Diario Público http://blogs.publico.es/ Columnas y Blogs del Diario Público Aquí no hay playa - De aquellas reformas estos titiriteros encarcelados http://blogs.publico.es/aqui-no-hay-playa/2016/02/08/de-aquellas-reformas-estos-titiriteros-encarcelados/ El viernes pasado comenzó el Carnaval de Madrid, con una apuesta por la descentralización y que los distritos fueran las unidades territoriales protagonistas. Resultaba necesario prestar atención a las que eran las primeras actividades festivo-culturales tras la Cabalgata que propició, de nuevo, la creación de una polémica artificial sobre el Ayuntamiento de Madrid. Un inicio que poco tardó en saltar a los periódicos digitales por la interpretación de “La Bruja y don Cristóbal” a manos de Títeres desde Abajo.

Diferentes medios se hicieron eco del malestar de algunos padres y madres de los asistentes. Pero lo importante no era eso. Había que asegurar que se había desplegado una pancarta que ponía “Gora Eta”, afirmación rotundamente falsa, y generar la sensación de que había sido la misma Manuela Carmena quien portaba el cartel. Horas después, los dos titiriteros eran enviados a Soto del Real por la petición de prisión preventiva sin fianza acusados de enaltecimiento del terrorismo e incitación al odio ideológico. Un escándalo, una aberración y una nueva violación de derechos.

Tras leer muchas de las reflexiones, comunicados, comentarios y matizaciones que se han vertido sobre el desarrollo de los acontecimientos de estos días, hay dos preguntas que se me repiten en la cabeza: ¿Habría pasado lo mismo si se hubiera realizado en una ciudad en la que no hubiera un gobierno del cambio en el Ayuntamiento? ¿Qué habría pasado si en la obra de ficción se hubiera desplegado un cartel contra los musulmanes o las mujeres?

Es probable que la respuesta a la primera pregunta sea no. En los últimos meses hemos visto iracundos ataques a los gobiernos municipalistas por demostrar día a día que las cosas pueden hacerse de otra manera, que pueden hacerse mejor. Pasó cuando descubrieron que teníamos un pasado atravesado por la lucha de los derechos sociales en nuestro país y cuando evidenciamos que los nuevos gobiernos se traducen en nuevas formas de hacer y entender la política.

La segunda pregunta parece algo más compleja, pero tiene una respuesta clara: los titiriteros no estarían en la cárcel. Se habría discutido sobre la idoneidad de la obra, sobre su carácter artístico, la elección del público o lo inapropiado del mensaje pero hoy no habría dos personas en prisión. Si lo están, no es por la denuncia del Ayuntamiento (por actos lesivos y ofensas), sino gracias la última reforma del Código Penal que firmaron PP y PSOE a comienzos del año pasado. Desarticulado el mantra “todo es ETA” y con la excusa del yihadismo, ambos partidos abrieron la definición de “delitos de terrorismo” y merecieron la reprobación de Naciones Unidas. Junto a la advertencia de que la definición era “excesivamente amplia e imprecisa”, la ONU advertía sobre el riesgo que generaba la nueva ley al poder “criminalizar conductas que no constituirían terrorismo y podría resultar entre otros restricciones desproporcionadas al ejercicio de la libertad de expresión”. Y esto es lo que ha ocurrido.

Es así como yo lo entiendo. Más allá del error del Ayuntamiento –que creo ha existido- o el (des)agrado que nos genere la obra, nos encontramos ante la conjunción de ambos factores: el incesante intento de desestabilizar a los gobiernos del cambio y la aplicación de un Código Penal –por parte de una vergonzosa Fiscalía- cuyo objetivo pareciera generar arbitrariamente enemigos disfrazándoles de peligrosos terroristas . Todo lo que sea desviar el enfoque nos hará errar el tiro, mantener la grave injusticia que supone tener a dos personas en prisión por representar una obra de títeres y permitir el acoso y derribo que entorpece el trabajo de quienes, desde las instituciones, tienen el reto de mejorar nuestras ciudades y las vidas de quienes las habitamos.

]]>
Pablo Padilla Estrada 2016-02-08 12:20:23
Tierra de nadie - Los titiriteros y la concejala funambulista http://blogs.publico.es/escudier/2016/02/los-titiriteros-y-la-concejala-funambulista/ Difícilmente vuelva a darse tal concatenación de disparates como los acaecidos este fin de semana en Madrid en torno a la representación de un espectáculo de marionetas de las fiestas del Carnaval, cuyo resultado ha sido el encarcelamiento de dos titiriteros por enaltecimiento del terrorismo y un escándalo político mayúsculo que tiene a la todavía concejala de Cultura, Celia Mayer, en la cuerda floja. Si Mayer consigue mantenerse en el alambre, o sea, en su puesto, debería programarse a sí misma en los Carnavales de 2017 como funambulista.

Primer dislate: La propia programación para el público infantil de una obra, La Bruja y Don Cristóbal, cuyo argumento es algo diferente al de los episodios de Bob Esponja. Esta es la sinopsis que ha hecho la CNT-AIT de Granada, en defensa de los dos detenidos, uno de ellos militante de la organización: “La obra está protagonizada por una bruja, que representa a las personas de mala fama pública, y que se ve en la situación de enfrentarse a los cuatro poderes que rige la sociedad, esto es: la Propiedad, la Religión, la Fuerza del Estado y la Ley. La protagonista está en su casa, y, en primer lugar, su vida es interrumpida por la aparición del ‘Propietario’, que resulta ser el legítimo poseedor legal de la casa donde vive. No existen monjas violadas; bajo la forma de los muñecos, los adultos podemos comprobar que el propietario decide aprovecharse de la situación para violar a la bruja”.

“En el forjeceo –prosigue-, la bruja mata al propietario. Pero queda embarazada, y nace un niño. Es entonces cuando aparece la segunda figura: una monja, que encarna la ‘Religión’. La monja quiere llevarse al niño, pero encuentra resistencia en la bruja, y en el enfrentamiento, la monja muere. Es entonces cuando aparece el Policía, que representa la Fuerza del Estado, y golpea a la bruja hasta dejarla inconsciente, y tras ello, construye un montaje policial para acusarla ante la ‘Ley’, colocando una pancarta de “Gora Alka-ETA” sobre su cuerpo, que intenta mantener en pie para realizar la foto, como prueba. A partir de este montaje policial, surge la cuarta figura, que es la del ‘Juez’, que acusa, y condena a muerte, a la protagonista, sacando una horca. La bruja se las arregla para engañar al juez, que mete la cabeza en su propia soga, y la aprovecha para ahorcarle, para salvar su propia vida”.

Evidentemente, no es una obra para niños y ni siquiera lo sería para adultos dentro de la programación de unas fiestas populares, donde participan personas que defienden la propiedad, la religión, el Estado y la ley, y que también tienen derecho a divertirse.

Segundo despropósito: Alertada por los padres, que entendieron nada de los que allí se representaba, la Policía Municipal detiene a los dos comediantes, les pone a disposición judicial y el magistrado les enchirona tras llegar a la conclusión de que con el cartelito de “Alka-ETA” se enaltece también Al Qaeda. Daba igual. Si en el letrero se hubiera leído “Bicicl-ETA”, el juez, muy sensibilizado con el ahorcamiento de su marioneta, habría deducido que se hacía apología del terrorismo en la Vuelta a España.

Tercer desatino: La concejala de Cultura, que venía de montar un cirio con la retirada de símbolos franquistas que no lo eran, cree que ha llegado su final y para salvar esa parte de su anatomía que queda al final de la espalda ordena que se denuncie a los titiriteros, convertidos en marionetas de pim, pam, pum, por haber realizado “acciones ofensivas, completamente fuera de lugar en cualquier contexto y totalmente irrespetuosas con los valores de convivencia, respeto y diversidad propuestos por el Ayuntamiento de Madrid”. La edil fulmina de paso al responsable de la programación, porque en algo tenía que acertar la criatura.

Cuarta pifia: Ante las protestas de Ada Colau, Pablo Iglesias, Alberto Garzón, varios de sus compañeros en el equipo de gobierno y demás gente con dos dedos de frente por lo desproporcionado del encarcelamiento, Mayer, que ni había visto la obra ni tenía por qué hacerlo, empieza a comprender que se ha dejado llevar por la histeria. Anuncia que ha ordenado la retirada de las acciones judiciales que había interpuesto y denuncia la utilización interesada del caso y la desproporción de los cargos de los que se acusa a los dos jóvenes.

Añade la concejala que lo sucedido no es sino un intento de desviar la atención sobre los casos de corrupción del PP y de desestabilizar al Ayuntamiento de Madrid y a la democracia misma. Su baile en el alambre empieza a ser el de San Vito.

Conclusiones: La obra jamás debió representarse en las fiestas de Carnaval y menos aún ser programada para un público infantil, pero los responsables están en el Ayuntamiento y no tras el escenario. Urge la excarcelación de los titiriteros, a los que les ampara la libertad de expresión, la de creación y el propio sentido común. Criminalizar a personas por el mero hecho de profesar la ideología libertaria es un disparate tan grande como asociar anarquismo a terrorismo, un estereotipo muy extendido y completamente falso.

Puede, como sugiere Mayer, que exista realmente una confabulación de la derecha política y mediática para desestabilizar al Ayuntamiento de Madrid, aunque no haría falta alguna porque la propia concejala se basta y se sobra para desestabilizar un rascacielos. Se suponía que en política los errores se pagan con la dimisión, salvo que los apóstoles de la nueva política nos informen de lo contrario.

]]>
Juan Carlos Escudier 2016-02-08 11:50:25
Sobre el tapete - Los hechiceros en el pentágono catalán http://blogs.publico.es/ricardo-romero-tejada/2016/02/08/los-hechiceros-en-el-pentagono-catalan/ Cuando despertó, la cuestión catalana todavía estaba allí

Nos adentramos, cautelosamente y con los conjuros defensivos apropiados, en el territorio de los hechiceros, los que controlan el tercer lado del pentágono catalán. Como el diccionario de la RAE se queda corto cuando define al hechicero (“que por su hermosura, gracias o buenas prendas atrae y cautiva la voluntad y cariño de las gentes”), hay que ir a la Wikipedia para columbrar algo más al descubrir que atribuye al hechicero “la capacidad de modificar la realidad o la percepción colectiva de ésta de maneras que no responden a una lógica causal”.Ya es otra cosa.

“La palabra nos hace”, decía Sánchez Ferlosio en una entrevista reciente. Con palabras, ritos y tradiciones, los hechiceros trabajan. Siempre serán mejores que los garrotazos, desde luego; pero no bastan. Con la dialéctica de los puños y las pistolas y sus variantes condenadas a quedarse en el siglo XX, la ‘palabra’ (alfa y omega de la democracia europea del siglo XXI) es condición necesaria, pero no suficiente. Si la ‘palabra’ no es capaz de construir la relación “diálogo, negociación y acuerdo”, se queda en palabrería, recurso de hechiceros y trampa para incautos. Porque, además, el acuerdo exige un diagnóstico acertado y compartido en lo fundamental y unas reglas aceptadas. De otro modo, el diálogo es baldío y solo puede parir soluciones precarias y parches condenados a la provisionalidad más frustrante. Esta es la opción de los hechiceros. No servirá.

La historia de la cuestión catalana demuestra un encadenamiento de falsas soluciones, siempre administradas con más o menos dosis de palo y tente tieso. Y a tirar unos cuantos  años más. Como cuestión española que es, ahora mismo está condicionando la formación del gobierno central y la eventual reforma constitucional. Y cierto es que, parafraseando a Augusto Monterroso, “cuando despertó, la cuestión catalana todavía estaba allí… Tal vez ha llegado la hora de hacer las cosas de otra manera y dejar la magia para el mundo del espectáculo y los hechizos para los juegos de rol.

Dos interpretaciones opuestas de España

La España uninacional frente a la España plurinacional. La primera interpretación se nutre de dos pilares básicos. Por una parte, la unidad indisoluble de la nación española tal como se recoge en la Constitución del 78. Por otra, la igualdad de todos los españoles, principio también constitucionalizado, pero que queda afectado por el hasta dónde alcanza España y el quién son los españoles a la hora de la verdad. En estos tiempos en los que algunos denuncian el relativismo moral que nos invade y, a propósito de este ‘mantra’ de la igualdad de todos los españoles que tanto argumento da contra los soberanismos periféricos, cabría preguntarse en qué son iguales la familia Botín, por poner un ejemplo elemental, con los centenares de miles de familias en las que ninguno de sus miembros tiene trabajo. O dónde está la igualdad entre las 20 personas más ricas de España y el 30% de la población española más pobre. Pero esta desigualdad debe ser un asunto menor… porque los guardianes de las esencias patrias aman mucho los intangibles, mientras les importa un pepino que unos sí tengan derecho a calefacción y otros no lo tengan ni a una estufa. Puestos a hacer, habría que hablar de la igualdad de todas las personas; sin fronteras. Pero es que la igualdad bien entendida empieza por uno mismo… ¿O no es así?

A fin de cuentas, de lo que se trata de verdad es que España sea la única Nación y que el español sea el único pueblo soberano, el cual, mayoritariamente de matriz castellana, asegurará con mucha democracia el buen orden en las díscolas periferias de matriz no castellana. Su correlato es el “seréis españoles, por las buenas o por las malas”, eslogan silencioso y compartido con entusiasmo desde la ultraderecha hasta distinguidos próceres del PSOE, aún cuando las primeras medicinas que proponen dar al paciente puedan ser distintas.

Son ilustrativas y sugerentes las palabras de Rafael Simancas, dirigente del PSOE madrileño, en su intervención en La Sexta el sábado 26 de diciembre cuando explicaba que su partido no pactaría con nadie que defienda el derecho a decidir porque romperían España: tras Catalunya vendrían “Galicia, Euskadi, Navarra…”. Se hace evidente que Simancas, como seguramente otros muchos en el PSOE, está convencido de que los ciudadanos de dichas comunidades, de poder decidir libre y democráticamente, votarían por su independencia. Después de unos, irían desfilando los otros. Parecería que hay más gente esperando para salir que con ganas de quedarse. Seguramente, las declaraciones de un alma gemela del anterior, Magdalena Álvarez (una política posiblemente muy bien criada de acuerdo con los criterios de Alfonso Guerra, exministra de Fomento con Rodríguez Zapatero y, entre otras cosas, imputada por el escándalo de los ERE), preguntándose retóricamente qué cosas importantes se podían decir en catalán, ayudaron lo suyo para aumentar el deseo de coger las de Villadiego.

Dirige los dardos en idéntica dirección, y sirva como botón de muestra de una sensibilidad política muy extendida, otro socialista, Antoni Zabalza, catalán de Linyola y que fue Secretario de Estado de Hacienda. Así razona en El País del 18 de enero de este año: “Y si esta cuestión acabara prendiendo, no habría uno, sino varios referéndums de independencia y un proceso de inestabilidad de tal calibre que solo podría acabar con la desaparición de España…”. No deja de argumentar su posición y deja dos frases-fuerza sobre la democracia para la posteridad: “La regla de la mayoría es un instrumento imperfecto para sintetizar la voluntad de la colectividad. Los populistas, conocedores de que en democracia no hay otra regla factible, utilizan esta debilidad a su favor para hacer ganador al proyecto social que propugnan”. Por si el despliegue de razones a lo largo del artículo todavía no ha sido suficiente, añade: “Es necesario sacarse complejos de encima y reconocer explícitamente los límites de la democracia”. Fenomenal. Con estas valoraciones se justifica cualquier barbaridad monumental. Lo ha dicho Zabalza y lo deben pensar una buena parte de los mandamases del PSOE; ya ven, aunque lo parezca, estas  palabras no son de Primo de Rivera, ni siquiera de Aznar… No sabe Zabalza (o no le importa) que Escocia tuvo su referéndum no hace demasiado ni que según los últimos cálculos de Micha Germán y Fernando Méndez (citados por Albert Branchadell en El País del 21 de enero de este año) son ya 600 los referéndums de soberanía celebrados en el mundo desde el primero registrado en 1791. Y el mundo sigue girando.

En consecuencia, estos demócratas sostienen que hay que aherrojar a los ‘periféricos’ (incluso, y en buena lógica, por su propio bien), imponiéndoles el preventivo yugo y haciendo suyos los argumentos y actitudes de la ultraderecha. España, antes roja que rota. ¿Qué importan aquí la democracia y los derechos universales? La democracia solo vale si es para gestionar la unidad de España. Debe mantenerse a España unida a cualquier precio y lo demás huelga. ¿Incluso al de ser una cárcel de pueblos ‘desafectos’? Más de uno pensará que  España se merece algo mejor. Por el momento, tan sólo Podemos está proponiendo, pedagógicamente, una lectura alternativa a la concepción imperial de la patria española. Sin que se sepa hasta dónde están dispuestos a llegar. Estén atentos, continuará, porque esto no acaba aquí.

]]>
Ricardo Romero de Tejada 2016-02-08 11:00:36
Otras miradas - ‘Los ocho de Airbus’ http://blogs.publico.es/otrasmiradas/5921/los-ocho-de-airbus/ Óscar Guardingo y Alberto Rodríguez
Portavoces de PODEMOS en la comisión de Empleo y Seguridad Social del Congreso de los Diputados y del Senado

Esta semana comienza el juicio de ‘los ocho de Airbus’. Ocho trabajadores que se enfrentan a 66 años de cárcel por su participación en la huelga general del 29S de 2010. No son los únicos trabajadores en situación parecida. Más de 300 personas siguen encausadas por los hechos ocurridos aquel día. Se trata de una criminalización del derecho de huelga y la judicialización del conflicto social. El derecho de huelga es un bien básico recogido en nuestro ordenamiento jurídico y en tratados internacionales firmados por el Reino de España. La huelga es un derecho fundamental en democracia.

‘Los ocho de Airbus’ y los más de 300 trabajadores encausados a raíz de la huelga general de 2010 estaban defendiendo los intereses de la mayoría. Después de 6 años se puede ya afirmar que la reforma laboral de Zapatero y las de Rajoy fueron un absoluto fracaso que solo han causado paro, bajada de los salarios y sufrimiento para la mayoría de la población, cuyas rentas provienen del trabajo. Abaratar el despido, sea mediante la rebaja de las indemnizaciones o a través de flexibilizar las causas del despido procedente, en el punto álgido de la mayor recesión económica conocida, provocó que las empresas hicieran sus ajustes sobre las plantillas. A las reformas laborales de PSOE y PP le siguió un doloroso aumento del desempleo. La capacidad de consumo interno cayó y la espiral de desempleo y recesión económica se aceleró.

Se podía haber hecho otra política económica y de empleo. Había alternativa. Dar estabilidad al trabajo y favorecer otros ajustes. Ajustes en el mercado laboral —que ya se vienen practicando en empresas con buenas prácticas de negociación colectiva— como son las reducciones de jornada, la flexibilidad negociada o la formación subvencionada a los trabajadores en activo en tiempo de trabajo. Tampoco se llevaron a cabo otras medidas estructurales sobre un tejido productivo español escandalosamente sobredimensionado hacia la construcción. España aún tiene pendiente una reconversión empresarial y de la mano de obra hacia nuevos sectores, nuestra propuesta de Plan de Transición Energética es un ejemplo.

La crisis económica tuvo un origen financiero. La gran apuesta es una excelente película que se encuentra actualmente en las carteleras de los cines españoles y narra cómo la burbuja inmobiliaria, los productos financieros tóxicos de la gran banca y la complicidad de las agencias de rating provocaron esta crisis. Sin embargo, las consecuencias las hemos pagado la mayoría. Los del entresuelo han pagado la fiesta de los del ático. Pensionistas y funcionarios vieron recortados sus ingresos, los trabajadores sus derechos y sus salarios. Todo ello para pagar los más de 60.000 millones de euros del rescate financiero a la banca española, que era sobretodo un rescate a la banca de Londres, París o Frankfurt. Actualmente no hay ningún banquero en la cárcel. Solo Rodrigo Rato ha pasado unas horas en el calabozo. Sin embargo, hoy, más de 300 trabajadores esperan juicio.

Hay alternativa.

]]>
Opinión 2016-02-08 10:30:27
Strambotic - Cómo saber si un señor es de izquierdas o de derechas atendiendo únicamente a su vello facial http://blogs.publico.es/strambotic/2016/02/barba-roja-bigote-facha/ barbas

Barba de derechas, barba de izquierdas.

Es un hecho incontrovertible que la barba ha sido tradicionalmente un patrimonio de la izquierda, del proletariado, de los descamisados, que diría Alfonso Guerra (quien, por cierto, siempre lució rasurada su tez). Sin embargo, de unos años a esta parte la derecha ha ido apropiándose sibilinamente de este hirsuto complemento y ya no está mal visto que un cachorro de Nuevas Generaciones luzca este atributo, siempre que no luzca desprolija, estilo Che Guevara.

Tal es así que el mismísimo Mariano Rajoy se convirtió en el primer presidente de la democracia (con perdón) en lucir una hermosa barba con la que no desentonaría en un bar de osos. Ni Adolfo Suárez, ni Calvo Sotelo, ni Felipe González, ni Zapatero lucieron barba; tan sólo Aznar exhibió un poblado bigote, un distintivo mucho más identificado con la derecha, como veremos a continuación.

fidel-castro-y-che-guevara

Auge y caída de la barba proletaria

La barba es un complemento del proletariado por el simple motivo de que es el estado natural de la cara de un hombre (caucásico) cuando hay dejación de afeitado. En la era preindustrial eran los caballeros, los burgueses y los militares quienes lucían una barba cuidada, mientras el pueblo llano –campesinos, tenderos y curritos- solían rasurarse, probablemente porque la barba puede ser un estorbo y un nido de mugre para según qué desempeños (imagina por un momento cosechar mientras tu barba captura el polvo y el polen de las espigas).

Pero los polos se invierten cuando durante el siglo XIX surge en Europa el lumpen-proletariado, etiqueta atribuida al barbudo Karl Marx. En los altos hornos y en las cadenas de montaje el personal empezó a dejar crecer su vello facial, convertido en un distintivo político. En la España franquista, el mejor indicador de filiación sindical era una buena barba, a ser posible dejada crecer salvajemente, como el Mato Grosso, como la lleva Cándido Méndez, un rojo de los de toda la vida.

La reconversión industrial de los 80 y el cataclismo industrial actual arrastraron consigo la barba sindicalista. Sin industria no hay obrero y sin obrero no hay barba que valga. Llevar barba identifica más a un hipster que a un izquierdista, lo que nos lleva a la pregunta pertinente: ¿son los hipsters de izquierdas? Traslado mi inquietud a David García, que reúne en sí la doble condición de barbudo y “hipterólogo“: “Lo que determina la ideología de una barba es su corte, recorte o ausencia de. Los hipsters van aparte. Son hedonistas, frívolos y sin una filiación que vaya más allá de la que sienten por su camello.”

Este aserto no es compartido por Marcos D. Morales, estudioso del fenómeno piloso en general y del bigote en particular. Según Morales, “En general, los hipsters son neoliberales ocultos en una capa de izquierdismo. Vienen de familias bien de derecha liberal y en su etapa de libertarios pintan y esconden su neoliberalismo en barba y gafas”.

real madrid basket fin

“La barbaza es de izquierdas, pero la barbita puede llegar a ser de Vox”, tercia Mikel López Iturriaga, aka El Comidista, ilustra bloguero, usuario de barba y, a la sazón, hermano de otro legendario deportista barbudo (esa rara avis), Juanma López Iturriaga. En los ochenta, sólo el propio “Itu” y Rafa Rullán lucían vello facial en el basket nacional, mientras que la mitad de los jugadores Real Madrid que el pasado domingo alzó la Copa del Rey llevaba una poblada barba. Más que un equipo de baloncesto, parecían el primer gobierno de Felipe González.

Por su bigote los conoceréis

bigotes

Bigote de izquierdas, bigote de derechas.

Si la barba ha sido un rasgo distintivo de sindicalistas, hippies, mendigos y hipsters, es justo atribuir el bigote a las derechas, especialmente el “bigotito”, como lo llevaba Sazatornil –involuntario estereotipo de señor de derechas, gracias a Martínez el Facha– o algunos de los dictadores más sanguinarios del siglo XX: Hitler, Franco, Pinochet, Videla, Saddam Hussein o Rafael Trujillo. No nos olvidamos del gran bigotón de Stalin, un plusmarquista del genocidio que demuestra que en esto de las dictaduras no caben distingos entre derecha e izquierda.

El bigote fino también delata al aviador, al oficial del ejército, al galán de Hollywood en blanco y gris, al Guardia Civil y al burócrata del franquismo… O al menos hasta que llegó Freddy Mercury y se apropió del aditamento piloso, para convertirse en sinónimo de cuero, músculo sudoroso y carne de glory hole. Como dice Rossy de Palma en ‘Kika’ (gracias Marcos Morales por descubrirme la escena), “Los hombres con bigote o son maricones o fachas. O ambas cosas a la vez”.

No es casualidad que Tejero y su inconfundible mostacho sea el guardia civil más conocido en la historia de la Guardia Civil: el bigote fue prácticamente institucionalizado por el Duque de Ahumada desde el mismo Big Bang de la Benemérica: “que se observe que tanto los señores jefes y oficiales como las clases de tropa que tiene a sus órdenes, usen el bigote en todo el largo del labio, sin permitir ninguna clase de perilla ni patilla y que el pelo se lleve siempre cortado a cepillo”, rezaba la ordenanza de 1844 que regula el aspecto de los agentes del tricornio.

Aunque no existen estadísticas sobre la adiposidad pilosa de los guardias civiles (¡¿hasta cuándo la opacidad de la Benemérita sobre este asunto!?) podemos concluir que las probabilidades de que un picoleto –golpista o no- luzca bigote supera las de un individuo cualquiera del grupo control de los (no guardias) civiles.

bigotes3

Por otra parte, el hecho de que un baluarte de la corrupción en España responda al elocuente alias de “El Bigotes” tampoco nos debería llevar a engaño. El “sastre” de Paco Camps es tan de derechas como Stalin de izquierdas. Uno y otro hubieran puesto el cazo o hubieran montado un gulag apolíticamente y sin despeinarse el bigote.

Por supuesto, también existe el bigote sindicalista, aunque tiene una reminiscencia italiana. Bigote también usaba Gerardo Iglesias, la gran esperanza blanca del comunismo español en los 80, que subió de la mina al escaño (y vuelta), mientras su sucesor, el “califa” Julio Anguita, añadía perilla mora al bigote, lo que nos lleva a la última cuestión de este somero repaso:

¿Es la perilla una opción de centro?

La respuesta es no, claro. Ya hemos visto que el más destacado baluarte de Izquierda Unida, y aun hoy, lúcida conciencia de la izquierda española, siempre ha lucido una hermosa perilla con la que realzar su perfil moruno. La perilla, de hecho, ha sido más bien rasgo distintivo de los nobles y de los truhanes, como don Jaime de Mora y Aragón (métase en la categoría que más convenga) o Fernando Rey cuando interpretaba a algún taimado en el cine.

Y es que la perilla es propia de moros, villanos y piratas estilo Errol Flynn. La moda de llevar perilla tuvo su efímero momento durante la última década del siglo pasado, período de infausto recuerdo en el que los jugadores de la selección española de fútbol se conjuraron para acudir al Mundial del 94 ataviados con ese adorno canalla. Y de aquellas barbas, estos recuerdos: la sangre de Luis Enrique cayendo sobre su perilla, vil y apolítica.

España Barba Candado 1994

Con información de Foro Policía y la inestimable colaboración de George Matthaus, Gemutxi, Sr. García, Marcos Morales, el Comidista y mi barbuda familia. ¡Gracias!

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Va de pelos:

Una hoja de ruta para superar el pelo borroka

Diez señas de identidad que creías que eran españolas (y ni de coña)

¿Está España preparada para un presidente con barba?

Del escay al gotelé: un viaje alucinante por el interiorismo español

Vello púbico: uno de cada cuatro hombres tiene una selva ahí abajo

Por su paquete le conocerás

]]>
Iñaki Berazaluce 2016-02-08 10:30:15
El bloc del Coscu - EL ENGAÑO DE LA DESCONEXIÓN http://www.joancoscubiela.cat/2016/02/el-president-mas-consiguio-que-las.html Mas consiguió que las elecciones del 27-S fueran leídas por muchos ciudadanos como un plebiscito. A pesar de eso, y recordando lo que nos ha dicho mil veces Alex Salmond, el líder independentista escocés, unas elecciones parlamentarias nunca pueden sustituir a un referéndum.

De estas elecciones ha salido una mayoría de 72 diputados que legítimamente defienden la independencia de Catalunya. Pero JxSí y la CUP saben que no existe ni la mayoría social ni las condiciones políticas para alcanzar su objetivo.

Quizá por eso, para ocultar esta evidencia y por no querer decir la verdad a la ciudadanía, aprobaron una resolución el 9-N llena de doble lenguaje y con el placebo político de la desconexión.

Desde el mismo momento de su aprobación, la resolución del 9-N está políticamente muerta. Tanto es así que ni los que la votaron, ni el Parlament, ni el propio 'president' Puigdemont, se atreven a defender su contenido.

Pero como no quieren reconocer que su hoja de ruta nos lleva a un callejón sin salida, llevan dos meses haciendo chanchullos con la desconexión. Cada semana dicen una cosa y su contrario, intentando que cada ciudadano se quede con la que más le gusta.

Desde negar la desconexión unilateral hasta decir que pronto tendremos una legalidad catalana distinta de la española que nos desconectará de facto. O afirmar que nunca se hará elegir a los ciudadanos entre dos legalidades tributarias al tiempo que se defiende que en 18 meses todos los impuestos se pagarán en la Agencia Tributaria Catalana.

En esta estrategia juegan un papel simbólico importante las tres leyes de desconexión: transitoriedad jurídica, seguridad social catalana y ley tributaria catalana.
Pero como saben que estas leyes no tienen ninguna posibilidad política ni jurídica de entrar en vigor, han hecho la última jugada de su amaño.

Ni el Govern Puigdemont presenta los proyectos de ley sobre estas materias, ni los partidos que apoyan a su Gobierno presentan ninguna proposición de ley. Y se sacan de la manga otra propuesta kafkiana, la de crear tres ponencias conjuntas de todos los grupos del Parlament para elaborar sus leyes.

Las ponencias conjuntas sirven para elaborar leyes, sin tener un texto previo, cuando todos los grupos del Parlament están de acuerdo en la necesidad de una ley, aunque no coincidan con su contenido. Pero este no es el caso, porque algunos grupos parlamentarios ya les hemos dicho que no creemos en la estrategia de la desconexión unilateral.

En resumen, los grupos parlamentarios que han firmado un pacto de investidura que incluye como medidas estrella las tres leyes de desconexión, y un 'president' que se ha comprometido a presentar los proyectos en el plazo de un mes después de ser investido, le dicen a la sociedad catalana que no asumen esta responsabilidad y la delegan en el resto de grupos, que ya nos hemos pronunciado en contra de estas leyes.

Catalunya Sí que es Pot ha apostado decididamente por participar en la comisión de estudio del proceso constituyente. Creemos que es el espacio adecuado para debatir y acordar lo que queremos que sea un proceso de ruptura, de nueva transición con el sistema socio-económico y político de la transición de 1978. Pensamos que es un buen espacio de diálogo y para construir puentes y generar un gran acuerdo social.

Sí que es Pot no formará parte de este nuevo arreglo de JxSí y la CUP, que solo quiere hacer ver que se hace lo que saben que no están en condiciones de hacer


Catalunya Sí que es Pot participará en el debate de cualquier proyecto de ley que presente el Govern o de las proposiciones de ley que presenten otros grupos. Lo haremos para discrepar o para coincidir, pero siempre a partir de una propuesta concreta sobre la que debatir.

Pero Catalunya Sí que es Pot no formará parte de este nuevo arreglo de JxSí y la CUP, que solo tiene como objetivo hacer ver que se hace lo que ellos saben que no están en condiciones de hacer.

Y sobre todo intentaremos que el Parlament no quede atrapado en estos tejemanejes. Tal como nos pide gran parte de la ciudadanía, intentaremos que el Parlament y el Govern centren su actuación en resolver los problemas que tiene hoy la ciudadanía con soluciones de hoy. ]]>
Joan Coscubiela i Conesa 2016-02-08 10:00:22
El desconcierto - Monti y la banda de los cuatro http://blogs.publico.es/fernando-lopez-agudin/2016/02/08/monti-y-la-banda-de-los-cuatro/ Es la quiniela política del momento. Apostar por una figura política o técnica – como ocurrió en Italia con Mario Monti- que sea reconocida por PP, Ciudadanos y PSOE, para impedir que llegue a la Moncloa el cambio que demanda la sociedad española. Una vez, claro está, que Sánchez no pueda celebrar su cumpleaños, los cumple el 29 de febrero, con ese regalo de la presidencia del gobierno que con tanta testarudez persigue. La realidad es mucho más testaruda y ya ha podido comprobar en tres días que su ilusión se desvanece. Ni Rivera ni Iglesias aceptan gobernar juntos porque constatan y señalan claramente lo obvio: la grave crisis socioeonómica de España exige una respuesta de derecha o progresista. Una u otra. No caben las dos al unísono. Precisamente por ello acaba de emerger la banda de los cuatro

El primero que lo señaló fue el comentarista Xavier Vidal Foch , en EL PAIS del pasado viernes: en el caso de que Sánchez no forme gobierno, lo pertinente sería proponer un tercer hombre. Una figura de centro izquierda, señalaba, aceptable por todos y de relieve europeo, como Javier o Joaquín.  Ayer domingo, el analista Enric Juliana, en LA VANGUARDIA, no sólo adelantaba los dos apellidos, Solana y Almunia, sino que añadía dos nombres más: Josep Piqué y Josu Jon Imaz como posibles aspirantes a convertirse en el Monti español. Un empate en la quiniela bipartidista. Dos del PSOE frente a dos de la derecha nacionalista. Es evidente que algo se negocia en la penumbra, mientras Sánchez se distrae o se presta a ser distraído con una negociación política tan larga como inútil con Rivera. Para acentuar este paisaje de sombras y oscuridades, que evidencia la duplicidad del bipartidismo, el diario EL MUNDO revelaba  las citas más que discretas del alter ego de Rajoy, Moragas, con  ese socialista Príncipe de las Tinieblas que es José Enrique Serrano.

En mi opinión, sin embargo, no existe todavía una Operación Monti. Estamos aún en la antesala de la campaña de promoción de los que aspiran a protagonizar esta operación, si es que finalmente se concreta. Es pronto para saberlo. Lo que esta lista de aspirantes en la penumbra refleja es la preocupación bipartidista por un posible como improbable giro de Sánchez, si se ve en la misma impotencia que Rajoy, hacia la opción mayoritaria en las urnas ( PSOE, Podemos e IU). Dos antiguos comisarios de la férrea política prusiana de la Merkel, Solana y Almunia, y dos habituales de las puertas giratorias, Piqué e Imaz, presidente de Repsol, evidencian que el pasado bipartidista no está dispuesto a permitir al líder socialista la más mínima veleidad progresista.

Albert Rivera, dirigente de ese Podemos de derecha que pedía a gritos el presidente del Banco Sabadell, pide un ménage à trois entre PSOE, Ciudadanos y el PP. Hasta ahora se limitaba, junto con el lógico veto a Iglesias, a señalar tan solo la necesidad  de negociar la abstención del PP en una supuesta sesión de investidura de Sánchez. Ya no es así, una vez desvelados los contactos discretos del PSOE con el PP, Rivera no está dispuesto a seguir de tapadera. Continuar de alcahueta en febrero, cuando sus celestineos de enero han sido evidenciados, sería una torpeza manifiesta. Así que propone públicamente una cama redonda, pese a que duda si el secretario general socialista estaba al tanto de estos devaneos en la Moncloa. Porque, como bien indicaba Miguel Iceta, su amigo Sánchez debería vigilar su espalda. Su problema no está enfrente, sino detrás.

Sánchez ni siquiera puede contar con la tradicional moderación del PNV. Antes de empezar a hablar con ellos, el mismo Lehendakari Urkullu mostró su sorpresa por el compromiso del PSOE con un partido situado más a la derecha del PP como es Ciudadanos; después, un inteligente Ortúzar supeditaba un posible apoyo a conocer el programa. La inminente salida de la cárcel de Arnaldo Otegi, el 1 de marzo, extrema la prudencia del PNV. Nuevo problema para Sánchez, puesto que Rivera es firme partidario de comenzar el recorte del Concierto vasco mediante la gradual jibarización del Cupo. Ciudadanos, además, carece de todo margen de maniobra. Más de la mitad de sus votos provienen del caladero del PP. Ni que decir tiene que los populares aprovecharían la más mínima matización, para recuperar esa parte de su electorado que Rivera expropió con un discurso más propio de Primo de Rivera.

Sánchez, finalmente, se ata o le han atado las manos para alcanzar la presidencia del Gobierno. Su equipo negociador está montado para no negociar con Podemos. Un economista como Sevilla, claro heredero de Solchaga, un adicto a los pactos con la derecha como Ares, que negoció el acuerdo del PP con el PSOE en Euskadi y un fontanero especialista en las cloacas del Poder, como es Enrique Serrano, sólo desean negociar con las dos derechas como medio de reflotar el bipartidismo en el que Rivera jugaría hoy el papel de comodín que jugó hasta ayer IU anterior a Alberto Garzón. Si no lo consiguen por las buenas, será por las malas. Sánchez no se juega, al menos hasta el momento, la secretaría general, sino solo ser candidato a la presidencia del Gobierno. Los peores soñadores, decía Lawrence de Arabia, son los que sueñan despiertos porque nunca despiertan hasta que la realidad se les cae encima. Antes de ir a las urnas, PP, PSOE y Ciudadanos encontrarán la forma de evitarlas. No está escrito que vaya a ser a través de la llamada Operación Monti, pero que los medios de comunicación apuesten por algunos de la banda de los cuatro que aspiran a sustituir a Sánchez, algo quiere decir.

]]>
Fernando López Agudín 2016-02-08 08:00:24
Posos de anarquía - La marioneta Fernández Díaz sobre los titiriteros http://blogs.publico.es/david-bollero/2016/02/08/titiriteros/ El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, calificó de “poco digno” el mensaje de apoyo de Ada Colau a los titiriteros detenidos por la polémica obra en la que se exhibía una pancarta ‘Gora ALKA-ETA’ en los Carnavales de Madrid. ¿Qué validez tiene una valoración sobre la dignidad que procede de alguien que en sí mismo no es digno? Porque usted, el del ángel de la guarda Marcelo, no es digno.

Más allá de lo inapropiado del contenido de la obra para un público nutrido de niños, ¿no se ha sacado la cosa de quicio? Más aún considerando que la detención preventiva es por enaltecimiento del terrorismo, independientemente del público infantil para el que fuera dirigido. En este país parece que es más importante detener a la gente por sus palabras y no por sus actos.

Portada-Charlie-Hebdo¿Qué es más grave, esa obra de titiriteros o que desde 2004 España haya vivido más de 6.600 casos de torturas o malos tratos policiales? ¿Qué es peor, esa pancarta de marioneta o que se asesine a pelotazos de goma a los inmigrantes que intentan llegar exhaustos a la orilla en el Tarajal? ¿Acaso es mucho peor la obra del Carnaval de Madrid que, no sólo el homenaje a la División Azul apoyado por el Gobierno, sino también los premios que otorga a obras de arte que homenajean a estos y otros soldados franquistas?

Las respuestas a todas esas preguntas son claras, como cristalino es el hecho de que tenemos a un ministro del Interior en funciones poco legitimado para hacer juicios de valor sobre lo que es terrorismo. ¿No es él el padre de la Ley Mordaza? ¿Acaso no ha sido él quien ha salido en defensa de la brutalidad policial mitiendo a la ciudadanía, contando versiones contradictorias? ¿No es él quien impide la transparencia en los CIE para no visibilizar el maltrato a inmigrantes o que viola el Derecho Internacional con las devoluciones en caliente?

Fernández Díaz, sí, el mismo que se colgó el cartel de Je Suis Charlie, defendiendo así a la revista satírica Charlie Hebdo y sus portadas como en la que se acribilla a balazos a un musulmán que sostiene un Corán y puede leerse “El Corán es la mierda. Esto no para las balas”… Usted, Fernández Díaz, deje de ser marioneta del ultracatolicismo y la extremaderecha más recalcitrante y, si aún le queda algo de dignidad, aprovéchela para retirarse al Valle de los Caídos, a donde le gusta ir a meditar, y no salga jamás. Qué gran favor nos hará a todos los que respetamos y defendemos los Derechos Humanos.

]]>
David Bollero 2016-02-08 07:50:02
Un paso al frente - Unos cuantos cadáveres a los postres de Felipe González y Alfonso Guerra http://blogs.publico.es/un-paso-al-frente/2016/02/08/3368/ Se han dado un buen festín tanto Alfonso Guerra como Felipe González en los últimos tiempos pero han olvidado el postre.

Parece que queda bastante lejos todo lo que sucedió durante el felipismo y supongo que ese es el motivo por el que la mayoría de los medios de comunicación presentan a ambos, sin ningún pudor, como grandes analistas y hombres de estado. Ayuda no poco la lamentable falta de independencia informativa.

Alfonso Guerra comparó a Podemos con los golpistas del 23F, además de llamarles niños malcriados, mientras Felipe González afirmó que Pinochet respetaba más los derechos humanos que la Venezuela de Maduro, que “peleó contra todos, y casi sin ningún apoyo, para devolver la democracia a los venezolanos” y, hace poco, propuso un gobierno de concentración PP-PSOE.

Captura de pantalla 2016-02-08 a las 6.41.13

No es que les vaya a echar en cara a ambos que durante el 23F se agacharan quedando como marionetas de trapo en comparación a la valentía de Adolfo Suárez, Gutiérrez Mellado o Santiago Carrillo. No. Tampoco es que sea mi intención relatar toda la corrupción socialista, hablar del hermanísimo de Alfonso, el tal Juan Guerra, o de las promesas incumplidas, que no son pocas. No. Y no, sobre todo, porque no da este blog para ello. Es algo más profundo.

No es enroscarse cuando suenan los tiros, lo que es humano, es más bien la falta de lealtad democrática que mantuvieron durante el gobierno de Adolfo Suárez y la desmedida ambición que les situó en demasiadas ocasiones en los parámetros de los golpistas e, incluso, haciéndoles el juego. Fue ese comportamiento lo que les colocó en posturas antidemocráticas y terminó por escribir el nombre de Felipe en el fallido gobierno de concentración de Alfonso Armada. Gobierno antidemocrático al que ni el Rey ni ellos jamás se opusieron (hasta se reunieron con el propio Armada).

No solo es esa evidente traición, muy parecida a la de Juan Carlos I, la que debería haberlos silenciado para siempre. También son los muchos años de gobierno en los que no emprendieron regeneración alguna de la justicia militar, sus órganos de control o el mundo militar. Es, desgraciadamente, su complicidad con los golpistas y sus mentiras y promesas incumplidas como aquello de la desmilitarización de la Guardia Civil.

Es que bajo su gobierno los golpistas tenían mayordomo, marisco y vino de reserva o el Rey, con su aquiescencia, mostraba simpatía públicamente (según el embajador alemán del momento) por los que asaltaron la democracia a tiros.

Captura de pantalla 2016-02-08 a las 6.37.15

La cuestión no es que Felipe González fichara por Gas Natural a razón de 126.500 euros brutos anuales y luego decidiera dejarlo porque es “muy aburrido”. No es eso. Es cierto que lo de fichar para cobrar semejantes cantidades como consejero no queda bonito en un expresidente y deja un aroma un tanto pestilente, pero ya digo que no es eso.

Y no es eso porque hasta ahora, aunque muy repugnante casi todo lo narrado, la mayor parte de ello no es noticia en el sucio mundo de la política española. Basta pensar en el PP para darse cuenta de la dificultad que cualquiera tendría para decidir si son un buen ejemplo de partido político o de banda mafiosa y/o criminal.

Hay algo mucho más profundo, de lo que casi no se habla, lo que les tendría que haber hecho desaparecer del mundo, pedir perdón y no volver a abrir la boca. El gran problema es que Felipe González estaba tras los GAL según José Amedo (y según cualquiera que tenga un mínimo de entendederas). Era la famosa “X”.

Captura de pantalla 2016-02-08 a las 6.39.02

Que dos personas que han permitido la organización de una banda criminal en el Estado (siendo benévolos al no considerarles impulsores y parte activa de la misma), pretendan impartir seminarios de derechos humanos y democracia o iluminar el camino a seguir es bastante vergonzoso. Que lo hagan con la complicidad de los medios de comunicación es revelador.

Cualquiera que lea, aunque sea por encima, lo que hicieron los GAL y otros grupos que actuaron durante aquellos años con la complicidad o la permisividad del Estado (secuestrando, torturando, traficando con drogas y asesinando), se percatará de la ignominia de estos dos personajes, que más que hombres de estado se comportaron como vulgares delincuentes.

Combatieron el terrorismo desde la total inmoralidad, la más absoluta falta de valores democráticos y el mayor de los desprecios por los derechos humanos. Respondieron de la misma forma que lo habría hecho una dictadura: usaron las pistolas, los cuchillos y la droga en lugar de la legalidad, los derechos humanos y la democracia.

Felipe González y Alfonso Guerra pasarán a la historia como infames, corruptos y ambiciosos políticos que no tuvieron el más mínimo problema en apuñalar a la democracia con su connivencia golpista, como el Rey y gran parte de la sociedad, y menos aún en dejarla desangrar en las manos de una banda criminal que despellejaba y arrancaba las uñas a sus víctimas.

Con semejante historial, dado que han tenido la fortuna de esquivar la cárcel (digo fortuna por decir algo), lo mejor sería que alimentasen sus vidas con el silencio y no nos recordasen cada cierto tiempo que nada es lo que nos han dicho que fue.

 

Luis Gonzalo Segura, exteniente del Ejército de Tierra y autor de las novelas “Código rojo” (2015) y “Un paso al frente” (2014).

Puedes seguirme en Facebook y Twitter.

“Código rojo le echa huevos al asunto y no deja títere con cabeza. Se arriesga, proclamando la verdad a los cuatro vientos, haciendo que prevalezca, por una vez, algo tan denostado hoy en día como la libertad de expresión” (“A golpe de letra” por Sergio Sancor). ¡CONSÍGUELA AQUÍ FIRMADA Y DEDICADA!

captura10

]]>
Luis Gonzalo Segura 2016-02-08 07:30:15
Pensamiento crítico - Lo que se oculta o ignora en la prensa y en la televisión sobre las elecciones de EEUU http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2016/02/08/lo-que-se-oculta-o-se-ignora-en-la-prensa-y-en-la-television-sobre-las-elecciones-de-eeuu/ Vicenç Navarro
Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y Professor of Public Policy. The Johns Hopkins University

La cobertura de lo que está ocurriendo en las elecciones primarias para el cargo de Presidente de EEUU por parte de los mayores medios de información españoles es, con limitadísimas excepciones, muy sesgada, traduciendo la orientación conservadora y/o neoliberal que caracteriza a la gran mayoría de tales medios. La bien conocida (a nivel internacional) falta de diversidad ideológica en la televisión y radio españolas, así como en la prensa escrita, con escasísima presencia de voces críticas de sensibilidad progresistas de izquierdas, se refleja en su presentación de lo que está ocurriendo en aquel país. Sus corresponsales en EEUU se limitan, por lo general, a traducir al castellano (o al catalán en Catalunya) lo que dicen los mayores medios de información estadounidenses, sin ir más allá y sin profundizar críticamente en lo que dicen aquellos medios. Y para complicar más las cosas, en su traducción de lo que dice la prensa estadounidense al español, copian literalmente lo que se escribe en tales medios, sin darse cuenta de que algunos términos tienen un significado opuesto a los dos lados del Atlántico. Así, el término “liberal” en EEUU se utiliza en aquel país para definir a un político que apoya el intervencionismo del Estado en la actividad económica, proponiendo medidas redistributivas y expansión del gasto público. Liberal, en EEUU, quiere decir lo que en Europa se conoce como socialdemócrata, mientras que en este continente, y por lo tanto en España, liberal define a un político que está en contra del intervencionismo del Estado, desfavorece las políticas redistributivas, y promueve la privatización de lo público. Definir en los medios españoles a los políticos de la izquierda estadounidense como liberales crea enormes confusiones en España (ver, como ejemplo de este error, el artículo de la corresponsal de El País en Washington, Amanda Mars, “Sanders centra su estrategia en asociar a Clinton con el poder financiero”, El País, 06/02/2016).

¿Qué pasa en EEUU?

Hoy, la noticia mayor que existe en EEUU es que un candidato a la Presidencia del país, que se presenta (sin tapujos y orgulloso de serlo) como socialista, y que pide una revolución política, utilizando esta expresión en cada uno de sus actos electorales, está causando un tsunami político semejante al que ha ocurrido en España con Podemos o con el candidato laborista británico, el Sr. Corbyn, en el Reino Unido. En las primeras elecciones primarias en el país para el cargo de Presidente de EEUU, que tuvieron lugar hace unos días en el Estado de Iowa, tal candidato socialista empató con la candidata claramente apoyada por el aparato del Partido Demócrata, la Sra. Hillary Clinton, que contaba con el claro apoyo, no solo de aquel aparato, sino también del establishment político mediático de aquel partido. Y esta casi victoria del Sr. Bernie Sanders, que es el candidato socialista, ocurrió a pesar de la clara hostilidad que sufrió su candidatura por parte de los mayores medios de información (prensa y televisión) de aquel país (tal como también ocurrió con Podemos en España y con el Sr. Corbin en el Reino Unido). Predeciblemente, tal hostilidad o animosidad ha aparecido, no solo en los mayores medios de información de EEUU, sino también de España, cuya cobertura mediática de la vida política de EEUU, como he dicho en el párrafo anterior, se limita, la mayoría de las veces, a la mera traducción al castellano (o al catalán en Catalunya) de lo que dicen los mayores medios de información estadounidenses.

El surgimiento de este movimiento antiestablishment, liderado por Bernie Sanders, tiene características semejantes a lo que ha estado pasando en España y en Reino Unido, y responde a una situación común en los tres países: las clases populares están hartas del maridaje entre los intereses económicos y financieros de las grandes empresas que constituyen la clase corporativa (the corporate class) por un lado, y las instituciones representativas por el otro, que las han transformado en meros instrumentos de tal clase. Tal situación ha sido posible por la privatización del proceso electoral en EEUU, donde todo candidato a un cargo electoral puede recibir tanto dinero como pueda generar y, a través de lo que se llaman Super PACs, financiar su campaña, comprando tanto espacio televisivo como quiera, sin que exista ninguna regulación al acceso a tales medios. La mayoría de los fondos que la clase política (lo que se llamaría casta en España) recibe, procede de las grandes empresas de la corporate class, el 1% top de la sociedad por su nivel de renta que controla o tiene una enorme influencia, también en la mayoría de los medios de información y persuasión del país.

La consecuencia de este maridaje entre el mundo del capital y las instituciones políticas es que las políticas aprobadas por el Congreso de EEUU (hoy controlado por la ultraderecha estadounidense, financiada masivamente por los elementos estadounidenses comparables al IBEX-35 de España), sistemáticamente favorecen sus intereses a costa de los del mundo del trabajo, que constituye la mayoría de las clases populares de EEUU.

Tal situación también afecta a gran parte del Partido Demócrata. Fue precisamente el Presidente Clinton el que desreguló la banca (siendo su Ministro de Finanzas Robert Rubin, que era en su vida privada uno de los mayores banqueros de Wall Street, el centro financiero de EEUU), creando las bases para que se diera la mayor crisis financiera que el país ha vivido desde la Gran Depresión, crisis que ha creado un gran descenso del nivel de vida de las clases populares, a la vez que ha acentuado un incremento incluso más intenso de las desigualdades existentes en EEUU. Como constantemente señala Bernie Sanders, “una décima parte del 1% superior de la población controla el 90% de la riqueza del país”. Y los datos, fácilmente accesibles, señalan la veracidad y credibilidad de su mensaje.

La revuelta popular en contra del establishment político-mediático

Resultado de esta situación, la legitimidad y popularidad de las instituciones políticas están por los suelos. La enorme abstención en el proceso electoral de la población, (y muy en particular de las clases populares), es un indicador de esta pérdida de fe en ellas. El “no nos representan” del 15M tuvo una gran resonancia también en EEUU a través del movimiento Occupy Wall Street, inspirado, en parte, por el 15M español. De ahí que la llamada del candidato Bernie Sanders a una revolución política que rompa este maridaje entre la corporate class y las instituciones que se definen, sin serlo, como demócratas, son un elemento central de su mensaje. Su tesis, fácilmente sostenible, es que sin tal revolución política no se darán los cambios políticos que está proponiendo, que son, ni más ni menos, que propuestas características de la socialdemocracia, antes de que ésta se transformara en social-liberalismo como ha ocurrido en la mayoría de países europeos, incluyendo España. Un indicador de esta situación es que el candidato Pedro Sánchez a Presidente del Gobierno por parte del Partido Socialista, pidiera el asesoramiento de Larry Summers, que fue, junto con Robert Rubin, el arquitecto de la desregulación financiera cuando fue nombrado Ministro de Finanzas (Secretary of the Treasury) como sucesor de Rubin en aquel cargo bajo el Presidente Clinton.

Las propuestas del candidato socialista

Entre las propuestas de Sanders, se encuentra la de romper con los grandes bancos, dividiéndolos en entidades más pequeñas que, además, devuelvan el rescate de fondos públicos que los salvó del colapso (con intereses incluidos) medidas todas ellas altamente populares. Tiene también en su programa, como medidas estrella, hacer una inversión masiva en obras públicas, facilitando la transición de las fuentes de energía, pasando de ser fósiles a renovables (proponiendo crear 13 millones de puestos de trabajo) y establecer una reforma sanitaria, para garantizar la universalidad del acceso al sistema sanitario (hoy, en EEUU, hay más muertes por falta de acceso a los servicios sanitarios, y no poder pagar las facturas médicas, que por Sida). Y el grado de cobertura sanitaria es muy insuficiente: el 45% de personas que se están muriendo (es decir, con enfermedades terminales) expresan preocupación de que no saben cómo ellos o sus familiares pagarán sus facturas médicas.

Otra propuesta muy popular del candidato Sanders es llevar a cabo las reformas que permitan el acceso a todos los niveles del sistema educativo (desde las escuelas de infancia a las universidades), a todos los niños y jóvenes independientemente de la clase social de sus padres, medida muy popular y necesaria pues, debido al enorme encarecimiento tanto de las escuelas de infancia como de las matrículas universitarias (tanto públicas como privadas), el acceso a tales centros por parte de las clases populares ha disminuido de una manera muy marcada. De ahí que el 80% de las personas de 18 a 30 años apoyaron a Sanders en las primarias de Iowa. Y lo mismo ocurrirá mañana en New Hampshire. Y a nivel nacional, según la mayoría de encuestas, un porcentaje semejante de jóvenes apoya a Sanders. Por otra parte, según los últimos sondeos de apoyo popular, citados por el Financial Times (06/02/2016), los candidatos Clinton y Sanders están hoy muy igualados en apoyo entre los miembros del Partido Demócrata (Clinton 44%, Sanders 42%).

¿Podría un socialista llegar a ser Presidente de EEUU?

Existe una percepción bastante extendida en los mayores medios de información de que un candidato socialista no podrá ganar las elecciones de EEUU. En realidad, algunos dirigentes del Partido Demócrata, incluyendo la Sra. Clinton, consideran que la victoria del candidato socialista en las primarias del Partido Demócrata sería el mejor regalo que se le podría dar al Partido Republicano, al hacerle muy fácil el camino de este último hacia su victoria, debido a la enorme vulnerabilidad que representa el hecho de que Sanders sea socialista y se enorgullezca de su socialismo.

Tal opinión a primera vista parecería razonable teniendo en cuenta los estereotipos que se reproducen en los medios sobre EEUU. Ahora bien, tal línea de argumentación ignora que según las principales encuestas (la última, Real Clear Politics Average), el candidato Sanders ganaría a Donald Trump y Ted Cruz -los dos candidatos republicanos con mayor apoyo electoral- con un margen de victoria sobre estos candidatos mayor que el sostenido por la otra candidata del Partido Demócrata, la Sra. Hillary Clinton, que cuenta con el claro apoyo del establishment del Partido Demócrata.

¿Permitiría el Congreso de EEUU que se aplicaran las propuestas de Sanders?

Ni que decir tiene que este supuesto sería cierto en caso de que el Congreso estuviera controlado por la ultraderecha que domina hoy el Partido Republicano. Ahora bien, si el candidato Sanders ganara, sería un indicador de que habría creado un movimiento a lo largo del país que se traduciría en un cambio en la configuración del mismo Congreso en el día de las elecciones presidenciales, que coinciden con las elecciones al Congreso. El candidato Sanders, durante su campaña, ha señalado repetidamente la importancia de crear un movimiento progresista de profundas convicciones demócratas, claramente comprometido con un cambio político revolucionario, anulando, por ejemplo, la enorme influencia (que alcanza niveles de control) que la clase corporativa (the corporate class), el 1% de la población con mayores ingresos (la clase de billonarios como la llama Sanders), tiene sobre el proceso electoral y sobre las instituciones representativas.

¿Podrían pagarse las propuestas de Sanders?

Este argumento se reitera constantemente, en cualquier país, por voces conservadoras y neoliberales, como objeción a medidas que requieran una expansión del gasto público social. Es interesante subrayar que nunca se hizo la pregunta, por parte de las mismas voces que señalan que no hay recursos para la expansión del gasto social, si el país tenía dinero para pagar el rescate de sus bancos. De haberse hecho ésta, se podría haber contestado ahora de la misma forma. Si el país tuvo dinero para rescatar a los bancos, también lo tenía para rescatar a la población (y la misma respuesta aplica a España).

Y en EEUU (y en España) los fondos existen. Y así lo muestra el candidato Sanders: reduciendo el gasto militar significativamente, prohibiendo las inversiones de las empresas (del organismo equivalente al IBEX-35) en los paraísos fiscales haciendo que paguen impuestos como todos los demás, y aumentado la carga fiscal de las grandes fortunas, entre otras medidas. Con ellos se generarían recursos más que suficientes para asumir tales gastos. La no existencia de estos fondos ahora se debe a causas políticas (el maridaje poder económico-poder político) no a causas económicas.

El grupo de economistas del candidato Sanders ha publicado cómo se pagarían cada una de las reformas que él propone. Por ejemplo, el programa de universalización de los servicios sanitarios (conocido como single payer) sustituiría la financiación privada del sistema sanitario estadounidense (que se basa en el pago de pólizas a los seguros privados, pólizas que alcanzan unos niveles prohibitivos para millones de personas y que determina que tengan muchas dificultades para poder recibir atención sanitaria) por una financiación pública, de manera que la ciudadanía, en lugar de pagar a las compañías de seguro privadas (que ofrecen una cobertura insuficiente), lo harían en una cantidad mucho menor a una agencia pública, que les garantizaría una cobertura sanitaria completa, tal como ocurre en Canadá (cuya popularidad del sistema sanitario es mucho mayor que la del sistema privado estadounidense). En realidad, los impuestos para la mayoría de la población no aumentarían, pues la expansión de los servicios públicos sería a base del aumento de los niveles impositivos de los billonarios, que hoy apenas pagan impuestos, y cambios en las prioridades del gasto público, transfiriendo fondos de las áreas militares hacia las sociales.

¿No es Sanders demasiado “viejo”?

Por vulgar que parezca este argumento también se ha utilizado para desacreditar a Sanders como si ancianidad quisiera decir menos habilidad. Este argumento también ha aparecido en más de un rotativo español. Sanders, que está en sus 70, goza de buena salud y, como ha mostrado a lo largo de la campaña, capaz de llevar a cabo una vida activa, sin frenos o incapacidades. En realidad, la edad es un punto a su favor, pues muestra la coherencia en su vida política, siempre puesta al servicio de las clases populares, habiendo ganado con ello una credibilidad que otros no alcanzan por su escasa experiencia o sus constantes vaivenes en sus posturas y creencias.

Sanders, el político de mayor edad en el Senado de EEUU, y a la vez, el político más popular entre los jóvenes en aquel país, siempre apoyó activamente todas las causas progresistas en EEUU, empezando por su apoyo a la campaña de Martin Luther King a favor de la liberación de los negros. Y ha sido alcalde, miembro del Congreso y del Senado, distinguiéndose siempre por haber apoyado al movimiento sindical, a los movimientos sociales, feministas, y ambientales, habiendo también liderado la campaña de concienciación del cambio climático. Es precisamente esta historia la que le hace especialmente atrayente a la gente joven, que tiene ansia y deseo de liberación, integridad y compromiso.

¿Tiene Sanders experiencia en política exterior?

Esta pregunta, por regla general, se la hacen los asesores dela candidata Sra. Hillary Clinton, que fue Ministra de Asuntos Exteriores (Secretary of State) del gobierno federal de EEUU. Como bien ha respondido Sanders, lo que importa, sin embargo, no es la experiencia, sino el criterio y el juicio que tenga el que diseña y configura la política exterior en EEUU. Y ahí, el candidato Sanders ha mostrado tener mejor juicio y criterio que la candidata Clinton en decisiones clave que ha tomado el gobierno de EEUU. Por ejemplo, Sanders se opuso a la invasión de Irak, mientras que Clinton la apoyó. Sanders se opuso al bombardeo de Libia y al golpe contra Moammar al-Gadaffi. Hillary Clinton lo apoyó. Sanders se opone a seguir una política de confrontación con Rusia e Irán. Hillary Clinton la favorece. Sanders se opone al Tratado TTIP. Hillary Clinton lo apoyaba (aunque últimamente se ha distanciado de tal tratado).

¿Es Sanders excesivamente utópico y poco realista?

Esta postura es idéntica a la que se ha utilizado contra Podemos, contra el nuevo laborismo británico, y otras fuerzas políticas contestatarias que se oponen al status quo actual. Ni que decir tiene que el establishment llama por definición “utópico” y “poco realista” a todas aquellas fuerzas políticas que cuestionan su poder. Pasa en España y pasa en EEUU. Pero lo que propone Sanders es ampliamente reconocido por los expertos como necesario. Por ejemplo, una medida de gran importancia propuesta por Sanders es el desmembramiento  de los grandes bancos (que fueron rescatados con dinero público) evitando que el propio tamaño de la empresa financiera sea un elemento negativo al procurar que el sistema económico dependa de un número excesivamente limitado de entidades bancarias. Hillary Clinton no apoya tal medida. El hecho de que sea o no realista depende primordialmente de la voluntad política. Por lo demás, técnica y científicamente, es fácil de realizar y aconsejable de llevar a cabo.

Una situación semejante ocurre en cuanto al retraso de la edad de jubilación (que es 67 años en EEUU), propuesta a la que se opone Sanders pero que no descarta la Sra. Clinton. Ni que decir tiene que la Sra. Clinton es una alternativa mucho mejor que cualquiera de los candidatos republicanos. Pero para una persona progresista, Sanders cubre mejor la papeleta.

¿Permitiría el establisment político-mediático que Sanders fuese Presidente?

Esta observación, procedente de grupos escépticos en las izquierdas, tiene mucho peso. Es una realidad que el establishment muestra enorme hostilidad a la candidatura de Sanders. Los mayores canales de televisión ABC, CBS y NBC, por ejemplo, dan mucha más cobertura a los otros candidatos que a Sanders. Según el análisis de tiempo de cobertura de los candidatos (The Tyndall Report), tales canales ofrecieron en el año 2015 dieciséis veces más tiempo de exposición televisiva que el candidato republicano Trump, que goza de menor apoyo popular que Sanders. Similar discriminación ocurrió en España, comparando el tiempo de exposición y presentación favorable a Albert Rivera versus Pablo Iglesias en las elecciones últimas.

Hacerse esta pregunta lleva al centro del problema: la captación de las instituciones democráticas por los intereses económicos y financieros corrompen el significado de democracia. De ahí que la llamada a que cambien las instituciones políticas (y mediáticas) que Sanders define como Revolución Política sea la misma que la llamada a un nuevo orden económico, justo y solidario. Y este es el gran reto que hoy tienen tanto EEUU como España. Sin lugar a duda, estamos en un periodo histórico, en el que estamos viviendo el fin de una época con los albores de una nueva, de la cual no conocemos todavía su posible configuración. El enorme enfado de las clases populares puede canalizarse por fuerzas políticas profundamente reaccionarias (como Trump en EEUU) o profundamente democráticas (como Sanders). Ahora bien, el futuro a favor de las alternativas democráticas y progresistas dependerá de las movilizaciones populares que presionen para que ello ocurra. Así de claro.

]]>
Opinión 2016-02-08 07:10:06
Balagán - Yerida http://blogs.publico.es/balagan/2016/02/08/yerida/ El vocablo hebreo “aliya” (ascensión) se utiliza para designar la emigración a Israel de un judío de la diáspora, mientras que “yerida” (descenso) tiene el sentido contrario y se aplica a la emigración de un judío desde Israel a la diáspora.

En cuestión de muy poco tiempo, tres personas de mi entorno me han comentado su deseo de abandonar Israel. Las personas son ideológicamente de izquierdas, aunque no radicales, y consideran que la vida en este país se les ha hecho insoportable.

En primer lugar está una amiga de algo más de 50 años, casada y con dos hijas adolescentes, que ya ha empezado a buscar un lugar en España, aunque ella no habla español. Sus preferencias se orientan hacia la ciudad de Málaga, donde reside una amiga suya que también dejó Israel hace unos pocos años.

En segundo lugar, está un conocido de poco más de 40 años, padre de un niño preadolescente, que emigró a Israel siendo joven y que ya ha empezado a buscar trabajo en el país latinoamericano donde nació.

El tercer caso es especial: se trata de un amigo que en realidad vive en Estados Unidos desde hace cinco años, y que estos días ha venido a Jerusalén a visitar a sus padres. Este muchacho, casado y sin hijos, dice no entender que sus padres, que hicieron aliya en los años setenta, puedan vivir en Israel e incluso les anima a marcharse del país.

La inquietud de estas tres personas está sobradamente justificada. Israel se está convirtiendo en un país hostil a todo lo que no sea nacionalismo y religión, las dos doctrinas más reaccionarias de nuestros días y que sin embargo van a más en la sociedad israelí.

Cada día se nos muestran delante nuevas circunstancias en las que el nacionalismo y la religión aprietan el acelerador, y es tal su número que sería imposible dar cuenta de todas ellas. Es una obligación de Europa intervenir cuanto antes para frenar el empuje de estas dos doctrinas, principalmente porque Israel se presenta ante el mundo como parte de Europa.

Uno de los últimos casos que puede servir de ejemplo es la iniciativa que estos días impulsa un diputado de la Casa Judía, un partido religioso y nacionalista, para convertir la ley religiosa judía en referencia obligada para los jueces en algunas circunstancias. Este diputado ha dicho que su iniciativa cuenta con el apoyo de la ministra de Justicia, Ayelet Shaked, que es de su mismo partido.

No sabemos si la iniciativa prosperará, pero lo que es relevante es que en 2016 se puedan plantear estas cosas. Y también es preocupante que Europa permanezca al margen de esta deriva.

]]>
Eugenio García Gascón 2016-02-08 06:20:01
Punto de Fisión - Guerra en los Goya http://blogs.publico.es/davidtorres/2016/02/08/guerra-en-los-goya/ Hubo un momento en que parecía que el teatro era el mejor sitio para que Pdr Snchz, Albert Rivera, Pablo Iglesias y Alberto Garzón se pusieran de acuerdo y formaran un gobierno a cuatro. Hasta Dani Rovira se dio cuenta e improvisó un chiste prefabricado hablando del pacto Donald que podían elaborar los cuatro en un cuarto oscuro. A esas alturas y como en años anteriores, la gala ya se había politizado a tope. En los Goya casi siempre es mejor hablar de política que de cine. Al final se llevó el Goya a la mejor película Truman, aunque no ganó el Oscar al mejor actor el perro. Darín y Cámara son grandes intérpretes pero el del perro me pareció el mejor papel con diferencia: no tenía ni una línea de diálogo.

El diálogo es una de las muchas cosas que fallan en el cine español y, consecuentemente, en nuestra política. La política española, que empezó más o menos en Bienvenido Mr. Marshall, está terminando en Vente a Alemania, Pepe, de la que ya estamos de vuelta. Mariano se adelantó a la gala y exhibió su propia película en los cines Génova, un tráiler de esa gran tragicomedia judicial titulada Con B de Bárcenas. Sus creadores achacaron el fracaso en taquilla a problemas con la distribución, pero lo cierto es que no podían competir con el original. Hace tiempo que la ficción española está sobrepasada por la realidad. Por eso el ejecutivo en funciones parece íntegramente sacado de un largometraje, aunque todavía no está claro si es de superhéroes o de dibujos animados.

Tanto el realizador como Rovira aprovecharon para sacar un breve plano de Alberto Garzón, algo que no le han concedido muchos medios. Gracias a los apaños numéricos, el casi millón de votos de IU en las últimas elecciones no le da más que para dos escaños, pero al menos la noche del sábado el cine vino a remediar esa injusticia estadística. Por respeto al cine español, Pablo Iglesias se vistió de camarero, mientras que Pdr Snchz prescindió de la pajarita por la misma razón. Ese desacuerdo estético revela el abismo ideológico que les separa: hay una corbata de distancia en las negociaciones. Rovira dijo al final de su monólogo que estamos en un momento en que los españoles lo que queremos no es ya vivir por encima de nuestras posibilidades sino únicamente techo y comida.

Esa sigue siendo, más allá de la pajarita o de la falta de ella, la principal reivindicación de la izquierda española, una petición escandalosa en un país que en tantos aspectos sigue siendo un parque temático del siglo XIX. Era lógico que, ante el intento de arrebatarle el monopolio de la izquierda al PSOE, uno de sus figurones históricos, Alfonso Guerra, señalara la semejanza que hay entre los líderes de Podemos y los guardias civiles que entraron pegando tiros en el Congreso el 23-F. Guerra está considerado un intelectual de la clase política, lo que lo dice todo de nuestra clase política y de nuestra intelectualidad. Aunque fue lo bastante inteligente como para dimitir justo el mismo día que empezaba la Guerra del Golfo, el 16 de enero de 1991, no alcanzó a prever el juego de palabras que se le venía encima entre la guerra, el golfo y su hermano Juan. Lástima que no le dieran un Goya al mejor secundario cómico.

 

]]>
David Torres 2016-02-08 06:10:03
Dominio Público - De la sátira política al esperpento judicial: libertad para los titiriteros http://blogs.publico.es/dominiopublico/15776/de-la-satira-politica-al-esperpento-judicial-libertad-para-los-titiriteros/ El viernes se representó dentro del carnaval de Madrid una obra satírica por parte del grupo “Títeres desde abajo”. Por un error de programación, una obra que claramente debía ser representada para un público adulto, se anunció como un espectáculo para todos los públicos y se comenzó a representar delante de un público infantil lo que constituye un error que ha de estudiarse y sobre el que han de tomarse las medidas políticas necesarias.

Sin embargo la gravedad de lo representado no es comparable a la gravedad de que dos personas hayan sido encarceladas preventivamente por un supuesto delito de enaltecimiento del terrorismo. La obra puede ser de mal gusto, haberse representado fuera de lugar, incluso ser políticamente discutible pero que aparezca en un momento de la misma un cartel de “Gora Alka-Eta” que un policía le coloca a una detenida no implica un enaltecimiento de nada. Y menos, como plantea el juez, un enaltecimiento no solo del terrorismo de ETA sino del terrorismo de Al-Qaeda. El terrorismo ha sido y es un problema que sufren miles de personas y que no debiera trivializarse con medidas como esta. Solo los prejuicios ideológicos (y las motivaciones ideológicas) mostrados por el propio juez en el auto pueden explicar que se haya redactado un auto así de esperpéntico.

Por otro lado, la imposición de la prisión preventiva, una medida excepcional en nuestro ordenamiento jurídico, no se entiende sino como parte de la campaña de desestabilización del ayuntamiento de Madrid que enseguida se ha servido del espectáculo para atacar la gestión global del ayuntamiento. ¿En qué medida se está juzgando este caso por la gravedad de las reacciones antes que por la gravedad de los hechos? Venimos comprobando cómo los ataques que desde las élites intentan desestabilizar a los ayuntamientos del cambio cuentan con todos los recursos mediáticos y judiciales disponibles. Frente a esos chantajes, ni un paso atrás. No podemos ceder un ápice en los derechos más elementales. Si cedemos ahí, acometer cambios estructurales va a ser, simplemente, una misión fallida.

Nosotros y nosotras somos personas con opiniones diferentes sobre el espectáculo, sobre los límites de la libertad de expresión y sobre la actuación del ayuntamiento de Madrid pero que coincidimos en que lo importante ahora mismo es mostrar nuestra solidaridad con los titiriteros detenidos y anunciar que participaremos en cuantas movilizaciones se convoquen para reclamar su libertad. Creemos que tanto Ahora Madrid, como los colectivos, movimientos y organizaciones que apostamos por un Madrid democrático, solidario y de derechos debemos ser actores activos en la defensa de la libertad de expresión. El cambio político solo podrá venir también de la mano de un ensanchamiento en la interpretación de los derechos civiles y políticos. Frente a la ola represiva y de restricción de derechos que sufrimos desde hace años solo podemos responder con más y mejor democracia. Por eso entendemos que el Ayuntamiento de Madrid como parte de este proceso debiera actuar de forma activa para conseguir la liberación de los dos titiriteros y estamos seguros de que así será.

La democracia está siempre en peligro, amenazada. Es una conquista permanente. Defendámosla en este caso exigiendo la libertad de los detenidos. Ampliémosla frente a quienes quieren una democracia limitada donde por hacer una obra de títeres puedes acabar en la cárcel.

Adolfo Rodríguez Gil. Consejero Ciudadano de la CM de Podemos
Alba Contreras. Consejera Ciudadana de la CM de Podemos
Alberto San Juan. Consejero Ciudadano de la CM de Podemos
Álvaro Solís. Actor
Ana Martín. Consejera Ciudadana de la CM de Podemos
Antonia García Jiménez. Periodista / Editora
Beatriz Gimeno. Diputada de la Asamblea de Madrid por Podemos
Carles Roca Roman. Profesor
Carlos Sánchez Mato. Economista, concejal de Economia y Hacienda ayuntamiento de Madrid
Carmen San José. Diputada de la Asamblea de Madrid por Podemos
Cecilia Salazar-Alonso García. Colaboradora de Viento Sur.
Diego Pacheco. Consejero Ciudadano de la CM de Podemos
Emmanuel Rodríguez. Editor, escritor y activista social
Fernando Luengo. Consejero Ciudadano de la CM de Podemos
Gloria Collado
Isabel Serra. Diputada de la Asamblea de Madrid por Podemos
Isidro López. Diputado de la Asamblea de Madrid por Podemos
Jacinto Morano. Diputado de la Asamblea de Madrid por Podemos
Jaime Pastor. Consejero Ciudadano de la CM de Podemos
Jorge Riechmann. Consejero Ciudadano de la CM de Podemos
Juan Varela-Portas Orduña. Profesor de universidad
Laura Díaz. Diputada de la Asamblea de Madrid por Podemos
Lorena Ruiz-Huerta. Diputada de la Asamblea de Madrid por Podemos
Lucía Lois. Vocal Vecina Ahora Madrid
Luis Montes. Consejero Ciudadano de la CM de Podemos
Mauricio Valiente Ots. Abogado
Miguel Urbán. Eurodiputado Podemos (GUE/NGL)
Montserrat Galceran Huguet. Concejal de AM en los distritos de Tetuán y Moncloa
Nerea Fulgado. Consejera Ciudadana de la CM de Podemos
Pablo Carmona. Concejal de AM en los distritos de Moratalaz y Barrio de Salamanca
Pablo Elorduy. Periodista
Raúl Camargo. Diputado de la Asamblea de Madrid por Podemos
Rodrigo Calvo López. Ahora Madrid
Rommy Arce Legua. Concejal de Ahora Madrid
Sixto Casado Aldana. Sindicalista ferroviario

]]>
Opinión 2016-02-07 13:40:19
Corazón de Olivetti - El secreto de tus pactos http://blogs.publico.es/juanjosetellez/2016/02/07/el-secreto-de-tus-pactos/ Transcurren las primeras escaramuzas para el pacto de investidura que debiera aupar a Pedro Sánchez hasta la presidencia del Gobierno. Y no deja de tener un halo metafórico el hecho de que esta negociación se produzca en carnavales: resulta anecdótico y casi chirigotero, pero algo simbólico de los días que corren el hecho trivial de que a la ceremonia de los Goya acudiera Pablo Iglesias con esmoquin y el líder socialista sin corbata. The times they are changin´. Los tiempos están cambiando. Pero no sabemos cómo ni hacia dónde.
Lo cierto es que, hoy por hoy, vivimos una apariencia de realidad que no sabemos si es la realidad. Probablemente nunca como ahora, en nuestra historia reciente, engañaron tanto las palabras y las apariencias. ¿Realmente quieren los dirigentes políticos lo que aparentan querer?

No sabemos en rigor lo que pretende Mariano Rajoy, que está jugando al mus, fabricando lentamente la soga con la que, según sus previsiones, terminará ahorcándose su adversario. No parece que la hipótesis de unas elecciones anticipadas –ya hay quien baraja fechas concretas para el mes de junio—satisfaga taxativamente sus deseos: a pesar de la fidelidad del voto conservador y del intento por su parte de seducir de nuevo al electorado que ha viajado hacia las papeletas de “Ciudadanos”, su nueva candidatura puede que se vea lastrada por el cerco judicial y policial a la corrupción relacionada con su partido, especialmente en Valencia, y por otra circunstancia añadida, su propia figura como líder, asaz cuestionada ante la opinión pública por su renovado perfil de Don Tancredo, y todo ello a pesar de los esfuerzos para amortiguar esa imagen por parte de un amplio cordón mediático afín.

La cúpula de Podemos, ¿pretende un acuerdo de gobierno con el PSOE o que ofrezca la sensación a de que es así, ante la opinión pública y su electorado? Claro que mola tocar poder aunque ello no signifique necesariamente asaltar los cielos. Un baño de realidad, a ese nivel y por más que sea compartida, podría ser un buen master en política aplicada para su formación. Para ello, Iglesias intenta empujar a Sánchez hacia la casilla que le resulta más cómoda, la de las contradicciones del mundo socialista: frente al discurso de que papá PSOE saque de excursión a los prados de La Moncloa a dicho partido o a Ciudadanos, los podemitas niegan la mayor y rechazan sin paliativos cualquier posibilidad de viajar en el mismo barco político que Albert Rivera. Adiós, por lo tanto, al supuesto idilio entre sí de las fuerzas emergentes frente a las de la casta con las que ahora no tienen otro remedio que dialogar.

Sin embargo, el partido de los círculos coincide a distancia con el PP a la hora de exigir celeridad en las negociaciones que ha emprendido Sánchez después de que Rajoy se rajara. A menos tiempo, menos posibilidades de alcanzar acuerdos complejos y creativos. La postura de Pablo Iglesias es coherente con una formación de izquierda, aunque se aparte del centro al que electoralmente aspiraba: con la derecha, nada de nada, ya sea nueva o vintage. Más allá de esa apreciación ideológica, también podría convenir a su estrategia el sabotaje del proyecto gubernamental de Pedro Sánchez, en cuyo seno podría producirse el legendario sorpasso, siempre y cuando más que un acuerdo implique una abdicación. Hasta ahora, las encuestas venían abonando la posibilidad de que dicho relevo a la hora de representar el paradigma de la izquierda española pudiera producirse en unos nuevos comicios. Todo es volátil, en estas arenas movedizas. Máxime cuando la encuesta del CIS termina generando menos credibilidad que la de los adivinos de las teletiendas.

Iglesias necesita un buen relato si finalmente llaman a las urnas: intentamos –diría en las tribunas– que gobernara la izquierda pero no hemos podido lograr que Sánchez constituyera un gobierno de progreso, sucumbiendo a Ciudadanos, a las presiones del Ibex y a la de los barones de su propio partido. ¿Sería creíble? Probablemente si, porque le sigue soplando el viento de popa y porque de celebrarse en junio dicha convocatoria electoral, el candidato Sánchez habría tenido que pasar por las horcas caudinas del Congreso del PSOE, tan sólo un mes antes de esa fecha hipotética. Otras incógnitas, no obstante, nos hablan de la posibilidad de que Podemos hubiera empezado a desgastarse para entonces con sus diferencias con las mareas y las candidaturas afines y por la sobre-exposición mediática en los municipios que gobierna y muy especialmente en Madrid donde todas las derechas pretenden llevar a Manuela Carmena hasta los espejos cóncavos del Callejón del Gato convirtiéndola en un esperpento y culpabilizándola, sin pestañear, de no revisar a tiempo el libreto de una compañía de títeres o de los problemas históricos derivados del tráfico y la contaminación: como antídoto a semejante caricatura, les convendría consumir algunas píldoras de “Manuela Carmena en el diván de Maruja Torres”, un libro recién editado por Planeta.

¿Perdería fuelle Podemos entre votantes tibios y los recobraría un PSOE capaz de muñir acuerdos a diestra y a siniestra? Quizá ese es el propósito de Pedro Sánchez porque también sea quizá la última oportunidad que tiene antes de verse abocado al suicidio de las ballenas. La que tiene él y la que tiene su partido o parte de su electorado. Si aceptamos que la sociedad española ha cambiado después de ocho años de crisis, que hay un sector de la clase media seriamente empobrecido y que las actuales reglas del juego fabrican al mismo tiempo triunfadores y perdedores, con un abismo económico de por medio, ¿es posible pensar que bajo el mismo paraguas del puño y de la rosa siguen cabiendo ambas sociedades? Sería una buena reflexión para un futuro congreso en el que los socialistas españoles auscultaran su futuro. ¿Es acaso ya la misma y legítima utopía la de aquellos que han mantenido el trabajo, el salario, el poder adquisitivo y la de esos otros a las que lo único que les queda es la esperanza en un cambio profundo en las estructuras socioeconómicas de nuestro entorno? En la primera de esas filas, no sólo hay yuppies del Cup of Coffee –como debería llamarse en nuestro país al Tea Party republicano–, sino muchos progresistas que no comulgan con los postulados conservadores, pero que temen más a las aventuras izquierdistas, sobre todo cuando se les repite a diario que detrás de las coletas acechan los chavistas o los ayatolas.

Pedro Sánchez dice querer un gobierno de progreso, pero se acerca a Ciudadanos, a fin de apaciguar las aguas internas y externas, porque la participación de esa nueva marca electoral en su proyecto de mayoría compleja, atenuaría las críticas respecto al radicalismo que le atribuyen propios y extraños cuando, a primera vista, él aparenta tener de revolucionario lo que cualquier apacible jugador de paddle en un club de postín. Habrá que ver hasta qué punto necesita esa gran coalición que, en rigor, no sería una gran coalición pero que vendría a personificar un esquema de totum revolutum, con su liderazgo en alza –de producirse tal escenario—al pilotar la nave en una tormenta perfecta.

Todas estas apreciaciones provienen de otro hecho contrastado, el de que hemos desguazado las mesas camilla en las que se forjaron los pactos de la transición. Ante los contactos que han ido teniendo lugar durante esta semana y los que ya hubo desde el 20 de diciembre, las noticias transmiten otro espejismo, el de la casa de cristal en la que no hubiera secretos. ¿Cómo es posible alcanzar un pacto del calibre que se negocia sin cuchicheos, sin reuniones clandestinas bajo la niebla de un puente? Ese desacostumbrado afán de transparencia que nos invade propicia el albur de pensar que todo está ocurriendo, en vivo y en directo, en la plaza pública y con todos los medios ofreciendo el minuto de juego y resultado, cuando también esa apariencia puede engañarnos. Algún día supongo que conoceremos toda la cocina que oculta esta negociación y que no guisa sus platos con luz y taquígrafos sino con un ingrediente poderoso, el de la discreción, sin el que no sería posible cerrar ningún compromiso.

Y si ese rincón secreto existe, ¿cómo no presumirlo en otras negociaciones de las que los medios de comunicación apenas hablan? Como la liquidación de ETA por cambio de negocio y la situación de sus presos en cárceles españolas, por ejemplo. O esas otras que se suponen que también transcurren ante un bosque de micrófonos pero que no deja ver los árboles de la letra pequeña que tanto terminará incumbiéndonos: el acuerdo de libre comercio con Estados Unidos, por ejemplo. O las capitulaciones de la Unión Europea ante el Reino Unido, para evitar el Brexit pero que provocarán una nueva explosión controlada de los sueños comunitarios.

]]>
Juan José Téllez 2016-02-07 12:10:10
Rosas y Espinas - ¿Gora ETA? http://blogs.publico.es/rosa-espinas/2016/02/07/gora-eta/ etaAndo estos días un poco preocupado con el tema del enaltecieminto del terrorismo. Lo digo porque han encarcelado a dos titiriteros que, en un una fiesta carnavalesca infantil, Madrid capital, sacaron un cartel que decía más o menos gora ETA. La verdad es que no se debe jugar con la memoria de la muerte. Los muertos de ETA son algo más que muertos. Fue la propia ETA la que los convirtió en símbolos por la inutilidad de sus muertes. Los cementerios no delimitan fronteras, por mucho que se intente. Los tristes cipreses nunca tuvieron la vocación intelectual de dibujar rayas en el mapa.

Pero ya está bien de las dos varas de medir con unos y otros terroristas. Todos los inviernos, asistimos a un carnaval de enaltecimiento de los asesinos en el Valle de los Caídos. Y, los 20 de noviembre, en muchas iglesias españolas, aun se habla en las homilías de Franco como salvador de la patria y tal. Hemos tenido ministros, cual Jaime Mayor Oreja, que han llegado a decir que el franquismo fue una época de “extraordinaria placidez”. Tanto los titiriteros de la Iglesia como estos pirados que han montado el escándalo en una función infantil son los mismo. Sin embargo, las varas de medir son diferentes. Y lo asumimos.

Los defensores de los titiriteros recuerdan ahora que, no hace mucho, el gran periodista ultra Federico Jiménez Losantos expresó en un periódico sus ganas de pegarle un tiro a los diputados de Podemos. Y Arnaldo Otegi, una de las piezas clave en la desactivación de la violencia etarra (después, eso sí, de un mezquino pasado connivente), está en la cárcel por contactos políticos con la banda. La verdad es que es difícil discernir lo que es o no es delito en este tema de la muerte. Pero en España siempre nos escondemos en los excesos: o los hacemos ministros, o los metemos en la cárcel.

La gran victoria de ETA, del terrorismo en general, es convertirnos, por reacción, a todos los ciudadanos en terroristas. Terrorismo fue también una ley de partidos creada a la medida de Batasuna, pero también aplicable a PSOE (GAL) y casi al PP (guerra de Irak). De estas cosas no se escandalizan nuestros honrados jueces. No es una cuestión de y tú más. Pero tampoco se puede uno esconder tras el matorral del y yo menos.

Condenamos solo los terrores de los otros, porque los nuestros nos parecen crisantemos de extraordinaria placidez (para quien no lo sepa, el crisantemo es la margarita funeral, pues así la definió un poeta). Un país que tiene titiriteros que enaltecen el terrorismo en una fiesta infantil, está tan enfermo como el país que los encarcela. Nadie ha matado nunca con una palabra, con una sátira, con un cartel. Como siempre, nos quedamos en lo anecdótico para driblar lo ecdótico. Y ni siquiera nos atenemos a los datos para corregir nuestra actitud. Los GAL alimentaron a ETA más que el sentimiento nacionalista. Y ahora, seguramente, con el encarcelamiento de los descerebrados titiriteros de Madrid estamos, en pequeña escala, haciendo lo mismo. La sinrazón dota de razones a los irracionales. Y en eso seguimos. Ay, España.

]]>
Aníbal Malvar 2016-02-07 10:40:21
Memoria Pública - Campañas rastreras http://blogs.publico.es/memoria-publica/2016/02/07/campanas-rastreras/ Francisco Espinosa Maestre
Historiador

Para Mirta Núñez

Transcurridas ya casi cuatro décadas desde la transición sabemos con certeza que el franquismo no pasó en vano. La España que surgió de esos años que van de 1977 a 1982, por más que volviera a ser una democracia formal, carecía de relación alguna con la España aplastada por el golpe militar de julio de 1936, por la guerra y por la interminable represión. Esto afecta a todos los partidos pero muy especialmente a la izquierda, aniquilada sin contemplación alguna. Sin embargo, ocurre algo curioso: la derecha surgida de la dictadura y de la transición tiene relación con el franquismo. No sólo es que la antigua AP (creada por conocidos franquistas) o el PP que le sucedió no hayan abordado nunca algo parecido a una ruptura con el pasado franquista, sino que incluso algunos de los principales líderes del PP asumen tranquilamente aquel régimen. Esta actitud ha ido a más con el tiempo. Incluso hemos podido ver  cómo se negaban a realizar mapas de fosas o cómo no aplicaban la descafeinada normativa legal tras la aprobación de la ley de memoria histórica. Estamos una vez más ante el viejo lema de la derecha española: acato pero no cumplo.

La cautela de los primeros tiempos fue desapareciendo a medida que la derecha aumentaba su poder, llegando a extremos preocupantes en la legislatura 2000-2004 y en la que ahora toca a su fin. Todo esto supuso una deformación constante de las palabras, que, como es sabido, no se quejan de nada. Fue así como el PSOE pasó por un partido de izquierda siendo un moderado partido de centro y el PP por ser de centro mientras la realidad mostraba constantemente que caminaban por casi inexistente  línea que en España separa a la derecha de la ultraderecha. La izquierda simplemente se adaptó a las nuevas circunstancias, aunque esto supusiese romper con su historia y con sus señas de identidad. Cuatro décadas de dictadura y una transición controlada por la derecha supusieron el abandono de las ideas y principios que guiaron a la izquierda española hasta 1936. Todo ello fue amputado del cerebro de la mayoría de sociedad española. O sea que mientras que la izquierda partía de la transición, la derecha hundía sus raíces en el franquismo.

Este fenómeno ha supuesto que la derecha y sus medios –toda la prensa en papel y parte de la electrónica, más conocidos como “la caverna mediática”– mantengan unos tics que serían rechazados en cualquier país democrático. Me refiero, por ejemplo, a los ataques directos contra aquellas personas que por cualquier motivo les producen rechazo o contra aquellas que intervienen en iniciativas que no son de su agrado. Son ataques sin límite alguno, en los que las falsedades y calumnias juegan  papel primordial. Si luego se demuestra que la realidad es otra les restaran importancia o simplemente pondrán alguna pequeña nota perdida en uno de sus medios. Pero ya el daño ha sido hecho. En esto la derecha mezcla el viejo dicho  “calumnia que algo queda” con la conocida frase de Goebbels “una mentira repetida adecuadamente mil veces se convierte en una verdad”.

Recientemente estamos asistiendo a una de estas campañas, en este caso dirigida contra la profesora de la Universidad Complutense y directora de la Cátedra de la Memoria Histórica Mirta Núñez Díaz-Balart. Tiene tres niveles esta campaña. En la base estaría el odio que la derecha ha mostrado desde un principio contra el movimiento en pro de la memoria histórica. Odio que demuestra una vez más su enraizamiento con el franquismo. A la derecha española no le importa nada que decenas de miles de personas permanezcan a estas alturas bajo la condición de desaparecidos en multitud de fosas comunes esparcidas por todo el país. Lo que quisiera la derecha es que todo esto se olvidara definitivamente. Las declaraciones de los dirigentes PP en este sentido desbordan ampliamente la zafiedad. El segundo nivel se refiere a la alcaldesa de Madrid Manuela Carmena. La derecha/ultraderecha aún no ha asumido, con Esperanza Aguirre en cabeza, la pérdida de la alcaldía de Madrid y la campaña permanente contra Carmena funciona desde antes de que ésta tomara posesión del cargo y no acabará hasta que lo deje.

El tercer nivel es el que desde hace varias semanas afecta a Mirta Núñez. La cuestión de fondo no es otra que el cambio de una serie de nombres del callejero de Madrid asociados al golpe militar y a la dictadura, nombres que debieran haber caído hace mucho tiempo. La derecha y la utraderecha no soportan estos cambios que parecen arrebatarle su historia. Lo grave es que como carecen de argumentos razonables optan por el recurso a la mentira, al insulto y a la calumnia.

En los últimos días de enero y los primeros de febrero han sido numerosos medios los que al referirse a Mirta Núñez han aludido a ella como “la hijastra de Fidel Castro”. La intención es clara: la “comunista” Carmena pone en manos de una “hijastra de Fidel Castro” y de los de la memoria histórica, todos comunistas, el cambio de calles en Madrid. ¡Horror! ¡Nuestro querido callejero, fiel reflejo de nuestra sagrada historia patria, en manos de la horda roja! ¡Otra vez el Frente Popular! ¿Surgirá de nuevo, como siempre en nuestra historia, una Esperanza de Aragón que nos libere del yugo extranjero?

De hijastra hablaron, entre otros, una tal Tatiana Rivas en ABC (27/01/2016); La Vanguardia (29/01/2016), recogiendo la opinión de la delegada de gobierno en Madrid Pilar Dancausa (EFE); Actuall (29/01/2016), medio que se define como provida, profamilia, liberal conservador y cristiano (esta página se creó por iniciativa de otra  similar denominada Hazteoir, declarada “asociación de Interés Público” por el ministerio de Interior encabezado por el opusdeista Jorge Fernández Díaz en 2013); un Alejandro Vara de Voz Populi (30/01/2016), quien aludió a la  “al parecer hijastra de Fidel Castro”; El Mundo (01/02/2016), recogiendo la opinión de Esperanza Aguirre (Europa Press) y diversos medios como Telemadrid o El País (Bruno García Gallo), que aludieron a la “hijastra” sin problema alguno y sin aclarar que no había tal hijastra.

Cualquier persona con una cultura media sabe que hijastro/a es el hijo o la hija aportado a una nueva relación por alguno de los miembros de la pareja. Como bien indica su primer apellido Mirta Núñez es hija de un matrimonio posterior de la primera esposa de Fidel Castro, por lo cual es imposible que sea o pueda ser catalogada como “la hijastra de Fidel”. La causa de que haya sido así considerada no puede deberse a otra cosa que al odio y la mala baba de la derecha y la ultraderecha ante el hecho de que el Ayuntamiento presidido por Manuela Carmena haya contado con la Cátedra de la Memoria dirigida por Mirta Núñez para cambiar una serie de nombres del callejero de Madrid. Puro franquismo no ya sociológico sino militante.

La trayectoria de la profesora e historiadora Mirta Núñez Díaz-Balart la convierte en la persona indicada para dicha tarea. Aguirre y la ultraderecha que representa carecen de argumento alguno. Ante esto, la táctica siempre suele ser la misma: se busca algún error real o ficticio, achacable o no a quien se quiere atacar, y se retuerce a capricho, se infla y se explota hasta la saciedad. La intención es que no se note la falta de solidez de los argumentos ni se ponga al descubierto más de la cuenta la ideología reaccionaria de los denunciantes. De este modo, aunque lo que se quiere es frenar el proyecto objeto de discusión, el objeto de ataque pasa a ser la persona a la que se adjudica su realización. El fin justifica los medios.

¿Acaso la prensa, agencias y periodistas aludidos le pedirán disculpas a Mirta Núñez Díaz-Balart por haber mentido sobre su inexistente relación familiar con Fidel Castro? ¿Le enviarán una nota reconociendo su error el concejal del PP Pedro Corral y Esperanza Aguirre? Esta última, que aún no ha superado ver a Manuela Carmena ocupando la alcaldía que pertenece por tradición a los de su clase, se permitió incluso llamarla Mirta Díaz-Balart, saltándose así el apellido del padre. Total, qué más da. Ellos van a lo que van: España es suya desde hace siglos.

Pensemos que lo que está en juego no es otra cosa que la memoria histórica de la derecha española. Cuando dicen que “hay que respetar la historia” lo que realmente quieren decir es que hay que respetar su historia y cuando afirman que “no hay que reabrir heridas” lo que están diciendo es que todo lo relativo a las víctimas del fascismo, incluidos sus responsables, debe seguir oculto. Nada debe moverse: ni las fosas, ni el callejero, ni los vestigios de la dictadura. Por ejemplo, la lápida de los ocho carmelitas asesinados en Carabanchel Bajo debería estar dentro del cementerio, pero ellos la quieren fuera. ¿Se imaginan lo que dirían si se decidiese colocar en la fachada del mismo cementerio los nombres de los vecinos asesinados por los fascistas, que no fueron precisamente ocho? Que todo esto ocurra en un momento en que su partido, el PP, se desmorona corroído por la corrupción interna a causa del saqueo permanente de las arcas públicas puede indicar que necesitan desviar la atención de la gente hacia otras cuestiones que les permitan respirar un poco. Aunque sea a costa de mentir una vez más.

]]>
Francisco Espinosa 2016-02-07 09:40:02
Econonuestra - Un partido corrupto y franquista http://blogs.publico.es/econonuestra/2016/02/07/un-partido-corrupto-y-franquista/ Beatriz Gimeno
Escritora, activista y Diputada de PODEMOS en la Asamblea de Madrid

Seguimos sin ser un país normal y nuestra derecha es una derecha antidemocrática y con veleidades fascistas por mucho que se vistan de liberales. Su defensa cerrada, incluso en los tribunales, del franquismo no es discutible. Han defendido el franquismo de todas las formas posibles. No hay una sola condena del franquismo por parte de nadie del PP y, sobre todo, han dificultado por todos los medios a su alcance cualquier paso dado para condenar o reparar aquel régimen. No sólo se han negado a condenarlo en todas las instancias en las que se han visto requeridos para hacerlo, sino que han puesto todos los impedimentos posibles para que otros partidos lo condenaran y han tratado por todos los medios también de dificultar el resarcimiento debido a los que entonces defendieron la democracia frente a la dictadura; han tratado de impedir que la gente pudiera sacar a sus familiares asesinados de las cunetas, se han burlado de ellos y han intentado también por todos los medios posibles falsear la historia.

Finalmente se han negado a retirar los símbolos de una dictadura hasta hoy mismo, casi 80 años después. Y esto lo están haciendo no sólo de palabra, no sólo con manifestaciones que podrían ser más o menos extemporáneas y fruto de su manera antidemocrática de ver el mundo. No, no están opinando, están dedicados a ello tratando incluso de utilizar las leyes para perseguir a quienes, a su vez, utilizan las leyes, en esta caso la de Memoria Histórica, para cumplir con lo que aunque no hubiera ley, sería una cuestión de sentido común, de decencia política y, como poco, de espíritu democrático. Ahora, Esperanza Aguirre pretende demandar a la alcaldesa de Madrid por cumplir la ley y, en todo caso, por retirar símbolos franquistas de la ciudad.

Símbolos que deberían haberse retirado hace mucho y que el Partido Popular ha defendido en su particular cruzada antidemocrática y profranquista. Sin ningún tipo de reparo podemos llamar antidemócratas a quienes defienden encarnizadamente los símbolos de una dictadura. Visto que no hay un/a sólo líder del Partido Popular que afirme con tranquilidad que los símbolos de una dictadura no tiene cabida en una democracia, podemos legítimamente dudar de su adscripción democrática, de todos, incluida la modernísima Crisitina Cifuentes que ha salido apoyando la cerrada defensa del franquismo que está haciendo el grupo popular en el Ayuntamiento. Seguramente se pueda ser de derechas y demócrata, debe ser posible. En España no lo parece.

Y mientras defienden los vestigios del franquismo como si les fuera la vida en ello, el Partido Popular se deshace podrido por dentro. Seguramente añoran aquellos tiempos en los que todo era suyo y podían robar sin miedo a que algún juez investigara. Casi ocho décadas después de la instauración de una dictadura que se levantó contra una democracia, el Partido Popular se aferra a la defensa de aquel régimen de 1939 seguramente para distraer del hecho de que su régimen de ahora, el régimen del expolio, la corrupción y el saqueo, se está derrumbando y amenaza con llevárselos por delante. El hecho de que tengan que disolver el partido en Valencia porque no hay un solo concejal ni concejala que no esté pringado da idea de a que límites se ha llegado en esta partido que defiende el franquismo con la misma convicción que cobra mordidas, sobresueldos y comisiones. Ahora creen que bastará con cambiarse el nombre para poder seguir haciendo lo mismo. Nadie les puede acusar de incoherentes. Son partidarios de una dictadura que se niegan por activa y por pasiva a condenar y muchos de sus cargos se siguen comportando como si estuviesen en una. 80 años después ya sería hora de que se les dejara claro que este país no es suyo; que se vayan.

]]>
EconoNuestra 2016-02-07 08:10:08
Tremending Topic - -Camarero ¿qué le queda de primero? -Matemáticas y estadística http://blogs.publico.es/tremending-topic/2016/02/07/camarero-que-le-queda-de-primero-matematicas-y-estadistica/

-Doctor ¿qué me recomienda contra el dolor menstrual?
-Sexo anal.
-Usted ha hablado con mi marido ¿verdad?
-¿Qué Paco ni que Paco?

— Pelícano manchú (@Mortimer_Fu) junio 29, 2013

]]>
tremending-topic 2016-02-07 07:10:11
Contraparte - Titiriteros e iniciativa política. O cómo se perderá el Ayuntamiento de Madrid http://blogs.publico.es/contraparte/2016/02/06/titiriteros-e-iniciativa-politica-o-como-se-perdera-el-ayuntamiento-de-madrid/ .

Emmanuel Rodríguez (@emmanuelrog)

.

 

Multitud de niños se arremolinan ante un espectáculo de cahiporras y bolas de trapo. Son títeres y según la tradición medieval hay buenos, malos, golpes y parodias de todo tipo. Es Carnaval ese momento donde hasta hace unos años el orden, y con ello nuestra particular y ramplona versión de lo “polítcamente correcto”, quedaba en suspenso.

Los niños son vigilados atentamente por unas decenas de padres. La obra toma un curso que a algunos disgusta. En vez de una bruja o un ogro, quien resulta ahorcado es una autoridad, y en vez de restituir no se sabe bien que armonía medieval se invita a ocupar y a pinchar suministros cuando no se tiene vivienda. Un poco más al Sur, se escuchan estos días chirigotas bastante más ofensivas, y por cierto también para “todos los públicos”.

Lo que para algunos papis colma el vaso es que al final de la obra aparece una pancarta con el rótulo “Gora Alka-Eta”. La pancarta era puesta por una bola de trapo que representaba a un policía, al lado de otra bola de trapo que representaba a un activista. Con ello los actores del teatrillo querían a hacer una denuncia explícita de una práctica policial no tan inhabitual: la incriminación de todo lo que huela a radical poniéndole el sanbenito de terrorista. Véanse los largos años de gobierno-oposición del PP, o las operaciones Piñata y Pandora.

Para algunos papis y mamis, la palabra ETA  traspasa la frontera de lo tolerable. Pero en lugar de coger a su nene y marcharse a comprar unos churros o unas castañas para pasar el disgusto, deciden afirmarse como ciudadanos vigilantes. Llaman a la policía. Aparecen las fuerza de orden y recogen la denuncia de los padres: “enaltecimiento del terrorismo”, con todas las letras (nivelón). Quizás sea la primera vez, desde los tiempos del Generalísimo, que se llevan a alguien por representar unos títeres de cachiporra. Algún día habrá que preguntarse que significa ser papi-mami en los comienzos del siglo XXI. Seguramente nada bueno para la psicología y la personalidad de sus vástagos.

Lo mejor sucede a partir de ese momento. El periódico prototipo de seriedad informativa e imparcialidad, El País recoge la noticia sin contexto alguno. Simplemente escribe que en la obra aparece la pancarta “Gora Alka-Eta”. Le sigue ABC que añade que el “alka” no tiene significado en euskera pero que podría ser una referencia a Al-Qaeda. El “círculo del mal” se cierra. Después, El Español en su primer titular escribe sobre la detención de dos “títeres”, metáfora no querida de una astracanada: los detenidos (nótese bien) serían dos bolas de trapo. Las apuestas se elevan. El lobby neocon, la ahora llamada “caverna”, se pone en marcha. Y consigue que “Gora ETA” sea Trending Topic en twitter. Paradojas del momento presente.

No se pierdan el final. El Ayuntamiento, por su parte, en lugar de defender que se trata de una obra de ficción y denunciar el abuso de las detenciones (algo inaceptable en todo caso), se asusta. Estamos demasiado aburridos de los sustos de este Ayuntamiento. Y emite una nota de “retratacción” en la que aparte de pedir perdón, se suma a no se sabe bien que acusación: ¿daño moral a menores por una obra de mayores? Afortunadamente retira después la nota, parece que va a primar el sentido común, y todo va a quedar en una rescisión de contrato.

En apenas unas horas, hemos asistido a una típica guerra cultural saldada con notable daño para el Ayuntamiento y poco esfuerzo para los media neocon. Hoy por hoy, para aguirristas y losantianos nada resulta más fácil que aprovechar los nimios motivos de las “cultural wars” (unos tweets, unas tetas, una placa, unas bolas de trapo) para poner contra las cuerdas a un consistorio achantado y sin iniciativa. Sobra decir, que su contraparte, Carmena al frente, piensa que basta con cuatro pildoritas y ocurrencias progres para contentar a la audiencia.

Mientras, el tiempo pasa. La auditoría de la deuda se realiza a cuentagotas. Los avances en materia de vivienda apenas pasan de lo cosmético. Las remunicipalizaciones se esfuman de la agenda. Se aceptan las operaciones Mahou-Calderón, Canalejas, y a buen seguro tramos del macro proyecto Chamartín. En definitiva, se cede progresivamente en todo lo que haya que ceder frente a los chantajes más evidentes de la oligarquía política y económica.

Conclusión: hegemonía cultural no es gustar a todo el mundo. No es tirar, de nuevo, de imaginario progre y esperar a que la atmósfera cambie para realizar las reformas prometidas por el “Ayuntamiento del cambio”. Hegemonía es crear condiciones materiales capaces de sostener y apoyar transformaciones reales. Consiste en crear adhesiones a través de la remunicipalización de servicios, la democratización efectiva de la institución y la apertura de la discusión pública de todo aquello que tenga relevancia en la vida del ayuntamiento. Y consiste también en poner en la picota por corrupción, prevaricación y nepotismo a la clase política madrileña y sus empresarios aliados que han gobernado el ayuntamiento durante 25 años.

Caso de no asumir estas reformas y la confrontación que ello conlleva, ese mismo enfrentamiento tomará los ropajes “culturales” que hoy conocemos. Es una batalla perdida. Estamos ante verdaderos especialistas de la guerra cultural: una nueva derecha (neocon) que ha practicado y teorizado  activamente las fórmulas y los resultados de este tipo de conflicto. Y así tras una larga secuencia de escándalos artificiales y un largo rosario de cadáveres políticos, a la postre lo que se perderá es la oportunidad de cambiar el gobierno (real) de Madrid.

 

 

]]>
observatorio-metropolitano 2016-02-06 13:50:18
Se cuecen habas - ¿Por el bien del país? http://blogs.publico.es/esther-vivas/2016/02/06/por-el-bien-del-pais/ Esther Vivas

Llevamos días oyendo lo que es necesario hacer “por el bien de España”, “por el bien del país”, “por el bien de los españoles”. Lo han dicho desde las filas del PSOE, de Ciudadanos y del Partido Popular. También la editorial de algún diario instaba a los líderes de los dos partidos más votados a retirarse porque “los intereses de España deben estar por encima”. Más allá, todos ellos, de concebir una idea de “España”, uniforme, lisa y homogénea, obviando el derecho a decidir de las naciones históricas, me gustaría, en esta ocasión, enfatizar la vacuidad de dichas afirmaciones, que se han convertido en una mantra que a golpe de repetición ha quedado hueco de contenido. Tras estas palabras solo hay el deseo de atar “lo mío”, ya sea “mi liderazgo”, “mi partido”, “mis intereses empresariales”.

De vírgenes e infiernos

Así, con este mantra de fondo, el espectáculo de las negociaciones avanza. Pedro Sánchez se lo juega todo a cara o cruz, o toca el cielo de la Moncloa, tras un acuerdo que más que arduo parece a día de hoy, y visto lo visto, imposible, o se hunde en el más profundo de los infiernos con el finiquito de su carrera política, que tendrá probablemente como fecha de defunción, si fracasa en su intento de formar gobierno, la del próximo congreso del PSOE en el mes de mayo, o justo después de una posibles nuevas elecciones. Mientras, Mariano Rajoy se encomienda a la virgen de turno, ya no solo para que no le estallen más casos de corrupción en la cara sino para que Pedro Sánchez fracase estrepitosamente en su intento de resucitar como el ave Fénix, de entre las cenizas en las que ya lo estaban friendo los de su propio partido.

Entretanto, el escenario de ingobernabilidad se perpetua, muy a pesar de los mercados. Algunos como Goldman Sachs, uno de los principales grupos de inversión mundiales, ya pronosticaba justo después de los resultados electorales lo peor: la situación de “incertidumbre política tendría consecuencias no solo en la confianza empresarial y del consumidor sino en las previsiones de crecimiento para España”. Temblad, temblad malditos, tuneando la gran ‘Danzad, danzad malditos’ de Sydney Pollack. Sin embargo, y cómo decía Jaime Pastor, editor de la revista Viento Sur: “Bienvenida inestabilidad“. No en vano dicha inestabilidad es la oportunidad que han forjado, a base de calle y urnas, los de abajo para intentar abrir una brecha de cambio.

Cuando sopla el cambio

Algunos siguen sin entender nada. Allí están los barones y la vieja guardia del PSOE llamando a una gran coalición que la mayoría de sus votantes detesta. El PP, con la gangrena de una corrupción que le corroe las entrañas. Y, mientras, Ciudadanos, que dice ser “cambio” y no es sino muleta de un régimen en grietas, lucha lo imposible para evitar unas nuevas elecciones en las que partiría con enorme desventaja respecto a sus tres contrincantes.

Han transcurrido más de 40 días desde las elecciones del pasado 20 de diciembre y no pocos son lo que ponen el grito en el cielo, pero más de 90 días tardó Catalunya en tener gobierno, casi los mismos que tuvo que esperar Susana Díez para hacerse con la presidencia de Andalucía. Soplan vientos de cambio y la inestabilidad es solo un síntoma de los tiempos que vienen.

.

@esthervivas |facebook.com/esthervivas| www.esthervivas.com

.

]]>
Esther Vivas 2016-02-06 09:10:20
A contracorriente - El fracaso de la ultra izquierda http://blogs.publico.es/emir-sader/2016/02/06/el-fracaso-de-la-ultra-izquierda/ Las corrientes de ultra izquierda y los articulistas vinculados a esa visión son especialistas en criticar el fracaso de otras corrientes de izquierdas. Cuando hablan, se apoyan en los grandes éxitos y dirigen su crítica a las corrientes que aparentemente habrían sido un fracaso total.

Después de un silencio relativamente prolongado por el éxito de los gobiernos progresistas de América Latina, utilizan el asunto del supuesto fracaso de los gobiernos de Venezuela, Argentina, Brasil, Ecuador; sin embargo, no hablan de los gobiernos neoliberales. No quieren darse cuenta de las extraordinarias transformaciones sociales que esos colectivos han implementado en nuestras sociedades y que han construido la izquierda del siglo XXI, referencia hasta para las fuerzas de izquierda en Europa, como en Grecia, España y Portugal, entre otros.

Tampoco consideran que esos gobiernos, coordinados, han sido los responsables del fortalecimiento y expansión de los procesos de integración regional, del Mercosur a CELAC, pasando por Unasur. Además, se ha hecho de forma independiente respecto a Estados Unidos.

Mientras tanto, la ultra izquierda no ha sido capaz de posicionarse, ya que no han cuajado en ningún país del continente, ni siquiera en Europa. La derecha es la verdadera alternativa a los gobiernos progresistas, mientras que los resultados de los otros movimientos (los radicales) son irrelevantes. Como última demostración, los mismos sectores que enfatizan en el fracaso del Kirchnerismo en Argentina —cómo consideran que entre esa fuerza y la derecha no habrían diferencias—, han propuesto el voto en blanco en la segunda vuelta y han obtenido el 1% de las papeletas. Encima, hablan con ímpetu desde ese 1%.

Volcados hacia el fracaso de los otros, las voces de la ultra izquierda no se dedican a analizar su propio fracaso. En la misma Argentina, el planteamiento típico de esta corriente sobre la autonomía de los movimientos sociales que los obligaría a no participar ni hacer alianzas con otras fuerzas políticas, ha llevado literalmente a la desaparición de los movimientos piqueteros, que habían surgido con gran potencial.

No se encuentra ni un balance autocrítico de los que han llevado a ese movimiento a su desaparición. Al contrario, los mismos responsables —intelectuales latino-americanos o europeos—, siguen hablando con convicción de sus tesis, sin aprender nada del éxito de los movimientos sociales y de las fuerzas políticas —que han seguido sus proposiciones—, ni de su fracaso.

Pero el principal fracaso de la ultra izquierda fue el no saber comprender el carácter de la época histórica actual, sometida a grandes retrocesos a escala internacional. Siguieron haciendo sus planteamientos verbalmente radicalizados, sin darse cuenta de que el mayor objetivo de la izquierda actual es derrotar y construir alternativas concretas al neoliberalismo, proyecto en el que tanto han avanzado los gobiernos de América del Sur.

Por otra parte, algunos sectores de la ultra izquierda han añadido las tesis liberales en contra del Estado, apoyados en una ‘sociedad civil’, como si esa fuera una idea factible en la
lucha contra el neoliberalismo. Continúan, aún, en la fase de resistencia a este movimiento, sin participar en la disputa hegemónica por el Gobierno y sin capacidad de construir fuerzas alternativas. Tienen la ayuda de las ONGs, pero están completamente distanciados de la historia contemporánea de la izquierda actual.

En suma, la ultra izquierda es la corriente que más ha fracasado en la era neoliberal, por sus visiones y por la impotencia resultante para construir alternativas. Eso se da en Brasil, en Argentina, en Venezuela, en Ecuador, en Bolivia y en Uruguay, donde se limitan a unos artículos de crítica. Tampoco logran cuajar en otros países, como en México, Perú, Chile o Colombia. Solo existen como columnismo crítico, no tienen peso en alguna lucha concreta.

El futuro de la lucha contra el neoliberalismo sigue siendo protagonizado por las fuerzas y los liderazgos políticos —como Evo Morales, Lula, Rafael Correa, Cristina Kirchner, entre otros— que disputan con la derecha sus proyectos de restauración conservadora.

]]>
Emir Sader 2016-02-06 07:10:09
Las carga el diablo - Assange, la canallada continúa http://blogs.publico.es/juan-tortosa/2016/02/05/assange-la-canallada-continua/ AssangeMi familia, producto típico de la moral judeocristiana posguerra civil española, se empeñó en educarme para hacer de mí una persona decente. El catecismo les echaba una buena mano:”dios premia a los buenos y castiga a los malos”; los tebeos del Capitán Trueno y El Jabato reforzaban esa convicción y el Hollywood en blanco y negro de los 50-60 ponía la guinda: películas todas con final feliz en las que el bueno siempre ganaba y el malo recibía su merecido.

Cuando crecías, salías a la vida e intentabas aplicar esas bienintencionadas enseñanzas, empezabas a recibir tortazos a diestro y siniestro y así era como la realidad se encargaba de aclararte las cosas: m
entir y robar siempre fue mucho más rentable que decir la verdad y ser honrado. Los malos pocas veces pagan por sus fechorías y a los que se empeñan en ser buenos, con el tiempo se les acaba poniendo cara de tonto.

El dilema llega cuando es a ti a quien te toca educar: “¿Cómo le cuento yo esto a mis hijas?”. En mi caso, cuando llegó el momento, decidí optar por la media ponderada, usar ejemplos, dar pistas hablar de pros y contras de una y otra opción y dejar finalmente que las conclusiones las sacaran ellas. Pero, como casis eiempre suele suceder en las relaciones paternofiliales, nunca sabré si acerté o no.

Los casos de Assange y de Snowden me han servido para tener algunas conversaciones con ellas sobre la conveniencia o no de ser coherente y honesto en la vida: dos personas perseguidas por el aparato judicial y político del país más poderoso del planeta porque decidieron hacer lo que ellos creían que era justo: sacar a la luz pública las maldades, las traiciones y las mentiras por las que se rigen buena parte de los poderosos que mueven los hilos del mundo. “Creí que sabía cómo funciona el mundo. Nada me preparó para lo que me he encontrado”, dijo Assange en octubre de 2010.

Seguramente Assange y Snowden y el soldado Manning, este último condenado a cadena perpetua, tuvieron unos padres parecidos a los míos. Puede que actúen convencidos de que el bien triunfa, que la denuncia de la injusticia acabará convirtiéndonos a todos mejores personas, con más criterio y capacidad para hacernos una idea aproximada de la verdadera manera en que funciona el mundo… A fe que están pagando cara su ingenuidad. Son el crudo símbolo viviente del encanallamiento en que vivimos.

Hablamos poco de ellos. Parecemos haber decidido mirar para otro lado entre avergonzados y resignados, es decir: cobardes. Y callarnos. Ahora, tras el anuncio hecho público por la ONU calificando de ilegal la situación en que se encuentra Assange y pidiendo que pueda abandonar su refugio en la embajada de Ecuador en Londres sin que el gobierno británico lo detenga, vuelve a ser actualidad una surrealista situación que dura ya cuarenta y cuatro meses, más parecida a una pesadilla que a algo que realmente esté sucediendo.

Pasarán unos días y nos volveremos a callar, nos olvidaremos, volveremos a ponernos de perfil ante esta flagrante canallada. Evidenciaremos nuestra impotencia desbordados por una situación que nos pone ante el espejo de nuestras propias contradicciones y nos deja todas las vergüenzas (las pocas que nos queden) al aire. No, Capitán Trueno, no es verdad que gane el bueno. No, querida familia, no es bueno que te llamen “buena persona” cuando lo que quieren llamarte es tonto.

En sus particulares confinamientos, admiro la fortaleza moral de Snowden y de Assange. Ellos, con Manning, son el símbolo de nuestra gran mentira diaria. Les debemos mucho a su trabajo y a su capacidad de resistencia, porque a medida que transcurran los años, más importancia irá adquiriendo lo que hicieron. Conviene, ahora que están vivos y que continúan resistiendo, no solo no olvidarlos, sino buscar la manera de rendirles el homenaje que se merecen.

J.T.

]]>
Juan Tortosa 2016-02-05 15:40:05
El 4º Poder en Red - ¿Acabará Assange como Manning? http://blogs.publico.es/el-cuarto-poder-en-red/2016/02/05/acabara-assange-como-manning/  

Comunidad Editorial del 4º Poder en Red

Julian Assange ha estado los últimos tres años “detenido arbitrariamente” en el Reino Unido. Esa es la conclusión a la que ha llegado el Grupo de Trabajo sobre las Detenciones Arbitrarias de Naciones Unidas.

El fundador de Wikileaks es objeto de una investigación preliminar en Suecia (sin acusaciones formales) desde agosto de 2010 por un supuesto delito de violación y otro de acoso. Sobre él pesa desde entonces una orden de detención para ser interrogado en Estocolmo. En mayo de 2012 el Reino Unido dictaminó que Assange debía ser extraditado para prestar declaración en Suecia, por lo que el australiano decidió pedir asilo a Ecuador y refugiarse en la embajada ecuatoriana en Londres, en la que permanece encerrado desde agosto de ese año.

En los seis años que lleva abierta la investigación, la justicia sueca se ha empeñado en negar a Assange la posibilidad de prestar declaración desde Londres. Sólo en enero del presente año -y ante el temor a que el supuesto delito de violación acabase por prescribir como ya hiciera el de acoso- la Fiscalía sueca abrió la puerta a interrogar al fundador de Wikileaks en la embajada de Ecuador en la capital británica.

A ojos de Assange y de gran parte de la comunidad internacional que ha apoyado su labor, la orden de arresto es solo un trámite previo a una extradición a los Estados Unidos, donde con toda seguridad acabaría ante un tribunal castrense que le aplicaría la ley antiterrorista y lo acusaría de divulgación de secretos.

Los temores de Assange encuentran su mejor sustento en el caso de su colaborador Chelsea Manning (antes Bradley Manning). Infante de Marina de los Estados Unidos, Manning filtró a Wikileaks documentos sobre Irak, Afganistán y las embajadas norteamericanas que revelaban violaciones de derechos humanos que el público desconocía.

Fue detenido en mayo de 2011 y tras pasar once meses en total aislamiento -hecho que fue calificado de tortura por  varias organizaciones humanitarias– en el verano de 2013 pasó a ser juzgado por un tribunal militar que negó que ella tuviera la obligación legal y moral de denunciar las mencionadas vulneraciones de derechos humanos. El resultado: la soldado Manning fue condenada a 35 años de cárcel en un proceso en el que no se admitieron como pruebas de la defensa los documentos que detallaban los crímenes cometidos por el ejército estadounidense.

Recientemente Manning describió en el diario británico The Guardian el calvario que le está suponiendo su encierro en la cárcel de Fort Leavenworth (Kansas). “El abismo entre yo misma y el mundo exterior parece que se hace cada vez más y más grande. Y todo lo que puedo hacer es dejar que ocurra”, asegura Manning tras seis años de privación de libertad.

“Me doy cuenta de que mis amigos y mi familia siguen adelante con sus vidas mientras yo me enfrento a una inactividad impuesta. No voy a las ceremonias de graduación de mis amigos, no voy a sus fiestas de pedida, no voy a sus bodas y no conozco a sus hijos”, prosigue.

Percatarse de la presencia de esos cambios al tiempo que se encuentra encerrada ha provocado que Manning llegue a sentirse como un espectro: “No tengo fotos recientes de mi misma, no tengo selfies. De mis últimos seis años de vida sólo tengo viejas fotografías de Facebook, las instantáneas granuladas de mi expediente y las imágenes de la rueda de reconocimiento. Ahora que todo el mundo está obsesionado con Twitter, Instagram, Snapchat y Whatsapp, empiezo a sentir que no existo en un modo importante, real. En una sociedad que dice ‘si no hay fotos no ha sucedido’ empiezo a preguntarme si yo he sucedido. A veces me siento más que vacía, me siento inexistente.”

A pesar de toda esa apatía, Chelsea Manning se muestra firmemente decidida a no rendirse. Encuentra buenos motivos para no hacerlo en el correo que recibe de gente de fuera de prisión que le recuerda “felizmente” que es “real” y en la lucha por transformar su cuerpo en el de una mujer.

La ausencia de fotos recientes impide comprobarlo, pero ella misma asegura que el tratamiento hormonal que recibe -al que se refiere como un derecho “ganado” y no otorgado- está transformando su apariencia externa. “Tengo la piel más suave y los rasgos faciales menos angulares”, asegura en su artículo en The Guardian.

A sus ojos, el hecho de estar encerrada en Fort Leavenworth -un centro penitenciario para hombres- implica que el Gobierno estadounidense le está negando su “derecho a existir”. “Creo que definirnos a nosotros mismos en nuestros propios términos y en nuestro propio lenguaje es uno de los derechos de mayor poder e importancia que tenemos como seres humanos”, explica Manning, que actualmente, según cuenta en su blog, se encuentra inmersa en una lucha por conseguir que le dejen llevar el pelo largo, en lugar de ser obligada a llevar un corte que se encuentre en el estándar estético habitual en los hombres.

El testimonio de Manning, que asegura “haberse enfrentado a la oscuridad” como consecuencia de destapar crímenes humanitarios, es el mejor aval para la negativa de Assange a ser extraditado. El fundador de WikiLeaks considera que en estos tres años de encierro ha sido privado de sus libertades fundamentales y de derechos tan básicos como el acceso a la luz solar, el aire fresco y las instalaciones médicas adecuadas para preservar sus salud. Ha estado en una ‘prisión’ sin ser juzgado, una situación en la que Londres ha invertido cerca de 20 de millones de dólares en vigilancia.

Ayer, 1.885 días después de entrar en la embajada ecuatoriana, Assange recibía la decisión de la ONU que confirmaba lo que muchos llevamos años diciendo: su detención es arbitraria e ilegal.

Sin embargo, el primer ministro británico, David Cameron, se resiste a dejar en libertad al fundador de Wikileaks. Uno de los portavoces de su Gobierno, aseguró ayer que la decisión de la ONU “no sería legalmente vinculante”  y si Assange sale de la embajada “será arrestado”.

No obstante, el Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detenciones Arbitrarias no tardó en responder, asegurando que su decisión “sí es vinculante”. “Las opiniones del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias son jurídicamente vinculantes en la medida en que están basadas en normas internacionales de derechos humanos, de obligatoria aplicación”.

La ONU exige a Reino Unido y Suecia, tras 1.885 días, que “pongan fin a la privación de libertad” del fundador de WikiLeaks y que también reconozcan su derecho a reclamar una compensación por todos estos años.

Las reacciones no se han hecho esperar, y grandes medios como The Guardian se han posicionado en contra de la decisión de la ONU en su editorial, asegurando que es “errónea” y que debe “enfrentarse a sus presuntos delitos”. Llama la atención que esta posición provenga de uno de los medios que en su día publicó las revelaciones de Edward Snowden sobre el programa de vigilancia de la NSA, de mano del periodista Glenn Greenwald.

Todo apunta a que, como lleva haciendo tres años, el Gobierno británico seguirá vulnerando los derechos fundamentales de Assange obligándole a mantenerse en su prisión de oro si no quiere ser arrestado y deportado. Igual que su socio en el espionaje y en la violación de derechos humanos, EEUU, que castiga a Manning como aviso a navegantes: Airear los trapos sucios de los garantes de la libertad está penado. Todo ello ante la pasividad del resto de gobiernos internacionales que, al igual que con las revelaciones de Assange, Manning y Snowden, conocen lo que está ocurriendo pero no se atreven a importunar a sus poderosos socios.

¿O cabría decir a sus metrópolis?

 

]]>
Opinión 2016-02-05 15:00:14
El ciudadano autosuficiente - Cinco timos de la comida industrialista http://blogs.publico.es/ciudadano-autosuficiente/2016/02/05/cinco-timos-de-la-comida-industrialista/ gambas-copia

Jesús Alonso Millán

No deberíamos tener nada en contra de la industria alimentaria, porque no podríamos vivir sin ella. Nos proporciona cosas tan buenas como el salchichón (diga lo que diga la OMS) o las sardinas en aceite. Otra cosa es la alimentación industrialista, que nos vende alimentos de baja calidad a elevado precio, multiempaquetados, hiperprocesados y adobados con montones de aditivos.

Estos alimentos están diseñados para resultar adictivos, sacando partido de nuestra apetencia innata por la comida dulce, sabrosa, salada, grasienta, blanda y/o crujiente. Lo peor es que no se venden tal cual, sino que se envuelven en una espesa nube de información falaz que usa trucos como estos:

 

La información nutricional: Dosis Diaria Recomendada y similares

El truco: apabullar al público con tablas que muestran el contenido en hidratos de carbono, grasas, sodio, etc. del producto, expresado como un porcentaje de lo que deberíamos comer cada día. Así, podemos comer una bolsa de patatas fritas (un combinado de sal y grasa sobre delgadas obleas de patata, aproximadamente lo contrario de una buena comida) pensando que estamos ingiriendo un determinado porcentaje de los nutrientes que necesitamos a diario, dentro del  mítico equilibrio nutricional.


Los alimentos que aportan

El truco: convertir un producto de mala calidad en un compendio de perfección alimentaria a base de listar “lo que aporta”. Por ejemplo, los cereales de desayuno, obleas presurizadas de harina de maíz con mucho azúcar, se convierten como por arte de magia en elementos imprescindibles de nuestra dieta que nos aportan hidratos, grasas, minerales, vitaminas A, B, C, D, etc.

 

Los alimentos que previenen

El truco: buscar, hallar e hinchar todo lo posible un problema real de la salud y a continuación tunear un alimento para que lo resuelva o impide su aparición. Por ejemplo: la hipertensión arterial o la pérdida de hueso por osteoporosis. Añadiendo cosas misteriosas a yogures (L. imunitass, megafitoesteroles vegetales, metacitrato de calcio trans, etc.), los convertimos en el remedio soberano.

Hay muchas variedades de botellitas y tarritos de éstos, que hay que tomar todos los días del resto de tu vida (hay packs de ocho unidades a precio económico). El asunto ocupa a cientos de abogados de los fabricantes y a uno o dos de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria o la AECOSAN española, que se resisten a que las promesas de prevención de enfermedades figuren en el envase.

 

Los aditivos completamente seguros

El truco: los aditivos son legales (como la contaminación atmosférica), y nunca se usan por encima de las dosis seguras. Esto proporciona carta blanca a los fabricantes, que los usan para mantener precariamente en pie y más o menos presentables a alimentos de dudosa calidad. Por ejemplo: aunque ud. no lo crea, muchos envasadores de legumbres cocidas en tarros de cristal añaden conservantes a sus productos. Sospechosamente, las de mejor calidad no los contienen. Otro ejemplo: gambas congeladas que no confían en las virtudes de las bajas temperaturas para conservar alimentos y añaden previsoramente metabisulfito sódico, difosfatos, trifosfatos y polifosfatos. Las podéis encontrar en todos los supermercados.

 

La insana comida ecológica

El truco: poner a caer de un burro a los alimentos procedentes de la agricultura ecológica. El argumento implícito es que la comida industrialista tal vez no sea muy buena, pero que la comida ecológica no es mejor, puede que sea peor y además es un timo y solo apropiada para ecopijos. El argumento: si se compara el contenido nutricional (otra vez) de un alimento convencional y uno ecológico, no se aprecian diferencias.

La falacia consiste en decir que la carne de un cerdo criado en Dinamarca (por ejemplo) inmóvil en una jaula y alimentado con pienso industrial es equivalente a la de un cochino criado en Extremadura (por ejemplo) en régimen de montanera, triscando por el monte y comiendo bellotas a placer. Pues sí, midiendo sus porcentajes de nutrientes son iguales, pero por alguna extraña razón la gente prefiere la carne del cerdo número dos a la del número uno, aunque sea más cara.

]]>
Fundación Vida Sostenible 2016-02-05 12:00:15
Universidad del Barrio - Mujeres en lucha, por Noelia Adánez http://blogs.publico.es/universidad-del-barrio/2016/02/05/mujeres-en-lucha-por-noelia-adanez/  

 

En 1889 Emilia Pardo Bazán, para entonces La Pardo Bazán, escribe un ensayo para la revista inglesa Fortnightly Review titulado La mujer española. En el mismo número aparecerá otro sobre la mujer francesa a cargo de Julio Simon.

 

Extraigo un fragmento del de la escritora gallega:

 

“Repito que la distancia social entre los dos sexos es hoy mayor que era en la España antigua, porque el hombre ha ganado derechos y franquicias que la mujer no comparte. Suponed a dos personas en un mismo punto, haced que la una avance y que la otra permanezca inmóvil: todo lo que avance la primera, se queda atrás la segunda. Cada nueva conquista del hombre en el terreno de las libertades políticas, ahonda el abismo moral que le separa de la mujer, y hace el papel de ésta más pasivo y enigmático. Libertad de enseñanza, libertad de cultos, derecho de reunión, sufragio, parlamentarismo, sirven para que media sociedad (la masculina) gane fuerzas y actividades a expensas de la otra media femenina”[i].

Emilia_Pardo_Bazan_(1896)

Me detengo en las negritas, que marqué como queriendo entrar en diálogo con el personaje que imagino en esta autora.

 

En primer lugar: todo lo que avance una de las dos personas es lo que deja atrás la otra. Esta idea de Pardo Bazán de que el progreso está ligado a la perfección de las instituciones y la ampliación de derechos es significativa de que la escritora gallega piensa bajo los parámetros de una cultura política liberal, moderna, que observa en efecto el progreso como un proceso lineal, de consecución de un número creciente de franquicias (derechos) para una porción cada vez más amplia de la sociedad.

 

Esto es expresivo de un asunto central cuando tratamos el tema de los feminismos en perspectiva histórica, que es el modo en que se relacionan las culturas políticas feministas con otras culturas políticas, si logran o no desbordarlas, si se supeditan a las mismas, si se anudan con ellas y cómo lo hacen y, al fin, si las identidades sobre las que descansan los feminismos son o no compatibles con otras identidades sociales, en qué circunstancias lo son, de qué maneras.

 

A qué se refiere con “enigmático” y a qué se refiere con “a expensas de”.

Ambas expresiones sugieren una encrucijada. La primera haría referencia al señalamiento por parte de Pardo Bazán de la confrontación existente entre una imagen convencional y extendida de la mujer en la España de finales del siglo XIX (que se encuentra en proceso de redefinición) con discursos “feministas” o “proto-feministas” como el suyo propio. En esta imagen caben las versiones de lo femenino que ofrecen científicos y pensadores positivistas estratégicamente sancionadas por la Iglesia (que ensalzan la función reproductora de la mujer, centrando por tanto la reflexión sobre lo femenino en “lo biológico”), con el discurso potencialmente emancipatorio de la cultura política liberal e incluso de la republicana.

 

Si bien es verdad que en estos discursos liberal y republicano la entrada de la mujer en la esfera pública no tiene todavía cabida, lo cierto es que su misma existencia y progresiva difusión están generando las condiciones para que las mujeres (ciertas mujeres) puedan pensarse a sí mismas como sujetos sexuados y puedan comenzar a reflexionar sobre las implicaciones sociales que tiene tal cosa. Que puedan tomar conciencia de que son sujetos sexuados y de que tal cosa tiene consecuencias políticas, implica necesariamente pensar que podría tener otras. Pardo Bazán es de las que piensa en este último registro. El enigma se va despejando, pues, en una clave política.

 

Y es que a finales del siglo XIX había surgido un extraordinario interés por “lo femenino”; se habla entonces de “el enigma de la feminidad”[ii].  Los modernos estaban obsesionados por averiguar qué era la mujer, qué querían las mujeres. Se abrió algo así como una competencia por establecer los modelos de feminidad y, por tanto, la posibilidad de que existieran modelos diferentes de mujer (también mujeres rebeldes, trasgresoras, cercanas a la bohemia). Pero en todo caso el modelo de mujer con el que se conjugan el liberalismo y el republicanismo en igual medida, es el que remite a la mujer madre. Si bien el republicanismo no contemplaba a la mujer como el “Ángel del Hogar”, sí continuaba manteniendo espacios diferenciados para las mujeres y funciones distintas para ellas en política. La importancia de la educación para las mujeres estaba justificada por su condición de compañeras de los hombres y educadoras de los hijos. Si para el liberalismo la educación de la mujer era vital en su labor de educadoras de ciudadanos, y esta educación debía incorporar la religión como una cuestión fundamental, para los republicanos solo una educación libre de influencias religiosas y clericales garantizaría la emancipación de la mujer. En todo caso, los republicanos estaban más interesados en suprimir la influencia que los curas ejercían sobre la conciencia de las mujeres que en trabajar para su emancipación.

 

De hecho, la feminización de la religión, junto con el hecho de que las mujeres, ya desde el Sexenio, se hubieran significado a favor de la unidad religiosa de España, y que hubieran sido cooptadas por el movimiento católico en su despliegue de actividades piadosas y benéficas, hizo que el anticlericalismo republicano contribuyera a la creación de una imagen negativa de lo femenino, al vincularla a la religiosidad y sus excesos[iii].

 

Continuemos.

 

Detrás de la expresión “a expensas de”, a la que subyace la confrontación masculino/femenino, descansa el hecho de que la cultura política liberal y las instituciones “liberales” se han construido sobre la lógica del género, es decir, sobre la diferenciación cultural entre masculino y femenino, naturalizándola y convirtiéndola en funcional para la cultura política liberal y las instituciones liberales. Esta cultura política y estas instituciones, que descansan sus lógicas sobre la noción de individuo, necesitan sin embargo diferenciar, definir y clasificar a la mujer, que pasa a ser “el otro” que confirma la individualidad del individuo (masculino).

 

 

Y si no, miren:

 

“Y en este mismo orden de argumentación ó de reflexiones y de contradicciones, la más flagrante, la que no tiene explicación de ningún género, es la de exceptuar del sufragio universal a la mujer. Si el sufragio universal es un derecho individual, no hay razón que apoye el privar de él a las mujeres, que constituyen la mitad del género humano. La mujer es inteligente, es libre, es propietaria, tiene absolutamente todos

sus derechos: ¿por qué no se le concede el sufragio? Y aquí creo oportuno recordar a este propósito que examinando la cuestión un autor que quería darse cuenta de esta distinción de los que consideran el sufragio universal como un derecho individual, contaba que no encontraba otra razón para privar a la mujer del sufragio que la de que la mujer no tiene barbas”.  Francisco Romero Robledo, Diario de las Sesiones de Cortes, 21 de abril de 1869, p.1232.

 

Las palabras de Romero Robledo situaban el verdadero núcleo del debate: el reconocimiento del sufragio universal como un derecho individual sólo podía ser negado a las mujeres por razón de su sexo. Había que demostrar que el sexo, por encima de cualquier otra consideración, dictaba los derechos políticos de las mujeres. Como sabemos, esta capacidad del sexo para definir el ser social y político no es ni natural ni evidente, sino una construcción histórica con un origen y una evolución que es necesario analizar. Pero en un siglo en el que las mujeres (solo unas pocas, solo de manera incipiente) comienzan a tomar conciencia de que son sujetos sexuados, éstas no parecen todavía en condiciones de cuestionar el orden de género y, con él, el orden sociocultural en cuyo provecho trabaja: el orden liberal burgués.

 

Emilia Pardo Bazán, dispuesta a exponerse como pocas, afirmó que si en su tarjeta pusiera Emilio, su vida habría sido muy diferente. Quería decir que su vida habría sido más fácil en el caso de tener barba. La gallega pensaba que el siglo XX sería el de “la mujer rescatada”. Grandes cambios harían posible la emancipación femenina. Las mujeres terminarían por alcanzar los mismos beneficios y el mismo estatus que los hombres, con barba o sin ella. Erró la grandísima escritora.

IMG_4690

En 1991, en un aclamado ensayo, Caroline Walker Bynum (Fragmentation and Redemption: Essays on Gender and the Human Body in Medieval Religion) cuestionaba el interés del concepto de liminalidad utilizado por el antropólogo Víctor Turner cuando se trataba de aplicar a la historia de las mujeres. Este concepto haría referencia al hecho de que la vida en sociedad se desenvuelve en unidades dramáticas: ruptura, crisis, liminalidad –apertura, desviación de la norma- y reintegración. Por lo general, se tiende a percibir a las mujeres como la desviación de la norma del hombre. O dicho de otro modo, la normalidad está, por defecto, en lo masculino. Bynum arguyó que las mujeres del Medioevo que ella había estudiado no solían dar testimonio de sus propias vidas en clave de estas etapas, sino que se definían de un modo más “estable”, como madres, monjas, etc. Por eso mismo, apenas parecían experimentar reintegración, es decir, cambio.

 

Por otro lado Bynum afirmaba que tal y como habían percibido algunos teólogos de la liberación, son los poderosos quienes expresan la imitación de Cristo como una pobreza voluntaria, y una debilidad y una desnudez voluntarias. Pero los pobres generalmente representan su imitatio Christi no como el resultado de la riqueza y la explotación de otros sino como una lucha”[iv]. No encuentran pasividad en su postración, sino resistencia. En este sentido la historiadora sugería no mirar a las mujeres desde la liminalidad con respecto a los hombres (pues de este modo asumimos que no hay otros posicionamientos frente a la hegemonía de lo masculino que reproducirlo en el análisis), sino comprender que ellas tienen sus propias luchas. Inadvertidamente, Pardo Bazán se vio a sí misma y en general a las mujeres desde la liminalidad, y presumió que en algún momento ser Emilia equivaldría a ser Emilio por la acción positiva y progresiva del liberalismo sobre los individuos en su totalidad. Emilia se travistió durante los segundos en los que públicamente resonaron sus palabras, se desvió de la norma. Pero esta desviación no trajo consigo un cambio, ni para ella en lo inmediato (siguió, por ejemplo, sin conseguir ingresar en la Real Academia Española, que le sería vetada de por vida) ni para la mayor parte de las mujeres de su generación y venideras.

 

El liberalismo no nos hizo más libres ni contribuyó a la emancipación de las mujeres. A lo sumo propició una toma de conciencia de que éstas eran seres sexuados y que tal cosa tenía unas consecuencias sociales y políticas y no otras. Las que tenía eran en todo caso funcionales y parte del orden liberal. La desviación de la norma, cuando ésta no tiene como propósito desbordar la norma misma, tampoco ha conseguido generar grandes cambios en las vidas de las mujeres. Fueron las luchas feministas las que desbordando en unos casos el orden liberal y, en otros, abriendo grietas en sus consensos, dieron paso al reconocimiento de un número creciente de derechos para las mujeres. Estas luchas, a menudo, se presentaron como rupturas. El siglo XX no fue el de la mujer rescatada (reintegrada a lo social, “normalizada”); fue el de la mujer en lucha. Está por ver cómo queremos definir el XXI.

 

[i] (en La mujer española y otros escritos, Cátedra, Madrid, 1999, edición de Guadalupe Gómez-Ferrer, p. 87)

 

[ii] María Dolores Ramos, Feminismo laicista: voces de autoridad, mediaciones y genealogías en el marco cultural del modernismo, p. 23, en Ana Aguado, Teresa Ortega (eds.) Feminismos y antifeminismos. Culturas políticas e identidades de género en la España del siglo XX, PUV, 2011

[iii] Mª Pilar Salomón Chéliz, “Devotas, fanáticas y libidinosas. Antclericalismo y antifeminismo en el discurso republicano a fines del siglo XIX”, en Ana Aguado, Teresa Ortega (eds.) Feminismos y antifeminismos. Culturas políticas e identidades de género en la España del siglo XX, PUV, 2011.

[iv] p. 34

]]>
Universidad del Barrio 2016-02-05 11:50:23
Puntadas sin hilo - PSOE-Podemos, único pacto decente http://blogs.publico.es/arturo-gonzalez/2016/02/05/psoe-podemos-unico-pacto-decente/ Confío plenamente en un acuerdo PSOE-Podemos. Más allá de las negociaciones con otras fuerzas, de las inoportunas descalificaciones y de las informaciones periodísticas fraudulentas.

Si ese acuerdo no se produjera, después de haber dicho ambos que sus votantes no entenderían una falta de colaboración, Sánchez e Iglesias me parecerían unos políticos tan nefastos como Rajoy y quedarían sumidos en la vergüenza y la desafección.

Déjense ya, pues, de artimañas, elucubraciones y tácticas estúpidas e hipócritas. Ustedes pueden formar un grupo fuerte de Gobierno, con ayudas no contaminadas, y que nos saque de esta situación de esquizofrenia política. No sean golfos ni astutos. Sean decentes. Ninguno de los dos puede prescindir del otro. No sean tercos, inflexibles ni banales. No se peleen por un quítame allá ese sillón. Si no lo hacen, los dos serán responsables de la confirmación del neoliberalismo rampante. Serán ustedes unos miserables políticos y quién sabe si personales. El tren del progreso pasa una vez cada mucho tiempo. No sean politiquillos ni politicastros. No quieran levantar solos las pesas de la halterofilia política. No hagan trampas. Se necesitan. Nadie les perdonará, yo desde luego no, que abandonen a los españoles a su suerte, sobre todo a los más necesitados. Ustedes tienen una obligación moral, más allá de la política, de atenderlos. De no hacerlo, márchense, dedíquense a otra cosa, alguna puerta giratoria encontrarán. Vayan a la sesión de investidura como amigos y no como enemigos, con los votos que reúnan, si fracasan, nadie, insisto, les ridiculizará, les denigrará, les castigará. Al contrario, lo sentiremos, pero con la satisfacción de que han sido ustedes honrados, esa palabra de oro, quedarán legitimados entre los españoles de bien, el mundo no se acabará ese día. Y a lo mejor se da la sorpresa y pueden gobernar Por muy indecentes que sean sus opositores, éstos no pretenderán que todos, independentistas o no, todos los que ocupan escaños de representación popular en la Parlamento de la nación voten lo que quieran, no hay votos espurios, solo hay votos de clase. Ya lo saben, ustedes con los débiles. Para ser fuertes. Esperamos su decisión, su sentencia. Para admirarles o para aborrecerles. Para defenderles frente a las fuerzas del mal, las eternas fuerzas oscuras, cada vez más transparentes e ignominiosas. Y no sean vanidosos ni egoístas ni rastreros. Tienen la ocasión -¿irrepetible?- de ser decentes.

____________________________

]]>
Arturo González 2016-02-05 11:20:02
Malas hierbas - Violencia machista: No dejarlo pasar http://blogs.publico.es/malas-hierbas/2016/02/05/violencia-machista-no-dejarlo-pasar/ Los datos el último mes de enero son estremecedores: cada 3 días una mujer es asesinada en España por la violencia machista. Ese es el balance que ha dejado un mes especialmente duro: el número de muertes cuadriplicó al del año 2015. Pero más allá de las cifras detrás de cada caso hay una auténtica tragedia imposible de tolerar; el último crimen de Vitoria/Gasteiz, sin ir más lejos, ha sido de una violencia inusitada.

Sin embargo, y a pesar de lo terrible de los datos, las noticias en los medios de comunicación le han dedicado un espacio proporcionalmente muy pequeño.  Comparado con la magnitud de la tragedia que no para de aumentar,  las políticas públicas parecen incapaces de aportar una verdadera solución. Porque la violencia machista es una cuestión que nos afecta a todas y todos, desde la ciudadanía a las instituciones, y en la que todas, y especialmente todos, tenemos que tomar partido.

En estos momentos de convulsión política, la magnitud de este drama debería ser el catalizador de un gran pacto de estado que priorizase la lucha contra la violencia machista.

Por si fuera poco, en medio de este drama de apariencia imparable, aparecen unos siniestros colectivos convocando “quedadas ultramachistas” para este fin de semana, aunque parece que la respuesta ciudadana ha conseguido frenarlas. Como si no fuera la situación por sí misma lo suficientemente grave, encima tenemos que aguantar este tipo de provocaciones que desde luego representan a una minoría.

Ante estas expresiones de violencia machista, tenemos una responsabilidad. Tenemos la responsabilidad de no mirar hacia otro lado, de no pasar de puntillas, de implicarnos, de decir en voz alta que rechazamos cualquier tipo de violencia contra las mujeres. Estoy convencido, además, que sólo podremos erradicarla cuando en esta lucha haya una mayor implicación masculina: mirar para otro lado no es una opción.

Sin duda nosotros tenemos mucho camino que recorrer y que aún manifestamos y toleramos, casi sin darnos cuenta, micromachismos que una educación y cultura de otra época nos inculcaron. Por supuesto escandalizan aún más ciertos comentarios y declaraciones cuando vienen de personas con proyección pública. Todos tenemos algunos en la cabeza, y desalienta pensar que los autores de algunos de ellos consiguen, a pesar de todo (o quizás “gracias a”?) buenos resultados electorales.

Por eso es importante que nos involucremos, que no lo dejemos pasar. Desde nosotros mismos, desde nuestras experiencias del día a día y nuestras reflexiones, podemos hacer aflorar la desigualdad de género que existe en la sociedad y poder así superarla. Somos parte del problema y debemos involucrarnos en su solución.

]]>
Juantxo López de Uralde 2016-02-05 11:00:19
El repartidor de periódicos - Podemos, el poder y la poltrona http://blogs.publico.es/repartidor/2016/02/05/podemos-el-poder-y-la-poltrona/ elmundo.750Aunque soy repartidor de periódicos de papel, esta semana me he ido a hacer horas extra a los digitales. El invierno obliga. Me quito mi gorra ladeada de Guillermo Brown y dejo de vocear “Extra, extra” en la Puerta del Sol. Hace más frío dentro que fuera de los periódicos de papel, y nadie quiere comprar frío. Ya ni siquiera los mendigos se quieren abrigar con hojas de periódico. Prefieren las hojas de los árboles, que las ha traído el viento y no un fondo de inversión.

Lo que más me atrae de los digitales, en mi deformación diletante, son los comentarios de la gente. La furia verbosa del pueblo que lee, que se molesta en opinar, que se curra su pequeño o gran artículo anónimo sin que le paguen, porque sí, por hacerse oír, por dejarse oír, por aportar, por destruir, por putrefaccionar (en el sentido daliniano). Los comentarios de los periódicos digitales, en mi impericia demoscópica, a mí me dicen mucho más que la encuesta del CIS o que cualquier otro sondeo. Si para muchos twitter es la posmoderna barra de bar opinadora (la red ha inmortalizado la posmodernidad), los foros a pie de pantalla son la redacción de un periódico incesante noticiado por el pueblo y dirigido con disciplina férrea por el azar.

El asunto es que a veces observo no pocas concomitancias entre ciertas reflexiones espontáneas de los lectores y los (presuntamente) sesudos editoriales de nuestros gigantes kioskeros. Hace pocos días, encontré uno que reproduce un mantra que se puso de moda desde aquel jueves en el que Pablo Iglesias ofreció su apoyo al PSOE a cambio de la vicepresidencia y varios ministerios. Decía textualmente así: “Gran parte de la ciudadanía hoy ya se ha dado cuenta que a los podemitas el pueblo les interesa poco, les interesa mas el poder y la poltrona. Salud y República”.

elpais.750No costaría demasiado rastrear idéntica reflexión el La Razón, ABC, El País o El Mundo, por citar a los cuatro grandes de Madrid. La caza del podemita y de sus contradicciones ha superado en poco tiempo, como deporte nacional, a la caza del gamusino. Como siempre en España, se estigmatiza lo distinto, lo nuevo (aquí se percibe que Ciudadanos no es lo distinto, lo nuevo: no se le incluye jamás en esta cinegesis). El mantra de la ambición podemita por la poltrona ha calado en la gente desde los laboratorios de ideas que hormiguean en los subterráneos de los kioskos. Como si fuera posible cambiar algo sin poltrona. Podemos, como todos los demás partidos, se presentó a las elecciones para ocupar poltronas, pero hay un runrún ideológico que nos viene a significar que es indecente esta ambición si la enarbolan gentes de rastas, lactancias y coletas. Aquí lo alternativo solo es aceptado si nace con vocación de fracaso, de quimera romántica, de idealismo suicida. Es lo que despierta la simpatía popular, reflejada en el último CIS, hacia Alberto Garzón, que está harto de ejercer el papel de bello cadáver en el Congreso: “Queredme menos y votadme más”.

abc.200A lo alternativo, en cuanto supera los límites buhardilleros de la indigencia ejecutiva, se le crucifica con saña y clavos oxidados. Es lo que sucede con Podemos. Incluso a un particular que firma “salud y república” le parece indigna la ambición morada de pedir un ministerio que intenta garantizar la salud universal y otro que nos reconduzca hacia la república. De contradicto in adiecto se puede calificar esta actitud.

El problema es que los periódicos denominados serios han mimetizado esta espontaneidad irreflexiva, y hasta sus editoriales parecen redactados por improvisadores tendenciosos con ganas de gritar. Este día 4, el editorial principal de El Mundo nos aleccionaba con el presunto aggiornamento del líder del PSOE: Sánchez se mueve hacia el centro. En líneas interiores, se podía leer esta meditación de barra de bar: “Hay altas posibilidades de que el intento de pactar [por parte del PSOE] con Albert Rivera acabe en fracaso. Y eso le dejaría en manos de la formación de Pablo Iglesias, opción que sería nefasta para el país”.

larazon.750Todo correcto salvo por el hecho de que nadie nos ilustra sobre por qué, cómo y cuándo ese acuerdo PSOE/P’s será nefando para España. Es, sencillamente, un dogma. Un mantra goebbelsiano que, a fuerza de repetido, tiene que trasmudarse en certidumbre. No se trata de crear opinión, sino de difundir caprichosas incertezas. Como si el lector siguiera sacralizando la letra impresa con desvalimiento acrítico. La verdad es que a veces lo consiguen, pero siguen perdiendo lectores.

En El País, el columnista y escritor Jorge M. Reverte utiliza la misma técnica del “ya te lo había dicho yo” prospectivo. La columna se titula Otra Transición, y apareció este jueves: “El programa de Sánchez tiene mucho de lo suyo [del programa de C´s). Y tendrán que apoyar sus grandes iniciativas, porque su público se lo exigirá. Pedro Sánchez va a tener al partido pacificado durante un tiempo, el que Susana Díaz quiera darle, pero siempre sabiendo que ella se juega mucho en esta operación, que por una vez no ha diseñado en persona. De Podemos ya sabemos. Nada”. Sin más explicaciones. El nadismo de Podemos no requiere ser razonado o entendido. Es un inmanente del pensamiento mediático tradicional. Y (lo dicho) siguen perdiendo lectores. ¿Por qué será?

]]>
Aníbal Malvar 2016-02-05 10:50:25
Palabra de artivista - 300 procesados por huelga http://blogs.publico.es/shangaylily/2016/02/05/300-procesados-por-huelga/ 5FcartelfotoAunque lleva tiempo advirtiéndose, este medio ya explicaba en octubre de 2015: Última oportunidad para derogar el artículo que puede llevar a la cárcel a decenas de huelguistas, mañana es un buen día para echarse a las calles y unirse a lo que el pasado 20N estuvieron muchas asociaciones dilucidando, en un acto organizado por las confederaciones de CCOO y UGT como parte de la campaña “huelga no es delito”: ¡Es el momento! ¡Derogación inmediata del artículo 315.3 del Código Penal! Tuvo lugar durante un fascinante, aunque muy silenciado, acto celebrado en el centro “Abogados de Atocha” (Madrid)

Hoy a las 18 horas habrá un mitin en la calle Canarias de Madrid. Intervendrán sindicalistas de Brasil, Francia, Alemania, Portugal…, que nos pueden aclarar mucho de este ataque a nuestros derechos y libertades.

Hay que recordar que el artículo 315.3 del Código Penal proviene del antiguo artículo 496 del viejo Código Penal, introducido en la agonía del franquismo, en julio de 1976, con el objetivo de “hacer frente a la creciente actividad agresiva de grupos organizados que se autodenominan piquetes de extensión de huelga”. Antes de esa fecha, jueces y policías no necesitaban perseguir específicamente los piquetes, puesto que simplemente todas las huelgas eran ilegales. Ahora bien, ese precepto fue mantenido hasta 1995, y en esa fecha, cuando se promulga el calificado como “el Código Penal de la democracia”, se convierte en el actual 315.3.

Especialmente grave es el caso de ‘los ocho de Airbus’. Los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, se vuelcan este mes de enero para mostrar todo el apoyo a ‘los ocho de Airbus’, ocho sindicalistas que fueron acusados de delitos de coacciones a trabajadores y de lesiones a policías durante los enfrentamientos que tuvieron lugar en las puertas de la empresa Airbus en Getafe durante la huelga general del 29 de septiembre del año 2010. La Fiscalía pidió un total de 66 años de prisión para los ocho, ocho años y tres meses de prisión para cada uno de ellos, y el juicio se celebrará el próximo 9 de febrero.

Hoy os esperamos en este verdadero camino que debemos mantener, ignorando la distracción electoral preprogramada.

]]>
shangaylily 2016-02-05 07:10:03
El socialismo es republicano - PP, tira la piedra y mete la mano http://blogs.publico.es/odalys-padron/2016/02/05/pp-tira-la-piedra-y-mete-la-mano/ Actualmente, según las revistas especializadas, todos los psicólogos reconocen que hay una parte de nuestro cerebro que juega un papel muy importante en los procesos del pensamiento: el subconsciente. Según Freud cuando decimos lo contrario de lo que queríamos decir se debe a una disonancia entre lo que creemos que debemos decir y lo que realmente queremos decir, poniéndonos así al descubierto. Se revela el pensamiento que queremos ocultar. Un ejemplo lo tenemos en algunos dirigentes del Partido Popular: Ana Pastor, Ministra de Fomento, preguntada por la trama de corrupción del PP en Valencia, con parsimonia y convicción contestó: “es incompatible estar en política y ser honrado. La gente lo tiene que saber”; también Mª Dolores de Cospedal, durante la celebración de un mitin, en abril del año pasado, declaró: “Hemos trabajado mucho para saquear a nuestro país”. Como dijeron en las redes sociales, arrebatos de sinceridad.

Mientras seguimos la información de la trama valenciana, la hemeroteca nos recuerda las palabras de Rajoy, presidente del Partido Popular:”se puede confiar. Donde nos han dejado gobernar como en Valencia las cosas han ido como en ningún sitio”, palabras ratificadas por el Vicesecretario nacional del Partido Popular que jaleaba en un mitin: “El PP de la Comunidad valenciana y el Gobierno valenciano se han convertido en grandes buques insignias del proyecto popular en toda España, sentimos sana envidia de lo que habéis hecho y os miramos con afán de superación”… El tiempo dirá si tras cuatro años gobernando España han superado la “gestión valenciana”. Cuestión nada baladí.

El gobierno en funciones mantiene ocultas las declaraciones de patrimonio de altos cargos, como los Ministros, cesados y actuales, Ruiz Gallardón, Ana Mato, Wert, Catalá, Alonso o Méndez de Vigo, alegando un vacío legal que el ejecutivo de Rajoy se ha cuidado de no subsanar pese a que aseguraron que la norma estaría en vigor antes de las elecciones generales de diciembre. Según datos del Ministerio de Hacienda, a 30 de junio de 2015, había en activo 649 altos cargos obligados a formular declaración. También, en estos días, hemos visto más ejemplos de las formas y maneras de actuación de los cargos del Partido Popular. La Teniente Alcalde del Partido Popular en Alcañiz, Teruel, Anabel Fernández se ha hecho con el puesto de técnico de Intervención convocado en noviembre por el Ayuntamiento para reforzar el área que ella preside. En el proceso sólo fueron admitidos siete aspirantes de los 17 que se presentaron. En el primer examen obtuvo la segunda mejor puntuación pero, curiosidades del destino, en el segundo ejercicio fue la única de los cinco aspirantes que quedaban que logró aprobar como confirmó ella misma. La regulación de las causas de abstención y recusación en el ordenamiento administrativo español forma parte del procedimiento administrativo común desde la constitución de 1978 como una de las garantías de la objetividad de la Administración y de la imparcialidad de los funcionarios con que cuentan los ciudadanos. Este caso es, en absoluto, algo excepcional sino más bien habitual. Por ejemplo El Canal de Isabel II, responsable del suministro de agua en Madrid, ha sido una fuente de empleo para amigos, familiares y antiguos cargos del Partido Popular mediante un convenio colectivo que permitía que el 1% de la contratación no se hiciera por concurso o cualquier otro proceso abierto de selección.

Como dijo el Premio Nobel de Literatura, Alexander Solzhenitsin “en Occidente, hablar hoy de moral, proponer las categorías de verdad o mentira, de bien o mal moral, ha pasado a ser simplemente un chiste” y lo corroboran las palabras de Cospedal cuando aludiendo al “Caso Bárcenas” nos mostró el monólogo “la indemnización que se pactó fue una indemnización en diferido…de simulación de simulación…o de lo que hubiera sido en diferido…de lo que antes era una retribución, tenía que tener la retención a la seguridad social, es que si no hubiera sido…” Ahora Bárcenas declara, ante el Juez, que la responsable de dar la orden de borrar los discos duros de los ordenadores, que ponían de manifiesto la existencia de una contabilidad B en el Partido Popular, es Dolores de Cospedal, abogada del estado y por tanto conocedora de la ley y sus implicaciones.

Lo curioso, por no decir insultante, es que pretendan hacernos creer que Rajoy no sabía nada como Rita Barberá y tantos otros dirigentes imputados, investigados y señalados del Partido Popular. Personajes que pasan de ser gobernadores inflexibles y férreos a cortesanos bobalicones y analfabetos. Barberá es conocida como la Thatcher española. Fuentes periodísticas relatan su talante “dictatorial, impropio de maneras democráticas” donde “los funcionarios estaban acojonados” y “uno de ellos la llevó ante los tribunales por acoso” Ahora, aforada, parece ser la viva imagen del Dr. Jeckyll y Mr. Hyde. La amnesia política le impide recordar que fue el cargo electo que más cobró donde sus ingresos brutos llegaron a ser de 156.000 euros; o como utilizó los gastos de representación que, durante un mandato, ascendieron a más de 278.000 euros, con partidas de 57.000 euros en billetes de avión, 41.000 euros en comidas, 81.000 euros en hoteles y 25.000 euros en gastos navideños; o sus declaraciones ante el supuesto regalo, valorado en 900 euros, de “El Bigotes”,el principal nexo de unión entre la trama Gürtel y el PP valenciano, “un bolso de Louis Vuitton es un regalo absolutamente habitual. Todos los políticos y funcionarios de este país reciben regalos. Ya está bien de tanta hipocresía. Yo misma he recibido regalos de los medios de comunicación”; o de sus actuaciones al margen de los procedimientos de contratación y publicidad que exige la ley al detectarse, en la última etapa de su gobierno, fraccionamiento de facturas por un valor de 2,6 millones de euros burlando de manera irregular los controles y la fiscalización.

El Partido Popular está inmerso en muchísimos casos de corrupción. Con unas pautas y comportamientos que se repiten, sorprendentemente, en todos ellos. Ha abocado, a las clases trabajadoras, a estados de pobreza alarmantes. Ha amparado la privatización y devastado los derechos y libertades. Su política les ha llevado a convertirse en convidados de piedra en la negociación para constituir un gobierno de progreso. El Partido Popular está deslegitimado para formar parte de un gobierno que reconstruya el asolado paisaje político que nos ha dejado.

Necesitamos, es crucial, un gobierno de progreso, la antítesis de lo que hemos sufrido estos cuatro años. Un “equipo” que sepa resolver los problemas y las inquietudes cotidianas. Que restablezca la libertad sindical, los derechos laborales y las prestaciones a los parados. Que luche contra el desempleo y la consecución de sueldos dignos. Que defienda los servicios públicos, de calidad, universales y accesibles que atiendan con eficacia las necesidades de la ciudadanía, sobre la base del principio de igualdad. Que consolide un pacto de estado contra la violencia de género, por la reforma de la justicia y que garantice la ley de dependencia. Que defienda el sistema público de pensiones. Que abogue por la remunicipalización de los servicios públicos. Que garantice el derecho a la vivienda paralizando los desahucios. Que actúe, de manera contundente y consecuente, contra la firma de los tratados, negociados de manera antidemocrática, secreta y con total oscurantismo, TTIP y TiSa. En definitiva, que anteponga las persona a los intereses espurios.

Es necesario un entendimiento entre las distintas fuerzas políticas de centro izquierda porque la realidad, en estos momentos, es que asistimos a ruedas de prensa donde se habla más de los vetos y las discrepancias que de los puntos de posible confluencia o entendimiento. El futuro se presenta desolador…abocándonos a unas nuevas elecciones.

Puedes encontrarme en Facebook, YouTube y en Twitter: @OdalysPadronTFE

]]>
Odalys Padrón 2016-02-05 05:00:15
Aquí no se fía - No sobran universitarios, falta empleo para ellos http://blogs.publico.es/aqui-no-se-fia/2016/02/05/no-sobran-universitarios-falta-empleo-para-ellos/ Ha circulado estos días un informe muy revelador de la Fundación Conocimiento y Desarrollo -que preside Ana Botín- sobre la relación entre los puestos de trabajo y la cualificación de quienes los ocupan. El informe viene a decir que el 33% de los titulados superiores cuentan con una preparación mucho mayor de la que realmente requiere su empleo actual; en el caso de que lo tengan, claro está.

Esta “sobreeducación” es general en toda España, aunque hay diferencias notables entre comunidades autónomas: Navarra, por ejemplo, tiene una tasa del 25,2%, mientras que en Castilla y León llega al 44,7%. Lo cual significa que las desigualdades territoriales también existen en cuanto a las posibilidades que tienen los jóvenes de conseguir un puesto de trabajo acorde con su formación.

A mí, sin embargo, no me gusta nada el término sobreeducación, porque estoy firmemente convencido que la educación nunca es demasiada, como parece sugerir esa palabra. Prefiero hablar de subempleo, que en mi opinión refleja más fielmente la situación laboral de miles y miles de universitarios que no tienen la suerte de ejercer la profesión para la que durante años se han preparado.

Puede que alguno de ustedes piense que eso es hilar muy fino o que la realidad no cambia porque se etiquete con una u otra palabra. Están en su perfecto derecho de creerlo así, pero tengan en cuenta que sobreeducación y subempleo no demandan exactamente la misma solución. Para paliar la sobreeducación bastaría con que hubiese menos universitarios, mientras que el subempleo puede y debe atajarse generando puestos de trabajo de mayor calidad.

Por supuesto que no es fácil, y menos aún en un país donde cada vez cuesta más que a la gente la contraten en unas condiciones simplemente decentes. Ahora bien, para el presente y el futuro de España es mejor aplicarse a la tarea de generar empleo de calidad que cerrar universidades. Por más que la existencia de algunas tenga poca justificación y el nivel académico de todas pueda ser mejorable.

La educación hace ciudadanos libres y es un derecho al que todos los seres humanos deben tener la posibilidad de acceder en igualdad de oportunidades. Incluso si la economía no puede proporcionarles luego una adecuada salida profesional. Entre otras cosas, porque quizás no se la proporcione hoy, pero sí mañana.

.

Puedes seguirme en Twitter: @vicente_clavero

.

]]>
Vicente Clavero 2016-02-05 01:02:40
El imaginario salvaje - Un machista es un fascista http://blogs.publico.es/el-imaginario-salvaje/2016/02/04/un-machista-es-un-fascista/ Demasiadas vidas de mujeres truncadas en demasiados siglos de dominio patriarcal. Demasiado soslayar, demasiado recurrir a la inconsciencia para normalizar lo inaceptable. El cuerpo de las mujeres ha sido tatuado con el abecedario de la dominación, los golpes y la muerte. Sus mentes se han forjado en la resistencia, en la lucha por el cambio, aunque como es obvio, también en la adaptación.

Este holocausto sostenido en el tiempo ha sido de tal naturaleza que ni siquiera los fabricadores de la sin memoria han logrado hacerlo más deleble. Demasiados asesinos, demasiados cómplices que por su acción (la omisión nunca ha existido en materia de violación de derechos humanos) han provocado el mayor lastre moral de la historia humana.

El fascismo como actitud contraria a la vida misma siempre se ha caracterizado por el miedo, por el castigo y la objetualización de aquello que no comprende, que no aprende, que no domina. No hay mayor acomplejado que aquel que sólo entiende la vida y a sus congéneres desde la enfermiza óptica del control.

No hay fascismo moderado. No hay fascismo con el que se pueda negociar. No hay fascismo que sea compatible con la convivencia. El fascismo se ha venido manifestando de maneras absolutamente dispares aunque con la misma esencia. No se sujeta a un único momento histórico y su existencia es previo a su denominación. El machismo es la forma más abyecta de fascismo porque ha logrado formar parte de la cotidianidad, normalizando en tantas ocasiones el horror. Fascismo es la primacía de unos sobre otros, como dar por hecho que las mujeres pueden y deben cobrar menos que los hombres por idénticos trabajos; fascismo es asumir que todo está sujeto al control de la propiedad, incluidas las mujeres; fascismo es una cultura que esculpe los cánones estéticos teniendo como referencia un compulsivo apetito consumista; fascismo es recortar las ayudas para la lucha contra el terrorismo machista; fascismo es soportar día tras día la agresión en las calles del silencio, como le ocurrió a mi amiga Paula que tuvo que soportar el acoso de quien se sirve de su superioridad física para violar la soberanía su piel, que es la piel de su conciencia; fascismo es asumir que el modo de operar habitual del patriarcado deba seguir prevaleciendo en la gestión del poder y la toma de decisiones; fascismo es no dejar que se empoderen a quienes llevan siglos gestionando la resistencia contra el patriarcado, transformando su género en la conciencia esperanzada de toda nuestra especie.

Lo peor de todo es que no hay que mirar al ayer más próximo para que el machismo nos confronte, como nos demuestran los dos ejemplos que siguen.

En la localidad pontevedresa  de Moraña, el concejal del PP y teniente de alcalde Jorge Caldas cargó públicamente contra la presidenta de la diputación de Pontevedra, la socialista Carmela Silva,  porque esta retiró la ayuda económica a un rally: “Eres una mala zorra y una sinvergüenza”. Una muestra en un océano inabarcable.

Por otra parte, se ha anunciado a los cuatro vientos que los descerebrados seguidores del fascista Roosh Valizadeh han convocado reuniones y concentraciones en diferentes lugares del mundo, en el caso de España en Granada. Desde el blog de este sujeto se pueden leer incendiarias defensas a favor de las legalización de las violaciones, la supremacía intelectual del hombre sobre la mujer y otras imbecilidades. Quiero pensar que esta apología del odio será perseguida por quienes han sido encomendados para guardar y hacer guardar las leyes. Quiero pensar que los nuevos partisanos de la igualdad responderemos de manera pacífica y rotunda contra quienes luchan por evitar el cambio de época.

]]>
jvbarcia 2016-02-04 13:50:22
El ojo y la lupa - ‘La guerra no tiene rostro de mujer’ http://blogs.publico.es/luis-matias-lopez/2016/02/02/la-guerra-no-tiene-rostro-de-mujer/ “Una vez me confeccioné una blusa de una tela roja, me la puse y al día siguiente tenía manchas rojas por todos los brazos. Como ampollas. Mi organismo no aceptaba ni la tela de color ojo, ni las flores rojas, ¡ni hablar de rosas o claveles! Nada que fuese rojo, de color sangre. Ni siquiera ahora tengo nada rojo en mi casa”.

María Yakólevna Yezhova, comandante de unidad sanitaria soviética

El con frecuencia polémico Premio Nobel ha descubierto para el gran público la obra de una magnífica autora cuya materia prima es la vida –y la muerte- en estado químicamente puro. Hace mucho tiempo que la obra polifónica de Svetlana Alexiévich (nacida en Ucrania, criada en Bielorrusia y que escribe en ruso) dejó de catalogarse como periodística y se consagró como gran literatura, con subtítulos como novela colectiva y coro épico. Su pasión es reflejar las voces íntimas y trágicas de sus compatriotas, las pequeñas historias de centenares, si no miles, de ciudadanos de la antigua Unión Soviética en circunstancias extremas, como la Gran Guerra Patria (contra los alemanes), la de Afganistán, la catástrofe nuclear de Chernóbil o la ‘gran utopía’ del homo sovieticus, que saltó en pedazos cuando lo hizo la URSS. El resultado de ese esfuerzo titánico ha sido un gran fresco humano de un país tan inabarcable y fascinante como castigado cruelmente por la historia.

Acantilado publica El fin del ‘homo soviéticus”’ y Debate hace lo propio con La guerra no tiene rostro de mujer, además de reeditar Voces de Chernóbil y de programar para este mismo mes Los muchachos del zinc. En apariencia, todas estas obras son recopilaciones de testimonios, lo que debería producir una multiplicidad de voces. Y las hay, pero Alexiévich -al congregarlas, ordenarlas, enriquecerlas y contextualizarlas- les otorga una unidad estilística, una voz genuina que es, a la vez, la de sus incontables protagonistas y la suya propia.

Este artículo está dedicado a La guerra no tiene rostro de mujer, traducida por Yulia Dobrovolskaia y Zahara García González, y que presenta la peculiaridad de que recoge las confesiones, a partir de 1978, décadas después de que callaran las armas, de centenares de mujeres, algunas de ellas apenas unas niñas, de toda la Unión Soviética que se alistaron como voluntarias tras la invasión alemana de 1941 (hubo cerca de un millón). Se trata de un relato polifónico que poco tiene que ver con el habitual, monopolizado por los hombres y que carecía incluso de términos femeninos para oficios bélicos como soldado de infantería, francotirador o conductor de carros de combate.

Las mujeres, apunta Alexiévich, incluso las que lucharon en primera línea, guardaban silencio y, cuando por fin se decidieron a hablar, no lo hicieron sobre victoria, derrota o tácticas militares: “No hay héroes ni hazañas increíbles, tan solo seres humanos involucrados en una tarea inhumana”. Justo lo que buscaba la futura Premio Nobel, excelentes y espontáneas narradoras que “extraen las palabras de su interior en vez de usar las de los libros”.

Ella da fe, convertida en una “gran oreja”, leyendo las voces hasta convertirse en “historiadora del alma”, porque “los sentimientos son la realidad”, “la memoria bélica de las mujeres posee una luminosidad extraordinaria” y su guerra  “es más terrible que la masculina”, porque para ellas, esencialmente, es un asesinato, y les resulta insoportable tener que matar porque lo suyo es dar la vida, regalarla.

No es de extrañar que los censores soviéticos se cebaran sobre la redacción original del libro, en una época en la que la forma oficial de presentar la guerra era la de un combate victorioso que tapaba los aspectos más siniestros. Después de leerlo, le dijo uno de esos guardianes de la ortodoxia, nadie querrá ir a la guerra: “Con su primitivo naturalismo está humillando a las mujeres, a la mujer heroína. La destrona. Hace de ella una mujer corriente, una hembra, y nosotros la tenemos por santa. La mujer soviética no es un animal”. A lo que Alexiévich replicó: “Busco la verdad”. Y el censor contrarreplicó: “La verdad es lo que soñamos. ¡Es lo que queremos ser!”

La censura cobró su tributo, y la autocensura también, lo que llevó a la escritora a completar y ampliar hace unos años el texto que, inicialmente, no pudo publicarse hasta la llegada de la perestroika, cuando se convirtió en un éxito instantáneo, con una tirada de dos millones de ejemplares y una versión teatral muy bien acogida.

Resisto la tentación de ofrecer una pequeña antología de los testimonios recogidos en La guerra no tiene rostro de mujer. Baste con decir que hay más detalles de la vida cotidiana en el frente que relatos de combates, pese a que hubo mujeres en prácticamente todas las especialidades bélicas que quepa imaginar, desde francotiradoras a médicas, zapadoras o partisanas. Donde más se revela su singularidad, la forma tan diferente a la de los hombres en la que entendían su contribución al esfuerzo bélico, es en la preocupación casi obsesiva para conservar su femineidad incluso en las circunstancias más adversas. Les preocupaba tener que llevar ropa interior masculina, que la parca les pudiera pillar sucias o desaseadas, con las piernas o el rostro destrozados por una granada. Por la noche, muchas incluso se pintaban o se ponían una falda: “Nos apetecía estar guapas. La vergüenza nos espantaba más que la muerte”.

Su memoria, más que de bombas o balas, es de matices, colores, sonidos. En sus relatos, “lo sencillo vence a lo grande”. No les gustaba recordar lo peor, que en Stalingrado, por ejemplo, no quedase ni un solo centímetro cuadrado de tierra que no estuviese impregnado de sangre humana, rusa y alemana. ”Usted es escritora”, le decían a Alexiévich. “Invéntese algo, algo bonito. Sin parásitos, ni suciedad, ni vómitos, sin olor a vodka y sangre. Algo no tan terrible como la vida”. Algo tan hermoso como el relato de una enfermera que salvó a dos heridos, arrastrando a ambos a lugar seguro con grave riesgo de su propia vida, en medio de un diluvio de balas y bombas. Uno era alemán, porque “es imposible tener un corazón para el odio y otro para el amor”.

La victoria no significó el fin de su calvario para muchas combatientes, cuyo esfuerzo no ha sido reconocido hasta época reciente. Los hombres eran recibidos a su vuelta como héroes e, incluso mutilados, podían casarse sin problemas. Para ellas fue muy distinto. “Pasamos muchas penas. Después de una guerra nos tocó otra guerra, igual de terrible. Los hombres nos dejaron con la espalda al descubierto. No nos protegieron”. Se pone de manifiesto con un ejemplo, el de un matrimonio celebrado en plena campaña bélica. A la vuelta, la madre del marido le recriminó: “¿Con quién te has casado? Es una fulana del frente. Tienes dos hermanas pequeñas. ¿Quién querrá ahora casarse con ellas?”

Peor aún fue el destino de quienes cayeron prisioneras, lo que en sí mismo, y por encima de las circunstancias concretas, era un estigma, una traición y suponía comparecer ante un tribunal y escuchar al fiscal decir cosas como “¡Cállate la boca, puta!” o “¿Por qué no has muerto?” El veredicto más frecuente eran años en el GULAG, cuando no la condena a muerte, por no seguir las consignas de Stalin, para el que no existía el término rendición y que ni siquiera aceptó canjear a su hijo cuando fue capturado por los alemanes.

Todas las guerras son terribles, pero esta fue la peor: unos 25 millones de muertos soviéticos, entre civiles y militares. Hasta que llegó Alexiévich solo teníamos una versión de ese horror, la de los hombres, la que más convenía al poder comunista, la menos real en el fondo. Gracias a la escritora bielorrusa podemos acceder a la de las mujeres, la más íntima, y probablemente la más real.

]]>
Luis Matías López 2016-02-04 10:30:41
El mundo es un volcán - La Cruz y el Martillo ganan en Iowa http://blogs.publico.es/elmundo-es-un-volcan/2016/02/04/la-cruz-y-el-martillo-ganan-en-iowa/ En un Estado mayoritariamente blanco y evangélico, no tiene nada de extraño que dios participase también, aunque de forma oficiosa e indirecta, en la primera etapa de la larga y compleja competición para elegir los candidatos de los dos grandes partidos a la presidencia de Estados Unidos: los caucuses de Iowa.

En el bando republicano, el candidato de dios, Ted Cruz, o si se prefiere La Cruz, se impuso por sorpresa a la prepotencia populista del favorito, Donald Trump, con otro hijo de inmigrantes cubanos, Marco Rubio, como tercero en discordia.

En el bando demócrata, el empate técnico de Hillary Clinton y Bernie Sanders supone en la práctica un triunfo de éste último, El Martillo —por cómo machaca a los poderes fácticos—, pero sin rastro de La Hoz, pese a que abunden siempre en Estados Unidos quienes consideren comunista a quien encarne los valores de lo que en Europa se llama socialdemocracia.

Aunque sólo se juega menos del 1% de los delegados a las convenciones, la tradición dicta que el efecto de los resultados de Iowa sobre la campaña sea mucho más relevante de lo que haría suponer la simple aritmética. Allí fue, por ejemplo, donde comenzó a apagarse en 2008 la estrella de Hillary Clinton y brilló la de un semidesconocido senador negro por Ohio, Barack Obama. Aunque parece mucho menos probable en esta ocasión, no es del todo descartable que la ex secretaria de Estado y esposa de un ex presidente sea víctima una vez más de la misma maldición.

Dios no estuvo ausente, pero no fue un actor principal en la contienda demócrata, que tuvo la virtud más infrecuente de lo que dictaría la lógica de enfrentar dos concepciones opuestas de cómo se debe gobernar Estados Unidos. Se da por supuesto que, más allá de la recuperación de un cierto progresismo y de la defensa de algunos aspectos del legado de Obama que parecen depender de por dónde sople el viento, Clinton defiende el sistema y protege ante todo los intereses del establishment de Washington, que a su vez representa al 1% de la población que concentra el poder y el dinero.

Su problema es cómo convencer a las clases medias, principales víctimas de la crisis y con un peso decisivo en el resultado final, de que también acudirá en su rescate. Por el contrario, su hasta ahora principal y atípico contrincante, el senador por Vermont Bernie Sanders, se presenta como socialdemócrata adalid del 99% restante, abomina de los magnates de Wall Street, defiende una universidad gratuita, una sanidad para todos que vaya más allá de la reforma de Obama y hace ondear la bandera de la lucha contra la desigualdad, tan pavorosa allí como aquí.

Su emergencia recoge parte de lo sembrado por movimientos como Occupy Wall Street (similar al 15M español) y se nutre de la decepción de ese ectoplasma tan difícil de definir en EE UU que se llama izquierda y que, si no logra el milagro de atraer los votos de centro, está condenado de antemano al fracaso.

Clinton y Sanders terminaron empatados en Iowa, las primarias de la semana próxima en New Hampshire pintan bien para este último y, al menos durante algún tiempo, se mantendrá la ilusión de que los demócratas pueden sacar a relucir su alma más progresista. Más que una probabilidad real, parece una utopía. Hay demasiadas —y demasiado poderosas— fuerzas en contra. Ya se sabe que, aunque no siempre lo parezca, al final en EE UU suelen ganan los mismos y lo único que acaso cambia son los matices. Quien, cargado de buenas intenciones, intenta romper esta dinámica lo más habitual es que salga escaldado, aunque Sanders, que correrá probablemente esa suerte, quizás se dé por satisfecho con su hora de gloria y con haber agitado las conciencias.

Dios siempre está en campaña en Estados Unidos. Las posibilidades de que un candidato del que se sepa —aunque no lo proclame— que es ateo o agnóstico pueda convertirse en presidente son tan remotas como las que existen de que se alcance algún día una solución justa y negociada al conflicto palestino-israelí. Sin embargo, tradicionalmente, la utilización del nombre de dios en vano –o sea, para ganar votos- es sobre todo patrimonio de los republicanos.

La religión figura grabada a fuego en el ADN de la campaña de Ted Cruz, senador tejano hijo de un inmigrante cubano convertido en predicador, junto a su conservadurismo de vieja escuela y una condena del establishment de Washington a tono con su pretensión de ser un candidato antisistema y en contradicción con el hecho de que es senador. En eso, y en algunas otras cosas, se asemeja a su rival Donald Trump, que nunca ha ocupado un cargo electivo y que, exabruptos extremistas aparte, recuerda en su retórica y su ideología al Tea Party, como refleja el reciente fichaje de Sarah Palin.

Cruz apeló en Iowa a dios para que le ayude a mantener vivo el despertar y el renacer de los valores del cristianismo que él mismo dice encarnar. Los suyos no son mítines al uso. En ellos, las oraciones, las invocaciones al “supremo creador” y los “amén” fluyen a raudales, e incluso preceden a la reivindicación de encarnar algo así como la resurrección del espíritu de Ronald Reagan que, de manera incomprensible desde Europa, se ha convertido en uno de los grandes iconos republicanos.

Esa religión en la Cruz cree y en la que se aúpa para ganar respaldo popular es la misma que invoca cuando denuncia que el país está siendo destruido por el aborto, empujado hacia el abismo por el matrimonio homosexual, las técnicas de reproducción asistida y la “persecución de los cristianos”. Se ha escrito mucho sobre el radicalismo xenófobo y ultraderechista de Donald Trump, hasta ahora la más notoria anomalía de la campaña republicana, pero asombra comprobar hasta qué extremos llega la filosofía político-religiosa de Cruz, que quiere promover incluso desde la Casa Blanca.

Trump, el magnate tan pagado de sí mismo que presume de que no perdería apoyos aunque matase a tiros a alguien en la Quinta Avenida de Nueva York, y que defiende la prohibición de entrada en el país a los musulmanes y la deportación de 11 millones de inmigrantes, también se ha proclamado “un gran cristiano”. Hasta se atrevido, para su desgracia, con citas bíblicas en las que no debe estar muy versado, ya que cometió un lapsus imperdonable que no pasó inadvertida justo donde el libro “dictado por dios” es omnipresente.  

En un país que esculpe la declaración confiamos en dios en monedas y billetes, y en un Estado como Iowa donde la religión imprime carácter, el tercero en discordia por la candidatura republicana, Marco Rubio, hijo de inmigrantes cubanos, no podían dejar el monopolio del cristianismo militante a Cruz. Así que, sin llegar a los extremos de su oponente, el candidato conservador más afín al sistema y a la ideología tradicional republicana, no se privó de referirse, viniese o no a cuento, al “regalo de la salvación que ofreció jesucristo”, que “bajó a la tierra y murió por nuestros pecados”.

Por supuesto, tanta apelación a fuerzas divinas podría estar en contradicción con las fuerzas más terrenales y objetivas que deberían aplicarse para el bien del país, pero eso es algo que ningún republicano (y muy pocos demócratas) se atreverían a proclamar en público.

Sea como sea, el resultado de los caucuses republicanos en Iowa han supuesto un frenazo en seco, de consecuencias potencialmente devastadoras, para las aspiraciones de Trump, envanecido por la ventaja que le daban –y aún le dan- las encuestas. Su segundo puesto, detrás de Cruz, tiene el amargo sabor de la derrota. Por el contrario, la tercera posición de Rubio, a escasa distancia de sus dos principales rivales, desprende olor a esperanza y, le convierte en el fondo en el candidato favorito para llevarse el gato al agua, gracias en buena medida a que es el preferido por el aparato de Washington y las estructuras políticas tradicionales. Tras la primera y no decisiva batalla, la guerra entre los republicanos se presenta incierta, y puede que no todos los actores relevantes hayan saltado ya al escenario. Quizá, por ejemplo, se ha dado por muerto prematuramente a Jeb Bush, hijo y hermano de presidentes.

Mientras tanto, en el campo demócrata, Hillary Clinton, cuya campaña pareció inicialmente que sería un paseo triunfal, se remueve inquieta tras el empate con Sanders en Iowa y a causa de las amenazas derivadas de su actuación en el asalto terrorista a la embajada en Libia y de la utilización de su correo personal en el intercambio de correos clasificados como secretos. Quizá se pregunta si, por segunda y definitiva vez, cuando parecía saborear las mieles de la victoria, no terminará mordiendo el polvo.

Aunque como dios es todopoderoso, será él quien marque el destino de unos y otros, a no ser que prefiera no mezclarse en política.

]]>
Luis Matías López 2016-02-04 10:30:15
Actualidad Gastronómica - El festival de Viridiana http://actualidadgastronomica.es/el-festival-de-viridiana/ Uno de los comedores de Viridiana/Foto: Viridiana

Uno de los comedores de Viridiana/Foto: Viridiana

Para muchos no es ningún secreto, no en vano lleva 40 años en funcionamiento, pero para los que aún no lo conocen el restaurante Viridiana (Juan de Mena 14, tlf 915 31 10 39) constituye una oportunidad perfecta para vivir toda una aventura gastronómica, protagonizada por el color de las propuestas de Abraham García, sus sabores, siempre sorprendentes, e incluso el diseño de sus platos y sobreplatos, repletos, al igual que las paredes, de referencias al largometraje del genial Buñuel.

Es la de Viridiana una cocina festiva, de mil combinaciones, de sorpresa continua, siempre presidida por una materia prima de sabor puro, de gran calidad (como se debe presuponer, por otro lado, a un restaurante que supera fácilmente el umbral de los 70 euros por barba). Carnes y pescados (sobre todo estos últimos) son tratados con mimo por el chef, alcanzando su máxima expresión acompañados de salsas que evocan el universo suramericano y realzan los sabores de los protagonistas de los platos.

Propuestas como el pulpo con salsa de ajíes, el abulón del Mar del Cortés, los huevos de corral en sartén sobre mousse de Boletus y trufas frescas o la ensalada de angulas de Aguinaga con frisé seguro que no dejan a nadie indiferente, máxime teniendo en cuenta que el servicio es eficiente y siempre atento a los requerimientos del comensal inquieto.

En definitiva; Viridiana sigue siendo una apuesta segura en el Barrio de Salamanca.

Abulón del Mar del Cortés/Foto: Viridiana

Abulón del Mar del Cortés/Foto: Viridiana

]]>
León Prieto 2016-02-03 23:20:13
Comiendo tierra - Ahora, a lo de siempre, o las risas de Miguel Ángel Aguilar http://www.comiendotierra.es/2016/02/03/ahora-a-lo-de-siempre-o-la-risa-de-miguel-angel-aguilar/ sánchez y felipe

De la rueda de prensa de Pedro Sánchez me ha llamado la atención algo que, con toda seguridad, ha pasado desapercibido. Atento todo el mundo a lo sustancial, no le hemos dado relevancia a lo que realmente nos estamos jugando: lo nuevo contra lo viejo.

Escuchando atento las explicaciones de Sánchez, llegado el turno de preguntas me sentí estremecido por la risa del veterano periodistas de El país, Miguel Ángel Aguilar, que pelea ahora -nunca mejor dicho- por sacar adelante un medio que cuente lo que, al parecer, no le ha permitido contar El país en los últimos decenios. Le deseo, sin una pizca de ironía, toda la suerte porque es una exigencia urgente más prensa y más libre. También de prejuicios. Pero eso lo lograremos cuando haya muchos más medios y la impunidad sea una imposibilidad principalmente porque la hagan inviable los lectores.

Digo que me ha estremecido porque todo discurría por cauces de normalidad, dentro de la excepcionalidad que abrió el Rey al interpretar de manera torticera del artículo 99.1 con la única intención de darle oxígeno a Rajoy. Sánchez acepta el mandato de formar gobierno y explica sus razones. Intenta ganar tiempo -pide un mes de plazo- y dice que va a mirar a la derecha, a la izquierda, a los lados y al frente. Porque mirar hacia atrás siempre se supone. Sánchez puede hacer historia o repetir el error de Zapatero. Ya veremos.

Y en esas, Aguilar, con esa socarronería que da la hora ya avanzada, pregunta displicente por la propuesta de Iglesias de discutir la formación del Gobierno delante de la ciudadanía. Se recrea en los matices, mece la cuestión con vapores irónicos, y hace chistes de barra de bar, recordando que los convenios colectivos e, incluso las relaciones amorosas, reclaman una zona de penumbra para que sindicalistas y enamorados culminen los respectivos actos. Y logra la risa de Pedro Sánchez y de parte de los presentes. Qué divertido. Hay que ver estos cretinos de Podemos las cosas que piden. La falta de respeto de una vieja guardia tertuliana parece que quiere convertirse en la norma.

Muchos años de periodismo que le han permitido a Aguilar ver desde la tribuna de prensa del Congreso de los diputados que allí, con luz y taquígrafos, discutir discutir se discute poco. Colocar a Podemos en el “gallinero” va de lo mismo: lo que no se ve, hacemos como que no existe. Sol Gallego -damnificada por los ERE de El país, cuando Aguilar aún no encontraba discrepancias entre la línea editoral de su periódico y sus propias opiniones- escribió con Bonifacio de la Cuadra un libro sobre las negociaciones secretas de la Constitución. Abril Martorell y Guerra cerraron cosas nimias, como la educación concertada -contrabandeada a cambio del divorcio y el voto a los 18 años- en el reservado de un restaurante madrileño. Como siempre hemos hecho aquí las cosas. Mire, joven, no se signifique. Y los experimentos con gaseosa. Y más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer. Y el Presidente del gobierno no dimite, en este país bendito tan divertido, pese a mandarle mensajes a un corrupto, haber pagado la sede con dinero B, tener a su partido imputado al igual que todos sus tesoreros o lograr en la cárcel un quorum de dirigentes que dudo hayan logrado en las reuniones del PP en Valencia. ¿Para qué demonios vamos a cambiar las cosas? Mejor si eso nos echamos unas risas. A costa de los gilipollas de Podemos, que si somos los mejores bueno y qué ponnos otra ronda.

Iglesias ha pedido a Sánchez que la discusión sea pública. Que toda la ciudadanía escuche argumentos y contra argumentos. Que la gente sepa cuáles son las líneas rojas y quién las pone realmente. Iglesias le pide a Sánchez debatir en público para que quede claro que las propuestas sociales que ha puesto encima de la mesa -muy sensatas la mayoría- son irrealizables con un pacto con Ciudadanos. Pero la vieja guardia del periodismo, acariciando el mundo de ayer sin la altura de Zweig, se echan unas risas que para eso van sobrados de todo. Sigo sorprendiéndome. Decía Borges que era señal de juventud, aunque cada vez pienso más que es una señal de ingenuidad. Mía, claro.

]]>
Juan Carlos Monedero 2016-02-03 12:30:03
kⒶosTICa - El sobrino del inventor del Spectrum sigue sus pasos http://blogs.publico.es/kaostica/2016/02/03/el-sobrino-del-inventor-del-spectrum-sigue-sus-pasos/ Si oímos hablar de un Sinclair, los viejos del lugar sí sabremos de qué estamos hablando… un millennial, de esos que ahora andan locos por tener un Apple Watch, no. Corría 1982, el año del Mundial de Naranjito cuando Clive Sinclair lanzaba su ordenador de 8 bit Sinclair ZX Spectrum, que terminaría popularizándose más por éste último término que por su apellido. Aquel ordenador personal serviría de inspiración para toda una generación de programadores, que aún a día de hoy se ponen tontorrones recordando aquellos tiempos.

Sinclair fue un visionario, no tanto por el ZX Spectrum, sino porque ya en septiembre 1975 lanzó al mercado el Black Watch. Costaba entonces 17,95 libras esterlinas en su versión de kit y 24,95 libras como producto final. Podríamos decir que fue el antecedente del Apple Watch, pero a diferencia de la multinacional de la manzana, Sinclair no poseía una poderosa maquinaria de marketing y el producto resultó ruinoso.

El Black Watch era un reloj digital, con un acabado en plástico negro y un revolucionario diseño para la época sin botones. En su lugar, contaba con dos paneles que mostraban las horas y minutos o los minutos y segundos según presionaras uno u otro. La idea no era mala… la ejecución sí. Sin entrar en muchos detalles, la simple electricidad estática de su camiseta de nylon bastaba para freír el chip, por ejemplo, por no mencionar lo extremadamente sensible a los cambios de temperatura que era la pantalla de cristal de cuarzo.

Sea como fuere, Clive Sinclair se ganó un espacio en el universo informático que, incluso la reina de Inglaterra reconoció otorgándole el título de ‘Sir’. Ahora su sobrino Grant podría ser el Sinclair de la época para todos esos millennial. Para empezar, y como le sucediera a su tío con el Black Watch, ya ha cosechado su primer fracaso:

PososAnarquia_PocoEl pasado mes de noviembre, lanzó su microordenador Poco a la plataforma de micromecenazgo Indiegogo. Esperaba recaudar 30.000 dólares pero la campaña de recogida de donativos finalizó y se quedó anclada en algo más de 2.500 dólares.

Poco es una suerte de navaja suiza de la electrónica, combinando el chipset open source Rasperry Pi, una cámara de acción de alta definición (vídeos de 1080p y fotos de 5MP con cámara delantera y trasera), un reproductor de música de alta resolución 18 veces mejor que los reproductores MP3 al uso, una consola de videojuegos y, claro está, un navegador web. ¿Por qué no descargar el Minecraft y echarse una partidita en la pantalla táctil de 2,8 pulgadas?

Todo ello comprimido en una pequeña carcasa y acompañado de un manual de instrucciones con el que puedes convertir a Poco en un videoteléfono, un monitor de bebés o tu fiel compañero de entrenamiento personal. Pero, por ahora, la idea ha fracasado.

Grant Sinclair, al que a buen seguro que se le abren más puertas gracias a su apellido, ha fundado Sinclair Mobile y desde esa compañía valora los malos resultados del crowdfunding por el mensaje que le transmite: hay que repensar el producto. Para empezar, ya se baraja la posibilidad de crear tres versiones diferentes del producto de acuerdo al perfil específico de cada usuario.

En todos los casos modular, eso sí, y con una versión low cost (ahora cuesta 280 euros) en el que no tendrán cabida la cámara de fotos o el chip de audio de 24-bit. Un dispositivo ideal, por ejemplo, para los más pequeños sin que los padres teman que se caiga un dispositivo tan caro como puede ser una tablet.

Esta es la diferencia entre España y la cultura anglosajona. Allí, un fiasco como ha sido Poco, no sólo no puntúa negativamente sino que, además, te cimenta aún más como emprendedor; en España, serás un fracasado y difícilmente encontrarás financiación. Sinclair, por lo pronto, hasta bromea con el desarrollo de un reloj como hiciera su tío… sería el Woco.

]]>
David Bollero 2016-02-03 10:30:13
Punto y seguido - La copa de vino, el Islam y la hipocresía francesa http://blogs.publico.es/puntoyseguido/3152/la-copa-de-vino-el-islam-y-la-hipocresia-francesa/ La exigencia de la delegación iraní de eliminar el vino del almuerzo ofrecido por el presidente François Hollande, y la negativa del Elíseo, convirtió un asunto marginal en titulares de la prensa, y a una visita oficial (que incluye comida de gala) en un encuentro de trabajo. Por supuesto, que dicho gesto político no afectó a los negocios, ya que dejaron muchos millones de euros iraníes en las cuentas de Total, Orange o Peugeot.

“Hollande prefirió la botella de vino a tener a Rohani en la mesa”, escribía la prensa del sector ultra de la República Islámica, capaz de acabar con su Presidencia al sacarle fotos sentado en frente de una copa de zumo de tomate. En una gran ofensiva, este sector encabezado por el jefe del Estado, Alí Jamenei, está eliminando a los moderados y reformistas de los órganos del poder, mientras busca pretextos para impedir la construcción de una ‘coexistencia pacífica’ con el mundo, y romper el acuerdo nuclear. El presidente Rohani días después y tras la visita de Estado a Italia, se desmarcaba de los extremistas aclarando que él no había pedido cubrir las estatuas desnudas en los Museos Capitolinos.

Por su parte, el Elíseo también jugaba un papel público fingido: hablaba de los “valores” franceses al no aceptar tal intolerante demanda, sin sonrojarse por cómo los había arrastrado por las calles de Argelia (decapitando a los líderes de la resistencia al puro estilo del grupo Estado Islámico), Liberia, Ruanda, Camerún, Chad, Afganistán, Mali o Siria.

Por otra parte, Francia (al igual que Gran Bretaña) siempre ha respaldado a la cúpula del poder del Islam. Valéry Giscard d’Estaing fue quien acogió al Ayatolá Jomeini durante tres meses en París, le dio a conocer al mundo (y a los jóvenes iraníes que estaban haciendo la revolución), y le trasladó con un avión de Air France a Teherán, contribuyendo a la instalación de la primera teocracia del siglo XX en un estratégico Irán que compartía una larga frontera con la Unión Soviética. Lo que les unía a ambos hombres era una ideología profundamente anti socialista.

La ley semi seca del Islam

Pero, ¿por qué el mismo dios que autoriza el alcohol para los cristianos, lo prohíbe para sus criaturas musulmanas? Dice la Génesis que Abraham —el primer profeta de Alá, según el Islam—, recibió de la mano del rey Melquisedec pan y vino como premio por perseguir a Kedorlaómer, monarca de Elam. La respuesta de los mahometanos, de que su religión es la última y droga los dictámenes anteriores transmitidos por Jesús o Moisés genera otra duda, ¿por qué ‘el creador’ querrá enviar al infierno a los seis mil millones de los actuales habitantes no musulmanes de la Tierra y a los miles de millones de seres humanos que anteriormente la ocuparon?

En la era de Mahoma, en la Arabia meridional se fabricaba vino de uvas, dátiles, arroz, trigo o cebada: “De las frutos de las palmeras y de las vides obtenéis una bebida embriagadora y un bello sustento…” (Corán, 16:67).

No fue fácil para Mahoma formar grupos de adeptos, organizarlos luego para fundar y consolidar un Estado unido y fuerte, donde el orden prevalecía sobre las libertades y los derechos de los individuos: “¡Satán sólo pretende fomentar la enemistad y la envidia entre vosotros por medio de las bebidas alcohólicas y el juego e impedir el recuerdo de Alá en vosotros y de la oración…!” (5:90-91).

El temor a que los conflictos surgidos entre los hombres de la recién creada y minúscula tribu musulmana sea la causa de su debilidad y las borracheras provoquen su desintegración, marca la posición del Corán respecto al alcohol; lo irá prohibiendo de forma gradual:

.Reconoce, al principio, algunas bondades del licor etílico: “Te preguntan sobre el vino y el juego de azar, di: en ambas cosas hay mucho daño para los hombres y algún beneficio, pero el daño es mayor que el beneficio…” (Corán, 2:219). Milenios antes, los sumerios habían señalado el mal existente en el exceso en su consumo, pero no en la misma bebida: creían que la embriaguez de los dioses Ninmakh y Enki era la causa del nacimiento de personas “incompletas” (discapacitadas o estériles), a la vez que sus vides eran protegidos por las divinidades Gestín, la ‘Madre Cepa’ y la Pa-Gestín-dug, la ‘Buena Cepa’.

.Regula, luego, su consumo en el momento de orar. “No os acerquéis a la oración en estado de embriaguez, (sino esperad) hasta que sepáis lo que decís” (4: 43).

.Lo promete como premio en el Paraíso a los fieles que cumplan con sus obligaciones, consciente de la inconveniencia de su eliminación total para los recién integrados en el Islam: “… Se les dará de beber un vino generoso y sellado, con un dejo de almizcle —¡que lo codicien los codiciosos!—” (83:23-36). El veto terrenal sobre el vino y las ilusiones de un futuro incomprobable provocan la rebelión de Omar Jayyam, científico y poeta iraní (s. XI):

“Cuando la llegada de nuevas flores se cante
pídeles, amor mío, que escancien vino bastante.
Libérate de huríes, paraísos e infiernos,
Todo eso se te entrega, mi vida, cada instante.”

4. Y al ver que los concejos no surtían efecto en unos militantes indisciplinados, ya ordena: “¡Creyentes! El vino (…) es abominación y obra del demonio. ¡Evitadlo!, pues quizás así prosperéis”. (Corán, 5:90). Sin embargo, ni así lo consiguió. Millones de creyentes al igual que los sufís recurren al versículo 7:31: “¡Comed y bebed, pero no cometáis excesos, que él no ama a los inmoderados!” Y esto pasa incluso en Arabia Saudí, donde se trafica con el ‘saudílibre’, inspirado en el término ‘cubalibre’.

Irán, la tierra del buen vino

Alcohol (‘esencia’, en árabe) es el nombre que dio al etanol el químico y médico iraní Zarakiya Razi (865-925) después de destilar el almidón fermentado. Lo utilizaba en sus prácticas médicas en el prestigioso hospital-escuela de Gondishapur.

Fue también en Irán donde se elaboró el primer vino: seis cubas descubiertas en 1995, que llevaban 9000 años ocultas en una edificación hecha de adobe y ladrillo en la neolítica aldea Hay Firuz contenían restos de vino mezclado con resina.

La mitología persa llegó a llamarlo Shah-daru ‘El rey de las medicinas’, que como tal sirvió ingeniosamente para traer al mundo a Rostam, el Hércules iraní: las comadronas emborracharon a Rudabeh, su madre, anestesiándola así para practicarle la cesárea y extraer el grandote bebé.

En la literatura árabe, persa y turca había un género dedicado a los deleites del vino: Khamriyyat, poemas báquicos, con Abu Nuwas (Irán, 750-810) como uno de sus máximos representantes. Sus cánticos eran un cóctel de sátira política, humor, culto al vino y amor homosexual. Soportó años de prisión por su desinencia político-religiosa.

En Irán antes de la prohibición del jugo de la uva fermentada en 1979, la copa se tomaba fuera de casa para luego rezar en la intimidad. A partir de entonces sucede todo lo contrario.

]]>
Nazanín Armanian 2016-02-02 11:40:23
Crónicas insumisas - Cómo frenar el yihadismo http://blogs.publico.es/cronicas-insumisas/2016/02/02/como-frenar-el-yihadismo/ Pere Ortega, Centre Delàs d’Estudis per la Pau

Hace catorce años, tras el 11S de 2001, bajo el mando de Estados Unidos se empezó una guerra global contra el terrorismo. Bajo ese pretexto, desde entonces, los bombardeos y ocupaciones militares en distintos países se han sucedido, directamente o mediante aliados se invadió Afganistán, Irak, Bahréin, Libia, Mali, Siria y se bombardeó Paquistán, Yemen, Sudán, Somalia,… Pese a ello, hoy, la seguridad mundial no ha mejorado y los ataques contra Occidente han proseguido. Se han derrocado jefes de estado que eran dictadores, se ha puesto en su lugar a gobernantes amigos, pero pese a ello, la democracia no llegó a esos países, la seguridad interna en lugar de mejorar empeoró, y en la mayoría se ha instalado el caos mediante ataques y atentados contra la población.

El balance, entonces, es catastrófico. Pero en cambio se persiste en proseguir con nuevas intervenciones militares. Así, en la guerra civil que vive Siria se baraja la posibilidad de una intervención terrestre para acabar con el Estado Islámico (EI). Pues nuestros gobernantes, bien saben que con bombardeos, ayuda militar y armas no es suficiente para acabar con el EI, sino que se precisan divisiones acorazadas bien equipadas que por tierra liberen los territorios en poder de ese autodenominado califato. Pero los gobiernos de Occidente, también tienen la certeza que ello acarreará muertos propios que no se desean, pues el EI y otros grupos contrarios a una intervención practican la guerra de guerrillas muy difícil de combatir con ejércitos regulares. Una intervención que puede empantanar a las tropas que allí intervengan, produciendo efectos no deseados, más muertes y sufrimiento por parte de la población, lo cual no evitará ataques contra las metrópolis occidentales, sino que los puede incentivar, pues una espiral de más guerra engendrará más odio y más yihadismo.

Cierto es que hay esperanzas, aunque remotas, que el avispero sirio amaine y se llegue a un acuerdo de alto el fuego en las negociaciones de Ginebra que se llevan a cabo estos días. Alto el fuego muy importante porque abriría el camino a pacificar el conflicto y que todos los países -que son muchos- que apoyan a uno u otro bando abrieran la posibilidad de aislar y poder neutralizar a los grupos más radicales como Al Nusra y Estado Islámico. Pero en la Mesopotamia hay muchos más problemas, el conflicto kurdo, el resto de grupos rebeldes que se enfrentan a Al Asad, la lucha por el poder con enfrentamientos en Irak, la guerra en Yemen. Conflictos que deberán buscar su solución en unas largas negociaciones posteriores al alto el fuego sirio.

Unas negociaciones de pacificación en las que la voz principal les debería corresponder a los países de la región que, con el apoyo de Naciones Unidas y quizás –dada su debilidad- la Liga Árabe, deberían intentar hacer acallar las armas y buscar acuerdos. Aunque también sería ilusorio pensar que las potencias exteriores se mantendrán al margen cuando son en buena parte responsables de esos conflictos por los intereses económicos (hidrocarburos) y políticos (alianzas) tienen en Oriente Próximo. Por tanto, también deben ser parte de la solución.

Después está el denominado yihadismo internacional y los posibles ataques que se puedan producir en nuestras metrópolis por causa de las guerras llevadas a cabo en esa región. Desde luego esa no es una cuestión fácil, pues esos grupos tienen predicamento entre musulmanes que habitan entre nosotros. Pero para reducir ese odio que los empuja a atacarnos, el primer y más acertado paso sería que EEUU y sus aliados abandonen la ocupación de esos países y dejen en manos de sus políticos y gobernantes la solución a sus conflictos. Quienes mediante la mediación, otra vez de la Liga Árabe y de la ONU, pueden ayudar a pacificarlos. Qué eso puede producir qué los talibanes vuelvan a gobernar en Afganistán, o qué en Irak y Siria se modifiquen fronteras, se formen federaciones, se rompan y aparezcan nuevos estados o autonomías cómo ya se apunta en Kurdistán. ¿Y qué? Al final son esos pueblos los que deben buscar su modelo y no EEUU, Rusia o Europa quienes deben decidir su futuro.

Además una retirada de tropas, aunque aquí sea percibido como una derrota, allí calmaría los ánimos entre la población, pues es mucha la contraria a la ocupación. Desde el final del imperio otomano, Reino Unido, Francia, Estados Unidos, después la URSS/Rusia, metieron sus manos en Oriente Próximo y los conflictos han ido en aumento hasta el caos actual. Es el momento de revertir esa situación y que sean los dos principales estados que rivalizan por el poder regional, Irán y Arabia Saudí y sus aliados quienes afrenten resolver sus conflictos.

Mientras, Estados Unidos y Europa deberían concentrarse en resolver el conflicto palestino, virus principal que infecta todas las relaciones del mundo árabe y musulmán por el apoyo que se presta a Israel y su colonialismo y apartheid sobre Palestina.

Una retirada hoy puede ser una victoria mañana. Recordemos Vietnam.

]]>
Crónicas insumisas 2016-02-02 09:20:09
Fundación 1 de Mayo - Europa en la encrucijada http://blogs.publico.es/uno-mayo/2016/02/01/europa-en-la-encrucijada/ José Antonio Moreno Díaz | Asesor jurídico y representante de CCOO en el Comité Económico y Social Europeo

 

Que vivimos en una sociedad liquida donde todo fluye y nada se mantiene lo suficiente como para poder hacer un análisis sosegado, cabal y sensato ya fue advertido por Zygmunt Bauman hace unos años: lo más duro de dicha realidad es la escasa presencia tanto en la retina social como mediática de cuestiones importantes y/ o graves para nuestra convivencia.

Asi, desde la aparición de la foto del pequeño Aylan muerto en una playa hasta hoy, la visibilidad de la tragedia de los migrantes hacia Europa ha quedado reducida al mínimo y ello pese a que el dramatismo de la situación -lejos de amainarse- se ha incrementado por el endurecimiento de las condiciones meteorológicas y por el endurecimiento -también y más grave si cabe- de las condiciones políticas y sociales de nuestra querida Europa.

Si el frío y las malas condiciones de alojamiento/hacinamiento ya se vislumbraban desde meses atrás, lo que no era de esperar es el portazo político, ideológico y humanitario de algunos países de la UE: desde la rapiña legal pero inmoral aprobada por Dinamarca al golpe de timón de las autoridades alemanas, pasando por los mensajes xenófobos o el cierre de fronteras entre estados de la UE para terminar con el propio cuestionamiento del Sistema de Schengen.

Quien nos iba a decir a aquellos que desde los años 90 y desde un punto de vista del respeto a los derechos humanos, las garantías democráticas y el Estado de Derecho cuestionábamos el Sistema de Schengen como el padre de la “Europa Fortaleza” con sus vallas y filtros de frontera exterior, su lista de extranjeros no admisibles o su Sistema de Información, nos encontraríamos años después defendiendo lo único que aún tiene de bueno: el mantenimiento de un teórico espacio común europeo de libertad, seguridad y justicia donde debe primar la libertad de circulación y donde no existen fronteras interiores.

Que nadie se engañe: cuestionar Schengen es cuestionar el propio modelo de construcción europea y primar los intereses nacionales que no son otros que los intereses particulares movidos en muchos casos por una mezcla de egoísmo y falta de memoria aderezado con un generoso chorro de nacionalismo populista. Y esto parece que no ha hecho sino comenzar: de hecho ya se han propuesto – y se adivinan- medidas nacionales para limitar la propia movilidad/libertad de circulación y de restricción de derechos de los propios ciudadanos de la UE.

Todo ello precisamente en este momento en que se requieren las más altas dosis de responsabilidad para asumir el papel tanto como UE como por los propios estados miembros de garantes de los principios democráticos y de respeto al Estado de Derecho; no es aceptable ni creíble que los muros de la construcción europea se tambaleen por la catástrofe migratoria que vivimos. Que los 28 países no asuman su responsabilidad ni siquiera para acoger la pírrica cifra de 160.000 personas propuestas por la Comisión Europea dice mucho de la fragilidad del modelo.

Y se trata de responsabilidad, conviene no olvidarlo. La solidaridad se da voluntaria y unilateralmente. Sin embargo todos los países de la UE han ratificado la Convención de Ginebra de 1951 y además todos están obligados también por la Directiva 2013/32 sobre procedimientos comunes para la concesión de la protección internacional en la UE la cual se basa lógicamente en la anterior. Por lo tanto son exigencias internacionales derivadas de instrumentos jurídicos internacionales y, en consecuencia, obligatorias.

El propio engranaje institucional de la UE en el pecado lleva su propia penitencia, esto es, la demora injustificada en avanzar y consolidar un modelo único y común homologado y armonizado para los todos países de la UE -derivado de lo anterior- ha generado un periplo sinfín de personas buscando – lógica y humanamente- las mejores condiciones objetivas para solicitar asilo en países con sistemas más consolidados y tuitivos.

Asimismo, existen disfunciones en la aplicación de las previsiones vigentes al respecto en la UE, especialmente las derivadas de la aplicación del denominado “sistema de Dublín”, que obliga a que las solicitudes de asilo sean competencia exclusiva del primer país miembro de la UE donde inicialmente contacta o llega el solicitante: esa prevención prevista para situaciones “normalizadas” de llegada de solicitantes de asilo fracasa rotundamente en un contexto como el actual. Ahora resulta imprescindible responder a nuestros socios sobresaturados por los nuevos y masivos flujos respetando – y hacienda respetar- un sistema equitativo de reparto de dichas personas, valorando ante todo el factor humano, esto es, sin olvidar nunca que los solicitantes son personas, seres humanos que huyen de terribles situaciones vitales en sus países de origen.

Por otro lado, no parece aceptable que países que reciben prestaciones de la UE en forma de ayudas, compensaciones o subvenciones económicas (fondos financieros, de cohesión, de compensación, estructurales, etc) no asuman su responsabilidad y se pongan de perfil e incluso muestren su hostilidad a las casi simbólicas medidas de reubicación, esto es, facilitar el desplazamiento a su territorio de solicitantes que hayan llegado por otro país Dublín.

La encrucijada es manifiesta pues el cuestionamiento del modelo afecta a la propia construcción europea y sus balances y equilibrios, pero también a sus propios valores y a su propio ADN: al propio modelo social europeo y a su configuración como sociedades avanzadas donde prima el Estado de Derecho (Rule of Law) y donde las garantías democráticas se fundamentan también en la solidaridad entre sus miembros hacia dentro y en la responsabilidad hacia fuera para con todos aquellos que se ven obligados a abandonar sus países en busca de la protección de los derechos que les son negados, empezando por el propio derecho a la vida y la integridad física y moral.

La respuesta no está en el viento. La respuesta – y la solución- está en Europa porque sólo sus instituciones, sus estados, sus sociedades, sus ciudadanos y ciudadanas pueden demostrar que han sabido estar a la altura de la exigencia histórica del momento que vivimos: en otros momentos éramos los europeos los que huíamos y nos desplazábamos por Europa y otros continentes en busca de asilo y protección. No les fallemos. No nos fallemos.

]]>
uno-mayo 2016-02-01 12:30:19
Estación Término - Disponer de la vida no alcanza a ser un derecho en Francia http://blogs.publico.es/estacion-termino/2016/02/01/disponer-de-la-vida-francia/ Fernando Pedrós
Periodista, filósofo y miembro de Derecho a Morir Dignamente (DMD)

 

La propuesta de ley sobre la ayuda al enfermo al final de la vida que se ha debatido en sede parlamentaria en Francia ha llegado a término, pero sin éxito. La comisión paritaria de diputados y senadores el 19 de enero consensuó un texto definitivo que hace unos días ha aprobado la Asamblea Nacional y el Senado aprobará a mediados de mes.

He de decir que, cuando Hollande llevó en su programa una propuesta de ley sobre el final de la vida -sabiendo que el actual primer ministro Valls había presentado una proposición de ley de eutanasia en años anteriores- creí que la apuesta iba en serio y que el resultado sería significante para Europa. Pero tras tres años largos de traspiés todo ha acabado en el parto de los montes y el resultado –ridículo ratoncillo- se ha cifrado en permitir la sedación terminal continuada.

No es cuestión de hacer un recorrido de tres años largos con todos sus episodios ni de detallar uno a uno los fallos que han tenido los socialistas en el proceso parlamentario. Sí hay que señalar la ambigüedad que desde el primer momento ha tenido la política eutanásica de Hollande y sobre todo la alarmante división del Partido Socialista pues en la enmienda socialista que se presentó a favor de la ayuda activa al enfermo para morir los mismos socialistas mostraron una brecha irreparable que hizo naufragar toda idea de apoyar y legalizar la disponibilidad de la propia vida. Y con casi medio grupo socialista escorado a la postura antieutanásica aumentó el peso político de la derecha que se ha mostrado fuerte en la Asamblea y acorazada en el Senado.

La representación política de las dos cámaras parlamentarias ha sido totalmente contraria y demoledora para la opinión pública. Una encuesta del IFOP de octubre de 2014 mostraba que el 96 por ciento de los franceses encuestados opinaba que se debía legislar para que el médico pudiera poner fin sin sufrimiento a la vida de las personas que se lo solicitasen. Es más, meses antes de este sondeo la conferencia de ciudadanos que venía a representar a amplios sectores de la población se decantaba por la libertad del enfermo para decidir el final de su vida y por la ayuda activa médica al paciente.

El filósofo Santayana decía que “una buena manera de probar el calibre de una filosofía es preguntar lo que piensa acerca de la muerte”. Algo parecido se puede decir de cada persona, de la cultura ambiente de una sociedad y por qué no del conjunto de la clase política y más en concreto de los parlamentos. Si en Francia, como ocurre en otras latitudes, los ciudadanos luchan por un nuevo derecho a disponer de la vida y decidir la muerte, la Asamblea y el Senado franceses han dado la espalda a los valores de la República que al haber sido tan reaccionaria ha perdido su prestancia democrática y debiera escribirse en estos momentos con minúscula.

Francia en el terreno de la asistencia a los enfermos terminales se regía por la Ley Leonetti de 2005, que tuvo una pequeña reforma tres años más tarde y ahora se podrá considerar que tiene tres añadidos a la supuesta autonomía del paciente. Las instrucciones previas -testamento vital- serán vinculantes para el médico, pero revisables: en caso de urgencia vital el médico podrá derogar tales exigencias o si las considera “manifiestamente inapropiadas o no convenientes a la situación médica”. La nutrición y la hidratación artificial, al ser consideradas como tratamientos y no como cuidados, podrán suspenderse a petición del enfermo o bien por decisión médica. Y la sedación terminal podrá aplicarse a petición del enfermo para evitar una obstinación terapéutica irracional. La sedación podrá ser “profunda y continuada que provoque una alteración de la conciencia, mantenida hasta la muerte”.

Estos son los nuevos derechos de la nueva ley conformada y consensuada gracias al maridaje político del socialista Claeys y el conservador Leonetti y que difícilmente el ciudadano francés de a pie los considerará acordes con lo que sigue deseando la opinión pública y todavía menos con los valores de su República. Una vez más la política, un poder legislativo se ha reído del sentir mayoritario, de la libertad de conciencia y de la autodeterminación del ciudadano. Todavía nos consideran súbditos bajo el mandato del despotismo de los políticos que tiene poco de ilustrado.

]]>
estacion-termino 2016-02-01 12:00:14
Verdad Justicia Reparación - Miró, Equipo Crónica y las condenas a muerte del franquismo http://blogs.publico.es/verdad-justicia-reparacion/2016/01/31/miro-equipo-cronica-y-las-condenas-a-muerte-del-franquismo/ Pablo Mayoral,
miembro de La Comuna

En los años 70 la dictadura franquista casi todos los días se desayunaba con una nueva atrocidad; la represión se cebaba con quienes más empeño ponían en acabar con ese régimen criminal y genocida.

Multitud de artistas pusieron entonces su voz, sus manos, sus cuerpos, su arte al servicio de la lucha contra Franco y sus secuaces. Muchas de aquellas canciones, poesías, obras literarias, obras de teatro y de danza, esculturas, pinturas, etc., forman parte de un rico y significativo legado artístico, y que contribuyó de forma muy significativa s la difusión y visibilización de la lucha antifranquista.

Sin embargo, como suele suceder, el poder ha tratado de endulzar lo más ácido, han intentado suavizar las aristas, y, cómo no, han echado cantidad de escombros para enterrar lo más lacerante.

Dos ejemplos de ello, y muy significativos, es lo acontecido con los 3 cuadros, “La esperanza del condenado a muerte”, que Joan Miró pintó durante los dos meses que Salvador Puig Antich estuvo condenado a muerte antes de su ejecución a garrote vil, el 2 de marzo de 1974. Y con la serie de 10 cuadros, “Variaciones sobre un Paredón”, que el Equipo Crónica hizo tras el fusilamiento de cinco jóvenes (Humberto, José Luis, Ramón, Ángel y Txiki) año y medio más tarde, el 27 de septiembre del 75.

“La esperanza del condenado a muerte” son 3 piezas enormes, de 267 x 351 cada una, que están concebidas para ser contempladas desde una silla a modo de capilla del condenado. Es difícil transportarse a aquellos días e imaginar lo que Salvador pudo sentir, él solo, frente a una terrible y voraz maquinaria, potente y bien engrasada, de represión feroz. Estos cuadros, fechados el 9 de febrero de 1974, y su particular forma de exposición, pueden ayudarnos a tomar conciencia de la envergadura de aquel crimen.

MIRO 2 CAPILLA

El propio Joan Miró define su íntima intención al pintar aquellos cuadros y la forma en que él los veía:

Años atrás, sobre una tela de gran tamaño pinté una raya blanca; sobre otras, una azul. Y luego un día ocurrió… el momento en el que ejecutaron mediante garrote a ese pobre chico catalanista, Salvador Puig Antich. Sentí que era eso…Terminé esta obra el día que lo ejecutaron. Sin saberlo. Su muerte. Una línea que iba a interrumpirse. Era un tríptico que bauticé “La esperanza del condenado a muerte”.

FOTOS MIRO

 

Joan Miró, uno de los grandes artistas a nivel internacional del Siglo XX, se atrevió entonces a levantar su pincel frente a la barbarie y en homenaje a Salvador; hoy aquel crimen se quiere silenciar, y así como también minimizar el valiente gesto de un gran pintor, que como mínimo debería estar en todos los libros de texto de Historia y de Pintura.

Dos años después, el Equipo Crónica pintó 10 cuadros, también de gran formato, que formaron la exposición “Variaciones sobre un Paredón”, en la Galería Juana Mordó de Madrid (mayo 1976). La dictadura franquista, ya sin el dictador (Franco había muerto hacia unas semanas), seguía en pleno apogeo de represión: El 3 de marzo eran asesinados en Vitoria cinco trabajadores por la Policía Nacional durante la Huelga General.

En los 10 cuadros se repetía una iconografía constante. Una franja negra en señal de duelo, un rectángulo negro sobreimpreso que se ponía para ocultar rasgos faciales en las fotografía de Prensa, sobre cada una de las figuras. Un muro a modo de Paredón entresacado de otras grandes piezas de Arte y sobre todo ello 5 trozos de una paleta destrozada y una fecha del calendario, sábado 27 de septiembre.

En efecto el sábado 27 de septiembre de 1975, la dictadura franquista había fusilado, con premeditación y alevosía, a cinco luchadores antifranquistas: Ramón García Sanz, Xosé Humberto Baena Alonso, José Luis Sánchez-Bravo, Ángel Otaegui y Jon Paredes Manot “Txiki”.

Aquel día nos pusieron a todos en el paredón y eso es lo que representan esos diez cuadros, paredón, imágenes y figuras tomadas de obras de otros pintores como Gris, Klee, De Chirico, Munch, Grosz Delbaux, Ballester, Magritte, Adami, Dalí, Dubuffet, Tapies, Hausmann, Recalti, Miró, Monory, Picasso y el propio Equipo Crónica. Cada figura sola frente al pelotón de fusilamiento. Todos estábamos frente a los pelotones de la Policía Nacional y Guardia Civil,. todos morimos un poco aquel funesto día, que se vistió de luto en España y el mundo entero.

Millones de personas de todo el mundo y particularmente en Europa se manifestaron contra el Régimen Franquista en reacción a los crímenes, en lo que sería el principio del fin de la dictadura. Tras aquel 27 de Septiembre ya nada sería igual: Franco murió unos días más tarde, y aunque la dictadura quiso perpetuarse, la movilización popular y la repulsa internacional siguieron creciendo, y arrancando nuevas parcelas de libertad.

La serie “Variaciones sobre un Paredón” también formó parte de la representación “no oficial” española en la Bienal de Venecia 76, “España-Vanguardia artística y realidad social 1936-1976”, que tanta repercusión internacional tuvo.

paredeon_1_opt

paredeon_1.

paredeon_II_opt

paredeon_II.

Paredon_III_opt

Paredon_III.

Paredon_IV_opt

Paredon_IV.

 

Paredon_V_opt

Paredon_V.

Paredon_VI_opt

Paredon_VI.

Paredon_VII_opt

Paredon_VII.

Paredon_VIII_opt

Paredon_VIII.

Paredon_IX_opt

Paredon_IX.

Paredon_X_opt

Paredon_X.

Portada_opt

Portada.

Indudablemente aquellas dos páginas heroicas de Marzo de 1974 y  Septiembre de 1975 donde 6 luchadores y militantes antifranquistas, fueron asesinados por los Tribunales Militares  y que fueron reflejadas por Miro y Equipo Crónica siguen dando testimonio de una lucha desigual y épica, contra una de las más crueles Dictaduras Fascistas del siglo XX.

Los tres cuadros de Miró que componen la “La esperanza del condenado a muerte” están en la Fundación Joan Miró de Barcelona. Los 10 cuadros que componen las “Variaciones  sobre un Paredon” del Equipo Crónica están en manos privadas, salvo dos de ellos que son propiedad del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía  y la Colección de Arte Contemporáneo de Madrid, que los tienen en sus almacenes sin estar expuestos.

Conmemorar hoy el 40 º Aniversario de aquella exposición celebrada en Madrid en mayo de 1976 se convertiría en un sentido homenaje a aquellos luchadores antifranquistas asesinados, y una lección de historia imprescindible.

 

]]>
Verdad Justicia Reparación 2016-01-31 13:00:29
La verdad es siempre revolucionaria - No hay que ir a ver al rey http://blogs.publico.es/lidia-falcon/2016/01/31/no-hay-que-ir-a-ver-al-rey/  

Me refiero a aquellos políticos cuyo ideario dicen que es de izquierdas, o progresista o cambista o incluso republicano, ya que  los monárquicos en su cielo estaban haciéndole reverencias al rey en la Zarzuela.

Las imágenes de uno tras otro –todos son hombres menos la representante canaria- esperando impacientes a su majestad, para sonreírle embelesados, son verdaderamente desmoralizadoras.

Cierto que el inicio de esta política servil y de rendición de la propia dignidad comenzó con aquellas audiencias reales a Carrillo, donde el veterano secretario general del glorioso Partido Comunista de España, que había sacrificado a los mejores militantes de su partido en los más de cuarenta años de lucha por la República, que se ofrecía babeando a Juan Carlos de Borbón. Y después Felipe González, que además se hacía amigo suyo de francachelas, y toda la patulea de dirigentes políticos que se llamaban demócratas y de izquierdas y que habían hecho bandera “del cambio”, que rendían continuamente pleitesía a un descendiente de una de las casas reales más corruptas de Europa, y que iba a continuar las mismas prácticas 40 años más. Incluidos los nacionalistas y los independistas que no dudaron en acudir a la Zarzuela a recibir el apretón de manos real.

Y no solo los conocidos políticos. Escritores, profesores, intelectuales varios, corrían a vestirse sus mejores galas, hubo alguna que se las compró para la ocasión, cuando su majestad el rey tenía el detalle de invitarles a las fiestas de su santo. Varios de ellos, comunistas, socialistas, independentistas, sindicalistas, feministas, incluso los que se llamaban republicanos, enmarcaron y colgaron la foto del mayestático encuentro en el comedor de su casa.

Pero ciertamente también, han transcurrido cuarenta años y la mayoría de los protagonistas de aquella traidora Transición ya no están en activo. E incluso han aparecido nuevos y jóvenes dirigentes políticos que denuncian la corrupción que nos invade: la económica, la política, la moral. Pero este mes, todos han corrido a salir en la foto en el salón del Palacio, sonriendo encantados, en estado de levitación, bobaliconamente, a la majestad que les recibía. Solamente los de Esquerra y los de Bildu se han negado, pero ahora, que antes bien que fueron.

Que a estos díscolos no les haya pasado nada, demuestra que es posible no acudir a la cita reglamentaria sin que se sufran consecuencias por ello. Y entonces, ¿por qué han ido? ¿Para salir en televisión? ¿Para aspirar el aire de la realeza? ¿Para pisar por una vez las regias alfombras? ¿Para tocar carne de rey? ¿Para decirle al monarca, como ha hecho alguno, que era republicano, como si tal declaración fuese una valiente transgresión?

Este servilismo con la monarquía que sigue mostrando nuestra clase política de izquierda es en parte responsable de que el movimiento republicano no levante cabeza. Si desde que nos impusieron al rey franquista, al menos los políticos, intelectuales, dirigentes sindicales y hasta alguna feminista, que también chupa cámara, se hubiesen concitado para no rendirle pleitesía, otra imagen hubiese tenido la oposición de izquierda y otro impulso se le hubiera dado a la reclamación de la República.

Puede que alguno de esos aduladores me objete que este rey no es el que cometió las fechorías de su padre. Ya sabemos que se ha procedido a una renovación de las personas para que el régimen continúe intacto. No sabemos si este nuevo rey cobra las regalías de que es beneficiario el padre, porque no nos lo van a contar, y tampoco le hemos visto matando elefantes, pero sigue siendo la cabeza visible del régimen.

Del régimen monárquico, capitalista y patriarcal, bien hermanado con la Iglesia católica, cuyo expolio del pueblo español desde hace dos mil años continua, y rendido, como buen siervo, a las órdenes del imperio norteamericano. Este rey es la cúspide del poder, el mantenedor, de los grandes consorcios financieros que han impuesto “la doctrina del shock”, como la llama Naomi Klein, de las empresas armamentísticas, del contubernio con la OTAN, del mantenimiento de las bases militares estadounidenses, de los acuerdos con el Vaticano.

Este joven y nuevo rey, tan admirado en las revistas del corazón, es la bisagra, el eje, que mantiene unidos todos los intereses del capital: el poder de la troika europea, del Departamento de Estado norteamericano, de la industria militar, de la Iglesia que nos esquilma. Es el jefe máximo de unas fuerzas armadas podridas de corrupción e ineficacia, como está denunciando Luis Gonzalo Segura en este mismo periódico. Y es el enlace con los más criminales sátrapas de Oriente Medio. Y no lo disimula.

Carlos Enrique Bayo escribe hace solo unos días: “El rey y el gobierno… son incluso obsequiosos, ante el régimen más tiránico e integrista del mundo, al que el Gobierno, el jefe del Estado y los poderes económicos de España rinden pleitesía con pleno conocimiento no sólo de su brutal represión interna sino también de su responsabilidad financiera e ideológica directa en los crímenes contra la humanidad del aberrante Estado Islámico.” Se refería al tirano de Arabia Saudí, al que han ido a visitar, babeando también de placer, nuestro rey y nuestro ministro de Asuntos Exteriores. Quizá, añade Bayo, “Quizá porque el rey Salman Ibn Abdulaziz siempre ha mantenido estrechas relaciones con nuestro monarca emérito, Juan Carlos I, y esa amistad se ha prolongado al actual soberano Felipe VI”.

Ese sátrapa medieval que tiene a las mujeres secuestradas –sus propias hijas- humilladas, privadas de derechos civiles, amenazadas de muerte, que ejecuta a sus súbditos por decenas, que hace dar latigazos y cortar los miembros,  incluso solo por escribir comentarios críticos, como el desgraciado activista Raif Badawi, que está pendiente de recibir 950 latigazos por ello –ya ha recibido 50-, que persigue a homosexuales, periodistas y opositores y que mantiene en la esclavitud a los trabajadores y a las trabajadoras extranjeras. Porque nuestro rey y nuestro gobierno hacen negocios con él: le compran el petróleo y le venden armas, incluso para reprimir a su propio pueblo y para atacar a otros países, como Yemen. Lo que no sabemos son las comisiones que cobran uno y otro por esas gestiones.

A este nuestro ilustre representante real es al que los políticos de izquierda, del cambio, del progreso, han ido a reverenciar. ¿Qué clase de democracia defienden y reclaman cuando se someten a un régimen tan antidemocrático como una monarquía? ¿Y nosotros, que lo aceptamos, qué dignidad defenderemos, como pueblo, si nos inclinamos ante quien nos representa vitaliciamente – y cobra de nosotros- sin que lo hayamos escogido?

Y han ido para nada, por supuesto. Ya que ninguno de ellos podía obtener prebenda alguna de la reunión, y esa majestad los desprecia absolutamente. Sobre todo cuanto más serviles se muestren con él.

Madrid, 30 de enero 2016. 

 

]]>
Opinión 2016-01-31 07:10:25
El tablero global - El rey y el Gobierno rinden pleitesía al régimen más tiránico del mundo http://blogs.publico.es/eltableroglobal/el-rey-y-el-gobierno-rinden-pleitesia-al-regimen-mas-tiranico-del-mundo/1389 Se llenan la boca con falsedades sobre la supuesta financiación extranjera de Podemos y agitan en las tertulias su impostada indignación ante el sistema teocrático que impera en Irán, pero son totalmente indiferentes, algunos incluso obsequiosos, ante el régimen más tiránico e integrista del mundo, al que el Gobierno, el jefe del Estado y los poderes económicos de España rinden pleitesía con pleno conocimiento no sólo de su brutal represión interna sino también de su responsabilidad financiera e ideológica directa en los crímenes contra la humanidad del aberrante Estado Islámico.

Más aún, nuestros gobernantes multiplican las ventas de armas a ese mismo régimen saudí –por valor de 744 millones de euros entre 2010 y 2014– pese a que el Ejército de Riad está cometiendo las mayores atrocidades en Yemen, donde sus bombardeos –contra barrios residenciales, hospitales, centros de salud (al menos, 70), decenas de escuelas, mercados, campos de refugiados y hasta banquetes de boda– han dado muerte a miles de civiles premeditadamente… puesto que lo que pretendían era precisamente aterrorizar a la población yemení. Como denuncia el director de Human Rights Watch, David Mephan, “los saudíes están cometiendo en Yemen múltiples violaciones de las leyes de la guerra”.

Pero no acaba aquí el sometimiento del Ejecutivo del PP a los deseos de la Casa de Saúd: la empresa naval pública Navantia se dispone a vender cinco fragatas Avante 2200 a la Armada saudí, con plena conciencia de que ese cliente mantiene desde hace casi un año un despiadado bloqueo naval contra Yemen, que ha privado a ese país de alimentos, medicinas y otros productos de primera necesidad. Una lucrativa operación que supondría una “clara violación del derecho internacional”, así como del Tratado sobre el Comercio de Armas, los Principios Reguladores de las Transferencias de Armas Convencionales adoptados por la OSCE y las normas sobre el control de exportaciones de material militar de la Posición Común de la UE, según denuncian el Centre d’Estudis per la Pau, Amnistía Internacional, FundiPau, Greenpeace y Oxfam.

Una y otra vez, los tertulianos afines al PP nos recuerdan la represión del régimen iraní, pero jamás mencionan que la teocracia saudí es infinitamente más cruel y desalmada en su bárbara opresión de la mujer y su sanguinaria persecución de toda disidencia política o religiosa. Quizá porque el rey Salman Ibn Abdulaziz siempre ha mantenido estrechas relaciones con nuestro monarca emérito, Juan Carlos I, y esa amistad se ha prolongado al actual soberano Felipe VI.

De hecho, lo de “rendir pleitesía” que planteaba al inicio de este artículo no es una mera licencia literaria, sino que se consumó literalmente hace un año, cuando Felipe VI cambió precipitadamente la agenda de un viaje por Asia para acudir al funeral del rey Abdulá y mostrar sus condolencias a la Casa Real Saudí, precisamente en el momento en que Amnistía Internacional hacía una gran campaña a favor del activista Raif Badawi, condenado a mil latigazos y diez años de cárcel por haber creado un foro en internet en el que promovía el debate público y en el que abogaba por la separación de poderes entre el Estado y la Iglesia. Después, el Gobierno de Rajoy eludió responder a una pregunta parlamentaria sobre si Felipe VI se había dignado a interceder por Badawi durante su visita a Riad.

Así que clama al cielo –sea el cristiano o el musulmán– que vengan ahora los mandamases del PP fabricando supuestas relaciones de Podemos con Irán y rasgándose las vestiduras por las restricciones de los derechos de la mujer y las medidas represivas impuestas por Teherán, mientras hacen la vista gorda a la situación de auténtica esclavitud de las saudíes y ni siquiera protesta el Gobierno de Rajoy cuando el de Riad decapita a 47 opositores de una tacada, incluido el eminente clérigo chií Nimr Baqr al-Nimr, incendiando Oriente Próximo hasta el borde del abismo bélico.

Por una parte –y, por supuesto, sin justificar en absoluto el machismo fundamentalista del régimen de los ayatolás–, hay que subrayar que ya les gustaría a las saudíes gozar de la mitad de las oportunidades de trabajo, la independencia, las libertades y los derechos que conservan las iraníes, pese a las odiosas restricciones del chiismo jomeinista. Para ilustrarlo, baste mencionar los 15 años de cautiverio (casi sin comida ni agua) al que sometió a sus propias hijas, para vengarse de su ex esposa Alanud Al-Fayez, el rey Abdulá, que tan amiguito era de nuestro Juan Carlos I.

El monarca saudí, al que siempre se aplaudió desde La Zarzuela y La Moncloa, ordenó el arresto domiciliario de sus hijas Jawaher, Sahar, Hala y Maha porque la madre –una de sus treinta esposas, quien logró exiliarse en Londres– las educó en la defensa de los derechos de la mujer y ellas se atrevieron a expresar esas ideas en público a través de las redes sociales y en entrevistas por videoconferencia. Así demostró el gran amigo wahabí de los Borbones que ni siquiera las princesas pueden librarse de la férula patriarcal saudí, bajo la cual las féminas no tienen derecho a salir del domicilio (aunque aquí se suele hablar sólo de la prohibición de conducir un coche), ni a tener una cuenta bancaria, ni a ejercer cualquiera de los derechos y libertades más básicos, sin el permiso, tutela, vigilancia y dominio de algún varón… cualquiera; si no tienen marido, algún familiar –cercano o lejano–, y a falta de machos parientes, el varón que sea, conocido o no. Lo de ir tapadas de pies a cabeza por una especie de mortaja negra que a veces no les permite ni ver bien, es lo de menos.

Pero eso no es más que una parte de la cavernícola doctrina del wahabismo, que es el padre ideológico del Daesh (el autodenominado Estado Islámico), impuesta en Arabia por la dinastía de los Saud y promovida en todo el mundo por la fabulosa fortuna de petrodólares de Riad. Una demencial versión híper-fundamentalista del Islam que está en el origen del salafismo yihadista y, por tanto, es el verdadero autor intelectual de los más feroces actos de terrorismo masivo cometidos en todo el mundo. Su creador y predicador, Muhammad ibn Abd al Wahhab, fue quien pactó en 1744 con el jequecillo Muhammad ibn Saud una alianza religioso-militar que dio origen a la dinastía saudí que hoy controla la mayor producción de petróleo del planeta… y las mayores reservas del crudo más barato de extraer, razón por la cual Riad ha hecho que se hundiera el precio del barril para arruinar a sus rivales dentro y fuera de la OPEP.

Esos son nuestros buenos amigos árabes, venerados por sus obscenos derroches de petrodólares en la Costa del Sol –donde se han construido un palacio-réplica de la Casa Blanca, el Mar Mar– y alabados incesantemente por los mismos que ahora se mesan los cabellos en público tras inventarse falsas investigaciones judiciales sobre una supuesta financiación iraní de Podemos.

Es repugnante, pero todavía da más asco ver cómo mucha gente todavía se cree esos infundios sobre “financiación ilegal de Podemos”, esparcidos impúdicamente por los máximos dirigentes del PP (el primer partido jamás imputado por corrupción en España) y hasta por la vicepresidenta de un Gobierno que sigue negando las evidencias de la podredumbre de su formación política, desde la sede de Génova pagada en negro hasta la cúpula de Valencia imputada en masa, pasando por la Caja B y los sobresueldos de Bárcenas (y de los otros cuatro tesoreros de la historia del partido, todos ellos imputados) y el expolio de fondos públicos a través de la Gürtel, la Púnica, Nóos… las redes corruptas de Fabra, Camps, Matas, Granados…

¿Cómo es, pues, posible que tantos ciudadanos sigan creyendo a esos farsantes?

 

]]>
Carlos Enrique Bayo 2016-01-29 20:00:24
Lo queremos todo - Se busca padre de Andalucía http://blogs.publico.es/lo-queremos-todo/2016/01/29/se-busca-padre-de-andalucia/ Primer lamento desesperado por la pérdida de José Luis Serrano.

Aún recuerdo la primera vez que vi a José Luis. Era un hombre alto, huesudo, le gustaba ser delgado, y lucía una galanía muy especial. El gesto solemne al hablar de Andalucía y el brillo siempre en la mirada contrastaban con una linda sonrisa de niño que nos regalaba por muy poco desde su altura intelectual y física.

Era un hombre sabio y como sabio era capaz de enternecerse y demostrar interés por cualquier apreciación de los pequeños aprendices de andaluz que tuvimos la suerte de compartir una parte de nuestras vidas con él.

“Andalucía como la que más”, “como la que más”, es un mantra que nos sigue susurrando al oído desde el lugar poético que ocupará por siempre, un lugar que yo me imagino como en la “Casida de las palomas oscuras” de Lorca cantada por Carlos Cano que ayer cumpliría 70 años. Una disputa mística entre el sol y la luna por guardarle para siempre.

¿Dónde está mi sepultura?

«En mi cola», dijo el sol.

«En mi garganta», dijo la luna.

La sensación es lo más parecida a la orfandad. ¿Quién va a ser nuestra raíz? ¿Cómo podremos desterrar el impulso posmoderno de andar por ahí sin memoria, descabezados y descabezadas?

Por eso hoy, en mi enorme tristeza, la urgencia desesperada que me ocupa es encontrar un padre (o una madre) de esta Andalucía desmemoriada de sus victorias y de sus derrotas, enajenada de su identidad como pueblo. Desprendida del patrimonio de la lucha de sus padres y sus madres.

Nos queda un legado inmenso y un deber severo y trascendente. Recuperar el andalucismo como tarea emancipatoria de una tierra con un pasado de esclavitud, un presente de precariedad y un futuro de desmemoria.

No te olvidamos, no hacemos dejación de las tareas que nos pusiste profesor Serrano: 4D + 15M = más Andalucía, más democracia, más justicia social.

Por si alguien aún no ha conocido a José Luis Serrano, os dejo una intervención brillante de nuestro compañero, hermano y padre en el Parlamento de Andalucía:

]]>
Opinión 2016-01-29 12:30:17
Al piano - Desesperando a Godot http://blogs.publico.es/al-piano/2016/01/28/desesperando-a-godot/ Rafael Mayoral – Diputado de Podemos

 

“Godot no vendrá hoy, pero mañana seguro que sí”. Interesante giro becketiano el del presidente en funciones Mariano Rajoy. Pero a diferencia de Vladimir y Estragon, Pedro

Sánchez va a tener que dar buena cuenta “a su público” de a qué o a quién espera. Con la propuesta concreta de un gobierno de cambio sobre la mesa, sería aconsejable que el PSOE supere rápidamente su “miedo escénico” y deje de escurrir el bulto hablando de atenerse a los tiempos institucionales como si de cumplir con una cierta forma de cortesía se tratara…. “usted primero, señor Rajoy”. Cuando el país está pidiendo cambio, altura de estado y valentía, esperar no parece lo más adecuado.

Existen condiciones para materializar un gobierno de cambio pero también para forzar una restauración conservadora. Junto a esos dos escenarios aparece entreverado un incómodo ajuste por valor de 9000 millones de euros que de cuando en cuando se cuela en la actualidad política nacional a modo de psicofonía; casi como un fantasma del pasado al que parece nadie quiera hacer caso. Los “hombres de negro” de Bruselas vuelven a planear sobre España. De hecho, Dijsselbloem, socialdemócrata holandés jefe del Eurogrupo, nos recordó hace pocos días que los recortes están a la vuelta de la esquina. Todo un miura en el horizonte: 9000 millones de euros son poco menos que el equivalente al total en recortes que hizo Mariano Rajoy en educación y sanidad en su primer año de gobierno. Quien quiera entender que entienda; quien quiera oír que oiga.

Una lección aprendida de estos últimos dos años es que no bastan los buenos argumentos, ni el entusiasmo, ni las ganas de cambio, para convencer a otras formaciones políticas. Al adversario no se le convence, se le condiciona y se le obliga a asumir nuevas posiciones políticas. No ha sido ningún proceso lógico deductivo el que ha llevado a los portavoces del turnismo a usar palabras como “desahucios”, “pobreza energética”, “desigualdad” o “violencia machista”. Ha sido la movilización ciudadana y el surgimiento de un “extraño objeto político” llamado Podemos los que han modulado y modificado el léxico político en nuestro país nombrando “lo innombrable”. Con movilización y organización ciudadana no es segura la victoria, sin ella es sencillamente impensable.

Dentro de la pluralidad de opciones que abre el escenario político presente en el que tendremos que actuar sólo hay una variable que debe ser independiente: la construcción de un movimiento democrático popular. Hará falta movilización popular si queremos constituir un gobierno de

progreso; hará falta organización ciudadana para enfrentar los recortes de Bruselas desde un gobierno del cambio o ejerciendo el liderazgo desde la oposición. En definitiva, movimiento democrático popular en cualquier escenario y sobre todo para que nos creamos las instituciones solo en su justa medida. Al igual que en el parlamento británico existe la figura del “whip” para supervisar la asistencia de sus miembros, necesitamos que la gente sea “el látigo” que haga que los diputados y diputadas del cambio estemos más tiempo de pie que sentados en nuestros escaños. Gramsci usaba la figura de una esfinge para hablar de la naturaleza bifronte de la política. Si perdemos esa doble dimensión seremos un cadáver.

Así pues, mientras Rajoy continúa sumido en la abulia de los personajes de Samuel Beckett, al tiempo que Sánchez trata de ganar tiempo antes de que le consuman las dudas o el Comité

Federal, Podemos debe seguir proponiendo un proyecto de país reformista, democrático y popular que deje atrás estos años de saqueo y corrupción. El nuevo país se juega en diferentes escenarios y Podemos no espera a Godot.

]]>
Al Piano 2016-01-28 10:10:14
Es la ecología, estúpidos - Un gran pacto contra el cambio climático http://blogs.publico.es/fernando-prieto/2016/01/25/un-gran-pacto-contra-el-cambio-climatico/ Por Fernando Prieto

Las evidencias de cambio climático se acumulan. 2015 ha sido el año con las temperaturas más altas desde que existen registros, según la NASA. Y la Oficina de Meteorológica Mundial pronosticó que 2016 sería un año todavía más caluroso.

En España también se acumulan las evidencias: inviernos cálidos, incendios en el Norte en diciembre, efectos sobre las estaciones de esquí que han visto reducida su capacidad a casi la mitad, efectos graves sobre la agricultura, etc. Sabemos que España es especialmente vulnerable; y muchos sectores, desde la agricultura al turismo, los servicios en las ciudades, las costas o la biodiversidad están especialmente expuestos.

En París hace menos de dos meses casi 200 países establecieron los mínimos para avanzar en este grave problema que todos los países calificaron como el gran reto de la humanidad del siglo XXI.

Mientras, aquí no solo no se han hecho los deberes, sino que somos de los últimos en Europa en cumplir nuestros compromisos, según informes de la AEMA de 2014. España ocupa el último lugar de toda Europa en cuanto a reducción de emisiones totales y el penúltimo en porcentaje de reducciones. Todo esto contando con la grave crisis económica. Los partidos gobernantes nos han colocado en el último lugar  con el modelo productivo aplicado y además han puesto en marcha planes de asignación que han beneficiado a los que más contaminaban como petroleras, cementaras o energéticas, en una nueva forma de aplicar la política ambiental.

En este contexto, podría ser interesante que todos los partidos firmaran un gran pacto ambicioso contra el cambio climático basado en los conocimientos científicos existentes. Y no solo los partidos, sino también las organizaciones empresariales, los sindicatos y la sociedad civil. La absurda dicotomía “o elevadas emisiones o crecimiento de la economía” ya ha sido totalmente superada, todo el mundo entiende que menores emisiones implican mayor progreso y más sostenible.

La propuesta de acuerdo que podría articularse en una ley contra el cambio climático tendría que tener una serie de líneas mínimas: el compromiso de limitar las emisiones, planes adecuados y realistas de adaptación al cambio climático, apoyo a las renovables con retribuciones justas (ni las exorbitadas ofrecidas por el PSOE ni las inexistentes –que han endeudado a las familias y bancos, han destruido el sector empresarial y de I+D- ofrecidas por el PP), permitir la energía distribuida y el autoabastecimiento (en las elecciones todos los partidos excepto el PP lo proponían), cierre paulatino de las minas de carbón ofreciendo alternativas a los trabajadores, la prohibición del fracking, actuaciones para cambiar la distribución modal del transporte, sobre todo el ferrocarril. En resumen, avanzar con propuestas sólidas para el tránsito hacia una economía baja en carbono.

La valoración de los impactos del cambio climático ha puesto de manifiesto la necesidad de tomar medidas urgentes por parte de los gobiernos a nivel mundial, regional y local. Como ejemplo, la administración Obama acaba de lanzar un plan para reducir sus emisiones un 30%, mientras presentaba los problemas que ya está teniendo el cambio climático en USA.

Las administraciones deberían realizar actuaciones en las ciudades para aumentar la resiliencia y blindar las infraestructuras estratégicas como las captaciones y depuración de aguas. Las administraciones, también, deberían asumir los planes de reducción, incentivos para cambios de tecnologías, planes de adaptación, de mitigación, de concienciación… y, sobre todo, deberían evitar las políticas contradictorias y las subvenciones perversas. En efecto: por una parte, hacen planes de reducción y, por otra, fomentan la minería de carbón o el transporte por carretera.

El nuevo modelo, que podríamos denominar menos carbón más silicio, proporcionará oportunidades de empleo. Este nuevo modelo incluirá actuaciones de mitigación a nivel local, regional o nacional con el desarrollo de tecnologías, sistemas, métodos e instrumentos para su incorporación a todos los sectores y políticas.

Los partidos que no entraran en este pacto deberían explicar a sus votantes y cuadros por qué no están de acuerdo en la lucha contra el cambio climático. La idea sería algo así como una versión doméstica de los acuerdos de la COP21 de París. El Observatorio de Sostenibilidad podría  aportar sus bases de datos y experiencia en la evaluación de políticas y rendición de cuentas para ir midiendo los avances en este tema.

No se entiende el apoyo masivo a temas como la captura o almacenamiento de carbono que todavía no cuentan con el respaldo científico total.

Como decía Ed Milliban en una iniciativa parecida en el Reino Unido: “Necesitamos una coalición de gran ambición … para reunir a empresas, sindicatos, sociedad civil, líderes religiosos, científicos, porque todos ellos expresan individualmente la verdadera preocupación, el interés y la pasión. “La tarea es tirar de esta coalición juntos en una voz poderosa y coherente.”

Pues eso. Lo que es bueno para luchar contra el cambio climático es bueno para la economía. Y para las personas. Esperamos que los partidos estén a la altura del reto.

]]>
Observatorio de la Sostenibilidad 2016-01-25 18:00:28
Salud mental en tiempos difíciles - Los niños vengadores: las dificultades de la reagrupación familiar de los inmigrantes http://blogs.publico.es/joseba-achotegui/2016/01/24/los-ninos-vengadores-las-dificultades-de-la-reagrupacion-familiar-de-los-inmigrantes/ ¡Mamá es Usted una puta!  Con esta frase pintó Jonathan todas las paredes de su nueva casa. Acababa de llegar a España por reagrupación familiar y había descubierto al llegar a España que su madre tenía otra pareja y aquello resultó demasiado para él, tras 8 años de separación. Otro día mientras jugaba un partido de fútbol salió como una exhalación del campo hacia el coche en el que estaban su madre y su nueva pareja viendo el partido porque pensó que su madre,  que se había agachado a coger algo, le estaba haciendo una felación a su pareja

Estas situaciones nos muestran de modo muy crudo lo difícil que les resultan a  los niños, estos reencuentros, tras largos años de separaciones forzadas que marcan su infancia. En el mundo de hoy, con la gran mejora de las comunicaciones, los niños que van y vienen se están convirtiendo en una realidad habitual. Pero, un niño no es un paquete postal.

Estas separaciones forzadas afectan  al apego que es un instinto de primer orden, (no solo en los humanos sino ya en todos los mamíferos) y cuya ruptura da lugar a un gran sufrimiento psíquico que incrementa  el riesgo de padecer un trastorno mental en los menores vulnerables. Estos niños no pueden perdonar el sufrimiento tan intenso que han vivido y con frecuencia son crueles en el trato con sus padres, se vengan del abandono que han vivido. No es infrecuente en las consultas que se muestren absolutamente indiferentes al llanto de sus padres y que les digan abiertamente que les odian.  También por supuesto, los padres se ven muy afectados por estas separaciones forzadas y tienen dificultades para volver a estructurar la familia tras la reagrupación, máxime cuando los niños se muestran tan vengativos

Una familia que ha estado separada largo tiempo es como un jarrón que se ha roto. No es fácil que todas las piezas vuelvan a encajar. En todo caso se requiere mucho apoyo, buenas condiciones, estabilidad, algo que con frecuencia  no ocurre y que acaba desestructurando a las familias

Lamentablemente no existe ningún tipo de coordinación institucional para ayudar a estos niños y a estas familias a pesar del grave riesgo que supone  la situación que viven. Con los formidables avances tecnológicos que poseemos no sería difícil,  como mínimo,  coordinar la ayuda entre los profesores, entre los ayuntamientos de las ciudades de las que proceden y a las que van,  entre los profesores y las escuelas de los dos países,  y  dar apoyo a estas familias que viven  situaciones tan difíciles

Sabemos que el duelo migratorio de los hijos de los inmigrantes es muchas veces más complicado que el de los propios padres, incluso cuando toda la familia está junta. No es difícil prever qué ocurre cuando las circunstancias son tan negativas por la vivencia de estas largas separaciones que los niños viven como abandonos.

Además, a esta situación se añade con frecuencia, tal como vemos en muchos casos en el SAPPIR (Servicio de Atención Psicopatológica y Psicosocial a Inmigrantes y Refugiados) en Barcelona, el que muchos de estos menores además sufren malos tratos, abusos sexuales, explotación laboral…dada la radical indefensión en la que se encuentran

Ante esta realidad, desde La Red Atenea, Red global de apoyo psicológico y psicosocial a inmigrantes en situaciones extremas http://laredatenea.com queremos iniciar un programa de coordinación entre entidades y administraciones para mejorar la suerte de estos menores  

jachoteguil@gmail.com

]]>
Joseba Achotegui 2016-01-24 01:00:58
El azar y la necesidad - Algo huele mal en Dinamarca http://blogs.publico.es/el-azar-y-la-necesidad/2016/01/21/algo-huele-mal-en-dinamarca/ Dinamarca ha endurecido en los últimos meses, las condiciones para dar acogida a los refugiados. El objetivo, disuadirles de pasar sus fronteras, o de pedir asilo político.  La medida sometida recientemente al dictado del parlamento contempla la incautación a los refugiados de los bienes materiales que lleven encima por un valor superior a 10.000 coronas (unos 1340 euros) y una suma de dinero equivalente.

El primer ministro danés, Lars Rasmussen, del partido liberal, afirmaba sin ruborizarse que el proyecto de ley había sido el más malinterpretado de la historia de su país. Lo cierto es que la ley viene a contentar a los miembros del ultranacionalista Partido del Pueblo Danés,  que obtuvo el 21% de los votos en las últimas elecciones y que sostiene al partido de Rasmussen.

Desde hace ya años, los refugiados que llegan a Suiza, han de dar a las autoridades todos los bienes que superen los 1000 francos suizos ( unos 900 euros). Los bienes son retornados al interesado si abandona el país antes de siete meses. En caso contrario quedan en propiedad del estado. Además, si la persona refugiada consigue un trabajo, se le retiene el 10% de su salario hasta que acumula la cantidad de 15000 francos suizos.

En un reportaje reciente de la RTS (Radio Televisión Suiza) se denunciaba esta practica con el testimonio de un ciudadano sirio al que le habían retenido 1000 euros. El refugiado afirmaba delante de las cámaras que había reservado esa cantidad para comprar ropa a sus tres hijos cuando llegaran al destino. La aportación que recibe del estado suizo le da, ahora, justo para la manutención diaria.

La normativa suiza, y la danesa si llega a aprobarse, no tiene como misión contribuir al sustento de los refugiados, tan solo humillarles. En el año 2015 los bienes requisado por las autoridades suizas supusieron un total de 210.000 francos, una cantidad ridícula, en un país que acoge cada año unos 30.000 refugiados.

Las opiniones públicas de los países europeos son muy manipulables por el populismo de la extrema derecha, y buena prueba de ello son las declaraciones que ha hecho hoy la cancillera Merkel en la cumbre de Davos, en las que ha insinuado que su gobierno está estudiando medidas parecidas. La extrema derecha europea  sabe que no necesita gobernar, porque los partidos tradicionales ya copian y  aplican obedientemente  sus políticas discriminatorias y racistas. En este sentido, la ONU ya ha advertido que todas estas medidas confiscatorias atentan contra la dignidad de los refugiados, vulnera el convenio del refugiado del año 1951  y avivan la xenofobia.

Resulta paradójico que un país como Suiza, que ha dado gentilmente  acogida a  las fortunas de vividores, sátrapas, dictadores, asesinos, corruptos y delincuentes diversos,  necesite confiscar los relojes  de los refugiados para cuadrar sus cuentas internas. Los suizos han llevado su afición a los relojes, en este caso los ajenos,  demasiado lejos.  Resulta cómico que Dinamarca, unos de los países con la renta per cápita más elevada del planeta, se tambalee después de acoger 12.000 refugiados, si lo comparamos con su vecina del norte, Suecia, que acogió 160.000, o con la del sur,  Alemania, con más de un millón. Esperemos que algún príncipe danés escuche de boca de algún centinela de palacio llamado Marcelo, que algo huele mal en Dinamarca. Porque algo huele mal, muy mal  en Dinamarca y en toda Europa.

]]>
Jaume Grau 2016-01-21 20:10:08
Importancia Capital - La noche que Rajoy perdió las elecciones http://www.importanciacapital.com/?p=2459 La noche que conocimos a Zapatero yo tenía dieciocho años, un pueblo que parecía muy lejano y un amigo de León. Llevaba apenas seis meses en Madrid, mitad engullido y excitado por el miedo a las alturas de aquella época frenética en la que todo es un misterio y un peligro. Un año atrás tocaba el clarinete en la banda, me peinaba con gomina y tenía como único objetivo en la vida el intercambio de hormonas en los rincones más oscuros de la discoteca Karma de Aspe. Antes de irme de casa, mis padres me habían regalado un cuaderno que habían titulado ‘Diario de un paleto’ para que ilustrase mis andanzas por la capital. Nunca escribí en él por temor a dejar de ser un autor sin obra para convertirme en un autor mediocre más, pero confieso que, de haber tenido agallas para atreverme a escribirlo entonces, la primera página de aquel compendio de piruetas hubiera empezado así:

La tarde del catorce de marzo, Fernando y yo fuimos a Ferraz. Un día antes habíamos estado en Génova para ver desgañitarse a la gente del ‘Pásalo’. Mi amigo me llevaba un año de ventaja en Madrid y se había curtido en las manifestaciones del No a la Guerra pero yo parecía un flan alicantino entre las lecheras de los antidisturbios. Sin embargo, por si acaso alguien pensaba que era un cagón, no me moví cuando la policía anunció por megáfono que cargaría. Distinto fue cuando me llamó mi familia al móvil y, entonces sí, esprinté Santa Engracia arriba para coger el teléfono sin que se oyera el griterío. La vida de un paleto en Madrid es un camino intermitente en el que uno pasa de gritar consignas sobre Alqaeda a esconderse en un callejón para hablar con su abuela.

Sea como fuere, desde que el lunes un profesor nos había mandado cubrir las elecciones generales para una de sus prácticas, Madrid se había derrumbado y levantado varias veces. Las bombas, las manifestaciones y las falsas alarmas habían convertido a la ciudad en una estructura sonámbula. Fernando y yo habíamos pasado el fin de semana caminando en círculos desde Santa Bárbara a la plaza del Dos de Mayo contagiados por esa sensación. Para los dos eran nuestras primeras elecciones generales, pero yo no voté. Faltaban ocho años para Sol y el PSOE todavía no nos parecía la misma mierda que el PP. Por aquellos años, en la facultad corría la leyenda urbana de que una estudiante había conseguido un puesto en El País después de encerrarse en un baño durante horas para ser la única que había logrado una entrevista con Fraga (Fraga, sí) y teníamos como objetivo dar una campanada similar.

Cuando salimos del metro de Moncloa, Rajoy ya sabía que no iba a suceder a Aznar. Merodeamos, cámara réflex en mano, por el perímetro de vallas que abrazaba a la sede socialista buscando grietas por las que colarnos. Tres Ista, ista, ista, España socialista después, el tumulto de la euforia y las groupies de ZP, que existir existían, nos cortaron el paso y nos dejaron avanzar más. Hicimos un segundo intento de tomar la sede por la zona del garaje donde las televisiones tenían sus cámaras y los periodistas preparaban sus stand up. Recuerdo la cara de la corresponsal de TV3 a la que solo le faltó pasarnos la mano por el flequillo y mandarnos a acostar después de haberle contado nuestra idea. Heridos en nuestro orgullo periodístico, Fernando enfiló con determinación hacia la entrada y yo le seguí.

Un gorila nos detuvo: ¿Vosotros quiénes sois? Somos sobrinos de Rafael Simancas, dijo Fernando porque por el extremo contrario del pasillo llegaba el candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid al que ni una victoria en las generales le quitaba ya la cara de ser un hombre al que acaban de robar. Le saludamos efusivamente y, como buen político, Rafael nos correspondió. Qué tal muchachos, cómo vais. En cuestión de segundos estábamos en el epicentro de la noticia, brindando con champán junto a Cristina del Valle y unos conocidos de Jesús Caldera, que ahora no es nadie pero que entonces tenía su propio guiñol. Después todo pasó muy rápido, Zapatero cruzó por delante de nosotros y junto a él una nube de seguridad. La misma seguridad que había dejado que dos estudiantes de primero de periodismo vivieran desde dentro su propio triunfo electoral nos privaba ahora de una entrevista con el futuro presidente. Nos vinimos abajo pero seguimos en Ferraz  hasta que se acabaron los canapés y el carrete.

El peor fracaso vino al día siguiente, cuando intentamos revelar la película y Fernando me confesó que la había puesto mal. Al final sólo salió una foto que nos valió una buena nota en la práctica pero que dio al traste con nuestras pretensiones de acabar con un reportaje en El País. Doce años después, como si nuestra cámara fuera un artefacto del demonio, las fotos de Caldera se fueron borrando también de la vida real. Quizás el profesor de redacción haya ordenado a sus alumnos rurales que cubran las elecciones y ya nadie podrá escribir un diario sobre nosotros porque Zapatero se jubiló, Fernando vive en algún punto indeterminado de Sudamérica,  yo abandoné Madrid y, de toda esta historia, ya solo queda Rajoy.

]]>
Carlos Torres 2016-01-21 20:00:05
Pequeñas Revoluciones - El sufragismo, los bebés y la conciliación http://blogs.publico.es/pequenas-revoluciones/2016/01/19/el-sufragismo-los-bebes-y-la-conciliacion/ La película Las sufragistas, estrenada hace una semanas en nuestro país, muestra la lucha de las mujeres inglesas para reivindicar su derecho al voto, entendido el sufragio como paradigma de todos los derechos sociales y políticos negados a las mujeres.

La película es especialmente interesante porque, a contracorriente de otras explicaciones que ponían el acento de la lucha en las aristócratas que encabezaron el movimiento y al voto como derecho político, en esta versión de la película, dirigida por una mujer, se hace más hincapié en dos aspectos distintos, la participación imprescindible de las obreras en la lucha y la incorporación a esas reivindicaciones políticas de las reivindicaciones vitales como el derecho a que a una madre no le puedan robar los hijos, que eran propiedad de los hombres.

Ambos aspectos se me han venido a la cabeza al ver las escenas de la constitución del nuevo Parlamento y contemplar una imagen tan agradable como la de una diputada, Carolina Bescansa, entrando con su bebé de 5 meses en el Congreso de los diputados.

El derecho de una madre a ejercer su maternidad como considere oportuno lo hemos defendido las mujeres desde hace muchos años, no es esa la cuestión, pero sí me gustaría pararme en el objetivo, que ella y su grupo manifestaron, de hacer de la presencia del bebé en las Cortes un alegato a favor de la conciliación de la vida familiar y profesional.

Las sufragistas que provenían de las clases altas en la Inglaterra de los primeros años del siglo pasado también sabían que sus gestos serían publicitados por su posición social, pero ellas, como Carolina Bescansa, tenían opciones, podían elegir, las trabajadoras no, ellas no podían, no pueden elegir entre llevar o no a sus hijos al trabajo, ellas no pueden hacer gestos de conciliación. Ellas simplemente concilian… Como pueden.

Hace muchos años que las mujeres estamos en este debate de la conciliación, los derechos… No empezó ayer, no, muchas madres han sacado su pecho en sitios públicos para amamantar a sus bebés, muchas madres han pasado también por el Congreso con sus hijos cerca para poder alimentarles, muchas madres también, algún día absolutamente agobiadas, se han llevado a su hijo al trabajo porque no tenían con quién dejarle, pero también es verdad que los bebés pueden ser cuidados, y muchas mujeres pensamos que DEBEN ser cuidados, no solo por las mujeres, por sus madres, sino por otras personas. Porque el CUIDADO no debe ser patrimonio exclusivo de las mujeres, al revés, debe ser socializado. Que los ciudadanos /as más pequeños no sean solo responsabilidad de sus padres o de su familia más cercana, sino de la sociedad en la que viven. Porque los niños tienen derechos, son ciudadanos con derechos y deben garantizárseles con independencia de la situación, capacidad y medios de sus padres.
Sin duda, en nuestra sociedad, hoy más empobrecida por la crisis, el cuidado de pequeños, mayores y dependientes, de los ciudadanos más vulnerables, es la gran asignatura pendiente.

Disfrazar este debate sobre el modelo social con supuestas medidas de conciliación de la vida familiar y laboral dirigidas a las mujeres es una gran trampa.

Es imprescindible en este debate incorporar a ese cuidado a los HOMBRES. Me hubiera gustado mucho más que ver a una madre con su hijo, ver a un padre con su hijo en un escaño del Congreso de los Diputados y no solo a sus compañeros de partido “ayudando” a la diputada cuando ella tenía que intervenir.

El mensaje que Carolina Bescansa podía haber mandado hubiera sido mucho más contundente. Los bebés son la cara dulce del problema, ¿qué cara pondrían sus señorías si una diputada se presentara con su familiar gran dependiente, en las Cortes?
Lo que las mujeres necesitamos son más políticas sociales con dotación económica que nos permitan poder elegir si dejamos a nuestros hijos o los llevamos con nosotras, que nos liberen de ser las únicas cuidadoras en muchos hogares de nuestro país, eso y una educación universal de hombres y mujeres en el cuidado de los demás, porque es el cuidado de los más débiles lo nos hace humanos y lo que dignificara nuestra sociedad.

Si Carolina Bescansa hubiera dicho que acudía al Congreso con su hijo porque es lactante y debe normalizarse la lactancia en los lugares públicos o porque hubiera exigido periodos de lactancia más largos de los reconocidos legalmente, la hubiera aplaudido porque a muchas mujeres en nuestro país no se les reconoce en su puesto de trabajo ese derecho y no pueden elegir los tiempos de lactancia que consideran idóneos para la crianza de sus hijos. Creo que esto es una demanda legitima y justa que merece ser resuelta.

Si Carolina Bescansa hubiera dicho que acudía al Congreso con su hijo porque el permiso de maternidad previsto legalmente es claramente insuficiente y recae casi en exclusiva sobre las mujeres, lo que obliga a muchas a dejar de amamantar a sus hijos antes de lo que desearían por ser difícilmente compatible con su trabajo, la hubiera aplaudido porque creo que es imprescindible y urgente ampliar los permisos de maternidad y paternidad hacerles compatibles e intransferibles para ayudar también a los padres a aprender y disfrutar del cuidado.

Pero creo que el mensaje que lanzó Carolina Bescansa manifestando que la presencia de su hijo en el Congreso era una demanda de medidas de conciliación es equivocado y que su gesto, lejos de ayudar a las mujeres, las estigmatiza como eternas cuidadoras.

En la conciliación no se avanza lanzando la imagen de las mujeres llevándonos a nuestros hijos al trabajo, se construye de otro modo con cambios sociales radicales, con medios públicos, con corresponsabilidad entre hombres y mujeres y en el conjunto de la sociedad, con cambio de roles, con el debate eterno de los horarios y los tiempos y su solución.

La conciliación de la vida laboral y familiar no es solo un problema de las mujeres, también los es de los hombres. En el fondo hablar de esto es hablar del modelo social que defendemos y queremos. Yo creo en un modelo de Estado cuidador, que se preocupa de sus ciudadanos y ciudadanas y que pone los medios precisos para que la vida familiar, los afectos y el trabajo sean compatibles. Creo en un Estado que reconoce derechos a sus ciudadanos y ciudadanas y los garantiza. Creo en una sociedad que protege a los más vulnerables, a los niños, a los mayores, a los dependientes por ser ciudadanos con derechos y que no deja la garantía de sus necesidades a la familia, en la mayoría de los casos las mujeres.

Por eso creo que el debate de la conciliación en el fondo es el debate sobre los derechos y su ejercicio por todos y por todas y que las medidas que se deben adoptar con urgencia para garantizarlo formaran parte de esas pequeñas revoluciones que a veces pasan desapercibidas pero que transforman y mejoran radicalmente la vida de la gente.

]]>
Montse Muñoz 2016-01-19 13:00:23
Un poco de ciencia, por favor - Energía Solar Fotovoltaica: orígenes, desarrollo y actualidad http://blogs.publico.es/ignacio-martil/2016/01/15/energia-solar-fotovoltaica-origenes-desarrollo-y-actualidad/ Ignacio Mártil
Catedrático de Electrónica. Universidad Complutense de Madrid, miembro de econoNuestra

En un artículo reciente publicado en este blog, describí los fundamentos científicos y tecnológicos de las células solares, dispositivos mediante los que se obtiene la energía solar fotovoltaica. En este haré un breve repaso al origen histórico y el desarrollo posterior de esta clase de energía y revisaré su estado actual en el mundo y en España.

1. Primeros pasos y desarrollo de la energía solar fotovoltaica

El descubrimiento del efecto fotovoltaico, base de funcionamiento de las células solares, se remonta al siglo XIX, cuando H. Becquerel lo describió en 1839, aunque la explicación precisa del mismo se demoró cerca de un siglo, hasta el advenimiento de la física cuántica a comienzos del siglo XX [1].

Las células solares fueron una rara curiosidad científica durante mucho tiempo. Hubo que esperar hasta 1954 para que se fabricara la primera célula solar de silicio, a manos de los científicos D.M. Chapin, C.S. Fuller y G.L. Pearson de los laboratorios Bell Telephone (EEUU). Tras su presentación pública, el diario The New York Times, en su número de 26 de abril de 1954 hizo el siguiente comentario sobre la invención de la célula solar: “Puede marcar el comienzo de una nueva era, permitiendo de la realización de uno de los sueños más queridos por la humanidad: el aprovechamiento de la energía ilimitada del sol para los usos de la civilización”.

pearson fuller chapin
G. L. Pearson (izquierda), D. M. Chapin (centro) y C. S. Fuller (derecha). Derecha: Cuaderno de laboratorio de Fuller, describiendo los fundamentos de la célula solar fabricada en los Laboratorios Bell.

Un año más tarde ciertas industrias, impulsadas por el comienzo del programa espacial estadounidense, recibieron el encargo de producir células solares para aplicaciones espaciales. La empresa Hoffman Electronic fue la primera en fabricar estos dispositivos comercialmente, aunque con una eficiencia de conversión muy baja, de sólo el 3%.

En 1958 se lanzó al espacio el satélite Vanguard-I, primero que utilizó células solares como fuente de energía y que estaría operativo durante 8 años. Se muestra en la imagen:

1426605658Vanguard-1
Satélite Vanguard-I, cuyo tamaño era similar al de una pelota de fútbol. Las flechas señalan la ubicación de las células solares que suministraban la energía del satélite.

En los satélites artificiales y en los vehículos tripulados con los que el hombre llegó a la luna en 1969, se necesitaban baterías de energía eléctrica autónomas, ligeras y fiables y las células solares reunían todos estos requisitos. Aunque la electricidad obtenida con estos dispositivos era carísima (del orden de 100 €/kWh, con precios actualizados al momento presente), el coste que representaban las baterías fabricadas con las células solares era muy bajo en comparación con el resto de los componentes de los vehículos espaciales.

La tecnología de las células solares se impulsó enormemente gracias a la industria microelectrónica, de la que tomó buena parte de sus procesos de fabricación. Gracias a ello, en muy pocos años se obtuvieron dispositivos con eficiencias de conversión de energía solar en eléctrica del 15%. El desarrollo en el ámbito espacial prosiguió durante la década de los 60 y 70. En 1973 la primera estación espacial estadounidense, el Skylab, tenía instalados 20 kW de potencia en paneles fotovoltaicos. El año 1975 fue el primero en que las aplicaciones espaciales fueron superadas por las terrestres, principalmente faros y pequeñas plantas de producción de carácter experimental.

Desde ese año, que puede considerarse como el del despegue definitivo de esta fuente de energía, su desarrollo en el mundo ha atravesado tres fases claramente diferenciadas, que se muestran en la siguiente gráfica donde se detallan los valores de potencia de plantas de energía solar instalada en el mundo, comparados con la potencia total instalada proveniente de todas las demás fuentes de energía. Se muestra la evolución desde 1970 hasta 2010 y distingue tres fases, que se detallan en el siguiente párrafo:

Evolucion ESF
Potencia eléctrica instalada en el mundo en billones de vatios (TW; 1 TW = 1.000.000.000.000) en función del año. La escala vertical es logarítmica. Fuente: Massachussets Institute of Technology

Fase I: 1975-1985. Las sucesivas crisis del petróleo de los años 1973 (guerra del Yom Kipur) y 1979 (revolución de Irán) hicieron tomar conciencia a los principales países industrializados de la necesidad de buscar fuentes de energía alternativas al petróleo, debido a los bruscos incrementos del precio del crudo (entre 1973 y 1979, el precio del barril se multiplicó por seis). Simultáneamente, la conciencia ecológica se fue extendiendo por todo el planeta y se comenzó a plantear la necesidad de limitar las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera, principalmente CO2. Por estas razones, en Estados Unidos comenzaron los programas de estímulo a las energías no basadas en combustibles fósiles, incentivados por la administración Carter. En esos años se instalaron los primeros huertos solares experimentales, de tamaño muy reducido (decenas de kW).

Fase II: 1985-1995. Tras las sucesivas crisis del petróleo, los precios del barril se redujeron significativamente y se estabilizaron en valores similares a los momentos pre-crisis, lo que hizo descender el interés y las ayudas estatales e incentivos a las energías renovables. Durante este período, las principales actividades de I+D en dispositivos fotovoltaicos corrieron a cargo de grandes empresas petroleras, siendo British Petroleum una de las más representativas. No obstante, en buen número de laboratorios de investigación se siguió mejorando la tecnología de fabricación de las células solares, superándose un año tras otro las eficiencias de conversión.

Fase III: 1995-Actualidad. El uso de energías renovables se ha ido extendiendo paulatinamente en el mundo en general y en los países desarrollados en particular. A comienzos del siglo XXI, numerosos países, como Alemania, España, Italia, Estados Unidos y otros comenzaron a incentivar intensamente el uso de esta fuente de energía mediante el pago de primas por la electricidad producida. Simultáneamente, los fabricantes de paneles fotovoltaicos pasaron del ámbito de las compañías petroleras y de las industrias electrónicas a ser fabricantes específicos. En la actualidad los primeros puestos del ranking mundial de fabricantes de células solares lo ocupan empresas asiáticas, con China a la cabeza (Yingli, Hanwha, Trina) y alguna norteamericana (Canadian Solar Industries, First Solar). Los fabricantes europeos, que tuvieron un papel muy destacado en el origen y el desarrollo de la tecnología fotovoltaica a comienzos del presente siglo, (Q-cells, Isofoton), han desaparecido o han sido absorbidos por los grandes fabricantes asiáticos, que han establecido unas políticas de precios con las que es prácticamente imposible competir.

En los últimos años, la potencia fotovoltaica instalada acumulada en todo el mundo no ha dejado de crecer un año tras otro, como muestra la figura. Los valores mostrados en la gráfica son una prueba de que la apuesta por esta fuente de energía es imparable y alcanza a todo el planeta:

PV en el mundo

Potencia fotovoltaica instalada acumulada en el mundo. Datos expresados en Gigawatios (GW; 1 GW = 1.000.000.000 W). Fuente: Photovoltaic Report 2015. Fraunhofer Institut ISE

2. Desarrollo y estancamiento de la energía fotovoltaica en España

En el caso concreto de nuestro país, desde el año 2007 se hizo una apuesta firme por esta energía, mediante diversos decretos que establecieron primas a los productores de energía fotovoltaica, pero el sistema de retribuciones establecidas en 2007 estuvo mal diseñado, ya que no puso límites a la capacidad instalada, lo que provocó el boom de instalaciones del año 2008 y todo el desaguisado y el caos regulatorio que vino con posterioridad. La evolución de la potencia instalada en España se muestra en la siguiente gráfica:

unef
Evolución de la potencia solar fotovoltaica instalada y acumulada en España, expresada en MW (1 MW = 1.000.000 W). Se aprecia el boom del año 2008 y el freno en nuevas instalaciones desde el año 2012 (en 2014 se instalaron 22 MW). Fuente: Informe Anual 2015. Unión Española Fotovoltaica.

Desde la llegada del Partido Popular al gobierno en 2011, se han sucedido toda una serie de normas destinadas a cortar de manera retroactiva las primas a las energías renovables, lo que ha provocado la ruina de numerosos pequeños inversores que apostaron en su día por esta fuente de energía.

Independientemente del freno actual, el futuro de la energía pasará necesariamente por el desarrollo de la energía solar fotovoltaica, especialmente en un país como el nuestro, que goza de una privilegiada posición geográfica con elevados niveles de irradiación durante la mayor parte del año en la práctica totalidad del territorio, lo que hace que sea especialmente atractiva de cara a abaratar los costes de la energía producida.

__________
[1] La explicación científica del efecto fotovoltaico la realizó Albert Einstein en 1905, razón por la que obtuvo en 1921 el premio Nobel de física. Porqué tardó tanto en obtener ese premio es una historia poco conocida. Remito al lector interesado a este artículo para indagar en la cuestión.

]]>
Ignacio Mártil 2016-01-15 07:10:50
El Sótano del Indio - Que se vayan acostumbrando http://blogs.publico.es/el-sotano-del-indio/2016/01/14/que-se-vayan-acostumbrando/ Asistimos al enésimo y previsible espectáculo infame de la caverna: la preocupante higiene de Las Cortes. Más allá de las políticas que ejecute cada uno de los diputados que conforman el nuevo Congreso, en esta legislatura veremos rastas, prendas reivindicativas y todo tipo de complementos de dudoso gusto, cosa que nos vuelve locos a quienes notamos que en los trajes de sus señorías todavía permanece el hedor del Ducados de la Transición. Gracias por eso también, 1978.

Esta misma mañana, Celia Villalobos, una de las mejores jugadoras de Candy Crush del Parlamento, fijaba sus límites: “Rastas sí, piojos no.”. Y es que posiblemente Celia ha visto unas rastas por primera vez en el pleno de constitución, lo cual no es reprochable (es lo que tiene ser de barrio bien) pero debería acostumbrarse. La desnortada progresía, que diría el buen Sigfrid Soria, tiene costumbres que deben empezar a ser visibles en las instituciones. Pongo algunos ejemplos para que el liberalismo patrio se sitúe:

Camisetas reinvindicativas: a los rojos de vez en cuando les gusta vestir camisetas con mensaje. Eso es incompatible con la corbata y por ende, con la seriedad que el Parlamento exige. Estas camisetas suelen sugerir que hay algún tipo de problema con un colectivo de pobres. No hagan mucho caso, eso no va con ustedes. El Club de Golf nunca verá en peligro sus instalaciones, ni habrá un ERE de esos mientras Percival Manglano siga siendo aficionado.

Dicen cosas raras: el progresismo utiliza términos distintos a “España” a la hora de referirse a la población de nuestro país. Algunos hablan de “pueblo”, otros de “gente”. Tengan a mano el ventolín, a esta caterva de antiespañoles, de vez en cuando, se les ocurre hablar en lenguas cooficiales. En ese caso, deben prevalecer las buenas formas que siempre: ¡Fuera! ¡Guarros! ¡Vivaspaña! suelen ser respuestas válidas y respetuosas para generar un buen clima de trabajo.

Suelen ir a trabajar: posiblemente lo hagan para dejar a la bancada de la derecha en evidencia, pero los izquierdistas tienen la fea costumbre de trabajar. Han tenido que hacerlo para ganarse el pan y les ha quedado ese feo vicio. Esto choca frontalmente con la actividad del diputado liberal, que habitualmente toma posesión de su cargo y marcha libre a gestionar sus negocios privados, pero no se achanten: un grupo de desarrapados no acabará con sus costumbres y tradiciones.

Hay mercado de invierno: todavía no se aclaran con el tema de los grupos parlamentarios, pero otra de las tradiciones de la progresía es dividirse, cambiarse de organización, o incluso dimitir. Sí, alguno ha renunciado incluso a parte del dinero que les corresponde, así que se intuye que su inestabilidad les puede llevar a cambiar el equipo varias veces durante la legislatura. Lo hacen para marear al personal.

Espero que sus señorías tengan claro que todo cambia, incluso ese rancio habitáculo en el que se reúnen para destruir los derechos de los trabajadores. Y si todo cambia sólo tienen una salida: acostumbrarse.

 

 

 

 

]]>
Facu Díaz 2016-01-14 14:00:21
Asaltar los Suelos - Haz una Gran Coalición, pero que no lo parezca http://blogs.publico.es/asaltar-los-suelos/2016/01/13/haz-una-gran-coalicion-pero-que-no-lo-parezca/ Vivimos un momento político inaudito en España. Iniciamos una legislatura con el arco parlamentario más plural de la historia, no tenemos ni idea de quién va a poder ser el próximo Presidente del Gobierno al constituir el Congreso de los Diputados y el proceso catalán ha comenzado.

Dentro de este escenario, urge conformar un gobierno y todas las presiones caen sobre quien tiene la llave de los posibles pactos, el PSOE de Pedro Sánchez. Es el único que tiene todas las puertas abiertas: la gran coalición, el gobierno reformista o la repetición de las elecciones. También es el que va a ser criticado, y probablemente castigado, haga lo que haga y este es su gran problema.

Desde el 20D, se han hecho muchos análisis sobre estas tres posibilidades. Sin embargo, el pacto al que han llegado PSOE, Ciudadanos y PP para dar la presidencia del Congreso a Patxi López, nos muestra una vía para dar a luz una gran coalición de manera que todos sus integrantes ganen: un pacto a tres, más parecido un ejercicio de conciliación con Ciudadanos de árbitro, que todos puedan vender como una victoria. Ciudadanos como correa de transmisión entre populares y socialistas, tomando el papel del partido responsable de que se llegue a un pacto amplio, excluyendo de paso a Podemos. Un PP que, apoyándose en el partido naranja, consigue una mayoría en la mesa del congreso. Un PSOE que consigue la presidencia de la cámara baja y que, escondiéndose tras su interlocución con Ciudadanos, pretende mostrar un pacto en el que el PP no ha estado. Todos ganan con un pacto a tres que cada cual puede vender como quiera.

Esto abre una vía que hace más viable la gran coalición. Imaginemos un pacto a tres de gobierno en el que Ciudadanos, haciendo de engranaje entre PP y PSOE, apoye a la lista más votada y adquiera el papel del partido que ha sido capaz de conseguir un gobierno fuerte frente al reto catalán; un PP que se mantiene en el poder, quizás con alguna concesión dentro de su gabinete o incluso sacrificando a Rajoy; y un PSOE que a cambio de una abstención en la investidura consigue que el PP reformule sus propuestas económicas o una reforma constitucional, generando unas políticas con un cáliz más reformista. Esto da algo que vender a cada uno de sus integrantes, relacionado con los discursos que han mantenido tras el 20D.

Esto pueda hacer viable el pacto a tres: haz una gran coalición, pero que no lo parezca. Que este acuerdo dé a luz un gobierno que sea capaz de dar una solución política al proceso catalán y a la crisis que seguimos sufriendo en este país, ya es otra cosa.

]]>
asaltar-los-suelos 2016-01-13 11:10:14
Recuperar el presente - “Emerge” algo nuevo en la izquierda http://blogs.publico.es/recuperar-el-presente/2016/01/12/emerge-algo-nuevo-en-la-izquierda/  

Manolo Monereo entrevistado por Héctor Juanatey

Visita la tienda

Marià de Delàs
Periodista

Horacio era su nombre en la clandestinidad.

Manolo Monereo es una de las muchísimas personas que se vieron obligadas en su día a moverse políticamente con un nombre ficticio, un “nombre de guerra”, por razones “de seguridad”. Como él, miles y miles de militantes comunistas, del PCE y de otras organizaciones clandestinas, gentes socialmente comprometidas, activistas en la política prohibida y colectivamente disciplinadas de la mañana a la noche los 365 días del año.

Alguien debería dedicar tiempo, más temprano que tarde, al estudio y al relato de este aspecto casi silenciado y relativamente reciente de la historia de España.

Algo se encuentra escrito sobre todo ello en un apreciable trabajo periodístico, editado por Icaria, dedicado en su mayor parte al pensamiento y los proyectos políticos en los que se implicó y se implica actualmente Manolo Monereo.

“Manolo cuenta en esta entrevista, hábilmente conducida por Héctor Juanatey, que aparecer señalado como precursor de Podemos le produjo no pocas enemistades y odios en la organización a la que ha dedicado gran parte de su vida”, escribe Pablo Iglesias en el prólogo del libro.

“El PCE ha sido siempre mi partido y lo seguirá siendo”, dice en esa larga conversación, en la que asume al mismo tiempo, “con resignación ante lo inevitable”, que ese partido, que tuvo “una fuerza enorme”, “ya no responde a la realidad histórica”.

Un libro en el que dice de sí mismo que siempre fue un “prosoviético realista”, pero que sus viajes a la URSS le sirvieron para darse cuenta de que esa posición “tenía los pies de barro”.

Habla Monereo sobre el poder que llegó a tener Santiago Carrillo, sobre los carrillistas, los debates internos, reflexiones, abandonos y reconciliaciones, rupturas y lealtades. Recuerda, por ejemplo, que no votó la Constitución del 78, porque le parecía “terrible”. Destaca la figura de Julio Anguita, del que dice que “fue algo que hoy casi nadie es capaz de imaginar”, “un antecedente de Pablo Iglesias”, porque no quiso ser “muleta del PSOE” y “rompió las reglas del juego”.

“Mi vida cambió en América Latina”, asegura en un capítulo en el que explica el tiempo en el que allí trabajó y en el que tuvo que enfrentar el fenómeno del populismo, un concepto que maneja “un grupo de jóvenes audaces que quieren traducir la experiencia latinoamericana a la experiencia española”. En esos términos se refiere a personas que ya conocía y que, como él, tuvieron la oportunidad de trabajar como asesores cerca de gobernantes que rompían con las políticas neoliberales. Jóvenes que se convirtieron en artífices de Podemos.

El populismo, considera, “puede ser una de las caras posibles del socialismo”. “Populismo de izquierdas”, que desde su punto de vista “comunista y marxista”, debe “combinar el sentido de clase con lo democrático popular, en un solo movimiento y una sola estrategia”.

Monereo reconoce que en un momento dado se dio cuenta de la existencia de una contradicción entre dos partes de Izquierda Unida: “la que encabezaba Cayo Lara y la que se identificaba con Alberto Garzón”. Garzón que, en su opinión, “tiene una cosa que solamente tiene otro político español, que se parece a él: Pablo Iglesias”.

Está convencido, sin embargo, de que tanto el PCE como Izquierda Unida “están amortizadas de cara al futuro”. “Hay que iniciar un proceso constituyente de la izquierda, es necesario reconstruirla, refundarla”. Piensa y explica en este libro que en este momento lo que emerge, lo que está en el orden del día es la construcción de un partido, una fuerza de masas democrática, republicana, federalista y socialista.

“Si IU era capaz de autotransformarse, podía haber sido el gran Podemos”

Extracto de la entrevista entre del periodista Héctor Juanatey a Manolo Monereo

—Retomemos. Estábamos en la etapa de Cayo Lara frente a Alberto Garzón y tu retorno con la gente del ceps. ¿Cuál es tu posición en ese momento?

Mi posición se interpreta como muy ambigua cuando aparece Podemos. Para una parte de la dirección de iu me convierto en un traidor.

Un podemita.

No, la palabra podemita vino después. En ese momento la palabra era más fuerte, me llamaron traidor. Decían que yo había inventado Podemos y que, por tanto, trabajaba para Podemos, y mi política de alianzas en iu con Garzón la hacía para llevarle también a Podemos. Así me veían. Entonces apareció Pablo. Pablo siempre ha tenido diversas relaciones con iu, militara o no militara, siempre tuvo relaciones positivas y militantes con iu. El Pablo que yo conozco es un militante leal de iu, en cierto momento de los más leales. Pablo, al que yo frecuentaba mucho en su programa Fort Apache, una noche me dijo: «Manolo, estoy hasta las narices de las ambigüedades de Alberto y de Enrique Santiago. Si siguen por ese camino, me presento yo.» Me quedé blanco.

Todavía no existía Podemos.

No. Pasa el tiempo y empieza a verse que Willy Meyer iba a ser el candidato a las europeas. En ese momento, una serie de personas damos la batalla para que Willy no fuese el candidato de ninguna manera. Queríamos que fuera directamente Alberto, pero él dice que no. Le convencen los de siempre, el grupo andaluz. Le convencen diciéndole que eso sería como dar una patada hacia arriba, que si se va a Bruselas desaparecería del mapa político. Él cae en la trampa y dice que no quiere encabezar la lista para las europeas. Tanto Pablo como Enrique Santiago y yo estábamos de acuerdo en que fuera Alberto, pero no pudo ser, perdimos la batalla. Luego se habló de Marina Albiol, etc., pero finalmente fue Willy Meyer. Entonces Pablo me preguntó: «¿De verdad vais a poner a Willy Meyer de cabeza? Si lo hacéis, me presento.» Al poco tiempo me llama y me pregunta si le puedo ofrecer mi casa para mantener una reunión. Le dije que mi casa es suya y mía desde siempre. «Quiero hacer una reunión contigo y diez personas más que he invitado», me dice. No digo a quién invitó pero sí quiénes estuvimos finalmente: mi compañera Araceli, un servidor, Enrique Santiago y Jorge García Castaño. Y Pablo Iglesias, claro. De los diez que citó, seis personas no vinieron. Algunos argumentaron su ausencia, otros… Otros sabrán por qué no quisieron venir. Esa reunión fue muy importante, todos tendrían que haber estado. ¿Por qué? Porque Pablo nos llamó para decirnos que finalmente se iba a presentar. El único que se opuso a que lo hiciera fui yo. Me enfrenté a él porque sabía que si lo hacía el problema que se le venía encima a iu era muy serio.

Fue a deciros con total certeza que se iba a presentar con otra formación, otra lista.

Sí, iba a hacerlo y quería decírnoslo primero. Nos dijo: «Quiero presentarme y quiero que lo sepáis antes que nadie.» Yo me di cuenta de que si eso sucedía se iba a dividir de verdad el espacio de iu entre dos fuerzas. Nunca pensé que Podemos sacaría tantos diputados. Nunca. Pero siempre tuve en la cabeza que dos o tres iban a sacar y, claro, se los iban a quitar a iu. Hice lo posible para que no lo hiciera pero cuando el pce, encabezado por su secretario general, José Luis Centella, hizo de muñidor de una lista encabeza por Willy Meyer, me di cuenta de que iu estaba entrando ya en una situación de muchísima dificultad. Íbamos a tener un resultado ambiguo y el futuro político de la formación iba a ser muy difícil. Eso, tanto Enrique Santiago, Jorge García Castaño y yo, lo supimos desde el primer momento, que por primera vez había una fuerza que disputaba la hegemonía de iu en su propio espacio. Sabíamos que era el principio del fin.

¿Por qué elige invitar a esas personas?

Todos estábamos en ese mismo proyecto. ¿Por qué? Porque para entendernos, Pablo, y digo básicamente Pablo, Enrique Santiago, Jorge García Castaño, Ramón Luque, Yolanda Díaz, Alberto Garzón, sin conspiraciones ni disciplina de grupo, estábamos en la misma área, estábamos luchando por la reforma de iu. Es decir, no era casualidad que en un momento determinado, cuando llego a una sesión de Fort Apache y nos estamos maquillando, me dice Pablo: «Estos están fallando. Alberto y Enrique, si no dan el paso adelante y se presentan, lo doy yo.» Y eso quería decir que Pablo estaba con los nombres que te he dicho, Pablo estaba luchando para que la refundación de iu fuese la construcción de una fuerza alternativa más allá de iu. En ese proceso que antes se había dado con las mesas de unidad, que se habían dado en procesos como el 15M, que se habían dado desde muchos puntos de vista, ese proceso tiene un elemento fundante: las elecciones gallegas. Es muy importante remarcarlas para explicar la presencia de esta gente. ¿Por qué? Porque las elecciones gallegas nos señalan esto que se llama ahora la ventana de oportunidad, las elecciones gallegas nos demuestran que lo que estábamos teorizando era posible. Que si Izquierda Unida era capaz de autotransformarse en eso que llamamos la refundación, pues Izquierda Unida sería, por decirlo así, podía haber sido el gran Podemos. Lo que ahora estamos intentando construir, la unidad de Podemos y iu, la tendría que haber hecho iu en su momento y con Pablo en nuestras listas, y con muchas de las personas que están en Podemos en nuestras propias listas. Entonces, en aquella reunión, Pablo siente, porque Pablo en muchas cosas tiene comportamientos de un chico de Vallecas, y esto muchas veces le puede perjudicar, pero por otro lado a sus amigos nos beneficia mucho, ya que es coherente con la amistad que dice tener, entonces él quería explicarnos a sus amigos por qué iba a construir eso que se llamó Podemos y por eso nos citó. ¿A quién citó? Pues a la gente que llevábamos tiempo hablando de eso. Cuando yo me reincorporo de nuevo a Izquierda Unida, después de la última asamblea, y me reincorporo a la dirección de Izquierda Unida, me reincorporo para este proyecto. ¿Por qué? Porque era lo que se había aprobado en la última asamblea.

Sí, en la X Asamblea de iu.

Es decir, en la décima asamblea, lo más trágico para iu, la tragedia que hemos vivido los hombres y mujeres de iu, es que ganamos un Congreso y perdimos una política. Ganamos un Congreso pero lo ganamos sin necesidad de gran esfuerzo. Era mayoritario, pero nos dimos cuenta de que los que estaban haciendo la política no creían en eso. Y así se crearon las condiciones para el surgimiento de Podemos.

Y al final Pablo Iglesias decide presentarse. ¿En qué situación quedaste?

Cuando terminamos la reunión, me quedé con mi compañera, Araceli, y nos preguntamos: qué hacemos. Porque Pablo es nuestro amigo. Y decidimos que lo mejor era esperar a ver qué pasaba en iu. Cuando vimos que sí, que iba a ser Willy Meyer el resultante de todo aquello lo supimos, supimos que nuestra situación en iu empezaba a ser ya muy complicada. Porque nosotros con Pablo siempre hemos tenido una relación de cariño y de afecto. Ha sido una de las personas más capaces de las que hemos conocido. Igual me pasa con Iñigo Errejón, Luis Alegre, Carolina Bescansa, Santiago Alba Rico, Carlos Fernández Liria… Todo ese mundo que luego fue podemita era el mundo que nosotros siempre habíamos tenido como referente, aparte, claro, de los mundos de iu, en toda su complejidad. Nos quedamos muy tristes. Y en gran parte en fuera de juego.

Llegó el nacimiento de Podemos, ¿y tú a quién apoyaste?

Hice lo que pude para que iu estuviera a la altura de las circunstancias y entonces llegó el resultado electoral, que yo no me lo esperaba. El domingo, antes de las elecciones, Ramón Luque me dijo que Podemos ya estaba en tres posibles eurodiputados y que la última semana iba a ser su semana, que podían superar los tres. Yo mismo me sorprendí porque no les daba más. Luego me di cuenta de que si la campaña hubiese durado una semana más nos habrían ganado por goleada. En ese momento yo hago una estupidez, de las que más me arrepiento en mi vida, que es pedirle una entrevista a Cayo Lara y contarle durante una mañana entera qué es Podemos y quién era el ceps. Se lo cuento y eso se convierte en un problema para mí. Con la lealtad que yo le tenía a Cayo Lara, le digo que es el momento de que se entere de quiénes son los que están detrás de Podemos, y le explico que detrás está uno de los equipos electorales más sofisticados de la historia de España. Le cuento cómo nace ceps, su evolución… Cuando terminé esa conversación, que él apuntó entera, me di cuenta de que me había equivocado. Le acaba de dar todos los argumentos a Cayo Lara contra mí. Y yo lo hice con lealtad. Le dije: oye, estos no son imbéciles, son personas de izquierdas de verdad, gente seria, formada, han asesorado a presidentes… Por favor, no los tomes como cuatro oportunistas o como un invento del imperialismo, que es lo que él decía, porque significará que no te has enterado de nada. Le expliqué todo, con afecto y con cariño. Cómo no lo voy a hacer, si son mis amigos. Cuando terminó todo aquello noté que mis relaciones con él habían acabado. Le dijeron rápidamente que Pablo Iglesias había dicho en un libro que…

Podemos se ha inventado en casa de Manolo Monereo.

Eso. Y a partir de ahí me encuentro con que para él soy el jefe de los podemitas, solo y aislado durante más de un año, frente a un equipo de Cayo Lara unido en alianza estratégica con iu Madrid, con Ángel Pérez, Montse Muñoz, con Gregorio Gordo y todo el equipo de Madrid, acusándome a mí e indirectamente a Alberto Garzón de ser podemitas y de ser agentes de un enemigo externo capaz de destruir iu. He tenido que soportar durante más de un año todo tipo de acusaciones. Era increíble la situación. No ser querido en la organización en la que estás y ser querido y valorado en la organización en la que no estás.

]]>
Opinión 2016-01-12 17:10:09
Principia Marsupia - El increíble sonido de un viaje hacia el espacio (y vuelta) http://www.principiamarsupia.com/2016/01/12/el-increible-sonido-de-un-viaje-hacia-el-espacio-y-vuelta/

Quizás hayáis visto muchos vídeo de lanzamientos espaciales, pero os aseguro que no habéis escuchado ninguno como este.

Para disfrutarlo, tenéis que poneros unos cascos o subir el volúmen de los altavoces.

Un grupo de ingenieros de la NASA, junto a especialistas de sonido de Hollywood, se propusieron registrar, de la manera más fiel posible, los sonidos de un despegue del Transbordador Espacial.

Saboread esta grabación. Mientras la escucháis, os voy explicando lo que sucede en cada momento.

Las imágenes están grabadas desde los cohetes de combustible sólido del Transbordador Espacial. Los cohetes sólidos son esos dos cohetes blancos a cada lado de la nave. [El “cohete naranja” no es en realidad ningún cohete, sino un depósito de combustible para los motores que hay en la nave.]

Crédito de la imagen: NASA

Crédito de la imagen: NASA

Nuestros cohetes sólidos funcionan únicamente durante la primera fase del lanzamiento: ayudan a la nave a atravesar la parte más densa de la atmósfera.

Unos 200 segundos segundos tras el despegue, los cohetes se despegan de la nave.

Entre los minutos 1:20 y 2:34, podéis observar estas las maniobras de separación. La nave continúa su viaje: en los siguientes fotogramas aparece como esa rutilante estrella que se aleja hacia su órbita.

En punto nos encontramos a unos 50 kilómetros de altura. No estamos en el espacio, pero desde aquí se aprecia de manera incontestable la curvatura de la Tierra. Por cierto: ¿podéis observar la pluma de humo que ha dejado el vehículo y que se prolonga hasta el punto de lanzamiento?

La presión atmosférica es casi inexistente, pero aún podemos escuchar algunos sonidos: otra prueba más de que no estamos en el espacio exterior.

La tranquilidad se rompe bruscamente en el minuto 5:00. El cohete vuelve a entrar en la zona más densa de la atmósfera. El violento rozamiento con el aire hace que el cohete pierda muy rápidamente su velocidad. [El contador en la esquina superior derecha indica precisamente velocidad).

Los paracaídas principales se abren en 6:45 y unos segundos después, en 7:20, el cohete “aterriza” sobre el mar para volver a ser recuperado. [Y aquí “Aterrizar” significa en realidad cochar contra la superficie marina a casi 80km/h].

En apenas 8 minutos, tenemos la colección de sonidos de un viaje camino al espacio y vuelta. Esta grabación de la NASA es una auténtica joya.

]]>
alberto 2016-01-12 12:30:03
La revuelta de las neuronas - España se rompe http://blogs.publico.es/jorge-moruno/2016/01/12/espana-se-rompe/ Mientras discutimos si España se rompe, a la gente se le rompe la vida: En el hotel “Mandarín” de 7 estrellas situado tijeraen Passeig de Gràcia, o en el Hotel Barceló Sants, las mujeres que limpian las habitaciones cobran 2,5 euros la hora. La situación es extremadamente perversa, quienes menos ganaban antes, más han perdido con la crisis: el 10% de los asalariados que menos ingresos tienen perdieron nada menos que el 25,6% de su poder adquisitivo entre 2009 y 2014. A día de hoy el 55% de las personas paradas no cobran ninguna prestación.

El pasado día 8 de enero nuestra ministra de trabajo, Fátima Báñez, persiste en su intento de superar a Orwell cuando afirma que se está produciendo una recuperación económica “muy social” e “inclusiva”. Bajemos a la tierra por un momento. El 74% de los empleos creados en 2015 fueron temporales y hasta octubre –faltan datos- uno de cada cuatro empleos temporales duró menos de 7 días. Cotizaciones basura son sinónimo de ausencia de ingresos en la Seguridad Social. En algunas empresas auxiliares de Castilla la Mancha contratan servicios de limpieza con contratos de 8 minutos. Sí, lees bien; 8 minutos. En España hay más de medio millón de familias monoparentales y nueve de cada diez están encabezadas por una mujer.  Más de la mitad (56%) de estas mujeres dispone de menos de 600 € al mes para sacar adelante a los suyos y solo el 16% consigue más de 1000 euros.

La precariedad tiene rostro de mujer, mujeres que tienen que soportar no solo peores condiciones laborales, no solo salarios más bajos, no solo son objeto de juicio constante por su aspecto, por su vestimenta, por su figura, además realizan 3 horas más de media que los hombres en tareas no remuneradas. Según la OCDE, el trabajo no pagado en España representa el 41% del PIB total, en su mayoría realizado por mujeres.

Desde 2012 se han destruido 50.000 puestos de trabajo en educación y sanidad, se ha precarizado la plantilla y, por lo tanto, ha empeorado el servicio público. Entre 2010 y 2015 el presupuesto de las comunidades autónomas destinado para sanidad y educación se ha recortado en 18.685 millones, al tiempo que su presupuesto destinado a pagar la deuda aumenta en 18.526 millones. Según la RAE, la palabra “exacción” significa: 1. “Acción y efecto de exigir impuestos, prestaciones, multas, deudas, 2. Cobro injusto y violento”. Eso es lo que estamos viviendo, ¿os parece mucho? Pues parece no ser suficiente.

Mientras seguimos mirando el dedo, la luna sigue ahí: el jefe del Eurogrupo, el  “socialdemócrata” holandés Jeroen Dijsselbloem sentencia que España debe realizar todavía más ajustes; 9.000 millones para este año. Acusa a España de no cumplir con los objetivos de déficit y observa que el presupuesto presentado por el ejecutivo de Rajoy es papel mojado. El PP, en lugar de utilizar el relajamiento de los recortes y los objetivos de déficit para impulsar un plan de modernización económica que permita a España contar con una economía más productiva y más fuerte, ha hecho puro electoralismo barato bajando impuestos –a los que más ganan sobre todo-para ganar las elecciones.

Con las nuevas exigencias de la UE se vuelve a  imponer la cuadratura del círculo: una disciplina presupuestaria que dice querer impedir lo que de facto provoca, aumentar la deuda. Son los mismos actores económicos que juegan con la deuda, los que luego exigen aplicar la disciplina presupuestaria. Esto provoca que  se  fijen nuevos programas de ajustes y empobrecimiento, reformas laborales y que se bajen los salarios. Aquí viene la pregunta de verdad, ¿quién está dispuesto a desarrollar una política fiscal que consiga revertir los recortes e impedir más programas de ajuste? La propuesta fiscal del PSOE presentada en las elecciones generales está más cerca de la propuesta del PP que de la de PODEMOS, lo que dificulta hablar seriamente de blindaje del estado de bienestar, pues la política social depende de la política fiscal. Solo ralentizando el pago del déficit, solo negociando con los socios europeos explicando la imposibilidad de seguir por la misma vía muerta de la austeridad, podremos conseguir evitar que España se siga rompiendo.

]]>
Jorge Moruno Danzi 2016-01-12 09:20:09
El mercado de los votos - O gran coalición con Rajoy o España plurinacional con Sánchez http://blogs.publico.es/el-mercado-de-los-votos/2016/01/10/o-gran-coalicion-con-rajoy-o-espana-plurinacional-con-sanchez/ Salvador Giménez

El 30 de agosto de 2015, Carlos Enrique Bayo publicó que el PP ganaría las elecciones del 20-D aunque sólo podría gobernar con el apoyo del PSOE, porque no había otra aritmética posible, como finalmente sucedió. Entonces, esto de la gran coalición pasó desapercibido porque el mercado de los votos, en España, funciona así, con los políticos y sus periodistas de bando despreciando todo lo que no sea derecha e izquierda. Esto ha sido así desde la noche de los tiempos, o por lo menos desde la sacralizada transición, y sirve para explicar este negocio de los votos y sus pesebres, aunque sea a costa de todo, incluso de ridiculizar lo que en Alemania resuelve problemas, porque España es diferente y esto de la gran coalición, lejos de resolver cosas, hace estallar nuestras mentes.

Casi cinco meses después de aquella estimación, la más básica de todas, no hay mas cera que la que arde. O hay gran coalición con Rajoy o España plurinacional con Sánchez o nuevas elecciones para mayo y, por lo visto, parece que los que hasta hoy controlan este negocio prefieren elecciones, una segunda vuelta que sirva para resolver lo que la primera no ha resuelto o lo que los jefes de la vieja nos quieren hacer creer que no ha resuelto. Todo, antes que la gran coalición.

Y lo peor de todo es que sucederá como en Grecia. Primero, Tsipras ganó con holgura en enero de 2015. Luego, se refrendó antes de claudicar ante el diktat de la Troika. Y, finalmente, volvió a convocar elecciones para validarse en el cargo ante los irrenunciables designios de la política real de la UE. El 2015, para los griegos, fue un año eminentemente electoral pero, tras dos elecciones y un referéndum, todo siguió –todo sigue igual– con Tsipras como gestor de reemplazo de las políticas de convergencia de la UE. En otras palabras, mejor Tsipras que Samaras, porque hoy en Grecia se aborda y pone solución al problema de la corrupción y las generaciones más jóvenes participan de lo público.

Esto es lo que pasará, más o menos, en este otro país endeudado del sur de la UE que es España, cuando nuevamente se convoquen elecciones. Ganará quien menos pierda hasta la fecha. El PP –como en el 20-D– vendrá por delante, tal vez con unos cuantos diputados de más por las primas de la LOREG pero sin arrollar, porque no remontará en votos. Podemos debería de superar en votos al PSOE y entonces Sánchez sí que se irá a Portugal como Juan de Borbón lo hizo a Estoril. Ciudadanos, por su parte, debería de conservar su magnífico resultado, mucho más exuberante, por cierto, que el que nunca tuvo Suárez con el CDS (¿por qué, puestos a elegir, en C’s no se reflejan en David Cameron y optan por Adolfo Suárez?). Rivera debería de sobrevivir con inteligencia y buenas dosis de nueva política a esta segunda vuelta para conservar lo conseguido, porque la aritmética PP+C’s es pasado perfecto y eso nunca volverá. Mientras tanto, la abstención repuntará, porque los ciudadanos se cansan de los políticos que no resuelven. Esto también pasó en Grecia.

Situémonos, pues, en junio del 2016. Habremos votado dos veces en medio año y tendremos, nuevamente, la misma aritmética o parecida. ¿Tendrán agallas, los actuales gestores de este negocio de los votos, de trasladarnos otra vez la disyuntiva de ‘o gran coalición o nuevas elecciones’? ¿O empezarán, de una vez por todas, a aceptar que este negocio de los votos ha cambiado y que lo único que resuelve es la gran coalición?

Esto de la gran coalición… si no es antes (diciembre del 2015), será después (mayo del 2016), como el sorpasso de Podemos al PSOE, que no fue el 20-D y será en el CIS de enero. Y si hacen falta dos elecciones, pues que se celebren, porque en España somos así de brutos y primarios. Pero entonces se evidenciará que los políticos de hoy, como los burócratas en la URSS ayer, se han convertido, definitivamente, en el verdadero problema de España.

Al fin y al cabo, los políticos catalanes no son tan distintos. Por no aceptar el mandato popular, hubieran preferido celebrar en medio año dos convocatorias electorales, resistiéndose hasta la bocina final a aceptar el principio de realidad. Sin embargo, han preferido quitarse sus pelucas y sus pomposos vestidos, desmaquillarse y quitarse sus pecas artificiales en la cara, para dejar de aparentar ser políticos franceses del siglo XVIII metidos en sus salones, con sus cosas y reflexiones circulares de políticos, para dar un paso adelante y resolver.

A todo esto, se me olvidaba que este callejón sin salida podría tener un arreglo mucho más sencillo. Aceptar que España es un estado plurinacional. Si lo acepta Pedro Sánchez será presidente con el apoyo de Podemos y los nacionalistas, también el de Mas y su refundado partido. Puede incluso que le interese integrar al PNV en la gobernabilidad de España, a cambio de aceptar que en España hay muchas maneras de ser español, no sólo la manera uninacional de PP, PSOE o Cs. Así Sánchez daría respuesta al mandato popular, el que está escrito en los resultados del 20-D. Podemos y los nacionalistas están en su sitio. ¿Lo estará Sánchez? ¿Se lo permitirán los suyos? ¿O preferirá nuevas elecciones y gran coalición?

 

]]>
Jaime Miquel & Asociados 2016-01-10 18:30:42
La soledad del corredor de fondo - Correscales 2016 y el fin de la soledad del trabajador globalizado http://blogs.publico.es/la-soledad-del-corredor-de-fondo/2016/01/06/correscales-2016-y-el-fin-de-la-soledad-del-trabajador-globalizado/ El país producto de la crisis se va a parecer, en poco tiempo, al de hace diez años. El cambio en la estructura social es una de las principales consecuencias de las políticas neoliberales en estos años de crisis, cuyo resultado se puede resumir en una frase: adiós crisis, bienvenida precariedad.

Producto directo de la precariedad estructural es el surgimiento de una nueva forma de expresión del conflicto obrero, consecuencia de una profunda trasformación de la clase trabajadora fruto de su extensión, crecimiento, feminización y precarización. Y si hay un ejemplo de lo nuevo es la lucha de los trabajadores y trabajadoras de las subcontratas de Movistar.

La huelga de los trabajadores y trabajadoras de Movistar rompió con uno de los mitos más extendidos dentro de los movimientos sociales y de la intelectualidad crítica, la cual venía a asumir la imposibilidad de ejercitar el conflicto dentro de la nueva empresa global. Sin embargo, de forma sorpresiva para muchos, los trabajadores y trabajadoras de Movistar dieron en la diana y golpearon allí donde el empresario vivía tranquilo, al organizar en forma de huelga un conflicto que unificó toda la realidad laboral fragmentada del capitalismo globalizado español de una de sus empresas más señeras.

Ahora los trabajadores y trabajadoras de las subcontratas de Movistar vuelven a la carga impulsando la que es sin duda la mayor iniciativa contra la precariedad laboral en este país a través de Correscales. El colectivo de Movistar nos emplaza a través de dicha iniciativa a “construir un proyecto colectivo de lucha social y económica de ayuda mutua contra la precariedad”.

Del 18 al 22 de febrero se pretende con Correscales recorrer la distancia de 800 km que va desde Bilbao a Barcelona, a través de la segunda carrera de relevos más grande de Europa que recorrerán 80 localidades, con la que se pretende impulsar una verdadera acción de masas contra la precariedad en forma de acciones, debates, concentraciones, charlas, encuentros y demás expresiones de solidaridad y apoyo mutuo con la que reconstruir el tejido social y laboral que logró plantar cara durante 80 días de huelga a la todopoderosa Telefónica.

En definitiva, construir una “caja de resistencia común” con la que afrontar una nueva fase del conflicto e impulsar una “marea azul” (color de la lucha de las subcontratas) contra la precariedad, por medio del proyecto colectivo más importante a través del crowdfunding social más grande jamás hecho, que hará de Correscales 2016 una verdadera manifestación contra la precariedad laboral que recorrerá 800 kilómetros durante cuatro días.

Desde el colectivo trabajador de las subcontratas de Movistar se nos marcan los elementos centrales del ejercicio del conflicto laboral en las condiciones actuales.

Primero, el elemento central no está en dónde se realiza el trabajo sino para quién trabajas, de tal forma que da igual si tu contrato es con Cobra, Liteyca, Coprum o como falso autónomo, si trabajas para Movistar el conflicto es con Movistar, y si Movistar pertenece a Telefónica, la confrontación es con Telefónica.

En segundo lugar, se pretende unir a todos los afectados por el conflicto, sean trabajadores y trabajadoras, familias, el entorno social o los movimientos sociales. El conflicto une a un colectivo aparentemente dividido por la fragmentación productiva que impone la empresa y se une a todo el entorno social afectado por la precariedad.

En tercer lugar, no solo hay una expresión del conflicto —la huelga— sino todas las acciones ayudan a visibilizar y ganar el conflicto: la huelga es central, pero debe ser acompañada de concentraciones, manifestaciones, actos, charlas, trabajo en redes sociales, herramientas judiciales, carreras populares, todo forma parte del mismo conflicto y de la misma estrategia.

En cuarto lugar, para ganar a las empresas del capitalismo global hay que prepararse para afrontar conflictos de larga duración, y la única forma de dar ese tipo de batallas es a través de la recuperación de mecanismos de solidaridad y apoyo mutuo.

Y en quinto lugar, contactar con todos los movimientos sociales y ciudadanos interesados y unir a la lucha a profesionales que pueden ayudar a resolver el conflicto en favor de los trabajadores: juristas, sociólogos, economistas, pedagogos, académicos, educadores, mundo de la cultura, periodistas, etc. Todos con el objetivo de aportar sus conocimientos para desmontar los argumentos de los empresarios: no se está saliendo de la crisis sino que se está construyendo un país desigual en torno a la precariedad laboral como realidad estructural. Características que hacen del conflicto de Movistar junto al hermano de Coca Cola o las Mareas, el prototipo actual de conflicto de clase contemporáneo.

Los trabajadores y trabajadoras de Movistar son expresión del nuevo asalariado urbano, sector que atesora un gran potencial político futuro, seguro protagonista de la nueva recomposición de la izquierda política y sindical del futuro. Rebelión de las Escaleras que regresa para acabar con la soledad del trabajador globalizado.

Toda la información de Correscales 2016 se puede encontrar en: https://ca.goteo.org/project/correscales-2016

Dedicar el artículo a Víctor, Francisco Manrique Carmona y Javier Marco López y, en general, a todos los trabajadores y trabajadores de las subcontratas de Movistar, que son la dignidad de este país.

]]>
la-soledad-del-corredor-de-fondo 2016-01-06 08:10:14
Tomar Partido - Ni para pañales: el aumento del SMI en 2016 http://blogs.publico.es/tomar-partido/2016/01/05/ni-para-panales-el-aumento-del-smi-en-2016/ C.Garcia (colaboradora de Viento Sur) @CGarciaenred y Miguel Urbán @MiguelUrban

¿Cuánto cuesta un café? fue esa incómoda y famosa pregunta que le hicieron a José Luis Rodríguez Zapatero en 2007 en el programa televisivo Tengo una pregunta para usted y que termino convirtiéndose en un termómetro de cuan desapegados viven ciertos políticos de la cotidianidad de la gente.

En ese mismo programa una pensionista que cobraba 300 euros al mes le preguntó a Mariano Rajoy ¿Cuánto gana usted? a lo que respondió: Yo gano más que esa cantidad, pero he de decirle que trabajo para que todo el mundo pueda ganar lo máximo posible.

Ese máximo posible según el Gobierno en funciones de Rajoy se traduce en un incremento de 6,60 euros más al mes en el salario mínimo interprofesional (SMI) en el 2016. O lo que viene a ser lo mismo, en la capacidad de compra de diez litros más de leche al mes, o una barra y media más de pan a la semana. Eso sí, queda fuera de nuestras posibilidades la compra adicional de un paquete de pañales de marca blanca. Y probablemente ni para eso, a causa de la inflación.

Esta subida del salario mínimo del 1% en 2016, pasando de los 648,60 a los 655,20 en catorce pagas, se presenta además con triunfalismo al señalar que aumenta el doble que en 2015 cuando fue del 0,5%, y más que en 2012 y 2014 cuando se mantuvo congelado. El balance de los cuatro años de legislatura del Partido Popular es claro, el máximo posible de Rajoy queda fijado en una subida del salario mínimo de 13,8 euros en cuatro años. Pero no todo ha sido así en esta legislatura, para una minoría si ha operado la máxima de Rajoy de gobernar para que ganen lo máximo posible. La gran banca española ha aumentado sus beneficios un 48% más que el anterior ejercicio, algo más de 7989 millones de beneficios solo en el primer semestre del 2015. Aun así, los bancos han aprobado nuevas comisiones a la retirada de efectivo de sus cajeros para este 2016, una medida considerada por el propio gobierno como “abusiva”. Otro sector especialmente beneficiado por las políticas de Rajoy es el eléctrico. En esta legislatura el precio de la luz ha aumentado un 16,2% el doble que en la Unión Europea, convirtiéndonos en el cuarto país de Europa con la luz más cara, unas subidas conocidas popularmente como el tarifazo del Partido Popular. Mientras subía el precio de la luz, los beneficios del oligopolio energético no ha dejado de aumentar 4218 millones de euros en el primer semestre del 2015 un 18% más que el ejercicio anterior.

Esta claro que en esta legislatura, las políticas de Rajoy han beneficiado a las grandes empresas, pero el gobierno del PP ¿ha cumplido al menos con lo acordado a la hora de fijar los incrementos del salario mínimo? Según el artículo 27.1 del Estatuto de los trabajadores el Gobierno fijará el salario mínimo interprofesional, previa consulta con las organizaciones sindicales y asociaciones empresariales más representativas, anualmente, teniendo en cuenta: a) El índice de precios al consumo; b) La productividad media nacional alcanzada; c) El incremento de la participación del trabajo en la renta nacional; y d) La coyuntura económica general.

Si miramos cada uno de los siguientes puntos con más detenimiento, algunos aspectos llaman poderosamente la atención

a. Con respecto a la variación del IPC, que se usa como forma de calcular la inflación, la variación de las medias anuales (INE) fue en 2011 de 3,2 en 2012 de 2,4 en 2013 de 1,4 y en 2014 de -0,12. El SMI no ha crecido al mismo nivel, de hecho ya hemos señalado que un par de años ha estado congelado, con lo cual los trabajadores han perdido poder de compra. Punto incumplido.

b. Con respecto a la productividad laboral. Siempre se dice que en España la productividad laboral es anti-cíclica, es decir, el producto por trabajador aumenta en épocas de crisis y disminuye en épocas de expansión económica. Mientras en otros países, por ejemplo Alemania y EE.UU. es pro-cíclica. Eso se explica porque en épocas de expansión se crean empleos malos, de baja calidad y baja productividad y la productividad media decrece; y en épocas de crisis se destruyen gran parte de estos empleos malos y la productividad media aumenta. Lo cual requeriría apostar de forma decidida por otro modelo productivo y otra normativa laboral para revertir esta tendencia. No obstante, a efectos de salarios observamos que ni cuando hay mejoras en la productividad laboral, estos se traducen en un aumento de salarios. Punto incumplido.

c. Con respecto a la relación entre las rentas del trabajo -que son los salarios pagados a los trabajadores- y las rentas del capital, si atendemos a los datos que nos proporciona Contabilidad Nacional, observamos que desde 2011 el peso de las rentas del capital ha subido dos puntos con respecto a las rentas del trabajo que ha pasado del 54,20% al 52,48% de la renta nacional. Es decir, no sólo había margen de crecimiento salarial en esta legislatura sin alterar la inercia seguida hasta el momento, sino que se ha terminado estafando dos puntos porcentuales la remuneración de las y los asalariados. ¿Y la Europea? como preguntaría alguno, pues no se trata de una situación extendida en Europa. Salvo en el caso de Portugal, en muchos países han mantenido la estructura previa a la crisis y en otros como son Alemania, Francia, Países Bajos, Finlandia y Reino Unido, las rentas del trabajo han ganado cierto peso sobre las rentas del capital durante la crisis, que además ya presentaban de partido un peso más fuerte sobre la renta nacional que en el estado español. Punto incumplido.

d. Con respecto a la coyuntura económica general, podría mirarse desde distintos ángulos. Si atendemos a los datos aportados por el Gobierno de crecimiento del 3,3% este año y el 2,7% pero sobretodos a las palabras de Marino Rajoy ha señalado en repetidas ocasiones que España ha superado la crisis en tiempo récord. La peor crisis que hemos conocido y se ha hecho sin permitir que nadie quedara al borde del camino. Cabe pensar entonces que la mejora debería ser mayor de 13,8 euros. Punto incumplido.

El PP de nuevo ha aprobado unilateralmente una medida que responde a la claramente a la doctrina del Díaz Ferrán de cómo salir de la crisis “trabajando más y ganando menos”, una expresión que sintetiza a la perfección la política de la minoría que obtiene ingentes beneficios a costa de la mayoría social. De la crisis no saldremos repartiendo miseria con “aguinaldos de la vergüenza” sino con derechos y repartiendo la riqueza entre quienes la producen.

 

]]>
Miguel Urbán 2016-01-05 10:20:17
El Churro Ilustrado - ESPAÑOLES: EL CHURRO HA MUERTO http://blogs.publico.es/el-churro-ilustrado/2016/01/02/espanoles-el-churro-ha-muerto/ Españoles: El Churro… ha muerto.

Efectivamente. Tenemos que ser Francos. Esta revista de papel aceitoso que llegó a los kioscos por primera vez hace justo un año llega a su fin. Esperábamos durar más que Rajoy, pero no ha podido ser.

Desde que empezamos nos tacharon de locos por querer llevar a los kioscos una nueva revista satírica en papel. Y parece que lo estábamos. Locos por pensar que la gente quiere comedia y locos por pretender vivir de ello.

Han sido 5 números, 10 meses, más de medio centenar de colaboradores y más de trescientas páginas de las que nos sentimos muy orgullosos. (Hay una que no tanto, pero no viene a cuento ahora ponernos a hacer autocrítica)

Si alguien quiere completar su churroteca aún puede conseguir los ahora incunables en esta dirección:

http://www.paninicomics.es/web/guest/search_product?search=CHURRO+ILUSTRADO&gaq=CHURRO+ILUSTRADO

Muchas gracias a todos los que habéis comprado, habéis leído y /o/u habéis reído con algún churro. Y a los que nos habéis seguido por redes sociales o en el blog de publico.es también se lo agradecemos, pero menos. Por la ley D´hont si no pagas tiene menos valor.

Por lo que pudiera pasar dejamos la churrería entreabierta con el cartel de “Se traspasa”. Y si conseguimos traspasarla… Llegaremos al otro lado.

¡Salud y chocolate!

Los churreros mayores.Churro-RIP

 

]]>
elchurroilustrado 2016-01-02 12:30:18
Espejos extraños - La izquierda del futuro: una sociología de las emergencias http://blogs.publico.es/espejos-extranos/2016/01/01/la-izquierda-del-futuro-una-sociologia-de-las-emergencias/ El futuro de la izquierda no es más difícil de predecir que cualquier otro acontecimiento social. La mejor manera de abordarlo es haciendo lo que llamo sociología de las emergencias. Consiste en prestar especial atención a algunas señales del presente para ver en ellas tendencias, embriones de lo que puede ser decisivo en el futuro. En este texto, doy especial atención a un hecho que, por inusual, puede señalar algo nuevo e importante. Me refiero a los pactos entre diferentes partidos de izquierda.
Los pactos

La familia de las izquierdas no tiene una fuerte tradición de pactos. Algunas ramas de esta familia tienen incluso más tradición pactos con la derecha que con otras ramas de la familia. Diríase que las divergencias internas en la familia de las izquierdas son parte de su código genético, tan constantes como han sido a lo largo de los últimos doscientos años. Por razones obvias, las divergencias han sido más amplias o notorias en democracia. La polarización llega a veces al punto de que una rama de la familia ni siquiera reconoce que la otra pertenece a la misma familia. Por el contrario, en períodos de dictadura los entendimientos han sido frecuentes, aunque terminen una vez acabado el período dictatorial.
A la luz de esta historia, merece una reflexión el hecho de que en los últimos tiempos estamos asistiendo a un movimiento pactista entre diferentes ramas de las izquierdas en países democráticos. El sur de Europa es un buen ejemplo: la unidad en torno a Syriza en Grecia a pesar de todas las vicisitudes y dificultades; el gobierno dirigido por el Partido Socialista en Portugal con el apoyo del Partido Comunista y del Bloco de Esquerda a raíz de las elecciones del 4 de octubre de 2015; algunos gobiernos autonómicos en España, salidos de las elecciones regionales de 2015 y, en el momento en que escribo, la discusión sobre la posibilidad de un pacto a escala nacional entre el PSOE, Podemos y otros partidos de izquierda como resultado de las elecciones generales de diciembre. Hay indicios de que en otros lugares de Europa y en América Latina pueden surgir en un futuro próximo pactos similares. Se imponen dos cuestiones. ¿Por qué este impulso pactista en democracia? ¿Cuál es su sostenibilidad?

La primera pregunta tiene una respuesta plausible. En el caso del sur de Europa, la agresividad de la derecha (tanto de la nacional como de la que viste la piel de las “instituciones europeas”) en el poder en los últimos cinco años ha sido tan devastadora para los derechos de ciudadanía y para la credibilidad del régimen democrático que las fuerzas de izquierda comienzan a estar convencidas de que las nuevas dictaduras del siglo XXI surgirán en forma de democracias de bajísima intensidad. Serán dictaduras presentadas como dictablandas o democraduras, como la gobernabilidad posible ante la inminencia del supuesto caos en los tiempos difíciles que vivimos, como el resultado técnico de los imperativos del mercado y de la crisis que lo explica todo sin necesidad de ser explicada. El pacto resulta de una lectura política de que lo que está en juego es la supervivencia de una democracia digna de ese nombre y de que las divergencias sobre lo que esto significa ahora tienen menos urgencia que salvar lo que la derecha todavía no ha logrado destruir.
La segunda pregunta es más difícil de responder. Como decía Spinoza, las personas (y también las sociedades, diría yo) se rigen por dos emociones fundamentales: el miedo y la esperanza.

El equilibrio entre ambas es complejo pero sin una de ellas no sobreviviríamos. El miedo domina cuando las expectativas de futuro son negativas (“esto es malo pero el futuro podría ser aún peor”); por su parte, la esperanza domina cuando las expectativas futuras son positivas o cuando, por lo menos, el inconformismo con la supuesta fatalidad de las expectativas negativas es ampliamente compartido. Treinta años después del asalto global a los derechos de los trabajadores; de la promoción de la desigualdad social y del egoísmo como máximas virtudes sociales; del saqueo sin precedentes de los recursos naturales, de la expulsión de poblaciones enteras de sus territorios y de la destrucción ambiental que esto significa; de fomentar la guerra y el terrorismo para crear Estados fallidos y tornar las sociedades indefensas ante la expoliación; de la imposición más o menos negociada de tratados de libre comercio totalmente controlados por los intereses de empresas multinacionales; de la total supremacía del capital financiero sobre el capital productivo y sobre la vida de las personas y las comunidades; después de todo esto, combinado con la defensa hipócrita de la democracia liberal, es plausible concluir que el neoliberalismo es una inmensa máquina de producción de expectativas negativas para que las clases populares no sepan las verdaderas razones de su sufrimiento, se conformen con lo poco que aún tienen y estén paralizadas por el miedo a perderlo.

El movimiento pactista al interior de las izquierdas es producto de un tiempo, el nuestro, de predominio absoluto del miedo sobre la esperanza. ¿Significará esto que los gobiernos salidos de los pactos serán víctimas de su éxito? El éxito de los gobiernos pactados por las izquierdas se traducirá en la atenuación del miedo y en la devolución de alguna esperanza a las clases populares, al mostrar, mediante una gestión de gobierno pragmática e inteligente, que el derecho a tener derechos es una conquista civilizatoria irreversible. ¿Será que, cuando brille nuevamente la esperanza, las divergencias volverán a la superficie y los pactos serán echados a la basura? Si ello ocurriese, sería fatal para las clases populares, que rápidamente regresarían al silenciado desaliento ante un fatalismo cruel, tan violento para las grandes mayorías cuanto benévolo para las pequeñísimas minorías. Pero también sería fatal para las izquierdas en su conjunto, pues quedaría demostrado durante algunas décadas que las izquierdas son buenas para corregir el pasado, pero no para construir el futuro. Para que tal cosa no suceda, deben ser llevadas a cabo dos tipos de medidas durante la vigencia de los pactos. Dos medidas que no se imponen por la urgencia del gobierno corriente y que, por eso, tienen que resultar de una voluntad política bien determinada. Llamo a estas dos medidas Constitución y hegemonía.
Constitución y hegemonía
La Constitución es el conjunto de reformas constitucionales o infraconstitucionales que reestructuran el sistema político y las instituciones con el fin de prepararlas para posibles embates con la dictablanda y el proyecto de democracia de bajísima intensidad que esta conlleva. Dependiendo de los países, las reformas serán diferentes, como diferentes serán los mecanismos utilizados. Si en algunos casos es posible reformar la Constitución con base en los Parlamentos, en otros será necesario convocar Asambleas Constituyentes originarias, dado que los Parlamentos serían el mayor obstáculo para cualquier reforma constitucional.
También puede suceder que, en un determinado contexto, la “reforma” más importante sea la defensa activa de la Constitución existente mediante una renovada pedagogía constitucional en todas las áreas de gobierno. Pero habrá algo común a todas las reformas: volver el sistema electoral más representativo y más transparente; fortalecer la democracia representativa con la democracia participativa. Los teóricos liberales más influyentes de la democracia representativa han reconocido (y recomendado) la coexistencia ambigua entre dos ideas (contradictorias) que aseguran la estabilidad democrática: por un lado, la creencia de los ciudadanos en su capacidad y competencia para intervenir y participar activamente en la política; por otro, un ejercicio pasivo de esa competencia y de esa capacidad mediante la confianza en las élites gobernantes. En los últimos tiempos, y como lo demuestran las protestas que han sacudido muchos países desde 2011, la confianza en las élites ha venido deteriorándose sin que, sin embargo, el sistema político (por su diseño o por su práctica) permita a los ciudadanos recuperar su capacidad y competencia para intervenir activamente en la vida política. Sistemas electorales asimétricos, partidocracia, corrupción, crisis financieras manipuladas –he aquí algunas de las razones de la doble crisis de representación (“no nos representan”) y de participación (“no vale la pena votar, todos son iguales y ninguno cumple lo que promete”). Las reformas constitucionales obedecerán a un doble objetivo: hacer la democracia representativa más representativa; complementar la democracia representativa con la democracia participativa. Estas reformas darán como resultado que la formación de la agenda política y el control del desempeño de las políticas públicas dejarán de ser un monopolio de los partidos y pasarán a ser compartidas por los partidos y ciudadanos independientes organizados democráticamente para este propósito.

El segundo conjunto de reformas es lo que llamo hegemonía. La hegemonía es el conjunto de ideas sobre la sociedad e interpretaciones del mundo y de la vida que, por ser altamente compartidas, incluso por los grupos sociales perjudicados por ellas, permiten que las élites políticas, al apelar a tales ideas e interpretaciones, gobiernen más por consenso que por coerción, aun cuando gobiernan en contra de los intereses objetivos de grupos sociales mayoritarios. La idea de que los pobres son pobres por su propia culpa es hegemónica cuando es defendida no sólo por los ricos, sino también por los pobres y las clases populares en general. En este caso son, por ejemplo, menores los costes políticos de las medidas para eliminar o restringir drásticamente la renta social de inserción. La lucha por la hegemonía de las ideas de sociedad que sostienen el pacto entre las izquierdas es fundamental para la supervivencia y consistencia de ese pacto. Esta lucha tiene lugar en la educación formal y en la promoción de la educación popular, en los medios de comunicación, en el apoyo a los medios alternativos, en la investigación científica, en la transformación curricular de las universidades, en las redes sociales, en la actividad cultural, en las organizaciones y movimientos sociales, en la opinión pública y en la opinión publicada. A través de ella, se construyen nuevos sentidos y criterios de evaluación de la vida social y de la acción política (la inmoralidad del privilegio, de la concentración de la riqueza y de la discriminación racial y sexual; la promoción de la solidaridad, de los bienes comunes y de la diversidad cultural, social y económica; la defensa de la soberanía y de la coherencia de las alianzas políticas; la protección de la naturaleza) que hacen más difícil la contrarreforma de las ramas reaccionarias de la derecha, las primeras en irrumpir en un momento de fragilidad del pacto. Para esta lucha tenga éxito es necesario impulsar políticas que, a simple vista, son menos urgentes y compensadoras. Si esto no ocurre, la esperanza no sobrevivirá al miedo.
Aprendizajes globales

Si algo se puede afirmar con alguna certeza acerca de las dificultades que están pasando las fuerzas progresistas en América Latina, es que tales dificultades se asientan en el hecho de que sus gobiernos no enfrentaron ni la cuestión de la Constitución ni la de la hegemonía. En el caso de Brasil, este hecho es particularmente dramático. Y explica en parte que los enormes avances sociales de los gobiernos de la época Lula sean ahora tan fácilmente reducidos a meros expedientes populistas y oportunistas, incluso por parte de sus beneficiarios. Explica también que los muchos errores cometidos (para comenzar, el haber desistido de la reforma política y de la regulación de los medios de comunicación, y algunos errores dejan heridas abiertas en grupos sociales importantes, tan diversos como los campesinos sin tierra ni reforma agraria, los jóvenes negros víctimas del racismo, los pueblos indígenas ilegalmente expulsados de sus territorios ancestrales, pueblos indígenas y quilombolas con reservas homologadas pero engavetadas, militarización de las periferias de las grandes ciudades, poblaciones rurales envenenadas por agrotóxicos, etcétera), no sean considerados como errores, sino que sean omitidos y hasta convertidos en virtudes políticas o, al menos, sean aceptados como consecuencias inevitables de un Gobierno realista y desarrollista.
Las tareas incumplidas de la Constitución y de la hegemonía explican también que la condena de la tentación capitalista por parte de los gobiernos de izquierda se centre en la corrupción y, por tanto, en la inmoralidad y en la ilegalidad del capitalismo, y no en la injusticia sistemática de un sistema de dominación que se puede realizar en perfecto cumplimiento de la legalidad y la moralidad capitalistas.
El análisis de las consecuencias de no haber resuelto las cuestiones de la Constitución y de la hegemonía es relevante para prever y prevenir lo que puede pasar en las próximas décadas, no solo en América Latina, sino también en Europa y otras regiones del mundo. Entre las izquierdas latinoamericanas y las de Europa del sur ha habido en los últimos veinte años importantes canales de comunicación, que están todavía por analizarse en todas sus dimensiones. Desde el inicio del presupuesto participativo en Porto Alegre (1989), varias organizaciones de izquierda en Europa, Canadá e India (de las que tengo conocimiento) comenzaron a prestar mucha atención a las innovaciones políticas que emergían en el campo de las izquierdas en varios países de América Latina.

A partir del final de la década de 1990, con la intensificación de las luchas sociales, el ascenso al poder de gobiernos progresistas y las luchas por Asambleas Constituyentes, sobre todo en Ecuador y Bolivia, quedó claro que una profunda renovación de la izquierda, de la cual había mucho que aprender, estaba en curso. Los trazos principales de esa renovación fueron los siguientes: la democracia participativa articulada con la democracia representativa, una articulación de la cual ambas salían fortalecidas; el intenso protagonismo de movimientos sociales, de lo que el Foro Social Mundial de 2001 fue una muestra elocuente; una nueva relación entre partidos políticos y movimientos sociales; la sobresaliente entrada en la vida política de grupos sociales hasta entonces considerados residuales, como los campesinos sin tierra, pueblos indígenas y pueblos afrodescendientes; la celebración de la diversidad cultural, el reconocimiento del carácter plurinacional de los países y el propósito de enfrentar las insidiosas herencias coloniales siempre presentes. Este elenco es suficiente para evidenciar cuánto las dos luchas a las que me he estado refiriendo (la Constitución y la hegemonía) estuvieron presentes en este vasto movimiento que parecía refundar para siempre el pensamiento y la práctica de izquierda, no solo en América Latina, sino en todo el mundo.

La crisis financiera y política, sobre todo a partir de 2011, y el movimiento de los indignados, fueron los detonantes de nuevas emergencias políticas de izquierda en el sur de Europa, en las que estuvieron muy presentes las lecciones de América Latina, en especial la nueva relación partido-movimiento, la nueva articulación entre democracia representativa y democracia participativa, la reforma constitucional y, en el caso de España, las cuestiones de la plurinacionalidad. El partido español Podemos representa mejor que cualquier otro estos aprendizajes, incluso cuando sus dirigentes fueron desde el principio conscientes de las diferencias sustanciales entre los contextos político y geopolítico europeo y latinoamericano.
La forma en que tales aprendizajes se irán a plasmar en el nuevo ciclo político que está emergiendo en Europa del sur es, por ahora, una incógnita. Pero desde ya es posible especular lo siguiente: si es verdad que las izquierdas europeas aprendieron con las muchas innovaciones de las izquierdas latinoamericanas, no es menos cierto (y trágico) que éstas se “olvidaron” de sus propias innovaciones y que, de una u otra forma, cayeron en las trampas de la vieja política, donde las fuerzas de derecha fácilmente muestran su superioridad dada la larga experiencia histórica acumulada.

Si las líneas de comunicación se mantienen hoy, y siempre salvaguardando la diferencia de contextos, quizá sea tiempo de que las izquierdas latinoamericanas aprendan también con las innovaciones que están emergiendo entre las izquierdas del sur de Europa. Entre ellas destaco las siguientes: mantener viva la democracia participativa dentro de los propios partidos de izquierda, como condición previa a su adopción en el sistema político nacional en articulación con la democracia representativa; pactos entre fuerzas de izquierda (no necesariamente solo entre partidos) y nunca con fuerzas de derecha; pactos pragmáticos no clientelistas (no se discuten personas o cargos, sino políticas públicas y medidas de Gobierno), ni de rendición (articulando líneas rojas que no pueden ser cruzadas con la noción de prioridades o, como se decía antes, distinguiendo las luchas primarias de las secundarias); insistencia en la reforma constitucional para blindar los derechos sociales y tornar el sistema político más transparente, más próximo y más dependiente de las decisiones ciudadanas, sin tener que esperar elecciones periódicas (refuerzo del referendo); y, en el caso español, tratar democráticamente la cuestión de la plurinacionalidad.

La máquina fatal del neoliberalismo continúa produciendo miedo a gran escala y, siempre que falta materia prima, trunca la esperanza que puede encontrar en los rincones más recónditos de la vida política y social de las clases populares, la tritura, la procesa y la transforma en miedo. Las izquierdas son la arena que puede atajar ese aparatoso engranaje a fin de abrir las brechas por donde la sociología de las emergencias hará su trabajo de formular y amplificar las tendencias, los “todavía no”, que apuntan a un futuro digno para las grandes mayorías. Por eso es necesario que las izquierdas sepan tener miedo sin tener miedo del miedo. Sepan sustraer semillas de esperanza a la trituradora neoliberal y plantarlas en terrenos fértiles donde cada vez más ciudadanos sientan que pueden vivir bien, protegidos, tanto del infierno del caos inminente, como del paraíso de las sirenas del consumo obsesivo. Para que esto ocurra, la condición mínima es que las izquierdas permanezcan firmes en las dos luchas fundamentales: la Constitución y la hegemonía.

Traducción de Antoni Aguiló y José Luis Exeni Rodríguez

]]>
Opinión 2016-01-01 11:00:10
Diario de un altermundista - El negocio de la guerra: el neoliberalismo militar http://blogs.publico.es/altermundista/1638/el-negocio-de-la-guerra-el-neoliberalismo-militar/ Artículo publicado en War Resisters International

El ciclo económico militar responde al punto de vista económico de la economía de defensa, también llamado “ciclo armamentista”. En cualquier caso, ambos nombres se refieren al ciclo que describe la ruta de la producción de armas desde la decisión de invertir presupuesto público militar para cubrir la supuesta necesidad de armas y su uso final.

El principio real del ciclo comienza en los argumentos y discursos que legitiman la necesidad de armas y de los ejércitos, los que dependen de la identificación de las amenazas a la seguridad de un país y la defensa de justificar altos niveles de militarización y armamento. De este modo, las doctrinas de seguridad desarrolladas por los gobiernos –directamente influenciadas por los informes de defensa, seguridad, conflictos y centros de paz; popularmente conocidos como think tanks establecen un cierto nivel de armamento y desarrollo militar de una determinada sociedad.

Además del motivo de la influencia permanente de los grupos de presión en las políticas de un país, la necesidad de mantener las fuerzas armadas depende de la cultura de defensa, la educación militarizada, la historia y la tradición armamentística-militar, y la tolerancia de las armas en la sociedad. También tenemos que considerar el rol de la sociedad civil y el hecho de que los movimientos sociales pueden determinar los niveles de armamento y militarismo.

El supuesto de necesitar mantener las fuerzas armadas abre el camino a decisiones políticas estrictamente relacionadas con el ciclo económico militar o armamentista, así como decisiones en los presupuestos militares que vienen determinadas por discursos, doctrinas y otros puntos de vista militares sobre las necesidades de defensa de un país. El gasto militar incluye investigación y desarrollo (I+D militar) de las nuevas armas y su producción en la industria de defensa, que está financiada en parte por el presupuesto público. Por lo tanto, cuando se trata de gasto militar, I+D militar e industria militar, tenemos que prestar atención no sólo a los presupuestos de los estados, sino también a los presupuestos de otros ministerios como el de industria. En conjunto, estos financian todo el negocio del ciclo económico-militar. Otros elementos que forman parte de este ciclo son el comercio de armas y las entidades financieras que financian todo el ciclo económico-militar, teniendo un rol destacable los accionistas de empresas de armamento y los bancos que financian las exportaciones de armas y la producción militar en general.

Por su parte, el término “complejo militar-industrial”  procede del discurso de despedida del presidente Eisenhower en 1961, quién lo utilizó para referirse a los lobbystas con mayor influencia en la Casa Blanca.  El llamado complejo militar-industrial está formado por un conjunto de personas y de organizaciones empresariales y políticas, entre ellos, oficiales militares de alto rango de los departamentos y/o ministerios de defensa, que tienen el deseo de influir en las decisiones sobre la política militar, incluyendo la compra de armamento.

Una serie de empresas, así como gran cantidad de individuos, incluyendo políticos y personal de los departamentos gubernamentales relacionados con las empresas militares, están involucrados en el llamado complejo militar-industrial, que puede influir desde la industria de defensa a los departamentos de Interior y comercio exterior. En el ámbito de la Administración, pueden formar parte del complejo militar-industrial los altos mandos de las Fuerzas Armadas, quienes disfrutan de estrechas relaciones con la industria armamentística. Estos ejercen influencia y presión en relación al incremento de arsenales, número de armas y el equipamiento militar. Tienen, por tanto, la habilidad  para incidir en la política nacional e internacional de un país determinado. Cuando se da el caso en que un miembro de las Fuerzas Armadas o un ejecutivo de la industria militar accede a responsabilidades políticas o viceversa (incluso algunas veces puede ser la misma persona), se da lo que ha sido denominado como el fenómeno de las puertas giratorias en el sector de defensa.

El ciclo económico-militar puede generar dinámicas políticas y económicas que pongan a un país y a su economía en una situación ideal para quien obtiene beneficios de este ciclo, en el que la economía de defensa se convierte en una economía de guerra permanente. Es importante analizar y entender el ciclo económico como tal: gasto militar, industria de armas, exportaciones y financiación de armas. Las compañías y los individuos que forman parte activa del ciclo económico-militar componen el complejo militar-industrial, el cual se beneficia principalmente de las guerras.

En definitiva, el negocio de la Guerra se explica con el ciclo de economía militar que se basa –como muchos sectores de la economía– en la lógica neoliberal, el mercado libre, la privatización y la reducción de las regulaciones. Esto causa actitudes estrictamente relacionadas con el enriquecimiento personal y la maximización del beneficio económico de la industria de defensa, formando el llamado militarismo neoliberal. Además, el negocio de la guerra va más allá de las armas y del sector de defensa. La guerra necesita muchos recursos, no sólo armas y ejércitos, también logística, transporte, alimentos, limpieza, servicios de interpretación y seguridad privada. También existen guerras de codicia, las cuales no sólo se basan en el poder sino también en los recursos: petróleo, coltán, diamantes y cualquier material que se pueda comprar y vender en el mercado. Los beneficios económicos son parte de la guerra y las guerras se producen para extraer beneficios.

]]>
Jordi Calvo Rufanges 2015-12-30 16:00:01
Tiempo roto - ¿Artur Mas reloaded? http://blogs.publico.es/tiempo-roto/2015/12/29/artur-mas-reloaded/ Josep Maria Antentas, profesor de sociología de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB)
Una constatación escandalosa recorre la política catalana: el futuro del país está en manos de unos pocos miles de radicales anticapitalistas de la CUP. Lo nunca visto. Lo nunca imaginado. ¿Cómo hemos llegado hasta ahí? es la pregunta retórica de las mentes bien pensantes. La indignación transita fácilmente hacia la ridiculización ajena: ¿una asamblea para decidir? ¡Seamos serios, un país no puede depender de la democracia directa!. Los espectros del anticapitalismo y el asamblearismo aterrorizan así a una política catalana que se acostumbra mal a la inestabilidad crónica en la que está instalada. Contrariamente a estos lugares comunes de las opiniones publicadas, televisadas y radio-transmitidas, otra lectura se antoja posible de la asamblea de la CUP del pasado día 27.

Primero, ésta ha mostrado ser un partido democrático, en el que los militantes participan de las decisiones. Algo que no es frecuente en la mayoría de fuerzas, viejas y nuevas, políticas. No veremos ni en el PP ni en el PSOE ningún ejercicio parecido para discutir su posición tras el 20D. La cosa no va más allá de debates en los órganos de dirección y las baronías territoriales.

Segundo, la CUP reveló tener una capacidad de movilización interna muy notable. Pocas organizaciones reúnen a tanta gente para dirimir una discusión sobre orientación política. Pero, ¿pueden 3000 personas tener en vilo al futuro de un país? La pregunta formulada por todos lados a grito pelado es interesante. Pero para ser creíble tendría que desdoblarse en otra: ¿pueden la minoría financiera y las familias de siempre condicionar los destinos de un país? Los mandan entre bambalinas en Catalunya a duras penas deben llegar a 3000, y sus asambleas públicas brillan por su ausencia.

Tercero, en el debate interno de la CUP, la honestidad personal y colectiva ha sido la nota dominante. Quienes defendían una posición lo hacían por convicción real de que era la mejor vía para llegar a los objetivos de su partido. Pocos cálculos de interés o de poder se han visto. Pocas prebendas a repartir. Ha sido un debate táctico y estratégico genuino. No vamos sobrados de ello en la política catalana y española.

Dicho esto, la discusión en el seno de la CUP refleja los límites de su línea política. ¿Como puede una formación anticapitalista verse embrollada en una controversia sobre si investir o no a un presidente neoliberal? Curiosamente esta ha sido una reflexión casi inaudible entre las voces críticas con una CUP que quedó atrapada en un callejón de difícil salida como consecuencia de optar desde 2012 por jugar enteramente dentro del campo del proceso independentista y por no tener política unitaria alguna hacia el conjunto de las fuerzas de izquierda alternativa. Quedó así aprisionada por el marco discursivo y político del proceso independentista y por su visión auto-referencial de la construcción de la “unidad popular”, entendida sólo como su propio crecimiento lineal y no como el resultado de una política de confluencias.

¿Artur Mas reloaded? El debate real no está en investir a Mas en nombre de la viabilidad del proceso independentista o en no hacerlo desde una óptica de repliegue estratégico y organizativo, sino en romper con este doble marco y plantear un cambio en el centro de gravedad de la política de alianzas y de la construcción de la “unidad popular”: de moverse enteramente dentro del proceso independentista a tener un pie dentro y uno fuera, de tener una táctica de construcción entorno a sí misma, a combinar el legítimo fortalecimiento del propio espacio con una actitud favorable a las confluencias en común y al mestizaje político y organizativo.

Desde que llegó al poder en 2010, Mas no ha hecho sino perder apoyos continuados. Convergencia es hoy un proyecto agotado, que busca refundarse como sea cabalgando un proceso independentista que no controla, pero en el que ha conseguido presentarse como imprescindible en una huida hacia delante en permanencia. Ahí está la cuestión. Llevado hasta sus últimas consecuencias estratégicas, el trasfondo del debate sobre el President, a fin de cuentas, es muy claro: aceptar un marco que prolonga artificialmente el reinado de un maltrecho Mas en la política catalana o plantearse articular una mayoría de ruptura constituyente no dirigida por CDC. La primera opción supedita, aún involuntariamente, la cuestión social y la regeneración democrática a la independencia y disocia las esperanzas suscitadas, de forma desajustada y en sectores no siempre coincidentes de la sociedad, por el 15M y por el independentismo. La segunda busca re-acoplar los futuros bifurcados trazados por ambos movimientos dentro de una perspectiva en común.

]]>
Josep Maria Antentas 2015-12-29 12:00:56
Otra economía - Tarjeta roja a la monarquía http://blogs.publico.es/fernando-luengo/2015/12/26/tarjeta-roja-a-la-monarquia/ Fernando Luengo

Profesor de economía aplicada de la Universidad Complutense de Madrid,  miembro de econoNuestra, del círculo Energía, Ecología y Economía  y del Consejo Ciudadano Autonómico de Podemos

Los discursos que nos regala cada año la monarquía  –los de Juan Carlos, antes, y los de Felipe, ahora-, aburridos y monocordes. Los he vivido siempre, cuando los he visto o escuchado, con una mezcla de fatiga e inevitable rutina antes de la cena familiar. Pero en esta ocasión estaba más atento que en las precedentes. Tenía interés por ver la reacción  de la institución monárquica ante la situación política surgida tras las elecciones, tan nueva para todos y tan esperanzadora para los que anhelamos un cambio progresista en este país.

El mensaje se retransmitió desde la suntuosa Sala de Tronos, en el Palacio Real. Felipe precisó que había elegido ese espacio por ser de todos y porque  lo quería compartir con todos. ¡Cuánta generosidad! Un gesto que, sin duda, será muy bien recibido por los desahuciados por los bancos, por los que viven por debajo del umbral de la pobreza, por los que carecen de un empleo o por los tienen uno que tan sólo puede ser calificado de indecente, por los que han visto cómo se desplomaban sus salarios, por los que no pueden mantener calientes sus viviendas… Sí, todos ellos habrán valorado en su justa medida el gesto del monarca, tan generoso, tan cálido.

Su discurso pasó de puntillas sobre la tragedia  social de la desigualdad, que no ha dejado de aumentar durante los últimos años, hasta situar a nuestra economía entre las más inequitativas de la Unión Europea. ¿Se ha prodigado más sobre la corrupción? En absoluto, ni una sola mención. Quizás porque la monarquía  borbónica también se ha sumado al lucrativo negocio de saquear el patrimonio público. ¿Y sobre las mujeres asesinadas? Ni una palabra. No le parecerá de suficiente relevancia que 54 mujeres hayan perdido la vida a manos de sus parejas o exparejas. Una cifra y una realidad tan sangrante que bien hubiera merecido una reflexión del jefe del Estado.

Si nada de lo anterior ha aparecido en el mensaje real, si las referencias a otros asuntos, como los atentados de París o el drama de los refugiados han sido leves, entonces ¿de qué ha hablado? Casi todo el tiempo de su discurso lo ha consagrado a realzar la unidad de España, su historia  y el orgullo  de sentirse español, advirtiendo del peligro de destruir tan precioso legado; todo ello salpicado con imprecisas referencias a la necesidad del diálogo. Retórica muy cercana a la utilizada por los partidos del régimen, diría que tomada sin pudor de unos partidos que, obstinadamente, se niegan en redondo a que la ciudadanía de Cataluña ejerza su derecho a decidir sobre su vinculación con el estado español.

Así ha sido el discurso real, con clamorosas lagunas y con un inaceptable sesgo partidista. Así es el máximo símbolo de la institución monárquica que heredamos de la dictadura franquista.

 

]]>
Opinión 2015-12-26 02:00:11
La tramoya - Gana el IBEX pero las cosas ya no son como antes http://blogs.publico.es/juantorres/2015/12/22/gana-el-ibex-pero-las-cosas-ya-no-son-como-antes/ Las elecciones han abierto un panorama político novedoso y complejo que no será fácil gobernar para los partidos y las fuerza sociales que hasta ahora han marcado el ritmo de la política en España.

1. Ni el PP ni el PSOE pueden formar gobierno por sí mismos o con sus aliados “naturales” de otras ocasiones (los nacionalistas de derechas). Y tampoco con Ciudadanos porque no suman los diputados suficientes.

2. Aritméticamente podría existir la posibilidad de una alianza de varios partidos como alternativa al PP y a Ciudadanos, al estilo de la que se formó en Portugal. Pero esa posibilidad no parece que pueda plantearse de entrada porque se enfrenta a un escollo de gran envergadura: la falta de sintonía en aspectos fundamentales como la política económica a seguir, la cuestión territorial y el alcance de las reformas de regeneración institucional a llevar a cabo.

3. La única opción que permitiría formar un gobierno con estabilidad es la de la “gran coalición”, no necesariamente basada en un acuerdo de gobierno entre PP y PSOE sino simplemente en el “dejar hacer” por parte de este último. Sin embargo, aunque a corto plazo proporcionaría estabilidad y quizá réditos a los dos grandes partidos (que así podrían seguir siendo el sostén de un régimen que hasta ahora les ha beneficiado), podría ser una alternativa muy costosa para ellos teniendo en cuenta que Podemos y Ciudadanos les pisan los talones. En unas siguientes elecciones lo pagarían (sobre todo el PSOE) muy caro. Y eso, sin entrar a considerar que esta alternativa tendría que basarse en la sustitución de Pedro Sánchez como secretario general del PSOE, una opción fácil si hubiera tenido que presentar ayer su renuncia pero bastante más difícil ahora.

4. La primera conclusión, por tanto, es que los resultados han empantanado la posibilidad de formar gobierno en España en las condiciones en que se venía haciendo hasta ahora, con un solo partido con mayoría absoluta o con uno dominante y con apoyos declarados y suficientes desde el primer día.

5. Quien tiene en esta situación un papel muy difícil de desempeñar en las próximas semanas es el rey porque, si siguiera el uso actual de proponer mecánicamente como candidato al representante del partido más votado (algo, por cierto, que no es lo que dice la Constitución, como sibilinamente se quiere hacer creer), podría encontrarse en la sorprendente o al menos novedosa situación de fracasar en sus propuestas, lo que minaría su posición de mediador efectivo la primera vez que la realiza.

6. Y a todo ello se añade que posiblemente a ningún partido le conviene que se repitan inmediatamente las elecciones, salvo quizá a Podemos y a las facciones que buscan nuevos liderazgos en el PP y el PSOE.

7. Las fuerzas políticas que hasta ahora han aplicado o proponen las medidas socio-económicas que interesan y defienden los bancos, las grandes empresas y los grupos de presión más poderosos (el PP o Democracia y Libertad en el gobierno, Ciudadanos en su programa y el PSOE, aunque éste último de manera más contradictoria y limitada) tienen mayoría. Por tanto, puede decirse que el IBEX, que no se presenta a las elecciones, es en realidad quien las ha ganado.

8. Los partidos que expresamente representaban los intereses de los grupos sociales opuestos a las políticas de recortes que defiende la gran patronal, a las de apoyo a los bancos y a las impuestas por la Unión Europea (básicamente, Podemos y sus aliados e IU) han obtenido un gran resultado pero a todas luces insuficiente (y peor que el hubieran obtenido de haberse producido en toda España la convergencia ciudadana que unos y otros no han sido capaces o no han querido poner en marcha). Solo incluyendo al PSOE existe la posibilidad de formar una mayoría (en todo caso exigua y no exenta de problemas, como he señalado antes) que pudiera estar dispuesta (como parece que puede ocurrir en Portugal) a evitar que la crisis y la recuperación posterior la sigan sufriendo y pagando los de abajo, al menos, en las condiciones ya de por sí limitadas que impone nuestra pertenencia a la Unión Europea y al euro.

9. Por tanto, el PSOE es ahora mismo la gran incógnita y la fuerza determinante de lo que pueda suceder en España en los próximos tiempos. Pedro Sánchez y el resto de sus dirigentes tienen que decir por qué alternativa optan. Si  permiten con su abstención que siga gobernando el PP, dejando así que se sigan aplicando recortes y políticas que solo favorecen a los de arriba, o si respetan sus propuestas electorales y lo que parece que desean sus votantes y afiliados de siempre.10. Pero, sea como, lo más importante del nuevo panorama político español es que las cosas ya no van a ser ni mucho menos como antes. El nuevo escenario político no va a permitir que los grandes pelotazos, las políticas de recortes y el sistema de corrupción generalizada en beneficio (no nos engañemos) de las grandes empresas se resuelvan tan fácilmente como hasta ahora. Ya nada va a ser igual. Ahora hay un número muy elevado de parlamentarios comprometidos con la transparencia y con la regeneración y eso va a impedir que ocurran cosas como las que han venido ocurriendo mientras las instituciones miraban a otro lado. El IBEX puede haber ganado las elecciones pero ahora existe la posibilidad de evitar que siga decidiendo sin necesidad de presentarse a cara descubierta.

En definitiva:

. Aunque quizá sea inevitable que esta legislatura sea corta, no parece probable que se vuelvan a convocar inmediatamente las elecciones. Incluso más probable que eso me parece que el PSOE ceda ante las grandes presiones y apoye al PP.

. Lo que fundamentalmente necesita España, y lo que creo que han dejado claro las urnas, es un nuevo marco institucional y un modo diferente de abordar nuestros problemas. Es la hora de poner sobre la mesa y dialogar sobre los acuerdos y reformas básicas que cada partido desea o está dispuesto a poner en marcha en cuestiones fundamentales como:

a) la regeneración democrática que garantice una ley electoral menos desigualadora, medios públicos independientes, transparencia y lucha contra la corrupción y una administración de justicia decente y verdaderamente independiente, por ejemplo.

b) la recuperación económica con equidad que frene el incremento de la desigualdad y la caída de la masa salarial, que promueva la innovación y la apropiación del valor añadido, que prime la creación de empresas, de riqueza y empleo y que asegure el uso sostenible de los recursos y el respeto del medio ambiente.

c) la revisión de nuestra arquitectura territorial para reforzar la unión entre los españoles y la capacidad de decisión de los pueblos.

d) el fortalecimiento de nuestra posición en Europa y en el mundo siendo conscientes de que un pueblo sin soberanía es un pueblo esclavo.

Puede parecer una tarea de titanes y quizá lo sea pero simplemente porque requiere hacer algo que los españoles no hemos hecho (al menos suficientemente) hasta ahora: mirarnos unos a otros como conciudadanos y conciudadanas y no como adversarios por el hecho de simpatizar o votar a partidos diferentes.

Los partidos pueden iniciar ahora un diálogo de sordos, monologar tratando cada uno de imponerse unos sobre los otros o, lo que es peor, seguir comportándose como voceros de la banca y la gran patronal. O pueden favorecer la regeneración abriendo un nuevo tipo de participación y de deliberación política. Lo que no podrán hacer es seguir como antes.

]]>
Juan Torres López 2015-12-22 13:00:43
Viviendo en deudocracia - Florentino Pérez convierte el Castor en un pato http://blogs.publico.es/viviendo-en-deudocracia/2015/12/19/florentino-perez-convierte-el-castor-en-un-pato/ Lucía Navarro Gómez
Miembro de la Alianza contra la Pobreza Energética (APE)
Aleix Porta
Miembro de la PACD

Este año la Lotería de Navidad ha sonreído a todas las casas de España. Gracias a Florentino Pérez, a todos los españoles y españolas nos ha tocado el Gordo. Un premio muy repartido que se va a notar a partir del 1 de enero de 2016, ya que la factura del gas incorporará la deuda de la indemnización por la suspensión del Almacén de Gas Castor. De entre todos nosotros, un 17% se lleva el premio especial, los afectados por la pobreza energética. El mago de las finanzas, el empresario estrella, ha conseguido convertir un Castor en un pato bien gordo que pagamos entre todos.

Primer paso: engordar el animal

ACS, empresa de Florentino Pérez, controla un 66,6% de la sociedad Escal UGS, constructora del Castor, el almacén de gas que quería aprovechar el yacimiento de petróleo vaciado por la Shell desde los 70 frente a la costa de Castellón. El proyecto se vendió como una oportunidad de comprar gas cuando estuviera barato, almacenarlo y gastarlo cuando estuviera caro. Parecía una buena idea.

Como explica Jordi Marsal en Castor: la bombolla sísmica, hacían falta 250 millones de euros para pagarlo, cuando la empresa canadiense Dundee, la primera promotora, propuso el plan, allá en 2003. Florentino Pérez vio la oportunidad de negocio. Su empresa ACS se hizo con el 66,6% de la UTE constructora del Castor y el presupuesto requerido aumentó hasta 1.285 millones de euros. La Comisión Nacional de la Energía advirtió que subcontratar filiales propias de ACS encarecía el proyecto, pero eso no impidió que 19 bancos españoles y franceses dispusieran el dinero con el aval de la factura de gas a los consumidores hasta 2020.

El Castor dejaba de ser un simpático roedor para convertirse en un monstruo ávido de dinero. Llegó la crisis y su coste aumentaba mientras la demanda de gas en España y los ingresos del Estado se reducían. Todas las previsiones auguraron una muy lenta recuperación de los consumos de gas. Pero Florentino no se daba por vencido y el proyecto se encarecía a medida que resultaba menos útil y más costoso de pagar.

Segundo paso: vender pato por castor

El Ministerio de Industria mostró una primera intención de extinguir la concesión de construcción hacia 2012, pero ejecutarla suponía el pago completo de la inversión a la constructora Escal UGS, según cláusulas del contrato. El Castor había hincado el diente al Estado cual garrapata y en 2013 se decidió implicar al Banco Europeo de Inversiones para refinanciar el crédito y usarlo de anzuelo para atraer a otros actores financieros. El BEI sirvió crédito por valor de 500 millones de euros en 2013, 300 millones en forma de bonos y 200 en una línea de liquidez. Por si se quedaban sin blanca.

Los costes económicos parecían solventados por el momento, pero la chapuza siempre sale a flote, esta vez en forma de 500 terremotos. Menores, sí, pero inauditos en la que era hasta entonces la zona con menos riesgo sísmico de la península. Era la gota que colmaba el vaso y el Ministerio optó por cerrar el proyecto y asumir la indemnización a Escal UGS.

Lo contamos aquí hace un año: transferencia inmediata de 1.350 millones de euros a la constructora de Florentino Pérez. Otra cláusula le blindaba el cobro a pesar de que el trabajo realizado se considerase negligente.

Pero de todas las opciones posibles, se optó por la mejor para la constructora y la peor para el interés general. Las deudas del Castor fueron asumidas por el Estado y ahora éste pretende recuperar lo transferido socializándolas a través de la parte regulada de la factura del gas. Sí, a partir de enero de 2016, la factura del gas seguirá incrementándose cuando el precio podría reducirse por la menor demanda. La razón, entre otras, es la indemnización de 1.350 millones avanzados a Escal UGS, que, con un interés anual del 4,2% a 30 años, se traducen en más de 4.700 millones.

Florentino

Tercer paso: compartir el premio

A la ciudadanía española le tocará pagar 630€ por cabeza por una deuda chapucera e ilegítima, sin contar con los costes de mantenimiento, operación y administración que Enagas también sumará a esta cifra, por tener un Castor hibernando. Pero no toda la ciudadanía es igual frente a esta deuda. Hay un 17% de la población que ha sido especialmente agraciada con el gordo de Navidad. Es el 17% de personas afectadas por la pobreza energética y que por más que intenten ahorrar luz y gas, sus facturas no bajan a razón de la parte regulada, como veíamos en el Salvados del pasado domingo 13 de diciembre.

No es un 17% anónimo. Son Carlos, Silvia o Hakim, personas que acuden a las reuniones de la APE, cuentan su caso y buscan ayuda. Tienen casa, pero fría y a oscuras. Cocinan lo mínimo, con tres capas de ropa, pero sus facturas no se reducen, no se pagan y en consecuencia les crece una deuda, una deuda energética. Pero de ese 17% (estimado, ya que las compañías no ofrecen datos), solo pocos buscan ayuda. Existe la Ley 24/2015, de medidas urgentes para la crisis habitacional y la pobreza energética que, de aplicarse, terminaría con todo este sufrimiento silenciado.

Ciudadanía a la que se le vulnera su derecho a una vida digna se le castiga además con una deuda ilegítima. ¿Son responsables de la mala gestión, los beneficios espurios de constructoras, bancos y empresas energéticas a costa de los intereses colectivos, los derechos de la ciudadanía y los recursos naturales? Existe la pobreza energética y está causada por una deuda energética. La primera es indigna. La segunda, ilegítima. Ambas deben ser erradicadas y abolidas. Por ello, #NoPagoCastor.

 

]]>
Opinión 2015-12-19 08:00:17
Mundo Rural s.XXI - Los retos del mundo rural en el siglo XXI pasan antes por cambiar mentalidades y conceptos. http://blogs.publico.es/mundo-rural/2015/12/17/los-retos-del-mundo-rural-en-el-siglo-xxi-pasan-antes-por-cambiar-mentalidades-y-conceptos/ Franco Llobera. Consultor de desarrollo rural y sistemas alimentarios.

 

El despoblamiento es un hecho. Los viejos senadores, me refiero a la edad mental, estuvieron debatiendo los problemas del mundo rural a lo largo de 2014. Sus propuestas fueron más de lo mismo: algunos incentivos fiscales, mas «desarrollo rural», y garantías en los servicios a la población para evitar el despoblamiento.

Ahora con nuevo gobierno es momento de construir otra agenda para lo rural. El primer debate que se plantea es si realmente ¿es un problema el despoblamiento? ¿Qué pasaría si el 80 % de los pueblos de España solo se ocuparan en periodos vacacionales?  Esencialmente no pasaría nada, si no fuera porque el desempleo urbano es un grave problema, y las actividades de la industria y los servicios no son capaces de generar el empleo requerido. El medio rural es un medio por necesidad, y uno de los principales lienzos de las políticas dinámicas de empleo.

La soberanía alimentaria y los procesos de transición son un discurso que en general muchos compartimos. ¿Cómo se implementa? El abastecimiento alimentario de Madrid, en condiciones agroecológicas, con un cambio a una dieta con menos carne y más extensiva, y más productos frescos, requeriría una superficie próxima a la que engloba un radio de 200 km., siempre dependiendo de la disponibilidad de agua. La relocalización alimentaria podría generar no menos de 10.000 nuevos «ecolonos» con puestos de trabajo directos en régimen, en su mayoría, de autoempleo. Pero esto requiere dos cosas, compartir el diagnostico, el interés de la posibilidad repobladora, y una inteligencia en políticas públicas que es ciertamente poco factible.

No habrá transición alimentaria ni energética sin un proceso de reocupación de lo rural. Los procesos de soberanía requieren una reconstrucción desde las bases de los ecosistemas económicos y sociales, y estos parten de la energía, tanto endosomática (alimentos) como exosomática (eléctrica o motriz). En  tiempos pasados este objetivo y este arrojo político estuvo más claro. Recuerdo cuando éramos jóvenes -como pueblo- y Alfonso I El Batallador se enfrento a un extenso territorio escasamente poblado en las marcas del sur del Ebro. Entendió que necesitaba un botín en forma de personas repobladoras y emprendió una razzia que le condujo hasta Málaga. Dicho botín consistió en haber seducido a 10.000 mozárabes (cristianos de cultura y lengua árabe) que acudieron a repoblar mediante la concesión de una fecunda hornada de fueros. Necesitamos nuevos fueros para el nuevo reto.

Para enfocar el reto de la ruralidad en el XXI creo que es preciso un giro creativo, al menos lingüístico y político. Primero aportar conceptos nuevos.  Jean-Marie Guyau propuso el término de «anomia» para referirse a lo inclasificable que «acompaña el difícil tránsito de un genero de sociedad que se degrada a otro que la sucede y aún no ha cobrado forma». La ruralidad es anomica para una mayoría a la que le basta con preocuparse de las crecientes incertidumbres y rápidas descomposiciones de lo viejo que se avecinan.

Sin duda la nueva ruralidad es una anomia para nuestros gobernantes. Preguntemos a jóvenes desempleados del medio urbano, y no tan jóvenes, y dirán que su sueño es la «fuga mundi», una escapada de una sociedad en descomposición laboral (cuando no social e institucional). La economía de servicios, diversificación rural, tiene un techo claro, incapaz de generar núcleos con una masa crítica de 1000 habitantes a partir de los cuales poder  mantener servicios comunes (ya no digo públicos).

Ante esta gravedad de los retos y reconformación de los medios, cuando se dice «desarrollo rural» ya no se dice esencialmente nada: apenas se alude a que habrá fondos europeos, que se mantendrán servicios públicos, que se mejoraran carreteras y que proseguirá el «abandono rural». Más que desarrollo rural deberíamos considerar el vocablo Desabandono Rural. Decir «desarrollo rural» es decir más de lo mismo, mera retorica vacua de patricios defendiendo sus privilegios.

Tendremos que preparar, coproducir una política pública de repoblación. Esta vez no será por expulsar a musulmanes o mozárabes, como fueron las de los siglos XI-XII, o expulsar a moriscos  (en el XVI y XVII). En este caso la responsable es la modernidad misma. Ella ha destruido como un Saturno devorador, no solo a sus hijos rurales,  también a los propios padres y abuelos. El resultado es muy inquietante: una sociedad sin futuro y sin pasado.  En el debate de la modernidad se introdujo la miseria ancestral de los pueblos y la pobreza de oportunidades. Hoy es un inmenso continente intraiberico por reconquistar ante la miseria moderna de las ciudades y su endémica pobreza de oportunidades.

Hace ahora un siglo andaban en litigio en la prensa española los ensayos de dos filósofos que han marcado la historia reciente: Unamuno y Ortega, andaban en fuego cruzado sobre si más Europa (Ortega), o menos Europa (el celtibérico Unamuno). En lo que ambos estaban de acuerdo, románticamente de acuerdo, es que el mundo rural era una rémora. En la década de 1910 en lo rural latía el caciquismo, el miedo, lo más oscuro de la España del XIX seguía vivo en los años 20 entonces (y aún hoy). Ahora quedan algunos atisbos de caciquismo relíctico entre grupos mayores de 60 años, y mucha tierra por reconquistar.

Pero hoy estas tierras tienen un abandono parcial; tienen dueño. Los herederos legítimos de las tierras de sus ancestros  plantean un reto histórico nuevo:  el de la reocupación (alquileres) corre el riesgo de asimilarse a los regímenes de colonato del antiguo régimen. Podríamos ver situaciones de feudalismo rural similares al neofeudalismo que se está produciendo en las condiciones laborales.  Sera cosa de las políticas públicas garantizar contratos de alquiler -enfiteusis- justos, estables, capaces de dar garantías a una población a la que además habrá que orientar y formar. Del mismo modo que la llegada masiva al mundo urbano e industrial en los años sesenta del siglo XX exigió aprendizaje de nuevas capacidades, esta neoruralidad de enfoque neocampesino exigirá políticas públicas de formación y acompañamiento al asentamiento. Seguramente sistemas de ayudas que deberán dejar de ser en algún momento a fondo perdido, para incorporar sistemas de préstamos «neocolonatales » (neo colonial suena inapropiado).

En el periodo 2015-2020 el Fondo Europeo de Desarrollo Rural (FEADER), que cofinancia las políticas de desarrollo rural, tiene previsto ayudar con hasta 40.000 € a fondo perdido a nuevos agricultores. El presupuesto dará para unos 25.000 nuevos beneficiarios, la mayoría de ellos serán los propios hijos, nietos y sobrinos de los actuales, en un relevo generacional. Las políticas públicas solo garantizan mínimamente este relevo de titularidad entre propietarios y herederos, pero no el asentamiento desde los excluidos (voluntaria o involuntariamente) del mundo urbano y ultramoderno (más allá de la posmodernidad, como dice el filosofo Enrique Dussell padre de la filosofía de la liberación).

El signo de los tiempos –seméia ton kairón– del siglo XXI se nos propone desde la progressia que exige repensar el modelo productivo. Este es como una pirámide trófica, en la base está el sistema de producción de alimentos. Sin esta reconstrucción difícilmente podremos sostener los otros pisos ecotróficos. Se empieza por abajo, se empieza por lo rural. La quiebra de la civilización moderna, encaminada a su disolución, exige una ruralización audaz y decidida.

]]>
Varios autores 2015-12-17 15:00:24
Repensar Europa - Francia: el enfermo de Europa http://blogs.publico.es/repensar-europa/2015/12/10/francia-el-enfermo-de-europa/ Probablemente sin quererlo, Pierre Gattaz, el lider de Medef (el equivalente a la CEOE en España) daba una de las claves que permiten entender lo que está ocurriendo en Francia: el pasado 1 de diciembre afirmaba: “Digo: cuidado! porque el programa económico del FN me recuerda extrañamente al programa común de la izquierda de 1981: retorno de la jubilación a los 60 años, aumento de todos los salarios especialmente del smic (salario mínimo) de 200 euros, retorno al franco, aumento de las tasas sobre las importaciones…”

La respuesta de Florian Philippot, vicepresidente del Front National ofrece también pistas explicativas: “El señor Gattaz es el Medef, es decir que a él le gustaría poder deslocalizar sin límite, le gustaría que miles de inmigrantes lleguen para poder utilizarlos y seguir una política antisocial (…) Es el sueño de este hiper-capitalismo, de este hiper-liberalismo que encarna el señor Gattaz”.

La victoria del Frente Nacional en Francia ha superado sus propias expectativas y coloca a este partido como el primer partido político en Francia y anuncia una situación inédita de cara a las elecciones legislativas y presidenciales del año 2017.

El FN ha conseguido el 28% de los votos, ha triplicado los resultados de las anteriores regionales, frente al 27,33% de la derecha capitaneada por Sarkozy o el 23,26% del Partido Socialista. La izquierda alternativa y ecologista pierde en su conjunto casi un millón de votantes respecto a las anteriores regionales y a duras penas supera el 10% de votos emitidos.

No es la primera vez que afirmamos la necesidad de considerar dos datos de la realidad europea que, a estas alturas, aparecen como incontestables: la derecha radical no es un fenómeno pasajero y en la mayoría de países europeos la representación de la alternativa al régimen se da por la extrema derecha y no por la izquierda (en cualquiera de sus versiones).

Los resultados del proceso de elecciones regionales merecen, no obstante, ser matizados para poder calibrar mejor el alcance de los mismos. En primer lugar, las elecciones regionales pueden ser consideradas como elecciones de ‘segundo orden’, esto es, procesos electorales en los que el electorado privilegia la opción del ‘castigo’ al poder frente a otras alternativas posibles.

Los Consejos regionales (Parlamentos) que se formarán tras la segunda vuelta del próximo domingo tienen un importante conjunto de competencias administrativas pero están muy lejos de parecerse a un modelo federal, de hecho los Consejos no tienen competencias legislativas.

Esta idea se entiende mejor si observamos la elevada abstención en este tipo de elecciones: un 49,5% en la primera vuelta de las regionales o un 49,8% en las departamentales de marzo de este año frente a tasas de participación de casi el 80% en las últimas elecciones presidenciales (2012).

Esto querría decir que el FN habría ido más allá de su votante tradicional y que se sitúa en excelentes condiciones para competir en las elecciones legislativas y presidenciales del año 2017. No obstante, la elevada abstención ofrece una incógnita muy importante sobre el comportamiento electoral de esa elevada bolsa de abstencionistas en caso de movilización. Y puede significar una demanda insatisfecha de representación política más allá del sistema de partidos existente en Francia, incluido el Frente Nacional.

En segundo lugar, si agrupamos los votantes por bloques electorales observaremos que la izquierda consigue casi un 38% de los votos frente a un 60% de la derecha y extrema derecha. Lo que daría cuenta de hasta qué punto la representación política ha basculado hacia la derecha. Y este giro es también visible en términos de agenda política: los atentados del 13 de noviembre sumados a la retórica antiinmigración que resulta moneda común entre los partidos de la derecha, pero también en el partido socialista, ocupan casi la totalidad de los discursos y propuestas en el espacio público.

La explicación de esta emergencia incontestable del Frente Nacional en Francia, pero también de otros partidos de extrema derecha en otros países europeos, suele explicarse desde el lado de la demanda, es decir, desde los cambios tectónicos ocurridos en nuestras sociedades y que han modificado profundamente las preferencias políticas y electorales de las sociedades en las que vivimos.

Esta aproximación pone el acento en que los cambios económicos, sociales y culturales vividos habrían puesto fin al reinado de las identidades políticas surgidas en el siglo XX y afirmadas después de la Segunda Guerra Mundial. Quizá pueda servir como ejemplo singular de estas mutaciones lo ocurrido en Calais, la ciudad de donde era originario Maurice Thorez, secretario general del Partido Comunista Francés de 1930 a 1964 y ministro y Vicepresidente del gobierno francés de 1954-1947. Esta ciudad, donde el Frente Nacional ha conseguido superar incluso los resultados de la región, aproximándose al 50% de los votos, fue durante décadas un bastión electoral del Partido Comunista y de la izquierda en general.

El fin de las identidades políticas pasadas no es el fin de las identidades políticas mismas. De hecho, no es cierto que el voto del FN sea el voto de la cólera y de la rabia. A estas alturas del proceso electoral, el FN ha afirmado un suelo de lealtad política que ha sido capaz de superar los escándalos familiares que han salpicado la singladura de este partido en los últimos años. Y la elevada bolsa de abstención puede querer decir que ese voto desafecto a la política y que repudia el conjunto del sistema todavía no se ha expresado políticamente.

Pero también quiere decir que las líneas de continuidad histórica entre las viejas identidades y los partidos actualmente existentes están claramente rotas para la mayoría de los votantes. Es decir, el origen histórico remoto de los actuales partidos no es, necesariamente, una referencia de sentido para la mayoría de los votantes. Salvo, quizá, para las cohortes generacionales más envejecidas.

Adaptación activa de los partidos al cambio

No obstante, el eje izquierda-derecha sigue siendo significativo y sigue operando como un vector explicativo fundamental para la mayoría de los votantes. Y en este punto es donde, en mi opinión, hay que incluir las explicaciones sobre lo que está ocurriendo y que incorporan la perspectiva de la oferta política. Es decir, la capacidad de adaptación de los partidos a estos cambios. Se trata de una adaptación activa que modifica la realidad misma promoviendo y enfatizando determinados aspectos frente a otros. El FN habría, desde este punto de vista, sabido maximizar sus posibilidades cabalgando sobre la fractura izquierda-derecha para generar un nuevo imaginario político. Además, la banalización que la derecha ha realizado de la retórica del Frente Nacional ha ayudado a su difusión y normalización.

Esta combinación nos advierte, de ser cierta, que la pervivencia de la izquierda transformadora solo será posible si es capaz de mejorar su capacidad de adaptación utilizando aquello que sigue siendo plenamente vigente: la fractura entre izquierda y derecha. Solo que los viejos registros que permitían codificar hace años la realidad y adaptarla a este esquema han saltado por los aires, en su gran mayoría. Nos toca reescribir el guion y no tenemos mucho tiempo.

Las encuestas dicen en Francia que vistos ante la eventualidad de decidir entre el FN y una alianza anti-FN, un 59% del electorado elegirá la segunda opción. Así es que no es fácil que el partido de Marine Le Pen consiga liderar las seis regiones en las que ha conseguido ser el primer partido. Pero el FN gana en cualquier caso. La eventual victoria de la derecha en al menos dos regiones frente al FN, (aquellas en las que este partido ha conseguido más del 40% y en las que las candidaturas del Partido Socialista se han retirado en favor de las listas de Sarkozy), ampliará la brecha entre los partidos del régimen y el único partido que en Francia aparece en condiciones de dar un puñetazo en la mesa.

Francia es, ahora mismo, el auténtico enfermo de Europa: su papel histórico, su tamaño demográfico, económico y político, convierten esta situación en un enorme riesgo para el futuro del continente en su conjunto. No se trata sólo de la Unión Europea, se trata de la perspectiva misma de Europa la que está en riesgo. De paso es un laboratorio cercano para visibilizar futuras evoluciones del sistema de partidos en España y de la agenda política.

En fin, no estará mal aplicarse ese sugerente consejo de Woody Allen cuando afirmaba no creer en la vida más allá de la muerte pero que por si acaso se llevaba un par de mudas nuevas.

]]>
pchaves 2015-12-10 08:00:21
Vientos del bosque - NATURA DIRECTO: Llegaron los pájaros del invierno http://www.vientosdelbosque.net/2015/11/natura-directo-llegaron-los-pajaros-del.html

28/11/2015. Ya están aquí, con el frío, los pájaros del invierno. Los pequeños pájaros llegados del norte lejano, de la Europa central y septentrional, o bien o combinando ambas procedencias geográficas, según la especie bajados de las altas montañas, del interior o de la franja norteña ibérica. Un paseo por jardines o parques cercanos, por los caminos de las afueras de la ciudad o del pueblo, por los campos que acusan ya las heladas primeras, nos permite descubrir la gran variedad y cantidad de recién llegados "turistas" alados de invierno. Rebusca entre las yemas de los árboles el minúsculo y verde mosquitero; recorre el borde de las fuentes, acompañando a la acrecentada en número lavandera blanca, la cascadeña; sopla el silbido triste de los lúganos entre la risa alegre de los jilgueros; se acerca descarado, mostrando la naranja llama viva de su pecho, el petirrojo; agitan sus colas cual batutas, mientras andan los caminos y los campos abiertos, el bisbita alpino y el pratense; saluda con graciosa inclinación el colirrojo; las bandadas de pinzones traen la sorpresa de algún colorido pinzón real; la tribu de los zorzales toma los campos en forma de comunes, alirrojos, reales y charlos... 

Sus voces y reclamos suenan en nuestros oídos como el saludo de los viejos amigos. Y encuentran el eco de ese "Cuánto tiempo sin vernos, os estábamos esperando". En cambio, en las antípodas de la sensibilidad, otras mentalidades ancladas en un arcaísmo a desterrar, les aguardan también, pero con todo un arsenal de artilugios y engaños, para apresarlos y meterlos en el plato, sembrado por los campos ibéricos: cepos, lazos, losetas, liga, "parany", redes de tipos varios...

]]>
Víctor J. Hernández 2015-11-28 10:20:05
Otra vuelta de tuerka - En memoria de mi abuelo: “Siempre España” http://blogs.publico.es/pablo-iglesias/1044/en-memoria-de-mi-abuelo-siempre-espana/ Hoy viajo a Villafranca de los Barros, el pueblo en el que creció mi abuelo Manuel, para homenajear su memoria y la de todos los hombres y mujeres que, como él, lucharon por un país mejor. España tiene aún una deuda pendiente con aquellos que se enfrentaron al fascismo y lo pagaron con su vida, con la cárcel, con la tortura y con el peor de los exilios, el interior.

Hoy quiero compartir con vosotros “Siempre España”, un artículo que publicó mi abuelo el 10 de febrero de 1939 poco antes de que Franco les derrotara, así como el poema que escribió a su compañero celda poco antes de que éste abandonara la cárcel. Añado también unas notas autobiográficas suyas escritas poco antes de morir que fueron publicadas por Francisco Espinosa en “Masacre. La represión franquista en Villafranca de los Barros (1936-1945)”.

Creo que la historia de mi abuelo, socialista y cristiano, es representativa de la de muchos españoles que perdieron una guerra pero que nos dejaron un legado que será fundamental para hacer del nuestro un país mejor.

 

Siempre España

Manuel Iglesias Ramírez

(Vida Nueva, periódico al servicio del Régimen legalmente constituido,
Año IX, Úbeda 10 de febrero de 1939, Número 381).

Al Comisario de la 78 Brigada Mixta, Octavio L. Alba,
que hermanó al Código con el fusil.

Y una calurosa mañana del mes de julio salieron armados de todas sus armas, y no precisamente por la puerta falsa de un corral.

Un grito desolador corrió de parte a parte la Península. Había aparecido un monstruo. Un dragón horrible. La serpiente de las siete cabezas. Arrastrando su viscosa piel multiforme –el capitalismo internacional– avanzaba en el verde malva de la campiña andaluza el gigante macrocéfalo pero vacío de contenido. Le acompañaban sus tres hijos: La Incultura, La Traición y El Odio. Al gigante le llamaban el Fascismo y su lema era “Exterminio”. Iban derramando la sal, el azufre y el vitriolo sobre las plantas cloróticas y los campos yermos de Castilla.

Querían despaganizar a España, libertarla del pagano moralismo senequista, de la exótica doctrina marxista y del íntimo sentido liberal que nació en los viejos Fueros ibéricos, reverdeció en los Consejos castellanos y se maduró –libertad e independencia– en la Iglesia de San Felipe Neri en Cádiz. ¿Era esto lo que se proponía el gigante?… ¡No! Bien sabía él que la corriente senequista era españolísima; Seneca, Molinos y Ganivet no habían sido pasto del pueblo, y sí de la clase a que pertenecía el gigante.

El marxismo… ¿planta exótica? En la catalogación metodológica, como ciencia económico-política, bueno. En su íntima raíz y estructura humana y humanística, de ninguna manera; universal y apátrida, o mejor de todas las patrias. ¿Hemos olvidado la organización de las guildas y conventos del medievo español? ¿Desconocemos la influencia de nuestros teólogos en Tomás Moro y Campanella, que más tarde influenciaron a los Hegel, Von Stein, Marx y Engels?

El monstruo venía a imponer a Cristo, no en su doctrina y su obra, sino a cristazos; golpeando las cabezas de los agonizantes de duda y de los incrédulos; golpeándolas, con la madera de la cruz que Roma levantó para un “judío”, y Roma quiere hundir, en beneficio de otro grupo de judíos que maldicen de su raza y levantan al otro nuevo dios –el capital– un pedestal de hierro y de cadáveres.

El monstruo seguía avanzando. En su lucha contra liberales y demócratas del viejo continente sólo había encontrado como valladar y dique a sus legítimas aspiraciones, la ayuda de los vencidos en las luchas contra él. Esto, que parece paradójico, es una verdad incontrovertible; proclamada por Ortega y Gasset en su magnífico artículo “Sobre el fascismo–Sine ira et studio”. Es una abstracción –dice Ortega– hablar de la fuerza de un Ejército. La fuerza de un ejército depende de la del otro, y uno de sus ingredientes es la debilidad del enemigo. Y así ocurrió. Frente a la acción destructora, solapada y cruel del monstruo, sólo se levantó la inacción de liberales y demócratas. Hasta que la bestia tendió uno de sus tentáculos hacia España.

España que inició la contrarreforma. España que parió un mundo nuevo. España que creó la palabra “liberal” y que derrotó a Napoleón, era algo superior y distinto a toda la Europa occidental, decrépita y en ruinas.

Y una calurosa mañana de julio un grupo de jóvenes desarrapados y sucios, empuñaron unos viejos fusiles –tan viejos como la adarga y el lanzón del símbolo de la raza, Alonso Quijano el Bueno– y en las crestas de Guadarrama, en las calles de Madrid y Barcelona, en los llanos extremeños y en el barrio trianero de Sevilla –filigrana de oro viejo en la forja del negro diamante del Sindicato del Puerto– iniciaron la terrible lucha, el inconmesurable encuentro, el choque apocalíptico.

Los campos se cuajaron de rojas amapolas –sangre del pueblo eterno– y de negros cuajarones del gigantesco sapo. La lucha sin igual y fantástica sigue a los dos años de comenzada. Pero la aurora blanca que delicadamente arrastra a las verdes estrellas, se aproxima.

Hermanos atended. Escuchad amigos. La batalla va a llegar a su fin.

El monstruo morderá el polvo de coraje y de impotencia. Y la estrella roja, la que fue daga deshaciendo arterias, se envolverá en el opal cobalto de la tarde morena de España. Luego, por nuestros muertos, un duelo de trabajos.

Yunques sonad, enmudeced campanas[i]

M. Iglesias Ramírez
Úbeda del Renacimiento 1939.

 

[i] El final está tomado de Antonio Machado y su poema a Giner de los Ríos: “Vivid, la vida sigue / los muertos mueren y las sombras pasan / lleva quien deja y vive el que ha vivido. / ¡Yunques sonad; enmudeced campanas!”.

FUENTE : Francisco Espinosa Maestre: Masacre. La represión franquista en Villafranca de los Barros (1936-1945) Sevilla : Aconcagua Libros, 2011. Págs. 224-225.

 

 

Llegó la libertad para el compañero de celda…

Para Fernando Molano

No tengas pena…

No me digas nada…

Si no puedes hablar de contento

Desde que te han dicho que vas para casa

¿Por qué me miras?

¿Por qué me hablas?

Si no aciertas a decir seguidas

Ni cuatro palabras

Casi me dan risa

Tu risa y tu cara

¡Me pareces tan raro, tan serio

Con esa corbata!

Si ya no te acuerdas de hacer la lazada:

Así…media vuelta…

Y tira hacia abajo, que quede apretada

Quítate el piojo

Que te sube por esa solapa

¡Condenados! Ya ves, todo nuevo

Y parece como si brotaran

De los mismos poros…;

¡Claro que un piojillo no tiene importancia!

Échate la gorra hacia atrás

Que se te vea la cara

¡La cara de gloria con ojos de fiesta

Del preso que marcha!

Deja que te mire…

¡No me digas nada!

A ver si es que puedo llevarte al rastrillo

Sin soltar las lágrimas

A ver si soy hombre y te doy la mano

Sin volver la cara…

Si ves a mis hijos…

-aquel pequeñito que siempre sentaba

Sobre mis rodillas, por hacerle fiestas

Al llegar a casa…

Y aquel ángel rubio que no se dormía

Por las noches, si no le besaba-

Diles que me quieran

Que ya pronto, muy pronto, es la marcha

…Pero no, que podría dolerles

Si supieran mi angustia y mis ansias

Y no quiero que lloren

Ni quiero que tengan pena por mi causa

Si ves a mis hijos

no les digas nada

Tírales un beso

Que es la mejor frase que recita el alma

Saluda a mi esposa

Saluda a mi madre…

A mis bien amadas

Y diles que bebo su ausencia

En la bella copa de azules mañanas

Dame ya la mano

Y vete a la vida que tu vuelta aguarda

No me tengas pena

No me digas nada

Que esa misma cancela que hoy se abre para darte paso

Se abrirá mañana

Y entraremos de nuevo en la vida

Los que ahora quedamos soñando esperanza

¡Adiós… y no vuelvas…!

¡Sécate esa lágrima!

 

Nota autobiográfica de Manuel Iglesias Ramírez

Nací, en el seno de una familia modesta, el año 1913, en Villafranca de los Barros (Badajoz). Estudié el bachillerato en el Colegio de los P.P. Jesuitas de mi pueblo. Desde el ingreso hasta cuarto curso, que en el 1926, los jesuitas suprimieron en sus colegios 5º y 6º cursos de bachillerato porque no estuvieron conformes con el plan agustiniano de Eduardo Callejo, Ministro de Instrucción Pública de la dictadura de D. Miguel Primo de Rivera. Por esta razón cursé los años 5º y 6º del bachillerato en el Colegio de los Salesianos de Utrera (Sevilla). Fui premio Extraordinario en el llamado entonces Examen de Estado, en el bachiller superior de letras.

Terminado el bachillerato en junio de 1929, me matriculé en la Facultad de Derecho de la Universidad de Sevilla. Y en octubre de ese mismo año, 1929, ingresé en las Juventudes Socialistas sevillanas, en el local que entonces tenía el Partido en la calle Trajano nº 16, siendo Presidente y Secretario, respectivamente, el Doctor Aceituno y Herme-negildo Casas. Durante mi estancia en Sevilla, fui presidente de le F.U.E. (Federación Universitaria Escolar) desde 1932 al 34. Representé, como Delegado, a la F.U.E. de Sevilla, en los tres Congresos Nacionales de la U.F.E.H. (Unión Federal de Estudiantes Hispanos), en el de Madrid (1931) y en los de Valencia (1933) y Sevilla (1934). Hice, como “telonero”, las tres campañas electorales de la República por la provincia de Badajoz. La primera (1931) con Margarita Nelken y D. Gustavo Pittaluga, el microbiólogo universal. La segunda (1933) con la Nelken y Juan Simeón Vidarte, y la tercera (1936) con la Nelken, Juan Simeón Vidarte Franco-Romero y Ricardo Zabalza Elorga.

Terminada la carrera y licenciado en Derecho por Sevilla, en junio de 1934, con doce Matrículas de Honor, me licencié en Historia de América en la Universidad Hispanoamericana de Sevilla que dirigía el Catedrático de Historia del Derecho D. José María Ots y Capdequí. En septiembre del 34 fui detenido por primera vez en mi vida como consecuencia de la huelga revolucionaria de Asturias, contra la que voté en el seno del Partido. Cuando se produjo la unificación de las juventudes socialista y comunista, no me quise unificar, seguísiendo simplemente socialista. Aquella unificación, inspirada por Carlos Baraibar, Julio Álvarez del Vayo, y sobre todo, por Luis Araquistain desde la revista “Leviatán”, trajo luego el arrepentimiento de estos hombres (Véase el libro póstumo de Araquistain –”El pensamiento español contemporáneo”, Ed. Losada, Buenos Aires, 1962, prologado por Luis Jiménez de Asúa). Pero al no unificarme fui tachado de socialfascista y besteirista, pese a haber militado, dentro de la F.U.E., en el B.E.O.R. (Bloque Estudiantil de Oposición Revolucionaria) que dirigían Fernando Claudín y Manolo Tagüeña; el primero vivo y el segundo muerto, pero ambos separados del Partido Comunista (Véanse sus libros respectivos “La crisis del comunismo” y “Testimonio de dos guerras” –Ediciones Oasis– México, 1973).

El estallido de la guerra civil me cogió en Madrid. El día 22 de julio de 1936 fui convocado por Margarita Nelken y Jesús de Miguel, ambos diputados por Badajoz, en la Ciudad Universitaria, y allí se me entregaron 75 fusiles del año catapúm, para que los llevara al pueblo, y con ellos hacer frente a los moros y al tercio, que, mandados por el Comandante Castejón, subían de Sevilla a Badajoz. A las órdenes del Coronel Puigdengolas, les hicimos frente a las fuerzas fascistas en la Sierra de San Jorge, en los Santos de Maimona. Al primer choque, aquellos hombres, entrenados y aguerridos, nos disolvieron y nos hicieron huir a la desbandada. Yo tomé el último tren que salía de Mérida para Madrid, y a eso le debo la vida.

En la sentencia que se dictó contra mí –Manuel Iglesias Ramírez y 43 más– (cuarenta y una penas de muerte, entre ellas la mía) en Úbeda (Jaén) el 27 de junio de 1939 (Sumarísimo de urgencia nº 15.524), se dice que, en estos días, yo asalté el Cuartel de la Guardia Civil de mi pueblo. Yo solito, frente a un gran número de guardias. Nada más lejos de la verdad. Para evitar un día de luto, invité a los guardias civiles a que, uno a uno y acompañados por mí, fuéramos a las casas de las familias amigas de ellos que me señalaran y que permanecieran allí. Así lo hicimos y la cosa resultó bien. En Villafranca de los Barros, entre los días 18 de julio y 6 de agosto de 1936 no se mató a ninguna persona de derechas, ni tampoco luego. Los únicos muertos de Villafranca fueron Paco Corredera y Hernández Prieto (sic), ambos de Falange, que al huir de nuestro pueblo fueron asesinados en Fuente del Maestre. Pese a esto cuando entraron las fuerzas fascistas en mi pueblo asesinaron a más de 600 personas.

Vuelto a Madrid, me nombran Comisario del Batallón “Margarita Nelken”, que mandaba el egregio ferroviario de Mérida Nieto. Estuvimos en la Universitaria y en Usera. Un período de descanso a principios de 1937 en Alcázar de San Juan (C. Real) y un comunicado de Indalecio Prieto por el que se me nombra Teniente Auditor para Aragón, a las órdenes directas del general Pozas y a las indirectas del Gobernador especial D. José Ignacio Mantecón. En agosto del 37 me entero en Bujalaroz de que han convocado oposiciones para el ingreso en el Cuerpo Jurídico Militar de la República. No me gusta el haber sido designado por Prieto sin más, y acudo a Valencia, hago las oposiciones, gano plaza y salgo como Teniente Auditor en Campaña con destino, como Secretario Relator, al Tribunal del VI Cuerpo de Ejército, que primero estuvo en El Pardo y luego en Hoyo de Manzanares.

El jefe de este Cuerpo de Ejército, Teniente Coronel Ortega, fanático comunista, no se entiende conmigo. Me hace la vida imposible. Acudo a Indalecio Prieto y le relato mis cuitas. Me traslada al IX Cuerpo de Ejército, mandado por un socialista y militar profesional, D. Francisco Menoyo Baños, y en el que está de Comisario un viejo amigo mío y antiguo socialista, Cayetano Redondo. Me nombran Auditor-Presidente del Tribunal Militar radicado en Úbeda. Allí aparte mi labor jurídica, hice campañas político-sociales de las que son buena prueba los periódicos de la época. Conquisté amigos en todos los bandos, porque yo jamás, conscientemente, he causado mal a ninguna persona, pensare como pensare. Mantuve, eso sí, la máxima disciplina en mi Cuerpo de Ejército, pero siempre a través del Código. Juzgado en Consejo Militar el día 27 de junio de 1939, en el Ayuntamiento de Úbeda, fui condenado a muerte y en esta situación estuve cinco meses y cinco años y medio en las cárceles de Úbeda, Puerto de Santa María y Sevilla.

En el juicio no se me dejó hablar ni alegar nada y cuando al final pronuncié la frase “si los hombres nos conociéramos mejor, nos odiaríamos menos”, se me llamó “chulo” y se dio por terminado el Consejo. Desconozco el nombre del Fiscal Jurídico-Militar, así como el del Alférez que me defendió –es un decir– y que nunca habló conmigo. El Fiscal, para probar que yo, desde el punto de vista religioso no era un creyente –¡que sí lo soy!– me atribuyó unos versos de Antonio Machado “A la muerte de Giner”: “Yunques sonad, enmudeced campanas”, que yo había traído a colación en el periódico “Democracia” de Jaén cuando murió en Francia D. Antonio.

En la sentencia contra mí dictada se dice que soy un marxista ortodoxo desde mis más tiernos años. Lo que tampoco es cierto, porque yo soy, desde los 16 años, un socialista humanista, en la línea de los Pablo Iglesias, Jaime Vera, Fernando de los Ríos, Besteiro y todos aquellos hombres trabajadores que desde Llaneza a Saborit, pasando por Trifón Gómez y Lucio Martínez, siguieron las normas éticas del P.S.O.E.

Después de la cárcel, y colocado por una cuñada mía, he trabajado en el Ministerio de Trabajo al Servicio del Seguro Obligatorio de Enfermedad, que nosotros no creamos. Tengo seis hijos, todos con carreras universitarias. Sigo tan pobre como cuando nací y lo único que odio en este mundo son las dictaduras, lo mismo las del sable que las del partido. Mi libertad termina donde empieza la tuya y viceversa. Socialista humanista antes y ahora… Aquí estoy otra vez.

Mi lucha en la clandestinidad arranca de 1946 y poseo, de esa fecha, el carnet nº 17. Ahora, se me nubla la vista cuando veo a tantos jóvenes y no jóvenes, arrogantes y en posesión de la verdad –”su verdad”-– de ambiciones personales. Ha vuelto a surgir el mito de Eróstrato. Éste incendió el templo de Diana para pasar a la historia; en este momento de España, los advenedizos matan a su madre para salir en los periódicos y ser jefecillos de facciones. Hay mucho impudor y desvergüenza. De los líderes actuales conocí a muy pocos en la clandestinidad, de los candidatos que presenta el P.S.O.E. renovado sólo conozco a nueve que actuaron entre los años 1946 y 1960.

No ataco a nadie, sólo hago una confesión sincera, cuyos extremos puedo probar fehacientemente. Una confesión de socialista de 1929, año en que fundamos la casa del Pueblo de Villafranca de los Barros Saborit, Lucio Martínez y el que suscribe.

He publicado nueve libros sobre materias laborales, políticas y literarias.

Fdo. : Manuel Iglesias Ramírez

Post scríptum de mi abuela:
“… y he dejado esta vida en Rascafría,
en la madrugada del 6 de julio de 1986…”

 

]]>
Pablo Iglesias Turrión 2015-11-25 12:30:04
¡Eureka! - ‘Oval’, el instrumento musical nacido en España que conquistó Kickstarter http://blogs.publico.es/eureka/2015/11/22/oval-el-instrumento-musical-nacido-en-espana-que-conquisto-kickstarter/ oval2

Por Christian González

 

¿Cómo se levanta uno de la cama y decide ponerse a crear un nuevo instrumento musical? En el caso de Ravid Goldschmidt fue la necesidad.

Él fue uno de los primeros músicos de todo el mundo en adoptar el hang, un curioso instrumento de percusión melódico con forma de ovni y de construcción metálica nacido en el Suiza en el año 2000. Su místico y resonante timbre, como de otro planeta, le cautivó totalmente y acabó convirtiéndose en un auténtico virtuoso, llegando a crear nuevas técnicas, métodos de ejecución, impartiendo clases… y viajando por medio mundo para dar conciertos. Aquí apareció la necesidad de algo nuevo.

“Cada hang está en un tono, por lo que para tocar un concierto necesitas varios. Y viajar por todo el mundo con una maleta y  tres hangs -el tamaño puede ir de los 20 a los 50 centímetros de diámetro-, facturando unos instrumentos que pueden desafinarse fácilmente, pasando aduanas… francamente estaba harto”, asegura.

Así se le encendió la luz. Lo que necesitaba era un hang, un poco más pequeño y que tuviera todas las escalas. Y el concepto de ’Oval’ apareció en su mente. Oval es un hang digital. A caballo entre un instrumento musical electrónico y un controlador midi. Al ser digital puede sonar como su versión analógica… o como cualquier otro instrumento: un arpa, un sitar, percusiones…

Sentado en el suelo de la sala de grabación de los prolíficos Estudios Reno de Madrid cuenta con naturalidad y un punto de orgullo cómo esa idea se ha convertido en una realidad que sostiene entre sus dos manos. De fondo suena el nuevo disco que los malagueños Chambao están grabando allí mismo y que verá la luz la próxima primavera.

Para poner en marcha su idea habló con un diseñador de Nueva York que a su vez le puso en contacto con Álex Posada, la otra mitad de ‘Oval’. Ingeniero electrónico, fundador del Estudio MID y coordinador del Laboratorio de Interacción Hangar, con él comenzó el desarrollo técnico.

El primer prototipo está fabricado en corian, un material con tacto de piedra compuesto de cuarzo, bauxita y mármol. Tiene ocho pads sensibles a la presión que además detectan en qué punto se golpea, modificando el sonido como lo haría un hang normal. Incorpora una conexión USB, Bluetooth, una batería y tiene también una salida audio. Funciona conectado a una app que está en desarrollo y que puede cargar diferentes sonidos o efectos. “Estamos combinando el mundo de los instrumentos electrónicos y el de los tradicionales. Es la fusión entre ambos mundos”, apunta.

oval3“Con el prototipo nos fuimos al festival de música electrónica Sonar y allí nos dimos cuenta de muchas mejoras que ya estamos implementando”, explica Ravid. “Por ejemplo, vamos a incorporar luces. Cada nota tendrá su propia luz y mediante la app podrá indicarte dónde tocar para que puedas aprender fácilmente.

De hecho, la formación es uno de los puntos fuertes. En todo el desarrollo han tenido en cuenta que pueda ser utilizado incluso por niños, desde el mismo tamaño -42 cm. de diámetro- hasta la app que lo controla, que tendrá la opción de enseñar al usuario a tocar el instrumento mediante prácticas con diferentes niveles, como si de un juego se tratase.

El pasado mes de junio ‘Oval’ estrenó el desembarco de la plataforma de micromecenazgo Kickstarter en España con un rotundo éxito. Pidieron 100.000 euros y consiguieron 348.000. Vendieron 600 ‘Oval’. Ravid y Alex han creado una empresa para funcionar a nivel comercial y han formado un pequeño equipo. Ahora buscan otras vías de financiación. “Kickstarter está muy bien, pero al final son compras. Es necesaria una financiación complementaria para continuar el desarrollo y la expansión del producto”.

oval1

Una expansión quizá más complicada por llevarse a cabo desde España, como confiesa Ravid. “Me sorprendió que con el éxito que tuvimos en Kickstarter no tuviésemos prácticamente ninguna repercusión en los medios. En otros países una idea nueva que se convierte en un producto con éxito incluso en el extranjero, parece que tiene más apoyos. Empujan entre todos para que salga adelante, porque lo sienten suyo. Aquí no lo he percibido. Y en cuestión de ayudas está muy complicado. Menos mal que tenemos la suerte de tener a gente como Lamari ayudándonos”.

La cantante de Chambao entra en el estudio y abraza a Ravid. Están en los últimos días de grabación. Adelanta cuál podría ser una de las primeras puestas de largo de ‘Oval’: “Me encantaría tener uno en la próxima gira”, asegura.

]]>
Opinión 2015-11-22 08:00:09
El blog de XNet - Protejamos a los Denunciantes y Alertadores http://blogs.publico.es/el-blog-de-xnet/protejamos-a-los-denunciantes-y-alertadores/ En este país, las personas que denuncian la corrupción son perseguidas en lugar de ser protegidas. En estos días, el caso de Ana Garrido es un ejemplo escalofriante de la persecución que sufre quien denuncia.

Aún así, la gran mayoría de los casos de corrupción han sido destapado por ciudadanos de a pie, no por las instituciones.

Solo con una ciudadanía activa acabaremos con la corrupción que nuestros gobiernos y muchos partidos cultivan y ocultan. Por esto, un buen número de los grupos y personas que hemos dado guerra en este ámbito, nos hemos unido en el Grupo Ciudadano contra la Corrupción y hemos lanzado un Decálogo para la protección de los Alertadores/Denunciantes.

Os pedimos que nos ayudéis a conseguir un compromiso firme por parte de todos los partidos para que añadan estos puntos básicos para la protección de quien denuncia en sus programas de gobierno.

Escríbeles en Twitter (@PSOE, @PPopular, @AhoraPodemos, @CiudadanosCs…) en FB o llama o escribe a sus sedes y envíales el Decálogo en Defensa de los Alertadores/Denunciantes con este enlace: https://xnet-x.net/decalogo-proteccion-denunciantes-alertadores/
 
Pídeles su compromiso.

Si los partidos realmente están al servicio de las personas no deberían tener miedo a los alertadores contra la corrupción.

Decálogo para la protección de los Denunciantes/Alertadores

Introducción

Las organizaciones promotoras consideran que es imprescindible en el Estado Español la elaboración de una normativa de protección específica para el denunciante o alertador de la corrupción (del inglés “whistleblower”)

A nuestro juicio, la normativa debe de perseguir la consecución de las siguientes garantías para el denunciante/alertador de la corrupción:

  1. Garantías de la libertad de expresión del denunciante de la corrupción.
  2. Garantías de la confidencialidad y en su caso de la protección de su identidad
  3. Garantías de la continuidad de su carrera profesional y su tranquilidad psicológica y personal
  4. Garantías económicas, de manera que la lucha contra la corrupción no suponga un importante menoscabo económico.

Definición del denunciante de la corrupción

Debe de establecerse un concepto claro de denunciante de la corrupción, tanto en el ámbito público como en el privado. Es indudable que, en este momento las personas que sinceramente toman la decisión de atreverse a denunciar situaciones de corrupción y connivencia de los poderes públicos, padecen situaciones de aislamiento y acoso que ponen en riesgo su carrera profesional y su tranquilidad personal que no se deben permitir.

Entendemos que el denunciante de la corrupción es aquella persona que denuncia cualquier ilegalidad, despilfarro, mala gestión, abuso de poder, un peligro sustancial y específico para la salud pública o la seguridad o cualquier otra actuación que se derive de las anteriores y donde se vean involucradas instituciones o representantes públicos.

En cuanto a las personas, debe de considerarse denunciante de la corrupción no solo el funcionario, trabajador o empleado (ya sea indefinido, temporal, etc), sino también a aquellas personas que tienen o pueden tener relación con la institución, como proveedores, aspirantes a trabajar en la institución o a trabajar para ella, consultores, o incluso voluntarios. Se trata de evitar “las lisats negras” como forma de evitar que se denuncie la corrupción. También debe incluir a los que pueden verse afectados por las actividades de una organización.

En cuanto a la carga de la prueba del denunciante de la corrupción, basta con que aparezcan indicios de la conducta que se denuncia, así como indicios – en su caso- del acoso sufrido por el denunciante, correspondiendo a la organización o institución demostrar con evidencias que no ha habido ninguna actuación ilegal, despilfarro, mala gestión, etc.

En nuestra experiencia mucha gente ha intentado utilizar el Buzón de Xnet de denuncia de la corrupción para arreglar cuentas personales y denunciar a vecinos y parientes.

La protección de los Denunciantes/Alertadores es una lucha para defender el trabajo colectivo de transparencia y denuncia y no una forma de crear una sociedad de delatores como muchas veces han hecho los gobiernos autoritarios.

Por esto, con este tema que tan de moda está ahora y tanto se puede prestar a la demagogia, debemos vigilar cómo los políticos, nuevos y viejos, lo asumen en su discurso o lo planteen en sus propuestas. Puede transformarse en una herramienta para atacarse los unos a los otros o en una herramienta para crear ejércitos de delatores fanáticos a su servicio.

Dicho eso, en este momento las personas que sinceramente toman la decisión de atreverse a denunciar situaciones de corrupción y connivencia de los poderes públicos con las tramas financieras, viven en situaciones de aislamiento y acoso que no se deben permitir.

Existen legislaciones al respecto en otros países y, a partir de ellas, trazaremos nuestra propuesta.

1. Protección de la intimidad, el anonimato y/o la privacidad del Denunciante/Alertador

Proteger de manera eficaz la intimidad, privacidad y/o anonimato de los denunciantes o testigos así como, cuando proceda, a sus familiares y personas cercanas incluyendo según el caso:

– Permitir y facilitar la denuncia anónima desde dentro de las instituciones o empresas, así como, en casos excepcionales como grandes tramas de corrupción, la toma de declaración de denunciantes mediante sistemas que oculten su identidad, aceptando testimonios mediante tecnologías de comunicación que lo permitan.

– Garantizar el derecho a las comunicaciones personales privadas investigando de oficio cualquier injerencia.

– Inclusión del denunciante, en caso de solicitarlo, y de testigos, en el programa de protección de testigos garantizando, en la medida de lo necesario y posible, su reubicación.

-Prohibir parcial o totalmente, cuando proceda, revelar información sobre su identidad y paradero.

2. Protección de la integridad física del Denunciante/Alertador

Incorporar y prever en el ordenamiento jurídico, medidas apropiadas para proporcionar protección, cuando sea necesario, contra trato discriminatorio, represalias físicas o intimidación a alertadores,testigos o peritos que presenten testimonio.

3. Defensa Jurídica

-Garantizar el derecho de alertadores y testigos a la asistencia jurídica gratuita en los procesos judiciales que suelen ser consecuencia de la condición de denunciante o testigo: tales como procedimientos o denuncias por acoso, amenazas, injurias, calumnias… Esta asistencia gratuita será desempeñada por abogados especializados.

– Medidas concretas contra la mala praxis jurídica utilizada para dilatar tiempos y elevar costes del proceso como forma de desgaste psicológico, económico con la que el alertador suele ser castigado por su denuncia.

4. Derechos Laborales

-Proteger el derecho a no ser despedido durante el proceso judicial derivado de su denuncia declarando el despido nulo en estos casos. En caso de represalias, se debería facilitar/velar por su estabilidad laboral

5. Atención psicológica y médica

– Garantizar el acceso a atención psicológica y médica gratuita para tratamiento de las consecuencias psicológicas y médicas derivadas de la situación del denunciante de la corrupción si éste lo considera necesario.

6. Legislación específica

– El ordenamiento jurídico de Estado español no regula de forma específica la situación del denunciante/Alertador. Consideramos imprescindible que exista una norma legal que proteja específicamente a estas personas y en específico los alertadores contra la corrupción.

-En paralelo, se considera conveniente impulsar un código administrativo de buenas prácticas que tenga en cuenta la protección de los alertadores y la prevención de riesgos.

En particular, esta normativa específica debería contener al menos las siguientes medidas:

Debe de garantizarse e incentivarse de forma clara la libertad de expresión, incluso antes de que se produzca la denuncia de la corrupción, impidiendo que se extienda el silencio (o la “omertá”) entre los posibles futuros denunciantes. En particular, cuando se trate de activar “checks and balances” internos resulta fundamental proteger la libertad de expresión de las personas que los ejercitan.

Como medida preventiva, hay que reconocer y defender el derecho a rechazar vulnerar la ley. Se trata de proteger de posibles represalias a las personas que razonablemente creen que se les está pidiendo que vulneren la ley durante el tiempo en que se está adoptando una decisión al respecto, es decir, antes de que se produzca efectivamente la vulneración.

Medidas para garantizar la efectividad de la denuncia
Debe de asegurarse la existencia de canales fiables para el denunciante de la corrupción. A estos efectos existirá una oficina específica en cada Departamento o Administración (o institución privada) que tendrá carácter funcionalmente independiente de la estructura jerárquica correspondiente y que garantizará la confidencialidad de la información recibida así como el anonimato del denunciante.

Medidas para garantizar la protección del denunciante.
Tipificar como infracción administrativa o incluso penal el acoso del denunciante de la corrupción, utilizando el concepto en un sentido amplio, para incluir todas las posibles conductas tanto formales como informales que se puedan emprender para impedir o perjudicar su carrera profesional o incluso su tranquilidad personal. SI ha habido una denuncia deben de establecerse presunciones que faciliten la prueba del acoso.

Tipificar como infracción administrativa e incluso penal en los supuestos más graves el intento de averiguar quién es el denunciante de la corrupción así como la posible adopción de medidas represoras contra él.

Establecer incentivos positivos de manera que los hechos denunciados no podrán originar responsabilidad administrativa o judicial para el denunciante de actividades delictivas o irregulares si se hace la denuncia dentro de un determinado plazo.

La asistencia jurídica al denunciante de la corrupción que, por cualquier razón, tenga que litigar contra el órgano o el cargo público denunciado se realizará con cargo a fondos públicos siempre que la denuncia se haya tramitado por la oficina competente o se haya abierto un procedimiento administrativo o judicial a consecuencia de la denuncia. En los mismos supuestos se facilitará asistencia psicológica con cargo a fondos públicos.

Los denunciados por corrupción siempre que la denuncia se haya tramitado o haya dado lugar a un procedimiento administrativo o judicial no podrán utilizar fondos públicos para su defensa en ningún tipo de procedimiento.

En el caso de instituciones la defensa solo podrá ser asumida por funcionarios si la Oficina frente a la que se hayan interpuesto las denuncias o la Fiscalía en su caso entiende que no están suficientemente justificadas.

Existirá un Defensor del denunciante de la corrupción en cada Administración al que se podrá comunicar las situaciones de acoso que se padezcan.

Deberá garantizarse la adecuada publicidad y conocimiento de estas normas en cada institución.

Medidas para garantizar la reparación de todos los derechos y de la situación profesional y económica del denunciante de la corrupción.

Si finalmente el denunciante de la corrupción obtiene una resolución favorable bien a su denuncia bien en lo referente al acoso, hay que garantizar que se reparen todos los efectos directos o indirectos perjudiciales que haya podido sufrir, ya se trate de costes económicos o de otro tipo (carrera, promoción profesional, etc) incluidos los daños psicológicos y morales que se hayan podido sufrir. De la misma manera hay que establecer mecanismos para proteger la identidad o para garantizar que se retiren acciones legales que puedan haber sido emprendidas contra el denunciante de la corrupción, o para garantizar que pueda cambiar de residencia o domicilio o incluso de trabajo si fuera necesario.

Medidas para garantizar la responsabilidad de los que acosaron al denunciante o realizaron actuaciones para impedir que la denuncia prosperase. Se trata de establecer una responsabilidad personal patrimonial para los responsables de estas vulneraciones, que pueden hacerse extensivas a los que no protegieron efectivamente a los denunciantes siempre que exista dolo o negligencia. Participación del denunciante de la corrupción en la investigación del caso denunciado.

Debe garantizarse su participación en la investigación del caso denunciado en la forma más adecuada según cada procedimiento. En cuanto al conocimiento social de su participación, debe de dejarse a la opción personal de cada denunciante.

7. Canales seguros de denuncia

Debe de asegurarse la existencia de canales fiables para el denunciante de la corrupción. A estos efectos existirán canales seguros de denuncia en toda Administración (o institución privada con un cierto número de empleados) que tendrá carácter funcionalmente independiente de la estructura jerárquica correspondiente y que garantizará la confidencialidad de la información recibida así como el anonimato del denunciante.

– Se trata de ofrecer formación y asistencia a los trabajadores y funcionarios que tengan que ofrecer información y protección a denunciantes, y garantizar el respeto a los derechos de los ciudadanos que reporten irregularidades.
– En particular se establecerán cauces reforzados de protección para lo/as funcionario/as con funciones consistentes en informar sobre la legalidad de las decisiones públicas que es precisamente el colectivo estratégico a proteger.

8. Comunicación institucional

– Impulsar desde las instituciones campañas de normalización y no penalización de las alertas ciudadanas, proporcionando información sobre como realizarlas y sobre las medidas de protección de que pueden gozarlos denunciantes o alertadores, una vez que sean aprobados.

9. Códigos de buenas prácticas empresariales

– Se impulsará desde las instituciones públicas la adopción de códigos de buenas prácticas empresariales que incluyan medidas específicas de protección del denunciante de la corrupción en el ámbito empresarial.

– Las empresas que superen una cantidad de trabajadores deberán disponer de un buzón de filtraciones anónimas para denunciar abusos y malas prácticas y las instituciones deberán velar porque exista y se utilice.

10. Cumplimiento de los compromisos internacionales ya suscritos.

En julio de 2006, el Estado Español ratifica la Convención de las Naciones Unidas contra la corrupción. Deben de adoptarse de inmediato las medidas en materia de anticorrupción y protección de informantes y testigos necesarias para cumplir los compromisos adquiridos al firmar esta convención.

 

ENLACES DE INTERÉS

 

 

 

ADHESIONES

Xnet – https://xnet-x.net
15MpaRato – https://15mparato.wordpress.com
David Fernández – @HiginiaRoig
Grup Contra la Corrupció a Catalunya – https://xnet-x.net/grupo-anticorrupcion-catalunya
Ana Garrido
Fernando Urruticoechea
Acción Cívica – http://accion-civica.org/
Audita Sanidad – http://auditasanidad.org/
Kontuz – http://www.kontuz.org/
Encarni Cortés
Raúl Burillo
Gestha – http://www.gestha.es/
Asufin – http://asufin.com
Pau Monserrat

 
Este decálogo combina las dos propuestas activas en este momento en el Estado español sobre alertadores y denunciantes (sobre todo en casos de corrupción).
Los textos iniciales por separado, se pueden consultar aquí: https://xnet-x.net/decalogo-proteccion-denunciantes-alertadores/#textos-iniciales. Son dos textos, uno de Xnet y Ana Garrido y otro de la Fundación ¿Hay Derecho?
Estos grupos no trabajan juntos, pero han optado por no duplicar esfuerzos y por eso utilizan el mismo Decálogo cada uno desde sus plataformas.

 

]]>
Xnet 2015-11-12 09:40:18
Economía para pobres - Derogaremos la reforma laboral http://blogs.publico.es/economia-para-pobres/2015/11/09/derogaremos-la-reforma-laboral/ Carlos Aristu, responsable de acción sindical y política sectorial de CCOO Sevilla @Aristu_Carlos
Alberto Garzón, candidato de Unidad Popular a la Presidencia del Gobierno @agarzon

Uno acaba pensando que a muchos políticos les pasa con los trabajadores lo que a los niños urbanos con los animales del zoológico. Acaban creyendo que lo que ven un día a través de la jaula sirve para explicar lo que pasa a diario en el medio natural.

Ahora entramos en campaña electoral y no será raro ver a integrantes de las múltiples candidaturas visitando centros de trabajo o estrechando manos de hombres y mujeres cuya profesión sea fotogénica; algún presidenciable hasta se parará en la calle a escuchar paciente cómo una persona desempleada le explica las penurias de su día a día. El mensaje será unánime: el empleo, nuestra prioridad.

El mundo del Trabajo está viviendo una serie de mutaciones de enorme calado, algo directamente relacionado con las profundas transformaciones relativas a la globalización, la revolución tecnológica, la adaptación al cambio climático, etc. Pero hay algo que no va a cambiar, y es la trascendencia que las relaciones y derechos adscritos a la propia relación laboral tienen para una sociedad como la nuestra. Ya se trabaje en una gran industria o desde el sillón de casa, en la hostelería, la aeronáutica o la comunicación, la calidad y cobertura social del empleo será determinante para la mayor parte de nosotros. Y por eso, cómo se configure el marco laboral es crucial para determinar qué modelo social queremos para el futuro.

A menudo se cree que las reformas laborales sólo producen efectos de tipo económico. Nada más lejos de la realidad. El marco de relaciones laborales de un país refleja también un modelo de convivencia social. La trascendencia del fenómeno del Trabajo en las vidas de la gente es capital, por lo que restar elementos democráticos y libertades en el centro de trabajo, o favorecer el desequilibrio de poderes entre la parte más débil y la más poderosa, conlleva un efecto similar en las pautas generales de esa sociedad. La sucesión de reformas laborales emprendidas por los últimos gobiernos de PSOE y PP -que generaron tres huelgas generales en un periodo de tres años, algo inédito en nuestro país- han dado soporte a un modelo de relaciones laborales muy concreto. Un modelo que, bajo la errónea creencia de que la competitividad empresarial se ha de ganar por la vía del abaratamiento de costes laborales, ha instaurado un estado de necesidad y miedo en los centros de trabajo. Miedo lógico, ante la facilidad de un despido que no sólo se ha abaratado y subvencionado, sino que se ha liberado de trabas administrativas y tutelas judiciales. Un modelo que no concibe el equilibrio entre las partes -básico en cualquier manual de Derecho laboral-, y favorece en cualquier negociación la decisión unilateral del empresario frente a lo que otrora eran derechos de la parte social. Un sistema que debilita la participación organizada de los trabajadores a través de sus organizaciones sindicales y busca la interlocución individualizada que suele acabar en “haces esto o ya sabes lo que hay”.

Estas reformas laborales han facilitado que bajo sus años de vigencia se haya destruido el mayor volumen de empleos de la historia de nuestro país. Pero también han instalado un marco laboral que hace que el 95% del empleo que se genera sea precario, temporal, sin derechos, y haga que el 30% de quienes tienen un empleo sean trabajadores pobres, así como que miles de jóvenes sean empujados a la condición de falsos autónomos como paradigma de las nuevas formas de explotación -y encima las estadísticas los etiqueten de  emprendedores-.

El último movimiento del gobierno del PP a escasas semanas del fin de la legislatura –la publicación de un nuevo Estatuto de los Trabajadores que incorpora todas las reformas realizadas en los últimos años– pretende grabar a fuego este salvaje marco de relaciones laborales para que cualquier intento de dar marcha atrás por parte de cualquier fuerza política y social transformadora se encuentre con importantes obstáculos. Una vez más el PP demuestra su carácter autoritario y antidemocrático: en un momento en el que los sujetos sociales contestatarios se plantean la derogación inmediata de las reformas laborales, cuando los tribunales las están desautorizando o vaciando de contenido, cuando se está demostrando que no cumplen los objetivos planteados y que están condenando a la mayor precarización posible a nuestras mayorías sociales, el gobierno del PP sistematiza y consolida todas estas reformas. Se trata de un texto que nace moribundo; un magnífico ejemplo de irresponsabilidad legislativa. Desde Izquierda Unida proponemos precisamente lo contrario: derogar las reformas laborales anteriores y además reemplazar este Estatuto de los Trabajadores que da la espalda al trabajo y plantear una carta de derechos del Trabajo, un nuevo marco normativo laboral discutido con los agentes sociales y con amplio debate, enfocado en la protección laboral, el trabajo digno y la erradicación de la discriminación y la división sexual del trabajo.

Tampoco nos produce ningún consuelo –ni sorpresa– la propuesta del PSOE al respecto, por mucha renovación cosmética que haya experimentado. El equipo de Pedro Sánchez en materia laboral –que es en buena parte el mismo que el que diseñó la reforma laboral de 2010– no tenía intención de derogar totalmente la reforma laboral del PP de 2012 (ya que ello supone tumbar artículos idénticos a los que su formación aprobó dos años atrás) y sólo ha modificado –a regañadientes– su postura debido a la presión de otras federaciones. Es difícil entender cómo tienen el valor de abanderar los derechos cuando dudan si derogar o no la reforma laboral más salvaje que ha sufrido la clase trabajadora de este país. Su nueva propuesta coincide curiosamente con la que presenta el Círculo de empresarios, y pasa por reducir la participación de quienes trabajan en la empresa, buscando tutelar y manipular a los sindicatos desde una postura paternalista, ofreciéndoles falsas promesas y alianzas. Cualquier sujeto que pretenda verdaderamente proteger los derechos laborales debe apostar necesariamente por lo contrario: aumentar la democracia en las empresas; las estructuras de representación de los derechos en la empresa deben reforzarse, no adelgazarse. Izquierda Unida lleva mucho tiempo discutiendo en muchos foros con los sindicatos, donde han nacido propuestas para reforzar la representación de quienes trabajan en las pequeñas empresas, obligando a establecer órganos representativos incluso en las empresas menores de 10 trabajadores. Pero sin olvidar que no se pretende tutelar a los sindicatos sino abrir un diálogo social real y respetuoso.

Por último, debemos denunciar y arrancar las caretas que utilizan algunas fuerzas políticas como Ciudadanos, que dicen apostar por fórmulas novedosas cuando su propuesta estrella de “contrato único” no sólo es antiquísima sino profundamente dañina para los derechos de los trabajadores (no por casualidad es una histórica aspiración de la derecha económica). En España ya tenemos un contrato único, que es el indefinido tal y como reza el artículo 15.3 del Estatuto de los trabajadores, aunque se reconozcan determinadas excepciones como los contratos temporales (¿acaso un supuesto nuevo “contrato único” no las tendría?). El problema es que la inmensa mayoría de los contratos temporales hoy día vigentes están celebrados en fraude de ley en beneficio de los empleadores. La solución pasa, en consecuencia, por perseguir fehacientemente el fraude laboral que cometen tantos empresarios españoles y no por inventarse una nueva fórmula de contrato que lo único que lograría sería reducir la indemnización por despido de los nuevos contratos al mismo tiempo que convertiría en legales todos esos contratos fraudulentos que inundan el mercado laboral español. Los problemas complejos nunca se solucionan con remedios simples.

Estas son algunas de las bases del proyecto de país que tienen reservado para nosotros. Un país donde quienes han trabajado no puedan gozar de unas pensiones ganadas a pulso, y quienes trabajen no consigan salir del círculo de la pobreza a pesar de ello. Un país donde la libertad y la democracia no llega al centro de trabajo, y más de 300 sindicalistas tienen procesos judiciales abiertos por causas relacionadas con un derecho constitucional como es el de huelga. Sobra decir que durante estos años, más de 50.000 millones de euros han sido traspasados desde las rentas del Trabajo hacia las rentas del Capital. Siempre hay quien sale ganando.

Desde Izquierda Unida creemos en un proyecto de país diferente. El modelo social que defendemos tiene garantizada una mejora sustancial del conjunto de derechos y libertades en el espacio laboral para hacer posible que la mayoría de la gente -la que vive o aspira a vivir de su trabajo- pueda hacerlo con dignidad.  Aspiramos a representar de la mejor manera posible los intereses de todos aquellos que, cansados de que les digan que no hay otra forma de hacer las cosas, miran a la luna y -como decía Pietro Ingrao- la desean. Podemos decirlo con franqueza porque nuestra candidatura está compuesta por hombres y mujeres a quienes no es ajeno ni el sufrimiento ni el miedo del que os hablábamos, gente que viene de donde vosotros y no aspira a cruzar ninguna puerta giratoria. Gente que no se calló cuando esas reformas laborales fueron aprobadas, ni dejó de luchar contra ellas en la calle. Gente que no precisa ir a ningún zoológico para veros ni para interpretar lo que pasa en el mundo del Trabajo. Os animamos a sumaros a este proyecto.

]]>
Alberto Garzón 2015-11-09 12:50:45
Ciudadana en el Congreso - Se acabó la X Legislatura http://blogs.publico.es/isabel-rodriguez-garcia/2015/10/22/se-acabo-la-x-legislatura/ Esta semana se pone fin a la X legislatura. Es momento de balances, de recuerdos, y hasta de despedidas;  pero sobre todo es un tiempo de esperanza. Es tan rápida la política actual, que apenas hay tiempo de hablar del presente y nos ponemos a anticipar el futuro inmediato.   Por eso quiero aprovechar estas líneas para recordar cosas que merece la pena que no olvidemos, y sirvan de referencia para construir el mañana.

No podemos olvidar que hemos vivido cuatro años duros. Duros, sobre todo, de puertas hacia fuera. Mucho sufrimiento en la calle,  situaciones  personales y familiares dramáticas como consecuencia de la crisis y la respuesta de la derecha.

Dentro del Hemiciclo, el trabajo no se nos puso fácil. Todos los grupos políticos hemos estado sometidos al abuso de mayoría que ha llevado a cabo el Grupo Popular y el Gobierno.   Ni tan siquiera cuidaron las formas. Tenían esa mayoría tan absoluta que les permitía sacar adelante todas las iniciativas con los únicos votos de su grupo y  no se conformaron con ello, prefirieron gobernar a base de decretazo. Record histórico  decretos leyes. Esta mayoría, les ha llevado a tambalear los cimientos constitucionales sin complejos.  Reformas legales con claros indicios de vulnerarlos, nos ha llevado interponer más de 30 recursos ante el Tribunal  Constitucional.  Otro lamentable record.

Se da por hecho que tras las elecciones comienza un tiempo de “pactos”, y yo diría que ese tiempo ya ha empezado.  Con alguna anomalía. Siempre he creído que es el gobierno quien tiene la responsabilidad de acordar, de llegar a consensos, de conseguir sacar adelante sus medidas con el mayor apoyo posible.  Y Rajoy  parece que se propuso lo contrario. Ha habido muchos acuerdos, muchos pactos. El Gobierno consiguió  el consenso de la mayoría de fuerzas políticas en contra de sus políticas. Nos opusimos a su reforma laboral, nos opusimos a la reforma educativa o la reforma penal y la ley mordaza. Sorprende ahora escuchar a los dirigentes del PP y del gobierno decir que estamos todos los partidos políticos contra ellos, cuando la realidad es que en esto años fueron ellos los que gobernaron contra todos, frente a todos. Así,  para intentar ver el lado positivo de este tiempo, diría que aprendimos una buena lección. Nada es para siempre. Los derechos no son irreversibles, es posible retroceder.  Y esto nos ha de servir para trabajar en su reconstrucción, y conservación.

Ha habido un avance importante, que no quiero pasar por alto, y es que se ha producido una mayor  implicación política de la ciudadanía española.  Si en algo, no se avanzó suficiente en el desarrollo democrático de nuestro país es que no se consolidaron los deberes como ciudadanos.  Y en este tiempo de ataques a los derechos, se ha    despertado el ejercicio de nuestros deberes y el interés y  la participación  en lo público.

Y sobre todo, lo mejor de esta legislatura es que llegó a su fin. Se abre un tiempo nuevo, un tiempo de esperanza.   Poner de nuevo a las personas en el centro de las decisiones  políticas es necesario.  Que los acuerdos  y los pactos se alcancen mirando hacia afuera, buscando el bien común. Es el momento de que  una nueva generación nos responsabilicemos del presente y el futuro de nuestro país.  Liderar  y asumir  este compromiso para, como hicieron nuestros  padres y abuelos ─sin olvidar a las madres y abuelas─, ofrecer un mañana mejor a nuestros hijos e hijas.

]]>
Isabel Rodríguez García 2015-10-22 07:07:49
La pizarra de Yuri - Retorno a Ferrol, este sábado 17 de octubre de 2015 http://www.lapizarradeyuri.com/2015/10/15/retorno-a-ferrol-proximo-sabado-17-de-octubre-de-2015/ Presentación del documental sobre Chernóbil de César Toimil

Por la mañana, paseo a las 11:30 desde la Plaza de Armas, frente al Concello. Por la tarde, a las 19:00, presentación del nuevo documental sobre Chernóbil de César Toimil. (Clic para ampliar)

Pues eso, nada, que este sábado vuelvo a Ferrol con César Toimil para participar en la presentación de su documental sobre el accidente de Chernóbil. Pero no, no te preocupes, no va a ser una de esas presentaciones formalotas y aburridas. :-P Vamos a aprovechar para hacer un par de cosas chulas, un poco siguiendo la línea de mi visita anterior.

Por la mañana, unos coleguitas –y eso te incluye a ti ;-) – hemos quedado a título particular a las 11:30 de la mañana en la plaza de Armas, delante del Concello. Iremos a dar un paseo por la ciudad si el tiempo acompaña, y si no nos meteremos en algún garito a almorzar, o ambas cosas, charlando de nuestras cosas. Puedes venir a solas o con quien quieras. Como esto es informal por completo –literalmente :-P – comenzaremos hablando de este asunto de la radiactividad y los desastres industriales y esas cosas pero seguiremos por donde vaya saliendo, sin limitación de temas o tiempo hasta que se haga la hora de descansar un poco. A lo libre.

Y luego ya por la tarde, a las 19:00, pasaremos a la presentación propiamente dicha en el Centro Torrente Ballester (mapa.) Aquí nos centraremos un poquito más en la temática, y ármate de paciencia porque al menos yo pienso soltarte una pequeña largada sobre aquello que dijo Wernher von Braun: “La ciencia es como un cuchillo; si se lo das a un cirujano tendrá un uso y si se lo das a un asesino, otro muy distinto.” Y, añadiría yo, si se lo das a un imbécil la liará parda. Lo demás es sorpresa. Esperamos contar también con el concejal de Cultura. Pero tranqui, que prometo cortarme –prometemos cortarnos– con la longitud y luego, como de costumbre, nos dedicaremos sobre todo a charlar y debatir sobre estas y otras cuestiones.

A lo mejor esta no es tu idea de un gran plan para un sábado. :-P Pero si lo es, ¡ahí nos vemos! Ah, sí, como siempre, todo es gratis total (bueno, salvo lo que te quieras tomar, ¿eh?) Pero por lo demás, como si fueses ministro, o ministra, o algo; aquí tratamos a nuestra gente, la gente que ama la ciencia, bien. :-D

]]>
Yuri 2015-10-15 14:28:02
Jaulas Vacías - Un diputado para dar voz a los animales http://blogs.publico.es/jaulas-vacias/2015/10/12/un-diputado-para-dar-voz-a-los-animales/ Justo hace una semana, el Partido Animalista portugués se convertía en la gran revelación de las elecciones legislaivas portuguesas, obteniendo por primera vez un diputado a nivel estatal.
PAN
Siguiendo la estela del partido animalista holandés, que ya goza de representación en el Congreso y en el Senado holandés, así como en el Parlamento Europeo, y del Partido Animalista alemán que también tiene un eurodiputado, los animalistas avanzamos en el terreno político, consiguiendo que nuestros representantes den voz a los animales desde las instituciones.
En España, el Partido Animalista PACMA consigue un crecimiento exponencial cada vez que se presenta a unos nuevos comicios. Sin subvenciones públicas, sin deber dinero a los bancos, y sin aparecer en los medios de comunicación.
 
Los casi 180.000 votos de las pasadas elecciones, y un creciente apoyo social avalan nuestras propuestas en defensa de los animales, el medio ambiente y la justicia social.
Nuestros votos son la mejor carta de presentación para defender las iniciativas que llevamos adelante. Los votantes de PACMA son el mejor apoyo para conseguir leyes que protejan a los animales, ya que ningún otro partido defiende estos ideales cada día, con todas sus fuerzas, sin descanso.
El Partido Animalista ha conseguido marcar la agenda política a lo largo de toda la campaña contra el Toro de la Vega, con una estrategia legal, de presión social y política sin precedentes. Muchos partidos que no habían dicho una palabra de animales se han visto obligados a posicionarse.
PACMA ya se ha convertido en una formación política influyente sin haber entrado en las instituciones, imagina lo que conseguiremos el día que obtengamos representación.
En diciembre tenemos una oportunidad de conseguirlo.
]]>
Silvia Barquero 2015-10-12 21:49:15
Marco Incomparable - Eva Carneiro contra José Mourinho http://blogs.publico.es/sandra-bulos/2015/09/24/eva-carneiro-contra-jose-mourinho/ mourinho-carneiro-reuters

 

Primero le cayó una bronca de José Mourinho por hacer su trabajo (es decir, por atender a un jugador de su equipo sin tener demasiado en cuenta el reloj ni el marcador). El detalle le valió el apelativo de “hija de puta” por parte de su jefe. Después el entrenador la vetó en el banquillo para que fueran otros miembros del equipo médico quienes asistieran a los encuentros del Chelsea.

 

En medio de todo este enfrentamiento con alguien tan racional y de trato fácil como es el técnico portugués, la doctora gibraltareña Eva Carneiro se encontró en las páginas de The Sun con la venganza de un exnovio que aprovechaba el momento justo para subirse al carro de la popularidad.

 

Que si le gustaba el sexo más que a un tonto un lápiz, que si iba a atender a los jugadores de noche y volvía a la mañana siguiente… todo aderezado de palabras como “ninfómana” y de unas enormes ganas de revancha. Información muy relevante para juzgar la competencia profesional de la médico.

 

Según el diario inglés The Independent, si la Federación Inglesa de Fútbol (FA) considera los insultos de Mourinho a Carneiro “sexistas”, el entrenador podrá ser sancionado con cinco partidos por su comportamiento.

 

Mientras tanto, esta mujer convertida de la noche a la mañana en villana para los seguidores de Mou y en heroína para quienes no entienden las filias ni las fobias del entrenador portugués, ha decidido abandonar el equipo en el que hasta ahora trabajaba y se plantea demandar al Chelsea por no ampararla ante los ataques públicos del técnico. Un episodio lamentable para un club que no parece haber estado a la altura en una situación de posible sexismo por parte de uno de los miembros más destacados del equipo.

 

]]>
Sandra Bulos 2015-09-24 08:35:26
Ciudad Popular - Smart cities: Negocio, Poder y Ciudadanía http://blogs.publico.es/ciudad-popular/2015/09/07/smart-cities-negocio-poder-y-ciudadania/ I. La tecnología no siempre juega a favor de los ciudadanos. O los usos contradictorios de la revolución informacional.

En el año 2010 IBM lanzó una campaña publicitaria: Smart Cities Challenge. Y en el  año 2011 lanzan un nuevo producto dirigido a un público específico y extenso: los gobiernos locales: Intelligent Center for Smarter Cities. Se trata de ofrecer el tratamiento de la información  utilizando las tecnologías informatizadas o digitalizadas para exponer las problemáticas urbanas y las respuestas más generalizadas. Sobre transportes y movilidad, salud pública, vivienda, seguridad ciudadana, estado del espacio público, gestión de los servicios urbanos básicos (agua, energía, infraestructuras, etc.), reconversión de zonas degradadas o en proceso de cambio, grandes proyectos expansivos, etc. Las informaciones y las soluciones devienen “objetivas”  y  las grandes empresas de servicios (con frecuencia más privadas que públicas) se presentan como poseedores de las respuestas. Algunas grandes ciudades compraron el producto, Rio de Janeiro la primera, con resultdos más que dudosos. Luego este producto y los similares han ido vendiendo a las ciudades cualquier cosa que se etiqueta “smart city”.

Hay que tener en cuenta el porqué de la emergencia de este mercado y del éxito del eslogan. Las administraciones locales por una parte son las hijas menos queridas de los Estados. Poseen escasos recursos en relación con las demandas sociales de proximidad. Son minusvaloradas en el escenario público y se les considera con frecuencia reacias a la modernización o al localismo. Por otra parte  en las últimas décadas las instituciones políticas y los partidos han perdido credibilidad y los ciudadanos mantienen una cierta confianza en gobiernos locales y es en este marco que pretenden acceder o conquistar sus derechos y reivindicaciones. Las dinámicas participativas y las políticas neoliberales han coincidido sin pretenderlo en revalorizar las políticas locales. En unos casos con vocación democrática  y en otros casos en transferirles competencias inasumibles y favorecer las privatizaciones. En este entorno, global y local, las ciudades grandes y medias especialmente, han emergido como actores sociales, representados por los gobiernos y las elites locales. Las ciudades se hacen publicidad: globales más o menos, competitivas, sostenibles, integradoras, inteligentes, del conocimiento, participativas, atractivas, de calidad de vida, etc. Unas etiquetas que en muchos casos sirven para legitimar políticas locales casi siempre contradictorias respecto a los objetivos que se anuncian. Se vende la ciudad a favor de unas minorías que se lucran de los acelerados procesos de acumulación de capital mediante usos depredadores,  intervenciones especulativas y  mercados cautivos.

IBM no es  una ONG, ni un organismo bien intencionado de Naciones Unidas, ni una federación de entidades públicas o ciudadanas. Es una empresa integrada en el capitalismo financiero global que únicamente pretende conseguir un lucro a corto plazo para lo cual precisa la comprensión de los gobiernos nacionales y la complicidad de las grandes empresas de servicios. Es una gran multinacional que sirve y se sirve a y de los poderes políticos y económicos de cada país. En la práctica persigue tres objetivos. Primero: vender hardware en muchos casos sobredimensionado o inadaptado al gobierno o municipio. Se aprovechan del papanatismo de políticos o funcionarios que pretenden situarse por una vía rápida en la última modernidad. O por complicidad corrupta. Es escandaloso el coste o el despilfarro que se producen en nombre de la tecnología y de la información, de la falsa sostenibilidad o de la gestión privada de servicios de carácter público. Segundo: la tecnología comporta un conjunto de ítems e indicadores sectoriales, sin relacionarse los unos con los otros. Lo cual no tiene en cuenta las necesidades de las poblaciones pues la vida urbana requiere políticas integrales e intedependientes. Gran parte de la información no es de fácil acceso ni de comprensión para la gran mayoría. Y sobretodo en muchos casos la información es poco significativa. Por ejemplo la magnitud de las desigualdades o los beneficiados del uso de la ciudad no aparecen. Tercero: se uniformizan las políticas al margen de las estructuras y comportamientos sociales, las culturas históricas locales, las prioridades que requieren cada lugar. Es la versión tecnoeconómica de la “ciudad genérica”. Las ciudades pierden identidad colectiva y la ciudadanía se atomiza. Los ciudadanos lo son cuando son “conciudadanos” y se pueden identificar con su lugar.  Todo ello legitimado por las”nuevas tecnologías” cuya aplicación nos dicen conseguiremos ciudades maravillosas y ciudadanos felices. Una anécdota. Una autoridad barcelonesa (ahora exautoridad) declaró en un marco internacional que mediante el uso de las tics (tecnologías de información y comunicación) se resolverán las desigualdades sociales.

IBM ha puesto de moda el anglicismo Smart City que ha sustituido su equivalente en castellano,  ciudad inteligente, que es menos excitante polisémico. También otros términos o eslóganes han pasado de moda como algunos ya citados: ciudades competitivas, del conocimiento, con marca reconocida, creativas, etc. El término smart deviene multívoco:  inteligencia, inmediatez, accesibilidad a todo tipo de conocimientos, progreso, ultramodernidad, al alcance de todos los ciudadanos, etc.  El término smart city en sí mismo es, o parece,  neutro. Su uso, como se ha expuesto, no lo es. Las tecnologías transformadoras de la vida social en sus inicios representan una promesa. Pero en sociedades altamente desiguales y poderes políticos cómplices sus usos sociales se pervierten. Como ocurrió en otros momentos históricos en los las tecnologías juegan un importante rol de cambio. Es el caso primero con el vapor y la gran industria.. También con  la segunda revolución protagonizadas por la electricidad y la telefonía. Y  ahora con la informatización. La historia nos enseña que las promesas de las grandes  innovaciones tecnológicas han servido para lo bueno o para lo malo, para mayorías o para minoría, con efectos positivos o todo lo contrario. En todo caso no son neutras. Sus usos han sido casi siempre ambivalentes.

Algunos ejemplos. La industria, a partir del vapor, fue durante décadas un gran progreso económico y una escandalosa regresión social para las clases populares, migrantes del campo a la ciudad. Las innovaciones en la organización del trabajo fueron casi siempre a lo largo del siglo XIX y inicios del XX en detrimento de los trabajadores y trabajadoras. La electricidad representó un gran progreso social y económico a finales del siblo XIX cuando se supo aplicar la tecnología para usos prácticos: alumbrado de las calles, transportes, fabricación de todo tipo de productos, etc. Pero aún hoy en mucha ciudades la electricidad no llega a barrios y calles y viviendas, incluso en Europa. Los sectores populares pudieron utilizar los transportes pero los tranvías y los metros hicieron posible que fueran gradualmente excluidos de la ciudad central y expulsados hacia zonas periféricas. Antes caminaban 15 o 30 minutos, ahora deben pagar el precio del transporte y  a su jornada de trabajo se le añaden en muchos casos dos, tres o más horas del transporte. Los semáforos en teoría regulan la circulación y protegen a los ciudadanos. Pero representan un alto coste para la ciudadanía, generan una cultura de la prisa y multiplican los accidentes. Una ciudad sin semáforos, excepto grandes vías, obligaría a una movilidad tranquila.  El coche urbano va aparejado a los semáforos, autovías segregadas y dispersión urbana. Es la conversión del ciudadano en individuo atomizado y la  creciente dinámica disolvente de la ciudad.   Por lo tanto sería ingenuo pensar que la revolucion informacional es y será una fuente de bienestar para el conjunto de la población. Dependerá de cómo se confronten los poderes económicos y en gran parte políticos y las redes y comunidades ciudadanas con vocación democratizadora. Unos con afán de concentrar la información, como es el caso hoy de Smart Cities. Los otros que combaten por el hardware abierto y  el software libre

II. Tecnologías y Bienes comunes. O como hacer posible socializar los usos de las tecnologías informacionales.

Un  geógrafo y urbanista, Michael Batty, en un artículo de 2013 (Dialogues in Human Geography) analiza las bases de datos sectorializados y constata que no permiten entender las dinámicas urbanas. Considera indispensable conocer los movimientos de la población y las movilidades urbanas y relacionarlo con la evolución de los usos y los precios del suelo. A partir de lo cual pone en cuestión las bases de datos, el Big Data y le contrapone el Data City producido desde la base por parte de los actores urbanos. Y advierte del peligro de la concentración de la información en las cúpulas de los poderes políticos y económicos que en muchos casos, conscientemente o no, presentan las informaciones de forma tal que no se pueden deducir los factores causales de los procesos urbanos. No basta que exista la información, es necesario  participar en la producción de la misma. En la la sociedad industrial capitalista, basada en la acumulación del capital,  los propietarios del mismo poseen las infraestructuras y los productos materiales y lo convierten todo en mercancía, incluso el trabajo humano. En la sociedad informacional las infraestructuras, Internet y Webs, las autovías de comunicación  y los contenentes o soportes de la producción inmaterial, son, o deben ser consierados,  de naturaleza pública. Lo cual no impide que el marco económico y jurídico existente tiende a privatizar los usos de la información.

La tecnología informacional nace a partir de dos bases que legitiman el “bien común”. Aparecen y se desarrollan en el ámbito público y  con un protagonismo destacado de sus creadores a partir de su capacidad innovadora. La cultura  en la que emerge esta creatividad  no tiene nada que ver con el capitalismo industrial, procede más bien de una cultura humanista y postmoderna, individual y relacional, libertaria  y no institucional,  de organización horizontal y de rechazo a  la concentración del “capital inmaterial”. Valoriza la libertad individual y las comunidades de base, el acceso universal a la información y la multiplicación de lazos sociales, promueve la creatividad y rechaza la propiedad privada sobre los bienes inmateriales. Pero la realidad no es tan justa y benéfica como sus promesas.

Veamos primero lo más elemental: el acceso a la información y al conocimiento.  Se impone la tendencia a la centralización de la información y a las consiguientes limitaciones de acceso. Las administraciones públicas son muy reticentes a  facilitar una parte importante de la información. Las empresas privadas, incluso las que gestionan servicios públicos o de interés general, mucho menos.El caso de IBM y su campaña de Smart Cities son el ejemplo más expresivo de la voluntad de excluir a la ciudadanía. Incluso las Universidades si bien ofrecen productos de conocimiento (como acceso a las tesis de doctorado o maestría, o los moocs) no informan del todo sobre las condiciones de producción del conocimiento: financiamiento por empresas privadas y las condiciones que imponen, remuneraciones reales del personal directivo y de los altos niveles académicos, controles ideológicos y económicos de las líneas de investigación. Un caso escandaloso es el control que una  oligarquía económica-académica, vinculada a los organismos financiadores de la investigación, controla los  comisiones teóricamente públicas que seleccionan los proyectos de investigación (es el caso de la Unión Europea) y también los comités   directivos de las revistas indexadas (la mayoría norteamericanas) que condicionan las carreras académicas. En cambio los investigadores y productores de información, sean del ámbito académico, profesional o social y las organizaciones o comunidades de base han promovido las normas que facilitan el acceso a todos los productos inmateriales.

El acceso a la información y al conocimiento puede hacer morir de éxito. La acumulación de datos brutos y de informaciones sobre los conocimientos e ideas es enorme. El crecimiento es exponencial. Por ejemplo Google se sostenía con  40 000 servidores en 2004, un millón en 2007 y es probable que ahora supere los diez millones. Por lo tanto  hay que hacer un gran trabajo muy creataivo para facilitar el acceso a los datos que desea el usuario y los significados que permitan la comprensión de los aspectos de la realidad que interesan. La acumulación de información, la complejidad del acceso y la pobreza de los elementos interpretativos hace que la ciudadanía acabe más confusa y menos informada que en el pasado. De todas la prioridad hoy es garantizar el derecho a la Open Data, el acceso a toda la información y productos de conocimiento acumulados en las administraciones públicas, las aportaciones científicas y culturales y las empresas públicas en la medida que su producción es de interés general o se beneficia directamente del entorno territorial o cultural en que están insertas. El acceso a la información y sl conocimiento es un bien común. Hay una restricción: el derecho a la intimidad. Los datos personales, excepto los que tienen carácter público (pasaporte, dirección legal, tarjeta de seguridad social, etc), deben ser preservados si la persona no lo autoriza. Este derecho tiende sin embargo a ser vulnerado por ejemplo  por las empresas  para definir públicos-objetivo de la publicidad. Y, peor aún, el acceso a los datos personales facilita al poder político controlar a la ciudadanía y si es el caso reprimir a los opositores políticos, a los activistas sociales y los practicantes del pensamiento crítico. Es una parte negativa de la sociedad informacional..  Pero la parte positiva, real y potencial, puede ser libertadora.

Las tics son, o pueden ser,  hoy un instrumento democratizador de la democracia. A pesar de las limitaciones debido al carácter embrionario de los usos y aplicaciones de las tics (tecnologías de información y comunicación) y de las tensiones que se generan entre la población, o los colectivos sociales más implicados, y los poderes públicos y económicos, el desarrollo de las tics y la progresiva socialización y empoderamiento por parte de la ciudadanía ofrece una oportunidad democratizadora. Los usos sociales de las tics son hoy un instrumento de resistencia a los poderes dominantes y de alternativas políticas, económicas y culturales. Las comunidades ciudadanas y las redes sociales son un instrumento potente de control, de crítica  y de denuncia , de reividindicación y de propuestas. Son o pueden ser un contrapoder, crean tejido social, se hacen fuerza colectiva. En segundo lugar las tics son  un medio para promover la economía compartida y la ciudad colaborativa. Se multiplican principalmente formas de consumo de bienes y servicios, de reparación y de producción, de construcción de pensamiento compartido, de crítica a los modelos políticos y económicos, de creación de nuevos espacios de vida colectiva y de síntesis de las tradiciones o elementos locales con las innovaciones culturales. En  tercer lugar los colectivos tienden a articularse, se complementan o se solidarizan unos con otros en territorios locales o regionales. Su propio desarrollo lleva a plantearse un pensamiento global y a generar articulación en ámbitos cada vez mayores. Hubo un tiempo en que se pretendía pensar globalmente y actuar localmente. Un discurso progresista pero marcado por un pensamiento vanguardista (up down).. Ahora se invierte la práctica intelectual y política: : se piensa local y se actúa globalmente (bottom up).

III. Smart cities versus ciudad democrática y sostenible.

Smart cities es un simple eslogan publicitario que ha sido asumido acrítica y mediaticamente por los medios profesionales, académicos y políticos. Aunque la crítica es cada vez más generalizada y esta “marca” oportunista y confusionaria tiene un futuro muy limitado. La cuestión no es el término, es lo que sugiere y se publicita. Imaginación, tecnologías de vanguardia, acceso directo a todo tipo de informaciones, conocimientos precisos de cada uno y de todos los servicios y de  las actuaciones de agentes públicos y privados, protocolos de aplicación de las mejores soluciones para todos los problemas, etc. Un cuento manipulador. Se cualfica al smart city y las tecnologías avanzadas como medio par que los ciudadanos sean protagonistas de la  gestión y transformaión de la ciudad., tanto a escala individual como asociativa. Si que pueden contribuir a ello pero no por medio del producto que se vende a partir de este eslogan promocionado por IBM. Las informaciones son de difícil acceso en muchos casos, no tienen en cuenta las relaciones causales entre ellas y no hay ninguna intención crítica ni propuestas innovadoras. No tienen en cuenta la radical especificidad de cada ciudad, contribuyen al uniformismo genérico que ya predomina en gran parte de las ciudades. El producto prefabricado  no es adaptable a una ciudad concreta.

Las respuestas genéricas pretenden responder  a un problema específico. No solo son las  alternativas son  adecuadas. También son erróneas y negativas. La supuesta eficiencia de la propuesta reproduce el problema a una escala mayor. ¡Hay atascos en la red viaria? Se  proponen vias alternativas lo cual aumenta el espacio contaminado y congestionado. Se hacen estudios de movilidad vivenda-trabajo o cualquier otro tipo de movimientos cotidianos y se proponen aumentar las infraestructuras en lugar de promover transformaciones urbanas y reorientar los hábitos sociales. En cambio se hacen más autopistas urbanas, aunque sea por el subsuelo o por el aire, fraccionando o segregrando las periferias, generando discontinuidades y exclusiones, se multiplican los costes de energía no renovable y se contribuye al calentamiento del planeta. Los proyectos de “ciudades genéricas”,  proyectados por grandes empresas han resultado un fracaso, Un precendente fue el de la General Motor que propuso despedazar las ciudades americanas a base de multiplicar las autopistas. La “ciudad genérica” que anunciaba Forrester  (Urbab Dynamics, 1969) tiende a no ser ciudad.

Un ejemplo del mal uso de las tecnologías  ocurre con con la obsesión securitaria.. Más seguridad, más cámaras, más controles,  más miedos, más despilfarro y más persecución a los diferentes. Se instalan cámaras por todas partes a sabiendas que no tienen casi ninguna utilidad práctica. Pero no se admiten  en las prefecturas y comisarías donde se practican malos tratos a delincuentes, sospechosos y ciudadanos detenidos arbitrariamente. El espacio público deviene espacio vigilado, peligroso si hay exceso de vigilancia o ausencia de la misma. Es un negocio para las empresas del ramo y los gobiernos dan imagen de autoridad. Se atemoriza a la ciudadanía, se la vigila más que se la protege. La tecnología no se pone al servicio de los ciudadanos, sino satisface la voluntad de control de los gobernantes. Otro ejemplo de mal uso de las tecnologías ocurre cuando se utiliza el medio ambiente para instalar en los edificios tecnologías sofisticadas, costosas de producción y de mantenimiento (como ocurre con las cámaras en el espacio público). En muchos casos no solo suponen un coste innecesario sino que generan problemas sanitarios e incomodidades  diversas al faltar el aire, el sol, las perspectivas, etc. Con frecuencia los edificios inteligentes a la hora del funcionamiento resultan bastante más tontos que los convencionales. Pero alguien ha obtenido beneficio con ello. En resumen con el smart city , gobiernos y grandes empresas, buscan prestigio, ostentación, negocio, control social y muy pocas veces el interés de los ciudadanos.

Las tecnologías, sea cual sea la buena intención de sus diseñadores y gestores, no hacen la ciudad inteligente. Es el uso social de las mismas que pueden hacer la vida urbana más justa y de más calidad. También hay que tener en cuenta que con las tecnologías ocurre como con los modelos más o menos matemáticos aplicados a  la vida económica o política. Los modelos en el mejor de los casos iluminan una dimensión de la realidad pero no toda ni mucho menos, por lo cual presentan la realidad y su evolución de forma parcial, errónea, confusa, engañosa y contradictoria.. La tecnología no abarca todas las dimensiones de la vida urbana. La información por muy sofisticada que sea no es la copia de la realidad. Pero sirve en muchos casos para legitimar políticas públicas y privadas consideradas como “objetivas” cuando solamente son coartada para hacer negocios privados, ejercer control  sobre la sociedad  y confundir a la ciudadanía. Ya se sabe que es fácil mentir con las estadísticas (título de un viejo y clásico pequeño gran libro). Los ciudadanos se pierden en el laberinto informativo y se les presenta que “técnicamente” no hay otras alternativas. Se pretende desarmar intelectualmente a la ciudadanía. La realidad, traducida por la Big Data, oscurece de la ciudad real, injusta, despilfarradora, insostenible, excluyente y expropiada de sus derechos, de su historia y de sus esperanzas. El Smart City y el diseño y aplicación de la tecnología se pone así al servicio de la ciudad competitiva, la que prioriza la acumulación de capital respecto a la reproducción social, la que disuelve la ciudad en espacios lacónicos y atomizados, la que el valor de cambio substituye el valor de uso y el individualismo se impone al tejido social. La ciudad se pierde y la ciudadanía con los derechos propios de nuestra época  también.

La alternativa es la ciudad colaborativa, una ciudad que  emerge en múltiples dimensiones de la realidad social por medio de múltiples iniciativas de base. Se pueden distinguir en el ámbito económico .la reparación y la producción,  el  financiamiento y el consumo. Se crean comunidades o grupos de autoayuda y de intercambio de habilidades para reparar o substituir productos manufacturados o digitales. El consumo se ha desarrollado más que cualquier otro tipo de colaboración: cooperativas, intercambio de servicios, trueques de tiempo, de productos, de formación, etc. Compartir bienes y servicios, desde la vivienda hasta el automóvil, desde electrodmésticos hasta cuidados a los que los precisan, etc. . Las actividades comunes solidarias ante sectores de población excluidos (del trabajo, la escuela, la vivienda, etc). El auge de la economía social es  un eje fundamental para el desarrollo de la ciudad colaborativa. Las formas de financiamento alternativo son ya muy conocidas: bancos éticos, cooperativas, monedas alternativas, etc.

En el ámbito cultural y educativo también se multiplican distintas formas de colaboración que incorporan las tics para desarrollar una ciudadanía activa, En la educación formal y en muchos otros aspectos educativos y culturales en sentido amplio: formación continuada, reconversión de las habilidades profesionales ohobbys, talleres literarios o teatrales, intranets para reforzar las comuniddes de base, etc,. Especial interés es la creación colectiva de conocimientos y  el acceso a los descubrimientos científicos y las innovaciones técnicas es una cuestión clave para combatir la exclusión. En este ámbito es especialmente importante el acceso, o la denuncia  si es el caso, de los trabajos de investigación, de las patentes que se privatizan cuando son producto de un proceso social, las revistas excluyentes, los derechos de la propiedad intelectual, el reconocimiento de la formación en el seno de las comunidades de base. Estas comunidades generan pensamiento colectivo alternativo, promueven valores de horizontalidad frente a jerarquía,  impulsan la difusión universal de conocimientos accesibles a todos, revalorizan  el valor de la igualdad frente a la hegemonía de la sociedad competitiva y del desprecio,  de la solidaridad  contra la discriminación y de la libertad activa en la vida social. Y, obviamente, las comunidades ciudadanas, con las “tics” como armas exigen el carácter de “bien común” de la información, comunicación y conocimientos.

En el ámbito político la ciudad colaborativa es la ciudad en proceso de reconquista.  El conjunto de actividades sociales colaborativas construyen espacios físicos, virtuales, simbólicos y políticos. La dinámica colaborativa tiende a expansionarse, integra política con economía, articula vida individual y colectiva,  supera la dicotomía Estado y mercado, une la historia local con la innovación global, construye un relato global a partir de las prácticas locales. Este ámbito en todo caso merecería un artículo específico. Ver la bibliografía adjunta sobre “los comunes” y los derechos ciudadanos.

Pero no se trata de un relato que tiene final ni es necesariamente feliz. Las “tics” son hoy indispensables para la transformación social, para la ciudad como historia de progreso de la humanidad, para conquistar los derechos que los “Estados que se proclaman de Derecho” niegan. Las tics nacieron como promesa universal, como “bien común”. Sin embargo los Estados y los grupos económicos se han apropiado de los medios de información y comunicación, como hicieron con los bienes de producción. Se regula y se protege la propiedad privada, se facilita patentar todo tipo de innovaciones que han sido resultado de múltiples trabajos y de muchos actores, se dificulta el acceso a los conocimientos y a la información acumulada de las mayorías sociales. Históricamente las clases trabajdoras y sectores importantes de la intelectualidad, los profesionales y el mundo académico han promovido los cambios necesarios para ampliar los ámbitos de igualdad y de libertad, de racionalidad y de justicia. Ahora los tecnólogos, sean investigadores, diseñadores o gestores de las tics son actores indispensables de la concepción, la gestión y el acceso de los medios de información y comunicación al servicio de los derechos ciudadanos.

William Mitchell, el teórico analista y precursor de los impactos de las tics en la ciudad (City of Bits, 1995, E-topia 1999) proclamó los tres objetivos de la aplicación de las tics a la ciudad: la sostenibilidad, la calidad de vida para todos y la equidad social. Podríamos añadir la construcción de la ciudadanía (o mejor: conciudadana según expresión de Étienne Balibar) a partir de las redes y las comunidades de base como ha expuesto Manuel Castells.. En cualquier caso no serán IBM, General Motors y Walt Disney (Celebration, la ciudad perfecta) los que responderán a los objetivos de Mitchell).

Nota del autor

Este texto debe mucho a las conversaciones, comentarios y notas escritas de Marta Continente, Mirela Fiori y Valérie Peugeot. Además Valérie me ha proporcionado algunos datos y  referencias bibliográficas que se citan en el texto (el rol de IBM, el artículo de Batty,) Las informaciones y reflexiones más precisas se deben a ellas. Sin embargo no se las puede responsabilizar de la crítica pesada de los malos usos del negocio  de las empresas vendedoras y su  soluciones prêt à porter.

Bibliografía

No pretendemos proporcionar una bibliografía básica sino solamente algunas referencias que han servido directamente a nuestro artículo.

-Alternativas Económicas: Experiencias a Compartir. (Barcelona, 2015).

-Bacqué, Marie-Hélène y Biewener, Carole: L’empowerment, une pratique émancipatrice,

-La  Découverte, Paris 2013

-Balibar, Étienne: Ciudadanía, AH Editora, 2013

-Batty, Michael: Big Data, smart cities and city planning  Dialogues in Human Geography ,2013

-Borel, S.,Demailly D.,.Massé D.: Les fondements théoriques  de l’économie collaboratives. Rapport Moral 2015, Association d’économie financière, 2015

-Borja, J. La revolución urbana y los derechos ciudadanos, Alianza Editorial 2013 y  La ciudad conquistada, Alianza Editorial 2005

-Botsman Rachel y Rogers Roo: What’s Mine Is Yours: The Rise of Collaborative Consumption, New York 2001

-Castells, Manuel: Redes de indignación y de esperanza, Alianza Editorial, 2015 y Comunicación y poder, Alianza Ed, 2009. Ver también  en la misma editorial la obra colectiva dirigida por M.Castells: La sociedad red (2006) y la conocida trilogía  La era de la información.

-Coriat, Benjamin (director de la obra): Le retour des communs, LLL, Francia, 2015

-Dardot, Pierre y  Laval,Chistian: Común. Essai  sur la révolution au XXI ème siècle,

-La Découverte, Paris, 2014

-ESPRIT:  Le partage, une nouvelle économie? Paris, julio 2015

-Forrester, Jay:  Urban Dynamics, Pegasus Comunication, 1969

-Harvey, David: Rebel Cities, Verso 2012 (en castellano Ciudades rebeldes, Del derecho a la ciudad a la revolución urbna, Akal, 2014)

-Institut de Drets Humans de Catalunya: Efectos de las tecnologias de la información y la comunicación sobre los derechos humanos, Barcelona, 2010

-Mitchell, William: City of Bits, 1995 y  E-topia 1999

-Peugeot, Valérie: Collaborative ou intelligente. La ville entre deux imaginaires. Col. Territoires numériques, Paris, 2014.-La misma autora ha coordinado y ha contribuido con diversos textos en las obras colectivas Pouvoir Savoir,Caen, Francia, 2005,  y en Libres Savoirs, Caen, Francia, 2011).

-Rifkin, Jeremy, The Age Of Access: The New Culture of Hypercapitalism, Where All of Life is a Paid-For Experience, Putnam Publishing Group, 2000

Nos han sido especialmente útiles los textos destinados al  Master Gestión de la  Ciudad de la Universitat OBerta de Catalunya: Innovación en la gestión de la ciudad inteligente,  Barcelona, 2015, obra de Mirela Fiori (directora del Programa), Marta Continente, Valerie Peugeot, Anna Queralt y José María Subero Munilla. Obviamente la reflexiones críticas, a veces muy ácidas y abruptas, se deben al autor del artículo.

]]>
ciudad-popular 2015-09-07 09:00:34
Geopolítica del caos - ¿Por qué no se cuenta la verdad a los colombianos? http://blogs.publico.es/antonio-albinana/2015/07/05/por-que-no-se-cuenta-la-verdad-a-los-colombianos/ Escribo esta columna de opinión para Público poco después de que la “cúpula” del Ejército Colombiano se haya presentado en el Palacio de Nariño, con el pretexto de un “Consejo de Seguridad” de Bogotá, para exigirle al Presidente Santos que suspenda los diálogos de Paz  que se desarrollan en La Habana entre delegados del Gobierno y de la  dirigencia de las FARC desde hace más de dos años.

Los detalles de la presión de los jefes militares, algunos de ellos  señalados por Human Rigths Watch de haber sido agentes en algunos de los más de 3.000 crímenes  llamados “falsos positivos”, no van  a ser conocidos por los colombianos, que se limitarán a ver al Jefe del Estado y a sus ministros de Defensa e Interior obligados a realizar públicas soflamas guerreristas en la televisión ante dos confusos atentados con petardos sucedidos  en la capital, de los que se sabe de antemano que nada tienen que ver con la guerrilla de las FARC.

Los colombianos, por una mala estrategia de información del Gobierno Santos, por la reverencia, inexplicable para un foráneo, ante poderes fácticos que sobrenadan en la corrupción, están siendo conducidos hacia el naufragio de la posibilidad del  final negociado de una violencia política que dura más de medio siglo. Con la torpeza táctica y de perspectiva en muchas ocasiones de la guerrilla de las FARC, de cuya entrega incuestionable entrega al proceso de paz (que he podido constatar personalmente en largas conversaciones con sus máximos dirigentes durante mi programa de TV “Las Claves”) da cuenta la presencia de la práctica totalidad de sus comandantes  en La Habana, con abandono de los frentes de guerra, que algunas veces quedan a la merced de los “irreductibles” al proceso de paz.

Recordé hoy  un artículo de Sánchez Ferlosio, magistral como todos los suyos, en el que desarrollaba la idea de un perro arrastrando de la correa a su  amo. Así veía el autor de “El Jarama” a los militares y al Presidente del Gobierno, en una España sacudida por los atentados de ETA, bajo la presión de quienes “dolorosamente hartos” demandaban un estado de excepción y   la suspensión de los Derechos Humanos.

Mi amigo, el gran periodista y escritor Antonio Caballero, sostiene que el ejército colombiano nunca ha constituido en la Colombia contemporánea un poder autónomo. La prueba sería la ausencia de dictaduras militares, con excepción del periodo Rojas Pinilla.

Es cierto, como también lo es que siempre que el país ha estado próximo a cerrar la paz con la insurgencia, los militares se han atravesado.

Sucedió, por ejemplo,  en los 90 durante el Gobierno Samper, cuando el jefe de las Fuerzas Militares,  General Bedoya, amenazó al Presidente con un golpe si firmaba la paz con las FARC,  que ya estaba muy adelantada sobre el papel.

Sucede en este momento, y esto se está ocultando a los colombianos, cuando las poderosas organizaciones de militares retirados, azuzan a un importante sector del ejército para que se oponga a las conversaciones de La Habana, con el pretexto de que Santos va a entregar el país al “castrochavismo”.

Como fondo, el miedo a que, una vez lograda la paz, se vean como innecesarias en su magnitud unas costosísimas fuerzas militares con 750.600 efectivos, mientras  Brasil, que cuadruplica los habitantes de Colombia no llega a 270.000. También que terminen los negocios “colaterales” que afloran de vez en cuando y que han incluido a veces la venta de armamento a la propia guerrilla.

Cuando en el pasado Diciembre, las FARC un cese al fuego unilateral, el presidente correspondió con un discreto “desescalamiento” del conflicto que incluyó la suspensión de los bombardeos. La ira del Ejército se manifestó en múltiples “pronunciamientos” cada vez que Santos  realizaba un acto castrense. En abril de este año la guerrilla rompió su tregua con la muerte de  10 militares de una unidad que acosaba a uno de sus frentes en la región del Cauca. Inmediatamente se reanudaron los bombardeos,  la muerte intensiva de guerrilleros, los daños colaterales a la población civil y el desplazamiento de centenares de familias de su territorio.

En este clima, el apoyo de  los colombianos a la solución que se negocia en La Habana, decrece paradójicamente a favor del “búnker guerrerista” que se frota las manos.

Claro que el Ejército no está solo en la batalla por desprestigiar y poner fin al proceso de paz de La Habana. Está en primer lugar  la extrema derecha que encabeza el exPresidente Álvaro Uribe, que siente como se estrecha sobre él el cerco de la justicia, con la mayor parte de lo que fue su equipo condenada o en fuga. También toda una casta de empresarios, ganaderos, caciques locales, responsables o cómplices del paramilitarismo, contra los que hay represados más de 12.000 expedientes en la Fiscalía. Todo saldría a la luz si se firman los acuerdos de paz y se pone en marcha la acordada “Comisión de la Verdad”.

A pesar de todo,  cada vez se abre  paso con más fuerza  la opinión de los enemigos de una paz negociada, a lo que contribuye la impopularidad de algunas acciones de la guerrilla, incruentas pero perturbadoras de la tranquilidad civil, como la voladura de torres eléctricas.

El conflicto colombiano, que ha causado más de 200.000 muertos y millones de desplazados por la violencia se vería reavivado  si triunfa la tesis de ruptura de las conversaciones de paz a favor de una quimérica solución militar.

Antes de que se  rompan las conversaciones de paz (sobre las que ya hay acuerdos en la mayor parte de la agenda) y se renueve en toda su magnitud  el sufrimiento de la guerra, el Presidente Santos, que  fue elegido con la bandera de la paz,  debería poner las cartas sobre la mesa y someter de una vez  la totalidad de la fuerza militar al poder civil. Y contar la verdad a los colombianos.

]]>
Antonio Albiñana 2015-07-05 15:49:10
Sombreros de colores - GARANTÍAS y SOSTENIBILIDAD del SISTEMA SANITARIO PÚBLICO de Andalucía http://blogs.publico.es/joan-carles-march-cerda/2015/06/28/garantias-y-sostenibilidad-del-sistema-sanitario-publico-de-andalucia/ Andalucía ha empezado fuerte la legislatura actual, presentando un anteproyecto de ley de GARANTÍAS Y SOSTENIBILIDAD DEL SISTEMA SANITARIO PÚBLICO DE ANDALUCÍA. Es el primer texto que presenta el nuevo consejero de Salud, Aquilino Alonso.

aquilino y susana

El consejero de salud de Andalucía ha comentado con respecto al anteproyecto de ley que la ley de salud facultará a la Junta a minimizar los copagos del Gobierno y que blindará la sanidad pública y la universalidad.

El documento que va a ser enviado al Parlamento y que va a tener un proceso importante de PARTICIPACIÓN tanto de profesionales, entidades como de la ciudadanía, tiene en primer lugar una exposición de motivos,  unas disposiciones generales, una explicación del objeto y definiciones para entrar a  explicar el Sistema Sanitario Público de Andalucía y los principios de esta Ley.

En su exposición de motivos se dice lo siguiente:

Con la protección del derecho a la salud establecido por las normas antes citadas, el Sistema Sanitario Público de Andalucía se ha construido por la Comunidad Autónoma como un sistema de salud que responde a concretos valores o principios, como son:

logoYOSI

 

  1. la universalidad de la asistencia
  2. la equidad en los niveles de salud de la población
  3. la igualdad efectiva en las condiciones de acceso al sistema sanitario público
  4. la consecución de la igualdad social y el equilibrio territorial en la prestación de los servicios sanitarios
  5. la calidad de la asistencia
  6. la integración funcional de todos los recursos sanitarios públicos
  7. la planificación, eficacia y eficiencia de la organización sanitaria y de la utilización de los recursos sanitarios
  8. la descentralización, autonomía y responsabilidad en la gestión de los servicios
  9. la participación de ciudadanos y ciudadanas y profesionales del sistema sanitario público
  10. la promoción de salud, tanto individual como social, y
  11. la mejora continua de la calidad de los servicios, situando al paciente, como protagonista, en el centro del Sistema.

recortes

Estos valores o principios han impregnado todo el desarrollo normativo realizado por la Comunidad Autónoma en materia de salud, tales como:

  1. la libre elección de médico y de centro sanitario por parte de los pacientes y usuarios,
  2. el establecimiento de un tiempo máximo para el acceso a los servicios y tratamientos
  3. el disponer los pacientes de una segunda opinión facultativa sobre su procesos
  4. la posibilidad de poder expresar la voluntad vital de forma anticipada
  5. el reconocimiento de derechos y garantías de la dignidad de la persona en el proceso de la muerte
  6. la mejora de salud comunitaria a través de políticas de protección y promoción de la salud, etc

Encontramos en el anteproyecto los siguientes títulos, capítulos y artículos:

El TÍTULO I se centra en las Garantías del Sistema Sanitario Público de Andalucía y habla de la Perdurabilidad del Sistema Sanitario Público de Andalucía, de la garantía de los principios del Sistema Sanitario Público de Andalucía, de la garantía de los derechos de la ciudadanía ante el Sistema Sanitario Público de Andalucía, de la Garantía de acceso a la cartera de servicios del Sistema Sanitario Público de Andalucía y de la garantía de la universalidad de la asistencia

El TÍTULO II se centra en la Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público de Andalucía, analizando los valores en que se sustenta la sostenibilidad, la garantía de los valores en los que se sustenta la sostenibilidad del Sistema Sanitario Público de Andalucía, la  Sostenibilidad económica, la financiación del Sistema Sanitario Público de Andalucía, el plan de Gestión del Sistema Sanitario Público de Andalucía, los Ingresos generados por el Sistema Sanitario Público de Andalucía, la Compra de bienes y servicios, el Uso racional del medicamento, la Tecnologías sanitarias y de los Profesionales del Sistema Sanitario Público de Andalucía. hay un capítulo ligado a la Sostenibilidad social, que habla sobre la Equidad, la Orientación a resultados del Sistema Sanitario Público de Andalucía, el Diálogo con la sociedad, la Eficiencia del Sistema Sanitario Público de Andalucía, la Calidad de los servicios, la Promoción y prevención de la salud, la atención a la cronicidad, la gestión clínica, la coordinación de servicios sociales y sanitarios, la gestión abierta: transparencia y participación del Sistema Sanitario Público de Andalucía.  Además de la sostenibilidad social hay un capítulo sobre la Sostenibilidad ambiental, otro sobre la Sostenibilidad del Conocimiento, la Investigación y la Innovación, con artículos sobre el Impacto del conocimiento, la investigación y la innovación en la sostenibilidad del Sistema Sanitario Público de Andalucía y el Compromiso presupuestario en la generación del conocimiento, investigación e innovación en Salud. Se habla del Plan Estratégico de Investigación e Innovación en Salud, de la Carrera investigadora y del Plan Integral de Formación.

Asimismo, tiene una disposición adicional única sobre la garantía de los derechos de los usuarios ante los centros e instituciones sanitarias de titularidad privada.

profile-type-relate-big-38d44416862303bb4e6144c1215448bfEuropean-Patients-Rights-Day

La profundidad y duración de la crisis económica está condicionando una reducción de los ingresos económicos de las Administraciones Públicas y, por tanto, poniendo en riesgo cierto el mantenimiento de las políticas sociales. Mediante esta Ley, la Junta de Andalucía pretende fortalecer los instrumentos para asegurar a los ciudadanos, las prestaciones y servicios del Sistema Sanitario Público, facilitando su adaptación a la aparición de nuevos avances tecnológicos y terapéuticos y fortaleciendo el carácter público de las políticas de salud, como garantía de los valores del propio sistema, así como las condiciones de equidad en el acceso para toda la población.

cuidar9

Tiempo habrá para el debate y la discusión. Hoy lo dejamos como objeto de información.

]]>
Joan Carles March Cerdà 2015-06-28 23:49:07
No hay derecho - Gobernar sin perder el impulso utópico * http://blogs.publico.es/no-hay-derecho/2015/06/15/gobernar-sin-perder-el-impulso-utopico/ Gerardo Pisarello
Jurista y primer Teniente Alcalde del Ayuntamiento de Barcelona  (@G_Pisarello)

Conciudadanos y conciudadanas, representantes institucionales y sociales, vecinos y vecinas de todos y cada uno de los 73 barrios de la ciudad, ciudadana Alcaldesa:

Para el grupo municipal de Barcelona en Común, esta sesión refleja un momento histórico, extraordinario.

Miles de barceloneses y barcelonesas, sin pedir permiso a nadie y desafiando el discurso del miedo, han decidido abrir en la ciudad un nuevo ciclo político.

Este anhelo de cambio nos compromete y nos responsabiliza.

Miles de vecinos y vecinas que aman la ciudad han dicho alto y claro que sienten que la están perdiendo, que no quieren que Barcelona sea un simple escaparate, con desigualdades crecientes, con precariedad y al servicio de unos pocos.

Miles de vecinos y vecinas que aman la ciudad han dicho también que no quieren tener unas instituciones opacas, que no los escuchan y que demasiado a menudo convierten la función pública en un negocio privado.

Al igual que el 15 de mayo de 2011, este 24 de mayo los electores han dicho de manera muy clara que quieren más y mejor democracia. Democracia política y también democracia económica. Aquí, en las instituciones, pero también fuera de ellas: en los barrios, en las escuelas, en las empresas, en los lugares de trabajo.

Esta reivindicación, al menos en parte, no es nueva. Es una voz antigua.

Es la voz de la Barcelona libertaria y republicana. La ciudad de Joan Peiró y de Lluís Companys.

Es la voz de la Barcelona que siempre se ha rebelado contra el centralismo, contra el autoritarismo y las injusticias.

Es la voz de la Barcelona que tantas veces ha mostrado que es posible crear formas de producir, de trabajar, de vivir, basadas en la cooperación y no en la competencia descarnada de todos contra todos.

Estamos aquí con la voluntad de honrar y enriquecer este legado, que no es patrimonio de ningún partido.

Ahora que se hacen tantos cálculos y pronósticos sobre la gobernabilidad de la ciudad, quizá convenga recordar que la diversidad de concejales y concejalas que tenemos hoy aquí es el fruto de un hecho incontestable: el aumento de participación en todos los barrios de la ciudad, sobre todo en los barrios más humildes, de aquellos que habían perdido la ilusión en la política municipal.

Los ciudadanos y ciudadanas, sobre todo aquellos con más dificultades, nos han dado una oportunidad para cambiar y dignificar las instituciones y para recuperar el empuje que Barcelona siempre ha tenido.

No podemos fallarles. No tenemos derecho a frustrar su esperanza ni a pensar solo en nuestros intereses inmediatos.

Si este consistorio quiere ser un auténtico parlamento de la ciudad, hará falta mucho diálogo y predisposición a aprender los unos de los otros.

He escuchado atentamente al resto de grupos municipales. Agradezco de entrada la forma en que se han expresado y celebro la voluntad de colaborar que, unos con mayor intensidad que otros, pero todos de manera suficientemente explícita, han mostrado en su intervención.

Tenemos por delante muchos retos compartidos: el primero de todos, devolver credibilidad a la política. Y esto quiere decir renovar las instituciones de forma leal, cambiando las maneras de hacer y mostrando que la función pública no es un lugar para el enriquecimiento personal, sino una actividad de servicio a la ciudadanía conforme a criterios de bien común.

Por eso invitamos a todo el mundo, sin exclusiones, a apoyarnos, gobernando o desde la oposición, desde el acuerdo o desde la diferencia, para mandar obedeciendo: para mandar obedeciendo a una ciudadanía que exige ser partícipe real de las grandes decisiones y que exige, con razón, soluciones urgentes y equitativas a los problemas colectivos.

Muchos de estos problemas tienen, ciertamente, que ver con un tipo de capitalismo financiarizado, sin bridas, que favorece la concentración de poder en pocas manos, que amenaza la pervivencia de los pequeños y medianos emprendedores, que genera sufrimiento y desigualdades entre sectores cada vez más amplios de la población y que pone en riesgo la supervivencia misma de la vida en el planeta.

Los hombres y mujeres con que nos hemos ido encontrando a lo largo de esta campaña electoral no esperan que hagamos lo imposible o que cambiemos esta realidad de la noche a la mañana.

Pero saben fundadamente que si modificamos algunas prioridades, si conseguimos acabar con ciertos privilegios inaceptables, y sobre todo, si acometemos desde el primer momento un cambio cultural, de mentalidad, podemos avanzar en la construcción de una ciudad en la que la vida pueda ser vivida con dignidad.

La mayoría de barceloneses y barcelonesas están persuadidos de que podemos hacer las cosas mejor y quieren tener esta oportunidad.

No empezando de cero, sino aprovechando lo que muchos concejales y concejalas antes de nosotros, lo que muchos alcaldes del pasado –desde Carles Pi i Sunyer al mejor Pasqual Maragall- y sobre todo, lo que miles de vecinos y vecinas del común ya han hecho por esta ciudad.

En las elecciones del 24 de mayo, Barcelona en Común ha abierto esta posibilidad. Y lo hemos hecho a través de una mujer que encarna lo mejor que esta ciudad tiene para ofrecer.

Barcelona ya ha tenido algún alcalde de origen popular. Hilari Salvador, el último alcalde de la Barcelona republicana, por ejemplo, era hijo de un pescador de la Barceloneta. Le tocó ser alcalde de una ciudad asediada y bombardeada. Era un hombre de gran coraje y muy a menudo se lo podía ver en la calle dirigiendo las tareas de salvamento poco minutos después de un bombardeo.

Barcelona ha tenido muchas mujeres que han dado por ella lo mejor de sí mismas. Montserrat Roig, María Mercè Marçal, la ejemplar María Salvo, que está hoy aquí con nosotros, Emilia Llorca, inolvidable luchadora vecinal de la Barceloneta, y miles de mujeres, jóvenes y mayores, que batallan día a día para que la vida sea sostenible.

Hoy asistimos a un hecho histórico: investir alcaldesa a una mujer sencilla y valiente, que es nueva en la política institucional, como muchos de nosotros, pero que lleva años, como muchos de nosotros, trabajando para garantizar derechos, para conseguir una sociedad justa, democrática, sin exclusiones y sin discriminaciones.

Ada Colau, madre de un pequeño barcelonés al que querrá dejar un futuro pleno de oportunidades y esperanzas, personifica un proyecto colectivo, impulsado desde abajo por mucha gente. Un anhelo de cambio, un sueño que muchos de nosotros queremos convertir en realidad.

Antes, durante y después de la campaña, ha dicho que quería ser alcaldesa de toda la ciudad.

De una ciudad en la que no haya barrios de primera y de segunda.

De una ciudad en la que nadie se sienta solo ni se sienta extranjero.

De una ciudad no acepte resignada que haya gente sin casas y casas sin gente.

De una ciudad que respete a la gente que vive, que trabaja y que genera auténtica riqueza en ella.

De una ciudad más amable, hecha a la medida de nuestros niños, de nuestra gente mayor, es decir, hecha a la medida de todo el mundo.

De una ciudad, por fin, capital de Cataluña y dispuesta a participar activamente en la construcción de un país mejor, más limpio y más justo.

Este anhelo de cambio no es únicamente nuestro. Hoy se ha expresado también en Badalona, con Dolors Sabater; en Madrid, con la querida Manuela Carmena; en Zaragoza, con Pedro Santisteve; en Valencia, con Joan Ribó; en Coruña, con Xulio Ferrerio; en Santiago, con Martiño Noriega; en Cádiz, con José María González; y antes, en Ática, con Rena Dorou y en muchas ciudades europeas que piden un cambio similar.

Queremos hacer un gobierno honrado y más justo. Y también queremos hacer un gobierno realista y responsable, que resuelva con la máxima eficacia los problemas concretos de la gente de esta ciudad. Sin embargo, sabemos bien que para conseguir aquello que es posible y necesario, será imprescindible preservar el impulso utópico que nos ha traído hasta aquí.

Ese “sí se puede”, ese impulso, es el que nos han legado nuestros abuelos y abuelas, nuestros padres y madres, y es el que queremos dejar en manos de nuestras hijas e hijos. Porque como nos dejó dicho nuestro añorado Eduardo Galeano: “La utopía está siempre en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. Entonces, ¿para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar”.

Muchas gracias y ¡que vivan los vecinos y vecinas de Barcelona!

* Discurso pronunciado por Gerardo Pisarello, en el Saló de Cent del Ayuntamiento de Barcelona, en su toma de posesión como concejal y primer Teniente de Alcalde de la capital catalana, el 13 de junio de 2015. Traducido del catalán por la revista Sinpermiso.

]]>
Opinión 2015-06-15 00:35:26
Bocacalle - Recado al papa Francisco en la muerte de Zerolo http://blogs.publico.es/felix-poblacion/2411/recado-al-papa-francisco-en-la-muerte-de-zerolo/ Como consecuencia de la grave enfermedad que padecía, acaba de morir en Madrid a los 54 años de edad Pedro Zerolo, miembro de la Ejecutiva Federal del Partido Socialista y secretario de Movimientos Sociales y Relaciones con las ONG del PSOE. Yo no sé si sería factibe que el papa Francisco, que vive en Roma, y tan magníficas y hasta evangélicas declaraciones ha venido haciendo a lo largo de su pontificado en pro de un mundo más justo, tendría a bien informarse de lo que un día uno de sus sacerdotes en España dijo a propósito de la enfermedad de Zerolo, cuando toda persona de bien expresó al político socialdemócrata su apoyo en tan duro trance. La emisión de la bazofia tuvo lugar en Alerta Digital TV y el cura Jesús Calvo se expresó en los siguientes términos: “En la misma teología se sabe que el mismo pecado tiene su sanción. No me extrañaría nada que eso fuera un efecto de la divina providencia, que intenta ejemplarizar contra los que se ríen de la virtud”, comentaba el sacerdote en referencia al cáncer de Zerolo.  El cura aprovechó la ocasión para reclamar la pena capital para todos aquellos que están a favor del aborto. “Hay mucha basura social. Se ha quitado la pena capital desgraciadamente, que es doctrina de la Iglesia católica, y habría que eliminar a mucha gentuza de esa que está haciéndole la vida imposible a los inocentes”. ¿No debería el santo padre evitar en lo posible que pastores como Calvo sigan ejerciendo el sacerdocio con tan ignominiosa interpretación del proceder que guía a la divina providencia? ¿Qué pinta un cura como Calvo en esa iglesia de caminos nuevos que postula Francisco? ¿O es que lo de Francisco es mera mercadotecnia y cambio de imagen?
]]>
Félix Población 2015-06-09 10:21:02
Lloviendo piedras - No cantemos victoria, aún no hemos ganado. http://blogs.publico.es/tania-sanchez/2015/06/09/no-cantemos-victoria-aun-no-hemos-ganado/ El resultado de las elecciones del 24 ha traído una ola de ilusión y alegría a las calles de Madrid. Las desbordantes muestras de apoyo durante la campaña de Ahora Madrid, expresaban ilusión por la victoria posible, que parecía inimaginable cuando las encuestas otorgaban un resultado modesto
La alegría de la noche electoral, no sólo no ha parado, sino que ha seguido creciendo y multiplicando el potencial de cambio para un Madrid empeñado en recuperar el pulso de la ciudad que siempre ha sido, la que quisieron enterrar en ladrillo y milagrosamente resistió para florecer en esta primavera del cambio.
Es la certeza de haber ganado una segunda oportunidad para abrir un nuevo tiempo y reinventarnos desde lo mejor de nuestro pasado, soñando con un futuro que no se niegue a sí mismo. Desde esa seguridad de la victoria conquistada se anuncian las grandes líneas de un gobierno aún por componer, las que querremos traspasar, y aquellas a las que ni nos acercaremos para no tener ni el riesgo de pasarlas.
Y yo, desde cierta distancia, desde la experiencia de un año lleno de revolcones que cambian todo de un día para otro, en cuestión de horas, o minutos, no puedo evitar que una fecha me repique en la memoria. No puedo evitar acordarme de un 10 de junio de 2003. No puedo olvidar que aquel día el cambio de Madrid se frustró en una jugada que llevó semanas gestar y minutos ejecutar limpia e irremediablemente.
Aquel día no sólo la condición humana de dos miserables truncaron las esperanzas de millones de madrileños. Además aquel día, quienes mandan sin presentarse a las elecciones, descubrieron que podían llegar mucho más lejos de lo previsto para proteger sus intereses y que nada pasaba. Aquel día, quienes manteníamos la esperanza en el Madrid del futuro, descubrimos con una mezcla de estupor y amargura, cuán lejos habían llegado doblegando a Madrid bajo el yugo de la tangentópolis, hoy más conocida como “black tarjetópolis”, en la que la implicación de todos sirvió para desmantelar una sociedad civil que, hasta entonces, siempre había estado a la altura.
A días de la investidura de Manuela como alcaldesa, no puedo evitar pensar en el origen del Tamayazo, un poder económico intranquilo ante las declaraciones de Simancas sobre la presidencia de Caja Madrid, y no dejo de pensar que es de obligada lectura, para hacer política en Madrid, el ensayo de Juan Carlo Escudier sobre la biografía de Florentino Pérez, “Florentino Pérez, retrato en blanco y negro de un conseguidor”.
Lo más doloroso de aquel junio de 2003 fue nuestra incapacidad de movilizarnos frente al robo electoral.

Ha costado mucho salir de aquel páramo de indiferencia social. Ha resultado muy costoso dar los primeros pasos para recuperar un pueblo consciente de su poder político. Hoy las cosas han vuelto a su cauce, y las calles de Madrid están más vivas que en décadas. Sigamos tejiendo una tupida red de hombres y mujeres dispuestas a ejercer su tarea ciudadana hasta las máximas consecuencias para que nunca más algo tan fácil, como comprar a dos, implique hundirnos a millones.

Y sobre todo no olvidemos que, hasta el sábado, todo es posible, porque un poder económico que se piense sin influencia en el poder político es impredecible.

]]>
Tania Sánchez Melero 2015-06-09 03:21:19
De aquí a Lima - El lado oscuro de los premios gastronómicos http://blogs.publico.es/de-aqui-a-lima/2015/06/05/el-lado-oscuro-de-los-premios-gastronomicos/ Fernando Ruiz

El mundo de la alta cocina anda estos días recuperándose de la resaca de la gala de los World’s 50 Best Restaurants,  celebrada recientemente en Londres.  Este premio que concede la revista británica Restaurant y que es conocido también con el nombre del patrocinador, San Pellegrino (agua mineral propiedad de Nestlé)  compite en el universo galáctico de la mesa y el mantel almidonado  desde 2002 con las estrellas que concede la Guía Michelin desde 1926.

Las diferencias de los criterios entre una lista y otra son grandes.  La Guía Michelin asigna “estrellas” a restaurantes que cumplen con los estándares de calidad en los siguientes puntos: calidad de los ingredientes, habilidad en prepararlos y combinar sus sabores, nivel de creatividad, consistencia de estándares culinarios, relación calidad precio. Es un premio global a la calidad de la comida. Los encargados de visitar los locales son personas que trabajan para la Guía con experiencia en el mundo de la hostelería y hacen su cometido de forma anónima. Las estrellas Michelin abarcan 23 países.

Los Word´s 50 Best  llevan a cabo un ranking de restaurantes que se califican en atención, fundamentalmente, de  la experiencia gastronómica que, en conjunto, se obtiene cuando se visita. Es decir, además de la comida, se tiene en cuenta el local, el entorno,  el servicio… Los encargados de visitar los restaurantes son más de 900 personas, externas a la organización: cocineros, restauradores, críticos, gastrónomos, etc. Están divididos por regiones geográficas y cada experto tiene que votar por un número determinado de  restaurantes. El Top 50 incluye restaurantes de todo el mundo.

A mi juicio ambos premios tienen naturalezas, criterios e, incluso, intereses geoestratégicos diferentes. Pero se complementan. De alguna manera la mayor virtud  de la lista de los Word´s 50 Best  es la de jerarquizar un poco el poder socializado de las estrellas universales que confecciona la Guía Michelin, que viene a ser, en pocas palabras,  un simple pero muy prestigioso certificado de calidad.

Siempre he creído que en el mundo de la alta cocina hay una discriminación absoluta de la mujer. Gran parte de los míticos chefs aprendieron a darle vueltas al cucharón de la mano de sus madres y abuelas.  El ama de casa que, con muy pocos recursos, hace un extraordinario esfuerzo de imaginación todos los días para dar de comer lo que más gusta a los miembros de su familia,  la que hace “las mejores croquetas del mundo”,  la de la mano rota para la cocina, la trabajadora que al llegar agotada a casa soluciona la cena en un pispás, no aparece nunca cuando se habla de reconocimientos y alta cocina.  No vale decir que hay excepciones.  Las facultades y escuelas de cocinas están llenas de mujeres. Pero pocas veces llegan a jefe de cocina y jamás suben al podio.

En el mundo de los premios hay intentos que,  por no tener verdaderamente asumido el papel de relevancia de la mujer en los fogones, roza el ridículo como es el de otorgar un premio al mejor chef hombre y otro al de la mejor chef mujer.  Los  Word´s 50 Best conceden en cada edición el Veuve Clicquot a la Mejor Chef Femenina del Mundo. Es una manera de garantizar la presencia de la mujer en los premios, pero es, desde cualquier punto de vista, discriminador porque marca la diferencia. ¿Nos gustaría un Premio Planeta para el mejor novelista hombre y para la mejor novelista mujer? ¿Alabamos un premio para la mejor pintora y otro para el mejor pintor? ¿Entenderíamos un premio Nobel de la Paz para  una mujer y otro para un hombre?. En alguno sitio leí que la magnífica cocinera Carme Ruscadella,  la única mujer del mundo que posee seis estrellas de la Guía Michelin, se negó a formar parte de las premiadas con el Veuve Clicot.

Los premios gastronómicos son exageradamente subjetivos, están sometidos a poco contrl y están basados,  en buena medida, en equilibrios territoriales, conveniencias políticas (en el sentido más  generoso del término), moda imperante, mucha teatralidad y alguna que otra triquiñuela, que determinan el escalafón, las medallas y los banderines. Ni más ni menos como en algún premio español de gran alcurnia, en el que un año descalificaron a un finalista cuando averiguaron que no acudiría a la ceremonia de premiaciones.

Es muy probable que  todo el exceso de marketing e intereses que rodea el mundo de la alta cocina sea imposible de erradicar a medio plazo. Más bien creo que vamos en sentido contrario.  El chef exitoso luciendo como galán de cine es una de las peores señales.

Otro elemento tóxico de los premios  es el fenómeno en alza de la  “hooliganización” de la gastronomía. Se parte de un principio falso y perverso que es la búsqueda premeditada de una  obligada conexión entre los premios gastronómicos con la calidad de la gastronomía en el mismo país. A partir de aquí, con criterios de forofos deportivos y  de patriotismo mal entendido, se mezcla todo en la batidora y  tenemos un mejunje que confunde tu propio país  con la posición en los rakings de los premios de cocina. Y como pongas un pero o les discutas, te masacran. Igual que con el fútbol en algunos países. Pero los premios gastronómicos no tienen nada que ver con los premios deportivos, en los que hay una competencia real y física que se puede medir por número de victorias o por tiempos cronometrados. Pero al fanático eso le da igual. ¡¡Campeones, campeones, oe, oe, oe!!.

Y  así vemos  a gente que salta enloquecida de alegría porque le han dado un premio internacional a un restaurante lujoso de su país, sin haber puesto los pies en el lugar; da igual el país que sea. Los mismos tics que el futbolero un lunes en la barra del bar. Es como ser devoto del Athletic de Bilbao y no haber acudido jamás a San Mamés, a la catedral.

]]>
de-aqui-a-lima 2015-06-05 22:14:31
La realidad y el deseo - En Izquierda Unida http://blogs.publico.es/luis-garcia-montero/1613/en-izquierda-unida/ Se acaba la campaña electoral. Los días pasan por el calendario y pasan por el corazón. Las experiencias nos cambian. Las experiencias dan conocimiento, mueven recuerdos, abren puertas, conforman un relato.

Empecé la campaña con la idea de que era necesario ayudar a Izquierda Unida en una situación difícil. Acabo ahora con el convencimiento de que Izquierda Unida ha sido imprescindible para estar con la gente en estos años duros en los que el PP le ha robado el corazón a las instituciones de Madrid. Izquierda Unida es y será necesaria para ayudar a las personas en una situación difícil.

He estado en muchos sitios. La vida cotidiana de Madrid existe más allá de la Puerta del Sol.

La vida de Madrid sucede en los colegios, los institutos y las universidades que han sufrido el daño de los que pueden convertir la educación en un negocio privado. Cuando acudí allí, me encontré con el trabajo de Izquierda Unida.

La vida sucede en los hospitales que han sufrido el ataque de los que pueden convertir la enfermedad y la salud en un negocio privado. Cuando acudí a la marea blanca, me encontré con Izquierda Unida.

La vida sucede en las viviendas públicas que fueron vendidas a los fondos buitres para que los especuladores y un hijo de la alcaldesa de Madrid hiciesen negocio con la precariedad de las personas. Cuando las familias me contaron su necesidad de luchar para impedir el desahucio, Izquierda Unida estaba allí.

La vida sucede en las puertas de las fábricas y los comercios, junto a los sindicatos que se oponen al desmantelamiento de los derechos laborales, el trabajo decente y el salario digno. Cuando acudí al lugar donde combatían los trabajadores, Izquierda Unida estaba allí.

Izquierda Unida, una organización en Madrid de más de 5000 militantes, está en el campamento de los obreros despedidos de Coca-Cola, en la protesta de los trabajadores de Telemadrid o allí donde se juzga a sindicalistas por ejercer su derecho a la huelga.

Izquierda Unida está en los foros feministas, en las movilizaciones LGTB, en las protestas ante la sucesiva privatización del agua del Canal, en la defensa de los Derechos Humanos y en la memoria histórica de los que piden verdad, justicia y reparación para las víctimas de la dictadura.

Y lo más importante es que Izquierda Unida ha estado también en las instituciones, en la Asamblea y en los ayuntamientos de Madrid, haciendo un trabajo muy serio, con estudios y presupuestos alternativos, para dar voz a las reivindicaciones de la gente.

Las disputas internas no sólo sacan a la luz pública lo peor de cada casa, sino que invisibilizan todo lo que se ha hecho bien. Izquierda Unida ha hecho bien muchas cosas. Hace justo un año las encuestas le daban el 20% de los votos de Madrid. Ahora está en una situación difícil, es cierto. Izquierda Unida ha cometido errores, sin duda. Pero la experiencia de esta campaña electoral me ha enseñado que la factura que está pagando tiene menos que ver con sus errores que con sus aciertos y con el sentido de su militancia. En un panorama electoral muy mediatizado por las televisiones y por las campañas de prestigio o desprestigio montadas por los intereses económicos, Izquierda Unida está pagando haber sido un peligro real para las élites, un lugar para la protesta y la lucha organizada.

Antonio Machado nos enseñó que la verdadera libertad no está en decir lo que pensamos, sino en poder pensar lo que decimos. Yo me pregunto: ¿quién ha pensado, quién piensa por nosotros?

Twitter se ha convertido en un resumen de todos los relatos. Desde el día que acepté encabezar por Izquierda Unida la candidatura a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, empecé a recibir insultos por comprometerme con el partido de Bankia y por ser el poeta de los corruptos. ¿De verdad Izquierda Unida es el partido de Bankia y de la corrupción? ¿De verdad tiene las mismas responsabilidades que el PP? ¿De verdad que una persona, corrupta y expulsada de IU, puede servir para negar el trabajo de tantos militantes que llevan años, décadas, participando en todas las luchas en favor de la dignidad de la gente? ¿A qué obedece el relato y la deslealtad de los vociferantes?

Detrás de la caricatura, están los proyectos políticos y los intereses personales. ¿Quién ha pensado por nosotros? ¿Quién ha jugado a abrir la crisis en el interior de la izquierda organizada justo cuando la izquierda había conseguido convertirse en un referente social para cambiar las reglas del poder?

Desde que a Julio Anguita se le ocurrió hacer una pinza con el PP para acabar con el PSOE nunca había vivido una situación tan disparatada. No sé cómo acabará esta historia, ni cuáles serán los resultados. Pero esta campaña electoral me ha enseñado que tengo razones para sentirme orgulloso de militar en Izquierda Unida. Mi compromiso con el futuro no tiene que ver con una táctica electoral o con la espuma de una ola, sino con mi oposición a este capitalismo descarnado y con una herencia recibida por la que hemos tenido que pagar un impuesto de sucesión muy alto.

El patrimonio de mi izquierda ha pagado muchos impuestos en juicios, cárceles, muertes, luchas, soledades, decepciones personales y sueños rotos. Más que en guerra contra las consecuencias de una crisis, estamos en lucha contra el modelo económico que la produce.

Sea como sea, esta campaña electoral me ha enseñado que Izquierda Unida está ahí, estará ahí, transformándose, pero leal a sus valores, dispuesta a hablar con todos los que quieran transformar la realidad y conseguir que la política mire a los ojos de la gente.

Ahora lo que necesita Madrid es expulsar al PP de sus instituciones.

]]>
Luis García Montero 2015-05-21 08:22:19
El cambio en Madrid - Derechos para todos http://blogs.publico.es/el-cambio-en-madrid/2015/05/20/derechos-para-todos/ “Que tiempos serán los que vivimos que hay que defender lo obvio”, se lamentaba Bertolt Brecht. Desgraciadamente, a día de hoy seguimos en la misma tesitura: se convierte en revolucionario algo tan obvio como defender los derechos humanos de los inmigrantes. Darles rostro, darles identidad, permitirles el acceso a los servicios básicos, al margen de sus cuitas administrativas, debería ser un imperativo moral de todo gobernante digno de tal nombre.
Pero no es así. El gobierno de la derecha en nuestro país, el que padecemos en Madrid desde hace 26 años, actúa justo en el sentido contrario. Les arrebata el acceso a la salud, el acceso a la educación, el acceso a servicios sociales básicos, por el simple mecanismo de hacerles invisibles. Armados con un papel, o mejor dicho, con la carencia de él, pretenden desterrar de la sociedad a los más débiles, los más necesitados. Y, si persisten en su molesta presencia, se les insulta y se les humilla, como ha hecho en esta campaña Esperanza Aguirre con las personas sin techo, a las que pretende expulsar, después de sus casas, también de las calles.
Por eso, los socialistas hemos propuesto, y llevaremos a la práctica si los ciudadanos progresistas nos dan su confianza, dotar a todas las personas en situación irregular administrativa, una identificación municipal, expedida por el Ayuntamiento, que les garantice el acceso a los servicios más elementales para un ser humano: la salud, una vivienda social, unos servicios sociales que les atiendan y protejan en su difícil situación.
Con este ‘DNI local’ la población inmigrante podrá solicitar atención sanitaria en los centros municipales de Madrid Salud, podrá acceder a la bolsa de pisos sociales que pretendemos articular a partir de las 40.000 viviendas vacías que los bancos tienen en la capital. También podrán garantizar, por medio de los servicios sociales municipales y el Fondo de Emergencia contra la pobreza energética y la malnutrición, que pensamos dotar al menos con 6 millones de euros, que tanto sus hijos como ellos mismos podrán alimentarse y protegerse del frío.
Todo es obvio. De ahí, desgraciadamente, su carácter revolucionario en los tiempos que corren. Se trata de defender los derechos humanos de este colectivo más allá de las palabras vacías, de las promesas huecas. Con hechos. Con programas. Con ideas. Con coraje político.
No es una promesa electoral. De hecho, la inmensa mayoría de los beneficiarios de esta iniciativa no pueden votar en nuestro país. Pero a los socialistas no nos mueve el cálculo electoral, el tacticismo oportunista. Nos mueven unos valores que pensamos hacer visibles en el próximo ayuntamiento de Madrid. Y a los que no renunciaremos bajo ningún concepto. No es una promesa. Es un compromiso.

]]>
Antonio Miguel Carmona 2015-05-20 14:28:48
Números Rojos - 25-M. El Municipalismo responde http://blogs.publico.es/numeros-rojos/2015/05/19/25-m-el-municipalismo-responde/ Miles de ciudadanos quieren conquistar la gestión de su entorno a través de los movimientos municipalistas. Desde la irrupción de Guanyem Barcelona en junio de 2014, la mayoría de las capitales de provincia y cientos de pueblos han visto nacer iniciativas que aglutinan las sensibilidades de movimientos sociales y plataformas ciudadanas. El objetivo: devolver los municipios a sus residentes. Portavoces de algunas de estas iniciativas responden a 25 cuestiones esenciales.

*Las entrevistas se realizaron a finales de 2014, meses antes de que se conformaran las listas para las Elecciones Municipales del 25 de mayo.

Coordinación: David Losa (@deividlost). Ilustraciones: Ana Adjiman.

mumi

Responden a continuación los portavoces de Ganemos Madrid (actualmente integrado en Ahora Madrid)

1. ¿Cuáles son las bases teóricas del movimiento municipalista que ha surgido en toda España?

Nuestra base son las demandas construidas en los últimos años por la ciudadanía: más democracia, mayor transparencia, más control ciudadano de las instituciones, un reparto más justo de los recursos, fin de la corrupción, etc. Ganemos construye su acción entre los ciudadanos porque es allí donde queremos que se sitúen los mayores niveles de control sobre las instituciones públicas. Hablamos de una concepción de la democracia que no establece una frontera entre lo político y lo social, sino que plantea una relación de interdependencia entre las dos esferas. Se trata de transformar el monopolio de la representación política con nuevas prácticas que cedan el protagonismo a la ciudadanía.

2.¿Cuáles son las principales denuncias municipalistas sobre el actual Gobierno de los municipios?

Hubo un momento en el que se dotó a los ayuntamientos de muchísimas competencias y posibilidades de gestión, pero no se previó una adecuada financiación de los mismos. El resultado fue que no había dinero para desarrollar esas competencias, de modo que los ayuntamientos empezaron a desarrollar tres políticas interrelacionadas: el endeudamiento progresivo, la competencia territorial a través de la especulación urbanística y la producción de “ciudades marca” para extraer beneficios de la economía financiera. Este proceso ha producido el desastre que vivimos ahora, y la única respuesta a esta situación por parte de las élites ha sido quitar las competencias a los ayuntamientos. El mecanismo, que funciona también a otras escalas, es sencillo y perverso: despojar primero de dinero y luego de competencias a las instituciones cercanas y desde ahí despojar a la propia ciudadanía de sus derechos y sus infraestructuras públicas.

3. ¿Por qué es necesario el movimiento municipalista en este preciso momento?

Porque se abre un periodo de ruptura institucional. Dicho periodo se puso en marcha cuando se modificó la Constitución el verano de 2011 para consagrar nuestro orden constitucional al pago de la deuda privada (convertida por los alquimistas financieros en deuda pública). En ese momento se inicia desde las élites del país una transformación institucional y a continuación se abre una crisis del régimen político del 78. Ante esto la ciudadanía se organiza para componer un nuevo marco democrático. Se trata de un proyecto político muy variado y a muchas escalas: europea, estatal, de las comunidades autónomas y los municipios. Pero es desde el municipio donde podemos construir un cambio que sea tangible para la ciudadanía. Tocar nuestra ciudad, sentir que tenemos la posibilidad de hacer otra cosa con nuestras instituciones es fundamental para creer que podemos vivir otro tipo de vida.

4. ¿Quiénes ganarían y quiénes perderían con un hipotético triunfo del nuevo municipalismo?

Ganaría la ciudadanía en general, que tendría más mecanismos de participación y control y recuperaría servicios públicos esenciales y dignidad. Perdería la pequeña minoría que está precarizando nuestras vidas y haciendo negocio de ello. Ganaría la propia gestión de los servicios al desterrar intereses privados ajenos a lo público que obtienen sus beneficios de precarizar el empleo y de reducir prestaciones sociales. El proyecto del nuevo municipalismo pertenece a la gente, no a un sector X, Y o Z: los derechos son siempre para todo el mundo. Nadie te pregunta a quién votaste para subir a un autobús público o recoger la basura.

Responde a continuación Amparo Bella, de Ganemos Zaragoza (actualmente integrado en Zaragoza en Común)

5. ¿Cuáles serían las medidas más urgentes que tomarían las propuestas municipalistas si llegan a gobernar?

Ante el momento de emergencia social y económica que vivimos, las primeras medidas deberían ser: Asegurar una vivienda digna, con interposición de recursos de paralización de desahucios y facilitando viviendas sociales de rápido acceso. Asimismo, atender las necesidades básicas perentorias, con mejoras en la dotación presupuestaria y de personal. Paralelamente tendríamos que comenzar una auditoría de la deuda para determinar legitimidad o no de la misma y proponer modificaciones presupuestarias a la hora de atender otras prioridades. Por último, urge impulsar un verdadero debate colectivo sobre movilidad urbana para reordenar el transporte público y privado y hacerlo eficaz y ecológicamente sostenible.

6. ¿Qué otras medidas de más largo recorrido se podrían llevar a cabo en el periodo de una legislatura?

Será necesario hacer un plan de valoración de servicios por tareas midiendo la eficiencia de los mismos y su utilidad social y asumiendo los costes que se derivaran de las medidas de largo recorrido en el desarrollo de las medidas urgentes planteadas. La apuesta de futuro debería mirar hacia tres perspectivas: -Municipalización de servicios; -Dotación a la ciudad de energías renovables; -Inversión en empleo, en rehabilitación de viviendas y en la creación y difusión de cultura lejos de la mercantilización de las grandes superficies.

7. ¿Se pueden transformar los municipios y las ciudades sin el apoyo de los Gobiernos autonómico y central?

Somos realistas , sabemos de la interconexión de las políticas económicas y sociales, no existen paraísos, salvo los fiscales que hay que perseguir y atajar. Las posibilidades de acción desde los ayuntamientos dependen en buena medida de las competencias y partidas presupuestarias que se desglosan desde el Gobierno central y autonómico, es por ello que la complejidad de las apuestas municipalistas puede chocar contra muros difíciles de reblandecer. Si apostamos por un modelo energético basado en las energías renovables, dotando a la ciudad con placas solares, por ejemplo, la transformación económica y medioambiental, al menos en este ámbito, será patente.

munibota

Responde a continuación Joan Subirats, portavoz de Guanyem Barcelona (actualmente integrado en Barcelona en Comú).

8. ¿Cómo se puede mejorar la democracia en el ámbito local? ¿Con qué medidas concretas?

Lo que parece bastante obvio es que cada vez hay más presión ciudadana para poder intervenir y decidir en los asuntos que les atañen más directamente. Y ello resulta aún más natural en la esfera de gobierno más próxima a la ciudadanía. Hay mucho terreno a cubrir, tanto en formas de democracia directa como en transparencia y rendición de cuentas. Pueden establecerse elecciones directas de concejales de distrito, fórmulas de consulta sobre los asuntos más relevantes, procesos obligatorios y periódicos de rendición de cuentas, presupuestos participativos, etc.

9. ¿En qué medida puede depender el éxito de cada candidatura municipalista de la persona o personas que encabezan las listas?

Es evidente que las personas no son irrelevantes. Es muy importante el proceso de construcción compartida del diagnóstico, la participación en la confección del programa, en la construcción de la candidatura, y en todos esos casos la horizontalidad y la participación amplia son imprescindible. Pero al final, las personas son también significativas, ya que proceden de procesos concretos, expresan trayectorias que pueden o no ser coherentes con lo que proponen. La construcción de equipos y candidaturas que relacionen bien construcción colectiva y personas con trayectorias coherentes con ese proceso es clave

10. Aplicar un sistema en el que se consulte más las decisiones a la ciudadanía y en el que se fiscalice permanentemente a los poderes políticos, ¿no puede ralentizar la toma de decisiones?

Estamos acostumbrados a considerar que eficacia y participación ciudadana son objetivos antitéticos, pero aunque resulte contraintuitivo, cada vez más ante la complejidad de los problemas actuales en las ciudades, participación, eficacia y continuidad de las políticas a aplicar resultan elementos que necesitan complementarse.

Responde a continuación Diego Jiménez, portavoz de Marea Atlántica (A Coruña).

11.¿Qué sistemas se pueden accionar para evitar la corrupción de sus miembros una vez en el poder?

Perseguimos otra forma de hacer política, que, entre otras cosas, implica que las actuaciones públicas pasen a realizarse de manera limpia y transparente. Para lograrlo, se pueden poner en marcha mecanismos sencillos y establecer normas que dificulten la corrupción de las personas que participen en la vida pública. Proponemos evitar la profesionalización de la política, limitando las funciones de cada representante a un máximo de dos mandatos y haciendo públicos los ingresos y el patrimonio anualmente. Por otro, los cargos electos estarán obligados a someter su actuación al principio de transparencia, y a facilitar la participación ciudadana en la toma de decisiones, dando cuenta de sus actuaciones de manera periódica. Hay que dotarse de los mecanismos necesarios para revocar los cargos electos que incumplan esos compromisos.

12.¿Cree que un partido que gana las elecciones municipales con alguna de las nuevas formaciones ciudadanas puede ejercer la desobediencia civil?

Desobediencia civil se refiere a la practicada por personas y organizaciones sociales frente a normas y acciones emanadas de las instituciones y que se consideran injustas. En este sentido, dudo de si dicho término puede aplicarse al desempeño de un municipio con respecto a otras instituciones (en este caso, los Gobiernos autonómicos o centrales). Ahora bien, si somos capaces de aglutinar las fuerzas suficientes como para gobernar un municipio –no solo desde el punto de vista electoral, sino también en la base social–, deberíamos asumir también el compromiso de llevarlo a sus límites institucionales, con el objetivo de garantizar una vida digna para todos. Esto significará estudiar los márgenes normativos y moverse en las grietas del sistema, lo cual se viene haciendo ya, por ejemplo, en el caso de los municipios que están declarando como ilegítima una parte de su deuda.

13. ¿Con qué debería ilusionarse un votante municipalista y con qué no?

Con todo y con nada. Es cierto que las competencias municipales en el Estado español están profundamente limitadas y que, en algunos aspectos, no pasan de ser una desconcentración de funciones, pero también es verdad que los ayuntamientos pueden hacer mucho más por mejorar la vida de los y las vecinas. Me refiero a las competencias en infraestructuras, obras sociales, guarderías, cultura, etc. Además, por la coyuntura económica y política actual, y por el profundo peso simbólico que tienen las municipales en nuestra historia, pienso que estas elecciones van más allá del espacio local. Hay que enmarcarlas dentro del proceso de rebeldía democrática que está en marcha en toda Galicia y que puede terminar transformando también el país desde abajo.

14.¿Cómo diría que es el perfil de personas que integran las propuestas municipalistas?

Se trata de gente movida por el interés de cambiar la realidad desde un ámbito en el que se ven capaces, sin los objetivos espurios que parecen dirigir la vida de los partidos tradicionales, que han sido los protagonistas de la estafa que estamos padeciendo. Lo que nos mueve es la urgencia y la certeza de que estamos siendo despojados de nuestros derechos –y de nuestros bienes– por una élite que sigue concentrando poder y recursos. Es gente que ha logrado convertir su rabia y su indignación en un vector de cambio en positivo. Que confía en las personas que tiene al lado y se siente capaz de organizarse para quitar a una oligarquía que amenaza con arruinar la vida de las mayorías.

Responde a continuación Margarita Guerrero, portavoz de Ganemos Región de Murcia (actualmente integrado en Ganar la Región de Murcia)

15. Algunas voces procedentes de las nuevas organizaciones municipalistas niegan cualquier orientación en el espectro político. ¿Es deseable o no que se identifique al municipalismo con la izquierda?

En estas iniciativas se está priorizando dar el protagonismo a las necesidades de la gente y a la participación y organización de las mismas para elaborar una alternativa, más allá de estancarnos en el debate del espectro ideológico. No obstante, nuestros principios son afines con los fundamentos de la izquierda.

16.¿Qué mejoras puede esperar un ciudadano medio en su día a día si triunfa la apuesta municipalista?

Cada ayuntamiento tiene sus necesidades y unas propuestas diferentes que responden a su problemática concreta. Estas tienen en común el objetivo de devolver las instituciones a la gente, es decir, que se realice un trabajo para la ciudadanía. La inclusión y participación de los ciudadanos hará que los presupuestos estén enfocados a las prioridades de la mayoría social. El fomento de esa participación y la cercanía de las instituciones será lo primero que notará el ciudadano.

17.¿Es importante que haya una vinculación práctica entre las diferentes apuestas municipalistas?

La vinculación se da en el sentido de que compartimos la preocupación por la degradación de nuestro sistema democrático y los principios comunes antes mencionados, que consideramos como ejes para estas iniciativas que están demostrando que otra forma de hacer política es posible. Además compartimos un sentimiento de esperanza de recuperar las instituciones para la gente. Desde el punto de vista electoral sí nos parece útil el que se identifiquen todas las apuestas municipales y autonómicas como similares, tengan el nombre que tengan.

18.¿Qué cree que harán las diferentes apuestas municipalistas que triunfen para soportar el peso de la deuda municipal que tanto lastra su futuro?

El endeudamiento es uno de los principales problemas del actual sistema económico, ya que genera dependencia y subordinación de la estructura social ante los poderes económicos. Lo primero que hay que hacer es paralizar las políticas megalomaníacas que han llevado la deuda hasta el estado actual. Entendemos que una parte de este endeudamiento es ilegítimo, ya que se ha contraído a espaldas y en perjuicio de las mayorías sociales. La solución pasa por auditar las deudas contraídas y saber que hay parte de ellas que no nos corresponde pagar. Se harán unos presupuestos para satisfacer las necesidades populares en vez de las de la clase oligárquica que ha estado gobernando las instituciones.

Responde a continuación Ysabel Torralbo, portavoz de Ganemos Málaga (actualmente integrado en Málaga Ahora).

19. ¿Tiene sentido que las nuevas propuestas salten al ruedo político autonómico o nacional?

Las propuestas municipalistas son espacios de confluencia basadas en candidaturas ciudadanas, en la construcción democrática y participativa del programa electoral, y en una serie de condiciones de carácter metodológico. Es fundamental que haya primarias con listas abiertas y que los representantes estén sujetos a un código ético bajo el principio de “mandar obedeciendo”. Se pretende una federalización de aquellas plataformas que se rijan por los mismos principios para obtener mayor apoyo social, pero cualquier propuesta que supere el ámbito municipal deberá esperar a la maduración de las iniciativas municipales para que tenga sentido y se construya de abajo a arriba.

20.¿Tiene sentido formar Gobierno con una formación clásica?

Cualquier política de calado, incluidas las posibles alianzas, tendrá que ser decidida por la base social que conforma de la propia propuesta municipalista, para ello se establecerán las formas democráticas de consulta para temas estratégicos que afecten a la representación de la plataforma. Un espacio así surge para romper con un sistema que no protege los derechos de la ciudadanía. Los representantes de este bipartidismo incompetente y caduco difícilmente tendrán la aceptación y el apoyo de la base social de una iniciativa ciudadana como la que promovemos.

21.¿Una hipotética victoria electoral municipalista podría derivar en una desinversión financiera?

El capital financiero ha volcado su interés en operaciones de carácter especulativo, especialmente en sectores vinculados a la construcción que han revalorizado sus activos con oscuras recalificaciones y contratas de obras públicas. Hay que mejorar la capacidad adquisitiva de la ciudadanía, dotándola de los servicios y recursos necesarios mediante un ‘Plan de rescate ciudadano’, establecer una verdadera política de protección y apoyo a las PYMES, y abrir nuevos sectores productivos como las energías renovables.

22. ¿Qué importancia tiene el movimiento feminista dentro del municipalista?

Consideramos que los feminismos deben trabajarse de forma transversal y mediante la interseccionalidad. En principio, nos gustaría hacer hincapié en aspectos que atañen al trabajo doméstico y al trabajo sexual, así como a la precarización de las mujeres y las violencias machistas. Es hora de crear un modelo de ciudad accesible para todas y todos, en el que nos relacionemos desde la igualdad, la solidaridad, la cooperación y el buen trato. Los movimientos feministas tienen mucho que aportar: por una sociedad libre de violencia, por una economía que sitúe a las personas en el centro, por unos servicios públicos de calidad, por una gestión de recursos sostenible, por una sociedad que garantice derechos y respete libertades.

Responde a continuación María Velázquez, portavoz de Ganemos Valladolid (actualmente integrado en Sí se puede Valladolid)

23. ¿Cuál es la postura municipalista sobre la gestión del suelo municipal?

Es determinante configurar una amplia mayoría que nos permita dar respuesta a los desafíos legales planteados por la L.O. 2./2012 de estabilidad presupuestaria (articulo 135 C.E.) y a la 27/2013 que reduce las competencias municipales en materias fundamentales. En el caso del suelo, esta última permite a los municipios destinar este patrimonio público a reducir la deuda del Ayuntamiento. Dada la importancia que se da a través de estas dos leyes al pago de la deuda por encima de nuestro derecho constitucional a disponer de una vivienda digna, habría que plantear una auditoría de esa deuda para saber qué cantidad deben pagar legítimamente los ciudadanos.

24. ¿Cómo debe ser la política de impuestos dentro del municipalismo?

Estamos de acuerdo en que debe pagar más quien más tiene. Un proyecto municipalista puede abrir campos de posibilidad en lo que a priori no son sus competencias, pero eso pasa por el apoyo de mayorías amplias para equilibrar la pérdida de poder adquisitivo que sufrimos los de siempre en materia de impuestos, que graban de forma indigna al más débil y premian al más rico con amnistías fiscales.

25. ¿Contemplan expropiaciones a bienes privados? ¿Bajo qué premisas?

Un Gobierno debe velar por los intereses de los ciudadanos, y más cuando la base de su negocio, y por tanto de su beneficio, parte de la gestión de bienes comunes. Nuestra factura del gas y de luz son hoy insoportables, y el agua es un bien común que no tenemos garantizado porque los ayuntamientos han regalado su gestión a empresas de amigos con las que los propios gobernantes se han beneficiado en privado. El foco, por tanto, no se ha de poner en la medida que tome un Gobierno, sino en la práctica de algunas empresas con respecto a los bienes comunes, algo que tendrá que ser regulado a través de un nuevo proceso constituyente en el que todos decidamos cómo proteger esos bienes.

Consigue aquí tu ejemplar de Números Rojos

 

]]>
Revista Números Rojos 2015-05-19 08:14:20
Solución Salina - A miña lingua é pop http://blogs.publico.es/henrique-marino/2015/05/17/dia-letras-galegas/ Projecto-Mourente

A lingua entra polos oídos e non hai cerume que se lle resista. Pouco importa que o intéprete sexa italiano, catalán, galego ou ata chinés, porque cando a palabra non se entende sempre nos queda a melodía. Ninguén deixou de escoitar a Franco Battiato, a Lluís Llach ou a Andrés do Barro por cantar na súa fala, e iso sábeno ben en Alemania, en Francia e mesmo no estado español, onde o ferrolán se chantou nos anos setenta como un auténtico ídolo xuvenil apto para filmes de sesión de tarde.

Precisamente él, subido nun tren que o levaba pola beira do Miño, abandeirou a canción pop galega e en galego. Pop de popular, como lixeiros e populares foron tamén Xil Ríos ou Ana Kiro, que se atreveu a versionar La Bamba (Ritchie Valens mediante) cun chisquiño de gracia. Eles xiraron como rodas de muíño por salas de festas e verbenas levando o verbo á masa, porque o secreto está nela, xa o dicía o anuncio.

Canción de berce e protesta á marxe, ten feito máis o pop (entendido como corrente artística e cultura da sociedade de consumo) pola normalización do idioma que todas as campañas da Mesa xuntas, aínda que os tendeiros ben agradeceran aqueles cartaces das rebaixas, non tanto pola profusión de xes nos escaparates como polo seu carácter gratuíto, é de supoñer.

Pop, logo, sería Shin Chan e todo o manga xaponés, como pop son tamén as camisetas-souvenir Can de palleiro que con tanto orgullo locen os mozos de aquí e acolá. Pop é o Xabarín Club e tamén Projecto Mourente, primeira experiencia dance na nosa terra. E non tenten sacar agora da manga a París de Noia ou a Panorama, que con eles tamén se baila, pero falamos doutra cousa.

Trátase da absorción, por parte dun artista local, dun xénero ata agora descoñecido en lingua galega: a música de baile, tecno, disco, electrónica ou, para entendérmonos, feita con maquinillos, teclados e computadores. Música dunha era dixital que se resiste a penetrar no noso territorio. OBK ou Camela xa teñen competencia nas pistas, ao que habería que sumar o valor engadido que aporta Mourente. Calquera pode suar, facer xogos de pernas imposibles e cantaruxar mentras baila en galego.

Unha lingua non está normalizada cando se emprega para escribir unha carta de amor ou unha declaración de guerra, senón cando un fica mollado coma un pito na discoteca ao son dunha canción. Entón non hai fronteiras nen diglosias, porque as glándulas sudoríparas non falan idiomas, pero ben saben o que as fai rir e chorar. Si, moitos teñen botado un baile animados por unha gaita ou por berros enxordecedores, pero non nos encadremos.

Non se trata de que as únicas palabras na nosa lingua figuren nas páxinas de opinión e cultura dun xornal, singulares reservas indias do galego, que debería ter máis usos musicais que os vencellados ao folk ou ao rock combativo. Tampouco, falemos claro, do emprego dunha lingua como instrumento político. A normalización pasa polo cabreo que un pillaría, valla como exemplo, se vise a notificación bancaria, eses números vermellos que non son nin de esquerdas nen de dereitas, escrita en galego, e non precisamente por que sexa no noso idioma senon porque andamos faltos de cartos.

Detrás de Projecto Mourente, por certo, agóchase Carlos Valcárcel, profesor de francés que compón, toca e grava cancións na súa casa para que a xente baile na punta do pé. Letras sen consignas nen mensaxes explícitas. En galego, a mesma lingua na que fala, fode e soña. Un feito diferencial, visto a escena musical, que non debería de selo. Viva la fiesta.

______________________________________________________________________

Estou en Twitter e Facebook

]]>
Henrique Mariño 2015-05-17 04:13:26
La preguntadora - Voces disidentes en el PSOE ante la campaña electoralista sobre Venezuela http://blogs.publico.es/lapreguntadora/voces-disidentes-en-el-psoe-ante-la-campana-electoralista-sobre-venezuela/121/ Esta semana PP, PSOE, PNV, CIU y UPyD han aprobado en el Congreso de los Diputados una proposición no de ley en la que reprueban a presidente venezolano, Nicolás Maduro, por la detención de sus opositores y le exigen su liberación inmediata. Sin embargo, algunos miembros de estos partidos son capaces de reconocer el oportunismo de ésta y otras iniciativas.

Por ejemplo, Ximo Puig (candidato del PSOE a presidir la Generalitat Valenciana): “Yo creo sinceramente que no hay que poner el foco en ningún país concreto. Creo que hay que hacer una defensa de las libertades en todos los países del mundo y no se puede hacer coyunturalismo en esto. Felipe González tiene derecho y el respaldo para defender la libertad en cualquier país y me parece bien, pero yo creo que no hay que focalizar sólo en Venezuela esta cuestión”.

Más claro, agua. En el PSOE hay disidentes en el discurso antivenezolano. Que no es que no lo vean es que son conscientes de que es electoralista en estos momentos.

El portavoz del PNV, Aitor Esteban, que votó a favor de aquella proposición no de ley, fue aún más lejos: “Estoy seguro de que todos estos pasos, hace medio año o hace un año –porque no había elecciones– pues no se hubieran dado.”

Los partidos que no votaron a favor van más allá del oportunismo. José Luis Centella, portavoz de Izquierda Plural: “No, no es oportunismo. Son intereses superiores. Felipe González manda mucho y quien manda, manda. Y el PP: ya estuvieron algunos de sus dirigentes con el golpe de Estado contra el presidente democrático Hugo Chávez. Más de lo mismo”.

Hace unas semanas, en la presentación del libro de José Bono, pregunté a Felipe González por qué ahora, si López lleva un año preso. Después de un silencio, contestó: “Porque me lo ha pedido la familia, es una respuesta muy sencilla”.

Tratando de justificar esta contestación tan simple –para que no sea simplona– me pregunto si es que quizá ningún familiar de ningún preso político ha acudido nunca a nuestro expresidente socialista más histórico e internacional, buscando su ayuda. Si es así, con la misma sencillez, desde aquí, animo a todos los familiares de presos políticos del mundo a que acudan a este buen samaritano que responderá por todos los demócratas injustamente encarcelados.

Lo más curioso de su declaración es que la hacía a poco de retratarse muy sonriente junto a José Bono, exministro de Defensa de esta España nuestra que, gobernando los socialistas, también tuvo unas excelentes relaciones con Hugo Chávez porque entonces el precio del petróleo hacía a su Gobierno millonario y, por lo tanto, menos malvado.

No cuela, presidente. Con todos mis respetos, no cuela. Ni siquiera cuela para los suyos.

 

 

]]>
Marta Nebot 2015-04-16 17:36:21
Consumidor indignado - Vuelo 4U9525: ¿tendremos transparencia esta vez? http://blogs.publico.es/ruben-sanchez/2015/03/25/vuelo-4u9525-tendremos-transparencia-esta-vez/ El del Airbus 320-211 de Germanwings es el tercer accidente con mayor número de víctimas ocurrido en Francia, tras el ocurrido en Bois d’Ermenonville en 1974, que causó 346 muertes, y el de Mont San Pietro en 1981, con 180 fallecidos.

En estos momentos de máximo dolor, nuestra primera preocupación ha de ser solidarizarnos con las familias y amigos de las víctimas del vuelo 4U9525, a las que debemos respetar cuidándonos de no difundir imágenes e informaciones que puedan herirlas innecesariamente.

No hoy, ni mañana, pero en breve las familias deberán unirse, organizarse, constituir una plataforma o integrarse en una asociación solvente para garantizar que se conozca toda la verdad y se haga justicia. Tendrán que desconfiar de abogados que les garanticen indemnizaciones millonarias al tiempo que les pidan cobrar por adelantado un porcentaje.

Y mucho cuidado con la confianza ciega en el Gobierno. Hoy querrán hacerse la foto con ellos, les prometerán su apoyo en los próximos meses, y posiblemente lo tendrán mientras el tema ocupe un lugar destacado en los medios de comunicación, pero nadie sabe qué ocurrirá después.

Ojalá me equivoque, pero no olvidemos que las víctimas de catástrofes en España no han estado amparadas por nuestros gobernantes. Ni las del Yak-42, ni las del accidente de Spanair en Barajas, ni las del metro de Valencia, ni las del Alvia en Santiago, ni las del Madrid Arena.

Sería, siempre es, absolutamente repugnante que los políticos jugaran con la memoria de los fallecidos haciendo falsas promesas con tintes electoralistas. El Gobierno debe dar la talla. No basta con decretar tres días de luto. No basta con viajar al lugar del accidente. No basta con participar en la investigación si no hay total transparencia sobre lo ocurrido, aunque lo que se descubra sea una corresponsabilidad gubernamental fruto de errores o carencias en los protocolos de control sobre la seguridad en el transporte, tanto las referidas al estado de los aparatos como a las condiciones laborales de su personal.

Es una más de las muchas hipótesis sobre las causas del acidente, pero no sería la primera vez. Al fin y al cabo, ¿qué ha cambiado en la seguridad aérea en España desde el accidente de Spanair?

]]>
Rubén Sánchez 2015-04-13 12:54:53
Fuera de foco - Las ‘gatas’ del Roller Derby Madrid http://blogs.publico.es/fuera-de-foco/2015/04/05/las-gatas-del-roller-derby-madrid/ Haciendo gala de su apelativo castizo, se mueven como auténticas gatas a lomos de sus patines. Son las chicas del Roller Derby Madrid. Eva, Clara, Jessica y Adela son cuatro de ellas. Luchan con mucho esfuerzo y pocas ayudas por un espectacular deporte con miles de seguidores en todo el mundo pero minoritario en nuestro país.

gatas16

Varias chicas de Roller Derby Madrid, preparadas para salir a la carrera durante uno de los ejercicios de aceleración y explosividad.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

 

gatas2

Una de las gatas de Roller Derby se prepara para el entrenamiento.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

 

gatas3

Almudena, expatriada en Londres, se abraza con una de sus compañeras de Roller Derby Madrid.-  CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

 

Eva, Clara, Jessica y Adela posan ante la cámara.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

Eva, Clara, Jessica y Adela posan ante la cámara.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

gatas6

Adela Nieto (AKA ‘Adelita Terrores’). Tiene 34 años, reside en Vallecas y es responsable de imagen de una firma de relojería.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

 

gatas8

Una de las chicas se enfunda los patines antes del entrenamiento.-  CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

 

gatas10

Clara Martínez. (AKA ‘Clara DesPites’). Tiene 32 años, reside en Arganzuela y es profesora de Teoría de la Literatura en la UNED. –  CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

 

Jessica DeCamp (AKA ‘Madame Psychosis’). Tiene 24 años, vive en Malasaña y es empleada en una editorial de libros de arte.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

Jessica DeCamp (AKA ‘Madame Psychosis’). Tiene 24 años, vive en Malasaña y es empleada en una editorial de libros de arte.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

Un momento durante el entrenamiento polideportivo Las Cruces.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

Un momento durante el entrenamiento polideportivo Las Cruces.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

'Clara DesPistes' observa atenta a sus compañeras durante un descanso.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

‘Clara DesPistes’ observa atenta a sus compañeras durante un descanso.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

gatas15

Tres ‘gatas’ comparten una charla durante el entrenamiento.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

Una de las integrantes de equipo de Roller Derby Madrid toma aire durante un breve descanso entre los ejercicios.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

Una de las integrantes de equipo de Roller Derby Madrid toma aire durante un breve descanso entre los ejercicios.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

Un momento durante el entrenamiento en el polideportivo Las Cruces.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

Un momento durante el entrenamiento en el polideportivo Las Cruces.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

gatas22

Una de las gatas de Roller Derby se ajusta los cordones de los patines.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

 

El buen rollo generalizado entre las 'gatas' da paso a la concentración durante ñps ejercicios de entrenamiento.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

El buen rollo generalizado entre las ‘gatas’ da paso a la concentración durante los ejercicios de entrenamiento.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

La entrenadora explica a sus chicas un ejercicio.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

La entrenadora explica a sus chicas un ejercicio.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

gatas25

Almudena (AKA Rude Driver) repara uno de sus patines.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

 

Las chicas no sólo juegan y entrenan. También preparan eventos y patrocinios, coordinan los temas de comunicación y prensa, se encargan de la seguridad, del bienestar, de las reglas o del merchandising.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

Las chicas no sólo juegan y entrenan. También preparan eventos y patrocinios, coordinan los temas de comunicación y prensa, se encargan de la seguridad, del bienestar, de las reglas o del merchandising.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

El equipo de Roller Derby Madrid juega el próximo 9 de mayo en Brest contra el BMO Roller Girls en uno de sus partidos amistosos. En sus viajes suelen hospedarse en las casas de sus rivales.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

El equipo de Roller Derby Madrid juega el próximo 9 de mayo en Brest contra el BMO Roller Girls en uno de sus partidos amistosos. En sus viajes suelen hospedarse en las casas de sus rivales.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

Eva Frugoni (AKA Eva 'Evita Problemas'). Tiene 30 años y es profesora de actividades extraescolares para niños pequeños.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

Eva Frugoni (AKA Eva ‘Evita Problemas’). Tiene 30 años y es profesora de actividades extraescolares para niños pequeños.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

Un momento durante el entrenamiento en el polideportivo Las Cruces.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

Un momento durante el entrenamiento en el polideportivo Las Cruces.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

 

En el Roller, un deporte muy físico, las caídas son habituales debido al contacto físico entre las jugadoras.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

En el Roller, un deporte muy físico, las caídas son habituales debido al contacto físico entre las jugadoras.- CHRISTIAN GONZÁLEZ

]]>
Opinión 2015-04-05 23:28:18
Revista Luzes - Moncho Alpuente: “A muchos periodistas nos tenían que haber indemnizado como víctimas del franquismo” http://blogs.publico.es/revista-luzes/2015/03/21/entrevista-moncho-alpuente/ Nació en una calle galdosiana a mediados del siglo pasado, pero habla como un hombre propio de otra época. Es el cronista oficioso de la Villa y, durante años, dio cuenta de su intrahistoria en las páginas de El País. También practicó el humorismo y la retranca en diferentes formatos: musical, novelesco y periodístico. Nadie mejor que Moncho Alpuente (Madrid, 1949) para explicar cómo mudó la corte. Chismear con este bardo castizo es como meterse en la máquina del tiempo: un hilarante viaje por los últimos siglos que comienza y termina en la capital del reino, donde siempre camparon los corruptos y los especuladores. Cuando pensamos que todo había cambiado, este ácrata malasañero viene a decirnos que la urbe sigue igual: grave, pero estable.

 

moncho-alpuente

Texto: Henrique Mariño (@solucionsalina)

Fotografías: Paola Manfredi (@mehablaaloido)

 

Su abuelo tenía una pastelería aquí al lado.

En el número 7 de la calle del Pez, donde nací. En ese edificio vivían muchos personajes de Pulgarcito, DDT y otros tebeos de Bruguera: Ángel Siseñor, el repórter Tribulete… A los dibujantes, todos catalanes, les debía de gustar el nombre, porque en Barcelona no existe la calle del Pez. Es curioso que, habiéndome criado allí, con el tiempo terminase dedicándome al humor.

Una calle con fermento revolucionario.

Aquí empezó a intuirse por dónde iban a ir los tiros del tardofranquismo ya en los años cincuenta. Las autoridades querían hacer la Gran Vía Diagonal y tirar todo el barrio. Los vecinos y comerciantes, entre ellos mi abuelo, se opusieron de una manera bestial. Más que un acto revolucionario, fue una cuestión de supervivencia. Al final, la obra no se llevó a cabo porque había tantos monumentos nacionales en el trazado que, en vez de diagonal, tendría que haberse hecho en zig zag. Este barrio era y sigue siendo el patio trasero de la Gran Vía, con sus cabarets y prostitutas. Pero deberíamos hablar de Madrid en general, ¿no?

O de sus heroínas: al igual que los coruñeses tienen a María Pita, ustedes cuentan con su Manuela Malasaña.

Que es mentira, en fin. Como todas las buenas leyendas, se basa en un arquetipo de mujer que se dio aquí durante el 2 de mayo: las hijas y mujeres del cuartel de Monteleón. El barrio, en realidad, se llama así por el Plan Malasaña, que en la década de los setenta también contemplaba derribos para especular con los terrenos. Es la historia maldita de esta zona, cuyas primeras noticias datan de Felipe III, allá por el siglo XVII. Entonces, en la plaza de Juan Pujol había un campamento de moriscos, que ardió completamente tras la caída de un rayo. El rey lo consideró como un signo del cielo y puso una cruz para celebrarlo. Evidentemente, aquello volvió a poblarse otra vez y lo más gordo vino con Felipe IV, que sufrió un atentado en la calle San Vicente Ferrer. Como quedaba muy mal decir que había sido obra de una conspiración de nobles de la corte que querían cargárselo, hubo que echarle la culpa a los vecinos, que eran gentes de mal vivir. De hecho, el monarca era bastante golfo y por eso venía mucho a una taberna donde había bailes, el primer tugurio de la historia. El caso es que ordenó que le cortaran una mano a todos los varones mayores de once años y las espetó en palos que clavó por las calles, en señal de escarmiento. La historia del barrio empieza con estos malos augurios.

Su abuelo le daba dinero para comprar libros de Guillermo y Los Proscritos. El anarquismo le viene de aquel personaje rebelde creado por Richmal Crompton, ¿no?

En parte, sí. Fundamentalmente, de pequeño empecé a desconfiar de lo que me decían en el colegio y a pensar que la razón la tenían otros.

¿Que sacó en claro de los Escolapios?

El ateísmo [risas].

Su primer lingotazo, de monaguillo…

Pero me dieron una hostia en mitad de la misa, otro motivo para que hubiera salido así.

John Lennon fue un gran aficionado a Guillermo, aunque musicalmente The Beatles y usted siguieron caminos opuestos.

Se tiró por dónde se podía tirar [risas]. Con los instrumentos musicales que podíamos comprar, hubo que dedicarse más al folk que al rock. No por motivos estéticos sino por culpa de aquellas guitarras de palo.

La ironía, el costumbrismo y, en definitiva, el humor como arma de combate.

Entonces, la carga crítica no era perceptible por las autoridades, porque si no lo hubieran prohibido. Los tebeos te cuentan mucho más que los periódicos de la época: el padre de La Familia Cebolleta era un chupatintas desgraciado; Carpanta explica el hambre de posguerra; Don Pantuflo encerraba a Zipi y Zape en un sótano con ratas y los metía en un cepo medieval… Luego empecé a fijarme en el periodismo satírico sin saber ni que existía, aunque venía escribiendo mis textos irónicos desde que tenía diez años.

En papel higiénico…

Ése fue el formato de la primera revista de mi vida, aunque limpiarme el culo fue otro de los motivos de mi afición al periodismo. Mis tías tenían en el baño el diario ABC cortado en cachitos: te leías la mitad de la noticia y la otra te la imaginabas.

De ahí, a la revista SP, con 17 años.

Pronto me di cuenta de que estudiar en la Escuela de Periodismo de la Iglesia, o en la otra, era una soplapollez. Lo importante lo iba a aprender en la redacción, donde coincidí con periodistas extraordinarios como Antonio Sánchez-Gijón o con el crítico literario Rafael Conte. Aquella revista daba trabajo a progresistas, incluso a un sindicalista de CC.OO. condenado por difusión de propaganda ilegal. Era una publicación absolutamente contradictoria dirigida por un falangista que había estado en la División Azul y que decía que José Antonio y él eran de izquierdas.

“Son neoliberales y saquean las arcas del Estado”

 

Aunque usted sostiene que todos los medios son de derechas.

Lo son las grandes empresas, porque siempre anteponen los beneficios a sus trabajadores. Por encima, se han ido derechizando. Antes, todos los periódicos eran de derechas, pero el 90% de los periodistas eran de izquierdas. Contradicción que marcó aquella prensa en la que todo se decía entre líneas y no había manera de entender nada. Carrero Blanco llegó a cargarse el diario Madrid porque un artículo sugería que De Gaulle debía dimitir, lo que fue interpretado por el vicepresidente del Gobierno como que Franco tenía que dejar el poder. Literalmente, lo voló con dinamita.

Vive a un paso de la plaza de Carlos Cambronero, cronista de la Villa hasta su muerte en 1913. A usted le negó el título Álvarez del Manzano, el alcalde de la violetera.

El mismo que quiso hacerle un monumento a la Virgen en el Retiro para compensar la mala influencia del Ángel Caído. Para más inri, aquel año tampoco eligieron a Luis Carandell.

¿Recuerda algún alcalde bueno?

En algunas cosas, Tierno Galván, porque le dio un cambiazo a Madrid. Era una ciudad absolutamente acomplejada y nos acusaban de centralistas, cuando en realidad sufríamos el centralismo. Vivir aquí no era ningún chollo, porque estabas mucho más vigilado que en Pontevedra. Cuando era joven, de un día para otro, mi amigo Ignacio empezó a llamarse Iñaki porque su abuelo era vasco. Jorge paso a ser Jordi. Ángel cambió por Anxo… Todo el mundo reivindicaba sus raíces: la gente se avergonzaba de ser de Madrid porque era la capital del franquismo. El caso más célebre, aprovechando que su familia era de Azpeitia, es el de Patxi Andión, nacido en la calle Ferraz. Llegabas a su casa, preguntabas por él y su padre gritaba: “Paaaco”.

¿Qué logró Tierno?

Devolverle el orgullo a Madrid e invertir en su electorado: la gente joven, que estaba totalmente desasistida. Lo hizo por motivos políticos, porque no había cosa que más le desagradase a Tierno que el rock and roll. De hecho, cuando inauguró la calle John Lennon, la llamó John Lennox. Era un viejo cínico, en el mejor sentido de la palabra.

¿Se merece Madrid a Ana Botella?

Evidentemente, no. Madrid se merece un Pepe Botella, el único rey bueno que hemos tenido en este país y que tuvo la vergüenza de dimitir al darse cuenta de que aquí no pintaba nada. La peor putada que te pueden hacer es que te manden de Nápoles a Madrid… Por otra parte, si nos hubiese invadido Napoleón, nos irían mejor las cosas.

Él tiró conventos y construyó plazas, de ahí que también fuese apodado Pepe Plazuelas. Gallardón, en cambio, apostó por expulsar a los indigentes de ellas: con bancos incómodos, sin árboles ni sombras…

Son las plazas duras, de hormigón y sin zonas verdes. Además, son espacios que puedes alquilar y sacarles rentabilidad. Si tuviera mucho dinero, alquilaría la Plaza de Callao, la llenaría de carteles míos, regalaría unos caramelos y tendría a 50.000 personas allí. No me conocerían de nada, pero irían porque hay fiesta en Callao y es gratis. El que paga manda.

En ese sentido, el 15-M recuperó el espacio público.

Y, concretamente, la plaza de confluencia y el mentidero de la Villa. De hecho, están autorizando nuevas terrazas para evitar que se repita otro 15-M con la excusa de que perjudicaría a los hosteleros. La Puerta del Sol ahora es un escaparate de las multinacionales.

“Madrid es una ciudad corrupta, no tiene remedio”

 

Usted defendía que una de las fortalezas del 15-M era la visibilidad. ¿Se ha diluido su fuerza una vez fuera de Sol?

Es normal, pero también ha servido de fermento a muchas cosas de las que los medios hablan poco. En la calle del Pez tenemos el Patio Maravillas, en la Corredera Baja de San Pablo hay un edificio ocupado, en los barrios hay movilizaciones interesantes… Aquí antes la gente podía hacer huelga en su empresa, pero no se movía para beneficiar a otros. En ese sentido, ha sido un movimiento de tipo solidario y asambleario, en el que teníamos muy poca experiencia. Han quedado cosas que siguen funcionado muy bien y, en un momento determinado, se puede volver a producir.

 

La basura en las calles de Madrid no desaparece aunque termine la huelga. 

Fíjate en los contenedores de ahí al lado, repletos de porquería. En el siglo XVI, Madrid era la capital más apestosa de Europa y todos los detritus se tiraban a la calle: el popular agua va. Los físicos y médicos de la época se defendían argumentando, con toda la seriedad del mundo, que el aire era tan puro y sutil que necesitaba algo de mierda en el suelo para hacer que fuese respirable.

¿Cómo se ha encastillado la derecha en el Ayuntamiento y en la Comunidad?

Gracias al envejecimiento de la población, al miedo de los mayores a los tiempos pasados y a la inercia de votar al que manda.

¿Cuál es el estado de salud de la ciudad?

Madrid está perseverantemente enferma y nunca muere. Ha sido invadida, arrasada y dada por muerta miles de veces. Ésta es una ciudad inventada. Yo creo que fue capital porque aquí se cazaba de puta madre, tanto pluma en Aranjuez como pelo en El Pardo. La costumbre de los reyes y de Franco siempre ha sido matar cosas. Una tradición cinegética.

¿Atraviesa una decadencia?

Al margen de los problemas eternos, el principal es el gobierno de la derecha. No sé por qué lo llaman neoliberalismo, pues saquean continuamente las arcas del Estado. Volviendo atrás, la Movida que acabó funcionando fue un movimiento de derechas, que se quedó con los clubes y la parte empresarial. Por una parte, había mucho niño pijo haciendo canciones. Pero, por otra, aquí triunfaron grupos como Siniestro Total o Derribos Arias, a los que les tiraban piedras en sus ciudades. Fue muy importante que sus habitantes vieran que eran la hostia para los modernos de aquí, porque eso terminó alentando las movidas en otros sitios. Y a Madrid también le vino muy bien porque empezó a mirarse un poco el ombligo, cosa que no había hecho nunca.

¿Cómo ha cambiado el centro?

Se ha vuelto al pequeño comercio, fundamentalmente hostelería, y ha llegado la gentrificación, un fenómeno lógico. Cuando quitaron la Universidad Central de San Bernardo y el Mercado de San Ildefonso, se hundió toda la infraestructura del barrio, que era lo que se pretendía. De hecho, hubo inmobiliarias que apoyaban la Movida en algunos sitios porque era una manera de desalojar a inquilinos que pagaban cien pesetas al mes por un piso en la calle de La Palma. A los especuladores les vino de puta madre que pinchasen las ruedas de los coches, que se vendiese droga o que te diesen un palo en la esquina… “Vaciamos esto, echamos a los viejos y montamos apartamentos cojonudos para jóvenes”.

“La Movida que funcionó fue de derechas”

 

Hablando del ladrillo, Javier Valenzuela definía su último libro, Un maldito enredo (Akal), como “una novela entretenida para todo aquel que no sea constructor, sicario colombiano o entusiasta de Esperanza Aguirre”.

Mi vida sería estupenda si pudiera dedicarme a escribir lo que me diera la gana. Pero es imposible, porque no se gana dinero. Con la música, menos, y con el periodismo qué te voy a contar.

La protagonista es Mila Montenegro, una peluquera de Malasaña metida a detective privado. Mucho Madrid para investigar, ¿no?

Siempre ha habido corrupción, pero ahora se sabe más. Recuerdo historias de Madrid geniales, como aquel concejal del franquismo que se anunció en unas elecciones falseadas como “El concejal que iluminó Madrid”. Era el dueño de una compañía de bombillas, lámparas e iluminación [risas].

¿Ha calculado cuántas décadas lleva en obras?

Desde que se fundó. Cuando veo el centro tomado por la publicidad, recuerdo que Madrid era una ciudad de decorados. El recorrido que realizaban los altos dignatarios extranjeros era espantoso, por lo que las casas nobles, que eran un desastre, ocultaban con telones y guirnaldas sus miserias. Además, como los madrileños tenían la obligación de alojar en sus casas a los legados, a los funcionarios reales y a todos sus criados, aquí se construyó a la malicia. De ese modo, desde el exterior las viviendas parecían pequeñas y así evitaban la regalía de aposento, o sea, ceder a la fuerza la mitad de su casa a los visitantes.

¿Ha sido la comunidad el laboratorio de la política neoliberal del PP?

Sí, pero hay que echarle en cara al PSOE que votase a favor de una ley que dio entrada a la empresa privada en la Sanidad. Es el negocio más sencillo del mundo: me hago con el poder, desprestigio a las instituciones que funcionan mejor y se las vendo a mis amigos para que saquen provecho de ellas. Una vieja estafa.

¿Ve Telemadrid?

Alguna vez, pero no hay nada que ver. Una pena, porque en un momento determinado, incluso con la derecha, fue una televisión cercana. Había programas que salían a la calle y grababan al vecino de al lado. Algo pueblerino, pero que a la gente le encanta. Eso se ha acabado.

¿Con quién le falta ajustar cuentas?

He ajustado las tres fundamentales en otros tantos libros sobre Dios Padre, Franco y la Historia de España. Mi ajuste de cuentas es permanente. Todavía me deben mucho. Haber hecho periodismo en la dictadura, con dieciocho años, es bastante duro. A muchos periodistas de la época nos tenían que haber indemnizado como víctimas del franquismo.

¿Cómo ve el futuro?

Madrid va a seguir siendo así, no tiene más remedio: una ciudad corrupta con un poder especialmente representado. La especulación urbanística, por ejemplo, no va a cambiar nunca. Y, para ello, utilizarán todo tipo de trucos. Aquí el que se ha usado mucho es el de preservar la fachada, para que parezca que no ha cambiado nada, y luego meter a dieciocho familias donde antes vivían cuatro. Con el problema que representa tener dieciocho coches, dieciocho garajes, dieciocho… Sin embargo, lo ves por fuera y piensas: ¡qué bonito, Madrid!

 

Esta entrevista se publicó en el nº 3 de la revista Luzes. Suscríbete.

]]>
Revista Luzes 2015-03-21 14:42:38
O es pecado... o engorda - Un trago amargo http://blogs.publico.es/nekane/2015/02/27/un-trago-amargo/ Espero que no hayais pasado por la experiencia de encontrar un rastro de hiel en la carne. Entonces entendereis la expresión de “amargo como la hiel” en toda su extensión. De todos, el amargo es el sabor más desagradable. Detectado por las papilas gustativas que están más al fondo de la lengua, tarda además demasiado en desaparecer. Ahora nuestro cerebro lo relaciona casi exclusivamente con el sabor de las medicinas pero, en origen, se considera que fue un elemento de alerta respecto de los venenos. En las almendras amargas tenemos el mejor ejemplo: contienen cianuro y tan sólo veinte podrían causar la muerte.  Por suerte su sabor es tan desagradable que no hay riesgo de confusión.

A pesar de ello, hay un licor muy apreciado por los italianos, el Amaretto, que recoge todo el amargor de este fruto en una curiosa combinación con la dulzura de los albaricoques.  Dicen que lo inventó una mujer enamorada y que es afrodisiaco. Me temo que nunca voy a tomar lo suficiente para comprobarlo a pesar de que puede ser un complemento perfecto, por ejemplo, de un helado como postre.vermut

Hay muchos alimentos de nuestra dieta diaria que tienen un fondo acre: el café, la escarola, la berenjena… Les buscamos trucos para suavizarlo y en paz. Las cosas deliberadamente amargas eran cosas de conventos y farmacia. La quinina, por ejemplo, se ha utilizado siempre contra la malaria. Magnífico argumento esgrimido durante años por los británicos para ponerse morados de gin tonic en las colonias.

Pero la más popular bebida alcohólica amarga, la más universal es, con todo merecimiento,  la cerveza, gracias a su contenido en lúpulo. El placer con el que la gente bebe una cerveza fría, sobre todo en un día de calor, es el mejor reclamo. El primer acercamiento a esta bebida provoca siempre un cierto rechazo. Primero hay que repetir para aprender a disfrutarla y luego hay que repetir para seguirla disfrutando.

Curiosamente hay una verdadera colección de bebidas amargas y casi todas se disfrutan a la hora del aperitivo. Tiene su razón de ser: son estimulantes y abren el apetito. Luego el pincho de tortilla, las aceitunas, las patatas fritas o los berberechos, acaban cerrándolo.

Casi todas tienen el vino como base y las hierbas, los frutos y las especias como signo distintivo: el Amer Picon y el Campari, se hacen con pieles de naranja y genciana y quinina y, en el caso del segundo, hasta con 68 hierbas diferentes. El Fernet Branca utiliza 27, pero incluye raíces y flores en la maceración. El Bitter utiliza 20, entre ellos, canela,  sándalo y nuez moscada, además de la naranja y la genciana. Pero sobre las fórmulas exactas de la mayor parte de estas bebidas hay tanto secreto como sobre la de la Cocacola.

Pero sin duda el rey de los aperitivos, con su toque amargo y exótico, el elemento indispensable de dos de los más clásicos cócteles, el Martini y el Manhattan, es el vermut. Una épocas más, otras menos, pero nunca ha dejado de beberse. Incluso ha dado nombre a algunas costumbres arraigadas como las “sesiones de vermút”  -los bailes mañaneros en las fiestas de algunos pueblos- o como el “quedar para el vermut” los placenteros mediodías de domingo.

No puede negarse que hay un resurgimiento del vermut y, como no podía ser menos, con todo el aire foodie, gastropijo o simplemente evolucionado que acompaña a los tiempos. Antes había vermut con un poco de soda, con aceituna, con naranja o limón, con un baño de sifón y, para los más aguerridos, con un bautismo de ginebra. O un vermut de taberna tradicional, de grifo, con gusto a granel  y a artesanía. Ahora la gente sabe que hay muchas más marcas que el Martini y el Cinzano de costumbre y que muchas de ellas son españolas, que entre los componentes hay elementos que suenan tan bien como el díctamo de Creta o la raíz de lirio, que hay cartas de vermut en función de su tiempo de maceración o de los ingredientes especiales que lo aromatizan. Podeis encontrar incluso recetas para hacerlo en casa.

La bebida que se creó –dicen- para ocultar el sabor de un mal vino ahora está de moda y eso significa más variedad y mayor esmero. Pues a disfrutarlo.

]]>
Nekane Goñi 2015-02-27 11:07:18
Por encima de nuestras posibilidades - 21 F: Conquistar el presente para transformar el futuro http://blogs.publico.es/por-encima-de-nuestras-posibilidades/2015/02/20/21-f-conquistar-el-presente-para-transformar-el-futuro/ Por Sara Porras y Jorge García Castaño

Son ya más de veinte años del gobierno del Partido Popular en Madrid. Veinte años de saqueo, de radiales, de grandes operaciones urbanísticas, de pérdida de derechos… veinte años de gobiernos que nunca supieron estar a la altura de las gentes de una comunidad que, lejos de resignarse, tomó las calles, tomó las plazas y los centros de trabajo y salió a defender lo público —porque defender lo público es defender aquello que nos iguala—.

Frente a este gobierno de hombres y mujeres grises que pretendieron hacer de nuestra región su cortijo, hay un pueblo valiente y solidario que ha sido ejemplo no sólo de resistencias si no sobre todo de victorias.

Desde aquel movimiento vecinal que en los años 70 y 80 se arremangaron las camisas y construyeron sus barrios dotándolos de equipamientos, viviendas sociales y servicios públicos, las gentes de Madrid no han parado de demostrar la capacidad imparable que tenemos cuando actuamos unidos. Y así, rebelándose contra la rutina y los discursos que querían hacernos creer que no hay más patria que los intereses económicos, fueron fraguándose las redes de solidaridad entre aquellas y aquellos que no tenemos más que nuestras manos y nuestros trabajos para sobrevivir.

Madrid nunca fue el escaparate olímpico en el que unos gobiernos crueles quisieron convertirnos, Madrid fue la patria grande de la dignidad. Testigo de calles llenas de alegría que en las que aprendimos a reconocernos y supimos comprender que cuando todo parece perdido sólo podemos vencer. Y así paramos el expolio de nuestra sanidad y del Canal de Isabel II. Denunciamos la tangentópolis que tiene en Bankia el epicentro de todas las corrupciones, demostrando la connivencia de una clase empresarial que encontró en esos gobiernos al cómplice necesario de su gran estafa.

Un movimiento estudiantil y una marea verde que nos recordó que la educación nos iguala a todas y que el conocimiento sólo es tal cuando es compartido. Desde el campamento de Sintel hasta el campamento Coca-cola y las trabajadoras y trabajadores de Airbus a los que no pudieron amedrentar porque estaban peleando por sus propias vidas.

Denunciamos también e hicimos efectivo el derecho a una vivienda digna donde las vecinas y vecinos tuvieron claro que frente a los fondos buitre existe la esperanza de justicia y el anhelo de saberse compañeras en mitad de la tormenta.

Porque si algo han demostrado las gentes de Madrid es la fuerte convicción de que los derechos nunca se conquistaron en los parlamentos si no en las calles y así los y las trabajadoras de Telemadrid hicieron acopio de integridad y valentía, porque un pueblo desinformado es un pueblo preso de las manipulaciones y pelearon por una televisión pública al servicio de la mayoría social.

Todo este recorrido, todas estas luchas compartidas, constituyen nuestro mejor patrimonio, un legado del que sentirse orgullosas y por el que merece la pena arriesgarse. Es el momento, por tanto, de conseguir llevar a las instituciones esta marea imparable.

Sabemos que nos enfrentamos a un bloque compacto de intereses económicos, que nos enfrentamos al gobierno de la Omertá y que el camino no será fácil. Pero sabemos que la historia la escriben los pueblos y cuando la voluntad es unitaria no hay fuerza, por muy poderosa que esta sea, que pueda pararlo.

Este sábado puede ser el inicio del camino que nos lleve a transformar toda esa indignación en una alternativa capaz de ganar y solvente para gobernar. Este sábado estamos todas convocadas a una gran asamblea ciudadana que comience a sentar las bases de esa nueva alternativa. No surgimos de la nada, surgimos de esa parte de la historia que fuimos construyendo desde cada rincón de cada barrio.

Los tiempos son llegados. Ahora, cuando todo se resquebraja, surgimos con mucha más fuerza, porque el futuro es nuestro si somos capaces de trabajar unidas, como hemos venido haciéndolo. Porque no podemos permitirnos no hacer todo lo que esté en nuestras manos para conseguir que las instituciones se pongan a trabajar al servicio de su ciudadanía.

Este sábado, a las 12:00 de la mañana es el comienzo de un esperanza para el presente y para este trabajo estamos todas y todos convocados, porque el camino será difícil pero si vamos juntas y juntos podremos conseguirlo.

]]>
por-encima-de-nuestras-posibilidades 2015-02-20 11:35:24
El rincón del ñángara - Andalucía en mitad del susto http://blogs.publico.es/bonifacio-canibano/2015/02/07/andalucia-en-mitad-del-susto/ Warren Christopher, secretario de Estado de EE.UU cuando se negociaba en Ginebra la paz en Bosnia, acusó a los europeos de la guerra:
“Es vuestra culpa, dijo, por dejar que los serbios invadieran Bosnia”
“Pero si los serbios ya vivían allí”… contestó consternado David Owen, el mediador europeo
“¿Hace mucho?” Preguntó Christopher
“Desde siempre”, respondió Owen.

A Susana Díaz cuando habla de Podemos le ocurre como a Christopher, que cree que son agresores venidos del exterior. Ósea, desde Madrid. Su última ocurrencia es acusarles de “venir a Andalucía a insultar a los andaluces”. Tratándoles cómo invasores, quiere que no se vea que los de Podemos “ya vivían allí desde siempre” y que sus filas las engrosan los indignados con las políticas de su partido que han llevado a Andalucía a una situación de susto.

Más allá del grosero intento de la presidenta de envolverse en la bandera blanquiverde y negar a los militantes andaluces de Podemos la nacionalidad, lo que se esconde es el desesperado intento del Régimen del 78 -que ha entrado en estado de pánico- de construir un bloque anti Podemos con capacidad para frenar a esta formación. Por esas cosas que ocurren en la guerra de clases, tras Podemos se están aglutinando en Andalucía las fuerzas populares que durante estos años han dado la batalla en las calles contra el saqueo del bipartidismo. Basta con echar un vistazo a los medios de comunicación del régimen (que son casi todos) para darse cuenta de la histeria política. Todos contra Podemos y contra Podemos vale todo. Esto es así en España entera, pero en Andalucía hay circunstancias específicas.

El electorado conservador andaluz esta desorientado y se bate en retirada. Aterrorizado por la irrupción de Podemos, torturado y aturdido, no confía en un PP desgastado por las políticas antisociales, por la corrupción, por la división y sin liderazgo. El PP andaluz no esta en condiciones de presentar batalla para frenar la ofensiva popular que se les viene encima. Esto solo puede hacerlo el PSOE que se prepara para convertirse en la barricada del Régimen. Es decir en el auténtico partido Anti Podemos.

¿Cómo hacerlo? ¿Cómo puede el PSOE evitar la hemorragia de votos por su izquierda? No puede. No tiene forma de evitar el castigo por su responsabilidad en la situación en la que esta Andalucía tras tres décadas y casi un lustro -¡ya les vale!- de gobiernos “socialistas”. Para no ser largo: 34% de paro general y el 62 % entre los jóvenes; tres millones y medio de personas en riesgo de pobreza (el 45,3 % de niños están en esa situación); una de cada tres personas esta afectada por problemas de vivienda;  la exclusión del empleo, del consumo, de la educación y de la salud están varios puntos por encima de la media española y la exclusión severa refleja la misma realidad…

En fin, parece el apocalipsis, pero son los datos del último informe Foessa a los que hay que añadir un clientelismo decimonónico, la rampante corrupción, los ERE, los cursos de formación, Invercaria…..

El PSOE, con este balance para presentarse en público, ya ha descontado los votos del castigo que va a perder por su izquierda y se ha preparado a conciencia para recuperarlos por su derecha. En esto ha estado Susana Díaz ocupada en los meses pasados y eso explica sus evidentes gestos destinados a tranquilizar a los bancos y a la buena sociedad andaluza. La Presidenta se ha exhibido con Emilio Botín o con su hija Ana Patricia a la vez que se oponía a la creación de una banca pública en Andalucía. Se ha reunido con el embajador usamericano o con el de Israel sólo unas horas antes de que iniciasen la guerra que este verano acabó con la vida de 2.176 palestinos (de los que 610 eran niños). Ha consentido la política de desahucios y ha recortado con pasión los gastos sociales en sanidad y educación. Ha inaugurado, con el mismo desparpajo que lo haría Pedro Morenés, ferias como la Aerospace & Defense Meeting, donde hacen sus negocios los grandes fabricantes de armas . Ha bloqueado la creación de un banco de tierras para mitigar la exclusión de los jornaleros… En definitiva, ha dado sobradas muestras de que es una persona de confianza para la oligarquía andaluza y de que es la única que tiene los poderes suficientes para intentar frenar a Podemos. Y a lo que viene detrás.
Solo la vieja luna puede contemplar al fantasma de Felipe González, (el inspirador de esta estrategia y valedor de Susana) vagar durante las noches por el palacio de San Telmo y escuchar sus carcajadas cuando piensa en los que hablan de la “gran coalición “ para frenar a las fuerzas populares después de las elecciones andaluzas. No es esa la táctica, la gran coalición ya esta hecha “in vitro” y Susana Díaz es su cabeza de lista.
“Así es -decía Marx en el 18 Brumario-, cómo la lucha de clases puede crear las condiciones que permiten que un personaje mediocre, ambicioso y grotesco llegue a representar el papel de salvador del Régimen”. Y el Régimen se prepara para la batalla de los idus de marzo poniendo en posición de combate a sus medios de comunicación privados (que han sido bendecidos con abundante dinero publico disfrazado de publicidad institucional) y a sus medios públicos abanderados por Canal Sur que, para variar, sustituirá los conceptos de verdad, igualdad y objetividad por los de infantería, caballería, artillería…
¿E Izquierda Unida?. ¡Ah, este es un asunto dramático! La Coalición sale del Gobierno con los socialistas virtualmente rota, maltratada y desmoralizada. La presidenta ha sido implacable en humillarla antes de convocar elecciones: nada de reunirse en Tinduf con los saharauis y prohibido convocar un referéndum entre sus afiliados. El bochorno se extiende entre los militantes de la formación, atónitos ante la sumisión de sus dirigentes, sus tragaderas para comerse sapos y su capacidad para colaborar en los recortes y en las políticas antisociales de la Junta. Regocijo también en el electorado conservador que ha comprobado que “esta señora” si que sabe tratar a las gentes de izquierdas.
Inhabilitada como alternativa popular real, IU concurre a las elecciones autonómicas para ser cabeza de ratón, después de que Antonio Maíllo ganase por goleada en las apresuradas primarias de verano a un tal Laureano, en un duelo similar al de un elefante contra una pulga, que el aparato hizo pasar por un proceso democrático. Cómo ocurre en Madrid, la burocracia de la formación ha tomado las medidas necesarias para que en ningún caso pueda producirse la convergencia con Podemos. Sus expectativas son las de conseguir algunos parlamentarios, lo que me trae a la memoria otra cita de Marx (perdón por citar dos veces al lobo). “El cretinismo parlamentario es una enfermedad que a los contagiados aprisiona como por encantamiento en un mundo imaginario, privándoles de todo sentido, de toda memoria, de toda comprensión del rudo mundo exterior”
Descansen en paz; aunque sus esforzadas bases se merecían mucho más.

]]>
Bonifacio Cañibano 2015-02-07 08:07:07
Colectivo DeLiberación - Tiempo de trabajo y desigualdades por razón de sexo http://blogs.publico.es/colectivo-deliberacion/2015/01/10/tiempo-de-trabajo-y-desigualdades-por-razon-de-sexo/ Yolanda Valdeolivas y Gregorio Tudela
Catedráticos de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social. Facultad de Derecho. UAM(1)


El sexo dificulta la igualdad material entre mujeres y hombres, especialmente en el trabajo. Pese a la garantía de igualdad de acceso al empleo, de disfrute en términos de igualdad de las condiciones de trabajo y protección social y de eliminación de toda forma de discriminación por razón de sexo, hay diferencias injustificadas derivadas, más que de reglas jurídicas, de roles sociales que sitúan a la mujer en una peor posición de partida, por circunstancias histórico-culturales inveteradas, que requieren acción legislativa y judicial e intervención activa en el terreno de los hábitos sociales. Que queda aún mucho camino por recorrer lo evidencian las reiteradas declaraciones públicas de responsables de significativos colectivos empresariales que nos devuelven, insistentemente, a la casilla de salida y muestran lo inseguro y zigzagueante de la senda recorrida.

La igualdad exige reequilibrar la posición de la mujer en el ámbito laboral y en lo familiar, social, político y económico. En lo laboral se aplican diversas técnicas: tratamiento de las diferencias indisolublemente ligadas al sexo (protección del embarazo y lactancia), prohibición de la discriminación indirecta (efectos adversos que sobre ellas produce un puro tratamiento igualitario con los hombres), medidas de conciliación de la vida familiar y laboral (diferentes roles sociales respecto de las cargas familiares que ocupan mujeres y hombres) y, finalmente, una estrategia transversal, que valore la diferencia social y estructural entre sexos, que implemente acciones preventivas, incluidas las medidas positivas en favor de las mujeres, como hacen la Ley Orgánica de Protección Integral contra la Violencia de Género y la Ley Orgánica para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres.

Regulaciones laborales aparentemente neutras, como la flexibilización del tiempo de trabajo para atender a cambiantes necesidades empresariales, incide sobre el empleo de la mujer, tanto para promoverlo (si atiende a intereses personales, especialmente de tipo familiar, de las trabajadoras), como para entorpecerlo (si solo cubre requerimientos empresariales de jornadas de trabajo irregulares más difícilmente conciliables para las trabajadoras por su habitual asunción de responsabilidades familiares). Y provoca una menor participación de las mujeres en el empleo o su participación en términos de segregación profesional y ocupacional, si no discriminación, cuando su incorporación al mercado de trabajo no se acompaña de una mayor participación del hombre en las tareas de atención a los hijos y la familia, normalmente cubiertas en exclusiva por las mujeres, como muestran diversas estadísticas oficiales e informes. Hablar de intereses personales a conciliar con el trabajo cuando de trabajadoras se trata remite, generalmente, a dedicarse a la familia, que las obliga a renunciar a su más plena faceta laboral o a la maternidad para satisfacer sus legítimas expectativas profesionales, avocándolas a un empleo de menor calidad o infraempleo, por sus presuntas menores dosis de adaptación a las exigencias empresariales.

La respuesta tradicional ha sido el establecimiento de regulaciones especiales (descansos, permisos, reducciones de jornadas o excedencias por maternidad) que, aun establecidas en términos de igualdad para ambos progenitores, son abrumadoramente utilizadas por las madres; o la contratación a tiempo parcial, modalidad claramente feminizada, aunque las mujeres manifiesten insatisfacción y preferencia por un trabajo a tiempo completo, por la menor calidad del empleo cubierto a tiempo parcial y en general por debajo de sus capacidades profesionales.

Urgen soluciones integrales que incorporen la perspectiva de género al debate sobre la gestión del tiempo de trabajo, igualando las oportunidades en el empleo entre mujeres y hombres. Las políticas de igualdad de sexo en la ordenación del tiempo de trabajo exigen superar el estricto marco de las medidas de protección de la maternidad y conciliadoras que, paradójicamente, lastran la consecución de una igualdad laboral real y plena, porque las fisuras de ese principio afectan, básicamente, a las discriminaciones indirectas, donde la normativa aún tiene recorrido.

Las medidas conciliatorias pueden flexibilizar el tiempo de trabajo a las necesidades de las trabajadoras sin perturbar su funcionalidad para satisfacer demandas empresariales. La progresión cuantitativa y cualitativa de estos derechos responde a la idea de que la vida familiar coloca a la mujer en una posición especial y desventajosa respecto del hombre en la relación de trabajo que debe compensarse jurídicamente. Abruman los datos sobre la asunción por la mujer de las cargas familiares, evidenciándose que, pese a su incorporación masiva al mercado de trabajo, sigue ejerciendo casi en exclusiva la función de cuidadora, renunciando, frecuentemente, a ejercer una profesión o compatibilizando vida laboral y familiar mediante enojosas adaptaciones de ambas funciones.

Los derechos de maternidad son exclusivos de las mujeres, por razones obvias. Pero no debe confundirse protección de la maternidad con otras medidas conciliatorias, pues un incremento de las últimas reconocidas solo a las mujeres o diseñadas para su mayoritario ejercicio por ellas puede provocar un indeseable efecto bumerán: o disuaden al empresario de contratar a mujeres o precarizan sus condiciones de trabajo. El reconocimiento indiscriminado e igualitario de los derechos conciliatorios de trabajo y familia, habitualmente disfrutados por trabajadoras, potencia un reparto desigual de las cargas familiares, desvaloriza el trabajo femenino y distorsiona los bienes jurídicos protegidos y las finalidades de su protección.

Tampoco es neutro sustituir el binomio vida familiar-vida laboral por vida personal-vida laboral. Hay que avanzar en la conciliación de las facetas personal (más amplia que la mera atención a la familia) y laboral de los trabajadores en clave conciliatoria, pero uno y otro concepto no son equiparables en materia de igualdad efectiva por razón de sexo. Si hombres y mujeres no muestran diferencias laboralmente relevantes en la relación entre vida personal y profesional, sí ocupan posiciones asimétricas respecto de la vida familiar, con mayor dedicación femenina a las tareas relacionadas con su atención y cuidado y mayores dificultades de congeniarlas con el trabajo. En el debate sobre la igualdad por razón de sexo solo reviste interés la conciliación del trabajo con la vida familiar, no con la vida personal.

La inevitable atribución a los progenitores en términos de igualdad de los derechos previstos para la atención de los hijos no evita que esa flexible ordenación del tiempo de trabajo sea abrumadoramente asumida por las trabajadoras y excepcionalmente por los trabajadores. Así, favorecer derechos conciliatorios sitúa a la mujer en posición de desventaja laboral, porque la flexibilidad que conlleva conciliar obligaciones laborales y familiares puede entorpecer la que reclama el empresario para satisfacer sus necesidades productivas u organizativas, provocando un resultado sexista consistente en considerar que el trabajo masculino es más adaptable en términos empresariales, por menos condicionado a necesidades extralaborales, que el trabajo femenino. Las fórmulas conciliatorias tienden a perpetuar la segregación entre mujeres y hombres y la atribución de roles sociales sexistas, profundizando en la desigualdad y desvalor del trabajo de las mujeres. Subliminalmente, una finalidad igualitarista (asegurar que las mujeres congenien con más facilidad vida profesional y familiar, evitando que las cargas familiares perjudiquen la relación laboral) termina provocando un resultado perverso (abandono o marginalidad de la actividad laboral). Hay que corresponsabilizar a los hombres haciendo avanzar la perspectiva de género, más que concediendo más derechos a las mujeres para que concilien, promoviendo la participación de aquellos en las tareas de cuidado del hogar y la familia.

No deben descartarse medidas que estimulen un tratamiento económico, profesional o social más favorable de los hombres acogidos al disfrute de derechos conciliatorios, como medida positiva para aquellos en el plano familiar, no laboral, incentivando su mayor incorporación a esas tareas y fomentando decisiones dentro de la unidad familiar capaces de corregir la habitual asunción cuasiautomática de las funciones de cuidado por parte de la mujer, a modo de reconocimiento social apto para promover un cambio de hábitos y estereotipos, dentro y fuera de las empresas.

Especial interés tienen las acciones positivas para la consecución de los objetivos de igualdad, reclamadas por la citada Ley de igualdad (medidas preferenciales temporales al servicio de la igualdad material o de oportunidades que favorecen en lo laboral la incorporación de la mujer al mercado de trabajo y su mantenimiento en él), si garantizan su razonabilidad y proporcionalidad, como indican el TC y el TJUE. Porque la garantía de la igualdad no se agota en tratar igual a mujeres y hombres o en reconocer derechos idénticos; obliga a corregir las situaciones de desequilibrio estructural que hacen del género un argumento peyorativo de incidencia directa e indirecta, mediante técnicas capaces de acabar con una situación de inferioridad de la mujer en sus condiciones de empleo y trabajo. El problema del trabajo de la mujer no es mera cuestión de igualdad, sino de protección de un colectivo desfavorecido que exige neutralizar desigualdades histórica y socialmente consolidadas, acabando con una situación de rebaja de sus condiciones laborales.

Hay que potenciar regulaciones que mejoren, si disfrutadas por los hombres, las facilidades reordenadoras del tiempo de trabajo relativas a la atención de las cargas familiares. El contrato a tiempo parcial podría incentivarse en niveles profesionales de mayor cualificación y retribución, normalizando su celebración entre los hombres a través de estímulos económicos, para lograr un reequilibrio que, indirectamente, equipare condiciones laborales entre trabajadores a tiempo parcial y a tiempo completo, por el alza que en dichas condiciones suponga la contratación de varones. No existen reparos técnicos significativos para ello en el marco de las acciones positivas como instrumento de lucha contra las desigualdades, en tanto medidas de discriminación positiva del hombre en la vida familiar, capaz de igualar roles sociales, incrementando sus responsabilidades familiares hasta igualarlas a las mujeres. El objetivo es la equiparación de las exigencias flexibilizadoras de ambos sexos en relación con el tiempo de trabajo e igual consideración de hombres y mujeres dentro de las empresas.

La frecuente invisibilidad de la desigualdad de género dificulta su erradicación y, con frecuencia, normativa y actuaciones públicas y privadas o no la perciben o la mantienen como un valor socialmente admitido. Urge un estudio estadístico que, además de ofrecer datos específicos sobre la mujer para contrastarlos con los del hombre y obtener conclusiones, integre la perspectiva de género, reconociendo las diferencias de valores, roles, situaciones, condiciones, aspiraciones y necesidades de mujeres y hombres, así como su interacción en la realidad analizada, como sugiere la Ley de Igualdad. Se haría visible que la concesión igualitaria a mujeres y hombres de mayores facilidades para el cuidado de hijos acaba reafirmando la desigualdad y que no toda ampliación indiscriminada de derechos conciliatorios avanza en la igualdad. O la sexista protección social de nuestro sistema público de pensiones, al proyectar la discriminación o mera diferencia en las condiciones laborales sobre la protección social sustitutiva de los salarios de actividad, condicionada por los ingresos y contribuciones sociales.

El enfoque de género permite articular medidas positivas capaces de compensar dicha realidad adversa. Así se ha hecho al atribuir a los hombres derechos de paternidad exclusivos e intransferibles; o al considerar como cotizados ciertos períodos de inactividad ligados a la atención de cargas familiares en el contrato a tiempo parcial; o al dar por cotizado a efectos de prestaciones futuras parte del período de maternidad o paternidad o iniciado durante la percepción de la prestación por desempleo.

Las medidas positivas son el último recurso para superar situaciones de patente desigualdad de las mujeres en el trabajo, obligando a los poderes públicos pero de carácter voluntario para los privados. A falta de aplicación espontánea, debieran incentivarse vía económica, fiscal y social por los poderes públicos para los empleadores que las implanten. Y potenciar que los convenios colectivos establezcan reservas y preferencias en la contratación de mujeres, así como en materia de clasificación profesional, promoción y formación. Sin olvidar cuantas otras medidas prevean los planes de igualdad de las empresas, fórmulas llamadas a protagonizar las mayores virtualidades igualitaristas.

————————————————
(1)Suscriben el contenido del presente artículo Ana de Marcos, Andrés García, Antonio Arroyo, Antonio Rovira, Beatriz Gregoraci, Blanca Mendoza, Blanca Rodríguez Chaves, Borja Suárez, Clara Álvarez, Elena García Guitian, Esther Gómez Calle, Fernando Martínez, Isabel Arana, José Luis López, José María Blanch, José Ramón Montero, Juan Antonio Lascuraín, Magdalena Nogueira, Manuel Sánchez Reinón, María Luisa Aparicio, Marta Lorente, Mercedes Pérez Manzano, Raquel Escutia, Soledad Torrecuadrada y Visitación Álvarez, profesores de la Facultad de Derecho de la UAM

]]>
Opinión 2015-01-10 08:00:57
Precarios por el mundo - Errejones, doctores y precarios “no tan jóvenes” http://blogs.publico.es/precarios-por-el-mundo/2014/12/09/errejones-doctores-y-precarios-no-tan-jovenes/ Rafael Grande
Sociólogo, doctor en Ciencias Sociales y Estudios Latinoamericanos por la USAL, experto en migraciones y responsable editorial de Encrucijadas
Roberto Cilleros
Sociólogo,  posgraduado en técnicas de investigación social por el CIS y estudiante del máster de Estudios Urbanos en la ETSAM (UPM)

Son muchos los artículos que en los últimos años versan sobre la precariedad y el paro juvenil, sin embargo, la mayoría de estos han venido a centrarse casi exclusivamente en un tipo de jóvenes que no pasan de los 25 años. ¿No son también alarmantes los actuales niveles de paro entre los “no tan jóvenes” que rondan la treintena?

En otro orden, existe un choque entre unas cifras que corroborarían que tener una alta cualificación -como el doctorado- asegura tener empleo y tenerlo en buenas condiciones, y unas realidades cotidianas de jóvenes cualificados que no encuentran oportunidades en el país. ¿Cómo funciona en la actualidad esa relación entre altos niveles de formación e incorporación laboral?

En último lugar, se ha producido en las últimas semanas una polémica en torno a un contrato de investigación postdoctoral de Iñigo Errejón que ha manifestado el profundo desconocimiento que hay en la sociedad sobre cómo funciona hoy la investigación universitaria, y que se ha saldado con un expediente injusto que olvida que los objetivos de los proyectos de investigación se miden por los resultados y que éstos no dependen de calentar una silla durante un horario concreto.

En resumen, la pregunta que queremos lanzar aquí es: ¿qué ocurre realmente después de defender la tesis? ¿Cuáles son las realidades de la juventud más formada?

El paro juvenil en torno a la treintena

España tiene la tasa de paro juvenil más alta de Europa (53,8%) junto con Grecia, pero como casi siempre que se habla de paro juvenil este indicador hace referencia a los menores de 25 años. Esto supone que dentro de la categoría “juvenil” desaparecen edades que sin lugar a dudas en la sociedad actual siguen siendo consideradas jóvenes. Pese a que la tasa de paro de jóvenes entre 25 y 34 años se situaba a principios de 2014 entorno al 28% -lejos de ese 53%- no se puede obviar que esa etapa del ciclo vital (en la que ya ha finalizado el período formativo) es especialmente sensible en relación a la emancipación, a lograr una mínima estabilidad laboral, a la formación familiar, etc. Hay que subrayar la gravedad de las implicaciones sociales y psicológicas de esta situación en la que casi uno de cada tres jóvenes de esa edad esté en paro (como bien reflejaba hace unos días el artículo “¡Ah! ¿Pero todavía vives con tus padres?”).

graf1-detalle

Los mitos de las expectativas laborales

Las cifras muestran que el paro es casi nulo entre las personas que tienen el título de doctor. Sin embargo, si desgranamos el conjunto de doctores por edad y nos fijamos en los más jóvenes, encontramos dos cuestiones: a) aunque entre los jóvenes el paro es más bajo entre los doctores, sí existen unas cifras de paro significativas –llegando casi a los veinte puntos en 2013-; y b) el crecimiento del desempleo sigue la misma tendencia que el resto. Es decir, tener un doctorado no supuso a partir de la crisis evitar el crecimiento del desempleo.

Además del paro, los datos de la EPA muestran un giro abrupto de las condiciones laborales: mientras que en el primer trimestre de 2007 más del 63% de los doctores de 25 a 34 años que trabajaban tenían un contrato indefinido, seis años después sólo gozan de esa condición el 39% frente a un 61% que tiene una relación laboral temporal.

graf2

En un país en el que la investigación depende en gran medida del ámbito público, la Universidad española no está pudiendo –ni está queriendo– aprovechar el potencial de la tantas veces denominada “generación más preparada”.  Y en el ámbito privado, el reemplazo de puestos de trabajo cualificado por eternos becarios, dibuja un panorama dramático.

De esta forma, nos encontramos con que la precariedad y el paro también afectan a los jóvenes doctores, y además en muchos casos el componente de clase incide negativamente en las capacidades de enfrentarse a ello. Ante esta realidad, y con la sombra siempre presente del exilio económico, tenemos en nuestro país una generación de jóvenes que rondan la treintena y se enfrentan a una sensación de fracaso, de expectativas truncadas y de sueños meritocráticos rotos.

En una Universidad con un profesorado claramente envejecido, se sigue prefiriendo en muchas ocasiones malgastar la baja tasa de reposición en sacar cátedras que perpetúan el poder de una casta universitaria, en lugar de promocionar y apostar por los jóvenes que están ayudando a subir el nivel en investigación –tan perjudicado por los recortes–. En este triste escenario, la caza de brujas contra un doctor supone un ataque general a la labor de los jóvenes científicos, que no puede medirse en horarios rígidos, como bien saben los países que ahora se aprovechan de la productividad de los emigrados españoles cualificados, cuya formación financiamos entre todos los españoles.

Por todo esto –y mucho más que no se ha mencionado aquí–, hay que luchar por un cambio estructural del modelo de investigación y universidad. Frente a los repetidos discursos de “hay que aguantar”,  de “lo importante es entrar”, de “así tengo experiencia”, de “antes o después saldrá una plaza”… desde aquí recordamos las palabras de Manolo Monereo cuando decía en 2012: “la utopía que está muriendo ahora es que tras tres o cuatro años de ajustes volveremos a la etapa anterior. Esto se ha acabado, el pasado no volverá”.  Por eso, como el pasado no volverá, tendremos que construir el futuro.

]]>
Opinión 2014-12-09 08:00:23
Tentativa de inventario - Cómo rodar el fracaso http://blogs.publico.es/j-losa/2014/12/07/como-rodar-el-fracaso/ Escudriñar lo cotidiano no siempre es fácil, sobre todo cuando no sabes muy bien por dónde te vienen dadas. Conviene acotar, darle al pause y como si de un cuadro viviente se tratara comenzar a diseccionar la realidad para saber dónde y cómo se jodió. Con todo, las posibilidades de éxito son más bien exiguas.

En Pas à Genève, primer largometraje del “colectivo artístico” lacasinegra, un grupo de jóvenes cineastas se embarca en la mesiánica e inane tarea de cartografiar un trozo de mundo. Pertrechados con cámaras y micrófonos, barren un descampado ginebrés con delicadeza quirúrgica registrando lo intrascendente, el detalle del detalle, fragmentos de un paisaje anodino que no invita a la demora.

El resultado es, irremediablemente, una aproximación. Pero una aproximación sugerente en la que la voluntad de extrañamiento en cada uno de sus planos nos presenta la realidad despojada de artificio. Una aproximación que, como tal, encarna el fracaso de un proyecto utópico de raíz, pero que, de la mano de estos improvisados taxidermistas rupestres, queda retratado con personalísima honestidad.

La frustración por la tarea inacabada se solapa con esa sensación de transitoriedad e incertidumbre generacional. Una suerte de desasosiego vital que coincide, desde el exilio, con un Madrid en pleno apogeo quincemeyero. De fondo, hay neurosis, una obsesión melancólica por el detalle, por lo infra-ordinario. De fondo, hay también la necesidad de dotar de sentido lo que nos rodea, de pre-fabricar una realidad y hacerla inteligible.

Decía Perec en Especies de espacios que “escribir es tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva: arrancar unas migajas precisas del vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos”. Pas à Genève arranca unas pocas “migajas” a ese vacío y las hace suyas, demuestra –con honradez y sin ínfulas–, que el fracaso también es bello, y se puede rodar.

]]>
J. Losa 2014-12-07 12:35:10
La Magia de Volar - Hub control http://temas.publico.es/la-magia-de-volar/2014/11/07/hub-control/ Anterior: La magia de volar.

Cuando volamos, rara vez somos plenamente conscientes de las múltiples capas invisibles a nuestro alrededor que nos cuidan sin que nos demos ni cuenta. Desde los incontables conceptos de seguridad esencial integrados en el diseño de nuestra aeronave hasta los sofisticadísimos sistemas de control de tráfico aéreo modernos, pasando por la seguridad más física y básica, hay miles de “ángeles” humanos y tecnológicos guardando tu vuelo y el de quienes van contigo. Sólo existe una manera de viajar con más protecciones: exige años de entrenamiento, cohetes y la llamamos cosmonáutica.

Iremos viendo estas capas, pero hoy quiero hablarte de una que por su cercanía y al mismo tiempo su “invisibilidad” me resulta especialmente interesante. Es el llamado handling, que viene a traducirse como asistencia en tierra. El handling es el sistema que logra que tu avión disponga de todo lo necesario para volar y vuele habitualmente a su hora con todo lo que tiene que llevar: tus maletas, tu comida, tu combustible y tú, o yo, entre otras mil cosas más.

Ahora multiplica eso por varios millones de pasajeros al día, día y noche, todos los días del año, llueva, truene o haga calor, para todas las combinaciones de destinos imaginables, manteniendo la máxima puntualidad posible, sin perder nada –o casi nada– por el camino. Es complejísimo. Y ahí es donde entran en juego entes complejísimos como el hub control. Para ver cómo va esto, vamos a hacer una visita al sistema de handling de Iberia en la terminal T4 de Barajas,  un importante hub por donde pasan unos 35.000 pasajeros al día. Es una pasada, te lo advierto. ;)

Iberia handling, Madrid T4.

Grandes aerolíneas como Iberia tienen varios negocios distintos. El más conocido de todos es, naturalmente, los aviones. ;) Vamos, vender pasajes y llevar a cabo los vuelos. Pero, por ejemplo, también se dedican al mantenimiento de sus propias aeronaves y las de muchas otras compañías. O a esto del handling que estamos hablando, igualmente para sí mismos y como doscientas compañías más en 41 aeropuertos de España. Llevan 86 años en ello, lo que representa un know-how de ese ciertamente notable. En el caso del handling de Iberia en la terminal T4 de Madrid todo gira en torno al hub control propiamente dicho. Esta es una sala provista de medios informáticos y personal experimentado que constituye el cerebro de todo el sistema. Tiene estas pintas:

Hub control para el handling de Iberia en la terminal T4 de LEMD.
“Hub control” de Iberia en la terminal T4 del Aeropuerto Internacional Adolfo Suárez – Madrid Barajas (LEMD). Imagen: La Pizarra de Yuri.

Bien, vamos allá. Lo primero, fíjate en la pantalla gigante del fondo. A la derecha tenemos el reloj, que es el jefe y podríamos decir que el tirano de todo medio de transporte que se precie. ;) Si la puntualidad en los transportes es y ha sido siempre importantísima y un motivo de orgullo profesional, cuando hablamos de hubs que concentran cientos de vuelos e intercambios diarios resulta simplemente esencial. Incluso pequeños retrasos en un hub importante provocan olas que se extienden por varios continentes. A la izquierda hay una lista de todos los vuelos en curso. Y al centro, podemos ver una representación en tiempo real de todos los aviones que están en proceso en ese momento:

Estado de cada avión en proceso, en tiempo real, en el hub control de Iberia en la terminal T4 del Aeropuerto Internacional Adolfo Suárez - Madrid Barajas (LEMD).
Estado de cada avión en proceso, en tiempo real. Imagen: La Pizarra de Yuri.

Los que están en gris, significa que están inactivos. Los que están en verde, que todo va como debe. Si surge cualquier incidencia, inmediatamente el símbolo del avión afectado se pone en rojo y, entonces, el área competente en el hub control se pone manos a la obra para que esa incidencia no se convierta nunca –o casi nunca– en un retraso.  Y parece que no se les da mal: en Iberia se muestran muy orgullosos de haberse situado entre las aerolíneas más puntuales del mundo y, después de haber visto cómo funciona todo, no es de extrañar. Sólo cuando un avión está totalmente completado y “en verde” puede iniciar los procedimientos de arranque y despegue.

¿Qué controla el hub control? ¡Todo! :D Todo lo que necesite el avión en tierra. Habrás observado que hay tres filas de puestos de trabajo. En la primera, se asignan los trabajos para todos los equipos móviles –jardineras, push back, escaleras…–, en la segunda se ocupan del área de facturación y embarque –se controla si hay mucha fila para facturar, si hay que reforzar  el embarque de un vuelo con un tercer agente para agilizarlo…–, y en la tercera están los coordinadores, la figura sobre la que gira gran parte de la responsabilidad de las tareas que se desarrollan alrededor de un vuelo. Cada avión tiene un coordinador de handling asociado, cuya función es asegurarse de que todo se realiza acorde a procedimiento. Por su parte, el coordinador del hub control es el responsable de que todas las operaciones en todos los aviones sean como tienen que ser. Cada uno de esos pájaros con alas de metal y composites lleva 200 o 300 vidas a lo fácil. No son esas responsabilidades pequeñas, no.

Veamos, por ejemplo, cómo funciona el tema de las maletas. En el momento en que facturas un bulto, habrás observado que al mismo se le engancha un código de barras. Este código de barras desempeña varias funciones, pero especialmente dos. La primera, es que ese código de barras es un identificador único que a todos los efectos convierte a tu bulto en único en el mundo entero. Mientras conserve el código de barras, se puede trazar, esté donde esté. La segunda función es vincularlo a ti (a tu código de identificación como pasajero, que es también único en el mundo.) Así, el sistema puede saber en todo momento de quién es ese bulto y dónde está.

Tus maletas vuelan contigo en la bodega de carga de tu mismo avión, introducidas en unos contenedores especiales para aviación que se llaman elementos unitarios de carga (ULD). Salvo en un caso que te comentaré después, está terminantemente prohibido que un bulto vuele sin pasajero asociado a bordo de la aeronave. Si un pasajero ha facturado equipaje y no se presenta al vuelo, el contenedor se descarga del avión, se sacan sus bultos y se vuelve a cargar sin ellos. Como por ejemplo, aquí:

Iberia descargando maletas de un pasajero retrasado.
Un pasajero había facturado sus maletas pero no se presentó a tiempo en la puerta de embarque para tomar este avión. Así que se descargó el contenedor (ULD) donde iban y se localizaron para sacarlas. Al final resultó que sólo llegaba tarde y finalmente pudo subir a bordo en el último momento, con lo que el contenedor volvió a cerrarse y embarcarse de nuevo. Pero si no hubiera aparecido, sus maletas tampoco habrían volado. Imagen: La Pizarra de Yuri.

Desde que facturas tu maleta hasta que llega a ese contenedor en el que viaja en el avión pasará por varios sistemas de seguridad y el SATE –Sistema Automatizado de Tratamiento de Equipajes– del aeropuerto que la “arroja” en una nave de carga donde se encuentran los llamados hipódromos, cintas transportadoras que permiten la rápida transferencia de los bultos entre vuelos gracias a su identificador único y la ruta asociada. Y así de aeropuerto en aeropuerto. De ese modo, es posible facturar una maleta en cualquier lugar, subirte a tu avión y bajar en cualquier otro lugar para encontrártela otra vez allí, con independencia del número de escalas que hayas hecho entre medias, sin que tú tengas que preocuparte de nada.

Área de carga de Iberia en la terminal T4 de Barajas.
Los equipajes se procesan en estas naves de carga, utilizando unas cintas transportadoras llamadas “hipódromos.” En la foto de la izquierda, puedes observar cómo el trabajador del centro tiene en las manos uno de los diversos dispositivos informáticos que coordinan la operación, conectados con el “hub control” en tiempo real. Así sabe adónde tiene que ir cada bulto, identificado con un código único a lo largo de todo su recorrido. Imágenes: La Pizarra de Yuri.

¿Y qué ocurre si a pesar de todo una maleta se pierde? Pues que… no se pierde. :D En la mayoría de ocasiones sólo está descoordinada y pasa al “limbo”, esto es, un sistema de reasignación automática que intentará siempre ponerlas en el siguiente vuelo con rumbo a tu destino. Por ejemplo, en Iberia han desarrollado un sistema de gestión de equipajes que no solo es capaz de “reconciliar” tu maleta para enviarla a su destino sino que, además, es responsable del sofisticado sistema de equipajes en conexión que ofrece en la T4 a compañías como Qatar, uno de los más importantes de esos más de 200 clientes a los que atiende en 41 de nuestros aeropuertos.

Handling total.

Aunque he hecho hincapié en lo de las maletas porque es lo que más suele interesar, no quiero que te quedes con la idea de que el handling es “lo de las maletas.”  Como te decía al principio, el handling cubre toda la asistencia en tierra al avión, excepto el mantenimiento y reparaciones. Incluye cosas tan relevantes como el repostaje del combustible necesario para el vuelo u otras sin las que el pasaje lo pasaría bastante mal, como por ejemplo el catering, es decir, las bebidas y comidas, y con las cosas de comer y beber no se juega (sobre todo en vuelos muy largos.) Aquí vemos cómo las cargan, es ese vehículo de “Gategourmet” :D :

Embarcando el catering en un avión de Iberia, Aeropuerto de Madrid-Barajas.

Importantísimo: embarcando el bebercio y el comercio en un avión (a la izqda.) :D Imagen: La Pizarra de Yuri.

El handling se extiende incluso al momento en que el avión ya está autorizado y listo para empezar a moverse. La última operación de la asistencia en tierra es el push-back, para sacar al avión de su plataforma de aparcamiento y empujarlo ya a la zona de maniobras, donde empezará a moverse por sus propios medios. Se hace con estos vehículos tan curiosos… y potentes, porque levantan el tren delantero y así se lo llevan (el avión de esta foto era un Airbus A330 con destino a Río, que pesan cerca de 250 toneladas):

Tractor de push-back de Iberia.
Tractor de push-back de Iberia, que ya tiene agarrado el tren delantero del avión (un Airbus A330 de más de 200 toneladas) y está listo para levantarlo y empujarlo al área de rodaje, desde donde la aeronave ya empezará a moverse por sus propios medios. Imagen: La Pizarra de Yuri.
Conductora de un tractor push-back de Iberia.
La conductora del push-back nos sonríe antes de llevar un Airbus de más de 200 toneladas al área de rodaje. :-P Imagen: La Pizarra de Yuri.

Lo que sí me gustaría transmitirte es la idea de control total, porque se parece mucho a la realidad. En el momento en que facturas tus bultos en el aeropuerto de partida y fichas en la puerta de embarque, entras en el sistema y ya no te abandonará hasta que bajes del último avión y los recojas en el aeropuerto de destino, todo ello en tiempo real, a lo largo de continentes, océanos y el mundo entero. En todo momento se sabe dónde estás tú, dónde están tus cosas, y también dónde está tu comida, tus bebidas, el combustible de tu avión, sus necesidades de servicio, etcétera.

El handling, además de útil y cómodo para el pasaje, es un importantísimo elemento de la seguridad aeronáutica que asegura que tu avión esté correctamente equipado, correctamente mantenido, correctamente repostado, con todos los bultos comprobados y vinculados a un pasajero que se encuentra a bordo o verificados por los sistemas de seguridad de carga, sabiendo dónde va a parar exactamente cada objeto y persona y listo para el pushback. Sólo entonces tu avión comenzará a rodar, momento en el que pasas a otra burbuja de seguridad con su propia colección de múltiples capas invisibles de la que hablaremos más adelante. Sin estos sistemas tan sofisticados, integrados y flexibles de servicio en tierra, tal cosa sería imposible. Hacerlo bien exige trabajadores con una extensísima experiencia y medios así de complejos y afinados durante generaciones de gentes del cielo, por mucho que curren en el suelo. El handling no sólo es importante para proporcionar un buen trato al pasaje hasta donde resulte humanamente posible, sino que es un componente esencial para la seguridad del vuelo que hace que la aviación sea esa maravilla cotidiana que es hoy, y aún más maravillosa que será.

]]>
yuri 2014-11-07 12:21:26
Aceite de roca - Buscando oro negro http://temas.publico.es/aceite-de-roca/2014/07/15/buscando-oro-negro/ Anterior: Aceite de roca

El Prospector de N. C. Wyeth
El Prospector (1906), pintura de N. C. Wyeth (1882-1945). (Clic para ampliar)

Bien, pues ya sabemos cómo llegó el petróleo a la Tierra. Pero el problema, terminé contándote, es que acabó muy mal repartido: únicamente se encuentra en los lugares donde el simple azar dio lugar a las condiciones geológicas que permitieron no sólo su formación, sino también su almacenamiento natural. Y además, salvo por los pocos sitios en que asoma por sí mismo a la superficie, está bien enterrado bajo el suelo, lejos de nuestra vista. ¿Cómo dijimos que lo vamos a encontrar?

Aunque, antes de esto, deberíamos hacernos otra pregunta: ¿por qué habríamos de encontrarlo? Quiero decir, las civilizaciones del pasado no le vieron gran utilidad. La minería es muy antigua, y los antiguos crearon grandes minas para arrancarle toda clase de materiales valiosos a la Tierra: hierro, oro, plata, cobre, estaño, mil cosas. Sin embargo, no parece que al petróleo crudo le dieran mucho uso, ni se tomaran muchas molestias para extraerlo. A sustancias como la brea, el asfalto o el betún sí, para calafatear barcos, impermeabilizar paredes y tejados –o botas de vino– e incluso como adhesivo o cemento de torres y murallas (en Babilonia, desde hace unos seis milenios.) Y hasta para las momias; la palabra momia viene del árabe antiguo mūmiyā’, que era el betún con el que las embalsamaban al menos a partir del 1.000 aC (antes usaban resinas). Sin embargo, el petróleo crudo no les parecía muy importante; de hecho, le daban muy poca importancia. ¿Cómo fue que aprendimos a quererlo, o al menos a desearlo tanto? ¿Por qué el aceite de roca se convirtió en el oro negro?

De aceite de roca a oro negro.

Bañistas de barro en el Mar Muerto
Unas chicas toman un baño de barro en el Mar Muerto, que se considera bueno para la piel. Sí, es tan negro porque contiene gran cantidad de betún. La población local estuvo recogiéndolo y exportándolo (sobre todo, a los egipcios) desde los principios de la Historia. (Clic para ampliar)

El problema es que, como te dije en la entrada anterior, el petróleo se evapora, y además deprisita. Cuando está expuesto al aire, como por ejemplo en los yacimientos superficiales, aún más. Y lo que deja detrás es, precisamente, este betún del que ya te hablé también en la última entrada. Si los antiguos no utilizaban masivamente el petróleo crudo es porque en estado natural permanece poco tiempo líquido antes de evaporarse. Pero estos residuos bituminosos que deja detrás les gustaban tanto como a nosotros un buen barril de Brent. Los griegos clásicos llamaban al Mar Muerto el Mar del Asfalto (ἡ Θάλαττα ἀσφαλτῖτης, hē Thálatta asphaltĩtēs) porque constantemente emergen bloques de betún, y de ahí se exportaba a medio mundo antiguo bajo el nombre comercial betún de Judea. También eran muy famosas las fuentes de brea de Persia (ahora, Irán) y de los valles del Tigris y el Éufrates (hoy en día, Iraq), como por ejemplo en Ardericca. Los romanos lo sacaban de la Dacia, que hoy es Rumania –conocida por sus yacimientos petrolíferos–, bajo el nombre picula. También se encontraba en la costa Sur de la actual Turquía, en Zacinto (Islas Jónicas) o en Sicilia. Y muchos sitios más.

Aún así, incluso encontraron usos para el poco petróleo líquido que hallaban. Eso sí, no muchos. Según la Enciclopedia Británica, los egipcios lo consumían como medicina, en forma de linimento y laxante (!). En algunos lugares donde abundaba pudo quemarse como aceite para lámparas, aunque deja bastante mal olor. Pero poco más, por su rareza y porque es muy inflamable –y, por tanto, peligroso–. No es la clase de sustancia que quieres dejar encendida junto a la cama de tus hijos, por mucho que fueras un antiguo. Se ha sugerido que, por ello, quizá se utilizó también en flechas incendiarias y armas por el estilo. Conjeturan que pudo ser un ingrediente del legendario fuego griego. Y poco más.

Muhammad ibn Zakariya al-Razi
El polímata, alquimista y proto-científico persa Muhammad ibn Zakariya al-Razi (aprox. 854-925CE) describió en su “Libro de los secretos” dos técnicas de destilación mediante alambiques para transformar el petróleo en queroseno. Con ello, sentó las bases para que el aceite de roca se convirtiera en oro negro. Imagen: Wikimedia Commons.

El petróleo crudo no encontró la arteria para inyectarse hacia el corazón de nuestro mundo hasta que los alquimistas persas, como Al-Razi, no se metieron a trabajar en serio con la destilación e inventaron el alambique hace unos mil cien o mil doscientos años. Al-Razi (aprox. 854 – 925 dC) describió en su Libro de los Secretos dos técnicas distintas para transformar ese aceite de roca en una cierta nafta blanca (naft abyad), a la que ahora llamamos queroseno. Sí, parecido al de los aviones o los cohetes Soyuz y Falcon, sólo que en una versión primitiva.  Mediante sucesivas destilaciones en sus alambiques, Al-Razi consiguió separar las fracciones más volátiles del petróleo crudo hasta quedarse con este queroseno, un combustible de lo más aceptable y seguro.

Y entonces sí que sí. El queroseno se convirtió en un éxito instantáneo, al menos en el mundo islámico. Se utilizaba sobre todo como aceite para lámparas o antorchas, en la producción de la seda, como medicina y en distintos tipos de hornos. En torno al cambio de milenio, ya se estaba explotando todo el bitumen y crudo líquido superficial que podían encontrar desde Bakú hasta el Golfo Pérsico. Pronto, los sultanes de Egipto promulgaban las primeras leyes para regular este nuevo recurso. Lógicamente, cuando se acababa el que había en la superficie, no hacía falta ser ningún genio para comprender que cavando un agujero igual sacabas más. Así aparecieron los pozos de petróleo en el Oriente Medio.

Curiosamente, no fueron los primeros. Al parecer, en China habían comenzado a excavarlos sobre el año 347 dC y para finales del milenio tenían incluso una especie de red de oleoductos de bambú. Los japoneses lo llamaban el agua ardiente. El polímata chino Shen Kuo (1031 – 1095) nos habla de todo esto en sus libros, y particularmente en uno donde acuña la expresión aceite de roca (石油, shíyóu), que como ya vimos en la entrada anterior no llegaría a Europa hasta la Edad Media. Pero mientras en esas regiones del Pacífico seguían utilizando el bitumen y el petróleo crudo a pelo, el alambique y esa extraña nafta blanca de los persas entraban en Europa por Al-Ándalus en torno al siglo XII, y para el XIII ambos inventos ya habían llegado hasta Rumania.

Alambique
A menudo olvidado, el alambique fue una tecnología revolucionaria para los alquimistas que mucho tiempo después se transmutarían a sí mismos en químicos. Con su aparente sencillez, el alambique permite la destilación de numerosas sustancias, desde los licores o los perfumes hasta el petróleo y sus derivados más primitivos. Imagen: © HammacherSchlemmer & Co.

No obstante, por esas fechas y durante toda la Edad Media el petróleo y sus destilados siguieron siendo un producto de segundo orden. Nada que ver con la importancia que tienen hoy en día. Las fuentes de energía primarias seguían siendo la leña y el trabajo muscular (o sea, animales con dos o cuatro patas de andar currando como bestias), con el carbón utilizado esporádicamente. Así desaparecieron no pocos bosques de Europa. A modo de lubricantes se utilizaban distintas grasas animales y vegetales, e incluso babosas. Sí, babosas. Para fertilizar los campos, pues estiércol, qué iba a ser, a menudo transportando distintas enfermedades. Por pesticidas usaban humos, cenizas y alquitrán, lo que sin duda era mucho más natural que estas cosas que le echan ahora; las constantes hambrunas ocasionadas por la pérdida de las cosechas debida a toda clase de plagas también hacían que te murieses muy naturalmente. Para los cosméticos echaban mano de ceras, aceites, tintes y polvos a cual más peligroso, como el plomo o el antimonio. Y así todo.

De semejante manera siguió girando el mundo hasta que entramos en la decadente Edad Moderna y la mefistofélica Revolución Industrial. Imagínate, gente intentando librarse de todas esas maravillas tradicionales para vivir un poco mejor; qué vulgaridad y qué poco espiritual, todo artificial, contra natura y demás. El caso es que llegó una nueva generación de máquinas como nunca antes se habían visto y los venerables alquimistas se hicieron químicos, físicos y esas ordinarieces materialistas. Entre estas máquinas que comenzaron a extenderse por los países más avanzados se encontraba una totalmente revolucionaria: la máquina de vapor.

Animación de una máquina de vapor
Otro invento radical: la máquina de vapor, que hizo posible la Revolución Industrial y el mundo que conocemos. Sólo tiene un problema: necesita vapor, mucho vapor. Y para producir vapor, hace falta hervir agua, o sea energía. Además, funciona notablemente mejor con buenos lubricantes. Imagen: Wikimedia Commons.

 

Coalbrookdale de Noche (1801)
Coalbrookdale de Noche (1801), óleo de Philip James de Loutherbourg, donde se ven los Hornos de Madeley Wood. Coalbrookdale (Reino Unido) fue una de las cunas de la Revolución Industrial, debido a su carbón de buena calidad y su estupenda producción de hierro. No obstante, se comprende fácilmente que al principio esto de la Revolución Industrial no era muy ecológico ni tenía mucha sensibilidad social. Imagen: Wikimedia Commons (Clic para ampliar)

La máquina de vapor prometía mover el mundo pero, como buena obra mefistofélica, exigía algo a cambio: mucha energía, muy concentrada. Mucha más que la que se podría obtener talando todos los bosques de la Tierra. Durante un tiempo lo solucionaron con carbón, del que había bastante en Europa (cuna de la Revolución Industrial); fue el primer uso extensivo de combustibles fósiles. Y Mefistófeles cumplió su parte del trato: esto del maquinismo funcionaba tan bien que pronto se produjo la Segunda Revolución Industrial, mucho más sofisticada que la anterior. Llegaba la era de la técnica, con sus fábricas de producción en cadena, sus coches, sus aviones, la electrificación, los primeros electrodomésticos, el motor de combustión interna y el siglo XX en general.

Hizo falta una nueva generación de sustancias artificiales para poner todo esto en marcha. Y más, mucha más energía. El carbón no estaba mal, pero era demasiado pesado, voluminoso y sucio para buena parte de todas esas aplicaciones. Entonces, el mundo giró sus ojos hacia aquella nafta blanca del viejo alquimista persa. Ya con la Primera Revolución Industrial se le habían encontrado algunos usos nuevos a los destilados del petróleo crudo, como la producción de parafina. Pero, por el momento, seguía usándose sólo para las lámparas de queroseno y cosas así. Sin embargo, los alquimistas reconvertidos en químicos decían que podían hacer muchas más cosas con él. Como por ejemplo los combustibles y lubricantes que exigía toda esta nueva maquinaria, y muy en particular los motores de combustión interna.

Yanar Dag, Azerbaiyán
En Bakú (ahora, Azerbaiyán) hay tanto petróleo y gas natural cerca de la superficie que incluso cuentan con “montañas ardientes” como el Yanar Dag (en la imagen.) Al parecer, este fuego fue iniciado accidentalmente por un pastor en los años ’50, y sigue ardiendo desde entonces, alimentado por las emanaciones de gas natural procedentes del subsuelo. Imagen: Wikimedia Commons (Clic para ampliar)

La primera refinería petrolífera de la historia ya se había abierto a mediados del siglo XIX, en la vieja Dacia de donde los romanos sacaban su picula: Ploiești, Rumania, que luego se haría muy famosa durante la Segunda Guerra Mundial. Muy poco después, en 1861, se inauguraba la primera refinería verdaderamente moderna en Bakú (que en esos momentos formaba parte de la Rusia Imperial), donde se extraía más del 90% del petróleo del mundo. Les siguieron muchas más. Con estas refinerías, además del queroseno, podían producirse otros combustibles como la gasolina, el gasoil o el fuelóleo. Y los lubricantes, absolutamente esenciales para que ese mundo nuevo se moviera sin griparse.

Pero claro, con todas esas aplicaciones, cada vez hacía falta más y más aceite de roca. Por esas mismas fechas de mediados del siglo XIX se produce la primera fiebre del petróleo, en Pennsylvania, Estados Unidos. Se sabía que había, porque los americanos nativos de la zona venían usando el que se encontraba naturalmente en la superficie desde siglos atrás. Poco después el fenómeno se repitió en Ohio, donde surgiría la Standard Oil Company de John Rockefeller. Y después, vino lo de Texas. Standard Oil se convirtió rápidamente en un monstruo gigantesco extendido por numerosos países que empleaba todos los trucos sucios del manual para eliminar a la competencia y coaccionar a los consumidores, hasta convertirse en un monopolio de facto. Tanto fue así que, en 1911, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos les obligó a dividirse en 34 empresas distintas. Cuatro de esas empresas formaron parte después de las legendarias Siete Hermanas. Así de grande fue Standard Oil, un verdadero indicador del poder del petróleo que surgía a toda velocidad.

De hecho, para entonces, ya todo el mundo andaba loco buscando más y más de ese oro negro que parecía servir para todo, o casi todo. Había nacido la Era del Petróleo. Sólo había un pequeño problema. Bueno, a decir verdad, un gran problema. Los yacimientos de toda la vida, esos que se sabía que estaban ahí desde siempre, o ya estaban ocupados o se agotaban rápidamente. Hacía falta más. Mucho más. Pero si no estaba a la vista, ¿qué podíamos hacer para encontrarlo?

Animación de un motor de combustión interna
Un motor de combustión interna en acción. Esto ya necesita algo más sofisticado que el carbón y la grasa animal para funcionar bien. Imagen: Wikimedia Commons.

El tiempo de los geólogos.

¿Pues qué íbamos a hacer? Lo mismo que con cualquier otro problema técnico gordo y endiabladamente difícil de resolver: llamar a los científicos.

Plegamientos anticlinales y trampas petrolíferas
La mayor parte de las trampas petroleras se forman en los plegamientos anticlinales con estratos superpuestos de roca porosa y roca impermeable, en lugares donde antiguamente hubo un lago o mar. Imágenes: Wikimedia Commons.

Y los científicos adecuados para resolver este problema son, naturalmente, los geólogos. Si alguien es capaz de decirte dónde puede haberse formado petróleo, y dónde se dan las condiciones del terreno para que se haya almacenado hasta formar un yacimiento, son ellos. No otra cosa estudia la Geología: la estructura y composición de la Tierra y la manera como evoluciona a lo largo del tiempo. Se deduce fácilmente que, si quieres encontrar algo oculto bajo el suelo, son las personas a las que hay que preguntar. Como el petróleo y demás hidrocarburos son tan importantes y valiosos, existe incluso toda una rama de esta ciencia dedicada a tal cuestión: la geología del petróleo. Y una especialidad tecnológica asociada: la ingeniería petrolífera. Los geofísicos, físicos, químicos y expertos en ciencias planetarias también pueden echarte una buena mano.

De entrada, mediante el estudio de las características geológicas de una región, estos equipos de científicos y técnicos te dirán si es posible que se haya acumulado petróleo o no. Si, por ejemplo, no hay estratos impermeables capaces de formar las trampas que vimos en la entrada anterior, pues es difícil que encuentres petróleo ahí abajo. Por el contrario, si tienes una zona de pliegues anticlinales donde muy antiguamente hubo un lago o un mar, y además te encuentras con estratos porosos (como los de caliza) y otros impermeables (como los de arcilla)… pues va a merecer la pena echar un vistazo. También se analizan otros factores como la posible madurez térmica de la roca almacén (o sea, hasta qué punto pueden haberse completado los procesos de diagénesis y catagénesis que también vimos en la entrada anterior) y se elaboran modelos de la cuenca sedimentaria para ver lo que pudo formarse ahí. Con todo esto, ya empiezas a tener unas cuantas pistas interesantes.

Pero claro, que haya podido formarse un yacimiento de hidrocarburos no quiere decir que lo haya hecho. Hay un montón de factores que pueden haberlo impedido, o destruido a lo largo de todos esos millones de años. E incluso aunque esté ahí, tendrás que saber dónde exactamente. No vas a ponerte a perforar pozos sin conocimiento, a ver si sale algo. Perforar pozos es caro, tanto más cuanto más profundo quieras llegar; y si los terrenos de la superficie tienen algún valor económico, ni te cuento. No es lo mismo agujerear un desierto por donde sólo pasa algún beduino de vez en cuando que intentarlo en una costa llena de urbanizaciones de lujo, por decir algo.

Pozos petrolíferos kuwaitís incendiados
Aviones de combate de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos vuelan sobre los pozos petrolíferos kuwaitís incendiados por las fuerzas iraquíes en retirada, durante la Guerra del Golfo de 1991. Debido a su inmenso valor, la geopolítica del petróleo ha dado lugar a numerosos abusos y conflictos por todos conocidos. Imagen: Fuerza Aérea de los Estados Unidos vía Wikimedia Commons. (Clic para ampliar)

Para empezar, necesitas una concesión. Es que resulta que el suelo –y el subsuelo– siempre tienen dueño, o como mínimo alguien con algo que decir al respecto: un propietario, un estado, la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos, quien sea. Dependiendo del lugar que quieras explorar, puedes necesitar uno o varios permisos de los implicados.

Y aquí es donde suelen empezar las broncas. A veces son meros trámites, pero en otras ocasiones la cosa termina como el rosario de la aurora, sobre todo cuando hay más de una autoridad que reclama la potestad sobre el suelo o subsuelo en cuestión. O cuando esa autoridad no es receptiva a tus intenciones, momento en el que puede surgir la tentación de sustituirla por otra más amistosa. O igual resulta que a la gente de la zona no le hace la menor gracia tener un yacimiento petrolífero frente a la puerta de su casa y va y se ponen subversivos. No creo que haga falta que me extienda sobre la gran cantidad de guerras, conflictos, abusos y golpes de estado que estos bailes de autoridades han ocasionado a lo largo de la historia contemporánea, por no mencionar las corruptelas. La geopolítica petrolera ha dado lugar a auténticos ríos de tinta, bits y sangre, y probablemente seguirá haciéndolo durante bastante tiempo más.

Pero bueno, vamos a dar por sentado que aquí somos todos gente de bien y hemos obtenido nuestra concesión de manera limpia y prístina. Que también se da el caso, ¿eh?, y de hecho se da a menudo; no siempre es todo horroroso en este mundo. Lo cierto es que la gran mayoría de las concesiones no provocan problemas graves y muy, muy pocas se convierten en un baño de sangre; pero claro, estas últimas son las que salen por la tele (o no, según lo que másmande el causante.) Bien, el caso es que tenemos la concesión en la mano. Pues ahora hay que explorar el sitio, a ver si realmente hay petróleo y donde. Para eso, hoy en día, contamos con abundante tecnología. Teniendo en cuenta los cuartos que nos jugamos, hay ahora mismo disponibles tecnologías muy avanzadas, incluso asombrosas, capaces de ver bajo tierra con gran precisión. Los expertos que nos van a ayudar en esta fase son los científicos e ingenieros geofísicos.

Exploración del subsuelo marino mediante sismología de reflexión.
Exploración del subsuelo marino mediante sismología de reflexión. Imagen: Agencia de Protección Ambiental, Gobierno de los EEUU. (Clic para ampliar)

De hecho, existen varios métodos y tecnologías para localizar nuestros deseados hidrocarburos, y estos geofísicos determinarán cuáles son las más adecuadas para el caso. Una de las técnicas más habituales, por no decir la clásica, es la sismología de exploración. En esencia, consiste en llenar el suelo de sensores, provocar un terremoto controlado para ver lo que miden y a partir de ahí levantar un mapa del subsuelo.

¡¿Comorrrr?! ¡¿Provocar un terremoto?! Sí, sí, pero que nadie se me asuste. silly Es un terremoto muy chiquitín, generalmente ocasionado con una pequeña cantidad de explosivos, o un vibrador del tipo de los Vibroseis, o aire comprimido, o cualquier otra fuente sísmica. Si alguna vez has pasado cerca de una cantera el día que le dan mecha a la dinamita, has vivido terremotos mucho peores. En la práctica, estos microseísmos controlados son imperceptibles en cuanto te apartas un poco. Pero bastan para generar ondas sísmicas que “rebotan” por el subsuelo hasta que son captadas por los detectores. Más técnicamente, a esto se le llama sismología de reflexión o de refracción, y sus principios son análogos al sonar de los submarinos o la ecolocación de los delfines y compañía.

Cuando estas ondas regresan a los sensores dispuestos por la zona –generalmente, geófonos y acelerómetros– se convierten en señales eléctricas que un ordenador puede leer. Y vaya si las lee, así como el tiempo transcurrido entre emisión y recepción. Incluso los modelos antiguos podían trazar razonables “cortes” del subsuelo con esta técnica. Los más modernos, cuyos registros se pueden procesar con superordenadores en caso necesario, levantan auténticos mapas tridimensionales de notable precisión. En no pocas ocasiones el yacimiento de hidrocarburos, si existe, queda delatado así. O, al menos, el tipo de estructuras que podrían contenerlo. Se parece mucho a esas ecografías tridimensionales en las que podemos ver al bebé dentro del vientre de su mamá como si le sacásemos fotos para el álbum familiar.

Interesante video educativo producido por la UNEFA de Valencia (Venezuela) sobre el proceso de exploración del petróleo.

Petrobras 10000
Un buque perforador moderno, el Petrobras 10000 del año 2009, con 61.000 toneladas de desplazamiento. Este tipo de recursos son costosísimos y sólo se ponen en marcha cuando ya existe una certeza razonable de que vamos a encontrar algo valioso… y a veces ni por esas, tú. Imagen: © Richard de marinetraffic.com (Clic para ampliar)

Sin embargo, el subsuelo puede ser muy pejiguero. A veces hace falta aún más tecnología para localizar el yacimiento, si es que existe.  Pero los geofísicos de hoy en día, como podrás suponer, disponen de un auténtico arsenal, que va desde la gravimetría y los métodos magnetotelúricos hasta la sismología pasiva, aprovechando los pequeños terremotos naturales que se dan constantemente en la Tierra. Estas técnicas, además, se perciben como menos agresivas por el público, con lo que suelen generar menos oposición (en mi opinión tampoco hay nada especialmente agresivo en la sismología activa, la de ocasionar microterremotos, pero el miedo es libre.)

Sólo cuando ya tengamos una hipótesis bien fundada de que podemos hallarnos ante un yacimiento rentable nos plantearemos perforar uno o varios pozos de exploración. Es que perforar es caro y si hay que hacerlo a gran profundidad, o bajo el mar, o en estructuras geológicas difíciles, caro y medio. La verdad es que todas estas exploraciones son costosísimas, auténticas investigaciones científicas en sí mismas. Y sus resultados, hoy por hoy, no son confiables del todo, ni mucho menos: siempre se corre el riesgo de que al final no encontremos nada o casi nada. Los detectores de petróleo como tal todavía no existen. En esos casos, imagínate la de pasta que va por el aire. Por eso la parte más cara –la perforación– se reserva para el final, cuando ya se tiene algo parecido a una certeza razonable. O cosa así.

Un pozo de exploración es un pozo petrolífero como cualquier otro, aunque lleno de sensores y equipos para reunir información adicional. Elegimos los mejores puntos que nos han indicado nuestros científicos e ingenieros. Levantamos nuestra torre de perforación, o plantamos nuestro buque perforador, o lo que sea, y nos liamos a taladrar. Y taladramos y taladramos y taladramos y… y… ¡…y va y resulta que sale petróleo, tú! Y ahora, ¿qué hacemos con él?

Siguiente: El largo viaje del petróleo

]]>
yuri 2014-09-04 13:49:22
Principio de incertidumbre - ¿Pablo Iglesias o IU? http://blogs.publico.es/jesus-moreno-abad/2014/01/17/pablo-iglesias-o-iu/ Pablo-lara

Hay en la izquierda posmoderna tal vocación por hallar la alquimia del minimalismo militante que al final lo va a encontrar en su estado más puro. Es esa precisa obsesión por dividir el átomo en partes iguales, irreconciliables en su semejanza, hasta hallar por fin la deidad revolucionaria: el partido de masas sin masa alguna. Ése parece ser el sueño húmedo de todo nuevo revolucionario transformador: la soledad onanista del mitin para uno mismo, tocarse el aparato de partido en melancólico monólogo interior. Así que en respuesta al titular, espero que esta vez se acaben las pajas mentales y se pongan todos a follar.

Se equivocaría gravemente Izquierda Unida si se queda fuera del movimiento aglutinador que pretende encabezar Pablo Iglesias. Demostraría una torpeza de vieja maquinaria oxidada. Al igual que sería un error imperdonable que el mediático politólogo y la gente que lo acompaña dejaran fuera a IU de cualquier iniciativa que busque una salida a la crisis por la izquierda. Es hora de olvidar las restas y forjar un nuevo ábaco que sume, hay que meter bolas en la famélica varilla que cuenta las centenas de millar de votos de la izquierda transformadora.

La situación económica y social que ha dejado la crisis, con PSOE (primero) y PP (al cubo) desmembrando el Estado del Bienestar y con la población sometida a un sufrimiento miserable, demanda establecer una estructura de poder que aglutine a los desheredados, a los intelectuales, a los críticos y a los descontentos… una casa común donde todo aquel que quiera cambiar las cosas, militando o votando, se sienta cómodo.

Y no nos confundamos, la idea no es nueva. ¿Qué es si no IU? La formación que dirige Cayo Lara nació precisamente con esa vocación: la de abrir un espacio común, de igual a igual con el PCE, para aglutinar las distintas sensibilidades de la izquierda transformadora (que debería apellidarse “pusilánime”, por su tendencia al desmayo y la sobreactuación cuando no se pone de acuerdo en una coma).

Y sin embargo, IU no da más de sí. Al menos en las proporciones necesarias en lo que a apoyo popular se refiere. Inmerecidamente, seguro. Pero es así. Con el contexto más favorable para una formación de su perfil (tras seis años de una crisis que saldrá en los libros de Historia), su mejoría en las encuestas (las mejores que ha tenido) le sigue dejando a una distancia sideral del turnismo de PSOE y PP. Y, me apuesto lo que sea, que si no se consolida ahora, en cuanto el PSOE ponga un candidato joven, simpático (y vacío de contenido), vuelve a quedarse en los huesos su apoyo electoral. La realidad es que IU, a pesar de estar en todas las luchas y ser la única voz parlamentaria con un mensaje social diferente, no acaba de enganchar con la población. Y la oportunidad puede tardar décadas en volver a presentarse: la realidad es que en circunstancias así o el cambio de tendencia se produce a golpe de ilusión irrefrenable o no se produce. La oportunidad es histórica (miren Syriza en Grecia) y no se debería desaprovechar.

Y aquí es donde entra Pablo Iglesias.

No me negarán que entre el dequeísmo militante de Cayo Lara y el estilete mordaz de Iglesias, se queda uno con este último, pese al buen trabajo que ha hecho el coordinador de IU sacando a su formación de un pozo que la tenía al borde de la desaparición.

Es Iglesias un tipo listo, sabedor de que, aunque no debería ser así, una sociedad que lee a Belén Esteban necesita élites intelectuales carismáticas para engancharla a un proyecto serio. No vale con tener un buen programa, hay que saber venderlo.

Y Pablo Iglesias sabe venderse (en el buen sentido). Si no ya me explicarán como un profesor mileurista ha conseguido más presencia mediática que todo el equipo de comunicación de IU junto (que tampoco es un ejército, por otra parte). Aparece multiplicado en la televisión, incluso cuando la tienes apagada y con el cable desenchufado de la pared. Allí está Pablo siempre con aquello de que sus ideas no son tanto de extrema izquierda como de “extrema necesidad” (que viene a ser, salvando las distancias, el “yo por mi hija mato” de la princesa del pueblo).

Y es que el hombre de la coleta y la barba sabe que el medio es el mensaje: bebe tanto de Gramsci como de la Esteban, si se me permite incidir con el dedo en el ojo. Porque aunque su bagaje intelectual es fuerte y comunica con aire de sabelotodo, luciendo en la solapa no sé cuántas matrículas de honor (su ombligo es grande, puede que también lo tenga recogido en coleta), en el fondo las ideas que presenta tienen el poder de la sencillez. Son píldoras directas para el espectador: sabe que habla para gente que intuye pero que no sabe. Así que nos brinda el resumen de un razonamiento complejo. Da munición verbal a aquellos que tienen en la punta de la lengua lo que quieren decir pero que no llegan a decirlo nunca, sometidos al mensaje dominante de los altavoces de PP y PSOE.

Pero no debería equivocarse Iglesias respecto a IU. Vamos a insistir en esta idea. El día que anunció sus intenciones electorales, dijo que no comenzaría esta aventura sin unas 50.000 firmas de apoyo del colectivo social al que se dirige, cuyo epicentro es el 15-M y las mareas ciudadanas. Pues bien: IU roza los dos millones de votos. El único músculo electoral real que existe en la izquierda alternativa lo representa IU gracias a su trabajo, su contenido programático y su trayectoria histórica. Lo demás pueden ser sólo especulaciones o una fiebre de audiencia mediática pasajera.

Por tanto, ambas partes deberían ser generosas. Las soluciones a los problemas concretos y los referentes ideológicos son los mismos, no va a haber ninguna diferencia y no hay motivo para disgregar el voto y perder poder: ambos movimientos están condenados a subirse a un proyecto común (al que debería unirse también Equo, Izquierda Anticapitalista –que parece estar metida con Iglesias- y tantos otros) . Nuevas siglas, con reparto igualitario de responsabilidades y donde nadie desaparezca como colectivo: IU no debe desaparecer nunca.

Pero, eso sí, las viejas glorias de IU (desde Cayo Lara a Ángel Pérez, pasando por Willy Meyer y otros), siendo reconocidas en su trabajo, deben dejar paso a nuevos líderes con nuevas iniciativas (o no tan nuevas) y nuevos modos de comunicar. Y ahí debe estar gente como Iglesias, el profesor Juan Carlos Monedero, el propio Alberto Garzón y alguien que sería deseable y no parece querer meterse en arena: Ada Colau.

Pues eso: muevan ficha y no se dediquen a cortar el átomo en partes iguales, aunque haya neutrones y protones que tienen que dejar ya paso a otros. Ánimo en tan quijotesca empresa.

__________________________________________________________________

Estoy en Twitter y Facebook

__________________________________________________________________

]]>
Jesús Moreno Abad 2014-01-17 07:01:06
Redes de Cambio - Pasar a la acción http://blogs.publico.es/ines-sabanes/2013/11/27/pasar-a-la-accion/ En los últimos tiempos asistimos a una extensa y profusa información sobre el debate de las futuras primarias abiertas del Partido Socialista. No deja de sorprender que se sitúe el debate para futuras elecciones generales, es decir, en un horizonte temporal del 2015, teniendo en cuenta que en 2014 se producen unas elecciones al Parlamento Europeo de máxima importancia.

Este debate “de futuro”, que obvia las decisiones a tomar en este momento, tiene un efecto doblemente perverso. Se  apuesta – de nuevo- por hacer de las Europeas un ensayo de las Generales, con lectura bipartidista y se rebaja con ello la entidad esta cita. Todo ello a pesar de haber vivido rescates, condiciones e imposiciones de la troika y sabiendo que el futuro de Europa depende en gran medida de la capacidad de su ciudadanía para defender un espacio de convivencia y derechos que se están destrozando con el triunfo de las políticas de recortes y de austeridad.

En este marco el esfuerzo del sistema para salvarse a sí mismo es más que notable. Se buscan efectos de cambio pero sin cuestionar el sistema de partidos e institucional. Es decir, sin poner en entredicho el marco inalterable de la democracia representativa tal y como está concebida. Así, se abre paso a una estrategia lampedusiana de que el sistema cambie para que permanezca.

Después de más de 30 años sin mover ficha y culpabilizar en exclusiva a la ley electoral de todos los males del sistema de la democracia representativa, se empieza a tomar conciencia de una obviedad. Este país ha tenido un grave problema de falta de proporcionalidad en la Ley electoral, ciertamente, pero ha arrastrado también un profundo inmovilismo que ha impedido cualquier ejercicio real de participación y control ciudadano más allá de elegir representantes cada cuatro años, en listas cerradas y bloqueadas.

Ninguna ley impedía un ejercicio permanente de transparencia a los partidos o a las instituciones. Nada prohibía dar cuentas en tiempo real de los ingresos, gastos, créditos o financiación. Nada impedía consultar de forma permanente a lxs afiliadxs, simpatizantes, electores o ciudadanía sobre las decisiones a tomar y nada imposibilitaba haber abierto al control de la ciudadanía los procesos de deliberación tanto en múltiples causas como en la elección de los distintos cargos de representación.

Este largo y férreo ejercicio de opacidad y blindaje no se resuelve con unas primarias abiertas si a continuación se mantiene intacto el sistema de representación en monopolio hasta las siguientes elecciones.

No se trata solamente de renovar a los representantes o los llamados liderazgos en los partidos convencionales, sino de cambiar radicalmente las condiciones y el ejercicio de la representación.

El salto cualitativo y de ruptura lo ha marcado ya la ciudadanía. Deben  existir garantías no sólo para participar y controlar el ejercicio de la política y la toma de decisiones, sino para el ejercicio de la democracia directa, es decir  para poder ejercer el voto de forma directa en todas las ocasiones que sea oportuno.

Ya existen herramientas para hacerlo. La propuesta que desde Compromis EQUO  , llevamos a cabo con el #CongresoTransparente demuestra que es posible y accesible.

Y, en este contexto, por  supuesto, las primarias abiertas, no deberían ser una excepción, sino la norma que, de forma natural y sin tanta sobreactuación, determinarán la voluntad y el derecho de afiliados,  electores y/o  ciudadanía para intervenir en la elección de aquellos que ejercerán la representación en los parlamentos.

Las próximas elecciones europeas, son una prueba determinante de esta voluntad de cambio. El Partido Verde Europeo, al que pertenece EQUO ha optado por unas primarias abiertas paneuropeas https://www.greenprimary.eu para la elección de sus representantes a la presidencia de la Comisión Europea. El debate en estas primarias vincula a la ciudadanía de los distintos países a contrastar propuestas y a construir alternativas desde abajo capaces de confrontar con los gobiernos que en el Norte o en el Sur se han sometido a los dictados del mercado frente a las necesidades de las personas.

Y también decidiremos por primarias abiertas las listas de EQUO en nuestro país para el Parlamento Europeo https://unete.partidoequo.es/primarias. No hay improvisación en ello ni golpes de efecto. Se trata de aplicar dentro lo que proclamamos hacia fuera. Es decir, hacemos lo que decimos.

Las primarias abiertas a la ciudadanía son en este momento una condición imprescindible pero no suficiente. El objetivo es la superación de un sistema cerrado de democracia representativa hacia un modelo donde la transparencia y el control ciudadano, así como el ejercicio de la democracia directa, permitan recuperar la capacidad de toda la sociedad. Permitan intervenir en aquellos temas que tienen efectos sobre sus propias vidas y que garanticen  poner el interés común por encima de las presiones de los grupos de poder. Por ello hay que pasar a la acción. No hay excusas. Es el momento de hacer las cosas de otra manera. Y en EQUO lo estamos haciendo.

 

]]>
Inés Sabanés 2013-11-27 12:30:44
Antonio Arráez - La historia del mal estudiante que llegó a Premio Nobel http://blogs.publico.es/antonio-arraez/2013/09/16/la-historia-del-mal-estudiante-que-llego-a-premio-nobel/ “Confieso paladinamente que del mal éxito de mis estudios soy el único responsable. Mi cuerpo ocupaba un lugar en las aulas, pero mi alma vagaba continuamente por los espacios imaginarios (…) en mi desdén por el estudio entró por algo el sistema de enseñanza y el régimen de premios y castigos usados por aquellos padres Escolapios (…) El suspenso parecía irremisible. Mas a fin de parar el golpe, si ello era posible, mi progenitor buscó recomendaciones para los catedráticos del Instituto de Huesca, a quienes incumbía la tarea de examinar en Jaca. Precisamente uno de ellos era don Vicente Ventura, gran amigo suyo. Este redentor mío estaba agradecido y obligado a las proezas quirúrgicas de don Justo, por haber sanado a su mujer de gravísima dolencia que exigió peligrosa intervención. Llegado el examen, propusieron los frailes, según era de prever, mi suspensión; pero los profesores de Huesca, apoyados en un criterio equitativo, y recordando que habían sido aprobados alumnos tan pigres o más que yo, aunque bastante más dóciles, lograron mi indulto. “
Corría 1861 cuando el protagonista de esta historia llegó a Jaca de la mano de su padre. Tenía diez años y era un niño travieso, díscolo, inquieto. Solo se tranquilizaba pintando. Quién sabe si en nuestros días lo hubieran calificado de hiperactivo. Su progenitor, médico de profesión, estaba harto de sus diabluras y decidió matricularlo en un colegio de los padres Escolapios que tenía fama de excelencia educativa en latín, al tiempo que lograban domar a los estudiantes más problemáticos. El padre animó al director del colegio a que fueran severos con su hijo y que le aplicaran sin contemplaciones los castigos que mereciera. El director del colegio se comprometió a hacerlo, e inmediatamente llamó al padre Jacinto. Antes de marcharse el padre también advirtió al director de que el niño no andaba bien de memoria y que le dejaran expresarse cuando le preguntaran la lección. “De concepto lo aprenderá todo; pero no le exijan ustedes las lecciones al pie de la letra”. En esto no le hicieron caso y los castigos y las humillaciones fueron continuas desde el primer día de clase.
El niño se llevó mal con el latín, la filología y la gramática y peor con los padres Escolapios. Los castigos no eran efectivos y el padre Jacinto decidió un ayuno diario que el estomago del niño terminó también por asumir. Ante el fracaso de los frailes y asustados por el estado famélico con el que el niño regresó al pueblo en verano, sus padres decidieron que el siguiente curso el niño iría a un instituto de Huesca. Como castigo, el padre decidió que compaginaría sus estudios con un trabajo de aprendiz de barbero. El siguiente curso el niño no mejoró. Su padre lo volvió a castigar colocándole de aprendiz de zapatero con un severo artesano que le hacía dormir en un desván lleno de ratas. Pasó un año entero hasta que le dio de nuevo la oportunidad de volver a los estudios. Con doce años el niño intentó cambiar de actitud y se aplicó en los estudios aun sin renunciar a sus viejas andanzas como el día en que se topó con una valla recién pintada y no pudo evitar hacer una caricatura de su profesor, con la mala suerte de que al maestro le gustaba pasear y se topó con el alumno y su obra.
Finalmente, y a pesar de sus diabluras el niño se matriculó, con dos años de retraso respecto a sus compañeros de promoción, en la Facultad de Medicina de Zaragoza y en 1906 le concedieron el premio Nobel de Medicina. Se llamaba Santiago Ramón y Cajal. Lo que nos queda.

]]>
Antonio Arráez 2013-09-16 16:31:06
Al sur a la izquierda - Ha sabido estar pero no ha sabido irse http://blogs.publico.es/antonio-avendano/2013/05/23/ha-sabido-estar-pero-no-ha-sabido-irse/ Andalucía cambia de Defensor del Pueblo. Y lo hace con ruido, provocado por el propio titular de la institución. El cura Chamizo, tan querido por todo el mundo, deja el cargo tras ocuparlo con honorabilidad y eficacia durante 17 años; se va porque lo echan, aunque también es cierto que estaba en funciones desde hace 14 meses porque su tiempo oficial de Defensor había prescrito sin que el Parlamento de Andalucía hubiera logrado reunir los tres quintos necesarios para renovarle otro mandato. Sí ha reunido, en cambio, la unanimidad para que se marche: el PP nunca lo ha querido, y no porque a la derecha no le gusten los curas, sino porque los curas que le gustan no se parecen nada a Chamizo; Izquierda Unida lo ha mirado muchas veces con recelo, y no porque a Izquierda Unida no le gusten los rojos, sino porque los rojos que le gustan no se parecen demasiado a Chamizo; y el PSOE…, bueno, el PSOE siempre fue su primer valedor, pero lo fue en tiempos de Manuel Chaves, no en tiempos de Griñán, o no al menos con la misma calidez y el mismo énfasis que entonces.

Todo conspiraba para que Chamizo concluyera su brillante etapa de Defensor del Pueblo. Conspiraba el largo tiempo que llevaba ocupando el cargo; conspiraba la aritmética parlamentaria; conspiraba el cansancio institucional; conspiraba su independencia públicamente insobornable; conspiraban sus agrios pero merecidos reproches a los políticos; conspiraba la conveniencia de la izquierda gobernante de alcanzar algún acuerdo con la derecha en la oposición; y conspiraba la necesidad de la derecha en la oposición de demostrar que es lo bastante flexible y civilizada para pactar con toda naturalidad con el rojerío que gobierna en Andalucía.

El sustituto de Chamizo será, además, Jesús Maeztu, hasta ahora Comisionado para el Polígono Sur: gran elección por lo que toca a Andalucía, dado que Maeztu es prácticamente un Chamizo con otro nombre, y gran lección por lo que toca a España, donde el PP colocó de defensora a Soledad Becerril, militante, dirigente, diputada, senadora y alcaldesa del partido.

La única estridencia en el recambio de Chamizo han sido las feas palabras del propio defensor, quien, en unas declaraciones a la cadena SER Andalucía, ha atribuido su defenestración a “la chica que está en Presidencia”, en alusión a la número dos del Gobierno Susana Díaz, y “a algún psicópata del PP”, en alusión no se sabe exactamente a quién. Chamizo, que tan bien ha sabido estar en el cargo, no ha sabido irse de él. El cura gaditano, que tanto y con tan buenas razones ha criticado a los políticos, se ha comportado en su despedida como uno de ellos, y no precisamente como uno de los mejores. De hecho, ya se equivocó Chamizo cuando, al expirar el plazo oficial de su cargo 14 meses atrás, mandó a todo el mundo el impúdico mensaje de que no quería marcharse. La política lo puso legítimamente y la política lo quita legítimamente. Tal vez no sea bueno para la institución que Chamizo se haya marchado, pero con toda seguridad es bueno para él, aunque él mismo todavía no lo sepa. 17 años de ejercer la política casi habían hecho de él el político que nunca quiso ser. Unos pocos años más y lo habrían conseguido.

]]>
Antonio Avendaño 2013-05-23 11:41:27
El mapa del mundo - La ultraderecha suiza ataca de nuevo http://blogs.publico.es/elmapadelmundo/601/la-ultraderecha-suiza-ataca-de-nuevo/ lugano1

De los creadores de Expulsa a la oveja negra o Las inmigrantes no son como las suizas, llega ahora Estamos en bragas. El partido ultra Unión Democrática de Centro (UDC) del cantón de Lugano ha vuelto a hacer gala de su racismo y xenofobia de cara a las próximas elecciones municipales, con una campaña en la que pretende demostrar lo bien que se vivía hace 20 años y lo mala e insegura que se ha vuelto esta región suiza por culpa de la inmigración, que además le roba los puestos de trabajo a los autóctonos.

El discurso, por lo tanto, es el mismo de siempre, sólo que al tratarse de de un cantón fronterizo con Italia (y de mayoría italoparlante) está especialmente dirigido a los emigrantes italianos, que según el partido de extrema derecha ocupa 8.000 puestos de trabajo en el sector servicios.

La UDC se hizo famosa por sus campañas agresivas en las elecciones generales de 2007, cuando en coalición con el Partido Popular suizo (SVP) consiguió el 29% de los votos. Sobre todo con su juego para echar a las ovejas negras que llegaban a Suiza en autobús y por la campaña con el mismo aspecto que después fue copiada por los partidos ultras españoles para manifestarse contra la inmigración.

cartelesudcsvpDaniel del Pino

 

]]>
Internacional 2013-03-26 13:40:22
Por fin es viernes - El hombre tranquilo se cabrea http://blogs.publico.es/manuel-gutierrez-garzon/2012/12/28/el-hombre-tranquilo-se-cabrea/ Quizá no haya muchos que conozcan la pieza narrativa que dio origen a una de las más hermosas películas de John Ford, El hombre tranquilo, ahora editado en castellano por primera vez por la editorial Reino de Cordelia. Sin embargo, su autor, Maurice Walsh, fue un excelente escritor irlandés —tierra de grandes escritores—, muy comprometido con la causa nacional de su país. La lucha de liberación es precisamente uno de los hilos conductores de la colección de historias de las que forma parte El hombre tranquilo.

Javier Reverte ha escrito un notable prólogo para esta novela, que acaba de aparecer en las librerías españolas después de que hayamos disfrutado tanto de la película a la que dio origen. Y nuevamente se planteará la vieja cuestión: ¿qué prefiere usted, el libro o la película? Y siempre se podrá contestar con aquella conversación entre las dos cabras que se estaban comiendo la cinta de celuloide de una película. ¿Te gusta?, pregunta una. Y la otra contesta. Sí, pero estaba mejor el libro.

La versión fílmica de El hombre tranquilo obvia el entorno nacionalista del protagonista, y se centra en otro tipo de combate, el de la dignidad del acosado y humillado. Seguramente, en el contexto de todas las narraciones que conforman el libro unitario Green Rushes —traducida al español bajo el título de su historia más conocida, El hombre tranquilo—, el pasado nacionalista de Sean Thorton (John Wayne en la versión cinematográfica) es fundamental para entender el personaje.

John Ford deja ese tema de lado, y nos cuenta la historia de un boxeador (John Wayne) que se retira del ring por haber matado fortuitamente a su contrincante en el transcurso de un combate pugilístico (cosa que no está en la novela). Sean Thorton vuelve a su Irlanda natal para convertirse en un ciudadano pacífico y tranquilo. En su nueva vida se enamora de una chica pelirroja y valiente (Maureen O`Hara). Pero sufre el acoso, el desprecio y la ofensa pública del matón del lugar, que —¡oh eterno melodrama!— no es otro que el hermano de la mujer amada.

Pero a lo que íbamos. Tanto en la historia fílmica como en la escrita, se nos cuenta la historia de un hombre pacífico, es más, de un hombre cansado de la lucha por la vida, y que solo quiere que le dejen en paz. Un jubilado, vamos. Pero, ¿puede uno permanecer pasivo si todos los días se sufre un deterioro, una humillación? El gran hallazgo de Ford fue mostrar que el primer indignado por la mentira, la ofensa y la ignominia es un miembro de la familia: su mujer. Es ella la que desprecia a su propio marido y le abandona.

Ford cuenta una hermosa historia de amor, y del estallido de ira producido por el sentimiento de pérdida. La paciencia del Hombre Tranquilo se acaba no porque a él se le agote, sino causada por el desprecio del ser querido.

El autor de la novela acusó a Ford de tergiversar su relato —además, se sentía mal pagado ante el éxito mundial de la versión cinematográfica—. Y es verdad que la concepción del personaje de Sean Thorton es distinta y distante en la novela y en la película. A uno le costaría aceptar un John Wayne como radical irlandés miembro del IRA —aun del IRA pre independencia—, lo que es precisamente el personaje en la novela. Pero a veces las circunstancias políticas ponen de acuerdo lo imposible, e igual cabreo estalla en dos personajes que son el mismo, pero que no lo sabían.

Pero estas cosas solo pasan en la ficción del cine o la novela, ya se sabe.

]]>
Opinión 2012-12-28 08:50:57