.

Esto no es más que un ejemplo de cómo se ha amasado una de las mayores fortunas y centro de poder de nuestro país: especulando y estafando con lo que es un derecho: la vivienda. Además, generando un complicado entramado financiero para que su imagen no se ensuciara.

Todos los titulares y opiniones que se han publicado estos días han ensalzado la imagen de este banquero. Prácticamente ninguno se ha atrevido a mencionar uno de sus aspectos negativos: Emilio Botín también se ha enriquecido desahuciando a miles de familias. Y sobre todo que, salvo que hagamos algo para evitarlo, Ana Patricia Botín seguirá desahuciando.