Diario Público http://blogs.publico.es/ Columnas y Blogs del Diario Público Strambotic - Las bromas más geniales gastadas al coche de Google Street View http://blogs.publico.es/strambotic/2015/09/google-street-troll/ not-murder-1-515x380

La semana pasada el coche de Google Street View fue severamente vapuleado al tratar de grabar la famosa Tomatina de Buñol. Y es que meterse en semejante berenjenal no se le ocurre ni al que reformó el dolmen gallego. ¿Qué harías tú si ves pasar a tu lado el coche de Google Street View? Saludar, hacer el bobo, bailar, bajarte los pantalones… Seguramente tengas poco tiempo para reaccionar porque para cuando te quieras dar cuenta, el coche de Google ya habrá pasado de largo.

Sin embargo, existe gente mucho más avispada que el común de los mortales y que sabe cómo trolear a la gran G y su sistema de mapas con panorámicas a pie de calle, para que todo el planeta sea testigo de sus bromas.

7.-Scuba-Google-Street-View-Prank-615x346

Buzos a la carrera

Si apuntamos el mapa de Google a la ciudad noruega de Bergen y descendemos hasta sus calles, nos toparemos con esta pareja de buceadores apostada a la orilla de la carretera. Borre Erstad y Paul Age Olsen se enteraron de que el coche de Google Street View se pasearía por la ciudad y decidieron tomarle el pelo para divertir a los internautas.

google-streetview-prank-615x374

Se ataviaron con sus equipos de buceo al completo y se sentaron en sillas de camping en la acera. Cuando el coche pasó de largo, los buceadores comenzaron a correr detrás del vehículo tan rápido como sus equipaciones subacuáticas se lo permitían.

Desafortunadamente, la divertida escena ha sido víctima del difuminado de Google.

2.-Firefox-Crop-Circle-on-Google-Maps-615x500

Aquí manda el zorro

Una buena manera de mosquar a Google es restregándole por la cara productos de la competencia. En 2006, cuando Google aún no disponía de navegador propio, un gigantesco logotipo de más de 13.000 metros cuadrados del navegador Firefox apareció dibujado en un campo de cultivo de Oregón.

La obra pertenece al grupo de usuarios de Linux de la Universidad Estatal de Oregón, realizada con motivo de la celebración  de la descarga número 50 millones del navegador libre y, ya de paso, hacer un poquito de publicidad gratuita a través de Google Maps.

1290600980911pariendodn

¿Un parto en la calle?

Mucho más inquietante es lo que supuestamente tuvo lugar en el barrio berlinés de Wilmersdorf: una mujer dio a luz en plena calle ayudada por otras dos personas, una escena que fue captada por las cámaras de Google Street View.

Sin embargo, el suceso está lleno de incógnitas, pues nadie de los alrededores (desde un hospital en la misma calle o una agencia publicitaria justo en frente) pareció haber tenido noticia del alumbramiento. De modo que toda esta historia tiene un tufillo bastante grande a montaje, por lo que Google ha reemplazado la fotografía por una menos accidentada.

google1-615x415

La niña muerta sobre la acera

De eso que estamos recorriendo las calles de Worcester (Reino Unido) a golpe de ratón, cuando de pronto, nos topamos con una niña tendida sobre la acera, aparentemente muerta.

Pues no, no se trata de una niña atropellada, sino de una gracieta de la pequeña Azura Beebeejaun,que no tuvo otra idea que fingir su propia muerte frente a las cámaras del coche de Google, lo cual hizo que saltara a la fama en la red en 2010.

not-murder-1-515x380

not-murder-3-515x386

Un falso asesinato en la calle a plena luz del día

Estos dos mecánicos del distrito de Leith, en Edimburgo, también pensaron que sería la mar de divertido que el coche de Google capturase el momento en el que supuestamente uno mata al otro a hachazos. Cuando vieron que el coche de Google se acercaba por la calle contigua (en forma de U), decidieron preparar una macabra broma con la que pasar a la posteridad. Uno de ellos tomó un hacha y simularon el asesinato a plena luz del día, que fue captado paso por paso por las cámaras de Google.

Pero cuando algún internauta se topó con la brutal escena, no dudó en llamar a la policía de Edimburgo.Dos años después, la policía acudió a la puerta del taller de estos dos cachondos mecánicos a hacer una serie de preguntas.

culo-google-street-view

Saluda a mi amigo calvo

Quien no tiene tiempo de planear algo original con lo que quedar inmortalizado en Google Street View, siempre tiene la clásica opción de enseñar el culo como recurso más a mano y rápido, antes de que el coche se aleje.

Así es el ser humano. Al parecer, existen tantos culos repartidos por las calles de todo el mundo que Google se ha visto obligada a, cómo no, difuminarlos, para posteriormente ir eliminándolos y poner fotografías más decentes en su lugar.

caballo-615x306

El inquietante hombre con cabeza de caballo

Si dispones de unos minutos antes de que el coche de Google pase a tu lado, puedes correr a casa y disfrazarte para la ocasión, al igual que los dos buceadores.

Es el caso de este tío que se colocó una cabeza de caballo de goma y posó en la calle Hardgate de la ciudad escocesa de Aberdeen, dando lugar a una inquietante escena que quedo inmortalizada por Google para el resto del planeta. La verdad es que la estampa es bastante siniestra, más aún porque la escasa calidad de las fotos de Google Street View no realza los detalles, uniformiza la imagen y hace que casi todo sea posible. ¿A que da miedete?

pigeon1 (1)

El paseo de los hombres-palomo

El tipo del caballo pudo tener tiempo para darse una carrerita a casa y colocarse su máscara de caballo, ¿pero cómo lo hacen siete tíos en plena calle en Tokio? Según nos desvela Tokyo Desu, se trata de un grupo de estudiantes de la Universidad de Arte de Musashino que habitúan a salir a pasear con cabezas de palomo los sábados por la tarde.  Porque hoy es hoy.

krakatoa111

Insólitas escenas dentro de una tienda

Google no solo fotografía las calles de tu ciudad, también se adentra a las empresas y comercios para retratarlos, como es el caso una la tienda en el sureste francés llamada Krakatoa. En una de las fotos de la tienda, podemos ver las piernas de una pareja dentro de los probadores, con los pantalones bajados y aparentemente abrazándose. ¡Qué pillote! Pues no, solo es una ocurrencia de los encargados de la tienda para dar un poco de vidilla al ambiente de su negocio.

krakatoa46

Si seguimos viendo las fotos panorámicas tomadas en la tienda las insólitas escenas se suceden: un hombre enmascarado bajando por una tirolina junto a la puerta, un esquiador haciendo free-style desde el parking, un skater sobre un banco de la tienda o incluso un esquiador deslizándose sobre un carrito de supermercado empujado por otra persona.

1.-Seagulls-Photobombing-Google-Street-View

La gaviota chupacámaras

Y seguro que esta simpática gaviota con la merienda en su pico no tenía planeado ser la protagonista indiscutible de una de las captura de Google Street View. La escena pertenece a la calle John Street de Brighton, Inglaterra; un lugar en el que, al parecer, las aves marinas también se la tienen guardada a Google.

google-street-view-cagada-pajaro

Un regalito para Google

Pues sí, parece existe una conspiración aviar contra Google. ¡Toma plasta! Así troleó alguna perversa ave a las cámaras de Street View a su paso por las calles de Los Ángeles.  El resultado: un edificio en el que parece que ha explotado un tanque de leche. De todos modos, Google no tardó en reemplazar la escatológica imagen. Una pena.

Fuentes: Search Engine People, Cooking Ideas, Público, La Razón, BBC Tokyo Desu.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Y otros temas que no dan tanto yuyu:

]]>
Strambotic 2015-09-03 07:56:20
Econonuestra - Hiperinflación en Venezuela http://blogs.publico.es/econonuestra/2015/09/03/hiperinflacion-en-venezuela/ José Francisco Bellod Redondo
Doctor en Economía

La crítica situación de la economía venezolana vuelve a ser noticia en los medios de comunicación españoles estos días: el año 2014 cerró con una inflación del 68,5% y se especula con la posibilidad de que actualmente esté por encima del 200% anual.

En este escenario dos acontecimientos han suscitado interés y controversia: en primer lugar la desestimación por parte del Tribunal Supremo del “recurso de abstención” interpuesto por la ONG “Transparencia Internacional” para forzar la publicación de los datos oficiales de inflación y otros indicadores económicos, publicación que el Banco Central de Venezuela (BCdV) viene desatendiendo durante todo 2015 pese a ser el órgano competente para ello. En segundo lugar, la iniciativa del presidente Nicolás Maduro decretando el “estado de excepción” en diversos municipios limítrofes con la vecina Colombia para poner coto al contrabando y a la inmigración ilegal.

El denominador común de ambas medidas es la agudización de la crisis económica del país a causa del derrumbe de los precios del petróleo que arrastra una caída de un 61% desde junio del año pasado [1] . Como ya indiqué en otro artículo publicado en este mismo blog , la merma de ingresos presupuestarios a causa de la contracción de las exportaciones petroleras agudizaría los desequilibrios de la economía venezolana abocándola a un programa de ajuste, so pena de perder el control sobre la inflación.

En medios oficialistas se sostiene que la elevada inflación está causada por la “guerra económica” a la que está sometido el país: los grandes empresarios quieren provocar la caída del gobierno creando escasez mediante la acaparación de divisas y bienes de consumo, de modo que el malestar ciudadano se traduzca en una derrota electoral de Maduro y sus aliados o en intentonas golpistas que depongan al presidente constitucional. A ello hay que sumar la fuga de capitales que ciertos empresarios promueven por mero afán de lucro y elusión fiscal.

Siendo cierta la actitud hostil de una parte significativa del empresariado, sería un error hacer caso omiso de los desequilibrios que lastran la economía venezolana desde hace décadas. Esos desequilibrios son terreno abonado para quienes con intenciones políticas o crematísticas, generan escasez de bienes y divisas.

Pese a los evidentes logros de la revolución bolivariana (reducción de la pobreza y el desempleo, extensión de la enseñanza y la salud públicas, etc.), hay que reconocer que aun antes del derrumbe del precio del petróleo existía una serie de desequilibrios que no se corrigió a tiempo. Unos de largo alcance, como es el caso de la industrialización pendiente y diversificación de la estructura productiva del país; otros más perentorios, como es la elevada inflación crónica presente en el país incluso en los años de mayor renta petrolera [2].

Ciertamente los adversarios del chavismo aprovechan esos desequilibrios para medrar política y económicamente; y probablemente sea oportuno calificar de “guerra económica” a esa estrategia. Pero lo que no es razonable es tratar de superar la situación sin estabilizar la economía con los instrumentos de política económica que el Estado tiene a su alcance.

En ese sentido reconocer los desequilibrios y ofrecer información veraz y pertinente a la ciudadanía hará más eficaz la acción de gobierno. Históricamente se ha demostrado que la ocultación y la distorsión de información estadística es contraproducente: en Grecia, sin ir más lejos, aún están pagando y muy caro la falsificación de la contabilidad nacional llevada a cabo en la década del 2000 para facilitar el ingreso en la “zona euro”.

Ocultar información estadística lejos de abatir la inflación da alas a la especulación: los ciudadanos creerán que la evolución de los precios es peor de lo que se afirma en medios oficiales, se recurrirá a fuentes de información alternativas que pueden ofrecer datos sesgados e incurrirán en prácticas indeseables de acaparación de bienes y divisas para protegerse de un incierto escenario futuro. Son las denominadas “expectativas autocumplidas” y no conviene alimentarlas: al creer que la inflación se está acelerando…acabará acelerándose.

Si bien es cierto que los mecanismos administrativos y policiales (controles de precios, racionamientos, persecución de actividades ilícitas,…) son necesarios, éstos tienen una eficacia limitada y no es lógico que la lucha contra la inflación descanse exclusivamente en ellos. El Estado no dispone (ni en Venezuela ni en España…) de información completa sobre transacciones económicas, bien porque las estadísticas son costosas y deficientes, bien porque (lógicamente) los delincuentes se esfuerzan por evitar que el alcance de sus actividades sea conocido por el Estado. Si a esto unimos la existencia de cierto grado de corrupción entre los funcionarios públicos (corrupción a la que ningún país es ajeno) se comprenderá la dificultad de los poderes públicos para manejar un sistema plenamente eficaz de controles administrativos.

Dicho esto, lo que más extraña al observador especializado es la ausencia de un plan concreto, bien definido, acotado en el tiempo, para poner fin a la hiperinflación y estabilizar la economía en un plazo de tiempo razonable. Es cierto que en estos años se han tomado numerosas medidas para hacer frente al problema (control de cambios, reconversión monetaria, creación del SICAD y del SIMADI, la Ley de Precios Justos…), pero adolecen de la integralidad que cabe esperar de un plan de este tipo.

Venezuela necesita un plan de estabilización antes de que la hiperinflación siga socavando el bienestar de los ciudadanos y, por ende, el apoyo de estos a la revolución bolivariana.

Ciertamente los planes de estabilización tienen muy mala fama entre políticos y sindicalistas de izquierda porque históricamente han reducido la inflación con un elevado coste social (desempleo, extensión de la pobreza, pérdida de derechos sociales) y también en términos de derechos humanos: golpismo, detenciones arbitrarias, torturas, asesinatos…. son ingredientes que tradicionalmente han acompañado al menú estabilizador. Venezuela ya experimento esa tragedia en el “sacudón” de 1989.

Pero existen alternativas: tradicionalmente los planes de estabilización han sido diseñados por especialistas de del FMI, Universidades norteamericanas y bancos de inversión firmemente vinculados a los intereses del capital financiero. Han sido planes basados en la tríada “privatización – desregulación – desprotección social” de Milton Friedman y sus acólitos. A estas alturas es de común conocimiento que en el caso venezolano es la especulación y la fuga de capitales lo que alimenta la escalada de precios…no el excesivo consumo de pan o arroz; ni los salarios reales ni el incipiente Estado de Bienestar venezolano son causa de la escalada inflacionaria.

Por ello, es necesario complementar tanto por la vía de la política monetaria como por la vía de la política tributaria, las medidas administrativas y policiales mediante el endurecimiento de las condiciones de acceso de los especuladores a los recursos financieros que emplean en especular contra el bolívar,

La política monetaria ha de jugar un papel clave si se quiere atajar la hiperinflación. La laxitud de la política monetaria es uno de los desequilibrios básicos a los que aún no se ha hecho frente de forma decidida. La oferta monetaria (M2) crece por encima del 60% interanual desde comienzos de año (ha llegado al 83,8% en junio) y los tipos de interés reales son negativos. Se trata de un escenario insostenible: con unas reservas de menos de 17.000 millones de dólares en manos del BCdV, al tipo de cambio actual (6,3 Bf/$) hay 25 veces más dinero en circulación del que puede respaldarse con dólares. Es cierto que desde 2004 ha habido cuatro devaluaciones que no han supuesto la solución definitiva al problema inflacionario, pero el tipo actual ha de ser corregido (si bien su valor actual está más próximo al de equilibrio que el que se maneja en el mercado negro).

Endurecer la política monetaria no es monetarismo: los monetaristas sólo creen que la estabilización monetaria como condición previa para que el libre funcionamiento del mercado, sin regulaciones, sin protección a los trabajadores, sin empresas públicas y sin intervención estatal que asigne los recursos disponibles. Pero en los países en vías de desarrollo eso sólo ha servido para perpetuar monocultivos y dependencia. El endurecimiento de la política monetaria debe entenderse como un mecanismo para encarecer el acceso de las grandes empresas a la financiación barata que luego emplean en especular contra el bolívar, sólo eso: el desarrollo del país depende de otras políticas gubernamentales activas que no pasan ni por la desprotección de los trabajadores ni las privatizaciones. Tampoco ha de hacerse indiscriminadamente: no tiene por qué elevarse los tipos de interés con carácter universal.

La política tributaria también debe constituir un buen punto de apoyo en un plan de estabilización: elevando la presión y la progresividad fiscales se puede drenar buena parte de los recursos que los especuladores utilizan contra el bolívar. Recordemos que Venezuela es según la OCDE el país con la menor presión fiscal de América Latina.

La tarea es urgente: la paciencia de los electores es limitada y sólo sobre la base de una economía estabilizada pueden emprenderse tareas de mayor alcance, como la diversificaron productiva del país.
_____
[1] El petróleo Brent alcanzó en junio de 2014 una cotización de 114,81 $/barril. Actualmente cotiza a unos 44 $/barril y se esperan nuevas caídas de precios.
[2] En los últimos 10 años la inflación nunca ha bajado del 10% y su valor medio ha sido del 28% anual.

]]>
EconoNuestra 2015-09-03 06:56:15
Punto de Fisión - El paro va bien http://blogs.publico.es/davidtorres/2015/09/03/el-paro-va-bien/ Como cada año a primeros de septiembre, los arduos matemáticos de La Moncloa están retorciendo a tope las cifras del desempleo para sacar adelante un gráfico decente. Es un trabajo bien jodido, y algunos de ellos merecerían por lo menos la Medalla Fields, el premio Nobel de las matemáticas que se concede cada cuatro años, quizá no tanto por la dificultad de la materia como para mantener la ficción de una alternancia de poder en el gobierno. Hasta la fecha no hay un solo matemático español que haya conseguido la Medalla Fields y mira que han exprimido números.

Al frente del laboratorio aritmético se halla el profesor Mariano, un hombre tan de ciencias que no sólo es incapaz de reconocer su propia letra sino que, como explicó el otro día ante el público, ni siquiera sabe por qué la lluvia cae del cielo. Para no pecar de soberbio, Mariano extendió la ignorancia a lo largo y ancho del mundo: en realidad dijo que “cae porque sí, sin que se sepa exactamente por qué”. Es evidente que un país ha alcanzado la mayoría de edad democrática cuando hasta un niño de doce años no muy espabilado puede explicar una lección de Barrio Sésamo a su presidente. El día en que Jose Mari Aznar proclamó a bombo y platillo que España había vuelto con él al primer puesto en la escena internacional fue un preludio del momento en que George Bush Jr. anunció solemnemente que había llegado el momento para la raza humana de entrar en el sistema solar. Un pequeño paso para el hombre y una metedura de pata para la humanidad. Los chicos de mayo del 68 cometieron un craso error al reclamar la imaginación al poder. No imaginaron las cosas que podían imaginar unos cuantos imbéciles.

Lo mismo que aquel día que refutó la tesis del calentamiento global con la ayuda de su primo, el de Zumosol, Mariano se encuentra ahora empeñado en la dura tarea de plegar los datos de la economía  española a los límites del folio que le ha escrito a los Reyes Magos. Cuatro por tres ocho y me llevo quince. Dicho en cristiano, ¿cómo es posible que, después de cuatro años de sacrificios brutales, sangrías, expolios, exabruptos fiscales, subidas salvajes de impuestos y esclavismo laboral ininterrumpido, el número de parados siga siendo netamente superior a los cuatro millones? ¿Y si los sesenta y pico mil parados menos de estos cuatro años van a ser más o menos los mismos que emigraron al extranjero en busca de un empleo? El enunciado del problema se parece a aquellos exámenes del colegio en que un tren sale de Oviedo con 53 pasajeros, en León se bajan 14 y suben 3, en Medina del Campo se bajan 7 y suben 16, y la pregunta es qué lleva en la tartera el maquinista. Hay gente que cuadra un círculo y le sale con barba y gafas.

No hay que buscarle tres pies al gato, especialmente cuando el animalito tiene cuatro patas, dos de ellas amputadas. El espectacular remonte de la economía en los últimos meses es visible si se tiene en cuenta únicamente los beneficios bestiales de los bancos, algunos rescatados con toneladas de dinero público, y las cifras de las grandes empresas, aligeradas por el auge del despido libre y el folklore de los contratos semanales. Todo debe ponerse a la cuenta corriente de Guindos, Montoro y, sobre todo, Rodrigo Rato, el matemático jefe y cerebro supremo de la jugada. Es el pueblo español el que se merece dos medallas: una por gilipollas y otra por si la pierde.

]]> David Torres 2015-09-03 06:07:11 Tremending Topic - “Si el PP no torease a sus votantes se extinguirían. El votante no sufre, es arte” http://blogs.publico.es/tremending-topic/2015/09/02/si-el-pp-no-torease-a-sus-votantes-se-extinguirian-el-votante-no-sufre-es-arte/ Por Yeray Calvo

El paro ha subido en agosto. ¡Jo**r, yo esto ya lo he vivido antes!

Pero hay que ser positivos, ¡claro que sí! Además el presidente Rajoy dice que España está yendo genial

AJÁ

El Gobierno ya ha valorado los datos de desempleo

A mí los brotes verdes de Rajoy me saben a ajo

No hay manera, ni con el liberalismo salvaje

La recuperación impulsada por el PP, no obstante, ya es imparable

La recuperación es tan evidente como que en agosto hace más calor o que la lluvia, uhmm, que llueve, eh, que la lluvia…

Todo el mundo quietos. Rajoy está al cargo, Rajoy ‘is in da house’

Es difícil saber tanto y que no se te caiga todo ese conocimiento al caminar

Este tuit lo puse ayer, pero permitidme que insista, a lo Matías Prats

Al menos, siempre nos quedará la Justicia

No sé si os habéis enterado, pero el PP, creador del espectacular film (que emocionó a Steven Spielberg), basado en hechos reales, ‘los magistrados que juzgarán la Gürtel los colocó el PP’, prepara una secuela titulada ‘Constitucional, Arma Letal’. Un film en el que el Gobierno legisla a golpe de decreto urgente para conseguir que el Tribunal suspenda a Artur Mas. Toda una reflexión acerca de la separación de poderes.

 

 

LO ESTÁS VIENDO LO ESTÁS RIENDO (LOS TUITS ABSURDOS DEL DÍA)

ANTERIORMENTE, EN TREMENDING TOPIC (LEER CON VOZ DE TELENOVELA)

]]>
tremending-topic 2015-09-02 15:07:25
Diario de un altermundista - #Welcomerefugees y migrantes http://blogs.publico.es/altermundista/1595/welcomerefugees-y-migrantes/ El masivo éxodo a la Europa rica de lugares en conflicto armado que se está dando actualmente está abriendo varios debates: qué debemos hacer como países ricos frente a la llegada de decenas o cientos de miles de refugiados y en la diferenciación entre personas refugiadas y migrantes.

La tozuda realidad ha obligado a reaccionar y a darse cuenta de que la situación fuera de las zonas de confort del mundo es desesperada y con el estallido de las últimas guerras, la mayoría alentadas por Occidente y la OTAN, cuyo deplorable e irresponsable papel ha sumido al mundo en una situación de caos, violencia y miseria difícil de superar.

A nadie sorprende ya que quienes llevan años de guerra en Afganistán, Siria, Irak, Libia, Somalia, Yemen… hayan perdido la esperanza de vivir con cierta normalidad en su país y, con total legitimidad, se embarquen en la búsqueda de un futuro mejor, aludiendo a su derecho a recibir asilo en virtud de su estatus de refugiado. Según el ACNUR un refugiado tiene derecho de asilo en condiciones de seguridad, lo que significa seguridad física pero también “ayuda básica y los mismos derechos que cualquier otro extranjero que sea residente legal. Así, los refugiados tienen derechos civiles básicos, incluyendo la libertad de pensamiento, de movimiento, y el derecho al respeto como persona.” El ACNUR insiste en que “de igual forma, los derechos económicos y sociales se aplican a los refugiados al igual que a otros individuos: derecho a asistencia médica, derecho a trabajar para los adultos, y derecho a la escolarización para los niños”.

Queda claro que los estados de acogida de refugiados demandantes de asilo en Europa Occidental tienen la obligación de garantizar unos derechos básicos de ciudadanía para las personas refugiadas, mal que le pese a xenófobos, racistas y demás intolerantes que tenemos en demasiados ámbitos de nuestras vidas.

Pero esta cuestión nos obliga también a hablar de los movimientos de población en general y, por tanto, de las migraciones. Porque una persona refugiada, en el momento en que no se le acepta la petición de asilo, pasa a ser considerada inmigrante en situación irregular. Y con las personas inmigradas no reciben ni van a recibir el mismo trato que las refugiadas. En la frontera este de la UE ya se habla de distinguir entre migrante sin posibilidad de pedir el asilo. Pero, ¿cómo se va a hacer la distinción? ¿Qué países consideramos que están en conflicto o donde se dan los requisitos para ser refugiada? Si seguimos los listados de la Escola Cultura de Pau o de Uppsala son muchos más que los países mencionados y considerados en conflicto armado por los líderes europeos.

ACNUR define a la persona migrante como la persona que abandona su país voluntariamente, en busca de una vida mejor. Afirma también que para un refugiado, las condiciones económicas del país de asilo son menos importantes que su seguridad. Puede que esto sea cierto durante un tiempo determinado, en una primera fase de huída, pero evidentemente llegará un momento en que la persona todavía refugiada quiera ir a otro país donde pueda acceder a una vida mejor.

La distinción entre refugiada y migrante no es ni recomendable ni deseable, tal y como ocurre con la consideración de legalidad o ilegalidad de las personas. Las personas se desplazan –y lo seguirán haciendo– según sus necesidades laborales, por cuestiones familiares, por amor… por infinidad de motivos todos ellos legítimos. La única cuestión aquí es cómo gestionar su llegada en cada país, en cada ciudad, en cada barrio, para que su vida sea lo más digna posible y para que organicemos los recursos disponibles de forma justa y sostenible. Se debe apoyar la buena disposición en esta cuestión de los consistorios de Barcelona, Madrid y Valencia, entre otros. Pero quien aquí debe tomar la iniciativa es el Gobierno español y hasta ahora no ha hecho nada digno de mención. Como sociedad no podemos dar la espalda, desde nuestra situación de confort y privilegio, a quienes ahora necesitan ayuda y solidaridad, sean refugiadas, migrantes o como queramos llamarles.

]]>
Jordi Calvo Rufanges 2015-09-02 12:28:01
Tiempo roto - En busca del impulso perdido http://blogs.publico.es/tiempo-roto/2015/09/02/en-busca-del-impulso-perdido/ Josep Maria Antentas
Profesor de sociología de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB)
@jmantentas

A pocos meses de las elecciones generales, y en vísperas de las catalanas del próximo 27 de Setiembre, las tribulaciones estratégicas recorren Podemos y las fuerzas del cambio político y social. Tras un año de sobre-exitación demoscopico-electoral, al final de la escapada parece que el bipartidismo resiste mejor de lo esperado, sacando energías de donde apenas no quedaban.

Desde hace semanas todas las encuestas reflejan una tendencia electoral a la baja para Podemos. El circulo vicioso de la lógica electoral gira implacablemente. Si se instala cada vez más la idea de que el PP volverá a ganar ello tendrá un efecto desmovilizador en cadena, y si se reconfirma la percepción que el PSOE es el voto útil contra el PP, ello acarreará consecuencias letales para Podemos. El partido de Pablo Iglesias está en un momento delicado, moviéndose en el umbral de lo que puede ser un resultado que condicione de forma decisiva la política española o de un resultado que condene a Podemos a ser una fuerza de oposición importante pero sin potencial desestabilizador. Debido al sistema electoral, una ligera variación del porcentaje supone una diferencia abismal en escaños. La que puede certificar el estallido del bipartidismo o su renqueante supervivencia a pesar de todo. De nuevo, tan lejos y tan cerca.

Estamos en un momento decisivo en el que caben dos opciones: resignarse a que las elecciones generales acaben siendo un anti-climax a modo de decepcionante desenlace provisional de la dinámica abierta tras las elecciones europeas del 25 de Mayo de 2014. O bien, mover ficha, y buscar un revulsivo. Dos debates entrecruzados sobrevuelan la zozobra del momento. ¿Como construir la “unidad popular”? ¿Y como enfrentar al poder financiero doméstico e internacional a la luz de lo acontecido en Grecia?

Unidades populares y tribulaciones estratégicas

¿Qué es la tan manida “unidad popular”? Concepto casi atrápalotodo, corre riesgo de ser fetitchizado. Ambos términos de la expresión se prestan a todas las mistificaciones imaginables. Y a todos los doctrinarismos prescriptivos concebibles. En los debates actuales, la “unidad popular” se conjuga de tres formas: la primera, como una expresión retórica de construcción autoreferencial entorno a sí mismo, pero abriendo las listas electorales a independientes, como hacen las CUP en Catalunya. La segunda, como una alianza de aparatos políticos por arriba, como pregona IU, y como se ha construido Catalunya Sí que es Pot. Ambas opciones son abrazadas por Podemos, que bascula hacia una u otra en función del contexto y el lugar. La tercera, implica la voluntad de crear un movimiento popular participativo y plural, en el que en la tensión entre lógicas de aparato y confluencia por abajo se deslice hacia la segunda, y en la que los aparatos políticos se pongan al servicio de la creación de un movimiento abierto.

En algunos casos la elaboración de listas mediante primarias democráticas ha sido la vía para movilizar la participación por abajo, aunque con una lógica competitiva, como fue en Ahora Madrid. En otros, el procedimiento de elaboración de la lista no era el pivote del proyecto, que giraba entorno a la firme orientación y vocación movimentista del equipo impulsor de la iniciativa, decidido a construir un verdadero movimiento popular-ciudadano, como fue el caso de Barcelona en Comú. No hay un modelo acabado de como proceder, ni un ejemplo generalizable a replicar. Pero sí hay experiencias que apuntan, desde su diversidad, en esta dirección. Éste es el espíritu de Barcelona en Comú, de las Mareas Atlánticas, de las propuestas del Procés Constituent.

Pero el debate de la “unidad popular” no sólo abarca los procesos para conformarla, sino sus objetivos estratégicos y su concepción de lo que es “ganar” y de como se cambia la sociedad. Ni electoralismos superficiales, ni resistencialismos sin perspectiva, la articulación dialéctica entre movilización-autoorganización-trabajo electoral e institucional es la clave. Entonces, “unidad popular” ¿para qué? Para romper con el actual orden de cosas mediante la apertura de procesos constituyentes nacionales retroalimentados pero no subordinados y la aplicación de un plan anti-austeridad. “Procesos constituyentes” y “plan contra la austeridad” son conceptos elásticos que pueden interpretarse de formas diversas, pero en su conjunto designan un horizonte de ruptura formulado con voluntad de agregación de mayorías políticas y que parte de la necesidades reales y no de proclamas abstractas. Para conjurar las decepciones del mañana, sin embargo, cada vez se va haciendo más necesario, profundizar en las clarificaciones estratégicas y en la precisión de las tareas y de los objetivos programáticos (que en ningún modo pueden ser leídos como meras sugerencias de cumplimiento optativo como desafortunadamente señaló la alcaldesa de Madrid Carmena) de los gobiernos “populares”.

El rasgado espejo helénico

Las posibilidades de una ruptura con las políticas de austeridad en el Estado español se reflejan estos días en el espejo griego. Un espejo en las que brillan una imágenes del cambio menos nítidas e impolutas de lo deseado. La situación griega desincha las ilusiones de cambio fácil y placentero y desmonta el esquema simplista y linial construido tras la eclosión de Podemos de: voto=victoria electoral rápida=cambio de políticas. El camino es bastante más pedregoso. Y lo que está por venir.

Hay, sin embargo, dos lecturas posibles sobre la rendición de Tsipras. La primera: no se pueden cambiar las cosas. La segunda: no valen las medias tintas. Una conduce a la parálisis y al desánimo, la otra fuerza a sacar conclusiones estratégicas imponderables. La crisis de Syriza ha marcado la primera gran diferenciación interna del movimiento contra la austeridad desde el estallido de la crisis. El fiasco Tsipras pone encima de la mesa las inconsistencias de los enfoques neoreformistas que buscan cuadrar un círculo imposible. No se puede vencer a los hooligans de la austeridad sin despeinarse. Hay momentos en que es necesario escoger. Sino, la realidad, o sea la Troika y el poder financiero, escoge por ti. ¡Imposible acabar con el bulldozer de la austeridad sin ir a por todas y buscando ingenuamente el acuerdo con los mismos que la imponen!

Detrás de la lógica de Tsipras y de quienes la apoyan desde las filas de la izquierda europea está la apelación al mal menor y a la responsabilidad. No es posible la ruptura. Ella conduce al abismo. No hay cambio estructural posible. Finales de partida, pues. En realidad, ésta es la más irresponsable de todas las estrategias. No hay nada más imprudente que levantar expectativas y no satisfacerlas por cobardía y timidez, nada más insensato que esperar concesiones de la Troika si ésta no hace frente a una amenaza de ruptura real. Para conseguir reformas hay que jugar a la ruptura. Lo ha sido siempre a lo largo de la historia, y más en los tiempos que corren. No tener un Plan B equivale en realidad a no tener un Plan A.

La situación no admite medias tintas ni soluciones epidérmicas. La radicalidad, en el sentido de ir a la raíz de los problemas, se antoja hoy ineludible. El desafío de “intentar ser tan radical como la realidad misma”, retomando la conocida expresión de Lenin, aparece ahora con una fuerza inusitada. Sin embargo, estamos en un contexto complejo y contradictorio. La repolitización contemporánea llega tras décadas de despolitización. El reinicio de la auto-organización aún no puede compensar la descomposición histórica de los instrumentos políticos y sindicales tradicionales. El gran malestar social va de la par a un bajo nivel de conciencia política, y la radicalización social está aún confinada a un horizonte capitalista-consumista. Las expectativas de cambios reales se ven mermadas por décadas de retrocesos y por la ausencia de referencias alternativas concretas, y la efervescencia social va paralela a bajos niveles de organización estable y a una debilidad general de la izquierda. Todo ello favorece la cristalización de alternativas políticas portadoras de proyectos de cambio superficial y de estrategias inconsistentes cuando llega el momento de la verdad. De ahí se derivan los impasses actuales.

Por ello el apoyo a Tsipras por parte de la dirección de Podemos es un error estratégico revelador de un tacticismo cortoplacista sin salida. Si el primer ministro griego gana las elecciones, ello puede trasmitir la impresión ficticia que Podemos está con los ganadores. Pero no nos engañemos. La posible victoria de Tsipras este 20 de setiembre poco tendrá que ver con la del pasado 25 de enero. Es ya la de un Tsipras sin otro proyecto que implementar la política de la Troika (secundada por el poder financiero y económico griego). En realidad, respaldar a Syriza ahora es una huida hacia adelante que asocia a Podemos a un proyecto fallido y capitulador, que sólo ahondará los atolladeros estratégicos ibéricos. Es difícil vender ilusión y esperanza en el Estado español avalando a quien la ha enterrado en Grecia. Y no lo es menos criticar los recortes de Rajoy o Mas y justificar los de Tsipras.

Ante este escenario, no se trata ni de adaptarse a las claudicaciones que instalan un ‘no se puede’ sin fin como horizonte estratégico y vital, ni de contentarse con resistencialismos autoproclamatorios estériles. Es la ahora de pelear por la mayoría, de ofrecer un camino alternativo al no future de la austeridad grunge. Ello implica articular radicalidad y espíritu de confluencia, voluntad de ruptura y disposición a ensuciarse y a gestionar contradicciones. Sólo los sectarios confunden radicalidad con aislamiento, caínismo, y diferenciación programática permanente. Sólo los que tienen miedo a afrontar seriamente la aventura de un cambio de modelo confunden voluntad de mayoría, de unidad y de confluencia con la adaptación política a los angostos márgenes de lo posible.

Cambiar el ritmo

La realidad se ha reflejado más compleja, tortuosa y material, y menos esquemática, lineal, comunicativa y discursiva de lo teorizado por la dirección de Podemos. La lucha política es más enrevesada de lo que concibe la hipótesis populista, tanto en su variante laclauiana estricta como en sus acepciones más genéricas. La agregación de mayorías populares es menos evolutiva de lo pensado y el combate político es más amplio que su dimensión comunicativa. La estrategia electoral por sí sola se queda coja si no se inserta en la construcción de un movimiento popular real y arraigado, y la política de partido sin política de movimiento se queda rápido sin combustible.

La dirección de podemos vio la los límites de la fórmula Podemos el pasado 24M, cuando sus resultados quedaron debajo del PSOE y por debajo de las candidaturas municipales de confluencia. La propuesta de presentarse a las generales ampliando la lista de Podemos a otros colectivos con el esquema “Podemos-XXX” y buscando alianzas con ICV en Catalunya, Compromís en el País Valencià, el MES en Baleares y las Mareas en Galicia es, sin embargo, una solución demasiado parcial a un problema más de fondo. Es una fórmula muy tímida para solucionar un problema muy profundo: la imposibilidad de Podemos de ganar las elecciones generales.

Es necesario una sacudida de más hondo calado. Un cambio de ritmo que altere la tendencia la baja. No es hora de avanzar con piloto automático, ni de actuar como un lento motor diesel, sino como un explosivo coche de rallies. Ahora toca demostrar reflejos rápidos. Todas las organizaciones envejecen y más en la época de lo instantáneo y lo espurio, de la sociedad fast-food. Su proceso de nacimiento, consolidación, y estructuración no es rectilinio ni constante, e implica saber navegar en aguas turbulentas y a contracorriente y más en un momento de crisis en las que “el tiempo está fuera de sus casillas” recordando a Hamlet. Pensarse que uno va viento en popa “a la Kautsky” (pero en versión acelerada y a cámara rápida) es el mayor de los errores estratégicos. El mayor de los aventurismos. Es, pues, la hora de los revulsivos, de actuar como verdadera “caja de velocidades” en expresión de Daniel Bensaïd. De sacar nuevos jugadores en el terreno de juego, y de cambiar el esquema y el ritmo del partido. Y ello pasa por asumir la vía de la “unidad popular” y de la confluencia por abajo en la estela de los éxitos municipales del pasado 24M, y no de los acuerdos aparateros ni de las auto-proclamaciones afirmativas.

Pensar estratégicamente hoy requiere una mentalidad abierta para comprender situaciones tan diferentes y en apariencia contradictorias como la esperanza que representa Jeremy Corbyn en Gran Bretaña, renacida inopinadamente del corazón del vetusto partido laborista; como la necesaria ruptura de Syriza y el apoyo de la Unidad Popular griega; o como la lucha por confluencias y unidades populares participativas y por abajo en el Estado español. Tras todos estos procesos diversos, que se concretan en formas dispares (¡y disparatadas!), hay sin embargo que trabar una bien firme voluntad de ruptura con un orden económico y político insoportable que exige tanta innovación estratégica como firmeza de principios e incorruptibilidad de voluntades.

]]>
Josep Maria Antentas 2015-09-02 12:15:42
El Churro Ilustrado - El paro no para. http://blogs.publico.es/el-churro-ilustrado/2015/09/02/el-paro-no-para/ Maquetaci—n 1

]]>
elchurroilustrado 2015-09-02 11:14:46
Mundo Rural s.XXI - Presentación http://blogs.publico.es/mundo-rural/2015/09/02/presentacion/ Elaboramos este blog un colectivo de personas que viven en el ámbito rural y de urbanitas comprometidos con las problemáticas de un campo abandonado que requieren soluciones urgentes.

Aspiramos también a que el campo y la ciudad no se sigan dando la espalda y logren una convergencia en pos de una situación más equilibrada y colaborativa. Somos conscientes de que los gravísimos problemas del mundo rural son políticos (de un proyecto económico extremadamente conservador, forjado tanto durante franquismo como después en el Régimen del 78) y que solo puede tener soluciones políticas.

Desde aquí apostamos por la escucha, la reflexión y el diálogo desde un posicionamiento comprometido con el cambio

]]>
Varios autores 2015-09-02 10:14:44
El bloc del Coscu - PIRÓMANOS POPULISTAS http://www.joancoscubiela.cat/2015/09/piromanos-populistas.html
El PP se ha convertido en un peligro para la democracia. Su manipulación permanente de las instituciones con fines partidistas, con el uso abusivo del Decreto Ley, la instrumentalización reiterada del Tribunal Constitucional son solo algunos ejemplos del nulo respeto de las reglas de juego democrático del partido en el Gobierno.

Hoy en Catalunya puede parecer que este comportamiento obedece solo a su enfermiza obsesión de utilizar el conflicto catalán como cantera de votos en toda España. Es así, pero no solo. El PP ha demostrado a lo largo de esta legislatura hasta que punto tiene un desprecio absoluto a la regla básica de la democracia, que es el respeto a los mecanismos de control del poder, para evitar que una mayoría absoluta conseguida un día en las urnas se convierta en un ejercicio absolutista del poder.

En estos momentos no sé quien está más contento, si Rajoy con la convocatoria anticipada por parte de Mas de las elecciones para el 27S o Mas con las respuestas pirómanas del PP.

Para el PP, el 27S es la mejor precampaña de las generales que Rajoy podría imaginar. Para Mas, las actuaciones pirómanas del PP son agua de mayo.

Ambos comparten una estrategia, la amnesia en relación a sus políticas de pasado y el silencio en relación al futuro. Así eluden explicar sus políticas laborales, sociales, fiscales que por cierto comparten plenamente. Y también desvían la atención de los casos de corrupción en los que ambos partidos, PP y CDC, están incursos.

Que inmenso favor le ha hecho el PP a Mas, presentando una incendiaria reforma de la Ley del Tribunal Constitucional, a las puertas de su comparecencia en la Diputación Permanente del Parlament, en la que se le van a pedir explicaciones sobre las imputaciones de corrupción de CDC.

En este escenario de polarización, el PP ha vuelto a demostrar que a pirómanos no los gana nadie.  Ante la evidencia que el conflicto entre Catalunya y España solo tiene solución en el terreno de la política y con una apuesta por el dialogo, el Grupo Popular del Congreso no se le ha ocurrido otra cosa que presentar una Proposición de Ley para reformar la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional, con la que no tiene otra intención que echar gasolina al conflicto para intentar ganar cuatro votos en Catalunya y España.

Una Ley, la del Tribunal Constitucional, que requiere reformas importantes, que el Gobierno del PP no ha querido afrontar. Por ejemplo, para acabar con la discrecionalidad absoluta que tiene su Presidente para gestionar la agenda del Tribunal y que en manos del actual Presidente se ha convertido en una arbitrariedad constante al servicio de la estrategia política del Gobierno. Ejemplos hay muchos, aunque el más escandaloso es el del aplazamiento sin fecha de la sentencia que debe resolver el Recurso de inconstitucionalidad presentado en la anterior legislatura – hace 4 años- por el PP contra la Ley de interrupción voluntaria del embarazo.

Rajoy, en vez de buscar acuerdos para reformas de gran calado, que requieren de consenso, utiliza su mayoría absoluta para degradar hasta extremos inconcebibles el Estado de derecho por la vía de Proposiciones de ley del PP que se tramitan por lectura única y trámite de urgencia y que convierten el Parlamento en un mero convidado de piedra.

Lo ha hecho varias veces durante esta legislatura y en temas de gran trascendencia política y sobre todo para el Estado de Derecho. Ha utilizado en claro fraude de Ley este procedimiento exprés  para acabar con la Ley de Justicia Universal y dar así satisfacción a las exigencias de los mandarines del régimen chino. Lo que ha supuesto la impunidad no solo de dictadores, sino de las mafias internacionales. También lo ha hecho para reformar el Código Penal, esta vez de común acuerdo con el PSOE, con la excusa de tener más instrumentos  con los que combatir el terrorismo yihadista.

Ahora, al final de la legislatura, el PP irrumpe en el 27S demostrando hasta que punto esta dispuesto a morir matando. O sea, a salir del Gobierno practicando a en su retirada la política de tierra quemada.

El PP ha presentado en el Congreso una Proposición de Ley parareformar la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional, que a las pocas horas ha tenido que enmendar, confirmando la improvisacióny el oportunismo con el que está actuando.

Por que lo hace ahora, es evidente. Se trata de ofrecer a Albiol munición electoral con la que su candidato el 27S pueda ejercer el papel de sheriff que tan buenos resultados le dio en su momento en Badalona, instrumentalizando sin escrúpulos  la problemática de la inmigración. Pretende que sus votantes, olviden las agresiones a los derechos laborales y sociales perpetradas por el PP durante esta legislatura, en muchos casos con los votos de CIU, y le perdonen en las urnas estas tropelías en nombre de la defensa de España.

¿Por que utiliza esta vía de la Proposición de Ley? Por las mismas razones que lo ha hecho otras veces. En un inmenso fraude de Ley, con este procedimiento, el Gobierno se ahorra de presentar un Proyecto de Ley que debería pasar por los informes preceptivos del Consejo de Estado y del Consejo General del Poder Judicial.

Informes preceptivos que muy probablemente, le dirían que, el Tribunal Constitucional no es un Tribunal ordinario, que su función no es ejecutar sus sentencias. Que el Tribunal Constitucional no es un Tribunal Contencioso administrativo. Que su función se limita a ser interprete de la Constitución Española y que corresponde a los Tribunales ordinarios la función de aplicar la Constitución, junto con el resto del ordenamiento jurídico y ejecutar sus sentencias.
Por supuesto el Gobierno y el PP lo saben, pero su objetivo de hacer del Tribunal Constitucional y la Constitución un recurso populista para ganar cuatro votos el 27S, le ha llevado a este nuevo paroxismo que no hace nada más que impedir un debate sereno y tratar de esconder sus políticas de agresión a los derechos democráticos y sociales de la ciudadanía .

Esta por ver que recorrido tiene la tramitación de esta Proposición de Ley antes de la disolución de las Cortes. En todo caso, el daño al Estado de Derecho ya está hecho.

Veremos como acaba esta nueva actuación de los Pirómanos Populistas. No seria de extrañar que, de aprobarse esta esperpéntica reforma, el primero en sufrirla sea el propio Gobierno español. Cabe recordar que el PP, que tanto se llena la boca de defensa constitucional, tiene en su haber reiterados incumplimientos de las sentencias del Tribunal Constitucional. Eso, cuando no consigue que una cuestión de competencias este pendiente de sentencia durante 10 años y al dictarse ya no tenga sentido, porque la norma impugnada ya ha perdido su vigencia. 

El PP puede acabar siendo el cazador, cazado. Aunque también cabe que hasta eso hayan calculado y piensen que total después de las generales ya no estarán en el Gobierno. Y que sus desaguisados los arregle otro.

Por salud democrática hay que expulsar a estos pirómanos populistas de las instituciones de este país.

  
]]>
Joan Coscubiela i Conesa 2015-09-02 09:21:39
Puntadas sin hilo - Ayer dejé de ser demócrata http://blogs.publico.es/arturo-gonzalez/2015/09/02/ayer-deje-de-ser-democrata/ Y no volveré a serlo hasta que el Partido Popular abandone el poder. La fascistada parlamentaria con la que va a reformar las competencias del Tribunal Constitucional para castigar a Artur Mas impiden serlo. Se puede ser ácrata, libertario, revolucionario, abstencionista, independentista acérrimo, lo que sea menos demócrata en un sistema que permite tal atrocidad, amén de otras muchas. Esta llamada legalidad no sirve para sustentar una verdadera libertad. No se puede abusar hasta la náusea de una mayoría absoluta. El Partido Popular ha quebrado no solo la mínima congruencia exigible sino la convivencia entre los españoles. Se ha convertido en un partido simplemente repugnante y dañino para España, por muchos ciudadanos que lo apoyen. Es inconcebible y lastimoso que los demás partidos, con el PSOE a la cabeza, no hagan huelga de asistencia y voto, no abandonen definitivamente el Parlamento y acepten como corderitos o borregos la farsa de debate que se anuncia. La dejación de funciones de la que les acusarían es la de resignarse a ser meros comparsas. Tal vez sería la hora de romper la baraja y desenmascarar a esos sujetos tramposos que usan la democracia como dictadura y por tanto como fascismo. Estas normas y procedimientos no valen para defender los intereses de los ciudadanos y dan razón a quienes desde hace tiempo afirman que estos cuarenta años han sido una componenda. Con esta decisión del Gobierno, España sí que entra en recesión política y es necesario un rescate. Herencias, corrupciones, puertas giratorias, cementerios de elefantes, desigualdades, renovados caciquismos, leyes aniquiladoras de derechos, explotación de dignidades, manipulación informativa, todo palidece ante este crimen institucional. La democracia ha muerto. Esta democracia, claro. La Constitución sí que se convierte ahora en un papel inútil. Se hizo con un consenso más o menos acertado o forzado, hasta el famoso artículo 135 se cambió con acuerdo básico, y ahora llegan estos pollos, tras cuatro años de desmanes y abusos, y le asestan una puñalada trapera con la excusa de la rebeldía catalana. Esta ley será peor que los tanques. Son tanques disimulados que producen asco y repulsa. Yo no soy independentista, pero desde ayer los comprendo y les deseo éxito. El Presidente del Gobierno ha llegado al fondo de la abyección. Y usa los tanques de la legalidad de manera antidemocrática. Es una villanía más. ¡Malditos sean!, como decía el añorado comentarista Tititokokoki.

____________________________

Gota MIGRATORIA: Las aproximaciones sentimentales y compasivas al neofenómeno de la migración hacia Europa como consecuencia del hambre y de las guerras no pueden producir efectos prácticos. Todo el mundo dice que es una vergüenza, y lo es, pero nadie propone soluciones concretas. Yo tampoco las tengo y por eso no he escrito sobre ello. No sé si hay que abrir las fronteras a todo el que quiera pasar por ellas y que el mercado sea el que regule el flujo, si hay que intervenir y apoyar en origen a los Gobiernos de los países de emigrantes, lo que llevaría decenas de años al ser países infradesarrollados, tribales y corruptos en grado sumo, si hay que impedir con mano dura que entren, si hay que mantener un ten con ten, con los consiguientes quebrantamientos en ambos casos de los derechos humanos reconocidos en teoría internacionalmente, ignoro que sería lo adecuado. Lo único que sé es que estoy seriamente abatido con este tema, que no me lo puedo sacar de la cabeza. ¿Alguno de ustedes sugiere alguna salida que no sea puro voluntarismo de imposibles buenas intenciones? Porque los ciudadanos, y no solo los Gobiernos, también tendríamos la obligación de aportar salidas a lo que constituye la más trascendente y conflictiva revolución demográfica mundial del siglo, sin que nos conformemos con la simple queja exculpatoria de nuestras conciencias.

_______________________

Gota SENADO: ¡Tanto hablar de Iberdrola, Endesa o Repsol como puertas giratorias de acogida y el Senado es la mayor puerta giratoria que existe! Ver ayer a Rita Barberá, Alberto Fabra o Luisa Fernanda Rudi tan felices tomando posesión de sus chollocargos es la fotografía más obscena que actualmente puede hacerse de España y su famosa Marca.

_____________________________

]]>
Arturo González 2015-09-02 08:35:06
Pensamiento crítico - Respuesta a la carta de Felipe González a los catalanes http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2015/09/02/respuesta-a-la-carta-de-felipe-gonzalez-a-los-catalanes/ Vicenç Navarro
Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra. Barcelona.

El ex presidente del Gobierno español, el Sr. Felipe González, escribió este pasado domingo, 30 de agosto, una carta abierta a los catalanes en el diario El País, en la que alentaba a la población que vive en Cataluña a desoir la propuesta del Presidente de la Generalitat de Catalunya de que Cataluña se separe de España. La mayoría de los argumentos que utiliza Felipe González en este artículo han sido utilizados extensamente por la mayoría de las voces anti secesionistas en España, alertando a Cataluña de los enormes daños que tal separación le acarrearía, convirtiéndola, nada menos, “en la Albania del siglo XXI”. Termina su artículo con apelaciones a la ley (que él escribe en mayúsculas, LEY, para enfatizar el imperativo de respetar la ley, y la Constitución que pactamos entre todos, frase que se reproduce también con gran frecuencia en el argumentario oficial del país). Tal carta se inicia ya en la primera página de El País, dándole gran preeminencia e indicando con ello que representa la postura de lo que en la cultura anglosajona se definiría como el establishment político-mediático español establecido en la capital del Reino (que es distinto y tiene poco que ver con el Madrid popular con el que erróneamente se confunde en las proclamas de los nacionalistas a ambos del Ebro), y que reproduce tal rotativo.

Con el respeto que le tengo al ex presidente del Gobierno español, el Sr. Felipe González, tengo que subrayar que tal carta representa una incomprensión de lo que está ocurriendo hoy en Cataluña, incomprensión muy común en tal establishment, y que requiere una respuesta de un catalán que se siente español – como es mi caso – y que votaría en contra de la secesión de Cataluña de España, en el caso de que el pueblo catalán pudiera expresar libremente, en condiciones auténticamente democráticas sus preferencias y deseos (posibilidad negada precisamente por tal establishment, del cual la dirección del PSOE es parte). En realidad, el propio Sr. Felipe González y el PSOE se han opuesto a la realización de esta consulta popular en Cataluña desde que se estableció la democracia.

Pero hay que recordar que no siempre fue así en el PSOE. El Sr. Felipe González debiera recordar – como recordamos los que vivimos en el periodo de clandestinidad, luchando contra la dictadura en los años cincuenta, sesenta y setenta – que el PSOE reconoció en su día la pluralidad del estado español, hasta tal punto de incluso admitir para Cataluña el derecho de autodeterminación. Ahí están los documentos escritos de manera clara y precisa por el PSOE durante la clandestinidad, indicando que Cataluña tendría que tener, en una España democrática, el derecho de  autodeterminación, que no es ni más ni menos que el derecho a decidir por parte del pueblo catalán sobre su futuro, incluyendo su relación con el estado español. Tal derecho es ampliamente apoyado por la mayoría de la población que vive en Cataluña. Según las encuestas, el 80% de tal población desea ser consultada y decidir sobre el tipo de articulación que desea tener con el estado español. Derecho a decidir incluye, por definición, derecho a escoger, y una de las alternativas en esta decisión sería naturalmente la separación de Cataluña con España. Las encuestas señalan, sin embargo, que la mayoría de catalanes no escogería esta alternativa. Pero es precisamente esta oposición del estado español a que se reconozca a Cataluña como una nación – con derecho a decidir – lo que está disparando exponencialmente el deseo de separación. Intentar parar este crecimiento, mediante el miedo, como hace Felipe González, no ayuda a revertir este fenómeno, sino que, al contrario, contribuye a su expansión. En el mundo de los sentimientos, ofendiendo la dignidad de la ciudadanía que es independentista o simpatiza con la causa de la secesión, homologándola al nazismo o fascismo, es un profundo error, además de ser una ofensa a todo catalán y a todo español con sensibilidad democrática. El movimiento independentista ha sido, en Cataluña, democrático y no violento, e insultarlo con tal ecuación es profundamente antidemocrático. Seguro que el Sr. Felipe González no intentaba lo que así aparece en su texto. Pero en la manera como está escrito parece llegar a esa conclusión que, naturalmente, ha sido de nuevo utilizada en contra suya por parte de los portavoces de aquel movimiento.

Por otra parte, no hay que confundir desobediencia civil con comportamiento antidemocrático, tal como hace el Sr. Felipe González cuando apela constantemente a la LEY y a la CONSTITUCIÓN, como base de su autoridad moral para definir un acto como democrático. Tal llamada a la LEY pierde incluso gran parte de su efecto, pues hemos visto durante estos años, y muy en particular durante los del gobierno del Partido Popular, el relativismo con que tanto la Ley como la Constitución se han ido aplicando en Cataluña y en el resto de España. La historia de la democracia en cualquier país, incluyendo la de España, está llena de ejemplos de que la desobediencia civil es necesaria para presionar y mejorar la democracia.

Las raíces del Problema: la oposición a reconocer la plurinacionalidad del estado español 

Por regla general, el establishment político- mediático español considera la Transición de la dictadura a la democracia como modélica. Los Santos Juliá de este país han promovido esta visión a través de los mayores medios de información (tanto en Madrid como en Barcelona, por cierto). Pero los testarudos datos muestran claramente que de modélica, tal Transición tuvo muy poco. El contexto político en el que la Transición se desarrolló no daba para más, y no permitía que fuera modélica. Las derechas (mejor dicho ultraderechas, según el abanico político europeo) tenían un enorme poder sobre el aparato del estado y sobre la gran mayoría de los medios de comunicación. Las fuerzas democráticas (lideradas por las izquierdas) por el contrario, acababan de salir de la clandestinidad. ¿Cómo podría darse una Transición democrática ejemplar en estas condiciones de enorme desequilibrio de fuerzas?

El análisis del producto de esta Transición muestra, precisamente, lo inmodélico de aquel proceso de transición de una dictadura a una democracia. El resultado final, el estado “democrático”, no respetó la plurinacionalidad del estado español, asignando además al Ejército la misión de garantizar la unidad de España (asumiendo, con ello, que la Unión se debía mantener por la fuerza, no por el consenso y ejercicio democrático). En realidad, las estructuras del estado fueron una continuidad y no una ruptura con el estado anterior. Ni qué decir tiene que cambios importantes ocurrieron (y el gobierno del Sr. Felipe González contribuyó en gran manera a que ocurrieran). Pero los problemas fundamentales del país no se resolvieron. Uno de ellos fue el enorme retraso social de España, que ha tenido como consecuencia que incluso hoy el gasto público social por habitante continúe siendo de los más bajos de la UE-15, el grupo de países de semejante nivel de desarrollo económico de España. Ello ha sido resultado del enorme dominio que las derechas han continuado teniendo sobre el estado español (y sobre la Generalitat de Catalunya, donde el 80% del periodo democrático ha estado gobernada por el partido dirigido por el Sr. Mas). Otro es la bajísima calidad de la democracia española, con escasísimas posibilidades de participación ciudadana en el proceso democrático.

Y otro más es la enormemente limitada diversidad ideológica en los medios (muestra de lo cual es que este artículo no pueda aparecer en El País o en ningún otro mayor medio de difusión del país). También,  otra consecuencia del dominio de las derechas en la Transición inmodélica fue el no reconocimiento de la plurinacionalidad del estado español. En realidad, el establecimiento de la España de las autonomías era una manera de negar tal plurinacionalidad. El “café para todos” era una manera de negar la especificidad de Cataluña, especificidad que es distinta, como maliciosamente se presenta, a sentirse superior o a adquirir privilegios especiales).

Las instituciones democráticas catalanas han seguido, hasta ahora, todos los pasos que democráticamente debieran hacerse según la LEY. El Sr. Felipe González recordará que fue, no durante el gobierno del Sr. Pujol o del Sr. Mas, sino durante el gobierno del socialista Pascual Maragall, cuando el Parlament de Catalunya hizo una propuesta para que se respetara tal especificidad, mediante la aprobación del Estatuto de Catalunya, por el Parlament de Catalunya, que fue también aprobado, después de ser “cepillado” por las Cortes Españolas, y más tarde refrendado por Cataluña. En cambio, el reconocimiento de Cataluña como nación (tema altamente emotivo) no  fue aprobado por el Tribunal Constitucional, con el consiguiente silencio del gobierno Zapatero. ¿Qué espacio se le deja a Cataluña ahora, frente a un estado, cuyo gobierno, el PP (el heredero de las derechas que controlaban el estado dictatorial) ha liderado la oposición del estado español en el  reconocimiento de la especificidad catalana?

En realidad, el PP es la mayor fábrica de independentistas. Como astutamente decía la Sra. Rigau, la Consejera de Educación del gobierno Mas, “nosotros hacemos catalanistas y el PP los hace independentistas”. La torpeza del gobierno Rajoy, en su intento de solucionar lo que llaman “el problema catalán”, no tiene límites. Creer que tal problema (que no es “el problema catalán” sino el problema español) puede resolverse a base de mayor represión, es de no entender nada de lo que pasa en Cataluña. En realidad, están haciendo del Sr. Mas un “héroe” y “un mártir” que el partido gobernante en la Generalitat utiliza hábilmente.

En realidad, no hay plena consciencia en el resto de España de que el PP es un partido muy minoritario en Cataluña. Es de los que gobierna menos municipios en Cataluña. De ahí que no se entienda en España el agotamiento que produce en Cataluña haber estado gobernada durante muchos años, a nivel del estado central, por un partido sumamente minoritario en Cataluña, que tiene poquísimo apoyo popular. ¿No cree el Sr. Felipe González que esta es una de las causas de que muchos catalanes (el 42%) deseen irse del estado español? El comportamiento del PSOE no les invita mucho a reconsiderar su preferencia. Ha sido por influencia del PSOE que el PSC haya decidido aparcar su compromiso con el derecho a decidir, convirtiéndose en la fracción del PSOE en Cataluña. ¿Es esto lo que la dirección del PSOE y el Sr. Felipe González desean?

¿Por qué tanta resistencia a aceptar la plurinacionalidad?

La respuesta a esta pregunta es fácil de entender, aunque el lector nunca la leerá en El País o en cualquier otro gran rotativo en España. La aceptación de la plurinacionalidad implicaría un cambio profundo del estado, que pasaría por una pérdida de privilegios y poder de este establishment político-mediático de Madrid (que repito, es distinto del Madrid popular). Y ahí está el meollo de la cuestión. Hoy, España ha mantenido una configuración radial, que ha perjudicado seriamente a lo que ellos llaman la periferia. También, su dominio cultural y mediático ha constreñido y limitado a los otros pueblos y naciones con este enorme conservadurismo propio del estado español, que es la causa del sub desarrollo social y el sub desarrollo de la diversidad plurinacional en este país.

De ahí que una de las novedades más positivas de lo que ha estado ocurriendo en España (y que el Sr. González no cita) sea el surgimiento de movimientos sociales, políticos e identitarios que están protestando contra las políticas de austeridad impuestas por el estado bipartidista que, a su vez, están redefiniendo España. Lo que ha ocurrido en Galicia, en Valencia, en las Islas Baleares, en partes de Andalucía, en Madrid (y un largo etcétera) es un indicador de esta situación. Lo que es excepcional en Cataluña es que el movimiento identitario hoy esté hegemonizado, no por las izquierdas como está ocurriendo en otras partes de España, sino por las derechas, es decir el gobierno Mas, que lo ha estado instrumentalizando para ocultar sus políticas de austeridad, es decir, por el partido gobernante.

Frente a esta respuesta, las izquierdas catalanas no pueden ignorar o dejar aparte el tema nacional, para centrarse exclusivamente en el tema social (donde la derecha es tan vulnerable). Las izquierdas deben también cuestionar el supuesto “patriotismo” de las derechas, mostrando que sus alianzas en los temas fiscales y económicos con la derecha española han perjudicado enormemente el bienestar y la calidad de vida de las clases populares de Cataluña, que son la mayoría del pueblo catalán. No puede presentarse una fuerza política defendiendo Cataluña y, a la vez, perjudicar a su pueblo. Ahí está el reto de las izquierdas. Denunciar y reemplazar a las derechas catalanas que han gobernado la gran mayoría del periodo democrático en Cataluña, corregir su enorme déficit social, transformar profundamente  la democracia en Cataluña, con la introducción y expansión del derecho a decidir en todos los temas que afectan al pueblo catalán y contribuyendo, con los otros pueblos y naciones de España, en redefinirla. Las semillas para el florecimiento de esta posibilidad se están ya creando en España. La mejor ayuda que las izquierdas españolas no catalanas pueden ofrecer a las fuerzas progresistas en Cataluña es cambiar España y el régimen establecido en la primera Transición para que pueda surgir la otra España. La carta de Felipe González, por desgracia, no va en este camino. En realidad, dificulta, no solo la transformación de Cataluña, sino también la de España. En el contenido de su carta, y en el tono y estilo escogidos, ha contribuido a la movilización y radicalización del movimiento independentista, tal como ha estado haciendo el gobierno Rajoy.

]]>
Vicenç Navarro 2015-09-02 07:00:12
Otras miradas - Los recortes en la participación escolar http://blogs.publico.es/otrasmiradas/5253/los-recortes-en-la-participacion-escolar/ Mª Luz Martínez Seijo
Profesora de Educación Secundaria. Doctora en Planificación e Innovación Educativa.

Es frecuente escuchar entre los que nos dedicamos a la educación y la formación que se requiere más implicación de las familias y mayor colaboración de los padres y madres en el proceso de enseñanza, sobre todo en Educación Secundaria. Si bien es cierto que el largo camino educativo de los niños comienza con mayor apoyo por las familias en la educación infantil y primaria, poco a poco ésta se va reduciendo, desapareciendo en muchos casos en la educación secundaria y siendo prácticamente inexistente en las etapas pos obligatorias.

Quizás deberíamos matizar que por “apoyo familiar” los profesionales de la educación no entendemos sólo la “ayuda para hacer los deberes”, que lógicamente se complica en etapas educativas superiores, sino un interés sobre el proceso y progreso de alumno, sobre actitudes y hábitos en el estudio que requieren la colaboración de las familias. Nos referimos a que las familias se impliquen más en la formación de su hijo o hija, que supone un proyecto conjunto de escuela-familia.

Desgraciadamente la participación escolar está poco definida y ha sido sometida a serios vaivenes a lo largo de la historia legislativa de educación en España, y en general se ha restringido al trabajo de AMPAS y Consejos Escolares, pero con poca trascendencia y escaso peso en la toma de decisiones.

“La participación” aparece en la Constitución de 1978 y establece la intervención de los padres, madres y, en su caso, los alumnos en el control y gestión de los centros sostenidos por la Administración con fondos públicos.

Sin embargo, últimamente la participación escolar ha sufrido un duro varapalo que ha pasado de  ser concebida como un valor básico para la formación de ciudadanos autónomos, libres, responsables y comprometidos, garantizándose la participación de la comunidad educativa en la gestión  de los centros educativos tal y como se recogía en la LOE, a una participación tutelada en la LOMCE, que aunque reconoce la necesidad de buscar un equilibrio y fortaleza en la relación alumno, familia y escuela, lo hace de tal manera que extirpa toda posibilidad de cualquier toma de decisión de la Comunidad Educativa cuya representación se encuentra en el Consejo Escolar. La LOMCE transfiere todas las decisiones del Consejo Escolar a la figura de director del centro, de esta forma el Consejo Escolar pasa de ser un órgano de gobierno, de decisión, a un órgano meramente consultivo y sus consejeros se convierten en  convidados de piedra.

Más allá de cuestionar si este cambio se ajusta al principio constitucional de 1978, lo que sí debe cuestionarse es que es un duro golpe que quiebra y contradice un principio educativo y formativo. Padres, madres y docentes vamos introduciendo a lo largo de la educación y formación de nuestros niños y niñas las bases para que poco a poco vayan asumiendo y adoptando decisiones en sus vidas y que lo hagan de manera responsable, es parte del proceso de aprendizaje y de madurez en la vida. Resulta ofensivo que un principio tan evidente que fomentamos en nuestros hijos e hijas sea hurtado en la Escuela, y que la Comunidad Educativa sea privada de la “confianza” para que participe en las decisiones del Centro.

Es lógico y deseable  que la comunidad educativa tenga capacidad de decisión, no es cuestión baladí cuando se trata de poder opinar y decidir sobre aspectos que influyen en la educación integral de un hijo, el proyecto educativo de un centro, decisiones que afectan al ambiente de convivencia e incluso al cambio de libros de texto sobre lo que ya sólo se pueda opinar, pero no decidir, como ha sucedido en este curso.

Con la LOMCE,  queda mutilado el modelo de escuela democrática, un ejemplo real que niños y niñas vivían a diario y que queda afectado también por la ola de recortes, en este caso democráticos.

Pero el golpe definitivo a la participación ha venido de la mano de los tijeretazos en educación del PP. Las ayudas, imprescindibles para la subsistencia de las federaciones de asociaciones de padres y madres, han sido recortadas de manera ascendente hasta la absoluta desaparición, como ha sucedido en varias Comunidades Autónomas gobernadas hasta hace apenas dos meses por el PP. Tristemente, ha supuesto la supresión de programas de formación a las familias, escuelas de madres y padres, así como el cierre de algunas federaciones ante la imposibilidad de afrontar el pago del local en el que desarrollaban su labor de voluntariado.

La participación debe ser más que formar parte del AMPA o Consejo Escolar. Muchos docentes, principalmente en educación secundaria, demandan más implicación de las familias, sin embargo muchos docentes son reticentes  a permitir ir más allá y establecer vías que permitan que las familias entren más en los centros escolares, y que se establezcan unos canales estables de colaboración, mientras que muchas familias tampoco tienen claro dónde se encuentra la barrera o el límite de cooperación. Como conclusión, encontramos que paulatinamente existen menos proyectos de colaboración entre padres y centros, y aunque son más frecuentes en educación primaria, son casi inexistentes en educación secundaria, siendo éste el momento educativo en el que la mayoría de los jóvenes que se pierden en el proceso educativo, lo hacen de manera definitiva.

La cuestión es cómo avanzar para que haya más implicación y que se encuentre el equilibrio basado en el respeto a las competencias de ambas partes, es decir, ¿cómo se genera la participación y el trabajo conjunto con las familias? Sin duda una pregunta difícil que nos hace avanzar hacia un marco normativo, porque para que haya participación, en principio, ésta se debe generar y regular, y como hemos comprobado la LOMCE supone un claro retroceso a serios avances ya llevados a cabo en algunas comunidades autónomas que ya hace años regularon y fomentaron la participación.

La coherencia en política educativa es difícil de sostener cuando por un lado se pide a gritos en determinados contextos escolares más ayuda, implicación y apoyo de las familias, y por otro se observa que la norma va limitando, reduciendo y eliminando su presencia en los centros.

Es difícil generar una cultura de participación escolar, cuando la propia administración no la genera o facilita. Es difícil instaurar valores democráticos cuando a la comunidad educativa se le sustituye el derecho a “decidir” por el derecho a “opinar” y es difícil para el Gobierno mantener un mensaje consecuente cuando ni siquiera en un cambio legislativo como el que vivimos actualmente se ha generado un debate intenso, amplio y plural, que sería lo deseable para llevar adelante una ley educativa.

En definitiva, la participación debe generarse, mimarse y cultivarse, porque si se desea implicación se deben poner las bases para que las familias se acerquen a un medio que no es el suyo y se venzan ciertos reparos, desde las familias a los centros y desde los centros a las familias, y eso se crea de manera natural, trabajando a diario, y ¿cómo no?, creando el espacio para ello.

Todo depende como casi siempre de la voluntad existente, ojalá que la haya,  porque actualmente nuestra sociedad no puede permitirse ni la desaparición de los valores democráticos en la escuela, que se garantizaban en la asignatura Educación para la Ciudadanía y además dañar severamente un modelo de funcionamiento democrático y participativo en los centros que representaban los Consejos Escolares.

]]>
Opinión 2015-09-02 06:57:02
Rosas y Espinas - Temocracia http://blogs.publico.es/rosa-espinas/2015/09/02/14282/ En resumiendo, que el PP acaba de presentar su propuesta de reforma del Tribunal Constitucional para que pueda suspender a funcionarios y gobernantes que incumplan sus sentencias. O sea, que el Tribunal Constitucional podría suspender a los representantes del pueblo, dejar a un pueblo sin presidentes, sin diputados, sin los indispensables senadores. A mí me gustaría que el TC pudiera suspender al TC también, y prohibir las picaduras de los arácnidos, y meter preventivamente en la trena a los huracanes hasta que amaine el viento. El problema es que los miembros del TC son nombrados por el rey mediante real decreto y sostienen que “la persona del rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad”. Esto no es una democracia. Es una temocracia.

El hecho de que dejemos a un organismo nombrado por un señor que nos obligue a no sujetar a reponsabilidad a dicho señor, me parece muy poco fuenteovejúnico, y yo soy muy celoso de la tradición literaria. Yo me sentiría muy representado por un gobernante que incumpliera el mandato constitucional de que la persona del Rey sea inviolable y no esté sujeta a responsabilidad. Sobre todo el día después, por poner un ejemplo, de que ese inviolable rey hubiera violado a mi hijo. Cómo cojones voy a delegar mi gobernabilidad en unos tíos que consideran a un fulano con corona inviolable.

Ahora pretenden que todo hecho político u ontológico pueda ser condenado por doce magistrados sin piedad nombrados a dedo por un rey. Pues manda democracia, que diría un huevo. Para esto de los golpes de estado, yo, sinceramente, prefiero a un militar. Ya van vestidos para la ocasión. Me acomodo más a un disparo que a una sentencia injusta. La sentencia injusta te deja demasiado tiempo para pensar que eras bueno, bello e inocente.

Nuestra constitución es una mierda, y lo sabe todo el mundo. Es tan meliflua y torticera que incluso algunas personas de izquierda moderada la intentan cumplir. Las constituciones que dicen y no hacen son todas una mierda. Una puta mierda. Artículo 47: “Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos”.

Yo soy un simple ciudadano sin cultura ni carrera, lo juro, y me aterra que un tribunal obligue a nuestros políticos, a nuestros representantes, a cumplir la constitución. Imagínense ustedes, con lo descansados que estamos, que nos obligaran a cumplir con el artículo 35: “Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia, sin que en ningún caso pueda hacerse discriminación por razón de sexo”.

Yo no sé vosotros, pero para entender estas cosas de la constitución española no necesito un tribunal. Salvo para que me juzgue y me condene. Por haber marcado una página de mi constitución con una flor arrancada en un parque.

–¿Qué es más delito, señoría? ¿Haber arrancado la flor o meterla entre las páginas de la constitución?

–Meterla entre las páginas de la constitución. ¿No ve que está usted provocando a la primavera?

–Un receso, señor juez. Mi defendido no es consciente de que estamos en otoño, ha dicho…, tonterías.

–Condenado a muerte. Ya llegará un día la primavera. ¡En pie! Preparen el garrote vil y llamen al cura.

–¡No quiero cura!

–¿No ve usted como era culpable?

]]>
Aníbal Malvar 2015-09-02 05:57:27
El ciudadano autosuficiente - Deutschland ist anders http://blogs.publico.es/ciudadano-autosuficiente/2015/09/01/deutschland-ist-anders/ berlin1

Me fui de viaje a principios de agosto, por esto de salir un poco de mi zona de confort e irme de vacaciones (si, algunos periodistas ganamos como para irnos de vacaciones de vez en cuando), y descubrí una maravillosa ciudad que me encantó y no me decepcionó en ninguna circunstancia: Berlín.

Por norma general, cuando nos alejamos de casa más de lo debido, nos surgen las mismas dudas: ¿Podré encontrar mi marca de té? ¿Iré regularmente a visitar al Señor Roca? ¿Será potable el agua? ¿Podré dormir bien en una cama que no es la mía? Pero a los que somos, o intentamos ser, lo más sostenible posibles nos surgen miles de dudas más junto con problemas. Muchos problemas. ¿Cómo será el sistema de reciclaje? ¿El transporte? ¿Encontraré una tienda de productos ecológicos? ¿Habrá opción vegetariana o vegana en la carta? ¿Este café proviene del comercio justo?

Intuía que Berlín iba a ser una ciudad en la cual me encontraría a gusto respecto a este tema, y, debo decir que estaba más a gusto que en Madrid. ¿Por qué? Puede que haya unas ciudades que sean mejores que otras para ser sostenible. En Berlín todo el mundo se mueve con bicicletas, ¡ni siquiera son eléctricas! La estructura de la ciudad, con carriles bici en todas las grandes calles y avenidas de la urbe –plana– y sin cuestas, facilita muchísimo su uso. Si no se tiene bici no pasa nada, hay puntos de alquiler de bicicletas por horas o días en cualquier rincón, a precios muy asequibles (menos de 10 euros el día).

berlin2

La autora junto con su empresa de reciclaje

Para los miedicas como mi amiga y yo está la opción de coger el transporte público: metro subterráneo y en superficie, autobuses y tranvías. Debo decir que tras las tremendas esperas que he llegado a ver en Madrid (hasta 12 minutos a las 5 de la tarde en un día laborable), la asiduidad del transporte público berlinense es maravillosa. Hay una relación de confianza entre los usuarios y la administración del transporte público que me asombra: no hay tornos para entrar al metro. Solo tienes que picar tu ticket en unos máquinas de validación, eso sí, si te pilla el revisor sin billete validado (da igual que lo tengas comprado, debes validarlo) te sueltan un multón de 80 euros. Al parecer da igual si te haces el guiri (sí, porque los morenos somos los guiris del norte de Europa) o no tienes dinero: o pagas (en efectivo o tarjeta, porque los controladores se pasean con un datáfono), o te llevan a comisaría. Aunque desmesurado, me parece que una regulación es obligatoria, para evitar abusos.

Irse de compras o comer equilibrado, sano y alimentos éticos no es una tarea muy ardua. Hay tiendas ecológicas y de mercado justo, tanto alimentarias, como tiendas de ropa, como de actividades. Si bien es cierto que es más caro que los productos que suelen consumir estas personas denominadas “ciudadanos de a pie”, pero es mucho más barato que en España. Hay muchísimas tiendas cadenas de supermercados y marcas (para que os hagáis una idea: el monopolio de Mercadona y Hacendado pero en ecológico) de productos biológicos, vegetarianos/veganos, éticos…

Respecto a la separación de residuos, ¡ay de la comunidad de vecinos que no separe todo correctamente! Hay ciertas multas a los edificios que no separan correctamente en los contenedores que hay: papel, plásticos, residuos orgánicos, vidrio de color y transparente. Menudo afán de separar las cosas. No sé si luego llegará a algo pero al menos se empeñan en algo.

Me parecía muy difícil sentirme más cómoda en una ciudad que no es la mía, pero debo decir que Berlín se adapta muchísimo más a mi estilo de vida y a mi forma de pensar que España, ya que aquí, generalizando, lo sé, quien recicla es un hippie, quien es vegetariano come como los conejos y quién se preocupa por el medio ambiente es un corto de espíritu.

Alba Zaragoza De Vincenzo

]]>
Fundación Vida Sostenible 2015-09-01 14:07:51
Dominio Público - Grecia: reflexiones después de la batalla http://blogs.publico.es/dominiopublico/14481/grecia-reflexiones-despues-de-la-batalla/ Pablo Bustinduy Amador
Secretario de relaciones internacionales de Podemos

La resolución de la crisis griega ha sumido a buena parte de quienes trabajan por un cambio democrático en Europa en la desesperanza. Hay que decirlo sin medias tintas: el tercer memorándum supone un retroceso grave, cuyo precio seguirá pagando el pueblo griego con años de sufrimiento y austeridad, y una desmoralización para quienes creen y confían en construir una Europa democrática y social. Es un acuerdo nocivo, fruto del ensañamiento político y financiero de los acreedores, que no busca defender el interés general de Grecia ni de Europa, sino reforzar el mando político y financiero de Alemania y neutralizar cualquier posibilidad de alternativa política en la periferia europea. Sin embargo, y unas vez expresadas estas premisas, creo que es necesario enumerar una serie de observaciones sobre el escenario europeo actual y las perspectivas que se abren para todas las batallas sucesivas.

1- En Europa hay un conflicto global entre austeridad y democracia, que afecta a todos los ámbitos de la vida política y social y que va a determinar los horizontes, las capacidades y las posibilidades de una acción política transformadora para las décadas por venir. Es fundamental asumirlo y entenderlo: Alexis Tsipras no ha chocado con fuerzas conservadoras del orden establecido, sino con un statu quo dinámico, que está en proceso de redefinición y transformación. Estamos en un momento de transición geopolítica profunda, compleja, y dependiendo de la amplitud del encuadre, de la escala de tiempo y espacio que adoptemos para explicarlo, la perspectiva de lo que ha sucedido en Grecia cambia notablemente. La lectura de la coyuntura concreta –una derrota dolorosa– puede hacer caer en el fatalismo, que nubla la comprensión y es enemigo del análisis: en una perspectiva de onda larga, sistémica, las fuerzas de la democracia deben recomponerse, reconocer los avances –que son muchos– y los retrocesos de estos últimos seis meses, y avanzar en las direcciones que pueden plantear las próximas batallas en los términos más favorables. El orden establecido está en movimiento, y sigue abierta la posibilidad de una transformación política profunda que ponga fin a la austeridad y plantee la democratización de nuestra vida económica, política y social. Basta ver lo que está sucediendo en las primarias laboristas y demócratas, o lo que ha sucedido en las elecciones turcas, en Escocia o las municipales españolas: la perspectiva de cambio, en gran medida gracias al proceso griego, está hoy en día más abierta que hace un año.

2- La mayor parte de las reacciones y los comentarios sobre la resolución de la crisis griega se han desarrollado desde una perspectiva moral: traiciones, capitulaciones, coraje, modulaciones de la voluntad. Se trata de una tendencia lógica, instintiva, pero es también la causa de la pobreza estratégica de la mayoría de los análisis que se están realizando sobre el caso. Hay que ser fríamente materialistas ahora mismo: pensar el escenario, pesar las fuerzas, entender lo que ha pasado, y analizar cuáles son los márgenes que quedan abiertos, los que se han cerrado, los que se pueden abrir, y los que no. Todo lo demás es literatura, dramatización, y no sirve para hacer política (o al menos, no la política que nos interesa).

3- No sirve de nada analizar la derrota del Gobierno griego en términos de “voluntad”, como si Tsipras no hubiera querido ir más allá de lo que ha conseguido, como si le hubiera faltado coraje para aplicar un plan B que nadie conoce en profundidad ni puede definir exactamente. En un país que importa una parte sustancial de los alimentos y medicinas que consume, y más de dos tercios de la energía, un país arruinado, que ha perdido dos tercios de su aparato productivo en los largos años de la austeridad, en un país con el sistema bancario asfixiado por el BCE, sin reservas de divisa extranjera, y sin forma de financiarse por sus propios medios ni en los mercados ni en las instituciones internacionales, el margen de negociación en la hora H reveló desgraciadamente todos sus límites estructurales.

4- ¿Podría Tsipras haber dicho no al acuerdo? Según las estimaciones del gobierno, el sistema bancario habría aguantado pocos días más, después de varias semanas de corralito, una vez que no se concluyera el acuerdo. Independientemente de la solución técnica que se le diera a la crisis, los depósitos y ahorros en euros de quienes aún tienen su dinero en el banco –no las clases adineradas precisamente, pues los grandes propietarios hace años que sacaron el dinero del país– se habrían evaporado. La realidad es que ninguno de los poderes regionales alternativos a Europa y el FMI mostraron disposición a colaborar en un escenario de ruptura con la UE. Sin financiación, sin garantizar la importación de insumos básicos, “reindustrializar el país” y “recuperar la soberanía” son proclamas vacías. No se habría podido socializar en el corto plazo otra cosa que la quiebra, en un país cuya población dio un mandato claro contra la austeridad pero no quiere salir del euro. Para tomar esa decisión no hacía falta coraje o valentía, hacía falta indiferencia ante la violencia inmediata que iba a acarrear sobre los trabajadores y las clases medias del país, en contra de su propia voluntad.

5- Esa aparente contradicción de la voluntad popular (no a la austeridad, no a salir del euro) es mucho más profunda y compleja de lo que parece. Es radicalmente falsa, y tramposa, la oposición de austeridad en el euro frente a soberanía fuera de él. Es infantil y peligroso imaginar que hay mayores posibilidades de redistribución social, mayores márgenes de progreso y justicia social fuera de la estructura socioeconómica más desarrollada de un momento histórico que dentro de ella, sin tener en cuenta cuál es el contexto preciso en el que habría que operar y cuál es la disponibilidad de recursos que se da en cada uno de los escenarios. No hay duda: de aplicarse, este acuerdo supondrá una dosis adicional de sufrimiento para la población y una pérdida sustantiva de recursos públicos y comunes para los griegos. Pero no vale caer en robinsonadas abstractas: no hay mayor soberanía en la escasez, ni en el aislamiento, sin un plan viable de financiación de una economía rota y asfixiada, en vistas de su rearticulación productiva a medio plazo. El siglo pasado nos enseña que fuera de los núcleos productivos más desarrollados y avanzados es difícil socializar otra cosa que la escasez y la miseria, lo que resulta difícilmente compatible con las libertades políticas y la democratización económica y social, esto es, con la condición misma de la justicia social.

6- La pugna esencial sigue siendo por el control político de esa estructura productiva. La política es una correlación de fuerzas, y lo que ha resultado de este episodio de la crisis no es otra cosa que una brutal imposición, la cristalización de una relación desigual hasta el extremo: la decimoquinta economía de Europa, asfixiada y sin financiación en los mercados, frente a Alemania y un bloque heterogéneo pero coherente en última instancia que incluye a todas las fuerzas del orden, todos los poderes políticos, económicos y financieros del continente. No podemos caer por ello en el desistimiento moral. Nuestra perspectiva y nuestro objetivo deben seguir siendo democratizar la producción, el control y la distribución de la riqueza allí donde ésta se produce. Si no logramos alterar esa correlación de fuerzas, no abriremos un espacio suficiente para el proceso de democratización que pueda representar una verdadera alternativa al mando financiero que está sometiendo, una tras otra, todas las conquistas y todos los derechos heredados de la constelación histórica del Estado de bienestar.

7- Es falso que esta crisis haya demostrado que en Europa es imposible la política. Hay un determinismo peligroso –todo era imposible desde el principio, ergo todo es imposible hacia delante– que hace de su diagnóstico una fuente de impotencia, o imagina dimensiones paralelas de libertad que no existen en la realidad. Si algo ha demostrado este proceso es la absoluta fragilidad de la institucionalidad europea, el régimen de excepción, la pura fuerza desnuda que ha resuelto los episodios decisivos en una habitación, de madrugada, inventándose espacios y recursos al margen de toda codificación o cauce legal establecido de antemano (como la salida temporal de la Eurozona de un Estado miembro, varios planes de inversiones que el día anterior eran impensables o imposibles, restricciones o excepciones de los tratados fundamentales, planes para restructurar la deuda que se desvanecen, hasta la expulsión de un ministro de Finanzas del Eurogrupo). Con esas fuerzas tan limitadas, Grecia ha conseguido hacer emerger contradicciones esenciales en el bloque de las instituciones, hasta el punto de que el FMI sigue desmarcado del acuerdo y solo entrará cuando se confirme la reestructuración sustancial de la deuda pública griega, lo que supondría un hito en el decaimiento del paradigma austeritario de magnitud mucho mayor que el memorándum mismo (para imaginar el peso político de la reestructuración, que debería constituir el objetivo político esencial de las fuerzas anti-austeridad en este momento, basta la revelación por el mismísimo Juncker de que fueron los gobiernos de España y de Portugal los que bloquearon en el último momento la inclusión de la reestructuración en el acuerdo, por temor al reforzamiento moral e ideológico que eso supondría para las fuerzas populares en sus países, y a la posición de debilidad e indefensión política en la que dejaría a los gobiernos aliados de Merkel en el sur europeo). Repitámoslo las veces que haga falta: estamos ante un problema político, no jurídico ni técnico. Y político debe ser el carácter y la lógica que rija la estrategia de nuestra alternativa.

8- Lo que se ha revelado en la resolución de esta crisis es la naturaleza más cruda de un poder alemán en transición, una lógica de mando político-financiero de tintes abiertamente autoritarios, que han hecho de la negación del principio democrático e incluso del principio de legalidad (desconocer la legitimidad del Gobierno electo, forzar un escenario de neutralización del referéndum, utilizar el BCE para asfixiar el sistema bancario griego) uno de sus caballos explícitos de batalla. Sin embargo, el carácter mismo de esa lógica de poder demuestra que Europa es la dimensión, el espacio político de la batalla, y por tanto el lugar que refleja la correlación de fuerzas propia del tiempo de excepción en que vivimos. Estamos en un ciclo largo de transformación abierto por la crisis financiera y prolongado por la lógica de mando de la austeridad: abdicar de ese espacio sin agotar primero las posibilidades de acumulación de fuerzas en su seno, sin analizar en profundidad la multiplicación de procesos que van surgiendo a lo largo y ancho del continente en la pelea por articular una oposición política real a esa lógica de mando (desde Eslovenia a España, de Grecia a Escocia, del Reino Unido a Polonia, pasando por las tensiones que sacuden todos los partidos socialdemócratas del centro europeo) es abdicar del análisis del momento histórico y regalarse un pasaporte a la marginalidad, a la aceptación de la derrota. La recomposición de las fuerzas anti-austeridad es pareja a la transición del mando europeo, y esa es la escala de onda larga que debe gobernar el análisis y las decisiones estratégicas. Esto no excluye ninguna opción en el futuro: las hace depender de nuestra capacidad de construir, de articular y de transformar.

9- La mejor prueba de la fragilidad de ese mando autoritario vino dada por el referéndum del 5 de julio. El referéndum griego fue una disrupción que pateó el tablero de los tratados y abrió un escenario político completamente nuevo, que no existía el día anterior de su convocatoria. Si no se pudo dar una salida política que codificara ese magnífico desbordamiento democrático del orden establecido es porque el adversario redobló la estrategia de restauración en una clave netamente agresiva, lo resolvió por una descarga de fuerza bruta mucho mayor. La única carta decisiva de Grecia en la negociación final era la amenaza de la tormenta financiera que conllevaría el Grexit. Una vez descontado ese peligro (pues en las bolsas europeas no se materializó de forma sustantiva en ningún momento, ni antes ni después del corralito y el referéndum), Schauble convirtió esa baza precisamente en su arma de mayor calibre. Esa expulsión con austeridad bajo forma de “ayuda humanitaria” representaba un cambio de paradigma en la historia política de Europa, la constitucionalización de un modelo colonial-autoritario en el seno mismo de la Unión. Y desgraciadamente, en ausencia de cualquier otra vía práctica de financiación después de un proceso de ruptura, representaba también una posibilidad extremadamente real de culminar el proceso con una debacle irreparable.

10- Defender al Gobierno griego en el escenario posterior a las negociaciones no es una cuestión de principios o de lealtades, sino una cuestión estratégica de primer orden para nosotros. Igual que han atacado al Gobierno griego para debilitar las opciones de cambio democrático en otros países europeos, todo lo que sucede en Grecia incide directamente en las posibilidades, los márgenes y las capacidades que un Gobierno popular en nuestro país tendría a su alcance y disposición. La Troika tenía tres objetivos políticos al principio de las negociaciones: golpear a Grecia para avisar a España, romper Syriza y hacer caer en pocos meses el primer Gobierno de izquierda que ha habido en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Es sencillamente suicida renunciar a los avances y las posiciones que se han conquistado en estos meses, por muy dura que sea la derrota en esta primera batalla: hay que defender y pelear cada centímetro, cada cláusula, cada margen que quede abierto a la disputa. Hay que hacer exactamente lo contrario que dividirse y moralizar el debate estratégico: hay que construir una gran alianza democrática, monstruosa y transversal, cuyo objetivo táctico esencial sea la acumulación de fuerzas en el corto plazo y desarrollar la inteligencia estratégica suficiente para dar las batallas en las que más favorable puede ser la correlación de fuerzas (por citar solo algunos en el corto plazo: deuda, TTIP, fraude fiscal, desplegar la noción de ciudadanía en lo que implica de servicios públicos y derechos sociales, etc.).

11- El movimiento en los partidos socialdemócratas no es desdeñable en absoluto. La austeridad ha producido un espacio sociopolítico transversal, bastardo, que está ahora mismo abierto y en disputa. Grecia ha sido una vanguardia de esa lucha, pero a medio plazo Europa afronta una recomposición decisiva de sus fuerzas hegemónicas en la que lo que queda del bloque histórico socialdemócrata representa el eje decisivo para recomponer la correlación de fuerzas a escala continental. El verdadero esfuerzo estratégico está ahí y no en otra parte.

12- Hemos errado completamente en expresar y explicar la distinción entre Grecia y España. No es cierto que nosotros tendríamos más margen porque tenemos un PIB cinco veces mayor. Nosotros tendremos más margen porque no tenemos que afrontar nada que se parezca en absoluto a lo que ha vivido y está viviendo Grecia. No tenemos que prorrogar ni renegociar un memorándum. Nos financiamos por nosotros mismos en los mercados. La solvencia de nuestro sistema financiero (ya) no depende de una decisión arbitraria del Banco Central Europeo. No tenemos más tutela en el ejercicio político de nuestra soberanía que la que dictan los tratados europeos (lo que abre la cuestión decisiva de la aplicación de los márgenes, los límites y las reglas, como demuestran los incumplimientos sistemáticos de las reglas de estabilidad presupuestaria por parte del eje franco-alemán). Es hacerle un favor a nuestros adversarios admitir siquiera implícitamente ese paralelismo. No es que tuviéramos más margen, es que tendremos un escenario completamente distinto. Hay que pelear ese mensaje con uñas y dientes. No se trata de que el adversario busque hacernos daño con la comparación: es que la comparación es radicalmente falsa.

13- El movimiento popular de cambio democrático en España debe asumir un papel de vanguardia para la acumulación de fuerzas en Europa. Hay que ir más allá de los espacios que están actualmente constituidos. Hay que convocar a todas las fuerzas de progreso, especialmente las de los países del sur y la periferia europea, para generar una agenda democrática común en torno a los ejes decisivos de la transición europea. Es necesario un espacio nuevo, un lenguaje nuevo y una estrategia nueva. Si no, nos estaremos auto-ubicando en un margen oscuro del tablero y asistiendo pasivamente a esta transición, a la disputa tenebrosa entre las nuevas xenofobias y el autoritarismo financiero. España está llamada a jugar, esta vez sí, un papel decisivo para impulsar un proyecto europeo basado en la defensa de la paz, los derechos humanos, los servicios públicos y la dignidad de sus pueblos. Es difícil que una oportunidad histórica de este calibre vuelva a presentarse en nuestras vidas.

 

]]>
Opinión 2015-09-01 12:08:11
Crónicas insumisas - Sistemas biométricos en aeropuertos y puertos http://blogs.publico.es/cronicas-insumisas/2015/09/01/sistemas-biometricos-en-aeropuertos-y-puertos/ Tica Font, Directora del Instituto Catalán Internacional por la Paz y miembro del Centre Delàs d’Estudis per la Pau.

Indra ha sido la empresa contratada para desarrollar e instalar el Sistema de Paso Automatizado de Fronteras (ABC System) en los aeropuertos de Madrid, Barcelona, Girona, Palma de Mallorca, Alicate, Málaga, Tenerife Sur y el paso terrestre entre la Línea de la Concepción-Gibraltar y la línea marítima de Algeciras. El Sistema de Paso Automatizado de Fronteras forma parte del Programa de Fronteras Inteligentes (Smart Borders), cofinanciado por la Comisión Europea, y cuyo objetivo es la integración de todas las fronteras aéreas, marítimas y terrestres de la Unión Europea y de los ciudadanos europeos. La empresa ha comunicado que a finales de julio ha completado el despliegue de los 124 sistemas ABC System.

La Comisión Europea en febrero de 2013 puso en marcha la iniciativa de “fronteras inteligentes”, dicho programa incluye la creación de un Sistema de Entrada/Salida y el programa de registro de viajeros (RPT). Este sistema hace posible que sea grabada la hora, el lugar de salida y llegada de ciudadanos no comunitarios (ciudadanos de terceros países) en los aeropuertos de la UE. Este sistema sustituiría al actual sellado de pasaportes. La CE destaca que “su objetivo es mejorar la gestión de las fronteras exteriores de los Estados miembros de Schengen, la lucha contra la inmigración irregular y proporcionar información sobre visado caducado, así como facilitar los cruces fronterizos para viajeros frecuentes previamente evaluados nacionales de terceros países”. En realidad el objetivo de este sistema es identificar los llamados “overstayers”, esto es, los que entran en la UE legalmente, pero permanecen más tiempo de lo permitido.

El ABC System, tiene como destinatario los ciudadanos de la UE mayores de edad y que dispongan de un pasaporte electrónico o un DNI electrónico. El sistema pretende agilizar los tiempos de paso en frontera, es decir que sea más rápido pasar la frontera. Los tres sistemas pretenden incrementar la seguridad (detectar pasajeros con órdenes de detención, visados caducados o señalamientos) y facilitar la interconexión con otros sistemas. La máquina ABC comprueba la veracidad del documento de identificación (pasaporte o DNI electrónico), extrae la información de imagen facial y dactilar del documento y comprueba in situ la imagen que toma la máquina con la registrada en el documento. Dicha información es contrastada con las bases de datos policiales.

Las preocupaciones y críticas ante estos sistemas de control son diversas, las más relevantes son la eficacia-coste y el derecho a la privacidad. En cuanto a la eficacia/coste las críticas se centran en que el presupuesto previsto para implantar dicho sistema es de 1.100 millones de euros, la experiencia estadounidense de su programa “Visita EE.UU.” costó 1.500 millones de dólares y comportó la denegación de 1.300 visados de entrada; dicha experiencia avala la crítica de elevados costes y pocos resultados.

La otra preocupación se relaciona con la elevada o excesiva recogida y almacenamiento de información personal (huellas dactilares, imágenes faciales y lugares y fechas de paso de fronteras) y con la tendencia general a que los cuerpos de seguridad tengan acceso a todos estos datos personales, de personas que en principio, no son sospechosas de haber cometido ningún delito. En este aspecto cabe decir que están en peligro algunos derechos fundamentales como el de privacidad o el de inocencia.

Estos sistemas ya han sido desarrollados, están entrando en funcionamiento y siendo testados. El reciente atentado frustrado del tren de Paris está profundizando el debate sobre la necesidad de implantar dichos sistemas de control de fronteras.

]]>
Crónicas insumisas 2015-09-01 09:21:21
Posos de anarquía - Ilegalizar la Fundación de un malnacido http://blogs.publico.es/david-bollero/2015/09/01/fundacion-franco/ ¿Se imaginan en Alemania una fundación cuyo objetivo fuera “toda actividad que conduzca a enaltecer la figura de Hitler  y a preservar su legado”? Cambien “Hitler” por “Franco” y eso es lo que sucede en España con la Fundación Nacional Francisco Franco, que en su último editorial tiene la desfachatez de asegurar que “el régimen llamado franquista se caracterizó por su defensa de […] la libertad; sí, la libertad esclarecida y responsable que tiene su fuente y fortaleza en la verdad, que repugna el libre albedrío como degradación de la libertad superior del hombre y que no puede explicitarse en las libertades formales de opinión”.

¿Es lógico que suceda esto en una Democracia moderna? ¿Realmente debería ser legal que una fundación viva por y para ensalzar la figura de un malnacido como fue el dictador Franco? A algunos, como es el caso de José María Aznar, no sólo le debe parecer lógico sino, además, imprescindible. A fin de cuentas, Aznar mimó a esta Fundación durante su mandato con jugosas subvenciones desde el ministerio de Cultura, entonces en manos de Pilar del Castillo -hoy en la Unión Europea favoreciendo a los lobbies de telecomunicaciones-, para “difundir el pensamiento de Francisco Franco” y “contribuir a la proyección de su ideario sobre el futuro de la vida española”.

Hoy ya no recibe ninguna ayuda del Estado y presume de ello en su página web… pero lo estuvo haciendo hasta 2007, cuando al fin la Administración Zapatero -hoy tan desnostado- cerró el grifo a esta apología gratuita de un dictador a través de la Ley de Memoria Histórica.

Sin embargo, faltó una vuelta de tuerca: la de su ilegalización. ¿Por qué se cargan tanto las tintas con formaciones políticas que cuentan con el aval de la Justicia como Bildu o Amaiur y, en cambio, ni siquiera se pone encima de la mesa la ilegalización de este altavoz de la extrema-derecha? Por ignorar a la Fundación Nacional Francisco Franco, el Gobierno ni siquiera hace cumplir la ley, puesto que desde 2009 no presenta sus cuentas, algo que es ilegal.

Mientras, indirectamente, el PP no pierde ocasión para seguir contribuyendo al ideario del dictador: el ex ministro de Cultura premiado con un retiro dorado en París, José Ignacio Wert, otorgó todos los años de su mandato subvenciones al Diccionario Biográfico Español de la Real Academia de la Historia, el mismo que al referirse a Franco indicaba que “montó un régimen autoritario pero no totalitario”.

Los despropósitos de esta Fundación de extrema-derecha rozan el esperpento, como cuando hace dos años propuso la intervención del Ejército “ante la deriva de España”. Entonces y a través de un comunicado no se dudaba en afirmar que “el Ejército no puede continuar callado ante la deriva de España, en manos de mafiosos y traidores”.

Los franquistas, es un hecho, campan a sus anchas en esta España tan democrática. Encontrar a pie de calles fotografías como las que mostraba el argentino Carlos Bosch en su magnífico trabajo (foto superior) ‘El huevo de la serpiente’ no resulta tan complicado… la diferencia es que el trabajo de Bosch se realizó entre 1977 y 1979.

¿Tendrá algo que ver este poso franquista en la respuesta del Gobierno español con los refugiados? ¿Su indiferencia y ruindad estará fundada en el hecho de que ellos son los herederos de los vencedores de la Guerra Civil y, por tanto, no saben qué es ser realmente un refugiado? Porque, no lo olviden, el exilio republicano sacó fuera de España a cerca de 465.000 españoles, de los que más de 200.000 jamás pudieron volver a su país. Pero eso, como sucede hoy con los refugiados sirios, les importa un carajo.

]]>
David Bollero 2015-09-01 08:49:08
El mundo es un volcán - Agosto maldito http://blogs.publico.es/elmundo-es-un-volcan/2015/09/01/agosto-maldito/ Para quien se mire solo el ombligo este ha sido un agosto maldito por culpa de un calor inmisericorde que ha disparado el consumo de electricidad y que solo de milagro no ha colapsado hospitales y disparado la cifra de fallecimientos. Pero ha sido también un agosto maldito por muchas otras razones: la descomposición de Syriza en Grecia, que quiebra la alternativa al pensamiento único de una Europa de contables y banqueros; la amenaza a la solidaridad que supone el ascenso del billonario xenófobo Donald Trump hacia la candidatura republicana a la presidencia de Estados Unidos; la catástrofe industrial de Tianjin y el hundimiento de bolsa china, que amenazan la estabilidad de un modelo económico y financiero que la globalización ha convertido en esencial; la aprobación de nueva legislación antiterrorista por el régimen golpista egipcio que cercena libertades básicas, aplasta a la oposición y disuelve la esperanza que suscitó la primavera árabe; la continuación rutinaria de la guerra que, desde Siria (donde los muertos ya se cuentan por centenares de miles), se extiende por Oriente Próximo con coletazos en Occidente como la amenaza terrorista que resucitan atentados como el de un tren francés; el enconamiento de conflictos bélicos como los de Somalia y Afganistán, incluso de Nigeria, cuyos ecos resuenan en una Europa que se ve cada vez más vulnerable…

No está mal para agosto, el mes en el que, no hace tanto, la prensa tuvo que inventar las serpientes de verano por falta de noticias. Ahora, la dificultad estriba en elegir una que, por sí sola, ejemplifique el lamentable estado del mundo, que casi hace envidiar la estabilidad de la Guerra Fría, aunque fuese bajo la espada de Damocles de una guerra atómica. No sin dudas podría elegirse como noticia más relevante de este maldito agosto la conversión en fortaleza protegida por alambre de espino de la misma Europa que un día fue tierra de asilo para los perseguidos y desheredados de la Tierra.

La crisis migratoria es el reflejo de un mundo injusto, de guerras y persecuciones, de lacerantes desigualdades, de la ausencia de voluntad política por parte del Norte próspero por resolver o paliar los problemas del Sur en su origen, de la preeminencia de objetivos de dominación económica y política por las grandes potencias, de la persistencia de un modelo económico mundial que bajo la bandera de la globalización consagra la explotación de los países pobres, que esquilma sus recursos naturales o los devalúa con criminales y abusivas reglas de mercado, que permite que centenares de millones de personas mueran de hambre cuando la agricultura y la industria agroalimentaria tienen capacidad de sobra para eliminar por completo la desnutrición.

Son las víctimas de esa injusta realidad que en gran medida les viene impuesta desde fuera, refugiados políticos y económicos, huidos de la guerra y de la miseria, las que en este agosto maldito han llegado –y siguen llegando- en oleadas interminables y difíciles de gestionar a las puertas de la fortaleza Europa. Nutren una trágica estadística en la que los muertos se cuentan por miles, con ocasionales tragedias masivas que despiertan el horror y que tanto pueden dejar 300 cadáveres de náufragos en las aguas del Mediterráneo como decenas más pudriéndose en la bodega de una precaria embarcación o en un camión frigorífico utilizados por los mercaderes de personas.

Tras largos y azarosos viajes, arruinados por el pago a las mafias extorsionadoras, pasando toda suerte de penalidades, hambrientos y sedientos, huyendo de la miseria, la persecución religiosa o las bombas, se encuentran al final del camino con las alambradas de espino en una Europa que se dice incapaz de absorber tan tremenda ola migratoria y cuyo principal argumento es que ese no es su problema. Sufren en su propia carne los efectos de una vergonzante insolidaridad, de la incapacidad o falta de voluntad de la UE para actuar al menos por una vez con una voluntad común, y no como un guirigay de 28 voces discordantes, no siempre indiferentes al dolor ajeno, pero raramente guiadas por el altruismo.

Por supuesto, es mucho más fácil predicar que dar trigo, y hay que reconocer que no existe solución sencilla para un problema tan complejo, con múltiples causas, desde el fanatismo y la intolerancia hasta la explotación y el reparto desigual de la riqueza. Pero algo está claro: que la UE no tendrá futuro sostenible y legitimidad moral mientras el egoísmo sea la esencia última de la respuesta de cada país por separados y de la Unión en su conjunto ante situaciones extremas, como la actual. De poco servirá teorizar sobre la forma de avanzar hacia la construcción continental y un proyecto común, si a la hora de la verdad cada país mira tan solo a sus propios y más inmediatos intereses, si se deja que sean los países fronterizos de la UE, obligados por la geografía a enfrentarse en primera instancia a la oleada migratoria, los que sufran casi en exclusiva las consecuencias de una avalancha que son incapaces de gestionar por sí solos.

Angela Merkel y François Hollande (no así David Cameron, cada vez más encastillado en su intransigencia euroescéptica) prodigan declaraciones y gestos para demostrar su sensibilidad y su deseo de resolver la crisis desde una perspectiva humanitaria. Intentan lo casi imposible: distinguir entre los emigrantes económicos y los solicitantes de asilo que alegan que sufren persecución en sus países de origen. Una diferencia de trato complicada de aplicar, que deja sin protección a la mayoría de los que se agolpan a las puertas de alambre de la UE y que, en la práctica, no sirve para acabar con esta vergüenza sino, si acaso, para poner un parche en la herida sangrante.

Hay que ir más allá de los intereses nacionales más inmediatos. Las instituciones europeas, que tanta firmeza han mostrado en la crisis griega, deben ser capaces de arbitrar soluciones efectivas para paliar esta tragedia, cuando no se trata ya de poner a un país de rodillas sino de brindar un futuro mejor a los desesperados de la tierra.

]]>
Luis Matías López 2015-09-01 07:00:12
Comiendo tierra - Miedo de primera http://www.comiendotierra.es/2015/08/31/miedo-de-primera/ nightmare-on-elm-street-freddy-krueger-premium-format-figure-sideshow-nes006-c   ec753652b9843a338975a751e87c97dc-if-freddy-krueger-invaded-your-actual-dreams

La verdad, no he visto nunca ninguna película de Wes Craven. Pero deben tener su encanto. A mucha gente le gustaban sus películas. Hay cosas que le gustan a muchas personas pero a mi me parecen tomaduras de pelo. A mucha gente le gustaba Lost. Pero no vamos a hablar de Lost. Mejor hablar de la realidad. Nos suele interesar más. Aunque a veces de manera un poco extraña. Por supuesto que no es lo mismo, pero Belén Esteban arrasó en su regreso a las pantallas este fin de semana. Me interesa más Belén Esteban que Freddy Krueger. La realidad siempre es más fascinante. Y también se repite mucho pero siempre de manera diferente. La Biblia alimenta buena parte de los mitos. Pero siempre sorprende. Como Shakespeare. La historia de la Cenicienta está apuntada en el Antiguo Testamento. Craven era más predecible.Tanto que dirigía siempre la misma película y luego le ponía un número detrás. Un adelantado de esas series que nunca se acaban mientras tengan éxito. ¿Qué más da que ya no haya nada que decir? Para eso están los guionistas. El artista es una cosa del pasado. Dice George Ritzer en La Macdonalización del mundo que la lógica de las hamburguesas basura se ha trasladado a otros muchos lugares de nuestra vida cotidiana. Una de ellas es preferir lo malo conocido a lo bueno por conocer. ¿Para qué te vas a atravesar un bocadillo de calamares en la Plaza de Atocha de Madrid si puedes venir de Ohio y comerte una hamburguesa de mierda en un local idéntico al de tu pueblo en la América profunda? Dice Woody Allen que sólo le entienden en Europa, pero eso debe de ser porque no ha visto The Wire que también le gusta a los gringos. Son un pueblo complejo. Que nos complica la vida a casi todos los demás.

Las películas de miedo donde la gente grita y pasas un mal rato pertenecen a un universo que se me escapa. Son muy gringas. Pero no son complejas. En la última película de Fernando León, Un día perfecto, la violencia se te mete entre los huesos. Habla de la guerra. De una de las más terribles. Que tuvo lugar delante de nuestros ojos y nuestro consentimiento. La película, como la guerra, es terrible. Pero no se ve ni una sola muerte, ni un solo golpe, ni una gota de sangre. Fernando León es un artista. Por eso la película está llena de esperanza. Y pese a su rotundidad, no van a hacer una serie. Ya nos ha contado lo que quería contarnos. Que en nuestra pequeñez, también está la posibilidad de ser grandes. En las películas de miedo el sentido lo pueden dar los otros. Por ejemplo, si alguien se te abraza buscando seguridad. Si yo estuviera en el cine viendo una película de miedo me encantaría abrazarme a la persona que estuviera al lado. Pero para eso convendría haber ido al cine con esa persona. Y no lo veo factible. Las películas de miedo me recuerdan a las películas porno: verlas hasta el final sólo es señal de que estás fracasando.

Craven ha muerto casi al tiempo que Oliver Sacks. Craven nos ha dejado las imágenes de Freddy Krueger; Sacks, una carta espectacular donde nos cuenta cómo prepararnos para la muerte. Dice que ha amado y le han amado y que no le da miedo la muerte. La vida no necesita de tipos terribles para asustarnos. La vida está llena de muerte. Los telediarios han ocupado una parte de su escaso tiempo a recordar la muerte de Craven. La verdad, enredados en tanta muerte, me ha parecido obsceno. Al tiempo, los telediarios  nos contaban la barbaridad de los refugiados pero no decían nada de las causas de esa guerra que les está matando. En cambio, nos decían que hay unas mafias terribles que están abusando de los exiliados. Si nos estremecemos con las mafias, no preguntamos quién ha roto sus países. Craven se ha ido recordado por su magia por hacernos sentir miedo. Nos ha hecho pasar tanto miedo que su muerte llega a los telediarios. Los refugiados vienen a Europa porque Bush empezó una guerra en Irak, porque la OTAN apoyó a los locos islamistas, porque las empresas armamentísticas hicieron al ISI infinitamente más terrorífico que cualquier malo de película. Nos asustan las mafias y los islamistas. Que a veces tienen la peculiariedad de ser víctimas y verdugos y que, sobre todo, se entienden siempre bien con otros verdugos. Freddy Krueger se parte el pecho en las películas. Como si despreciara a sus víctimas. Hay una foto en Las Azores, donde Bush, Blair y Aznar, al tiempo que ponían en marcha la guerra de Irak sin autorización de la ONU, se morían de la risa. Se morían pero de mentira. Los que se mueren de verdad son los refugiados que quieren llegar a Europa y se asfixian, se ahogan, se enferman. Ojalá fuera una película de Wes Craven, pero es una película de Bush, de Blair, de Aznar, del Partido Repúblicano, del Partido Laborista, del Partido Popular. Miedo de primera. Aunque a esa película de terror no le suelen poner números detrás para que no nos demos cuenta de que se están repitiéndo. Una desmacdonalización del mundo. Qué paradojas. Como con los esclavos en la Grecia de antes, que no se podían vestir de esclavos para que no se viera que eran muchos. Ahora es lo mismo pero diferente. Los griegos hoy también son esclavos pero votan. Y algún Freddy Krueger de Alemania se ríe a carcajadas. Y se mueren más griegos y se mueren antes. La muerte de Craven ha llegado a los telediarios y ha generado una sincera conmoción. Seguro que era un buen director. Gustaba a mucha gente. Cuando se mueran Bush, Aznar o Blair ¿cuántos telediarios serán necesarios para celebrarlos?

Captura de pantalla 2015-09-01 a la(s) 00.54.56  1388103127_siria-guerra-damasco

]]>
Juan Carlos Monedero 2015-09-01 01:07:06
Actualidad Gastronómica - Barbadillo se suma a la moda de la baja graduación con el Vi frizzante http://actualidadgastronomica.es/barbadillo-se-suma-a-la-moda-de-la-baja-graduacion-con-el-vi-frizzante/ Etiquetas del nuevo Barbadillo Vi.

Etiquetas del nuevo Barbadillo Vi.

No se puede negar que en los últimos tiempos están proliferando los vinos blancos con la graduación rebajada, ya sea mediante un proceso de extracción del alcohol o, como acaba de hacer Bodegas Barbadillo con su nueva apuesta, el frizzante Barbadillo Vi, deteniendo el proceso natural de fermentación. La nueva creación de Barbadillo, que seguro que hará las delicias de los consumidores más jóvenes, tiene sólo 6 grados de alcohol y está elaborado al 100% con uva moscatel. Tal como ha informado la bodega, se podrá adquirir a un precio de unos 6 euros y “resulta ideal para acompañar quesos suaves, postres o solo como aperitivo”.

Con un aroma a rosas, lichis, talco, cítricos y uva moscatel, y con una entrada en boca ligeramente dulce, el Barbadillo Vi busca convertirse en un referente dentro del mercado de los vinos más ligeros, afrutados y de baja graduación. “A diferencia de otros productos similares, que sufren un proceso de extracción de alcohol, la fermentación de Barbadillo Vi es detenida, de manera voluntaria, cuando se logra la graduación deseada”, asegura Montserrat Molina, enóloga de Bodegas Barbadillo.

“Nuestra apuesta es elaborar vinos españoles de calidad combinando tradición e innovación; y eso es algo que se refleja de una manera muy especial en Vi”, añade la enóloga, que agrega que el objetivo de Vi es llegar a un perfil de consumidor que busca sabores más suaves y aptos para cualquier momento del día o la noche”.

]]>
AG 2015-08-31 23:35:29
Las carga el diablo - El pensamiento de Àngels M. Castells, número 4 en la candidatura de Catalunya Sí que es Pot http://blogs.publico.es/juan-tortosa/2015/08/31/el-pensamiento-de-angels-m-castells-numero-4-en-la-candidatura-de-catalunya-si-que-es-pot/ castells2Mi amiga Àngels M. Castells, número cuatro en la candidatura de Catalunya Sí que es Pot, cuenta en su blog “Punts de vista” que ha estado tres días reunida con Salvador López Arnal, y cómo de esa conversación ha salido una entrevista, a mi juicio jugosísisma, publicada en rebelión.org. Me ha parecido tan interesante que he pedido permiso a la entrevistada para reproducir algunos de los puntos que considero claves para acercarnos a las ideas de quien encabeza la lista de CSQEP a las elecciones catalanas junto a Lluís Rabell, Gemma Lienas y Joan Coscubiela. He aquí sus reflexiones:

“Presentar las elecciones del 27S como un plebiscito puede parecer a algunas personas, entre las que me cuento, una especie de fraude en la medida que significa hurtar un necesario y plural proceso de razonamiento colectivo sobre un tema tan importante.

-Sustrae el necesario protagonismo del derecho de autodeterminación, al que se le cambia por palabras con sentidos muy dudosos, a la manera de espejuelos.

-Se escatima, como mínimo, el necesario espíritu crítico que debería acompañar este tipo de propuestas, y un buen uso en común de la lógica.

-No encuentro espíritu crítico, p.ej. en las prisas radiotelevisadas que transmite Oriol Junqueras, y con las que creo nos infantiliza intencionadamente. Yo, por lo menos, no me siento tratada, ante candidaturas como las de la lista de Mas y Junqueras, como una persona adulta.

-La candidatura de Mas, tal como se presenta, escamotea la “defensa” –si fuera posible- de su gestión mercantilizadora de lo público y del aumento de las desigualdades en Catalunya.

Se nos quiere como colaboradores necesarios para tejer la gran coartada para Pujol, su familia, sus amigos, sus discípulos, sus imitadores y todos los que medran en sus nidos de parásitos… que ni todos han caído, ¡ni mucho menos! No puedo dejar de pensar que estas elecciones “plebiscitarias”, si se aceptaran como tal, podrían ser también una manera de que se dejara de investigar, de que se dejara de sacudir el árbol donde anidan las corruptelas de todo signo (o sin metáforas, detener la acción de la justicia contra el fraude sistémico en Catalunya).

candidatura-catalunya-si-que-es-potEn Catalunya Sí que es Pot muchas personas estamos comprometidas en iniciar, junto con otras fuerzas progresistas, la sostenida recuperación de la soberanía, en un auténtico procès constituent en el que el protagonismo sea de la sociedad civil. Y eso empieza por la recuperación de aquellos espacios públicos que podría iniciarse ahora mismo, si hubiera voluntad real de respetar la soberanía popular. Me refiero, de manera especial, a revertir todo el proceso de demolición de la sanidad pública (que ya empezó con Marina Geli y que ahora, sin sorpresas, figura en la lista de Mas, y que sigue con disimulo pero sin piedad, con Boi Ruiz)

Por lo que a las próximas elecciones generales se refiere, mi apuesta es porque Catalunya Sí que es Pot  se vincule con las candidaturas que ayuden a acabar con el obsoleto sistema surgido de la transición. CSQEP, con valores republicanos, puede ser un buen instrumento para conquistar espacios públicos, políticos y sociales desde los que hacer frente en mejores condiciones al pensamiento único y la dictadura de los mercados, en todos los ámbitos.

Creo que en estos momentos no existe ninguna organización ni plataforma política que se presente a las elecciones del 27S y que refleje más claramente que Catalunya Sí que es Pot la diversidad, pluralidad y sano mestizaje de la población de Catalunya, sus legítimas aspiraciones políticas a diversas formas de gobierno y al mismo tiempo pueda ser capaz de ocupar un espacio tan amplio y, a la vez, tan necesario para que nadie pueda sentirse “huérfano” de referente político y tener por tanto una mala excusa para reforzar esa alta abstención que suele haber en las elecciones autonómicas, y que sólo sirven para reforzar las opciones más conservadoras.

Si por mí fuera, y sin pretensiones metafísicas, Catalunya Sí que es Pot sería confederalista con marcado sesgo internacionalista. Pero en cualquier caso me gustaría incidir que sea cual sea la posición que se debata en CSQEP lo que necesariamente predomina, y se pide a cambio, es el respeto hacia los otros pueblos de la península y el deseo de ser tratado en igualdad y por la igualdad, sin enfrentamientos estériles y en muchos casos inventados.

En cuando al papel de Romeva en todo esto, francamente, me parece secundario, y ya a algún otro medio he comentado que me parece un profesional que ha aceptado, en este caso, un contrato temporal“.

 

 

]]>
Juan Tortosa 2015-08-31 20:35:19
Importancia Capital - Felipe empuja del carro http://www.importanciacapital.com/?p=2190 IMG_3034Algunas señoras de mi pueblo nunca salen de casa sin su carro de la compra. No importa demasiado si el mercado está abierto o cerrado, ellas se arreglan el pelo, se aferran al Rollser, se santiguan y se echan a la calle. No es difícil avistarlas por las mañanas cerca del sagrario, con el carro en doble fila, rezando por las oposiciones del nieto o el alma del marido. Por las tardes se agrupan en manadas para tomar café en la plaza y por el camino van arando las siestas con el ruido de sus ruedas. Mi abuela, que tiene los ojos afilados, me ha explicado que el carro es una trampa de las señoras más coquetas. Que muchas mujeres, cuando les falla la rodilla y el médico les dice que necesitan un bastón o un andador para descargar el peso cuando caminan, prefieren apoyarse en el carro de la compra a tener que soportar el cuchicheo de las vecinas. Así que, aunque parezca que los supermercados de este pueblo gozan de una gran salud, las únicas compras que las señoras llevan en sus carros son unos cuantos kilos de apariencias. El ingenio es maravilloso porque les permite llegar a la siguiente esquina sin necesidad de mostrarse vulnerables.

El uso del carro no es más que una nueva evidencia de que España es un inmenso trampantojo. Sólo así se explica que ayer, al abrir el periódico, uno se encuentre a Felipe González reivindicando su condición de ciudadano raso. Lo dice en una carta que el viejo socialista dirige a los catalanes desde el diario El Páis. Si a estas alturas todavía alguien no la ha leído conviene tener Almax a mano. No es que diga nada nuevo o sesudamente revolucionario, pero en mitad de puntos de vista más o menos discutibles, Felipe compara la efervescencia de Cataluña con las aventuras alemanas e italianas de los años treinta. A estas alturas del guión, cualquiera sabe llamar fascistas a los independentistas quizás no sea lo más sensato del mundo, parece que el expresidente se ha decidido a relevar a Wert y Albiol como capataz en la factoría que fabrica independentistas.

La táctica no es nueva. Ya hace décadas que Mayor Oreja y sus amigos atizaban a los vascos cuando querían salir en las portadas. Después se acabó ETA y ahora ya no se les ve salir mucho de casa. Nuestros viejos políticos se hacen mayores y se le agrietan las caderas, pero en vez de apoyarse en la sensatez prefieren ponerse coquetos y echarse a las redacciones con sus ocurrencias. Felipe González, el príncipe de las alcantarillas, empujó el carro por sus portadas. Es verdad que él, como las señoras, ya no pueden engañar a nadie, pero quién sabe a cuantos despertará de la siesta con el ruido de sus ruedas.

]]>
Carlos Torres 2015-08-31 11:14:18
kⒶosTICa - Wikipedia para robots http://blogs.publico.es/kaostica/2015/08/31/wikipedia-para-robots/ PososAnarquia_Robots_1

Un reciente informe de la consultora Forrester Research pronostica que para el año 2025, los humanos trabajaremos mano a mano con los robots. La visión del analista JP Gownder dibuja un futuro en el que los autómatas transformarán la manera en que trabajamos, más que poner el énfasis, directamente, en cómo robarán nuestros puestos de trabajo sustituyéndonos en ciertas tareas.

El gasto en robótica, desde luego, irá in crescendo según la consultora BCG, rozando para ese horizonte de 2025 los 67.000 millones de dólares, especialmente en la industria (24.400 millones) y en el ámbito militar (16.500 millones).

PososAnarquia_Robots_GrafSegún sus previsiones, aunque de aquí al 2025 alrededor de un 16% de los puestos de trabajo desaparecerán (unos 22,7 millones) como consecuencia de las nuevas tecnologías de automatización, también se crearán cerca de un 9% más de puestos, especialmente en tareas de reparación y mantenimiento de estos robots. Con todo, el déficit de empleo que dejará tras de sí la llegada de los autómatas.

A pesar de tratar de trasladar esa visión optimista, lo cierto es que en tan sólo cuatro años, el estudio de Forrester prevé que los robots, el software y la automatización se hagan con cerca del 25% de las tareas actuales, en especial en sectores como atención al cliente, construcción, ventas, inmobiliarias o dependientes de tiendas.

¿Se producirá esta sustitución especialmente en tareas de riesgo? Pues vistas las predicciones de Forrester está claro que no y, de hecho, un buen ejemplo es el hotel Aloft de Sana Francisco, que ya ha sustituido a los humanos por robots para realizar el servicio de habitaciones. Es sólo un ejemplo, como lo es también el robot de los almacenes Lowe en EEUU que guía al cliente a lo largo de la superficie comercial hasta el lineal de producto que busca.

En algunas industrias como la del motor, ya está muy extendido el uso de robótica en las cadenas de montaje, lo que no implica necesariamente que los accidentes laborales hayan desaparecido. Una prueba de ello es la reciente muerte de un empleado en una fábrica de Volkswagen en Alemania, cuando quedó atrapado entre un brazo robótico y una plancha de metal. Aunque las estadísticas no son muy abultadas, lo cierto es que desde el año 2000 en EEUU ya se han producido cerca de una veintena de accidentes mortales similares.

Botellas flotando

Sin embargo, antes de que se produzca esta sustitución, lo cierto es que los robots habrán de aprender cómo realizar un buen número de tareas que para los humanos resultan muy sencillas. Para contribuir a esta meta, nueve universidades europeas se han unido en RoboHow, un programa financiado por la Unión Europea (UE), para crear una Wikipedia para robots.

La universidad alemana de Bremen (UNIHB) lidera este proyecto en el que ya se lleva trabajando más de tres años. Uno de las campos experimentados hasta la fecha es el que se refiere a cocinar unas tortitas, algo muy sencillo para un humano pero que para un robot supone un reto: el sólo hecho de verter la tortitas en la sartén o darles la vuelta con la espátula es un auténtico desafío para la movilidad robótica y su ‘sentido común. Para ayudarles a imitar los movimientos, los investigadores les toman de las manos y guían sus movimientos como si fueran niños pequeños.

Otra de las grandes dificultades a las que se enfrentan los robots es la profundidad de visión, de la cual carecen. Esto implica que si un robot tiene delante una mesa con una botella de cristal encima lo que verá en realidad es una mesa y una botella flotando en el aire.

¿Cómo se puede resolver esta problemática? Creando un sistema de percepción mejorado conectado a una base de datos de instrucciones. De esta manera, cuando el autómata vea la botella de cristal, entenderá las propiedades de éste y concluirá que la botella está encima de la mesa.

Los primeros avances de este sistema de RoboHow fueron presentados hace unos meses en la 14ª International Conference on Autonomous Agents and Multiagent Systems (AAMAS), realizando demostraciones tanto del sistema de percepción como de OpenEase, la base de datos gratuita y online que han creado con las instrucciones.

Esta base de datos también contribuye a que cualquier investigador de robótica pueda compartir sus últimos desarrollos, encaminados no sólo a volcar estas instrucciones de acción sino, además, a plantearlas de un modo que el robot las pueda entender, sirviendo de base para el desarrollo de la Inteligencia Artificial.

Los trabajos de investigación de este equipo de nueve universidades parecen romper con las predicciones de Forrester pues aún queda mucho camino por recorrer para que los robots nos sustituyan en tareas tan básicas como cambiar una bombilla, algo realmente complicado para un autómata hoy en día.

 

]]>
David Bollero 2015-08-31 10:07:29
Balagán - Israel y el tráfico de armas http://blogs.publico.es/balagan/2015/08/31/israel-y-el-trafico-de-armas/ La semana pasada una delegación de las Naciones Unidas que ha visitado Sudán del Sur confirmó que en la terrible guerra civil que asola a este nuevo país se usan armas israelíes. La comisión aportó como prueba las fotografías correspondientes.

Israel es uno de los mayores traficantes de armas y habitualmente se salta las normas internacionales que regulan esta materia. Naturalmente, no es el único país que lo hace, pero probablemente sí sea el que más lo hace.

Israel ha levantado un muro de hierro infranqueable sobre la venta de armas, pero consta que sus armas están presentes en numerosos lugares del planeta.

Los traficantes suelen ser exmilitares de muy alto rango que cuando abandonan el servicio activo fundan empresas dedicadas al comercio de armas y a lo eufemísticamente denominan “asuntos de seguridad” con el fin de hacer dinero fácil en abundancia y en poco tiempo.

Por supuesto, el gobierno israelí está al tanto de estas actividades pero las encubre y las hace opacas. Puede decirse, sin exagerar un ápice, que el gran negocio de venta de armas está fomentado por el gobierno y constituye una de la principales fuentes de entrada de divisas en el país.

Estos últimos días la cuestión ha vuelto a salir a la luz pública con el mencionado caso de Sudán del Sur y con el nombramiento del exgeneral Gal Hirsh como jefe de la policía, un nombramiento que todavía no se ha confirmado oficialmente.

Hirsh ha sido un militar problemático por varias razones, pero cuando abandonó el servicio montó una de las innumerables empresas de venta de armas.

La prensa hebrea reveló ayer que el FBI pasó a la policía israelí un informe confidencial sobre los “negocios impropios” de Hirsh en esta materia. Sin embargo, la policía no realizó ninguna investigación, como era su obligación, lo que muestra la connivencia de las autoridades con los traficantes.

La existencia del informe del FBI solamente se ha conocido la semana pasada, cuando la policía, donde hay una fuerte oposición al nombramiento de Hirsh, ha pasado el informe al fiscal general.

El FBI se refiere a negocios de venta de armas en Georgia y Kazahastán, en 2008 y 2013 respectivamente.

El diario Haaretz decía ayer: “Israel es uno de los mayores exportadores de armas del mundo y juega con las cartas pegadas al cuerpo en lo relacionado con la venta de armas”.

Es lamentable que este tipo de actividades permanezcan al margen de la ley porque la comunidad occidental parece tener interés en que los negocios de esta naturaleza no trasciendan a la opinión pública, ni en Israel ni en los demás países donde se llevan a cabo.

]]>
Eugenio García Gascón 2015-08-31 06:42:03
El mercado de los votos - Pablo Iglesias abre el melón de la gran coalición   http://blogs.publico.es/el-mercado-de-los-votos/2015/08/30/pablo-iglesias-abre-el-melon-de-la-gran-coalicion/ Salvador Giménez

España como excepción ante el mundo con su política, sus costumbres y tradiciones. Spain is different nos propuso Manuel Fraga cuando su campaña de promoción turística a finales del franquismo. Entonces como hoy, España no era mejor ni peor, sino diferente. Al menos para nuestros más mayores. Como ahora Rajoy. Este Spain is different es el fundamento de nuestra cultura política en comparación con Europa. Ni es peor ni mejor que la de la UE, simplemente es diferente y con esto nos basta para ir por el mundo, henchidos de orgullo. Es el escudo que protege a nuestras elites, al IBEX, a los medios de comunicación, con este mantra de origen por lo menos franquista, alejado de los estándares UE, que aún arrastramos.

Como somos diferentes, tenemos nuestras propias excepciones. Como nos sucede con los toros, que es una tradición muy española pero poco de la UE, que no la llega a entender. O como el tema que nos ocupa, el de la gran coalición, que es una tradición muy europea pero muy poco española. En otras palabras, somos convergentes con la UE para recibir fondos europeos pero nos resistimos a aceptar que en España se pueda dar lo que en otras latitudes es lo normal, como la Grosse Koalition en Alemania, cuando hoy en España sería la suma más fácil para garantizar un gobierno estable.

Pero Spain is different. Todas las élites, las del lado izquierdo y las del lado derecho, negando esta posibilidad. No cabe, en ninguna cabeza pensante, ni tan siquiera la hipótesis, una vana reflexión. Se niega, se pasa página y se acabó el debate, porque de lo contrario se cuestionaría el mercado de los votos que rige en España desde la transición. La gran coalición es anatema en España, hasta que el otro día Pablo Iglesias abrió el melón y osó nombrarla para denunciar que, antes que un acuerdo PSOE-Podemos, habrá una coalición entre PP y PSOE.

Un viraje sorprendente, audaz y contradictorio, el de Iglesias, porque es lo contrario de lo que los de Podemos hicieron en junio de este mismo año, invistiendo presidentes del PSOE en las diferentes comunidades autónomas. Pero, al fin y al cabo, una reflexión importante e incisiva porque, aparte de Felipe González en plena campaña de las europeas del 2014, Iglesias se atrevió a nombrar el anatema. Y lo hizo con toda la razón del mundo porque Iglesias sabe que la suma más fácil y directa para garantizar los 176 escaños y la mayoría absoluta que dé estabilidad al Gobierno es la del PP (127 escaños) y PSOE (93 escaños), ninguna otra.

El mismo Iglesias sabe que la suma Podemos (56) y PSOE (93) da 149, muy lejos de los 185 que promediaban en febrero del 2015 y, en efecto, lejos de los 176. Iglesias también sabe que la suma PP (127) y Ciudadanos (33) dan 160, la cifra más alta de los últimos meses entre estos dos partidos, ligeramente más alta que la suma PSOE+Podemos, pero también lejos de los 176. El líder de Podemos sabe que un acuerdo PSOE+Podemos+CDC+ERC+PNV+Compromís sería imposible por los desincentivos (modelo territorial, etc.) y por ser un acuerdo demasiado caro y poco serio ante la UE. Así las cosas, y aunque solo fuera por un ardid para quitarse al PSOE de encima para empezar el curso político, Iglesias nombró lo innombrable, lo que todo el sistema se niega a reconocer, la gran coalición como mecanismo de estabilidad ante los conocidos mercados, la UE y la misma reforma a la que se encamina España, con su encaje territorial y su crisis institucional.

¿Por qué es factible y plausible un acuerdo entre el PSOE y Podemos, o entre el PP y Ciudadanos e incluso entre el PSOE y Ciudadanos, cuando ninguna de estos pactos suma 176 escaños, y no es posible un acuerdo entre el PSOE y PP? ¿Por qué para la generalidad de opinadores, Ciudadanos puede pactar indistintamente con el PSOE o con el PP, o Podemos con el PSOE o los nacionalistas, y en cambio niegan de raíz un acuerdo entre PSOE y PP? ¿Por qué no nos sirve, en este sentido, la lógica formal? ¿Es acaso la lógico política española algo diferente de esta lógica formal? ¿Tienen las generaciones más jóvenes la misma lógica política que las generaciones más mayores?

Pedro Sánchez debe llegar hasta diciembre con la idea que el PSOE puede ganar las elecciones y que no habrá gran coalición, ba-jo nin-gún con-cep-to. El CIS nos ha dicho que el PP ha aumentado su distancia con respecto al PSOE a base de votantes mayores y una parte de votos que regresan de Ciudadanos. El CIS también nos ha dicho que no hay más posibilidad para formar gobierno que la gran coalición. Cualquier otra opción es especulación y números imposibles. Además, todo se complica aún más cuando la suma entre el PP y el PSOE hoy es de 220 diputados, a 14 escaños de los dos tercios necesarios para el procedimiento agravado de la Constitución, y cuando Ciudadanos y Podemos se presentan como proyectos de reemplazo a medio plazo de los viejos partidos.

Empieza el rush final, con estas ideas en lo más subterráneo de nuestro pensamiento político, latentes, como una amenaza y no como solución. Como un anatema. Sin embargo, los números siempre son tozudos, porque expresan la realidad, la demanda electoral. Iglesias lo sabe. Sus adversarios, aunque no lo reconozcan, también.

]]>
Jaime Miquel & Asociados 2015-08-30 20:56:59
Corazón de Olivetti - Preguntas ante el nuevo mar muerto http://blogs.publico.es/juanjosetellez/2015/08/30/preguntas-ante-el-nuevo-mar-muerto/ A lo largo de la historia, el Mediterráneo fue casi siempre una tumba. Ahora, es un nuevo mar muerto, una fosa colectiva en la que nadie es capaz de cifrar a ciencia cierta el número de cadáveres desde el Estrecho de Gibraltar a Lampedusa, desde los barcos chatarra a los camiones patera, como el que fue descubierto en Austria hace unos días, con setenta muertos a bordo.
Asistimos impasibles a la mayor crisis de refugiados que Europa vivía desde la Segunda Guerra Mundial. En otros lugares del planeta, no ha cesado esa larga marea histórica de fugitivos, desplazados, gente obligada a dejar sus hogares y sus países bajo la muerte armada. Ahora, desde Macedonia, Grecia, Serbia o Hungría hasta Italia y España, llaman a la puerta de la Unión Europea a miles, entremezclándose migrantes y gente que no reclama tanto un trabajo como un lugar donde reencontrarse con algo remotamente parecido a la paz. Son los refugiados, los solicitantes de asilo a los que la democrática Europa, con España a la cabeza, viene negando el pan y la sal desde hace mucho.

Mientras el ojo público de la actualidad sigue fijo en lo que ocurre frente a las costas de Libia o junto a la frontera Este, a las puertas de Melilla, donde empiezan a llegar sirios que milagrosamente empiezan a tramitar por vez primera una solicitud de refugio, sigue habiendo cientos de personas que, más allá de las redadas marroquíes del último febrero o de las declaraciones sensacionalistas de los ministros de un lado y otro del Estrecho, persisten en buscar un lugar al sol en el viejo paraíso del estado del bienestar, que empieza a desmoronarse.

El pasado jueves, Algeciras Acoge convocaba una manifestación exigiendo el cierre del Centro de Internamiento de Extranjeros de Tarifa, un viejo cuartel de la Isla de las Palomas, sin condiciones de habitabilidad y sin transparencia que permita denunciarlo. Tal que así ocurre en otro CIE andaluz, el de la antigua cárcel de La Piñera, en Algeciras, para el que la sociedad civil también exige la clausura. Se encuentra situado frente al barrio de El Saladillo, el lugar donde vivió durante un año el joven marroquí que aparece como presunto sospechoso de pertenecer al Estado Islámico, tras protagonizar un pintoresco asalto en solitario al tren que hacía la ruta entre los Países Bajos y París. En esa barriada, donde hace tiempo que reside el Cuarto Mundo, siguen viviendo sus padres. Esa circunstancia ha servido para un insólito despliegue mediático contra el que han tenido que alzarse todas las formaciones políticas locales, porque sencillamente ponía en peligro un ejemplo de convivencia en las estrecheces y en la economía sumergida, que ha costado mucho tiempo y esfuerzo consolidar.

Frente a ese panorama desolador, que delata una tragedia colectiva a las puertas de nuestros propios y confortables hogares, caben más preguntas que las que habitualmente formula ese populismo que está llenando Europa de escaños neofascistas. La pregunta no es si hay que abrir la fronteras, sino como hay que entreabrirlas y como habría que articular un modelo de flujos migratorios que realmente fuera eficaz. El actual sistema, estrictamente represivo y policíaco, ha demostrado su inutilidad: frente al argumento de la seguridad, está comprobado que la mayor parte de los atentados yihadistas han sido protagonizados por gente que tenía en regla sus papeles o que portaban documentos magistralmente falsificados; frente al del efecto llamada que condena al fracaso cualquier campaña de regularización, queda claro que millones de personas han seguido intentando llegar a Europa a pesar de que, desde hace años, se condenó por anatema la posibilidad de brindarles papeles. Ese dogma de fe provoca que siga habiendo una bolsa aproximada a doce millones de personas en la Unión Europea, sin tarjeta de residencia o de trabajo, que encuentra ocupación en el mercado negro, aunque en su mayoría no ejerzan acciones delictivas. A ese censo en B han ido incorporándose muchos migrante que se encontraban ya regularizados y que han perdido ese derecho al quedar en el desempleo.

Bajo tales pautas abundan las preguntas, pero también las respuestas, como las que propongo a renglón seguido.

¿Qué cuesta la atención sanitaria de los inmigrantes?

Cuando constituían el 12 por ciento de la población española, el costo de su atención apenas llegaba al 6 por ciento del total del presupuesto sanitario. Así que ambas proporciones habrán bajado a tenor de la tocata y fuga que han vivido y sufrido en los años de la crisis. Ahora que el Partido Popular da marcha atrás a la exclusión de los inmigrantes del sistema público de salud, el incombustible Xavier García Albiol, aprendiz de Le Pen, propone retirarles la tarjeta sanitaria en Cataluña. Otras voces en su partido siguen apostando por ficharlos, como si ponerse enfermo fuera una falta o un delito. Unos y otros pueden estar tranquilos. Según sucesivos informes de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), emitidos desde 2008, la desproporción entre el uso de los servicios de Atención Primaria es de tal calibre que el 57,7% de la población española habría acudido al menos una vez al año a dichos servicios públicos, frente al 12,7% de la población inmigrante. El turismo sanitario tan sólo lo practican algunos residentes comunitarios y, por lo demás, tienen derecho a ello y suele compensarse su asistencia por parte de los estados de origen. Según una encuesta elaborada por Médicos del Mundo, sólo un cuatro por ciento de los inmigrantes llegados a España aseguró que lo hacía por razones de salud. Nuestro sistema sanitario no se sustenta en las cotizaciones laborales sino en las aportaciones del Estado a través del pago de impuestos. Por lo tanto, también los inmigrantes sin papeles aportan dinero a dicho fondo común, cada vez que paguen el IVA o tasas e impuestos que no sean las del IRPF, que no pueden pagar como muchos de ellos quisieran, por la sencilla razón de que no tienen papeles, ni derechos ni deberes de esa índole. La exclusión sanitaria de los inmigrantes se produce en muy escasos países europeos, entre ellos, Eslovenia, Chipre o Polonia.

¿Cuántos migrantes aguardan en el norte de Africa?

Imposible saberlo. En todo el territorio marroquí, a partir de las redadas de febrero de este año, podríamos estar hablando quizá de diez mil personas, aunque apenas 4.000, de entre todas ellas, estén decididas a saltar la valla de Ceuta o de Melilla o a cruzar el Estrecho en las diminutas y peligrosas “toys”, las embarcaciones de juguete con que arriesgan su vida ahora los viejos espaldas mojadas. En junio, las autoridades europeas calculaban que 1.200.000 personas se encontraban agrupadas en la costa que media entre Tripoli y la frontera de Túnez. La crisis libia, fomentada por diversas potencias occidentales, se ha sumado a la de Siria o la emergencia del Estado Islámico y ha provocado miles de desplazamientos involuntarios. A todos ellos, habría que sumar quienes llevan a cabo una tocata y fuga azuzados por el hambre. Al menos, esos son los datos del Centro de Inteligencia y de Análisis de Riesgo de la Comisaría General de Extranjería de la Policía. El miedo a la invasión de los bárbaros, sin embargo, sigue alimentando los discursos políticos de la xenofobia, conculcando cualquier compromiso en materia de refugio y de asilo político. En lo que llevamos de año, 300.000 inmigrantes han arriesgado sus vidas en esa singladura: 200.000 han llegado a Grecia y otros 100.000 a Italia. Dicha cuantía ya supera la cifra total de 2014, que Naciones Unidas fijó en 219.000 para el conjunto del año. La Organización Mundial de Migraciones calcula que a finales de año, habrán cruzado a Europa alrededor de 800.000 viajeros sin salvoconducto, desde el norte de Africa. Frente a todo ello y a pesar de los brotes xenófobos de los discursos populistas, la presión migratoria sobre España ha disminuido brutalmente. Según cifras de la Agencia Europea de Control de Fronteras (FRONTEX), en los seis primeros meses de 2015, tan sólo habrían accedido irregularmente a España, por vía marítima o a través de Ceuta y Melilla, un total de 6843 personas. Casi el doble, eso sí, con respecto a los 3451 que fueron localizados en el mismo período del año pasado, en similares puntos de entrada, una geografía de las migraciones clandestinas que sigue excluyendo los aeropuertos internacionales de nuestro país.

¿Existen las mafias?

Existen, pero no siempre intervienen en todos los proyectos migratorios. O no intervienen en la totalidad del mismo sino en una parte: el cruce del desierto, en el caso de los subsaharianos, por ejemplo. O el flete de los barcos de la muerte desde las costas de Libia rumbo a Lampedusa, o el acarreo terrestre de los migrantes a bordo de camiones TIR. Para comprar una “toy” en cualquier tienda de Tánger, no hace falta un mafioso. Sobre todo por dos motivos: porque los candidatos a emigrar que llegan hasta allí no sólo son fuertes sino listos y porque contratar a un intermediario para una operación tan simple encarecería considerablemente el viaje. Cosa distinta es la participación puntual o regular de algunos navegantes con nociones de patroneo que ejercen como pilotos de las embarcaciones de mayor tamaño o como conductores de las motos náuticas desde las que arrojan a sus pasajeros al mar, mucho antes de llegar a la costa española. El cruce del Estrecho, si se recurre a una organización o a cualquier pasador independiente, oscila entre 1.000 y 3.500 euros, según las circunstancias de la navegación y de la seguridad y envergadura de la embarcación requerida.  Ya no hay pateras, aunque se sigue utilizando este término popularizado en los años 90. Abundan todavía las gomas, las embarcaciones hinchables, aunque se buscan procedimientos alternativos para burlar los eficaces controles del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior en aguas del Estrecho. Por otra parte, de los 32.000 inmigrantes que llegaron a Canarias por vía marítima en 2006, a bordo de los célebres cayucos, se ha pasado a cifras que oscilan entre 200 y 300 personas en los últimos ejercicios. La clave se encuentra relacionada con la firma de convenios de colaboración con Senegal o Mauritania que, en la práctica, no sólo ha supuesto la puesta en marcha de programas de cooperación al desarrollo con presupuestos comunitarios del FRONTEX, sino la compra de voluntades políticas y de la sociedad civil.

¿Delitos contra los derechos de los extranjeros?

Así lo recoge la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, cuya reforma entrará en vigor en octubre. Su título XV Bis, habla de los “delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros”. Es lo que se aplica a todos los inmigrantes que se captura en territorio español y que son devueltos ipso facto a Marruecos mediante un raro acuerdo verbal de 1992, que después pasó a reflejarse en negro sobre blanco. Su artículo 318 bis establece penas, por ejemplo, para el que “directa o indirectamente, promueva, favorezca o facilite el tráfico ilegal o la inmigración clandestina de personas desde, en tránsito o con destino a España, o con destino a otro país de la Unión Europea”. Las condena, de entre cuatro a ocho años de prisión, aumentan de 5 a 10 “si el propósito del tráfico ilegal o la inmigración clandestina fuera la explotación sexual de las personas”. Mucho más si se ejerce violencia física o psicológica, así como si el culpable pertenecería a una organización. El título XV también habla de los delitos contra los derechos de los trabajadores, pero pintorescamente no penaliza a las reformas que se han llevado a cabo en la última década y que han supuesto una clara merma de garantías sociales y una fuerte precarización del mercado laboral. Bajo esa denominación, su artículo 311 y 311 Bis fija penas de prisión de seis meses a seis años y multa de seis a doce meses, entre otros supuestos, a quienes empleen a trabajadores sin contrato y quienes “de forma reiterada, emplee o dé ocupación a ciudadanos extranjeros que carezcan de permiso de trabajo”. El principal derecho de los trabajadores es precisamente el trabajo y millones de personas, día a día, demuestran en Europa que es posible ejercerlo sin permiso oficial. El artículo 312, eso sí, fija que “serán castigados con las penas de prisión de dos a cinco años y multa de seis a doce meses, los que trafiquen de manera ilegal con mano de obra”. O, en el artículo 313, se prometen similares penas para quien “determinare o favoreciere la emigración de alguna persona a otro país simulando contrato o colocación, o usando de otro engaño semejante”. Tendríamos que preguntarnos, en este caso, por qué apenas hay empresarios sancionados por estos supuestos y la persecución de los mismos tan sólo perjudica habitualmente a sus víctimas.

¿Cuántas personas han muerto en el Mediterráneo?

Resulta imposible precisar la cifra de personas muertas en aguas del Mediterráneo desde que, en una playa de Tarifa, se localizó el primer cuerpo de un inmigrante muerto en otoño de 1988. ¿Miles, millones? En los últimos 27 años? En lo que llevamos de 2015, la Organización Internacional para las Migraciones calcula que han muerto alrededor de 2.400 personas. Bajo las aguas de Grecia y de Italia, claro, sin contar las nuestras. El viaje desde Libia a Italia es mucho más peligroso y este año han incluido tragedias como la vivida esta semana cuando dos barcos cargados con alrededor de 500 migrantes, se fueron a pique tras zarpar del litoral libio de Zuwara, el pasado 27 de agosto. ¿O qué decir de la tragedia vivida en Lampedusa el pasado 19 de abril con un coste estimado de 800 vidas? Pero a muchos de esos inmigrantes la muerte les persiguió tierra adentro. El infierno, a veces, no sólo es una fosa común. Hace unos días, cientos de inmigrantes se manifestaban en la ufana Milán de la Expo para reclamar mejores condiciones de vida, lejos de los precarios asentamientos en los que viven a diario.

¿Cuáles son las rutas de las migraciones hacia Europa?

La ruta clásica, la que conocíamos en el Estrecho, llevaba desde el sur del Sáhara –muy especialmente Nigeria, Senegal, Mauritania o Mali, pero también Congo o Ruanda—hacia Marruecos y Argelia, para llegar finalmente a las puertas de Ceuta y Melilla o embarcar desde Tánger y los ochenta kilómetros de costa que llevan hasta Larache. A los nómadas subsaharianos, se les sumaban los magrebíes, pero también muchos otros que se identificaban como palestinos y a menudo lo eran. Por no hablar de la ruta de la inmigración asiática que desde China o India también llegaba al Tarajal o al Monte Gurugú. Desde finales del siglo XX, se abrió otra puerta a la inmigración clandestina desde Libia a la isla de Lampedusa y Sicilia. Esa ruta disparó sus usuarios a partir de la crisis libia y siria, y aún sigue suponiendo el principal escape para la población civil estrangulada por los distintos combatientes. Ahora, se abre la ruta de los Balcanes, cuya estación término pretende ser Alemania y otros países del centro y norte de Europa. La ruta hacia Grecia se lleva a cabo fundamentalmente a través de las islas de Kos, Chios, Lesbos y Samos, en barcazas de madera. En esos lugares, la nacionalidad de los migrantes varía. Allí, estamos hablando fundamentalmente de sirios, pero también afganos o eritreos. Nigeria sigue exportando numerosos migrantes, pero también vuelve a hacerlo Kosovo. Muchos de ellos estarían en condiciones de solicitar refugio. ¿Hacia dónde quieren ir? Hacia Alemania, fundamentalmente. De entre el total de 800.000 que espera Europa, 3.000 cruzarán a diario en los próximos meses a través de Macedonia, según cálculos de Naciones Unidas. Los que crucen a través de Serbia, pretenderán alcanzar Hungría para poder acceder a la zona de libre circulación de Schengen; tan sólo durante el mes de junio, 34.000 migrantes utilizaron esta vía, por lo que las autoridades húngaras recurren a implantar el modelo de nuestras vallas: más 175 kilómetros para una verja que recordará sin duda a otros tiempos de muros berlineses, líneas maginot y telones de acero. Austria espera recibir alrededor de 80.000 solicitudes de asilo este año, por no hablar de la arriesgada incursión a través del Canal de la Mancha, desde Calais.

¿Qué hace Europa frente a los refugiados?

Por primera vez, parece afrontar la necesidad de otorgar el estatus de refugiados a más peticionarios de los que acostumbraba. En líneas generales, durante los últimos meses, la Unión Europea ha trabajado en dos líneas. Una, establecer una serie de cuotas para la distribución en los distintos países de buena parte de esos náufragos del conflicto de Libia y de Oriente Próximo: se trataría, al menos, de acoger a 40.000 sirios y eritreos en los dos próximos años, pero la respuesta de los diferentes gobiernos ha sido gélida. Finalmente, la cifra de admitidos temporalmente en nuestro paraíso alcanzaría a 32.500, pero nada se sabe de otros 20.000 que sería preciso trasladar a Europa y que permanecen en maltrechos campamentos de Naciones Unidas. ¿Son tantos como para que estén asaltando centros de refugiados en Alemania o los lideres británicos hablen de caos y de alteración del estatus europeo? Si se tiene en cuenta que Líbano, con poco más de cuatro millones de habitantes, acoge a 1.200.000 refugiados sirios, nadie en su sano juicio supondría que la llegada de estas personas podrían suponer un grave riesgo demográfico y laboral para los 740 millones de habitantes que tiene Europa. Si han llegado 200.000 migrantes este año, estaríamos hablando del 0,027 por ciento de la población europea. En abril, eso sí, se triplicaron los fondos del Frontex en 120 millones de euros, pero siguen existiendo escasos recursos para el rescate de embarcaciones en peligro, sobre todo después de que Italia abandonara la operación que emprendiera un año atrás cuando empezaron a multiplicarse los cadáveres junto a sus playas. ¿Unificar las políticas migratorias y de asilo? Hoy por hoy, sigue siendo un imposible por las peculiaridades de los 28 estados miembros y, lo que es terrible, muchas ONGs consideran que dicha unidad de criterios policiales y jurídicos incluso podría perjudicar a los migrantes, más que beneficiarles.

¿Cuál es nuestra política de asilo?

La del portazo. A escala europea, se recibieron 435.190 solicitudes de asilo en 2013, que crecieron hasta rozar 627.000 en 2014. En principio, el estatus de asilo supone que a quienes accedan al mismo se les debe garantizar el derecho a un trabajo a los nueve meses de su llegada. ¿Podrá afrontar ese reto la Europa de la austeridad y la España del paro? Parece que no. Cuando el hambre entre por la puerta, el humanitarismo escapa por la ventana. Según datos más o menos oficiales, el 62% de los migrantes que llegan a Europa durante los últimos meses no huyen del hambre o la miseria, sino de la guerra y las dictaduras de Afganistán, Siria, Eritrea, Darfur, Iraq, Somalia o Nigeria. Carne de asilo, no del lado oscuro de las leyes de extranjería, en un censo migratorio en donde se incrementa el número de orientales –especialmente pakistaníes—y disminuye el de africanos. Frente a ese dato, las solicitudes de asilo no resultan abrumadoras: 92.275 en Alemania durante 2014, frente a 68.500 en Francia, 39.905 en Suecia, 35.180 en Italia y 25.870 en el Reino Unido. Resulta curioso, tal y como subraya la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, que nuestro país, en 30 años, ha recibido menos peticiones de asilo que Alemania el pasado año. ¿Por qué? Porque aquí se les suele dar carpetazo. De hecho, durante el pasado año, en España, sólo se tramitaron 5.900 peticiones de asilo, de las que apenas 1.500 recibieron una respuesta más o menos humanitaria. Por lo común, según CEAR, tan sólo recibimos el 0,9% de las solicitudes que se presentan en territorio europeo. Cuando hace unos meses, la Unión Europea solicitó que España asumiera la cuota de 4.000 refugiados, el Gobierno logró reducirla, y aún a regañadientes, hasta 1.400.

El retroceso español.-

Como en muchas otras materias que conciernen a los derechos civiles, el Gobierno del Partido Popular, desde 2011, ha supuesto un claro retroceso en materias que conciernen a migrantes y a solicitantes de refugio y asilo. Dicha marcha atrás no sólo conciernen a los presupuestos en materia de cooperación internacional, que empiezan lentísimamente a corregirse, sino a cuestiones mucho más perentorias como el trato dado por los cuerpos y fuerzas de seguridad a los migrantes o la regularización de procedimientos tan lejanos al derecho comunitario como las devoluciones en caliente. Hace poco se conocieron las observaciones finales del Comité de Derechos Humanos de la ONU adoptadas el 20 de julio de 2015, sobre la aplicación en nuestro país del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Entre otras muchas asignaturas pendientes –interrupción voluntaria del embarazo, igualdad de trato, discriminación, situación de las cárceles, malos tratos y torturas policiales–, se hacía referencia explícita a los Centros de Internamiento de Extranjeros. En el texto, se recogía la siguiente sugerencia: “España debe adoptar todas las medidas necesarias para evitar el uso recurrente de la detención de los solicitantes de asilo, y garantizar que la detención de los extranjeros sea siempre razonable, necesaria y proporcionada en vista de sus circunstancias individuales; que se recurra a la detención durante el período más breve que proceda y únicamente si se han examinado debidamente y considerado inapropiadas las alternativas existentes. Asimismo, debe tomar todas las medidas necesarias para que todas las denuncias de tortura o malos tratos sean investigadas de manera rápida, completa e independiente y que los responsables comparezcan ante la justicia”. Resulta esclarecedor que dicho Comité inste a España a “revisar la Ley de Seguridad Ciudadana, Ley n.º 4/2015 y garantizar que todas las personas que solicitan protección internacional tengan acceso a procedimientos de evaluación justos e individualizados y a la protección frente a la devolución sin discriminación, y tengan acceso a un mecanismo independiente con autoridad para suspender las decisiones negativas”. Pero más escalofriante resulta constatar la existencia de “malos tratos y uso excesivo de la fuerza en las operaciones de expulsión de solicitantes de asilo e inmigrantes indocumentados”, aunque no siempre dentro del territorio nacional: “España –afirma el Comité– debe adoptar todas las medidas apropiadas para garantizar que no se someta a los inmigrantes a malos tratos durante su deportación y expulsión. Además debe tomar las medidas necesarias para garantizar que autoridades extranjeras (Marruecos) no cometan violaciones de derechos humanos en territorio español, y que los policías y personal de fronteras reciban formación adecuada con respecto al uso de la fuerza en las interacciones con los inmigrantes, y asegurar que cualquier uso excesivo de la fuerza sea investigado y los responsables sancionados, cuando necesario. Asimismo, debe realizar una investigación completa y efectiva sobre los hechos en El Tarajal (Ceuta) y, si es necesario, enjuiciar a los responsables y proporcionar reparación adecuada a las víctimas”. Se refiere, claro es, a la muerte de 19 inmigrantes que intentaban ganar la costa de Ceuta a comienzos de febrero de 2014 y que fueron repelidos con las armas por agentes de la Guardia Civil.

¿Pueden evitarse las devoluciones en caliente?

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha aceptado ya una demanda sobre la legalidad de la política del actual gobierno del PP en la frontera Sur, planteada por el European Center for Constitutional and Human Rights, cuyo contenido subraya que quienes logran cruzar las alambradas de hasta seis metros de altura y la hostilidad que le muestran los cuerpos y fuerzas de seguridad de España y de Marruecos, suelen ser jóvenes de entre 15 y 21 años, a menudo malheridos o muertos en dicha encrucijada. La queja presentada se refiere al caso de dos hombres oriundos de Mali y Costa de Marfil y se basa en lo que se supone una práctica habitual de la policía española de expulsar de manera sumaria a refugiados y migrantes sin la posibilidad de solicitar protección jurídica o asilo: “Sería la primera vez que Estrasburgo decidiera sobre la situación en Melilla y, con ello, sobre la rígida política fronteriza de España. En su reacción respecto a la exigencia del juez de tomar declaración, el ministro del interior español Jorge Fernández Díaz justificó esta violación masiva del derecho, la cual, además, es, desde marzo de este año, la política oficial del gobierno”, afirman portavoces de dicha Ong El Tribunal no ha admitido, por infundada, la demanda planteada por malos tratos policiales, pero acepta considerar el caso en función de que el maliense N.D y N.T., de Costa de Marfil, aseguran que “las fuerzas de seguridad españolas los devolvieron a las fuerzas marroquíes sin identificarles ni ofrecerles intérprete o abogado, tal y como obligaba en ese momento la Ley de Extranjería. Las fuerzas marroquíes se los llevó primero en autobús a Nador y después a Fez junto a otras personas sin poder recurrir la expulsión colectiva, prohibida por el Convenio Europeo de Derechos Humanos”. Dicha práctica ya sería legal en España, desde el último mes de abril, pero no cuando ambos interpusieron la denuncia a finales de 2014.

Nota del autor: Lenta vuelta de vacaciones. Un artículo demasiado largo para tan poco tiempo disponible. Quizá el viento arrastre la foto, en papel prensa, de dos niños rodeados de antidisturbios en la frontera de Macedonia.

]]>
Juan José Téllez 2015-08-30 08:00:12
Espejos extraños - Silencios ruidosos http://blogs.publico.es/espejos-extranos/2015/08/29/silencios-ruidosos/ Traducción de Antoni Aguiló

Cuanto más autoritarias e injustas son las sociedades, más recurren al silencio y al silenciamiento para gestionar los conflictos sociales. Hay silencios coyunturales, derivados de las estrategias de las élites políticas nacionales y sus aliadas transnacionales, y silencios estructurales que ahogan la rabia o la desesperación de los individuos víctimas de la injusticia y la discriminación. He aquí un ejemplo de los primeros. Los portugueses (y los españoles) están siendo objeto de una gigantesca operación de silenciamiento del sufrimiento social para asegurar la continuidad de las políticas de austeridad en el próximo ciclo electoral. Los portugueses están siendo convencidos de que su situación no sólo es muy diferente a la de los griegos, sino que además evoluciona en sentido contrario. Ello debido al desempeño del gobierno y al espíritu de sacrificio de los portugueses. Los datos disponibles cuentan otra historia, pero por ahora son fácilmente descartables. Si bien es cierto que la recesión causada por la austeridad desde 2010 ha sido incomparablemente mayor en Grecia que en Portugal, no lo es menos que ambos países se han empobrecido y retrocedido más de una década, al tiempo que sus deudas (pública y privada) aumentaban extraordinariamente. A finales de 2014 la deuda externa (líquida) de Grecia correspondía al 132% del PIB, la de Portugal al 103%. Entre 2010 y 2015 la deuda externa (líquida) de Grecia aumentó 29 puntos porcentuales del PIB y la portuguesa 21,6. Y hay tener en cuenta, también, que ambos países se han visto afectados por el mismo círculo vicioso de la vulnerabilidad: condiciones preexistentes llevaron a intervenciones externas austeritarias que han agravado la vulnerabilidad. Por otro lado, la emigración de cuadros jóvenes altamente cualificados tiene una dimensión similar en ambos países. Desprovistos de muchos de sus mejores jóvenes y enfrentados a una deuda impagable, ambos países están condenados al subdesarrollo durante décadas. ¿Por qué entonces tanto ruido sobre el caso griego y tanto silencio de las principales fuerzas políticas nacionales y de las instituciones europeas sobre la preocupante realidad de la deuda portuguesa?

Tras las elecciones llegarán las malas noticias. Pero incluso estas serán estadísticas, es decir, abstractas, incapaces de romper el silencio estructural del sufrimiento individual o familiar, aunque este afecte a miles de individuos o familias. Echemos un vistazo a este caso reciente de una joven de clase media caída de manera abrupta en la pobreza: madre de dos hijas menores, ambas a su cargo,  parada sin recibir ningún tipo de prestación por desempleo o cualquier otro ingreso colateral. Solicita a la Seguridad Social (SS) la Renta Social de Inserción (RSI). Solicitud denegada. Razones: por un lado, con relación a una de las hijas, como los abuelos constituyeron una cuenta en la Caixa Geral de Depósitos, donde van depositando dinero que estará disponible cuando la niña sea mayor de edad, esto se considera un rendimiento disponible…, a pesar de que sólo estará disponible dentro de unos años. Por otro lado, en relación con la otra hija, se considera que la pensión por alimentación que recibe constituye un rendimiento de la madre…, a pesar de que por ley la pensión esté consignada a los gastos específicos de la hija.

Al igual que mucha gente corriente en su situación, esta madre no entiende el comportamiento de la SS y cree que, además de injusto, es ilógico. Sin embargo, por mayor que sea el desamparo en que se encuentra, su voz se ahogará contra el muro burocrático, hostil y persecutorio en que la SS se está convirtiendo. Su caso siempre será un caso individual y, por tanto, irrelevante, incluso aunque miles de casos similares afecten a miles de ciudadanos. El Estado burocrático, impersonal, no se deja impresionar por dramas personales, individuales. En tiempos de imposición de la austeridad a los ciudadanos más vulnerables, cualquier pretexto es bueno para abdicar de las responsabilidades del Estado, por ilógico e injusto que sea. El silenciamiento estructural del ciudadano herido en sus derechos deriva de la pertinencia del Estado para seguir proclamándose Estado de bienestar cuando subrepticiamente se convierte en Estado antisocial.

]]>
Boaventura de Sousa Santos 2015-08-29 08:07:18
El repartidor de periódicos - Las dos (o tres) españas http://blogs.publico.es/repartidor/2015/08/28/las-dos-o-tres-espanas/ larazon.750Cristóbal Montoro nos ha convencido. A nosotros, a los europeos y a La Razón, que relata la magia española esta misma mañana bajo el editorial En la vanguardia económica, en el que el lector reconocerá el espejo del país una vez que haya desatado al perro de la longaniza. “A pocos meses de que expire una de las legislaturas más duras y complicadas que se recuerdan en la reciente historia de la democracia española, conviene no olvidar de dónde venimos para ponderar con justicia cómo nos encontramos. De los años de la recesión, de una crisis durísima, que resquebrajó las costuras del Estado del Bienestar, de los sacrificios necesarios, y de, en definitiva, un túnel negro que parecía interminable, en el que lo único que crecían eran las cifras de parados y los números rojos de las administraciones, las empresas y las familias. Hoy, aquello ha quedado definitivamente atrás y, aunque parezca lejano, en realidad, no lo es tanto. En Europa se ha comenzado a hablar de una suerte de milagro español que ha permitido a nuestro país pasar de ser la mayor fábrica de desempleados de Europa al liderazgo en el crecimiento económico”.

El hecho de que en Europa no se hable de otra cosa que del milagro económico español no sale en los periódicos europeos, pero eso es cosa del contubernio judeomasónico. El caso es que nuestro debate de los presupuestos nos ha cambiado el seso a los españoles receptivos. Ya no convivimos una España que muere y otra España que bosteza. Tenemos una España que miente y otra España que nos hace bostezar, la oposición. Fuera del hemiciclo, sin embargo, da la impresión de que quizá suceden otras cosas…

elpais.750Al milagroso PP lo corrije un poco el amanecer de este día de Venus El País en su portada. Qué empeño este de la izquierda de desenterrar a los muertos de la Guerra Civil y de reabrir las cuentas de Mariano. El relevo en las autonomías saca a la luz una deuda impagable, titula el papel de Prisa. Y después esboza el guión de una película de terror en la que Nosferatu recuerda las facciones de Montoro: “Los Gobiernos autonómicos que cambiaron de manos tras las elecciones del pasado 24 de mayo han descubierto que el PP les ha dejado una situación financiera insostenible. Los desajustes presupuestarios heredados de los Ejecutivos populares y la necesidad de cumplir con el objetivo de déficit fijado por el Gobierno central están llevando a la asfixia económica a los Gabinetes de Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Extremadura, Aragón y Cantabria —todos ellos del PSOE, menos este último, regionalista—. La Comunidad Valenciana es, de largo, la que sufre los peores apuros. En el primer trimestre del año, la deuda acumulada sumaba 37.615 millones de euros; el 30 de junio, en el ecuador del ejercicio, la Generalitat de Alberto Fabra ya había ejecutado el 81% del presupuesto regional. El nuevo Ejecutivo del socialista Ximo Puig insiste en que, si no se cambia el sistema de financiación autonómica, la Generalitat no podrá funcionar. En Castilla-La Mancha, el Gobierno que preside Emiliano García-Page ha heredado de la popular María Dolores de Cospedal una deuda de 13.146 millones de euros. Esta cifra duplica a la existente en junio de 2011. El consejero de Hacienda, Juan Alfonso Ruiz Molina, denunció ayer en las Cortes de Toledo que el Ejecutivo anterior ha dejado 37.000 facturas sin pagar e inflado el presupuesto regional de ingresos hasta hacerlo imposible de cumplir”.

El milagro español del que se habla en Europa –según La Razón— quizá sea este. La posibilidad de conjugar simultáneamente dos realidades. Y de creernos las dos. Las dos españas otra vez, o sea.

Lo interpretaba perfectamente este martes en ABC la columnista Edurne Uriarte, de paseo cultural. Acercóse Edurne a una librería una mañana y descubrió que existían, oh horror, librerías de izquierdas: “Es una de las librerías más bellas de Madrid, suelos de madera, sabor y olor de vieja biblioteca, colores cálidos, recovecos inesperados, y hasta una cafetería para prolongar la visita rodeada de amantes de los libros de papel. Si te quedan ganas, claro está, después del recorrido por esta librería llamada La Central. Porque su encanto se diluye cuando empiezas a buscar en las estanterías y descubres con más asombro que irritación que se trata de una librería de izquierdas, que tal anacronismo existe, como aquellas librerías feministas de mi juventud. Que es real, que no es una recreación humorística aunque lo parezca, que está en pleno centro de una ciudad moderna y desarrollada como Madrid, en la calle comercial de alquileres más caros, de hecho. Y que no has sido atrapada en una máquina del tiempo que te ha devuelto a tus años de estudiante de los ochenta. ¿Algo así como restaurantes sólo para morenos? ¿O autobuses para altos? ¿O trenes para bajos? No, mucho peor, porque la aspiración al conocimiento sin corsés ideológicos es la razón de ser de una librería. La librería de izquierdas me hace pensar más bien en una escuela de pintura donde sólo se utilizan los negros y los marrones”.

Da gusto ver a nuestra derecha descubrir las librerías. Pena que no haya visitado Edurne una librería católica, o neonazi, o ecológica, o pornográfica o especializada en fitness. “La aspiración al conocimiento sin corsés ideológicos es la razón de ser de una librería”, dice la turista intelectual con desparpajo. Eso se solucionaría, Edurne, si en España hubiera más de una librería. Que quizás. Pero tampoco pidamos a los columnistas a pasear más por Madrid, no nos descubran otros terribles horrores como una librería ¡de izquierdas!

abc.750Mariano, ataca

Tras la espantada de nuestro amado líder del debate de presupuestos (otra vez), delegando en bellas vicetiples cual Montoro, el director abecero Bieito Rubido se atreve a sugerirle a Mariano Rajoy que se arroje, lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor, a la reconquista de España: “La mejor defensa es un buen ataque. Lo es en el fútbol, en la guerra y en la política española de los últimos tiempos. Mariano Rajoy todavía se sorprende de los ataques extemporáneos de Pedro Sánchez, un político más inconsistente que Zapatero –que ya es decir– y a quien no se le conoce más aporte intelectual que la supresión del Ministerio de Defensa, además de sus furibundos ataques a la figura de Rajoy. Hace bien el presidente cuando no le responde. Pero en política no todo es preocuparse por la oposición. Sobre todo cuando se gobierna. Hay dos o tres poderes fácticos que no han ayudado en nada al actual Gobierno. Más bien al contrario. Han sido decisivos en el deterioro de su imagen. Uno de ellos amenaza con ofrecerle un otoño caliente a Rajoy. Presumen además de ello. Pues ya sabe presidente, recurra a la esencia del pensamiento de Alfredo Di Stéfano“.

“Pues ya sabe, presidente”, dice Rubido. El periodismo marianista hooligan está llegando al delirio en las linotipias de ABC, que cada vez más intenta competir en estupefaciencia con La Razón y con El Jueves. Un director de periódico escribiendo “pues ya sabe, presidente” es el epítome de este tiempo, de esta España, de este nosotros y de esta imparcialidad informativa. Tampoco se habla de otra cosa en Europa. Ay, Europa.

]]>
Aníbal Malvar 2015-08-28 12:01:48
El socialismo es republicano - Discapacidad, una asignatura pendiente http://blogs.publico.es/odalys-padron/2015/08/28/discapacidad-una-asignatura-pendiente/ El diamante es el mineral más duro, entendiendo por dureza la resistencia a ser rayado por otro. Su dureza es de 10 en la escala de Mohs, aunque varía según la cara, la dirección y la procedencia del cristal. A lo largo de la historia hay ejemplos de personas cuyas adversidades las han hecho más fuertes, sobreponiéndose a dificultades o tragedias. Nietzsche decía “lo que no te mata, te fortalece”. Ese es el caso de las personas que conviven, día a día, con algún tipo de incapacidad; personas de gran fortaleza vital.

Las palabras tienen intrínsecamente un gran poder dado que se pueden conseguir efectos positivos o negativos, de pendiendo de nuestra intencionalidad, cuando nos comunicamos. Esto ha inducido un debate abierto sobre la forma de denominar a las personas que tienen algún tipo de discapacidad con el propósito de erradicar connotaciones negativas e incluso discriminatorias. En enero de 2005 el Foro de Vida Independiente propuso el término “diversidad funcional” entendiendo como “funcional” lo relativo a las funciones de los órganos o partes del cuerpo. Otros foros prefieren usar el término discapacitado que la Real Academia Española define como persona que tiene impedida o entorpecida algunas de las actividades cotidianas consideradas normales, por alteración de sus funciones intelectuales o físicas. A este respecto, en España, se sustituyeron los términos minusválido y persona con minusvalía, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió abandonar en 2001 por su connotación peyorativa, por “persona con discapacidad” que es de uso obligado en los textos normativos desde el 1 de enero de 2007, según recoge la disposición adicional octava de la Ley 39/2006 de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia.

No debe confundirse la dureza con la fragilidad. El diamante, a pesar de su dureza, es frágil y puede romperse al recibir un golpe. En el caso de las personas con discapacidad esto es conocido y compensado por el núcleo familiar o las personas más próximas. Las personas con discapacidad, según el Instituto Nacional de Estadística, conforman el 9% de la población de España, lo que supone alrededor de 4 millones de personas y cada día va en aumento porque nadie está exento de sufrir un accidente de tráfico o los efectos de la vejez ya que la vida produce, de manera inexorable, un debilitamiento de las funciones básicas.

La Constitución Española recoge en su artículo 49 que los poderes públicos realizarán una política de previsión, tratamiento, rehabilitación e integración de los disminuidos físicos, sensoriales y psíquicos, a los que prestarán la atención especializada que requieren y los ampararán especialmente para el disfrute de los derechos que el Titulo I, de los derechos y deberes fundamentales, otorga a todos los ciudadanos. Como ya hemos expresado, en relación a otros artículos de la Constitución, el papel lo aguanta todo. Estos cuatro años del Partido Popular han supuesto un retroceso. No sólo no se ha avanzado, sino que ha habido una pérdida de prestaciones, de derechos y de soluciones a este respecto.

Esto se refleja en los Presupuestos Generales del Estado que colocan a España en el país de la Unión Europea que menos ayuda a la familia. Se mantiene congelada la prestación para hijos menores de 18 años con un grado de discapacidad igual o superior al 33% y la subida ha sido insignificante, un 0,27%, para las familias con hijos discapacitados mayores de 18 años. Concretando, la asignación económica establecida para los casos en que el hijo sea menor de 18 años o menor acogido a cargo con un grado de discapacidad igual o superior al 33% se mantiene congelada en 1.000 euros al año, 83,33 €/mes. En los casos en los que el hijo a cargo sea mayor de 18 años y esté afectado por una discapacidad en un grado igual o superior al 65% la cuantía subirá un insignificante 0,27%, 12 euros, hasta los 4.402,80 euros anuales, 366,90 €/mes. En los casos en los que el hijo a cargo sea mayor de 18 años y esté afectado por una discapacidad en un grado igual o superior al 75% la cuantía será de 6.652,80 euros anuales, 550,40 €/mes, siempre y cuando se tenga la necesidad de una tercera persona.

El Partido Popular ha incumplido su promesa electoral, como tantas otras, de ayudas a las familias con hijos discapacitados. Y siguiendo la misma tónica de burla, hacia los votantes, su vicesecretario sectorial, Javier Maroto, recientemente ha dicho que la discapacidad es una prioridad para el Partido Popular mientras su ex ministro, José Ignacio Pert, olvidaba a los discapacitados en la Ley de Educación no apostando por la educación inclusiva lo que va en contra de las normas más importantes y de alcance internacional de derechos humanos, como la Convención de la ONU sobre Discapacidad. Los alumnos con discapacidad siguen estando segregados y faltos de apoyo, siendo excluidos de los centros aquellos con necesidades educativas especiales.

Y ante esta insensibilidad e incapacidad política son los ciudadanos, a través de las redes sociales, los que consiguieron que Cristian González, un joven con atrofia muscular espinal que le obliga a desplazarse en silla de ruedas, pudiera conseguir el traslado a una estación adaptada para acudir a la Universidad, dos escalones y la falta de una rampa en una estación de RENFE se lo impedían. Más de 330.000 firmas han logrado que este joven con una nota media de 9,4 en el bachillerato y una puntuación de 13 sobre 14 en la prueba de selectividad pueda asistir a las clases de Ingeniería Multimedia.

Hablando de accesibilidad es interesante ver cómo este concepto ha ido evolucionando a lo largo de los años. En un primer momento, sólo se hacía referencia a las mejoras en los entornos físicos, es decir, a la eliminación de cualquier barrera arquitectónica. En la actualidad se entiende por accesibilidad un amplio conjunto de elementos de diversa índole que han conformado lo que se conoce como accesibilidad universal o integral tal como recoge el Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social que comprende tanto el acceso a la vivienda como la movilidad en su entorno, la posibilidad de acceder a cualquier instalación de uso público, a cualquier puesto de trabajo y la disponibilidad de cualquier tipo de información o comunicación, incluidos los sistemas y las tecnologías de la información y las comunicaciones. Como ya dijimos, el papel lo aguanta todo. Muchos estarán, en estos momentos, recordando instalaciones públicas carentes de accesibilidad que incumplen de manera flagrante la ley sin ninguna consecuencia, excepto el perjuicio para los contribuyentes que pagaremos por tener políticos mediocres y desalmados gobernando. Este es el caso de la Sanidad Canaria donde tras años e ingentes cantidades de dinero rehabilitan un Centro de Atención Especializada que no cuenta con rampa de acceso en la puerta principal, los paneles luminosos para los turnos no tienen adaptaciones de voz, los baños adaptados son casi inexistentes y las personas sordas siguen sin posibilidades de comunicación porque no hay intérpretes de lengua de signos o adaptaciones que lo hagan posible.

Es vergonzoso que la Administración no cumpla con la ley en materia de accesibilidad mientras expone en el texto introductorio: “el anhelo de una vida plena y la necesidad de realización personal mueven a todas las personas, pero esas aspiraciones no pueden ser satisfechas si se hallan restringidos o ignorados los derechos a la libertad, la igualdad y la dignidad. Este es el caso en que se encuentran aún hoy mujeres y hombres con discapacidad, quienes, a pesar de los innegables progresos sociales alcanzados, ven limitados esos derechos en el acceso o uso de entornos, procesos o servicios que o bien no han sido concebidos teniendo en cuenta sus necesidades específicas o bien se revelan expresamente restrictivos a su participación en ellos”.

Una parte de los diamantes extraídos son destinados al uso industrial, los llamados bort, con ellos se fabrican desde brocas para perforaciones hasta herramientas de corte preciso como escalpelos médicos. La Coordinadora Estatal de Plataformas en Defensa de la Ley de Dependencia presentó, recientemente, una denuncia ante la Fiscalía General del Estado contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por incumplir La Ley de Dependencia. Exponen que la política del Ejecutivo viola varios artículos de la Constitución en relación con la protección social y los derechos de los ciudadanos lo que se ha traducido, según la Coordinadora, en más de 117.000 dependientes fallecidos, uno cada 15 minutos de forma ininterrumpida durante 43 meses, sin haber recibido ningún servicio o prestación a la que tenían derecho.

Los antiguos griegos creían que los diamantes eran fragmentos de estrellas que habían caído a la Tierra. En Alternativa Socialista (AS) tenemos a dos de esas estrellas los compañeros Iván Molinos y Víctor Villar, ambos Coordinadores de Alternativa Socialista (AS) en Cataluña y Burgos respectivamente y miembros del grupo de trabajo de discapacidad. Compañeros de enorme vitalidad y constancia que son los impulsores en la lucha para conseguir que las Pensiones No Contributivas (P.N.C.) no se reduzcan en el caso que dos personas perceptoras de una P.N.C. contrajesen matrimonio.

Durante más de once años, desde su aplicación, estas pensiones han ayudado a miles de personas a tener una vida digna, evitando la carga económica familiar y dando mayor autonomía a las personas receptoras. El art. 14 del R.D. 357/1991, de 15 de marzo, por el que se desarrolla la Ley 26/1990 fija las cuantías, en su importe anual y las reducciones establecidas cuando en una misma unidad económica concurra más de un beneficiario con derecho a pensión. En el caso de personas con discapacidad, dada la carestía de vivir con una discapacidad, tanto en ayudas técnicas, adaptaciones y tratamientos médicos, esta medida supone un castigo aún mayor. Hace prácticamente imposible económicamente el matrimonio entre dos personas con discapacidad y su convivencia en un proyecto vital común, en igualdad de condiciones con el resto de la población.

Alternativa Socialista (AS) insta al Gobierno de España a excluir del concepto de unidad económica de convivencia aquellos casos en los que se de la convivencia conyugal de dos personas perceptoras de una P.N.C., a efectos de incompatibilidades y cálculo de cantidades individuales a percibir. Dejando intactas las cantidades que perciban ambos cónyuges en concepto de P.N.C., afectando sólo a las cantidades que se perciban por P.N.C. y no al resto de ingresos. Esta modificación se realizará tanto en el texto de la Ley 26/1990, de 20 de diciembre, por la que se establecieron y regularon las Pensiones No Contributivas (P.N.C.), como en el resto de legislación de desarrollo.

Hemos puesto en marcha una campaña en el portal www.change.org para conseguir este objetivo, se puede firmar esta petición en:
https://www.change.org/p/jes%C3%BAs-posada-jesus-posada-congreso-es-que-no-se-penalice-el-matrimonio-entre-personas-con-discapacidad-beneficiarias-de-una-pensi%C3%B3n-no-contributiva?recruiter=346290024&utm_source=share_petition&utm_medium=facebook&utm_campaign=share_facebook_responsive&utm_term=des-lg-no_src-no_msg&fb_ref=Default

]]> Odalys Padrón 2015-08-28 11:14:40 Estación Término - El PP recorta la autonomía del paciente http://blogs.publico.es/estacion-termino/2015/08/28/el-pp-recorta-la-autonomia-del-paciente/ Fernando Pedrós
Periodista, filósofo y miembro de Derecho a Morir Dignamente (DMD)

 

Nadie podía pensar que el proyecto de ley de protección de la infancia y la adolescencia, que el gobierno a finales de febrero enviaba al Congreso, llevaba en la cola de la ley una disposición final con gato encerrado… En el Congreso hubo 150 enmiendas y unas 45 en el Senado, pero los políticos de la oposición no advirtieron que la disposición final segunda llevaba una dosis de ‘Ley Mordaza’ que pasó desapercibida al ser aprobada a finales de julio pasado. Está visto que los recortes a la libertad pueden venir por las costuras de las leyes y este ha sido el caso. Gracias, pues, a un artículo del profesor Carbonell, catedrático de Derecho Penal de Valencia, he podido conocer el último recorte a la libertad personal del ciudadano en la disponibilidad de su vida y su muerte. En este comentario sigo de cerca el pensamiento del profesor Carbonell.

 

Resulta demasiado sorprendente que una norma titulada ‘Ley de modificación del sistema de protección a la infancia y la adolescencia’ (Ley 26/2015, de 28 de julio, BOE, 29 de julio) en su Disposición Final Segunda modifique la Ley de Autonomía del Paciente (Ley 41/2002) en aspectos referentes a la prestación del consentimiento por el menor o por sus representantes. Pero ocurre y con una técnica de tapadillo (la ley en cuestión no tiene nada que ver con la de Autonomía del paciente) afecta directamente al desarrollo de derechos fundamentales en concreto “al derecho a la renuncia a tratamientos, a la disponibilidad de la propia vida y al valor que corresponde otorgar al consentimiento por representación en cualquier circunstancia en que éste no pueda ser prestado por el titular de la vida o la salud, tenga la edad que tenga”.

 

Cuando en la relación médico-enfermo –según la disposición final segunda- el consentimiento a una actuación médica deba ser dado por el representante legal o las personas vinculadas por razones familiares o de hecho porque el enfermo no se encuentra en condiciones físicas o psíquicas para dar consentimiento –sea cual sea su edad- “la decisión deberá adoptarse atendiendo siempre al mayor beneficio para la vida o salud del paciente”. El criterio de que siempre hay que atender “al mayor beneficio para la vida o salud del paciente” está diciendo claramente que ante todo hay que prolongar la vida del paciente por todos los medios y que, cuando el representante legal o los padres consideren lo contrario, la cuestión habrá que llevarla ante la autoridad judicial.

 

Bien a las claras esta disposición lesiona el mismo corazón de la Ley de Autonomía del paciente. Con esta llamativa disposición, si el enfermo menor de edad o el mayor de edad inconsciente no ha dejado claramente documentada su voluntad y el médico considera que ha de actuar “atendiendo siempre al mayor beneficio para la vida o salud del paciente”, de nada va servir que el representante o el familiar manifieste lo que considera que sería la voluntad del paciente o la opción manifestada con anterioridad de renuncia a determinados tratamientos, de rechazo a prolongar la vida de modo artificial o bien de evitar los sufrimientos. Es más, tal como lo plantea la tal disposición, no ha lugar el consentimiento pues, si el criterio del médico considera que la actuación a realizar es en beneficio de la salud y la vida, ya no cabe decisión y consentimiento o no de nadie sino que hay que darse por vencido y callar. Así la disposición final segunda de la ley borra de un plumazo la autonomía del paciente como libertad fundamental proclamada por la Ley de Autonomía del Paciente. Es, pues, una disposición que se convierte en ley mordaza del representante legal o de los familiares vinculados a un paciente que por sus circunstancias no puede dar un consentimiento. Es curioso que el legislador con una disposición final borre de un plumazo el principio establecido por la Ley 41/2002 de que “toda actuación en el ámbito de la sanidad requiere, con carácter general, el previo consentimiento de los pacientes o usuarios” (art.2, 2).

 

Razón tiene el profesor Carbonell cuando comenta que la interpretación literal de esta disposición de la nueva ley de protección de la infancia y adolescencia solo deja una opción: “sólo se puede consentir en tratamientos que prolonguen la vida”. Es decir la autonomía, la libertad del paciente o de sus representantes queda encarrilada en una dirección y de libertad solo le queda el nombre. A los representantes que debieran expresar su palabra, el consentimiento o el disentimiento les han puesto esparadrapos en la boca.

]]>
estacion-termino 2015-08-28 10:35:31
Viviendo en deudocracia - La otra gran deuda de todo ayuntamiento http://blogs.publico.es/viviendo-en-deudocracia/2015/08/28/la-otra-gran-deuda-de-todo-ayuntamiento/ Francisco Jiménez, miembro del OCM de Alcantarilla.

 

La deuda de los municipios no es sólo con los bancos. Existe una deuda tan importante como la financiera y es con la ciudadanía. Un gran agujero de honestidad tapado con un manto de silencio que al parecer nadie se atreve a levantar.

Los Observatorios Ciudadanos Municipales (OCMs) están apareciendo por toda la geografía española, acercando a la población toda la información sobre el uso que se da a sus recursos. Su reto es doble: enfrentarse al silencio o a la poca claridad de la administración en según qué consultas, y usar un lenguaje claro que todos puedan entender. Los OCMs son un canal completamente independiente de los partidos, a través del cual los vecinos pueden hacer consultas públicas y saber en qué se gasta su dinero.

La labor de los OCMs es importantísima, y se basa en la máxima de que cuanto más te observo, mejor te comportas, que debería ser lo normal siempre que haya dinero público de por medio. Proponen acciones públicamente para que los partidos no miren hacia otro lado, analizan la información y la difunden sin ningún interés partidista. Tienen que ser un referente para la ciudadanía y canalizar la información según los intereses de los ciudadanos, no de los políticos.

El comportamiento tradicional tanto de instituciones como de sus dirigentes ha provocado que el interés de la población por la gestión de sus recursos quede “adormecido”. Esta despreocupación, en mayor o menor medida, ha propiciado que dichos recursos puedan destinarse a cuestiones poco o nada relacionadas con sus intereses, derivando en muchos casos en una deuda desproporcionada, cuando no en casos claros de corrupción. Por ello los OCMs son una herramienta que pretende reactivar este interés y fomentar la participación de la población en la gestión de sus recursos.

La ciudadanía está cansada de engaños, de titulares sensacionalistas, de luchas de poder, que todos ofrezcan soluciones en época electoral y nadie las aplique. Por eso han dejado de participar y de interesarse. Ni siquiera los programas de participación ciudadana que promueven los ayuntamientos funcionan. Y no van a funcionar mientras estén dirigidos desde las mismas instituciones en las que no creemos.

Cierto es que existe una Ley de Transparencia, pero a todas luces es insuficiente. Aunque a partir de diciembre, en teoría, obligará a publicar mucha información que hasta ahora cuesta conseguir, no constituye una garantía de su cumplimiento. Nos surgen múltiples dudas: ¿hasta qué punto se va a publicar la información necesaria y no sólo la que les interese dar? ¿Seguirán ocultando datos amparados en el “cumplimiento mínimo” de una Ley que hasta ahora sólo ha demostrado ser un obstáculo para la transparencia? ¿Tienen suficientes ojos los vigilantes oficiales de la transparencia? ¿Quién velará por su cumplimiento? ¿Será posible un cauce rápido y eficiente para subsanar los “errores” que se denuncien?

Cada vez más gente comprueba que la realidad de las cuentas de nuestros ayuntamientos dista mucho de los presupuestos que se aprueban. Ahora que ha habido un cambio en muchos consistorios no paran de salir “facturas de los cajones” que no estaban “debidamente tramitadas”. Esto exige un trabajo continuo de maquillaje y ocultación que, antes o después, sale a la luz. Esta tarea no la afrontan los partidos políticos con la honestidad que se les presupone. Unos usan esta información como justificación de su incapacidad, mientras otros la utilizan como arma arrojadiza para lanzar titulares contra el adversario. En otros casos, sencillamente no se destapa para no dejar mal al partido, sobre todo si la anterior corporación pertenecía al mismo.

Por este motivo se está pidiendo en la mayoría de los ayuntamientos una auditoría de la deuda. No sólo para calificarla (ilegitima, ilegal…) sino, lo que es más importante, para conocer el importe real de la misma, que seguro dejará a más de uno estupefacto. ¿Cobrar dos veces la misma factura? Sí, según informa el Tribunal de Cuentas y recoge Europapress.

En el municipio de Alcantarilla (Murcia), de 41.400 habitantes, se aumentó la deuda del Consistorio en un 200%. Actualmente, la deuda reconocida duplica el presupuesto y estimamos que el importe real que se nos pretende hacer pagar a los vecinos se acerca cada vez más a los 100 millones de euros. Esto, uniendo la deuda financiera a los compromisos de pago futuros por inversiones ruinosas. ¿Qué han hecho los partidos de la oposición?

Uno de los motivos por los que la oposición ha permitido todas estas tropelías es el desconocimiento de sus obligaciones, derechos y posibilidades como concejales, así como la no exigencia de los mismos. El completo conocimiento de la Ley de Bases así como el Reglamento de Organización y Funcionamiento así como y otras normas adicionales ayudaría mucho.

A todo esto no hemos entrado aún a valorar cuánto tiene que ver en la falta de transparencia los numerosos casos de corrupción en los Ayuntamientos, que es mucho. Es evidente que la falta de transparencia en la gestión de lo público fomenta la corrupción.

Hasta entonces tenemos mucho trabajo que hacer.

]]>
Opinión 2015-08-28 08:49:34
La verdad es siempre revolucionaria - Los maltratados http://blogs.publico.es/lidia-falcon/2015/08/28/los-maltratados/ En unas cuentas completamente infiables, recogidas por diversas organizaciones, como feminicidio.net, que trabajan en el loable intento de denunciar la violencia machista que está diezmando a nuestras mujeres y niños, podemos deducir que desde 1985 –una fecha totalmente convencional– en España han asesinado a tres mil mujeres y a varios cientos de niños. Como los cálculos, solo aproximados, dicen que dos millones y medio de mujeres están siendo maltratadas sistemáticamente, y muchas de ellas tienen hijos e hijas, podemos también deducir que en nuestro país, en la actualidad, existen varios millones de niños, adolescentes y adultos –y solo voy a hablar de los varones– que han sido maltratados.

O porque asistieron como espectadores impotentes a los insultos, las amenazas, los golpes, las palizas que el padre propinaba a la madre, o porque ellos mismos recibían el mismo trato unido muchas veces a abusos sexuales o, lo más terrible, porque además fueron testigos del asesinato de su madre a manos de su padre. Otros no lo vieron, pero son igualmente huérfanos por el mismo motivo.

Varios millones son muchos jóvenes, muchos hombres, que conocen en carne propia la tragedia de la violencia machista. Que han crecido, se han educado, han llegado a la pubertad, a la adultez, marcados por el continuo horror de los gritos e insultos del patriarca de la casa; que no comieron ni durmieron con tranquilidad durante años esperando la siguiente explosión de furia del macho que era el amo y señor de la familia, que aprendieron en la edad que marca el futuro –por algo decía Unamuno que el niño es el padre del hombre– que en el mundo, antes que otras, existen dos clases enfrentadas entre sí, el hombre y la mujer. El hombre como dominador, como explotador, y la mujer como dominada y explotada.

De esa horrible y traumática infancia muchos, desgraciadamente, asumieron el rol del padre y son maltratadores a su vez. Se sabe cuando los casos de violencia y hasta de asesinato desvelan la biografía del culpable. Pero no todos, afortunadamente –sobre la eficacia o la inutilidad de la educación todavía hay mucho por estudiar. La mayoría, creo, son por el contrario pacíficos y deseosos de que la solidaridad y la amistad unan a los hombres y a las mujeres.

Muchos, la mayoría, no maltratan a nadie, ni a su esposa o amantes ni a sus hijos, y otros tantos son amables, tiernos y amorosos. Una parte de ellos milita incluso en partidos progresistas, ayuda a ONG solidarias, trabaja activamente en asociaciones que se preocupan de resolver los problemas del barrio, del trabajo, de la Universidad, de la ecología, de la política internacional. Menos de las mujeres.

Entre todos esos millones de hombres, o cientos de miles o miles o cientos, ni aun diez se han unido a las filas de los grupos feministas que he organizado. Otros, unas docenas, están en asociaciones meritorias como Hombres por la Igualdad, Hombres contra la Violencia de Género, Hombres contra la Prostitución (que yo sepa, y si existe alguna más les agradecería que me informaran). Pero es realmente mínima la participación masculina en las tareas feministas. Resulta desolador ver en las concentraciones de los días 25 contra la violencia a una docena de hombres frente a centenares de mujeres. En las manifestaciones del 8 de marzo la presencia masculina es irrelevante.

Y yo me pregunto, ¿dónde están todos esos jóvenes, esos hombres, que han sido maltratados, abusados sexualmente en la infancia, que han contemplado impotentes como su madre era víctima de la insania y la arbitrariedad de su padre? No acuden a los debates televisivos ni radiados, no escriben cartas a los periódicos, no acuden a las reuniones, asambleas, concentraciones y manifestaciones que el Movimiento Feminista convoca continuamente. Su silencio, ¿qué significa? ¿Que se han olvidado de su propia historia? ¿El deseo de huir de los penosos recuerdos les deja amnésicos? ¿Ni siquiera cuando la crónica diaria les sitúa nuevamente ante la tragedia que ellos mismos han sufrido se sienten concernidos? ¿Ninguno de los episodios que los medios de comunicación nos relatan cotidianamente les provoca el dolor y les lleva a solidarizarse con las nuevas víctimas?

A mí, hasta hoy, ningún hombre me ha violado ni me ha maltratado físicamente, y sin embargo he dedicado parte de mi vida a defender y reivindicar a las que sí han sufrido tales vejaciones. Y muchos otros miles de activistas feministas, muchas de las cuales tampoco se dedicaron a esta lucha por razones personales. Y sin embargo hombres que han de situarse en la categoría de maltratados, que conocen más de cerca que yo la tragedia de la vida cotidiana sometidos a la potestad de un patriarca colérico y agresivo, no se sienten motivados a participar en ninguna de las numerosas asociaciones y grupos feministas que enfrentan desde hace largos años esa larga y desmoralizadora tarea. Tampoco se organizan aparte, en grupos de hombres concienciados sobre la que hoy es la mayor tragedia que enfrenta nuestra sociedad.

No quiero caer en el biologismo y suponer que la testosterona incapacita a los hombres para sentir amor y compasión, porque no es cierto. Hombres heroicos los hay que han dado su libertad y su vida por defender a los más desfavorecidos, sin que ellos mismos padezcan pobreza o persecución, o las hayan sufrido en la infancia. Pero su causa es general, en abstracto, en un análisis clásico de explotados y explotadores, siempre hablado en masculino, sin que la especificidad de la situación de la mujer entre en sus análisis. Porque, ¿cuántos hay que hayan tomado la causa de la mujer como objetivo de su lucha? Ni siquiera pido tanto, simplemente que acepten el feminismo, lo defiendan y apoyen nuestras reivindicaciones públicamente, porque comprendernos en las tertulias privadas no ayuda nada. De la misma manera que tantos se esfuerzan con entusiasmo por defender a los pobres, a los obreros, a los negros, a los campesinos latinoamericanos, sin serlo ellos mismos; y otros trabajan sin descanso por salvar las ballenas, las focas, los leones, los bosques y los lagos, sin que sufran directamente las consecuencias de la depredación del medio ambiente, algunos, al menos, podrían sentirse emocionados ante los sufrimientos de las mujeres y de los niños.

Pero si ya se trata de quienes han vivido en su propia experiencia la maldad del patriarcado, la crueldad de sus agentes (padres, tíos, maestros), ¿cómo es posible que no se sientan impelidos a participar en las acciones que todos los días organizamos desde el Movimiento Feminista para acabar con tales crímenes?

¿Por qué no hay asociaciones y grupos, o al menos algunas individualidades de hombres, que han sido maltratados por el padre, que salgan a la palestra, que cuenten su triste historia, que refuercen las denuncias de las mujeres, que ahora tantas veces se consideran falsas? Desgraciadamente los que se han organizado han sido los maltratadores, en asociaciones que difunden perversas calumnias contra sus víctimas. No hay más que leer los comentarios que siguen a mis artículos sobre la violencia machista para sentirse desmoralizada. Cierto que otros me apoyan, pero son pocos, y no son los conspicuos escritores, periodistas, políticos y activistas que tienen tribunas de opinión. Excepto Antonio Lucas, al que tengo que agradecer públicamente el artículo de hace unos días en El Mundo cuando la masacre de mujeres de este agosto ensangrentó las calles de España. Pero es uno, y es un artículo. ¿Acaso es suficiente?

No entiendo las causas del silencio, ahora ya culpable, de los hombres que han vivido la tragedia de una infancia desgraciada y de una juventud para siempre condicionada por esa primera socialización –Piaget explica que lo que se aprende antes de los 12 años no se olvida nunca. Quizá sea la vergüenza de mostrarse en público como víctimas, que también paraliza a las mujeres, el motivo de esta ocultación, pero tienen la obligación de romper tanto el tabú social de que los hombres no se quejan, como la indiferencia, la pasividad en que se han instalado. Porque los necesitamos, no solo las mujeres sino toda la sociedad, para hacerla un poco mejor. Y también a los demás de buena voluntad, porque ante la villanía hay que alzar la rebeldía y la protesta para sentirnos simplemente seres humanos.

Bustarviejo, 26 agosto 2015.

 

]]>
Opinión 2015-08-28 07:01:21
Aquí no se fía - El espectáculo triunfal de la “recuperación” http://blogs.publico.es/aqui-no-se-fia/2015/08/28/el-espectaculo-triunfal-de-la-recuperacion/ El debate de totalidad de los Presupuestos Generales del Estado para 2016 ha servido para la escenificación de un nuevo acto del espectáculo político dirigido y protagonizado por Mariano Rajoy durante los últimos cuatro años. Un espectáculo que empezó nada más levantarse el telón de la campaña previa a las elecciones generales ganadas en 2011 por el PP y que no parece que vaya a concluir hasta que se celebren las siguientes, allá por el mes de diciembre.

En este tiempo, Rajoy engatusó primero a millones de votantes con la promesa solemne de combatir la crisis sin tocar la sanidad, la educación y las pensiones, ni subir los impuestos. Pero luego, so pretexto de la herencia recibida, dijo digo donde había dicho Diego, se lió a hachazos con el gasto social, exigió nuevos esfuerzos fiscales y, de paso, se llevó por delante unos cuantos derechos de los trabajadores a través de la catastrófica reforma laboral de febrero de 2012.

Ahora, cuando las elecciones están a la vuelta de la esquina, la estrategia del Gobierno consiste en persuadir a los españoles de que los sacrificios eran imprescindibles y de que, gracias a ellos, estamos en la rampa de salida hacia la recuperación. Como si del país hundido en la miseria y al borde del rescate que dejó José Luis Rodríguez Zapatero según la versión del PP, hubiéramos pasado en poco más de tres años a otro en el que los perros se atan con longanizas.

Esa visión interesadamente triunfalista choca, sin embargo, con algunos grandes datos que demuestran hasta qué punto la economía española no es que esté convaleciente aún, sino que continúa enferma de gravedad. Por ejemplo, el déficit público, declarado enemigo público número uno por el Gobierno y que, próximo ya el final de la legislatura, sigue en el mismo nivel con el que comenzó si le sumamos el agujero de la Seguridad Social, equivalente al 4% del PIB.

El desajuste entre los ingresos y los gastos del sistema de pensiones ha sido cubierto con el Fondo de Reserva (la hucha), que se ha quedado tiritando después de la auténtica rapiña de que le ha hecho víctima Rajoy desde que en 2012 dejaron de salirle las cuentas. Pero el resto del déficit ha exigido un recurso masivo a la deuda, hoy por encima del billón de euros (300.000 millones más de la que dejó Zapatero) debido en parte al saneamiento del sistema financiero, en el que el presidente del PP se comprometió a no gastar dinero público.

Si la gestión que ha hecho Rajoy del déficit y de la deuda deja mucho que desear, sobre todo comparado con el programa que le permitió obtener la mayoría absoluta en noviembre de 2011, ¿qué decir en materia de empleo? La reforma laboral no sólo fue una auténtica arma de destrucción masiva, sino que les puso las cosas muy fáciles a los empresarios para sustituir contratos estables por contratos precarios, a trabajadores relativamente caros por trabajadores baratos.

Por eso, pese a todos los sacrificios realizados, hoy sólo dos de cada tres ocupados tienen un empleo fijo y a jornada completa; hay 335.600 menos con contrato indefinido que cuando Rajoy llegó al poder y 355.700 más a tiempo parcial. Y, en conjunto, el volumen de empleo está todavía por debajo del que existía al principio de la legislatura, aunque el descenso de la población activa crea el engañoso espejismo de que ha descendido ligeramente el paro.

De todo ello, por supuesto, no dice ni pío el Gobierno y si lo dice es para apelar, una vez más, al peso de la herencia recibida. Aunque hay aspectos en los que la que deje Rajoy a quien le sustituya será mucho peor. O al menos no tan buena como intenta convencernos de que va a ser, con el único y descarado propósito de granjearse votos en las próximas elecciones.

.

Puedes seguirme en Twitter: @vicente_clavero

.

]]>
Vicente Clavero 2015-08-28 00:22:46
La pizarra de Yuri - Tina en el bosque de Charnia, la vida que no podía existir http://www.lapizarradeyuri.com/2015/08/26/tina-en-el-bosque-de-charnia-la-vida-que-no-podia-existir/ El enigma del Bosque de Charnwood.

Soto de Swithland, Bosque de Charnwood (Leicestershire, UK.)

El soto de Swithland, parte del bosque de Charnwood (Leicestershire, Reino Unido.) Fue en una cantera situada en este bosque donde primero Tina Negus y luego Roger Mason, ambos de 15 años, se encontraron con algo que según el mundo entero no podía existir. Imagen: Wikimedia Commons.

Cuando era niña, Tina Negus (Reino Unido, 1941) le tomó gusto a eso de los fósiles. Es que en aquella época no había videojuegos, ni móviles, y ni siquiera muchas teles. Así que los críos salían a la calle a jugar y hacían sus travesuras, como meterse en sitios que a sus padres no les gustaban. Según sus propias palabras, Tina se aficionó jugando “ilícitamente” (vamos, que si en casa se llegan a enterar, seguramente se habría llevado una buena azotaina como era corriente en aquellos tiempos) en una cantera abandonada próxima a su domicilio en Gratham, Lincolnshire, donde había un montón de fósiles de amonites, belemnites y cosas así fijados a sus calizas azules del entonces llamado Liásico Superior, que desde chiquitaja cautivaron su imaginación.

Tina Negus buscando fósiles, cuando era adolescente.

Una Tina Negus adolescente buscando fósiles cerca de su casa allá por la primera mitad de los años ’50 del pasado siglo. Foto: Propiedad de Tina Negus vía trowelblazers.com

Puesto que también faltaba bastante para que inventasen Internet, y Tina era muy curiosa, su afición le llevó a la biblioteca pública local. Ahí leyó un montón de cosas sobre geología, biología, paleontología y esos rollos de científicos. El caso es que conforme se adentraba en la adolescencia, acabó bastante enterada de estos temas. Y a principios del verano de sus quince años, Tina pidió a sus padres que la llevaran al cercano Bosque de Charnwood. Ya habían estado varias veces, pero esta vez Tina no deseaba simplemente hacer picnic en un lugar hermoso como ese. En la biblioteca había leído un ensayo sobre su geología y le llamó la atención que existiese una cantera con depósitos de ceniza volcánica surgida bajo el mar, cuando aquello fue un mar. Eso era algo que Tina nunca había visto y, como además conocía muchos de los lugares mencionados gracias a las excursiones anteriores, se motivó. Así que copió todos los mapas del ensayo a mano –tampoco había fotocopiadoras– y con la excusa de ir a recolectar arándanos, convenció a sus sufridos padres de que la llevasen otra vez en junio o principios de julio de 1956; no recuerda bien la fecha exacta. Pero tuvo que ser por ahí, porque los arándanos todavía no estaban maduros.

Y para el Bosque de Charnwood marcharon. En cuanto pudo, Tina se metió por el camino de cabras que conducía a la cantera en cuestión. Durante un buen rato, se quedó flipada con aquellas rocas de color gris oscuro y tono verdeazulado, como era su gusto. Entonces sus ojos cayeron sobre algo más: uno de sus amados fósiles. Parecía una especie de hoja de helecho fosilizada, sin nervio central, sino con sus foliolos dispuestos como en zigzag. Pero había un pequeño problema. Según sus mapas y notas copiados tan cuidadosamente, la piedra donde se hallaba el fósil era precámbrica. Y todos los libros gordos y los grandes sabios y sus profesores y el mundo entero afirmaban taxativamente que la vida compleja apareció en el Cámbrico, o sea después. Aquel fósil que tenía ante sus ojos no tenía el menor derecho a existir. Faltaría más. Una forma de vida compleja antes del Cámbrico, y encima con aspecto de planta terrestre, ¡menuda idiotez!

Fósil índice de Charnia Masoni en el New Walk Museum & Art Gallery de Leicester, UK.

El fósil índice de Charnia en su roca precámbrica que observó Tina, con unos 580 millones de años de antigüedad, actualmente expuesto en el New Walk Museum & Art Gallery de Leicester, Inglaterra. Cuando Tina reparó en él, todo el mundo daba por sentado que la vida pluricelular compleja se originó en el Cámbrico, decenas de millones de años después, y esto simplemente no podía existir. Imagen: Wikimedia Commons. (Clic para ampliar)

Sólo que aquella especie de fronda estaba allí, casi mirando desafiantemente a Tina desde la profundidad del tiempo. Mucho, mucho tiempo: bastante más de medio millar de millones de años. Cuando aquel ser estuvo vivo, los días sólo duraban 22 horas y los años tenían 400 días divividos en 13 meses. El Sol y la Tierra estaban en otro lugar de la galaxia y las estrellas nocturnas eran completamente distintas de las actuales. El oxígeno todavía estaba acumulándose en el aire. Aquel bosque y aquella cantera estaban muy cerquita del Polo Sur, en el fondo de un superocéano al que ahora llamamos Panthalassa, que bañaba las costas extrañas de un único supercontinente hoy denominado Pannotia. Y dijeran lo que dijesen los libros gordos, los grandes sabios, sus profes y el mundo entero, el fósil imposible de Tina llevaba ahí desde entonces.

Tina hizo lo que hacen los buenos científicos. Como faltaban muchas décadas para que una chavala de 15 años pudiera tener un móvil con su cámara de nosecuántos megapíxeles, primero se limitó a no tocar nada. Al día siguiente, en el colegio, se acercó a su profesora de geografía para contarle que había encontrado un fósil en una roca precámbrica. La profe contestó al instante: “No hay fósiles en las rocas precámbricas.” Tina le dijo que ya lo sabía, pero ella lo había visto con sus propios ojos. Sin ni siquiera mirarla, la profe replicó: “¡Pues entonces no será una roca precámbrica!” Tina insistió: ese fósil estaba en una roca precámbrica. Su profe repitió: “Ya te he dicho que no hay fósiles en las rocas precámbricas.” Y completado así el círculo, se marchó dejándola con la palabra en la boca.

Pero Tina, a fuer de curiosa, era cabezona. Pidió una vez más a sus padres que la llevaran de nuevo al lugar. Y esta vez, un poquito obcecada, no tuvo una idea tan buena: se llevó el martillo de minero de papá. Contaremos en su defensa que seguía teniendo quince años y necesitaba saber qué era aquella cosa. Y también que tuvo el buen juicio de no dar un solo golpe cerca del fósil. Lo que intentaba era sacar el trozo de roca entero, fósil incluido, pero intacto. Por fortuna, al poco rato descubrió que aquella piedra era demasiado dura y sus martillazos apenas tenían algún efecto. Ya a la desesperada, la buena científica volvió a su sesera adolescente. Ese día les acompañaba su abuelo, que siempre llevaba encima un bloc de notas con su correspondiente lapicero. Tina le pidió un par de hojas, el lápiz, y sacó un calco del fósil como los científicos verdaderos. Con él se fue al museo local, para intentar compararlo con las piezas que tenían allí, sin ningún éxito. Repasó todos los libros de geología y paleontología a los que pudo poner las manos encima. Nada. Finalmente se cansó y, desilusionada, guardó el calco en su carpeta.

Aún intentó un último viaje al Bosque de Charnwood hacia finales del año siguiente, 1957. Entonces descubrió, para su horror, que su fósil ya no estaba. Ni el fósil ni la roca. En su lugar había marcas de agujeros de perforación y las herramientas que habían usado para extraerla. Lo único que la consoló fue que, a juicio de sus familiares, parecía un trabajo profesional y no la barbarie de algún vándalo. Supusieron que el fósil de Tina habría pasado a formar parte de la colección de alguien. Así quedó la cosa.

Aunque Tina no se olvidó de él. En 1961 se graduó en zoología, botánica y geografía en la Universidad de Reading, especializándose en zoología. Luego estuvo dos años investigando la ecología de los mejillones de agua dulce. En ese periodo, la universidad organizó un viaje al famoso Museo de Historia Natural de Londres, con sus casi 80 millones de especímenes. Tina pensó que quizá ahí encontraría la respuesta a aquel misterio de su adolescencia. Se lo repasó entero, sala por sala y era geológica por era geológica, buscando alguna pieza que coincidiera con su fósil… sin encontrar nada. Cabezota, escribió a casa para que le mandaran aquellos calcos que tomó con el bloc y el lápiz del abuelo. En cuanto los recibió, se presentó en el Departamento de Geología de su universidad a preguntar si alguien tenía alguna idea de qué demonios podía ser aquello. Al principio la miraron raro, pero entonces alguien recordó algo y le mostró un paper recién publicado por un cierto doctor Trevor Ford, de la Universidad de Leicester.

El título era, ni más ni menos, Fósiles precámbricos del bosque de Charnwood. ¡Y allí estaba el suyo! Se trataba de un descubrimiento revolucionario: ni más ni menos que uno de los dos primeros ejemplares confirmados de la biota ediacárica, formas de vida complejas decenas de millones de años más antiguas que lo asegurado por los libros gordos, los grandes sabios, los profesores y el mundo en general hasta entonces. Tina siempre tuvo razón: su fósil era un ser complejo anterior al Cámbrico y ahora se llamaba Charnia masoni, con unos 580 millones de años de antigüedad.

Molde e impresión artística de Charnia masoni.

Arriba: Molde del holotipo de Charnia masoni. Abajo: Impresión artística de cómo pudo ser cuando vivía fijada a los fondos del superocéano Panthalassa precámbrico. Imágenes: Wikimedia Commons / Andy Kerr (Clic para ampliar)

Roger Mason, descubridor oficial de Charnia masoni, a los 15 años.

Roger Mason, también de 15 años, con el primitivo equipo de escalada que usaba cuando observó a Charnia en la cantera del Bosque de Charnwood. A diferencia de la familia de Tina, su padre conocía al Dr. Trevor D. Ford del Departamento de Geología de la Universidad de Leicester y llamó su atención sobre el descubrimiento. A partir de ahí se confirmó que lo imposible era posible. Foto: © Leicester Mercury, 1957. (Clic para ampliar)

Lo de masoni era por otro chaval de 15 años, Roger Mason, igualmente aficionado a los fósiles. Un año después de que Tina lo observara por primera vez, Roger fue a practicar escalada con sus colegas a la cantera en cuestión y reparó en su extrañeza igual que Tina. Pero a diferencia de Tina, la familia de Roger tenía vinculación con el mundo académico y así su redescubrimiento llegó rápidamente a oídos del Dr. Trevor D. Ford.

El Dr. Ford se mostró escéptico al principio, pero accedió a ir a echar un vistazo y quedó atónito. E inmediatamente pasó a la acción. Así pues, el fósil no había sido retirado de la cantera por ningún coleccionista, sino por un equipo de la Universidad de Leicester dirigido por el Dr. Ford. De ahí que el trabajo fuese tan profesional. Y además del Charnia masoni también habían extraído otro fósil precámbrico, el Charniodiscus concentricus, con una forma circular que también había llamado la atención de Tina pero no le dio mayor importancia. Actualmente se encuentran en el New Walk Museum & Art Gallery de Leicester como los primeros especímenes confirmados de que la vida compleja fue posible antes de que fuese posible la vida compleja. Tina y Roger acababan de descubrir –o demostrar, como ahora veremos– un ámbito completo de la vida que existió durante decenas de millones de años, llamado la biota ediacárica.  Moraleja: mientras sigas el método científico –y eso vale para todo o casi todo en esta vida– nunca te fíes excesivamente de los libros gordos, los grandes sabios, los profesores, el mundo en general y los adultos en particular. Ser más viejos no nos hace ni más inteligentes ni necesariamente más sabios y a veces somos unos cretinos bastante soberbios. Unos idiotas, vamos.

La biota ediacárica.

Charnia masoni y Charniodiscus concentricus sólo son dos ejemplos de una vasta vida marina compuesta por seres pluricelulares complejos que aparecieron poco después de la descongelación del periodo Criogénico (sobre todo a partir de la llamada explosión de Avalon) y comenzaron a difuminarse poco antes de principios del Cámbrico; es decir, coincidiendo a grandes rasgos con el periodo ediacárico (hace entre 635 y 542 millones de años.) Con alguna excepción que luego veremos, fueron los primeros seres complejos que aparecieron y perduraron largo tiempo sobre la faz de este planeta. Algún autor objeta al uso de la expresión biota ediacárica como si fuesen seres aparte del proceso evolutivo global de la vida terrestre y prefiere restringir el término a la mera datación estratigráfica. Sea como fuere, muchos de estos seres presentan características que los distinguen de la vida que seguimos adelante a partir de la explosión cámbrica.

Hay que reseñar que Tina, Roger y el Dr. Ford no fueron los primeros en darse cuenta de que algo raro pasaba con la supuestamente imposible vida compleja precámbrica. De hecho, el Ediacárico toma su nombre de las colinas de Ediacara, al Sur de Australia. Ahí fue donde en 1946 el geólogo Reg Sprigg encontró unas ciertas “medusas” en un yacimiento que parecía muy anterior al Cámbrico. Tampoco él había sido el primero. Ya en 1868, el escocés Alexander Murray había hallado fósiles de Aspidella terranovica en eso, Terranova, por debajo el entonces denominado “estrato primordial.” En 1933, el alemán Georg Gürich se topó con fósiles de Rangea schneiderhoehoni en la Formación Nama de la actual Namibia, donde también han aparecido restos de Ausia fenestrata. Pero como la creencia en que la vida compleja surgió a partir del Cámbrico estaba tan firmemente establecida, estos hallazgos se disputaron por todas las vías: que si la datación de los estratos no estaba clara, que si había habido contaminación de las muestras, que si en realidad no eran fósiles sino formaciones minerales curiosas, etcétera. Lo habitual en estos casos.

Fondo marino de Ediacara en el Precámbrico.

Impresión artística del fondo marino precámbrico que hoy en día son las colinas de Ediacara, Australia, que dan nombre al periodo ediacárico. Imagen: Wikimedia Commons. (Clic para ampliar)

La importancia del descubrimiento de Tina, Roger y el Dr. Ford radica en que fue un auténtico manotazo que tiró todas estas objeciones por la borda. La geología de las Midlands británicas está extremadamente bien documentada y datada, el fósil permanecía prístino en su roca precámbrica y claramente Charnia masoni fue alguna clase de ser vivo, se ponga como se ponga quien se ponga. Qué clase de ser vivo es cuestión aparte. La biota ediacárica es tan distinta de lo habitualmente conocido y tan diversa –se han encontrado muchísimos seres más, a cuál más peculiar– que se sigue discutiendo qué son exactamente. Para ser más rigurosos, cuál es su clasificación taxonómica. Distintos especialistas han intentado encuadrarla prácticamente en todas las categorías, desde los cnidarios (o sea, animales) y los metazoos basales hasta las algas, los hongos, los líquenes, los protistas gigantes (al estilo de los Xenophyophorea), los organismos coloniales e incluso en su propio filo o reino aparte. Actualmente se tiende a pensar que fueron alguna clase de metazoos, o sea animales, pero sumamente difíciles de emparentar con quienes vinimos después.

Dendrogramma enigmatica.

Dendrogramma enigmatica. La muestra fue recogida en 1986 a entre 400 y 1.000 metros de profundidad en el talud continental del Estrecho de Bass que separa Australia de Tasmania. En 2014 fue identificada, o más bien “no-identificada”, como una especie animal sin relación taxonómica aparente alguna con ninguna otra conocida pero presentando similitudes con algunos medusoides ediacáricos. (Just, J.; Kristensen, R. M.; Olesen, J.: “Dendrogramma, New Genus, with Two New Non-Bilaterian Species from the Marine Bathyal of Southeastern Australia (Animalia, Metazoa incertae sedis) – with Similarities to Some Medusoids from the Precambrian Ediacara.” PLoS One, 3 de septiembre de 2014; 9(9):e102976. doi: 10.1371/journal.pone.0102976. eCollection 2014.) (Clic para ampliar.)

En suma, que ni puñetera idea. Para acabar de arreglarlo, en 2014 se identificaron unos bichitos marinos en forma de seta llamados Dendrogramma que parecen compartir algunas características con seres ediacáricos como Albumares brunsae, Anfesta stankovskii y Rugoconites. Aunque se les ha ubicado en el reino animal, tampoco saben muy bien dónde más colocarlos en el “árbol de la vida.” El nombre se les puso por la disposición de sus canales digestivos, que recuerdan a un dendrograma… y punto. Así que por el momento son los únicos miembros de la familia… eso, Dendrogrammatidae. Para todo lo demás, son incertae sedis, o sea que quién sabe. Van intentar secuenciarles el ADN, a ver si nos enteramos de algo más. Encuentro de lo más acertado el “apellido” que le han adjudicado a uno de ellos: Dendrogramma enigmatica, porque representan un auténtico enigma. Y eso que estamos hablando de seres perfectamente existentes hoy en día y que podemos estudiar (y están estudiando) con todo detalle. Ahora imagínate la pesadilla de catalogar a unos seres todavía más enigmáticos, quizá emparentados con estos o quizá no, que desaparecieron hace como medio millar de millones de años dejándonos sólo un puñado de fósiles.

Como te decía, la biota ediacárica parece presentar una serie de características distintivas comunes, o eso nos parece con el material que ha quedado para trabajar. Para empezar, fueron todos seres marinos, entre otras cosas porque –con permiso de estas personas– en la tierra y el aire no había aún ningún ser vivo complejo. Pero no, no es sólo por eso: todos los fósiles han aparecido en estratos que permanecieron sumergidos durante el Ediacárico, aunque exista alguna opinión divergente. Y además bastante sumergidos, por debajo de la zona fótica (o sea, la capa del mar que puede atravesar la luz solar), así que no pudieron usar la fotosíntesis. Pueden presentar casi cualquier clase de simetría, incluyendo simetría bilateral como nosotros, o ninguna.

Algunos como Funisia dorothea pudieron reproducirse sexualmente. Dado que en su época los depredadores macroscópicos aún no existían, la respetable agencia Reuters calificó su existencia como muy agradable, imaginando que hubiesen dispuesto de un sistema nervioso capaz de apreciarlo: ningún depredador, mucho sexo. Pero creemos que la mayor parte eran asexuados; a cambio, algunos de estos últimos se reproducían de maneras francamente sofisticadas. También se ganaban la vida con gran facilidad: en su mayor parte debían ser seres sésiles, o sea que se fijaban al fondo para alimentarse del tapete microbiano subyacente o, mediante filtración, de cualquier cosa alimenticia que les pasara a través. Un lugar tranquilo para vivir, esos mares precámbricos. No obstante, Guy Narbonne opina que diversas características propias de los animales modernos fueron apareciendo en esta biota a lo largo del Ediacárico, como la movilidad (hace más de 555 millones de años), la calcificación (550 millones de años) y finalmente el comportamiento depredador (hace menos de 549 millones de años, ya aproximándose al Cámbrico.)

Cloudina carinata, fósil ediacárico terminal hallado en Extremadura.

Cloudina carinata del Ediacárico terminal (hace unos 540 millones de años) con exoesqueleto mineralizado, hallada en las dolomías del anticlinal del Ibor-Guadalupe, Extremadura. Foto: Geoparque Villuercas-Ibores-Jara.

La misma extinción de la biota ediacárica es objeto de debate. No estamos seguros de cuándo y como se marcharon estos seres exactamente. Parece que aunque la inmensa mayoría ya se habían esfumado antes de que comenzara el Cámbrico, algunas comunidades pudieron pervivir hasta el Cámbrico Medio. Y no tenemos claro si fue una extinción rápida por sus propias razones, una sustitución al ser desplazados por los seres cámbricos o lo que llaman un modelo del gato de Cheshire, en el que la progresiva desaparición de los tapices microbianos del fondo marino precámbrico los habría ido haciendo desaparecer hasta que finalmente no quedó ninguno. Se discute también hasta qué punto constituyeron un verdadero ecosistema en el sentido moderno del término; es decir, si interactuaban más o menos entre sí o cada uno estaba ahí fijado a su trocito de tapiz microbiano cual percebe a la roca ignorando por completo lo que hubiera a su alrededor. Si como dice Narbonne desarrollaron comportamientos como el movimiento y la depredación, algo de ecosistema tuvieron que tener.

Por cierto que estos seres no han aparecido únicamente en esos países donde hablan raro. Cerca de Villarta de los Montes (Badajoz)  científicos de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Extremadura han hallado una estupenda colección de fósiles ediacáricos terminales que incluyen Cloudinas –el primer metazoo conocido con un esqueleto externo–, Sinotubulites, Namacalathus y algo que se parece a las Protolagena. Si te interesa el tema, puedes preguntar en el Geoparque de Villuercas – Ibores – Jara. Por su parte, Rusia, Ucrania, Canadá y China están plagadas. Esa vida que no podía existir estuvo repartida por todas partes durante millones de años, ahora ya sólo esperando a que un par de quinceañeros curiosos con la mirada limpia y la cabeza despejada se fijasen bien.

Cada vez más vida, cada vez más pronto.

Y es que como creo que ya te he contado varias veces, cuanto más sabemos, vemos que antes apareció la vida en la Tierra. Y la vida pluricelular también, como apunté en este otro excelente sitio.

Fósil francevillense

Uno de los fósiles francevillenses con 2.100 millones de años de antigüedad. Literalmente, no sabemos lo que fue. Pero fue. Imagen: Wikimedia Commons. (Clic para ampliar)

Pero es que incluso todo esto comienza a quedarse algo obsoleto. Ahora mismo vamos teniendo dudas de que la biota ediacárica represente la primera vez que surgieron seres complejos en este planeta. Hoy tengo el gusto de presentarte también a la biota francevillense, con… ¡2.100 millones de años de antigüedad! A ver si nos entendemos tú y yo, compi: dos mil cien millones de años es más de la séptima parte de la edad del universo. Hace 2.100 kilos de años, el Sol brillaba casi un 20% menos que ahora, los años tenían 465 días divididos en 14 meses y medio y apenas comenzaba a haber oxígeno libre. El maldito uranio de este universo todavía era lo bastante rico como para encender un reactor nuclear natural con agua corriente 400 millones de años después. Y de hecho lo hizo muy cerca de ahí, en Oklo (Gabón), a pocos kilómetros de Franceville. Por eso a la biota francevillense también se le llama gaboniontes: tanto Oklo como Franceville están en Gabón. Francia extrae uranio para sus reactores nucleares en el sector.

Sabemos todavía muy, muy poco de estos gaboniontes. Pero, al igual que pasó con Charnia, ahí están: fósiles circulares y elipsoidales de hasta doce centímetros, muy probablemente pluricelulares. En realidad, la vida pluricelular ha evolucionado al menos 25 veces independientemente en la historia de la Tierra, desapareciendo a continuación en la mayoría de las ocasiones. Lo que ya no es tan normal es que evolucione hasta crear seres macroscópicos tridimensionales de 12 centímetros. Y sin embargo, en el delta de un olvidado río paleoproterozoico, seguramente bajo una columna de agua con algo de oxígeno disuelto, estos bichos –no hay ninguna otra condenada manera de clasificarlos hoy por hoy– medraron durante una larga temporada antes de dejarnos sus fósiles en la pirita del lugar. Así que la biota ediacárica pudo no ser la primera vez que aparecieron seres complejos macroscópicos en este planeta. La biota francevillense, aunque seguramente mucho más simple, pudo adelantárseles en un millar y medio de millones de años o así.

Tina Negus y Roger Mason

Tina Negus y Roger Mason en la actualidad. Ahora ya no son ningunos quinceañeros, pero siguen haciendo lo que siempre amaron: Tina fotografiando aves y Roger con un yacimiento precámbrico a la espalda. Fotos: Birdnote Team / The Thought Stash

¿Y qué pasó al final con los protas humanos de esta historia? Bueno, pues como ya sabemos Tina se hizo zoóloga, y además poetisa, fotógrafa y pintora; ahora, ya jubilada, sigue dedicándose a esto último. Roger, el otro quinceañero que redescubrió definitivamente a Charnia, acabó siendo profesor universitario de geología y aunque jubilado también, continúa colaborando con la Universidad China de Geociencias en Wuhan.  El Dr. Trevor D. Ford, nombrado miembro de la Orden del Imperio Británico y esas cosas de los isleños, está jubiladísimo pero hace poco aún seguía organizando charlas y seminarios sobre estos temas en su Leicester natal. En 2007, Roger y el Dr. Ford invitaron a Tina a participar en uno de estos seminarios como predescubridora de ese fósil que demostró la existencia de la vida que no podía existir.

El otro protagonista, la ciencia, salió ganando como hace siempre. Los científicos, como humanos que son, pueden resultar a veces más duros de mollera. :-P Pero el poder y la grandeza de la ciencia radica precisamente en que siempre es capaz de cambiarse a sí misma y corregir sus propios errores, siguiendo el método científico, para perfeccionarse cada vez más y más y así darnos todo lo que nos ha dado, y nos dará. Y en la misma raíz de la ciencia está la curiosidad, ese observar algo que quizá muchos hayan visto pero nadie había observado antes –como seguramente muchos habrían visto el fósil del Bosque de Charnwood, empezando por quienes trabajaron en la cantera durante muchos años, pero nadie lo había observado–, pensar aquello de “¡qué curioso!” y no parar hasta descubrir lo que es y cómo funciona. La misma curiosidad que nos ha llevado a lo largo de los milenios desde preguntarnos qué demonios serían aquellas lucecitas que brillan en el cielo por la noche hasta pasear nuestras naves-robot por las proximidades de Plutón. Desde preguntarnos por qué la gente se ponía enferma hasta tener la mayor esperanza de vida y las menores tasas de mortalidad infantil de toda la historia de la humanidad. Desde preguntarnos qué sería el rayo y esas chispitas de los prendas de lana hasta construir los dispositivos electrónicos que estamos usando ahora mismo tú y yo. La misma curiosidad que, si no cometemos ninguna estupidez monumental por el camino, nos llevará adonde ahora mismo ni siquiera podemos imaginar.

Bibliografía:

]]>
Yuri 2015-08-26 14:14:03
A contracorriente - La contraofensiva global de la derecha http://blogs.publico.es/emir-sader/2015/08/26/la-contraofensiva-global-de-la-derecha/ América Latina ha sido el escenario privilegiado de ofensivas de la derecha, porque es la región del mundo donde la derecha ha quedado más desplazada. Ha perdido sucesivamente elecciones en los países con gobiernos progresistas y pasó a apelar a intentos de desestabilización política valiéndose de su elemento más fuerte: el monopolio privado de los medios de comunicación.

En el momento de las elecciones, la derecha se lo juega todo intentando ganar, como sucedió en los casos recientes de Ecuador, Bolivia, Brasil, Uruguay, y como ocurre actualmente en Argentina y Venezuela. Acumulando nuevas derrotas, la derecha pasa a poner en práctica planes de desestabilización política, como son los casos actuales en Brasil, Ecuador y Bolivia.

La oposición brasileña ha intentado, hasta donde pudo, cuestionar la reelección de Dilma Rousseff, haciendo del primer año de su segundo mandato un periodo de crisis, de amenazas de ingobernabilidad y de resistencia por parte del gobierno y el movimiento popular. Esa operación se ha agotado, pero el gobierno sale de ella debilitado, presionado por las fuerzas de centro-derecha hacia un pacto conservador en lugar de la recuperación de la gobernabilidad.

En Bolivia, una región —Potosí— constituyó un comité cívico y, con una plataforma de reivindicaciones locales al gobierno, hizo una huelga regional y organizó una marcha del todo belicosa hacia la capital. El gobierno alega que ha concedido respecto a las principales reivindicaciones, pero los huelguistas lo niegan, terminando por suspender su movimiento, con amenazas de retomarlo.

En Ecuador, dos medidas tributarias que el gobierno envió al Congreso y que recaen sobre el 2% más rico de la población, llevó a que la oposición —sumándose, una vez más, sectores de la ultra-izquierda con la derecha— desatara una reacción amplia y violenta, hablando de “levantamiento” en contra del gobierno. Apoyada por sectores minoritarios del movimiento indignado y sindical, chocó con grandes movilizaciones populares en apoyo al gobierno de Rafael Correa.

Pero no es sólo en América Latina que se da esa contraofensiva. Grecia y España son la prueba de que surge una nueva izquierda en Europa, empujada también por el agotamiento de los partidos tradicionales, reducidos todos a la política de austeridad. Ahí también la derecha retomó su ofensiva. Syriza y Podemos han pasado a cuestionar la austeridad y a capitalizar el descontento generalizado de la población.

En Grecia, la derecha tuvo que actuar más duramente porque era inminente el riesgo de que un gobierno cuestionara concretamente la austeridad. La Unión Europea ha actuado con toda su brutalidad para derrotar y humillar al nuevo gobierno griego e intentar demostrar a toda Europa que fuera de la austeridad no hay vida posible.

Esa línea de acción tiene los ojos puestos en el resto de Europa, más especialmente sobre España, donde Podemos se apoyaba en la experiencia griega como vía posible de superación de la austeridad. Contra la ascensión de Podemos se ha desatado una estrategia combinada en varios planos. En primer lugar, los medios de comunicación han fabricado mecanismos de rechazo a la nueva organización, mezclando denuncias sobre el comportamiento de algunos de sus dirigentes y organizando una nueva organización de centro-derecha —Ciudadanos—, que disputará con Podemos los efectos del desgaste del bipartidismo, con el partido de Pablo Iglesias volviéndose el blanco principal de la actuación de los dos partidos tradicionales —PP y PSOE—, ambos en pánico, actuando juntos para poner límites a la ascensión de Podemos.

El fracaso del intento de Syriza para romper con la austeridad vino a complementar la operación de contención en contra de Podemos y el mantenimiento de la bipolaridad española, condición indispensable para el mantenimiento de la austeridad. El PP se la juega en la posibilidad de hacer una alianza con Ciudadanos que le permita seguir gobernando, como si nada hubiera pasado en España. En caso contrario, tendría que apelar al abrazo ahogado del PSOE, reabriendo caminos para que Podemos vuelva a cuestionar la bipolaridad con todavía más fuerza.

Todo lo que se hace en Grecia y en España representa el capítulo europeo de la contraofensiva conservadora global, que tiene en América Latina su epicentro, porque es en esa región donde el modelo neolibreral es más fuertemente cuestionado. Frente a la fragilidad del modelo neoliberal, la derecha reacciona con intentos de desestabilizacion de gobiernos que ponen en jaque su modelo, pero también con bloqueos a las nuevas posibilidades de construcción de alternativas. Pero al no presentar propuestas renovadoras de su modelo, la contraofensiva de la derecha en escala global revela su corto aliento.

]]>
Emir Sader 2015-08-26 13:28:27
Palabra de artivista - El pinkwashing de la homófoba Cifuentes http://blogs.publico.es/shangaylily/2015/08/26/el-pinkwashing-de-la-homofoba-cifuentes/ El término pinkwashing es un acrónimo que combina las palabras “blanqueo” y “rosa”, blanqueorosa se podría decir en español, para aludir a la conocida estrategia del “blanqueo de dinero” (convertir en legal dinero ilegal “pasándolo” por un negocio, mecenazgo de arte, negocio que oculte la procedencia del dinero argumentado como beneficios o pérdidas ese permanente flujo de dinero) pero utilizando los derechos gays para “lavar”, ocultar, “blanquear” acciones o atropellos contra derechos humanos que las grandes potencias cometen para dominar el tablero mundial. O sea, se alardea de democracia tolerante usando a los gays (a un cierto tipo de gay, en realidad: una élite capitalista privilegiada dispuesta a colaborar a cambio de sus privilegios) para demostrar un inexistente grado de tolerancia. Así se distrae del clasismo (si aplicas la lucha de clases a estas minorías se desvela todo el pastél) que afectará al resto de la comunidad marginada. O de las invasiones, torturas, discriminaciones y demás abusos que el supuesto defensor de derechos humanos por mor de la comunidad LGTB está llevando a cabo. Se aplica especialmente al estado de Israel y su permanente utilización de una élite LGTB en Tel-Aviv como garante de su calidad democrática (y distracción de su genocidio en Palestina), aunque todo viene impulsado por EE.UU. La teórica queer estadounidense Jasbir K. Puar lo popularizó en su libro Montajes terroristas: homonacionalismo en tiempos queers. Luego grandes voces como la novelista y académica Sarah Schulman han profundizado en el retorcido mecanismo a través de ensayos y artículos como su Guia documental del pinkwashing (en inglés). Aunque si se quiere entender la perversión de esta campaña, hay que leer (en inglés) el fascinante intercambio de correos entre la académica y la revista gay OUT (completamente comprada por dinero sionista y un ejemplo de pinkwashing) cuando estos intentaron manipularla en un número especial para rebatir el pinkwashing de Israel. Sara, tras arrancar con un rotundo “El punto de partida es la historia del gobierno israelí metiendo dinero para persuadir al mundo de que los ‘derechos gays’ deben estar por encima de las violaciones de derechos humanos causadas por la ocupación”, va rebatiendo punto a punto, y con datos, las ambiguas proclamas proisraelíes de la revista.

Esto ya lo expliqué en mi entrada Pinkwashing en Venezuela, pero creo necesario repetirlo para aplicarlo a lo que hace tiempo viene pasando en España. Especialmente en Madrid (aunque la ristra de Orgullos del PP que se expanden cual franquicia no lo restringen, ni mucho menos, a la capital-laboratorio del PP). Especial mención merecen dos esclavas agradecidas al PP que vienen haciendo pinkwashing como quien hace zapping cuando algo no le interesa: Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes. Mención especial debe darse a la segunda, una aplicada alumna de Gallardón el rey de los gestos progres devenido cristofascista impenitente.

Justo antes de las elecciones autonómicas de 2015, aparecía en ese medio falsiprogre, devoto de Gallardón —y ahora de sus pupila Cifuentes—, llamado El País, una noticia que anunciaba a bombo y platillo: Madrid tendrá un protocolo policial contra los delitos homófobos. Aprovechando la absurda iniciativa, la noticia colaba que “La delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, impulsa un plan para ayudar a denunciar las agresiones sufridas por homosexuales”. La pantomima se vuelve a reproducir estos días en los que Cifuentes, la que abría campaña deteniendo a 18 ciudadanos a punta de pistola (luego dice que son los jueces y ella no tiene nada que ver, como con Alfon, claro), quiere sumar a su imagen de “verso suelto progre” del PP (ya vimos como funciona eso con Gallardón), que está potenciando tras anunciar que, ¡oh!, condescendiente PPresidenta, permitirá a los sinpapeles no morirse en la puerta de los hospitales,la de adalíd de las causas sociales (siempre y cuando sean un negocio y hagan más atractivo el modelo neoliberal, claro; ya demostró su habilidad simultaneando treperío jerarquico en las escalas más paleofranquistas y aires de juvenil renovación en su etapa Complutense).

Por supuesto, en ninguna de esas campañas se mencionaba que Cifuentes ha votado repetidas veces en  la Asamblea de Madrid en contra de iniciativas a favor de la comunidad LGTB. Ni, mucho menos, que aunque se cansa de repetir que ella está muy en contra de los ataques de su partido contra las personas LGTB (léase el recurso en el Constitucional y muchas más aberraciones), jamás ha abandonado el partido. Tampoco, faltaría más, han puntualizado que esas publicitadas muestras de apoyo a los gays sólo se dirigen a una élite rica, asimilada, liberal y empeñada en copiar al hetero hasta ser ‘normal’, o sea: absurdigays, y que en cuanto un gay está en las manifestaciones, protestas o demandas que van contra su destrucción de nuestro estado de bienestar (o reclaman el respeto a nuestra diversidad, cultura y vida alternativa, no a el patriarcado pintado de rosa que ella quiere imponer), pasa a la trinchera enemiga y será tratado con la brutal dureza que ha venido aplicando en el pasado.

Sobre su anuncio de “abordar las agresiones homófobas”, hay que recordar que la vocal de la Comisión Ejecutiva Regional del PSM (PSOE), diputada regional y activista transexual Carla Antonelli ha denunciado la pasividad del Gobierno de Cifuentes frente a la violencia LGTBfóbica, recordando que el compromiso adquirido por Cifuentes cuando era delegada del gobierno de “protocolo policial” y anunciado en diversas reuniones con colectivos de gays, lesbianas y transexuales, “hoy sigue brillando por su ausencia, no teniendo constancia del mismo ni en las comisarías, ni los propios colectivos”. ¿Falsa publicidad que luego se deja morir entre proclamas de otras prioridades? Un poco.

Encima, quieren vincular esta efectista iniciativa al dato de que “El número de denuncias registradas en relación con los delitos vinculados a la orientación o identidad sexual pasaron de 12 en 2013 a 21 hasta finales de 2014”. ¿Y el PP, Cifuentes y todos esos “activistas” que han ido secuestrando la lucha hasta desactivarla no tienen ninguna responsabilidad? Nada. Otra campaña institucional que garantice votos y subvenciones y a seguir apoyando la homofobia en la calle mientras se ponen tres cartelitos monos y se hacen reuniones variadas que mantengan las subvenciones.

Y es que, siguiendo el homófobo modelo del papa Francisco, Cifuentes utiliza a esa élite de la comunidad LGTB para limpiarse el perfil mientras por detrás sigue aplicando una salvaje homofobia. Aunque la gran traidora no es ella, son esas asociaciones que viven de subvenciones y privilegios y callan sus denuncias o las rebajan. Las que con tal de convivir con su verdugo (y recibir sus limosnas) son capaces de negar su crimen.

Ya va siendo hora de que  se enteren esas supuestas asociaciones LGTB de que la homofobia no es sólo interferir en sus parcelas de poder o la tolerancia blanda, la homofobia también es encarcelar a antifascistas que luchan por nuestros derechos y los de muchas minorías (un saludo, Alfon, hermano), recortar programas de asistencia a mujeres maltratadas, hacer negocio del sistema judicial impidiendo que las mujeres y LGTBs sin recursos puedan pedir justicia, apoyar la ley mordaza para que asociaciones, como este fin de semana la DiversAH de Alcalá de Henares, teman llevarle la contraria  aun policía homófobo por si les cae una multa impagable de 30.000€, destruir los espacios alternativos LGTB de Chueca, Lavapiés, La latina y sustituirlos por lcales elitistas que hacen negocio con la discriminación, destruir las becas y encarecer los másters universitarios hasta tal punto que las personas LGTB no puedan acceder a una educación que les defienda en la vida de la humillación, la opresión y la sumisión, regalar solares y adjudicaciones a instituciones religiosas sectarias y homófobas (todas l son) para que sustituyan a la educación pública y promuevan el odio en lugar de la diversidad, promocionar a y subvencionar a programas de radio, televisión, prensa que son intoxicadores de derechas y que promueven la homofobia, la misoginia, el odio, arrastrar a una persona decentísima que lucha por nosotras (un beso, querida Lola Onieva) por sacar una bandera republicana en la vía pública mientras pasa el lejano Rolls-Royce del Borbón (cuando se ha anunciado que una es republicana y no hará nada contra la pluralidad), favorecer a ciertas élites ultrahomófovas y ultrareligiosas y despedir a plantillas enteras de trabajadores en pro de la pluralidad (un beso, ejemplares ex trabajadores de Telemadrid que seguís luchando por la democracia), dar un golpe de estado en una Telemadrid agonizante para garantizarse la repulsiva propaganda ultrahomófoba, ultramachista, ultrareligiosa y boicotear cualquier voz que nos defienda. Todo eso es homofobia. No sólo no garantizar el bienestar de una élite lameculos.

Hablando de lameculos (y limpiamierdas), que hasta una supuesta emisora de radio gay, Ondaarcoiris, le dé un premio a la homófoba Cifuentes e ignoren a los cientos de activistas, disidentes, luchadoras contra la homofobia que han tenido que pagar con su puesto de trabajo, con su anatema social y con su invisivilización la valentía de denunciar la homofobia, nos da un indicativo de lo distorsionada que está la lucha. El premio lo ha impuesto el grupo dueño de la emisora a los gays, Grupo PRnoticias, y se llama Premio Provooca. No es casual que la emisora en la que varios gays y lesbianas limpian la mierda fascista, sea propiedad del grupo PR, un medio de la derecha española que dirige Pedro Aparicio, “converso defensor de los intereses de la derecha española y recientemente elegido por un grupo de periodistas de confidenciales y otras publicaciones digitales para presidir la  Asociación de Periodistas Digitales (APD)” denunciaba en 2010 un medio de Venezuela . Entre las iniciativas está unirse a FITUR, o sea: al homófobo absurdigay Juan pedro Tudela y su repulsiva explotación de la lucha gay para hacer negocio en FITUR Gay, financiado por Ana Botella y el ala homófoba del PP que le paga buen dinero para que haga parecer que el Pp no es homófobo y secuestre la lucha gay. Es el gaypitalismo.

Investigando un poco sobre Ondaarcoiris, en la plantilla de “la radio de referencia del mundo LGTBI”, resulta que el único redactor que aparece, David Enguita, en su twitter explica que está “Cada Jueves 21:00 en soy un apasionado de los libros en  y colaborador  me puedes leer en  “. ¿Menudas credenciales! Colaborador de Federico Jimenez Losantos y de Intereconomía, medios agresivamente homófobos, multados por sus campañas, y de esa revista absurdigay intrusa, creada por el absurdigay detenido por estafa Javier Checa (a raíz de la cual anuncia un ERE que dejará a 200 empleados en la calle), que ha venido a presentarnos como aliados a nuestros enemigos (la portada del rey Felipe es insultante). Para resumir el espíritu de la repulsiva revista, baste decir que su nombre, RAGAP, leído al revés es la esencia del gaypitalismo: PAGAR.

Apoyar a quien persigue a los antifascistas que combaten la homofobia, el racismo y la misoginia mientras se tolera y ampara a fascistas violentamente homófobos como el Frente Atletico es la peor manera de apoyar la homofobia. Y eso es lo que hace Cifuentes.

También va siendo hora de que esas supuestas asociaciones y activistas se enteren de qué es el pinkwashing o blanqueorosa que nos utiliza para amparar atropellos de derechos humanos como en Israel o los EEUU. Nos dan unos privilegios para usarnos como ejemplo de avances. Mientras, todo el sector disidente de la comunidad es criminalizado con vuestra ayuda. Bukaneros son nuestros aliados, Frente Atlético o Florentino Pérez, nuestro enemigo.

La lucha LGTB no está para saciar vuestra hambre de poder, faranduleo y fotos. Es una lucha muy seria para que la manchéis corriendo a alternar con monarquías homófobas, machistas y cristofascistas. Es una vergüenza que corriéseis a legitimar a un rey impuesto por la dictadura y no votado democráticamente y lo hicíeseis pasar por “integración”.

Que la lucha LGTB haya quedado supeditada a las fotos que queréis poner en vuestros facebook y twitters o los recortes de prensa que muchas y muchos habéis utilizado para suplir unas carreras penosas en el artisteo es despreciable.

Y sobre todo que abandonen el hipócrita y cómodo doble discurso posmoderno de “todo vale”. No, o se está con los homófobos o contra ellos. Esas campañas que hacía la MTV en la que programaban cuatro tristes mensajes institucionales denunciando la homofobia y el machismo para pasar a programar cada 10 minutos durante meses el video de Eminen llamando a la agresión de “maricones y putas” y a asesinar mujeres y homosexuales es una triquiñuela capitalista.

Cifuentes nos está utilizando mientras con ese capital que recibe preserva la peor homofobia de la Iglesia, del Opus, de la derechona franquista que tan familiar le es y tanto apoyo le ha dado. No, Cifuentes. tu pinkwashing no es bienvenido. Deja de utilizarnos.

]]>
shangaylily 2015-08-26 10:42:05
Tomar Partido - Tsipras abandona Syriza http://blogs.publico.es/tomar-partido/2015/08/26/tsipras-abandona-syriza/ En Grecia se sigue escribiendo la historia de Europa. Los acontecimientos se precipitan tras la firma del tercer rescate, que más que un memorándum es el humillante armisticio de una guerra económica en la que el pueblo griego sigue siendo la principal víctima. El presidente de gobierno Tsipras ha decidido convocar elecciones antes de realizar el congreso de Syriza imponiendo el acuerdo con la Troika sin un debate a fondo en las filas de su propio partido, como demuestra la dimision de Tasos Koronakis, secretario general de Syriza. De esta forma, Tsipras está propiciando de forma indirecta una de las mayores victorias de la Troika: la ruptura del proyecto de Syriza como la principal fuerza anti-austeridad en Europa.

No siempre los nuestros o nuestras aciertan. No siempre tenemos que estar conformes con lo que hagan los amigos. Podemos perder una batalla y tenemos derecho a equivocarnos, pero no podemos claudicar y aceptar la gestión de un programa y unas medidas que sólo pueden perjudicar a nuestro pueblo e imposibilitar a largo plazo la política que defendemos. Como decía Manolo Monereo en un reciente artículo: “para conseguir que el sujeto popular sea no sólo vencido, sino derrotado, es necesario cooptar a sus jefes, a sus dirigentes. Con ello se bloquea la esperanza, se promueve el pesimismo y se demuestra que, al final, todos son iguales, todos tienen un precio y que no hay alternativa a lo existente. La organización planificada de la resignación”. La claudicación de Tsipras puede generar a corto y medio plazo, en cuanto se empiecen a conocer y padecer las consecuencias de lo firmado, la desmoralización no sólo del pueblo griego, al que se le traslada un mensaje que no se puede, sino también un pésimo precedente para cualquier otro pueblo que decidiese desafiar el poder establecido en el marco de esta Unión Europea.

La estrategia de Tsipras se ha demostrado a la postre equivocada e incompleta. Negociar con un monstruo como la Troika no puede abordarse sólo con grandes discursos, grandes propuestas técnicamente realizables y una apelación a una democracia que, en la práctica, es un lenguaje alejado de la tecnocracia autoritaria de los que dirigen esa cosa llamada Unión Europea. Hay una frase de Yanis Varoufakis que resume a la perfección la actitud de la Troika durante las negociaciones: “Su único objetivo era humillarnos”. Se convocaba al gobierno griego a una auténtica prueba de fuerza expresada en términos de economía política. El verdadero objetivo no era llegar a un acuerdo satisfactorio para ambas partes sino doblegar a la primera fuerza anti-austeridad que alcanzaba el gobierno en un país europeo. Ante esta situación, una estrategia de diplomacia sólo podía aspirar a modificar comas en condiciones establecidas de antemano.

La sabia consigna de Syriza “ningún sacrificio por el euro” advertía que la prioridad era combatir las políticas de austeridad, y aunque no formase parte del programa la salida del euro, aceptar y responder a las consecuencias de una reacción de la contraparte. Se volvió en contra, como un boomerang, el confundir el europeismo griego con la sumisión al euro. Con un Referéndum como principal arma de negociación, Tsipras dilapidó toda la fuerza democrática de su pueblo, al no materializarla en decisiones y planes concretos. Ejercer la democracia exigía aplicar el mandato de su pueblo, expresado tanto en el programa de emergencia social de la formación -que señalaba a lo que se aspiraba- como en el referéndum -que indicaba lo que no se quería-. El 60% de la población dijo OXI a un memorándum y este mandato tenía que haberse traducido en la movilización práctica de los instrumentos de política económica del Estado, en otras palabras, medidas concretas que se orientasen en esa línea. Sí hubo alternativa, tanto en la estrategia de negociación como en la política económica a seguir: esta es una valiosa lección que nos deja la “tragedia griega”.

Tsipras se ha visto encerrado en un callejón sin salida. Sin más plan que corregir en el papel los planteamientos del Eurogrupo, desconsideró la posibilidad de poner en pie mecanismos de protección del proceso de negociación (moratoria de pago, control de movimiento de capitales, regulación e intervención del sistema bancario). Rechazó apelar a diferentes posibles que hubieran mejorado su posición en la negociación como podría haber sido una posible reestructuración selectiva unilateral de la deuda ilegítima con el apoyo de los resultados de la auditoría. Tampoco quiso hacerse responsable de idear y preparar un plan que mostrase que iba en serio, y que, aunque no fuese su primera opción, mostrase capacidad para gestionar un escenario de desacuerdo (desarrollar una reforma fiscal, emitir pagarés y dinero electrónico mientras se preparaba una nueva política monetaria, poniendo los instrumentos económicos pertinentes para enfrentar un periodo de excepción…). Por úĺtimo, no avisó a su población sobre las opciones, oportunidades y sacrificios de los diferentes escenarios posibles.

Pero no seamos injustos ni desproporcionados. En Syriza había diferentes planteamientos y Tsipras optó por uno, legítimo, pero erróneo y con fatales consecuencias. Tampoco nos equivoquemos en atribuir injustamente las responsabilidades. Los principales responsables son los que están al frente de esta UE y detrás de ellos el propio diseño del Sistema Euro. Tsipras no tiene más responsabilidad (ni menos) que la de un político que encarna una estrategia derrotada.

Diciendo esto, tras la derrota hay que evitar profundizarla y por desgracia parece que Tsipras en vez de cambiar la política de los últimos meses, está profundizando en ella. A este respecto, difícilmente cabe caracterizar de error las nuevas decisiones que parece llevar adelante el dimitido primer ministro. En este sentido la convocatoria de las elecciones antes del congreso de Syriza tiene la motivación clara de propiciar una ruptura en el seno del partido evitando una gestión incómoda del debate democrático en el partido y dificultando las opciones electorales de la oposición interna de Syriza, que se ha expresado desde la firma del tercer rescate y que se ha agrupado en la nueva formación Unidad Popular. Esta operación representa una gestión de los tiempos contranatura en lo que a un curso democrático pleno se refiere y parte de la consciencia de que una secuencia diferente haría más difícil reeditar su dirección al frente de la formación. Esa decisión muta la naturaleza de las elecciones, convirtiéndolas en un plebiscito sobre la dignidad de Grecia. Y poca gente votaría en contra de una pregunta formulada así. El pueblo griego, con una cultura patriótica, piensa que se luchó y se hizo lo que se pudo -en tanto que no se ofreció la oportunidad de un debate ni acerca de las consecuencias de un nuevo memorándum ni acerca de una política económica alternativa y sus implicaciones-. Se trasladó el mensaje de que no había alternativa. Una democracia sin deliberación, sin un debate informado, sin unos tiempos y una secuencia decisoria apropiada, deja de ser un debate.

Ahora bien, esa cuestionable decisión no sería ni siquiera tan inaceptable como que Syriza se erigiese en un partido promemorándum. Aún cuando se pueda comprender una derrota, no es admisible gestionar un acuerdo impuesto. Si esto se produce, y todos los indicios nos encaminan a ello, estaríamos ante una operación política que sólo puede acabar en resucitar el PASOK con otro nombre y acabar con Syriza como un muerto viviente.

No se trata tan sólo de que Grecia va a quedar bajo el gobierno de la Troika, con la supervisión periódica de su presupuesto o el pleno control de su política fiscal, no se trata, en suma, de que despatrimonialicen los activos públicos de Grecia, ni siquiera a cambio de un desembolso de un nuevo préstamo de no más de 35.000 millones –en su primera fase- que servirá principalmente para devolver la deuda y rescatar los bancos, sin que eso suponga beneficios para las clases populares griegas. El memorándum supone más de tres décadas de política de recortes en una creciente exigencia de superávits públicos primarios, que en 2018 debieran cumplir el objetivo del 3,5%. Aceptar algo así supone el fin de cualquier atisbo de soberanía popular, la muerte de la democracia en Grecia y un escenario de desmoralización que trasciende las fronteras helenas.

Creemos necesario darle la oportunidad del debate a toda Syriza para actualizar las líneas de una propuesta programática en el nuevo contexto. Creemos que una Syriza unida garantizaría aumentar el respaldo del pueblo griego a una opción favorable a sus intereses, una unidad fundamental en el sistema electoral de aquel país. Consideramos una irresponsabilidad que Tsipras, sin haber respondido al mandato de las anteriores elecciones ni del último referéndum, tampoco desee escuchar a su partido.

En suma, sigue estando vigente el compromiso con aquellos proyectos antiausteridad que dijeron NO al memorándum en el pasado referéndum. Sigue siendo importante proseguir con la unidad de un proyecto político en torno a estos ejes, que se apoye en la organización de las clases populares para su defensa. En definitiva, un proyecto que cierre el paso a aquellos que, con los recortes y la entrega de los recursos y el esfuerzo de los griegos a beneficios espúreos, sirven a las oligarquías griegas y a las grandes corporaciones financieras centroeuropeas, cuyos intereses encarnan los actuales dirigentes de las instituciones europeas. Y por desgracia Tsipras ha decidido escindirse de ese proyecto.

]]>
Miguel Urbán 2015-08-26 10:14:40
Contraparte - ¿Y ahora qué? La crisis vuelve vía China http://blogs.publico.es/contraparte/2015/08/26/y-ahora-que-la-crisis-vuelve-via-china/ .

Isidro López  (@suma_cero) y Emmanuel Rodríguez (

.

 

En los años de crisis nos hemos acostumbrado a que en los medios del mainstream, así como en los discursos de los políticos, se maneje un tipo de argumentación económica y financiera, estrictamente funcional a los intereses de las finanzas y de los gobiernos que las soportan. Se trata de ocultar así los movimientos y los intereses reales de los agentes financieros. Dificilmente podemos decir que esto sea una novedad, aun cuando la hegemonía de las finanzas, quizá más que otros modelos de acumulación capitalista, tiende a una presentación particularmente interesada de los fenómenos económicos. Sobra decir que para las ganancias financieras, al igual que para el turismo, todo depende del parte meteorológico: las expectativas lo son todo. A los efectos que aquí nos interesan, la consecuencia de esta invisibilidad permanente de las causas de los movimientos financieros tiende a provocar que las crisis aparezcan por sorpresa y en abierta contradicción con los discursos oficiales.

La crisis que se está fraguando en China, y sobre todo sus efectos globales, particularmente sobre la Unión Europea y sobre España, va a responder con toda seguridad a este patrón. Metidos  en la ideología de la recuperación económica, es difícil asumir que las verdaderas causas de fondo de la supuesta recuperación —valga decir, las políticas de expansión de los bancos centrales conocidas como Quantitative Easing (QE)— están llegando a su límite.

Por ser rápidos: las políticas de QE de estos años han generado un carrusel de dinero girando sobre sí mismo en los mercados financieros. El QE ha inundado los mercados de liquidez pero es incapaz de generar ciclos de crecimiento medianamente sólidos. No obstante, en Europa, en la medida en que han desplazado el foco del beneficio financiero desde los mercados de deuda hacia las operaciones en los mercados bursátiles (acciones, bonos y derivados), han relajado también las primas de riesgo, suavizando los pérfiles de la crisis de deuda. Incluso, en el caso español han servido para reavivar los rescoldos de la burbuja, a partir de la ya clásica especialización inmobiliaria de la economía española. Así es como superados los límites de estas políticas, la economía global se está rompiendo por su polo de crecimiento: China.

Las dimensiones del crash bursátil chino y de su arrastre al resto de bolsas son gigantescas, pero el problema de fondo, cómo sucediera en 2007, es una tendencia estructural a la caída de la rentabilidad provocada por un exceso permanente de capacidad productiva a nivel mundial. La  consecuencia de este exceso ha sido una situación de competencia destructiva que ha impedido realizar grandes ciclos de beneficios.

Desde 2007, la maquina de generar beneficios y crecimiento que era China se ha ido erosionando paulatinamente. En 2007, los beneficios industriales de este país crecieron un 39%. En los años de la depresión mundial, 2008 y 2009, bajaron al entorno del 10%. Con un perfil característico de crisis y políticas contracíclicas de expansión monetaria, estos índices se mantuvieron con subidas y bajadas pronunciadas durante los años que siguieron, hasta que en 2014 registraron, por primera vez, cifras negativas. La formación de capital fijo, el gran pivote estratégico del crecimiento chino, bajó entre 2007 y 2013 más de diez puntos porcentuales en términos relativos.

En otras palabras, estamos una vez más ante una crisis de beneficios capitalistas. Nada nuevo si consideramos la evolución económica desde los años setenta siempre que seamos capaces de retirar la patina de la acumulación financiera. Estamos pues ante una crisis global, no frente a una crisis China. Recordemos que todo el orden de la globalización neoliberal se ha construido sobre lo que algunos llaman Chimerica, un tipo de arreglo económico en el que el capital se exporta a China para encontrar beneficios mediante la explotación de un fuerza de trabajo más barata. Al tiempo, esos mismos beneficios financiarizados viajan de vuelta a Estados Unidos en forma de compra de activos en Wall Street y de deuda pública norteamericana que financia los enormes deficits externos de la economía norteamericana y, en última instancia, mediante el crédito generalizado que los consumidores estadounidenses, la demanda necesaria para propulsar el crecimiento chino y global. En términos políticos, como argumentaba el excelente libro de Peter Nolan ¿Está China comprando el mundo? (Traficantes de Sueños, 2014) este proceso ha estado controlado por los grandes agentes financieros y empresariales occidentales y sus aliados asiáticos, las élites de la franja litoral China.

En Estados Unidos y también en Europa, particularmente por medio la burbuja española, esta crisis estructural de beneficios se ha intentado superar por vías financieras. Si en EEUU las hipotecas subprime y sus productos financieros asociados proporcionaron dos terceras partes del beneficio de la economía estadounidense durante los años que van de 2003 a 2007, China intentó superar la ralentización económica mediante una fuerte burbuja inmobiliaria centrada en la expasión urbana y la construcción de infraestructuras. Cuando esta entró en declive, la sustitución de las fuentes de liquidez necesaria se produjo mediante la entrada en masa de pequeños inversores y ahorradores en el mercado bursátil chino. Finalmente cuando el dinero de estos ahorradores se agotó, el gobierno chino dio grandes facilidades para que estos pequeños inversores contrataran créditos que mantuvieran al alza los valores en bolsa. El camino es conocido sólo que en dirección inversa al de EEUU en los primero años dos mil: primero burbuja de la construcción y después burbuja de valores bursátiles.

No obstante, China no es Occidente. Las capacidades de regulación del gobierno chino son superiores a las de cualquier otro gobierno del mundo. Esto hace que el desarrollo de la crisis china tenga ese aspecto de caída a camara lenta. Y esto ha provocado que los grandes fondos de inversión hayan ido colocando sus activos, lastrados por la previsión de caída de beneficios, a los pequeños ahorradores propulsados por el crédito, al tiempo que la caída paulatina de los valores provoca un agujero de malos prestamos bancarios. Ayer mismo, las autoridades chinas bajaron los requerimientos de capital de sus bancos, al tiempo que hacían descender los tipos de interés para seguir alimentando de liquidez los mercados financieros. Una medida de tan dudosa efectividad como la bajada del yuan para relanzar las exportaciones de hace algunas semanas, puede sin embargo seguir retrasando la caída.

Avancemos un poco más. ¿Cómo va a aterrizar la crisis estructural de China, en tanto polo de crecimiento global, en el resto del mundo? Un escenario probable es que Estados Unidos, que ya lleva tiempo anunciando una retirada progresiva del QE y una subida de los tipos de interés, intente ahora una maniobra parecida a la que en 2008 trasladó la crisis a Europa. Se trata de la misma estrategia que ya operara en los últimos años setenta: mediante una bajada temporal y moderada del dolar se pueden inflar los precios del petroleo y de las materias primas. De hecho, es de manera inversa a la cotización del dolar como viene funcionando el mercado de futuros sobre estas commodities —¡ojo a las implicaciones ecológicas!, este factor es mucho más determinante que las previsiones de demanda global de petróleo y materias primas—. El proceso se podría acompañar de nuevas rondas de rescates financieros, tanto en Asia como en EEUU.

De este modo la dinámica inflacionista se descargaría sobre Europa, deficitaria en petróleo y materias primas, seguramente a través de una subida considerable de los tipos de interés y probablemente de una revaluación del Euro. La permanente amenaza de la vuelta de los ataques a los mercados de deuda soberana europeos —los de los países del sur pero también quizás Francia y Bélgica, que se libraron por los pelos de sufrirlos en 2010-2012— empujaría en esas condiciones hacia un nuevo episodio de crisis soberana. Desde luego, el celo que han mostrado las elites alemanas en el sometimiento de las políticas presupuestarias al pago de la deuda y los intereses de los acreedores, fácilmente podrá animar a los agentes financieros a volver a un modelo de generación de beneficios que sustituya las operaciones “habituales” en bolsa cuando estas dejan de ser rentables.

En definitiva, se está formando una tormenta sobre Europa. Si a esto se añade la progresiva falta de credibilidad del gobierno europeo de Merkel en los países del Sur tras el golpe de Estado financiero en Grecia. Si consideramos la creciente inestabilidad política en los países del centro exteriores a la órbita alemana, como Francia y Reino Unido, con Le Pen y Corbin como candidatables con posibilidades. Si finalmente se toma la incapacidad institucional de la UE para generar mecanismos de gobierno (por ende, legítimos) más allá los dictados financieros enquistados en las políticas de austeridad, Europa puede convertirse en un terreno políticamente muy pantanoso. A este respecto, las lecciones griegas que parecían apuntar, tras el golpe de Estado de Merkel-Schäuble, hacia el “carácter inmodificable” de la UE, podrían muy pronto verse notablemente matizadas por los nuevos episodios de crisis. El ciclo europeo está mucho más abierto de lo que parece.

Mientras en España, nos encontramos al gobierno de Rajoy rezando todo lo que sabe para que esta nueva ronda de crisis no estalle antes de las elecciones de noviembre, llevándose por delante la frágil “recuperación” de base turística e inmobiliaria. Ciertamente, un mercado laboral completamente procíclico como el español, después de las sucesivas reformas laborales, puede estallar al menor temblor económico, dejando pequeño el rápido crecimiento del paro de 2009. Lo que seguiría ya lo conocemos: subidas de las primas de riesgo y nuevos programas de recortes y privatizaciones. Sin duda si esto ocurre (y todo apunta a que ocurrirá) también podemos esperar un clásico sainete de explicaciones bizarras: desde culpar a los chinos a mentar el miedo a una victoria de Podemos. No obstante, será difícil que ante una turbulencia financiera mundial próxima, la crisis en España no vuelva a llevar el malestar político a primera línea de escena. Los próximos años podrían ser tan decisivos como los que se han sucedido desde 2011.

Por todo ello es necesario considerar el ciclo económico y político desde una perspectiva de “onda de larga”, al menos si se quiere entender porqué este no va a alcanzar una estabilidad probable en los próximos años. Desde los años ochenta, Immanuel Wallerstein y otros teóricos del sistema mundo vienen anunciando una crisis profundísima del capitalismo para el periodo 2010-2020, justo en el que ahora mismo estamos. La exportación de capital y la recomposición del beneficio en Asia estaban en el centro de su análisis. Hasta ahora, el capital ha resuelto —más correcto sería decir desplazado a futuro— sus problemas estructurales para generar beneficios, de una forma más bien clásica. En una secuencia prototípica, el capital ha huido hacia lugares donde había menores costes de producción, en concreto y muy especialmente los laborales. Lo que llamamos globalización neoliberal fue el resultado de esta estrategia y el crecimiento chino fue la clave de bóveda de esta construcción. Si esta pieza desaparece, podemos legítimamente hacernos la pregunta ¿y ahora qué?

Para Wallerstein este momento marca el final de una huida permanente de más de cinco siglos del capital de sus obligaciones sociales y políticas. Tras China, el capital ya no tiene por donde escapar. Parece que se ha dado comienzo a un periodo en el que las iniciativas políticas transformadoras —pero también las reaccionarias— tienen muchas más posibilidades de vencer que en las épocas de estabilidad económica y férrea organización de las clases dominantes.

 

 

 

]]>
observatorio-metropolitano 2015-08-26 10:00:45
Punto y seguido - Ablación y circuncisión: orgía de adultos con la sangre infantil http://blogs.publico.es/puntoyseguido/2942/ablacion-y-circuncision-orgia-de-adultos-con-la-sangre-infantil/  

Visualicen por un momento esta “noticia”: “Varios grupos de personas, después de retener a decenas de  hombres y mujeres contra su voluntad,  les arrancaron la ropa como manda la tradición, y después de desnudarles y sujetarles las piernas y los brazos, les amputaron los genitales. Luego, en presencia de sus víctimas ya mutiladas —empapadas de sangre, aterrorizadas— participaron en una fiesta recitando oraciones, bailando y cantando. Todo salió con normalidad y sin incidentes”. Esto no es una inocentada. Si los retenidos fuesen niñas y niños, estaríamos narrando la dantesca escena —aunque en versión suavizada y censurada para no herir las “sensibilidades” de los adultos— de la agresión física y psicológica que comenten millones de padres y madres contra sus hijos e hijas en las ceremonias de circuncisión y ablación en todo el mundo y con la impunidad que les otorgan sus credos y el poder legal que ejercen sobre proles. Es como el derecho de los progenitores a “corregir razonablemente” a sus vástagos. ¿Y por qué no podemos “corregir razonablemente” a nuestras parejas, padres, abuelos o al vecino y a su hijo, cuando creemos que se equivocan? ¿No será porque ellos nos devolverían el golpe y un niño, no? Mutilan a sus hijos e hijas simplemente porque se ven con derecho de hacerlo.

La noticia de que cuatro niñas africanas residentes en España habían sido sometidas a la ablación —la Mutilación Genital Femenina (MGF)— durante el viaje “vacacional” de la familia a Mali, o que en EEUU varios bebés judíos murieron después de hacerles la circuncisión —la Mutilación Genital Masculina (MGM)— nos recuerda que cada año varios millones de niñas, al igual que millones de niños nacidos “musulmanes” y “judíos” del mundo, sufren esta peculiar violencia física y psicológica por parte de sus padres y madres.

 

Madres que “rompen” a sus hijas pequeñas

“Desmasculinizar a las niñas, eliminando los rastros externos de androginia y aclarar el sexo de la niña ante la comunidad, su iniciación a la vida adulta, impedir ser promiscua en el futuro, controlar sus deseos garantizando la fidelidad y el sometimiento sexual de la niña-esposa, aumentar su fecundidad o impedir el embarazo de las esclavas sexuales” son parte de los insensatos argumentos a favor de la MGF en nombre de la virtud, la rectitud moral, el orden social y la supervivencia del grupo. Mujeres de  África, Asia e incluso América (las indígenas de Colombia) someten así a sus hijas a la MGF.

Martha Zein, experta en violencia sexual, revela que los  profesionales de la tortura —por ejemplo, los entrenados en la Escuela Mecánica de la Armada argentina o de Guantánamo— saben que la privación sensorial es el camino más eficaz para subyugar a una persona. Son las terminaciones nerviosas las que nos conectan con la vida, nos constituyen como seres vivos. Según Zein, la parte externa del clítoris contiene más de 8.000 terminaciones nerviosas, conectadas con una red de otras 18.000 terminaciones nerviosas de la región pélvica, cuya misión es proporcionar placer. Extirparlo rompe esta conexión con la vida para siempre.

Ignorada por el Corán y la Biblia, se cree que la práctica de la ablación, en Egipto, por ejemplo, llega al segundo milenio aC. En algunos países europeos y en EEUU, entre los siglos XVIII y XX, había médicos que realizaban MGF como cura para la ninfomanía, la locura, la epilepsia o la histeria. Es curioso que por un lado, dichos “científicos” ocultaban que las pacientes mutiladas podían desarrollar tumores y quistes, trastornos renales, infecciones, infertilidad, problemas en el parto, hemorragias, fístulas, desgarros e incontinencias; y por otro, no recetaban el mismo tratamiento para los mismos males observados en los hombres.

La MGF es más compleja por ser considerada sexista: es el ejercicio del poder de un adulto sobre una menor por razones “supersticiosas”.

En Kenia, los educadores inventan ceremonias alternativas del paso a la madurez para las niñas y ofrecen otros trabajos a las mutiladoras profesionales. A pesar de que 26 estados africanos firmaron en 1997 la Declaración de Addis Abeba para prohibir la ablación, su práctica se extiende apoyada por el fanatismo religioso.

 

Padres que organizan la agresión a sus hijos

Aunque la circuncisión no aparece en el Corán, los chicos nacidos musulmanes han sido “purificados” mediante esta forma de MGM, al igual que los judíos, quienes sí tienen mandato “divino” para realizarlo. Según la Génesis 17, los Yahvé proponen un reto al anciano Abraham de 99 años y a los hombres de su tribu: si desean recibir la gracia divina deben mostrarle su lealtad cortándose el genital, mutilación necesaria para alcanzar los mensajes ocultos de la Torá, aunque a primera vista no haya una relación directa entre ambas cosas. Ese día de la circuncisión de Abraham se denominará IomKipur o Día del Perdón.

Disertaciones teológicas o consideraciones relacionadas con la higiene al margen, las posibles raíces de la MGM llegan desde el culto agrícola a la Dama de Altas Montañas, Kybéle (Cibeles), desarrollado en Asia menor (1200 a.C.). Durante el ritual anual, los sacerdotes se autocastraban a semejanza de Attis, el hijo- amante de la diosa, al que Kybéle mutiló para asegurar su fidelidad. Attis muere desangrado para resucitar tres días después, el 25 de marzo, anunciando la llegada de la primavera. En medio de rituales orgiásticos, los fanáticos devotos entregaban su miembro amputado como ofrenda al templo de la diosa. Después, se disfrazaban de mujer, se maquillaban y bailaban en una especie de carnaval.

Parece que la fascinación de aquellos hombres por el poder de las diosas era el motivo de que quisieran renunciar a su masculinidad, con el fin de asemejarse a la mujer-diosa. Hoy son las diosas del poder, como Angela Merkel o Hillary Clinton, quienes se visten de hombres para ser aceptadas.

Que muchos de los iniciados murieran por los cortes hizo que la costumbre evolucionara en una ofrenda simbólica: la entrega del prepucio tras una circuncisión, que por su parte y con el tiempo, se convirtió en celibato masculino, como otra forma de renunciar al órgano más representativo de la virilidad y a su funcionamiento.

No es habitual tener una “maraca de alianza”, aunque sea con Dios en los genitales, sino en la parte exhibida y superior del cuerpo: la bindi (“punto”, en hindi), por ejemplo de algunas mujeres indias, señala que están casadas, o el velo de las mujeres de las religiones semíticas muestran su “decencia”, igual que la txapela representa la identidad vasca de su portador, o los cortes que realizan sobre su cuerpo los integrantes de diferentes tribus africanas muestran su pertenencia a una etnia o un estatus social, valores estéticos o mágicos.

La “marca de alianza” en los genitales de los bebes judíos y musulmanes mata a cientos de ellos cada año, y no sólo en las regiones subdesarrolladas y por el uso de cuchilla de los peluqueros callejeros. En EEUU, entre 2000 y 2013 la prensa informó de que 13 bebés se habían contagiado de herpes, dos habían muerto por una práctica extraña y perversa (una forma de pederastia) llamada metzitzah b’peh y otros dos sufrían daños cerebrales debido a la succión bucal del pene circuncidado del bebé por los rabinos. Si no fueran sacerdotes, estos hombres serían acusados de pederastia, pero la ley les ampara a ellos (que no al niño) ya que la práctica “forma parte del rito de circuncisión”. Grupos como Intactamerica o Motehrs against CIR se oponen a la MG de los bebés varones, por ser un ataque a la integridad física y a la dignidad de los pequeños.

El origen “divino” e imaginario de la circuncisión no la hace menos criminal que la mutilación de las niñas por razones “terrenales”. Ellos y ellas deben estar protegidos de alteraciones corporales en nombre de la cultura y de las creencias de los adultos.

]]>
Nazanín Armanian 2015-08-25 12:15:09
Economía para pobres - Una candidatura unitaria, más cerca http://blogs.publico.es/economia-para-pobres/2015/08/24/una-candidatura-unitaria-mas-cerca/ Cuando decimos que en este ciclo electoral nos jugamos las próximas generaciones estamos diciendo, en suma, que en los próximos años se definirán las instituciones que regularán nuestras vidas para las próximas décadas. En ese sentido, el bipartidismo y el régimen tienen ya una hoja de ruta que pivota sobre una futura reforma constitucional.

Sin duda, ingredientes seguros de esa reforma serán la ley electoral (menos proporcional, más regresiva) y la reforma del modelo de Estado, incluyendo el apuntalamiento de la monarquía. Pero más grave es que será una forma de consolidar legalmente un nuevo orden social basado en la precariedad y la crisis permanente. En realidad, una forma de adaptar las instituciones jurídico-políticas a las necesidades de este capitalismo en crisis. Al fin y al cabo, lo que sucede es que nuestros gobernantes decidieron en su momento, y reafirman ahora, mantener nuestra economía con un rol periférico y dependiente. Y ahora han optado por dar otra vuelta de tuerca, empobreciéndonos aún más con la esperanza de que podamos ser más competitivos frente a economías de trabajo basura. Menos Estado Social y más ley de la selva, en definitiva.

Eso es lo que nos jugamos, el carácter del cambio. Porque cambio habrá, por supuesto. Nuestras instituciones no serán ya por más tiempo las mismas; se modificarán, habrá unas nuevas. La duda es si ese proceso constituyente, que diseña nuevas instituciones, estará dirigido por la oligarquía o si por el contrario estará dirigido por el pueblo. La diferencia será total. ¿Aceptaremos ser un país de trabajo y vida basura? ¿Aceptaremos la privatización de nuestras conquistas? ¿Aceptaremos el socavo total del Derecho del Trabajo y otros Derechos arrancados al poder? O, por el contrario, ¿asistiremos a la reconquista de lo saqueado en los últimos años y a la puesta en marcha de procesos de reconstrucción económica para nuestro país? ¿Construiremos instituciones democráticas que recuperen la soberanía para lo popular y sirvan para reintroducir en esclavitud al poder salvaje de los mercados y otros poderes ajenos a lo democrático?

La disputa es enorme. Y de ahí que hayamos insistido una y otra vez en la Unidad Popular, electoral y no electoral. Las distintas fuerzas políticas que abogamos por un cambio dirigido desde abajo tenemos diferencias entre nosotras. Es normal, sano y democrático. Ni proponemos exactamente las mismas cosas ni tenemos las mismas tradiciones políticas; a veces incluso ni idioma ni lenguaje coinciden. Pero sí compartimos la convicción de que un orden social más justo y democrático es ahora una necesidad para nuestra sociedad, de la misma forma que sabemos que tenemos la obligación de evitar que la Europa de los mercaderes haga de España un país de indignidad laboral, social y política.

Las próximas elecciones generales no deben verse como una simple oportunidad para sumar más diputados con los que llevar a cabo tareas institucionales. Sin capacidad de transformación ningún diputado será suficiente. Es momento, más bien, de entender la profundidad de la disputa política; de estar a la altura del momento histórico.

De ahí que haya que felicitarse de que en determinados territorios se hayan alcanzado ya acuerdos que van por esa línea. Catalunya es el primero; un lugar donde las fuerzas rupturistas (Podemos, ICV, EUiA, entre otras) caminan juntas y que, tras haber aceptado sus diferencias, tienen claro lo que les une. Es un ejemplo a seguir. Y ojalá en el resto de territorios del Estado también los procesos de Unidad Popular, conformados mediante procesos participativos, abiertos y desde abajo, se vayan abriendo camino para garantizar que, al final, en todas partes haya una única candidatura en la que nos sintamos referenciados quienes defendemos una ruptura con el régimen del 78. Es sumamente importante que en el próximo Congreso quede reflejado de forma amplia el deseo de gran parte de la población de iniciar un proceso constituyente al servicio de la mayoría social.

Las palabras de Pablo Iglesias en el día de hoy alimentan esa posibilidad y, a mi juicio, devuelven el optimismo al panorama actual. Si finalmente se consigue que los procesos de unidad popular, en los que participamos las gentes de IU y de otras formaciones a lo largo de todo el Estado, se encuentren con las gentes de Podemos, estaremos ante la posibilidad real de cambio en este país. Porque llegados a ese caso habremos puesto los intereses de nuestro país y de las generaciones futuras por encima de las disputas partidistas y los matices que nos separan a unos y otros. Será entonces cuando podamos hacer causa común de la defensa de un programa de cambio, nítido y honesto, con el que defender las conquistas que nuestros padres, madres, abuelos y abuelas lograron con sumo esfuerzo.

]]>
Alberto Garzón 2015-08-24 21:08:41
Salud mental en tiempos difíciles - Salud mental: autonomía o interdependencia? Un debate también ideológico http://blogs.publico.es/joseba-achotegui/2015/08/23/salud-mental-autonomia-o-interdependencia-un-debate-tambien-ideologico/ El logro de la autonomía personal se está convirtiendo en uno de los objetivos estrella de gran número de terapias, coachings, libros de autoayuda, etc. Sin duda, el término autonomía personal  “suena bien”,  suena actual, va en la línea de la sociedad de hoy, lo que favorece su éxito. No es un concepto nuevo, pero ha ido paulatinamente adquiriendo cada vez más relevancia y vale la pena analizar qué le ha llevado a lo más alto de pódium

Debajo de esta apariencia tan “cool”, que le hace triunfar,  podemos ver que poner la autonomía de la persona en el centro del modelo de la salud mental  no es un planteamiento neutro, sino que supone también un planteamiento ideológico, porque el modelo de salud mental al final tiene que ver con los valores, posee un fuerte componente cultural y social.  Además, el término autonomía personal  es frecuentemente  utilizado hoy en su acepción más individualista, más restrictiva, más competitiva.

 Y es obvio que poner el énfasis en este tipo de autonomía personal encaja demasiado bien con nuestro  modelo social individualista, con el modelo de la sociedad neoliberal  que plantea que cada persona es una marca y debe atacar y defenderse de los demás para ampliar su cuota de mercado en un contexto de  inseguridad y lucha permanente. Por supuesto,  en este modelo el que fracasa es por su culpa, es que no se ha esforzado, no ha sabido ser suficientemente autónomo, no ha sabido defender su territorio y debe  enmendar su conducta desviada.  No es precisamente esta la concepción de la autonomía de la persona defendida en los años 70  por  Cornelius Castoriadis para quien la autonomía se basaba en una actitud de crítica radical a la influencia del  modelo social dominante sobre la personalidad del sujeto

Frente a este modelo de autonomía personal individualista, el concepto de interdependencia suena en la sociedad de hoy, sin duda, mucho menos vistoso, pero recoge la realidad psicológica de que la mente humana se ha construido en la evolución en el seno de la comunidad. Enfatiza la idea de saber compartir, las ventajas del apoyo mutuo,  algo que está en las antípodas de nuestro modelo social.  Todo esto, sin negar que  la competición, regulada y con igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos (algo que cada vez ocurre menos) también es un factor muy positivo y estimulante

 El planteamiento de poner,  de modo radical, la autonomía personal en el centro del modelo de salud mental, supone una desvalorización de las limitaciones, de los límites del sujeto, de la importancia de los  vínculos.  

Desde la  perspectiva de la interdependencia, el trastorno mental se halla vinculado a la alteración del rol, del lugar de la persona en la familia, en la  comunidad: sentirse un don nadie, no encontrar el sitio en el grupo… como el pez que sufre porque nada en un agua que no es la suya.   

En definitiva, tanto el concepto de autonomía personal como el de interdependencia son valiosos, pero como ocurre con todos los conceptos, el concepto de autonomía personal,  un concepto por otra parte, visual, evocador, ha ido evolucionando (como todo),  y es bueno, de cuando en cuando, pararse a pensar en cómo  es utilizado en el marco de nuestra sociedad

 

jachoteguil@gmail.com

 

 

 

]]>
Joseba Achotegui 2015-08-23 00:00:28
Aquí no hay playa - ¿Qué hacemos ante el feminicidio? http://blogs.publico.es/aqui-no-hay-playa/2015/08/22/que-hacemos-ante-el-feminicidio/ Asistimos este verano a un repunte de la violencia machista. O, mejor dicho, estamos viviendo un aumento del número de asesinatos (la cúspide de un problema estructural) de mujeres a manos de hombres, en muchas ocasiones parejas o ex-parejas. Este hecho ha generado multitud de artículos y análisis que ponen el foco en las diferentes aristas que tienen las violencias machistas. Sin embargo, la violencia machista no es uno de los problemas que más preocupan a nuestra sociedad: solo un 0.2% lo consideran un problema principal, según el CIS. Ante este problema, de una magnitud abrumadora, nos encontramos ante una encrucijada: podemos ser cómplices de una forma de entender el mundo que genera sufrimiento, desigualdad y violencia; o podemos ser aliados del sujeto [las mujeres] sobre el que cae todo el daño e intentar aportar soluciones desde nuestra posición.

Existen numerosas maneras de ser aliados: los medios pueden informar sin caer en una visión romántica o normalizadora de los asesinatos, los artistas pueden pronunciarse contra los productos culturales ─incluso los suyos─ que ensalzan elementos que perpetúan o legitiman las violencias machistas, las instituciones ─a las que han llegado opciones de cambio─ pueden poner en marcha medidas que aborden el feminicidio con la seriedad que requiere, de manera integral y no sólo centrando las campañas en que las mujeres “eviten ser asesinadas, violadas o maltratadas” e incluir una perspectiva, poco frecuente, de que los hombres “no asesinemos, no violemos o no maltratemos”.

Pero nosotros, como hombres, ¿qué podemos hacer? Podemos adoptar una actitud cínica y decir que esto no va con nosotros. O, en su versión menos cruda, afirmar que ya hacemos todo lo que está en nuestra mano. Es una opción sencilla. Supone hacer oídos sordos a un clamor que nos exige posicionarnos. Pero también podemos enfrentarnos a un problema que está costando vidas.

Podemos reflexionar y entender que el feminismo, la exigencia de igualdad y de tratar a todo el mundo como si fueran personas, no consiste en ir en contra de los hombres en tanto que hombres sino de combatir las actitudes, comentarios, posiciones y pensamientos machistas. Por lo tanto, antes de indignarnos y poner el grito en el cielo por las generalizaciones o esgrimir el ya manido “no todos los hombres”, sería mejor que revisáramos si estamos reproduciendo alguna de las cosas ─de una extensa lista de injusticias─ que el feminismo denuncia. Es muy probable, por no decir seguro, que estemos haciéndolo. Si orientásemos todo ese ingenio y tiempo que dedicamos a llamar feminazis o dictaminar cómo debe ser el feminismo a revisarnos y cambiar, todo resultaría algo más sencillo.

Lo de tratar a las mujeres como ganado, pensar que requieren conocer nuestra opinión sobre su aspecto, concebir nuestras relaciones afectivas como si de propiedades se trataran o esbozar una sonrisa o un silencio cómplice ante comentarios machistas son de esas cosas que también podemos evitar. De estas cosas que, llamadme loco, por normalizadas no dejan de perpetuar la desigualdad. Además, a la revisión del “pacto no escrito entre caballeros” podemos incluir una asignatura pendiente, la de generar, en diferentes ámbitos, referentes que no respondan a esa masculinidad hegemónica que se construye sobre la agresividad, el egocentrismo, la posesión enfermiza, la vinculación hombre – espacio público y mujer – espacio privado o la incapacidad de mostrar sentimientos.

La cuestión es que el feminicidio, y por tanto la violencia machista, tiene que ver con nosotros. Y mucho. De nada sirve echar balones fuera, apelar al carácter sempiterno del fenómeno o señalar que es una cuestión estructural y que por lo tanto no sirven de nada los cambios en las actitudes cotidianas. No estamos sobrados de herramientas, pero quienes llevan tiempo trabajando y pensando sobre esta lacra nos señalan algunos caminos. Explorémoslos, ampliémoslos.

]]>
Pablo Padilla Estrada 2015-08-22 10:21:43
Jaulas Vacías - Llenaremos la Puerta del Sol contra el Toro de la Vega http://blogs.publico.es/jaulas-vacias/2015/08/21/llenaremos-la-puerta-del-sol-contra-el-toro-de-la-vega/ El próximo sábado 12 de septiembre a las cinco de la tarde, miles de personas inundarán la Puerta del Sol de Madrid para romper una lanza por el fin del Toro de la Vega.

Esta convocatoria, recogerá el sentir unánime de la sociedad española frente a las injusticias que se comenten contra los animales en nuestro país.

toro de la vega 2015 facebook2

El Toro de la Vega no es solo un toro, es un icono del maltrato animal, un ejemplo de la desidia política, una encrucijada moral: avanzamos o nos quedamos anclados en el pasado.

Más de 93.000 personas han firmado la petición a Pedro Sánchez para que ponga fin al Toro de la Vega.

Como Secretario General del partido que gobierna en la localidad de Tordesillas, Pedro Sánchez debe tomar las medidas internas necesarias dentro de su formación para que un alcalde del Partido Socialista no autorice este evidente y premeditado acto de maltrato animal como es el Torneo del Toro de la Vega.

¿Qué excusa dará Pedro cuando le llevemos las firmas a Ferraz?

¿Cómo se justificará el PSOE cuando miles de personas inunden la Puerta del Sol exigiendo que se paralice esta ejecución?

¿Qué nos prometerá este año Pedro Sánchez mientras consiente que el presente lo protagonicen los lanceros de Tordesillas?

Ghandi decía que ‘La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por la manera en que tratan a sus animales.’ Nos vemos en la Puerta del Sol.

]]>
Silvia Barquero 2015-08-21 11:42:36
La soledad del corredor de fondo - La lucha de Coca Cola y el sindicalismo ante la empresa global http://blogs.publico.es/la-soledad-del-corredor-de-fondo/2015/08/17/la-lucha-de-coca-cola-y-el-sindicalismo-ante-la-empresa-global/ Lejos del relato concreto del conflicto, con la lucha de la plantilla y de las familias de Coca-Cola Fuenlabrada, se ha demostrado que es posible vencer a una de las multinacionales más poderosas del planeta. Estamos ante una de las primeras muestras del ejercicio exitoso del conflicto obrero ante la empresa global.

Del debate con los trabajadores de Coca Cola se desprenden cuatro elementos que podrían indicar por donde vienen los tiros del ejercicio del conflicto obrero en las sociedades actuales:

El primero, ejercer la huelga en su dimensión política. No tomar por tanto la huelga desde el punto de vista de sus resultados (tal y como lo hacen aquellos sectores que quieren cuestionar dicho derecho) como por lo que significa, la huelga como el aglutinador del colectivo laboral agredido. Si la clase empresarial se unifica ante el ejercicio de la máxima expresión de violencia en las sociedades contemporáneas, la capacidad de despedir; la huelga implica que en una sociedad donde el mercado es el eje, los trabajadores reivindican mediante la huelga, su rol político, rompiendo con el monopolio la ordenación de un sistema de trabajo dirigido y controlado por el empresariado. La huelga no aparece como una mera acción en el conflicto laboral, sino que asume una neta dimensión política frente al proyecto de sociedades donde la “libertad de empresa” se entiende como “libertad para despedir”.

En segundo lugar, ejercer el conflicto no solo dentro de una visión particular del mismo -el conflicto de los trabajadores frente al cierre de la fábrica de Coca Cola-, sino hacer del conflicto concreto de Coca Cola la expresión de todo el malestar social que existe en la sociedad del trabajo precario. Los trabajadores de Coca Cola no solo han unificado el malestar de la plantilla, familiares, empresas auxiliares y pequeño comercio de Fuenlabrada frente al cierre de una fábrica de 750 puestos directos, sino que con su presencia constante en las calles madrileñas, han ejercido un poderoso rol simbólico del malestar que cualquier madrileño o madrileña media experimenta cada día que va a trabajar. Expresar en la calle, en las redes o como consumidor, aquello que el empresariado antidemocrático de este país no deja expresar en el puesto de trabajo, el deseo de una sociedad en torno al trabajo decente.

En tercer lugar, buscar una nueva dimensión a las estrategias de boicot a una marca. Se equivoca Pablo Iglesias al decir en una entrevista en Tele Cinco, que los boicot no funcionan. Deseoso de dar protagonismo único a lo “electoral”, el líder de Podemos hizo de menos a estrategias basadas en el boicot a empresas. Aquí los trabajadores de Coca Cola han tenido uno de sus máximos triunfos, constatado en la caída en picado de las ventas de dicha bebida en Madrid. El lema ya no es “no bebas Coca Cola” sino “Si Madrid no produce Madrid no consume”, lo que viene a decir que los trabajadores de Coca Cola no se centran tanto en convencer en que no hay que consumir, sino que vincular el boicot a un feroz y eficaz ataque a la imagen de marca de la empresa.

Si la actividad productiva esta globalizada, al paro en una planta ya no es garantía de la desaparición de ese producto en el territorio en el que se emplaza la fábrica, debido a que la empresa puede desplazar la producción a otra planta o traerlo directamente de fuera. Pero a lo que sí es sensible una multinacional es a su imagen de marca. Ante la diversidad cultural y de formas de vida, la multinacional intenta crear una homogeneidad cultural mediante la asociación de su marca a un ideal, en el caso de Coca cola, un ideal de vida. La gente consume Coca cola en todo el mundo porque esa bebida es expresión de modernidad, vida urbana e independiente, expresión de libertad individual y de felicidad, que se te vea consumir Coca Cola es moderno. Pero los obreros de Coca cola con sus camisas rojas y su presencia constante en las céntricas calles comerciales madrileñas nos recuerdan que consumir Coca Cola es mandar familias a la calle, es posicionarse con lo peor del empresariado español, es una acción cutre; mientras lo moderno, lo valorado socialmente es precisamente no consumir Coca Cola, quien no consume Coca Cola y lo dice y lo hace público siente el reconocimiento social. Los resultados son claros, bajadas de hasta un 40% del consumo de la bebida.

Y por último, el campamento como símbolo y las redes sociales como difusor. Desde la acampada de Sintel hasta la acampada del 15-M en Sol, la presencia constante del conflicto, la muestra de que este no ha desaparecido son la toma permanente de un espacio físico hasta convertirlo en un símbolo de una causa. El campamento es el punto de referencia, símbolo de un conflicto latente, presencia molesta para la empresa, el campamento nos recuerda el origen obrero del conflicto y el protagonismo de la plantilla en el ejercicio colectivo de su lucha. Por muy periodista, político, cargo público, intelectual o representante social que seas, todos y todas, quieren ir al campamento, y eso es así, porque todo el mundo reconoce que el Campamento de la Dignidad de los obrero de Coca cola es el verdadero kilómetro cerode la lucha de clases en Madrid.

Para cerrar, el uso de las redes sociales. La voz son las movilizaciones, y las redes sociales, su altavoz. Redes sociales no como sustitutivo sino como multiplicador. Da igual la edad, los obreros de Coca cola forman a su compañeros en esta herramienta hasta lograr una presencia aplastante, mediante twitter o facebook, en las redes visibilizando una causa que la empresa se empeña en esconder. Las fotos de apoyo, la proliferación de eventos, la difusión de videos y de convocatorias, la difusión del boicot, la presión a los empresarios, el compartir una estrategia sencilla en la que toda y todas podemos hacer algo pequeño pero eficaz.

Estamos por tanto ante uno de esos conflictos que abren una época. La lucha de Coca Cola como la expresión más completa de la eficacia de la lucha obrera en el mundo de la empresa global y de la recuperación del mejor sindicalismo de CCOO. El conflicto de Coca Cola y el regreso del conflicto obrero como la tarea pendiente al izquierda.

Dedicado a las familias y obreros de la fábrica de Coca Cola de Fuenlabrada.

]]>
la-soledad-del-corredor-de-fondo 2015-08-17 11:49:31
Marco Incomparable - ¿Tan rentable es ser un explotador? http://blogs.publico.es/sandra-bulos/2015/08/14/tan-rentable-es-ser-un-explotador/ Las gemelas Olsen, esas niñas que conocimos de bebés en Padres Forzosos y que ahora van de emprendedoras neogrunge fashionistas, podrían ser unas explotadoras laborales, según los becarios de su empresa de confección Dualstar Entertainment Group. Las dos jóvenes millonarias (que en la serie se turnaban para interpretar a un solo personaje) parecen haber pecado de una codicia innecesaria a costa de las horas de trabajo y la remuneración de unos becarios que han optado por denunciarlas.

Puede que un gigante como McDonald’s impida a sus empleados dar de comer a los indigentes, puede que Coca-Cola intente despedir a más de un millar de trabajadores pese a tener pingües beneficios, puede que en el mundo del emprendimiento siga habiendo piratas a lo Díaz Ferrán, pero algunas compañías se están sumando al carro de las buenas prácticas laborales.

Son muchos los empresarios y las corporaciones que anteponen los beneficios económicos a todo lo demás. En la obsesión por lograr ese objetivo muchas veces olvidan que para retener el talento hay que tratar bien a las personas que poseen ese talento e ignoran que un empleado feliz con una vida privada controlada es más eficaz que alguien a quien no le dejan organizar su tiempo de ninguna de las formas porque, entre otras cosas, no dispone de su tiempo. Sí, tratar bien a los trabajadores es más competitivo.

Cuando una empresa es alabada públicamente por sus buenas prácticas -más allá del maquillaje que ofrecen caros sellos de consultoría que muchas veces publican en su página web y ocultan realidades bien distintas- suele tener un efecto dominó que anima a otras a seguir un camino que les da buena reputación y anima a sus empleados a ser más productivos en sus horas de trabajo en un empleo que quieren conservar.

Hace unos días, el gigante Microsoft anunció que ampliaría las bajas por maternidad y paternidad remuneradas hasta doce semanas (y permiso adicional a las madres de ocho semanas más con el total de su sueldo). Tras recibir todo tipo de alabanzas por ello, la productora Netflix dio un paso similar al ofrecer a sus trabajadores permisos por maternidad y paternidad ilimitados y Adobe decidió duplicar ese periodo para cuidar a los hijos (las madres tendrán 26 semanas de baja remunerada y los padres disfrutarán de 16).

Las hermanas Mary-Kate y Ashley Olsen, poseedoras de una gran fortuna, no tenían que llegar a tanto. Con ofrecer una remuneración justa a quien les ha dedicado demasiadas horas al día hubiera sido suficiente.

]]>
Sandra Bulos 2015-08-14 08:49:24
Otra economía - ¿Cómo hemos llegado hasta aquí? http://blogs.publico.es/fernando-luengo/2015/08/02/como-hemos-llegado-hasta-aqui/ Disponer de un buen diagnóstico sobre la naturaleza de la crisis es la brújula que nos permitirá calibrar la envergadura de los desafíos que tendrá que enfrentar una política económica al servicio de la mayoría social.

El poder, con la generosa cobertura del mainstream académico tiene uno. El aumento de los costes laborales, el despilfarro de las administraciones públicas y el sobreendeudamiento de las economías periféricas habría sido el principal factor desestabilizador, sino el único, de la Unión Europa y, principalmente, de la zona euro; cabe añadir otros factores que también se encuentran en la lógica convencional: una unión monetaria insuficiente o deficientemente diseñada, la asunción de riesgos excesivos o la desmedida ambición de los algunos de los actores que han operado en los mercados financieros.

Mi respuesta es bien diferente y parte de la existencia de diferentes crisis (en plural) que se superponen y se refuerzan; crisis con una dimensión económica, pero que también presenta un componente institucional, social, político y ecológico. En suma, crisis complejas por la diversidad de factores en presencia que la explican y por el calado estructural de los mismos.

El colapso financiero que convulsionó en los últimos años de la pasada década, primero en Estados Unidos y a continuación en el resto del mundo capitalista desarrollado, representa el descarrilamiento de una locomotora económica cuyo motor y principal combustible fue la deuda, que, por definición y como quedó dramáticamente de manifiesto con la implosión financiera, no podía expandirse indefinidamente.

Esa economía alimentada por crecientes dosis de endeudamiento –no está de más en este punto subrayar que fue el sector privado y no el público quien estuvo a la cabeza de este proceso- fue posible gracias a un conjunto de factores entre los que procede destacar cuatro.

En primer lugar, el estancamiento salarial y el descuelgue de los salarios de la evolución seguida por la productividad del trabajo, lo que implicó que la parte de los ingresos de naturaleza salarial en el producto interior bruto (PIB) se redujera tendencialmente. El efecto contractivo de este proceso sobre la demanda agregada –directamente, por la relación entre salarios y consumo privado, e indirectamente, merced al impacto positivo del gasto salarial sobre las expectativas de inversión- se compensó con una rápida expansión del crédito. Asimismo, la “represión salarial” favoreció la aplicación de políticas mercantilistas que situaban al sector exportador en el centro del crecimiento económico. Otra de las consecuencias de esa deriva salarial fue el aumento de la desigualdad, lo que dio lugar a una creciente concentración del ingreso y de la riqueza en grupos cuyos intereses se encontraban anclados en la industria financiera, contribuyendo de manera decisiva a su impulso.

En segundo lugar, desempeñó un papel crucial en la gestación de la crisis lo que algunos economistas han denominado “financiarización” de los procesos económicos. Es elocuente comprobar, en este sentido, que las magnitudes financieras –por ejemplo, las transacciones en los mercados de divisas, la titulización o las operaciones con derivados- crecieron mucho más deprisa que el PIB, la producción industrial, la formación bruta de capital, el comercio exterior o las inversiones extranjeras directas.

Pero, por significativa que sea esta distancia entre los ámbitos financiero y productivo, lo más relevante es que el crecimiento desbordante de las finanzas ha alimentado un circuito donde encontramos actores, productos y mercados en los que priman los intereses y las lógicas estrictamente financieros, el corto plazo, la volatilidad, el riesgo y los rendimientos elevados. No sólo hemos asistido a la hipertrofia del sector financiero, también segmentos estratégicos de la industria y del comercio han quedado atrapados y sometidos a esta dinámica financiarizada. Empresas –grandes, sobre todo- que han acumulado enormes cantidades de deuda en sus balances, que han invertido cantidades asimismo sustanciales en los mercados financieros, que han retribuido generosamente a los grandes accionistas de sus consejos de administración y que han creado una estructura de estímulos para sus directivos en función de los resultados financieros de la firma.  Ello ha condicionado de manera decisiva las políticas empresariales, por ejemplo, en materia distribución de las inversiones, reparto de los beneficios, fusiones con otras firmas o ajustes de plantillas.

En tercer lugar, las asimetrías productivas existentes dentro de la UE, con su correspondiente proyección en los intercambios comerciales, ha estado en el origen de la expansión de la economía de la deuda. Dichas asimetrías ponen de manifiesto la incapacidad del proyecto comunitario de culminar con éxito uno de los objetivos que, al menos en teoría, lo justificaban y legitimaban: la convergencia y las ventajas que, sobre todo, obtendrían las economías más rezagadas.

Las divergencias en las especializaciones productivas y en los contenidos tecnológicos de las mismas situaban a las economías comunitarias en muy desiguales condiciones de beneficiarse del mercado único. El lógico corolario de esa desigualdad en el potencial competitivo de las economías fue que algunas, la alemana especialmente, lograron posiciones superavitarias en sus balanzas por cuenta corriente, mientras que otras, España y el resto de las periféricas, cosecharon cuantiosos déficits. Posiciones acreedores, unas, y deudoras, otras, que han alimentado el circuito del crédito transfronterizo Norte-Sur.

En cuarto lugar, la creación de la Unión Económica y Monetaria (UEM) se convirtió en un factor adicional de perturbación, reforzando y agravando los anteriores. La moneda única consolidó el libre movimiento de capitales, eliminando las barreras que lo dificultaban y reduciendo de manera sustancial los tipos de interés, en un contexto, como acabamos de ver, de acusadas y crecientes disparidades productivas, tecnológicas y comerciales. Pero el diseño institucional que vertebró el euro no podía gestionar y mucho menos corregir los inevitables desequilibrios que acompañarían la integración monetaria.

De cualquier modo, no se trata sólo de un déficit o una carencia institucional –por ejemplo, el limitado y sesgado papel dispensado al Banco Central Europeo, la inexistencia de una verdadera hacienda comunitaria o la ausencia de dispositivos correctores de los superávits comerciales crónicos-, sino de un proyecto de integración económica subordinado a los intereses de la industria financiera, las economías con mayor potencial competitivo y las grandes corporaciones nacionales y transnacionales, que operan tanto en el sector industrial como en la agroindustria y los servicios.

Sin pretender presentar una relación exhaustiva y mucho menos excluyente de los factores que explican la emergencia de la economía de la deuda, primero, y su implosión, después, me parece que en los que acabo de enumerar se encuentran algunos de los que contribuyen a captar la naturaleza más profunda, y quizá menos visible, de la crisis.

Es claro, con todo, que una visión cabal de la misma obliga a abrir el foco para integrar otros aspectos que acaso no estén en el origen inmediato del actual desorden financiero pero que nos devuelven la imagen de una dinámica económica enfrentada a límites y contradicciones crecientes. Conscientes de que aquí tan sólo cabe acercarse a estos problemas con trazo grueso, y por eso mismo insuficiente, mencionaré al menos la crisis de sustentabilidad de los modelos productivos, de los patrones de consumo y de la arquitectura de las ciudades, la utilización depredadora de los recursos naturales y materiales no renovables, la acumulación de residuos no degradables y el conjunto de efectos negativos asociados al cambio climático.

Con esa misma perspectiva, hay que tomar nota de la imparable oligopolización de las estructuras empresariales con el resultado de que una minoría situada en la cúspide de esa estructura, con tupidas y complejas conexiones que refuerzan y preservan sus intereses, en connivencia con las elites políticas, controla los resortes fundamentales del engranaje económico, los recursos naturales, la producción, las redes de distribución comercial, el comercio internacional y las finanzas; poder que la globalización de los mercados, la internacionalización de las cadenas de creación de valor y la financiarización de los procesos económicos ha acrecentado. Los mercados y los actores que operan en ellos en condiciones privilegiadas no sólo han limitado la capacidad reguladora de los estados nacionales, sino que, en paralelo, han facilitado la ocupación de los espacios públicos por parte de los grupos económicos.

Repárese, finalmente, en la problemática asociada a la economía de los cuidados. Por un lado, la configuración de la pirámide poblacional revela el inevitable envejecimiento de una población que tiene una mayor esperanza de vida y que, fuera de los circuitos productivos, necesita que la sociedad comprometa los recursos necesarios para llevar una existencia digna; la financiación de esos cuidados ha abierto un debate de gran enjundia al poner sobre la mesa los principios de sostenibilidad de las pensiones y de solidaridad intergeneracional. Muy relacionado con este debate, aunque también lo trasciende, se encuentra el papel de las mujeres en los trabajos reproductivos y asistenciales. Su incorporación a todos los niveles educativos y su inserción en el mercado laboral cuestiona de raíz la división sexual del trabajo y su papel como ejército de reserva. Por un lado exige un cambio igualitario en el reparto de los trabajos reproductivos entre mujeres y hombres, por otro, pone en primer plano la necesidad de que se ofrezcan servicios desde el ámbito público, lo que obliga a que las administraciones asuman una parte de esas tareas, y se regulen de forma justa los derechos laborales de las personas asalariadas que prestan en ocasiones esos servicios.

Si se acepta la interpretación que, sucintamente, acabo de desbrozar, hay que convenir que el mar de fondo de la actual crisis económica es el resultado de la convergencia de un conjunto de desequilibrios estructurales y fracturas sistémicas. Esta es la problemática que tendrían que haber encarado los gobiernos y la troika comunitaria.

Nada más lejos de la realidad. Las políticas implementadas, inspiradas en un diagnóstico erróneo y capturadas por los intereses de los grupos dominantes, ofrecen, en términos generales, unos resultados decepcionantes. Los objetivos que constituían el nudo gordiano de la intervención gubernamental y de los responsables comunitarios no se han conseguido o se han alcanzado en una mínima parte, y en aspectos muy importantes la situación ha empeorado: la recuperación actual es, a todas luces, frágil e inestable. El desempleo ha alcanzado cotas históricas y el poco empleo que se ha creado es en gran medida precario y de poca calidad, los salarios de la mayor parte de los trabajadores han perdido capacidad adquisitiva, la deuda pública continúa su progresión alcista, los bancos no han restablecido los circuitos de crédito a empresas y familias, y la deuda privada y pública continúa en cotas muy elevadas.

Adicionalmente, lo que antes he denominado como desequilibrios estructurales y fracturas sistémicas, bien por acción bien por omisión, lejos de encontrar un cauce de solución, se han agravado: la desigualdad y la fractura social han alcanzado cotas históricas, la debilidad productiva de nuestra economía –y de las meridionales- con respecto a las del norte se ha acentuado, el reino de las finanzas continúa básicamente intacto y el rediseño institucional de la UEM ha quedado atrapado y supeditado a los intereses de la gran banca, de las oligarquías del norte y del sur y de la economía alemana. Aquellos asuntos concernientes con la regulación de los mercados, la problemática ecológica y la dimensión de género han quedado fuera de la agenda política, o se abordan con criterios mercantiles.

Eso sí, en estos años se ha llevado a cabo una implacable acción política encaminada a socializar los costes de la crisis económica entre la mayoría social, protegiendo los intereses de los grandes acreedores y deudores, de las elites políticas y económicas y de las economías más ricas. Pero no sólo eso, las medidas adoptadas por los gobiernos y la troika, y la reestructuración de los mercados que se ha operado en estos años, están colocando los cimientos de un nuevo capitalismo y también de una nueva Europa. Rotos los consensos y desbordados o eliminados los diques de contención institucional, emerge un capitalismo de naturaleza básicamente confiscatoria, crecientemente oligárquico y profundamente anti democrático.

]]>
Fernando Luengo 2015-08-02 09:07:29
Malas hierbas - Las mentiras de Soria (segunda parte) http://blogs.publico.es/malas-hierbas/2015/07/31/las-mentiras-de-soria-segunda-parte/ Cuando todavía no había terminado de escribir el primer artículo sobre las mentiras de Soria, ya estaba quedándose viejo con la nueva oleada de declaraciones del ministro de Energía, en esta ocasión sobre el Almacén Temporal de Residuos Radiactivos (ATC) que el gobierno pretende construir en Villar de Cañas (Cuenca) y que es motivo de un creciente rechazo popular. Las declaraciones de Soria en esta ocasión tratan de crear un clima de alarma que impida o al menos desactive la iniciativa del gobierno castellanomanchego de proteger la zona afectada para evitar la construcción del cementerio.

Vayan estas notas sólo a desmentir las palabras del ministro, sin entrar en consideraciones energéticas sobre la sustitución posible de las nucleares por otras fuentes, en especial energías renovables. Ahora, gracias a Soria, los españoles ya sabemos que el cierre de las nucleares es posible, y que sólo es cuestión de articular las alternativas adecuadas para cubrir su producción.

Veamos: Soria “ha advertido de que el coste de no tener un almacén temporal centralizado (ATC) de residuos nucleares en España podría derivar en un encarecimiento de hasta el 30% en la factura de la luz” y lo justifica asegurando que “si no se pone en marcha el ATC se deberá detener toda la producción eléctrica nuclear que hay en España, que es un 20%, lo que “encarecería entre un 25 y un 30% el precio de la factura”.

¿Es cierto que sin ATC se deben cerrar de inmediato todas las centrales nucleares? No. Según datos de la propia ENRESA (6º Plan de Residuos Radiactivos) las centrales nucleares españolas tienen espacio en sus piscinas de residuos para albergar los residuos radiactivos hasta al menos el año 2021. Por tanto no habría ningún problema inmediato de falta de espacio. Además algunas centrales, en concreto Ascó y Trillo han construido almacenes ATIs (Almacen Temporal Individualizado) en el propio recinto de las centrales nucleares.

El problema se plantea cuando lo que se pretende (y esto es lo que pretenden el gobierno del PP y las empresas eléctricas) es alargar la vida de las centrales nucleares de 40 a 60 años. Ahí sí que el ATC adquiere una importancia vital para que ese plan pueda desarrollarse, porque es para ese alargamiento de la vida de las centrales para lo que haría falta más espacio para los residuos radiactivos de alta actividad. El ejemplo más cercano es el de la central nuclear de Garoña, que ya no tiene espacio para albergar más residuos (ha cumplido su vida útil) y no puede ponerse en marcha sin un basurero nuclear al que levar los nuevos residuos que produjera.

Tampoco es cierta la afirmación de Soria de “que el coste del almacenamiento de residuos radiactvos en Francia es de 22 millones al año”.

Hifresa, la empresa franco-española propietaria de Vandellós I, firmó un acuerdo en 1994 con la francesa Cogema para depositar sus desechos radiactivos de alta actividad. Desde esa fecha hasta ahora, España ha pagado una fianza de aproximadamente 200 millones de euros, esa fianza volverá a España cuando vuelvan los residuos radiactivos. Soria confunde interesadamente el depósito de una fianza, con un pago a fondo perdido, para dar más fuerza a sus afirmaciones.

En definitiva, nuevamente el ministro Soria está mintiendo a los españoles en un tema tan relevante como es la política energética para nuestro país. En esta ocasión pretende meter miedo a la ciudadanía y alarmar sobre el presunto caos energético en el que nos veríamos sumidos si no se construyera un cementerio nuclear en Cuenca, algo tan falso como inaceptable.

]]>
Juantxo López de Uralde 2015-07-31 11:21:45
Un paso al frente - La estafa de la profesionalización de las Fuerzas Armadas http://blogs.publico.es/un-paso-al-frente/2015/07/30/la-estafa-de-la-profesionalizacion-de-las-fuerzas-armadas/ ¿Son modernas nuestras Fuerzas Armadas?

Es curioso leer los discursos de los generales y las altas autoridades que resaltan de forma permanente la figura del soldado. No es difíciles escuchar que el soldado es el elemento fundamental de las Fuerzas Armadas (o los guardias civiles de la Guardia Civil), ni tampoco lo es que un periodista o cualquiera en general repita sin cesar que las Fuerzas Armadas se han modernizado por el mero hecho de no ser potencialmente golpistas. Lo hacen como si una mentira repetida miles de veces terminase convirtiéndose en realidad, y al final, lo han conseguido.

El problema es que las Fuerzas Armadas no son modernas, no son profesionales, no son democráticas y si no son golpistas es porque ello ya no es acorde con los tiempos. Tiene más que ver con que recibiría la repulsa y la condena generalizada y con el sentimiento interior de los altos mandos, en los que sigue ocurriendo lo mismo que magistralmente relataba Javier Cercas en su relato del 23F (Anatomía de un instante), cuando los capitanes generales de las regiones militares no se movieron no por ganas, no porque no creyesen en el golpe, sino porque se arriesgaban a perder todo lo que habían conseguido.

Hoy, las ganas de actuar contra Podemos o contra Cataluña han quedado ampliamente documentadas por boca de los propios altos mandos, aunque sea cuando pasan a la reserva, ya que como explicaba el ex ministro José Bono en sus memorias, en activo no tienen agallas para jugarse un céntimo de su salario. Pero que no se tome una acción no significa que no se quiera o se desee tomar o, incluso, que no se desee recibir la orden de desarrollarla.

Por tanto, son muchos los ciudadanos que piensan que las Fuerzas Armadas son profesionales por la supresión del servicio militar obligatorio y por lo modernos que son algunos carros de combate (aunque no sepan que muchos ni funcionan o no hay dinero para pagar el combustible). A esa idea contribuye que las Fuerzas Armadas no permanezcan aisladas y participen en misiones internacionales, lo que parece dotarlas de modernidad.

¿Cuál es la realidad?

La realidad es que hace casi quince años se bajaron los coeficientes intelectuales porque alguien decidió que para soldado valía cualquiera, sólo se necesitaba alguien que cumpliese las órdenes. Esto nos da una idea de la concepción que los mandos tienen de los soldados.

A día de hoy, los soldados ganan poco, son tratados con desprecio en muchas ocasiones y tienen unas condiciones de trabajo precarias.

Costumbres tan peregrinas como tener hijos o caer enfermos se pueden convertir en la tumba de cualquier soldado, aunque hayan tenido un expediente impecable durante años o décadas. Su futuro, una vez que topan con el sistema, es la picadora de carne: arrestos, persecuciones, expulsiones, etc.

Los militares, ya casi ni morirse pueden

Por desgracia, tal y como podemos ver con el trato que se da las familias de los fallecidos en Hoyo de Manzanares, a las que han dejado sin indemnización, ni morirse puede uno, al menos con cierta decencia y un trato digno.

Captura de pantalla 2015-07-30 a las 22.41.36

Ni que decir tienen que los soldados carecen de los mínimos derechos jurídicos o las necesarias garantías laborales que les permitan desarrollar su trabajo de forma profesional.

¿Son profesionales nuestros soldados?

Si tan profesionales son, ¿por qué se les expulsa sin ningún escrúpulo?

Si de verdad tenemos unos militares profesionales de gran valía, ¿por qué no tienen un contrato laboral permanente?

Si son tan valiosos, ¿por qué se han expulsado a 10.000 en los últimos cinco años al tiempo que se han convocado unas 2.000 plazas?

Si el soldado es un militar profesional de gran valía, es difícil comprender que se le trate como a un peón que se elimina y sustituye sin el mayor problema por otro.

¿Es necesario profesionalizar a los soldados?

Es más que necesario, es una obligación de todos. Necesitamos mejorar las condiciones laborales de los soldados: aumentar sus sueldos, terminar con su precariedad laboral y su temporalidad, dotarles de los necesarios derechos laborales como una verdadera conciliación familiar o ayudas a madres solteras, permitirles que hagan uso de la libertad de expresión para denunciar aquellas irregularidades de las que sean conocedores, etc.

¿Qué hay que pedirles a cambio?

Creo que es evidente que una persona a la que se le da un arma debe ser una persona formada en derecho internacional, derechos humanos, historia, geopolítica y otras materias. No es suficiente con saber apretar el gatillo, hay que tener muchos más conocimientos. Tenemos a extraordinarios militares a los que podemos y debemos exigirles más, lo cual no implica que no existan, como en todos los colectivos, personas incompetentes o no aptas.

Los soldados no saben porque están concebidos para un ejército en el que tienen prohibido pensar. Esa fue de las primeras lecciones que como soldado (lo fui durante tres años). Ese concepto no creo que tenga mucha relación con la profesionalización, más bien al contrario.

La realidad es que los soldados que no piensan son para los ejércitos de las dictaduras y se supone que nuestro ejército ya no tiene nada que ver con algo parecido. Si nuestro ejército es profesional y se ha modernizado, ¿por qué trata a los soldados como reclutas con contrato?

¿Condiciona algo que los soldados estén o no formados, tengan o no derechos laborales y piensen o no…?

¡Mucho!

En los últimos años hay soldados que han cumplido las órdenes impuestas, fuesen las que fuesen, por temor a perder sus trabajos, por desconocimiento, por las represalias que han sufrido o que podían sufrir.

Así, hay soldados que han apaleado a prisioneros, otros han acarreado ladrillos para que un teniente coronel se edifique un chalé, otros han visto facturas faltas, cajas b y cientos de miles de historias similares.

Si un soldado tuviera la necesaria seguridad laboral y el imprescindible conocimiento en materia de derecho podría mudar su condición de compinche involuntario a denunciante concienciado. Todo ello supondría ahorrar millones de euros a los ciudadanos y un buen respiro para los soldados.

Es necesario cambiar, por tanto, esa visión de soldado-máquina: un médico o un bombero son profesionales con gran vocación que no están dispuestos a cualquier cosa, sino que tienen una formación que les permite tomar, o intentar tomar, la mejor decisión en cada momento.

¿Qué pasa con los antimilitaristas o los que piensan que las Fuerzas Armadas son innecesarios o han sido elementos de represión?

Me parece bien el debate sobre el antimilitarismo porque en una sociedad democrática deben tener cabida todas las opiniones. De hecho, creo que un militar puede ejercer su condición mejor desde una posición antibelicista, más crítica, que desde una posición de ardorosa entrega, más dispuesto a lo que le manden, sea lo que sea.

Respetándolo, pienso que es un debate que no debe enturbiar la necesidad de modernizar a los militares. Una cuestión es tener un ejército moderno y otra muy distinta es el uso que se haga de él, la necesidad de eliminar el artículo octavo de la Constitución que las convierte en garantes de la “integridad territorial, la soberanía o la independencia” o que sea necesario que las intervenciones militares se aprueben mediante un referéndum y, por ello, se redacte un nuevo artículo constitucional al respecto.

Mientras llegan todos estos cambios, necesarios e imprescindibles, mientras conseguimos externalizar la justicia militar o que exista transparencia en el gasto militar, no está demás que nuestros soldados sean verdaderos profesionales cuya formación les permita en un momento dado decir no a una orden ilegítima y hacerlo desde la convicción de la razón, el conocimiento de los derechos humanos e internacionales y la seguridad de que dicha negativa no va a suponer su despido.

Si no queremos que cualquiera coja un bisturí y nos opere, no deberíamos querer que cualquiera coja un fusil, sobre todo porque quizás sea más peligroso lo segundo que lo primero.

El problema es que tengo la sensación de que los políticos se conforman con contentar a los generales y éstos con reproducirse como hongos y los primeros con vender armas y acudir a guerras y los segundos con las puertas giratorias y los primeros también y… Aquí “café para todos” y la factura para los ciudadanos…

 

Observaciones:

Con esta entrada me despido hasta septiembre, deseo un buen verano a todos.

“Código rojo” es una novela sobre los suicidios, la industria armamentística, el tráfico de drogas, el tráfico de armas, los abusos, la corrupción o los privilegios en la que descubrirás inquietantes asesinatos en serie o conexiones con acontecimientos históricos.

Aquí puede entrar en la página web de Luis Gonzalo Segura

Aquí puedes encontrar “Código rojo”

CÓDIGO ROJO

]]>
Luis Gonzalo Segura 2015-07-30 22:56:50
El Sótano del Indio - 20 frases desconocidas de la política española http://blogs.publico.es/el-sotano-del-indio/2015/07/30/20-frases-desconocidas-politica-espanola/ Desde que Público me ofreció la posibilidad de contribuir con mi inigualable intelecto a su catálogo de blogs, decidí documentarme como nunca para desarrollar mis textos. Si bien con el anterior post hubo algún que otro desencuentro con los lectores (comentarios como “Es lógico que te despidan” o “Qué mediocre eres para tanta crítica barata” hicieron saltar mis alarmas), en este quiero dejar al margen cualquier sombra de duda y confirmo desde este momento que todas y cada una de las informaciones que aquí aporto están rigurosamente contrastadas por personalidades como Isabel San Sebastián, Alfonso Rojo y un equipo de chimpancés bonobos (Pan paniscus). Hoy van ustedes a descubrir (en preciso orden cronológico) 20 frases que en su momento pronunciaron grandes personajes de la política española, lejos de micrófonos indiscretos.

1. “La grúa se ha llevado el coche. Lo que me faltaba.” (Francisco Franco a Carmen Polo, julio de 1936. Días después llevaría su berrinche demasiado lejos)

2. “¿Puedo jugar yo también?” (Juan Carlos de Borbón a Francisco Franco, 1969)

3. “Juan Carlos, esto está hecho. ¿Ahora qué? ¿Juan Carlos? ¿Me oyes?” (Llamada telefónica de Antonio Tejero a Juan Carlos de Borbón, 1981)

4. “Me pondré una chaqueta de pana y levantaré el puño. Eso les confundirá.” (Felipe González, 1982)

5. “Voy a sacar dinero, ¿traigo tabaco o Toblerones?” (Jordi Pujol, 2002)

6. “¿Irak? No sé dónde está, eso ya me parece peligroso para España.” (José María Aznar, 2003)

7. “¿A cómo va el kilo de sinvergüenza? (Esperanza Aguirre, mayo de 2003)

8. “Queda inaugurada esta prisión. Me pido la litera de arriba.” (Francisco Granados, 2008)

9. (Ininteligible)” (Manuel Fraga, 2011)

10. “Venga, p’alante. ¿Qué podría pasar?” (Guillermo Zapata delante de su ordenador, 2011)

11. “Quita, quita, ya conduzco yo.” (Ángel Carromero, 2012)

12. “Vaya tostón. No hay huevos a montar un partido.” (Juan Carlos Monedero a Pablo Iglesias, Fiesta del PCE 2013)

13. “Me he preparado un discurso que ni Martin Luther King.” (Ana Botella al representante de la candidatura olímpica Tokyo 2020, agosto de 2013)

14. “No te preocupes. Estos no sacan ni un escaño.” (Cayo Lara a Willy Meyer, mayo de 2014)

15. “España te debe mucho. Eres un ejemplo.” (Rosa Díez a sí misma. Cada mañana.)

16. “Chicos, tengo un buen presentimiento.” (Luis García Montero, mayo de 2015)

17. “Señores, lo tengo: rollo Apple. Yo me entiendo.” (Pablo Casado, 2015)

18. “Montaré mi propio partido. El partido de la felicidad, el progreso y todo lo guay.” (Beatriz Talegón, 2015)

19. “Hay que ver, siempre te pillo mal de cobertura. ¿Me oyes? ¡Oye! ¡Eeeehh!” (Alberto Garzón a Pablo Iglesias, 2015)

20. “En casa somos muy de Nuno Silva.” (Mariano Rajoy, 2015)

 

 

]]>
Facu Díaz 2015-07-30 13:42:49
El ojo y la lupa - Lidia Falcón, un ciclón al servicio de la mujer y la república http://blogs.publico.es/luis-matias-lopez/2015/07/26/lidia-falcon-un-ciclon-al-servicio-de-la-mujer-y-la-republica/ Este fin de semana se ha celebrado el II Congreso del Partido Feminista de España (PFE), 34 años largos después del primero. Su alma, entonces y ahora, fue –es– la abogada, pensadora, dramaturga, novelista, periodista y ensayista Lidia Falcón, una fuerza de la naturaleza al servicio incansable de las causas de los derechos de la mujer y de la implantación de la república, que considera indisociables.

Con la pasión contagiosa y a prueba de decepciones que le caracteriza, Lidia Falcón defiende hasta el agotamiento (el de otros, nunca el suyo) que no puede haber democracia ni justicia social auténticas mientras persistan dos anomalías: 1) que las mujeres, a las que considera una auténtica clase social, sigan siendo tratadas en las leyes y en la práctica como ciudadanas de segunda categoría; y 2) que la jefatura del Estado la ostente alguien cuyo único mérito es ser hijo de su padre o nieto de su abuelo, y que encarna una institución en estrecha connivencia con los poderes fácticos que socavan el interés público.

Sobre la necesidad de la implantación de una república social –que duda de que pueda llegar sin una revolución– Lidia Falcón no está dispuesta a transigir. No lo hizo en los tiempos de plomo de la oposición clandestina al franquismo, en los que fue perseguida, encarcelada y torturada. Y mucho menos lo hará ahora, al filo de los 80 años, después de toda una vida de lucha, de algunas victorias y quizá de más derrotas y decepciones, nunca suficientes para forzarla a tirar la toalla.

Lidia Falcón es inmune al extendido argumento de que, con tantos problemas como los que hoy cercan a la ciudadanía, tal vez no sea éste el mejor momento para fijar como prioridad un cambio en la forma de Estado para el que no existe clamor social y que ni siquiera reclaman los partidos teóricamente republicanos de la izquierda tradicional, incluido el comunista en el que un día militó. Sin embargo, ella lo tiene claro: sólo la república puede alimentar la esperanza de un cambio auténtico, que aspire a transformar la sociedad para hacerla más justa y equitativa, que haga por fin realidad la igualdad entre hombres y mujeres y que logre objetivos tan concretos e inmediatos como la abolición del Concordato, la salida de la OTAN y la retirada de España de hasta el último militar norteamericano.

La fundadora y presidenta del Partido Feminista de España niega que esté defendiendo una utopía inalcanzable. No está de acuerdo con que la suya sea una voz predicando en el desierto o que se estrelle estérilmente contra molinos de viento. Esgrime en su favor el entusiasmo que suscita cuando defiende la proclamación de la tercera república ante los más diversos auditorios, y rechaza que pueda deberse al carisma que desprende con una oratoria imposible de hallar hoy en la clase política. Niega que antes que al mensaje en sí se aplauda y vitoree a una mensajera que constituye un auténtico fenómeno de la naturaleza y a cuya desatada y entusiasta oratoria es difícil resistirse. Algo está claro: ella no se rendirá nunca.

Dado que coincide con su II Congreso, esta columna podría tratar del Congreso del PFE, en el que Lidia Falcón, que no quiere saber nada de un partido como Podemos que se niega a definirse como de izquierdas, ha defendido la convergencia con Izquierda Unida de cara a las próximas elecciones. Pero de ese tema se ha ocupado ya extensamente publico.es (http://www.publico.es/politica/lidia-falcon-momento-feminismo-tenga.html). También podría referirse a los datos objetivos que demuestran que hay mucho camino por delante para que se alcance la igualdad real entre hombres y mujeres. Pero de eso trataba un reciente artículo suyo en este mismo medio (http://blogs.publico.es/lidia-falcon/2015/07/25/ii-congreso-del-partido-feminista-de-espana/), así que me ahorraré el esfuerzo.

Me concentraré en cambio en recoger algunos pasajes de Las cinco vidas de Lidia Falcón, que acaba de publicar la editorial Montesinos, y que recoge el homenaje de académicos, intelectuales y compañeras de militancia a la siempre coherente actividad de Falcón en aspectos tan diversos como la novela, el teatro, el periodismo, la abogacía y la política, unidos todos ellos por la radical militancia feminista, seña de identidad común a todo cuanto hace.

Algunos botones de muestra:

“El feminismo de Lidia es el suyo propio, sin concesiones a lo políticamente correcto (…) No duda en repartir estopa por igual a las culturas de derechas y de izquierdas (…) Ve tiranías y trampas en ambos lados: en la represión sexual intrínseca a la moralidad católica y en las comunas hippies” (Victoria Camps).

“Sintetiza y reúne en una sola persona las diversas ideologías y proyectos activistas de por lo menos diez mujeres combinadas, líderes del movimiento feminista en EEUU” (Linda G. Levine).

“Si es cierto que hay gente que son motores de la historia, Lidia es (…) como ese reactor de partículas que consigue la fusión en frío” (Elvira Siurana).

“Es imposible evaluar el feminismo español y su contribución destacada al desarrollo de la democracia sin pensar de inmediato en Lidia Falcón” (Shere Hite).

“Su teatro retrata a las innumerables víctimas del maltrato por parte de maridos, compañeros y amantes (…), simula escenas chocantes de abortos clandestinos en condiciones miserables. Resalta la importancia de la formación de la mujer para que no tenga que aguantar abusos de nadie” (Patricia W. O’Connor).

“Guerrera, activista, revolucionaria y agitadora, en el mejor y más constructivo sentido de las palabras” (John Gabriele).

El libro encierra en dos de sus capítulos la esencia de una historia de amor firmemente asentada en la afinidad ideológica: la de Falcón y Carlos París, compañeros durante más de 20 años, literalmente hasta que la muerte les separó. El comprometido filósofo izquierdista le demostró su admiración en un texto titulado El pensamiento de Lidia Falcón, que sorprende por una capacidad de síntesis que le permite compendiar en apenas siete páginas la esencia de la extensa y múltiple actividad de la presidenta del PFE, de la que destaca el “pensamiento original” como “elemento vertebrador” que da una “base conceptual, sólidamente elaborada, al movimiento feminista”.

El ex presidente del Ateneo de Madrid y autor de Crítica de la civilización nuclear explica que, dentro de un concepto “englobante” del feminismo, la reivindicación de la emancipación de las mujeres por la que apuestan Falcón y él mismo “debe asumir el combate contra todas las formas históricas de dominación”. Es decir, debe incorporar “la contienda del proletariado contra la explotación capitalista, la de los pueblos, razas y etnias sometidas por el imperialismo”, integrar “todos estos movimientos de combate en la liberación de la mujer”. Se trataría de la “revolución más radical, pues afecta a los aspectos más profundos e íntimos de la condición humana”.

En el texto que cierra el libro, Lidia Falcón relata, un año después de su muerte, por qué se enamoró de Carlos París. Todo arrancó de una asamblea de Izquierda Unida celebrada en 1986 en la que, tras la lectura del manifiesto fundacional de la coalición, se alzó una voz, la de París: “Esta plataforma no trata en ningún apartado del problema de la mujer”. Habían de pasar todavía dos años hasta que volvieran a encontrarse. Cuando ella le preguntó por qué se preocupaba de la situación de la mujer, él, filósofo al fin, pero filósofo convencido de que la filosofía debe entroncar con la vida, le respondió: “No hay ningún aspecto de la vida al que pueda estar ajena la filosofía y si se trata de los sufrimientos de la mitad de la humanidad mucho menos”.

París era una rara avis: un hombre feminista, una especie casi imposible de encontrar incluso en los partidos de izquierda, un pensador, un filósofo feminista que, señala Falcón, siempre consideró a la mujer una clase social y que defendió la necesidad, no solo de “apoyar la libertad de reproducción y condenar el maltrato a la mujer”, sino también de “comprender el mundo en su totalidad, abarcado en las complejas multifacetas de la existencia de dos sexos en la humanidad”.

En resumen, que estaban predestinados a entenderse.

 

]]>
Luis Matías López 2015-07-26 13:36:32
El azar y la necesidad - Catalunya, escenario para una ruptura. http://blogs.publico.es/el-azar-y-la-necesidad/2015/07/23/catalunya-escenario-para-una-ruptura/ Visto el resultado de las elecciones municipales y autonómicas,  el bipartidismo no parece haber muerto es España, simplemente se ha transformado. De no ocurrir un giro copernicano en los próximos meses, el PP o el  PSOE estarán en el eje del nuevo gobierno que salga de las elecciones generales y las esperanzas de un cambio real se verán frustradas. La única novedad que nos podrá deparar los comicios de noviembre será  la posibilidad de que se forme un gobierno de coalición, el primero desde la transición. El nuevo gobierno  deberá pactar con alguna de las nuevas  fuerzas emergentes, y en ese juego de alianzas parece partir con ventaja Ciudadanos por delante de Podemos.  La formación de Pablo Iglesias ha dejado de ser percibida como alternativa real de gobierno, en parte por su táctica de atrincherarse en sus siglas, en parte por el fiasco de Szyriza en Grecia. La derrota de Tsipras ante los tiburones europeos pesará mucho en las próximas elecciones españolas, porqué ha puesto de manifiesto el escaso margen de soberanía en el que se mueven los estados del sur de Europa. El nuevo parlamento será más plural, eso es cierto, pero sin margen para cambiar el estatus quo actual, ni para afrontar grandes cambios legislativos o reformas de la Constitución.

Visto lo visto, en España sólo hay un escenario de ruptura real con el régimen institucional surgido de la transición, y ese escenario está en Catalunya.  Todo parece indicar que PSC y el PP serán fuerzas testimoniales  en el parlamento catalán  y que entre las dos apenas alcanzarán el 20% de los votos.  Al gobierno que surja de las próximas generales, sea del PP o del PSOE, le será muy difícil negociar con las Instituciones Catalanas con esos resultados. Y tendrá que hacerlo, por qué el parlamento catalán será el más soberanista de la historia de la reciente democracia, en parte gracias a la coalición “Catalunya sí que es pot”.

Una de les claves del nuevo y rupturista panorama político en Catalunya se encuentra en la coalición  “Catalunya sí que es pot”, que sin ninguna duda dará el sorpasso al PSC. El cambio de la hegemonía en la izquierda en Catalunya dejará al PSC en la marginalidad política, un hecho trascendental que tendrá dos consecuencias muy importantes, una a nivel catalán, otra a nivel español. A nivel catalán nos encontraremos con que el próximo parlamento  será  el más soberanista de la historia reciente, si sumamos la expectativa de resultados  de las formaciones independentistas (Junts pel Sí i la CUP) con las que defienden el derecho a la autodeterminación de Catalunya ( Catalunya sí que es pot i UDC). La segunda consecuencia del sorpasso  sobre el PSC  será a nivel español. Si el PSC no consigue sacar unos resultados decentes en Catalunya, el PSOE no podrá gobernar en España y eso conducirá, inevitablemente, a la reedición de un gobierno dirigido por el PP, tal vez con el apoyo de Ciudadanos.

El ecosistema político catalán está creando, pues,   la  condición política idónea para para alcanzar la independencia: cuatro años más de gobierno del PP en España.

]]>
Jaume Grau 2015-07-23 14:49:14
El 4º Poder en Red - ¿Y si contamos “Versión original” en versión original? http://blogs.publico.es/el-cuarto-poder-en-red/2015/07/22/y-si-contamos-version-original-en-version-original/ Silvia Chocarro | @silviachocarro
Periodista y consultora en temas relacionados con la comunicación y el desarrollo
.

Texto publicado por primera vez en Otro mundo está en marcha | @P2015ymas
Imagino que a estas horas no debe quedar nadie en Madrid y mucho menos en las inmediaciones de su ayuntamiento. A mí también me daría miedo. No vaya a ser que el nuevo “Ministerio de la Verdad” me obligue a cometer un acto terrible: leer las versiones originales de documentos oficiales, que ponen en cuestión el rigor de algunas noticias difundidas por los medios de comunicación.

Se han visto y oído tantas cosas en torno a la web “Versión original” que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de Madrid, que el delirante párrafo anterior bien podría ser una de ellas.

¿Cuál es el objetivo de esta web, según el Ayuntamiento de Madrid? “Permite a la ciudadanía y a los medios de comunicación encontrar la información original que dio lugar a una noticia que en su recorrido se ha modificado y contiene afirmaciones inexactas o matizables”, explican.

¿Cuál es el objetivo de la web, según sus críticos?

La presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), Carmen del Riego, afirmó que “responde a un intento de que haya un pensamiento único” y la propia APM solicitó en un comunicado su rectificación o retirada porque, además, contribuye a “crear un clima de animadversión hacia los medios y los periodistas”.

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Elsa González, afirmó que tiene un “halo de censura”. También, la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) coincidió con la APM y denunció que este tipo de iniciativas no son propias de “la libertad de prensa”.

Un editorial de El Mundo manifestó que es una “herramienta de propaganda, presión y desprestigio”. Y uno de El País afirmó que el Ayuntamiento se equivoca al “apuntar a la comunicación existente como un problema”.

Por su parte, son varios los partidos políticos y miembros del Gobierno que han criticado la web. El ministro de Justicia español, Rafael Catalá, consideró que tiene “tufo a regímenes totalitarios”. Por su parte, la portavoz del grupo municipal del Partido Popular (PP) en el consistorio madrileño, Esperanza Aguirre, afirmó que esta web “está fuera de lugar en democracia”. Y para el Partido socialista, en palabras del portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Antonio Miguel Carmona, el consistorio “no debe estar para rectificar a periodistas”.

Las críticas a “Versión original” han sido duras y, de hecho, han ido un paso más allá. El PSOE solicitó, al menos en un primer momento, el cierre de la web. El diario El País pidió su “reorientación” o “retirada”. Y el PP anunció una moción de urgencia para exigir su eliminación. También, la APM pidió que se “retire”.

¿Y qué dicen quienes la defienden?

A pesar de las críticas, también hay quienes han salido en su defensa o han defendido su derecho a existir. Antes incluso de que emitieran un comunicado oficial, el secretario general del Sindicato de Periodistas de Madrid (SPM), Manu Mediavilla, me respondió que el Ayuntamiento “tiene tanto derecho como el que más a la libertad de información y a crear un medio informativo”. En un comunicado, matizaron que “es una herramienta de comunicación que encuadra en la Ley de Transparencia”.

La Plataforma por la Defensa de la Libertad de Información (PDLI) me confirmó que la web “no vulnera ni el derecho de información de los ciudadanos ni la libertad de información”. Es más, su presidenta, la periodista Virginia Alonso, manifestó en un comunicado que “es una herramienta en pro de la transparencia y que facilita el acceso a la información de la ciudadanía” porque “a mayor abundancia informativa, mayor garantía de pluralidad informativa”.

Asimismo, Jueces por la Democracia explicó que la web “entra dentro de la libertad de opinión y expresión” y no plantea ningún problema dentro del ámbito jurídico. Al igual que la Asociación de Jueces y Magistrados Francisco de Vitoria que manifestó que se trata de “un ejercicio de transparencia”.

A estos comentarios, se han sumado a través de twitter numerosos periodistas como Rosa María Artal, Fernando Berlín, Rosa Montero, Marta Nebot, Ana Pastor y Juan Luis Sánchez, entre otros.

Para bien y para mal, “Versión original” no es tan original.

Para el análisis, es importante tener en cuenta que la Comisión Europea (CE) tuvo hasta octubre de 2014 una página titulada “Setting the facts straight (Aclarando los hechos)”. El objetivo, decía la web, era “presentar datos claros” en respuesta a “artículos que, de vez en cuando, son inexactos, engañosos, tendenciosos o totalmente maliciosos”. Según me contaron fuentes de la CE involucradas directamente en esta web, uno de los objetivos de su creación fue exponer datos sobre informaciones que aparecían distorsionadas, en ocasiones con el único fin de sustentar una opinión. Al parecer, según estas fuentes, esta web nunca recibió críticas de ningún gobierno o medio de comunicación.

Asimismo, la oficina de la Comisión Europea en Gran Bretaña, tiene desde 1992 una web titulada “Euromyths(Euromitos)” con el fin de refutar las inexactitudes publicadas por los medios británicos sobre la CE, según me explicó un portavoz de la CE en Gran Bretaña. En ese país, de hecho, existen otros ejemplos de páginas similares en entidades del gobierno estatal y local, asociaciones profesionales y ONG.

En Estados Unidos, Obama también utilizó una estrategia similar durante su campaña para refutar datos falsos que ofrecían algunos medios de comunicación relativos, por ejemplo, a su país de nacimiento, nacionalidad o religión. Incluso el Partido Popular utilizó una fórmula parecida para contar “la verdad de las reformas” frente a lo que consideraban las “mentiras”, en esta caso, vertidas por el PSOE.

De estas páginas, eso sí, extraigo algunas sugerencias para “Versión original”: adjuntar siempre que sea posible los documentos originales o las minutas de las reuniones en su totalidad, y no sólo los extractos que consideran relevantes; publicar rectificaciones de sí mismos, si también incurren en alguna inexactitud al informar; y reconsiderar la apertura de los comentarios (aunque aquello acabe como el rosario de la aurora). Y ya de paso, me atrevería a recomendar al Ayuntamiento de Madrid que mejore su estrategia de comunicación para prevenir, mejor que curar.

Eso sí, si se analiza “Versión original” desde una perspectiva legal, periodística o ética, no se encontrarán argumentos de peso, y mucho menos legales, para justificar su cierre, guste o no la iniciativa. Así que sólo se me ocurre un argumento de peso a tanta petición de cierre: silenciar al adversario.

]]>
Opinión 2015-07-22 18:00:29
Asaltar los Suelos - ¿Madrid V.O. coarta la libertad de información? http://blogs.publico.es/asaltar-los-suelos/2015/07/18/madrid-v-o-coarta-la-libertad-de-informacion/ Hace pocos días, el Ayuntamiento de Madrid estrenó una web llamada Madrid Versión Original (Madrid V.O.) cuyo objetivo es “permitir a los ciudadanos y a los medios de comunicación encontrar la información original que dio lugar a una noticia que en su recorrido se ha modificado y contiene datos que no son exactos o son matizables”.

La aparición de esta web ha generado distintas reacciones en el mundo de la prensa, desde los que lo ven como algo normal, hasta los que opinan, como la presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Elsa González, que esta web es un “halo de censura” o la presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), Carmen del Riego, que opina que “responde a un intento de que haya un pensamiento único de lo que se hace en el Ayuntamiento”.

Sin duda, las opiniones vertidas por estas dos representantes del mundo del periodismo son muy importantes. Sin embargo, los argumentos que se están exponiendo en contra de Madrid V.O. animan a una serie de reflexiones sobre el mundo de la comunicación y el ejemplo en concreto de lo que está pasando con el Ayuntamiento de Madrid:

¿Qué puede hacer el Ayuntamiento de Madrid (o cualquiera) si se publica una noticia que le incumbe y considera que no se responde a la realidad?

La Ley orgánica 2/1983 regula el derecho de rectificación. Viene a decir que “toda persona natural o jurídica, tiene derecho a rectificar la información difundida, por cualquier medio de comunicación social, de hechos que le aludan, que considere inexactos y cuya divulgación pueda causarle perjuicio”. Abre un plazo de siete días naturales para pedir la rectificación y el medio está obligado a rectificar a los tres días siguientes (de la recepción de la comunicación de rectificación), con la misma intensidad que publicó la noticia. Si no lo hace se puede acudir el Juzgado de Primera Instancia para obtener dicha rectificación.

Por supuesto que hay que reclamar y ejercer este derecho (como todos). El problema es que esta réplica puede no reparar el daño político que se ha hecho. En el caso del Ayuntamiento de Madrid, en pocas semanas se ha recibido un aluvión de informaciones que han resultado no ser ciertas. ¿El daño que le pueden haber hecho al Ayuntamiento dichas informaciones se habrían resuelto con el derecho a réplica? En el peor de los casos se podría haber dilatado el proceso durante meses. En el mejor, estarías respondiendo a una información falsa al día siguiente de tener otra en los medios. Este derecho a réplica, en el caso que nos atañe, puede no estar suficientemente protegido.

¿Madrid V.O. puede limitar o anular la libertad de información de los medios de comunicación?

La libertad de información es una extensión de la libertad de expresión, un derecho humano fundamental reconocido por el derecho internacional. La manera de anular este derecho es impidiendo que un medio de comunicación desarrolle su trabajo mediante la censura, secuestro de una portada, clausurar un medio, no permitir preguntas en una rueda de prensa, etc. Madrid V.O. no tiene ni se propone esta capacidad. Simplemente es “una web basada en datos contrastables y oficiales, que no está abierta a opinión ni es un espacio de debate”. Se le puede hacer caso, o no.

Sí es cierto que aporta datos contrastados por una sola fuente, pero esto no hace más que aportar evidencias de una actuación del Ayuntamiento. Los medios de comunicación siguen siendo libres de consultar esta y más fuentes para continuar ejerciendo su libertad de información de la manera que consideren oportuna. Es una fuente más.

Ahora bien, ¿Qué ocurre con el derecho de acceso a la información?

El derecho de acceso a la información se define como el “derecho de una persona de buscar, recibir y difundir información en poder del gobierno u administraciones públicas”.

Yo estoy vinculado a Ahora Madrid (dato relevante para el lector de este artículo) y me enteré por los medios de comunicación que se iban a cambiar los nombres de calles con referencias franquistas. Me lo creí. Además, fui debidamente informado por los medios de comunicación del coste que esta actuación tendría. Ahora resulta que es falso, que el Ayuntamiento se compromete con la aplicación de la Ley de Memoria Histórica en este sentido, pero no tiene un plan organizado para llevarlo a cabo. El único lugar donde he encontrado información sobre este desmentido es la web de Madrid V.O. De hecho, al menos no he encontrado algún medio que haya rectificado. ¿Dónde se queda el derecho de acceso a la información?

Con todo esto no quiero decir que el gremio del periodismo esté haciendo mal su trabajo, y que haya que matar al mensajero porque no nos guste el mensaje. La información es una herramienta sin la que la democracia, simplemente, no es posible. Ahora bien, hay que tener en cuenta que la mayoría de los medios de comunicación son empresas privadas, y como tal, tienen sus propios intereses, lo cual mezclado con una precariedad en las condiciones laborales del sector, puede poner en peligro la veracidad de algunos noticias.

Es muy importante que los medios de comunicación tengan una total libertad de información. Incluso, que si Madrid V.O. cumple otra función que no es la que anuncia, informen de ello y lo denuncien. Pero también es importante que sean independientes y que la información que dan no esté sujeta a ningún otro interés distinto al de informar. Madrid V.O. no hace más que añadir una fuente de información más.

]]>
asaltar-los-suelos 2015-07-18 09:07:26
El tablero global - Los 80.000 millones que necesita Grecia están en Suiza… y son griegos http://blogs.publico.es/eltableroglobal/los-80-000-millones-que-necesita-grecia-estan-en-suiza-y-son-griegos/1211 Entre las muchas canalladas que la Troika y el Consejo Europeo han cometido contra Grecia, quizá la más cínica ha sido la de ocultar que todo el dinero que ahora necesitan los griegos está en paraísos fiscales y ha sido evadido del país por los magnates a los que tanto apoyan Merkel y Rajoy. En concreto, sólo lo que esos potentados esconden en cuentas de Suiza asciende a unos 80.000 millones de euros –precisamente la cantidad que ahora se negocia para un tercer rescate griego–, según los expertos consultados por el programa Rundschau (Panorama) de la radio-televisión suiza (SRF).

Mejor dicho, los fondos griegos ocultos en Suiza pueden incluso duplicar o casi triplicar esa cifra, ya que las estimaciones citadas por el diario Neue Zürcher Zeitung am Sonntag de Zurich sobre la suma del dinero negro de Grecia evadido al paraíso fiscal helvético oscilan ¡entre 2.000 y 200.000 millones de euros! Una astronómica horquilla que muestra cómo el secretismo del Gobierno helvético ha permitido el saqueo de los fondos públicos de Grecia que ha arruinado el país (por supuesto, su quiebra no se ha debido al despilfarro en pensiones y jubilaciones anticipadas, como nos quieren hacer creer nuestros gobernantes). Ya que esas fabulosas fortunas no pagan un céntimo de esos impuestos que la UE no hace más que exigir que se les suban a la empobrecida población griega.

Es imposible calcular cuánto dinero ha sido sustraído a las arcas públicas griegas en la masiva fuga de capitales que se desencadenó a partir de 2010, cuando se hizo público que el Gobierno conservador de Nueva Democracia había ocultado su colosal deuda pública en 2001, con la asesoría de Goldman Sachs, para poder entrar en el euro. Esa hemorragia económica se ha producido en un paciente ya desangrado por una evasión fiscal desbocada: en 2009, un informe del Helvea Bank estimaba que el 99% de los más de 23.000 millones de euros depositados por millonarios griegos en cuentas suizas nunca fueron declarados al Fisco. Y eso sólo en depósitos bancarios, sin contar las otras múltiples formas de inversión en Suiza: acciones, bonos, inmuebles, fundaciones, trusts, fondos…

Ahora bien, no es que las autoridades europeas no conocieran tamaño pillaje de la riqueza de Grecia. Más bien, todo lo contrario: en 2010, Christine Lagarde (entonces ministra de Finanzas de Francia y hoy directora del FMI) entregó a su colega en el Gobierno de Atenas, Giorgios Papaconstantinou, los 2.059 nombres griegos de la célebre Lista Falciani (la que filtró ese informático del HSBC con las identidades de decenas de miles de defraudadores europeos con cuentas secretas en la oficina en Zurich de ese banco internacional). En el listado griego figuran un ex ministro de Cultura, varios altos cargos del Ministerio de Finanzas y numerosos dirigentes de la patronal, entre muchos otros grandes empresarios y destacados políticos.

Pero el Gobierno griego no sólo escondió esa lista y permaneció de brazos cruzados –a pesar de que mostraba que una sola familia, la Papandreu, ocultaba en esa sucursal 500 millones de euros–, sino que dos años después, cuando la revista Hot Doc publicó esos nombres, la Fiscalía griega se apresuró a ordenar la detención del director de la publicación, el periodista de investigación Kostas Vaxevanis, ¡por violación de la privacidad de esos defraudadores! Más aún, el año pasado se descubrió que el ministro Papaconstantinou había borrado del listado original los nombres de su prima Eleni y su marido, y del esposo de su hermana, Marina, que tenían cuentas millonarias en esa oficina del HSBC.

“Lo más interesante es por qué Grecia, entre todos los países que recibieron esa lista [Falciani], fue el único que no la empleó” para recobrar la fortuna defraudada, escribió el comentarista político Pavlos Tsimas en el dominical del diario griego Ta Nea. Y esa omisión no sólo la cometió el socialista Papaconstantinou (quien negoció el criticado primer rescate de Grecia que sometió al país a un devastador austericidio), sino también su sucesor al frente de la cartera de Finanzas, Evangelos Venizelos, quien ha acabado como líder del PASOK, e igualmente el siguiente Gobierno conservador de Antonis Samarás, gran amigo y aliado de Rajoy.

Pero no pensemos que sólo el bipartidismo griego (Nueva Democracia y PASOK) se ha dedicado a encubrir a los grandes defraudadores que arruinan las arcas públicas. Por ejemplo, los gobiernos laborista y conservador británicos hicieron caso omiso de las 7.000 cuentas del Reino Unido en la Lista Falciani: en ocho años, ¡sólo se procesó a uno de esos 7.000 evasores!, según la BBC, y se permitió que en ese tiempo esos potentados se llevasen a otros paraísos fiscales unos 100.000 millones de euros; una fortuna inmensa que evadieron a la Hacienda británica gracias a la inacción de gobernantes que al mismo tiempo multiplicaban la presión fiscal sobre los asalariados, a los que recortaban servicios y ayudas con el argumento de la falta de fondos públicos.

Pero Suiza no es más que uno de los 74 paraísos fiscales del planeta, en los que se estima (cálculos de Wall Street) que se ocultan unos 32 billones de dólares (la suma del PIB de España de aquí hasta el año 2045), gigantesca acumulación de capital que, además, crece en un billón de dólares más cada año. Es de ese tremendo stock monetario, defraudado a las arcas públicas, de donde sale el dinero de “los mercados” con el que se endeudan los Estados y que hay que devolver religiosamente, con los sacrificios y penurias de los ciudadanos, según la doctrina cuasi-religiosa de la austeridad neoliberal.

¿Alguien se cree todavía que la deuda pública es legal, moral o legítima?

 

]]>
Carlos Enrique Bayo 2015-07-16 20:36:30
La tramoya - Grecia se hunde, Europa no gana, Alemania impera http://blogs.publico.es/juantorres/2015/07/12/grecia-se-hunde-europa-no-gana-alemania-impera/  

Cuando escribo estas líneas no se sabe qué ocurrirá finalmente con la nueva propuesta griega al Eurogrupo pero sus consecuencias, sea lo que sea, me parece que están bastante claras. El gobierno griego prácticamente ha renunciado a sus ideales y aspiraciones iniciales pero Europa le pide más, como seguiría ocurriendo si Tsipras volviera a renunciar y presentase una nueva propuesta. Cuanto mayores sean sus renuncias, más le van a exigir, tal y como decía en su memorias Rosa Parker que le ocurría a los negros en Estados Unidos: “cuanto más obedecimos, peor nos trataron”.

En primer lugar, quizá no sea exagerado decir que el euro ya ha muerto, al menos tal y como lo hemos conocido hasta ahora. No fracasará cuando salga un país sino que lo ha hecho ya, desde el momento en que no ha sido capaz de evitar la quiebra y la destrucción de economías que lo conforman (y mucho más cuando no se trata precisamente de las más grandes y difíciles de controlar). Suceda lo que suceda en las próximas semanas, será inevitable que se adopten medidas de reforma monetaria y un replanteamiento profundo de las instituciones y las reglas de la unión. No estoy seguro, sin embargo, de que sea para mejor.

Las potencias europeas no van a dejar que Grecia salga del euro, por mucho que amenacen con ello. Alemania, porque es la principal beneficiaria de que países como Grecia, Portugal o España formemos parte de una unión monetaria conscientemente mal diseñada para que actúe en su favor. Y también porque sabe que después de un periodo de sufrimiento (incluso quizá no mayor del que ya ha pasado) Grecia recobraría su economía y niveles de bienestar, mostrando así a otros países que, más allá del euro “alemanizado”, hay otro mundo más satisfactorio económicamente y con menos problemas para la gente (Esto último se podría lograr a muy corto plazo, por cierto, con una moneda complementaria al euro dedicada a realizar pagos del circuito económico interno). Pero, a pesar de ello, tampoco se puede descartar que Alemania tense al máximo la situación para reforzar su imagen de potencia europea todopoderosa e incluso para empujar a Grecia hacia Rusia y obligar así a que Estados Unidos potencie el flanco militar europeo en beneficio alemán. Por eso Francia y los demás países se opondrían a que los alemanes acosen en exceso a Grecia, pues quieren evitar que a su potencia económica e institucional se sume un papel aún mayor como gendarme y potencia militar europea que ya sabemos como utilizó en otras ocasiones.

Desgraciadamente para todos, el único plan y la única alternativa con la que juega la mayoría del Eurogrupo es imponer su solución al gobierno griego aunque para ello tenga que hacer saltar por los aires los resortes más básicos de la estabilidad financiera, económica y social del país heleno. Los grandes grupos económicos no quieren otra cosa y los dirigentes europeos y los políticos, economistas y periodistas que conforman los valores y la opinión pública en Europa no saben pensar de otro modo. No entienden que haya otro camino y, aunque quisieran y les agobie la situación, su ceguera les impedirá encontrarlo.

Syriza sabe que están dispuestos a destruir a su país y que pueden hacerlo, así que lo más seguro es que termine aceptando lo que le imponga el Eurogrupo. El cual, además, tratará de hacerlo con la mayor humillación posible y con el máximo desgaste político de Syriza pues las políticas de austeridad no se aplican solamente para conseguir distribuir la renta y la riqueza a favor de los más ricos sino también para someter y disciplinar a la población.

Ganadores y perdedores

También me parece que está claro quien pierde y quién gana en todo este proceso que estamos viviendo.

Sabemos que Grecia pierde porque las medidas económicas que se le imponen forman parte de un protocolo de actuación que se ha aplicado docenas de veces en todo el mundo desde hace años y cuyos efectos están perfectamente estudiados. Isabel Ortiz y Matthew Cummins, por ejemplo, han estudiado lo que ha ocurrido en 181 países después de aplicar medidas de austeridad como las que exige el Eurogrupo a Grecia (The Age of Austerity: A Review of Public Expenditures and Adjustment Measures in 181 Countries).  Gracias a su estudio sabemos que la disminución de salarios públicos se ha llevado a cabo en 74 países de bajo ingreso y en 23 de alto, la reducción o eliminación de subsidios en 78 países de bajo ingreso y 22 de alto, el incremento de impuestos al consumo en 63 de bajo ingreso y 31 de alto, la reforma de las pensiones y de los sistema de salud en 47 de bajo ingreso y 39 de alto, las reformas en los sistemas de protección social orientadas a limitar su alcance en 55 países de bajo ingreso y 25 de alto, y la flexibilización del mercado de trabajo en 32 países según el FMI o en 40 según la OIT…

Y de su estudio se concluye que, en contra de lo que ahora dice el Eurogrupo que se va a conseguir con ellas en Grecia, lo cierto es que esas medidas nunca han promovido el empleo estable, ni el crecimiento, ni han mejorado el nivel de vida ni la cohesión social sino que, por el contrario, están empeorándolos y que son las que llevan a nuevas recesiones y al aumento de la desigualdad.

Y como no es posible que en Grecia suceda ahora un milagro, después de aplicar las medidas que impone el Eurogrupo, de privatizar sin medida, de recortar derechos, de reducir salarios, de bajar impuestos a las rentas y patrimonios elevados y subirlos a las bajas, y de destruir el sector público educativo, entre otras cosas, lo que ocurrirá allí será exactamente lo mismo que en todos los casos anteriores: una enorme destrucción de actividad económica y empleo, una gigantesca transferencia de renta y riqueza hacia los grupos ya de por sí más poderosos y ricos y mucha más fragilidad de la economía ante nuevos impactos de crisis que además serán cada vez más recurrentes. Cuando salga adelante después de diez, quince o veinte años lo hará con una gran dependencia y sin recursos endógenos para generar ingreso, con un porcentaje elevadísimo de la población al margen de la actividad y totalmente excluida, y con medio de una sociedad dividida y destrozada.

Europa tampoco gana con el empeño de sus dirigentes en seguir aplicando políticas de austeridad que han sido un completo fracaso, que destruyen millones de empleos y aumentan la deuda, que solo proporcionan satisfacción a los grandes grupos económicos y financieros y que no hacen frente al auténtico barril de pólvora en el que está asentada la Unión Europea: un sistema bancario podrido hasta los tuétanos y que acumula un riesgo letal y una unión monetaria mal diseñada que reproduce los desequilibrios previos y produce otros nuevos generando una tensión estructural que hace inevitable que antes o después salte por los aires.

Europa en su conjunto no gana nada hundiendo a Grecia y lo veremos en los próximos tiempos, más pronto que tarde.

En el proceso hay, sin embargo, un ganador, Alemania, pues es quien impone las condiciones a los demás socios y ahora a Grecia.

Es una terrible paradoja que el país europeo que más deudas ha dejado de pagar (incluido a Grecia) reclame ahora que las pague todas un país asfixiado que solo pide aire para poder hacerles frente; que el país que sobrevivió a la ruina y se convirtió en potencia gracias a la generosidad de los demás (incluida Grecia) rechace ahora cualquier muestra de solidaridad; que el país en donde las políticas de austeridad prendieron la mecha del mayor desastre de la historia europea y que produjo millones de muertos (muchos de ellos griegos) se empeñe ahora en imponerlas a pesar de que todas las evidencia muestran su inutilidad; que el país que se vio humillado y arruinado por la exigencia absurda de quienes le imponían reparaciones impagables tras la primera guerra mundial, luche ahora para exigir condiciones imposibles de cumplir a los griegos; que el país que dejó que sus bancos cometieran una de las mayores irresponsabilidades financieras de la historia (dedicar el inmenso excedente alemán a financiar burbujas) y que ampara en silencio a uno de los bancos con mayor basura y riesgo financieros acumulados (Deutsche Bank) reclame responsabilidad a los demás.

Pero por mucha que sea la paradoja, Alemania es efectivamente quien vence porque es quien obliga y quien manda en Europa aunque, eso sí, es una vencedora solo aparente porque la política de imposiciones de Merkel y su gobierno no beneficia a toda Alemania. Es verdad que el poder imperial que Alemania ejerce sobre el resto de Europa y las políticas que impone Merkel le vienen permitiendo obtener grandes excedentes comerciales y beneficios pero éstos no se distribuyen equitativamente entre su población. Lo mismo que empobrecen a otros países empobrecen también a sus compatriotas. Desde hace años, la tasa de pobreza no deja de aumentar por sus políticas y Alemania es el país de Europa donde la riqueza se distribuye más desigualmente

También hay otro vencedor en Europa, el fanatismo. Hasta un gran maestro y persona de inteligencia tan preclara y de inmensa y brillante cultura como el filósofo Fernando Savater escribía ayer sobre Grecia (Respuesta) como si fuera un simple hooligans, concluyendo que lo que está en juego es el resultado del enfrentamiento entre la verdad (la suya) frente a la mentira (la de quienes no piensan como piensa él).

No son así de simples las cosas ni es verdad “la verdad” que están defendiendo sin pruebas ahora contra Grecia y desde hace mucho tiempo contra los pueblos.

– No es verdad que Syriza, que lleva unos meses gobernando, sea la responsable de los males de Grecia. Lo son los gobiernos conservadores, socios del Eurogrupo a la hora de reclamar nuevas medidas de austeridad, lo que permitieron a los bancos endeudarse irresponsablemente y los que cargaron al Estado con deudas ilegítima por no llamarlas criminales por la forma en que fueron gestadas.

– No es verdad que la Unión Europea haya sido un sujeto pasivo de los males de Grecia y actúe ahora como su benefactora. Fue cómplice de los desmanes de aquellos gobiernos y guardaron silencio cuando los cometieron.

– No es verdad que los problemas de Grecia provengan de su deuda pública por muy elevada que ésta fuera (que lo fue, por las razones que acabo de señalar) sino de la conversión en pública de la privada y de la manera en que se financió.

– No es verdad que Grecia no haya aplicado las medidas impuestas por la Trolika pues ha sido el país, después de Noruega, en donde más se redujo la deuda de 2011 a 2014 y el que ha realizado el recorte de gasto e instituciones públicas de todo tipo quizá más amplio y en menos tiempo de los últimos tiempos.

– No es verdad que las medidas de austeridad que impuso la Troika hayan sido positivas sino que provocaron un mayor desastre en la economía griega. Fue la reestructuración y quita de la deuda lo que permitió reactivar algo la economía y generar ingresos adicionales.

– Es verdad que la actividad del sector público griego ha sido casi siempre muy ineficaz y corrupta, como consecuencia de su clientelismo hacia los grandes oligarcas, la Iglesia o las grandes empresas, pero no es cierto, sin embargo, que eso hubiera redundado en los derechos sociales desorbitados que se critican (como, por ejemplo, que tiene las pensiones más altas de Europa, lo que simplemente es mentira).

Hace bien Savater recordando a Erasmo cuando habla de Grecia y de Europa (“El espíritu del hombre está de tal modo constituido que la mentira tiene en él 100 veces más influencia que la verdad). Pero Europa necesita más rigor, equidistancia y prudencia y menos fanatismo a la hora de reconocer las mentiras y de enfrentarlas a las verdades.

]]>
Juan Torres López 2015-07-12 11:15:37
Ciudadana en el Congreso - Los Presupuestos Generales del Estado como cartel electoral http://blogs.publico.es/isabel-rodriguez-garcia/2015/07/08/los-presupuestos-generales-del-estado-como-cartel-electoral/ Los programas electorales son un elemento fundamental. Con ellos los partidos políticos nos presentamos ante los ciudadanos y marcamos cuales son nuestros compromisos. Son un verdadero ” contrato ciudadano” . La pasada semana me gustó ver como el presidente de mi comunidad, Emiliano García Page, hacia entrega del mismo al presidente de las Cortes y reiteraba en la sesión de investidura el compromiso de cumplirlo y desarrollarlo a lo largo de la legislatura.

Y los presupuestos de cualquier administración son la herramienta donde se concreta el desarrollo de estos documentos programáticos . Así, se puede decir que los Presupuestos Generales del Estado son las ley mas importante que cada año aprueba el parlamento.  O mas coloquialmente diría que aquello que no está en los presupuestos no existe. Desde infraestructuras, políticas de becas, inversión sanitarias al últimos plan o estrategia de cualquier departamento ministerial debe contar con reflejo presupuestario para poder llevarse a cabo.

Tanto los programas electorales como los presupuestos son fundamentales para cualquier formación política con ambición de gobierno. Conforman una parte esencial de las reglas democráticas: se asumen los compromisos con la ciudadanía contemplados en el programa electoral y para darles cumplimiento deben reflejarse en los presupuestos.

Así venía siendo hasta que el Partido Popular y el gobierno de Rajoy se emborracharon de  mayoría absoluta. Tal ha sido su borrachera que han terminando ejerciendo un abuso de mayoría absoluta, aprobando leyes y adoptando decisiones muy importantes contra del resto de de grupos parlamentarios y con un amplio rechazo social. Valgan como ejemplos la reforma laboral, la ley de educación o la ley mordaza.

Tal es así que empezaron incumplieron su programa electoral a la semana de llegar a Moncloa, como el propio presidente llegó a decir en la tribuna del el Congreso, y se marcharan utilizando unos Presupuestos Generales del Estado como cartel electoral.

Hace cuatro años en el PP sabían que el programa que presentaron a los ciudadanos no era el que iban a desarrollar en su gobierno. Como las cuentas de sus gastos electorales no se correspondían con las que realmente tenían y pagaban en B. E igual que ahora saben que los presupuestos del 2016 no serán veraces sino una maneras de intentar engañar, de nuevo, a la ciudadanía.

El Gobierno está utilizando el calendario presupuestario para ajustarlo a sus tiempo electorales. Anteponiendo los intereses partidistas a los intereses del país. Esto es  lo que han estado haciendo toda la legislatura.

Pero ahora ocurre que esa “borrachera de mayoría absoluta” está en fase de resaca . Saben que se acabó la “fiesta” y que la realidad es que lo que fuera una apoyo electoral mayoritario es ahora un claro rechazo de la mayoría de nuestra sociedad.

En los días en la que la situación de Grecia y de los griegos urge a un esfuerzo de responsabilidad política en el ámbito europeo, en nuestro país asistimos a una nueva muestra de irresponsabilidad de quien nos preside.

Rajoy se ha lanzado a la campaña electoral de las próximas general y no tiene pudor en utilizar los  presupuesto como el primer mitin.

Si a Rajoy le quedara un pizca de decencia política  no presentaría  los Presupuestos Generales del 2016, sino que convocaría una elecciones para que se pudieran expresar en las urnas una ciudadanía que está clamando un cambio de gobierno.

]]>
Isabel Rodríguez García 2015-07-08 21:15:32
La revuelta de las neuronas - ¿Hasta dónde son capaces de llegar? http://blogs.publico.es/jorge-moruno/2015/07/08/hasta-donde-son-capaces-de-llegar/ ¿Cómo es posible que seamos capaces de sobrellevar los horrores, las imágenes que nos desbordan y grecia sufcontinuar con nuestra vida como si no pasara nada? No me refiero a cuestiones abstractas y llamadas a la paz en el mundo, sino a hechos concretos, fijados en la opinión pública donde  a poco que uno rasca, la podredumbre salpica a la vista. Cuando los mandatarios europeos viajan a Lampedusa y ponen caras largas ante “la tragedia humanitaria”, nos debatimos entre desear sentirnos bien y confiar en que su puesta en escena servirá de algo, y el cinismo absoluto de saber que todo es un paripé y aun así, celebrarlo. La ideología es un gran mecanismo para resolver disonancias cognitivas.

Cuando se acusa a Grecia de “querer vivir del resto”, se aplica la misma lógica irracional (como la fascista), sin mucho sentido y por lo tanto, ideológica, que a la hora de analizar las muertes de inmigrantes en el mediterráneo.  Nadie afirmará estar a favor de que lo pasen mal los griegos o de que el océano sea un cementerio de pobres que flotan en nuestras pantallas, pero muchos sí están en contra de apostar por una solución. De ahí que se señale a Grecia de querer vivir del resto de Europa y que la prioridad en la inmigración sea evitar el “efecto llamada”. La culpa es del otro. El resto, la maquinaria facinerosa de las finanzas y su arquitectura criminal en la UE, solo tienen errores a corregir, matices que limar, pero nunca se puede discutir su arcano: un diseño político-económico pensado para saquear a la mayoría, de dentro y de fuera. El cinismo manda,  es como si no existiera el salvamento público a los bancos privados, o como si no existiera el “efecto expulsión” cuando se financian guerras y se venden armas. Todo se se reduce a factores ajenos para no poner en duda la lógica que lo produce: se trata de las mafias que se aprovechan de la gente, dice el capo, se trata de un estado casi fallido, clientelista y corrupto, acusa quien aconsejó maquillar las cifras.

Siempre es recomendable trazar una genealogía más amplia de los hechos para no quedarnos con el ruido, o para no adoptar el discurso que le conviene a quien quiere que nada cambie. ¿Por qué no se aplica el discurso de las subvenciones contra aquellos que hemos subvencionado? Se acusa a los griegos cuando hemos salvado bancos en lugar de personas, pero se calla cuando la CNMC calcula que el sector financiero español ha disfrutado de 94.753 millones en ayudas entre 2008 y 2013. No se ahonda en que de los 56.181 millones de dinero público inyectados en las entidades financieras sólo son recuperables 15.841, (se pierde el 72%) según datos del FROB. Más recientemente, el Estado “da por perdidos” los 12 mil millones de euros inyectados a Catalunya Banc y que se ha vendido casi a precio de saldo al BBVA.

La despolitización tiende a indicarnos que lo mejor es ubicarse entre uno y otro y que eso, es síntoma de sensatez y moderación. Ser de centro no quiere decir nada, lo que importa es qué se coloca como lo central. Si desahuciar personas y salvar bancos es una barbaridad, parar un desahucio es la base de la dignidad; ahí la sensatez queda clara. El ser humano es capaz de cometer el peor de los horrores con la mayor de las tranquilidades: nos lo recuerdan las grabaciones de los nazis disfrutando de la 9ª sinfonía de Beethoven en la ópera. La barbaridad suele estudiarse en los libros de historia, en el presente somos capaces de asumirla con normalidad, por eso la batalla pasa por impedir esa normalidad sumisa que nos empuja a la soledad privada, la antesala de las pasiones más tristes. Una sociedad que se empobrece y pierde derechos solo puede tomar una postura sensata: defender a la sociedad, defenderse a sí misma.

]]>
Jorge Moruno Danzi 2015-07-08 19:35:17
El blog de XNet - Análisis colectivo de documentos de #HackingTeam en España http://blogs.publico.es/el-blog-de-xnet/analisis-hacking-team-espana/ Buenos días,

Como sabéis, a raíz de las recientes filtraciones sobre #HackingTeam, lanzamos una petición a nuestrxs diputadxs para que exijan explicaciones al Gobierno. Con ello, queremos conocer la verdad de cuales fueron las relaciones contractuales entre la Policía Nacional y el Centro Nacional de Inteligencia y la empresa Hacking Team, que figura en la lista de entidades enemigas de Internet.

Hemos hecho esta petición a lxs diputadxs porque desgraciadamente en este país la ciudadanía no dispone de cauces por los que pedir explicaciones directamente al Gobierno. De momento se ha movilizado Joan Tardá, diputado de ERC, y otros están siguiendo.

Por eso desde Xnet abrimos aquí un espacio de análisis colaborativo abierto a la ciudadanía para ir encontrando respuestas por nuestra cuenta. En las últimas 24h se ha llevado a cabo ya un apabuyante trabajo ciudadano global de recolección y estudio de los 400GB de información revelada. No es nuestra intención doblar trabajo, sino utilizarlo como arma política para conseguir forzar, con la evidencia, la respuesta del gobierno, por lo que nos centraremos solo en algunas cuestiones.

Por otra parte, debemos recordar que los primeros contratos con #HackingTeam fueron firmados durante el gobierno socialista, por lo que pedimos al partido de Pedro Sánchez que destaque con su contribuición a aclarar esta situación. Sin embargo, por su actitud de estos primeros días, imaginamos que no hay muchas diferencia entre el PSOE en gobierno cuando se firmaron esos contratos y el que ahora guarda silencio.

Aquí la primera pregunta que queremos resolver colectivamente.

El CNI dice haberse acogido a la ley de contratación del sector público. [1][2]

Aquí publicamos 3 facturas de cuantías superiores a los 50 000 euros.
Factura CNI 129/2010 – 72.000 €
Factura CNI 109/2011 – 67.500 €
Factura CNI 130/2010 – 52.000 €

Lo primero que queremos verificar y por lo que pedimos colaboración,
Lo primero que queremos verificar y por lo que pedimos colaboración, es si estas cantidades se ajustan al derecho ya que a primera vista parece que exceden el límite establecido por dicha ley para contrataciones fuera de concurso público ¿Se han acogido a alguna excepción a esa ley o articulado que se nos ha escapado?

Pensamos que es algo que debemos de saber justo en estos días en los que sale a la luz que en 5 meses el gobierno ha gastado en armamento 1.600 millones más fuera de presupuesto.

Para aportar respuestas o informaciones que nos permitan seguir avanzando puedes responder en Twitter a @X_net_ y usando el ht #HackingTeam o en el correo contact[at]xnet-x.net.
En el caso de blogueros y periodistas, si publicáis la respuesta, la agregaríamos y difundiríamos.

También nos preguntamos si es correcto que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, negocien y gasten dinero público con empresas no homologadas por los organismos interncionales y denunciadas por los observatorios ciudadanos, poniendo en riesgo la seguridad nacional y las libertades ciudadanas con seguimientos y espionajes sin cobertura legal reconocida.

Seguimos.

]]>
Xnet 2015-07-08 09:56:50
Principia Marsupia - Un referendum que puede cambiar Europa. Algunas reflexiones desde Atenas. http://www.principiamarsupia.com/2015/07/06/un-referendum-que-puede-cambiar-europa-algunas-reflexiones-desde-atenas/ Alberto Sicilia / ATENAS


yorgos

“He traído a mi hija porque quiero que sea testigo de la Historia”. La Plaza Syntagma se había convertido en una fiesta para celebrar la victoria del NO en el referendum. Yorgos llevaba sobre sus hombros a la pequeña Xenia.

El referendum de ayer en Grecia puede convertirse en un episodio que cambie Europa. Un toque de atención para el proyecto europeo si no quiere ahogar su legitimidad en los países que más han sufrido la crisis.

Algunas reflexiones desde Atenas:

1) Muchos medios venden la victoria del NO como un “NO a Europa”. Es completamente falso. La inmensa mayoría de los que ayer votaron en el referendum [tanto por el SÍ como por el NO] quieren que su país siga en la Unión Europea.

2) La crisis en España ha sido terrible, pero nada comparado a lo que ha ocurrido en Grecia. Lo de Grecia es comparable con la Gran Depresión de los años ’20 en EEUU. Mirad este gráfico:

comaradograndepresion

3) En España la austeridad, que ha causado muchísimo dolor, ha sido del orden del 6% del PIB. En Grecia del 17% del PIB.

austeridadvscrecimiento

4) Es mentira que los griegos “culpen de todo a la UE”. Son muy críticos con el periodo “pre-crisis”. Saben que se cometieron excesos. Saben también que tuvieron gobiernos nefastos [por cierto, asesorados en ocasiones por grandes bancos internacionales]

5) Pero las medidas impuestas por la Troika durante los últimos 5 años han tenido un efecto terrible. Ahora en Atenas hay decenas de clínicas en las que trabajan gratuitamente médicos voluntarios atendiendo a decenas de miles de griegos que han perdido su derecho a la sanidad pública. Muchos de esos recortes fueron impuestos por la Troika. Contra eso es contra lo que votaron ayer los griegos.

6) Syriza puede gustar o no, pero lo cierto es que ganó unas elecciones para intentar algo DIFERENTE que lo que habían hecho los gobiernos anteriores. La percepción general entre los griegos con Tsipras es que al fin han encontrado a un gobernante que esta dispuesto a pelearse por ellos en Bruselas.

7) Los mensajes que llegaron desde Europa durante la semana previa al referendum reforzaron la sensación que tienen los griegos de que la UE desprecia su voz: “Si digamos lo que digamos, nuestras políticas las deciden otros gobiernos en Bruselas. Entonces, ¿de qué sirve la Democracia? ¿De qué sirve votar?”

8) Ante eso, el “discurso soberanista” de Tsipras funcionó muy bien. De hecho funcionó tan bien, que después de laminar al PASOK en Enero, ahora ha acabado con el líder del centro-derecha [Samaras dimitió ayer].

9) Las voces que han llegado a Grecia de la socialdemocracia europea [Renzi desde Italia, Hollande desde Francia, Gabriel desde Alemania] han sido indistinguibles de los mensajes de los partidos conservadores. Creo que la socialdemocracia tiene un problema.

10) Tsipras convocó el referendum. Merkel le vio el órdago y renunció a negociar hasta que no se celebrase. En Berlín sabían, que de perder Tsipras el referendum su gobierno estaba acabado. Tsipras ha ganado este pulso. Ahora la pelota pasa de nuevo a Berlín. ¿Está dispuesta Merkel a pasar a la Historia como la Canciller que acabó con el euro?

11) Si la UE quiere, podrá asfixiar financieramente a Grecia hasta echarla “de facto” del euro. Pero eso haría perder [aún más] la legitimidad al proyecto común europeo. Muy especialmente entre las generaciones más jóvenes de los países que están sufriendo la crisis.

Ayer los griegos vivieron una jornada histórica, pero me temo que Europa no alcanza a entender lo que significó.


]]>
alberto 2015-07-06 13:07:07
Fundación 1 de Mayo - Aumentar el salario mínimo para combatir la pobreza y la desigualdad laboral http://blogs.publico.es/uno-mayo/2015/07/06/aumentar-el-salario-minimo-para-combatir-la-pobreza-y-la-desigualdad-laboral/ Ramón Gorriz, secretario de Acción Sindical de la CS de CC.OO.
Manuel Lago, economista del Gabinete Confederal de CCOO

 

El ayuntamiento de la segunda ciudad más grande del país acaba de tomar una decisión de enorme transcendencia: subir un 70 % el salario mínimo que tienen que pagar todas las empresas en su ámbito municipal. Que nadie se ponga nervioso, no es la Barcelona de Ada Colau: se trata de la Ciudad de Los Ángeles en Estados Unidos y su alcalde es Eric Garcetti.

Hace unas semanas, el pleno del Ayuntamiento, con la única abstención de un concejal, decidió aumentar el salario mínimo actual de 9 a 15 dólares por hora. El mundo al revés. La liberal USA dando lecciones de cohesión social a la Europa del estado del bienestar. Los detalles que se conocen de la decisión son interesantísimos, tanto por el método como por el contenido y los objetivos.

En Los Ángeles, la pobreza alcanza a un 25 % de la población; en esa enorme bolsa de exclusión entran personas que tienen empleo pero cobran un salario tan bajo que se convierten en trabajadores y trabajadoras pobres. Por eso su alcalde dice que la subida del salario mínimo es el programa contra la pobreza más grande en la historia de su ciudad.

El acuerdo es el resultado de un largo debate social en el que participaron sindicatos y empresas, y que el poder local traslada a una estrategia equilibrada y de largo recorrido: el plazo para aplicarlo es de cinco años para que no tenga efectos negativos en las empresas. Pero, además, se establece que a partir de 2022 el salario mínimo crecerá lo mismo que la inflación, para evitar que el problema se reproduzca.

El método, el contenido y por último los objetivos explícitos del plan. Por un lado, combatir la pobreza laboral y la desigualdad, que no han dejado de crecer en los últimos años, utilizando la intervención pública como mecanismo para corregir la tendencia al desequilibrio propia del capitalismo. Por otro, siguiendo la lógica económica keynesiana, se pretende que, mejorando los salarios de las personas suba la demanda y, por lo tanto, se impulse el crecimiento económico.

En síntesis, detrás del acuerdo del pleno del ayuntamiento de la ciudad de Los Ángeles hay tres motivos de gran relevancia y de largo recorrido:

  1. Que el salario minino legal se puede y se debe utilizar como un instrumento privilegiado para combatir la pobreza laboral y la desigualdad social.
  2. Que el aumento de los salarios en general ––que obviamente son empujados al alza al subir el mínimo legal–– se convierte en el eje de una política expansiva que tiene como objetivo final impulsar el crecimiento de la economía y por lo tanto del empleo.
  3. Que el poder político, en este caso representado por el local, asume como obligación propia combatir la pobreza y la desigualdad actuando con los instrumentos legales de los que dispone y lo hace no con medidas paliativas de segunda ronda, las políticas sociales, sino en la propia distribución primaria de la riqueza.

Antes de empezar a desarrollar estos puntos es bueno detenerse en la constatación de algunas cuestiones. La primera es que también en EEUU existe un salario mínimo con una cuantía fijada por la ley, aunque con ámbitos competenciales compartidos, desde lo federal a lo estatal e incluso al ayuntamiento. El salario mínimo no es una reliquia del pasado, no es un resto de intervencionismo de economías no competitivas.

La segunda es que, en el acuerdo del ayuntamiento de Los Ángeles, la evolución de la cuantía del salario se vincula al IPC, esto es, la inflación sigue siendo la variable de referencia con el objetivo de mantener el poder adquisitivo.

Todo un ejemplo de buenas ideas de política económica de las que tendríamos mucho que aprender en Europa y, especialmente, en nuestro país. En España, el salario mínimo por hora es de 5 euros, está prácticamente congelado desde 2011 y el Gobierno lo ha utilizado como un mecanismo para devaluar los salarios en el conjunto de la economía. El resultado es un enorme aumento de personas que, a pesar de tener empleo, están por debajo del umbral de la pobreza, la desigualdad salarial, la caída de la demanda interna y una recesión de seis años.

Volviendo a los términos centrales, la conclusión de lo aprobado en Los Ángeles ahora, en otras ciudades EEUU antes y, lo que con gran probabilidad será una propuesta central en el programa electoral del Partido Demócrata en las elecciones de noviembre, es darle a los salarios el papel clave en el crecimiento de la economía y en el bienestar de los ciudadanos.

El modelo del capitalismo financiero, globalizado y desregularizado implica también una distribución desigual e injusta de la riqueza, de apropiación de renta por parte de los empresarios, de devaluación salarial. En las últimas décadas los salarios reales de la clase trabajadora no han crecido, lo que unido al importante incremento de la productividad, ha provocado una redistribución de la renta en contra de la mayoría salarial.

Una redistribución injusta en lo social e ineficiente en lo económico. Injusta, porque ha generado un grave problema de pobreza laboral para las personas con bajos salarios: en Los Ángeles pero también en España, una persona que cobra el salario mínimo, en especial si sufre un contrato parcial, no puede tener una vida independiente de forma digna en términos materiales.

Ineficiente, porque la concentración de la riqueza en pocas manos es negativa para el crecimiento económico porque debilita la demanda, tal y como acaba de reconocer el FMI en un informe reciente en el que le tocaba dar la de cal después de volver a insistir en otro documento casi simultaneo en los recortes laborales y la subida de la imposición indirecta.

La propuesta de CCOO para el nuevo período que abren el ciclo económico y el ciclo electoral es precisamente esta: recuperar las rentas salariales para mejorar la calidad de vida de las personas —para combatir la pobreza y la desigualdad— y para dar solidez y consistencia a la recuperación de la economía, lo que permitirá crecer más y mejor y generar empleo.

Una estrategia de aumento salarial, que tiene dos mecanismos diferentes pero complementarios. El primero es la negociación colectiva, que con el ANC 2015/2017 inicia una senda diferente con el objetivo de recuperación del poder adquisitivo perdido en los años de la Gran Recesión.

El segundo es la fijación del SMI para 2016 y los años sucesivos, que el sindicato va a colocar como la pieza central en su interlocución con el gobierno que surja después de las elecciones de otoño.

Vamos a defender la propuesta que ya hicimos en estos años atrás y es que para cumplir con la Carta Social Europea, el SMI debería incrementarse en España un 40 %: 900 euros mensuales frente a los 648 de la actualidad, un incremento que podría aplicarse de forma paulatina. Esto ayudaría, por un lado, a combatir la pobreza laboral y por otro, a utilizar los salarios como factor determinante en un crecimiento sólido e inclusivo del PIB, del que se beneficie toda la sociedad.

 

 

 

]]>
uno-mayo 2015-07-06 08:35:32
Geopolítica del caos - ¿Por qué no se cuenta la verdad a los colombianos? http://blogs.publico.es/antonio-albinana/2015/07/05/por-que-no-se-cuenta-la-verdad-a-los-colombianos/ Escribo esta columna de opinión para Público poco después de que la “cúpula” del Ejército Colombiano se haya presentado en el Palacio de Nariño, con el pretexto de un “Consejo de Seguridad” de Bogotá, para exigirle al Presidente Santos que suspenda los diálogos de Paz  que se desarrollan en La Habana entre delegados del Gobierno y de la  dirigencia de las FARC desde hace más de dos años.

Los detalles de la presión de los jefes militares, algunos de ellos  señalados por Human Rigths Watch de haber sido agentes en algunos de los más de 3.000 crímenes  llamados “falsos positivos”, no van  a ser conocidos por los colombianos, que se limitarán a ver al Jefe del Estado y a sus ministros de Defensa e Interior obligados a realizar públicas soflamas guerreristas en la televisión ante dos confusos atentados con petardos sucedidos  en la capital, de los que se sabe de antemano que nada tienen que ver con la guerrilla de las FARC.

Los colombianos, por una mala estrategia de información del Gobierno Santos, por la reverencia, inexplicable para un foráneo, ante poderes fácticos que sobrenadan en la corrupción, están siendo conducidos hacia el naufragio de la posibilidad del  final negociado de una violencia política que dura más de medio siglo. Con la torpeza táctica y de perspectiva en muchas ocasiones de la guerrilla de las FARC, de cuya entrega incuestionable entrega al proceso de paz (que he podido constatar personalmente en largas conversaciones con sus máximos dirigentes durante mi programa de TV “Las Claves”) da cuenta la presencia de la práctica totalidad de sus comandantes  en La Habana, con abandono de los frentes de guerra, que algunas veces quedan a la merced de los “irreductibles” al proceso de paz.

Recordé hoy  un artículo de Sánchez Ferlosio, magistral como todos los suyos, en el que desarrollaba la idea de un perro arrastrando de la correa a su  amo. Así veía el autor de “El Jarama” a los militares y al Presidente del Gobierno, en una España sacudida por los atentados de ETA, bajo la presión de quienes “dolorosamente hartos” demandaban un estado de excepción y   la suspensión de los Derechos Humanos.

Mi amigo, el gran periodista y escritor Antonio Caballero, sostiene que el ejército colombiano nunca ha constituido en la Colombia contemporánea un poder autónomo. La prueba sería la ausencia de dictaduras militares, con excepción del periodo Rojas Pinilla.

Es cierto, como también lo es que siempre que el país ha estado próximo a cerrar la paz con la insurgencia, los militares se han atravesado.

Sucedió, por ejemplo,  en los 90 durante el Gobierno Samper, cuando el jefe de las Fuerzas Militares,  General Bedoya, amenazó al Presidente con un golpe si firmaba la paz con las FARC,  que ya estaba muy adelantada sobre el papel.

Sucede en este momento, y esto se está ocultando a los colombianos, cuando las poderosas organizaciones de militares retirados, azuzan a un importante sector del ejército para que se oponga a las conversaciones de La Habana, con el pretexto de que Santos va a entregar el país al “castrochavismo”.

Como fondo, el miedo a que, una vez lograda la paz, se vean como innecesarias en su magnitud unas costosísimas fuerzas militares con 750.600 efectivos, mientras  Brasil, que cuadruplica los habitantes de Colombia no llega a 270.000. También que terminen los negocios “colaterales” que afloran de vez en cuando y que han incluido a veces la venta de armamento a la propia guerrilla.

Cuando en el pasado Diciembre, las FARC un cese al fuego unilateral, el presidente correspondió con un discreto “desescalamiento” del conflicto que incluyó la suspensión de los bombardeos. La ira del Ejército se manifestó en múltiples “pronunciamientos” cada vez que Santos  realizaba un acto castrense. En abril de este año la guerrilla rompió su tregua con la muerte de  10 militares de una unidad que acosaba a uno de sus frentes en la región del Cauca. Inmediatamente se reanudaron los bombardeos,  la muerte intensiva de guerrilleros, los daños colaterales a la población civil y el desplazamiento de centenares de familias de su territorio.

En este clima, el apoyo de  los colombianos a la solución que se negocia en La Habana, decrece paradójicamente a favor del “búnker guerrerista” que se frota las manos.

Claro que el Ejército no está solo en la batalla por desprestigiar y poner fin al proceso de paz de La Habana. Está en primer lugar  la extrema derecha que encabeza el exPresidente Álvaro Uribe, que siente como se estrecha sobre él el cerco de la justicia, con la mayor parte de lo que fue su equipo condenada o en fuga. También toda una casta de empresarios, ganaderos, caciques locales, responsables o cómplices del paramilitarismo, contra los que hay represados más de 12.000 expedientes en la Fiscalía. Todo saldría a la luz si se firman los acuerdos de paz y se pone en marcha la acordada “Comisión de la Verdad”.

A pesar de todo,  cada vez se abre  paso con más fuerza  la opinión de los enemigos de una paz negociada, a lo que contribuye la impopularidad de algunas acciones de la guerrilla, incruentas pero perturbadoras de la tranquilidad civil, como la voladura de torres eléctricas.

El conflicto colombiano, que ha causado más de 200.000 muertos y millones de desplazados por la violencia se vería reavivado  si triunfa la tesis de ruptura de las conversaciones de paz a favor de una quimérica solución militar.

Antes de que se  rompan las conversaciones de paz (sobre las que ya hay acuerdos en la mayor parte de la agenda) y se renueve en toda su magnitud  el sufrimiento de la guerra, el Presidente Santos, que  fue elegido con la bandera de la paz,  debería poner las cartas sobre la mesa y someter de una vez  la totalidad de la fuerza militar al poder civil. Y contar la verdad a los colombianos.

]]>
Antonio Albiñana 2015-07-05 15:49:10
Vientos del bosque - Releyendo a Thoreau http://www.vientosdelbosque.net/2015/07/releyendo-thoreau.html Cuando el joven Gandhi viajó a su primer destino en Sudáfrica, donde su lucha por la defensa de los derechos humanos le llevó a desarrollar activamente la resistencia no violenta, con la cual, más tarde, y ante el asombro del mundo, liberaría a la India del yugo del imperio británico, llevaba consigo como libro de cabecera el célebre ensayo de Henry David Thoreau “Sobre el deber de la desobediencia civil“. Una obra determinante que también entusiasmó a León Tolstói, quien, hasta su muerte, apoyó y ayudó a moldear esta forma de protesta a su amigo Gandhi, durante las campañas de resistencia sudafricanas. Igualmente, Martin Luther King, Jr. hizo de esta obra de Thoreau la piedra angular del argumentario ético de la resistencia activa no violenta, característica del Movimiento por los Derechos Civiles, lo mismo que, de nuevo en Sudáfrica, aplicó heroicamente Nelson Mandela en la lucha contra el Apartheid.


En un momento convulso como el actual, en que no solo la Declaración Universal de los Derechos Humanos, con tantos rincones del planeta que jamás iluminó, sigue estando tan gravemente lejos de hacer efectiva su necesaria universalidad, sino que, además, se tambalea la propia cuna de la democracia ─y acaso la esencia misma de su significado─ y se desmantela, ya sin disimulo alguno, la Europa del Estado del Bienestar, poniendo en serio peligro los derechos civiles fundamentales incluso allá donde se consideraban ya plenamente establecidos y garantizados; en un momento así, en que la inmensidad y el poder de las fuerzas que impulsan esta tendencia y este estado de las cosas, por pura codicia ─nada han cambiado los fines─, pueden parecernos tan sobrecogedores, tan intocables e inexpugnables como en su tiempo le pudo parecer al propio Gandhi el imperio británico, a Martin Luther King, Jr la injusticia social instalada a sangre y fuego en la esencia de su país, o a Nelson Mandela el sistema del Apartheid, conviene releer el ensayo de Thoreau, volver al origen de la impecable y cristalina justificación ética de porqué no basta solo con no provocar la injusticia, sino que también, lo que con frecuencia se olvida, hemos de evitar convertirnos en colaboradores necesarios, ni directos ni indirectos, de la misma. Porque de nada sirve oponerse a la injusticia de palabra mientras con nuestras actividades reales, aun indirectas, o bien mediante nuestra inacción o nuestro silencio, no hacemos sino apoyarla. La desobediencia civil responsable y la resistencia activa no violentas, han mostrado que es posible mover las montañas más altas, y pueden seguir haciéndolo.


Fragmento del prólogo que dediqué al libro "Sobre el deber de la desobediencia civil y selección de citas", Henry David Thoreau, Tundra Ediciones, Valencia, 2012.
]]>
Víctor J. Hernández 2015-07-01 18:21:17
El imaginario salvaje - 3 mitos griegos y una ausencia http://blogs.publico.es/el-imaginario-salvaje/2015/07/01/3-mitos-griegos-y-una-ausencia/ La Europa armada de capital y desposeída de alma tiene toda la munición para romper, aplastar y demonizar a una Grecia herida de muerte y asaeteada con la más dura y planificada depauperación de su sociedad. Como golpes emergen los aprendizajes, que son los cardenales en el machacado cuerpo griego, los suicidios en Sintagma, los chantajes que se extienden sin fin como un laberinto vivo y automutable. Sobre Grecia se construyen nuevos mitos que conviene esclarecer a fin de manejar más razones para el cambio.

1. Lo urgente es devolver. Aun asumiendo la falacia que sitúa a Grecia como único responsable del origen de su deuda con los acreedores europeos, parece del todo incomprensible que en la situación de Grecia, el tema principal, lo realmente urgente, sea resarcir la deuda con los acreedores europeos. A la luz de los datos de la realidad helena que muestran hasta qué punto la economía europea es un acto denodado de guerra que está provocando miles de muertos y el debilitamiento de la idea de democracia, lo que resulta urgente es crear un plan de emergencia humanitaria y un proyecto internacional de liberación de este país de aquellas fuerzas que enseñoreadas del artefacto político que es la UE, han destruido la soberanía y la capacidad de recuperación de los helenos.

2. El problema son las negociaciones. El enmarcado de razonamiento propuesto por la UE ha sido devorado por unos medios generalistas que en su abrumadora mayoría son voceros acríticos al servicio de parte. Desde esa proyección artificializada de la situación griega, el problema aparece como un escollo metodológico en el que la “prepotencia de los empobrecidos” bloquea y rompe el proceso de negociación. Los acreedores aparecen como víctimas pacientes pero agotadas ante unos indómitos espartanos que no atienden a razones. Pues bien, hay que decirlo claramente: el problema no es el método, aunque es claro que este método no es neutral. El problema no son las negociaciones. El problema son las políticas de rapiña europea que utilizan la escenificación de las negociaciones para criminalizar y tensionar más a los representantes del pueblo griego.

3. La violación de derechos humanos es rentable. La “plasticidad” económica del empobrecimiento griego ya alcanzó los límites, no sólo de la dignidad, sino también de poder seguir siendo objeto de saqueo. En sus incursiones piratas, hasta los vikingos, que nunca fueron especialmente diestros en el uso de la inteligencia y la diplomacia, tenían en cuenta que no podían saquear constantemente una misma ciudad porque así no dejaban ninguna capacidad de recuperación y acumulación de ese núcleo. El FMI y la Troika están golpeando desde la visceralidad más embrutecida a un púgil cuya sangre ya apenas puede ser vampirizada. La violación de derechos humanos soportada por el pueblo griego es un claro ejemplo de la falta, no sólo de ética, sino de inteligencia de los mercados y sus dueños.

4. La ausencia. Y ante todo lo que está ocurriendo, ¿dónde está la voz de la socialdemocracia? ¿Qué narrativa diferente está articulando? Preguntas de verano herido en el invierno de una ideología fracasada. La socialdemocracia europea, si es que aún se la puede llamar así, no está dormida, está entregada y comparte de manera activa las políticas macroeconómicas que están asesinando a la sociedad griega. El turnismo nunca fue alternativa, sino la muleta de un sistema que precisa seguir generando la ilusión de pluralidad. El nivel de contradicción del epicentro ideológico y económico europeo es de tal magnitud que no es arriesgado decir que Alemania necesita de la miseria de otros países para seguir manteniendo su socialdemócrata estado de bienestar. Hollande se agacha. Sánchez sonríe. Muchos tienen la conciencia limpia… de no usarla.

]]>
jvbarcia 2015-07-01 17:35:48
Tierra de nadie - El hijo pródigo de los Botín vuelve a casa http://blogs.publico.es/escudier/2015/07/el-hijo-prodigo-de-los-botin-vuelve-a-casa/ Los estudiosos de la biología no acaban de ponerse de acuerdo sobre si el ser humano es altruista por naturaleza o, por el contrario, es genéticamente egoísta y la educación atempera sus instintos. Existe, de hecho, un estudio con hormigas que intenta demostrar que hasta estos bichos muestran una generosidad inaudita con sus congéneres, hasta el punto de que al sentir próxima la parca se alejan del hormiguero por si lo que les mata fuera contagioso. ¿Acaso la filantropía, o en su caso la ‘filartropía’ va a ser patrimonio exclusivo de unos artrópodos?

Está probado que hay individuos que, sin venir a cuento se alejan de los suyos, donde tiene reconocimiento y ganan un pastón, para irse a hacer el bien desde el Gobierno de la nación, y una vez conseguido su propósito tras una denodada entrega al bien común, regresan por donde solían para ser recibidos como héroes. Algunos lo llaman altruismo aunque en realidad es lo que viene conociéndose como una comisión de servicios.

Uno de los ejemplos más claros de esta conducta ha sido observada recientemente en el nuevo secretario general y del consejo del Banco de Santander, Jaime Pérez Renovales. Como una hormiguita, este abogado del Estado renunció en diciembre de 2011 al abultado estipendio que le proporcionaba su puesto de director general de la entidad para convertirse en el subsecretario de Soraya Sáenz de Santamaría en Presidencia y dedicarse en cuerpo y alma al servicio público a cambio de 60.000 míseros euros. Su gesto fue reconocido en su despedida por la propia vicepresidenta, que más que deshacerse en elogios, se licuó como la sangre de san Pantaleón.

Es cierto que desde Moncloa el empleado de los Botín tenía una atalaya privilegiada para saber todo lo que se cocía en el Gobierno, empezando por la reestructuración y saneamiento del sistema financiero, y que por sus manos han pasado todas las grandes reformas de las que Rajoy saca pecho. Su primera función, según el propio Ministerio era ésta: “La ejecución de las directrices para la organización y coordinación de las actividades del Consejo de Ministros, de las Comisiones Delegadas del Gobierno y de la Comisión General de Secretarios de Estado y Subsecretarios”. Es decir, que en estos últimos años no se ha movido un papel en el Ejecutivo que no haya pasado por sus manos y en el que no haya podido influir.

Es verdad también que no existe banquero en el mundo que no vendiera su alma al diablo -si no hubiera hecho antes la transacción- por tener a uno de los suyos en el epicentro del poder político, emboscado con sus manguitos entre los legajos con los que se dirige el país. Y no deja de ser una evidencia que a alguien así, conocedor de los secretos del Gobierno y hasta los del Estado, en la medida en que el CNI depende jerárquicamente de Presidencia, le bastaría con haber completado la primaria para hacerse con una agenda de contactos digna de un emperador.

Todo lo anterior es una verdad incuestionable pero no vamos a deducir por ello que los motivos de este amante del género humano no hayan sido completamente desinteresados.

Después de hacer tanto bien a los demás, o sea a nosotros, Pérez Renovales ha decidido retornar como el hijo pródigo al banco que le perdió hace cuatro años. Ha podido cruzar en horas la puerta giratoria porque es un profesional como la copa de un pino y porque, curiosamente, la ley de incompatibilidades no rige para los pobres subsecretarios. Allí se ha jugado la columna de tantas palmadas en la espalda que ha debido recibir para felicitarle por su ascenso. En la entidad admiran su gesto, sus obras y su agenda de contactos. El altruismo en los bancos siempre tiene recompensa.

]]>
Juan Carlos Escudier 2015-07-01 11:22:13
Sombreros de colores - GARANTÍAS y SOSTENIBILIDAD del SISTEMA SANITARIO PÚBLICO de Andalucía http://blogs.publico.es/joan-carles-march-cerda/2015/06/28/garantias-y-sostenibilidad-del-sistema-sanitario-publico-de-andalucia/ Andalucía ha empezado fuerte la legislatura actual, presentando un anteproyecto de ley de GARANTÍAS Y SOSTENIBILIDAD DEL SISTEMA SANITARIO PÚBLICO DE ANDALUCÍA. Es el primer texto que presenta el nuevo consejero de Salud, Aquilino Alonso.

aquilino y susana

El consejero de salud de Andalucía ha comentado con respecto al anteproyecto de ley que la ley de salud facultará a la Junta a minimizar los copagos del Gobierno y que blindará la sanidad pública y la universalidad.

El documento que va a ser enviado al Parlamento y que va a tener un proceso importante de PARTICIPACIÓN tanto de profesionales, entidades como de la ciudadanía, tiene en primer lugar una exposición de motivos,  unas disposiciones generales, una explicación del objeto y definiciones para entrar a  explicar el Sistema Sanitario Público de Andalucía y los principios de esta Ley.

En su exposición de motivos se dice lo siguiente:

Con la protección del derecho a la salud establecido por las normas antes citadas, el Sistema Sanitario Público de Andalucía se ha construido por la Comunidad Autónoma como un sistema de salud que responde a concretos valores o principios, como son:

logoYOSI

 

  1. la universalidad de la asistencia
  2. la equidad en los niveles de salud de la población
  3. la igualdad efectiva en las condiciones de acceso al sistema sanitario público
  4. la consecución de la igualdad social y el equilibrio territorial en la prestación de los servicios sanitarios
  5. la calidad de la asistencia
  6. la integración funcional de todos los recursos sanitarios públicos
  7. la planificación, eficacia y eficiencia de la organización sanitaria y de la utilización de los recursos sanitarios
  8. la descentralización, autonomía y responsabilidad en la gestión de los servicios
  9. la participación de ciudadanos y ciudadanas y profesionales del sistema sanitario público
  10. la promoción de salud, tanto individual como social, y
  11. la mejora continua de la calidad de los servicios, situando al paciente, como protagonista, en el centro del Sistema.

recortes

Estos valores o principios han impregnado todo el desarrollo normativo realizado por la Comunidad Autónoma en materia de salud, tales como:

  1. la libre elección de médico y de centro sanitario por parte de los pacientes y usuarios,
  2. el establecimiento de un tiempo máximo para el acceso a los servicios y tratamientos
  3. el disponer los pacientes de una segunda opinión facultativa sobre su procesos
  4. la posibilidad de poder expresar la voluntad vital de forma anticipada
  5. el reconocimiento de derechos y garantías de la dignidad de la persona en el proceso de la muerte
  6. la mejora de salud comunitaria a través de políticas de protección y promoción de la salud, etc

Encontramos en el anteproyecto los siguientes títulos, capítulos y artículos:

El TÍTULO I se centra en las Garantías del Sistema Sanitario Público de Andalucía y habla de la Perdurabilidad del Sistema Sanitario Público de Andalucía, de la garantía de los principios del Sistema Sanitario Público de Andalucía, de la garantía de los derechos de la ciudadanía ante el Sistema Sanitario Público de Andalucía, de la Garantía de acceso a la cartera de servicios del Sistema Sanitario Público de Andalucía y de la garantía de la universalidad de la asistencia

El TÍTULO II se centra en la Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público de Andalucía, analizando los valores en que se sustenta la sostenibilidad, la garantía de los valores en los que se sustenta la sostenibilidad del Sistema Sanitario Público de Andalucía, la  Sostenibilidad económica, la financiación del Sistema Sanitario Público de Andalucía, el plan de Gestión del Sistema Sanitario Público de Andalucía, los Ingresos generados por el Sistema Sanitario Público de Andalucía, la Compra de bienes y servicios, el Uso racional del medicamento, la Tecnologías sanitarias y de los Profesionales del Sistema Sanitario Público de Andalucía. hay un capítulo ligado a la Sostenibilidad social, que habla sobre la Equidad, la Orientación a resultados del Sistema Sanitario Público de Andalucía, el Diálogo con la sociedad, la Eficiencia del Sistema Sanitario Público de Andalucía, la Calidad de los servicios, la Promoción y prevención de la salud, la atención a la cronicidad, la gestión clínica, la coordinación de servicios sociales y sanitarios, la gestión abierta: transparencia y participación del Sistema Sanitario Público de Andalucía.  Además de la sostenibilidad social hay un capítulo sobre la Sostenibilidad ambiental, otro sobre la Sostenibilidad del Conocimiento, la Investigación y la Innovación, con artículos sobre el Impacto del conocimiento, la investigación y la innovación en la sostenibilidad del Sistema Sanitario Público de Andalucía y el Compromiso presupuestario en la generación del conocimiento, investigación e innovación en Salud. Se habla del Plan Estratégico de Investigación e Innovación en Salud, de la Carrera investigadora y del Plan Integral de Formación.

Asimismo, tiene una disposición adicional única sobre la garantía de los derechos de los usuarios ante los centros e instituciones sanitarias de titularidad privada.

profile-type-relate-big-38d44416862303bb4e6144c1215448bfEuropean-Patients-Rights-Day

La profundidad y duración de la crisis económica está condicionando una reducción de los ingresos económicos de las Administraciones Públicas y, por tanto, poniendo en riesgo cierto el mantenimiento de las políticas sociales. Mediante esta Ley, la Junta de Andalucía pretende fortalecer los instrumentos para asegurar a los ciudadanos, las prestaciones y servicios del Sistema Sanitario Público, facilitando su adaptación a la aparición de nuevos avances tecnológicos y terapéuticos y fortaleciendo el carácter público de las políticas de salud, como garantía de los valores del propio sistema, así como las condiciones de equidad en el acceso para toda la población.

cuidar9

Tiempo habrá para el debate y la discusión. Hoy lo dejamos como objeto de información.

]]>
Joan Carles March Cerdà 2015-06-28 23:49:07
¡Eureka! - El vuelo a pilas ‘made in Spain’ http://blogs.publico.es/eureka/2015/06/28/el-vuelo-a-pilas-made-in-spain/ axter1

Por Christian González

Una pequeña empresa española se ha propuesto poner solución a un problema que causa cada año 600 accidentes, 70 muertes y pérdidas por un valor de 24 millones de euros. Se trata de los fallos de motor en aviones ligeros. ¿Cómo? Mediante una tecnología que ya es habitual en los automóviles: la propulsión híbrida.

Si hoy es habitual ver coches que utilizan motores eléctricos de gasolina para conseguir un ahorro económico, la empresa madrileña Axter Aerospace se ha propuesto utilizar esta tecnología para evitar accidentes. Daniel Cristóbal y Miguel Ángel Suárez han logrado diseñar y crear un sistema permite a una avioneta que por un fallo pierda la propulsión seguir volando con un motor eléctrico. Uno de los primeros pasos antes de que llegue el avión totalmente eléctrico, otro de los proyectos en los que trabaja esta joven empresa.

¿En qué consiste este avance? ¿Cómo funciona?

Lo diseñamos como un sistema de seguridad, pero en realidad es un sistema de propulsión híbrida. Los aviones pequeños suelen llevar un solo motor de gasolina en el morro, de donde saca la potencia para volar. Lo que hemos hecho es intercalar un motor eléctrico entre el motor tradicional y el avión. De este modo conseguimos una arquitectura híbrida y en caso de que el motor de combustión falle en vuelo, tienes ese motor eléctrico que da propulsión a la nave durante otros 20 kilómetros.

El sistema está compuesto por el motor eléctrico, una estructura de soporte del motor, un embrague que intercalamos entre ambos motores, una batería y un sistema de control del motor. Todo es diseñado y desarrollado por nosotros, excepto el motor eléctrico y las celdas de litio de las baterías. El paquete de baterías también lo ensamblamos nosotros. Además integramos un sistema BMS (battery management system), que gestiona la carga de las celdas de la batería.

Aunque el primer objetivo del diseño es la seguridad, al final el sistema significa que llevas un motor híbrido, es decir, que tienes la potencia disponible del motor de gasolina más la potencia del eléctrico y puedes usarlos al mismo tiempo, como un coche híbrido. Nuestro avión de ensayos, por ejemplo tiene 100 caballos de potencia en el motor de gasolina y 40 en el eléctrico. Eso significa que si quieres tienes disponibles 140 cv, para situaciones necesarias como despegues. Además en operaciones que requieran poca potencia, por ejemplo cuando el avión se desplaza por la pista, podrías utilizar únicamente el motor eléctrico. Eso tiene la ventaja de que la operación ahorra combustible y es silenciosa. Además el mantenimiento del motor de gasolina es muy caro, si le restas horas de operación estás ahorrando costes de mantenimiento.

¿Ya existía alguna solución similar?

Hasta ahora no había nada. Hace tiempo un fabricante de aeronaves hizo una arquitectura diferente y con otro objetivo pero no lo llegó a comercializar. Además no estaba destinado a la seguridad. También existe algún prototipo de avión híbrido pero con otro tipo de arquitectura.

¿Queda mucho para el avión totalmente eléctrico?

Para uno pequeño no. De 2 y 4 plazas, 450 kg. al despegue o 600 kg., nosotros hemos lanzado un proyecto con la Comunidad de Madrid para que nos financie parte y estamos a la espera de su respuesta; y  estamos a punto de lanzar un proyecto a través del CDTI de avión eléctrico. Ya hay algunos prototipos en la industria. Airbus tiene un avión llamado EFAN, pero de momento se utiliza un poco como instrumento de marketing porque un avión muy caro. Y hay más prototipos. Hace poco se presentó un avión eléctrico chino con 40 minutos de autonomía, pero al parecer están teniendo algunos problemas.

¿Cómo surgió la idea? ¿Cómo la llevasteis a cabo?

Daniel y yo somos los socios principales. En 2011 yo trabajaba para Airbus y él para CT Ingenieros, empresa que ahora participa nuestra sociedad y que es uno de los socios de Airbus en Europa. Estábamos juntos en el mismo departamento de ingeniería y en una charla de café le conté que me estaba sacando la licencia de piloto. Al aprender a volar tu instructor te enseña el procedimiento de fallo del motor, y te intenta enseñar que si falla el motor tienes que estar siempre precavido para que el incidente sea lo menor posible. Es decir, que tienes que estar siempre preparado para buscarte la vida y ver dónde poder aterrizar.

axter2

Al decirle a Daniel que cuando sacase la licencia le llevaría a volar, me dijo que le daba miedo eso que le había contado. Empezamos a pensar cómo podría solucionarse y de ahí surgió la idea.

Constituimos la empresa y luego conseguimos financiación pública del CDTI (Centro de Desarrollo Tecnológico Industrial) que financia empresas tecnológicas. Hicimos todo el trabajo de desarrollo de plan de negocio, etc. y nos concedieron financiación para un proyecto innovador. Además subcontratamos a  la Carlos III para desarrollar la tecnología de la electrónica de control del motor y de baterías.

¿En qué fase se encuentra? 

Llevamos ya un año y medio volando con el prototipo. El producto está disponible para aviones experimentales. Para aviones no experimentales hace falta conseguir las certificaciones. Ya estamos en proceso de hablar con los fabricantes para que ellos modifiquen su certificado y los clientes puedan optar a montar el sistema como un extra de la aeronave.

Hemos estado en dos ferias del sector. Una en Alemania, donde se celebra el evento anual más importante de Europa de aviación ligera, y también en el París Air Show, que es la feria de aviación comercial más importante del mundo. En ambas hemos recibido mucho feedback por parte de otras empresas. El producto ya está disponible. Hay empresas interesadas pero aún no tenemos ninguna oferta de compra.

¿Qué ha sido lo más complicado en su desarrollo?

La financiación, sin duda. Nosotros dejamos nuestros trabajos, invertimos también nuestro dinero. Llegó un momento en que no podíamos asumir personalmente el coste y fue muy difícil. Eso y encontrar el partner, que al final fue el mejor de los que podíamos tener pero lo pasamos muy mal para encontrarlo. Íbamos a foros de inversores, buscábamos un business angel… pero estos perfiles no conocen la aeronáutica y no les llamaba la atención.

¿Es más difícil para una empresa tecnológica como la vuestra innovar en España?

Sí. Sin duda. Es así al mil por cien. Hemos recibido ofertas desde el extranjero para salir hacer el proyecto fuera, por ejemplo en Inglaterra. Pero preferimos quedarnos aquí por temas personales… El feedback que tenemos de proyectos similares en otros países es totalmente diferente. En EEUU, por ejemplo… Lo de allí es un mundo aparte. Aunque hemos encontrado la financiación del CDTI, y estamos muy agradecidos por ello, a nivel de empresa nosotros aún no hemos generado dinero, porque aún no vendemos nada, pero tenemos un gasto de pago de autónomos, de gestoría, de seguridad social, etc. que lo que hace es sacar dinero de la empresa sin ningún valor añadido. Y en otros países eso no se tiene que adelantar o no se paga.

axter

¿Qué creéis que podría mejorar en España para que proyectos como el vuestro salieran adelante?

Se puede mejorar no poco, muchísimo. Por ejemplo, con ayudas fiscales. Que una empresa innovadora que está empezando no tenga que pagar la cuota de autónomos, o que se le vaya acumulando y cuando genere dinero se empiece a pagar. En cuanto a las ayudas, los organismos como el CDTI son muy lentos. Desde que presentas un proyecto hasta que lo consigues pasa un año y medio y en ese tiempo un competidor te puede adelantar. Si en España la burocracia es muy lenta, para las empresas mucho más.

Luego también se podría mejorar cómo se invierten las ayudas. El CDTI, por ejemplo, mueve mucho dinero, pero gran parte se lo llevan empresas grandes. Airbus se lleva muchos millones de euros al año en subvencione. Empresas grandes que son las que menos lo necesitan. Se podría hacer mucho más. Se podría invertir más en innovación porque al final es lo que exporta y lo que genera empleos.

]]>
Opinión 2015-06-28 07:00:18
Ciudad Popular - Las paradojas y las múltiples caras del independentismo http://blogs.publico.es/ciudad-popular/2015/06/17/las-paradojas-y-las-multiples-caras-del-independentismo/ El  independentismo catalán oscila entre la calle y las urnas. La movilización ciudadana en la calle es soft, lúdica, pacífica y tierna, entre Frank Capra y Walt Disney. Es pura apariencia. Hay en ella un fondo insurreccional, un rechazo del Estado español, a su arrogancia ignorante y excluyente, a sus políticas públicas al servicio de los privilegios y a sus prácticas represivas. El independentismo solo en parte está motivado por el catalanismo identitario. Para muchos expresa una aspiración latente a una democracia con semillas autogestionarias que substituya un Estado que genera alienación ciudadana, exclusión social y corrupción política.

El proyecto recuperacionista, respecto a las grandes manifestaciones,  del gobierno de la Generalitat y de CiU (con el apoyo  permanente, aunque presuma de crítico, de ERC) se instrumentó con la convocatoria de elecciones. Su formulación aparece duro, amenazante, con una “hoja de ruta” como varita mágica que mueve montañas. Una ruta que nos lleva a la independencia. “Evidente” repite Oriol Junqueras. Aunque no guste al gobierno español, “evidente” de nuevo nos repite el lider de ERC. Se construyen “estructuras de Estado”, se da como supuesto que habrá una mayoría  soberanista y se apunta la posible declaración unilateral de independencia. Pero todo es pura apariencia. Una escenografía bonita, pero no confundir Venecia con la de Canaletto. La transición acelerada  de la calle (consulta no legal del 9 de noviembre a la que fueron a votar más de dos millones trescientos mil ciudadanos) al discurso de Mas unos días después fue un tímido termidor. El retorno a la política representativa, a la competencia entre los partidos y la apertura de un período preelectoral. El presidente de la Generalitat convocó elecciones autonómicas con vocación plebiscitarias como alternativa a un referéndum. Queriendo o sin querer se desmovilizó momentáneamente a los ciudadanos. Sin embargo su convocatoria se situaba entre la elecciones municipales y las generales, aunque éstas podrían adelantarse.

La famosa “hoja de ruta” se iniciaba con dos inconvenientes importantes.. Uno la desmovilización ciudadana que  lógicamente enfrió el ansia independentista. El otro el carácter de las elecciones municipales que facilitaron la emergencia de nuevos actores políticos y la cuestión Catalunya-España quedaba bastante al margen de las temáticas ciudadanas. A lo que se añade el déficit político del independentismo. En vez de ampliar su base como fue inicialmente con el objetivo “derecho a decidir” tanto la ANC como ERC y CiU radicalizaron su reivindicación: la independencia pura y dura. Lo cual además el independentismo político convertía su hoja de ruta en un callejón sin salida: se partía de la base de una consulta legal y de una independencia pactada pero al mismo tiempo creaba un frente españolista en lugar de aislar al PP y contribuir a un cambio de gobierno que probablemente podría estar dispuesto a dialogar. El resultado no puede ser otro que la frustración permanente.

¿Tiene sentido mantener la propuesta de elecciones avanzadas e incomprensibles para la mayoría social, falsamente plebiscitarias pues en la práctica mediante candidaturas partidarias sin un objetivo unificante y que solo pueden derivar en una frustración principalmente de los independentistas?  Se convocan como alternativa a la imposibilidad legal de convocar una consulta o un referéndum legal que para sus convocantes debería legitimar el proceso independentista. Sin embargo no es seguro ni tan solo probable que haya una mayoría clara favorable al duo CiU-ERC. Las políticas públicas, demasiado próximas a las del PP, les harán pasar factura. Pueden dar lugar a otro plebiscito en su contra. En el caso que haya una mayoría en favor de la independencia ¿qué harán el día siguiente? Una declaración unilateral de independencia parece inconcebible aunque CUP y ERC pueden plantearlo. CiU continuará en su línea actual, ganar tiempo, mantenerse en el gobierno y hacer ver que se están construyendo las “estructuras de Estado” mientras esperamos tiempos mejores. En resumen las expectativas que habrá generado esta convocatoria plebiscitaria se convertirán en una gran frustración social. En su fuero interno intuyo que esperan que alguien, por ejemplo la ANC, les proponga un aplazamiento hasta después de las elecciones generales. En beneficio de todos, independentistas o los que optan por ahora por el derecho a decidir, parece que la mejor solución es aplazar las elecciones. O que una confluencia como la que ha emergido en Barcelona y otras ciudades de Catalunya sea la base de un bloque capaz de dialogar con el gobierno español, siempre que los resultados previsibles de las elecciones generales hayan alumbrado una nueva mayoría política.

El independentismo más explícito (ERC, CUP) actúa a veces como si esperara que las manifestaciones hasta ahora únicamente expresivas y discontinuas generarán en una insurrección ciudadana y una nueva mayoría parlamentaria asumiera la nueva situación  revolucionaria.  Pero por ahora no hay indicios que se produzca una rebelión abierta frente al Estado, que podria derivar en conflicto violento. No parece que ni las mayorías parlamentarias catalanas ni los manifestantes de los 11 de setiembre estén por la labor. Por lo tanto la única posibilidad de modificar la relación de Catalunya con el Estado es mediante el diálogo y el pacto. Lo cual requiere un cambio de mayorías en las Cortes españolas y un gobierno distinto que no sea el muro actual, incapaz de resolver los problemas de las clases mayoritarias y de los pueblos de las nacionalidades  por la vía política.

En resumen el objetivo político del independentismo no puede ser otro que confluir con otras fuerzas políticas catalanas y españolas que desplacen al PP y sus marcas blancas del poder político en el Estado español.  Partidos como Podemos y similares para ganar votos en España no pueden apoyar el independentismo aunque  si el derecho a la consulta o la autodeterminación como defendieron todos los partidos democráticos a finales del franquismo. No se trata de abandonar el independentismo, está hoy muy arraigado y es el principal motor de movilización democrática. Incluye independentistas nacionalistas, a los que lo apoyan debido a las provocaciones del autoritarismo españolista. O los que lo aceptan hartos de los gobiernos del PP y des sus políticas, y también de CiU. Éstos y esperan también un cambio político profundo en Catalunya. Y no olvidemos que  en las manifestaciones o en la consulta informal había también los que están a favor de un diálogo que el gobierno español niega, los que consideran  legítma una consulta formal que permita al pueblo catalán expresar sus aspiraciones. Muchos ven en el independentismo una forma de combatir a los gobiernos del PSOE antes y sobretodo del PP después y hasta hoy. También hay  los que no se manifiestan pero que desean un cambio en las relaciones con el Estado español, pues si bien el independentismo quizás no llega al 50% los favorables al status actual  son por ahora poco más del 20 %.

Un nuevo gobierno español con talante democrático y dialogante permitiría que en Catalunya apareciera una mayoría que optara por una relación de interdependencia, con fórmulas diversas que no sean ni sometimiento al Estado español ni de secesión pura y dura. O en todo caso que se pactara una solución amistosa y evolutiva. El independentismo es visibilizado muchas veces como la confrontación entre dos esencias identitarias, españolismo y catalanismo. En realidad es sobretodo una incomunicación entre un gobierno immobilista en España y una sociedad con vocación de autogobierno en Catalunya.

]]>
ciudad-popular 2015-06-17 14:28:27
No hay derecho - Gobernar sin perder el impulso utópico * http://blogs.publico.es/no-hay-derecho/2015/06/15/gobernar-sin-perder-el-impulso-utopico/ Gerardo Pisarello
Jurista y primer Teniente Alcalde del Ayuntamiento de Barcelona  (@G_Pisarello)

Conciudadanos y conciudadanas, representantes institucionales y sociales, vecinos y vecinas de todos y cada uno de los 73 barrios de la ciudad, ciudadana Alcaldesa:

Para el grupo municipal de Barcelona en Común, esta sesión refleja un momento histórico, extraordinario.

Miles de barceloneses y barcelonesas, sin pedir permiso a nadie y desafiando el discurso del miedo, han decidido abrir en la ciudad un nuevo ciclo político.

Este anhelo de cambio nos compromete y nos responsabiliza.

Miles de vecinos y vecinas que aman la ciudad han dicho alto y claro que sienten que la están perdiendo, que no quieren que Barcelona sea un simple escaparate, con desigualdades crecientes, con precariedad y al servicio de unos pocos.

Miles de vecinos y vecinas que aman la ciudad han dicho también que no quieren tener unas instituciones opacas, que no los escuchan y que demasiado a menudo convierten la función pública en un negocio privado.

Al igual que el 15 de mayo de 2011, este 24 de mayo los electores han dicho de manera muy clara que quieren más y mejor democracia. Democracia política y también democracia económica. Aquí, en las instituciones, pero también fuera de ellas: en los barrios, en las escuelas, en las empresas, en los lugares de trabajo.

Esta reivindicación, al menos en parte, no es nueva. Es una voz antigua.

Es la voz de la Barcelona libertaria y republicana. La ciudad de Joan Peiró y de Lluís Companys.

Es la voz de la Barcelona que siempre se ha rebelado contra el centralismo, contra el autoritarismo y las injusticias.

Es la voz de la Barcelona que tantas veces ha mostrado que es posible crear formas de producir, de trabajar, de vivir, basadas en la cooperación y no en la competencia descarnada de todos contra todos.

Estamos aquí con la voluntad de honrar y enriquecer este legado, que no es patrimonio de ningún partido.

Ahora que se hacen tantos cálculos y pronósticos sobre la gobernabilidad de la ciudad, quizá convenga recordar que la diversidad de concejales y concejalas que tenemos hoy aquí es el fruto de un hecho incontestable: el aumento de participación en todos los barrios de la ciudad, sobre todo en los barrios más humildes, de aquellos que habían perdido la ilusión en la política municipal.

Los ciudadanos y ciudadanas, sobre todo aquellos con más dificultades, nos han dado una oportunidad para cambiar y dignificar las instituciones y para recuperar el empuje que Barcelona siempre ha tenido.

No podemos fallarles. No tenemos derecho a frustrar su esperanza ni a pensar solo en nuestros intereses inmediatos.

Si este consistorio quiere ser un auténtico parlamento de la ciudad, hará falta mucho diálogo y predisposición a aprender los unos de los otros.

He escuchado atentamente al resto de grupos municipales. Agradezco de entrada la forma en que se han expresado y celebro la voluntad de colaborar que, unos con mayor intensidad que otros, pero todos de manera suficientemente explícita, han mostrado en su intervención.

Tenemos por delante muchos retos compartidos: el primero de todos, devolver credibilidad a la política. Y esto quiere decir renovar las instituciones de forma leal, cambiando las maneras de hacer y mostrando que la función pública no es un lugar para el enriquecimiento personal, sino una actividad de servicio a la ciudadanía conforme a criterios de bien común.

Por eso invitamos a todo el mundo, sin exclusiones, a apoyarnos, gobernando o desde la oposición, desde el acuerdo o desde la diferencia, para mandar obedeciendo: para mandar obedeciendo a una ciudadanía que exige ser partícipe real de las grandes decisiones y que exige, con razón, soluciones urgentes y equitativas a los problemas colectivos.

Muchos de estos problemas tienen, ciertamente, que ver con un tipo de capitalismo financiarizado, sin bridas, que favorece la concentración de poder en pocas manos, que amenaza la pervivencia de los pequeños y medianos emprendedores, que genera sufrimiento y desigualdades entre sectores cada vez más amplios de la población y que pone en riesgo la supervivencia misma de la vida en el planeta.

Los hombres y mujeres con que nos hemos ido encontrando a lo largo de esta campaña electoral no esperan que hagamos lo imposible o que cambiemos esta realidad de la noche a la mañana.

Pero saben fundadamente que si modificamos algunas prioridades, si conseguimos acabar con ciertos privilegios inaceptables, y sobre todo, si acometemos desde el primer momento un cambio cultural, de mentalidad, podemos avanzar en la construcción de una ciudad en la que la vida pueda ser vivida con dignidad.

La mayoría de barceloneses y barcelonesas están persuadidos de que podemos hacer las cosas mejor y quieren tener esta oportunidad.

No empezando de cero, sino aprovechando lo que muchos concejales y concejalas antes de nosotros, lo que muchos alcaldes del pasado –desde Carles Pi i Sunyer al mejor Pasqual Maragall- y sobre todo, lo que miles de vecinos y vecinas del común ya han hecho por esta ciudad.

En las elecciones del 24 de mayo, Barcelona en Común ha abierto esta posibilidad. Y lo hemos hecho a través de una mujer que encarna lo mejor que esta ciudad tiene para ofrecer.

Barcelona ya ha tenido algún alcalde de origen popular. Hilari Salvador, el último alcalde de la Barcelona republicana, por ejemplo, era hijo de un pescador de la Barceloneta. Le tocó ser alcalde de una ciudad asediada y bombardeada. Era un hombre de gran coraje y muy a menudo se lo podía ver en la calle dirigiendo las tareas de salvamento poco minutos después de un bombardeo.

Barcelona ha tenido muchas mujeres que han dado por ella lo mejor de sí mismas. Montserrat Roig, María Mercè Marçal, la ejemplar María Salvo, que está hoy aquí con nosotros, Emilia Llorca, inolvidable luchadora vecinal de la Barceloneta, y miles de mujeres, jóvenes y mayores, que batallan día a día para que la vida sea sostenible.

Hoy asistimos a un hecho histórico: investir alcaldesa a una mujer sencilla y valiente, que es nueva en la política institucional, como muchos de nosotros, pero que lleva años, como muchos de nosotros, trabajando para garantizar derechos, para conseguir una sociedad justa, democrática, sin exclusiones y sin discriminaciones.

Ada Colau, madre de un pequeño barcelonés al que querrá dejar un futuro pleno de oportunidades y esperanzas, personifica un proyecto colectivo, impulsado desde abajo por mucha gente. Un anhelo de cambio, un sueño que muchos de nosotros queremos convertir en realidad.

Antes, durante y después de la campaña, ha dicho que quería ser alcaldesa de toda la ciudad.

De una ciudad en la que no haya barrios de primera y de segunda.

De una ciudad en la que nadie se sienta solo ni se sienta extranjero.

De una ciudad no acepte resignada que haya gente sin casas y casas sin gente.

De una ciudad que respete a la gente que vive, que trabaja y que genera auténtica riqueza en ella.

De una ciudad más amable, hecha a la medida de nuestros niños, de nuestra gente mayor, es decir, hecha a la medida de todo el mundo.

De una ciudad, por fin, capital de Cataluña y dispuesta a participar activamente en la construcción de un país mejor, más limpio y más justo.

Este anhelo de cambio no es únicamente nuestro. Hoy se ha expresado también en Badalona, con Dolors Sabater; en Madrid, con la querida Manuela Carmena; en Zaragoza, con Pedro Santisteve; en Valencia, con Joan Ribó; en Coruña, con Xulio Ferrerio; en Santiago, con Martiño Noriega; en Cádiz, con José María González; y antes, en Ática, con Rena Dorou y en muchas ciudades europeas que piden un cambio similar.

Queremos hacer un gobierno honrado y más justo. Y también queremos hacer un gobierno realista y responsable, que resuelva con la máxima eficacia los problemas concretos de la gente de esta ciudad. Sin embargo, sabemos bien que para conseguir aquello que es posible y necesario, será imprescindible preservar el impulso utópico que nos ha traído hasta aquí.

Ese “sí se puede”, ese impulso, es el que nos han legado nuestros abuelos y abuelas, nuestros padres y madres, y es el que queremos dejar en manos de nuestras hijas e hijos. Porque como nos dejó dicho nuestro añorado Eduardo Galeano: “La utopía está siempre en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Entonces, ¿para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar”.

Muchas gracias y ¡que vivan los vecinos y vecinas de Barcelona!

* Discurso pronunciado por Gerardo Pisarello, en el Saló de Cent del Ayuntamiento de Barcelona, en su toma de posesión como concejal y primer Teniente de Alcalde de la capital catalana, el 13 de junio de 2015. Traducido del catalán por la revista Sinpermiso.

]]>
Opinión 2015-06-15 00:35:26
Se cuecen habas - Nuestro cambio, su miedo http://blogs.publico.es/esther-vivas/2015/06/13/nuestro-cambio-su-miedo/ Esther Vivas

“Ada Colau era hasta ahora un personaje folclórico”. Son las palabras que el presidente del Banc Sabadell Jose Oliu dedicó a la nueva alcaldesa de Barcelona, una vez conocidos los resultados electorales. No son las únicas muestras de inquietud entre el sector empresarial. El mismo Xavier Trias, cuando aún era alcalde en funciones, reconoció que los “poderes económicos” le habían presionado para conseguir un pacto que lo aupara como alcalde.

Para la élite económica catalana, según declararon a algunos medios, “no se trata de interferir, sino de ayudar al entendimiento entre las distintas fuerzas para que se consolide la mejor opción para asegurar la salida de la crisis en la capital catalana”. Aquí reside el quid de la cuestión, pues la salida a la crisis que plantea Barcelona en Comú está en las antípodas de la del establishment, donde se incluye Convergència i Unió. O se da una salida a la crisis favorable a los de abajo o a los de arriba, ambas, como se ha visto, son incompatibles.

Igual patrón se siguió en Madrid con el llamado a realizar pactos “antiPodemos”, a propuesta de Esperanza Aguirre, a quien le ha resultado inconcebible perder la alcaldía de Madrid. Un grito desesperado a formar gobiernos de concentración contra, los que algunos han llamado, “extremistas” y “radicales. Una propuesta con poco recorrido más allá del Partido Popular. Y es que los que siempre ganan no se acaban de creer que han perdido. Del mismo modo, que los que siempre perdemos no estamos acostumbrados a ganar.

La calle protagonista

Lo que ha sucedido este fin de semana, con la constitución pública de los ayuntamientos, ha tenido escenas inimaginables ya no años atrás sino hasta hace pocas semanas. Las lealtades, así como el miedo, han cambiado de bando. “Los jefes son los ciudadanos” en el ayuntamiento de A Coruña,  mirada puesta en una auditoria ciudadana en Cádiz, “gobernar escuchando” en Madrid,  puertas abiertas en el consistorio de Valencia y “echadnos a la calle si no cumplimos” en Barcelona. Las cosas están cambiando.

La calle, en está ocasión, ha sido también protagonista. No solo las instituciones se han llenado para la celebración de las correspondientes investiduras, sino las plazas, como antaño en 2011, se han convertido en una auténtica fiesta. Lo hemos visto en Zaragoza, Madrid, Valencia, Barcelona, A Coruña, Badalona… donde soplan vientos de ruptura. ¿Quién decía que la política no interesaba? Los “outsiders” de lo institucional han llegado a los ayuntamientos intempestivamente. Ya lo decía el filósofo francés Daniel Bensaïd: “La revolución llega cuando menos se la espera, la puntualidad no es su fuerte”. Tomemos nota.

Apoyo popular

Antes, sin embargo, hemos oído el aullido del miedo. Previamente a la contienda electoral, cuando algunos acusaban a Manuela Carmena de tener “sintonía” con ETA o intentaban incluso vincular, ni que fuese indirectamente, a Ada Colau con Bin Laden. Vivir para ver y escuchar. Si esto sucedía antes del 24 de mayo, me pregunto: ¿Qué va a suceder después? Como ya hemos visto en otras latitudes, los que siempre han mandado no se rinden fácilmente cuando ven cuestionados su poder y sus privilegios.

Voces de alarma se han levantado cuando se ha dicho que se pararían los desahucios, se remunicipializarían los servicios públicos, se auditarían los contratos con las grandes empresas o se han cuestionado subvenciones astronómicas a grandes eventos como la Fórmula1 en Barcelona. De aquí que algunos prefiriesen el recambio, vía Ciudadanos, al cambio. En Barcelona también los principales responsables de la Guardia Urbana, nombrados a dedo en su momento, han amenazado con dimitir. Los intentos de generar “alarma social” por parte del poder de siempre están servidos.

De aquí, el necesario e imprescindible apoyo popular. Ada Colau lo tiene claro, y así lo ha dicho al salir a la plaza Sant Jaume, ante miles de personas, después de ser investida alcadesa: “No nos dejéis solos”. Que así sea.

]]>
Esther Vivas 2015-06-13 22:36:26
Bocacalle - Recado al papa Francisco en la muerte de Zerolo http://blogs.publico.es/felix-poblacion/2411/recado-al-papa-francisco-en-la-muerte-de-zerolo/ Como consecuencia de la grave enfermedad que padecía, acaba de morir en Madrid a los 54 años de edad Pedro Zerolo, miembro de la Ejecutiva Federal del Partido Socialista y secretario de Movimientos Sociales y Relaciones con las ONG del PSOE. Yo no sé si sería factibe que el papa Francisco, que vive en Roma, y tan magníficas y hasta evangélicas declaraciones ha venido haciendo a lo largo de su pontificado en pro de un mundo más justo, tendría a bien informarse de lo que un día uno de sus sacerdotes en España dijo a propósito de la enfermedad de Zerolo, cuando toda persona de bien expresó al político socialdemócrata su apoyo en tan duro trance. La emisión de la bazofia tuvo lugar en Alerta Digital TV y el cura Jesús Calvo se expresó en los siguientes términos: “En la misma teología se sabe que el mismo pecado tiene su sanción. No me extrañaría nada que eso fuera un efecto de la divina providencia, que intenta ejemplarizar contra los que se ríen de la virtud”, comentaba el sacerdote en referencia al cáncer de Zerolo.  El cura aprovechó la ocasión para reclamar la pena capital para todos aquellos que están a favor del aborto. “Hay mucha basura social. Se ha quitado la pena capital desgraciadamente, que es doctrina de la Iglesia católica, y habría que eliminar a mucha gentuza de esa que está haciéndole la vida imposible a los inocentes”. ¿No debería el santo padre evitar en lo posible que pastores como Calvo sigan ejerciendo el sacerdocio con tan ignominiosa interpretación del proceder que guía a la divina providencia? ¿Qué pinta un cura como Calvo en esa iglesia de caminos nuevos que postula Francisco? ¿O es que lo de Francisco es mera mercadotecnia y cambio de imagen?
]]>
Félix Población 2015-06-09 10:21:02
Lloviendo piedras - No cantemos victoria, aún no hemos ganado. http://blogs.publico.es/tania-sanchez/2015/06/09/no-cantemos-victoria-aun-no-hemos-ganado/ El resultado de las elecciones del 24 ha traído una ola de ilusión y alegría a las calles de Madrid. Las desbordantes muestras de apoyo durante la campaña de Ahora Madrid, expresaban ilusión por la victoria posible, que parecía inimaginable cuando las encuestas otorgaban un resultado modesto
La alegría de la noche electoral, no sólo no ha parado, sino que ha seguido creciendo y multiplicando el potencial de cambio para un Madrid empeñado en recuperar el pulso de la ciudad que siempre ha sido, la que quisieron enterrar en ladrillo y milagrosamente resistió para florecer en esta primavera del cambio.
Es la certeza de haber ganado una segunda oportunidad para abrir un nuevo tiempo y reinventarnos desde lo mejor de nuestro pasado, soñando con un futuro que no se niegue a sí mismo. Desde esa seguridad de la victoria conquistada se anuncian las grandes líneas de un gobierno aún por componer, las que querremos traspasar, y aquellas a las que ni nos acercaremos para no tener ni el riesgo de pasarlas.
Y yo, desde cierta distancia, desde la experiencia de un año lleno de revolcones que cambian todo de un día para otro, en cuestión de horas, o minutos, no puedo evitar que una fecha me repique en la memoria. No puedo evitar acordarme de un 10 de junio de 2003. No puedo olvidar que aquel día el cambio de Madrid se frustró en una jugada que llevó semanas gestar y minutos ejecutar limpia e irremediablemente.
Aquel día no sólo la condición humana de dos miserables truncaron las esperanzas de millones de madrileños. Además aquel día, quienes mandan sin presentarse a las elecciones, descubrieron que podían llegar mucho más lejos de lo previsto para proteger sus intereses y que nada pasaba. Aquel día, quienes manteníamos la esperanza en el Madrid del futuro, descubrimos con una mezcla de estupor y amargura, cuán lejos habían llegado doblegando a Madrid bajo el yugo de la tangentópolis, hoy más conocida como “black tarjetópolis”, en la que la implicación de todos sirvió para desmantelar una sociedad civil que, hasta entonces, siempre había estado a la altura.
A días de la investidura de Manuela como alcaldesa, no puedo evitar pensar en el origen del Tamayazo, un poder económico intranquilo ante las declaraciones de Simancas sobre la presidencia de Caja Madrid, y no dejo de pensar que es de obligada lectura, para hacer política en Madrid, el ensayo de Juan Carlo Escudier sobre la biografía de Florentino Pérez, “Florentino Pérez, retrato en blanco y negro de un conseguidor”.
Lo más doloroso de aquel junio de 2003 fue nuestra incapacidad de movilizarnos frente al robo electoral.

Ha costado mucho salir de aquel páramo de indiferencia social. Ha resultado muy costoso dar los primeros pasos para recuperar un pueblo consciente de su poder político. Hoy las cosas han vuelto a su cauce, y las calles de Madrid están más vivas que en décadas. Sigamos tejiendo una tupida red de hombres y mujeres dispuestas a ejercer su tarea ciudadana hasta las máximas consecuencias para que nunca más algo tan fácil, como comprar a dos, implique hundirnos a millones.

Y sobre todo no olvidemos que, hasta el sábado, todo es posible, porque un poder económico que se piense sin influencia en el poder político es impredecible.

]]>
Tania Sánchez Melero 2015-06-09 03:21:19
De aquí a Lima - El lado oscuro de los premios gastronómicos http://blogs.publico.es/de-aqui-a-lima/2015/06/05/el-lado-oscuro-de-los-premios-gastronomicos/ Fernando Ruiz

El mundo de la alta cocina anda estos días recuperándose de la resaca de la gala de los World’s 50 Best Restaurants,  celebrada recientemente en Londres.  Este premio que concede la revista británica Restaurant y que es conocido también con el nombre del patrocinador, San Pellegrino (agua mineral propiedad de Nestlé)  compite en el universo galáctico de la mesa y el mantel almidonado  desde 2002 con las estrellas que concede la Guía Michelin desde 1926.

Las diferencias de los criterios entre una lista y otra son grandes.  La Guía Michelin asigna “estrellas” a restaurantes que cumplen con los estándares de calidad en los siguientes puntos: calidad de los ingredientes, habilidad en prepararlos y combinar sus sabores, nivel de creatividad, consistencia de estándares culinarios, relación calidad precio. Es un premio global a la calidad de la comida. Los encargados de visitar los locales son personas que trabajan para la Guía con experiencia en el mundo de la hostelería y hacen su cometido de forma anónima. Las estrellas Michelin abarcan 23 países.

Los Word´s 50 Best  llevan a cabo un ranking de restaurantes que se califican en atención, fundamentalmente, de  la experiencia gastronómica que, en conjunto, se obtiene cuando se visita. Es decir, además de la comida, se tiene en cuenta el local, el entorno,  el servicio… Los encargados de visitar los restaurantes son más de 900 personas, externas a la organización: cocineros, restauradores, críticos, gastrónomos, etc. Están divididos por regiones geográficas y cada experto tiene que votar por un número determinado de  restaurantes. El Top 50 incluye restaurantes de todo el mundo.

A mi juicio ambos premios tienen naturalezas, criterios e, incluso, intereses geoestratégicos diferentes. Pero se complementan. De alguna manera la mayor virtud  de la lista de los Word´s 50 Best  es la de jerarquizar un poco el poder socializado de las estrellas universales que confecciona la Guía Michelin, que viene a ser, en pocas palabras,  un simple pero muy prestigioso certificado de calidad.

Siempre he creído que en el mundo de la alta cocina hay una discriminación absoluta de la mujer. Gran parte de los míticos chefs aprendieron a darle vueltas al cucharón de la mano de sus madres y abuelas.  El ama de casa que, con muy pocos recursos, hace un extraordinario esfuerzo de imaginación todos los días para dar de comer lo que más gusta a los miembros de su familia,  la que hace “las mejores croquetas del mundo”,  la de la mano rota para la cocina, la trabajadora que al llegar agotada a casa soluciona la cena en un pispás, no aparece nunca cuando se habla de reconocimientos y alta cocina.  No vale decir que hay excepciones.  Las facultades y escuelas de cocinas están llenas de mujeres. Pero pocas veces llegan a jefe de cocina y jamás suben al podio.

En el mundo de los premios hay intentos que,  por no tener verdaderamente asumido el papel de relevancia de la mujer en los fogones, roza el ridículo como es el de otorgar un premio al mejor chef hombre y otro al de la mejor chef mujer.  Los  Word´s 50 Best conceden en cada edición el Veuve Clicquot a la Mejor Chef Femenina del Mundo. Es una manera de garantizar la presencia de la mujer en los premios, pero es, desde cualquier punto de vista, discriminador porque marca la diferencia. ¿Nos gustaría un Premio Planeta para el mejor novelista hombre y para la mejor novelista mujer? ¿Alabamos un premio para la mejor pintora y otro para el mejor pintor? ¿Entenderíamos un premio Nobel de la Paz para  una mujer y otro para un hombre?. En alguno sitio leí que la magnífica cocinera Carme Ruscadella,  la única mujer del mundo que posee seis estrellas de la Guía Michelin, se negó a formar parte de las premiadas con el Veuve Clicot.

Los premios gastronómicos son exageradamente subjetivos, están sometidos a poco contrl y están basados,  en buena medida, en equilibrios territoriales, conveniencias políticas (en el sentido más  generoso del término), moda imperante, mucha teatralidad y alguna que otra triquiñuela, que determinan el escalafón, las medallas y los banderines. Ni más ni menos como en algún premio español de gran alcurnia, en el que un año descalificaron a un finalista cuando averiguaron que no acudiría a la ceremonia de premiaciones.

Es muy probable que  todo el exceso de marketing e intereses que rodea el mundo de la alta cocina sea imposible de erradicar a medio plazo. Más bien creo que vamos en sentido contrario.  El chef exitoso luciendo como galán de cine es una de las peores señales.

Otro elemento tóxico de los premios  es el fenómeno en alza de la  “hooliganización” de la gastronomía. Se parte de un principio falso y perverso que es la búsqueda premeditada de una  obligada conexión entre los premios gastronómicos con la calidad de la gastronomía en el mismo país. A partir de aquí, con criterios de forofos deportivos y  de patriotismo mal entendido, se mezcla todo en la batidora y  tenemos un mejunje que confunde tu propio país  con la posición en los rakings de los premios de cocina. Y como pongas un pero o les discutas, te masacran. Igual que con el fútbol en algunos países. Pero los premios gastronómicos no tienen nada que ver con los premios deportivos, en los que hay una competencia real y física que se puede medir por número de victorias o por tiempos cronometrados. Pero al fanático eso le da igual. ¡¡Campeones, campeones, oe, oe, oe!!.

Y  así vemos  a gente que salta enloquecida de alegría porque le han dado un premio internacional a un restaurante lujoso de su país, sin haber puesto los pies en el lugar; da igual el país que sea. Los mismos tics que el futbolero un lunes en la barra del bar. Es como ser devoto del Athletic de Bilbao y no haber acudido jamás a San Mamés, a la catedral.

]]>
de-aqui-a-lima 2015-06-05 22:14:31
Recuperar el presente - La celebración de la política http://blogs.publico.es/recuperar-el-presente/2015/06/02/la-celebracion-de-la-politica/

Javier Franzé
Profesor de Teoría Política. Universidad Complutense de Madrid

La política cotidiana, tal como se presenta, reducida a la batalla electoral, contrapunto de declaraciones, encuestas, tertulias mediáticas, “controles” parlamentarios, “debates” electorales televisados, “congresos” partidarios y demás etcéteras, obliga al voluntarismo filosófico a quien quiera adivinar las cosmovisiones que mueven a los partidos. Ante tal panorama, nadie diría que el pluralismo ―tan valorado por todos y practicado por casi nadie― realmente existe y tiene razones fuertes que lo animan.

Y, no obstante, las hay. Este libro es una prueba de ello. Quizá la diferencia, y de ahí su interés, es que las expone. En efecto, a través de un rico diálogo, Chantal Mouffe ―pensadora postmarxista y teórica del agonismo― e Íñigo Errejón ―Secretario Político de Podemos― van desgranando con claridad ―por una parte― los fundamentos de una mirada sobre lo político, la democracia, el populismo, la representación, el eje izquierda/derecha y ―por otra― el diagnóstico que, gracias a esa perspectiva, surge del pasado reciente, del presente y del futuro de la democracia española.

Mostrar la relevancia que el modo de representarse el mundo tiene para la política práctica ya hace valioso este libro, en especial en estos tiempos de despolitización de la vida pública, que reduce la decisión política a cuestión técnica, en especial económica.

¿Cuál es esa visión expuesta en este libro? Hay un pilar fundamental, del cual probablemente deriva todo lo demás: la primacía de lo político. Contra la visión tradicional de la izquierda marxista (en especial, marxista-leninista), pero también del liberalismo (y sobre todo del liberalismo económico), lo político ―sostienen los autores― no es lo que “administra” lo económico, lo cultural, lo social en definitiva. No es un derivado de “lo social”, sino que más bien lo crea.

El mundo de la política no es sólo el Estado, las instituciones, el parlamento, los partidos; no es eso que cotidianamente aparece en las secciones de “política” de los medios. Más bien lo político es la forma fundamental que adquiere la sociedad: la relación entre gobernantes y gobernados, la distinción entre lo privado y lo público, el régimen político, las percepciones y creencias dominantes, el sistema económico, las formas culturales y de ocio. Lo político es aquello que da lugar a todo esto que podríamos llamar el orden social y sus actores principales.

Y, otra vez contra la visión de la izquierda y de la derecha tradicionales, este orden general se crea a través de la lucha por el sentido de los “acontecimientos”, afirman Mouffe y Errejón. Las cosas no tienen un sentido propio, inherente, que tenemos que “descubrir” (“la historia es la lucha de clases”; el hombre es egoísta y busca su beneficio privado), sino que dependen del sentido que les demos: no son nada hasta que les damos un significado. ¿Qué ha ocurrido en España en estos últimos años? ¿Una “crisis”, como afirman algunos, o una “estafa”, como dicen otros? Estamos ante un “hecho” que todos reconocemos pero sin ponernos de acuerdo sobre su significado. Y, por lo tanto, sobre su diagnóstico y su solución. Estamos, ni más ni menos, ante lo político: el debate sobre la construcción y el sentido de la realidad. Debate que no se cierra con la verdad, y no porque haya pasiones sectarias de poder, sino porque estos acontecimientos no admiten una verdad. Esto expresa el pluralismo democrático, y por ello la democracia es ―para Mouffe― agonismo o consenso conflictivo: un acuerdo sobre las normas que nos permiten discutir y sostener proyectos políticos opuestos.

Esta visión antiesencialista de lo político y de la democracia explica el título del libro: el pueblo no es algo dado en lo social, ni es un dato demográfico, sino algo a construir por lo político. Preguntarse quién es el pueblo es interrogarse quién es el protagonista de la democracia (¿quién tiene derecho a imaginar, ser escuchado, decidir?; ¿quién tiene palabra, quién emite ruidos?; ¿cuáles son los problemas de todos?)  y por eso quien lo define construye su hegemonía. Hegemonía no es imposición, sino la perspectiva particular ―todas lo son― que contingentemente se vuelve general. Los autores proponen un pueblo, una voluntad colectiva basada en los valores de igualdad y libertad efectivas para todos, contra el neoliberalismo y despolitización dominantes, y por eso implica radicalizar la democracia.

Este libro es interesante porque se puede leer de muchas maneras: para saber más sobre Podemos, sobre el agonismo, el postmarxismo ―reflexión que tiene en Estrategia y Hegemonía Socialista, escrito por Ernesto Laclau y Chantal Mouffe en 1985 el texto seminal―, sobre la historia reciente de la democracia española, el populismo, y sobre todo esto a la vez. En este sentido, el libro es una gran incitación a seguir leyendo y, a la vez, a discutir de política, es hábito olvidado en España.

Sin pretender reducir la lucha política a debate intelectual, sería deseable que todos los partidos o actores que luchan por el poder político presentaran sus razones y motivos como lo hace este libro. Porque quizá sea ese empobrecimiento del debate público lo que vuelve protagonistas a los expertos en el cálculo de poder inmediato, a los que saben a quién sacar y a quién poner, pero no imaginar un país: a los puros políticos de poder, como los llamaba Weber, que incumplen la cualidad fundamental del político cabal: colocar la causa, sus valores, por encima de sí mismo, y por ello están dispuestos a asumir en primera persona la responsabilidad por las consecuencias de sus decisiones.

Desde los diversos puntos de interés que pueden llevar a leerlo, discutamos este libro. Sobre todo, por pasión política, que es la pasión por los otros.

Hegemonía y radicalización de la política

Fragmento de Construir Pueblo con Íñigo Errejón y Chantal Mouffe

Chantal Mouffe: Cuando uno vota, sentir que eso puede contribuir a un cambio y que su voto va a crear una real diferencia me parece fundamental. Es interesante porque en el actual modelo de postpolítica consensual al centro se elimina lo que en política es una cosa constitutiva: su carácter partisano. Como lo hemos visto, para pertenecer a un «nosotros» se necesita que haya un «ellos» y en el campo de la política democrática eso significa que ese «ellos» sea un adversario. Creo que una de las razones por las cuales en muchos países hay cada vez menos gente que se interese por la política, con el aumento constante de la abstención, es que la diferencia entre centro derecha y centro izquierda es tan mínima que no sienten que haya algo que esté realmente en juego. Me acuerdo cuando en 2002 en Francia hubo esa famosa elección donde Jospin, candidato socialista, fue eliminado en la primera vuelta por Jean-Marie Le Pen. Hablando con mis estudiantes les decía en broma que la diferencia entre Jospin y Chirac era como entre Coca-cola y Pepsi-cola. Jospin, que por cierto es una persona muy decente, tuvo la mala idea de decir en la campaña contra Chirac: «Yo no soy socialista». La mayoría de mis amigos me dijeron que no iban a votar por Jospin en la primera vuelta, solo en la segunda. La gente no se movilizó por Jospin porque no había pasión. Y de ese modo pasó Le Pen a la segunda vuelta dejando fuera a los socialistas.

Íñigo Errejón: Porque no hay nada sustancial en disputa. Las decisiones fundamentales se toman en esferas muy alejadas de la capacidad de control ciudadano y por poderes no electos. Los representantes, por su parte, cada vez se parecen más entre sí y menos a sus representados. En ausencia de confrontación de ideas y proyectos, la democracia languidece y crecen la renuncia, la desafección, la crisis de representación y la ocupación de las instituciones por poderes de minorías poderosas.

Chantal Mouffe: Por supuesto, lo que necesita la política es que algo sustancial esté en juego y que los ciudadanos tengan la posibilidad de escoger entre proyectos claramente distintos.

Íñigo Errejón: En mi opinión, en las situaciones de estrechamiento «postpolítico» de la democracia, el grueso de las decisiones se está tomando en ámbitos que quedan fuera de la soberanía popular. Y sobre lo que decide la soberanía popular, la democracia, es sobre alternativas que son más bien variantes de un mismo consenso. Eso no puede marcar una diferencia real en la vida de los ciudadanos ni por supuesto despierta ningún tipo de pasión. Es normal, pues, que la gente abandone la política a los «expertos» o a las grandes maquinarias.

Chantal Mouffe: Claro, por eso es que en muchos países la gente no está interesada en la política. Una consecuencia de esto es el desarrollo del populismo de derecha. Hay que reconocer que los populistas de derecha, como es el caso actual de Marine Le Pen en Francia, entienden mucho mejor la naturaleza de la lucha política que la mayor parte de los partidos progresistas. Por ejemplo, ellos entienden la formación de identidades colectivas y que la política consiste en construir un «nosotros». También entienden el papel de los afectos colectivos —lo que yo llamo las pasiones— en la construcción de un «nosotros», así como la importancia de los símbolos y la necesidad de ofrecer una alternativa. Evidentemente la alternativa que ofrecen no es solamente completamente ilusoria sino también inaceptable para los progresistas. El problema es que los partidos de izquierda creen que solo se pueden utilizar llamados a la razón porque eso de movilizar las pasiones es lo que hace la derecha «fascista».

Íñigo Errejón: Claro, aquí eso pasa mucho. Especialmente para los sectores liberales que se dicen progresistas, toda pasión colectiva conlleva el germen del totalitarismo, lo cual es una forma de renuncia a cualquier ideal compartido de postular el tiempo plano del fin de la historia y por tanto de la posibilidad de cambiar lo injusto. Para estos sectores movilizar la pasión con algún tipo de identificación afectiva sería algo potencialmente totalitario porque la libertad contemporánea y madura estribaría en individuos solitarios que deciden asépticamente, a ser posible no en la calle, sino desde el sofá de casa. Estos sectores han visto horrorizados nuestro énfasis en recuperar los afectos en la política y el goce de compartir identificación. Lo que dices de los populismos reaccionarios o populismos de derecha me parece muy interesante, no solo por el fenómeno en sí, sino por lo que revela de lo que se está moviendo y de las posibilidades que se abren en nuestras sociedades y de quién va a ocupar ese espacio si no lo ocupan fuerzas democráticas. Por una parte yo creo que los populismos reaccionarios han sido capaces de recuperar la idea-fuerza de comunidad, de que hay que construir una comunidad en un momento en el que hay más incertidumbre, más precariedad, más miedo, más inseguridad hacia el mañana, reconstruir una «idea-fuerza» de comunidad, que una fantasía liberal-conservadora descartó demasiado pronto.

Chantal Mouffe: Además no les fue difícil recuperar esa idea de comunidad, dado que los teóricos de la tercera vía han declarado que las identidades colectivas se han vuelto obsoletas y que hemos entrado en la era del individualismo.

Íñigo Errejón: Por otra parte está la cuestión del discurso políticamente incorrecto. La posibilidad de un discurso antiestablishment que haga frente a las élites, a sus costumbres y a sus palabras y que lo haga sin reparos, y también sin reparos a ser atacado, es un valor en los momentos de descomposición de las lealtades tradicionales. La audacia, incluso si conlleva que el adversario te ataque más o te dé más duro, es un valor. Y es un valor que si las fuerzas democráticas o progresistas no asumen, lo va a asumir claramente la ultraderecha.

En nuestro caso nacimos impugnando, con humildad pero también con osadía, una cierta pusilanimidad de la izquierda existente, que parecía haber olvidado que la democracia y la conquista de derechos exigen valor para restaurar el respeto por los de abajo, y que eso puede obligar a escoger posiciones y perder la sonrisa o la palmada en el hombro de los privilegiados. Cuando un orden es injusto, hay que atreverse a nombrarlo y a desafiarlo. Nosotros lo hemos hecho y lo estamos pagando, la reacción del conjunto de sectores que defienden el statu quo está siendo feroz. Quizás la diferencia entre las diferentes formas de construir identidades populares sea fundamentalmente esta: quién es el adversario, con quién confrontas.

Chantal Mouffe: El discurso antiestablishment puede ser articulado de varias maneras y por eso es muy importante no abandonarlo a las fuerzas de derecha. En el caso de Grecia es evidente que si no hubiera existido Syriza, el partido neonazi Amanecer Dorado tendría mejores resultados que los que tiene ahora.

Íñigo Errejón: Claro, y ahí siempre está la discusión de ¿cómo se combate a los populismos de derecha? Hay una idea entre las fuerzas de izquierdas que es muy equivocada, que entiende que si se hace un discurso similar —en el sentido de «popular»— se les está ayudando, allanando el camino. Cuando en realidad yo creo que lo que les ayuda es dejarles todo ese terreno de los afectos colectivos libre para ellos; así como otro terreno clave, que es el de la hegemonización de la identificación nacional. Es un error regalarle a las fuerzas más reaccionarias la posibilidad de representar ellos una idea de país, un proyecto de patria fuerte construida contra los más débiles, contra los que vienen de afuera, contra las naciones minoritarias o en forma chauvinista en vez de reconstruir una idea cívica, popular y democrática de país, con instituciones sólidas y garantistas, solidario e incluyente. Un patriotismo democrático, progresista y popular.

Chantal Mouffe: Encuentro que es un problema real que en la izquierda haya generalmente una actitud muy negativa respecto de la idea misma del patriotismo como si solo pudiera manifestarse bajo formas reaccionarias.

Íñigo Errejón: La pelea por la hegemonización, por la identificación nacional, me parece que es clave. Otra idea importante es cómo la ultraderecha, que no es clasista, es decir, que no basa su política en las clases sociales, ha sido capaz de interpelar a sectores más diversos y construir potencialmente bloques nacional-populares más amplios.

Chantal Mouffe: Ellos son los gramscianos realmente.

Íñigo Errejón: Gramscianos de derechas.

Chantal Mouffe: Sí, absolutamente. Desgraciadamente ellos han entendido a Gramsci mejor que muchos sectores de la izquierda. Me acuerdo de que antes de escribir Hegemonía y estrategia socialista, cuando publiqué mi primer artículo sobre Gramsci, donde trataba de defender una lectura no economicista de su concepto de hegemonía, mi interpretación fue criticada por marxistas como Perry Anderson. Dio la casualidad de que estábamos juntos dando seminarios en el CENDES en Caracas y que tanto Anderson como yo hablábamos de Gramsci. Los estudiantes estaban bastante perplejos porque proponíamos lecturas divergentes. En la misma época en Francia la «Nueva Derecha», un grupo intelectual dirigido por Alain de Benoit, organizó un coloquio para promover un «gramscismo de derecha», insistiendo sobre la importancia de la lucha por la hegemonía. La izquierda por su parte no podía entender la naturaleza de esa lucha porque interpretaba la hegemonía en términos de imposición de la ideología dominante. Me temo que el aporte de Gramsci todavía no haya sido realmente asimilado por la izquierda.

]]>
Opinión 2015-06-02 08:00:22
Otra vuelta de tuerka - Llegó la primavera: reflexiones tras una jornada histórica http://blogs.publico.es/pablo-iglesias/1033/llego-la-primavera-reflexiones-tras-una-jornada-historica/ Las elecciones de ayer representan un momento crucial del cambio político en España, sin precedentes desde la Transición. Hay dos elementos que revelan la profundidad del proceso que avanza.

En primer lugar, las grandes ciudades han representado, una vez más en la historia de nuestro país, la locomotora de la transformación política. Los resultados tanto de las candidaturas de unidad popular por las que apostamos en nuestra Asamblea de Vistalegre, en ciudades como Madrid, Barcelona, Zaragoza, Coruña, Oviedo, Compostela o Cádiz, de Compromís en Valencia, así como los resultados de Podemos en las ciudades y grandes poblaciones en las que también se podía votar en las elecciones autonómicas, son reveladores. Podemos gana en Las Palmas de Gran Canaria, en Parla, en Rivas, es segunda fuerza en Zaragoza, Palma de Mallorca, Santa Cruz de Tenerife, Oviedo, Huesca, Teruel, Fuenlabrada, Gijón o Avilés.

En el complejo ecosistema político de Barcelona, la candidatura encabezada por Ada Colau ha ganado las elecciones en un hecho sin precedentes en la historia política catalana. El caso del municipio de Madrid ha sido insólito pues ha mostrado la pasokización del PSOE en la capital de España. Si en algún lugar nuestra apelación al voto socialista ha funcionado de forma arrasadora ese ha sido Madrid, gracias a una candidata que ha sido capaz de sumar a los apoyos consolidados de Podemos, los de buena parte del electorado socialista, dicotomizando el escenario electoral de la capital.

En segundo lugar, aunque de manera más lenta de lo que esperábamos y deseábamos, el bipartidismo ha dejado de servir para entender el sistema de partidos en España. El PP y el PSOE han tenido su peor resultado desde la Transición. Aunque resisten bien en algunas de las comunidades autónomas menos pobladas, la política española ha dejado de ser cosa dos partidos.

UPyD desaparece del tablero político mientras que Izquierda Unida ha comprobado el contraste entre su agotamiento histórico como proyecto político autónomo y la emergencia de los espacios de protagonismo ciudadano como las candidaturas de unidad popular y Podemos. Ciudadanos ha tenido un buen resultado, básicamente a costa del PP, pero ha quedado muy alejado, tanto en los municipios como en las comunidades autónomas, de las expectativas que había despertado entre las élites y sus portavoces, que quizá inflaron de manera contraproducente el fenómeno naranja tratando de ponerlo a nuestra altura.

A falta de saber si habrá o no elecciones en Cataluña, este panorama plantea un escenario inédito en nuestro país para las elecciones generales, en el que la disyuntiva entre continuidad o cambio constituirá el eje de la contienda. Es indudable que el PSOE tratará de apuntarse al carro del cambio pero no lo tendrá fácil; las generales concluirán en buena medida el ciclo político abierto por el 15M y son el escenario natural para nosotros.

Tendremos que trabajar muy duro en estos próximos meses y asumir las dificultades de gobernar y de llegar a acuerdos, pero hemos salido más que vivos de un invierno en trincheras enfangadas en el que nuestro adversario pensaba derrotarnos. Han sido meses difíciles en los que hemos recibido golpes duros, pero hemos sabido encajarlos afrontando con éxito estas elecciones y las andaluzas.

Debemos sin embargo tomar nota de algunas lecciones que han dejado tanto la campaña electoral como el resultado de los comicios.

Por una parte, tras estar a la defensiva durante varias semanas, la recuperación de nuestro discurso de formación que representa a las clases populares y la defensa de los derechos sociales, poniendo en valor a los movimientos sociales, se ha demostrado como el terreno favorable frente a la disputa por la novedad o la regeneración. Aquí Ciudadanos no puede competir con nosotros.

Por otra, la denuncia de la corrupción como modelo económico y político de las élites que encarna el PP, dicotomiza el escenario electoral y sitúa la elección entre continuidad y cambio en los términos en los que nos interesa. Aquí es el PSOE el que no puede competir con nosotros.

Esos dos elementos (defensa de las clases populares y denuncia de la corrupción como elementos inseparables)  son los que nos han permitido ser la única fuerza política estatal que ha desafiado al bipartidismo en muchos municipios de nuestro país y que ha quedado muy cerca de la segunda posición en comunidades como Aragón (a poco más de 6000 votos del PSOE) Asturias (a 14.000 votos del PP) o Baleares (a 18.000 votos del PSOE).

Debemos tomar nota también de la importancia de los liderazgos y los estilos que sirven para ir más allá de una identidad de partido. Podemos no puede ser en las generales un partido más sino un instrumento abierto a la participación y al protagonismo de todos aquellos que apuesten por el cambio.

Se acabó el invierno y llega una primavera que nos llevará a Noviembre. El terreno nos es propicio y a la presencia institucional sumamos la experiencia de combate. Toca salir de las trincheras; quedan pocos meses para el cambio.

]]>
Pablo Iglesias Turrión 2015-05-25 14:07:13
La realidad y el deseo - En Izquierda Unida http://blogs.publico.es/luis-garcia-montero/1613/en-izquierda-unida/ Se acaba la campaña electoral. Los días pasan por el calendario y pasan por el corazón. Las experiencias nos cambian. Las experiencias dan conocimiento, mueven recuerdos, abren puertas, conforman un relato.

Empecé la campaña con la idea de que era necesario ayudar a Izquierda Unida en una situación difícil. Acabo ahora con el convencimiento de que Izquierda Unida ha sido imprescindible para estar con la gente en estos años duros en los que el PP le ha robado el corazón a las instituciones de Madrid. Izquierda Unida es y será necesaria para ayudar a las personas en una situación difícil.

He estado en muchos sitios. La vida cotidiana de Madrid existe más allá de la Puerta del Sol.

La vida de Madrid sucede en los colegios, los institutos y las universidades que han sufrido el daño de los que pueden convertir la educación en un negocio privado. Cuando acudí allí, me encontré con el trabajo de Izquierda Unida.

La vida sucede en los hospitales que han sufrido el ataque de los que pueden convertir la enfermedad y la salud en un negocio privado. Cuando acudí a la marea blanca, me encontré con Izquierda Unida.

La vida sucede en las viviendas públicas que fueron vendidas a los fondos buitres para que los especuladores y un hijo de la alcaldesa de Madrid hiciesen negocio con la precariedad de las personas. Cuando las familias me contaron su necesidad de luchar para impedir el desahucio, Izquierda Unida estaba allí.

La vida sucede en las puertas de las fábricas y los comercios, junto a los sindicatos que se oponen al desmantelamiento de los derechos laborales, el trabajo decente y el salario digno. Cuando acudí al lugar donde combatían los trabajadores, Izquierda Unida estaba allí.

Izquierda Unida, una organización en Madrid de más de 5000 militantes, está en el campamento de los obreros despedidos de Coca-Cola, en la protesta de los trabajadores de Telemadrid o allí donde se juzga a sindicalistas por ejercer su derecho a la huelga.

Izquierda Unida está en los foros feministas, en las movilizaciones LGTB, en las protestas ante la sucesiva privatización del agua del Canal, en la defensa de los Derechos Humanos y en la memoria histórica de los que piden verdad, justicia y reparación para las víctimas de la dictadura.

Y lo más importante es que Izquierda Unida ha estado también en las instituciones, en la Asamblea y en los ayuntamientos de Madrid, haciendo un trabajo muy serio, con estudios y presupuestos alternativos, para dar voz a las reivindicaciones de la gente.

Las disputas internas no sólo sacan a la luz pública lo peor de cada casa, sino que invisibilizan todo lo que se ha hecho bien. Izquierda Unida ha hecho bien muchas cosas. Hace justo un año las encuestas le daban el 20% de los votos de Madrid. Ahora está en una situación difícil, es cierto. Izquierda Unida ha cometido errores, sin duda. Pero la experiencia de esta campaña electoral me ha enseñado que la factura que está pagando tiene menos que ver con sus errores que con sus aciertos y con el sentido de su militancia. En un panorama electoral muy mediatizado por las televisiones y por las campañas de prestigio o desprestigio montadas por los intereses económicos, Izquierda Unida está pagando haber sido un peligro real para las élites, un lugar para la protesta y la lucha organizada.

Antonio Machado nos enseñó que la verdadera libertad no está en decir lo que pensamos, sino en poder pensar lo que decimos. Yo me pregunto: ¿quién ha pensado, quién piensa por nosotros?

Twitter se ha convertido en un resumen de todos los relatos. Desde el día que acepté encabezar por Izquierda Unida la candidatura a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, empecé a recibir insultos por comprometerme con el partido de Bankia y por ser el poeta de los corruptos. ¿De verdad Izquierda Unida es el partido de Bankia y de la corrupción? ¿De verdad tiene las mismas responsabilidades que el PP? ¿De verdad que una persona, corrupta y expulsada de IU, puede servir para negar el trabajo de tantos militantes que llevan años, décadas, participando en todas las luchas en favor de la dignidad de la gente? ¿A qué obedece el relato y la deslealtad de los vociferantes?

Detrás de la caricatura, están los proyectos políticos y los intereses personales. ¿Quién ha pensado por nosotros? ¿Quién ha jugado a abrir la crisis en el interior de la izquierda organizada justo cuando la izquierda había conseguido convertirse en un referente social para cambiar las reglas del poder?

Desde que a Julio Anguita se le ocurrió hacer una pinza con el PP para acabar con el PSOE nunca había vivido una situación tan disparatada. No sé cómo acabará esta historia, ni cuáles serán los resultados. Pero esta campaña electoral me ha enseñado que tengo razones para sentirme orgulloso de militar en Izquierda Unida. Mi compromiso con el futuro no tiene que ver con una táctica electoral o con la espuma de una ola, sino con mi oposición a este capitalismo descarnado y con una herencia recibida por la que hemos tenido que pagar un impuesto de sucesión muy alto.

El patrimonio de mi izquierda ha pagado muchos impuestos en juicios, cárceles, muertes, luchas, soledades, decepciones personales y sueños rotos. Más que en guerra contra las consecuencias de una crisis, estamos en lucha contra el modelo económico que la produce.

Sea como sea, esta campaña electoral me ha enseñado que Izquierda Unida está ahí, estará ahí, transformándose, pero leal a sus valores, dispuesta a hablar con todos los que quieran transformar la realidad y conseguir que la política mire a los ojos de la gente.

Ahora lo que necesita Madrid es expulsar al PP de sus instituciones.

]]>
Luis García Montero 2015-05-21 08:22:19
El cambio en Madrid - Derechos para todos http://blogs.publico.es/el-cambio-en-madrid/2015/05/20/derechos-para-todos/ “Que tiempos serán los que vivimos que hay que defender lo obvio”, se lamentaba Bertolt Brecht. Desgraciadamente, a día de hoy seguimos en la misma tesitura: se convierte en revolucionario algo tan obvio como defender los derechos humanos de los inmigrantes. Darles rostro, darles identidad, permitirles el acceso a los servicios básicos, al margen de sus cuitas administrativas, debería ser un imperativo moral de todo gobernante digno de tal nombre.
Pero no es así. El gobierno de la derecha en nuestro país, el que padecemos en Madrid desde hace 26 años, actúa justo en el sentido contrario. Les arrebata el acceso a la salud, el acceso a la educación, el acceso a servicios sociales básicos, por el simple mecanismo de hacerles invisibles. Armados con un papel, o mejor dicho, con la carencia de él, pretenden desterrar de la sociedad a los más débiles, los más necesitados. Y, si persisten en su molesta presencia, se les insulta y se les humilla, como ha hecho en esta campaña Esperanza Aguirre con las personas sin techo, a las que pretende expulsar, después de sus casas, también de las calles.
Por eso, los socialistas hemos propuesto, y llevaremos a la práctica si los ciudadanos progresistas nos dan su confianza, dotar a todas las personas en situación irregular administrativa, una identificación municipal, expedida por el Ayuntamiento, que les garantice el acceso a los servicios más elementales para un ser humano: la salud, una vivienda social, unos servicios sociales que les atiendan y protejan en su difícil situación.
Con este ‘DNI local’ la población inmigrante podrá solicitar atención sanitaria en los centros municipales de Madrid Salud, podrá acceder a la bolsa de pisos sociales que pretendemos articular a partir de las 40.000 viviendas vacías que los bancos tienen en la capital. También podrán garantizar, por medio de los servicios sociales municipales y el Fondo de Emergencia contra la pobreza energética y la malnutrición, que pensamos dotar al menos con 6 millones de euros, que tanto sus hijos como ellos mismos podrán alimentarse y protegerse del frío.
Todo es obvio. De ahí, desgraciadamente, su carácter revolucionario en los tiempos que corren. Se trata de defender los derechos humanos de este colectivo más allá de las palabras vacías, de las promesas huecas. Con hechos. Con programas. Con ideas. Con coraje político.
No es una promesa electoral. De hecho, la inmensa mayoría de los beneficiarios de esta iniciativa no pueden votar en nuestro país. Pero a los socialistas no nos mueve el cálculo electoral, el tacticismo oportunista. Nos mueven unos valores que pensamos hacer visibles en el próximo ayuntamiento de Madrid. Y a los que no renunciaremos bajo ningún concepto. No es una promesa. Es un compromiso.

]]>
Antonio Miguel Carmona 2015-05-20 14:28:48
Números Rojos - 25-M. El Municipalismo responde http://blogs.publico.es/numeros-rojos/2015/05/19/25-m-el-municipalismo-responde/ Miles de ciudadanos quieren conquistar la gestión de su entorno a través de los movimientos municipalistas. Desde la irrupción de Guanyem Barcelona en junio de 2014, la mayoría de las capitales de provincia y cientos de pueblos han visto nacer iniciativas que aglutinan las sensibilidades de movimientos sociales y plataformas ciudadanas. El objetivo: devolver los municipios a sus residentes. Portavoces de algunas de estas iniciativas responden a 25 cuestiones esenciales.

*Las entrevistas se realizaron a finales de 2014, meses antes de que se conformaran las listas para las Elecciones Municipales del 25 de mayo.

Coordinación: David Losa (@deividlost). Ilustraciones: Ana Adjiman.

mumi

Responden a continuación los portavoces de Ganemos Madrid (actualmente integrado en Ahora Madrid)

1. ¿Cuáles son las bases teóricas del movimiento municipalista que ha surgido en toda España?

Nuestra base son las demandas construidas en los últimos años por la ciudadanía: más democracia, mayor transparencia, más control ciudadano de las instituciones, un reparto más justo de los recursos, fin de la corrupción, etc. Ganemos construye su acción entre los ciudadanos porque es allí donde queremos que se sitúen los mayores niveles de control sobre las instituciones públicas. Hablamos de una concepción de la democracia que no establece una frontera entre lo político y lo social, sino que plantea una relación de interdependencia entre las dos esferas. Se trata de transformar el monopolio de la representación política con nuevas prácticas que cedan el protagonismo a la ciudadanía.

2.¿Cuáles son las principales denuncias municipalistas sobre el actual Gobierno de los municipios?

Hubo un momento en el que se dotó a los ayuntamientos de muchísimas competencias y posibilidades de gestión, pero no se previó una adecuada financiación de los mismos. El resultado fue que no había dinero para desarrollar esas competencias, de modo que los ayuntamientos empezaron a desarrollar tres políticas interrelacionadas: el endeudamiento progresivo, la competencia territorial a través de la especulación urbanística y la producción de “ciudades marca” para extraer beneficios de la economía financiera. Este proceso ha producido el desastre que vivimos ahora, y la única respuesta a esta situación por parte de las élites ha sido quitar las competencias a los ayuntamientos. El mecanismo, que funciona también a otras escalas, es sencillo y perverso: despojar primero de dinero y luego de competencias a las instituciones cercanas y desde ahí despojar a la propia ciudadanía de sus derechos y sus infraestructuras públicas.

3. ¿Por qué es necesario el movimiento municipalista en este preciso momento?

Porque se abre un periodo de ruptura institucional. Dicho periodo se puso en marcha cuando se modificó la Constitución el verano de 2011 para consagrar nuestro orden constitucional al pago de la deuda privada (convertida por los alquimistas financieros en deuda pública). En ese momento se inicia desde las élites del país una transformación institucional y a continuación se abre una crisis del régimen político del 78. Ante esto la ciudadanía se organiza para componer un nuevo marco democrático. Se trata de un proyecto político muy variado y a muchas escalas: europea, estatal, de las comunidades autónomas y los municipios. Pero es desde el municipio donde podemos construir un cambio que sea tangible para la ciudadanía. Tocar nuestra ciudad, sentir que tenemos la posibilidad de hacer otra cosa con nuestras instituciones es fundamental para creer que podemos vivir otro tipo de vida.

4. ¿Quiénes ganarían y quiénes perderían con un hipotético triunfo del nuevo municipalismo?

Ganaría la ciudadanía en general, que tendría más mecanismos de participación y control y recuperaría servicios públicos esenciales y dignidad. Perdería la pequeña minoría que está precarizando nuestras vidas y haciendo negocio de ello. Ganaría la propia gestión de los servicios al desterrar intereses privados ajenos a lo público que obtienen sus beneficios de precarizar el empleo y de reducir prestaciones sociales. El proyecto del nuevo municipalismo pertenece a la gente, no a un sector X, Y o Z: los derechos son siempre para todo el mundo. Nadie te pregunta a quién votaste para subir a un autobús público o recoger la basura.

Responde a continuación Amparo Bella, de Ganemos Zaragoza (actualmente integrado en Zaragoza en Común)

5. ¿Cuáles serían las medidas más urgentes que tomarían las propuestas municipalistas si llegan a gobernar?

Ante el momento de emergencia social y económica que vivimos, las primeras medidas deberían ser: Asegurar una vivienda digna, con interposición de recursos de paralización de desahucios y facilitando viviendas sociales de rápido acceso. Asimismo, atender las necesidades básicas perentorias, con mejoras en la dotación presupuestaria y de personal. Paralelamente tendríamos que comenzar una auditoría de la deuda para determinar legitimidad o no de la misma y proponer modificaciones presupuestarias a la hora de atender otras prioridades. Por último, urge impulsar un verdadero debate colectivo sobre movilidad urbana para reordenar el transporte público y privado y hacerlo eficaz y ecológicamente sostenible.

6. ¿Qué otras medidas de más largo recorrido se podrían llevar a cabo en el periodo de una legislatura?

Será necesario hacer un plan de valoración de servicios por tareas midiendo la eficiencia de los mismos y su utilidad social y asumiendo los costes que se derivaran de las medidas de largo recorrido en el desarrollo de las medidas urgentes planteadas. La apuesta de futuro debería mirar hacia tres perspectivas: -Municipalización de servicios; -Dotación a la ciudad de energías renovables; -Inversión en empleo, en rehabilitación de viviendas y en la creación y difusión de cultura lejos de la mercantilización de las grandes superficies.

7. ¿Se pueden transformar los municipios y las ciudades sin el apoyo de los Gobiernos autonómico y central?

Somos realistas , sabemos de la interconexión de las políticas económicas y sociales, no existen paraísos, salvo los fiscales que hay que perseguir y atajar. Las posibilidades de acción desde los ayuntamientos dependen en buena medida de las competencias y partidas presupuestarias que se desglosan desde el Gobierno central y autonómico, es por ello que la complejidad de las apuestas municipalistas puede chocar contra muros difíciles de reblandecer. Si apostamos por un modelo energético basado en las energías renovables, dotando a la ciudad con placas solares, por ejemplo, la transformación económica y medioambiental, al menos en este ámbito, será patente.

munibota

Responde a continuación Joan Subirats, portavoz de Guanyem Barcelona (actualmente integrado en Barcelona en Comú).

8. ¿Cómo se puede mejorar la democracia en el ámbito local? ¿Con qué medidas concretas?

Lo que parece bastante obvio es que cada vez hay más presión ciudadana para poder intervenir y decidir en los asuntos que les atañen más directamente. Y ello resulta aún más natural en la esfera de gobierno más próxima a la ciudadanía. Hay mucho terreno a cubrir, tanto en formas de democracia directa como en transparencia y rendición de cuentas. Pueden establecerse elecciones directas de concejales de distrito, fórmulas de consulta sobre los asuntos más relevantes, procesos obligatorios y periódicos de rendición de cuentas, presupuestos participativos, etc.

9. ¿En qué medida puede depender el éxito de cada candidatura municipalista de la persona o personas que encabezan las listas?

Es evidente que las personas no son irrelevantes. Es muy importante el proceso de construcción compartida del diagnóstico, la participación en la confección del programa, en la construcción de la candidatura, y en todos esos casos la horizontalidad y la participación amplia son imprescindible. Pero al final, las personas son también significativas, ya que proceden de procesos concretos, expresan trayectorias que pueden o no ser coherentes con lo que proponen. La construcción de equipos y candidaturas que relacionen bien construcción colectiva y personas con trayectorias coherentes con ese proceso es clave

10. Aplicar un sistema en el que se consulte más las decisiones a la ciudadanía y en el que se fiscalice permanentemente a los poderes políticos, ¿no puede ralentizar la toma de decisiones?

Estamos acostumbrados a considerar que eficacia y participación ciudadana son objetivos antitéticos, pero aunque resulte contraintuitivo, cada vez más ante la complejidad de los problemas actuales en las ciudades, participación, eficacia y continuidad de las políticas a aplicar resultan elementos que necesitan complementarse.

Responde a continuación Diego Jiménez, portavoz de Marea Atlántica (A Coruña).

11.¿Qué sistemas se pueden accionar para evitar la corrupción de sus miembros una vez en el poder?

Perseguimos otra forma de hacer política, que, entre otras cosas, implica que las actuaciones públicas pasen a realizarse de manera limpia y transparente. Para lograrlo, se pueden poner en marcha mecanismos sencillos y establecer normas que dificulten la corrupción de las personas que participen en la vida pública. Proponemos evitar la profesionalización de la política, limitando las funciones de cada representante a un máximo de dos mandatos y haciendo públicos los ingresos y el patrimonio anualmente. Por otro, los cargos electos estarán obligados a someter su actuación al principio de transparencia, y a facilitar la participación ciudadana en la toma de decisiones, dando cuenta de sus actuaciones de manera periódica. Hay que dotarse de los mecanismos necesarios para revocar los cargos electos que incumplan esos compromisos.

12.¿Cree que un partido que gana las elecciones municipales con alguna de las nuevas formaciones ciudadanas puede ejercer la desobediencia civil?

Desobediencia civil se refiere a la practicada por personas y organizaciones sociales frente a normas y acciones emanadas de las instituciones y que se consideran injustas. En este sentido, dudo de si dicho término puede aplicarse al desempeño de un municipio con respecto a otras instituciones (en este caso, los Gobiernos autonómicos o centrales). Ahora bien, si somos capaces de aglutinar las fuerzas suficientes como para gobernar un municipio –no solo desde el punto de vista electoral, sino también en la base social–, deberíamos asumir también el compromiso de llevarlo a sus límites institucionales, con el objetivo de garantizar una vida digna para todos. Esto significará estudiar los márgenes normativos y moverse en las grietas del sistema, lo cual se viene haciendo ya, por ejemplo, en el caso de los municipios que están declarando como ilegítima una parte de su deuda.

13. ¿Con qué debería ilusionarse un votante municipalista y con qué no?

Con todo y con nada. Es cierto que las competencias municipales en el Estado español están profundamente limitadas y que, en algunos aspectos, no pasan de ser una desconcentración de funciones, pero también es verdad que los ayuntamientos pueden hacer mucho más por mejorar la vida de los y las vecinas. Me refiero a las competencias en infraestructuras, obras sociales, guarderías, cultura, etc. Además, por la coyuntura económica y política actual, y por el profundo peso simbólico que tienen las municipales en nuestra historia, pienso que estas elecciones van más allá del espacio local. Hay que enmarcarlas dentro del proceso de rebeldía democrática que está en marcha en toda Galicia y que puede terminar transformando también el país desde abajo.

14.¿Cómo diría que es el perfil de personas que integran las propuestas municipalistas?

Se trata de gente movida por el interés de cambiar la realidad desde un ámbito en el que se ven capaces, sin los objetivos espurios que parecen dirigir la vida de los partidos tradicionales, que han sido los protagonistas de la estafa que estamos padeciendo. Lo que nos mueve es la urgencia y la certeza de que estamos siendo despojados de nuestros derechos –y de nuestros bienes– por una élite que sigue concentrando poder y recursos. Es gente que ha logrado convertir su rabia y su indignación en un vector de cambio en positivo. Que confía en las personas que tiene al lado y se siente capaz de organizarse para quitar a una oligarquía que amenaza con arruinar la vida de las mayorías.

Responde a continuación Margarita Guerrero, portavoz de Ganemos Región de Murcia (actualmente integrado en Ganar la Región de Murcia)

15. Algunas voces procedentes de las nuevas organizaciones municipalistas niegan cualquier orientación en el espectro político. ¿Es deseable o no que se identifique al municipalismo con la izquierda?

En estas iniciativas se está priorizando dar el protagonismo a las necesidades de la gente y a la participación y organización de las mismas para elaborar una alternativa, más allá de estancarnos en el debate del espectro ideológico. No obstante, nuestros principios son afines con los fundamentos de la izquierda.

16.¿Qué mejoras puede esperar un ciudadano medio en su día a día si triunfa la apuesta municipalista?

Cada ayuntamiento tiene sus necesidades y unas propuestas diferentes que responden a su problemática concreta. Estas tienen en común el objetivo de devolver las instituciones a la gente, es decir, que se realice un trabajo para la ciudadanía. La inclusión y participación de los ciudadanos hará que los presupuestos estén enfocados a las prioridades de la mayoría social. El fomento de esa participación y la cercanía de las instituciones será lo primero que notará el ciudadano.

17.¿Es importante que haya una vinculación práctica entre las diferentes apuestas municipalistas?

La vinculación se da en el sentido de que compartimos la preocupación por la degradación de nuestro sistema democrático y los principios comunes antes mencionados, que consideramos como ejes para estas iniciativas que están demostrando que otra forma de hacer política es posible. Además compartimos un sentimiento de esperanza de recuperar las instituciones para la gente. Desde el punto de vista electoral sí nos parece útil el que se identifiquen todas las apuestas municipales y autonómicas como similares, tengan el nombre que tengan.

18.¿Qué cree que harán las diferentes apuestas municipalistas que triunfen para soportar el peso de la deuda municipal que tanto lastra su futuro?

El endeudamiento es uno de los principales problemas del actual sistema económico, ya que genera dependencia y subordinación de la estructura social ante los poderes económicos. Lo primero que hay que hacer es paralizar las políticas megalomaníacas que han llevado la deuda hasta el estado actual. Entendemos que una parte de este endeudamiento es ilegítimo, ya que se ha contraído a espaldas y en perjuicio de las mayorías sociales. La solución pasa por auditar las deudas contraídas y saber que hay parte de ellas que no nos corresponde pagar. Se harán unos presupuestos para satisfacer las necesidades populares en vez de las de la clase oligárquica que ha estado gobernando las instituciones.

Responde a continuación Ysabel Torralbo, portavoz de Ganemos Málaga (actualmente integrado en Málaga Ahora).

19. ¿Tiene sentido que las nuevas propuestas salten al ruedo político autonómico o nacional?

Las propuestas municipalistas son espacios de confluencia basadas en candidaturas ciudadanas, en la construcción democrática y participativa del programa electoral, y en una serie de condiciones de carácter metodológico. Es fundamental que haya primarias con listas abiertas y que los representantes estén sujetos a un código ético bajo el principio de “mandar obedeciendo”. Se pretende una federalización de aquellas plataformas que se rijan por los mismos principios para obtener mayor apoyo social, pero cualquier propuesta que supere el ámbito municipal deberá esperar a la maduración de las iniciativas municipales para que tenga sentido y se construya de abajo a arriba.

20.¿Tiene sentido formar Gobierno con una formación clásica?

Cualquier política de calado, incluidas las posibles alianzas, tendrá que ser decidida por la base social que conforma de la propia propuesta municipalista, para ello se establecerán las formas democráticas de consulta para temas estratégicos que afecten a la representación de la plataforma. Un espacio así surge para romper con un sistema que no protege los derechos de la ciudadanía. Los representantes de este bipartidismo incompetente y caduco difícilmente tendrán la aceptación y el apoyo de la base social de una iniciativa ciudadana como la que promovemos.

21.¿Una hipotética victoria electoral municipalista podría derivar en una desinversión financiera?

El capital financiero ha volcado su interés en operaciones de carácter especulativo, especialmente en sectores vinculados a la construcción que han revalorizado sus activos con oscuras recalificaciones y contratas de obras públicas. Hay que mejorar la capacidad adquisitiva de la ciudadanía, dotándola de los servicios y recursos necesarios mediante un ‘Plan de rescate ciudadano’, establecer una verdadera política de protección y apoyo a las PYMES, y abrir nuevos sectores productivos como las energías renovables.

22. ¿Qué importancia tiene el movimiento feminista dentro del municipalista?

Consideramos que los feminismos deben trabajarse de forma transversal y mediante la interseccionalidad. En principio, nos gustaría hacer hincapié en aspectos que atañen al trabajo doméstico y al trabajo sexual, así como a la precarización de las mujeres y las violencias machistas. Es hora de crear un modelo de ciudad accesible para todas y todos, en el que nos relacionemos desde la igualdad, la solidaridad, la cooperación y el buen trato. Los movimientos feministas tienen mucho que aportar: por una sociedad libre de violencia, por una economía que sitúe a las personas en el centro, por unos servicios públicos de calidad, por una gestión de recursos sostenible, por una sociedad que garantice derechos y respete libertades.

Responde a continuación María Velázquez, portavoz de Ganemos Valladolid (actualmente integrado en Sí se puede Valladolid)

23. ¿Cuál es la postura municipalista sobre la gestión del suelo municipal?

Es determinante configurar una amplia mayoría que nos permita dar respuesta a los desafíos legales planteados por la L.O. 2./2012 de estabilidad presupuestaria (articulo 135 C.E.) y a la 27/2013 que reduce las competencias municipales en materias fundamentales. En el caso del suelo, esta última permite a los municipios destinar este patrimonio público a reducir la deuda del Ayuntamiento. Dada la importancia que se da a través de estas dos leyes al pago de la deuda por encima de nuestro derecho constitucional a disponer de una vivienda digna, habría que plantear una auditoría de esa deuda para saber qué cantidad deben pagar legítimamente los ciudadanos.

24. ¿Cómo debe ser la política de impuestos dentro del municipalismo?

Estamos de acuerdo en que debe pagar más quien más tiene. Un proyecto municipalista puede abrir campos de posibilidad en lo que a priori no son sus competencias, pero eso pasa por el apoyo de mayorías amplias para equilibrar la pérdida de poder adquisitivo que sufrimos los de siempre en materia de impuestos, que graban de forma indigna al más débil y premian al más rico con amnistías fiscales.

25. ¿Contemplan expropiaciones a bienes privados? ¿Bajo qué premisas?

Un Gobierno debe velar por los intereses de los ciudadanos, y más cuando la base de su negocio, y por tanto de su beneficio, parte de la gestión de bienes comunes. Nuestra factura del gas y de luz son hoy insoportables, y el agua es un bien común que no tenemos garantizado porque los ayuntamientos han regalado su gestión a empresas de amigos con las que los propios gobernantes se han beneficiado en privado. El foco, por tanto, no se ha de poner en la medida que tome un Gobierno, sino en la práctica de algunas empresas con respecto a los bienes comunes, algo que tendrá que ser regulado a través de un nuevo proceso constituyente en el que todos decidamos cómo proteger esos bienes.

Consigue aquí tu ejemplar de Números Rojos

 

]]>
Revista Números Rojos 2015-05-19 08:14:20
Solución Salina - A miña lingua é pop http://blogs.publico.es/henrique-marino/2015/05/17/dia-letras-galegas/ Projecto-Mourente

A lingua entra polos oídos e non hai cerume que se lle resista. Pouco importa que o intéprete sexa italiano, catalán, galego ou ata chinés, porque cando a palabra non se entende sempre nos queda a melodía. Ninguén deixou de escoitar a Franco Battiato, a Lluís Llach ou a Andrés do Barro por cantar na súa fala, e iso sábeno ben en Alemania, en Francia e mesmo no estado español, onde o ferrolán se chantou nos anos setenta como un auténtico ídolo xuvenil apto para filmes de sesión de tarde.

Precisamente él, subido nun tren que o levaba pola beira do Miño, abandeirou a canción pop galega e en galego. Pop de popular, como lixeiros e populares foron tamén Xil Ríos ou Ana Kiro, que se atreveu a versionar La Bamba (Ritchie Valens mediante) cun chisquiño de gracia. Eles xiraron como rodas de muíño por salas de festas e verbenas levando o verbo á masa, porque o secreto está nela, xa o dicía o anuncio.

Canción de berce e protesta á marxe, ten feito máis o pop (entendido como corrente artística e cultura da sociedade de consumo) pola normalización do idioma que todas as campañas da Mesa xuntas, aínda que os tendeiros ben agradeceran aqueles cartaces das rebaixas, non tanto pola profusión de xes nos escaparates como polo seu carácter gratuíto, é de supoñer.

Pop, logo, sería Shin Chan e todo o manga xaponés, como pop son tamén as camisetas-souvenir Can de palleiro que con tanto orgullo locen os mozos de aquí e acolá. Pop é o Xabarín Club e tamén Projecto Mourente, primeira experiencia dance na nosa terra. E non tenten sacar agora da manga a París de Noia ou a Panorama, que con eles tamén se baila, pero falamos doutra cousa.

Trátase da absorción, por parte dun artista local, dun xénero ata agora descoñecido en lingua galega: a música de baile, tecno, disco, electrónica ou, para entendérmonos, feita con maquinillos, teclados e computadores. Música dunha era dixital que se resiste a penetrar no noso territorio. OBK ou Camela xa teñen competencia nas pistas, ao que habería que sumar o valor engadido que aporta Mourente. Calquera pode suar, facer xogos de pernas imposibles e cantaruxar mentras baila en galego.

Unha lingua non está normalizada cando se emprega para escribir unha carta de amor ou unha declaración de guerra, senón cando un fica mollado coma un pito na discoteca ao son dunha canción. Entón non hai fronteiras nen diglosias, porque as glándulas sudoríparas non falan idiomas, pero ben saben o que as fai rir e chorar. Si, moitos teñen botado un baile animados por unha gaita ou por berros enxordecedores, pero non nos encadremos.

Non se trata de que as únicas palabras na nosa lingua figuren nas páxinas de opinión e cultura dun xornal, singulares reservas indias do galego, que debería ter máis usos musicais que os vencellados ao folk ou ao rock combativo. Tampouco, falemos claro, do emprego dunha lingua como instrumento político. A normalización pasa polo cabreo que un pillaría, valla como exemplo, se vise a notificación bancaria, eses números vermellos que non son nin de esquerdas nen de dereitas, escrita en galego, e non precisamente por que sexa no noso idioma senon porque andamos faltos de cartos.

Detrás de Projecto Mourente, por certo, agóchase Carlos Valcárcel, profesor de francés que compón, toca e grava cancións na súa casa para que a xente baile na punta do pé. Letras sen consignas nen mensaxes explícitas. En galego, a mesma lingua na que fala, fode e soña. Un feito diferencial, visto a escena musical, que non debería de selo. Viva la fiesta.

______________________________________________________________________

Estou en Twitter e Facebook

]]>
Henrique Mariño 2015-05-17 04:13:26
Repensar Europa - ¿Y si todos fuéramos finlandeses? http://blogs.publico.es/repensar-europa/2015/05/06/y-si-todos-fueramos-finlandeses/ Las pasadas elecciones celebradas en Finlandia el 19 de abril ocuparon el lugar justo en los rotativos diarios, en los informativos de televisión y en la prensa digital: apenas un breve espacio de tiempo y, en general, solo el día posterior a la celebración de los comicios.

Lo propio quizá para nuestros pagos, a fin de cuentas, se trata de una nación de menos de cinco millones y medio de habitantes y cuyo peso económico no es determinante en Europa: un PIB de 200 mil millones de euros en 2014, más o menos. Y desde que Nokia fue vendida a Microsoft el pasado año nos quedamos sin muchas cosas que decir de este país salvo que tiene una educación excelente según los Informes PISA.

El dato más llamativo de las elecciones es el hecho de que, como en otros lugares, un partido xenófobo y sospechoso de más cosas, llamado Verdaderos Finlandeses, dirigido por un personaje de los que dan grima: Timo Soini, ha conseguido auparse a la segunda plaza en número de escaños (la tercera en número de votos).

Pero creo que ese pequeño país puede ayudarnos a entender mejor qué está pasando en Europa y qué podemos esperar del surgimiento y consolidación de organizaciones políticas que, aparentemente, rompen el tradicional sistema de partidos articulado alrededor del eje izquierda-derecha.

Las elecciones las ha perdido la coalición encabezada por el Partido Conservador y que fue el vencedor de los comicios de 2011. Los cuatro partidos que formaron esa coalición hasta el final (el Partido Conservador junto con el Partido del Pueblo Sueco y el Partido Cristiano-Demócrata, además del socialdemócrata) pierden votos y escaños.  El conjunto de esos partidos pasa de 101 diputados a 85. Los dos únicos partidos que ganan votos y escaños, son el Partido del Centro que lidera el empresario Juha Sipilä, partido en la oposición hasta ahora y futuro primer ministro, y los Verdes. La Alianza de Izquierdas pierde 2 escaños y un punto.

El Partido de los Verdaderos Finlandeses que en 2007 tenía algo más del 1% de los sufragios y 5 diputados, pasa a tener en estas elecciones 38 escaños y un 17,60% de los sufragios. Pero pierde un diputado y casi dos puntos respecto a los comicios de 2011.

La Alianza de Izquierdas participó en el gobierno después de las anteriores elecciones y hasta 2014, así es que parece más que probable que haya pagado también el coste de la gestión y de la crisis económica, además de ser un partido marcado por divisiones y confrontaciones traumáticas habituales.

En fin, estamos ante un resultado que puede interpretarse en términos de voto económico: castigo a los partidos de la coalición gobernante que han sido incapaces de poner freno a la recesión.

Por otra parte, podemos constatar la consolidación de un nuevo clivaje en el escenario político alrededor de temas como la Unión Europea, la identidad nacional, la inmigración y eso que se ha denominado “egoísmo del bienestar”.  Es decir, en la irrupción de nuevos actores los factores nacionales o estatales cuentan y mucho.

Pero por muy importante que pueda pensarse sea la irrupción de esta nueva fuerza su papel remite a la presentación de nuevas demandas y a su capacidad de condicionar la agenda gubernamental y las políticas públicas.

La estabilidad del sistema político finlandés no se ve conmovida por esta presencia singular. Como es así, por otra parte, en prácticamente todos los países de Europa Occidental. Salvo el caso italiano, en el resto de países la irrupción de nuevos actores no ha quebrado el sistema bipolar tradicional articulado alrededor del eje izquierda-derecha. De hecho, desde 1960, el único dato relevante en el sistema de partidos surgido de la Segunda Guerra mundial es el colapso electoral de los partidos comunistas y su minimización representativa. Pero hasta mediados de la década de los 80 este cambio venía expresándose como transferencia de votos dentro del mismo bloque electoral.

Como muestra el caso de Ciudadanos en España, especialmente, la consolidación de nuevos actores sirve, adicionalmente, para limitar la transferencia de votos entre bloques y asegurar el espacio de representación de la derecha política.  Los intentos de generar, desde la izquierda social, espacios transversales de representación que fueran más allá de los bloques tradicionales sólo ha tenido éxito, de momento, en Grecia y lejos, en todo caso, de los niveles de representación conseguidos en otros momentos por Nueva Derecha o por el Partido Socialista.

Ni los Verdes-Verdes, ni los ecosocialistas ni las diferentes refundaciones socialdemócratas en varios países han obrado el milagro de reconstruir un partido reformista, nacional y en condiciones de sobrepasar el tradicional clivaje izquierda-derecha. No es que tal cosa no pueda ocurrir, es que de momento no ha ocurrido.

Por otra parte los partidos socialdemócratas, con crisis y todo, siguen siendo la referencia política más votada en la izquierda. Convendría no obviar este hecho. El mantra según el cual la socialdemocracia está en una crisis irreversible y terminal, supuestamente porque han desaparecido las condiciones objetivas para su existencia, debería dejar de enunciarse como una verdad convertida en propuesta política. Las confusiones implícitas en esa relación son tantas que necesitan de otro artículo para ser explicadas.

Los nuevos actores no son solo un fenómeno reactivo, no representan solo un “cansancio de la participación tradicional” y, por lo tanto, un fenómeno transitorio. Son la expresión de la emergencia de nuevos clivajes sociales en busca de representación, del legado político y moral de tres décadas de neoliberalismo salvaje y de crisis de lo público y de cambios sociales profundos que han subvertido la dinámica propia de la representación tradicional. Son vectores que miran en direcciones diferentes y que pueden ser construidos como espacios de representación en función de las singularidades de cada país. Lo que puede dar lugar a una o varias fuerzas políticos en ese espacio.

Pero, hasta ahora, la experiencia muestra la consistencia del eje izquierda-derecha como imaginario político, como identidad incluso y como espacio de representación partidaria. La nueva complejidad no borra esas fronteras, las reinterpreta. No es lo mismo.

]]>
pchaves 2015-05-06 10:00:33
La preguntadora - Voces disidentes en el PSOE ante la campaña electoralista sobre Venezuela http://blogs.publico.es/lapreguntadora/voces-disidentes-en-el-psoe-ante-la-campana-electoralista-sobre-venezuela/121/ Esta semana PP, PSOE, PNV, CIU y UPyD han aprobado en el Congreso de los Diputados una proposición no de ley en la que reprueban a presidente venezolano, Nicolás Maduro, por la detención de sus opositores y le exigen su liberación inmediata. Sin embargo, algunos miembros de estos partidos son capaces de reconocer el oportunismo de ésta y otras iniciativas.

Por ejemplo, Ximo Puig (candidato del PSOE a presidir la Generalitat Valenciana): “Yo creo sinceramente que no hay que poner el foco en ningún país concreto. Creo que hay que hacer una defensa de las libertades en todos los países del mundo y no se puede hacer coyunturalismo en esto. Felipe González tiene derecho y el respaldo para defender la libertad en cualquier país y me parece bien, pero yo creo que no hay que focalizar sólo en Venezuela esta cuestión”.

Más claro, agua. En el PSOE hay disidentes en el discurso antivenezolano. Que no es que no lo vean es que son conscientes de que es electoralista en estos momentos.

El portavoz del PNV, Aitor Esteban, que votó a favor de aquella proposición no de ley, fue aún más lejos: “Estoy seguro de que todos estos pasos, hace medio año o hace un año –porque no había elecciones– pues no se hubieran dado.”

Los partidos que no votaron a favor van más allá del oportunismo. José Luis Centella, portavoz de Izquierda Plural: “No, no es oportunismo. Son intereses superiores. Felipe González manda mucho y quien manda, manda. Y el PP: ya estuvieron algunos de sus dirigentes con el golpe de Estado contra el presidente democrático Hugo Chávez. Más de lo mismo”.

Hace unas semanas, en la presentación del libro de José Bono, pregunté a Felipe González por qué ahora, si López lleva un año preso. Después de un silencio, contestó: “Porque me lo ha pedido la familia, es una respuesta muy sencilla”.

Tratando de justificar esta contestación tan simple –para que no sea simplona– me pregunto si es que quizá ningún familiar de ningún preso político ha acudido nunca a nuestro expresidente socialista más histórico e internacional, buscando su ayuda. Si es así, con la misma sencillez, desde aquí, animo a todos los familiares de presos políticos del mundo a que acudan a este buen samaritano que responderá por todos los demócratas injustamente encarcelados.

Lo más curioso de su declaración es que la hacía a poco de retratarse muy sonriente junto a José Bono, exministro de Defensa de esta España nuestra que, gobernando los socialistas, también tuvo unas excelentes relaciones con Hugo Chávez porque entonces el precio del petróleo hacía a su Gobierno millonario y, por lo tanto, menos malvado.

No cuela, presidente. Con todos mis respetos, no cuela. Ni siquiera cuela para los suyos.

 

 

]]>
Marta Nebot 2015-04-16 17:36:21
Consumidor indignado - Vuelo 4U9525: ¿tendremos transparencia esta vez? http://blogs.publico.es/ruben-sanchez/2015/03/25/vuelo-4u9525-tendremos-transparencia-esta-vez/ El del Airbus 320-211 de Germanwings es el tercer accidente con mayor número de víctimas ocurrido en Francia, tras el ocurrido en Bois d’Ermenonville en 1974, que causó 346 muertes, y el de Mont San Pietro en 1981, con 180 fallecidos.

En estos momentos de máximo dolor, nuestra primera preocupación ha de ser solidarizarnos con las familias y amigos de las víctimas del vuelo 4U9525, a las que debemos respetar cuidándonos de no difundir imágenes e informaciones que puedan herirlas innecesariamente.

No hoy, ni mañana, pero en breve las familias deberán unirse, organizarse, constituir una plataforma o integrarse en una asociación solvente para garantizar que se conozca toda la verdad y se haga justicia. Tendrán que desconfiar de abogados que les garanticen indemnizaciones millonarias al tiempo que les pidan cobrar por adelantado un porcentaje.

Y mucho cuidado con la confianza ciega en el Gobierno. Hoy querrán hacerse la foto con ellos, les prometerán su apoyo en los próximos meses, y posiblemente lo tendrán mientras el tema ocupe un lugar destacado en los medios de comunicación, pero nadie sabe qué ocurrirá después.

Ojalá me equivoque, pero no olvidemos que las víctimas de catástrofes en España no han estado amparadas por nuestros gobernantes. Ni las del Yak-42, ni las del accidente de Spanair en Barajas, ni las del metro de Valencia, ni las del Alvia en Santiago, ni las del Madrid Arena.

Sería, siempre es, absolutamente repugnante que los políticos jugaran con la memoria de los fallecidos haciendo falsas promesas con tintes electoralistas. El Gobierno debe dar la talla. No basta con decretar tres días de luto. No basta con viajar al lugar del accidente. No basta con participar en la investigación si no hay total transparencia sobre lo ocurrido, aunque lo que se descubra sea una corresponsabilidad gubernamental fruto de errores o carencias en los protocolos de control sobre la seguridad en el transporte, tanto las referidas al estado de los aparatos como a las condiciones laborales de su personal.

Es una más de las muchas hipótesis sobre las causas del acidente, pero no sería la primera vez. Al fin y al cabo, ¿qué ha cambiado en la seguridad aérea en España desde el accidente de Spanair?

]]>
Rubén Sánchez 2015-04-13 12:54:53
Lo queremos todo - Tan sencillo como decir sí o no. Debate sobre la investidura en Andalucía http://blogs.publico.es/lo-queremos-todo/2015/04/13/tan-sencillo-como-decir-si-o-no-debate-sobre-la-investidura-en-andalucia-2/ Teresa Rodríguez
Secretaria General de Podemos Andalucía y Diputada del Parlamento Andaluz

Tras el adelanto electoral provocado unilateral e interesadamente por Susana Díaz, expresidenta de la Junta de Andalucía, las cosas se pusieron aún más difíciles para la actual candidata a repetir cargo. Lejos de producirse un voto masivo al PSOE que le hubiera permitido gobernar desde el objetivo declarado de una mayoría absoluta, las urnas indicaron que, pese al aumento de la participación, el partido de Díaz ha perdido votos tanto en números absolutos como en porcentaje en un nuevo marco de mayor pluralidad en la composición parlamentaria. El retroceso es evidente: consigue los mismos escaños que ya tenía y no los aumenta, no logra la anhelada mayoría, no aseguran la estabilidad y Susana Díaz tiene que postularse como candidata a presidir la Junta desde el partido más votado, sí es cierto, pero que no reúne ni la mitad de los votos que los obtenidos por el resto de opciones con representación.

Pese a la evidencia, desde San Telmo y desde Ferraz se ha lanzado el mensaje de “victoria socialista” en un intento de construir la realidad a partir de la propaganda reiterada de un discurso ajeno a los hechos. Unos se animan a otros en sus reuniones repitiéndose el mantra “hemos ganado”. Pero no se engañe señora Díaz, las cosas no le fueron bien en su jugada. Usted es la dirigente de un partido que no para de perder votos y apoyos porque tras años y años de gobierno no ha servido a los intereses de las gentes. Lo menos que se puede decir es que el electorado andaluz no quiere repetir gobierno de forma ciega. Ya no da cheques en blanco.

La primera gran consecuencia de esta situación es que por primera vez el parlamento andaluz adquiere una posición central en la actividad política de nuestra tierra y no será una mera comparsa complaciente del ejecutivo. De ahí el interés que ha mostrado el PSOE contra toda regla aritmética de tener una sobre representación en la Mesa del Parlamento para intentar controlar sus mínimos movimientos.

La segunda consecuencia a constatar es la existencia de un amplio sector del pueblo andaluz que apuesta por el cambio. O como venimos diciendo, el cambio ya ha empezado. No se puede gobernar ni legislar como el día de antes. Y eso, precisamente eso, es lo que más inquieta a las fuerzas del régimen acostumbradas a unas reglas de juego y un lenguaje compartidos. En el fondo su disputa no era sobre los proyectos para mejorar la situación de la sociedad sino sobre los despachos desde los que gestionar partidariamente los asuntos y recursos públicos. Escenario este en el que se podían vociferar sobre asuntos contingentes pero luego en lo importante para la oligarquía, votar juntos, como en el caso de la reforma exprés del artículo 135 de la Constitución que impone los intereses de las finanzas por encima y por delante de los de las personas.

¿Qué hacen los de siempre ante la investidura?: Enzarzarse en la compra venta de votos (“si tú me das esto yo te garantizo aquello”). Esa y no otra ha sido la actitud del PP que condiciona su apoyo a Díaz al apoyo mutuo entre los de siempre para seguir gobernando (“tú en Madrid, yo aquí, yo en la comunidad, tú en el ayuntamiento”). A este cambalache el PSOE le ha llamado actitud responsable de los partidos de gobierno. ¿Qué hacen los que quieren entrar en el club de los de siempre?: Ampliemos el número de sillas para poder sentarnos más gente arriba. En ninguno de esos onerosos y ridículos juegos de los profesionales de la política, queremos entrar desde Podemos.

Por ello hemos situado nuestras condiciones a Susana Díaz en el único terreno que nos interesa: el interés de la gente. Son tres cuestiones de sentido común, sencillas y sin coste económico. Son tan elementales que ni siquiera es preciso que las fuerzas políticas las llevaran en su programa durante la campaña ni que impliquen futuros acuerdos en otros aspectos. No hemos querido multiplicar las demandas para entrar en un juego aritmético sobre las que se aceptan y las que se rechazan. No son un resumen de nuestro programa, el que votó por primera vez casi el 15% del electorado. A futuro cada partido defenderá en el parlamento las iniciativas acordes con su proyecto político y programa y nosotros nos reservamos ese derecho en el futuro inmediato. No son un programa acabado de cambio, ni una hoja de ruta de un gobierno. Pero sintetizan un cambio de orientación y de modo de hacer, un cambio de prioridades de los representantes electos. Las tres condiciones que hemos presentado tienen un valor político. Mejor dicho, son en sí mismas un gesto político que muestra un cambio de rumbo, un cambio de criterio de quien aspira a gobernar. Y en ese sentido sí que podemos decir que son la quintaesencia de nuestra actitud programática: gobernar a favor de las y los de abajo.

En interés de la gente planteamos que la Junta y los entes y empresas públicas andaluzas no tengan cuentas tesoreras ni mantengan créditos ni relaciones comerciales o de colaboración en la recaudación con aquellas entidades financieras que han desahuciado de su vivienda habitual a andaluces y andaluzas, arrojándoles a la marginación y la pobreza. Y por supuesto que los nuevos convenios con entidades financieras contemplen el compromiso exigible de cumplimiento de los estándares internacionales existentes en materia de desahucios. Simplemente no hagan tratos con los culpables de la desgracia de tantas familias, cambien la cuenta de banco. Nada del otro mundo, fácil de ejecutar y sin “comisiones”. Señora Díaz es muy sencillo: diga sí o no.

Para comenzar a restablecer los derechos básicos de la ciudadanía en la prestación de los servicios públicos, planteamos una sencilla operación aritmética: den de baja a la mayor parte de los altos cargos de confianza que pueblan la administración andaluza y sus ramificaciones –y encarguen sus labores a empleados públicos de los que se cuenta con miles de ellos con gran capacidad y preparación profesional- y el coste de esos importantes sueldos de “puestos a dedo” dedíquenlo a volver a contratar personal sanitario, de la dependencia y docente que despidieron en el pasado gobierno de coalición. Por cada alto cargo cesado dispondríamos de un mínimo de cinco profesionales útiles para la sociedad. Coste estimado: cero. Se trata únicamente de cambiar el titular de la nómina y su puesto de trabajo. De nuevo la respuesta es fácil: sí o no.

Y finalmente queremos que la aspirante a presidir el gobierno de la Junta diga sí o no a un asunto muy simple para demostrar la voluntad de cambio frente a la corrupción y el mal uso de los fondos públicos con hechos, no con promesas de futuras leyes (esas pueden venir luego y ya discutiremos su contenido) que por cierto ya podían haber sido aprobadas y aplicadas anteriormente. Por ello pedimos la dimisión inmediata de Manuel Chaves y de José Antonio Griñán, y planteamos que la Secretaria General del PSOE-A exija públicamente el acta a dos militantes de su organización. No prejuzgamos sus responsabilidades ante la justicia, eso es cuestión de los tribunales. Ni siquiera ponemos en cuestión su honorabilidad personal, máxime tras escuchar a Griñán a la salida del juzgado calificar de forma sincera de gran fraude el asunto de los ERE. Lo que planteamos tiene únicamente que ver aquí y ahora con las responsabilidades políticas y por tanto solo pedimos un gesto político: la dimisión inmediata de sus cargos, lo que significa que asumen que en sus labores de gobierno fallaron estrepitosamente en un fraude masivo que ha levantado la indignación y la alarma social.

Así y solo así acabaremos con espectáculos tan bochornosos como la auto amnistía política que practican cotidianamente nuestros gobernantes que reducen la responsabilidad de sus actos al ámbito penal, y nos ofrecen espectáculos tan bochornosos del no sé, no contesto, no sabía, no vi nada. Pues entonces, decimos en Bruselas, en Madrid y en Sevilla a quienes esto nos dicen: váyase usted a su casa. No es preciso seguir “en política”, puede dejar la actividad y jubilarse tras tantos años de despacho oficial. Porque la política ni es una profesión ni es una carrera, es una dedicación voluntaria, pública y provisional al servicio de la sociedad.

]]>
teresarodriguez 2015-04-13 08:56:43
Fuera de foco - Las ‘gatas’ del Roller Derby Madrid http://blogs.publico.es/fuera-de-foco/2015/04/05/las-gatas-del-roller-derby-madrid/ Haciendo gala de su apelativo castizo, se mueven como auténticas gatas a lomos de sus patines. Son las chicas del Roller Derby Madrid. Eva, Clara, Jessica y Adela son cuatro de ellas. Luchan con mucho esfuerzo y pocas ayudas por un espectacular deporte con miles de seguidores en todo el mundo pero minoritario en nuestro país.

gatas16

Varias chicas de Roller Derby Madrid, preparadas para salir a la carrera durante uno de los ejercicios de aceleración y explosividad.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

 

gatas2

Una de las gatas de Roller Derby se prepara para el entrenamiento.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

 

gatas3

Almudena, expatriada en Londres, se abraza con una de sus compañeras de Roller Derby Madrid.-  CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

 

Eva, Clara, Jessica y Adela posan ante la cámara.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

Eva, Clara, Jessica y Adela posan ante la cámara.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

gatas6

Adela Nieto (AKA ‘Adelita Terrores’). Tiene 34 años, reside en Vallecas y es responsable de imagen de una firma de relojería.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

 

gatas8

Una de las chicas se enfunda los patines antes del entrenamiento.-  CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

 

gatas10

Clara Martínez. (AKA ‘Clara DesPites’). Tiene 32 años, reside en Arganzuela y es profesora de Teoría de la Literatura en la UNED. –  CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

 

Jessica DeCamp (AKA ‘Madame Psychosis’). Tiene 24 años, vive en Malasaña y es empleada en una editorial de libros de arte.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

Jessica DeCamp (AKA ‘Madame Psychosis’). Tiene 24 años, vive en Malasaña y es empleada en una editorial de libros de arte.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

Un momento durante el entrenamiento polideportivo Las Cruces.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

Un momento durante el entrenamiento polideportivo Las Cruces.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

'Clara DesPistes' observa atenta a sus compañeras durante un descanso.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

‘Clara DesPistes’ observa atenta a sus compañeras durante un descanso.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

gatas15

Tres ‘gatas’ comparten una charla durante el entrenamiento.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

Una de las integrantes de equipo de Roller Derby Madrid toma aire durante un breve descanso entre los ejercicios.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

Una de las integrantes de equipo de Roller Derby Madrid toma aire durante un breve descanso entre los ejercicios.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

Un momento durante el entrenamiento en el polideportivo Las Cruces.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

Un momento durante el entrenamiento en el polideportivo Las Cruces.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

gatas22

Una de las gatas de Roller Derby se ajusta los cordones de los patines.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

 

El buen rollo generalizado entre las 'gatas' da paso a la concentración durante ñps ejercicios de entrenamiento.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

El buen rollo generalizado entre las ‘gatas’ da paso a la concentración durante los ejercicios de entrenamiento.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

La entrenadora explica a sus chicas un ejercicio.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

La entrenadora explica a sus chicas un ejercicio.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

gatas25

Almudena (AKA Rude Driver) repara uno de sus patines.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

 

Las chicas no sólo juegan y entrenan. También preparan eventos y patrocinios, coordinan los temas de comunicación y prensa, se encargan de la seguridad, del bienestar, de las reglas o del merchandising.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

Las chicas no sólo juegan y entrenan. También preparan eventos y patrocinios, coordinan los temas de comunicación y prensa, se encargan de la seguridad, del bienestar, de las reglas o del merchandising.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

El equipo de Roller Derby Madrid juega el próximo 9 de mayo en Brest contra el BMO Roller Girls en uno de sus partidos amistosos. En sus viajes suelen hospedarse en las casas de sus rivales.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

El equipo de Roller Derby Madrid juega el próximo 9 de mayo en Brest contra el BMO Roller Girls en uno de sus partidos amistosos. En sus viajes suelen hospedarse en las casas de sus rivales.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

Eva Frugoni (AKA Eva 'Evita Problemas'). Tiene 30 años y es profesora de actividades extraescolares para niños pequeños.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

Eva Frugoni (AKA Eva ‘Evita Problemas’). Tiene 30 años y es profesora de actividades extraescolares para niños pequeños.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

Un momento durante el entrenamiento en el polideportivo Las Cruces.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

Un momento durante el entrenamiento en el polideportivo Las Cruces.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

En el Roller, un deporte muy físico, las caídas son habituales debido al contacto físico entre las jugadoras.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

En el Roller, un deporte muy físico, las caídas son habituales debido al contacto físico entre las jugadoras.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

]]>
Opinión 2015-04-05 23:28:18
Revista Luzes - Moncho Alpuente: “A muchos periodistas nos tenían que haber indemnizado como víctimas del franquismo” http://blogs.publico.es/revista-luzes/2015/03/21/entrevista-moncho-alpuente/ Nació en una calle galdosiana a mediados del siglo pasado, pero habla como un hombre propio de otra época. Es el cronista oficioso de la Villa y, durante años, dio cuenta de su intrahistoria en las páginas de El País. También practicó el humorismo y la retranca en diferentes formatos: musical, novelesco y periodístico. Nadie mejor que Moncho Alpuente (Madrid, 1949) para explicar cómo mudó la corte. Chismear con este bardo castizo es como meterse en la máquina del tiempo: un hilarante viaje por los últimos siglos que comienza y termina en la capital del reino, donde siempre camparon los corruptos y los especuladores. Cuando pensamos que todo había cambiado, este ácrata malasañero viene a decirnos que la urbe sigue igual: grave, pero estable.

 

moncho-alpuente

Texto: Henrique Mariño (@solucionsalina)

Fotografías: Paola Manfredi (@mehablaaloido)

 

Su abuelo tenía una pastelería aquí al lado.

En el número 7 de la calle del Pez, donde nací. En ese edificio vivían muchos personajes de Pulgarcito, DDT y otros tebeos de Bruguera: Ángel Siseñor, el repórter Tribulete… A los dibujantes, todos catalanes, les debía de gustar el nombre, porque en Barcelona no existe la calle del Pez. Es curioso que, habiéndome criado allí, con el tiempo terminase dedicándome al humor.

Una calle con fermento revolucionario.

Aquí empezó a intuirse por dónde iban a ir los tiros del tardofranquismo ya en los años cincuenta. Las autoridades querían hacer la Gran Vía Diagonal y tirar todo el barrio. Los vecinos y comerciantes, entre ellos mi abuelo, se opusieron de una manera bestial. Más que un acto revolucionario, fue una cuestión de supervivencia. Al final, la obra no se llevó a cabo porque había tantos monumentos nacionales en el trazado que, en vez de diagonal, tendría que haberse hecho en zig zag. Este barrio era y sigue siendo el patio trasero de la Gran Vía, con sus cabarets y prostitutas. Pero deberíamos hablar de Madrid en general, ¿no?

O de sus heroínas: al igual que los coruñeses tienen a María Pita, ustedes cuentan con su Manuela Malasaña.

Que es mentira, en fin. Como todas las buenas leyendas, se basa en un arquetipo de mujer que se dio aquí durante el 2 de mayo: las hijas y mujeres del cuartel de Monteleón. El barrio, en realidad, se llama así por el Plan Malasaña, que en la década de los setenta también contemplaba derribos para especular con los terrenos. Es la historia maldita de esta zona, cuyas primeras noticias datan de Felipe III, allá por el siglo XVII. Entonces, en la plaza de Juan Pujol había un campamento de moriscos, que ardió completamente tras la caída de un rayo. El rey lo consideró como un signo del cielo y puso una cruz para celebrarlo. Evidentemente, aquello volvió a poblarse otra vez y lo más gordo vino con Felipe IV, que sufrió un atentado en la calle San Vicente Ferrer. Como quedaba muy mal decir que había sido obra de una conspiración de nobles de la corte que querían cargárselo, hubo que echarle la culpa a los vecinos, que eran gentes de mal vivir. De hecho, el monarca era bastante golfo y por eso venía mucho a una taberna donde había bailes, el primer tugurio de la historia. El caso es que ordenó que le cortaran una mano a todos los varones mayores de once años y las espetó en palos que clavó por las calles, en señal de escarmiento. La historia del barrio empieza con estos malos augurios.

Su abuelo le daba dinero para comprar libros de Guillermo y Los Proscritos. El anarquismo le viene de aquel personaje rebelde creado por Richmal Crompton, ¿no?

En parte, sí. Fundamentalmente, de pequeño empecé a desconfiar de lo que me decían en el colegio y a pensar que la razón la tenían otros.

¿Que sacó en claro de los Escolapios?

El ateísmo [risas].

Su primer lingotazo, de monaguillo…

Pero me dieron una hostia en mitad de la misa, otro motivo para que hubiera salido así.

John Lennon fue un gran aficionado a Guillermo, aunque musicalmente The Beatles y usted siguieron caminos opuestos.

Se tiró por dónde se podía tirar [risas]. Con los instrumentos musicales que podíamos comprar, hubo que dedicarse más al folk que al rock. No por motivos estéticos sino por culpa de aquellas guitarras de palo.

La ironía, el costumbrismo y, en definitiva, el humor como arma de combate.

Entonces, la carga crítica no era perceptible por las autoridades, porque si no lo hubieran prohibido. Los tebeos te cuentan mucho más que los periódicos de la época: el padre de La Familia Cebolleta era un chupatintas desgraciado; Carpanta explica el hambre de posguerra; Don Pantuflo encerraba a Zipi y Zape en un sótano con ratas y los metía en un cepo medieval… Luego empecé a fijarme en el periodismo satírico sin saber ni que existía, aunque venía escribiendo mis textos irónicos desde que tenía diez años.

En papel higiénico…

Ése fue el formato de la primera revista de mi vida, aunque limpiarme el culo fue otro de los motivos de mi afición al periodismo. Mis tías tenían en el baño el diario ABC cortado en cachitos: te leías la mitad de la noticia y la otra te la imaginabas.

De ahí, a la revista SP, con 17 años.

Pronto me di cuenta de que estudiar en la Escuela de Periodismo de la Iglesia, o en la otra, era una soplapollez. Lo importante lo iba a aprender en la redacción, donde coincidí con periodistas extraordinarios como Antonio Sánchez-Gijón o con el crítico literario Rafael Conte. Aquella revista daba trabajo a progresistas, incluso a un sindicalista de CC.OO. condenado por difusión de propaganda ilegal. Era una publicación absolutamente contradictoria dirigida por un falangista que había estado en la División Azul y que decía que José Antonio y él eran de izquierdas.

“Son neoliberales y saquean las arcas del Estado”

 

Aunque usted sostiene que todos los medios son de derechas.

Lo son las grandes empresas, porque siempre anteponen los beneficios a sus trabajadores. Por encima, se han ido derechizando. Antes, todos los periódicos eran de derechas, pero el 90% de los periodistas eran de izquierdas. Contradicción que marcó aquella prensa en la que todo se decía entre líneas y no había manera de entender nada. Carrero Blanco llegó a cargarse el diario Madrid porque un artículo sugería que De Gaulle debía dimitir, lo que fue interpretado por el vicepresidente del Gobierno como que Franco tenía que dejar el poder. Literalmente, lo voló con dinamita.

Vive a un paso de la plaza de Carlos Cambronero, cronista de la Villa hasta su muerte en 1913. A usted le negó el título Álvarez del Manzano, el alcalde de la violetera.

El mismo que quiso hacerle un monumento a la Virgen en el Retiro para compensar la mala influencia del Ángel Caído. Para más inri, aquel año tampoco eligieron a Luis Carandell.

¿Recuerda algún alcalde bueno?

En algunas cosas, Tierno Galván, porque le dio un cambiazo a Madrid. Era una ciudad absolutamente acomplejada y nos acusaban de centralistas, cuando en realidad sufríamos el centralismo. Vivir aquí no era ningún chollo, porque estabas mucho más vigilado que en Pontevedra. Cuando era joven, de un día para otro, mi amigo Ignacio empezó a llamarse Iñaki porque su abuelo era vasco. Jorge paso a ser Jordi. Ángel cambió por Anxo… Todo el mundo reivindicaba sus raíces: la gente se avergonzaba de ser de Madrid porque era la capital del franquismo. El caso más célebre, aprovechando que su familia era de Azpeitia, es el de Patxi Andión, nacido en la calle Ferraz. Llegabas a su casa, preguntabas por él y su padre gritaba: “Paaaco”.

¿Qué logró Tierno?

Devolverle el orgullo a Madrid e invertir en su electorado: la gente joven, que estaba totalmente desasistida. Lo hizo por motivos políticos, porque no había cosa que más le desagradase a Tierno que el rock and roll. De hecho, cuando inauguró la calle John Lennon, la llamó John Lennox. Era un viejo cínico, en el mejor sentido de la palabra.

¿Se merece Madrid a Ana Botella?

Evidentemente, no. Madrid se merece un Pepe Botella, el único rey bueno que hemos tenido en este país y que tuvo la vergüenza de dimitir al darse cuenta de que aquí no pintaba nada. La peor putada que te pueden hacer es que te manden de Nápoles a Madrid… Por otra parte, si nos hubiese invadido Napoleón, nos irían mejor las cosas.

Él tiró conventos y construyó plazas, de ahí que también fuese apodado Pepe Plazuelas. Gallardón, en cambio, apostó por expulsar a los indigentes de ellas: con bancos incómodos, sin árboles ni sombras…

Son las plazas duras, de hormigón y sin zonas verdes. Además, son espacios que puedes alquilar y sacarles rentabilidad. Si tuviera mucho dinero, alquilaría la Plaza de Callao, la llenaría de carteles míos, regalaría unos caramelos y tendría a 50.000 personas allí. No me conocerían de nada, pero irían porque hay fiesta en Callao y es gratis. El que paga manda.

En ese sentido, el 15-M recuperó el espacio público.

Y, concretamente, la plaza de confluencia y el mentidero de la Villa. De hecho, están autorizando nuevas terrazas para evitar que se repita otro 15-M con la excusa de que perjudicaría a los hosteleros. La Puerta del Sol ahora es un escaparate de las multinacionales.

“Madrid es una ciudad corrupta, no tiene remedio”

 

Usted defendía que una de las fortalezas del 15-M era la visibilidad. ¿Se ha diluido su fuerza una vez fuera de Sol?

Es normal, pero también ha servido de fermento a muchas cosas de las que los medios hablan poco. En la calle del Pez tenemos el Patio Maravillas, en la Corredera Baja de San Pablo hay un edificio ocupado, en los barrios hay movilizaciones interesantes… Aquí antes la gente podía hacer huelga en su empresa, pero no se movía para beneficiar a otros. En ese sentido, ha sido un movimiento de tipo solidario y asambleario, en el que teníamos muy poca experiencia. Han quedado cosas que siguen funcionado muy bien y, en un momento determinado, se puede volver a producir.

 

La basura en las calles de Madrid no desaparece aunque termine la huelga. 

Fíjate en los contenedores de ahí al lado, repletos de porquería. En el siglo XVI, Madrid era la capital más apestosa de Europa y todos los detritus se tiraban a la calle: el popular agua va. Los físicos y médicos de la época se defendían argumentando, con toda la seriedad del mundo, que el aire era tan puro y sutil que necesitaba algo de mierda en el suelo para hacer que fuese respirable.

¿Cómo se ha encastillado la derecha en el Ayuntamiento y en la Comunidad?

Gracias al envejecimiento de la población, al miedo de los mayores a los tiempos pasados y a la inercia de votar al que manda.

¿Cuál es el estado de salud de la ciudad?

Madrid está perseverantemente enferma y nunca muere. Ha sido invadida, arrasada y dada por muerta miles de veces. Ésta es una ciudad inventada. Yo creo que fue capital porque aquí se cazaba de puta madre, tanto pluma en Aranjuez como pelo en El Pardo. La costumbre de los reyes y de Franco siempre ha sido matar cosas. Una tradición cinegética.

¿Atraviesa una decadencia?

Al margen de los problemas eternos, el principal es el gobierno de la derecha. No sé por qué lo llaman neoliberalismo, pues saquean continuamente las arcas del Estado. Volviendo atrás, la Movida que acabó funcionando fue un movimiento de derechas, que se quedó con los clubes y la parte empresarial. Por una parte, había mucho niño pijo haciendo canciones. Pero, por otra, aquí triunfaron grupos como Siniestro Total o Derribos Arias, a los que les tiraban piedras en sus ciudades. Fue muy importante que sus habitantes vieran que eran la hostia para los modernos de aquí, porque eso terminó alentando las movidas en otros sitios. Y a Madrid también le vino muy bien porque empezó a mirarse un poco el ombligo, cosa que no había hecho nunca.

¿Cómo ha cambiado el centro?

Se ha vuelto al pequeño comercio, fundamentalmente hostelería, y ha llegado la gentrificación, un fenómeno lógico. Cuando quitaron la Universidad Central de San Bernardo y el Mercado de San Ildefonso, se hundió toda la infraestructura del barrio, que era lo que se pretendía. De hecho, hubo inmobiliarias que apoyaban la Movida en algunos sitios porque era una manera de desalojar a inquilinos que pagaban cien pesetas al mes por un piso en la calle de La Palma. A los especuladores les vino de puta madre que pinchasen las ruedas de los coches, que se vendiese droga o que te diesen un palo en la esquina… “Vaciamos esto, echamos a los viejos y montamos apartamentos cojonudos para jóvenes”.

“La Movida que funcionó fue de derechas”

 

Hablando del ladrillo, Javier Valenzuela definía su último libro, Un maldito enredo (Akal), como “una novela entretenida para todo aquel que no sea constructor, sicario colombiano o entusiasta de Esperanza Aguirre”.

Mi vida sería estupenda si pudiera dedicarme a escribir lo que me diera la gana. Pero es imposible, porque no se gana dinero. Con la música, menos, y con el periodismo qué te voy a contar.

La protagonista es Mila Montenegro, una peluquera de Malasaña metida a detective privado. Mucho Madrid para investigar, ¿no?

Siempre ha habido corrupción, pero ahora se sabe más. Recuerdo historias de Madrid geniales, como aquel concejal del franquismo que se anunció en unas elecciones falseadas como “El concejal que iluminó Madrid”. Era el dueño de una compañía de bombillas, lámparas e iluminación [risas].

¿Ha calculado cuántas décadas lleva en obras?

Desde que se fundó. Cuando veo el centro tomado por la publicidad, recuerdo que Madrid era una ciudad de decorados. El recorrido que realizaban los altos dignatarios extranjeros era espantoso, por lo que las casas nobles, que eran un desastre, ocultaban con telones y guirnaldas sus miserias. Además, como los madrileños tenían la obligación de alojar en sus casas a los legados, a los funcionarios reales y a todos sus criados, aquí se construyó a la malicia. De ese modo, desde el exterior las viviendas parecían pequeñas y así evitaban la regalía de aposento, o sea, ceder a la fuerza la mitad de su casa a los visitantes.

¿Ha sido la comunidad el laboratorio de la política neoliberal del PP?

Sí, pero hay que echarle en cara al PSOE que votase a favor de una ley que dio entrada a la empresa privada en la Sanidad. Es el negocio más sencillo del mundo: me hago con el poder, desprestigio a las instituciones que funcionan mejor y se las vendo a mis amigos para que saquen provecho de ellas. Una vieja estafa.

¿Ve Telemadrid?

Alguna vez, pero no hay nada que ver. Una pena, porque en un momento determinado, incluso con la derecha, fue una televisión cercana. Había programas que salían a la calle y grababan al vecino de al lado. Algo pueblerino, pero que a la gente le encanta. Eso se ha acabado.

¿Con quién le falta ajustar cuentas?

He ajustado las tres fundamentales en otros tantos libros sobre Dios Padre, Franco y la Historia de España. Mi ajuste de cuentas es permanente. Todavía me deben mucho. Haber hecho periodismo en la dictadura, con dieciocho años, es bastante duro. A muchos periodistas de la época nos tenían que haber indemnizado como víctimas del franquismo.

¿Cómo ve el futuro?

Madrid va a seguir siendo así, no tiene más remedio: una ciudad corrupta con un poder especialmente representado. La especulación urbanística, por ejemplo, no va a cambiar nunca. Y, para ello, utilizarán todo tipo de trucos. Aquí el que se ha usado mucho es el de preservar la fachada, para que parezca que no ha cambiado nada, y luego meter a dieciocho familias donde antes vivían cuatro. Con el problema que representa tener dieciocho coches, dieciocho garajes, dieciocho… Sin embargo, lo ves por fuera y piensas: ¡qué bonito, Madrid!

 

Esta entrevista se publicó en el nº 3 de la revista Luzes. Suscríbete.

]]>
Revista Luzes 2015-03-21 14:42:38
O es pecado... o engorda - Un trago amargo http://blogs.publico.es/nekane/2015/02/27/un-trago-amargo/ Espero que no hayais pasado por la experiencia de encontrar un rastro de hiel en la carne. Entonces entendereis la expresión de “amargo como la hiel” en toda su extensión. De todos, el amargo es el sabor más desagradable. Detectado por las papilas gustativas que están más al fondo de la lengua, tarda además demasiado en desaparecer. Ahora nuestro cerebro lo relaciona casi exclusivamente con el sabor de las medicinas pero, en origen, se considera que fue un elemento de alerta respecto de los venenos. En las almendras amargas tenemos el mejor ejemplo: contienen cianuro y tan sólo veinte podrían causar la muerte.  Por suerte su sabor es tan desagradable que no hay riesgo de confusión.

A pesar de ello, hay un licor muy apreciado por los italianos, el Amaretto, que recoge todo el amargor de este fruto en una curiosa combinación con la dulzura de los albaricoques.  Dicen que lo inventó una mujer enamorada y que es afrodisiaco. Me temo que nunca voy a tomar lo suficiente para comprobarlo a pesar de que puede ser un complemento perfecto, por ejemplo, de un helado como postre.vermut

Hay muchos alimentos de nuestra dieta diaria que tienen un fondo acre: el café, la escarola, la berenjena… Les buscamos trucos para suavizarlo y en paz. Las cosas deliberadamente amargas eran cosas de conventos y farmacia. La quinina, por ejemplo, se ha utilizado siempre contra la malaria. Magnífico argumento esgrimido durante años por los británicos para ponerse morados de gin tonic en las colonias.

Pero la más popular bebida alcohólica amarga, la más universal es, con todo merecimiento,  la cerveza, gracias a su contenido en lúpulo. El placer con el que la gente bebe una cerveza fría, sobre todo en un día de calor, es el mejor reclamo. El primer acercamiento a esta bebida provoca siempre un cierto rechazo. Primero hay que repetir para aprender a disfrutarla y luego hay que repetir para seguirla disfrutando.

Curiosamente hay una verdadera colección de bebidas amargas y casi todas se disfrutan a la hora del aperitivo. Tiene su razón de ser: son estimulantes y abren el apetito. Luego el pincho de tortilla, las aceitunas, las patatas fritas o los berberechos, acaban cerrándolo.

Casi todas tienen el vino como base y las hierbas, los frutos y las especias como signo distintivo: el Amer Picon y el Campari, se hacen con pieles de naranja y genciana y quinina y, en el caso del segundo, hasta con 68 hierbas diferentes. El Fernet Branca utiliza 27, pero incluye raíces y flores en la maceración. El Bitter utiliza 20, entre ellos, canela,  sándalo y nuez moscada, además de la naranja y la genciana. Pero sobre las fórmulas exactas de la mayor parte de estas bebidas hay tanto secreto como sobre la de la Cocacola.

Pero sin duda el rey de los aperitivos, con su toque amargo y exótico, el elemento indispensable de dos de los más clásicos cócteles, el Martini y el Manhattan, es el vermut. Una épocas más, otras menos, pero nunca ha dejado de beberse. Incluso ha dado nombre a algunas costumbres arraigadas como las “sesiones de vermút”  -los bailes mañaneros en las fiestas de algunos pueblos- o como el “quedar para el vermut” los placenteros mediodías de domingo.

No puede negarse que hay un resurgimiento del vermut y, como no podía ser menos, con todo el aire foodie, gastropijo o simplemente evolucionado que acompaña a los tiempos. Antes había vermut con un poco de soda, con aceituna, con naranja o limón, con un baño de sifón y, para los más aguerridos, con un bautismo de ginebra. O un vermut de taberna tradicional, de grifo, con gusto a granel  y a artesanía. Ahora la gente sabe que hay muchas más marcas que el Martini y el Cinzano de costumbre y que muchas de ellas son españolas, que entre los componentes hay elementos que suenan tan bien como el díctamo de Creta o la raíz de lirio, que hay cartas de vermut en función de su tiempo de maceración o de los ingredientes especiales que lo aromatizan. Podeis encontrar incluso recetas para hacerlo en casa.

La bebida que se creó –dicen- para ocultar el sabor de un mal vino ahora está de moda y eso significa más variedad y mayor esmero. Pues a disfrutarlo.

]]>
Nekane Goñi 2015-02-27 11:07:18
Por encima de nuestras posibilidades - 21 F: Conquistar el presente para transformar el futuro http://blogs.publico.es/por-encima-de-nuestras-posibilidades/2015/02/20/21-f-conquistar-el-presente-para-transformar-el-futuro/ Por Sara Porras y Jorge García Castaño

Son ya más de veinte años del gobierno del Partido Popular en Madrid. Veinte años de saqueo, de radiales, de grandes operaciones urbanísticas, de pérdida de derechos… veinte años de gobiernos que nunca supieron estar a la altura de las gentes de una comunidad que, lejos de resignarse, tomó las calles, tomó las plazas y los centros de trabajo y salió a defender lo público —porque defender lo público es defender aquello que nos iguala—.

Frente a este gobierno de hombres y mujeres grises que pretendieron hacer de nuestra región su cortijo, hay un pueblo valiente y solidario que ha sido ejemplo no sólo de resistencias si no sobre todo de victorias.

Desde aquel movimiento vecinal que en los años 70 y 80 se arremangaron las camisas y construyeron sus barrios dotándolos de equipamientos, viviendas sociales y servicios públicos, las gentes de Madrid no han parado de demostrar la capacidad imparable que tenemos cuando actuamos unidos. Y así, rebelándose contra la rutina y los discursos que querían hacernos creer que no hay más patria que los intereses económicos, fueron fraguándose las redes de solidaridad entre aquellas y aquellos que no tenemos más que nuestras manos y nuestros trabajos para sobrevivir.

Madrid nunca fue el escaparate olímpico en el que unos gobiernos crueles quisieron convertirnos, Madrid fue la patria grande de la dignidad. Testigo de calles llenas de alegría que en las que aprendimos a reconocernos y supimos comprender que cuando todo parece perdido sólo podemos vencer. Y así paramos el expolio de nuestra sanidad y del Canal de Isabel II. Denunciamos la tangentópolis que tiene en Bankia el epicentro de todas las corrupciones, demostrando la connivencia de una clase empresarial que encontró en esos gobiernos al cómplice necesario de su gran estafa.

Un movimiento estudiantil y una marea verde que nos recordó que la educación nos iguala a todas y que el conocimiento sólo es tal cuando es compartido. Desde el campamento de Sintel hasta el campamento Coca-cola y las trabajadoras y trabajadores de Airbus a los que no pudieron amedrentar porque estaban peleando por sus propias vidas.

Denunciamos también e hicimos efectivo el derecho a una vivienda digna donde las vecinas y vecinos tuvieron claro que frente a los fondos buitre existe la esperanza de justicia y el anhelo de saberse compañeras en mitad de la tormenta.

Porque si algo han demostrado las gentes de Madrid es la fuerte convicción de que los derechos nunca se conquistaron en los parlamentos si no en las calles y así los y las trabajadoras de Telemadrid hicieron acopio de integridad y valentía, porque un pueblo desinformado es un pueblo preso de las manipulaciones y pelearon por una televisión pública al servicio de la mayoría social.

Todo este recorrido, todas estas luchas compartidas, constituyen nuestro mejor patrimonio, un legado del que sentirse orgullosas y por el que merece la pena arriesgarse. Es el momento, por tanto, de conseguir llevar a las instituciones esta marea imparable.

Sabemos que nos enfrentamos a un bloque compacto de intereses económicos, que nos enfrentamos al gobierno de la Omertá y que el camino no será fácil. Pero sabemos que la historia la escriben los pueblos y cuando la voluntad es unitaria no hay fuerza, por muy poderosa que esta sea, que pueda pararlo.

Este sábado puede ser el inicio del camino que nos lleve a transformar toda esa indignación en una alternativa capaz de ganar y solvente para gobernar. Este sábado estamos todas convocadas a una gran asamblea ciudadana que comience a sentar las bases de esa nueva alternativa. No surgimos de la nada, surgimos de esa parte de la historia que fuimos construyendo desde cada rincón de cada barrio.

Los tiempos son llegados. Ahora, cuando todo se resquebraja, surgimos con mucha más fuerza, porque el futuro es nuestro si somos capaces de trabajar unidas, como hemos venido haciéndolo. Porque no podemos permitirnos no hacer todo lo que esté en nuestras manos para conseguir que las instituciones se pongan a trabajar al servicio de su ciudadanía.

Este sábado, a las 12:00 de la mañana es el comienzo de un esperanza para el presente y para este trabajo estamos todas y todos convocados, porque el camino será difícil pero si vamos juntas y juntos podremos conseguirlo.

]]>
por-encima-de-nuestras-posibilidades 2015-02-20 11:35:24
El rincón del ñángara - Andalucía en mitad del susto http://blogs.publico.es/bonifacio-canibano/2015/02/07/andalucia-en-mitad-del-susto/ Warren Christopher, secretario de Estado de EE.UU cuando se negociaba en Ginebra la paz en Bosnia, acusó a los europeos de la guerra:
“Es vuestra culpa, dijo, por dejar que los serbios invadieran Bosnia”
“Pero si los serbios ya vivían allí”… contestó consternado David Owen, el mediador europeo
“¿Hace mucho?” Preguntó Christopher
“Desde siempre”, respondió Owen.

A Susana Díaz cuando habla de Podemos le ocurre como a Christopher, que cree que son agresores venidos del exterior. Ósea, desde Madrid. Su última ocurrencia es acusarles de “venir a Andalucía a insultar a los andaluces”. Tratándoles cómo invasores, quiere que no se vea que los de Podemos “ya vivían allí desde siempre” y que sus filas las engrosan los indignados con las políticas de su partido que han llevado a Andalucía a una situación de susto.

Más allá del grosero intento de la presidenta de envolverse en la bandera blanquiverde y negar a los militantes andaluces de Podemos la nacionalidad, lo que se esconde es el desesperado intento del Régimen del 78 -que ha entrado en estado de pánico- de construir un bloque anti Podemos con capacidad para frenar a esta formación. Por esas cosas que ocurren en la guerra de clases, tras Podemos se están aglutinando en Andalucía las fuerzas populares que durante estos años han dado la batalla en las calles contra el saqueo del bipartidismo. Basta con echar un vistazo a los medios de comunicación del régimen (que son casi todos) para darse cuenta de la histeria política. Todos contra Podemos y contra Podemos vale todo. Esto es así en España entera, pero en Andalucía hay circunstancias específicas.

El electorado conservador andaluz esta desorientado y se bate en retirada. Aterrorizado por la irrupción de Podemos, torturado y aturdido, no confía en un PP desgastado por las políticas antisociales, por la corrupción, por la división y sin liderazgo. El PP andaluz no esta en condiciones de presentar batalla para frenar la ofensiva popular que se les viene encima. Esto solo puede hacerlo el PSOE que se prepara para convertirse en la barricada del Régimen. Es decir en el auténtico partido Anti Podemos.

¿Cómo hacerlo? ¿Cómo puede el PSOE evitar la hemorragia de votos por su izquierda? No puede. No tiene forma de evitar el castigo por su responsabilidad en la situación en la que esta Andalucía tras tres décadas y casi un lustro -¡ya les vale!- de gobiernos “socialistas”. Para no ser largo: 34% de paro general y el 62 % entre los jóvenes; tres millones y medio de personas en riesgo de pobreza (el 45,3 % de niños están en esa situación); una de cada tres personas esta afectada por problemas de vivienda;  la exclusión del empleo, del consumo, de la educación y de la salud están varios puntos por encima de la media española y la exclusión severa refleja la misma realidad…

En fin, parece el apocalipsis, pero son los datos del último informe Foessa a los que hay que añadir un clientelismo decimonónico, la rampante corrupción, los ERE, los cursos de formación, Invercaria…..

El PSOE, con este balance para presentarse en público, ya ha descontado los votos del castigo que va a perder por su izquierda y se ha preparado a conciencia para recuperarlos por su derecha. En esto ha estado Susana Díaz ocupada en los meses pasados y eso explica sus evidentes gestos destinados a tranquilizar a los bancos y a la buena sociedad andaluza. La Presidenta se ha exhibido con Emilio Botín o con su hija Ana Patricia a la vez que se oponía a la creación de una banca pública en Andalucía. Se ha reunido con el embajador usamericano o con el de Israel sólo unas horas antes de que iniciasen la guerra que este verano acabó con la vida de 2.176 palestinos (de los que 610 eran niños). Ha consentido la política de desahucios y ha recortado con pasión los gastos sociales en sanidad y educación. Ha inaugurado, con el mismo desparpajo que lo haría Pedro Morenés, ferias como la Aerospace & Defense Meeting, donde hacen sus negocios los grandes fabricantes de armas . Ha bloqueado la creación de un banco de tierras para mitigar la exclusión de los jornaleros… En definitiva, ha dado sobradas muestras de que es una persona de confianza para la oligarquía andaluza y de que es la única que tiene los poderes suficientes para intentar frenar a Podemos. Y a lo que viene detrás.
Solo la vieja luna puede contemplar al fantasma de Felipe González, (el inspirador de esta estrategia y valedor de Susana) vagar durante las noches por el palacio de San Telmo y escuchar sus carcajadas cuando piensa en los que hablan de la “gran coalición “ para frenar a las fuerzas populares después de las elecciones andaluzas. No es esa la táctica, la gran coalición ya esta hecha “in vitro” y Susana Díaz es su cabeza de lista.
“Así es -decía Marx en el 18 Brumario-, cómo la lucha de clases puede crear las condiciones que permiten que un personaje mediocre, ambicioso y grotesco llegue a representar el papel de salvador del Régimen”. Y el Régimen se prepara para la batalla de los idus de marzo poniendo en posición de combate a sus medios de comunicación privados (que han sido bendecidos con abundante dinero publico disfrazado de publicidad institucional) y a sus medios públicos abanderados por Canal Sur que, para variar, sustituirá los conceptos de verdad, igualdad y objetividad por los de infantería, caballería, artillería…
¿E Izquierda Unida?. ¡Ah, este es un asunto dramático! La Coalición sale del Gobierno con los socialistas virtualmente rota, maltratada y desmoralizada. La presidenta ha sido implacable en humillarla antes de convocar elecciones: nada de reunirse en Tinduf con los saharauis y prohibido convocar un referéndum entre sus afiliados. El bochorno se extiende entre los militantes de la formación, atónitos ante la sumisión de sus dirigentes, sus tragaderas para comerse sapos y su capacidad para colaborar en los recortes y en las políticas antisociales de la Junta. Regocijo también en el electorado conservador que ha comprobado que “esta señora” si que sabe tratar a las gentes de izquierdas.
Inhabilitada como alternativa popular real, IU concurre a las elecciones autonómicas para ser cabeza de ratón, después de que Antonio Maíllo ganase por goleada en las apresuradas primarias de verano a un tal Laureano, en un duelo similar al de un elefante contra una pulga, que el aparato hizo pasar por un proceso democrático. Cómo ocurre en Madrid, la burocracia de la formación ha tomado las medidas necesarias para que en ningún caso pueda producirse la convergencia con Podemos. Sus expectativas son las de conseguir algunos parlamentarios, lo que me trae a la memoria otra cita de Marx (perdón por citar dos veces al lobo). “El cretinismo parlamentario es una enfermedad que a los contagiados aprisiona como por encantamiento en un mundo imaginario, privándoles de todo sentido, de toda memoria, de toda comprensión del rudo mundo exterior”
Descansen en paz; aunque sus esforzadas bases se merecían mucho más.

]]>
Bonifacio Cañibano 2015-02-07 08:07:07
Colectivo DeLiberación - Tiempo de trabajo y desigualdades por razón de sexo http://blogs.publico.es/colectivo-deliberacion/2015/01/10/tiempo-de-trabajo-y-desigualdades-por-razon-de-sexo/ Yolanda Valdeolivas y Gregorio Tudela
Catedráticos de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social. Facultad de Derecho. UAM(1)


El sexo dificulta la igualdad material entre mujeres y hombres, especialmente en el trabajo. Pese a la garantía de igualdad de acceso al empleo, de disfrute en términos de igualdad de las condiciones de trabajo y protección social y de eliminación de toda forma de discriminación por razón de sexo, hay diferencias injustificadas derivadas, más que de reglas jurídicas, de roles sociales que sitúan a la mujer en una peor posición de partida, por circunstancias histórico-culturales inveteradas, que requieren acción legislativa y judicial e intervención activa en el terreno de los hábitos sociales. Que queda aún mucho camino por recorrer lo evidencian las reiteradas declaraciones públicas de responsables de significativos colectivos empresariales que nos devuelven, insistentemente, a la casilla de salida y muestran lo inseguro y zigzagueante de la senda recorrida.

La igualdad exige reequilibrar la posición de la mujer en el ámbito laboral y en lo familiar, social, político y económico. En lo laboral se aplican diversas técnicas: tratamiento de las diferencias indisolublemente ligadas al sexo (protección del embarazo y lactancia), prohibición de la discriminación indirecta (efectos adversos que sobre ellas produce un puro tratamiento igualitario con los hombres), medidas de conciliación de la vida familiar y laboral (diferentes roles sociales respecto de las cargas familiares que ocupan mujeres y hombres) y, finalmente, una estrategia transversal, que valore la diferencia social y estructural entre sexos, que implemente acciones preventivas, incluidas las medidas positivas en favor de las mujeres, como hacen la Ley Orgánica de Protección Integral contra la Violencia de Género y la Ley Orgánica para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres.

Regulaciones laborales aparentemente neutras, como la flexibilización del tiempo de trabajo para atender a cambiantes necesidades empresariales, incide sobre el empleo de la mujer, tanto para promoverlo (si atiende a intereses personales, especialmente de tipo familiar, de las trabajadoras), como para entorpecerlo (si solo cubre requerimientos empresariales de jornadas de trabajo irregulares más difícilmente conciliables para las trabajadoras por su habitual asunción de responsabilidades familiares). Y provoca una menor participación de las mujeres en el empleo o su participación en términos de segregación profesional y ocupacional, si no discriminación, cuando su incorporación al mercado de trabajo no se acompaña de una mayor participación del hombre en las tareas de atención a los hijos y la familia, normalmente cubiertas en exclusiva por las mujeres, como muestran diversas estadísticas oficiales e informes. Hablar de intereses personales a conciliar con el trabajo cuando de trabajadoras se trata remite, generalmente, a dedicarse a la familia, que las obliga a renunciar a su más plena faceta laboral o a la maternidad para satisfacer sus legítimas expectativas profesionales, avocándolas a un empleo de menor calidad o infraempleo, por sus presuntas menores dosis de adaptación a las exigencias empresariales.

La respuesta tradicional ha sido el establecimiento de regulaciones especiales (descansos, permisos, reducciones de jornadas o excedencias por maternidad) que, aun establecidas en términos de igualdad para ambos progenitores, son abrumadoramente utilizadas por las madres; o la contratación a tiempo parcial, modalidad claramente feminizada, aunque las mujeres manifiesten insatisfacción y preferencia por un trabajo a tiempo completo, por la menor calidad del empleo cubierto a tiempo parcial y en general por debajo de sus capacidades profesionales.

Urgen soluciones integrales que incorporen la perspectiva de género al debate sobre la gestión del tiempo de trabajo, igualando las oportunidades en el empleo entre mujeres y hombres. Las políticas de igualdad de sexo en la ordenación del tiempo de trabajo exigen superar el estricto marco de las medidas de protección de la maternidad y conciliadoras que, paradójicamente, lastran la consecución de una igualdad laboral real y plena, porque las fisuras de ese principio afectan, básicamente, a las discriminaciones indirectas, donde la normativa aún tiene recorrido.

Las medidas conciliatorias pueden flexibilizar el tiempo de trabajo a las necesidades de las trabajadoras sin perturbar su funcionalidad para satisfacer demandas empresariales. La progresión cuantitativa y cualitativa de estos derechos responde a la idea de que la vida familiar coloca a la mujer en una posición especial y desventajosa respecto del hombre en la relación de trabajo que debe compensarse jurídicamente. Abruman los datos sobre la asunción por la mujer de las cargas familiares, evidenciándose que, pese a su incorporación masiva al mercado de trabajo, sigue ejerciendo casi en exclusiva la función de cuidadora, renunciando, frecuentemente, a ejercer una profesión o compatibilizando vida laboral y familiar mediante enojosas adaptaciones de ambas funciones.

Los derechos de maternidad son exclusivos de las mujeres, por razones obvias. Pero no debe confundirse protección de la maternidad con otras medidas conciliatorias, pues un incremento de las últimas reconocidas solo a las mujeres o diseñadas para su mayoritario ejercicio por ellas puede provocar un indeseable efecto bumerán: o disuaden al empresario de contratar a mujeres o precarizan sus condiciones de trabajo. El reconocimiento indiscriminado e igualitario de los derechos conciliatorios de trabajo y familia, habitualmente disfrutados por trabajadoras, potencia un reparto desigual de las cargas familiares, desvaloriza el trabajo femenino y distorsiona los bienes jurídicos protegidos y las finalidades de su protección.

Tampoco es neutro sustituir el binomio vida familiar-vida laboral por vida personal-vida laboral. Hay que avanzar en la conciliación de las facetas personal (más amplia que la mera atención a la familia) y laboral de los trabajadores en clave conciliatoria, pero uno y otro concepto no son equiparables en materia de igualdad efectiva por razón de sexo. Si hombres y mujeres no muestran diferencias laboralmente relevantes en la relación entre vida personal y profesional, sí ocupan posiciones asimétricas respecto de la vida familiar, con mayor dedicación femenina a las tareas relacionadas con su atención y cuidado y mayores dificultades de congeniarlas con el trabajo. En el debate sobre la igualdad por razón de sexo solo reviste interés la conciliación del trabajo con la vida familiar, no con la vida personal.

La inevitable atribución a los progenitores en términos de igualdad de los derechos previstos para la atención de los hijos no evita que esa flexible ordenación del tiempo de trabajo sea abrumadoramente asumida por las trabajadoras y excepcionalmente por los trabajadores. Así, favorecer derechos conciliatorios sitúa a la mujer en posición de desventaja laboral, porque la flexibilidad que conlleva conciliar obligaciones laborales y familiares puede entorpecer la que reclama el empresario para satisfacer sus necesidades productivas u organizativas, provocando un resultado sexista consistente en considerar que el trabajo masculino es más adaptable en términos empresariales, por menos condicionado a necesidades extralaborales, que el trabajo femenino. Las fórmulas conciliatorias tienden a perpetuar la segregación entre mujeres y hombres y la atribución de roles sociales sexistas, profundizando en la desigualdad y desvalor del trabajo de las mujeres. Subliminalmente, una finalidad igualitarista (asegurar que las mujeres congenien con más facilidad vida profesional y familiar, evitando que las cargas familiares perjudiquen la relación laboral) termina provocando un resultado perverso (abandono o marginalidad de la actividad laboral). Hay que corresponsabilizar a los hombres haciendo avanzar la perspectiva de género, más que concediendo más derechos a las mujeres para que concilien, promoviendo la participación de aquellos en las tareas de cuidado del hogar y la familia.

No deben descartarse medidas que estimulen un tratamiento económico, profesional o social más favorable de los hombres acogidos al disfrute de derechos conciliatorios, como medida positiva para aquellos en el plano familiar, no laboral, incentivando su mayor incorporación a esas tareas y fomentando decisiones dentro de la unidad familiar capaces de corregir la habitual asunción cuasiautomática de las funciones de cuidado por parte de la mujer, a modo de reconocimiento social apto para promover un cambio de hábitos y estereotipos, dentro y fuera de las empresas.

Especial interés tienen las acciones positivas para la consecución de los objetivos de igualdad, reclamadas por la citada Ley de igualdad (medidas preferenciales temporales al servicio de la igualdad material o de oportunidades que favorecen en lo laboral la incorporación de la mujer al mercado de trabajo y su mantenimiento en él), si garantizan su razonabilidad y proporcionalidad, como indican el TC y el TJUE. Porque la garantía de la igualdad no se agota en tratar igual a mujeres y hombres o en reconocer derechos idénticos; obliga a corregir las situaciones de desequilibrio estructural que hacen del género un argumento peyorativo de incidencia directa e indirecta, mediante técnicas capaces de acabar con una situación de inferioridad de la mujer en sus condiciones de empleo y trabajo. El problema del trabajo de la mujer no es mera cuestión de igualdad, sino de protección de un colectivo desfavorecido que exige neutralizar desigualdades histórica y socialmente consolidadas, acabando con una situación de rebaja de sus condiciones laborales.

Hay que potenciar regulaciones que mejoren, si disfrutadas por los hombres, las facilidades reordenadoras del tiempo de trabajo relativas a la atención de las cargas familiares. El contrato a tiempo parcial podría incentivarse en niveles profesionales de mayor cualificación y retribución, normalizando su celebración entre los hombres a través de estímulos económicos, para lograr un reequilibrio que, indirectamente, equipare condiciones laborales entre trabajadores a tiempo parcial y a tiempo completo, por el alza que en dichas condiciones suponga la contratación de varones. No existen reparos técnicos significativos para ello en el marco de las acciones positivas como instrumento de lucha contra las desigualdades, en tanto medidas de discriminación positiva del hombre en la vida familiar, capaz de igualar roles sociales, incrementando sus responsabilidades familiares hasta igualarlas a las mujeres. El objetivo es la equiparación de las exigencias flexibilizadoras de ambos sexos en relación con el tiempo de trabajo e igual consideración de hombres y mujeres dentro de las empresas.

La frecuente invisibilidad de la desigualdad de género dificulta su erradicación y, con frecuencia, normativa y actuaciones públicas y privadas o no la perciben o la mantienen como un valor socialmente admitido. Urge un estudio estadístico que, además de ofrecer datos específicos sobre la mujer para contrastarlos con los del hombre y obtener conclusiones, integre la perspectiva de género, reconociendo las diferencias de valores, roles, situaciones, condiciones, aspiraciones y necesidades de mujeres y hombres, así como su interacción en la realidad analizada, como sugiere la Ley de Igualdad. Se haría visible que la concesión igualitaria a mujeres y hombres de mayores facilidades para el cuidado de hijos acaba reafirmando la desigualdad y que no toda ampliación indiscriminada de derechos conciliatorios avanza en la igualdad. O la sexista protección social de nuestro sistema público de pensiones, al proyectar la discriminación o mera diferencia en las condiciones laborales sobre la protección social sustitutiva de los salarios de actividad, condicionada por los ingresos y contribuciones sociales.

El enfoque de género permite articular medidas positivas capaces de compensar dicha realidad adversa. Así se ha hecho al atribuir a los hombres derechos de paternidad exclusivos e intransferibles; o al considerar como cotizados ciertos períodos de inactividad ligados a la atención de cargas familiares en el contrato a tiempo parcial; o al dar por cotizado a efectos de prestaciones futuras parte del período de maternidad o paternidad o iniciado durante la percepción de la prestación por desempleo.

Las medidas positivas son el último recurso para superar situaciones de patente desigualdad de las mujeres en el trabajo, obligando a los poderes públicos pero de carácter voluntario para los privados. A falta de aplicación espontánea, debieran incentivarse vía económica, fiscal y social por los poderes públicos para los empleadores que las implanten. Y potenciar que los convenios colectivos establezcan reservas y preferencias en la contratación de mujeres, así como en materia de clasificación profesional, promoción y formación. Sin olvidar cuantas otras medidas prevean los planes de igualdad de las empresas, fórmulas llamadas a protagonizar las mayores virtualidades igualitaristas.

————————————————
(1)Suscriben el contenido del presente artículo Ana de Marcos, Andrés García, Antonio Arroyo, Antonio Rovira, Beatriz Gregoraci, Blanca Mendoza, Blanca Rodríguez Chaves, Borja Suárez, Clara Álvarez, Elena García Guitian, Esther Gómez Calle, Fernando Martínez, Isabel Arana, José Luis López, José María Blanch, José Ramón Montero, Juan Antonio Lascuraín, Magdalena Nogueira, Manuel Sánchez Reinón, María Luisa Aparicio, Marta Lorente, Mercedes Pérez Manzano, Raquel Escutia, Soledad Torrecuadrada y Visitación Álvarez, profesores de la Facultad de Derecho de la UAM

]]>
Opinión 2015-01-10 08:00:57
Precarios por el mundo - Errejones, doctores y precarios “no tan jóvenes” http://blogs.publico.es/precarios-por-el-mundo/2014/12/09/errejones-doctores-y-precarios-no-tan-jovenes/ Rafael Grande
Sociólogo, doctor en Ciencias Sociales y Estudios Latinoamericanos por la USAL, experto en migraciones y responsable editorial de Encrucijadas
Roberto Cilleros
Sociólogo,  posgraduado en técnicas de investigación social por el CIS y estudiante del máster de Estudios Urbanos en la ETSAM (UPM)

Son muchos los artículos que en los últimos años versan sobre la precariedad y el paro juvenil, sin embargo, la mayoría de estos han venido a centrarse casi exclusivamente en un tipo de jóvenes que no pasan de los 25 años. ¿No son también alarmantes los actuales niveles de paro entre los “no tan jóvenes” que rondan la treintena?

En otro orden, existe un choque entre unas cifras que corroborarían que tener una alta cualificación -como el doctorado- asegura tener empleo y tenerlo en buenas condiciones, y unas realidades cotidianas de jóvenes cualificados que no encuentran oportunidades en el país. ¿Cómo funciona en la actualidad esa relación entre altos niveles de formación e incorporación laboral?

En último lugar, se ha producido en las últimas semanas una polémica en torno a un contrato de investigación postdoctoral de Iñigo Errejón que ha manifestado el profundo desconocimiento que hay en la sociedad sobre cómo funciona hoy la investigación universitaria, y que se ha saldado con un expediente injusto que olvida que los objetivos de los proyectos de investigación se miden por los resultados y que éstos no dependen de calentar una silla durante un horario concreto.

En resumen, la pregunta que queremos lanzar aquí es: ¿qué ocurre realmente después de defender la tesis? ¿Cuáles son las realidades de la juventud más formada?

El paro juvenil en torno a la treintena

España tiene la tasa de paro juvenil más alta de Europa (53,8%) junto con Grecia, pero como casi siempre que se habla de paro juvenil este indicador hace referencia a los menores de 25 años. Esto supone que dentro de la categoría “juvenil” desaparecen edades que sin lugar a dudas en la sociedad actual siguen siendo consideradas jóvenes. Pese a que la tasa de paro de jóvenes entre 25 y 34 años se situaba a principios de 2014 entorno al 28% -lejos de ese 53%- no se puede obviar que esa etapa del ciclo vital (en la que ya ha finalizado el período formativo) es especialmente sensible en relación a la emancipación, a lograr una mínima estabilidad laboral, a la formación familiar, etc. Hay que subrayar la gravedad de las implicaciones sociales y psicológicas de esta situación en la que casi uno de cada tres jóvenes de esa edad esté en paro (como bien reflejaba hace unos días el artículo “¡Ah! ¿Pero todavía vives con tus padres?”).

graf1-detalle

Los mitos de las expectativas laborales

Las cifras muestran que el paro es casi nulo entre las personas que tienen el título de doctor. Sin embargo, si desgranamos el conjunto de doctores por edad y nos fijamos en los más jóvenes, encontramos dos cuestiones: a) aunque entre los jóvenes el paro es más bajo entre los doctores, sí existen unas cifras de paro significativas –llegando casi a los veinte puntos en 2013-; y b) el crecimiento del desempleo sigue la misma tendencia que el resto. Es decir, tener un doctorado no supuso a partir de la crisis evitar el crecimiento del desempleo.

Además del paro, los datos de la EPA muestran un giro abrupto de las condiciones laborales: mientras que en el primer trimestre de 2007 más del 63% de los doctores de 25 a 34 años que trabajaban tenían un contrato indefinido, seis años después sólo gozan de esa condición el 39% frente a un 61% que tiene una relación laboral temporal.

graf2

En un país en el que la investigación depende en gran medida del ámbito público, la Universidad española no está pudiendo –ni está queriendo– aprovechar el potencial de la tantas veces denominada “generación más preparada”.  Y en el ámbito privado, el reemplazo de puestos de trabajo cualificado por eternos becarios, dibuja un panorama dramático.

De esta forma, nos encontramos con que la precariedad y el paro también afectan a los jóvenes doctores, y además en muchos casos el componente de clase incide negativamente en las capacidades de enfrentarse a ello. Ante esta realidad, y con la sombra siempre presente del exilio económico, tenemos en nuestro país una generación de jóvenes que rondan la treintena y se enfrentan a una sensación de fracaso, de expectativas truncadas y de sueños meritocráticos rotos.

En una Universidad con un profesorado claramente envejecido, se sigue prefiriendo en muchas ocasiones malgastar la baja tasa de reposición en sacar cátedras que perpetúan el poder de una casta universitaria, en lugar de promocionar y apostar por los jóvenes que están ayudando a subir el nivel en investigación –tan perjudicado por los recortes–. En este triste escenario, la caza de brujas contra un doctor supone un ataque general a la labor de los jóvenes científicos, que no puede medirse en horarios rígidos, como bien saben los países que ahora se aprovechan de la productividad de los emigrados españoles cualificados, cuya formación financiamos entre todos los españoles.

Por todo esto –y mucho más que no se ha mencionado aquí–, hay que luchar por un cambio estructural del modelo de investigación y universidad. Frente a los repetidos discursos de “hay que aguantar”,  de “lo importante es entrar”, de “así tengo experiencia”, de “antes o después saldrá una plaza”… desde aquí recordamos las palabras de Manolo Monereo cuando decía en 2012: “la utopía que está muriendo ahora es que tras tres o cuatro años de ajustes volveremos a la etapa anterior. Esto se ha acabado, el pasado no volverá”.  Por eso, como el pasado no volverá, tendremos que construir el futuro.

]]>
Opinión 2014-12-09 08:00:23
Tentativa de inventario - Cómo rodar el fracaso http://blogs.publico.es/j-losa/2014/12/07/como-rodar-el-fracaso/ Escudriñar lo cotidiano no siempre es fácil, sobre todo cuando no sabes muy bien por dónde te vienen dadas. Conviene acotar, darle al pause y como si de un cuadro viviente se tratara comenzar a diseccionar la realidad para saber dónde y cómo se jodió. Con todo, las posibilidades de éxito son más bien exiguas.

En Pas à Genève, primer largometraje del “colectivo artístico” lacasinegra, un grupo de jóvenes cineastas se embarca en la mesiánica e inane tarea de cartografiar un trozo de mundo. Pertrechados con cámaras y micrófonos, barren un descampado ginebrés con delicadeza quirúrgica registrando lo intrascendente, el detalle del detalle, fragmentos de un paisaje anodino que no invita a la demora.

El resultado es, irremediablemente, una aproximación. Pero una aproximación sugerente en la que la voluntad de extrañamiento en cada uno de sus planos nos presenta la realidad despojada de artificio. Una aproximación que, como tal, encarna el fracaso de un proyecto utópico de raíz, pero que, de la mano de estos improvisados taxidermistas rupestres, queda retratado con personalísima honestidad.

La frustración por la tarea inacabada se solapa con esa sensación de transitoriedad e incertidumbre generacional. Una suerte de desasosiego vital que coincide, desde el exilio, con un Madrid en pleno apogeo quincemeyero. De fondo, hay neurosis, una obsesión melancólica por el detalle, por lo infra-ordinario. De fondo, hay también la necesidad de dotar de sentido lo que nos rodea, de pre-fabricar una realidad y hacerla inteligible.

Decía Perec en Especies de espacios que “escribir es tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva: arrancar unas migajas precisas del vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos”. Pas à Genève arranca unas pocas “migajas” a ese vacío y las hace suyas, demuestra –con honradez y sin ínfulas–, que el fracaso también es bello, y se puede rodar.

]]>
J. Losa 2014-12-07 12:35:10
La Magia de Volar - Hub control http://temas.publico.es/la-magia-de-volar/2014/11/07/hub-control/ Anterior: La magia de volar.

Cuando volamos, rara vez somos plenamente conscientes de las múltiples capas invisibles a nuestro alrededor que nos cuidan sin que nos demos ni cuenta. Desde los incontables conceptos de seguridad esencial integrados en el diseño de nuestra aeronave hasta los sofisticadísimos sistemas de control de tráfico aéreo modernos, pasando por la seguridad más física y básica, hay miles de “ángeles” humanos y tecnológicos guardando tu vuelo y el de quienes van contigo. Sólo existe una manera de viajar con más protecciones: exige años de entrenamiento, cohetes y la llamamos cosmonáutica.

Iremos viendo estas capas, pero hoy quiero hablarte de una que por su cercanía y al mismo tiempo su “invisibilidad” me resulta especialmente interesante. Es el llamado handling, que viene a traducirse como asistencia en tierra. El handling es el sistema que logra que tu avión disponga de todo lo necesario para volar y vuele habitualmente a su hora con todo lo que tiene que llevar: tus maletas, tu comida, tu combustible y tú, o yo, entre otras mil cosas más.

Ahora multiplica eso por varios millones de pasajeros al día, día y noche, todos los días del año, llueva, truene o haga calor, para todas las combinaciones de destinos imaginables, manteniendo la máxima puntualidad posible, sin perder nada –o casi nada– por el camino. Es complejísimo. Y ahí es donde entran en juego entes complejísimos como el hub control. Para ver cómo va esto, vamos a hacer una visita al sistema de handling de Iberia en la terminal T4 de Barajas,  un importante hub por donde pasan unos 35.000 pasajeros al día. Es una pasada, te lo advierto. ;)

Iberia handling, Madrid T4.

Grandes aerolíneas como Iberia tienen varios negocios distintos. El más conocido de todos es, naturalmente, los aviones. ;) Vamos, vender pasajes y llevar a cabo los vuelos. Pero, por ejemplo, también se dedican al mantenimiento de sus propias aeronaves y las de muchas otras compañías. O a esto del handling que estamos hablando, igualmente para sí mismos y como doscientas compañías más en 41 aeropuertos de España. Llevan 86 años en ello, lo que representa un know-how de ese ciertamente notable. En el caso del handling de Iberia en la terminal T4 de Madrid todo gira en torno al hub control propiamente dicho. Esta es una sala provista de medios informáticos y personal experimentado que constituye el cerebro de todo el sistema. Tiene estas pintas:

Hub control para el handling de Iberia en la terminal T4 de LEMD.
“Hub control” de Iberia en la terminal T4 del Aeropuerto Internacional Adolfo Suárez – Madrid Barajas (LEMD). Imagen: La Pizarra de Yuri.

Bien, vamos allá. Lo primero, fíjate en la pantalla gigante del fondo. A la derecha tenemos el reloj, que es el jefe y podríamos decir que el tirano de todo medio de transporte que se precie. ;) Si la puntualidad en los transportes es y ha sido siempre importantísima y un motivo de orgullo profesional, cuando hablamos de hubs que concentran cientos de vuelos e intercambios diarios resulta simplemente esencial. Incluso pequeños retrasos en un hub importante provocan olas que se extienden por varios continentes. A la izquierda hay una lista de todos los vuelos en curso. Y al centro, podemos ver una representación en tiempo real de todos los aviones que están en proceso en ese momento:

Estado de cada avión en proceso, en tiempo real, en el hub control de Iberia en la terminal T4 del Aeropuerto Internacional Adolfo Suárez - Madrid Barajas (LEMD).
Estado de cada avión en proceso, en tiempo real. Imagen: La Pizarra de Yuri.

Los que están en gris, significa que están inactivos. Los que están en verde, que todo va como debe. Si surge cualquier incidencia, inmediatamente el símbolo del avión afectado se pone en rojo y, entonces, el área competente en el hub control se pone manos a la obra para que esa incidencia no se convierta nunca –o casi nunca– en un retraso.  Y parece que no se les da mal: en Iberia se muestran muy orgullosos de haberse situado entre las aerolíneas más puntuales del mundo y, después de haber visto cómo funciona todo, no es de extrañar. Sólo cuando un avión está totalmente completado y “en verde” puede iniciar los procedimientos de arranque y despegue.

¿Qué controla el hub control? ¡Todo! :D Todo lo que necesite el avión en tierra. Habrás observado que hay tres filas de puestos de trabajo. En la primera, se asignan los trabajos para todos los equipos móviles –jardineras, push back, escaleras…–, en la segunda se ocupan del área de facturación y embarque –se controla si hay mucha fila para facturar, si hay que reforzar  el embarque de un vuelo con un tercer agente para agilizarlo…–, y en la tercera están los coordinadores, la figura sobre la que gira gran parte de la responsabilidad de las tareas que se desarrollan alrededor de un vuelo. Cada avión tiene un coordinador de handling asociado, cuya función es asegurarse de que todo se realiza acorde a procedimiento. Por su parte, el coordinador del hub control es el responsable de que todas las operaciones en todos los aviones sean como tienen que ser. Cada uno de esos pájaros con alas de metal y composites lleva 200 o 300 vidas a lo fácil. No son esas responsabilidades pequeñas, no.

Veamos, por ejemplo, cómo funciona el tema de las maletas. En el momento en que facturas un bulto, habrás observado que al mismo se le engancha un código de barras. Este código de barras desempeña varias funciones, pero especialmente dos. La primera, es que ese código de barras es un identificador único que a todos los efectos convierte a tu bulto en único en el mundo entero. Mientras conserve el código de barras, se puede trazar, esté donde esté. La segunda función es vincularlo a ti (a tu código de identificación como pasajero, que es también único en el mundo.) Así, el sistema puede saber en todo momento de quién es ese bulto y dónde está.

Tus maletas vuelan contigo en la bodega de carga de tu mismo avión, introducidas en unos contenedores especiales para aviación que se llaman elementos unitarios de carga (ULD). Salvo en un caso que te comentaré después, está terminantemente prohibido que un bulto vuele sin pasajero asociado a bordo de la aeronave. Si un pasajero ha facturado equipaje y no se presenta al vuelo, el contenedor se descarga del avión, se sacan sus bultos y se vuelve a cargar sin ellos. Como por ejemplo, aquí:

Iberia descargando maletas de un pasajero retrasado.
Un pasajero había facturado sus maletas pero no se presentó a tiempo en la puerta de embarque para tomar este avión. Así que se descargó el contenedor (ULD) donde iban y se localizaron para sacarlas. Al final resultó que sólo llegaba tarde y finalmente pudo subir a bordo en el último momento, con lo que el contenedor volvió a cerrarse y embarcarse de nuevo. Pero si no hubiera aparecido, sus maletas tampoco habrían volado. Imagen: La Pizarra de Yuri.

Desde que facturas tu maleta hasta que llega a ese contenedor en el que viaja en el avión pasará por varios sistemas de seguridad y el SATE –Sistema Automatizado de Tratamiento de Equipajes– del aeropuerto que la “arroja” en una nave de carga donde se encuentran los llamados hipódromos, cintas transportadoras que permiten la rápida transferencia de los bultos entre vuelos gracias a su identificador único y la ruta asociada. Y así de aeropuerto en aeropuerto. De ese modo, es posible facturar una maleta en cualquier lugar, subirte a tu avión y bajar en cualquier otro lugar para encontrártela otra vez allí, con independencia del número de escalas que hayas hecho entre medias, sin que tú tengas que preocuparte de nada.

Área de carga de Iberia en la terminal T4 de Barajas.
Los equipajes se procesan en estas naves de carga, utilizando unas cintas transportadoras llamadas “hipódromos.” En la foto de la izquierda, puedes observar cómo el trabajador del centro tiene en las manos uno de los diversos dispositivos informáticos que coordinan la operación, conectados con el “hub control” en tiempo real. Así sabe adónde tiene que ir cada bulto, identificado con un código único a lo largo de todo su recorrido. Imágenes: La Pizarra de Yuri.

¿Y qué ocurre si a pesar de todo una maleta se pierde? Pues que… no se pierde. :D En la mayoría de ocasiones sólo está descoordinada y pasa al “limbo”, esto es, un sistema de reasignación automática que intentará siempre ponerlas en el siguiente vuelo con rumbo a tu destino. Por ejemplo, en Iberia han desarrollado un sistema de gestión de equipajes que no solo es capaz de “reconciliar” tu maleta para enviarla a su destino sino que, además, es responsable del sofisticado sistema de equipajes en conexión que ofrece en la T4 a compañías como Qatar, uno de los más importantes de esos más de 200 clientes a los que atiende en 41 de nuestros aeropuertos.

Handling total.

Aunque he hecho hincapié en lo de las maletas porque es lo que más suele interesar, no quiero que te quedes con la idea de que el handling es “lo de las maletas.”  Como te decía al principio, el handling cubre toda la asistencia en tierra al avión, excepto el mantenimiento y reparaciones. Incluye cosas tan relevantes como el repostaje del combustible necesario para el vuelo u otras sin las que el pasaje lo pasaría bastante mal, como por ejemplo el catering, es decir, las bebidas y comidas, y con las cosas de comer y beber no se juega (sobre todo en vuelos muy largos.) Aquí vemos cómo las cargan, es ese vehículo de “Gategourmet” :D :

Embarcando el catering en un avión de Iberia, Aeropuerto de Madrid-Barajas.

Importantísimo: embarcando el bebercio y el comercio en un avión (a la izqda.) :D Imagen: La Pizarra de Yuri.

El handling se extiende incluso al momento en que el avión ya está autorizado y listo para empezar a moverse. La última operación de la asistencia en tierra es el push-back, para sacar al avión de su plataforma de aparcamiento y empujarlo ya a la zona de maniobras, donde empezará a moverse por sus propios medios. Se hace con estos vehículos tan curiosos… y potentes, porque levantan el tren delantero y así se lo llevan (el avión de esta foto era un Airbus A330 con destino a Río, que pesan cerca de 250 toneladas):

Tractor de push-back de Iberia.
Tractor de push-back de Iberia, que ya tiene agarrado el tren delantero del avión (un Airbus A330 de más de 200 toneladas) y está listo para levantarlo y empujarlo al área de rodaje, desde donde la aeronave ya empezará a moverse por sus propios medios. Imagen: La Pizarra de Yuri.
Conductora de un tractor push-back de Iberia.
La conductora del push-back nos sonríe antes de llevar un Airbus de más de 200 toneladas al área de rodaje. :-P Imagen: La Pizarra de Yuri.

Lo que sí me gustaría transmitirte es la idea de control total, porque se parece mucho a la realidad. En el momento en que facturas tus bultos en el aeropuerto de partida y fichas en la puerta de embarque, entras en el sistema y ya no te abandonará hasta que bajes del último avión y los recojas en el aeropuerto de destino, todo ello en tiempo real, a lo largo de continentes, océanos y el mundo entero. En todo momento se sabe dónde estás tú, dónde están tus cosas, y también dónde está tu comida, tus bebidas, el combustible de tu avión, sus necesidades de servicio, etcétera.

El handling, además de útil y cómodo para el pasaje, es un importantísimo elemento de la seguridad aeronáutica que asegura que tu avión esté correctamente equipado, correctamente mantenido, correctamente repostado, con todos los bultos comprobados y vinculados a un pasajero que se encuentra a bordo o verificados por los sistemas de seguridad de carga, sabiendo dónde va a parar exactamente cada objeto y persona y listo para el pushback. Sólo entonces tu avión comenzará a rodar, momento en el que pasas a otra burbuja de seguridad con su propia colección de múltiples capas invisibles de la que hablaremos más adelante. Sin estos sistemas tan sofisticados, integrados y flexibles de servicio en tierra, tal cosa sería imposible. Hacerlo bien exige trabajadores con una extensísima experiencia y medios así de complejos y afinados durante generaciones de gentes del cielo, por mucho que curren en el suelo. El handling no sólo es importante para proporcionar un buen trato al pasaje hasta donde resulte humanamente posible, sino que es un componente esencial para la seguridad del vuelo que hace que la aviación sea esa maravilla cotidiana que es hoy, y aún más maravillosa que será.

]]>
yuri 2014-11-07 12:21:26
Aceite de roca - Buscando oro negro http://temas.publico.es/aceite-de-roca/2014/07/15/buscando-oro-negro/ Anterior: Aceite de roca

El Prospector de N. C. Wyeth
El Prospector (1906), pintura de N. C. Wyeth (1882-1945). (Clic para ampliar)

Bien, pues ya sabemos cómo llegó el petróleo a la Tierra. Pero el problema, terminé contándote, es que acabó muy mal repartido: únicamente se encuentra en los lugares donde el simple azar dio lugar a las condiciones geológicas que permitieron no sólo su formación, sino también su almacenamiento natural. Y además, salvo por los pocos sitios en que asoma por sí mismo a la superficie, está bien enterrado bajo el suelo, lejos de nuestra vista. ¿Cómo dijimos que lo vamos a encontrar?

Aunque, antes de esto, deberíamos hacernos otra pregunta: ¿por qué habríamos de encontrarlo? Quiero decir, las civilizaciones del pasado no le vieron gran utilidad. La minería es muy antigua, y los antiguos crearon grandes minas para arrancarle toda clase de materiales valiosos a la Tierra: hierro, oro, plata, cobre, estaño, mil cosas. Sin embargo, no parece que al petróleo crudo le dieran mucho uso, ni se tomaran muchas molestias para extraerlo. A sustancias como la brea, el asfalto o el betún sí, para calafatear barcos, impermeabilizar paredes y tejados –o botas de vino– e incluso como adhesivo o cemento de torres y murallas (en Babilonia, desde hace unos seis milenios.) Y hasta para las momias; la palabra momia viene del árabe antiguo mūmiyā’, que era el betún con el que las embalsamaban al menos a partir del 1.000 aC (antes usaban resinas). Sin embargo, el petróleo crudo no les parecía muy importante; de hecho, le daban muy poca importancia. ¿Cómo fue que aprendimos a quererlo, o al menos a desearlo tanto? ¿Por qué el aceite de roca se convirtió en el oro negro?

De aceite de roca a oro negro.

Bañistas de barro en el Mar Muerto
Unas chicas toman un baño de barro en el Mar Muerto, que se considera bueno para la piel. Sí, es tan negro porque contiene gran cantidad de betún. La población local estuvo recogiéndolo y exportándolo (sobre todo, a los egipcios) desde los principios de la Historia. (Clic para ampliar)

El problema es que, como te dije en la entrada anterior, el petróleo se evapora, y además deprisita. Cuando está expuesto al aire, como por ejemplo en los yacimientos superficiales, aún más. Y lo que deja detrás es, precisamente, este betún del que ya te hablé también en la última entrada. Si los antiguos no utilizaban masivamente el petróleo crudo es porque en estado natural permanece poco tiempo líquido antes de evaporarse. Pero estos residuos bituminosos que deja detrás les gustaban tanto como a nosotros un buen barril de Brent. Los griegos clásicos llamaban al Mar Muerto el Mar del Asfalto (ἡ Θάλαττα ἀσφαλτῖτης, hē Thálatta asphaltĩtēs) porque constantemente emergen bloques de betún, y de ahí se exportaba a medio mundo antiguo bajo el nombre comercial betún de Judea. También eran muy famosas las fuentes de brea de Persia (ahora, Irán) y de los valles del Tigris y el Éufrates (hoy en día, Iraq), como por ejemplo en Ardericca. Los romanos lo sacaban de la Dacia, que hoy es Rumania –conocida por sus yacimientos petrolíferos–, bajo el nombre picula. También se encontraba en la costa Sur de la actual Turquía, en Zacinto (Islas Jónicas) o en Sicilia. Y muchos sitios más.

Aún así, incluso encontraron usos para el poco petróleo líquido que hallaban. Eso sí, no muchos. Según la Enciclopedia Británica, los egipcios lo consumían como medicina, en forma de linimento y laxante (!). En algunos lugares donde abundaba pudo quemarse como aceite para lámparas, aunque deja bastante mal olor. Pero poco más, por su rareza y porque es muy inflamable –y, por tanto, peligroso–. No es la clase de sustancia que quieres dejar encendida junto a la cama de tus hijos, por mucho que fueras un antiguo. Se ha sugerido que, por ello, quizá se utilizó también en flechas incendiarias y armas por el estilo. Conjeturan que pudo ser un ingrediente del legendario fuego griego. Y poco más.

Muhammad ibn Zakariya al-Razi
El polímata, alquimista y proto-científico persa Muhammad ibn Zakariya al-Razi (aprox. 854-925CE) describió en su “Libro de los secretos” dos técnicas de destilación mediante alambiques para transformar el petróleo en queroseno. Con ello, sentó las bases para que el aceite de roca se convirtiera en oro negro. Imagen: Wikimedia Commons.

El petróleo crudo no encontró la arteria para inyectarse hacia el corazón de nuestro mundo hasta que los alquimistas persas, como Al-Razi, no se metieron a trabajar en serio con la destilación e inventaron el alambique hace unos mil cien o mil doscientos años. Al-Razi (aprox. 854 – 925 dC) describió en su Libro de los Secretos dos técnicas distintas para transformar ese aceite de roca en una cierta nafta blanca (naft abyad), a la que ahora llamamos queroseno. Sí, parecido al de los aviones o los cohetes Soyuz y Falcon, sólo que en una versión primitiva.  Mediante sucesivas destilaciones en sus alambiques, Al-Razi consiguió separar las fracciones más volátiles del petróleo crudo hasta quedarse con este queroseno, un combustible de lo más aceptable y seguro.

Y entonces sí que sí. El queroseno se convirtió en un éxito instantáneo, al menos en el mundo islámico. Se utilizaba sobre todo como aceite para lámparas o antorchas, en la producción de la seda, como medicina y en distintos tipos de hornos. En torno al cambio de milenio, ya se estaba explotando todo el bitumen y crudo líquido superficial que podían encontrar desde Bakú hasta el Golfo Pérsico. Pronto, los sultanes de Egipto promulgaban las primeras leyes para regular este nuevo recurso. Lógicamente, cuando se acababa el que había en la superficie, no hacía falta ser ningún genio para comprender que cavando un agujero igual sacabas más. Así aparecieron los pozos de petróleo en el Oriente Medio.

Curiosamente, no fueron los primeros. Al parecer, en China habían comenzado a excavarlos sobre el año 347 dC y para finales del milenio tenían incluso una especie de red de oleoductos de bambú. Los japoneses lo llamaban el agua ardiente. El polímata chino Shen Kuo (1031 – 1095) nos habla de todo esto en sus libros, y particularmente en uno donde acuña la expresión aceite de roca (石油, shíyóu), que como ya vimos en la entrada anterior no llegaría a Europa hasta la Edad Media. Pero mientras en esas regiones del Pacífico seguían utilizando el bitumen y el petróleo crudo a pelo, el alambique y esa extraña nafta blanca de los persas entraban en Europa por Al-Ándalus en torno al siglo XII, y para el XIII ambos inventos ya habían llegado hasta Rumania.

Alambique
A menudo olvidado, el alambique fue una tecnología revolucionaria para los alquimistas que mucho tiempo después se transmutarían a sí mismos en químicos. Con su aparente sencillez, el alambique permite la destilación de numerosas sustancias, desde los licores o los perfumes hasta el petróleo y sus derivados más primitivos. Imagen: © HammacherSchlemmer & Co.

No obstante, por esas fechas y durante toda la Edad Media el petróleo y sus destilados siguieron siendo un producto de segundo orden. Nada que ver con la importancia que tienen hoy en día. Las fuentes de energía primarias seguían siendo la leña y el trabajo muscular (o sea, animales con dos o cuatro patas de andar currando como bestias), con el carbón utilizado esporádicamente. Así desaparecieron no pocos bosques de Europa. A modo de lubricantes se utilizaban distintas grasas animales y vegetales, e incluso babosas. Sí, babosas. Para fertilizar los campos, pues estiércol, qué iba a ser, a menudo transportando distintas enfermedades. Por pesticidas usaban humos, cenizas y alquitrán, lo que sin duda era mucho más natural que estas cosas que le echan ahora; las constantes hambrunas ocasionadas por la pérdida de las cosechas debida a toda clase de plagas también hacían que te murieses muy naturalmente. Para los cosméticos echaban mano de ceras, aceites, tintes y polvos a cual más peligroso, como el plomo o el antimonio. Y así todo.

De semejante manera siguió girando el mundo hasta que entramos en la decadente Edad Moderna y la mefistofélica Revolución Industrial. Imagínate, gente intentando librarse de todas esas maravillas tradicionales para vivir un poco mejor; qué vulgaridad y qué poco espiritual, todo artificial, contra natura y demás. El caso es que llegó una nueva generación de máquinas como nunca antes se habían visto y los venerables alquimistas se hicieron químicos, físicos y esas ordinarieces materialistas. Entre estas máquinas que comenzaron a extenderse por los países más avanzados se encontraba una totalmente revolucionaria: la máquina de vapor.

Animación de una máquina de vapor
Otro invento radical: la máquina de vapor, que hizo posible la Revolución Industrial y el mundo que conocemos. Sólo tiene un problema: necesita vapor, mucho vapor. Y para producir vapor, hace falta hervir agua, o sea energía. Además, funciona notablemente mejor con buenos lubricantes. Imagen: Wikimedia Commons.

 

Coalbrookdale de Noche (1801)
Coalbrookdale de Noche (1801), óleo de Philip James de Loutherbourg, donde se ven los Hornos de Madeley Wood. Coalbrookdale (Reino Unido) fue una de las cunas de la Revolución Industrial, debido a su carbón de buena calidad y su estupenda producción de hierro. No obstante, se comprende fácilmente que al principio esto de la Revolución Industrial no era muy ecológico ni tenía mucha sensibilidad social. Imagen: Wikimedia Commons (Clic para ampliar)

La máquina de vapor prometía mover el mundo pero, como buena obra mefistofélica, exigía algo a cambio: mucha energía, muy concentrada. Mucha más que la que se podría obtener talando todos los bosques de la Tierra. Durante un tiempo lo solucionaron con carbón, del que había bastante en Europa (cuna de la Revolución Industrial); fue el primer uso extensivo de combustibles fósiles. Y Mefistófeles cumplió su parte del trato: esto del maquinismo funcionaba tan bien que pronto se produjo la Segunda Revolución Industrial, mucho más sofisticada que la anterior. Llegaba la era de la técnica, con sus fábricas de producción en cadena, sus coches, sus aviones, la electrificación, los primeros electrodomésticos, el motor de combustión interna y el siglo XX en general.

Hizo falta una nueva generación de sustancias artificiales para poner todo esto en marcha. Y más, mucha más energía. El carbón no estaba mal, pero era demasiado pesado, voluminoso y sucio para buena parte de todas esas aplicaciones. Entonces, el mundo giró sus ojos hacia aquella nafta blanca del viejo alquimista persa. Ya con la Primera Revolución Industrial se le habían encontrado algunos usos nuevos a los destilados del petróleo crudo, como la producción de parafina. Pero, por el momento, seguía usándose sólo para las lámparas de queroseno y cosas así. Sin embargo, los alquimistas reconvertidos en químicos decían que podían hacer muchas más cosas con él. Como por ejemplo los combustibles y lubricantes que exigía toda esta nueva maquinaria, y muy en particular los motores de combustión interna.

Yanar Dag, Azerbaiyán
En Bakú (ahora, Azerbaiyán) hay tanto petróleo y gas natural cerca de la superficie que incluso cuentan con “montañas ardientes” como el Yanar Dag (en la imagen.) Al parecer, este fuego fue iniciado accidentalmente por un pastor en los años ’50, y sigue ardiendo desde entonces, alimentado por las emanaciones de gas natural procedentes del subsuelo. Imagen: Wikimedia Commons (Clic para ampliar)

La primera refinería petrolífera de la historia ya se había abierto a mediados del siglo XIX, en la vieja Dacia de donde los romanos sacaban su picula: Ploiești, Rumania, que luego se haría muy famosa durante la Segunda Guerra Mundial. Muy poco después, en 1861, se inauguraba la primera refinería verdaderamente moderna en Bakú (que en esos momentos formaba parte de la Rusia Imperial), donde se extraía más del 90% del petróleo del mundo. Les siguieron muchas más. Con estas refinerías, además del queroseno, podían producirse otros combustibles como la gasolina, el gasoil o el fuelóleo. Y los lubricantes, absolutamente esenciales para que ese mundo nuevo se moviera sin griparse.

Pero claro, con todas esas aplicaciones, cada vez hacía falta más y más aceite de roca. Por esas mismas fechas de mediados del siglo XIX se produce la primera fiebre del petróleo, en Pennsylvania, Estados Unidos. Se sabía que había, porque los americanos nativos de la zona venían usando el que se encontraba naturalmente en la superficie desde siglos atrás. Poco después el fenómeno se repitió en Ohio, donde surgiría la Standard Oil Company de John Rockefeller. Y después, vino lo de Texas. Standard Oil se convirtió rápidamente en un monstruo gigantesco extendido por numerosos países que empleaba todos los trucos sucios del manual para eliminar a la competencia y coaccionar a los consumidores, hasta convertirse en un monopolio de facto. Tanto fue así que, en 1911, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos les obligó a dividirse en 34 empresas distintas. Cuatro de esas empresas formaron parte después de las legendarias Siete Hermanas. Así de grande fue Standard Oil, un verdadero indicador del poder del petróleo que surgía a toda velocidad.

De hecho, para entonces, ya todo el mundo andaba loco buscando más y más de ese oro negro que parecía servir para todo, o casi todo. Había nacido la Era del Petróleo. Sólo había un pequeño problema. Bueno, a decir verdad, un gran problema. Los yacimientos de toda la vida, esos que se sabía que estaban ahí desde siempre, o ya estaban ocupados o se agotaban rápidamente. Hacía falta más. Mucho más. Pero si no estaba a la vista, ¿qué podíamos hacer para encontrarlo?

Animación de un motor de combustión interna
Un motor de combustión interna en acción. Esto ya necesita algo más sofisticado que el carbón y la grasa animal para funcionar bien. Imagen: Wikimedia Commons.

El tiempo de los geólogos.

¿Pues qué íbamos a hacer? Lo mismo que con cualquier otro problema técnico gordo y endiabladamente difícil de resolver: llamar a los científicos.

Plegamientos anticlinales y trampas petrolíferas
La mayor parte de las trampas petroleras se forman en los plegamientos anticlinales con estratos superpuestos de roca porosa y roca impermeable, en lugares donde antiguamente hubo un lago o mar. Imágenes: Wikimedia Commons.

Y los científicos adecuados para resolver este problema son, naturalmente, los geólogos. Si alguien es capaz de decirte dónde puede haberse formado petróleo, y dónde se dan las condiciones del terreno para que se haya almacenado hasta formar un yacimiento, son ellos. No otra cosa estudia la Geología: la estructura y composición de la Tierra y la manera como evoluciona a lo largo del tiempo. Se deduce fácilmente que, si quieres encontrar algo oculto bajo el suelo, son las personas a las que hay que preguntar. Como el petróleo y demás hidrocarburos son tan importantes y valiosos, existe incluso toda una rama de esta ciencia dedicada a tal cuestión: la geología del petróleo. Y una especialidad tecnológica asociada: la ingeniería petrolífera. Los geofísicos, físicos, químicos y expertos en ciencias planetarias también pueden echarte una buena mano.

De entrada, mediante el estudio de las características geológicas de una región, estos equipos de científicos y técnicos te dirán si es posible que se haya acumulado petróleo o no. Si, por ejemplo, no hay estratos impermeables capaces de formar las trampas que vimos en la entrada anterior, pues es difícil que encuentres petróleo ahí abajo. Por el contrario, si tienes una zona de pliegues anticlinales donde muy antiguamente hubo un lago o un mar, y además te encuentras con estratos porosos (como los de caliza) y otros impermeables (como los de arcilla)… pues va a merecer la pena echar un vistazo. También se analizan otros factores como la posible madurez térmica de la roca almacén (o sea, hasta qué punto pueden haberse completado los procesos de diagénesis y catagénesis que también vimos en la entrada anterior) y se elaboran modelos de la cuenca sedimentaria para ver lo que pudo formarse ahí. Con todo esto, ya empiezas a tener unas cuantas pistas interesantes.

Pero claro, que haya podido formarse un yacimiento de hidrocarburos no quiere decir que lo haya hecho. Hay un montón de factores que pueden haberlo impedido, o destruido a lo largo de todos esos millones de años. E incluso aunque esté ahí, tendrás que saber dónde exactamente. No vas a ponerte a perforar pozos sin conocimiento, a ver si sale algo. Perforar pozos es caro, tanto más cuanto más profundo quieras llegar; y si los terrenos de la superficie tienen algún valor económico, ni te cuento. No es lo mismo agujerear un desierto por donde sólo pasa algún beduino de vez en cuando que intentarlo en una costa llena de urbanizaciones de lujo, por decir algo.

Pozos petrolíferos kuwaitís incendiados
Aviones de combate de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos vuelan sobre los pozos petrolíferos kuwaitís incendiados por las fuerzas iraquíes en retirada, durante la Guerra del Golfo de 1991. Debido a su inmenso valor, la geopolítica del petróleo ha dado lugar a numerosos abusos y conflictos por todos conocidos. Imagen: Fuerza Aérea de los Estados Unidos vía Wikimedia Commons. (Clic para ampliar)

Para empezar, necesitas una concesión. Es que resulta que el suelo –y el subsuelo– siempre tienen dueño, o como mínimo alguien con algo que decir al respecto: un propietario, un estado, la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos, quien sea. Dependiendo del lugar que quieras explorar, puedes necesitar uno o varios permisos de los implicados.

Y aquí es donde suelen empezar las broncas. A veces son meros trámites, pero en otras ocasiones la cosa termina como el rosario de la aurora, sobre todo cuando hay más de una autoridad que reclama la potestad sobre el suelo o subsuelo en cuestión. O cuando esa autoridad no es receptiva a tus intenciones, momento en el que puede surgir la tentación de sustituirla por otra más amistosa. O igual resulta que a la gente de la zona no le hace la menor gracia tener un yacimiento petrolífero frente a la puerta de su casa y va y se ponen subversivos. No creo que haga falta que me extienda sobre la gran cantidad de guerras, conflictos, abusos y golpes de estado que estos bailes de autoridades han ocasionado a lo largo de la historia contemporánea, por no mencionar las corruptelas. La geopolítica petrolera ha dado lugar a auténticos ríos de tinta, bits y sangre, y probablemente seguirá haciéndolo durante bastante tiempo más.

Pero bueno, vamos a dar por sentado que aquí somos todos gente de bien y hemos obtenido nuestra concesión de manera limpia y prístina. Que también se da el caso, ¿eh?, y de hecho se da a menudo; no siempre es todo horroroso en este mundo. Lo cierto es que la gran mayoría de las concesiones no provocan problemas graves y muy, muy pocas se convierten en un baño de sangre; pero claro, estas últimas son las que salen por la tele (o no, según lo que másmande el causante.) Bien, el caso es que tenemos la concesión en la mano. Pues ahora hay que explorar el sitio, a ver si realmente hay petróleo y donde. Para eso, hoy en día, contamos con abundante tecnología. Teniendo en cuenta los cuartos que nos jugamos, hay ahora mismo disponibles tecnologías muy avanzadas, incluso asombrosas, capaces de ver bajo tierra con gran precisión. Los expertos que nos van a ayudar en esta fase son los científicos e ingenieros geofísicos.

Exploración del subsuelo marino mediante sismología de reflexión.
Exploración del subsuelo marino mediante sismología de reflexión. Imagen: Agencia de Protección Ambiental, Gobierno de los EEUU. (Clic para ampliar)

De hecho, existen varios métodos y tecnologías para localizar nuestros deseados hidrocarburos, y estos geofísicos determinarán cuáles son las más adecuadas para el caso. Una de las técnicas más habituales, por no decir la clásica, es la sismología de exploración. En esencia, consiste en llenar el suelo de sensores, provocar un terremoto controlado para ver lo que miden y a partir de ahí levantar un mapa del subsuelo.

¡¿Comorrrr?! ¡¿Provocar un terremoto?! Sí, sí, pero que nadie se me asuste. silly Es un terremoto muy chiquitín, generalmente ocasionado con una pequeña cantidad de explosivos, o un vibrador del tipo de los Vibroseis, o aire comprimido, o cualquier otra fuente sísmica. Si alguna vez has pasado cerca de una cantera el día que le dan mecha a la dinamita, has vivido terremotos mucho peores. En la práctica, estos microseísmos controlados son imperceptibles en cuanto te apartas un poco. Pero bastan para generar ondas sísmicas que “rebotan” por el subsuelo hasta que son captadas por los detectores. Más técnicamente, a esto se le llama sismología de reflexión o de refracción, y sus principios son análogos al sonar de los submarinos o la ecolocación de los delfines y compañía.

Cuando estas ondas regresan a los sensores dispuestos por la zona –generalmente, geófonos y acelerómetros– se convierten en señales eléctricas que un ordenador puede leer. Y vaya si las lee, así como el tiempo transcurrido entre emisión y recepción. Incluso los modelos antiguos podían trazar razonables “cortes” del subsuelo con esta técnica. Los más modernos, cuyos registros se pueden procesar con superordenadores en caso necesario, levantan auténticos mapas tridimensionales de notable precisión. En no pocas ocasiones el yacimiento de hidrocarburos, si existe, queda delatado así. O, al menos, el tipo de estructuras que podrían contenerlo. Se parece mucho a esas ecografías tridimensionales en las que podemos ver al bebé dentro del vientre de su mamá como si le sacásemos fotos para el álbum familiar.

Interesante video educativo producido por la UNEFA de Valencia (Venezuela) sobre el proceso de exploración del petróleo.

Petrobras 10000
Un buque perforador moderno, el Petrobras 10000 del año 2009, con 61.000 toneladas de desplazamiento. Este tipo de recursos son costosísimos y sólo se ponen en marcha cuando ya existe una certeza razonable de que vamos a encontrar algo valioso… y a veces ni por esas, tú. Imagen: © Richard de marinetraffic.com (Clic para ampliar)

Sin embargo, el subsuelo puede ser muy pejiguero. A veces hace falta aún más tecnología para localizar el yacimiento, si es que existe.  Pero los geofísicos de hoy en día, como podrás suponer, disponen de un auténtico arsenal, que va desde la gravimetría y los métodos magnetotelúricos hasta la sismología pasiva, aprovechando los pequeños terremotos naturales que se dan constantemente en la Tierra. Estas técnicas, además, se perciben como menos agresivas por el público, con lo que suelen generar menos oposición (en mi opinión tampoco hay nada especialmente agresivo en la sismología activa, la de ocasionar microterremotos, pero el miedo es libre.)

Sólo cuando ya tengamos una hipótesis bien fundada de que podemos hallarnos ante un yacimiento rentable nos plantearemos perforar uno o varios pozos de exploración. Es que perforar es caro y si hay que hacerlo a gran profundidad, o bajo el mar, o en estructuras geológicas difíciles, caro y medio. La verdad es que todas estas exploraciones son costosísimas, auténticas investigaciones científicas en sí mismas. Y sus resultados, hoy por hoy, no son confiables del todo, ni mucho menos: siempre se corre el riesgo de que al final no encontremos nada o casi nada. Los detectores de petróleo como tal todavía no existen. En esos casos, imagínate la de pasta que va por el aire. Por eso la parte más cara –la perforación– se reserva para el final, cuando ya se tiene algo parecido a una certeza razonable. O cosa así.

Un pozo de exploración es un pozo petrolífero como cualquier otro, aunque lleno de sensores y equipos para reunir información adicional. Elegimos los mejores puntos que nos han indicado nuestros científicos e ingenieros. Levantamos nuestra torre de perforación, o plantamos nuestro buque perforador, o lo que sea, y nos liamos a taladrar. Y taladramos y taladramos y taladramos y… y… ¡…y va y resulta que sale petróleo, tú! Y ahora, ¿qué hacemos con él?

Siguiente: El largo viaje del petróleo

]]>
yuri 2014-09-04 13:49:22
Memoria Pública - “No puedo encogerme de hombros cuando se vilipendian y pisotean los derechos humanos” http://blogs.publico.es/memoria-publica/2014/07/31/no-puedo-encogerme-de-hombros-cuando-se-vilipendian-y-pisotean-los-derechos-humanos/ *Discurso de Darío Rivas, impulsor de la querella interpuesta en Buenos Aires para investigar los crímenes del franquismo, durante la jornada de homenaje que le rinde la Diputación de Lugo.

“En primer lugar quiero agradecer muy sinceramente al señor Presidente de la Diputación y demás miembros de este organismo provincial que tengan o hayan tenido algo que ver con este acto, el  hecho de que se acordasen de mi para, a través de mi persona, homenajear a las víctimas del franquismo. Yo sólo trato de interpretar y cumplir lo que creo que me pediría mi padre y, juntamente con él, muchos otros que fueron miserablemente expropiados de la vida e incluso de la palabra y de la voz. No me mueven intereses económicos, ni tampoco ideologías políticas partidistas, con todos mis respetos para ellas; pero tampoco soy neutral ni puedo encogerme de hombros ante la injusticia o ante los derechos humanos vilipendiados y pisoteados.

Mi padre fue una víctima abatida del lado republicano, pero mi deseo de reparación se extiende a todas las víctimas de aquella guerra incivil como la llamara don Miguel de Unamuno. Su frase fue calificación afortunada de la contienda fratricida, pero creo que toda guerra es incivil, por ser en sus orígenes o en su desarrollo un fracaso de la civilización.

Mi solicitud de respeto y reparación, desde la distancia en el espacio y en el tiempo es para las víctimas de todas las ideologías siempre y cuando también ellas sean respetuosas con los derechos individuales y colectivos. La paz, si no se queda en simple falta de conflictos, debida a un orden represivo dictatorial, solo puede nacer del respeto a los derechos humanos de todos los humanos.

España todavía no saldó la deuda de restauración del honor de todas las víctimas de su siglo más sanguinario. Todas esas víctimas fueron héroes de una escenificación dramática que siguió siendo terriblemente trágica después de cerrarse el telón al acabar la guerra fratricida; porque se cerró el telón pero permanecieron abiertas infinidad de sangrantes heridas con grave peligro de gangrena.

Todos los actores de este drama fueron héroes, pero no todos tuvieron el mismo reconocimiento; porque, mientras que los cuerpos de algunos asesinos de mi padre directa o indirectamente y de otros inocentes pudieron reposar protegidos por grandes mausoleos o a la sombra de tendenciosos monumentos a los caídos, el cuerpo de Severino Rivas, mi querido padre, se fue desintegrando, olvidado en un reducto anónimo del cementerio de Cortapezas, bajo un goteral de la iglesia.

No se trata de desenterrar ahora muertos de un lado echando la tierra sobre los muertos del otro, sino de dar el merecido descanso a todos los difuntos a quienes la muerte igualó por encima de títulos honoríficos y de ideologías enfrentadas. Sólo así podrá desenraizarse para siempre el odio que sigue envenenando algunos corazones y cerrar definitivamente las heridas del alma. Sólo después de restablecida la justicia cabe el perdón, pero sin arrepentimiento ni reparación, el perdón puede ser algo sobrehumano o simple y equívoca apariencia.

Con relación a muchas otras víctimas, mi padre fue un privilegiado gracias al interés de Don Antonio Gato Soengas y las Corporaciones Municipales de Castro de Rei presididas por Don Arturo Pereiro y por Don Juan José Díaz Valiño. El actual alcalde Don Francisco Balado no tuvo oportunidad de actuaciones tan directas como sus antecesores, pero tampoco faltó su apoyo en su momento, y sé también que yo gozo de su aprecio sincero. A todos ellos y a los concejales correspondientes, mi profunda gratitud, incluso mi comprensión a quien mostró su disconformidad a la hora de dedicar una calle en Castro de Riberas de Lea a la memoria de mi padre.

Especial agradecimiento quiero expresar a cuantos hicieron que pudiese ser una realidad mi libro autobiográfico. Don José Manuel Carballo fue el inspirador, el impulsor, el artífice y el coordinador, pero mi gratitud se extiende también a mis sobrinas María Jesús y María José Rivas, a mi sobrino por parte de mi esposa, Hugo H. Freijedo, a Ana Campos Veiga, a Don Antonio Gato, autor de Apunte biográfico de Don Severino Rivas Barja, al Ayuntamiento de Castro de Rei, a la Diputación Provincial y a quienes gestionaron las ayudas de este Organismo para la edición en gallego y en castellano que lleva como título y subtítulos: “Darío Rivas Cando. Autobiografía. Gallego emigrado a Argentina en 1930 con solo nueve años. Obsesionado por encontrar los restos de su padre y lavar su mancillada memoria en una España enmudecida”.

En esta autobiografía narro mi lucha por la noble causa de encontrar y recuperar los restos de mi progenitor. Esa lucha comenzó en 1952 cuando viajé por primera vez  desde Buenos Aires a esta Galicia, madre rica, pero expoliada de recursos y personas,  que tuvo —y aún tiene— que llorar por tantos hijos que salimos en busca del pan necesario, amasado en amarguras. Lejos de lo nuestro y de los nuestros. También a mí, como a tantos otros, algunos con menos suerte que yo, me tocó llorar amargamente en el exilio forzado por la tiranía del hambre, desde que siendo todavía un niño indefenso, me embarcaron solo en Vigo con rumbo a un puerto incierto y desconocido. En aquel barco recibí el último abrazo de un padre que disimulaba sus lágrimas y al que nunca podría volver a ver ni abrazar, por obra y desgracia de serviles asesinos, ejecutores inhumanos de tiranías y dictaduras fratricidas y parricidas.

Lejos estaba yo de soñar con la trascendencia de este libro cuando por primera vez en la cafetería del España nos pusimos manos a la obra provistos de magnetofón y folios Don José Manuel y yo. Yo estaba iniciando una aventura, un tanto presionado por él y por algunos familiares míos que ya habían transcrito algunas de mis vivencias. Curiosas coincidencias del destino: el mes de octubre de mil novecientos treinta y seis había sido apresado mi padre en el mismo lugar, el entonces hotel España. Creo que él, mi amigo, hermano y confidente, algo intuía ya entonces, de ahí sus ánimos y su insistencia en que este barco, como aquel en el que yo cruzara el inmenso Atlántico, llegase a buen puerto sin escatimar horas de navegación contra viento y marea.

Este librito, ya agotado, se ha convertido en un importante documento, porque dio a conocer mi causa, fue agregado a la querella contra el franquismo y llegó a ser entregado al Papa Francisco y leído por él, acompañando una carta sobre los sacerdotes víctimas no sólo de las llamadas hordas republicanas sino también de un franquismo blasfemo que bajo capa de catolicismo a ultranza no tuvo empacho en querer adueñarse en exclusiva de la mismísima gracia de Dios: “Francisco Franco, Caudillo de España, por la gracia de Dios”. “Rezaban” las monedas, con las bendiciones de importantes sectores clericales más preocupados por sus intereses personales que por la fidelidad al evangelio.

Antes de finalizar quisiera destacar que el avance de la querella contra aquella dictadura ha sido posible gracias a la política de Derechos Humanos vigente en la República Argentina y a la cooperación que me ofreció un equipo de abogados de forma totalmente gratuita.

En el capítulo de agradecimientos la lista es enorme. Permítanme citar sólo a la Cámara de Diputados y la Corte Suprema de Justicia, los organismos de Derechos Humanos, Universidades y otras instituciones y organizaciones de Argentina, incluida la Federación de Asociaciones Gallegas. Muchas son también las personalidades del mundo del derecho, la cultura y la judicatura que prestan su apoyo, entre ellos están el juez Baltasar Garzón y el premio nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel. Especial mención merece la investigación llevada adelante por el Juzgado Federal nº 1 de la Ciudad de Buenos Aires, cuya titular es la Doctora María R. Servini. A nivel internacional agradezco el interés y el apoyo de Naciones Unidas, Amnistía Internacional, la Universidad de Tokio y la muy querida, -por ser la más nuestra- de Salamanca.

Disculpen si me alargo más de lo aconsejable, pero no puedo pasar por alto la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica; ella está presente en muchos eventos relacionados con mi padre. Le doy las gracias por todo lo que me ha ayudado, incluido este acto y hoy se las doy en la persona de Carmen García Rodeja.

A todos ellos y a todos ustedes: ¡Gracias! ¡Muchas gracias!

Quiero pensar que todo el apoyo recibido, así como esta distinción que hoy me conceden en esta queridísima “Terra Nai” son muestra de que la causa que me mueve y hoy nos reúne es noble y justa.

Gracias a todos por su benevolencia. Me llena de satisfacción comprobar cómo en España son muchos los que apoyan la condena de injusticias y la reivindicación de la reparación del honor lesionado de tantos seres queridos y, por queridos, recordados, por más que haya quien se empeñe en mantenerlos bien silenciados y mal enterrados. Ellos son los verdaderos protagonistas, no yo. Para ellos me permito pedirles el tributo de unos momentos de silencio que quisiera fuese extensivo a todos los represaliados por sus ideas e ideales. A todos y todas los de antes y de ahora, de aquí y de cualquier parte.

Muchas gracias.”

]]>
Opinión 2014-07-31 23:42:09
Principio de incertidumbre - ¿Pablo Iglesias o IU? http://blogs.publico.es/jesus-moreno-abad/2014/01/17/pablo-iglesias-o-iu/ Pablo-lara

Hay en la izquierda posmoderna tal vocación por hallar la alquimia del minimalismo militante que al final lo va a encontrar en su estado más puro. Es esa precisa obsesión por dividir el átomo en partes iguales, irreconciliables en su semejanza, hasta hallar por fin la deidad revolucionaria: el partido de masas sin masa alguna. Ése parece ser el sueño húmedo de todo nuevo revolucionario transformador: la soledad onanista del mitin para uno mismo, tocarse el aparato de partido en melancólico monólogo interior. Así que en respuesta al titular, espero que esta vez se acaben las pajas mentales y se pongan todos a follar.

Se equivocaría gravemente Izquierda Unida si se queda fuera del movimiento aglutinador que pretende encabezar Pablo Iglesias. Demostraría una torpeza de vieja maquinaria oxidada. Al igual que sería un error imperdonable que el mediático politólogo y la gente que lo acompaña dejaran fuera a IU de cualquier iniciativa que busque una salida a la crisis por la izquierda. Es hora de olvidar las restas y forjar un nuevo ábaco que sume, hay que meter bolas en la famélica varilla que cuenta las centenas de millar de votos de la izquierda transformadora.

La situación económica y social que ha dejado la crisis, con PSOE (primero) y PP (al cubo) desmembrando el Estado del Bienestar y con la población sometida a un sufrimiento miserable, demanda establecer una estructura de poder que aglutine a los desheredados, a los intelectuales, a los críticos y a los descontentos… una casa común donde todo aquel que quiera cambiar las cosas, militando o votando, se sienta cómodo.

Y no nos confundamos, la idea no es nueva. ¿Qué es si no IU? La formación que dirige Cayo Lara nació precisamente con esa vocación: la de abrir un espacio común, de igual a igual con el PCE, para aglutinar las distintas sensibilidades de la izquierda transformadora (que debería apellidarse “pusilánime”, por su tendencia al desmayo y la sobreactuación cuando no se pone de acuerdo en una coma).

Y sin embargo, IU no da más de sí. Al menos en las proporciones necesarias en lo que a apoyo popular se refiere. Inmerecidamente, seguro. Pero es así. Con el contexto más favorable para una formación de su perfil (tras seis años de una crisis que saldrá en los libros de Historia), su mejoría en las encuestas (las mejores que ha tenido) le sigue dejando a una distancia sideral del turnismo de PSOE y PP. Y, me apuesto lo que sea, que si no se consolida ahora, en cuanto el PSOE ponga un candidato joven, simpático (y vacío de contenido), vuelve a quedarse en los huesos su apoyo electoral. La realidad es que IU, a pesar de estar en todas las luchas y ser la única voz parlamentaria con un mensaje social diferente, no acaba de enganchar con la población. Y la oportunidad puede tardar décadas en volver a presentarse: la realidad es que en circunstancias así o el cambio de tendencia se produce a golpe de ilusión irrefrenable o no se produce. La oportunidad es histórica (miren Syriza en Grecia) y no se debería desaprovechar.

Y aquí es donde entra Pablo Iglesias.

No me negarán que entre el dequeísmo militante de Cayo Lara y el estilete mordaz de Iglesias, se queda uno con este último, pese al buen trabajo que ha hecho el coordinador de IU sacando a su formación de un pozo que la tenía al borde de la desaparición.

Es Iglesias un tipo listo, sabedor de que, aunque no debería ser así, una sociedad que lee a Belén Esteban necesita élites intelectuales carismáticas para engancharla a un proyecto serio. No vale con tener un buen programa, hay que saber venderlo.

Y Pablo Iglesias sabe venderse (en el buen sentido). Si no ya me explicarán como un profesor mileurista ha conseguido más presencia mediática que todo el equipo de comunicación de IU junto (que tampoco es un ejército, por otra parte). Aparece multiplicado en la televisión, incluso cuando la tienes apagada y con el cable desenchufado de la pared. Allí está Pablo siempre con aquello de que sus ideas no son tanto de extrema izquierda como de “extrema necesidad” (que viene a ser, salvando las distancias, el “yo por mi hija mato” de la princesa del pueblo).

Y es que el hombre de la coleta y la barba sabe que el medio es el mensaje: bebe tanto de Gramsci como de la Esteban, si se me permite incidir con el dedo en el ojo. Porque aunque su bagaje intelectual es fuerte y comunica con aire de sabelotodo, luciendo en la solapa no sé cuántas matrículas de honor (su ombligo es grande, puede que también lo tenga recogido en coleta), en el fondo las ideas que presenta tienen el poder de la sencillez. Son píldoras directas para el espectador: sabe que habla para gente que intuye pero que no sabe. Así que nos brinda el resumen de un razonamiento complejo. Da munición verbal a aquellos que tienen en la punta de la lengua lo que quieren decir pero que no llegan a decirlo nunca, sometidos al mensaje dominante de los altavoces de PP y PSOE.

Pero no debería equivocarse Iglesias respecto a IU. Vamos a insistir en esta idea. El día que anunció sus intenciones electorales, dijo que no comenzaría esta aventura sin unas 50.000 firmas de apoyo del colectivo social al que se dirige, cuyo epicentro es el 15-M y las mareas ciudadanas. Pues bien: IU roza los dos millones de votos. El único músculo electoral real que existe en la izquierda alternativa lo representa IU gracias a su trabajo, su contenido programático y su trayectoria histórica. Lo demás pueden ser sólo especulaciones o una fiebre de audiencia mediática pasajera.

Por tanto, ambas partes deberían ser generosas. Las soluciones a los problemas concretos y los referentes ideológicos son los mismos, no va a haber ninguna diferencia y no hay motivo para disgregar el voto y perder poder: ambos movimientos están condenados a subirse a un proyecto común (al que debería unirse también Equo, Izquierda Anticapitalista –que parece estar metida con Iglesias- y tantos otros) . Nuevas siglas, con reparto igualitario de responsabilidades y donde nadie desaparezca como colectivo: IU no debe desaparecer nunca.

Pero, eso sí, las viejas glorias de IU (desde Cayo Lara a Ángel Pérez, pasando por Willy Meyer y otros), siendo reconocidas en su trabajo, deben dejar paso a nuevos líderes con nuevas iniciativas (o no tan nuevas) y nuevos modos de comunicar. Y ahí debe estar gente como Iglesias, el profesor Juan Carlos Monedero, el propio Alberto Garzón y alguien que sería deseable y no parece querer meterse en arena: Ada Colau.

Pues eso: muevan ficha y no se dediquen a cortar el átomo en partes iguales, aunque haya neutrones y protones que tienen que dejar ya paso a otros. Ánimo en tan quijotesca empresa.

__________________________________________________________________

Estoy en Twitter y Facebook

__________________________________________________________________

]]>
Jesús Moreno Abad 2014-01-17 07:01:06
Redes de Cambio - Pasar a la acción http://blogs.publico.es/ines-sabanes/2013/11/27/pasar-a-la-accion/ En los últimos tiempos asistimos a una extensa y profusa información sobre el debate de las futuras primarias abiertas del Partido Socialista. No deja de sorprender que se sitúe el debate para futuras elecciones generales, es decir, en un horizonte temporal del 2015, teniendo en cuenta que en 2014 se producen unas elecciones al Parlamento Europeo de máxima importancia.

Este debate “de futuro”, que obvia las decisiones a tomar en este momento, tiene un efecto doblemente perverso. Se  apuesta – de nuevo- por hacer de las Europeas un ensayo de las Generales, con lectura bipartidista y se rebaja con ello la entidad esta cita. Todo ello a pesar de haber vivido rescates, condiciones e imposiciones de la troika y sabiendo que el futuro de Europa depende en gran medida de la capacidad de su ciudadanía para defender un espacio de convivencia y derechos que se están destrozando con el triunfo de las políticas de recortes y de austeridad.

En este marco el esfuerzo del sistema para salvarse a sí mismo es más que notable. Se buscan efectos de cambio pero sin cuestionar el sistema de partidos e institucional. Es decir, sin poner en entredicho el marco inalterable de la democracia representativa tal y como está concebida. Así, se abre paso a una estrategia lampedusiana de que el sistema cambie para que permanezca.

Después de más de 30 años sin mover ficha y culpabilizar en exclusiva a la ley electoral de todos los males del sistema de la democracia representativa, se empieza a tomar conciencia de una obviedad. Este país ha tenido un grave problema de falta de proporcionalidad en la Ley electoral, ciertamente, pero ha arrastrado también un profundo inmovilismo que ha impedido cualquier ejercicio real de participación y control ciudadano más allá de elegir representantes cada cuatro años, en listas cerradas y bloqueadas.

Ninguna ley impedía un ejercicio permanente de transparencia a los partidos o a las instituciones. Nada prohibía dar cuentas en tiempo real de los ingresos, gastos, créditos o financiación. Nada impedía consultar de forma permanente a lxs afiliadxs, simpatizantes, electores o ciudadanía sobre las decisiones a tomar y nada imposibilitaba haber abierto al control de la ciudadanía los procesos de deliberación tanto en múltiples causas como en la elección de los distintos cargos de representación.

Este largo y férreo ejercicio de opacidad y blindaje no se resuelve con unas primarias abiertas si a continuación se mantiene intacto el sistema de representación en monopolio hasta las siguientes elecciones.

No se trata solamente de renovar a los representantes o los llamados liderazgos en los partidos convencionales, sino de cambiar radicalmente las condiciones y el ejercicio de la representación.

El salto cualitativo y de ruptura lo ha marcado ya la ciudadanía. Deben  existir garantías no sólo para participar y controlar el ejercicio de la política y la toma de decisiones, sino para el ejercicio de la democracia directa, es decir  para poder ejercer el voto de forma directa en todas las ocasiones que sea oportuno.

Ya existen herramientas para hacerlo. La propuesta que desde Compromis EQUO  , llevamos a cabo con el #CongresoTransparente demuestra que es posible y accesible.

Y, en este contexto, por  supuesto, las primarias abiertas, no deberían ser una excepción, sino la norma que, de forma natural y sin tanta sobreactuación, determinarán la voluntad y el derecho de afiliados,  electores y/o  ciudadanía para intervenir en la elección de aquellos que ejercerán la representación en los parlamentos.

Las próximas elecciones europeas, son una prueba determinante de esta voluntad de cambio. El Partido Verde Europeo, al que pertenece EQUO ha optado por unas primarias abiertas paneuropeas https://www.greenprimary.eu para la elección de sus representantes a la presidencia de la Comisión Europea. El debate en estas primarias vincula a la ciudadanía de los distintos países a contrastar propuestas y a construir alternativas desde abajo capaces de confrontar con los gobiernos que en el Norte o en el Sur se han sometido a los dictados del mercado frente a las necesidades de las personas.

Y también decidiremos por primarias abiertas las listas de EQUO en nuestro país para el Parlamento Europeo https://unete.partidoequo.es/primarias. No hay improvisación en ello ni golpes de efecto. Se trata de aplicar dentro lo que proclamamos hacia fuera. Es decir, hacemos lo que decimos.

Las primarias abiertas a la ciudadanía son en este momento una condición imprescindible pero no suficiente. El objetivo es la superación de un sistema cerrado de democracia representativa hacia un modelo donde la transparencia y el control ciudadano, así como el ejercicio de la democracia directa, permitan recuperar la capacidad de toda la sociedad. Permitan intervenir en aquellos temas que tienen efectos sobre sus propias vidas y que garanticen  poner el interés común por encima de las presiones de los grupos de poder. Por ello hay que pasar a la acción. No hay excusas. Es el momento de hacer las cosas de otra manera. Y en EQUO lo estamos haciendo.

 

]]>
Inés Sabanés 2013-11-27 12:30:44
Antonio Arráez - La historia del mal estudiante que llegó a Premio Nobel http://blogs.publico.es/antonio-arraez/2013/09/16/la-historia-del-mal-estudiante-que-llego-a-premio-nobel/ “Confieso paladinamente que del mal éxito de mis estudios soy el único responsable. Mi cuerpo ocupaba un lugar en las aulas, pero mi alma vagaba continuamente por los espacios imaginarios (…) en mi desdén por el estudio entró por algo el sistema de enseñanza y el régimen de premios y castigos usados por aquellos padres Escolapios (…) El suspenso parecía irremisible. Mas a fin de parar el golpe, si ello era posible, mi progenitor buscó recomendaciones para los catedráticos del Instituto de Huesca, a quienes incumbía la tarea de examinar en Jaca. Precisamente uno de ellos era don Vicente Ventura, gran amigo suyo. Este redentor mío estaba agradecido y obligado a las proezas quirúrgicas de don Justo, por haber sanado a su mujer de gravísima dolencia que exigió peligrosa intervención. Llegado el examen, propusieron los frailes, según era de prever, mi suspensión; pero los profesores de Huesca, apoyados en un criterio equitativo, y recordando que habían sido aprobados alumnos tan pigres o más que yo, aunque bastante más dóciles, lograron mi indulto. “
Corría 1861 cuando el protagonista de esta historia llegó a Jaca de la mano de su padre. Tenía diez años y era un niño travieso, díscolo, inquieto. Solo se tranquilizaba pintando. Quién sabe si en nuestros días lo hubieran calificado de hiperactivo. Su progenitor, médico de profesión, estaba harto de sus diabluras y decidió matricularlo en un colegio de los padres Escolapios que tenía fama de excelencia educativa en latín, al tiempo que lograban domar a los estudiantes más problemáticos. El padre animó al director del colegio a que fueran severos con su hijo y que le aplicaran sin contemplaciones los castigos que mereciera. El director del colegio se comprometió a hacerlo, e inmediatamente llamó al padre Jacinto. Antes de marcharse el padre también advirtió al director de que el niño no andaba bien de memoria y que le dejaran expresarse cuando le preguntaran la lección. “De concepto lo aprenderá todo; pero no le exijan ustedes las lecciones al pie de la letra”. En esto no le hicieron caso y los castigos y las humillaciones fueron continuas desde el primer día de clase.
El niño se llevó mal con el latín, la filología y la gramática y peor con los padres Escolapios. Los castigos no eran efectivos y el padre Jacinto decidió un ayuno diario que el estomago del niño terminó también por asumir. Ante el fracaso de los frailes y asustados por el estado famélico con el que el niño regresó al pueblo en verano, sus padres decidieron que el siguiente curso el niño iría a un instituto de Huesca. Como castigo, el padre decidió que compaginaría sus estudios con un trabajo de aprendiz de barbero. El siguiente curso el niño no mejoró. Su padre lo volvió a castigar colocándole de aprendiz de zapatero con un severo artesano que le hacía dormir en un desván lleno de ratas. Pasó un año entero hasta que le dio de nuevo la oportunidad de volver a los estudios. Con doce años el niño intentó cambiar de actitud y se aplicó en los estudios aun sin renunciar a sus viejas andanzas como el día en que se topó con una valla recién pintada y no pudo evitar hacer una caricatura de su profesor, con la mala suerte de que al maestro le gustaba pasear y se topó con el alumno y su obra.
Finalmente, y a pesar de sus diabluras el niño se matriculó, con dos años de retraso respecto a sus compañeros de promoción, en la Facultad de Medicina de Zaragoza y en 1906 le concedieron el premio Nobel de Medicina. Se llamaba Santiago Ramón y Cajal. Lo que nos queda.

]]>
Antonio Arráez 2013-09-16 16:31:06
Al sur a la izquierda - Ha sabido estar pero no ha sabido irse http://blogs.publico.es/antonio-avendano/2013/05/23/ha-sabido-estar-pero-no-ha-sabido-irse/ Andalucía cambia de Defensor del Pueblo. Y lo hace con ruido, provocado por el propio titular de la institución. El cura Chamizo, tan querido por todo el mundo, deja el cargo tras ocuparlo con honorabilidad y eficacia durante 17 años; se va porque lo echan, aunque también es cierto que estaba en funciones desde hace 14 meses porque su tiempo oficial de Defensor había prescrito sin que el Parlamento de Andalucía hubiera logrado reunir los tres quintos necesarios para renovarle otro mandato. Sí ha reunido, en cambio, la unanimidad para que se marche: el PP nunca lo ha querido, y no porque a la derecha no le gusten los curas, sino porque los curas que le gustan no se parecen nada a Chamizo; Izquierda Unida lo ha mirado muchas veces con recelo, y no porque a Izquierda Unida no le gusten los rojos, sino porque los rojos que le gustan no se parecen demasiado a Chamizo; y el PSOE…, bueno, el PSOE siempre fue su primer valedor, pero lo fue en tiempos de Manuel Chaves, no en tiempos de Griñán, o no al menos con la misma calidez y el mismo énfasis que entonces.

Todo conspiraba para que Chamizo concluyera su brillante etapa de Defensor del Pueblo. Conspiraba el largo tiempo que llevaba ocupando el cargo; conspiraba la aritmética parlamentaria; conspiraba el cansancio institucional; conspiraba su independencia públicamente insobornable; conspiraban sus agrios pero merecidos reproches a los políticos; conspiraba la conveniencia de la izquierda gobernante de alcanzar algún acuerdo con la derecha en la oposición; y conspiraba la necesidad de la derecha en la oposición de demostrar que es lo bastante flexible y civilizada para pactar con toda naturalidad con el rojerío que gobierna en Andalucía.

El sustituto de Chamizo será, además, Jesús Maeztu, hasta ahora Comisionado para el Polígono Sur: gran elección por lo que toca a Andalucía, dado que Maeztu es prácticamente un Chamizo con otro nombre, y gran lección por lo que toca a España, donde el PP colocó de defensora a Soledad Becerril, militante, dirigente, diputada, senadora y alcaldesa del partido.

La única estridencia en el recambio de Chamizo han sido las feas palabras del propio defensor, quien, en unas declaraciones a la cadena SER Andalucía, ha atribuido su defenestración a “la chica que está en Presidencia”, en alusión a la número dos del Gobierno Susana Díaz, y “a algún psicópata del PP”, en alusión no se sabe exactamente a quién. Chamizo, que tan bien ha sabido estar en el cargo, no ha sabido irse de él. El cura gaditano, que tanto y con tan buenas razones ha criticado a los políticos, se ha comportado en su despedida como uno de ellos, y no precisamente como uno de los mejores. De hecho, ya se equivocó Chamizo cuando, al expirar el plazo oficial de su cargo 14 meses atrás, mandó a todo el mundo el impúdico mensaje de que no quería marcharse. La política lo puso legítimamente y la política lo quita legítimamente. Tal vez no sea bueno para la institución que Chamizo se haya marchado, pero con toda seguridad es bueno para él, aunque él mismo todavía no lo sepa. 17 años de ejercer la política casi habían hecho de él el político que nunca quiso ser. Unos pocos años más y lo habrían conseguido.

]]>
Antonio Avendaño 2013-05-23 11:41:27
El mapa del mundo - La ultraderecha suiza ataca de nuevo http://blogs.publico.es/elmapadelmundo/601/la-ultraderecha-suiza-ataca-de-nuevo/ lugano1

De los creadores de Expulsa a la oveja negra o Las inmigrantes no son como las suizas, llega ahora Estamos en bragas. El partido ultra Unión Democrática de Centro (UDC) del cantón de Lugano ha vuelto a hacer gala de su racismo y xenofobia de cara a las próximas elecciones municipales, con una campaña en la que pretende demostrar lo bien que se vivía hace 20 años y lo mala e insegura que se ha vuelto esta región suiza por culpa de la inmigración, que además le roba los puestos de trabajo a los autóctonos.

El discurso, por lo tanto, es el mismo de siempre, sólo que al tratarse de de un cantón fronterizo con Italia (y de mayoría italoparlante) está especialmente dirigido a los emigrantes italianos, que según el partido de extrema derecha ocupa 8.000 puestos de trabajo en el sector servicios.

La UDC se hizo famosa por sus campañas agresivas en las elecciones generales de 2007, cuando en coalición con el Partido Popular suizo (SVP) consiguió el 29% de los votos. Sobre todo con su juego para echar a las ovejas negras que llegaban a Suiza en autobús y por la campaña con el mismo aspecto que después fue copiada por los partidos ultras españoles para manifestarse contra la inmigración.

cartelesudcsvpDaniel del Pino

 

]]>
Internacional 2013-03-26 13:40:22
Por fin es viernes - El hombre tranquilo se cabrea http://blogs.publico.es/manuel-gutierrez-garzon/2012/12/28/el-hombre-tranquilo-se-cabrea/ Quizá no haya muchos que conozcan la pieza narrativa que dio origen a una de las más hermosas películas de John Ford, El hombre tranquilo, ahora editado en castellano por primera vez por la editorial Reino de Cordelia. Sin embargo, su autor, Maurice Walsh, fue un excelente escritor irlandés —tierra de grandes escritores—, muy comprometido con la causa nacional de su país. La lucha de liberación es precisamente uno de los hilos conductores de la colección de historias de las que forma parte El hombre tranquilo.

Javier Reverte ha escrito un notable prólogo para esta novela, que acaba de aparecer en las librerías españolas después de que hayamos disfrutado tanto de la película a la que dio origen. Y nuevamente se planteará la vieja cuestión: ¿qué prefiere usted, el libro o la película? Y siempre se podrá contestar con aquella conversación entre las dos cabras que se estaban comiendo la cinta de celuloide de una película. ¿Te gusta?, pregunta una. Y la otra contesta. Sí, pero estaba mejor el libro.

La versión fílmica de El hombre tranquilo obvia el entorno nacionalista del protagonista, y se centra en otro tipo de combate, el de la dignidad del acosado y humillado. Seguramente, en el contexto de todas las narraciones que conforman el libro unitario Green Rushes —traducida al español bajo el título de su historia más conocida, El hombre tranquilo—, el pasado nacionalista de Sean Thorton (John Wayne en la versión cinematográfica) es fundamental para entender el personaje.

John Ford deja ese tema de lado, y nos cuenta la historia de un boxeador (John Wayne) que se retira del ring por haber matado fortuitamente a su contrincante en el transcurso de un combate pugilístico (cosa que no está en la novela). Sean Thorton vuelve a su Irlanda natal para convertirse en un ciudadano pacífico y tranquilo. En su nueva vida se enamora de una chica pelirroja y valiente (Maureen O`Hara). Pero sufre el acoso, el desprecio y la ofensa pública del matón del lugar, que —¡oh eterno melodrama!— no es otro que el hermano de la mujer amada.

Pero a lo que íbamos. Tanto en la historia fílmica como en la escrita, se nos cuenta la historia de un hombre pacífico, es más, de un hombre cansado de la lucha por la vida, y que solo quiere que le dejen en paz. Un jubilado, vamos. Pero, ¿puede uno permanecer pasivo si todos los días se sufre un deterioro, una humillación? El gran hallazgo de Ford fue mostrar que el primer indignado por la mentira, la ofensa y la ignominia es un miembro de la familia: su mujer. Es ella la que desprecia a su propio marido y le abandona.

Ford cuenta una hermosa historia de amor, y del estallido de ira producido por el sentimiento de pérdida. La paciencia del Hombre Tranquilo se acaba no porque a él se le agote, sino causada por el desprecio del ser querido.

El autor de la novela acusó a Ford de tergiversar su relato —además, se sentía mal pagado ante el éxito mundial de la versión cinematográfica—. Y es verdad que la concepción del personaje de Sean Thorton es distinta y distante en la novela y en la película. A uno le costaría aceptar un John Wayne como radical irlandés miembro del IRA —aun del IRA pre independencia—, lo que es precisamente el personaje en la novela. Pero a veces las circunstancias políticas ponen de acuerdo lo imposible, e igual cabreo estalla en dos personajes que son el mismo, pero que no lo sabían.

Pero estas cosas solo pasan en la ficción del cine o la novela, ya se sabe.

]]>
Opinión 2012-12-28 08:50:57