Diario Público http://blogs.publico.es/ Columnas y Blogs del Diario Público Tomar Partido - Debatir sin fantasmas http://blogs.publico.es/tomar-partido/2014/10/24/debatir-sin-fantasmas/

El debate de la Asamblea Ciudadana de Podemos vuelve a demostrar que la ciudadanía tiene muchas ganas de participar, de hacer política porque si no otros la harán por nosotros y por nosotras. Sin embargo, corremos el riesgo de que el debate quede a veces distorsionado por temores, acusaciones o fantasmas que no ayudan a la hora de avanzar, en general, hacia una cultura democrática, pluralista e integradora. Uno de esos fantasmas es la continua alusión por ciertos sectores de que Izquierda Anticapitalista, organización a la que pertenezco, está intentando controlar o manipular el proceso, presentándonos como algo ajeno al proyecto o con intereses al margen de él.

Decía el poeta que la memoria siempre es un arma cargada de futuro. Podemos nace inicialmente impulsado por Pablo Iglesias, pero también por Izquierda Anticapitalista y sus militantes, como se puede ver en la rueda de prensa que dio inicio al movimiento, el 17 de enero de este año. En esa rueda de prensa participamos tanto Teresa Rodríguez (hoy eurodiputada, votada como numero dos en las primarias cuando todo el mundo sabía que era militante de Izquierda Anticapitalista) o yo, como responsable de organización de un proyecto que necesitaba de una mínima estructura para ponerse en marcha. Esta rueda de prensa había estado precedida del “Manifiesto mover ficha”, encabezado por Juan Carlos Monedero, donde casi la mitad de los firmantes eran militantes de IA. Nada más falso, pues, afirmar que Izquierda Anticapitalista se ha “sumado al proyecto”, sino que somos parte de su génesis, algo de lo que nos sentimos muy orgullosos y orgullosas, pues creo que con todos nuestros defectos, fuimos capaces de ser valientes en un contexto donde nadie daba un duro por Podemos, incluyendo también a ciertos sectores de la izquierda y los movimientos sociales que entonces se burlaban de la iniciativa y ahora se suman entusiastas, lo que demuestra la capacidad de atracción que ha mostrado el proyecto. Y es que en Podemos no sobra nadie. Todavía falta mucha más gente para convertirnos en ese instrumento de cambio para las mayorías sociales que decimos querer ser. La gente, y eso es lo más importante y lo que refleja el acierto político del lanzamiento de Podemos, hizo suyo este proyecto y nos desbordó. Con esto quiero aclarar dos cosas: que nosotros somos tan Podemos como cualquier otro y que el proyecto no pertenece a nadie; solo a la gente que lo ha hecho suyo y a mucha otra más que lo hará.

Otra cuestión importante es que Podemos es un proceso transformador que se transforma y que también nos atraviesa a todos. Podemos empezó siendo un método ciudadano y se está transformando en partido. Es obvio que eso también nos afecta como organización y que tenemos que reflexionar colectivamente cómo vamos a readaptarnos al nuevo marco para seguir aportando al movimiento nuestros planteamientos, tan legítimos como todos los que defienden los derechos humanos: anticapitalismo (poner la riqueza social al servicio de la gente), democracia (los de abajo deben decidirlo todo), feminismo (la revolución será feminista o no será), internacionalismo (somos solidarios con todos los oprimidos del mundo) y ecologismo (sin el planeta no hay sociedad posible). Porque antes que unas siglas, tenemos unos objetivos que compartimos con toda la gente de Podemos: queremos justicia social e igualdad. Por eso, porque somos conscientes de que todo ha cambiado con la irrupción de Podemos, Izquierda Anticapitalista ha convocado un Congreso para febrero donde lo discutiremos todo, incluida nuestra forma-partido, producto de una etapa previa, en la que (y es importante no olvidar eso) no existíaPodemos. Hoy nuestro proyecto y nuestra lealtad es con Podemos. Con su gente y con sus objetivos: cambiar este país echando a la casta y abriendo un nuevo proceso constituyente donde todo se pueda debatir; un proceso constituyente para abrir una etapa democrática y de derechos para la gente de abajo.

Por otra parte, es obvio que, como todo el mundo, tengamos o no carnet (curioso, nunca hemos tenido carnets), tenemos nuestras preferencias y opiniones a la hora de elegir documentos en esta asamblea. Lo que pasa es que en este caso hemos participado con mucha más gente en la elaboración de propuestas de cara a la asamblea. Pongo un ejemplo: en el documento organizativo “Sumando Podemos” han participado decenas de equipos y solo unos pocos militantes de Izquierda Anticapitalista. El documento incluye cosas tan novedosas para nuestra organización como la cuestión de la elección por sorteo, pero entendemos que abre nuevas formas de hacer política, amplía la pluralidad y permite un mejor reflejo de la diversidad que hay en Podemos. Nosotros y nosotras también estamos aquí para aprender, para hacer autocrítica de lo que hicimos mal en el pasado (todos seguiremos equivocándonos en muchas cosas: hoy y mañana), y contaminarnos de las ideas de mucha gente.

Aquí todos tenemos una gran responsabilidad. No nos estamos jugando una Asamblea, si no la construcción de una nueva cultura política, que sea pluralista y respetuosa, que no se base en acusaciones, que se centre en las ideas. En un movimiento tan diverso como Podemos siempre van a existir diferentes opiniones y planteamientos. Normalicemos los debates, porque la democracia es disenso, consenso, respeto y pluralidad.

Pablo Iglesias ha sacado hace poco un libro titulado “Disputar la democracia”. En él me dedica unas palabras que creo que pueden ser inspiradoras para construir esa cultura política basada en la diversidad, el debate y el respeto: “Aunque podamos tener muchos desacuerdos, sería un cínico si no diera las gracias a Miguel Urban, no sólo como uno de los artífices iniciales de Podemos, sino por ser un ejemplo de honestidad y entrega desinteresada a sus ideas y a los suyos”. Por mucho que me ruborice citar aquí una dedicatoria, creo que estas palabras reflejan muy bien el Podemos que queríamos cuando empezamos y que seguimos queriendo ahora.

]]>
Miguel Urbán 2014-10-24 08:21:35
Econonuestra - Juventud precaria: quiebra social en España y Europa http://blogs.publico.es/econonuestra/2014/10/24/juventud-precaria-quiebra-social-en-espana-y-europa/ José Antonio Nieto Solís
Profesor titular de Economía Aplicada en la UCM y miembro de econoNuestra

Lucía Vicent Valverde
Investigadora en el ICEI (UCM) y miembro de FUHEM Ecosocial 

La brecha de la desigualdad no ha dejado de crecer desde que se inició la crisis. España es el país de la UE donde más familias se están empobreciendo. Nuestra tasa de paro juvenil supera desde hace tiempo el 50%. Y el problema del desempleo –no solo entre los jóvenes– se agrava con la precariedad de los que trabajan y con el olvido de los que ni siquiera quedan recogidos en las estadísticas oficiales.

La marginación, el paro estructural, la emigración, la falta de oportunidades… contribuyen a crear un panorama cada vez más preocupante. Los jóvenes son mayoritariamente una generación bien formada, aunque sin acceso al trabajo ni a la vivienda. Y cada vez ven más difícil participar en una sociedad en quiebra: en quiebra social y laboral, y también en quiebra política.

La quiebra social, visible en la desigualdad, la creciente indignación y los obstáculos para el desarrollo de la vida personal en sociedad, se hizo más visible con los ataques al Estado de Bienestar. Y ha cobrado fuerza con los recortes en las políticas sociales. Pese a su inconsistencia, siguen vivos dos argumentos que ya se esgrimían hace décadas para atacar a las políticas públicas. Siguen más vivos que nunca, aunque en realidad son meros revestimientos ideológicos que encubren la defensa de intereses privados.

Primer argumento. Las políticas sociales son responsables de los déficits públicos; hay que recortarlas para salir de la crisis; no podemos seguir sufragándolas. Todo eso es falso. Las políticas sociales tienden a autofinanciarse, como se aprecia en las comparaciones internacionales que recogen los Presupuestos de la Seguridad Social española: en los países de la UE, incluido España, la recaudación en concepto de políticas sociales es similar, e incluso superior, a los gastos en políticas sociales. Las cotizaciones de empresarios y trabajadores aportan más a las arcas públicas que los gastos que implican las políticas sociales.

Las cifras medias de la UE-27 en los últimos años reflejan que los ingresos sociales rondan el 30% del PIB, mientras los gastos sociales representan alrededor del 29% del PIB. Así ha sucedido también en las últimas décadas, cuando lo habitual era registrar superávits en la Seguridad Social, incluso en España. Solo ahora esas cifras empiezan a cambiar, por razones demográficas y por el espectacular aumento del desempleo. Eso demuestra también la importancia de estimular la creación de empleos de calidad, que contribuirían, además, a incrementar la recaudación fiscal ahora y en el futuro.

Aunque en estricta lógica presupuestaria no sean comparables los ingresos y los gastos sociales, no se puede acusar a estos últimos de ser los causantes de la crisis fiscal, ni de la crisis. Además, aunque no siempre se diga, el gasto social es proporcionalmente menor en nuestro país.

Segundo argumento. Las políticas públicas son ineficientes; el sector privado asigna mejor los recursos; hay que reducir el tamaño del Estado para facilitar el crecimiento, la competitividad y el empleo. Tal razonamiento carece de soporte empírico: ni está demostrado que el sector privado es necesariamente más eficiente, ni hay fundamentos para afirmar que las políticas públicas influyen negativamente sobre la actividad económica y el bienestar. Más bien sucede lo contrario.

Sin embargo, sí existe la certeza de que cuando el Estado y las políticas públicas dejan su lugar a las empresas privadas, éstas tienen más margen de maniobra y mayor facilidad para incrementar sus beneficios, aunque no necesariamente mejoren los niveles de eficiencia, ni las prestaciones a los ciudadanos, ni el desarrollo económico.

Hay múltiples ejemplos de ello, pero quizá uno de los más claros se encuentra en los reiterados intentos de privatizar la sanidad pública madrileña, que no han avanzado más por dos motivos: la movilización ciudadana y la lucha de los profesionales del sector. Además de las protestas, el acierto de la marea blanca consistió en emprender demandas judiciales sólidamente fundadas, y en pedir a la Comunidad de Madrid que demostrase con números el pretendido beneficio de las privatizaciones. Las autoridades madrileñas fueron incapaces de hacerlo: carecían de cálculos reales, y no era políticamente correcto admitir que las privatizaciones solo beneficiaban a algunas empresas y personas.

A la debilidad de estas argumentaciones se ha unido otra mentira más, aunque gracias a su simplicidad también ha calado profundamente en gran parte de la población, insuflando una ilusión que no es más que eso, una falsa ilusión. Se trata de los impuestos. En concreto, de un viejo mensaje que escuchamos con énfasis renovado: ¡Los impuestos están bajando! También es falso, al menos en España, donde la imposición indirecta no ha dejado de crecer.

De hecho, el IVA es el impuesto que más ha aumentado. Y esa tendencia hacia una menor equidad continuará, como se refleja en los presupuestos de 2015. Pero la estrategia resulta coherente con el objetivo de privar al Estado de sus funciones de legitimación social, aunque se refuercen otras funciones orientadas a preservar el orden interno y externo vigente.

En este escenario de recortes del bienestar y creciente regresividad fiscal, las políticas sociales son cada vez más insuficientes para combatir las desigualdades y la precariedad. Pero queda muy bien decir que los impuestos bajan, aunque la presión fiscal suba, y aunque suba sobre todo para las rentas del trabajo y los sectores de población con menores ingresos. Por el contrario, las grandes fortunas y las grandes empresas protagonizan el grueso del fraude fiscal y proporcionalmente pagan menos impuestos, aunque sus tipos impositivos nominales sean más elevados. Son factores que ayudan a explicar el paulatino deterioro de las rentas del trabajo en la renta nacional; lo contrario de lo que está sucediendo últimamente con las rentas del capital.

Ante tal panorama, parece muy moderno atacar sistemáticamente al Estado y sus políticas. Y es más complejo defender los valores de la cohesión y la solidaridad, aunque pensemos que las políticas públicas pueden y deben ser más eficientes y transparentes, además favorece la estabilidad y la equidad. Todo esto resulta paradigmático en el caso de las políticas sociales, dado que entre sus misiones figuran, precisamente, facilitar la igualdad de oportunidades y combatir la exclusión. Más aún en situaciones de crisis, desempleo y merma continuada de los salarios y las condiciones laborales.

A diferencia del sector financiero, las políticas sociales sufren recortes continuados, impulsados por una austeridad mal entendida. Una austeridad que las instituciones de la UE han convertido en su desafortunada bandera. Con ello, las políticas sociales se están convirtiendo en residuales, dentro de un Estado de Bienestar agónico. De un Estado (a secas) que está renunciando a su capacidad de actuar frente la desigualdad y la precariedad crecientes. De unos gestores públicos que se decantan por facilitar la acumulación privada de capital, en lugar de reforzar los vínculos entre ciudadanos e instancias gubernamentales (incluidas las instituciones europeas).

Los jóvenes son parte de las víctimas de la quiebra social que vivimos. De una quiebra que se ha acentuado con el dominio de las finanzas sobre el conjunto de la economía y con el estallido de la crisis y la gestión que se está haciendo en Europa para afrontarla. Vivimos una crisis convertida en profunda recesión y transformada, a su vez, en depresión social. Los jóvenes no son los únicos estafados e indignados. Pero, por su horizonte vital, pueden ser la avanzadilla de una protesta legítima que debería culminar con la presentación de alternativas rigurosas y adecuadas para transformar la situación actual.

Algunas de estas propuestas están siendo debatidas por jóvenes europeos, en unas jornadas internacionales que se celebran en Madrid los días 24 y 25 de octubre. Bajo el título Precarity and Youth (véase Programa), el encuentro lo promueven, entre otras organizaciones, FUHEM Ecosocial y econoNuestra.

]]>
EconoNuestra 2014-10-24 08:07:15
Un paso al frente - “Han intentado destrozarme la vida” http://blogs.publico.es/un-paso-al-frente/2014/10/24/han-intentado-destrozarme-la-vida/ Jairo trabajaba en la UME y llevaba 21 años de servicio. Descubrió que pensaban darle el Curso Básico de Emergencias por aprobado a dos de los cuadros de mando de la plana mayor sin realizarlo. Ambos recibieron el diploma como el resto aunque no estuvieron presentes en la realización del curso. En principio, era una tontería, de las muchas otras que vivimos a diario y que no denunciamos porque sería imposible estar denunciando constantemente todo lo que sucede. Él fue más valiente que nosotros y lo hizo. En ese momento no tenía prueba documental hasta que se publicó la relación de personal en el boletín oficial.

“Le comuniqué al general, que firmaba la resolución, que esos dos cuadros de mando no habían realizado el curso y solicité que se rectificara. Dicha rectificación se produce al mes a pesar de las amenazas recibidas por tramitar el parte”. En las Fuerzas Armadas cuando alguien intenta informar sobre lo que sucede recibe todo tipo de recomendaciones, lo que genera por ejemplo que no haya habido ninguna sanción por falte leve o grave por motivos como acoso sexual o laboral (aunque la opacidad es tan tremenda que es imposible de confirmar).

A partir de ese momento comienza la persecución. “Empiezan por no pagarme un dinero que me corresponde, que a otros si les pagan, el capitán dice a mi Teniente, que tienen que bajarme las calificaciones, incluso el capitán me baja las calificaciones directamente sin justificar nada y sin cumplir con la normativa. Me cambian de sección alegando que tengo un curso, cuando éramos tres sargentos primeros los que teníamos ese curso y además en contra del criterio de mi jefe. Fue una situación rara porque el teniente me avisa que iban a por mí. Al final acabo de baja, la situación no mejora, sino que empeora. Me quitan un complemento de casi 500 euros al mes”. En esas condiciones Jairo sabe que es una presa herida rodeada de hienas y los dos militares que le han apoyado también.

El acoso en el seno de las Fuerzas Armadas es tan infame y descarado que, en muchas ocasiones, roza lo grotesco. Este es caso de Jairo en el que pasa de denunciante a denunciado de un instante a otro. “El general de la UME no solo no investiga el acoso laboral, que yo le comunico, como es obligatorio en la administración, sino que me denuncia por un delito de insulto a un superior penado con hasta dos años de cárcel porque se supone que lo que digo es delictivo”. Es decir, en lugar de investigar la acusación que formula Jairo, le imputan un delito porque su acusación podría dar lugar a un delito. La situación se sitúa en la más elemental indefensión del denunciante, pero esta situación es made in FAS.

En este esperpento, la suerte –porque es casi milagroso que la justicia militar te ampare- se alía con Jairo y la juez militar determina devolver el lugar que a cada uno le corresponde. Pero el mal ya está hecho porque todos los compañeros de trabajo de Jairo saben que si denuncian cualquier irregularidad serán los siguientes. “La jueza de Valladolid no ve indicios de delito por mi parte, pero si por el capitán y el teniente coronel. Abre diligencias contra ellos”. Como en muchas ocasiones, al tratarse de militares con rango superior a capitán obliga a inhibirse a la juez militar del juzgado territorial –quien juzga hasta el empleo de capitán- y en el juzgado central comienza a diluirse el caso. Suele ser un sí pero no, un imputo pero desimputo, un parece que hacemos pero no hacemos. Como lo que hicieron con los implicados en las falsificaciones de la capitán Cantera que fueron imputados y desimputados en un tiempo record.

El siguiente paso es terminar con Jairo. Da exactamente igual que el juzgado central haya imputado un delito de abuso de autoridad, lo importante es que el sistema depure al elemento discordante. Normalmente, se suele usar la vía de la sanidad militar por aquello de resultar después un apoyo en futuros trámites judiciales. El denunciante estaba loco, no lo estuvo antes de denunciar, pero como en tantos otros casos, una vez que se denuncia uno está loco perdido. “El juzgado central número 2 imputa un delito de abuso de autoridad. Incumplen las normativas de forma permanente y se me abre un expediente de pérdida de condiciones psicofísicas por el mismo teniente coronel imputado. Es el propio teniente coronel quien decide que la baja psicológica no está relacionada con el servicio”. También es muy habitual que si denuncias a tus mandos te quedes solo con ellos en la oscuridad: calificaciones, complementos, comisiones… de repente ya no tienes derecho a nada y eres el último y el peor para todo.

“A los siete meses de la instrucción, dieciocho testigos e infinidad de pruebas documentales, el juez relata hasta veintinueve hechos que podían ser constitutivos, en su conjunto o por separado, de abusos de autoridad y extralimitación en el ejercicio del mando, además de falsedad documental (modifican con corrector el sello de entrada de un documento y los datos originales) y otros. Le comunico, entre otros, a la subsecretaria en el año 2012 que sufro acoso laboral pero ella, como el resto, no hace nada.” Cuando algo así sucede, el desamparo de los militares es total y absoluto. Nadie del ministerio te llama o apoya, ni siquiera están interesados en saber si lo que cuentas es cierto o no, o si puedes demostrarlo.

Jairo protesta porque no entiende cómo puede ser posible que el abogado del Estado se dedique a defender a los imputados cuando debería ser el primero en exigirles responsabilidades por sus actuaciones. El mundo al revés. “El abogado del Estado intenta rebatir los veintinueve puntos del auto de procesamiento pero en menos de tres semanas resuelve el Tribunal Militar Central archivar el caso. Alega el legítimo ejercicio del mando, pero no hay tiempo material para leer las más de setecientas páginas del expediente en los días laborables con los que cuentan y por ello no responde a cada uno de los veintinueve puntos como deberían ser.”

Cuando llega la hora de imputar al teniente general de la UME todo el mundo mira para otro lado: “al teniente general de la UME solo le puede instruir una causa el Tribunal Supremo y por ello nadie ve indicios de delito en nada de lo que hace. Nadie ve indicios de nada.”

Aunque el procedimiento sigue, Jairo no tiene muchas esperanzas en el desenlace. Será un palo pequeño por aquí, un cubrir apariencia, otra pala de arena por allí, un tapar todo y asunto resuelto. “Ahora se está juzgando, por un delito de deslealtad, a los que recibieron los diplomas falsos y al jefe del curso, aunque debería haberse imputado a mucha mas gente, al menos los que firmaron las actas, por supuesto falsas. Pero el caso lo tapan y lo taparán porque afectaría a demasiadas personas… Llama la atención que se dicten autos sin opción a recurso cuando eso va contra la ley. Es tremendo. Es arbitrario porque en otros casos iguales si dieron opción a recurso… Es claro que lo quieren archivar sí o sí. Necesito que alguien me lo explique pero ni el auto de archivo hay quien lo entienda.”

Después de toda esta batalla, Jairo está derruido como un edificio bombardeado día tras día. “Yo claro, tras todo esto estoy mal porque la presión ha sido tremenda. La persecución inmisericorde. Inhumana. Me bajaron las calificaciones desde un 8,6 sin tener trato directo conmigo. Es obvio que se trata de una persecución y un abuso de autoridad. Es un perjuicio al subordinado porque condiciona mis ascensos, calificaciones y destinos futuros… Soy yo el que se queda en mi casa, el que lucha con mis demonios, el que espera que los condenen pero, sin embargo, lo que ocurre es lo contrario. Que no les pasa nada y que te llegan rumores sobre que eres un desleal y haces un daño tremendo a la institución”. Lo peor de toda esta situación es que no comprende nada de lo que ha sucedido: “¿Cuál es mi delito? ¿Informar de algo que veo y no es correcto?”

Uno de los problemas que ve Jairo –y todos los que somos militares- es que su situación termina por convertirse en una seria advertencia para todos aquellos compañeros militares que duden en denunciar o no. De la misma forma, cuenta entristecido los problemas del teniente y un compañero suyo que le apoyaron: “el problema ahora es quién es capaz de denunciar. Mi teniente jefe de sección fue castigado por apoyarme, se le deniega una vacante y se le asigna esa vacante a alguien que no había estado destinado en la UME… Otro compañero que no sufrió de amnesia y dijo lo que había visto y vivido está destinado fuera de la UME. Quien hace lo que tiene que hacer es expulsado del sistema… En las Fuerzas Armadas existen las figuras de justicieros. A los militares que denuncian se les acusa de desleales por no apoyar los contubernios del mando y se les persiguen. Todo esto lo ven el resto de los militares… A uno de los que testificó a favor le informan negativamente una comisión de servicio al extranjero y le llegaron a decir que estaban muy descontentos con él por su deslealtad al declarar en el juzgado. Pero el mensaje no era para él, era para todos los demás. Ese mensaje cala en todos los demás. Les da igual los 20, 25 o 30 años de servicio que lleves. La sensación que se le queda a la gente es que pueden hacer lo que les de la gana porque yo lo tenía todo demostrado con pruebas. El que dudaba si denunciar ya no tendría ninguna duda y el que nunca ha dudado, ahora duda. Problemas familiares, expulsión del trabajo, pierdes dinero (hasta 700 euros todos los meses), lo pasas mal… Romper la ley del silencio es terrible.”

Jairo denuncia que todos los militares saben lo que sucede y que en las altas esferas también se conoce la situación que existe en las Fuerzas Armadas. “El problema es que todo el mundo ha tenido conocimiento de todos estos casos y nadie los frena. Nadie pone freno a todo esto. Los generales lo saben, la subsecretaria lo sabe, todo el mundo lo sabe. Es terrible, salvo al que no le haya pasado nada y todavía siga creyendo algo”.

Siente impotencia, decepción, rabia. No comprende que sea el que haya perdido esta batalla cuando lo único que ha hecho es denunciar un suceso irregular que debería haberse corregido. No comprende que ya no acuda al trabajo que tanto amaba. “De todos estos no vale ninguno para la vida militar, pero ellos son militares y yo no. Ellos son los que siguen y a mi al que han expulsado. En el momento en el que haya muchos militares implicados todo se tapa. Es muy fácil acabar conmigo pero ahora estoy esperando que alguien me explique qué he hecho mal.”

Jairo sabe que no va a poder olvidar nunca todo lo sucedido. “Tengo secuelas, puedes intentar ser fuerte, esto pasa factura, es terrible ver como son tus jefes tus propios enemigos. Son muchas cosas las que se te pasan por la cabeza. Esto choca frontalmente con lo que me enseñaron con diecisiete años. No es que yo quiera unas Fuerzas Armadas a mi medida, es que ellos me han contado cómo son las Fuerzas Armadas y luego hacen lo contrario. Son ellos los que quiern hacer lo que les da la gana y luego se quejan de que yo soy una mosca cojonera… La de noches que he estado sin dormir, los días que he pasado muy mal. Es terrible la sensación… Ellos son unos delincuentes y yo no”.

Afirma que hay oficiales extraordinarios pero que no actúan por miedo a represalias en la mayoría de ocasiones o por el premio que pueden recibir en el futuro. “Hay oficiales extraordinarios y son la mayoría pero cuando llega el momento de actuar no lo hacen. El miedo a hacer daño a la institución. Muchos de estos oficiales mienten aunque saben que está mal lo que se está haciendo. No hacen nada por miedo. Muchos en privado me dieron la razón pero luego saben que si hacen algo van a ser machacados por el sistema. Consideran deslealtad declarar contra otro oficial. La prueba fue mi teniente, ahora capitán, que sí que fue capaz de declarar pero eso no es lo habitual, es un caso extraordinario y además fue castigado”.

Es incomprensible que un militar imputado siga en el mando. Esto ya ha ocurrido en muchas ocasiones, ya que los altos mandos siguen con sus ascensos aunque estén imputados. Creo que se debería reflexionar al respecto y que si se imputa a un alto mando, se debería detener automáticamente cualquier ascenso o condecoración. “Si el teniente coronel sigue siendo jefe de batallón mientras está imputado por abuso de autoridad, ¿cómo puede seguir siendo teniente coronel jefe de todo un batallón? ¿cómo puede seguir siendo jefe de 600 personas? Si lo hubieran cesado, muchos habrían declarado pero claro, si todos ven que no le cesan, que sigue en el cargo, pues todos allí callados, asustados, deseando que todo termine”.

Jairo, en lo que es una sentencia final, afirma que habría preferido que le pegasen a vivir todo lo que ha vivido: “Ellos han cometido violencia conmigo, porque lo que han hecho conmigo es violencia, habría preferido que me pegasen o que lo hubieran intentado, pero son unos cobardes. El que te peguen pasa, pero lo que me han hecho es para toda mi vida. Han intentado destrozarme la vida”.

]]>
Luis Gonzalo Segura 2014-10-24 08:00:33
Cabeza de ratón - Asaltar la tierra http://blogs.publico.es/moncho-alpuente/2014/10/24/asaltar-la-tierra/ A caballo de la valla infame de Melilla, setenta inmigrantes subsaharianos se asoman a la tierra prometida. La vista desde lo alto de la malla responde a sus mejores expectativas y cumple sus promesas. A sus pies se extiende una verde pradera bordeada de esbeltas palmeras. En el centro del edén una pareja, versión actualizada de Adán y Eva, dos rostros pálidos, aunque bronceados por ese sol de injusticia que acaricia a los privilegiados y castiga a los parias y a los desposeídos. Dos blancos perfectos que golpean una pelotita con un palo, actividad improductiva y extraña que parece fascinarles y que necesita para su práctica grandes superficies de inmaculado césped para goces de unos pocos. Trece horas encaramados a pocos metros de un paraíso imposible. Dicen las crónicas que, después de escuchar las sensatas advertencias de los guardias beneméritos, los 70 escaladores decidieron bajar a la tierra y perder de vista el perverso espejismo que les había deslumbrado por unos instantes y quizás les anime a probar otra vez en el futuro, a emprender una nueva y desesperada aventura.

Mientras, en el Parlamento español debatían sus señorías sobre la legalidad de las devoluciones en caliente de inmigrantes recién salidos del horno que reingresarán en el infierno con menos miramientos que hasta ahora. Los asaltos a la valla son cada vez más violentos, denuncian las autoridades con aire presuntamente contrito. Emparedados entre gendarmes de dos países, con un pie en cada mundo, donnadies en tierra de nadie, más amenazados que amenazadores, los salteadores han creado nuevas herramientas para escalar las vallas “antitrepa”, pero aún no han desarrollado ninguna que les permita acceder a las verdes praderas y a los campos de golf aunque sea como caddies para llevar los palos y las pelotitas de los jugadores de élite, no de la élite deportiva sino de la élite económica.

Par devolver calientes y en caliente a los intrusos, sin vulnerar flagrantemente la legalidad que ellos mismos han creado, los parlamentarios populares y furibundamente antipopulistas han recurrido a una burda triquiñuela abusando de su impunidad, una enmienda a su propia ley, zafia artimaña que denuncian las ONG como Amnistía Internacional y certifican prestigiosos y abochornados juristas. No se trata de asaltar los cielos sino de asaltar la tierra y entregársela a sus legítimos propietarios, que somos todos, o casi todos si descontamos a los usurpadores que mantienen la posición contraria en defensa de sus espurios intereses; la tierra es suya porque la registraron a su nombre y en nombre de compañías, empresas, bancos, sectas y cofradías. El obispado de Córdoba, por ejemplo, después de la exitosa privatización de la Mezquita, trata de registrar a nombre de la Iglesia algunas plazas de la ciudad que atienden a piadosas denominaciones. Malos tiempos para los pobres, herederos a perpetuidad de esa Tierra que algún día, cada día más lejano, recibirán su legado, según las hueras profecías evangélicas. Bienaventurados los pobres de espíritu porque ellos heredarán la Tierra. ¿Cuándo? Eso está por ver, quizás cuando toda la Tierra sea tierra quemada, asolada, improductiva y saqueada. Cuando no quede nada por explotar, la valla de Melilla se habrá vendido como chatarra o tal vez instalada en los Pirineos. Pero esto no será un triunfo de los invasores sino la confirmación del abandono, de la retirada estratégica. Buen momento para los fabricantes de vallas y de mallas, habrá demanda para proteger las reservas turísticas, las playas exclusivas, los parques nacionales y los monumentos históricos que volverán a estar en recintos amurallados. Tal vez no sea necesario derribar la valla que protege el campo de golf de Melilla. Sean inmigrantes ilegales, o residentes legales, nativos o importados, siempre habrá intrusos si es que queda alguien al otro lado.

]]>
Opinión 2014-10-24 07:01:12
Dominio Público - Pornografía, espermatozoides borbónicos y mercado libre http://blogs.publico.es/dominiopublico/11451/pornografia-espermatozoides-borbonicos-y-mercado-libre/ Daniel Raventós
Profesor de la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Barcelona, miembro del Comité de Redacción de sinpermiso, presidente de la Red Renta Básica y miembro del comité científico de ATTAC. Su último libro es ¿Qué es la Renta Básica? Preguntas (y respuestas) más frecuentes (El Viejo Topo, 2012)

¿La pornografía es el único mercado libre? Puede parecer una pequeña provocación. Incluso una simplificación. Pero no creo que demasiado.

Empecemos por lo principal. Todo nació en una investigación para la que debía leer distintos materiales sobre la imposición fiscal a los más ricos. Los ricos ¿deben pagar más impuestos que los que pagan ahora? Todo un ejército de académicos, periodistas e intelectuales (vamos a ser condescendientes) está dedicado, en general no de forma económicamente desinteresada (y puede ser desinteresada: siempre hay tipos psicológicamente esclavo-dependientes), a demostrar que subir los impuestos a los ricos es: o bien moralmente malo, o bien económicamente ineficiente, o bien socialmente producto de la envidia, o bien cualquier otra memez que se le ocurra al siervo que en aquel momento esté redactando.

El argumento, con ciertas variantes, acostumbra a seguir este recorrido. Hay algunas personas que por su iniciativa, o por su ingenio, o por su creatividad, o por su aportación innovadora… hacen grandes aportaciones a la sociedad. Aportaciones que cambian la vida de muchas personas, que facilitan la existencia de productos que mejoran la sociedad. Estas personas, precisamente por sus innovaciones, aportaciones o lo que sea, deben cobrar sumas alejadas de la media.

Es justo, es razonable, corresponde a su mérito, continúa la argumentación. Los mercados (aunque algunos llegan hasta el absurdo de simplificar en singular con “el mercado”) deben ser libres, interferirlos es sinónimo de ineficiencias, distorsiones, costos excesivos… Parece ridículo que una patochada así haya dado tanto dinero a algunos autores, premios Nobel a otros, cátedras aún a otros más y seguidismo servil periodístico permanente.

¿Existen los mercados libres? Quizás el mercado de la pornografía algo se parece a un mercado libre. Para constatar por qué antes es preciso explicar algo más.

El mercado, los mercados, es creación de los estados. Todo mercado es una compilación de leyes, normas, regulaciones sobre lo que se puede y no se puede hacer. Estas leyes, normas y regulaciones las hacen los parlamentos, el personal funcionario las aplica y las autoridades del Estado las protegen por medio de los juzgados, la policía y las cárceles. Estos parlamentos, dependiendo de la situación histórica en la que aprueban las leyes, pueden legislar a favor de los más ricos, a favor de los más pobres, a favor de los del medio…

La lucha de clases marca el paso. Los juzgados, la policía y el sistema carcelario aplica lo que se les dice. Hacen cumplir, cada uno en su cometido específico, las leyes y normas que en aquel momento están vigentes. En pocas palabras: los mercados están configurados por intervenciones constantes de los gobiernos. Siempre, absolutamente siempre. A favor de unos o a favor de otros. Jamás a favor de todos.

¿Y la pornografía qué pinta en todo eso? Será fácil entenderlo si nos preguntamos: ¿Alguien conoce a las grandes estrellas masculinas o femeninas de la pornografía? ¿Alguien conoce a las grandes estrellas de la cinematografía? En grandes números: no en el primer caso, sí en el segundo.  Más cerca del núcleo del problema: ¿cobran parecidamente las estrellas de la pornografía que las cinematográficas no pornográficas? ¿Por qué cobran mucho más Meryl Streep, Jeff Bridges, Glenn Close o Anne Hathaway que Lisa Ann, Sandra Romais o James Deen? ¿El motivo es que el primer grupo realiza mejor su trabajo que el segundo? Difícil sería demostrarlo. No, es algo mucho más sencillo. Es gracias a la intervención diferente del Estado en sus respectivos mercados.

En el caso del primer grupo, las legislaciones sobre los derechos de propiedad les permite percibir unos derechos de autor por sus trabajos en el mundo del cine convencional. Las películas en las que intervienen Meryl Streep, Jeff Bridges, Glenn Close o Anne Hathaway no pueden copiarse y distribuirse libremente (y si se hiciera, esta gente no cobraría demasiados euros o dólares). Estaríamos en un mercado bastante libre, pero entonces nadie querría pagar a estas estrellas demasiado dinero. En ningún caso nada parecido a lo que obtienen ahora.

¿Las estrellas de la pornografía no tienen talento, no son altamente eficientes en su trabajo? Afirmar que son incompetentes exige demostración. En todo caso, parece razonable pensar que algunos actores o actrices serán mediocres, otros notables y aún otros excelentes. Pero estas estrellas no están tan protegidas en sus derechos de propiedad en su respectivo mercado. Y no lo están porque los productores de pornografía, a diferencia de los otros productores de cine, tienen menos posibilidades de ganar las acciones legales que podrían emprender contra la piratería. No es importante ahora en la argumentación el porqué.

El hecho es que no emprenden acciones legales, a diferencia de los productores de cine digamos no pornográfico. El producto de su trabajo corre de forma descontrolada por internet. Son constantemente pirateadas las películas pornográficas. Como consecuencia, las casi desconocidas estrellas pornográficas cobran muchísimo menos que las estrellas del cine no pornográfico.

Un cierto símil podría servir. El que fue rey de España, Juan Carlos I, ¿alguien podría pensar que lo fue por sus méritos? Un Borbón altamente cotizado como vividor, enriquecido de forma oscura, con gasto del presupuesto público en su Casa Real completamente ocultado a las Cortes, que mató en 2004 uno de los últimos bisontes que aún vivían en Europa, un oso en los Cárpatos en el mismo año, después otro en Rusia, previamente emborrachado con vodka, y en el 2012, un elefante, gran seguidor de las corridas de toros sea por españolidad o por imposibilidad cognitiva de otra cosa… ¿Alguien piensa que mucha gente apostaría por dejar a un tipo así a la cabeza de un Estado si no fuera por unas leyes, heredadas como muchos saben y pocos recuerdan del franquismo, que regulan lo que en el Reino de España es el jefe de Estado?  Y, se da por sabido, lo de su hijo sigue el mismo razonamiento. Es cuestión de espermatozoides, no de mérito. Espermatozoides impuestos por ley.

No se trata de talento, no se trata de mérito, no se trata de trabajo. Claro que hay quien tiene algún mérito y hace alguna aportación que merece alguna compensación. Sin duda, que nadie se confunda. Pero, pongamos por caso, que John Paulson tenga una remuneración equivalente a 80.000 enfermeras de su país, EEUU, ¿es producto del mérito? No, es producto, entre otras cosas, de una regulación determinada de los mercados. En su caso, del mercado financiero. No hubiera podido arramblar con tanto dinero con otra regulación distinta del mercado financiero, hace pongamos dos o tres décadas.

Actualmente la regulación de este mercado financiero la dicta con pocos matices la gran banca. En otros mercados, las grandes transnacionales dictan a los estados el paso al que han de desfilar. Esto quiere decir simplemente que la regulación de los mercados está diseñada de forma que beneficie a la gran banca y a las grandes transnacionales. Y sus propietarios y gestores arramblar dinero a espuertas. Que sea así ahora no quiere decir que haya sido así exactamente en toda fecha y lugar, pero eso es cosa, una vez más, de la lucha de clases.

Y ahora todo es favorable a los que están en el decil de riqueza más elevado. Quizás en el futuro no será así. De momento, la pornografía, tengamos la opinión que tengamos sobre esta actividad, es un ejemplo de un mercado (casi) libre. Los mercados financieros, un ejemplo de mercado intervenido. Como diría un economista ya veterano, Dean Beaker, la pregunta pertinente, como cualquiera ha adivinado es: ¿en beneficio de quién?

]]>
Opinión 2014-10-24 07:00:43
Punto de Fisión - El PP en chino http://blogs.publico.es/davidtorres/2014/10/24/el-pp-en-chino/ Nada más regresar Mariano de su gira asiática, empiezan a notarse los efectos de su paso por el lejano oriente: el partido comunista chino ha convocado a su órgano anticorrupción para decidir la expulsión del ex ministro de Seguridad, Zhou Yongkang. Los comunistas chinos, siguiendo el tranquilo estilo genovés, ya han estado meses pensando si lo expulsan o no, un poco como aquí con Rato, que llevan unas semanas jugándoselo a los chinos. Desde esta perspectiva se entiende mucho mejor la célebre sentencia de Cospedal, “dentro del ámbito de la rapidez”, que ahora suena a pura sabiduría oriental, a esos papelitos que aparecen dentro de las galletitas de la suerte: “No te aplesules, pequeño saltamontes, Lato se ilá cuando se tenga que il”.

Las ondas del malemoto, perdón, del maremoto mariano han atravesado el continente y han llegado hasta Japón, donde se ha descubierto que el nuevo ministro de Economía, Yoichi Miyazawa, había facturado gastos de representación en un club masoquista de Hiroshima. Se ignora si en la hoja de gastos también consta un apartado dedicado a peluquería a las dos de la mañana o si los japoneses prefieren detallarlo todo con pelos y señales. Por mucho menos que esto, un ministro nipón de la vieja escuela te montaba un harakiri con las tripas fuera, pero la influencia mariana también se deja entrever en la tibia excusa de Mizayawa, que asegura que el importe incluido en la factura se debe a un error. Aun así, hay que reconocer que lo de abrir un club masoquista en Hiroshima es todo un hallazgo.

Entre sobresueldos, imputaciones y sentencias, a la vieja guardia de Aznar se le está poniendo una cara de chino que parece el elenco de una película de Bruce Lee. Hay fotos de grupo de aquel mítico gobierno de 2002, el dream-team del Prestige, decorando las paredes de las más selectas academias de artes marciales. Los karatekas preferían a Trillo, que atacaba de frente, mientras los judokas eran más de Cañete, que aprovechaba el peso del adversario. Aunque ninguno tenía la elasticidad de Piqué, capaz de partirse las rodillas a cabezazos, únicamente igualado por el maestro de pilates, Pujalte, defensor a muerte de la honradez de Fabra, Acebes, Matas y Rato. Pujalte era como aquel francotirador bizco que aseguraba “Yo donde pongo el ojo, pongo la bala” y sus propias tropas corrían despavoridas a esconderse cuerpo a tierra.

De aquel grupo salvaje que orbitaba alrededor de Jose Mari y de Mariano, pasado y presente de la escuela kamikaze, hoy casi no queda ni uno libre de sospecha. Unos están en la cárcel, como Matas o Bárcenas; otros, esperando a entrar, como Fabra; y otros, como Rato, aguardando su turno dentro del ámbito de la rapidez. Sin embargo, nadie puede entender el supremo esfuerzo que le supone a Mariano, un gran maestro samurái que ganó varias oposiciones a puro golpe de memoria, irlos olvidando uno por uno. “Esa persona de la que usted me habla” –una construcción sintáctica que también suena a chino cien por cien– al final va ser una muchedumbre.

]]>
David Torres 2014-10-24 06:07:10
Solución Salina - Los niños de los abrazos rotos http://blogs.publico.es/henrique-marino/2014/10/24/avite-talidomida-sentencia/ tony melendez

 

El niño de la foto se llama Tony Meléndez y esta noche ofrecerá un concierto en Toronto en beneficio de los inmigrantes mexicanos que trabajan en las húmedas tierras de Holland Marsh. Tony nació en Nicaragua, pero su padre decidió trasladarse con su familia a Estados Unidos para brindarle el mejor futuro posible a aquel bebé que había nacido sin brazos. También le regaló una guitarra, que aprendió a tocar con los pies después horas y horas de tediosos ensayos. Ella sigue teniendo sólo cuatro cuerdas, pero él ya ha cumplido 52 años.

La madre de Tony tomó talidomida tras quedarse embarazada. Un fármaco recetado a finales de los cincuenta, bajo distintas marcas comerciales, para evitar las náuseas durante la gestación. Miles de madres tuvieron a miles de Tonys, hasta que dos médicos de la Clínica Universitaria de Pediatría de Hamburgo descubrieron que la causa de las malformaciones de las criaturas era un medicamento fabricado por los laboratorios Grünenthal. El radiólogo infantil Claus Knapp recuerda en esta entrevista cómo la farmacéutica alemana “evitó el juicio en su país, pagó a los afectados y nunca reconoció la culpa”.

Avite, la asociación que representa a los afectados en España, logró sentar en el banquillo al fabricante, que fue condenado el año pasado a indemnizar a las víctimas. Una sentencia histórica, pues era la primera vez que un juez le atribuía la responsabilidad, cercenada por el fallo de la Audiencia Provincial de Madrid, que esta semana ha revocado el fallo por considerar que el caso había prescrito. “Una triquiñuela legal que vuelve a ponernos prácticamente a la cola del mundo entero”, ha criticado Rafael Basterrechea, vicepresidente de la entidad, que en un comunicado advierte: “No vamos a dejar de luchar, por mucho que nos quieran cortar, más aún, nuestros brazos y nuestras piernas”.

Cabe recurso ante el Tribunal Supremo, el único modo de recomponer los abrazos rotos, un desgarro colectivo que más de cinco décadas después todavía no ha cicatrizado.

______________________________________________________________________

Estoy en Twitter y Facebook

]]>
Opinión 2014-10-24 05:14:04
Aquí no se fía - ¿Juan Rosell, el Breve? http://blogs.publico.es/aqui-no-se-fia/2014/10/24/juan-rosell-el-breve/ Juan Rosell corre serio riesgo de convertirse en el primer presidente de la CEOE que no supera una reelección, aunque cabe dentro de lo posible que no la supere porque sencillamente no se presente. A menos de dos meses de la cita con las urnas, prevista para el 17 de diciembre, todavía no ha comunicado cuáles son sus intenciones, si bien es cierto que tiene hasta una semana antes para hacerlo.

Sabe Rosell que no concita ni de lejos las adhesiones que otros presidentes de la CEOE disfrutaron. Como Carlos Ferrer Salat, el fundador, que dejó el cargo cuando quiso. O José María Cuevas, que consiguió mantenerse en él la friolera de veintitrés años. Incluso el tristemente célebre Gerardo Díaz Ferrán consiguió el respaldo unánime para un segundo mandato, que sólo sus problemas judiciales le impidieron agotar.

Rosell, en cambio, tienen enfrente a poderosas organizaciones de CEOE que no están satisfechas con su gestión y que le reprochan que haya perdido algunas batallas importantes. Por ejemplo, la apertura a nuevos competidores de los cursos de formación subvencionados, la negativa del Gobierno a entregar el control de las altas laborales a las mutuas de trabajo y el impulso que han recibido durante esta legislatura las cámaras de comercio –rivales históricas de la patronal– tras el duro golpe que supuso para ellas la supresión de las cuotas obligatorias.

El descontento con Rosell tiene que ver también con la forma en que viene desempeñando el cargo. Sus detractores le acusan de no informar suficientemente a los órganos de gobierno de la CEOE o de hacerlo a toro pasado, cuando ya no hay posibilidad de rectificar las decisiones sin grave escándalo. Y de haber echado en saco roto muchas de las reformas que anunció.

No todas las aspiraciones insatisfechas de CEOE son de la exclusiva responsabilidad de Rosell y sus compañeros no pueden ignorar las fuertes resistencias interna que han encontrado algunos cambios propuestos durante los últimos cuatro años. Pero el hecho cierto es que se ha formado un sólido bloque de oposición que está dispuesto a complicarle las cosas.

Ese bloque cuenta ya con un candidato alternativo, Antonio Garamendi, número dos de Cepyme y tesorero de Confemetal, al que también apoyan sectoriales como la de la construcción y territoriales como Andalucía o el País Vasco. Según dicen sus valedores, la mitad de los dirigentes de la CEOE con derecho a voto ya se lo han ofrecido a Garamendi. Y, aunque habrá que ver si las promesas se cumplen el día de las elecciones, eso coloca el listón muy alto para Rosell.

Seguramente por ello, el actual presidente sigue sin desvelar sus cartas, a pesar de que había expresado su intención de hacerlo después de las vacaciones de verano.

En el caso de que opte a la renovación, sería la segunda vez que se celebran elecciones competitivas a la presidencia de la CEOE en sus treinta y siete años de historia. Ni Ferrer Salat, ni Cuevas, ni Díaz Ferrán tuvieron que vérselas nunca con adversarios. Rosell sí debió ganarse el puesto en 2010, aunque no le costó demasiado imponerse a Santiago Herrero, líder de la patronal andaluza, al que dobló en votos.

Ahora, sin embargo, no parece que lo vaya a tener tan fácil.
.
.
Puedes seguirme en Twitter: @vicente_clavero

  • ]]> Vicente Clavero 2014-10-24 00:29:38 Tremending Topic - “Aznar tatuándose los planos de Soto del Real para rescatar a la vieja guardia del PP: PPrison Break” http://blogs.publico.es/tremending-topic/2014/10/23/aznar-tatuandose-los-planos-de-soto-del-real-para-rescatar-a-la-vieja-guardia-del-pp-pprison-break/ Por Christian González

    Nos felicitábamos ayer por tener un día sin imputaciones

     

    Y claro, otro día más ya era mucho. Lo de las imputaciones es como la lotería, que cada día toca

     

    El premiado de hoy es uno de los hijos del clan Pujol. Oleguer Pujol.

     

    Parece ser que tenía algún chanchullo por ahí

     

    Semanas después de estallar el caso, hoy han registrado su casa. Así por sorpresa. Para pillarle con las manos en la masa.

     

    Ha trascendido que el menor de los Pujol tenía discos duros que podían ser destruidos a distancia vía móvil. ¿Qué clase de mafioso tiene esas cosas?

     

    Y no nos olvidemos de la que tienen en el PP, porque las noticias salen un día y al siguiente nos olvidamos pero es que esta es de recordar:  El 75% del Gobierno Aznar está imputado, cobró sobresueldos o duerme en prisión. Con tanto imputado, en la calle Génova se puede organizar el casting de una nueva serie: PPrison Break

     

    Los medios internacionales, claro, dando cuenta de toda nuestra corrupción. Es la marca España que tanto le gusta a Rajoy. Paella, sangría, fútbol, toros y corrupción: Spain is Different.

     

    Tan español es, que incluso nuestras musas de la farándula se apuntan

     

    LO ESTÁS VIENDO LO ESTÁS RIENDO (LOS TUITS ABSURDOS DEL DÍA)

    ]]>
    Opinión 2014-10-23 20:35:25
    Sombreros de colores - “Puedo dimitir” Sra Mato, “Puedo dimitir” Sr Rodríguez #ébola http://blogs.publico.es/joan-carles-march-cerda/2014/10/23/puedo-dimitir-sra-mato-puedo-dimitir-sr-rodriguez-ebola/ Puedo dimitir“. No es necesario ni que el Presidente (el que dice Iñaki Gabilondo que no tenemos) cese a la Ministra de Sanidad, ni que el Presidente de la Comunidad de Madrid cese al Consejero del ramo. Pueden dimitir solitos. No es necesario que lo pida el marido de Teresa Romero (Tenga usted pundonor y DIMITA), su hermano, su amiga y portavoz familiar, la Marea Blanca, los sindicatos o los partidos de la oposición. Y ahora que ya sabemos que Teresa Romero está bien, más fuerte hay que decir, Sra Mato y Sr Rodríguez, dimitan, tal como pidió la MAREA BLANCA hace unos días.

    foto ministrarodríguez

     

    Les planteamos un reto. pónganse delante del espejo y díganlo fuerte: “PUEDO DIMITIR. No es necesario que me cesen. PUEDO DIMITIR“. Y además que “la sanidad pública sea de verdad pública, sea buena y esté bien gestionada“, ya que las intervenciones de los dos dirigentes nos ha creado una crisis de credibilidad de la Salud Pública (incluida la madrileña), que como explica Javier SeguraAl escuchar a los comparecientes en la rueda de prensa del día 6 de octubre, muchos de los salubristas que hemos trabajado en anteriores alertas, tuvimos una sensación de deja vu y frustración. A pesar de la importante competencia y preparación de los recursos de Salud Pública y Epidemiología de nuestra región, y de los esfuerzos desplegados, el resultado de la gestión de esta crisis es que se ha incrementado la desconfianza en las autoridades sanitarias. Aún más si cabe. Y no solo por insuficiente pericia en la comunicación en situaciones de alertas, sino por la inadecuada información aportada y las dudas sobre las decisiones tomadas. En un Master me enseñaron que el marketing da mal resultado, no solo cuando se manejan mal las técnicas de comunicación, sino cuando es mala la calidad del producto”.

     

    dimitir

    Así hemos leído:

    1. El Colegio de Enfermeros denuncia que la gestión del ébola vulneró varias leyes: El Consejo General de Enfermería ha presentado este martes un informe sobre las actuaciones realizadas en la atención de pacientes con ébola en España, en el que han concluido que los protocolos, la formación y el entrenamiento de los profesionales han sido “insuficientes” y se han vulnerado varias leyes. El informe de los enfermeros  constata que tanto en la atención de los misioneros como tras el posterior contagio de Romero se ha vulnerado la normativa vigente en materia de prevención de riesgos laborales, riesgos biológicos y bioseguridad, así como la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias, al tiempo que se ha constatado que tanto la formación como los recursos materiales empleados “han sido claramente insuficientes”.
    2. El marido de Teresa Romero denunciará en los tribunales la gestión del ébola: “Demostraré ante los tribunales la gran chapuza que ha sido la gestión del ébola”
    3. Javier Padilla en su Médico Crítico decía: “LA GENTE” NO CUMPLE LOS PROTOCOLOS Y ESO NO SÓLO ES CULPA DE “LA GENTE”. Un protocolo tiene que ser coherente con las exigencias del reto que se plantea y tiene que conseguirse que la gente lo siga. Habitualmente los protocolos en materia de control de infecciones no fallan por problemas en la identificación de la fuente o vía de contagio, sino porque la adherencia de los profesionales suele ser baja (en gran parte porque no tienen los conocimientos, los medios o la adecuación de las infraestructuras para ello).
    4. José Manuel Parra, profesional que atendió a la paciente Teresa Romero, lo explicaba en un tweet con la imagen que acompaña este texto, diciendo a ABC: Estáis mintiendo:ebola
    5. Y a eso le añadimos las comparaciones con la gestión de la crisis del ëbola en Estados Unidos: España y EE UU: dos países, dos contagios de ébola y muchas diferencias en su gestión. 
      Mientras Estados Unidos ofrece constantes ruedas de prensa sobre el asunto, en España la información ha tenido varios portavoces y el principio fue escasa. Rajoy tardó cuatro días en dejarse ver en relación al ébola, mientras que la Casa Blanca difundió una foto de Obama tratando el asunto el mismo día del contagio. La mascota de la paciente española fue sacrificada, pero la de Estados Unidos está aislada y el Ayuntamiento de Dallas ha prometido cuidarla.
    6. O los análisis sobre la comunicación: La crisis sanitaria del ébola “se ha agravado por la mala gestión de la comunicación”. El Gobierno ha cometido muchos fallos en la gestión y comunicación de esta crisis, pero también los medios de comunicación han tenido un papel protagonista en este circo mediático. “Parece que no aprendemos, siempre volvemos a caer en los mismos errores” comunicativos cuando estalla una crisis sanitaria. Incluso hay opiniones de que “no es que no aprendamos, es que vamos a peor”. Muy interesante es el seguimiento hecho en artículos y tweets que podemos leer en este enlace. Y nosotros también escribimos en Ideal y en Diario Médico

     

    Vayamos por partes:

    1. La intervención, en la rueda de prensa tras el primer caso de ébola fuera de África, de la Sra Mato fue un tratado de no preparación, de falta de  empatía, de poca claridad y de mucha confusión.
    2. El consejero de Sanidad de Madrid, Javier Rodríguez, hizo las veces de catalizador de la confusión, la indignación y el temor que siente una parte del personal hospitalario tras el contagio de la auxiliar Teresa Romero. Rodríguez, que ya había acusado sin pruebas a Romero de mentir sobre su estado, volvió a relativizar su evolución -«no estaría tan mal si fue a la peluquería»- y, a su vez, a ridiculizar el accidente por el que, supuestamente, se contagió – «para ponerse un traje no hace falta un máster»-. De todas formas, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez ya lo dijo  “Si tuviera que dimitir, dimitiría; soy médico y tengo la vida resuelta”, en una entrevista esta mañana en la Cadena Ser. “Yo llegué a la política comido. No le tengo apego al cargo”.

    dimisión

    Un poco de HUMILDAD y un poco menos de EGO y verán los dos políticos que gobierna la sanidad en el Ministerio y en la Comunidad de Madrid, que nos pueden dejar sólos para resolver el problema de ébola. Y más desde que las cosas han empezado a hacerse bien con el comité científico , con los portavoces técnicos, con el planteamiento de la formación a profesionales, con la “curación” de Teresa Romero, …

     

     

     

     

     

    ]]>
    Joan Carles March Cerdà 2014-10-23 14:56:05
    Puntadas sin hilo - España, imputada http://blogs.publico.es/arturo-gonzalez/2014/10/23/espana-imputada/ Ruz y Alaya tienen imputada a media España. Y la otra media está en lista de espera. Aquí no se salva nadie. Hemos pasado de la presunción de inocencia a la presunción de culpabilidad, importante retroceso en el avance de la Humanidad. Ya vivimos en la cultura de la sospecha. Y eso sin contar las ‘irregularidades legales’, los abusos conocidos, las prebendas permitidas, las rentas políticas vitalicias, los cargos y sueldos a dedo y capricho. Con todo ello se podría llenar una enciclopedia voluminosa. Se podría decir que el que no está imputado no es nadie, al igual que el que no sale en televisión. La imputación como prestigio social y de riqueza. El engaño como uso y costumbre. El que no está imputado es porque es pobre o va por otra vía de imputación.

    España ocupa, de menos a más, el puesto 40 en el índice de corrupción sobre 177 países. O sea que ¡cómo estarán los 137bpaíses que la superan! Pero entre los países avanzados y en especial los europeos, España ocupa lugar preferente. Y es pionera en la tardanza de sus esclarecimientos políticos y judiciales. A las siete de la maña no va el lechero a tu casa, va la policía.

    Esto, claro es, conduce a la desmoralización del país y a la risa que produce cuando nos hablan de regeneración democrática. La regeneración comienza, por lo visto, por la exculpación y defensa de los implicados e tu organización o partido. Nadie, nadie, cree en España en esa regeneración. El cargo público sigue siendo un apestado. Quitan a un imputado y ponen a otro. Ya no vale el argumento de que en su mayoría son honrados. Está por ver, es la respuesta. Ni un solo partido, a ningún nivel, está libre de la plaga. Ahora van por oleadas, por ristras, en tacadas. Todos huyendo de las cámaras y las muñecas esposadas y cubiertas con la chaqueta para el disimule. Es tremendo que la corrupción sea el segundo problema que más preocupa a los españoles, tras, lógicamente, el paro. Las noticias de las citaciones y detenciones se han convertido en un divertimento de periódicos y televisiones. Pero es terrible que los españoles piensen que son muchos más, muchísimos más, los que deberían estar que los que están.

    Deberían construirse cárceles especiales para corruptos y reunirlos a todos como en un gran lazareto de la culpa y la vergüenza y tratarlos de esta enfermedad infecciosa, y que les impidiesen salir hasta que hubieran devuelto el último céntimo, sin doctrinas redentoras ni normas legales de equidad y benevolencia. Solo así se podría desimputar España. Pero apenas habrá reclusos. Hasta en eso es corrupto el sistema.

    _____________________

    Gota PARO: Las 151.000 personas que encontraron trabajo este verano, ¿seguirán teniéndolo actualmente?

    ___________________

    Gota QUINO: Gloria al dibujante argentino, creador de Mafalda, que hoy recibe en Oviedo el premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades. Justísimo, pero ¿cuándo se lo darán a El Roto?

    _______________________

    Gota VOTACIONES PODEMOS: ¿Algo nuevo, todo igual?

    ______________________

    Gota REGENERACIÓN: Ha vuelto como Director General de RTVE, y con el solo apoyo del PP tras cuatro votaciones, el que ya lo fuera cuando los atentados del 11-M, con la magnífica, neutral y objetiva información que todos recordamos.

    ]]>
    Arturo González 2014-10-23 11:14:05
    Strambotic - “El déficit de atención no existe. Es una enfermedad inventada por las farmacéuticas para vender anfetaminas” http://blogs.publico.es/strambotic/2014/10/hiperactivismo/ Hiperactividad-o-déficit-de-atención_opt

    Imagen: Pretty Foto.

    El artículo estrambótico Diez enfermedades inventadas, gentileza de las farmacéuticas recibió numerosos comentarios, muchos a favor y otros muchos fieramente en contra de lo que allí contábamos. Concretamente, el grueso de los comentaristas se lanzó a la yugular del autor (el que suscribe) por culpa al déficit de atención o TDAH, una enfermedad presuntamente pergeñada por los laboratorios para vender anfetaminas a cascoporro a los chavales.

    Tal fue el aluvión de críticas, que estuvimos a punto de rectificar y corregir lo de “inventada” por “sobrediagnosticada”, tras leer esta entrevista con Allen Frances. Sucede, sin embargo, que nosotros, como Esperanza Aguirre (que prestaba su rostro al artículo de la controversia), somos poco de rectificar, preferimos avisar al Séptimo de Caballería: entrevistamos al psiquiatra Marino Pérez, que en su último libro ‘Volviendo a la normalidad’ desmonta el trampantojo médico-farmacéutico en torno al TDAH.

    Nos han criticado con bastante virulencia por catalogar el déficit de atención como enfermedad inventada, al mismo nive que la “cara de bicicleta” o el trastorno por atracón. ¿Existe tal cosa como el TDAH?

    No se puede considerar ni un diagnóstico clínico, ni una enfermedad. Otra cosa distinta es que sea una etiqueta que describe unos cuantos comportamientos problemáticos en los niños. Pero son eso: problemas, no enfermedades.

    ¿Quién diseña y concibe estas enfermedades?

    En nuestro anterior libro ‘La invención de los trastornos psicológicos’ demostrábamos cómo ciertos problemas de la vida los han convertido en diagnósticos formales con el propósito de comercializar una medicación. No se están definiendo entidades clínicas, sino problemas cotidianos, y en el caso del TDAH, muy propio de los niños como la ¿, el nerviosismo, los cambios de humor.

    ¿Son los niños los que fallan o es nuestro modo de vida el que les hace unos inadaptados?

    Sin duda alguna. Esta problemática tiene que ver con el funcionamiento de nuestra sociedad. Los padres tienen menos tiempo y menos espacio físico de esparcimiento, menos ocasión de educar. Por otra parte, es una sociedad que nos estimula constantemente a que estemos entretenidos y a que nuestros actos tengan un resultado inmediato. Hay unas condiciones de vida social que propicia una serie de problemas que la propia sociedad no tolera.

    Nosotros [el libro está escrito a seis manos, con Héctor González y Fernando García de Vinuesa] negamos que sean enfermedades. En este caso el remedio que se busca no sólo es desproporcionado sino nocivo a largo plazo. Como suele decirse, el remedio es peor que la enfermedad.

    Porque el remedio se llama “anfetaminas”. ¿No resulta paradójico que un estimulante se utilice para apaciguar a un niño hiperactivo?

    Los preparados más frecuentes son efectivamente anfetaminas, pero lo que hacen es facilitar una concentración para determinadas tareas, pero consigue el mismo efecto que busque alguien que tome café para concentrarse o el que tiene tomar un Red Bull para conducir. En el caso de los niños, esa tranquilización que los padres celebran lo que está haciendo es desinteresar al niño por otras cosas, quitándole la curiosidad de los niños. Esa concentración es en realidad un dopaje.

    josefernnaoortega_16457_1

    Cuando el TDAH se te va de las manos. Imagen: Noticias de Alava.

    O sea, que la medicación no “cura” nada.

    Los padres deben saber que la medicación no es un tratamiento que esté corrigiendo desequilibrios químicos que estuvieran en la base de estos “síntomas” sino que el efecto ventajoso que está ofreciendo es más un dopaje que un tratamiento: administración de fármacos o sustancias estimulantes que aumentan el rendimiento artificialmente, en este caso el de tareas escolares. Se trata del mismo efecto de las anfetaminas que siempre han tomado los estudiantes en épocas de examen. De ninguna manera corrige causas y a largo plazo puede incluso tener consecuencias indeseadas.

    Hace ya dos décadas que se diagnostica el TDAH. ¿Se conoce alguno de estos efectos a largo plazo?

    En la versión oficial, se entiende que el TDAH es una enfermedad crónica, de modo que para seguir en la vida adulta se necesita medicación para evitar problemas de conducción, matrimoniales o laborales. La moda que se está implantando progresivamente es el TDAH adulto.

    Los pocos estudios que hay acerca de los efectos a largo plazo, se ha encontrado que a los 6 años  tenían un rendimiento escolar peor que aquellos que fueron diagnosticados con TDAH pero no tomaron medicación. También encontró problemas cardiovasculares, lo que no es sorprendente, habida cuenta de que este tipo de pastillas producen un aumento de la presión sanguínea y un ritmo cardíaco acelerado.

    Hay colegas suyos de profesión que creen que los diagnósticos de TDAH deberían aumentar en España, donde sólo se diagnostica al 1% de los niños, cuando este porcentaje “debería ser” del 5%. ¿Quedan demasiadas anfetaminas por vender?

    Es una estimación estadística que se da entre el 5 y el 7%, aunque el 20%, aunque los test para el TDAH adulto, cualquier persona que se le olviden cosas, que no termine los proyectos a tiempo, entraría fácilmente en la categoría de TDAH. Creo que este tipo de estadísticas son muy interesadas: tratan de convertir a buena parte de la población en pacientes. España es uno de los países, junto con EEUU, en los que es más común el diagnóstico, mientras en Francia no tiene este prevalencia, una prueba de que la distribución de la supuesta dolencia no es homogénea. En Quebec en 1997 dieron cobertura legal al TDAH y después de 14 años se encontró que el diagnóstico aumentó mucho más que en el resto de Canadá.

    ¿Cuál es la situación en España?

    En España l TDAH está incluido en la LOMCE como una necesidad especial, así que es previsible que el diagnóstico aumente de una forma exponencial en el futuro. Si alguna Comunidad Autónoma no lo incluyera, probablemente la diagnosis sería menor allí. Hay padres que están pidiendo que a sus hijos les diagnostiquen para obtener una serie de beneficios.

    La inmensa mayoría de los niños son diagnosticados por un pequeño grupo de pediatras, que tienen, digamos, una sensibilidad especial. El mismo niño que está diagnosticado en un centro no lo estaría en otro, está muy mediado por campañas de sensibilización.

    Allen Frances, psiquiatra que dirigió el DSM-IV, sostiene que la prevalencia de la hiperactividad es del 2-3%, mucho más baja que la diagnosticada (11% en EEUU), pero aun así reconoce su existencia.

    Frances es un crítico feroz, pero en relación con el TDAH únicamente es crítico con el sobrediagnóstico. La postura es coherente porque como director del DSM-IV se dio la carta de naturaleza a esta enfermedad. Nuestro planteamiento no es sólo que se sobrediagnostica sino que no hay ninguna entidad o trastorno clínico. Es como si estuviéramos hablando de las posesiones demoníacas y se criticara que se determinen demasiadas posesiones. No: aquí debemos determinar primero si existen las posesiones.

    Sorprende que la sociedad se haya podido rendir tan fácilmente al designio de las farmacéuticas…

    En las nuevas generaciones parece que los padres tienen que acudir a expertos, neurólogos, psiquiatras, terapeutas para educar a sus hijos. En buena medida esto sucede porque la gente ha perdido el sentido común. Ni los padres ni los abuelos tenían ningún problema con si sus niños se aburrían. Los niños no desbordaban a sus padres. Curiosamente esto se ha perdido en nuestra sociedad, cuando supuestamente más formados y mejor informados deberían estar los padres. Al verse desbordados, los padres también están habituados a que las cosas se solucionan milagrosamente con una píldora, una medicación.

    volviendo a la normalidad

    Y los muchachos del barrio le llamaban loca:

    - Diez enfermedades inventadas, gentileza de las farmacéuticas

    - “Convertimos problemas cotidianos en trastornos mentales”

    - “Los diagnósticos de hiperactividad tienen que aumentar”

    ]]>
    Iñaki Berazaluce 2014-10-23 10:49:24
    La realidad y el deseo - ¡La corrupción al poder! http://blogs.publico.es/luis-garcia-montero/1325/la-corrupcion-al-poder/ Como una parte significativa de la sociedad está indignada por la corrupción y sus escándalos, se han hecho frecuentes las declaraciones tajantes de algunos responsables políticos. Ja, ja, ja, murmura en mi oído el diablo que llevo dentro y que siempre le da la vuelta a todo. Es diablo por viejo y por diablo.

    Jesús Posada, presidente del Congreso de los Diputados, acaba de declarar que “Quien la hace, la paga”. Ja, ja, advierte el diablo, y no porque sepa bien que muchos corruptos no la han pagado, sino porque desconfía del sentido de esa rotundidad. La voz justiciera de don Jesús Posada intenta reducir el problema de la corrupción al ámbito individual. Todo está bien, señores, y el mal se debe a la avaricia individual de unos malvados personajes concretos. Por este camino se castiga a unos pocos, a veces chivos expiatorios, con el fin de que todo siga igual.

    Planteadas así las cosas, se salva la responsabilidad de las instituciones y la política española. Pero las instituciones y la política española están enfermas. Corremos el peligro de que sus dolencias se vuelvan crónicas. La corrupción exige algo más que el pago de los que se portaron mal. Hay factores que han trabajado en favor de la corrupción. Si queremos recuperar la autoestima, conviene no olvidar algunos de los más importantes:

    1.- La connivencia de las élites económicas y políticas. Este es un mal generalizado, pero en el caso de España adquiere especial gravedad por la debilidad democrática y por el modo en el que se preparó la Transición. Fueron las propias élites del franquismo las que impusieron su idea de democracia para entrar de lleno en el capitalismo avanzado europeo, en contra de los movimientos obreros y estudiantiles que habían luchado por una transformación real de la sociedad.

    2.- El vértigo de privatizaciones que se dio a partir de los años 80, propiciando al mismo tiempo los negocios oscuros entre amigos cercanos al poder y el desprestigio sistemático de los ámbitos públicos. La corrupción es un aspecto más de la falta de respeto al bien público, igual que la telebasura o la falta de escrúpulos políticos.

    3.- Unas leyes fiscales opacas encaminadas a encubrir los movimientos de fraude o de falta de cotización de las grandes fortunas y las empresas más poderosas. La poca independencia de los inspectores y la legislación aprobada hacen que buena parte del daño al bien público no venga del dinero negro o del delito, sino de un funcionamiento legal establecido en nombre de los privilegios.

    4.- La falta de independencia judicial, el sometimiento de la fiscalía y la policía a los interesas partidistas de turno y la forma de elección de los órganos del poder judicial. Las investigaciones están marcadas desde el principio y las sentencias dependen del valor de algunos jueces a la hora de poner en riesgo su carrera. Atreverse con las corrupciones del PP, no ha significado sólo perder la posibilidad de los ascensos. Se ha llegado incluso a la expulsión de los osados.

    5.- La aprobación de leyes sobre el suelo que eran una verdadera llamada a la especulación corrupta, sobre todo si se unían a una precaria financiación de las instituciones municipales encargadas de ofrecer muchos servicios básicos a los ciudadanos.

    6.- La incapacidad para solucionar, ordenar y hacer transparente la necesaria financiación de los partidos políticos.

    7.- La falta de democracia interna de unos partidos burocratizados y tendentes a la profesionalización de la política. Quien la hace no la paga, porque están obligados al silencio o al compadreo quienes no tienen otro trabajo y quieren flotar.

    8.- La inconsciencia de una opinión pública que votó a corruptos mientras se movían el dinero y el consumo de forma generosa. Volvemos a la Transición, que no fue sólo la sustitución de una dictadura a una democracia, sino el paso de una sociedad subdesarrollada a un capitalismo avanzado de tono prepotente. Se olvidaron en poco tiempo no ya las responsabilidades criminales de la dictadura, sino la realidad de un país de pobre y de emigrantes. Se nos invitaba a perder la decencia cuando nos convencieron de que triunfar era acumular dinero de un modo rápido. La pulsión triunfalista callejera fue más aleccionadora que la educación obligatoria.

    9.- A todo el mundo le gusta ser tratado a cuerpo de Rey. Aunque se intentará durante años dar a la sociedad una imagen idealizada del Rey, las costumbres de Palacio fueron un mal espejo para los servidores públicos, muy conocedores de esto, aquello y lo otro.

    La lista podría seguir. Pero basta con estos puntos para pensar que la corrupción en España no es cuestión de unos pocos malvados, sino de un funcionamiento político e institucional lleno de heridas democráticas. Merece la pena intentar transformaciones que miren más allá del ámbito penal.

    Y una cosa más: aunque parezca paradójico, sólo asumiendo que hay causas generales para la corrupción, podremos comprender que no todos los políticos son iguales. Hay diferencias muy notables entre los sinvergüenzas, los que se han podido equivocar en algo y los honestos. El camino de los chivos expiatorios es malo porque trata de forma injusta a personas decentes y porque evita un esclarecimiento real de los hechos. Que cada cual asuma su responsabilidad. Aznar, Rajoy, Matas, Álvarez-Cascos, Acebes, Rato, Blesa… no pueden escabullirse en el griterío generalizado que hoy corre por España.

    ]]>
    Luis García Montero 2014-10-23 10:08:08
    Marco Incomparable - Se nos ha ido la mano con Zellweger http://blogs.publico.es/sandra-bulos/2014/10/23/se-nos-ha-ido-la-mano-con-zellweger/ zellweger

    ¿Y si en realidad esta mujer no fuera Renée?

     

    Nos hemos pasado un poquito desde que el pasado martes vimos a Renée Zellweger reaparecer en la alfombra roja de la fiesta de la revista Elle 2014 en Los Angeles. Que si se acogió al modelo “testigo protegido” del catálogo de una clínica de cirugía estética, que si se gastó la tarjeta black en retoques, que si era una chica monísima y ahora es un espantajo…

     

    Admito que si en un primer momento no me dicen que la de la fotografía es la protagonista de Bridget Jones, nunca la hubiera reconocido. De hecho, sigo sin reconocerla. Sin embargo, tampoco me parece un monstruo tal y como nos pretenden hacer creer tantas publicaciones que se han lanzado a despellejarla por estar “irreconocible” después de, supuestamente, haber abusado de la cirugía.

     

    Digo supuestamente porque ella ha querido contar su versión en un comunicado que ha enviado a la revista People. Asegura que ese cambio tan drástico en apenas cinco años se ha debido a que se siente mucho mejor. “Me alegra que la gente me vea diferente. Estoy viviendo de otra manera, más feliz, tengo una vida más plena y estoy encantada de que eso se note”. Renée, venga, acepto pulpo, pero déjame que cruce los dedos para que a mí la felicidad no se me transforme en esas arrugas.

     

    Es cierto que la suya no es la clásica cara operada de alguien con silicona en los labios, prótesis en los pómulos, nariz recortada y bótox a cascoporro. La miro en detalle rasgo a rasgo y sólo me extraña que su mandíbula se haya afinado y sus cejas se hayan pegado a los ojos. La nariz es la misma, la boca parece la misma… tiene menos kilos, más arrugas y más años (tres cosas que, por cierto, suelen ir de la mano).

     

    Se haya sometido o no a tantos retoques, lo innegable es que Zellweger ha sufrido una transformación que la ha convertido en otra persona. Eso no convierte a la ganadora de un Oscar en ningún monstruo. Ni siquiera al comprobar que ahora mismo se parezca más a Nicole Kidman que a ella misma.

     

     

    ]]>
    Sandra Bulos 2014-10-23 10:00:26
    El 4º Poder en Red - Movimiento Maker: fabrica tu independencia http://blogs.publico.es/el-cuarto-poder-en-red/2014/10/23/movimiento-maker-fabrica-tu-independencia/ Hasta ahora, la mayor revolución que ha traído consigo Internet pertenece al mundo de las ideas. Las lógicas de trabajo en red, la conciencia colectiva o el desarrollo de código libre han transformado la forma en que pensamos y nos comunicamos. Y puede que estén a punto de revolucionar la forma en la que hacemos. ¿Aún crees que la impresión digital es un campo de expertos y técnicos? Descubre por qué los makers piensan que hemos puesto la primera piedra para un nuevo renacimiento: no para la impresión 3D, sino para construir independencia.

    Carlos del Castillo
    Periodista miembro de la comunidad editorial del 4° Poder En Red

    “Vivimos en la sociedad del miedo, en la sociedad del No: nos han dicho que no somos creativos, nos han dicho que no somos doistas. Desde la Segunda Revolución Industrial el hombre dejó de trabajar para sí mismo y empezó a hacerlo para otros a cambio de un salario con el que comprar su felicidad. El movimiento maker es rebelarse a todo eso, es el renacimiento del hacer”. Así define Adam Jorquera, cofundador de uno de los primeros espacios maker de España, la inquietud que empuja a los makers a fabricar objetos de todo tipo.

    Junto a Javier Gordillo, Jorquera puso en marcha Los Hacedores, una escuela-taller de impresión digital y modelado 3D, donde personas de todas las edades aprenden cómo fabricar por sí mismos cosas que necesitan. “No hay que tener ningún perfil, solo hay tener ganas de pasar de ser pasivo a ser activo, de buscar soluciones por ti mismo”, aclara.

    ¿Cómo surge el movimiento maker?

    La filosofía maker se apoya en tres pilares. El primero, su símbolo: la impresora 3D, y más concretamente, el Proyecto RepRap. Ideado por Adrian Bowyer, RepRap (Reproducción Rápida) pretendía democratizar e  l acceso a la impresora 3D desarrollando un modelo de bajo coste, de código libre y que cualquiera, con unos mínimos conocimientos, pudiera replicar en cualquier lugar del mundo. Lo consiguió en 2008 (y documentó todo el desarrollo, que continúa en la actualidad, en este blog).

    También es la evolución del pensamiento do it yourself (hágalo usted mismo), que propone independizarse del consumismo y conseguir lo que se desee con el trabajo propio, aprendiendo y aumentando la satisfacción personal por el camino. Por último, bebe de las lógicas Red y de código libre: “mira lo que existe, si hay algo que existe y parece que funciona, cópialo, trata de mejorarlo y vuelve a compartirlo con la comunidad”, explica Jorquera. Así, los makers han creado un gran repositorio donde pueden encontrarse diseños de todo tipo de objetos listos para ser imprimidos digitalmente.

    “Tiene una carga política bastante importante”, reconoce el maker. “A veces la gente pregunta a dónde nos va a llevar esta tecnología. Yo respondo que esa no es la pregunta adecuada, sino a dónde queremos ir con esta tecnología”, sostiene.

    En España

    “La verdad es que tenemos uno de los movimientos más potentes internacionalmente, incluso lideramos muchas áreas. De hecho, el fablab de Barcelona es el más importante del mundo, después del original del MIT (Massachusets Institute of Technology)”, adelanta Jorquera.

    “Parece insólito que España, con la crisis tan abrumadora que estamos viviendo en los últimos años, haya jugado un papel de liderazgo mundial de fablabs; pero así es”, coincide Tomás Díez, director del Fablab Barcelona, que cuenta con una de las infraestructuras más destacadas del panorama internacional.

    “Hay más de 400 fablabs en el mundo y desde Barcelona coordinamos programas internacionales en los que participan muchos espacios de esa red”, expone Díez, que, sin embargo, se define “en contra de generar un tipo de persona denominada maker. Cualquier persona que tenga ganas de hacer cosas es un maker. No se basa en tener un currículum, sino en tener la inquietud de aprender, que es lo que hace que la gente se acerque a los makespaces, fablabs…”

    Tiburones de lo privado

    “A veces se asocia la fabricación digital a las banalidades, a fabricar cosas para divertirse”, advierte el director del taller catalán desde 2010. “Hay apuestas fascinantes, como una red de Internet inalámbrico en Afganistán a partir de antenas de bajo coste fabricadas digitalmente. O como colmenas de abejas equipadas con sensores para monitorear por qué estos insectos están desapareciendo”, enumera.

    Sin embargo, los makers coinciden en que la principal amenaza viene del mundo privado. “Ha habido una revolución con el tema del open source, pero lo que está pasando es que las grandes empresas están bebiendo directamente de las fuentes open source para no pagar un euro en investigación o en I+D. Dejan que la comunidad lo desarrolle, lo copian, lo empaquetan en una caja bonita y empiezan a venderlo”, denuncia Jorquera.

    “La amenaza es la MacDonalización de esto”, conviene Díez. “Que la gente piense que la impresora 3D es un aparato en el que presionas un botón y sale algo fabricado. Es lo que quieren algunas empresas, que todo se reduzca a pagar por un diseño y fabricarlo en casa”.

    “Las empresas productoras de impresoras 3D piensan que estamos en el momento Epson, que sacó su primera impresora en los 70 y petó el mercado —explica Jorquera— porque la mayoría de la gente ya sabía leer y escribir. Y no, ahora estamos en el momento Gutenberg, nos queda un mundo por delante”.

     

    ]]>
    Opinión 2014-10-23 09:00:29
    Números Rojos - Poder corporativo: la nueva plutocracia http://blogs.publico.es/numeros-rojos/2014/10/23/poder-corporativo-la-nueva-plutocracia/ “Estamos ante un verdadero conflicto frontal entre las grandes corporaciones y los Estados. Estos aparecen interferidos en sus decisiones fundamentales –políticas, económicas y militares– por organizaciones globales que no dependen de ningún Estado y que en la suma de sus actividades no responden ni están fiscalizadas por ningún parlamento, por ninguna institución representativa del interés colectivo. En una palabra, es toda la estructura política del mundo la que está siendo socavada. Pero las grandes empresas transnacionales no solo atentan contra los intereses genuinos de los países en desarrollo, sino que su acción avasalladora e incontrolada se da también en los países industrializados donde se asientan”… Salvador Allende, 1972.

    Texto: Nazaret Castro. Ilustraciones: Violeta Cintas.

    ilustracion-1-okConservan plena actualidad, pero estas palabras de Salvador Allende cuentan más de 40 años. Las pronunció el presidente chileno ante las Naciones Unidas en diciembre de 1972, nueve meses antes de que los militares golpistas entraran en el Palacio de la Moneda, poniendo fin a uno de los experimentos de socialismo democrático más interesantes de la historia. Cuatro décadas después, el problema que lúcidamente identificó Allende no ha hecho más que crecer.

    Las corporaciones, cada vez más concentradas e imbricadas entre sí, se hacen más poderosas cada año, hasta conseguir una capacidad de influencia superior a la de muchos Estados. Según el Estudio del Poder 2014, realizado por la red de investigadores Transnational Institute (TNI), 40 de las 100 mayores economías del mundo son corporaciones. Los primeros lugares los ocupan WalMart, Royal Ducht Shell y ExxonMobil; de hecho, las corporaciones de petróleo y gas siguen ocupando siete de los 10 primeros puestos del ranking.

    Pero el riesgo no es ya la concentración de las empresas, sino del capital: el estudio de TNI concluye que el 1% de las empresas transnacionales –en su mayoría, entidades financieras– controla el 40% de los negocios mundiales. Una situación de oligopolio de la que no escapa, por ejemplo, un sector tan vital como el de la alimentación.
    Hay una realidad incuestionable: los ricos son cada vez más ricos, y utilizan ese poder económico para influir en el poder político, lo cual, a su vez, les garantizará mayores beneficios. Así lo resume la intelectual y activista Susan George: “No es solo su tamaño, su enorme riqueza y activos lo que hace de las transnacionales un peligro para la democracia. Es también su concentración, su capacidad de influenciar, y frecuentemente, infiltrar gobiernos, y su habilidad para actuar como una clase social internacional genuina para defender sus intereses comerciales contra el bien común”.

    En su obra Sus crisis, nuestras soluciones, George denomina “la clase de Davos” a ese 0,001% de la población que acumula el 22% de la riqueza mundial y controla cada vez más parcelas de la economía y la sociedad. Decisiones políticas que antes estaban en manos de los Estados pasan ahora a las corporaciones. Incluso, señalan algunos, el propio control del territorio: “El Estado ha desaparecido como garante de los derechos ciudadanos. Ha perdido el control soberano de los territorios en beneficio de las corporaciones”, asegura el profesor Miller Dussán, de la Universidad Surcolombiana. Pero, si los Estados han sido vaciados de contenido, también lo ha sido la democracia…

    ‘Lex Mercatoria’

    En la fase de la globalización del capitalismo contemporáneo, los comportamientos delictivos son antes la regla que una excepción, como denuncia el economista ecuatoriano Pablo Dávalos en su ensayo La democracia disciplinaria. El proyecto posneoliberal para América Latina. Los datos y las hemerotecas le dan la razón: como señala Intermón Oxfam en su reciente informe Tras la marca, las diez mayores empresas alimentarias del mundo protagonizan abusos sociales y ambientales como estos: “En Pakistán, las comunidades rurales afirman que Nestlé embotella y vende agua subterránea de muchísimo valor cerca de pueblos que no pueden permitirse agua potable. En 2009, Kraft fue acusada de comprar carne de vacuno a proveedores brasileños involucrados en la tala de árboles en la selva amazónica para que pastara el ganado. Y actualmente Coca-Cola se enfrenta a denuncias de trabajo infantil en su cadena de suministro en Filipinas.”

    Son solo unos pocos ejemplos de una lista tristemente larga. Cada año, Public Eye Awards elabora, mediante votación popular, su ranking de la infamia; en 2014, la lista la encabezaba el gigante ruso Gazprom, que repetidamente ha incumplido la normativa ambiental en sus polémicas perforaciones petrolíferas en el Ártico; le seguían las multinacionales semilleras Syngenta, Bayer y BASF, y le sigue la FIFA, acusada de fomentar en Brasil, como antes en otros países, el desalojo masivo de personas afectadas por las obras del Mundial.

    Por no hablar de las prácticas de las grandes cadenas del textil, como Inditex o Mango, que pagan a subcontratas para obtener las prendas a precios de trabajo esclavo, y con unas condiciones de higiene y seguridad que están detrás de tragedias como el incendio de Bangladesh del pasado octubre.Mientras quienes cosen la ropa para Inditex cobran 30 euros por mes, el presidente de la corporación, Pablo de Isla, se embolsó casi 8 millones de euros en 2013. Las subcontrataciones han funcionado como uno de los mecanismos del capitalismo global para evitar responsabilidades y forzar a la baja salarios y beneficios sociales.

    ForoEconomicoLo sorprendente es que los casos documentados por Intermón Oxfam, Public Eye Awards, el Observatorio de Multinacionales en América Latina (OMAL) y tantas otras organizaciones sociales no provoquen sanción alguna para las empresas implicadas; como mucho, en poquísimos casos, una liviana multa de esas que invitan a seguir delinquiendo. En palabras del economista Jeffrey Sachs: “[Tenemos] una cultura de impunidad basada en la expectativa bien comprobada de que los crímenes corporativos son rentables”.

    Con la complicidad de los gobiernos, las transnacionales han sabido armarse de un complejo sistema legal diseñado para proteger sus intereses y garantizar sus inversiones: es el Derecho Comercial Global. La lex mercatoria: la ley de la mercancía globalizada, que se plasma en una arquitectura legal formada por tratados de libre comercio (TLC), tratados bilaterales de inversión (TBI) y las mismas normativas del Fondo Monetario Internacional o de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

    Tribunales a medida

    Por si algún Estado tuviera el atrevimiento de cuestionar este statu quo, ahí están los tribunales de arbitraje, como el Sistema de Solución de Diferencias de la Organización Mundial del Comercio (OMC), en el que un gobierno puede procesar a otro por poner trabas al régimen de liberalización comercial, o el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), del Banco Mundial, donde las empresas pueden demandar a los Estados por incumplimientos de contrato.

    Apenas un ejemplo: el CIADI se apoya para su arbitraje en los TBI y TLC, pero no en las legislaciones de los países ni mucho menos en el derecho internacional en materia de derechos humanos. Frente a estos ‘superderechos’, ni los Estados ni mucho menos los pueblos cuentan con mecanismos legales para poner freno a las empresas, exigirles respeto a los derechos humanos. Ni siquiera puede hacerles pagar las multas que la justicia reclama.

    El derecho internacional de los derechos humanos no cuenta con mecanismos efectivos de cumplimiento; el Derecho Comercial Global, sí. Las corporaciones han sabido blindarse y diluyen sus responsabilidades en códigos de conducta voluntarios y acuerdos no vinculantes, como el Pacto Global de la ONU, que siguen la senda de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC). El diseño parece perfecto, y sin embargo, la voracidad del capital está abriendo cada vez más grietas y resistencias. Así se evidencia en América Latina, donde cada día estallan nuevos conflictos relacionados con los impactos locales de la minería, las megarrepresas o las exploraciones petrolíferas.

    Ante la falta de instrumentos legales para defender a los pueblos frente a las multinacionales, los movimientos sociales visibilizan esas violaciones de derechos a través de tribunales populares, como el Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP), que en su última edición, celebrada en Madrid en 2010, no dejó bien paradas a multinacionales españolas como Repsol, Telefónica y Endesa, todas con gran presencia en América Latina y acusadas por el impacto social y ambiental de sus inversiones.

    El magistrado del Tribunal Supremo Perfecto Andrés Ibáñez, que presidía el simbólico tribunal, escribió en la sentencia final que estos casos “deben ser considerados no aisladamente en su significado individual, sino como expresión de un amplio espectro de violaciones” de los derechos humanos, a los que el magistrado atribuye “carácter sistemático” y del que responsabiliza a las empresas y los Estados.

    Más de un centenar de organizaciones y movimientos sociales de todo el mundo han lanzado la campaña global “Desmantelemos el poder corporativo y pongamos fin a la impunidad”. Plantean el desarrollo del Tratado de los Pueblos, que genere obligaciones vinculantes a las transnacionales, y cuestionan el Pacto Global de la ONU. Algunas organizaciones han denunciado que los funcionarios de las Naciones Unidas han sucumbido ante la corrupción de la puerta giratoria, esa misma por las que 24 ex altos cargos políticos en España, la gran mayoría de PP y PSOE, han fichado en los últimos años por Endesa, Abengoa, Iberdrola, Red Eléctrica de España, Repsol, Acciona o Gas Natural Fenosa. A veces, la multinacional no ha tenido empacho en fichar a quien, siendo presidente, privatizó esa compañía: véase el caso de José María Aznar y Endesa.

    Desregulación y acumulación

    Desde los años 70 asistimos a una nueva fase del capitalismo marcada por la ideología liberal y la globalización. El mantra de los economistas ortodoxos es un recetario sustentado en tres pilares: privatización, reducción del gasto social y desregulación. Las tres se apoyan en el mismo axioma: libertad para el mercado y la iniciativa privada; todo lo que obstaculice ese flujo es pernicioso para la economía. Y claro, el capital, libre de sujeción, tiende a acumularse en cada vez menos manos. Lo que llamaron desregulación fue, en realidad, la sustitución de una regulación por otra no menos compleja que defiende a las grandes empresas en detrimento de los pequeños comerciantes, artesanos, agricultores y, en fin, la masa de trabajadores víctimas de la ‘flexibilización’ laboral.

    Lo mismo cabe decir de la reducción del gasto público. Se recortan partidas en gasto social y todas aquellas dirigidas a redistribuir la renta, pero aumentan los flujos destinados a favorecer a las corporaciones. Según un reciente informe de Intermón Oxfam, en España el apoyo público a inversiones privadas en el extranjero se multiplicó en los últimos años hasta alcanzar en 2013 los 4.215 millones de euros, casi el triple que lo que se destina a la ayuda oficial al desarrollo.

    Es apenas una medida de muchas: desde el estallido de la crisis, asegura Intermón, todas las medidas gubernamentales han ido en la línea de beneficiar a los grandes capitales a costa de las rentas medias y bajas, sea a través de exenciones fiscales al capital o a las grandes fortunas, subidas del IVA o recortes en servicios públicos y ayudas sociales. Las cifras no engañan: el número de ricos aumenta en España mientras las clases medias se empobrecen. Apenas un ejemplo: el Gobierno dejó de supeditar las rebajas fiscales para las multinacionales al mantenimiento de sus plantillas; cuatro meses después, Telefónica anunció su intención de despedir a 8.500 empleados, pese a que el año anterior había alcanzado unos beneficios récord de más de 10.000 millones de euros.

    Mientras tanto, su presidente, César Alierta, se embolsó más de seis millones de euros en 2013. Es un fenómeno global. La desigualdad crece a escala mundial: según Credit Suisse Global Wealth Databook, el 0,7% posee el 44% de la riqueza, mientras el 68,7% más pobre malvive con el 3% de lo que se produce.

    2539205435_5c94f47b38_oEs un proceder sistémico. Las “fuerzas compulsorias” a las que aludía Karl Marx, el funcionamiento intrínseco interno del capitalismo que impone sus leyes a trabajadores y también a los empresarios, obligados a competir para no ser expulsados del mercado. No es que todos los CEO de las transnacionales sean malas personas; es, más bien, que deben obrar sin escrúpulos para seguir en sus puestos. Esto no supone exculparles, sino entender que la perversidad está en el corazón del sistema.

    Por eso, frente a los escépticos que se preguntan, “¿cómo es posible que todas las multinacionales sean malas?”, respondemos: pues sí. Si una empresa es responsable con sus empleados y con el medio ambiente, difícilmente aumentará sus beneficios año tras año y continuará acumulando capital; al final, otro gigante corporativo la engullirá. Con excepciones, como las empresas de comercio justo y otras que basan la diferenciación del producto en ser responsables social y medioambientalmente. Una buena opción para los consumidores críticos; pero difícilmente alcanzarán las ganancias de Exxon o Inditex.

    Parece tener más sentido que nunca la denuncia del sociólogo y exrelator de la ONU Jean Ziegler: “La solución al hambre no es dar más, sino robar menos”. Lo que se nos había olvidado, o supimos encubrir con grandes dosis de cinismo, es que esas enormes ganancias siempre salen de la explotación, sea del trabajo o de la naturaleza. Marx, el pensador que mejor supo entender el capital, lo llamó plusvalía hace más de un siglo y medio. Quizá ocurrió que, demasiado ocupados en juzgar a Marx, se nos olvidó leerlo…

    Multinacionales y ayuda al desarrollo

    Desde los 90 aumenta la presencia de empresas privadas en el jugoso mundo de la cooperación internacional, lo que Pedro Ramiro, coordinador del Observatorio de Multinacionales en América Latina, califica de “proceso de mercantilización de la cooperación al desarrollo”. Las ONG, que han visto mermar sus arcas por los recortes institucionales, ven en las empresas privadas sus únicos salvadores; por otro lado, las multinacionales se apoyan cada vez más en sus fundaciones para llevar a cabo sus planes de Responsabilidad Social Corporativa (RSC). El primer riesgo es que las ONG dejen de denunciar la actuación de las multinacionales que les dan de comer.

    En España, la ley de cooperación de 1995 abrió la puerta al sector privado en la cooperación; desde entonces, no ha dejado de crecer, en detrimento del sector público. Menos dinero público para ayuda al desarrollo, más dinero privado. Más dinero público para las empresas. Como ejemplo de “cooperación dañina”, Intermón señala el caso de Pescanova en Nicaragua: la empresa se benefició de los créditos de Financiación al Desarrollo (FAD) que el Gobierno español concedió a Nicaragua, y mantuvo a sus trabajadores con jornadas de 12 horas sin descanso, en pésimas condiciones higiénicas.

    Suscríbete aquí a Números Rojos

    ]]>
    Revista Números Rojos 2014-10-23 07:35:20
    Fuera de foco - La delgada línea roja http://blogs.publico.es/fuera-de-foco/2014/10/22/la-delgada-linea-roja/ A veces son unos pocos de kilómetros mar. Otros un muro o una simple valla desde la que puede mirarse al otro lado. Son esos lugares donde el contraste se hace evidente y visible. Donde dos mundos muy lejanos y a la vez muy cercanos se encuentran. Donde la pobreza y el primer mundo se miran cara a cara. Y a veces un fotógrafo encuentra el encuadre para mostrar la enorme contradicción.

    Hoy la foto que nos ha golpeado ha sido la de José Palazón, de la ONG Prodein, en la frontera más desigual del mundo. ¿Donde? Aquí, en España. En el estrecho de Gibraltar. Muestra a un grupo de subsaharianos encaramados a la valla de Melilla, mientras en primer término unos jugadores de golf disfrutan impasibles de un momento de ocio en un marco idílico. La imagen está tomada esta misma mañana en el campo de golf situado junto al centro de internamiento de extranjeros.

    “Eran poco más de las diez de la mañana. Me acerqué a la valla y la Guardia Civil me hizo retirarme, por lo que tuve que buscar un lugar más retirado. Entonces vi a un joven que desfallecía y caía al suelo inconsciente. Hemos tenido que llamar a una ambulancia nosotros mismos”, ha relatado Palazón al diario Ara.cat.

    golf

    JOSÉ PALAZÓN (PRODEIN)

     

    medina

    JUAN MEDINA (REUTERS)

    BAULUZJAVIER BAULUZ

    border1Vista general del muro que separa Estados Unidos de México, en el área San Isydro-Tijuana.- HECTOR MATA (AFP)

    BORDER2Imagen del muro entre EEUU y México (2007).- LUIS ACOSTA (AFP)

    ]]>
    Opinión 2014-10-22 20:49:11
    Se cuecen habas - El lado amargo de las golosinas Fiesta http://blogs.publico.es/esther-vivas/2014/10/22/el-lado-amargo-de-las-golosinas-fiesta/ Esther Vivas

    Los chupa chups kojaks, las piruletas de corazón, las gominolas de mora, los pica pica Fresquitos, los lolipop… acompañaron a muchos de mi generación de pequeños al salir de clase, yo en cambio me quedé con los sugus y los palotes. Ayer, cuando Fiesta anunciaba el cierre de la compañía, y la continuidad de sus golosinas quedaba en el aire, algunos hicieron un flashback a su infancia.

    A mi, sin embargo, los kojaks, su producto estrella, nunca me dijeron gran cosa, a pesar de que en mi adolescencia las “chuches”, y en concreto las de Fiesta, eran monotema familiar. Mis padres durante más de veinte años trabajaron en la empresa. Con la crisis de los 80, tuvieron que cerrar la parada de huevos en el Mercado Central de Sabadell y dejar de repartir huevos a comercios varios, poniendo punto y final al negocio familiar que había puesto en marcha mi abuelo, siendo uno de los primeros repartidores de huevos de la ciudad. Así, lo recordaba él con orgullo. El trabajo en Fiesta, como comerciales y repartidores de la marca, fue el mejor trabajo y más estable que encontraron.

    De este modo, las “chuches” acompañaron muchos años de mi vida, y me dieron, gracias al arduo trabajo de mis padres, de estudiar y comer. No sé si tras los artículos que hoy escribo denunciando el impacto tan negativo de la comida basura en nuestra salud, donde hay que destacar especialmente las consecuencias del consumo de golosinas con toda su carga de aditivos, colorantes y edulcorantes químicos, que enferman a los más pequeños, hay algún tipo de razón freudiana. ¡Quién sabe!

    Ayer, dichos recuerdos volvieron a la memoria, cuando mi hermano a través del hilo de whatsapp familiar nos anunciaba el cierre de la compañía. Mis padres se alegraron. ¿Por qué? Desde hace cuatro años ya no trabajan en la empresa, esta les echó, negándose a servirles más producto para su venta, después de más de veinte trabajando como falsos autónomos para la compañía: ni indemnizaciones, ni subsidio por desempleo, ni prejubilación, ni compensación alguna, de un día para el otro de “patitas en la calle”, mi padre con 61 años y mi madre con 58. La excusa, como siempre en estos casos, la falta de productividad, las pocas ventas… y en definitiva que ya no eran tan jóvenes como antaño. Trabajadores, al fin y al cabo, de usar y tirar. En vano fueron los intentos para denunciar la empresa, pues los abogados les dijeron que no había nada que hacer. Así es la impunidad de los “grandes”.

    Con la liquidación ahora de la fábrica, con su planta en Alcalá de Henares, pienso en todos aquellos trabajadores de su plantilla con la soga al cuello, que pueden quedarse sin trabajo si la empresa no es adquirida por otros. De momento, ya han aceptado una reducción de 16 puestos de trabajo, una rebaja del 9% del complemento salarial, la desaparición del transporte colectivo y la reducción a 15 minutos del tiempo para comer. El chantaje de la crisis golpea de nuevo.

    No es dulce todo lo que parece. Sin duda alguna, este es su lado más amargo.

    .

    @esthervivas |facebook.com/esthervivas| www.esthervivas.com

    .

    ]]>
    Esther Vivas 2014-10-22 16:29:06
    kⒶosTICa - A la caza de energía con infrarrojos http://blogs.publico.es/kaostica/2014/10/22/ferrovial-infrarrojos/ Federico Flórez  es el director general de Sistemas de Información e Innovación (CIIO) del Grupo Ferrovial. Hace poco tuve oportunidad de escucharle hablar de innovación y conocer la política que tiene la multinacional española al respecto. “Los márgenes en nuestro negocio son muy pequeños, por lo que es importante ser muy eficientes”, avanzaba en su intervención. Por este motivo, Ferrovial ha puesto en marcha una estrategia de innovación que implica a toda la organización y que tiene como máxima que “lo gastado en innovación tiene que ser estratégico para el negocio”.

    Flórez explicó que todos los años, cada uno de los negocios que componen el Grupo Ferrovial han de definir sus propios retos (más allá de ganar más dinero) y en función de los mismos son los propios empleados los que sugieren proyectos de innovación. En la última oleada, el CIIO de la compañía recogió nada menos que 700 ideas, de las que una vez depuradas se arrancan alrededor de 100 proyectos piloto. No todos llegarán a término: los proyectos elegidos y puestos en práctica dentro de la compañía rondan la treintena. “Nuestro objetivo es ‘cargarnos’ cuanto antes las ideas para así”, apunta Flórez, “generar nuevas”.

    A esta actividad innovadora en el seno de la organización se suman, además, sus acuerdos con el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) o sus acuerdos con startups para lo cual “vemos entre 100 y 200 empresas”. Según Flórez, la inversión anual que destina la compañía a innovación ronda los 50 millones de euros que, en realidad, es un 0,6% de su facturación (8.166 millones de euros) o un 6,8% de su beneficio neto (727 millones de euros), como ustedes quieran. Sólo su ex consejero delegado, Joaquín Ayuso, se embolsó a su salida en 2012 un 20% de la cantidad que Ferrovial invierte en innovación y los sueldos de sus actuales presidente y consejero delegado suman prácticamente un 13% (casi 6,5 millones de euros).

    Eficiencia energética

    Sea como fuere, Ferrovial innova y un ejemplo de ello es lo que está haciendo para detectar fugas de energía en los edificios. En 2010 se firmó un acuerdo con el MIT para desarrollar proyectos en las áreas de infraestructuras y ciudades inteligentes, para lo cual Ferrovial destinó 5 millones de euros (sí, menos de lo que ganan su presidente y consejero delegado juntos). Entre los proyectos que se gestaron -cuya duración media era de dos años-, destacaban el desarrollo de un software automático para la identificación de los diez fallos más comunes en el consumo energético de los edificios y el escaneo infrarrojo de edificios.

    PososAnarquia_Termografia_0En el primero de los casos, la colaboración se realizó con el Building Technology & Mechanical Engineering Department del MIT y derivó en SATESO, un software capaz de recopilar toda la información de los edificios, contrastarla con predicciones informatizadas y, a partir de ahí, señalar los puntos de mejora. Los ahorros en el coste de energía se pueden cifrar entre un 20 y un 30%.

    En el caso del escaneo infrarrojo, Ferrovial cuenta con BuScan, esto es, “coches repletos de sensores de infrarrojos que circulan por las ciudades de noche y van sacando fotos nocturnas de todos los edificios”, cuenta el CIIO. Al día siguiente, “se realizan informes de fugas de energía y en base a los ahorros que se pueden conseguir, financiamos proyectos”, sostiene.

    Cuando la plataforma móvil analiza las imágenes recogidas, las cruza con las de la base de datos y determina los principales puntos de interés para la reparación y ahorro energético, basado en el mejor retorno de la inversión necesaria. No en vano, este sistema reduce mucho el coste de auditorías y mejora el diagnóstico energético de los edificios en los que los sistemas de calefacción y aire acondicionado están a la cabeza en cuanto a pérdida de energía.

    La herramienta está basada en la tecnología de Resolución Super Kinética y ya ha ayudado a dimensionar las pérdidas energéticas, su coste asociado y los trabajos necesarios para su rehabilitación tanto en España como en Reino Unido. En esencia, una manera rápida y eficaz de localizar, no sólo esas pérdidas de energía, sino también fallos y deficiencias en el aislamiento térmico (en ocasiones ausencia del mismo), fugas de aire o humedades en cubiertas y muros interiores y exteriores del edificio, entre otros. Tanto es así que algunas compañías -mucho más pequeñas que Ferrovial-, como EspañaITE, ya llevan tiempo aplicando estas técnicas de termografía para realizar sus inspecciones técnicas de edificios o las certificaciones de eficiencia energética que, al fin, son obligatorias en España.

    (Fotos de termografía: EspañaITE)

    ]]>
    David Bollero 2014-10-22 12:07:27
    Tierra de nadie - ¡Que vengan imputados de casa! http://blogs.publico.es/escudier/2014/10/que-vengan-imputados-de-casa/ Parecía imposible superar el grado de higiene democrática alcanzado hasta que el PP ha ejecutado un triple salto mortal con tirabuzón y doble pirueta en medio del delirio de la concurrencia. Hasta ahora, lo normal venía siendo que el partido presentara un candidato y que, tras un tiempo en el desempeño de sus funciones, fuera imputado por corrupción. Como el asunto podía prolongarse más de lo necesario, los de Rajoy han patentado un nuevo sistema mediante el cual el llamado a tomar posesión ya viene imputado de casa, lo que facilita mucho el trabajo.

    Es el caso de Felipe del Baño, exconcejal de un pueblo de Valencia, San Antonio de Benagéber, imputado por prevaricación junto al alcalde del municipio por el encargo de unos libros cuyo paradero se desconoce que costaron 50.000 euros y por un contrato verbal para un trabajito de jardinería que se llevó otros 50.000 del ala. Del Baño toma posesión del escaño de diputado autonómico de Juan Cotino, todo un símbolo en Valencia, que deja la política decepcionado por no haber logrado aún ser imputado pese a las habilidades que había demostrado para ser acreedor de tal distinción.

    El PP lo tenía todo previsto. Por si a Del Baño, en un acceso de vergüenza torera, le hubiesen dado ganas de renunciar al acta, el siguiente en la lista era el alcalde de Enguera, Santiago Arévalo, también imputado por prevaricación. Eso sí, para no distraerse y dedicarse en cuerpo y alma al escaño, Del Baño ha renunciado a su puesto en el comité de derechos y garantías de la organización en Valencia, que es el órgano que se encarga de aplicar el código ético de los populares.

    Todo apunta a que el partido de la regeneración está ensayando un nuevo sistema de cuotas para golfos, primer paso antes de establecer la obligatoriedad de listas cremallera en las que la paridad sea absoluta. En las Corts valencianas, con Del Baño son tres los imputados, aunque Ricardo Costa y Yolanda García lo sean por el caso Gürtel.

    Como tres parecieran pocos, otra diputada del PP, Elisa Díaz, decidió hacer la guerra por su cuenta y en una disputa a cuenta de una pelea entre perros dio un mandoble a un británica que la dejó sorda. El fiscal le pide año y medio de cárcel. Díaz es hija del excalde de Alicante Luis Díaz Alperi, quien, tontamente, dimitió hace meses como diputado justo cuando tenía abierto juicio oral por tres delitos contra Hacienda y uno de cohecho impropio, además de estar implicado en el caso Brugal por favorecer, presuntamente, al empresario Enrique Ortiz en el Plan de Ordenación Urbana de la ciudad.

    El PP parece bien situado en Valencia para conseguir su objetivo, aunque hay que reconocer que Baleares aún tiene ventaja con sus docenas de imputados y condenados gracias, fundamentalmente, a la impronta de Jaume Matas, el hombre que popularizó las escobillas de váter de 300 euros que hasta ese momento eran las grandes desconocidas del interiorismo. Un estudio del Círculo Catalán de Negocios concluía recientemente que Baleares fue entre 1984 y 2013 el territorio con más casos de corrupción por millón de habitantes (31), con una querencia irresistible de sus protagonistas a militar en el PP.

    Gran parte del trabajo constante realizado por los populares puede verse ahora felizmente culminado, donde no hay día que un exministro no pase por el juzgado y enseñe el DNI. Tal y como publica hoy en ese diario Ana Pardo de Vera, el 75% de los ministros de uno de los Gobiernos de Aznar está imputado, cobró sobresueldos o, como es el caso del ya citado Matas, cumple condena entre rejas.

    Sin embargo, ha tenido que pasar demasiado tiempo para que los frutos estén a la vista. De ahí que la idea de que los cargos electos sean ocupados directamente por imputados sea revolucionaria. Enhorabuena al ideólogo.

    ]]>
    Juan Carlos Escudier 2014-10-22 11:22:00
    Precarios por el mundo - Precarios y piratas de ayer y hoy http://blogs.publico.es/precarios-por-el-mundo/2014/10/22/precarios-y-piratas-de-ayer-y-hoy/ Fabio Cortese
    @fcsanabria

    Inglaterra, siglo XVII. El auge del proceso de cercamiento (enclosure) de las tierras comunales  provoca la concentración en pocas manos de las mismas: surgen los grandes terratenientes. La otra cara de la moneda es la de las muchas familias campesinas, de pequeños arrendatarios, que se ven empujadas a trabajar para otros tras la usurpación de las tierras. En un contexto de crecimiento demográfico, estos núcleos familiares empobrecidos no cuentan con los medios para mantener a demasiados hijos, por lo que desde una pronta edad —siete u ocho años— muchos son enviados lejos en busca de un futuro mejor.

    El principal destino de estos niños y jóvenes eran las ciudades, donde podían encontrar trabajo como aprendices de algún oficio o sirvientes en casas de la nobleza. También podían optar por trasladarse como jornaleros a otra zona rural del país. Eran sin duda algunos precarios, de acuerdo con el sentido etimológico de la palabra. Un término que deriva de prex, precis sustantivo que en latín significa ruego o súplica (de ahí también la plegaria), por lo que precario indicaría lo obtenido a base de ruegos y súplicas. Así era: los precarios ingleses del XVII suplicaban porque se les concediese un trabajo, aunque fuera temporal y en malas condiciones; si no, se veían obligados a vagar de una ciudad a otra sobreviviendo a base de limosnas y pequeños hurtos.

    La de precario, huelga decirlo, era una condición inestable: bastaba una mala cosecha o un trabajo perdido para que el jornalero, aprendiz o criado en busca de empleo pasara a convertirse en vagabundo “profesional” (en outsider que diríamos hoy). Y en ocasiones esto ocurría por voluntad propia de los jóvenes, tal y como relata el historiador B.R. Burg: “Los sirvientes insatisfechos con su propia suerte huían a menudo de la casa de sus amos y podía ocurrir que se juntaran con un aprendiz también en fuga o con vagabundos, jóvenes mendigos y toda clase de jóvenes de dudosa profesión que, reunidos en bandas, constituían una presencia constante en los caminos, pueblos y ciudades” (1).

    La comunidad vagabunda ofrecía al joven on the road los medios de subsistencia y de protección para salir adelante y unos lazos de fraternidad que no eran concebibles en otros ámbitos sociales. Los códigos de conducta y valores de estos grupos de jóvenes (en su práctica totalidad conformados solo por hombres) representaban una alternativa cultural a los dominantes(2) Valga como ejemplo que la homosexualidad era tolerada en estos círculos.

    Las clases dominantes reaccionaron para poner freno a este fenómeno. En vez de atacar las causas socioeconómicas que favorecían la multiplicación de las bandas de vagabundos, como la concentración de la propiedad de las tierras o las pésimas condiciones laborales, recurrieron a la criminalización del simple vagabundaje. Una dinámica que tuvo que ver con creación de alarma social en la opinión pública. Pero sobre todo con la progresiva ampliación de los comportamientos penalmente perseguibles, que se dio en paralelo en toda Europa. En este caso, las principales medidas represivas adoptadas por las autoridades fueron la deportación transoceánica (a las posesiones británicas en las Antillas o “Indias Occidentales”) o el reclutamiento forzoso en la marina militar.

    Muchos de estos jóvenes perdieron la vida combatiendo en guerras o cruzando el océano. Sin embargo, también hubo quienes en lugar de soportar los abusos militares o la explotación económica decidieron unirse a las hermandades de bucaneros y piratas. No es de extrañar entonces que muchos códigos de conducta pirata se asemejaran a los de las comunidades de jóvenes vagabundos. Ambos contrapuestos al modelo dominante occidental de entonces. Por ejemplo, ha quedado documentado que la división del botín entre los bucaneros se hacía en partes iguales (el capitán solía recibir solo una cuarta parte más) y que las torturas y los castigos estaban prohibidos.

    España, siglo XXI. Hay comparaciones que saltan a la vista: miles de jóvenes tienen como único horizonte alternar paro y precariedad, suplicar a una ETT para que se les conceda un trabajo, aunque sea temporal y en malas condiciones; la criminalización y la represión es la respuesta del Gobierno frente al aumento del descontento y la protesta social (es de hace unos días la aprobación de la nueva Ley de  Seguridad Ciudadana o “ley mordaza” en el Congreso); la deportación forzosa es también una realidad, pues el paro, la precariedad y, en definitiva, la imposibilidad de poder desarrollar un proyecto vital aquí, hacen que la única salida para muchas y muchos jóvenes sea probar suerte en el extranjero: la vía del exilio.

    Los tantos paralelismos que se podrían trazar tienen bastante que ver con el nuevo proceso de cercamiento que estamos viviendo. En su momento las élites se apropiaron de las tierras comunales igual que hoy quieren poner coto —bajo procesos de privatización o mercantilización— al acceso universal a la educación o la sanidad pública. Si observáramos a vista de pájaro esta coyuntura de cercamiento a nuestros derechos, quedaría claro que lo que está en juego es un nuevo reparto de la riqueza. Pecisamente, lo que está en disputa en este momento de excepcionalidad histórica es si este nuevo reparto se resolverá a favor de los intereses de la mayoría social o de las élites.

    Con una pizca de orgullo (y de optimismo de la voluntad), podemos afirmar que en España estamos mejor posicionados que en otros países para que la contienda se resuelva a favor del pueblo y no de la oligarquía. Desde las plazas del 15-M pasando por las mareas ciudadanas, las redes de solidaridad popular, la lucha contra los desahucios o los conflictos laborales, hasta el último hito que constituyen los Ganemos orientados al asalto institucional. Es más, la denominación de esta última iniciativa no es baladí y deja clara una cuestión fundamental: ya no nos valen las historias de vagabundos o piratas del XVII, de alternativas sociales efímeras y en los márgenes sociales. El reto, aquí y ahora, es el de ganar y construir juntos un nuevo país.

     

    (1) Sodomy and the Pirate Tradition: English Sea Rovers in the Seventeenth-Century Caribbean

    de Barry Richard Burg (1983).

    (2) Teppa. Storie del conflitto giovanile dal Rinascimento ai giorni nostri de Valerio Marchi (1998).

    ]]>
    precariosporelmundo 2014-10-22 10:49:30
    Palabra de artivista - El Papa que gritó marketing, mentira y maricón http://blogs.publico.es/shangaylily/2014/10/22/el-papa-que-grito-marketing-mentira-y-maricon/ sinodoobisposEl Sínodo de obispos ha terminado y ha sido otro gran éxito de marketing para el Papa y la fraudulenta empresa que preside: Vaticano S.A., la inmobiliaria que vende parcelas en el más allá a precios del muy acá (nadie ha vuelto a quejarse, esto es mucho mejor que las Preferentes).

    Lo medios de comunicación nos han inundado con triunfales (y engañosos) titulares del tipo El Sínodo de obispos propone amparar a los homosexuales y divorciados, o El Vaticano y una apertura sin precedentes sobre las parejas homosexuales, o Sínodo Católico aprueba acogida a gays y divorciados, o el delirante titular del siempre riguroso El Mundo: ‘Tempestad gay’ en el Sínodo. Lo siguiente será Fiesta de la Espuma con cuarto oscuro en el Sínodo.

    Y es que, siguiendo con el ingenioso juego de “Papa bueno, Papa malo”, que continúa con la entrañable tradición “policía bueno, policía malo”, utilizada en las más punteras comisarías del mundo para convencer al detenido de que un policía está a su lado y le va a librar del malvado otro policía si confía en él y se autoimputa, la mayor agencia de marketing del mundo, Vaticano S.A., metiras envueltas en lujo, morbo y glamour, ahora lo ha reconvertido en un ingenioso “este Papa os va a salvar a todos del malvado Benedicto equis, uve, palito, y su odio ancestral”. Cuando, en realidad, al igual que los policías, ambos papas son lo mismo pero jugando a ser diferentes (quizás el “bueno” sea peor y más peligroso, ya que baja la guardia del detenido-torturado, porque es una forma de tortura, hasta cazarlo).

    Yo lo que no acabo de entender es la epidemia de baja comprensión lectora que ha asolado las redacciones de los principales medios de todo el mundo cuando a este Papa homófobo y misógino se refiere. Todos esos medios que cuando hablan de “antisistemas”, “radicales” u otras manifestaciones del descontento ciudadano son de una meticulosidad buscamierdas apabullante, cuando se refieren de este Papa parecen quedarse ciegos a las 7 palabras y difundir titulares más incompletos que la contabilidad del PP. “La Iglesia amparará a los gays”, afirman rotundos, omitiendo las condiciones que pone este Papa para proclamar su enorme amor hacia los homosexuales… que no sean homosexuales. O sea: yo te acepto en la iglesia si, como dice el catecismo, aceptas la mentira de un Dios y un Cristo inexistentes, me sirves de vendedor de la estafa inmobiliaria y, sobre todo, practicas la castidad, esto es: no practicas sexo, que es lo que te convierte en homosexual, y abrazas todas las apariencias heterosexuales para que yo pueda seguir negando la existencia y sanidad de la homosexualidad. ¡La leche! Es como si todos los medios publicaran un triunfal titular sobre un condenado a muerte que dijese “Fulanito no seguirá encerrado en su celda” y se olvidan de añadir el nada importante “porque mañana lo ejecutan”. Y toda la población sale a celebrar que han liberado a Fulanito y qué suerte tiene de que ya no va a sufrir más en pabellón de la muerte y qué generoso es el estado que lo encarceló sin pruebas y ahora lo libera.

    Por supuesto, esta baja compresión lectora masiva no es casualidad. En España, por ejemplo, responde a razones muy nobles, profesionales, altruistas y generosas. Todas meridianamente expuestas por este titular de Nuevatribuna: “La Iglesia Católica es la mayor propietaria de este país después del Estado”. Hala, ¿clarito? La pasta, cariño, aquí todo por la pasta. Menos mal que tenemos a los grandes de Europa Laica para recordarnos, entre multa y persecución judicial, la verdad de las mentiras de la Iglesia y este Estado esclavizado a la empresa vaticano S.A.

    Para ayudar un poquito a traspasar la interesada campaña de marketing que intenta presentar a Francisco como un rojo, revolucionario amante de la verdad (¿cuán amante de la verdad puede ser alguien que vende que Dios existe y lo creó todo y la ciencia y las mentes brillantes son enemigos de la humanidad?), servidor de usted va aponer su granito de arena. Un cristofascista nunca puede ser amante de la verdad porque el fondo de todo ese complejo sistema de mentiras es una gran mentira con brutales beneficios económicos: hay vida en el más allá por la que debes sacrificar esta y someterte a mi reinado de terror y miedo. Un fondo que toda la parafernalia cristofascista ayuda a esconder  centrando el debate en asuntos superficiales y secundarios como si la hoguera debe ser de leña de cedro o de eucalipto que huele mejor. No debe haber hoguera y la Iglesia Católica es eso: una gran hoguera en la que se quema la libertad y la verdad.

    Pero, volviendo al tema del Sínodo y el papel de rebelde antisistema del Papa que nos han querido vender. El Papa francisco es lo más alejado que exista a un contestatario o rebelde antisistema. Simplemente es un desesperado intento de la Iglesia de recuperar fieles que ha ido perdiendo a velocidades aterradoras. saben que sus arcas están más llenas que nunca, pero sus templos y su tejido social, el que le permitía robar, asesinar, abusar y silenciar con total impunidad, están más vacíos que nunca.

    Parece ser que la palabra clave “Papa Francisco” también cierra todas las hemerotecas del mundo. No hay otra explicación a por qué los medios han olvidado su ultrahomófobo y misógino pasado. Por supuesto, algo de peso tiene la poderosa agencia de prensa vaticana que, en cuanto fue nombrado papa, corrió a desmentir, borrar y negar todo su pasado a través de sus influyentes medios de comunicación y amigos (prácticamente todos). Con el entrenamiento que tienen negando la pederastia y convirtiendo a víctimas en verdugos y a verdugos en víctimas, esto era peccata minuta.

    papafrancisco-homofobo-marchaPero algo queda, aunque los medios parecezcan tener esos artículo siempre en su área de escotoma. Porque si no, no entiendo por qué nadie parece recordar este artículo en el ultraconservador periódico argentino, la voz de los oligarcas, La Nación que proclamaba en los momentos en que Cristina Kichner luchaba denodadamente por aprobar la Ley de Matrimonio Igualitario en Argentina: Bergoglio se puso al frente de la marcha. La marcha no era, desde luego, la del Orgullo gay. Todo lo contrario, era una marcha de protesta, orquestada por él, para pedir que no se aprobase el matrimonio gay, “una movida del diablo”, lo llamó entonces en todos los medios en los que fue entrevistado (y fueron muchos, creedme). En su virulenta campaña contra los derechos e igualdad de gays y lesbianas, “envió una carta a párrocos, capellanes y rectores de iglesias para que faciliten a sus fieles los medios necesarios para que asistan el martes próximo a la concentración frente al Congreso”. ¿Me puede explicar alguien en que le diferencia eso de Rouco Varela o el PP con sus “Misas para la Familia” en plena Castellana de Madrid? Los cristofascistas argumentan que ha cambiado de repente y en cuanto cruzó el charco se convirtió prácticamente en un activista LGTB. Otros intentan colar que todos esos artículos son falsos y creados a raíz de su elección como Papa.

    Pero desde dentro de la Iglesia, los más conservadores, han denunciado su doble juego: El cinismo es la característica más profunda de Kaifas… y de Kaifas Bergoglio: «con el diablo no se puede dialogar» .Parece ser que Bergoglio, como buen jesuita, es gran conocedor del doble discurso, las mentiras y el marketing. Los jesuitas siempre han ido de pobres, defensores de los desfavorecidos y humildes cuando en realidad ha sido una de las órdenes más destructivas y corruptas de la Iglesia como bien retrataba Vicente Blasco Ibáñez en su lúcida La araña negra. No en vano el término “jesuitín” define en España a una persona retorcida, hipócrita, traidora y con mucha doblez.

    Por no mencionar el escabroso asunto de sus relaciones con el genocida dictador Videla y los dos jesuitass Orlando Yorio y Francisco Jalics, detenidos y torturados, con su beneplácito, por denunciar las desapariciones. La Iglesia ha hecho una brutal campaña para borrar todos los documentos o tergiversarlos con el fin de negar ese oscuro episodio del pasado de Bergoglio. Él mismo lo ha negado y lo ha intentado hacer pasar por unas negociaciones para liberar a Orlando Yorio y Francisco Jalics.

    Por suerte tenemos al gran Horacio Verbitsky, un buen conocedor de Bergoglio que, entre otras muchas cosas, advirtió cuando fue nombrado papa: “Lo principal que hay que entender sobre Francisco I, es que es un populista conservador, del mismo estilo que Juan Pablo II [...] El Papa Francisco es un hombre de posturas fuertemente conservadoras en cuestiones de doctrina, pero con un toque popular”. Todo eso y mucho más lo explica ampliamente en esta entrevista titulada El pasado del Papa Francisco: Horacio Verbitsky, periodista argentino, habla de sus vínculos con la dictadura militar. En una profunda investigación, Verbitsky se entrevistó tanto con Bergoglio como con los dos jesuitas torturados. Sobre ese episodio, Verbitsky cuenta:

    Durante mucho tiempo escuché las dos versiones: la versión de dos sacerdotes secuestrados, que fueron liberados después de seis meses de tortura y cautiverio, y la versión de Bergoglio. Fue una cuestión que dividía a la organización de derechos humanos a la que pertenezco, porque el presidente fundador del CELS, Centro de Estudios Legales y Sociales, Emilio Mignone, decía que Bergoglio era cómplice del gobierno militar, y una de las abogadas del CELS, Alicia Oliveira, que era amiga de Bergoglio, cuenta la otra versión de la historia, que Bergoglio ayudó a estos curas. Esas eran las dos versiones.

    Sin embargo, mientras investigaba para uno de mis libros, encontré documentos en el archivo del Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina que, a mi entender, ponen fin al debate y muestran el doble discurso de Bergoglio. El primer documento es una carta en la que Bergoglio pedía al ministerio la renovación del pasaporte de uno de estos dos sacerdotes jesuitas, que luego de ser liberado se había ido a vivir a Alemania. En la nota pedía que se le renueve el pasaporte sin que fuera necesario que el sacerdote volviera a la Argentina. El segundo documento es una carta del funcionario que recibió la petición, recomendando a su superior, el ministro, que rechace la renovación del pasaporte. Y el tercer documento es una carta de ese mismo funcionario que dice que este sacerdote tenía vínculos con la subversión —que era el nombre con que los militares se referían a toda persona que se opusiera al gobierno militar, ya fuera oposición política o armada— y que había estado detenido en la Escuela de Mecánica de la Armada. Y se especificaba en la carta que esta información había sido suministrada por el Padre Jorge Mario Bergoglio, superior provincial de la compañía Jesuita. Esto significa, a mi entender, un doble discurso. Bergoglio solicitó en una carta formal con su firma que se renueve el pasaporte del cura, pero por debajo de la mesa dijo lo contrario, repitiendo las acusaciones que habían llevado al secuestro de estos sacerdotes.

    Me he permitido subrayar la frase “el doble discurso de Bergoglio” porque es un término que se repite en numerosos artículos sobre el Papa Francisco. Hay que tener claro que desde siempre ha sido un manipulador de la verdad o la verdad a medias para mantener lo de siempre aparentando ser un rebelde. Esto quedó confirmado cuando editó un libro en 2006 pomposamente titulado Iglesia y democracia en la Argentina (¿qué sabrá una dictadura feudal misógina como la Iglesia de democracia?) en el que El hoy papa Francisco omitió, en su transcripción de la reunión que mantuvieron dos cardenales y un obispo con los generales golpistas, que la Conferencia Episcopal expresó su apoyo al régimen militar porque “su fracaso llevaría, con mucha probabilidad, al marxismo”. Este documento es especialmente relevante porque evidencia su costumbre de mentir y distorsionar la verdad para ocultar su conservadurismo y el de la Iglesia. En la investigación de Verbitsky aporta el documento original en el que se expresa de forma explícita la “comprensión, adhesión y aceptación” episcopal de ese “proceso”, “emprendido y encabezado por las Fuerzas Armadas”. Toda esa parte fue eliminada por Bergoglio para negar su colaboración y la de la Iglesia con el régimen de Videla con tal de evitar el “comunismo”. Esta criminal manipulación de la verdad está ampliamente documentada en este documento imprescindible titulado Bergoglio, Dictadura e Iglesia Por Verbitsky. No tiene desperdicio si queréis conocer el modus operandi del Papa Francisco.

    No es casualidad que las ejemplares madres de los desaparecidos dijesen de él: Las Madres de la Plaza de Mayo: “La Iglesia de Bergoglio es la de la derecha, la que apaña a los curas violadores”.

    Es la campaña de limpieza que la poderosa Iglesia ha desatado en todo el mundo para hacer creer que están cambiando cuando venden lo mismo de siempre: odio a buen precio y con la palabra “amor” plantada en sus agonizantes víctimas.

    Y sobre el supuesto cambio milagroso producido por su nombramiento como papa, baste recordar a los ciegos a la hemeroteca, que uno de sus más recientes actos como papa fue nombrar cardenal al arzobispo emérito de Pamplona y Tudela y administrador apostólico de la Diócesis de Málaga Fernando Sebastián. Lo hizo tras las declaraciones de este tipejo que recogen el titular El nuevo cardenal español: ‘La homosexualidad es una deficiencia que se puede normalizar con tratamiento’. En esas declaraciones, ampliamente difundidas, el arzobispo comparaba la homosexualidad con su hipertensión ‘que tiene que corregir’. Cuando le llamarón la atención por las homófobas declaraciones insistió en decir que “El señalar a un homosexual una deficiencia no es una ofensa -ha insistido- es una ayuda porque muchos casos de homosexualidad se pueden recuperar y normalizar con un tratamiento adecuado“, por lo que ha sostenido que su posición “no es ofensa, es estima” porque cuando “una persona tiene un defecto, el buen amigo es el que se lo dice“. Yo le dediqué una entrada titulada Deficiente humanidad con hipertensión.

    Pero de todo este cuadro lo más triste es la cantidad de homosexuales que están deseando creerse (y difundir) las mentiras para justificar su entrada en la Iglesia que les tortura, desprecia y humilla. No hay nada inocente o altruista en esos gays. Es puro egoísmo de absurdigay. Saben que, como los ejecutivos en las multinacionales, tienen que entrar en las convenciones sociales consensuadas por la mayoría para poder acceder a la élite que explota al resto (a los perdedores, según ellos). Así funciona el capitalismo. Y la Iglesia ha sido y es un engranaje fundamental en el capitalismo. Al fina y al cabo no es una cuestión de creencias espirituales sino de convenciones sociales que te acercan a la élite. Por eso no do deja de ser triste que los gays deseen entrar en un club que les denomina “enfermos” y lo hagan a base de engañar y atacar a los activistas que denuncian ese desprecio clerical. Cosas de absurdigays.

    ]]>
    shangaylily 2014-10-22 08:35:05
    Tedetesto - Podemólogos http://blogs.publico.es/tedetesto/2014/10/22/podemologos/ Decidido a escapar, temporalmente, del ruido y del ruedo de la alterada política, probé una breve inmersión en ruidos más mundanales como los que emiten los invitados y contertulios del Sálvame de Luxe que esa noche ofrecía un animado programa doble: las confesiones de Olvido Hormigos, exconcejal socialista y exhibicionista y el show torrencial de Santiago Segura autopromocionándose como el sabe hacer con descaro y desparpajo. Santiago vendía su película y Olvido su calvario, merecedor al menos de un cameo en la próxima entrega de Torrente. El problema de Olvido tiene que ver con la amnesia, en cuanto se toma dos copas pierde la cabeza y se pierde en la noche con el primer galanteador que se ponga a tiro. Las resacas suelen ser espantosas, la vida familiar un desastre y de la vida política ni hablamos. Olvido lloró y pidió perdón pero no dejó muy claro lo del propósito de la enmienda, por el momento se dedica a capitalizar sus amargas confesiones, más tarde quizás se decida a comercializar un master de onanismo a través del móvil, un master para quitarse el traje que diría el doctor Rodríguez.

    Como verán la política se mete por todos los resquicios y el escapismo resulta imposible, el fin de semana se reunían los de Podemos para elaborar su programa y debatir de lo suyo que es lo de todos. A juzgar por los comentarios, los editoriales, las declaraciones, las advertencias y los consejos que se prodigaban en los medios desde todos los ángulos del espectro político, todo el mundo parecía saber más de Podemos que los propios militantes y simpatizantes del movimiento. Desde la caverna mediática a la madriguera de IU, todos creen saberlo todo sobre la organización, reparten consejos y advierten de los peligros del “populismo”, por lo visto es mejor ser elitista que populista, queda más fino y mantiene a la “chusma” controlada y atemorizada, recortada y mutilada. Podemos ha puesto en evidencia y en la picota a los partidos castizos, a la élite de esa bazofia que ha arruinado, corrompido y saldado nuestro peculiar sistema democrático y que se ha llevado a su casa, chalet suizo, o chiringuito en Las Caimán, todo lo que podía transportarse a través de cuentas, acciones, bonos y demás subproductos bancarios. Lo que queda después del expolio lo están vendiendo en el Mercadillo Común Europeo, entregándoselo a las multinacionales y a quién quiera comprarlo. Seguimos siendo un país en primera línea de playa, aunque las playas también nos las hayan robado, con mucho sol y por lo visto con muy mala sombra.

    A título personal les diré que hay algo que me inquieta en el último discurso de Pablo Iglesias y es su referencia al centro y a la centralidad del tablero político. El centro no existe como espacio político porque su posición depende de donde estén situados los extremos, el centro es oportunista y posibilista por encima de cualquier posicionamiento ideológico, si el peso del  sistema bascula hacia la derecha, el centro, para seguir ocupando la centralidad se desplazará a la derecha, y al contrario. Y ya me estoy poniendo en plan podemólogo, la podemología es una nueva zona de conocimiento en la que hasta los más ignorantes y los más alejados de sus posiciones (y suposiciones) opinan, polemizan, descalifican y especulan sin rigor ni pudor. Entre la fauna opinante abundan los especímenes agoreros que ven caminos llenos de peligros y oscuras amenazas, los árboles de Podemos no dejan ver el espeso y ominoso bosque, lobos y caperucitas, ogros y brujas, trasgos y trolls acechan a los incautos que osen transitar por ese camino. Podemos o podremos y no nos importa si Echenique es bolchevique, populista o trotskista reciclado. Sobre la asamblea de Podemos, los foros de la derecha han valorado cierta moderación y alientan la conversión de la Plataforma en un partido más. que se diluya en el viscoso magma parlamentario para que los lobos con piel de corderos se transformen en corderos con piel de lobos.

    ]]>
    Moncho Alpuente 2014-10-22 08:28:14
    Rosas y Espinas - La honrada saga de los Rato http://blogs.publico.es/rosa-espinas/2014/10/22/la-honrada-saga-de-los-rato/ ratoHay gente que lo que más disfruta del sexo es el pitillo de después. Pero también existen partenaires sexuales que no te permiten fumar en su dormitorio. Y la conjunción de ambas actitudes en un mismo lecho deja la felicidad poscoital como en tierra de nadie. Es lo que me sucede a mí con Rodrigo Rato. Que nunca voy a disfrutar del placer de fumarme un cigarrito viendo cómo entra en la cárcel. Envidio en eso a mis antepasados, que sí vieron en 1967 cómo entraba en la cárcel su padre, Ramón Rato.

    Porque los Rato son embutidos de toda la vida, de cantimpalo. Profesionales de la chacinería financiera desde antes de la invención del cerdo. A Ramón Rato lo metió Franco en la cárcel por evadir dinero a Suiza el mismo día en que su hija se casaba con un sobrino de Emilio Botín, circunstancia que vuelve a refrendar que, con la Transición política y financiera, España rompió definitivamente con el franquismo. De aquellas sagas Botín y Rato hoy solo perduran las tarjetas black de Bankia y el recoleto e intachable Banco de Santander. Lo que demuestra que nuestra democracia ha roto de forma abrupta con las caducas oligarquías del fascismo.

    Ahora un juez quiere encarcelar al Rato, un honrado de toda la vida. Nos falta memoria histórica. La saga Rato es víctima de su lucha contra el franquismo. Su padre Ramón llegó hasta a evadir, valientemente, 176 millones de pesetas a Suiza para evitar el enriquecimiento de la dictadura. Es una nacional vergüenza lo que le está sucediendo al pequeño Rodri. Ahora que hasta Esperanza Aguirre reconoce que ha corrido delante de la policía franquista (y de los guardias municipales contemporáneos), nos abomina ver cómo la intolerante justicia democrática ensucia el nombre del hijo de quien corrió, hacia Suiza, delante del mismísimo Francisco Franco.

    Eso de hacer justicia sobre nuestros héroes nacionales está de moda. El último imputado es el más olvidable que olvidado Ángel Acebes, cuyo único pecado es haber rescatado a un medio encantadoramente neofascista (Libertad Digital) con honrado dinero negro de las cuentas B del Partido Popular. Así, como contaba ayer este panfleto rojo de mierda, el 75% de los ministros de José María Aznar está imputado por unas menudencias u otras, cobró sobresueldos o duerme en prisión.

    En España se ha puesto de moda el deporte de airear corruptelas, cuando lo único que se consigue con eso es molestar a la buena gente católica, formal y honrada. España premia la vulgaridad del obrero llevándolo hacia el ocio paniaguado del Inem mientras castiga a los patriotas que han hecho de nuestra patria lo que es hoy, un país tan moderno que ya no tiene futuro.

    Me preocupa enormemente que muchas de estas travesuras suizas de nuestros próceres estén aireándose con más gracilidad desde que un día de mayo de 2011 unos perroflautas se instalaran en la Puerta del Sol a beber litronas. El sistema igualitario y perfecto que gozamos hoy está en peligro por culpa de esos antisistema del 15-M que han fermentado en movimientos chavistas y bolcheviques como el Partido X, la PAH, 15MpaRato o Podemos.

    El miedo tiene que cambiar de bando. Pablo Iglesias, Falciani, Julio Anguita o Saramago no nos representan. Están judicializando la política para evitar que se pueda legislar a gusto, y así solo vamos hacia el estancamiento y la recesión. Recuperar la política como dios manda es ya una urgencia nacional. Pena que hoy no sea 18 de julio de 1936, que si lo fuera se iban a dar cuenta El Coletas de lo que vale un peine. Café, dadle café.

    ]]>
    Aníbal Malvar 2014-10-22 06:01:19
    El azar y la necesidad - ¿Han consensuado Mas y Rajoy la consulta del 9N? http://blogs.publico.es/el-azar-y-la-necesidad/2014/10/21/han-consensuado-mas-y-rajoy-la-consulta-del-9n/ El nuevo escenario surgido a partir de la convocatoria de Artur Mas de una nueva consulta sin censo crea un curioso campo de juego en el que, aparentemente, todos ganan y nadie pierde. Es lo que los economistas llaman una eficiencia de Pareto, en la que no hay otra combinación estratégica que incremente la ganancia de uno de los jugadores sin hundir las del otro. Rajoy puede permitirse el lujo de que se celebre la consulta, no va en ello su prestigio  porqué podrá declarar con razón que no se trata de una consulta legal con garantías. Artur Mas, por su lado, podrá afirmar que ha realizado la consulta, poniendo las urnas y los votos, a pesar de las dificultades y trabas del gobierno central. La pregunta que surge es cómo se ha llegado a este punto de equilibrio tan complejo y tan frágil. La respuesta genera, a mi modo de ver, muchas suspicacias.  Artur Mas ha sacrificado la unidad de los partidos que apoyaban la consulta para conseguir realizar una jornada más de reivindicación ciudadana, se ha enfrentado a Òmnium cultural y la Assemblea, y tiene un complejo proceso de aprobación de los presupuestos del 2015 por delante. Con este panorama, y conociendo el carácter pragmático del presidente, no creo que su propuesta de consulta alternativa la haya realizado a la brava, saltando al vacío, sin tener garantías del gobierno central. Por mucho que  parezca descabellado, hay algunas pruebas que podrían avalar un mínimo entendimiento previo con el estado, con Mariano Rajoy. Una de las pruebas es el silencio clamoroso de los últimos dos meses  de los poderes fácticos catalanes, Foment del Treball, el Círculo de Economía, las empresas catalanas del Íbex, otrora tan críticos con la apuesta soberanista de Mas. La otra es el silencio del gobierno central que, de momento, no parece excesivamente combativo contra la nueva consulta participativa. Con este equilibrio en el juego, con este punto óptimo de Pareto, se llegaría al día siguiente de la consulta, el 10 de noviembre con un panorama nuevo. El gobierno de Rajoy  ya ha afirmado por activa y por pasiva que antes del 9 de noviembre no piensa negociar. Si la consulta participativa es un éxito, y todo parece indicar que lo será, el gobierno de Mas podrá tener una baza importante en esa negociación, y cargarse de razones para silenciar a los que le demandan un adelanto de las elecciones. Artur Mas necesita tiempo para refundar Convergència antes de una consulta electoral, para formar el que se ha venido a llamar el partido del presidente, un partido que, sin duda,  pedirá la independencia, sin que eso acongoje  al gobierno central, porqué sabrán de buena tinta que ese nuevo partido independentista  no tendrá intención de proclamarla.

    Tal vez esta teoría de la conspiración entre Mas y Rajoy sea tan solo un delirio paranoico y es posible que nada haya sido pactado, y que la buena disposición actual de las fichas en el tablero del juego entre el Estado y Catalunya sea fruto del caos y la improvisación, tan propias del carácter peninsular. Pero a mi me corroe la duda, porqué creo que el caos y el azar no pueden dejar las fichas tan bien dispuestas en el tablero, eso va claramente en contra el segundo principio de la termodinámica.

    ]]>
    Jaume Grau 2014-10-21 20:42:13
    La revuelta de las neuronas - Inseparable binomio: democracia y eficacia http://blogs.publico.es/jorge-moruno/2014/10/21/inseparable-binomio-democracia-y-eficacia/ La Asamblea ¡Sí se Puede! de Podemos no ha terminado en el encuentro presencial de Vistalegre, tampoco empezó el 18 de untitledoctubre. Todo este proceso de deliberación popular, continúa hasta el próximo 15 de noviembre cuando se elijan por votación abierta a los cargos de responsabilidad, previa votación de los borradores éticos, políticos y organizativos hasta el 26 de octubre a las 23:59. Podemos está haciendo de su proceso interno un ejercicio público y abierto de la discusión política. No se ha escondido de nadie ni de ningún foco, nuestras ventanas son amplias y transparentes a ojos y oídos de todo el que quiera mirar y escuchar, de ahí que provoque tanto ruido.  En una cultura que instala a  la política como una decisión relegada al ámbito de lo privado, puede resultar chocante un debate de puertas abiertas y sin trabas a la exposición pública, de todo un abanico de posturas y opiniones. Llevamos tantos años ciegos, que algunos no ven bien y confunden, el sano debate entre demócratas, con motines. Empero, hay que decirlo claro: La política no es un taller de risoterapia, tampoco es una actividad empalagosa, lo cual no exime de que esté cargada de alegría y pasión. Es de saludar que se defiendan visiones en desacuerdo; Discutir, debatir y plantear proyectos distintos para que puedan elegirse entre mucha gente es bueno;  eso no significa tratar al otro como un enemigo, es política. No existe en Podemos el soberano hobbesiano que trata como un enemigo al rebelde, porque no hay súbditos.

    Malo sería, tener que arreglar los consensos con pactos por debajo de la mesa y falsos apretones de mano, sin perspectiva ni estrategia alguna, solo para quedar bien de cara a la galería. No es nuestro estilo. Esa visión ausente de conflicto, nos exhorta a vivir la política de puertas para adentro y estanca la vitalidad de los cambios que nacen de las diferencias. Es bueno que se lleguen a acuerdos, pero no todos los acuerdos son siempre necesariamente buenos. Parafraseando a Adam Smith, en las organizaciones donde las opiniones son variadas, obligan a sus participantes a innovar para sortear las dificultades; donde no se ejercita la imaginación se pierde la costumbre de desplegarla. Fuera de toda paranoia estalinista que busca conspiraciones porque es incapaz de comprender el disenso, la tensión es una cualidad democrática que mantiene la imaginación despierta, e independientemente de la posición que se defienda, su inexistencia esquilma las pasiones que hacen posible el encuentro y la innovación.

    Se ha dicho que en la propuesta de Claro que Podemos, el equipo que encabeza Pablo Iglesias, solo va a existir una sola voz. No es cierto. Es un secretario general, pero la portavocía no se reduce a una persona, es tan coral como cargos de responsabilidad que se ocupan. Recae la acusación de asemejarse a la estructura de los partidos clásicos, también es falso, la propia Asamblea ¡Sí se puede! da muestras de lo contrario. Las decisiones fundamentales tales como, la votación abierta de todos los cargos internos, la elaboración colaborativa del programa electoral, la configuración de las listas, la decisión de los pactos postelectorales sometidos a la decisión colectiva de la asamblea, junto con la capacidad revocatoria de los cargos responsables, son propuestas que no tienen parangón en nuestro país. Podemos tiene que ser una herramienta de transformación política capaz de competir en un terreno con reglas no elegidas. Podemos es una palanca para facilitar desde las instituciones cambios socioeconómicos, es un dique democrático contra las políticas de austeridad y el empobrecimiento. Pero no debe recaer sobre Podemos, toda la tarea de hacer realidad el conjunto de las aspiraciones sociopolíticas, no hay que centrar en Podemos toda forma de cambio molecular, es el movimiento popular y su tejido comunitario quien debe fraguar nuevas formas de relacionarse en la cotidianidad. Podemos debe ponerse a su servicio.

    La transformación, para ser tal cosa, debe partir de la realidad material, esto es, partir de los distintos rasgos y condiciones que definen el estado de las cosas y la vida de la población en un momento dado, el actual exactamente. La democracia, no se construye en la abstracción de los postulados al margen del demos. Hay que edificar con los hombres y mujeres de hoy para construir el mañana, porque para ser democracia, todo el mundo debe poder tener algo que decir, no solo unos pocos y eso requiere distintos tiempos, modos, intensidades y modelos de participación ciudadana. Democracia y eficacia, es el binomio que defiende el equipo Claro que Podemos para ganar las elecciones y cambiar este país a mejor. Una no va sin la otra, eficacia sin democracia es un modelo sin principios ni objetivos, como un pollo sin cabeza, democracia sin eficacia es pura impotencia.

    ]]>
    Jorge Moruno Danzi 2014-10-21 18:49:15
    Posos de anarquía - Guía para sintonizar los partidos políticos de nuevo http://blogs.publico.es/david-bollero/2014/10/21/guia-para-sintonizar-los-partidos-politicos-de-nuevo/ Estos días todos los medios de comunicación (incluidas las cadenas de televisión) nos están informando de cómo resintonizar los canales para poder seguir viendo nuestros programas favoritos y, de paso, correr un tupido velo sobre la chapuza que se ha hecho en esta país con el reparto de espectro para el 4G y la TDT.

    Ojalá que con los partidos políticos resultara tan sencillo. A veces uno desearía que fuera tan fácil volver a estar en sintonía con ellos, que bastara con ir a la opción Menú y dar toda la vuelta a las frecuencias hasta estar sintonizados de nuevo. Sin embargo, no es tan sencillo, ni siquiera, con instaladores o antenistas tan profesionales como los movimientos sociales que han aparecido en los últimos años.

    La cantidad de niebla y ruido que se ve y escucha en nuestros televisores es tal, que son muchos los que han dejado de verla y prefieren entregarse a otros placeres mundanos. Y no se les puede culpar, la verdad, porque si en este país suceden menos desgracias de las que ocurren, como llevarse a un político o un banquero por delante (perdón por la crudeza), es precisamente porque la gente opta por no ver su televisor desintonizado.

    Ojalá en un abrir y cerrar de ojos llamáramos a un antenista y tuviéramos todas las nuevas frecuencias, pero no es así. Y el panorama es tan oscuro que la mayor parte de los partidos políticos están enviando gratuitamente a los domicilios al mismo instalador de la compañía Regeneración Política S.A. para hacernos creer que están sintonizados cuando, en realidad, no lo están.

    Y si por un casual, uno llega a creer que sí lo estaban, es cuestión de tiempo que lleguen interferencias en forma de crisis sanitaria, sobres con dinero B, desfalco a una Caja de Ahorros o cocaína y mariscadas en forma de planes de formación para darnos cuenta de que seguimos con la misma niebla en la pantalla. Y lo triste de todo es que, en el fondo, todos queremos ver la tele, cada uno su programa, pero todos queremos disfrutar de ella, hablar de ella, comentarla y, además, participar. Pero si los partidos no están sintonizados, no hay nada que hacer.

    Luego, claro está, no podemos olvidar que no todos los aparatos de televisión están preparados para las nuevas frecuencias, bien por ser demasiado viejos (o sus mentes) y estar anclados en el blanco y negro, bien porque su manual de instrucciones deja claro que con funcionar basta, aunque sea echando chispas.

    ¿Qué nos va a costa resintonizar con nuestros políticos? Mucho, sin duda alguna, pero el coste de no hacerlo será mucho mayor. Por eso mi recomendación es que, aunque ahora mismo sean pocos los partidos que no estén dando palos de ciego -a pesar de que está más que cristalino lo que quiere el grueso de la ciudadanía-, no sólo sigan llamando a su instalador sino que, además, háganse antenistas. Tomen las riendas y no esperen a que Regeneración Política S.A. llame a su puerta; de hecho, si lo hace, díganle que deje su tarjeta en el buzón y luego tírenla a la basura. Resintonicen ustedes mismos, obliguen a esos partidos a estar de nuevo a su servicio y no a la inversa.

    Recuerdo una anécdota de una agencia de publicidad cuyas campañas triunfaban, no sólo entre los clientes y festivales sino, además, entre los consumidores. La agencia creció y ganó mucho dinero y, entonces, sus creatividades no valían para nada, fracasaban. ¿Saben qué pasó? Que los creativos ya no viajaban en metro para ir a trabajar, sino en sus flamantes coches de lujo. En pocas palabras, se alejaron de la realidad y ya no conectaban con el público objetivo… no estaban sintonizados.

    Pues eso. Aplíquense el cuento.

    ]]>
    David Bollero 2014-10-21 18:28:08
    Salud mental en tiempos difíciles - Exclusión social: cara y cruz de un concepto ambiguo http://blogs.publico.es/joseba-achotegui/2014/10/21/exclusion-social-cara-y-cruz-de-un-concepto-ambiguo/  

    El  término exclusión social se ha convertido en  omnipresente en el mundo actual, más aún en un contexto de importante incremento de las desigualdades. Es sin duda  un concepto visual, evocador, pero, tal como plantearemos en la segunda parte de este artículo,  puede ser  cuestionado por ser  ambiguo, blando, poco analítico y  con un fuerte  contenido metafórico.  Ha sido criticado también por ser un pseudoconcepto que oculta la crudeza de realidades como  la dominación, la explotación y la lucha de clases, porque pone un velo sobre los verdaderos problemas políticos y sociales. En esta línea,  exclusión social es un término cómodo que forma ya parte del lenguaje  habitual de los organismos oficiales.  Es más,  son con frecuencia  instituciones de tipo financiero y bancario,  las que lideran los  programas contra la exclusión social.

     Clásicamente al hacerse referencia a la problemática de los desfavorecidos el concepto que se utilizaba era el de pobreza. Será fundamentalmente tras la publicación del libro  “Los excluidos, un francés sobre diez” de L’abbé  René Lenoir el año 1974  cuando el término exclusión social adquirirá resonancia

    El libro de L’Abbé Lenoir tiene un gran impacto porque resalta y denuncia que a pesar de que se viven años de  progreso económico y social (lo que en Francia siguiendo la denominación del economista Jean Fourestier se denominan los 30 gloriosos) sigue habiendo un porcentaje importante de gente que continúa igual o peor que antes y que deben  por lo tanto revisarse los mecanismos de redistribución de la riqueza.

        Tal como señala Subirats  en la misma época y para referirse a la misma problemática surge en USA el concepto de underclass (infraclase).   Sin embargo,   sobre todo a partir de los años 90 el concepto de exclusión social  adquiere una enorme resonancia, que además no ha dejado de crecer desde entonces dando lugar a lo que se considera no sólo como un nuevo paradigma,  sino como uno de los paradigmas dominantes en las ciencias sociales.

        El éxito del concepto se relacionaría desde la perspectiva positiva con que nuestra sociedad considera esencial el respeto de los derechos humanos y la exclusión resultaría intolerable desde estos valores de igualdad y progreso.  Otro aspecto positivo del  término exclusión social es que va más allá del clásico concepto de pobreza, ampliándolo más allá  de los aspectos meramente económicos. Como señala Franzé el concepto se halla vinculado  a las dificultades de acceso al mercado de trabajo, salud, educación, redes sociales, vivienda, cultura, servicios sociales y al pleno ejercicio de los derechos  Es un cúmulo de hándicaps. Se considera una metáfora espacial de la segregación en las sociedades urbanas. 

    Una de las razones relevantes del éxito  del concepto proviene como señala  Franzé  de que  ha sido adaptado en la terminología oficial de los principales organismos internacionales (ONU, OMS…..), así como a que forma parte de los programas de actuación de los organismos públicos, todo lo cual le confiere un gran poder de legitimidad. Por ejemplo el Parlamento Europeo lo ha tenido presente en sus resoluciones especialmente en la resolución del  año 2003.  Hoy en día casi resulta extraño encontrar  informes oficiales,  documentos de funcionarios ó textos académicos que no utilicen el término exclusión social.  Incluso son raros los ayuntamiento, diputaciones, gobiernos autonómicos etc.  que se precien que no posean un flamante programa contra la exclusión social.  Es más,  tal como señalábamos, paradójicamente son con frecuencia  instituciones de tipo financiero y bancario,  las que lideran programas contra la exclusión social.

       A todo lo planteado  habría que añadir un aspecto que en mi opinión, tal como he escrito en trabajos anteriores sobre esta temática,  ha contribuido mucho al éxito del concepto  y es que el  término exclusión posee además una gran fuerza psicológica ya que se asocia a la idea de abandono, muy importante a nivel afectivo ya que constituye un temor básico de todos ser humano. Exclusión es un término muy cargado emocionalmente, similar desde esta perspectiva a los términos que se utilizan en el lenguaje publicitario, términos que enganchan rápidamente a nivel afectivo.

    El contexto actual de la sociedad del conocimiento,  de grandes cambios tecnológicos asociado a un fuerte incremento de las desigualdades, ponen  en situación de riesgo de exclusión a los individuos y los grupos vulnerables.  Como factor añadido habría que señalar la fragilización de  las redes familiares que se observa en las sociedades avanzadas. Además,  tal como señala Beck ahora los problemas no afectan sólo a un determinado grupo social, clasicamente vinculado a la pobreza, sino que pueden afectar a cualquier colectivo. En esta línea se hallan los planteamientos acerca de la crisis o desaparición de las clases medias en la sociedad actual.  Ahora todos los grupos sociales se hallan en situación de riesgo. Es la sociedad del riesgo. En un estudio efectuado en Francia el año 2005 por Emmaus se señalaba que casi la mitad de los franceses expresaban temores de verse abocados a ser un día excluidos sociales, sin techo

     

     

    MATIZACIONES Y CRÍTICAS AL CONCEPTO DE EXCLUSIÓN SOCIAL

       Como señala muy gráficamente Alain Touraine, mostrando la fuerza visual del concepto de exclusión social, antes las relaciones sociales se establecían entre los de arriba y los de abajo. Ahora,  entre los de dentro y los de fuera del sistema.

       Pero el concepto de exclusión social,  a pesar de ser tan gráfico es también objeto de matizaciones y críticas, desde diversas perspectivas,  y de diferente calado.. Como señala Damon  el que el término sea intrínsecamente ambiguo (exclusión de qué, por quien….) y con un componente metafórico,  evocador, en realidad es una de las razones que han favorecido su éxito. Sus contornos son vagos, no se sabe muy bien de qué se habla.  Cada persona que habla de exclusión tiene su propia imagen del concepto. Pero todo el mundo  lo emplea.

        Resulta obvio que exclusión significa estar fuera, pero no está tan claro que estas personas estén realmente fuera del sistema ya que no existen categorías de poblaciones o  territorios radicalmente separados del resto de la sociedad.  Así como señala R. Castel  en su conocido trabajo “Las trampas de la exclusión”,  los excluidos participan plenamente de las relaciones de dominación y desigualdad,  no se hallan al margen de la dinámica social,  ya que  la sociedad incluida los tiene muy presentes para explotarlos o para inducirles al consumo,  y los excluidos tienen muy presente en sus conductas a la sociedad que los margina. En realidad los excluidos constituyen una parte muy importante del tejido social, incluso contribuyen  a  legitimar el sistema social ya que el  hecho de que estas personas excluidas en general no voten a pesar de sus problemas y estén al margen de las organizaciones reivindicativas permite el mantenimiento del estatus quo vigente, el mantenimiento del sistema de partidos políticos en el poder.

    Castel recela del término exclusión porque considera que se ha convertido en un concepto blando, poco analítico y propone que se use referido tan sólo a los grupos que se hallan apartados físicamente de la sociedad (aunque no radicalmente separados) , en espacios cerrados, como los presos o los internos de los manicomios. Otros críticos más radicales como J Freund  señalan que es un término consagrado por la mediocridad de las modas intelectuales y universitarias, un pseudoconcepto que oculta conceptos mucho más duros como dominación,  explotación y  lucha de clases, porque pone un velo sobre los verdaderos problemas políticos y sociales.

       También se señala que estas situaciones de exclusión son muy diversas y cambiantes y comprenden un gran abanico de personas, son de una gran hetereogeneidad. Hay muchos tipos de exclusión: económica, cultural, laboral … Como señala Fretigné  la exclusión es como una hidra de muchas cabezas. Otros planteamientos señalan que todas las sociedades generan exclusión, en cualquier tipo de sistema social. Pueden cambiar los criterios de exclusión, las ideologías que los sustentan pero no la existencia de la exclusión. Es la teoría del chivo expiatorio de R. Girard . Es más se considera que la existencia de grupos excluidos,  que haya alguien ahí fuera diferente, extraño…. posee incluso una función aglutinadora, cohesionadora del resto de la sociedad

        Para Damon sería más preciso introducir una tercera categoría entre los excluidos y los incluidos: la categoría de los vulnerables, los amenazados de exclusión. Es más realista plantear un continuum  de situaciones, más que pretender separar artificialmente en dos grupos a la sociedad. Hay un peligro en los discursos actuales sobre la exclusión de de reificación del concepto. El concepto de exclusión debe entenderse relacionalmente, no sustancialmente. Dado que el concepto de exclusión no es un concepto bien delimitado, es metafórico, las medidas de la exclusión social son siempre imperfectas, incompletas, insatisfactorias,

     De todos modos,  como señala Damon,  a pesar de que el concepto tiene evidentes limitaciones en la descripción de la realidad, también es útil  dada su capacidad comunicativa en relación a determinadas situaciones,  y es lícito plantearse si debe ser sacrificado en el altar de la pureza semántica. En mi opinión, se trataría fundamentalmente  de ser más críticos con su utilización, teniendo siempre muy presente en qué contexto se está empleando, así como teniendo mucho cuidado de  no dejarnos seducir por su  gran fuerza metafórica.   

     

    jachoteguil@gmail.com

     

     

     

     

     

    ]]>
    Joseba Achotegui 2014-10-21 15:42:17
    Viviendo en deudocracia - ¿Qué pasaría si no pagásemos la deuda? http://blogs.publico.es/viviendo-en-deudocracia/2014/10/21/que-pasaria-si-no-pagasemos-la-deuda/ Carlos Sánchez Mato y Gemma Tarafa
    Miembros de la Plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda (PACD – Madrid y Catalunya)

    La deuda española sigue estando en situación crítica. La mejora de los tipos de interés a los que se financia el Estado español ha sido considerable en el último año. Sin embargo, esa mejora de los costes de financiación de las nuevas emisiones de deuda pública y la reducción de la prima de riesgo no revelan una mejora de la solvencia de las administraciones públicas. Solamente el rescate por la puerta de atrás [1],  del que se han beneficiado las economías de la periferia europea, explica que podamos seguir refinanciando nuestra enorme deuda.

    No obstante, ese auxilio no solo no ha solucionado el problema, sino que lo ha convertido en mucho más peligroso. En vez de abordar una política de reducción de la deuda pública a gran escala, se ha optado por una operación de salvamento que no ha sido más que una cortina de humo en búsqueda del verdadero objetivo, el rescate al sector bancario internacional.

    Para ello se ha utilizado como herramienta la ilimitada financiación a las entidades bancarias privadas para que acudan a las subastas de la deuda soberana. Los bancos han destinado el dinero del Banco Central Europeo a la compra de deuda pública y a pagar los créditos con los que financiaron la burbuja. Eso les ha permitido obtener, a costa de las administraciones públicas, elevadísimos beneficios, pero en monto insuficiente para restablecer su solvencia.

    La política implementada no ha ido acompañada de la adecuada depuración de los activos dañados y hay más dudas que certezas sobre el valor real de los activos bancarios. El segundo efecto de este rescate ha sido el cierre del crédito que sufre el sector privado, ya que para las entidades bancarias es mucho menos arriesgado comprar deuda soberana en vez de prestar recursos a empresas y familias sobreendeudadas.

    Pero esto ha repercutido negativamente en los estados financieros de los bancos, ya que el estrangulamiento de familias y empresas ha supuesto un fuerte incremento de la morosidad y el debilitamiento de los balances bancarios. El círculo vicioso se completa con la profunda debilidad estructural de la deuda pública que han adquirido las entidades bancarias y que, paradójicamente, tienen la consideración para éstas de “activos libres de riesgo”.

    El resultado supone una verdadera bomba de relojería, de la que solamente podemos dudar una cosa: el momento de su estallido [2].

    El cóctel explosivo se completa con el rápido crecimiento de la deuda directa, de los avales y el déficit primario existente antes del pago de intereses motivado por la infrafinanciación de las administraciones públicas como consecuencia de políticas fiscales regresivas y una escandalosa permisividad ante el fraude y la elusión fiscal. La guinda es un endeudamiento externo de la economía española, que se ha situado en cifras máximas y que ya no existe capacidad de reducir el precio que se paga por el enorme endeudamiento existente, por lo que la verdadera espada de Damocles es el riesgo de subida de los tipos de interés.

    El tratamiento aplicado no tiene capacidad más que de paliar parte de los síntomas de la enfermedad del sobreendeudamiento que aqueja a las economías europeas y, de forma extrema, a la española. La banca europea y, en concreto la española, sigue estando en situación de insolvencia y, al mismo tiempo, es la que financia los desequilibrios insostenibles de las administraciones públicas.  Para que las entidades bancarias puedan resistir, se acude en su auxilio con mecanismos que suponen una transferencia de recursos desde el ámbito público y eso compromete la solvencia de la deuda pública y agudiza por tanto los desequilibrios de los bancos.

    Para romper ese perverso vínculo entre gobiernos y entidades bancarias es preciso enfrentarse a una cruda realidad: tanto entidades bancarias como administraciones públicas no podrán pagar sus deudas y será inevitable que tengan que aplicar quitas a sus acreedores para hacerlas sostenibles. No bastará con lo anterior, ya que, para alcanzar un nivel de sostenibilidad en la deuda, sería imprescindible realizar reducciones y quitas en las que asfixian a las familias, actuando de forma inmediata sobre la deuda hipotecaria fruto de la adquisición de la vivienda habitual de las familias en riesgo de exclusión.

    Además del escenario de insostenibilidad de la deuda pública, hay que añadir la cuestión de su ilegitimidad. Esta realidad obliga a los ciudadanos a plantear la opción del impago como herramienta de salud democrática. Se trata de una condición necesaria para resolver la actual situación, pero no suficiente para evitar su reproducción.

    Solo nacionalizando la mayor parte del sector financiero de manera definitiva se puede romper el círculo vicioso y se pueden poner a salvo los ahorros de la sociedad para dirigirlos a destinos diferentes de los marcados por la deriva suicida del hipertrofiado sistema bancario. Hay que evitar que estas quitas se lleven a cabo con pactos de despacho.

    Debemos incorporar las finanzas a la nueva cultura democrática que emerge en el Estado y exigir transparencia y participación ciudadana. La auditoría ciudadana, como reclama la Plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda (PACD), debe permitir aclarar qué deudas injustas, y por tanto ilegítimas, podrían ser las que se identificaran con estas necesarias quitas para recuperar la salud del sistema económico y democrático.

    Cuando esto se plantea, nos  enfrentamos a la acusación inmediata de que esta medida nos sumiría en el caos más absoluto. Nos mienten una vez más tal y como nos demuestran las historias de los estados que se han enfrentado a los mercados cancelando deuda y aplicando restricciones a los flujos de capitales en los últimos años.

    Casos como los de Malasia, Ecuador e Islandia, y como el de Argentina en la lucha en la actualidad por defender su soberanía frente a los fondos buitre, son ejemplos exitosos de ello. Olvidan conscientemente que, el enorme endeudamiento de la economía española podría jugar a nuestro favor si existe una firme voluntad política de que el proceso de impago beneficie al conjunto de la población y no a los responsables de lo ocurrido.

    Sí que sería un caos pero, por primera vez en esta crisis, para las élites.

     

    [1] En junio de 2012, España pide el rescate al Eurogrupo y la prima de riesgo alcanzó los 650 puntos básicos. El día 26 de julio, Mario Draghi realiza sus famosas declaraciones “El Banco Central Europeo hará lo necesario para sostener el euro. Y créanme, eso será suficiente”. La interpretación de esta posición política como síntoma de fortaleza, provocó que la prima de riesgo cayera hasta los 500 puntos básicos. En septiembre de 2012, el Banco Central Europeo anuncia su programa de adquisición de bonos (OMT) para países con problemas. Este programa surte sus efectos sin necesidad de aplicarse y la prima va bajando poco a poco.  El respaldo supone que, en el caso de que se produzca un agravamiento de la situación, la entidad actuará como “prestamista de última instancia” para las emisiones de deuda pública, por lo que la demanda de bonos estaría garantizada y eso disminuye sensiblemente el riesgo de la inversión.

    [2] Según un informe de Moody’s publicado en enero de 2014, “el reciente aumento en la propiedad por parte de los bancos españoles de bonos internos del Gobierno es insostenible. Una serie de bancos ha utilizado los préstamos a largo plazo otorgados por el Banco Central Europeo a finales de 2011 y principios de 2012 para comprar la deuda interna. Los bancos lo han hecho porque los bonos del Gobierno nacional se pueden utilizar como garantía para obtener financiación a bajo coste por parte del BCE, y porque la regulación considera los bonos del Estado de manera más positiva que con otras formas de deuda: las entidades pueden poseer la cantidad que deseen y los requerimientos de capital asociados son relativamente bajos”.

    ]]>
    auditoriaciudadanadeladeuda 2014-10-21 10:49:30
    Diario de un altermundista - Presos sin delito http://blogs.publico.es/altermundista/1377/presos-sin-delito/ Tanquem els CIe - Foto Movimiento

    Manuel Gómez/Fotomovimiento en Tanquem els CIE

    Imaginémonos que aquí hay una crisis, pero no de unos años, con la quizá vana esperanza de que va a desaparecer, sino por y para siempre. Pensemos durante un momento en vivir en un país que sin haberse derrumbado, vive en escombros. En el que no haya hospitales públicos de calidad, en los que que para ser atendidos hay que esperar largas colas en insalubres salas de espera y a los que hay que ir con los medicamentos y las vendas de casa para poder ser atendido, e incluso la comida por si te hospitalizan.

    Imaginémonos escuelas públicas destartaladas, en las que no hay ni sillas ni pupitres para todos los alumnos, donde la luz entra por ventanas donde faltan la mitad de los vidrios. Pensemos en ciudades con calles a medio hacer, sin alcantarillado, con basura acumulada a cada lado, sin aceras por las que caminar, en las que el transporte se limita a autobuses de tercera mano con una impredecible frecuencia de paso. Pensemos en un lugar en el que el footing, jogging o fitness parecen una broma de mal gusto porque cada día hay que andar decenas de kilómetros para ir a trabajar en el campo o al mercado a malvender una escasa cosecha que no te dará más que para ganar 1 o 2 dólares diarios.

    Imaginémonos que vivimos en un país en el que hay que invertir varias horas para conseguir una poca agua potable para cocinar o beber. Un país en el que la higiene se limita a un cubo de agua y un pedazo de jabón de barra hecho en casa con los restos del aceite de la comida. Un país donde comer más de un plato diario es considerado un privilegio.

    Imaginémonos tan solo por un momento que vivimos en un lugar donde no hay interruptor para la luz, que las escasas farolas iluminan las calles tan solo de vez en cuando, que tenemos miedo a salir en la oscuridad porque sabemos que nos pueden asaltar y que si nos asaltan no podemos ir a la policía porque puede ser peor.

    Pensemos que vivimos en un lugar en el que la violencia puede estallar en cualquier momento, en el que el gobierno de turno puede cambiar si tal o cual grupo armado da el enésimo golpe de estado, en el que quizá este u otro grupo armado, o el ejército de turno, nos puede reclutar a la fuerza. Un lugar en el que las mujeres no pueden salir de casa solas a ciertas horas porque las agresiones sexuales están a la orden del día. Un lugar en el que la mendicidad y la violencia es la norma.

    Pongámonos en esta situación, por mucho que nos cueste, ya que aquí parece que las cosas nunca irán tan mal, y seamos capaces de comprender por qué cada día hay cientos, miles o millones de personas olvidadas, que aun así sueñan e imaginan cómo sería su vida en uno de esos lejanos lugares en los que se ambientan las películas o los partidos de fútbol que ven en una de las pocas televisiones del pueblo. Y que aún así tienen esperanza.

    Estas son las personas que metemos en “cárceles de sin papeles” cuando llegan a superar las barreras de nuestras fronteras, por el mero hecho de no tener el documento de identidad que el caprichoso destino ha hecho que nosotros, privilegiados, tengamos en nuestro bolsillo. Y son encarcelados sin haber cometido delito alguno. Son encarcelados por buscar una vida mejor, por no pretender más que trabajar duramente para tener oportunidades, para prosperar y, sobre todo, para enviar algo de dinero a sus familias, para que cada día no tengan que malvivir con uno o dos dólares al día. Estas son las personas a las que privamos de libertad por el único delito de no ser de aquí.

    El drama es mayor aún si además estas cárceles son gestionadas con desdén, si en ellas hay malos tratos y si la amenaza y el insulto es la palabra más amable que se puede escuchar. Es intolerable que existan cárceles para no nacionales, es inadmisible que se penalice de este modo a una persona sin haber cometido ningún delito. No puede haber ser humano en sus cabales que pueda aceptar que esto esté pasando, pero sí,  en Europa hay 280 Centros de Internamento de Extranjeros (CIE), de ellos 7 en el Estado español en los que se acumulan más de 9000 presos sin delito.

    ]]> Jordi Calvo Rufanges 2014-10-21 10:07:02 Pensamiento crítico - El porqué del escandaloso crecimiento de las desigualdades http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2014/10/21/el-porque-del-escandaloso-crecimiento-de-las-desigualdades/ Vicenç Navarro

    Catedrático de Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y Profesor de Public Policy. The Johns Hopkins University

    Si usted lee la prensa económica y la prensa popular, verá ahora varios artículos que intentan explicar el gran crecimiento de las desigualdades de renta y riqueza, atribuyéndolo a toda una serie de causas, desde cambios demográficos a cambios tecnológicos o al desplazamiento de los puestos de trabajo a otros países. El tema de las desigualdades ha pasado a ser un tema central, definido por el Presidente Obama como el más preocupante del siglo XXI en EEUU. Hay, pues, todo tipo de explicaciones para todo tipo de gustos. Entre los que tienen mayor visibilidad, están los que atribuyen el elevado crecimiento de las desigualdades de renta al creciente diferencial de educación en la fuerza laboral, asignando este crecimiento a las diferencias de productividad entre los que están cada vez más educados (que tienen mayores salarios) y los que lo están menos (que tienen menores salarios). Esta explicación parecería razonable: a más educación, mayor productividad del trabajador o empleado y mayor salario. Las diferencias de salarios estarían, pues, causadas por este diferencial en la productividad de los trabajadores.

    Ahora bien, el problema con esta explicación es que los datos no la confirman o, dicho de otra manera, los datos muestran que esta explicación aclara solo una parte muy pequeña (en realidad, pequeñísima) del crecimiento de las desigualdades. La tesis de la productividad laboral (que se centra en el nivel salarial correspondiente a cada nivel de productividad) no explica este enorme crecimiento de las desigualdades. Los datos están ahí para todo el que quiera verlos. El último informe sobre productividad y salarios en EEUU, escrito por el prestigioso Economic Policy Institute (EPI), de Washington, cuestiona la teoría de que el crecimiento de las desigualdades se debe al diferencial de conocimiento y productividad. Concluye, así, que todas las políticas públicas que quieren reducir el crecimiento de las desigualdades mediante el aumento de la educación de los trabajadores de menor cualificación serán dramáticamente insuficientes para corregir las enormes desigualdades. ¿Cuál es, pues, el origen de este crecimiento?

    Las causas políticas del crecimiento de las desigualdades

    Para responder a esta pregunta tenemos que salirnos del área del conocimiento económico para movernos en el área del conocimiento político (lo que se llama en el mundo anglosajón el contexto político). Como bien decía mi maestro Gunnar Myrdal, “detrás de todo fenómeno económico hay una realidad política”. Veamos los datos. El EPI muestra como desde 1970 hasta 2013, la productividad en EEUU creció un 64,9%, mientras que el salario promedio de la mayoría de los trabajadores de EEUU (el 80% de la fuerza laboral en el sector privado) creció solo un 8%, ocho veces menos que el crecimiento de su productividad. La consecuencia de ello es que la gran mayoría de la riqueza creada por el trabajador, como resultado del crecimiento tan notable de su productividad, no repercutió en su compensación salarial. ¿A dónde fue, pues?

    Uno de los gráficos publicados por el EPI muestra clara y diáfanamente donde fue. Desde 1978 hasta 2011 las rentas derivadas del trabajo bajaron del 53% al 44% del PIB, mientras que las rentas del capital subieron muy marcadamente. En otras palabras, la mayor parte de la riqueza producida por el trabajador fue a enriquecer a los propietarios de las empresas. No hay otra manera de leerlo. En realidad, el problema es incluso mayor de lo que aparece en el grafico, porque las rentas derivadas del trabajo incluyen también los salarios de los grandes empresarios y banqueros, salarios que son astronómicos (3.000 veces el salario del trabajador) y que no guardan ninguna relación con la productividad. Cuando los salarios de estos personajes se sacan del capítulo “rentas del trabajo”, se aprecia que la reducción de los salarios del 80% de la fuerza laboral es incluso mayor. El EPI también muestra que la diferencia entre los salarios de los graduados universitarios y los graduados en educación secundaria era mucho, mucho menor, que la diferencia entre aquellos que están en la cúspide salarial (los Bill Gates del país) y los graduados universitarios.

    El debilitamiento del mundo del trabajo 

    Lo que ha estado ocurriendo es que las políticas públicas neoliberales iniciadas por el Presidente Reagan han favorecido enormemente a las capas sociales más poderosas a costa de todas las demás. Este era el objetivo de estas políticas públicas: debilitar al mundo del trabajo a costa de enriquecer al mundo del capital. Lean el informe del EPI y lo verán. Algo parecido ha pasado en Europa Occidental, y muy en especial durante estos años de crisis. Es lo que antes se llamaba “lucha de clases” y ahora ya no se cita por considerarse (por parte de la sabiduría convencional) un término anticuado, asumiendo, además, que no hay clases sociales. Los datos, sin embargo, hablan por sí solos. Hay clases sociales. Lo que ocurre es que se han redefinido. Hoy, la lucha de clases es entre una minoría que controla y gestiona el capital y todos los demás.

    La solución al crecimiento de las desigualdades pasa por hacer lo opuesto a lo que se ha estado haciendo. Es decir, reforzar el mundo del trabajo a costa del mundo del capital. A aquellos que inmediatamente dirán que esto repercutirá negativamente en el crecimiento económico se les tendría que aconsejar que vieran los datos. Las tasas de crecimiento fueron mucho más elevadas cuando las rentas del trabajo eran  más elevadas y las rentas del capital más bajas. El periodo 1945-1980 fue de mayor crecimiento que el de 1980-2012. Así de claro.

    ]]>
    Vicenç Navarro 2014-10-21 07:07:10
    El ojo y la lupa - La rabia http://blogs.publico.es/luis-matias-lopez/2014/10/21/la-rabia/ Si Relatos salvajes, dirigida por Damián Szifrón y coproducida por los hermanos Almodóvar, se ha convertido en la película más taquillera de la historia del cine argentino es porque constituye una válvula de escape para el sentimiento que, cada vez más, domina a millones de ciudadanos: la rabia.

    Se trata de esa misma rabia que acumulan la injusticia institucionalizada, la difícil lucha por la supervivencia, las duras circunstancias de la vida en una sociedad fracturada, la corrupción generalizada y el hecho de que tanta gente no mire más allá de su egoísmo. La misma rabia que puede llevar a tanta y tanta gente en situación límite a tomar decisiones desesperadas.

    Szifrón ha puesto con maestría en imágenes, con ayuda de un puñado de intérpretes en estado de gracia (Ricardo Darín, Rita Cortese, Erica Rivas, Darío Grandinetti, Leonardo Sbaraglia…), lo que mucha gente ha pensado pero nunca se ha atrevido a hacer, quizás más por miedo y prudencia que por considerarlo inmoral.

    A través de seis historias, puestas en escena con un trepidante dominio del oficio, ilustra situaciones extremas que enfrentan a sus protagonistas a su yo real y más oculto, deja aflorar su ruindad o su capacidad de dejarse llevar por una violencia salvaje, y les hace expresar en hechos una rabia teñida de sentido justiciero. Les saca fuera, en fin, esa rabia que les ahogaba.

    ¿Qué hará un pobre desgraciado, castigado por la vida, maltratado y despreciado por cuantos le han tratado, si consigue reunir en un avión a todos quienes le han hecho daño y él se pone a los mandos del aparato?

    ¿Hasta dónde estará dispuesta a llegar una joven camarera, con la complicidad de la cocinera, cuando entra en su modesto restaurante el empresario y político corrupto que arruinó a su familia, acosó a su madre y llevó a su padre al suicidio?

    ¿Cómo reaccionará el satisfecho conductor de un automóvil de lujo cuando, tras un absurdo incidente en la carretera, un cafre sin dos dedos de frente le lleva al límite de humillación?

    ¿Cuál será la decisión desesperada de un ingeniero experto en explosivos al que la grúa retira el coche sin motivo, es ignorado por el podrido aparato burocrático cuando intenta reclamar, pierde su trabajo por dejarse llevar por los nervios o su sentido de la justicia y, como consecuencia de todo ello, ve fracasar su matrimonio y está a punto de perder la custodia de su hija?

    ¿Qué fronteras legales y morales cruzará un padre cuyo hijo ha atropellado mortalmente a una mujer embarazada cuando, por salvarle, intenta comprar un cabeza de turco y se convierte en víctima de la codicia del fiscal y el abogado? Un caso en el que es difícil no pensar: se lo tiene merecido, que le den por donde le quepa.

    Y, por fin: ¿será capaz de aguantar una novia radiante y enamorada el impacto de enterarse en el banquete de boda de que el marido no solo la engaña con una compañera de trabajo, sino que su amante se sienta sonriente a una mesa y quizás se burla de ella junto a varios amigos que están al cabo de la calle?

    En la vida real, puede que estas situaciones marcadas por la rabia no hubiesen derivado en una explosión. Por unos motivos o por otros, la contención habría primado sobre el desahogo. La gente está acostumbrada a tragárselo todo, y en situaciones críticas como la actual, este castrante autodominio no hace sino extenderse, mutilando la capacidad de respuesta. La rabia se oculta, se almacena, carcome, destruye, pero la sociedad, la misma sociedad responsable de esos traumas, queda aparentemente a salvo, acumulando podredumbre e injusticia.

    Relatos salvajes ofrece la oportunidad de dejar escapar la rabia durante un par de horas. A la salida del cine, se puede volver a cerrar la espita y a tragar con lo que haga falta. Porque en la calle espera la vida real. Pero por un rato se produjo el milagro, solo posible si hay buen cine de por medio. Y la película de Szifrón es del mejor. No hay que perdérsela.

    ]]>
    Luis Matías López 2014-10-21 07:01:20
    Principia Marsupia - El New York Times elogia a Cuba por enviar médicos a África frente al ébola http://www.principiamarsupia.com/2014/10/20/el-new-york-times-elogia-cuba-por-enviar-medicos-africa-frente-al-ebola/

    Un equipo de médicos cubanos atiende a enfermos de ébola en un centro en Sierra Leona (Fotografía: AFP)

    Un equipo de médicos cubanos atiende a enfermos de ébola en un centro en Sierra Leona (Fotografía: AFP)

    The New York Times publica hoy un editorial elogiando a Cuba por enviar médicos a África para luchar contra el ébola.

    Cuba es una isla pobre y relativamente aislada. [...] Sin embargo, debido a su compromiso de desplazar a cientos de médicos y enfermeros al eje de la pandemia, Cuba podría terminar jugando el papel más destacado entre las naciones que están trabajando para refrenar la propagación del virus.

    La Habana ha enviado ya a 165 profesionales sanitarios a Sierra Leona y otros 300 llegarán en los próximos días.

    Como recuerda el diario estadounidense, Cuba es la única nación que ha enviado médicos a la zona de la epidemia. El resto de doctores extranjeros trabajando sobre el terreno han llegado a través de organizaciones humanitarias.

    Cuba es el país del mundo con mayor número de médicos en proporción a su población.

    En Brasil más de 4.500 médicos cubanos llegaron con el programa “Más Médicos” destinado a enviar doctores a las favelas urbanas y a las zonas rurales del Amazonas.

    En Venezuela trabajan más de 31.000 médicos y dentistas cubanos en la “Misión Barrio Adentro”, un programa para acercar la atención sanitaria a los barrios más desfavorecidos.

    Os dejo aquí algunos fragmentos del editorial del New York Times. Podéis leerlo aquí completo en inglés y en español.

    Es lamentable que Washington, el principal contribuyente financiero a la lucha contra el ébola, no tenga vínculos diplomáticos con La Habana, dado que Cuba podría terminar desempeñando la labor más vital.

    En este caso, la enemistad tiene repercusiones de vida o muerte, ya que las dos capitales no tienen mecanismos para coordinar sus esfuerzos a alto nivel.

    Para la administración Obama, este dilema tiene que enfatizar la idea de que los frutos de normalizar la relación con Cuba conlleva muchos más beneficios que riesgos.

    The post El New York Times elogia a Cuba por enviar médicos a África frente al ébola appeared first on Principia Marsupia.

    ]]>
    alberto 2014-10-20 16:35:11
    Fundación 1 de Mayo - Esto no funciona. Hay alternativas http://blogs.publico.es/uno-mayo/2014/10/20/esto-no-funciona-hay-alternativas/ Bruno Estrada López. Director de Estudios de la Fundación 1º de Mayo.

     

    La semana pasada el fantasma de la fuga de capitales recorrió la economía española, se acentuó la caída de la Bolsa que se venía experimentando desde hacía cuatro semanas y afloraron incipientes problemas de financiación de la deuda pública (en la última subasta de bonos del Tesoro no se cubrió todo el tramo de emisión y los tipos de interés se incrementaron), poniendo de manifiesto una creciente desconfianza de los mercados financieros en la recuperación de la economía de la eurozona en general, y de la economía española en particular. Los inversores mostraron abiertamente sus dudas respecto a los efectos de la política económica del Partido Popular, que está empobreciendo a España y enriqueciendo a Alemania, destino principal de los capitales en fuga.

    La austeridad fiscal asimétrica (El Informe de la OCDE de 2014 muestra que los ingresos medios en metálico, incluidas pensiones, que reciben del estado el 30 % de población más pobre, representa apenas 65% de los ingresos medios del estado recibidos por el 30% de la población más rica) ha hecho que la capacidad de generación de empleo y riqueza de nuestro país dependa esencialmente del estado de confianza de los inversores, principalmente extranjeros, restringiendo la posibilidad de que el estado juegue un papel determinante en la actividad económica. Asimismo la devaluación salarial (que se ha llevado por delante gran parte de la legislación laboral que protegía a los trabajadores y la capacidad de estos de defender sus condiciones de trabajo y salarios a través de la negociación colectiva) ha tenido unos efectos depresivos en la demanda, deteriorando el estado confianza de los inversores en nuestro país.

    La política monetaria impulsada por el BCE, que no permite financiar el endeudamiento público a coste cero como ha hecho la Reserva Federal de EEUU, ha acentuado las consecuencias negativas de las políticas de austeridad fiscal y devaluación salarial. El veredicto de los inversores se muestra claro: la errónea política monetaria del BCE, la austeridad fiscal y la devaluación salarial nos llevan a la ruina colectiva, y los países en ruina no ofrecen perspectivas de negocio, excepto para los fondos de inversión de alto riesgo, también llamados fondos-buitre.

    Confiar la capacidad de recuperación de la actividad económica tan solo a los flujos de capitales extranjeros cortoplacistas de un país, que es un elemento clave en la política económica del PP, es como esperar que las lluvias torrenciales rieguen las cosecha. Lo más probable es que cuando terminen las lluvias (flujos de capital cortoplacistas) el campo este inundado y las cosechas estén podridas (las empresas endeudadas y con sus activos artificialmente sobrevalorados). Los recientes fraudes de Gowex y Carbures en el Mercado Alternativo Bursátil han mostrado descarnadamente las limitaciones de estos mecanismos para financiar a las pymes, incapaces de afrontar la sequía de crédito que la fallida reestructuración bancaria no ha podido solventar. Al contrario, se debe avanzar en la regulación de la creación de capital por empresas y bancos, y en la gestión de los flujos internacionales de capital, como propone actualmente el propio FMI.

    Un mejor reparto social del capital ya creado, mediante impuestos sobre el patrimonio y la renta como los propuestos por Piketty, será una medida indispensable para que el estado tenga una mayor capacidad de impulsar la actividad económica (inversiones públicas en infraestructuras, transferencias de renta redistributivas, banca pública), pero no será suficiente.

    El gasto público puede ser la chispa que haga que vuelva a funcionar el alternador que permitirá poner en movimiento a la economía española, pero para que la conducción económica a medio plazo sea más igualitaria y próspera para la mayoría, y no se esté gripando continuamente, debe impulsarse un nuevo modelo de financiación-propiedad de las empresas. Este nuevo modelo debe tener como objetivo que el capital de nueva creación sea productivo para el conjunto de la sociedad, esto es que se reinvierta en las empresas y que no se dirija a prioritariamente a los mercados financieros especulativos, enriqueciendo exclusivamente a los grandes propietarios de capital que es lo que está sucediendo actualmente. Hay que recordar que veinte familias españolas detentan, directa o indirectamente, el 37% del valor en Bolsa de las empresas del Ibex-35.

    Esto no es una elucubración teórica de despacho, el gobierno socialdemócrata sueco de Olof Palme, que eran socialdemócratas de verdad que se preocupaban por mejorar las condiciones de vida de los trabajadores suecos (hoy Suecia es la sociedad más igualitaria del mundo), aprobó en 1984 la creación de los Fondos de Asalariados, que suponían el reparto de parte de los beneficios empresariales directamente a los trabajadores, mediante la emisión de acciones que eran gestionadas colectivamente por estos. La mayor capacidad de los trabajadores para defender sus intereses, sin olvidar que estaban en un marco de competencia, supuso una fuerte reinversión de los beneficios en las empresas, aumentando su capacidad de innovar tecnológicamente, de modernizar su maquinaria, de formar a sus trabajadores, esto es, de ser más competitivas en la incipiente globalización, a la vez que se creaba empleo de calidad. En los siete años que duró esta legislación, antes de que la aboliera el gobierno de derechas en 1991, el PIB per capita de Suecia pasó de representar el 77% del de EEUU al 121% y el desempleo bajó del 3,5% al 1,9%.

    Más importante que los inversores emitan su veredicto sobre la conducción económica de este gobierno es que los ciudadanos de nuestro país puedan valorar cuanto antes, en las urnas, la catástrofe social producida por las políticas económicas aplicadas en España y las otras alternativas existentes, teniendo en cuenta que en los siete años que llevamos desde el estallido de la crisis nuestro PIB per capita respecto al de EEUU, ha descendido del 66,3% al 54,8%, y la tasa de desempleo ha aumentado del 8,4% al 25%.

    ]]>
    uno-mayo 2014-10-20 12:56:32
    Punto y seguido - Kobani: la caída del Stalingrado kurdo http://blogs.publico.es/puntoyseguido/2155/kobani-la-caida-del-stalingrado-kurdo/ “Kobani no es una prioridad de EEUU”, aclara John Kerry para disipar dudas de quienes (incluso los propios kurdos) aún confunden al Gobierno de EEUU y sus marines con los hermanos de caridad que se desviven por salvar a los oprimidos del mundo.

    La capital del Kurdistán sirio y símbolo del experimento del Gobierno izquierdista del Partido de la Unión Democrática (PUD) —próximo al Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), Kobani y sus consejos populares— ha caído en pedazos después de varias semanas resistiendo, desde que el 16 de septiembre fuese asediada por los terroristas del Estado Islámico (EI), provocando la muerte de cientos de civiles, y la huida de la mayoría de los 45.000 de sus habitantes.

    Sin acceso a alimentos ni atención sanitaria, los kobaníes aterrorizados no recibieron ayuda ni de una inútil ONU ni de los estados que podrían haber recurrido a la doctrina de Responsabilidad de proteger “R2P”, que le sirvió a la OTAN para atacar a Libia.  Aquí, no es ningún secreto que  los mercenarios del EI,  que carecen de una sede “presidencial”, un cuartel general, ministerios, cadenas de tele o aeropuertos, reciban avisos y huyan antes del inicio de los bombardeos de la aviación de EEUU (¿por eso ningún centro vinculado a los intereses de las potencias occidentales ha sido atacado, hasta hoy, por el EI?).

    Las bombas caen sobre las posiciones de la guerrilla kurda, las viviendas o las infraestructuras de la zona (la última, una refinería) para trasladar Siria a la “Edad de Piedra” como se hizo con Irak y Libia, dos estados fuertes árabes.

    La caída de Kobani (significa “Unión”, por la alianza de dos tribus kurdas que fundaron la urbe, que alberga milenarios monumentos asirios y armenios) es un duro golpe psicológico al movimiento progresista kurdo.

    Kurdos de derecha y de izquierda

    Es hora de matizar el concepto del “pueblo kurdo”, —como grupo étnico de 30-40 millones de personas repartidas entre varios países y unidas por un sentimiento de pertenencia y lazos históricos—, y tratarle como cualquier sociedad que sufre una encarnizada lucha de clases,  aunque pese a los defensores fanáticos del “mítico” pueblo kurdo para exigir responsabilidad de una parte de la tragedia que sufren los kurdos de a pie,  a las élites que les guían, a veces hacia el infierno de las batallas suicidas.

    Desde la Segunda Guerra Mundial ha habido tres zonas autónomas kurdas: la República de Mahabad, dirigida por los marxistas en Irán en 1946, y que fue aplastada duramente por las tropas del Sha; la Región Autónoma Kurda (RAK), instaurada en Irak desde 1991 amen a la agresión militar de EEUU y sus socios, y gestionada por las fuerzas derechistas y feudales; y la zona autónoma de los kurdos de Siria, creada en 2012 a partir de una jugada estratégica de Bashar al Assad,  y liderada por el PUD, quien ha instalado un interesante e incipiente sistema político de democracia popular directa.

    Quizás la peor parte de esta compleja y dolorosa lucha la han llevado los kurdos de Irak, que, además de ser perseguidos por los gobiernos del “nacionalismo árabe”, han tenido que soportar, desde hace décadas, las consecuencias de los tejemanejes de las familias Barezani y Talibani, dos clanes dirigentes kurdos, que, en sus ansias de convertirse en cabeza de ratón que no cola de león, vendieron su alma a EEUU (mientras éste bombardeaba durante años a los civiles árabes iraquíes), y a las potencias y fuerzas más reaccionarias de la región: la última, aprovechar el avance del EI sobre Irak para hacerse con el control de varias ciudades del norte del país, e incluso utilizarle de mediador para vender su petróleo a Turquía e Israel, justo cuando las atrocidades que el Califato cometía contra las minorías religiosas izadíes y cristianas ocupaba titulares de la prensa mundial.

    Masud Barezani, el presidente millonario de la oligarquía engordada por la renta del petróleo y la ingente ayuda de occidente, aprovechando esta situación iba a declarar la independencia de la RAK de Irak, pero hoy, con el aumento del conflicto, estará pensando cómo evitar la destrucción de su feudo.

    Erdogan pierde en casa y en el Consejo de Seguridad

    Los disturbios, en protesta por la inacción de Ankara ante el avance del EI y la matanza de los kurdos de Siria, que dejaron una treintena de muertos en el sureste de Turquía, amenazan el proceso de paz iniciado entre Tayyeb Erdogan y Abdullah Öcalan, el líder del PKK, ya que muchos de los líderes kurdos de Turquía son de Siria (además de ser alauíes).

    Los manifestantes pedían habilitar un corredor de seguridad hasta Kobani —situada a pocos kilómetros de la frontera turca—, y armar a sus combatientes, que luchan contra el Estado Islámico. Eso es pedir peras al olmo: acabar con Kobani ha sido un objetivo de Erdogan.  Se ha librado del PKK en aquella zona sin mancharse las manos de sangre.

    Ante las peticiones de “salvar Kobani” del PUD, las condiciones ofrecidas por Ankara no tienen desperdicio:

    - Que abandone la idea de autodeterminación y rompa con PKK.

    - Que se una a la lucha por derrocar a Bashar al Assad.

    - Que integre las Unidades de Protección Popular, su brazo armado, en el Ejército Libre de Siria.

    - Que permita a las tropas turcas gestionar la seguridad de la zona kurda de Siria, controlando las entradas y salidas de las personas (¿o de los militantes del PKK?). O sea, crear una segunda Gaza.

    Obviamente, Erdogan lo que pretende es la abdicación del PUD, destruir al PKK en Siria y así sacar ventajas en sus negociaciones con la izquierda kurda de Anatolia. ¡Está induciendo al PKK-PUD al suicidio político! Además, con una mentalidad y actitud así, ¿qué iba a ofrecer al PKK a cambio de que dejara la lucha armada?

    Propuestas estériles para ser rechazadas y para que el mandatario turco pudiese seguir respaldando a su criatura del EI, que al puro estilo de las Yeni Cheri, “Fuerzas Especiales Otomanas”, arrasan pueblos enteros en su camino.

    Ankara también ha ofrecido otras condiciones imposibles de realizar a la OTAN, a cambio de unirse a la “Coalición antiEI”: crear una zona de amortiguamiento terrestre y otra de  exclusión aérea en el territorio sirio y eliminar a Assad, lo que significa nada menos que una declaración de guerra a Damasco (¡y a Irán!). La negativa de la OTAN se debe a que, en este momento,  la prioridad de Obama es acabar con el programa nuclear de Irán, y no aumentar la desconfianza de Teherán hacia las verdaderas intenciones de Washington en volver a militarizar Irak. Que no consiguiera ocupar el sillón del miembro no permanente del Consejo de Seguridad en favor de España —el socio fiel de EEUU— fue un duro castigo a este socio díscolo de la OTAN .

    Erdogan corre el riesgo de enfrentarse a una nueva ronda de la guerra contra el PKK y en la propia Turquía. Aunque también existe la posibilidad de que  Öcalan, que lleva 15 años en prisión, y que ha renunciado al marxismo y a la independencia, pida a sus adeptos mantener la calma. Está por ver la capacidad de “desobediencia” a Apo de aquel sector del PKK que cuestiona las “concesiones casi unilaterales” del divinizado líder kurdo. También existe la posibilidad de que estas protestas hayan sido organizadas por quienes desean ver roto el diálogo kurdo-turco y de cómo Öcalan se degrada en la Alcatraz turca.

    El PKK se encuentra en un callejón: si vuelve a las armas, perderá el poco apoyo internacional del que goza, si no lo hace, será su fin político.

    Los gobernantes turcos que detestan al Partido de los Trabajadores  kurdos mantienen magníficas relaciones con el Gobierno derechista de la ARKI: el aroma de petróleo y gas, y encima baratos, disipa cualquier tensión étnica.

    Irán, pragmático y amenazado

    Teherán, por su parte, mantiene buena y activa amistad con los kurdos de Irak, respalda a los kurdos sirios (por ser enemigos del EI) y, mientras persigue a PJAK (Partido de Vida Libre del Kurdistán), la rama del PKK,  autoriza, por primera vez en tres décadas, una manifestación kurda en solidaridad con  Kobani.

    Israel celebra la desintegración de Sudán, Siria, Irak, Libia y Yemen, esperando que este proceso alcance a Irán, país con una veintena de grandes grupos étnicos (azeríes, kurdos, baluches, turcomanos y árabes, ente otros), que viven sin ningún tipo de autonomía político-administrativa, siendo caldo de cultivo de tensiones étnicas. El mismo Israel que en 1999 contribuyó a la detención del entonces marxista Abdullah Öcalan en Kenia, ahora apoya un Estado kurdo independiente (si es de extrema derecha, mejor).

    El mapamundi de la Segunda Guerra Mundial, que empezó a sufrir cambios tras la desintegración de la Unión Soviética, sigue cambiándose a golpe de guerras, y en ésta, todo el mundo echa leña al fuego, enviando armas a los implicados, sin que nadie proponga un plan de paz, evitando masacres de pueblos enteros.

     Bienvenidos al nuevo laberinto pantanoso de Oriente Próximo y a un inexistente país llamado Kurdistán.

    ]]>
    Nazanín Armanian 2014-10-20 10:35:55
    Otra economía - Cinco apuntes breves sobre la recuperación de la actividad económica http://blogs.publico.es/fernando-luengo/2014/10/20/cinco-apuntes-breves-sobre-la-recuperacion-de-la-actividad-economica/ Fernando Luengo
    Profesor de Economía Aplicada en la Universidad Complutense y miembro del Círculo 3E (Energía, Ecología y Energía) de Podemos y de la asociación econoNuestra

    1. En términos de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de la economía española, Eurostat prevé un aumento para 2014 cercano al 1,2% (otras fuentes lo sitúan ligeramente por encima). Al concluir este año, el nivel de PIB de nuestra economía todavía sería un 5% inferior al de 2007. Como se puede ver en el gráfico, la brecha con Alemania no ha dejado de aumentar

    graf1

    2. Es importante analizar la evolución de la industria manufacturera, por dos razones: a) la debilidad de nuestro tejido industrial ha estado en el origen de la crisis, y b) las políticas aplicadas en estos años lo han debilitado, lo que ha intensificado el gap que separa a nuestra economía con respecto a los países del norte, tomando a Alemania como referencia. Hay que tener en cuenta que para la industria manufacturera los datos no son tan recientes como los del PIB, pero resultan reveladores de lo que acabo de comentar. Tanto en 2012 como en 2013, último año para el que Eurostat ofrece información, el producto manufacturero ha retrocedido. El nivel productivo en 2013 era un 12% inferior al de 2007 (comparar con lo apuntado antes sobre el PIB). Alemania, economía que está muy lejos de haber consolidado la recuperación, ya ha recuperado su nivel de precrisis.

     

    graf2

    Destacar asimismo que el peso de la industria manufactura en nuestra economía se mantiene muy lejos de los países de referencia (desindustrialización enquistada, con consecuencias muy importantes para nuestra balanza comercial)

     

    graf7

    3. Detrás de las grandes cifras -que ponen de manifiesto tanto la gestión desastrosa realizada por el gobierno español (y por la troika comunitaria)- encontramos carencias estructurales que, normalmente, se omiten. El tema da para mucho. Una de las dimensiones que podrían ser tenidas en cuenta hace referencia al contenido tecnológico del output manufacturero (los datos que entrega Eurostat no son recientes, pero, pese a todo, son ilustrativos de un evidente rezago de la economía española).

     

    graf5

    Una nota adicional en relación a la inversión. España ha experimentado un desplome enorme (aunque es cierto que la actividad inversora estaba muy vinculada al negocio inmobiliario).

     

    graf6

    En 2014 la formación bruta de capital fijo en equipo, medida en términos reales, todavía será un 16% inferior al nivel de 2007; en otros países comunitarios esta ratio también ha retrocedido, pero las consecuencias serán mucho peores para las economías que, como la española, tienen un tejido productivo más débil.

    ]]>
    Fernando Luengo 2014-10-20 10:35:28
    Crónicas insumisas - La desobediencia y Cataluña http://blogs.publico.es/cronicas-insumisas/2014/10/20/la-desobediencia-y-cataluna/ Pere Ortega, Centro Delás de Estudios por la Paz

    La desobediencia al lado de la rebeldía han sido los instrumentos más utilizados a lo largo de la historia de la humanidad para combatir injusticias y falta de libertades. Pero mientras la rebelión no siempre es pacífica la desobediencia siempre lo es, como lo demuestra la larga lista de desobedientes que la han practicado a lo largo de la historia, desde Sócrates que tomó la cicuta antes que renegar de sus creencias ante el Senado de Atenas; Thomas Moro que escogió su conciencia antes que obedecer al rey y murió en el patíbulo; o Thoreau, Gandhi, Rosa Parks, Luther King y tantos otros, como nuestros insumisos al Servicio Militar Obligatorio que aceptaron ir a la cárcel antes que renunciar a sus ideas.

    La educación reglada nos convierte en ciudadanos sumisos a la ley y el orden social establecido por el gobierno del estado. Pero en cambio, poco se nos educa en la crítica y en la desobediencia a las injusticias. Esto viene a cuenta porque todos somos conscientes de que no vivimos en una sociedad plenamente democrática, sino que la sociedad está llena de lagunas y espacios donde la democracia es imperfecta, ostensiblemente mejorable o está ausente en determinados ámbitos. Pensemos en el trato que se da a los inmigrantes, en las cárceles, tantas otras cosas que tienen que ver con la protección social de los más desvalidos y en el caso de Cataluña ante la demanda de ejercer el derecho a decidir su futuro.

    Entonces es lógico que haya ciudadanía que se oponga y trabaje para cambiar situaciones injustas y en ocasiones se enfrente a la ley para intentar que la democracia sea universal. Y aquí es donde aparece la desobediencia, que de la mano de la objeción de conciencia se opone a las leyes injustas con el ánimo de mejorarlas. Y por este motivo en la mayoría de los estados democráticos la objeción de conciencia está recogida en el ordenamiento jurídico y convierte la desobediencia es un acto legítimo ante una ley considerada injusta.

    John Rawls, de entre los más reconocidos teóricos del pensamiento político describe la desobediencia como una de las garantías del estado de derecho. Y es de Rwals la definición de la desobediencia como un acto público, noviolento, consciente y político, contrario a la ley cometido con el propósito de ocasionar un cambio en la ley o en los programas de gobierno.

    Pero la desobediencia tiene unas reglas de comportamiento. La primera, que se trata de un acto individual, porque aunque se pueda hacer de forma colectiva, las consecuencias de la desobediencia se deben asumir de forma individual dado que la ley recae sobre el sujeto que la ha infringido. Una segunda es que la desobediencia en un estado democrático no puede ser total contra todo el ordenamiento jurídico, esto solo tiene justificación en una dictadura. Entonces en democracia la desobediencia sólo puede ir dirigida contra ese ordenamiento que vulnera un derecho y que por tanto se considera injusto.

    Otra cuestión importante es la de asunción de responsabilidades que se derivan del acto de desobediencia. El o la desobediente quieren a través de su acción dar muestras de ejemplaridad ante la sociedad. Es decir, presentarse como un buen ciudadano y por este motivo se muestra dispuesto a aceptar las consecuencias de su acto. Así lo hacen los objetores fiscales al gasto militar, lo hicieron muchos insumisos al SMO o Rosa Parks, Bertrand Russell, Gandhi y tantos otros que aceptaron ir a la cárcel para poner de relieve que se estaban cometiendo injusticias.

    En el caso de Cataluña y ante la decisión del Gobierno del estado y del Tribunal Constitucional de prohibir la Consulta del 9-N, es del todo legítima la demanda de desobediencia lanzada por grupos, entidades y algún partido político de ejercer el derecho a decidir sobre el futuro político de Cataluña. Porque aunque el resultado de la votación no tenga validez legal para el gobierno del estado, sería la expresión de los que decidieron poner por delante su conciencia frente a una decisión que la vulnera. Y este desafío implicaba un alto riesgo para los gobernantes y funcionarios que ocupan puestos de responsabilidad en la administración de Cataluña, pues incumplir el ordenamiento jurídico del estado representaba que debían asumir las consecuencias de su acto.

    Después de que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, presentara un sucedáneo de votación para el 9N el panorama ha cambiado radicalmente. Ahora ya no se trata de un acto de desobediencia, porque la votación se llevará a cabo sin garantías y fuera del marco jurídico, pues se organizará como un acto de participación voluntaria y desde la sociedad civil. Por tanto, ni funcionarios ni gobernantes desobedecen la ley y la votación sólo tendrá un valor simbólico. Así la desobediencia también será simbólica porque no contraerá ningún riesgo, si no es que la gobierno del PP comete la estupidez de prohibirla, hecho que añadiría un nuevo agravio a los partidarios del derecho a decidir.

    ]]>
    Crónicas insumisas 2014-10-20 08:14:20
    Las carga el diablo - El homenaje de Podemos a Lluís Llach y “L’Estaca” http://blogs.publico.es/juan-tortosa/2014/10/20/el-homenaje-de-podemos-a-lluis-llach-y-lestaca/ lluisllachverges

    Desde que, allá por 1968, Lluis Llach la compusiera con solo veinte años de edad, “L’Estaca” se convirtió inmediatamente en el símbolo de la lucha contra la opresión, la intolerancia, los abusos del poder y la ausencia de libertad.

    “Siset, que no veus l’estaca on estem tots lligats?
    Si no podem desfer-nos-en mai no podrem caminar!”

    “Siset, ¿no ves la estaca a la que estamos todos atados?
    Si no conseguimos deshacernos de ella nunca podremos andar!”

    Siete años antes de la muerte del gran sátrapa, estos versos eran cantados y coreados ya en todo el país. En pocos meses la canción había conseguido sortear la censura pero no del todo: poco después se prohibiría al autor cantarla en sus actuaciones. Pero ya era tarde: todo el mundo se sabía el estribillo de memoria y lo coreaba a voz en grito en manifestaciones y protestas:

    Si estirem tots, ella caurà i molt de temps no pot durar,
    segur que tomba, tomba, tomba ben corcada deu ser ja

    Si tiramos fuerte, la haremos caer. Ya no puede durar mucho tiempo.
    Seguro que cae, cae, cae, pues debe estar ya bien podrida

    Todo el mundo conocía el estribillo, sí, pero su autor… no podía cantarla. El absurdo llegó a tal extremo que, en un recital el año 69 en el Palau de la Música, en Barcelona, con Llach en silencio en el escenario por orden gubernativa, la canción se interpretó… porque fue el público quien la cantó:

    Si jo l’estiro fort per aquí i tu l’estires fort per allà,
    segur que tomba, tomba, tomba, i ens podrem alliberar.

    Si yo tiro fuerte por aquí y tú tiras fuerte por allí,
    seguro que cae, cae, cae, y nos podremos liberar

    Lluís Llach siempre mantuvo su nivel de compromiso. Su música y su poesía forman parte de la memoria política, cultural y sentimental de este país: de Catalunya y de España entera. Pagó un alto precio por ello: prohibiciones, exilios, multas y detenciones. En 1975, pocos meses antes de morir Franco, fue detenido y multado con 100.000 pesetas por Rodolfo Martín Villa, entonces gobernador civil de Barcelona, más tarde ministro durante toda la Transición y en los últimos tiempos presidente de empresas como Endesa o Sogecable.

    En marzo de 1976, con Juan Carlos cinco meses ya en la jefatura del Estado, Llach fue literalmente expulsado de Tenerife, donde tenía dos recitales programados, por orden de Manuel Fraga. Quien años más tarde se convertiría en preclaro líder de los populares, era por aquel entonces ministro de Gobernación en el gobierno de Arias Navarro.

    El autor de “L’Estaca”, y de tantas otras creaciones memorables, fue de los pocos “artistas” que no pastelearon con los socialistas cuando llegaron al poder. En 1986 tuvo las santas narices de interponer una demanda contra Felipe González por transgresión de compromiso electoral: el PSOE había ganado las elecciones prometiendo que haría un referéndum para sacarnos de la OTAN… y acabó haciendo el referéndum, sí, pero para dejarnos metidos dentro para siempre.

    Entre las composiciones más conmovedoras de Llach está “Campanades a mort”, su particular denuncia de los sucesos de Vitoria en mayo de 1976: cinco muertos y más de ciento cincuenta heridos a manos de las fuerzas de Seguridad del Estado que dispararon contra los huelguistas encerrados en una iglesia tras hacerles salir de ella con gases lacrimógenos. Una matanza por la que el Estado nunca pidió perdón ni reconoció los hechos, como solía recordar el cantante en sus actuaciones antes de interpretar “Campanades...” y recitar a voz en grito:

    Assassins de raons, de vides,
    que mai no tingueu repòs en cap dels vostres dies
    i que en la mort us persegueixin les nostres memòries

    Asesinos de razones, de vidas
    que nunca tengáis reposo en ninguno de vuestros días
    y que hasta la muerte os persigan nuestras memorias

    Por todas estas cosas, y por muchas más, cuando Juan Carlos Monedero anunció la tarde de este domingo en Vistalegre que el cierre musical de la Asamblea Ciudadana de Podemos iba a ser “L’Estaca”, la fibra de muchos de los más veteranos presentes en el acto quedó literalmente tocada. Pude ver cómo algunos de ellos se secaban disimuladamente lágrimas inevitables apenas sonaron los primeros compases, mientras que otros se dedicaban a contarle a la gente más joven lo que Llach y “L’Estaca” llegaron a significar y significan aún en la pelea que tenemos pendiente. Cuarenta y tantos años después seguimos en las mismas: en lucha contra la opresión, la intolerancia y los abusos de poder que Llach denunciaba en “L’Estaca”.

    Por eso me he decidido a escribir este post, porque como dice también la canción…

    I mentre passen els nous vailets estiro el coll per cantar
    el darrer cant d’en Siset, el darrer que em va ensenyar:

    Si jo l’estiro fort per aquí i tu l’estires fort per allà,
    segur que tomba, tomba, tomba, i ens podrem alliberar.

    Y cuando pasan los nuevos muchachos, alzo la voz para cantar
    el último canto de Siset, el último que él me enseñó:

    Si yo tiro fuerte por aquí y tú tiras fuerte por allí,
    seguro que cae, cae, cae, y nos podremos liberar.

    ]]>
    Juan Tortosa 2014-10-20 04:14:20
    Corazón de Olivetti - Este no es país para pobres http://blogs.publico.es/juanjosetellez/2014/10/19/este-no-es-pais-para-pobres/ En las antípodas de las tarjetas opacas, del caso Noos y de la Gurtel, de los Eres fraudulentos y de todo el rosario de pufos y mangazos, siguen estando –castizos y eternos—los pobres de solemnidad, los comensales de Viridiana, los amigos de Carpanta. Alguien lo dijo: un pobre es un extranjero en su patria. España, hasta ahora, había ido conquistando un sistema público que buscaba protegernos de esa extranjería de la miseria pero, en los últimos años, hemos procedido a su voladura incontrolada.

    Los pobres son algo más que números, pero habrá que decir que más de tres millones y medio de personas, casi un 40 por ciento de la población, vive en Andalucía en claro riesgo de pobreza y exclusión social, pero hay más: el 55 por ciento de las familias no tienen capacidad para afrontar gastos imprevistos, el 23 por ciento admite tener muchas dificultades para llegar a fin de mes y el 13 por ciento ha tenido retrasos en el pago de gastos relacionados con su vivienda en los últimos doce meses, según la Encuesta de Condiciones de Vida.
    Los sociólogos acuñaron hace tiempo el concepto de Cuarto Mundo para identificar a aquellos que vivían la geografía del subdesarrollo en el corazón de las sociedades opulentas. No había que viajar al otro lado del mar para conocer de cerca a la miseria absoluta. Ahora, nos pertrechamos de nuevos nombres para calificar lo mismo: pobreza energética, por ejemplo, la de aquellos que no pueden asumir los gastos de un consumo eléctrico cada vez más caro y que quizá terminan muriendo por un brasero mal apagado o entre las llamas de una habitación a la que pretendían proteger del frío.

    Quienes pagan el pato son los más débiles. Hoy por hoy, se calcula que entre nosotros, a escala estatal, viven 2.721.561 menores en situación de pobreza. Es decir, uno de cada tres, lo que la convierte en uno de los países desarrollados en peor situación, según Gonzalo Fanjul, autor principal del Report Card 12 de Innocenti-UNICEF sobre pobreza infantil en países ricos. Para entendernos, son esos niños para los que algunas comunidades autónomas abren los comedores en verano, para que puedan al menos mover el bigote un par de veces al día. Claro que otros gobiernos regionales se niegan a hacerlo para ahorrar presupuesto, aunque digan que se trata de una medida para evitar que dichos escolares se sientan discriminados.

    Se trata, en su mayoría, de los hijos de cierta clase media venida a menos, de la que antes podía veranear en Marina D´Or y ahora teme que le reconozcan sus amistades si les descubren en el comedor social más cercano.

    Acaba de cumplirse un año de la muerte por inanición de Piotr Piskozub, el polaco que hacía cola para el rancho en un albergue de Sevilla. No sólo resultaba sorprendente que le hubieran dado el alta en un servicio de urgencias sino que sus compañeros de infortunio denunciaran a quien grabó con el teléfono móvil su agonía. Y no por respetar la dignidad del muerto, sino la de los vivos que aparecían en el video, algunos de los cuales manifestaron que sus familias ignoraban que acudieran a la caridad pública.

    En otro escalón, están ellos, los sin techo: hace unas horas y en tales circunstancias, murió un hombre de 30 años, en el centro de A Coruña, en la calle de Durán Loriga. No es el único. Casi quinientas personas sin hogar han muerto en España desde 2006, por causas tan diversas como agresiones, hipotermia o por accidente.

    Paul Lafitte acertó a decir que un pobre tonto es un tonto y rico tonto es un rico. Así las cosas, Credit Suisse acaba de publicar que el número de millonarios alcanzó a 465.000 personas en España a mediados de 2014, lo que suponía un 24 por ciento más respecto al mismo periodo de 2013. ¿Será fruto de la amnistía fiscal del Gobierno del Partido Popular que hizo aflorar cerca de 40.000 millones de euros o es que habremos de creer a Honoré de Balzac cuando proclamó que detrás de cada fortuna había un crimen? En el país de la austeridad, del cinturón apretado y de las estrecheces por decreto, también hay “Ultra High Net Wort Individuals”, lo que traducido resulta, gente que posee más de 50 millones de dólares. España ocupa el puesto decimosexto entre los países con mayor número de ultramillonarios y nadie cree que sea por la popularidad de los cupones de ciego, las quinielas o la lotería. Aquí, entre nosotros, el 10 por ciento más rico posee un 55,6 por ciento de la riqueza, aseguran los suizos, que de eso entienden.
    Quizá por eso han aumentado también las sociedades de inversión de capital variable (Sicav), esa especie de paraíso fiscal a la medida, un fondo de inversión con un escaso y selecto número de accionistas. Ahora sabemos que en los nueves últimos meses se han creado en España 180 vehículos para este tipo de sociedades cuyo número crece a un ritmo inusitado. Su único propósito estriba en pagar menos impuestos, ya que las SICAV tributan al 1%, esto es, sólo pagan el 1 por ciento de sus beneficios, mucho menos que en supuestos paraísos fiscales como Gibraltar.

    Si los ricos muy ricos pagan cada vez menos, ¿de dónde sacaremos los fondos para intentar combatir a la miseria ya que dudosamente habrá de hacerlo el mercado? Quizá algunos pretendan que no hay por qué erradicarla, ya que de los pobres será el reino de los cielos. Casi todas las religiones –exceptuando al calvinismo—alaban a la pobreza, por lo que el paraíso, de un tiempo a esta parte, debe ser algo así como un dowtown lleno de homeless. Esto es, esas tribus de desharrapados que inundan la noche de los centros financieros de las metrópolis ricas en sector terciario, a partir de que cierren las oficinas a media tarde.
    Hace unos días, la ONG Prodein de Melilla reflejó en un video como un joven camerunés llamado Danny era golpeado por agentes de la Guardia Civil en una escalinata de Melilla, tras saltar la célebre valla del perímetro fronterizo. Ahora se sabe que ha perdido un riñón y tiene problemas de motricidad en medio cuerpo. Fue devuelto inconsciente a Marruecos cuando lo único que pretendía era dejar de ser extranjero en su patria para empezar a serlo, por partida doble, en una patria ajena.

    ]]>
    Juan José Téllez 2014-10-19 09:14:07
    A contracorriente - ¿Qué es lo que EEUU quiere de Brasil? http://blogs.publico.es/emir-sader/2014/10/19/que-es-lo-que-eeuu-quiere-de-brasil/ La gran disputa electoral en Brasil ha vuelto a poner en el tapete los intereses de Estados Unidos en América del Sur. Aislado con el proyecto de la Alianza para el Pacífico, sus intereses han vuelto a aparecer más claramente con respecto a los dos candidatos opositores en Brasil: Marina Silva y Aécio Neves.

    Prioridad de acuerdos bilaterales –claramente, en primer lugar, con Washington–, debilitando todos los proyectos de integración regional –del Mercosur, a la Celac, pasando por la Unasur–. Es decir, cambio de la inserción internacional de Brasil que, al moverse, con el peso que ha adquirido, significaría el cambio más grande en las relaciones políticas regionales desde la elección de la serie de gobiernos antineoliberales a lo largo de la primera década del nuevo siglo.

    En lo interno, un giro radical hacia políticas de mercado, con duro ajuste fiscal, que debilitaría el rol del Estado. Arminio Fraga, el comandante económico de Aécio Neves, dijo cosas muy significativas, que estuvieron de moda cuando él participaba del gobierno de Cardoso: que el salario mínimo es muy alto (sic) en Brasil, frenando con ello el repunte del crecimiento de la economía. Que un cierto nivel de desempleo es saludable (sic), claramente para debilitar la capacidad de negociación de los trabajadores. Que los bancos públicos han crecido demasiado, etc., etc. Melodías para los oídos de los economistas, instituciones y gobiernos ortodoxos y, en primer lugar, para los Estados Unidos.

    Sería un nuevo gran viraje en la economía brasileña, similar al que se dio con Cardoso, con la diferencia de que en aquel momento había realmente un descontrol inflacionario, mientras que ahora la inflación está bajo control, alrededor del 6% al año. A pesar de la campaña terrorista de los medios respecto de los riesgos inflacionarios, y aunque ese nivel sea menos que la mitad de la inflación que Cardoso entregó a Lula (12,5%).

    Sería un viraje netamente conservador, neoliberal, antipopular, entreguista, con todas sus letras. El riesgo sirve para reafirmar a los que dudaban, cómo los intereses de la política externa brasileña chocan frontalmente con los de Estados Unidos y cómo el modelo de desarrollo económico con distribución de la renta es contradictorio con los intereses del gran empresariado brasileño.

    Los trámites de la campaña electoral brasileña reafirman cómo el gran empresariado, en bloque, no sólo se opone, sino que se juega por entero en contra del Gobierno, subiendo la Bolsa de Valores de San Pablo cuando hay encuestas favorables a Dilma y bajando netamente cuando se da lo contrario. Los voceros de los grandes medios nacionales e internacionales, los del FMI, del Gobierno de los EE.UU, no dejan de expresar confianza y esperanza en la candidatura que defiende expresamente sus intereses.

    Todo lo que Estados Unidos quiere es que Brasil cambie radicalmente de política, de inserción internacional, de modelo económico, de discurso político, de alianzas en la región y en el mundo. Todo lo que EE.UU quiere es que el candidato de la oposición haga retornar el modelo del Gobierno de Cardoso y la política de subordinación con el Norte.

    ]]>
    Emir Sader 2014-10-19 08:07:26
    ¡Eureka! - Celia Sanchez-Ramos: “En España sobra talento científico pero faltan fondos y cultura de patentar” http://blogs.publico.es/eureka/2014/10/19/celia-sanchez-ramos-en-espana-sobra-talento-cientifico-pero-faltan-fondos-y-cultura-de-patentar/ Por Christian González

    celiaCelia Sánchez-Ramos es una de las científicas más prolíficas de nuestro país. Profesora titular de la Universidad Complutense de Madrid ha sido premiada en múltiples ocasiones por sus innovaciones en diferentes ámbitos relacionados con la visión. En 2011 la Oficina Española de Patentes y Marcas presentó su candidatura al Premio Príncipe de Asturias y, entre otros reconocimientos, ha sido investida doctora Honoris Causa por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Este mismo año la revista Quo la incluyó en su ‘dream team’ de la ciencia española, entre investigadores de la talla de Juan Luis Arsuaga, Margarita Salas, Joan Massagué, Juan Carlos Izpisúa o Pedro Echenique.

    Ahora un equipo de investigadores de la Complutense dirigido por ella acaba de lanzar al mercado las primeras lentillas del mundo que protegen del daño causado a largo plazo por la luz intensa que emiten los ordenadores, tabletas y teléfonos móviles, al tiempo compensan la miopía, el astigmatismo o la hipermetropía. Llamadas ‘Lens 55′, son el resultado de 12 años de investigación llevados a cabo por Sánchez-Ramos y su equipo.

    -¿Qué es la fototoxicidad?

    Cualquier cosa en exceso es nociva y el exceso de luz también lo es. Estamos en el siglo de la luz porque estamos invadidos por luz las 24 horas del día, y nuestro sistema visual no diferencia si se trata de luz artificial o natural. Pero mientras estamos acostumbrados a hablar de la calidad del aire o del agua no lo estamos a hablar de la calidad de la luz.

    La luz no es tóxica pero el exceso de luz sí y puede ser mortal para las células. Con un agravante, que el fondo del ojo se constituye embriológicamente y no se regenera. Evidentemente, a nadie se le ocurre que dejemos de beber agua o de respirar aire, pero hemos de intentar controlar la calidad de ambos por nuestra salud. Con la luz sucede lo mismo.

    La luz blanca está compuesta de todas las bandas del arcoíris. Nuestro sistema visual las recibe por igual, pero hay una luz que daña más que otra. Si esto se entiende y se ponen barreras a la parte más nociva de la luz, podremos usarla con más intensidad o durante más tiempo.

    https://www.youtube.com/watch?v=pRT97Vjzt1Y

    -¿Y qué podemos hacer para protegernos?

    La fotoprotección va unida a la prevención de la fototoxicidad. Nadie dice que haya que eliminar la tecnología actual, pero hay que poner medidas, igual que no dejamos de usar el coche pero nos ponemos el cinturón de seguridad. Lo que decían las madres de que “dos ojos son para toda la vida” es una gran verdad. Hay a quien le cuesta entenderlo pero luego se ponen unas gafas de sol.

    -Hay quien pone en duda que la luz led cause daños en la retina ¿Qué evidencias tienen ustedes?

    Hay gente que pone en duda cualquier cosa. En la comunidad científica no hay nadie que ponga en duda que la luz puede hacer daño.  El problema en concreto es el led azul. Este es el dañino para la vista porque es mucho más energético. Gracias al led azul se pudo constituir la luz blanca de led, porque ya se habían inventado el rojo y el verde. Cuando la luz blanca se constituye por la suma de estas tres, no es necesario aportar mucho azul. El problema viene de los nuevos led blancos, que realidad son led azules que al pasar por las dos capas de fósforo que llevan completan el resto del espectro.

    Si la luz a la que miramos está compuesta de varios led, el espectro está más repartido, pero lo que pasa es que es más barato un sólo led que tres y por eso se usa éste. En la comunidad científica nadie discute que la luz azul es nociva. Es algo que se sabe desde los años 60. Pero nosotros lo que decimos es que si se quitara parte del azul sería mucho menos dañino.

    Fíjate si será dañina la luz azul que el propio cuerpo humano se defiende de ella creando las cataratas del cristalino y haciendo que el cristalino sea amarillo con la edad. Y la retina también se pone amarilla. Se llama mácula lútea, mancha amarilla. No le he puesto yo el nombre sino los romanos. El propio organismo crea este sistema de defensa. Lo que nosotros hemos hecho con estas lentillas es replicar lo que hace la naturaleza, como la mayor parte de los avances científicos.

    lens-¿En qué consiste este avance?  ¿Qué ha sido lo más complicado en su desarrollo?

    Es una forma de complementar lo que naturaleza podría no hacer, con un coste cero en el caso de las lentillas, porque es sustituir un filtro azulado de manipulación por uno amarillo. Absorbe entre el 5 y el 10% de la luz azul y el resto lo deja pasar. La percepción del color no cambia en absoluto y el color del ojo tampoco se percibe diferente.

    ¿Lo más difícil? Pasar los controles de la Agencia del Medicamento, los ensayos clínicos… En cuanto a las investigaciones en fotoprotección llevamos 12 años. En las lentillas, en concreto, cinco años. Como siempre, en investigación, ha sido un trabajo de prueba y error hasta conseguir lo idóneo, porque queríamos que puedan ser usados por cualquier persona en cualquier situación. Mientras en una tablet puedes poner un filtro muy amarillo con una absorbencia del 30%, en la lentilla no se puede. Me critican que digo que todas las lentillas del mundo deberían ser amarillas, pero lo serán. Lo que no tiene ningún sentido científico es lo actual. Ya que se tiene un soporte lo lógico es usarlo.

    -Usted es una de las investigadoras más productivas de nuestro país. Además destaca el gran número de patentes que ha conseguido.

    A mi edad, es un placer poder decir que hay cuatro productos comercializados que han salido de mi cabeza, que lo he podido probar, y que hay fabricantes que se han jugado el tipo, su trabajo y sus horas para fabricar nuestras lentes de contacto, lentes para gafas, protectores de pantalla, ahora gafas de sol… es una bendición.

    -¿Lo estamos haciendo bien en la ciencia y la innovación en España? ¿Cuáles son nuestras asignaturas pendientes?

    Lo estamos haciendo bien pero podemos hacerlo mejor. Los científicos españoles lo están haciendo bien, pero hay poca cultura aún de patentar. Lo que sobra es talento, hay unos investigadores de muerte. Vas a cualquier lugar y la ciencia española está considerada entre las 10 primeras en cualquier área de conocimiento. Hay áreas concretas en las que está entre las tres primeras del mundo… Cómo canalizar sus investigaciones está en manos de las administraciones, que sepan dirigirnos. Que sepan ponernos estrato, ese es su trabajo.

    La industria innovadora se tiene que nutrir de la ciencia académica que muy frecuentemente puede transformarse en productos. Es un camino que tiene que potenciarse más. Es difícil porque tienes que buscar un fabricante que innove desde su fábrica. Y mi obsesión es exportar.

    -¿Qué medidas concretas cree que podrían tomar las administraciones para mejorar la innovación en España?

    Obviamente inversión. Fondos. La ciencia está desnutrida por falta de financiación. Es necesaria, y ahora es nimia para los resultados que podrían dar. La administración tiene la obligación de distribuir los bienes públicos de la mejor forma posible y, entiendo que haya una crisis, pero que hay que priorizar. Los fondos en ciencia no pueden recortarse porque es el futuro.

    Esta misma semana el Colectivo Carta por la Ciencia ha vuelto a salir a la calle contra los recortes del Gobierno en I+D+i. ¿Qué opina de esta situación?

    Creo que se tiene que replantear la situación y ya no sé si será tarde, pero la ciencia no puede tener recortes. No es que se paralice es que se bloquea. No es que un proyecto se frene y se pueda retomar, es que ya no existe. Todo lo que no inviertes en su momento ya se ha perdido. Es imprescindible recuperar la financiación y si es posible aumentarla. España tiene suficientes científicos sénior y junior como para estar a la vanguardia de la ciencia pero necesitan financiación. La investigación es muy cara y la sociedad tiene que entender su necesidad.

    ¿En qué otros proyectos está trabajando actualmente?

    Ahora estoy trabajando en un tema de reconocimiento de personas por córnea. También vamos a trabajar en cómo las pupilas pueden ser detectores de enfermedades y de ingesta de drogas y de alcohol. Todo lo que tiene que ver con el sistema visual me fascina.

    ]]>
    Opinión 2014-10-19 03:00:12
    Jaulas Vacías - Patente de corso para negociar con animales, personas y medio ambiente http://blogs.publico.es/jaulas-vacias/2014/10/17/patente-de-corso-para-negociar-con-animales-personas-y-medio-ambiente/ La Unión Europea y Estados Unidos ultiman los detalles de uno de los tratados de libre comercio más grandes del mundo, el conocido como TTIP.

    Más allá de la propaganda de la UE sobre los posibles beneficios, el oscurantismo con el que se han llevado a cabo las rondas de negociaciones de este acuerdo transatlántico, ha impedido que los ciudadanos sean conscientes de las consecuencias de la firma de este acuerdo comercial supone para los animales, el medio ambiente o los derechos laborales y sociales.

    El Tratado de Libre Comercio permitirá, entre otras cosas, la comercialización en Europa de carne procedente de Estados Unidos, donde no se aseguran los criterios mínimos de bienestar para los animales que exigen las Directivas de la Unión Europea, o el uso de sustancias prohibidas en Europa como antibióticos, potenciadores del crecimiento y hormonas.

    ternero granja industrial web

    Las condiciones de vida de los animales en granjas industriales en Estados Unidos son incluso peores que en las europeas: jaulas en batería para las gallinas, terribles jaulas de gestación para cerdas y cajones para terneras recién separadas de sus madres son prácticas habituales en la mayoría de los Estados de USA, así como las pruebas de cosméticos en animales, recientemente prohibidas en Europa.

    Pero no sólo los animales serán considerados como mera mercancía sobre cuyo bienestar repercutirá el peso del abaratamiento de costes: los pequeños productores locales se verán obligados a competir en una clara desigualdad de condiciones que generará un descenso en los estándares de calidad, lo que conllevará también precariedad laboral para los trabajadores implicados.

    El Secretario de Estado de Comercio ya lo anunciaba el pasado 9 de julio en el Congreso: “El ITTP es el acuerdo [...] de liberalización de los mercados internacionales. […] Tenemos que abordar y remover todas las barreras, las tradicionales de acceso al mercado, pero también las procedentes de la regulación […].”

    Resulta preocupante la firma acuerdos comerciales con países que vulneran el derecho internacional, porque de ello también depende que se mantengan los estándares medioambientales de la Unión Europea. Organizaciones como Ecologistas en Acción han denunciado insistentemente que detrás de estos acuerdos se esconde un interés en allanar el camino a la industria del fracking, modificando la Directiva Marco de Agua y otras directivas medioambientales.

    La Unión Europea cederá con ello a los intereses económicos de las multinacionales, quienes están realmente detrás de la firma de este Tratado de Libre Comercio.

    Así lo manifestaba el portavoz del lobby de la industria alimentaria de Estados Unidos. Se  sienten profundamente satisfechos de las negociaciones que se están llevando a cabo porque no entienden el exceso regulatorio europeo en materia de salud pública de los ciudadanos, y no consideran demostrado que lo que se hacía en Europa tuviera más garantías que la legislación de Estados Unidos en esa materia.

    Los ciudadanos europeos tenemos la obligación de alzar la voz y exigir a la Unión Europea una rectificación. Debemos exigir también información clara de las repercusiones de este Tratado de Libre Comercio. No podemos sacrificar los pequeños logros legales obtenidos hasta ahora, pues se está poniendo en peligro a los animales, los derechos sociales y ambientales.

    ]]>
    Silvia Barquero 2014-10-17 17:42:25
    Lo queremos todo - Sumando Podemos: es la hora de ganar http://blogs.publico.es/lo-queremos-todo/2014/10/17/sumando-podemos-es-la-hora-de-ganar/ Desbordante. Siendo sincera me cuesta un poco asimilar cómo ha cambiado todo desde el pasado 25 de mayo. Llevamos años deseando que la gente nos pase por encima, generar de nuevo ilusión y debate colectivo donde antes había sólo apatía e individualismo. Pues bien, estamos en pleno proceso asambleario de PODEMOS para decidir cómo vamos a organizarnos a partir de ahora. Es un proceso único, nada que ver con los partidos del régimen, que siempre han visto la participación ciudadana como un problema. Se construían mirándose al ombligo, con estructuras opacas, cerradas y al servicio de unos pocos: de sus amigos. PODEMOS nace precisamente para acabar con esas prácticas. Nosotros no vemos la participación ciudadana como un problema, sino como la única solución.

    Dicho esto, ahora toca mojarse. Apuesto por el documento organizativo SUMANDO PODEMOS, que ha sido elaborado por muchos equipos surgidos desde los Círculos y que cuenta también con el apoyo de mis compañeros en el Europarlamento, Pablo Echenique y Lola Sánchez. Apoyo esta propuesta precisamente porque creo que es la más útil para lograr nuestros objetivos. Necesitamos construir un PODEMOS eficaz, democrático, ágil, que salga sin miedos a ganar. Sabemos que buena parte del hartazgo de la gente por la política viene porque la casta promete una cosa y hace la contraria. Nosotros somos diferentes. En nuestro ADN está hacer lo que decimos, no prometemos más que eso, pero tampoco menos.

    Esta es una propuesta organizativa para reconstruir desde abajo lo que los de arriba han destruido. Desde que empezó la crisis, los políticos y los mercados se han aliado para destruir lo que habíamos conquistado luchando durante décadas; acabando con los derechos laborales, privatizando lo público, intentando mandar sobre nuestros cuerpos, destruyendo el planeta etc. Repitiendo e insistiendo en que estamos solos, y que cada cual debe buscarse la vida, competir con el resto.

    En las últimas Elecciones Europeas, como ya habíamos hecho en el 15M, muchas personas dijimos basta. Basta de soledad. Basta de resignación. Tenemos otra receta para salir de la crisis: más democracia, más derechos. Solo podemos conseguirlo entre todas y todos, dotándonos de forma imprescindible de unidad popular, que toda esa mayoría social que día tras día consigue que la sociedad funcione nos encontremos y trabajemos juntos por el cambio.

    Y hemos empezado a hacerlo, pero queremos ser muchos más y estar presentes en más sitios. Queremos estar en los barrios, en los centros de trabajo, en las instituciones públicas, en todos los rincones, para recuperar lo que nos pertenece. La democracia no es sólo votar, sino también deliberar y actuar en común, a través de estructuras surgidas desde las bases: los Círculos son el instrumento del que nos hemos dotado para construir democracia, dentro y fuera de PODEMOS. Es desde estos espacios desde donde se puede vertebrar nuestro proyecto, estableciendo un diálogo permanente con el conjunto de la ciudadanía, a través de asambleas presenciales y herramientas telemáticas.

    Los partidos tradicionales, con su falta de confianza en la gente, han intentado siempre sustituir la participación popular por mecanismos burocráticos o secretarios generales. Nosotros, que venimos de las plazas, no queremos hacer políticas de despacho. Para cambiar la sociedad, primero hay que entenderla. Somos conscientes de que la ciudadanía es diversa, pero también de que aquello que nos une pesa más que lo que nos separa y que nuestra pluralidad democrática es un valor atractivo para seguir sumando gente al cambio. Por eso apostamos por un modelo de portavocías electas y revocables, en donde varias voces, coordinadamente, puedan dialogar y proponer de forma constante ideas a la sociedad, escuchando a todo el mundo y rindiendo cuentas ante la gente de PODEMOS.

    Hay una cosa muy positiva que ya estamos viendo en esta primera asamblea de PODEMOS: la inteligencia colectiva y las ganas de ponerla al servicio de la sociedad que todos los que participamos en PODEMOS compartimos. El borrador SUMANDO PODEMOS está diseñado para recoger y organizar todo ese potencial social que hemos activado, pero no simplemente para construir PODEMOS, sino para poner todas esas capacidades al servicio de la sociedad. Como decía Salvador Allende, “ganar el gobierno no significa ganar el poder”. Para nosotros ganar significa que sea la ciudadanía la que se gobierne a sí misma por delante de los intereses de una minoría de privilegiados. Para nosotros ganar las elecciones y avanzar en el proceso de auto-organización ciudadana son parte del mismo proceso. Necesitaremos la movilización ciudadana para ganar las elecciones y la necesitaremos cuando ganemos las elecciones para gobernar. ¿Acaso alguien duda de que los mercados nos presionarán si ganamos las elecciones, que la casta no se opondrá a perder sus privilegios?

    Necesitamos un modelo que combine el potencial mediático de nuestros portavoces con la necesidad de prepararnos para gobernar. Tenemos que salir de esta Asamblea Ciudadana con un proyecto lleno de propuestas, capaz de impulsar y vincularse a las movilizaciones, listo para desalojar a la casta, dispuesto a poner los recursos económicos al servicio de la gente. Para eso necesitamos un PODEMOS unido, que integre las diferentes sensibilidades que componen el proyecto, con un objetivo claro: que se vayan los que nos han saqueado, porque es la hora de la gente.

    ]]>
    teresarodriguez 2014-10-17 14:42:23
    Contraparte - En Podemos el debate también es económico. Problemas con una salida keynesiana de izquierdas http://blogs.publico.es/contraparte/2014/10/17/en-podemos-el-debate-tambien-es-economico-problemas-con-una-salida-keynesiana-de-izquierdas/ Isidro López ( ) y Emmanuel Rodríguez ()

    .

    En los próximos meses, los que van hasta las elecciones municipales y autonómicas, y que luego se prolongan hasta las generales, se va a desatar un interesante combate político: un choque de posiciones económicas. El desmoronamiento acelerado del régimen del ’78 ha dejado al establishment muy pocos argumentos propiamente políticos frente al desafío que supone la irrupción y el meteórico crecimiento de Podemos. A nuestro decadente modelo de gobierno no le queda más que la respuesta neoliberal, desnuda y violenta: la defensa del actual statu quo económico como único posible. ¿Recordáis? Es el there is no alternative que desde los tiempos de Margaret Thatcher se viene utilizando para descartar cualquier posibilidad de transición hacia otra base económica.

    Pero ¿acaso este discurso neoliberal no choca hoy contra un impedimento de unas dimensiones considerables? Después de treinta años de hegemonía, y de todo tipo de burbujas financieras e inmobiliarias basadas en el endeudamiento masivo, nuestras economías ya no son capaces de generar ni siquiera un mínimo bienestar para una grandísima mayoría de la población. Pero eso, desde lo que antes parecían posiciones políticas diferentes, los restos del régimen y sus voceros hacen piña para amenazarnos con la llegada de la catastrofe económica si nos movemos tan sólo una pizca de las recetas que el neoliberalismo y sus instituciones (desde la Comisión Europea al FMI) han venido prescribiendo a nivel global y local.

    En los preparativos a esta batalla en el discurso, hay que entender el anuncio de los portavoces de Podemos de que se va a encargar un programa “de emergencia” económica a dos prestigiosos expertos, Vicenç Navarro y Juan Torres López. Desde luego, no se trata de juzgar la oportunidad de un programa de emergencia económica que, más alla de la contienda electoral, ponga freno al desplome continuo de casi la totalidad de la estructura social ante las draconianas políticas deudocráticas que exigen las finanzas y sus aliados políticos. Tampoco se trata de juzgar los méritos personales de ambos expertos que antes incluso de la crisis de 2008 ya avisaban de las multiples grietas que asomaban por debajo de los consensos políticos y económicos del régimen. Ciertamente, en el caso de Vicenç Navarro no se pueden dejar de reconocer sus aportaciones empíricas y propositivas a una esfera tan golpeada como es la del raquítico welfarestate hispano.

    Sin embargo, y más allá de que sean ellos u otros quienes afronten en solitario la confección de ese programa económico y no un equipo más amplio y plural, lo cierto es que la elección de estos nombres suscita un debate que afecta a sus muy marcadas posiciones económicas. Y cómo sucede con todas las posiciones económicas, en el fondo, se trata de un debate entre diferentes posiciones políticas. Sin riesgo a equivocarnos demasiado, podemos resumir esta posición (la de Navarro y Torres) como keynesianismo de izquierdas. Una visión que postula un rol fuerte para la inversión pública en tiempos de crisis, la reforma fiscal y la regulación financiera, a fin de disparar la demanda y, desde ahí, la actividad económica. El objetivo es alcanzar una situación de pleno empleo, en unidades geográficas que coinciden con las de los Estados nación. Se trata sin duda de un debate prolijo y que puede derivar en un intercambio de miles de tecnicismos, pero hay al menos dos grandes puntos de esta visión que son extraordinariamente problemáticos: el del empleo como única forma de generar ingresos para la población y el del Estado nación como una unidad económica coherente y autosuficiente.

    El papel que juegan la apuesta por el empleo y la inversión en el recetario de los keynesianos de izquierdas se desprende directamente de lo que ha sido su diagnóstico del modelo neoliberal de hegemonía de las finanzas, así como del diagnóstico de lo que ha sido su crisis. Para esta posición, los problemas son el simple resultado del poder que, por medios financieros, han alcanzado un puñado de grandes agentes económicos. Este poder, el poder neoliberal, ha empujado la desinversión en las actividades productivas (principalmente la industria y sus aledeños). Y con ello ha traído niveles mucho menores de crecimiento y de empleo. En última instancia, es la causa de la profunda crisis que estamos viviendo. De aquí se deduce una prescripción política relativamente sencilla: hay que revertir ese proceso para reconquistar el Estado y relanzar la inversión y, a través de ahí, la demanda y el empleo.

    Sin entrar en muchos detalles, esta concepción es harto dudosa, tanto en lo que se refiere a su eficacia como a sus consecuencias política. Desde luego palidece ante otra línea de interpretación de las finanzas, el neoliberalismo y su crisis que enfatiza más bien los límites económicos, pero también sociales y ecológicos a los que ha llegado el capitalismo a partir de la crisis de los años setenta y para los que el periodo neoliberal-financiero habría sido una especie de último intento de escapatoria. Desde este punto de vista, el poder financiero y su capacidad para controlar lo que producimos entre todos habría sido la respuesta política a una incapacidad estructural y profundísima del capitalismo para mantener los niveles de dinamismo necesarios a fin de generar bienestar para las mayorías sociales. Y ciertamente es una conclusión correcta si se tiene en cuenta que cada vez que ha habido timidos ciclos de crecimiento basados en la inversión, sobre todo manufacturera, a nivel global, no han hecho sino agravarse los problemas de conjunto. Por eso estos han derivado en un continuo desplazamiento de los costes sociales, ecológicos y económicos entre distintas regiones del mundo.

    En lo que se refiere al empleo asalariado, el buque insignia del capitalismo keynesiano, hay que convenir que esta ha sido la parte más maltratada de este proceso. El neoliberalismo se caracteriza por una inacabable espiral de ataques al trabajo organizado, a los niveles salariales, lanzando a la mayoría de la población a una precariedad que no parece tocar fondo. Pero nuestra diferencia con los keynesianos de izquierda reside en que esto no ha sucedido por un problema de desinversión, sino por la imposibilidad profunda del capitalismo histórico para proponer modelo sociales viables. La hegemonía financiera, y sus excesos, no son más que un sintoma de este fenómeno. Frente a esta situación no hace falta empleo. Cualquier estrategia dirigida al pleno empleo chocará contra los mismos límites que llevan afectando al modelo económico desde los años setenta. De lo que se trata es por eso de generar mecanismos que desvinculen a la población del empleo asalariado como única forma de sustento material. Y aquí la Renta Básica Universal es la propuesta más acabada y solvente que tenemos. No en vano se trata de redefinir qué signífica el trabajo y qué papel puede tener el salario.

    Otro escollo prácticamente insalvable para los keynesianos de izquierdas es la consideración del nivel estato-nacional como lugar privilegiado para la política económica. Es evidente que la apuesta de los keynesianos por la redistribución y la reforma fiscal es correcta a grandes rasgos, pero hay muchas dudas sobre la escala de los programas redistributivos y fiscales de que requiere la situación actual. Los marcos nacionales apenas alcanzan a contener una parte de las estructuras económicas actuales. Entre otras cosas el ciclo neoliberal ha supuesto una fuerte aceleración y profundización de la división internacional del trabajo, en nuestro caso en el marco europeo, en la que a partir de especializaciones relativas, los distintos territorios se han integrado en circuitos económicos compartidos. Esto va más allá de una visión placentera de la globalización como un espacio de intercambio que nos impone unas normas que están fuera de discusión. Afecta de lleno a las estructuras de clase y de dominación que hoy se encuentran empotradas en esas mismas relaciones transnacionales. No es algo ni mucho menos nuevo. Desde hace siglos el poder capitalista ha utilizado su capacidad para controlar las redes transnacionales a fin de recomponerse y aislar las experiencias de transformación en el interior de las fronteras nacionales, donde en en el medio plazo han podido derrotarlas. Pero hoy, cuando las relaciones de integración económica transnacional son más profundas que nunca, apostar por el Estado nación es simplemente mutilar la intensidad de la lucha de clases y desactivar el potencial transformador de cualquier programa económico en la forma de una serie de parches temporales, inestables y localizados en un marco (el Estado nación) demasiado estrecho.

    Además estas determinaciones no afectan sólo a las relaciones entre “países desarrollados”. Las posiciones keynesianas de izquierdas, como las de la socialdemocracia clásica, aspiran a un reforzamiento de los mercados de trabajo internos mediante un control de los flujos de trabajo migrante lo que ofrece ventajas a la fuerza de trabajo local en la negociación colectiva. Este planteamiento, cuando nuestro actual régimen de fronteras provoca la muerte de miles de trabajadores migrantes, es moralmente dudoso pero, además, es económica y políticamente indeseable. Un reforzamiento del régimen de fronteras actual no va a hacer que desciendan las llegadas de migrantes sino que estos vivan en nuestros países en un estado de clandestinidad e ilegalidad, desposesión de derechos y temor, que se transforma inmediatamente en salarios más bajos para ellos y para los trabajadores locales. Paradójicamente lo que resulta destruido es la supuesta coherencia de los mercados de trabajo nacionales. Frente a esta limitación voluntaria, y derrota casi segura, que supone encerrarse en el Estado nación, y lejos de acatar las normas que dicta el orden neoliberal global, se trata de politizar la esfera trasnacional. Básicamente esto consiste en localizar los elementos de conflicto y redistribución allí donde están las clases dominantes y los elementos de igualdad entre las poblaciones a uno y otro lado de las fronteras. Se trata, al fin y al cabo, de llevar el combate entre democracia y neoliberalismo a su máxima intensidad, aquella que de verdad puede producir una salida al atolladero social y económico en el que llevamos sumidos desde hace ya demasiado tiempo.

    ]]>
    observatorio-metropolitano 2014-10-17 13:21:28
    Actualidad Gastronómica - Puerta 57: no apto para atléticos y culés http://actualidadgastronomica.es/puerta-57-apto-para-atleticos-y-cules/ Las vistas del Puerta 57 son el paraíso para cualquier madridista / Foto: La Máquina

    Las vistas del Puerta 57 son el paraíso para cualquier madridista / Foto: La Máquina

    El color blanco de la encuadernación de la carta no engaña en el Puerta 57: estamos en uno de los restaurantes más madridistas de la capital, instalado en las mismas entrañas del templo merengue: el Estadio Santiago Bernabéu.

    Comparte señas de identidad con otros compañeros de emplazamiento, como el Real Café Bernabéu: vistas privilegiadas al terreno de juego, platos tradicionales de muy buena calidad, buen servicio… Cierto es que hay cosas mejorables, como el nivel de ruido del local cuando alcanza un alto nivel de ocupación o la situación de ciertas mesas que revelan un afán por aprovechar quizá demasiado el espacio disponible en tan privilegiado emplazamiento, pero en general el Puerta 57, con un precio medio de 45-60 euros, es un acierto seguro, sobre todo si uno vive con intensidad los colores del Real Madrid.

    De lo que no se puede dudar, ya sea uno del Madrid o del Rayo, es de la calidad de las viandas de las que se puede disfrutar en el Puerta 57, gestionado con acierto por los responsables del grupo La Máquina. Los arroces levantinos son realmente buenos, algo que se puede decir de no muchos sitios en Madrid, los entrantes están bien elegidos (espectaculares las croquetas de jamón ibérico) y, en general, la calidad de pescados y mariscos está fuera de duda. En lo tocante a carnes el entrecot tampoco falla.

    Una pena, eso sí, que su emplazamiento, siendo uno de sus grandes atractivos, impida de facto la entrada a seguidores de Atlético de Madrid y FC Barcelona, aunque seguro que de vez en cuando se cuela alguno de incógnito para degustar los platos de su carta y, de paso, contemplar con envidia el sacrosanto césped del Bernabéu.

    ]]>
    León Prieto 2014-10-17 12:07:21
    El socialismo es republicano - La República y los socialistas en el siglo XXI http://blogs.publico.es/ana-barba/2014/10/17/la-republica-y-los-socialistas-en-el-siglo-xxi/ República y Socialismo en el siglo XXI

    Vivimos tiempos de perversión del lenguaje: un partido que se llama popular y es oligárquico, una corriente económica llamada neo-liberal que se basa en la regulación y los oligopolios, un cuerpo de seguridad cuya misión es acosar y maltratar a los ciudadanos que deberían defender, gente que se llama socialista y apoya la monarquía.

    Y lo toleramos.

    Y todos seremos cómplices si lo aceptamos sin protestar.

    Pues bien, yo me niego. Lucho activamente contra las políticas antisociales del Gobierno, contra el neo-liberalismo como destino inevitable, contra los recortes de libertades que nos traen los cambios legislativos por decreto. Y no voy a callar en contra de la monarquía, ni contra los que se llaman socialistas sin serlo.

    Sobre la  elección de la forma de Estado

    Hemos crecido escuchando como una verdad absoluta que nuestra transición democrática fue modélica, que la Constitución de 1978 es sacrosanta e intocable,  que Juan Carlos de Borbón fue el salvador de la democracia que disfrutamos. Nunca nos han hablado de las contradicciones: la ausencia de participación ciudadana en todo el proceso, la elección del  rey por parte del dictador Franco, la presión de las Fuerzas Armadas para que la sucesión, pues fue tal,  siguiera las pautas previstas por la oligarquía franquista, el chantaje al que fueron sometidos los partidos y sindicatos para ser legalizados. Y hay algunas más, aunque no quiero ser exhaustiva.

    Con todas esas premisas, se llegó a un statu quo entre las élites económicas y una clase política y sindical emergente, en el marco de una democracia formal. El trámite de la supuesta validación popular se solventó con la pantomima del Referéndum sobre la Constitución. Y ahora, 36 años más tarde, nos lo arrojan a la cara como un pecado original, imposible de limpiar.

    Pues bien, ni la Constitución es intocable como un libro sagrado, ni elegimos entonces tener monarquía. Los ciudadanos no pudimos entonces ejercer nuestra soberanía, ni podemos ahora, por más que en el artículo 1º de la Constitución diga que “La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado”. Prueba evidente ha sido la abdicación de un rey y la subsiguiente coronación de su heredero, sin que el pueblo haya podido participar según su derecho.

    Es por eso que, desde todas las organizaciones sociales y políticas progresistas, se clama por un Referéndum sobre la forma de Estado. Somos soberanos y queremos decidir.

    Lástima que el arco parlamentario esté controlado por neo-liberales y socio-liberales, imbricados ambos grupos con el poder económico y financiero, hasta el punto de ser imposible distinguir entre unos y otros, tal es el cúmulo de ex cargos públicos de los dos grandes partidos que se sientan en los consejos de administración de las grandes empresas del IBEX35. Quizá debamos buscar ahí la causa de que, los que debieran defender al pueblo, hagan dejación de sus funciones.

    Significados de República

    En la calle, la gente está dividida: Unos repiten como papagayos lo oído durante los últimos 75 años, sin la menor reflexión o análisis (“Eso es cosa de rojos, solo trajo desgobierno y anarquía”, dicen sin rubor alguno). Otros abrazan la causa republicana como símbolo de clase (clase trabajadora, claro está) y de libertad. Aún otros la llevan en el corazón, pidiendo la memoria y reparación de los crímenes del franquismo, con el temor de morir sin ver su causa resuelta.

    Pero la República, la res publica, es mucho más. Es todo lo que atañe a los ciudadanos tanto en cuanto participan activamente en política, son co-responsables en los asuntos públicos y se sienten soberanos. Podría decirse que es el paradigma de un Estado participativo, cuyos ciudadanos gozan de sus derechos y ejercen sus responsabilidades como seres soberanos. Pero, no estamos acostumbrados a eso, se nos lleva hurtando demasiado tiempo.

    Hay quienes llevamos la República en el corazón, no en vano muchos de nuestros mayores murieron o sufrieron persecución por defenderla. Pero también la concebimos como el mejor modo de velar por nuestros derechos y libertades, como un ejercicio de democracia y de ciudadanía, responsabilizándonos de nuestra cuota de gobierno como entes soberanos. Miramos al futuro sin olvidar el pasado. En este grupo estamos las gentes de Alternativa Socialista.

    Los socialistas del siglo XXI y el modelo de Estado

    Frente a los que agitan los fantasmas del pasado para desacreditarnos, los verdaderos socialistas defendemos a ultranza la democracia, la igualdad, la justicia y la libertad.

    Es por eso que, los verdaderos socialistas, nunca podremos defender una institución clasista, patriarcal y antidemocrática como la monarquía hereditaria. Basada en privilegios medievales, establece un acceso antidemocrático a la más alta representación del Estado, según leyes hereditarias que, además, relegan a la mujer a un segundo plano. No puede haber un mejor compendio de anacronismos e injusticias sociales.

    En cuanto a nuestra defensa de la República, no es sino una consecuencia natural de lo anterior; podríamos tener otra forma de Estado, no lo niego, pero los logros sociales y políticos alcanzados por la I y, sobre todo,  la II República, nos hacen desear una tercera, en el convencimiento de que sería la mejor forma de auto-gobernarnos. En cualquier caso, bienvenidas sean todas las propuestas democráticas, vayamos a un período Constituyente y sometamos a Referéndum todas las opciones. La libertad y la democracia solo asustan a sus contrarios.

     

     

     

     

    ]]>
    Ana Barba 2014-10-17 09:07:26
    Estación Término - Tony Soprano habla de la muerte con su psiquiatra http://blogs.publico.es/estacion-termino/2014/10/16/tony-soprano-habla-de-la-muerte-con-su-psiquiatra/ Antonio Aramayona
    Profesor de filosofía y miembro de DMD

     

    En uno de los primeros episodios de la serie televisiva Los Soprano, Tony Soprano anda liado con el control de un restaurante que en parte es propiedad de unos judíos pertenecientes a una secta rabínica. Por mucho que Tony y sus compinches extorsionan y “sacuden” a uno de los dirigentes de aquella secta, no consiguen de momento su objetivo. Tony Soprano, frustrado, le comenta tamaño contratiempo a su psiquiatra, Jennifer Melfi. “Hay tipos que tienen unas creencias que les hacen no temer a la muerte”, se queja Tony Soprano, a lo que su psiquiatra responde de inmediato: “O más bien tienen esas creencias de tanto que la temen”.

    Al llegar a este punto, detuve el episodio y estuve sonriéndome un buen rato, mientras saboreaba la aguda respuesta de Jennifer Melfi. En una serie de gran éxito comercial y destinada al público en general, el guionista había colado un torpedo de enorme carga explosiva para quienes se percatasen del mensaje agazapado tras el irónico comentario de la psiquiatra de Tony Soprano.

    En una plácida asociación de ideas, recordé también que al mes escaso de que las Cortes de Aragón aprobasen la “Ley de derechos y garantías de la dignidad de la persona en el proceso de morir y de la muerte”, los obispos católicos publicaban una Carta Pastoral titulada “Solo Dios es el señor de la vida”, donde se oponían a la mencionada Ley porque puede “proteger acciones de eutanasia encubierta”, la cual quedaba relacionada con lo paradelictivo y antimoral.

    Dios, único señor de la vida, versus la persona que libre y responsablemente decide sobre su vida y su muerte, lo que implica la libre y responsable elección del momento y los medios para finalizarla. Los sistemas de creencias de determinados grupos condenan a las personas que aman su libertad y su vida sobre todas las cosas, y precisamente por ello, estas no quieren que ninguna ideología dictamine cómo ha de ser su vida y su acabamiento.

    Algo similar ocurría en el mundo greco-romano, donde incluso quitarse la vida era un acto honorable, racional y legalmente admitido, pero no les estaba permitido a los esclavos, los condenados a muerte y los soldados, pues solo su amo correspondiente era el dueño y señor de sus vidas. En otras palabras, solo podía disponer de su vida quien era libre. Pues bien, las instituciones y las ideologías ultras que niegan el derecho a disponer de la propia vida siguen dando la espalda a la libertad constitutiva de cada ser humano para vivir y morir según los dictados de su propia conciencia, especialmente cuando padece un deterioro irreversible y un sufrimiento insoportable.

    No deja de ser, pues, una grata noticia  para toda la ciudadanía que se haya abierto una vía más para dar a conocer el derecho fundamental de una vida y una muerte dignas, al comprobar la inclusión en ese enorme ágora que es Plaza Podemos de unas propuestas sobre vida y muerte dignas que condensan las ideas fundamentales de la Asociación Federal Derecho a Morir Dignamente (AFDMD).

    En Plaza Podemos la muerte digna es presentada como la continuación natural del derecho a una vida digna, de tal forma que el fundamento del derecho a una muerte digna es el mismo derecho a buscar y disfrutar de una vida digna mediante la realización concreta y efectiva de los derechos expresados en la Carta Universal de los Derechos Universales de la ONU.  La vida de cada persona está en sus manos, regida por su libertad de conciencia y su libre albedrío.

    Pues bien, como consecuencia de ello, un derecho inalienable de cada persona es disponer libre y responsablemente de su propia vida, por lo que solo la libertad de conciencia de cada persona puede y debe decidir el momento y las circunstancias de su muerte digna. Por consiguiente, ninguna institución o ideología están legitimadas para suplantar o anular la conciencia, la libertad y el derecho de cada persona a decidir y disponer sobre su propia vida y su propia muerte.

    Y que todas estas ideas estén recogidas en ese bullir de propuestas y contrapropuestas de Plaza Podemos constituye un paso más para reivindicar todos y cada uno de los derechos humanos fundamentales (incluido el derecho a una muerte digna), arrebatarlos de las manos de algunos clérigos, juristas, médicos y usurpadores de las conciencias ajenas en general, y ahuyentar así los miedos y tabúes que aún pueden morar en las mentes de algunas personas.

    http://www.reddit.com/r/podemos/comments/2hdfsj/derecho_a_la_muerte_digna/

    ]]>
    estacion-termino 2014-10-16 14:56:20
    Asaltar los Suelos - Defender el derecho a la Vivienda, también desde Podemos http://blogs.publico.es/asaltar-los-suelos/2014/10/16/defender-el-derecho-a-la-vivienda-tambien-desde-podemos/ Podemos se encuentra inmerso en la celebración de su Asamblea Ciudadana, espacio en el que sus bases van a decidir qué es Podemos y cómo se organiza. No es extraño encontrarse en los medios de comunicación los debates que se están dando entorno a los borradores de los documentos ético, político y organizativo. Sin embargo, hay otros documentos que también se votaran (desde hoy y hasta el 18 de octubre) y que quizás están pasando un poco más desapercibidos: las resoluciones, pequeños textos que buscan alcanzar un consenso dentro de Podemos entorno a cuestiones concretas.

    Quizás, una de las cuestiones concretas que mejor define el contexto de emergencia social que vivimos es la constante vulneración del derecho a la vivienda. El trabajo de las PAHs y demás colectivos por la vivienda ha sido capaces de sacar a la escena pública el drama que vivimos entorno a este derecho básico: somos el país europeo con más desahucios y con una tendencia alcista año tras año, expolio de vivienda pública, impunidad para los culpables de esta situación, procedimientos judiciales sin garantía, etc.

    La lucha por la conquista de este derecho se lleva trabajando desde los movimientos sociales desde hace muchos años. Durante este tiempo hemos sido capaces de sacar adelante propuestas coherentes, posibles y eficaces para garantizar el derecho a la vivienda, que además cuentan con un gran apoyo social. Ante esto, un pequeño grupo de compañeros y compañeras que nos conocimos en el movimiento por la vivienda y que nos hemos vuelto a encontrar en Podemos, hemos lanzado una resolución para que sea discutida en la Asamblea Ciudadana y que hemos llamado “Ganar el Derecho a la Vivienda y acabar con la Impunidad Financiera”, respetando la independencia de este valioso movimiento.

    Pero, ¿Por qué sacar esta resolución para la Asamblea Ciudadana de Podemos?

    Si Podemos asume responsabilidades de gobierno, uno de las primeros problemas que tendrá que abordar será el de la vivienda. En esta resolución definimos los cuatro puntos entorno a los cuales se podría comenzar a desarrollar una política de vivienda que garantizará este derecho:

    1)      Derechos habitacionales para todas y todos de acuerdo a los estándares internacionales de Derechos Humanos.

    2)      Derecho a la dación en pago con carácter retroactivo.

    3)      Procedimientos judiciales con todas las garantías

    4)      Fin de la impunidad financiera y apertura de una auditoría social.

    Además de esto, entre estas medias están definidas los tres puntos que la ILP de la PAH llegó al Congreso de los Diputados: paralización de desahucios, alquiler social y dación en pago con carácter retroactivo. Esta ILP, a pesar de haber conseguido más de 1.400.000 firmas, se encontró con el veto de la mayoría absoluta del PP. Con esta resolución queremos hacer de las medidas de la ILP un consenso dentro de Podemos que le permita luchar contra una clase política que no ha querido escuchar la voz de la ciudadanía.

    Esta resolución la hemos sacado adelante un grupo de activistas, pero más de 60 personas, entre abogados, economistas, psicólogos, trabajadores sociales, y otros colectivos, la han firmado, demostrando que la vivienda no es sólo un problema que defendemos una serie de activistas, es una cuestión estructural que condiciona nuestras vidas.

    Por estas razones hemos presentado esta resolución y creo que es importante votarla, dentro del marco habilitado para apoyar todas las resoluciones que se presentarán en la Asamblea Ciudadana. Es una forma más de seguir luchando por el derecho a la vivienda.

    ]]>
    asaltar-los-suelos 2014-10-16 09:00:19
    La verdad es siempre revolucionaria - La democracia de los independentistas http://blogs.publico.es/lidia-falcon/2014/10/16/la-democracia-de-los-independentistas/ El infantilismo del último proyecto de Artur Mas, que llama consulta, sobrepasa lo que la imaginación puede inventar. Esa votación que pretende celebrar nada menos que el Govern de la Generalitat –como si se tratara de una ocurrencia de los chicos del barrio- nada tiene de democrática: Una consulta improvisada con las urnas en la calle donde cualquiera que pase puede votar,  dos preguntas capciosas y una papeleta en la que únicamente falta que se haya rellenado el sí para evitar trabajo al votante. No existe censo de electores, nadie vigila los colegios electorales porque no existen, nadie controla la limpieza de la consulta, con lo que cualquiera puede votar varias veces, y para organizar esta pantomima se utiliza a los fieles voluntarios propagandistas del gobierno.

    Mientras, continua la campaña ininterrumpida que se ha realizado por parte de la Generalitat y de sus fuerzas afines durante cuatro años a favor de la independencia —falsariamente llamada “derecho a decidir”— que ha conducido a dos indeseables resultados: en primer lugar a convencer a una parte de la ciudadanía, generalmente la más vulnerable, de que la independencia resolverá todos sus problemas: el destrozo de la sanidad, la educación y los servicios sociales que puso en marcha el gobierno catalán en cuanto ganó las elecciones -los jubilados siguen cobrando las pensiones porque las paga España, cosa que nadie les dice. La otra, más triste aún que la primera, es la fractura social que ha ocasionado entre los que se proclaman independentistas y los que no, estos mucho más callados que los primeros, porque la conducta reiterada de los independentistas es de acoso, desprecio e insulto a todo aquel que no acepte su tesis.

    El 13 de diciembre de 1996 en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona se fundó el Foro Babel,  una iniciativa cívica de intelectuales y artistas catalanes, distinguidos muchos por su actividad política antifranquista durante la dictadura y cuyo objetivo era la defensa del bilingüismo en Cataluña y en contra de la política nacionalista orientada a imponer la hegemonía del catalán en detrimento del castellano, que ya se había asentado en el país desde que comenzó el reinado de Jordi Pujol. La actividad de Foro Babel se reflejó en el lanzamiento de dos Manifiestos, que provocaron un amplio debate público en Cataluña: el Primer Manifiesto o Documento sobre el uso de las lenguas oficiales en Cataluña, publicado en abril de 1997; y el Segundo Manifiesto o Manifiesto por un nuevo modelo de Cataluña, publicado en junio de 1998.

    Entre los firmantes más destacados se encontraban destacadísimas personalidades de la cultura y el pensamiento en Cataluña, la mayoría de izquierdas. Entre ellas, se debe señalar a Miguel Riera, editor y director de El Viejo Topo, militante comunista desde la juventud, Francesc de Carreras, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Autónoma de Barcelona, y miembro del PSUC durante muchos años, Victoria Camps, catedrática de Ética de la UAB, socialista. Félix Pérez Romera, antropólogo, José Ribas, fundador de la revista Ajoblanco que se reclamaba anarquista, Félix de Azúa, profesor universitario y escritor, Gabriel Jackson, hispanista, Juan Marsé, escritor, Rosa Regàs, escritor, Ana María Moix, escritora. Todos ellos con suficiente pedigrí antifascista para ser respetados y escuchados y cuyos planteamientos eran tan sensatos como que se modificara el plan de estudios impuesto en la llamada “inmersión” que significaba que todos los niños deben estudiar en catalán desde la primera enseñanza, con la única excepción de dos horas de castellano a la semana.

    Solicitaban que el castellano se enseñara en la escuela en Cataluña el mismo tiempo que el catalán, que las familias pudieran escoger el idioma en que estudiaran sus hijos y que la cultura oficial asumiera que el castellano era también idioma propio en Cataluña. Es el único país bilingüe —o trilingüe como Suiza— en el mundo que no permite que se enseñe en igualdad de condiciones en todas las lenguas del territorio,  incluido el País Vasco.

    Los objetivos del Foro Babel se concretan en palabras de Francesc de Carreras: “frente a la homogeneidad nacionalitaria, se muestra partidario de una nación culturalmente plural de ciudadanos, única base de una sociedad realmente libre; frente a inconcretos ideales de llegar a ser una nación soberana que, en realidad, esconden las deficiencias de la actuación política del presente, el Foro propugna un federalismo que abarque desde el nivel local hasta el europeo; frente al fundamentalismo lingüístico, quiere restituir el equilibrio entre libertad individual e integración social mediante una política bilingüista”.

    Porque desde que comenzó esa estrategia de catalanizar a todos los habitantes del país, comenta Carreras en un artículo en el País, que “el nombre, la marca de Cataluña se lo había apropiado un grupo —no exactamente un partido político— que quería llevar a cabo un determinado proyecto nacionalista y se consideraba como el único legitimado para dar patentes de catalanidad. A partir de ahí, sólo es considerado catalán aquel que acepta las reglas que este grupo establece y, como dice el manifiesto de Babel, “todo ataque a las posiciones nacionalistas se convierte en un ataque contra Cataluña y todo disidente de la doctrina oficial es un anticatalán”.

    Porque durante 18 años, todos los que llevaban gobernando Pujol y su equipo, el Govern se había dedicado a construir el relato de una identidad catalana diferenciada de la española, identificando además a ésta con el franquismo, como si el país España –cuyo nombre le pusieron los romanos- y el concepto de nación España lo hubiera inventado Franco, ya que ninguno de los teóricos del nacionalismo catalán ha leído ni a Manuel Azaña, ni a Pi i Maragall,  ni a Lucas Mallada o a Joaquim Costa.

    Apenas obtenido el poder se suceden las quejas de los Pujol, reproducidas por los medios de comunicación, que pronto serán asumidas por los demás partidos —recordemos el tono vindicativo de Montilla—  contra el Estatuto de Cataluña recién aprobado. Nunca son bastantes las competencias, nunca tienen suficiente dinero ni transferencias ni libertad de lengua ni de expresión. Organizando una campaña de victimismo, perfectamente diseñada, los convergentes y los de ERC consiguen que los catalanes, e incluso los no tan catalanes como los “charnegos” que quieren integrarse como única manera de salir de los guetos de emigrantes en donde los han metido los burgueses, creen que efectivamente desde España, esa entidad tan abstracta que le llaman Estado Español, les persiguen, les insultan, les desprecian y les maltratan.

    Son proverbiales ya las comparaciones con Kosovo o Lituania y la isla de Timor, los saharauis, los puertorriqueños o incluso los palestinos. Hace pocos meses Alfred Bosch de ERC se solidarizó con el gobernador de Gibraltar contra el opresor Estado Español.  Con este discurso no se habla de la quiebra de Banca Catalana ni de las apropiaciones de Pallerols y del Palau de la Música. Se desmovilizan las protestas por el desmantelamiento de la sanidad pública, la baja calidad de la enseñanza o el déficit de servicios sociales, incluida la atención que se debe a las mujeres en las situaciones de crisis. Al fin y al cabo cuando Cataluña sea independiente todos los catalanes y todas las catalanas percibirán los beneficios de repartir las inmensas cantidades de que hoy les expolia España.

    Inmediatamente que se publicó el primer manifiesto del Foro Babel los ataques de los nacionalistas se sucedieron contra los firmantes. A Victoria Camps le pintaron las paredes de su casa con la palabra “fascista”, a Miguel Riera se le ha criticado en las redes sociales tachándole de traidor y de explotador de sus trabajadores. Esta campaña ha ido subiendo de tono hasta hacerle la vida amarga a muchos profesionales. Son varias decenas los intelectuales que se han exilado en otras partes de España. A una catedrática de literatura española en una Universidad de Barcelona le reprochan: “¿Y tu enseñas el idioma del enemigo?” A los profesores que enseñan inglés ni se les ocurre criticarlos.

    La apoteosis ha llegado con el gobierno de Artur Mas y sus socios y su propósito de independizar Cataluña. Durante cuatro años todas las televisiones públicas catalanas, los periódicos en catalán, subvencionados por la Generalitat, los comentaristas de otros medios, han realizado una eficaz campaña asegurando que “España roba a los catalanes”, que en la independencia se encuentra el remedio de todos los males del país,  desprestigiando a España y a los españoles y menospreciando el castellano, por ser “el idioma del enemigo”.

    A partir de aquí aseguran que la democracia pasa por organizar un referéndum, que organizará, supervisará, controlará y contará el Govern, para decidir si los catalanes quieren que Cataluña sea independiente.

    Y a esta política los independentistas la llaman democrática.

    ]]>
    Lidia Falcón 2014-10-16 07:49:49
    Repensar Europa - Cosas que complicarán su vida: el TTIP y el CETA http://blogs.publico.es/repensar-europa/2014/10/15/cosas-que-complicaran-su-vida-el-ttip-y-el-ceta/ ¿Sabía que en febrero de 2013 la multinacional farmacéutica holandesa Achmea inició un procedimiento contra el Gobierno de Eslovaquia para bloquear un proyecto de ley que iba a establecer un sistema único de seguro de salud pública? Eso después de que esta misma multinacional se embolsara la friolera de 25 millones de euros en concepto de daños, perjuicios y costes del mismo Gobierno eslovaco. La razón: en 2006 el recién nombrado Gobierno de Eslovaquia limitó el poder de los seguros privados de salud para distribuir o repatriar sus beneficios.

    Pero si le interesan más las cosas del día a día, conviene que sepa que la OMC penalizó a Estados Unidos por sus latas de atún etiquetadas “sin peligro para los delfines”, por la indicación del país de origen sobre las carnes importadas o por la prohibición del tabaco perfumado al bombón, porque, según la OMC, estas medidas son consideradas como trabas al libre comercio. La Unión Europea ha sido sancionada por este organismo con centenares de millones de euros de multa por prohibir la importación de organismos genéticamente modificados (OGM).

    Estas no son informaciones de un futuro lejano, son cosas de nuestra cotidianeidad que se verán incrementadas si el TTIP se aprueba, como se espera, a finales del año 2015.

    TTIP son las siglas en inglés de un Acuerdo de Asociación Transatlántica para el comercio y la Inversión. CETA, el acuerdo que se firmó con Canadá a finales de septiembre en Toronto, es un Acuerdo General de comercio. En ambos casos hablamos de acuerdos comerciales de nuevo tipo, porque incorporan mecanismos de regulación de las diferencias entre empresas, inversores y estados que orillan las jurisdicciones nacionales bajo el argumento de la eficacia y la sencillez.

    El objetivo real de las negociaciones no son las barreras arancelarias, sino las constricciones reguladoras que limitan los beneficios actuales y potenciales de las corporaciones multinacionales.

    Es importante llamar la atención sobre el secretismo y opacidad extrema en la que se trabaja en estos tratados. El CETA se dio a conocer públicamente, por primera vez, el mismo día que se firmó. En carta remitida por el jefe de la delegación de la UE en el proceso negociador del TTIP, Ignacio García Bercero, aseguraba a su socio Daniel Mullaney, jefe de la delegación de EEUU, que la Comisión Europea se comprometía a bloquear cualquier intento de acceso público a los documentos mismos y a cuantos recursos comunicacionales anexos participen del proceso: cartas, mails, mensajes etc. Y que, además, esta información permanecería secreta durante los próximos 30 años.

    Solo la semana pasada se hicieron públicas las indicaciones negociadoras del Consejo Europeo a la Comisión en relación con el TTIP [1]. Y estas indicaciones se hicieron en julio de 2013.

    En el colmo de las cosas incomprensibles, los textos disponibles de los avances en la negociación pueden leerse en una sala habilitada al efecto, donde se impide a los parlamentarios el uso de medios de reproducción, incluidos smartphones o cualquier dispositivo con cámaras, etc… El ocultamiento a los representantes de la legitimidad democrática es un síntoma del verdadero significado y transcendencia de lo que se está negociando. Conviene recordar que, toda vez que las competencias sobre comercio están transferidas a la UE, no hay otro modo de controlar el proceso que a través del Parlamento Europeo.

    Los efectos del TTIP sobre el empleo y sobre el mercado de trabajo pueden resultar devastadores. Si los supuestos efectos beneficiosos son, cuando más, inciertos, los efectos negativos son seguros. A la pérdida de puestos de trabajo esperada deberíamos sumar los procesos de deterioro de las condiciones de trabajo y la carrera hacia abajo en las garantías y protección en el ámbito de los derechos laborales que va a provocar este tratado.

    Las instituciones democráticas tendrán muy difícil realizar mejoras sustanciales en el mercado laboral o subir el salario mínimo interprofesional, por ejemplo, bajo la amenaza real de demandas internacionales de las empresas concernidas: por haber producido un “deterioro injustificado” en sus expectativas de beneficios legítimos y de negocio [2].

    Dos espacios especialmente afectados por este tratado serán el de la seguridad alimentaria y las cuestiones medioambientales.

    Hoy en día, aproximadamente el 70% de todos los alimentos procesados a la venta en los supermercados estadounidenses contienen ingredientes genéticamente modificados. Como resultado de la fuerte resistencia popular, en cambio, apenas hay alimentos genéticamente modificados en los supermercados europeos, y todos aquellos elementos que contengan ingredientes modificados genéticamente deben señalarlo claramente en el etiquetado.

    [3] La ofensiva de la gran agroindustria estadounidense contra esta protección al consumidor es uno de los verdaderos caballos de batalla del TTIP. Los Reglamentos de 2009[4] que consagran el principio de cautela en la legislación comunitaria[5] se han convertido en el objetivo del TTIP, entre otros. Con los actuales estándares de seguridad europeos en materia de uso de hormonas o tratamiento con cloro de pollos y pavos, más del 40% de los productos americanos no podrían venderse en Europa.

    La Comisión Europea se ha mostrado comprensiva con los argumentos de la agroindustria estadounidense y se ha declarado dispuesta a revisar las medidas de seguridad alimentaria en la UE “con la finalidad de eliminar barreras innecesarias”[6].

    En materia de regulación medioambiental la propia Comisión ha evaluado que el impacto en términos de emisión de gases de efecto invernadero producido como consecuencia del TTIP será de más de 11 millones de toneladas, afectando gravemente a los compromisos europeos de cumplimiento del Protocolo de Kyoto.

    El otro aspecto concernido es la protección de la salud en la UE y la limitación de sustancias químicas peligrosas. El reglamento REACH en materia de registro, evaluación y autorización de sustancias químicas se apoya en el principio de cautela. En Estados Unidos existe una ley sobre el control de sustancias químicas extremadamente laxa y permisiva. Baste como ejemplo que mientras que la UE prohíbe el uso de 1.200 sustancias químicas en cosméticos, EEUU solamente prohíbe una docena.

    Hay otros aspectos que se verán afectados por este tratado: los servicios públicos, la privacidad, etc… pero sin duda el elemento de mayor riesgo y de mayor perversidad democrática es el conocido como Investor-state dispute settlement (ISDS). Este sistema de arreglo de desacuerdos en el marco de la aplicación del tratado confiere a las empresas un poder que las iguala con los estados.

    Con la aplicación de estos mecanismos las empresas podrán litigar con los estados por medidas que vayan a tomar en cualquier materia. La simple amenaza de un proceso que puede implicar millones de euros de multas para los estados es una poderosa baza negociadora a favor de las empresas.

    Es un paso más en el desplazamiento brutal de poder que la globalización neoliberal está produciendo a favor de la elite económica y política que nos domina.

    Por otra parte, los tribunales estarán formados por abogados sin experiencia judicial alguna y con poderosas razones para fallar a favor de las empresas. A través de mecanismos como las garantías para un “trato justo y equitativo” a inversores e inversiones; garantías frente a expropiaciones indirectas o definiciones muy amplias de lo que debe ser considerado inversor o inversión, se abren las puertas a esa dinámica de amenazas frente a los estados y su capacidad de regulación del mercado.

    Después del TTIP, si éste se aprobara, la subordinación de la política a los mercados sería una realidad aún más intensa y asfixiante y la capacidad de las instituciones democráticas para producir políticas públicas a favor de la mayoría se reducirían considerablemente.

    Estas negociaciones son secretas y blindadas porque resultan difícilmente defendibles. Tenemos un año para confrontar este desafío y proponer una política comercial basada en otros parámetros y otros estándares.

     

    [1] arrangements on ttip negotiating documents; se pueden seguir este y otros documentos en: http://trade.ec.europa.eu/doclib/cfm/doclib_section.cfm?sec=146&link_types=&dis=20&sta=41&en=60&page=3&langId=fr

    [2]Véase al final el anexo de ejemplos sobre litigios reales

    [3]Hilary, John (2014), El acuerdo transatlántico sobre comercio e inversión: una carta para la desregulación…Rosa Luxemburg Stiftung, pág. 18

    [4]La Directiva 2009/128/EC que establece el marco de acción comunitaria para alcanzar un uso de pesticidas sostenible, y el reglamento (EC) No 1107/2009 sobre la comercialización de productos fitosanitarios, ambos del 21 de octubre de 2009.

    [5]El principio de prudencia obliga a las empresas a demostrar la seguridad del producto que quieren comercializar y no como en Estados Unidos, donde son los poderes públicos los que deben demostrar los riesgos del producto.

    [6] TTIP: Note for the attention of the Trade Policy Committee. Bruselas, Comisión Europea, 20 de junio 2013.

    ]]>
    pchaves 2014-10-15 12:42:25
    Otras miradas - España debe reconocer al Estado palestino http://blogs.publico.es/otrasmiradas/2886/espana-debe-reconocer-al-estado-palestino/ Marwan Burini

    Presidente de la Comunidad Hispano-Palestina

     

    El nuevo Gobierno de Suecia anunció el pasado 3 de octubre que reconocería al Estado palestino. De este modo, Suecia es el primer Estado integrante de la Unión Europea en reconocer a Palestina como Estado (aunque Hungría, Polonia y Eslovaquia lo reconocieron antes de integrarse en la UE). Con la adopción de esta decisión, Estocolmo suscribe de manera activa la legalidad internacional, no la altera.

    Como es conocido, existe un amplio consenso político y jurídico en la sociedad internacional (esto es, entre sus actores estatales e instituciones internacionales) acerca de la resolución del conflicto palestino-israelí sobre la base de dos Estados. Dicha resolución tiene una amplia base legal, asentada en las resoluciones de la ONU. De hecho, su Asamblea General reconoció de facto el Estado palestino en noviembre de 2012. Del mismo modo que lo han hecho algunas de sus agencias especializadas, como la UNESCO, en la que Palestina es Estado miembro de pleno derecho desde finales de 2011 (también con el voto favorable de España).

    El Estado israelí existe y tiene reconocido el derecho a existir. De lo que se trata ahora es de reconocer este mismo derecho al Estado palestino, que también tiene derecho a existir y a convivir en paz y seguridad con los otros estados de la región, incluido el israelí. De hecho, la mayor garantía de seguridad y de integración definitiva del Estado israelí en la región pasa ineludiblemente por el derecho a la existencia e implementación de un Estado palestino.

    En el otoño de 1991 se iniciaron en Madrid las negociaciones para alcanzar un acuerdo de paz entre palestinos e israelíes. Más de dos décadas después de infructuosas negociaciones no han concluido en la resolución de este dilatado conflicto. Por el contrario, sus ciclos de violencia se han repetido e incrementado desde entonces, como dramáticamente se ha presenciado en la franja de Gaza durante el pasado verano. Sin olvidar la sistemática expansión colonial que aplica la política de ocupación militar israelí, amenazando la continuidad territorial, viabilidad económica y cohesión demográfica de un Estado palestino y, por consiguiente, la propia resolución del conflicto sobre la mencionada opción de los dos estados.

    Sin solucionar las causas estructurales del conflicto, éste se repetirá inexorablemente de manera cíclica y violenta. Para salir de este círculo viciado, los diferentes estados miembros de la sociedad internacional cuentan con una herramienta política y diplomática como es el reconocimiento del Estado palestino. Más que ayuda humanitaria, lo que verdaderamente demanda la sociedad palestina es justicia. En este mismo sentido, se estaría reconociendo y compensando el sacrificio, esfuerzo y concesiones realizadas tanto por la sociedad palestina como por su movimiento nacional de aceptar un mini-Estado en el 22 por ciento de su territorio histórico para poner fin a este prolongado conflicto.

    España tiene la oportunidad de renovar su adelantada posición con el reconocimiento del Estado palestino, en sintonía y coherencia con su propia trayectoria exterior. No cabe olvidar que España fue el primer país de Europa occidental en recibir al presidente palestino. La imagen del recibimiento de Yasser Arafat por Adolfo Suárez, en septiembre de 1979, hizo historia. La relación bilateral entre España y Palestina ha pasado a ser más un asunto de Estado que de gobierno. Sus presidentes del Gobierno, desde Adolfo Suárez, Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y, cuando era jefe de la oposición, Mariano Rajoy, han recibido a los presidentes palestinos. También sus jefes de Estado, el rey Juan Carlos I y el actual, el rey Felipe VI, cuando era príncipe, han mostrado su apoyo al pueblo palestino y a una solución justa y duradera del conflicto. La propia política española de cooperación internacional para el desarrollo ha contribuido de manera muy significativa a la construcción institucional de un Estado palestino. En coherencia, por tanto, con esta trayectoria, España debería reconocer al Estado palestino.

    Además de una amplia y sólida base jurídica, política y diplomática internacional, el reconocimiento del Estado palestino por España se asentaría sobre una amplia y significativa base de apoyo sociopolítico. Junto a los partidos políticos, el conjunto de la sociedad civil española vería favorablemente la adopción de esta toma de decisión. Intelectuales, artistas, juristas, activistas sociales, fuerzas sindicales y movimientos sociales se han pronunciado en repetidas ocasiones y por diferentes medios a favor de los derechos nacionales del pueblo palestino. Por tanto, el reconocimiento del Estado palestino satisface también una demanda sociopolítica interna en sintonía con su agenda exterior.

    Lejos de cualquier complejo, y sin mayor dilación, España debería reconocer al Estado palestino. En coherencia con su propia política exterior, Madrid no debería menospreciar ni derrochar el capital político acumulado a lo largo de su historia. Por el contrario, debería seguir contribuyendo a la historia, en particular, a la europea, donde su relación con la cuestión palestina ha señalado la dirección correcta a otros estados europeos desde tiempos más tempranos. La consideración que tiene España en la región no es precisamente ajena a esta histórica posición, que tiene hoy día la oportunidad de renovar con el reconocimiento del Estado palestino.

     

    ]]>
    Opinión 2014-10-15 08:00:42
    Consumidor indignado - El fraude del acceso a internet light http://blogs.publico.es/ruben-sanchez/2014/10/14/el-fraude-del-acceso-a-internet-light/ Hablar por teléfono puede salirnos gratis si utilizamos servicios basados en la tecnología VoIP que permiten las conexiones a Internet. Y hay a quienes eso no le gusta nada.

    Las grandes compañías de telecomunicaciones hicieron bien poco (afortunadamente) ante el auge de las redes de pares (P2P) y el resto de inventos que han permitido el intercambio o la descarga gratuitos de contenidos protegidos por derechos de autor. Porque el hambre de cultura gratis ha servido a las telecos para forrarse a costa de la industria del cine y de la música al saciarnos con conexiones cada vez más rápidas (y caras). Lamentablemente, cuando ya se han valido de las descargas para crearnos la necesidad de usar Internet a todas horas, algunas telecos se han convertido en defensores del copyright y han optado por impedir el uso de aplicaciones P2P (el gremio de instaladores de vallas en el campo no para de crecer).

    En los últimos años se ha producido otra revolución en las comunicaciones a través de la red de redes. Del correo electrónico, el chat y la mensajería instantánea de texto hemos pasado a las conferencias online de voz y vídeo. Y gratis; o, al menos, pagando sólo el coste de la conexión a Internet si no tenemos acceso a una red wifi gratuita. Pero como ya no necesitan la ayuda de terceros para convencernos de que contratemos el acceso a la Red, muchas operadoras están haciendo lo posible para que quien quiera charlar tenga siempre que pasar por caja (dos veces, si es posible).

    Así que es muy frecuente encontrarse ofertas de empresas de telecomunicaciones en las que está restringido el uso de los servicios de voz sobre IP que ofrecen plataformas como Skype, Google Hangouts, Viber o Facebook. Los proveedores sólo permiten hablar por el móvil pagando las llamadas o exigen el pago de una cuota extra para utilizar la VoIP.

    Limitar las posibilidades que ofrece un producto o servicio es un fraude a los consumidores, ya se trate de la obsolescencia programada que se introduce en numerosos aparatos para que dejen de funcionar pasado un tiempo o de bloquear un teléfono móvil para que sólo pueda utilizarse con la compañía que nos lo vende. Si los avances tecnológicos nos han abierto las puertas a comunicaciones que antes sólo permitía la telefonía, ¿quiénes son las operadoras para capar el acceso a Internet? Es lo mismo que intentar imponer hoy en día que un móvil sólo sirva para hablar y no para escuchar música o la radio, ver y hacer fotos, grabar y reproducir vídeos, conectarse a Internet… Aunque si no fueran las propias compañías de telecomunicaciones las que nos venden los móviles, cualquiera sabe qué barbaridades se les ocurrirían.

    En la Unión Europea, uno de cada cuatro operadores móviles restringían las llamadas de VoIP en 2012, según desveló un estudio de los organismos reguladores. Algo más de la mitad de ellas lo impedía técnicamente y el resto simplemente indicaba en sus contratos que prohibía usar las aplicaciones para hablar por Internet. En cuanto al tráfico P2P era limitado por una de cada tres compañías en móvil y dos de cada diez en telecomunicaciones fijas.

    Por poner dos ejemplos, en España, a finales de 2013, Vodafone impedía usar la voz sobre IP en varias de sus tarifas de móvil y en la mayoría de las ofertadas por Yoigo se exigía una cuota aparte de 7,26 euros (Una tarifa desproporcionada por 100 megas de conexión para llamadas de Voz IP, el equivalente a unos 600 minutos según la compañía).

    En noviembre de 2011, la autoridad británica que regula las comunicaciones (Ofcom) instó a las operadoras a que dejasen de llamar “Acceso a internet” a servicios en los que prohibiesen la VoIP o el P2P. No les prohibió capar las conexiones, pero sí que hiciesen publicidad engañosa de su internet light.

    Lamentablemente, no todos los gobiernos actúan así. La mayoría no hace nada. Y otros contribuyen a la censura. En mayo de 2012, el Gobierno etíope del ya fallecido Meles Zenawi declaró ilegales los servicios de VoIP bajo amenaza de hasta 15 años de prisión. Utilizando la manida excusa de preservar la seguridad nacional, la medida sólo pretende someter a los ciudadanos a la censura y, de paso, garantizar los ingresos de la única compañía de telecomunicaciones del país, la pública Ethio Telecom. La prohibición afecta igualmente a cualquier servicio de comunicaciones (como Facebook, Twitter, Gmail…) fuera de los ofertados por el monopolio. El operador estatal también tiene capado el acceso a la red Tor, imposibilitando que el 0,8% de ciudadanos que puede acceder a Internet navegue de forma anónima para escapar del control gubernamental.

    Pero la censura gubernamental en la Red se practica en decenas de países a distintos niveles, tanto por motivos comerciales como políticos. En su Informe 2013, Reporteros sin Fronteras declaró “enemigos de Internet” a Siria, China, Irán, Bahréin y Vietnam por practicar “una vigilancia activa e intrusiva y que permite graves violaciones de la libertad de información y de los derechos humanos”. Y ello sin hablar del espionaje a los ciudadanos, una pandemia a nivel mundial donde reina la República de los Estados Unidos de América.

    ______

    Éste es uno de los #101fraudes tratados en el libro de Rubén Sánchez DEFIÉNDETE.

    ]]>
    Rubén Sánchez 2014-10-14 11:49:21
    Por encima de nuestras posibilidades - A las heroínas y a los héroes de lo cotidiano: a nuestros trabajadores sanitarios http://blogs.publico.es/por-encima-de-nuestras-posibilidades/2014/10/12/a-las-heroinas-y-a-los-heroes-de-lo-cotidiano-a-nuestros-trabajadores-sanitarios/ Sara Porras Sánchez
    Coordinadora de Mujeres de IU Comunidad de Madrid @sara_en_madrid

    ¿Se imaginan Uds. que en su centro de trabajo tuvieran que enfrentarse a una enfermedad contagiosa que, según las personas expertas, tiene una mortalidad de entre el 60 y el 90%? ¿Se imaginan que para hacerlo no tuvieran la formación suficiente ni los medios adecuados? A esto es a lo que se están enfrentando las mujeres y hombres que trabajan en el Hospital Carlos III de Madrid. Un centro amenazado y en proceso de desmantelamiento que en poco tiempo ha sufrido el azote constante de los recortes, visto cómo se han cerrado salas y servicios, entre otras las habitaciones de presión negativa – utilizadas para tratar las enfermedades infecciosas- y que justo hoy, el Presidente – no electo- de la Comunidad de Madrid oficializa su desmantelamiento.

    Madrid tiene el terrible honor de ser la primera ciudad europea en la que se registra un contagio de ébola. No fue suficiente para las autoridades del Ministerio de Sanidad que en reiteradas ocasiones se advirtiese de que los hospitales madrileños no cumplían con las medidas necesarias para atender éste tipo de enfermedades. La megalomanía de una Ministra, con problemas para diferenciar entre un coche de gama normal o uno de gama alta, se antepuso ante cualquier otra consideración, incluidas las de la OMS que exige que el nivel de protección de seguridad del hospital sea P4, mientras que el Hospital Carlos III sólo posee el nivel de seguridad P3. La gestión que siguió a este primer contagio fue asimismo vergonzosa, siendo denunciada por las trabajadoras y trabajadores de sanidad la falta de medios, de recursos, de formación y de medidas de protección suficientes.

    Hemos visto en muchos de los telediarios – a excepción del de las televisiones públicas- trajes absolutamente deficientes que aislaban las extremidades con cinta aislante, hemos sabido también que no se cumplieron los protocolos en la supervisión de los sanitarios al desvestirse, elemento obligatorio para evitar errores que pongan en riesgo la vida de las personas responsables de cuidar de nuestra salud.

    A pesar de los reiterados fallos, de la ausencia de protocolos y equipos suficientes para hacer frente a esta terrible crisis sanitaria, el gobierno del Partido Popular y sus voceros han tenido la ominosa desfachatez de pretender culpar a la auxiliar de enfermería que, recordamos, se presentó voluntaria para atender al religioso repatriado. Cualquier país normal, cualquier gobierno decente, habría puesto en marcha un dispositivo para informar puntualmente a la población sobre la gestión que se hace para evitar riesgos. Cualquier país normal, cualquier gobierno decente habría exigido responsabilidades políticas por la ineptitud de una gestión que ha puesto en riesgo la vida de sus ciudadanos. No nos confundamos, si ahora Teresa está luchando por su vida es consecuencia directa de las decisiones políticas del gobierno, no es una plaga divina, no es algo inevitable.

    Las heroínas y los héroes de lo cotidiana, aquellos que se enfrenta día a día a la enfermedad y a la muerte y la transforman en vida están dando hoy, como siempre, un ejemplo de dignidad y de valor. Nuestras trabajadoras sanitarias son, sin duda, una de las mejores muestras de la importancia de los servicios públicos en nuestro país. Por eso no vamos a permitir que se culpe a los trabajadores en un estado en el que si se accidenta el Alvia es culpa del maquinista, si se estrella el avión es culpa del piloto o si descarrila el metro de Valencia es responsabilidad de sus trabajadores. Aquellas que se levantan día a día y cumplen con su deber aun sabiendo que al hacerlo ponen su vida en riesgo es un reflejo de todas las personas dignas que se merecen un gobierno mejor. Que se merecen unas responsables públicas que estén a su altura y que no se merecen a una oligarquía política que no tiene ningún aprecio por su población y que se han enriquecido durante años a costa de nuestro empobrecimiento.

    Ojalá cuando se escriba la historia, a estos años los llamen los años del saqueo porque eso significará que las gentes dignas de este país recuperaron el gobierno. La diferencia entre la vida y la muerte son unos servicios públicos que en vez de atendernos por el tamaño de nuestra cuenta corriente, nos atiendan por las necesidades que tenemos. La salud es un problema del conjunto de la población, no se puede tener una sociedad sana sino se garantiza la atención sanitaria de calidad a todas y a todos. Hace mucho que los de arriba decidieron que antes de cualquier otra consideración lo primero era garantizar sus propios intereses, por eso es el momento de ganar. Es el momento de construir una democracia en la que las mayorías sociales decidamos cómo queremos vivir y no un régimen en el que si algo falla no dudará en echarnos la culpa a nosotras.

    Hoy Teresa lucha por su vida mientras cientos y miles de trabajadoras y trabajadores sanitarios continúan día a día haciendo su trabajo, cumpliendo con su deber, salvando nuestras vidas y garantizando nuestro bienestar. Ésa es la España que nos merecemos, la de las personas honradas, sin tarjetas black  y con decencia y esa es la España que debemos reconstruir.

    A mi padre, enfermero incansable, que me inculcó el amor por el servicio público y que me enseñó que no hay justicia posible si no tenemos garantizado el derecho a la salud para todas y todos.

    ]]>
    por-encima-de-nuestras-posibilidades 2014-10-12 08:00:21
    La tramoya - Economistas impostores http://blogs.publico.es/juantorres/2014/10/11/economistas-impostores/ Uno de los hechos más relevantes que la crisis ha permitido poner de manifiesto es las complicidad de muchos economistas con los grandes poderes financieros. Es verdad que eso era algo que se había dado siempre, pero en estos últimos años se ha hecho tan explícito que cada vez más gente se da cuenta de que tras muchos sesudos análisis de sofisticados economistas no hay más que superchería para que los grandes capitales ganen dinero.

    Vicenç Navarro y yo hemos de denunciado en nuestro último libro conjunto (Lo que tiene que saber para que o te roben  la pensión. Espasa Libros. Barcelona 2013) que las entidades financieras vienen encargando desde hace años informes catastrofistas sobre el futuro de las pensiones públicas a economistas que erraban una vez tras otra en sus cálculos. Denunciamos allí con los datos por delante que entidades que se suponen que son muy cuidadosas con el dinero lo han tirado por la ventana pagando a economistas que nunca, absolutamente nunca, han acertado en sus previsiones. Obviamente, porque lo que buscaban de ellos no era un conocimiento riguroso y veraz de la realidad sino mentiras que confundieran a la gente y les permitieran mas fácilmente quedarse con el ahorro de millones de familias y colocar sus productos financieros.

    Pero si el comportamiento de los bancos que han recurrido a economistas tan desacertados es vergonzoso, mucho más los es, naturalmente, el de estos últimos, que no han tenido problema para ponerse al servicio de amos tan poco escrupulosos.

    En estos últimos años de crisis también se ha descubierto el papel igualmente cómplice y culpable de los economistas que se han dedicado a decir que el incremento continuo de la deuda y la especulación en los mercados financieros no representaba ningún problema. Es lo que han dicho en España economistas como Jaime Caruana cuando era gobernador del Banco de España (a quien ahora le han pagado su vergonzosa complicidad con los bancos privados nada menos que con la dirección general del Banco Internacional de Pagos), y lo mismo que él otros directivos, solo para que los bancos pudieran seguir haciendo un negocio irresponsable que nos ha llevado a donde ahora estamos.

    En los medios de comunicación es constante la presencia de predicadores empeñados en hacerle creer a la gente que para crear empleo hay que bajar salarios y acabar con los derechos laborales y sociales, que el gasto social es el que ha provocado la deuda y todo ese tipo de falacias que otros economistas críticos han demostrado claramente que son falsas pero que no pueden difundir en las mismas condiciones de privilegio que los neoliberales tienen en los medios y en todo tipo de tribunas.

    En fin, en estos años se ha hecho evidente la gran razón que llevaba el profesor José Luis Sampedro cuando decía que “hay dos tipos de economistas: los que trabajan para hacer más ricos a los ricos y los que trabajamos para hacer menos pobres a los pobres”.

    Pero en los últimos días se está comprobando además que los economistas que actúan al servicio de los grandes poderes no lo hacen precisamente por amor al arte. Entre las personas (que omito calificar como quisiera hacerlo) que se han descubierto utilizando a mansalva las tarjetas de Caja Madrid se encuentran algunos economistas (supongo que habrá más con esta titulación pero me refiero a los que me parecen de presencia más significativa) cuya presencia en un listado de esas características es reveladora.

    Me refiero principalmente a Rodrigo Rato, Alberto Recarte y Juan José Iranzo.

    Al primero de ellos no hay que presentarlo. Es  el responsable directo de los cambios que dieron lugar a la burbuja inmobiliaria en España, bien liberalizando el suelo, bien estableciendo el régimen fiscal favorable al endeudamiento que incentivó que se generase la bola de deuda privada que nos aplasta, protegiendo siempre a los grandes bancos y empresas como las que ahora le dan millonario cobijo en sus consejos de administración. Su defensa a ultranza de la libertad de mercado y de la austeridad no le impide hacer ascos, como acabamos de ver, al uso libérrimo del dinero ajeno.

    Los dos siguientes son dos conocidos telepredicadores de la libertad de mercado. El liberalismo del primero y su férrea y permanente condena de despilfarro público no fueron óbice para recurrir a la financiación opaca del PP para sacar adelante sus plataformas mediáticas. Y, como ahora comprobamos, la defensa de la eficiencia y la austeridad o la condena de gasto público tampoco le suponen barreras para disponer del dinero de los demás.

    Iranzo es otro ejemplo de impostura en grado sumo, un experto en la combinación del fundamentalismo liberal con la compra con el dinero de los contribuyentes de lencería, joyas y otros regalos, por cierto adquiridos casi siempre en horas más bien intempestivas. Además de ser decano del Colegio de Economistas de Madrid o miembro de la Real Academia de Doctores (¡se han lucido ambas instituciones) es consejero de diversas empresas y suele estar siempre presente allí donde se imparte doctrina liberal. Basta ver su curriculum para comprobar que, como los anteriores, es otro destacado miembro del establishment económico, financiero, mediático y político español, de una auténtica oligarquía o casta como ahora se dice cuya existencia niegan quienes, como estos elementos, hace años que vienen formando parte de consejos, altas instituciones y demás centros de poder.

    No creo que sea casualidad que entre los alegres usuarios de las tarjetas de marras se encuentren doctrinarios de este pelaje, o gestores como Estanislao Rodríguez-Ponga, ex Secretario de Estado de hacienda con Aznar, otro que siempre ha pregonado la imperiosa necesidad de recortar gastos de bienestar y privatizar para evitar el despilfarro que supone, como dicen todos los liberales de este tipo, el sector público.

    Y no sería justo si a estos impostores no añadiera a otros que han ido revestido de izquierdismo y con la doctrina marxista siempre en la boca, como Moral Santín, que fue uno de los grandes  urdidores de la trama verdaderamente criminal en la que se había convertido la gestión de Caja Madrid. Tampoco él ha tenido empacho en embolsarse 456.500 euros mediante las famosas tarjetas, además de los otros tantos, o quizá más quién sabe, que cobraba por su pertenencia a los diversos consejos de los que formaba parte en virtud del pacto que (no sé si él solo o su formación política) mantenía con el PP en Caja Madrid.

    La conclusión que me parece igualmente evidente es que no solo basta con perseguir a estos impostores. La sociedad debe defenderse de las patrañas económicas que se difunden constantemente y es imprescindible que la ciudadanía tenga acceso a un debate profundo, abierto, auténticamente plural y permanente sobre las cuestiones económicas que le afectan. Garantizarlo es una cuenta pendiente y un reto principal de cualquier gobierno realmente comprometido con la democracia.

    ]]>
    Juan Torres López 2014-10-11 11:28:46
    O es pecado... o engorda - La despensa de Caperucita http://blogs.publico.es/nekane/2014/10/10/la-despensa-de-caperucita/ A Caperucita no le hubiera hecho falta salir cargada de casa para llevarle un cesto de buenas viandas a su abuelita. Su paseo por el bosque le hubiera bastado para encontrar verdaderas exquisiteces. Y mucho más en otoño, la estación de la eclosión forestal, el momento estelar de las castañas, de las setas, de los piñones… y el momento también de ese espectacular despliegue de pasión animal que es la berrea.cesta de setas

    Lamentablemente Caperucita, en lo que a setas se refiere, hubiera tenido que competir con los cientos de seteros que irrumpen en el campo cada fin de semana. Una invasión que ha provocado que varias administraciones autonómicas hayan regulado la recolección para frenar a acaparadores y esquilmadores. Esta ya es una defensa parcial del bosque, un primer paso.

    Conocemos la necesidad de esa defensa desde el punto de vista medioambiental. El abandono de los bosques es un zarpazo a la biodiversidad, también es una brecha abierta hacia los incendios forestales y la especulación. Pero no hay mejor defensa que la rentabilidad. O, mejor, una gestión sostenible. Es la razón de ser de un organismo internacional, con participación española, llamado PEFC. Su instrumento es una certificación oficial que garantiza las buenas prácticas sobre el bosque y sus recursos. Hasta ahora, la certificación se refería a las resinas, al corcho, a la madera… Pero ahora ese marchamo de eficiencia medioambiental se amplía a todas esas delicias gastronómicas que nos ofrece el bosque: setas, hongos y trufas, piñones y castañas, miel y plantas aromáticas, moras y frambuesas y hasta el cerdo ibérico. Algunos ya se han sumado: la bodega Abadía Retuerta ha sido de las primeras en conseguirlo para sus 700 hectáreas de finca.

    Para promocionar esta certificación PEFC acaba de presentar un libro de recetas con “sabores de bosques sostenibles” llamado: “El bosque en tu paladar” en un intento de llevar estos ingredientes silvestres a la cocina doméstica. Es verdad que los que los tienen mas a mano porque viven en el medio rural, y los bares y restaurantes que ofrecen carta de temporada –hasta Telepizza se ha descolgado con una de setas-, manejan con familiaridad estos ingredientes, pero ya cuesta más encontrar en las cocinas caseras las trufas, los piñones o las frutas del bosque.

    La chef Charo Val, de “La alacena del gourmet” hace un gran intento para solucionar este vacío. Ha elaborado un recetario imaginativo, sabroso y accesible que nos permite casi paladear el bosque: gazpacho de frambuesas, ensalada de flores, higos y queso trufado, migas de boletus con trufa de huevo de codorniz o helado de tomillo y miel de romero con cristales de flores del bosque. Un espectáculo, de verdad.

    El libro, que esperan poner a la venta en Navidad, tiene un apartado muy práctico llamado “Los aromas del bosque”, en el que enseña cómo trufar huevos –guardándolos en un tarro hermético con la trufa durante 4 o 5 días- y sal, aceites, mantequillas o quesos suaves. También se aprende a aromatizar aceites con hierbas, con piñones o con boletus. Y a preparar aliños deliciosos con vinagres aromatizados con frambuesas, grosellas, fresas e incluso madroños.

    Si alguien, además, se quiere aventurar a “jugar con humo” –mucho menos peligroso que “jugar con fuego”- puede encontrar en el libro detalles para disfrutar de los sabores del bosque a través de las maderas. El humo se ha utilizado desde la antigüedad como conservante, pero también para aportar aromas sutiles. Parece que cualquier madera dura y sin resina sirve para ahumar. Pero se deben evitar las maderas blandas y de hoja perenne: cedro, ciprés, olmo, pino o ecucalipto. Dan un sabor agrio y hasta pueden ser tóxicas. Los árboles frutales – manzano, cerezo, vid o castaño- aportan aromas suaves y ligeramente dulces a pollo, pavo y pescado. Las maderas de haya o roble, maderas duras, proporcionan sabores fuertes e intensos. Van bien con las carnes y se pueden mezclar con las otras.

    El otoño es la mejor época para disfrutar del bosque, también en la mesa. Y el bosque, como recordó el periodista y escritor Miguel Ángel Almodóvar en la presentación del libro, es el lugar de los cuentos, de las hechicerías, de los ritos de iniciación. De la magia, en fin.

     

    ]]>
    Nekane Goñi 2014-10-10 13:07:12
    El mundo es un volcán - Por qué los hongkoneses no quieren ser como los otros chinos http://blogs.publico.es/elmundo-es-un-volcan/2014/10/08/por-que-los-hongkoneses-no-quieren-ser-como-los-otros-chinos/ La fórmula un país, dos sistemas que, por iniciativa de Deng Xiaoping, facilitó en 1997 la devolución de Hong Kong a China, hace posible paradojas como que los europeos puedan viajar sin visado a la ex colonia británica, cuyos habitantes tampoco lo precisan para viajar, por ejemplo, dentro del espacio de Schengen. Por el contrario, sí lo necesitan los chinos que quieran viajar a lo que, técnicamente, es una “región administrativa especial” (la otra es Macao) bajo la soberanía de Pekín.

    Los hongkoneses, además, tienen un pasaporte diferenciado, que expide su departamento de inmigración, y una moneda, el dólar de HK cuya cotización respecto a su homónimo norteamericano es fija. Además, en cuanto a los medios de comunicación, Internet y las redes sociales, Hong Kong no se diferencia demasiado de los países occidentales, donde la libertad de acceso y comunicación es la norma, aunque los poderes fácticos ejerzan un control mínimo. En cambio, en el resto del gigante asiático la censura es la tónica dominante.

    Una Ley Básica regula el alto nivel de autonomía de Hong Kong y garantiza un sistema político diferente del de Pekín junto a la economía capitalista reinante en ambos. A estas alturas, cuando el capitalismo –incluso en algunos de sus aspectos más salvajes- se ha impuesto sin posibilidad de vuelta atrás en China, es cada vez más el capítulo de la política y las libertades individuales lo que constituye el meollo de la pervivencia de la fórmula un país, dos sistemas.

    La revuelta de los estudiantes en las últimas semanas es el principal síntoma en los últimos 17 años de que el modelo no funciona tan bien como debería. Por dos razones: una, porque los hongkoneses –al menos el sector de la población representada por los manifestantes- están muy satisfechos con su status y no quieren someterse a las restricciones que sufren el resto de los chinos; y dos, porque el poder central que ejerce el Partido Comunista Chino no quiere renunciar al derecho a liquidar lo que, a fin de cuentas, es una anomalía o, cuando menos, un mal ejemplo.

    Con  este planteamiento, cabría deducir que la pugna que se vive desde hace semanas en Hong Kong es un enfrentamiento clásico entre dictadura y democracia. Pero las cosas no son tan sencillas, y la actitud en Occidente ante las protestas, sobre todo la reacción del Reino Unido, está teñida por un velo de hipocresía que olvida que, bajo el dominio británico, la entonces  colonia no tuvo ni remotamente, por la oposición rotunda de Londres, algo parecido a un sistema democrático, que tan solo se empezó a construir cuando la devolución a Pekín ya era inexorable. Por no hablar de que ni en Hong Kong ni en el resto de China tiene el sistema de libertades políticas arraigo histórico suficiente como para convertirse ya en la máxima prioridad, no ya de sus gobernantes, sino incluso de la mayoría de la población.

    Si durante décadas el esfuerzo se centró en combatir el hambre física en el continente (una épica batalla ganada por Mao Zedong), luego se trasladó a la modernización económica de tipo capitalista, que de forma inexorable está transformando la sociedad. Un cambio, impulsado por el pragmatismo de Deng Xiaoping, que convirtió el carácter comunista del régimen (que sobrevive en la terminología oficial) en algo limitado a la estructura centralista del poder y al control de todos sus resortes por el Partido.

    Si se preguntase en una encuesta con garantías de no manipulación cuáles son las prioridades de los 1.350 millones de chinos, el resultado sorprendería a quienes, desde Occidente, piensan que se consideran un pueblo oprimido que, solo por miedo, no lucha por su libertad. La realidad es muy diferente: los resultados del sondeo apuntarían con gran probabilidad a que reconocen y aprecian el espectacular aumento del nivel de vida de las últimas décadas, la salida de una economía de subsistencia de centenares de millones de agricultores que han emigrado a las grandes ciudades, al tiempo que aspiran a disponer-si aún no los tienen- de los principales signos externos de prosperidad, desde un Smartphone a un iPad, un automóvil… o un visado para Hong Kong. Y su descontento se centraría en los obstáculos para el asentamiento legal en las ciudades, la corrupción rampante, la destrucción del medio ambiente, la dificultad en el acceso a una vivienda digna y el deterioro o insufrible carestía de la educación y sanidad.

    Todos esos problemas no son precisamente los que un sistema democrático garantiza de forma automática o habitual, y no hay que mirar muy lejos para comprobarlo. En contra de la imagen que se ha vendido al mundo eran cuestiones como éstas –y sobre todo la denuncia de la corrupción- las que alentaron hace 25 años la revuelta de Tiananmen, brutalmente reprimida por Deng.

    Pensar en una China democrática no es una quimera, pero no está en el horizonte visible. No es ni para hoy, ni para mañana ni para pasado mañana. En todo caso, sería una democracia a la china, resultado de una expresión mayoritaria de la población y consecuencia de un proceso teledirigido desde el poder, estimulado por los profundos cambios sociales y económicos, y controlado por el poder central en cada una de sus etapas para evitar perturbaciones que obstaculizasen alcanzar el objetivo prioritario de convertir al país en la primera potencia económica mundial. Cualquier intento de cambiar el paso o acelerar la marcha sería muy probablemente reprimido con dureza.

    En Hong Kong, donde el punto de partida es muy diferente, las reformas democráticas tienen más apoyo, sobre todo en los sectores más jóvenes e instruidos de la población. Las libertades políticas, la posibilidad de elegir a los dirigentes por sufragio universal y sin las limitaciones que pretende imponer por Pekín, se presentan, ante todo, como un símbolo de diferenciación con la otra China, la expresión de lo genuinamente hongkonés, de un espíritu de modernización y progreso liberal y sin restricciones que se asocia más al sistema político vigente en la mayor parte de Occidente que al que aún defiende el Comité Permanente del Politburó del Partido Comunista. De ahí la revuelta cuando Pekín anunció en agosto un cambio en las reglas del juego para las elecciones de 2017.

    Sin embargo, una vez despojado el debate de los perfiles emocionales que ilustra el movimiento Ocuppy Central, lo que queda como más relevante es que Pekín, en buena medida, pretende incumplir en la práctica los compromisos que  condujeron a la recuperación de la colonia británica en 1997. Entre otras cosas, implicaban que las elecciones de 2017 serían ya por sufragio universal. La pretensión anunciada en agosto de aplicar ese criterio, pero impidiendo la libre presentación de candidatos, fiándolo al filtro del poder central, es un ataque frontal al modelo un país, dos sistemas que ha funcionadohasta ahora, con beneficios apreciables tanto para Hong Kong como para China. Porque al régimen formalmente comunista le viene muy bien la preservación de un potente centro financiero abierto al mundo, y con sus leyes propias, que es un complemento, más que un competidor, del que se ha configurado en Shanghai, además de una vía de salida para una parte sustancial de su comercio.

    El problema, si acaso, estriba en que Pekín confiaba en que, con el paso del tiempo, la convergencia entre la antigua colonia y el resto del país tendiese hacia la uniformidad y, desde ésta, a una unificación por la vía de los hechos, no lo de la confrontación, lo que no ha ocurrido. Los dos entes, pese a los cambios en el continente, siguen conservando sus características genuinas y, para los hongkoneses, persisten las distancias que les reafirman en su deseo de seguir siendo unos chinos diferentes.

    Comparar estos sucesos con los de hace 25 años en Tiananmen es absurdo, tanto por su menor trascendencia como por la actitud de Pekín que, hasta ahora, ha dejado la gestión de la crisis en manos de las autoridades locales, que han abierto una vía al diálogo que, sin variar las coordenadas principales, podría dejar a ambas partes una salida honrosa. Sin menospreciar el riesgo de un puñetazo en la mesa para reafirmar su autoridad, al poder central chino no le interesa una solución violenta, nique la crisis se cierre con la quiebra de la fórmula un país, dos sistemas, la misma con la que se intenta seducir a Taiwán.

    En la isla rebelde, independiente de hecho aunque con escaso reconocimiento exterior, se siguen con lupa los acontecimientos de Hong Kong. La reunificación no es allí una perspectiva verosímil a corto, ni siquiera a medio plazo, pero ese objetivo nacional de Pekín se alejaría aún más si en Hong Kong se reflejase la intransigencia china a lidiar con la diferencia.

    ]]>
    Opinión 2014-10-08 07:07:09
    La Magia de Volar - La magia de volar (3 de 3) http://temas.publico.es/la-magia-de-volar/2014/10/06/la-magia-de-volar-3-de-3/ Anterior: La magia de volar (2 de 3)

    Aún pasaría otro siglo y pico antes de que aprendiésemos a volar con máquinas más pesadas que el aire, lo que veremos en la próxima entrada. El caso es que hoy dividimos las aeronaves en dos grandes tipos: los aerostatos y los aerodinos. Los aerostatos son los globos y dirigibles, que alcanzan la sustentación convirtiéndose en máquinas más ligeras que el aire mediante el principio de Arquímedes. Los aerodinos, aquellas que lo consiguen desplazando sus alas a través del aire, bien sean fijas (aviones, veleros planeadores, ekranoplanos, cometas, alas delta…) o giratorias (helicópteros, autogiros, convertiplanos…), a través de los principios de la aerodinámica. Además tenemos algunas cosas un poquito raras, como los aerodeslizadores u hovercrafts, generalmente considerados aerodinos. Y luego están los cohetes, que juegan en su propia liga a pura fuerza de motor.

    Aerostatos y aerodinos para un nuevo mundo.

     

    Aerostatos, aerodinos y cohetes.
    Las tres máquinas de volar por dentro de la atmósfera terrestre: aerostatos (más ligeros que el aire, basados en las leyes de los gases y el principio de Arquímedes), aerodinos (más pesados que el aire, basados en las leyes de la aerodinámica) y cohetes (más pesados que el aire, impulsados a pura fuerza de motores.) A la izquierda, arriba: un globo aerostático de aire caliente. A la izquierda, abajo: El dirigible aerostático de hidrógeno LZ-129 Hindenburg, el mayor objeto volante construido jamás. Al centro, arriba: Antonov-225, el mayor avión y aerodino de todos los tiempos y el objeto volante más pesado, con 640 toneladas MTOW. Al centro, abajo: un avioncito de papel, otro aerodino, que funciona siguiendo exactamente los mismos principios. A la derecha: un cohete Soyuz se aleja hacia el espacio propulsado por sus potentes motores. Sin embargo, una vez en órbita, las naves espaciales carecen de propulsión significativa y operan en base a los principios de la astrodinámica, ya totalmente distintos. Imágenes: Wikimedia Commons.
    Evolución histórica del transporte aéreo en el mundo y en Europa.
    Evolución histórica del transporte aéreo en el mundo y en Europa. Arriba: Total mundial 1949-2011 en miles de millones de pasajeros – kilómetro (línea roja) y miles de millones de toneladas de carga – kilómetro (línea azul.) Abajo: Evolución de las aerovías de Eurocontrol entre septiembre de 1989 y la previsión para septiembre de 2015. Imágenes: Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) | Eurocontrol.

    Es difícil decir hasta qué extremo la capacidad de volar ha cambiado nuestro mundo, nuestras posibilidades y hasta nuestra manera de pensar. Comencé esta entrada con una experiencia personal, cosa que no suelo hacer casi nunca. Muerto por una, muerto por dos; así que permíteme que la termine con otra. Hace no mucho tiempo embarqué en otro avión de Iberia, pero esta vez era un moderno Airbus A340, para un larguísimo vuelo intercontinental. A mí no me sobra el dinero, así que cuando vuelo como pasajero, suelo hacerlo en la clase Y más griega; o sea, turista del montón. Esto es, excepto que alguien pague algo mejor. Y en esta ocasión, alguien pagó un estupendo pasaje en business, como si fuera un señor de verdad. La gente, que tiene unas cosas muy raras.

    Para acabar de redondearme el vuelo, me tocó al lado de una muchacha muy joven y guapa de rasgos medio orientales que viajaba sola. Hay días, pocos pero los hay, en que todo parece salir bien. :-P Ya me había llamado la atención antes de partir, y no pienses mal (o bueno, sí, pero no fue sólo eso.) Mi compañera de viaje se identificó para embarcar con un pasaporte diplomático de cierto riquísimo territorio asiático, y un servidor, que iba detrás, se fija en esos detalles. El caso es que entre unas cosas y otras quedaba todo como muy enigmático y tal. ;-)

    Doce horas y pico de vuelo son muchas horas de vuelo, así que acabamos entablando palique en nuestras distintas variantes de eso que llaman inglés internacional, o sea cualquier cosa mutuamente inteligible basada más o menos en algún dialecto anglosajón. El mío es de mil padres y pelín barriobajero; a veces, por el acento y la pronunciación me preguntan si soy serbio o checo. El suyo tenía pedigree, con madre medio nativa y padre centroeuropeo, perfeccionado en algún colegio de esos que cuestan tanto como un buen coche por curso.

    No entraré en detalles que puedan identificarla, pero resultó que efectivamente era hija de asiática y europeo, miembros del cuerpo diplomático. Se había criado a caballo entre Europa, Asia y América, casi a razón de un país por año. No se reconocía en ninguna nación en particular, en ninguna religión en particular, en ninguna cultura en particular y en todas a la vez. Era un caso casi paradigmático de third culture kid, ciudadana del mundo de cuna y postín, y por cierto estudiante de biología con afán de hacerse bióloga molecular. Como te contaba al principio, yo ha habido temporadas en que he pasado más tiempo arriba que abajo. Pero lo suyo, entre eso y que sus padres estaban divorciados, con la familia repartida por tres continentes y pico, era exagerado. Si mi guapísima –y simpatiquísima– compañera de viaje tenía alguna patria, entendida como alguna clase de hilo conductor existencial que interconectase toda su vida desde chiquitina, esa patria era un avión (y por supuesto su smartphone, que la mantenía en contacto con todos en tiempo real… aunque en esos momentos, todavía no a gran altitud sobre el océano.) La nacionalidad de su pasaporte diplomático era meramente accidental (y de hecho, tenía dos más, no diplomáticos pero igualmente legales, sumando tres nacionalidades perfectamente accidentales.)

    Un instante capturado al azar del tráfico aéreo sobre Europa (4 sep 2014, 11:25 CET.)
    Un instante capturado al azar del tráfico aéreo sobre Europa (para ser exactos, a las 11:25 CET del 4 de septiembre de 2014.) En ese momento había más de 6.200 aviones en el aire… registrados y transmitiendo su indicación por ADS-B. Habría que añadir todos los que no lo hacen o han solicitado ser excluidos de esta clase de servicios por diversas razones (aviación ligera, vuelos militares, etc.) Imagen: www.flightradar24.com (Clic para ampliar)

    Pensé que en un planeta cada vez más globalizado, personas como mi compañera de viaje son el futuro. Por su formación, por su experiencia vital, por sus contactos e influencias globales, por su dominio de idiomas, culturas y relaciones interculturales, todo ello mamado desde bebés, me dije que son los nodos humanos de la red que cada día más es nuestro mundo incluso aunque no sean totalmente conscientes del hecho. Sin los aviones, sin la normalidad, cotidianeidad y seguridad del transporte aéreo internacional hasta el punto de que para mi compañera de viaje era como estar en la salita de su casa, esas personas no existirían. Para bien o para mal, sin la aviación este nuevo mundo del Tercer Milenio sería muy distinto, o no sería. Esas decenas de miles de aviones que surcan a cada momento los cielos globalizan tanto como las grandes redes de telecomunicaciones, tipo Internet, o el comercio y las finanzas internacionales. Al menos, eso vislumbré yo.

    Como te decía, adoro estar allá arriba, a la luz extraña de los atardeceres estratosféricos. Aquella tarde, además de adorarlo, creí ver un mundo futuro. Dentro de cien años, o de mil, qué se yo. Un mundo de nuevos nómadas, porque ya no tenga sentido permanecer atados a ningún trozo de suelo en particular. Un mundo en el que, como para mi compañera de viaje, casa sea un avión o lo que venga detrás de los aviones, que vendrá. No sé si eso será mejor o peor que lo que conocemos desde que nos sedentarizamos allá por el Neolítico, hace unos diez o doce mil años. Pero a lo mejor resulta que ese modelo neolítico se agota ya y poco a poco, sin que nos demos mucha cuenta, llega un mundo nuevo por las redes globales y sobre las alas de un avión. Digo yo, ¿eh? ;-)

    El futuro de los aviones según Airbus
    Una visión de los aviones del año 2050 según Airbus: nuevos materiales autorreparables, motores ecológicos de alta eficiencia, cabina transparente, asientos de biomateriales nanotecnológicos reconfigurables bajo distintas formas, toda clase de posibilidades de ocio y trabajo a bordo… el avión ya no sólo entendido como medio de transporte, sino también como una forma de vivir. Imagen: © Airbus S.A.S.

    Siguiente: Alas sobre Iberia.

    ]]>
    yuri 2014-10-06 04:07:32
    Espejos extraños - Lo que está en juego en Brasil http://blogs.publico.es/espejos-extranos/2014/10/04/lo-que-esta-en-juego-en-brasil/ Escribo esta crónica desde Cuiabá, capital de Mato Grosso y también de lo que en Brasil se conoce como agronegocio (agricultura industrial de monocultivo: soja, algodón, maíz, caña de azúcar), la capital del consumo de pesticidas que envenenan la cadena alimentaria y de la violencia contra líderes indígenas y campesinos que defienden sus tierras de la invasión y de la deforestación ilegales. Me reúno con líderes de los movimientos sociales, uno de ellos (indígena xavante) llegado a la reunión clandestinamente por estar amenazado de muerte. De este lugar y de esta reunión resulta particularmente claro lo que está en juego en las próximas elecciones en Brasil.

    Las clases populares -el vasto grupo social de pobres, excluidos y discriminados que vio mejorado su nivel de vida en los últimos doce años con las políticas de redistribución social iniciadas por el presidente Lula y continuadas por la presidenta Dilma- están perplejas, pero tienen los pies en el suelo y no me parece que sean engañadas fácilmente. Saben que las fuerzas conservadoras que se oponen a la presidenta Dilma están tratando de recuperar el poder político que perdieron hace doce años. Conscientes de que la era Lula transformó ideológicamente el país, no lo podrán hacer por los medios y con los protagonistas habituales. Para poner fin a esa era es necesario recurrir a alguien que la evoque, Marina Silva, el desvío contranatura para llegar al poder. Poco a poco las clases populares van conociendo el programa de Marina Silva e identificando tanto lo transparente como lo mistificador. Es transparente el regreso al neoliberalismo que permita los beneficios extraordinarios resultantes de las grandes privatizaciones (de Petrobras al presal) y de la eliminación de la regulación macroeconómica y social del Estado. Para eso se propone la plena independencia del Banco Central y la eliminación de las diplomacias paralelas (léase: total alineamiento con las políticas neoliberales de los EEUU y de la UE). Es mistificador el recurso a conceptos como el de “democracia de alta intensidad” y el de “democratizar la democracia” -conceptos muy identificados con mi trabajo, pero usados de un modo totalmente oportunista- como si fuese una nueva política cuando, en realidad, de lo que se trata es, en el mejor de los casos, de una continuación de lo que se ha hecho en algunos estados, cuyo ejemplo más notable es el de Rio Grande do Sul.

    A esto se añade que lo verdaderamente nuevo en la candidatura de Marina Silva implica un retroceso no sólo político sino también ciudadano. Se trata de la certificación de la mayoría política del evangelismo conservador. El grupo parlamentario evangélico ya es hoy poderoso en el Congreso y su poder está totalmente alineado no sólo con el poder económico más depredador (el sector ruralista), al que la teología de la prosperidad confiere designio divino, sino también con las ideologías más reaccionarias del creacionismo y de la homofobia. Marina, si fuese elegida, llevará tales espantajos ideológicos al Palacio de Planalto [sede del Gobierno] para rogar por el fin de la política, de la ilusión de la diferencia entre izquierda y derecha, de la unión entre ricos y pobres. Quitando el barniz religioso, se trata del regreso democrático a la ideología de la dictadura en el año en que Brasil celebra el período más largo y más brillante de la normalidad democrática de su historia (1985-2015).

    Ante esto, ¿por qué están perplejas las clases populares? Porque la presidenta Dilma no hace ni dice nada para mostrarles que es menos rehén de la agroindustria que Marina Silva. No hace ni dice nada para mostrar que es urgente comenzar la transición hacia un modelo de desarrollo menos centrado en la explotación voraz de los recursos naturales que destruye el medio ambiente, expulsa a los campesinos e indígenas de sus tierras y asesina a los que ofrecen resistencia. Bastaría un pequeño-gran gesto para que, por ejemplo, los pueblos indígenas y afrodescendientes se sintiesen protegidos por su presidenta: promulgar ordenanzas de identificación, declaración y homologación de las tierras ancestrales, ordenanzas que están listas, libres de cualquier impedimento legal y guardadas en un cajón por decisión política.

    Lo que las clases populares y sus aliados parecen no saber es que no basta querer que la presidenta Dilma gane las elecciones. Es necesario salir a la calle a luchar por ello. Sus adversarios, al contrario, lo saben perfectamente.

    ]]>
    Boaventura de Sousa Santos 2014-10-04 07:07:20
    Otra vuelta de tuerka - Organizarse para ganar: la propuesta de “Claro que Podemos” http://blogs.publico.es/pablo-iglesias/945/claroquepodemos/ Hace tiempo que no escribo en este blog. De abril a esta parte han pasado muchísimas cosas, tantas que no tendría sentido enumerarlas, muchas de las cuales me han impedido sentarme y escribir algo.

     

    Hay sin embargo dos cosas relacionadas con Podemos que me han animado a escribir hoy: en primer lugar, los debates que están teniendo lugar en Plaza Podemos, en los círculos y en otros muchos espacios, sobre el modelo organizativo de Podemos y sobre qué hacer de cara a las municipales y autonómicas. En nuestra propuesta de organización hemos puesto por encima de todo tres principios:

     

    1) Escapar de los modelos burocráticos de los partidos tradicionales, plagados de delegados, de instancias intermedias que acumulan más poder del que inicialmente se les había conferido, en fin, todo lo que conocemos por las peleas del PP y del PSOE, y no sólo ellos, entre territorios y áreas, entre barones, baronesas y ejecutivas impermeables. Este entramado, siempre denso y complejísimo, favorece además que pocas personas puedan seguir el ritmo y que, finalmente, sólo ellas participen en las decisiones importantes. necesitamos una organización ágil, fiable y clara. esta apuesta por la mínima burocracia tiene algo que ver con el segundo punto.

     

    2) Muchos pensamos que una de las claves de Podemos debe ser que todas las decisiones importantes recaigan en las personas, en la gente, independientemente de su nivel de implicación en Podemos o de las vías a través de las cuales participen (Círculos, Plaza Podemos, Appgree, etc.)  la participación democrática en los círculos, respetando y dando cabida a los distintos niveles de implicación de los y las participantes de la construcción de este instrumento político que es PODEMOS. Apostamos por tanto por la mayor autonomía posible de los círculos y, al mismo tiempo, por el control ciudadano de la organización. También apostamos por reducir al mínimo la vieja distinción militante/ciudadano, que es muy característica de la vieja política (unos se enteran, los militantes, y otros no, los que están a más cosas, es decir, la mayoría de nosotros) y ya no responde a la nueva composición de la sociedad. Podemos debe ser una herramienta de la gente para la gente.

     

    Quienes nos vemos en los círculos no obstante somos la columna vertebral de la organización, los que por una razón o por otra disponemos de más tiempo y energía para dar los debates más complejos, para hacer avanzar los consensos sociales. Somos por tanto los llamados a  ser más generosos, los que desde la cotidianeidad de la organización la  hacemos funcionar en cada municipio, pero no para exclusivizar las  decisiones, sino para ofrecerlas a la ciudadanía. Somos aquellos que disponemos las líneas rojas de la organización, los que trazamos los  posibles caminos y usos de este instrumento político, pero es la gente la que finalmente elige entre ellos. Sólo confiando en  la gente podremos  restaurar la confianza perdida en las herramientas políticas, y esto se aplica, en mi opinión, a todas las escalas organizativas. Por eso nuestro modelo organizativo pone como actor principal a los círculos para la propuesta de debates internos, referendos abiertos a los  inscritos, consultas preceptivas sobre temas de su interés territorial o sectorial, etc.

     

    3) Finalmente, nuestra propuesta pone en el centro, además de las decisivas competencias de los Círculos y del Consejo Ciudadano, la necesidad de una dirección, claro, pero también de un control democrático absoluto: la democracia no debe estar reñida, y de hecho no lo está, con la eficacia y capacidad de decisión. Por eso proponemos la posibilidad de revocación como control democrático permanente, las iniciativas legislativas desde los círculos y la ciudadanía (un porcentaje de los inscritos o de los círculos pueden proponer toda clase de medidas), y, por último, una relación intensa entre los grupos de trabajo de los Círculos y los responsables de área del Consejo Ciudadano para trabajar línea política, movilización ciudadana, etcétera, de manera coherente y colectiva.

     

    Por último, también me parece importante recordar el trabajo enorme que las compañeras y compañeros de Finanzas han venido haciendo desde hace meses para presentar informes trimestrales en los que se incluye hasta el último duro que hemos gastado. Hace unos días se acercaron al Tribunal de Cuentas para presentar las cuentas de Podemos. Pocas cosas pueden hacernos sentir tan orgullosos como la transparencia de dichas cuentas, tanto de la campaña de las Europeas como del partido, y, por supuesto, de los cinco eurodiputados que trabajamos entre Bruselas y Estrasburgo.

     

    Pronto me pondré a escribir sobre cuestiones políticas bastante candentes que han generado muchos debates, muy especialmente sobre las diferentes estrategias propuestas con vistas al ciclo municipal de esta primavera. Podemos será protagonista en las elecciones municipales, de una u otra manera. También en las autonómicas. De eso no puede dudar nadie.

    ]]>
    Pablo Iglesias Turrión 2014-09-30 17:35:08
    Comiendo tierra - Doler, saber, querer, poder, hacer: antes de Podemos http://www.comiendotierra.es/2014/09/27/doler-saber-querer-poder-hacer-antes-de-podemos/ Captura de pantalla 2014-09-27 a la(s) 16.13.42

    Con motivo del Foro Social dentro del Rototom, hicimos una entrevista con los compañeros y compañeras de ATTAC. Un escenario tranquilo para pensar este desafío político en el que estamos inmersos.

    Pinche aquí para ver el vídeo

    ]]>
    Juan Carlos Monedero 2014-09-27 16:21:05
    Balagán - Dos azotes que van a más http://blogs.publico.es/balagan/2014/09/22/dos-azotes-que-van-a-mas/ Hace un par de meses, durante la última guerra de Gaza, el gerente del hotel donde me alojaba en Gaza, nos explicó a un grupo de periodistas que él no temía a la dirección de Hamás. “Ismail Hanniya y los demás vienen por aquí, se sientan en estas mesas, hablan y se gastan bromas, también con mujeres. El problema no son ellos, el problema son los jóvenes, que también vienen, pero con un actitud más radical, y eso se nota especialmente con las mujeres”.

    En el otro lado baste mencionar el reportaje que el Canal 10 de la televisión hebrea difundió en el informativo del 20 de septiembre. Era sobre la presencia de los religiosos en el ejército, que se ha disparado en los últimos años.

    Se comentaba en este reportaje que en los años noventa, el 2 por ciento de los militares que hacían el curso de oficiales llevaba kipa, mientras que ahora es el 40 por ciento.

    Las imágenes del Canal 10 eran bastante elocuentes, pero no creo que sorprendan a quien haya seguido con atención la actualidad de Israel en los últimos años.

    Los periodistas del Canal 10 decían claramente que hay dirigentes de ese sector de la población que no ocultan en público que su intención es controlar el país y que para ello tienen que acceder a los cargos políticos y militares. Están en ello y el proceso ya está muy avanzado.

    Se preguntaban también si estos militares están defendiendo a Israel o a Dios, y probablemente sean las dos cosas.

    No es ninguna sorpresa que esto esté sucediendo. No es algo que ha pasado de la noche a la mañana, sino que responde a las demandas de una sociedad en involución que adiestra a los niños, desde su más tierna infancia, en el nacionalismo y la religión, y quienes utilizan la kipa suelen combinar esas dos ideologías reaccionarias.

    Y lo mismo ocurre con los medios de comunicación, y con buena parte de la clase política, de manera que no puede representar ninguna sorpresa lo que está sucediendo.

    Subyugadas por esos dos azotes, las nuevas generaciones son más radicales, aunque tratan de cargarse de supuestas razones para justificarse.

    Se está recogiendo lo que se ha sembrado, y como sea que se sigue sembrando lo mismo abundantemente, hay que ser pesimistas respecto al futuro.

    ]]>
    Eugenio García Gascón 2014-09-22 08:21:01
    La pizarra de Yuri - Video de la charla “¿Hay alguien ahí?”, Murcia, 12/09/2014 http://www.lapizarradeyuri.com/2014/09/18/video-de-la-charla-hay-alguien-ahi-murcia-12092014/  

    Inevitablemente, hay algún “error del directo” (y de los nervios…). Estos son los que he detectado:

    • 00:05:10: La primera, en la frente. Por supuesto, los tardígrados no son ácaros. Están remotamente emparentados, pero no lo son. No sé de dónde me lo saqué. Se trata de otro tipo de artrópodo.
    • 00:23:00: Esto, más que un error, es un matiz: el pulpo tiene un cerebro, pero más de las dos terceras partes de sus neuronas están en el sistema nervioso de sus tentáculos.
    • 00:35:30: Hice corto. :-P Más que multiplicar por 400.000, hay que multiplicar por entre 500.000 y 1.000.000.
    • 00:37:25: Obviamente, para la estimación máxima, multiplicadlo por 10, no por 20. ;-)
    • 00:50:30: La extinción súper-masiva del Pérmico-Triásico se cargó al 83% de todos los géneros.
    • 01:00:00: El “Pájaro Carpintero” no era tan alto como la Torre Eiffel. Pero sí más voluminoso, y con más metal. :-P
    • 01:15:15: Lo digo luego, pero para que quede claro: Leonardo vivió hace unos 500 años, no 400 (1452-1519.)

    Si encuentras alguno más, dímelo y lo añado. ;-)

    ]]>
    Yuri 2014-09-18 15:07:03
    El rincón del ñángara - Gringos, mentiras y bases militares http://blogs.publico.es/bonifacio-canibano/2014/09/18/gringos-mentiras-y-bases-militares/ Lo de la base de Morón empieza a ser Inexplicable. Cada vez hay más actividad bélica, más marines, más aviones, más bombas y más guerras y cada vez menos puestos de trabajo. Los pueblos de la comarca están cabreados y con razón. A ver cómo se explica que los gringos quieran hacer un nuevo ERE – ¡ el cuarto, ya les vale, el cuarto! – y poner a 55 trabajadores más en la calle, a la vez que se vuelven frenéticos preparando, como auténticos filántropos, la nueva guerra humanitaria, que están a punto de desatar contra los terroristas de turno, los del Estado Islámico, más horribles que los anteriores de Al Qaeda, si cabe, y que andan por los desiertos de Siria e Irak decapitando periodistas.
    No se entiende en Andalucía que traten con ese desprecio a la base que nunca les ha fallado. El Pentágono la ha activado siempre, en todos los conflictos importantes, empezando por la crisis de los misiles de Cuba o la guerra de Vietnam en tiempos de Franco y terminando por la de Ucrania en tiempos de Rajoy. Tanto monta monta tanto. Cuando una guerra ha llamado a las puertas del Imperio- y han sido muchas- la base de Morón siempre ha sabido estar a la altura de las circunstancias. Siempre ha sido así… hasta que algo sutil empezó a cambiar en la década de los noventa y terminó haciéndose evidente por los tiempos de la guerra de Kosovo. Entonces se vio la paradoja de que aunque se multiplicaban las guerras y los trabajos en la base, los despidos de españoles, contra toda lógica, progresaban en la misma medida.
    Y en esa paradoja seguimos. Los muchos aviones y marines que entraron y salieron, pernoctaron, repostaron y comieron en la base de Morón durante las guerras de Afganistán, Siria, Irak, Libia, Somalia o Ucrania se tradujeron en más despidos para los españoles y en más trabajo para los yankees, ya fueran civiles, militares o espías. Porque en Morón hay de todo: desde marines borrachos que montan de vez en cuando algún que otro escándalo por los pueblos de alrededor, hasta un equipo especializado en vigilar el espacio profundo del firmamento que se dedica a controlar los satélites y los diversos aparatos que orbitan alrededor de la Tierra. Una pasada de base, ya les digo. Y con gente tan divertida como el coronel James Christmas, que se hizo famoso en su tierra por reconocer ante los periodistas que sus jefes le habían ordenado planificar, por si acaso, el asalto a la sede de Facebook en Menlo Park (California)
    La manía de despedir a los trabajadores de Morón ha creado muchas tensiones. Por hacerlo corto, ya en la época de los atentados contra las Torres Gemelas, el entonces embajador George Argyros, mentía en público cuando aseguraba que no se reduciría la plantilla de la base. Pero en privado – según hemos sabido por las revelaciones de Wikileaks- enviaba escritos al Pentágono advirtiendo de que el conflicto laboral que entonces había en Morón “ponía en peligro las prometedoras relaciones entre ambos países”. Hasta Rubalcaba, cuando era ministro de Interior, llamó al orden a la embajada yankee por el asunto de Morón, sin que le hicieran el más mínimo caso, como salta a la vista. Roma nunca atiende a los criados. Ahora es la presidenta Susana quien ha tomado cartas en el asunto de la base y se dispone a triunfar donde fracasó la impotencia melancólica de Rubalcaba. Hablará, ha dicho, con Pedro Morenés y con James Costos. La Presidenta quiere convencerles de algo que es completamente lógico: Que colaborar para asesinar musulmanes a mansalva en Oriente próximo tiene por lo menos que garantizar los puestos de trabajo en la base de Morón.
    No quiero ser agorero, pero aunque el argumento es impecable, la correlación de fuerzas o de debilidades no le es favorable a la Presidenta. La primera razón es que Morenés, que era vendedor de misiles antes de ser ministro, no tiene entre sus habilidades la de resolver conflictos laborales. La segunda es que Costos, que se dedicaba al espectáculo televisivo antes de ser embajador, tiene un concepto de la cooperación con los aborígenes andaluces que no pasa por darles trabajo, sino por ayudarles en las artes plásticas. No hay más que visitar su blog – “Siempre Adelante, Juntos”- para ver fotos enternecedoras sobre la susodicha cooperación; como esa del sargento Robert Downing, encaramado en una escalera, brocha en mano, pintando de azul el perfil de la puerta del convento de Santa Clara de Morón. Tres hurras por los marines.
    Cómo si fuera el ébola la pasión por reducir plantillas ha llegado a la base de Rota, donde los trabajos para la guerra se habían hecho toda la vida de dios con el modelo de producción fordista. Ósea en cadena y masivamente. En Rota, a diferencia de Morón, los marines llegan acompañados de sus familias que se agrupan en la “Fleet Family Center” y que son una unidad potencial de consumo
    En la base de Rota, que tampoco ha parado de crecer, nunca habían surgido problemas con el empleo. Y el futuro, con tantas calamidades bélicas por el mundo, era luminoso. Mucho más desde que Zapatero – flanqueado por dos señores de la guerra, el secretario de la OTAN Rasmussen y el de Defensa de EE.UU León Panneta- anunciara en Bruselas que el escudo antimisiles iba a traer mil puestos de trabajo. Mil más, como mil soles, con lo mal que andamos con el paro en Cádiz…
    Así que nos hemos quedado de piedra cuando el comité de empresa ha dicho la semana pasada que “todo es una farsa y una mentira” y que desde lo de Zapatero se han perdido 140 empleos en la base, todos españoles, naturalmente. Lo que más duele es la hipocresía, porque los gringos nunca se habían quejado del trabajo de los andaluces y cómo muestra ahí están las cinco estrellas que el Pentágono concedió, hace nada, al restaurante de la base (todos los cocineros son indígenas) por su manera de guisar la urta a la roteña y por sus famosos menús bajos en sal.
    No ayuda a levantar el ánimo en Rota las noticias que se filtran del flamante escudo antimisiles. El destructor USS Donald Cook, uno de los cuatro buques que conforman el escudo, ha tenido un serio percance en el mar Negro en plena crisis de Ucrania. Un avión ruso, equipado con el sistema de guerra electrónico conocido como Jibiny, ha puesto fuera de servicio los 4 enormes radares del barco, sus circuitos de control, los sistemas de transmisión, los 96 misiles de crucero Tomahawk y todo su sistema Aegis de última generación. El barco se quedó ciego y sordo mientras el bombardero ruso, un Su-24, le sobrevoló una docena de veces para mayor escarnio.
    La tripulación, seriamente desmoralizada, ha vuelto a Rota, donde todavía intentan entender ese aforismo gaditano que dice: “estas más perdido que el barco del arroz”. El apotegma se refiere a un barco cargado de alimentos, que en la postguerra española se dirigía desde EE.UU a Cádiz… y nunca llegó. Terminó, como los mil puestos de trabajo, en manos de los estraperlistas.

    ]]>
    Bonifacio Cañibano 2014-09-18 12:49:07
    De aquí a Lima - LOS TROTSKISTAS VAN AL BILLAR http://blogs.publico.es/de-aqui-a-lima/2014/09/15/los-trotskistas-van-al-billar/ El VelódromoFernando Ruiz

    Pau abrió la reunión enunciando el orden del día: análisis del informe del Comité Ejecutivo, llamamiento de CCOO a una jornada de huelga, intervención en la universidad, simpatizantes, propaganda y finanzas. Antes de acabar su preámbulo, Teo le cortó en seco: ¡Calla y tira!. Pau dejó la libreta en el borde de la mesa, bebió a morro de una Voll-Damm, frotó la punta del taco con la tiza y tiró con postura elegante. Hizo una carambola perfecta. Teo tomó la palabra y empezó a exponer a los camaradas el último texto emanado por la dirección del partido. En la barra, el camarero de El Velódromo, limpiaba la vieja cafetera con aire distraído, sin percibir que en el local una célula trotskista estaba planeando asaltar los cielos.El Velódromo

    Hoy el barcelonés bar-restaurante El Velódromo, situado en Muntaner 213, casi rozando la Diagonal, es un establecimiento de moda en manos de la emergente empresa Cervezas Moritz y cuenta con las últimas tecnologías de climatización e iluminación; se han restaurado los elementos más característicos del diseño original como la escalera y las barandillas de caoba, los estantes del espejo de la barra y el billar. A la cabeza del proyecto está Jordi Vila, quien compagina sus labores con la dirección de cocina de los restaurantes Vivanda y Alkimia (una estrella Michelin). Vila empezó en la pastelería Baixas y trabajó en Casa Irene, Neichel, Vivanda, Joan Piqué y Jean Luc Figueras.

    Pero en las postrimerías del franquismo, El Velódromo era un bar excepcional; con poca gente, atmósfera algo desangelada y como desubicado en plena zona burguesa y sofisticada de Barcelona. Algunos vecinos desayunaban plácidamente café con leche y un “xuxo” mientras leían el periódico y viejos parroquianos jugaban al ajedrez en una mesa del altillo. En algún rincón se reunían tertulias de amigos y algunas tardes de invierno jóvenes estudiantes jugaban al billar mientras discutían sobre cómo salir del túnel franquista.

    Es cierto que muchas de los encuentros durante el franquismo se hacían en recintos educativos y, sobre todo, en iglesias y conventos. Pero las reuniones reducidas, de células y comités de partidos, sindicatos y organizaciones estudiantiles se hacían en bares, cafeterías y restaurantes, a lo largo de toda la geografía española. Las casas particulares sólo se utilizaban cuando la confianza entre los asistentes estaba consolidada.

    Pere PortabellaUna de las reuniones políticas en casa particular con gran eco mediático, fueron las que convocaba todos los veranos Pere Portabella en su residencia de la Costa Brava, alrededor de un “Suquet de peix”, un plato tradicional de la cocina marinera catalana. Pere Portabella, director, guionista y productor de cine catalán y, en su momento miembro del comunista PSUC, senador y diputado en el Parlament de Catalunya, ofrecía este suculento plato, que cocinaba Josep Ametller i Coll “Pitu”, en una cita que era una suerte de convocatoria gastronómica al Compromiso Histórico (iniciativa eurocomunista de la época) y a la que no faltaban muchas de las caras más conocidas de la lucha contra el franquismo en Cataluña.

    Hoy vamos a dejar de lado los restaurantes de postín que fueron también escenario de reuniones importantes y, en ocasiones, trascendentales para el futuro del país. En Barcelona se hicieron importantes pactos entre las fuerzas políticas en lugares como Vía Véneto, en Ganduxer 10; Neichel, en Beltrán i Rózpide 1; 7 Portes, en Isabel II 14, o La Balsa, en Infanta Isabel 4. Lugares que se podrían llegar a comparar, – como marco social, histórico y político, no en cocina-, con los madrileños Zalacaín, en Álvarez de Baena, 4; José Luis, en Rafael Salgado 11; Horcher, en Alfonso XII 6; Jockey, en Amador de los Ríos 6, y La Ancha de Zorrilla Tortilleria Flash Flash7.

    Tampoco vamos a extendernos en el movimiento que se puso en marcha a finales de los sesenta en el terreno de la cultura que se acabó llamando la Gauche Divine de Barcelona. Esta sofisticada tribu, de amplio eco mediático en la época, contaba entre los impulsores con Teresa Gimpera, Oriol Bohigas, Gonzalo Herralde, Rosa Regàs, Colita, Terenci Moix, Ana María Moix, Guillermina Motta, Beatriz de Moura y Jaume Perich. El cuartel general era la discoteca Bocaccio, en Muntaner 505, aunque se movían mucho por algunos bares de la calle Tuset y en la tortillería Flash Flash, en la calle Granada del Penedès 26, local que todavía perdura.

    Volvamos a las calles de Barcelona. Con la muerte de Franco se propiciaron numerosas iniciativas sociales y políticas entre ellas el resurgimiento del movimiento libertario que tuvo una buena acogida en muchos sectores de la juventud y tuvo su máxima expresión en las Jornadas Libertarias de 1977. Fue en esas fechas cuando abrió en la calle Hospital 116, cerca de la plaza del Pedró, un establecimiento muy especial, la pizzería Rivolta.

    En la Rivolta (en femenino, como la denominaban los asiduos), comió pizza y tomó café irlandés gran parte de la Barcelona “progre” de la época, especialmente jóvenes ácratas, artistas y estudiantes de la izquierda radical, una izquierda que relacionaba estrechamente la lucha contra la dictadura con la lucha con un cambio social. Era frecuente punto de encuentro de la gente de las revistas Ajoblanco y Star, y de dibujantes de El Víbora como Javier Mariscal, Montesol y Nazario o el mito barcelonés de provocación callejera, el pintor Ocaña. El día de la inauguración se proyectó en super-8 “Un pueblo en armas”, documental anarquista sobre la Guerra Civil, realizado en 1937. Al acabar la proyección, los comensales cantaron con brío A las Barricadas.

    Pizzería RivoltaCuando se produjo un cambio de dueño y el colectivo de trabajadores se hizo cargo del negocio nadie sabía hacer pizzas por lo que acudieron a un repostero de una afamada pastelería de Barcelona para que les enseñase a hacerlas, cosa que hizo estupendamente a cambio de cervezas. Y debieron aprender bien porque la Rivolta se llenaba todos los días.

    Rivolta era, además, parada obligatoria para ir a la Filmoteca del Cinema Pedró, a Les Enfants, o al Saló Diana.

    El Saló Diana, en la calle Sant Pau 85, funcionó en el lugar donde se encontraba el histórico cine Diana, inaugurado en 1912, y que solía compaginar las sesiones de cine con espectáculos de “varietés”. La zona se fue deteriorando progresivamente y en los años 60 el cine quedó atrapado en una de las zonas más sórdidas de lo que se llamaba el Barrio Chino o Distrito V, hoy Raval. El Saló Diana abrió sus puertas en 1977 de la mano de L’Assemblea de Treballadors de l’Espectacle, con el director Mario Gas y el actor Carlos Lucena al frente del proyecto, que tuvo unos diez años de vida. En este recinto se llevó a cabo en 1977 las “Jornadas Libertarias Internacionales”, a las que asistió, entre otros, el líder de Mayo del 68 Daniel Cohn-Bendit.

    Pero no todos los días eran de vino y rosas. La clandestinidad tenía serios riesgos. El Movimiento Ibérico de Liberación (MIL) fue una organización antifranquista activa durante los inicios de los años 70 en Cataluña. El MIL preconizaba la agitación armada y asumía tendencias como el consejismo y el situacionismo como alternativas al marxismo tradicional. Uno de los puntos de reunión de algunos de los miembros era la cafetería Placidia, un pequeño barcito que se encontraba junto a las ya desaparecidas atracciones infantiles Caspolino, en Gala Placidia, en la parte de Vía Augusta colindante con el barrio de Gracia. Un día de reunión, cuando abandonaron el local, unos de los cuatro asistentes, Salvador Puig Antich, dejó olvidada su cartera de mano con documentación falsa, un telegrama de Francia, un recibo de un piso, un número de un buzón postal, dinero y una pistola. Eso ayudó a la policía a localizar al grupo y detener a sus integrantes.Bar Funicular

    El 25 de septiembre de 1973 Xavier Garriga y Salvador Puig Antich se habían citado con Santiago Soler Amigó en el bar-restaurante Funicular, en el chaflán de Girona con Consell de Cent, y allí fueron abordados por la policía. Escaparon y se refugiaron en el portal contiguo donde, tras una refriega, varios disparos acabaron con la vida de uno de los policías, Francisco Aguas Barragán, y Salvador Puig Antich resultó gravemente herido. A raíz de estos hechos, no totalmente aclarados en el juicio, y el marco político del país (el 20 de diciembre de 1973 ETA mata al presidente del Gobierno, el almirante Luís Carrero Blanco) el libertario Salvador Puig Antich, de 24 años, fue ejecutado a garrote vil, en la Cárcel Modelo de Barcelona, el 2 de marzo de 1974.

    El  bar  Placídia continúa abierto y es pequeño pero es de los más activos de la zona. Ofrece un surtido de buenas tapas, tiene una terraza con varias mesas y cuenta  con un servicio de desayunos muy completo por la mañana y de menú diario al mediodía.

    El Funicular permanece como siempre, como una casa de comidas muy reputada en la zona, y tiene un menú de seis primeros y seis segundos con cocina de mercado. Y lo mismo ofrecen unas fabes a la catalana que unos mejillones a la marinera, unas costillas con patatas o una butifarra con escarola.

    El Front Obrer de Catalunya (FOC) fue una organización política hermanada con el Frente de Liberación Popular (FLP) y se diferenció de la izquierda histórica por el apoyo a los movimientos emergentes del tercer mundo y Palestina, y también por su crítica a los partidos comunistas ortodoxos y al intervencionismo soviético en Hungría y Checoslovaquia. Además, aportó las últimas tendencias de pensamiento en Europa como Marcuse, Lukács y Mournier. En el FOC-FLP se forjaron dirigentes políticos de la talla de Jesús Ibáñez Alonso, Manuel Vázquez Montalbán, Miquel Roca, Narcís Serra, Jaime Pastor, Joaquín Leguina, Pasqual Maragall, Manuel Castells o Nicolás Sartorius.

    Bar LiceuLos responsables de la organización en Barcelona del FOC se reunían en varios lugares pero el preferido era el Bar Liceu, emblemático lugar situado en la calle de Sants 88-96, en el barrio del mismo nombre. Se trataba de una magnífica construcción acristalada y con gran luminosidad, que se encontraba adyacente el Cine Liceu y que fue planeado por Antoni de Moragas Gallisá, autor del Hotel Park, en la Avenida del Marquès de l’Argentera y de varios edificios del barrio de Sant Gervasi. El local, inaugurado en 1959, presumía de tener la barra de bar más larga de Barcelona, con 32 metros de longitud. La disposición de unos biombos movibles que se utilizaban como portafotogramas permitía que desde un rincón de la barra se pudiese atender a los espectadores de la platea sin volver a pasar por taquilla. Así en un mismo local se podía atender a clientes de fuera y a los que asistían al cine.

    El Liceu disponía de unas escaleras que iban a un altillo que comunicaba con el anfiteatro del cine donde se encontraban cinco mesas de billar francés, propiedad del Club Billar Sants. En el sótano había una cocina, los almacenes y los frigoríficos.

    El Cine Liceu cerró sus puertas en 1989 y el bar en 1997. Actualmente, en el lugar del espléndido bar hay una academia de baile y una tienda de electrodomésticos.

    Cuando el FOC se disolvió en 1970 una parte de sus integrantes se integraron en el PSUC, otros crearon posteriormente Convergencia Socialista de Catalunya y otros se reagruparon en Comunismo, una formación de orientación trotskista.

    Algunos de los dirigentes universitarios del grupo Comunismo residían en colegios mayores de la zona alta de Barcelona, como el San Jorge, y otros miembros del grupo impulsor Restaurante Loretotambién residían en las inmediaciones. Muy cerca de la residencia de algunos de los principales dirigentes de Comunismo, en la zona de Les Corts, se encuentra un establecimiento que se convertiría en el centro de muchas reuniones clandestinas en esos años: el bar Loreto, situado en el número 3 de la calle Loreto.

    Actualmente el bar restaurante Loreto sigue funcionando. Es un tranquilo establecimiento, no muy grande pero con media docena de mesas en la terraza. Tiene menús del día a muy buen precio y ofrecen una cocina de mercado, al que el propietario acude todos los días para abastecerse. La parroquia está formada por vecinos de toda la vida y, al mediodía, acuden empleados de las oficinas cercanas.

    Los jóvenes que jugaron al billar en el Velódromo, hermanos menores en el pensamiento y en el tiempo de los que acudieron años antes a tomar cafés, cortados y carajillos al bar Unió de Sants, y en la cafetería Loreto tomaron cervezas y pinchos de atún con pimiento, siguieron encontrándose en tascas, bodegas, bares y casas de comida hasta que con la democracia y la legalización pudieron tener sus propias sedes para reunirse. Pero la verdad es que con el fin del franquismo la combinación política y gastronomía siguieron de la mano y los progres alternaron más que nunca en las barras, las tascas, restaurantes, bailes, verbenas y terrazas de verano.

    Librería Áncora y delfínLa libertad se fue ganando, antes que en cualquier otra sede o espacio, en las calles, en los escenarios y en las barras de las cafeterías. Libros y bares era el cóctel perfecto para plasmar un conjunto de nuevos valores alternativos que enlazaban la lucha antifranquista con nuevas pautas de entender las relaciones personales y las nuevas relaciones familiares. Se acudía a librerías emblemáticas como Cinc d’Oros y Áncora y Delfín, ambas en la Diagonal, y a Documenta, en Cardenal Casañas; de ahí se pasó a librerías más abiertamente militantes como El Mirall, en Provenza, de Dolors Palau; a Leviatán, en Santa Anna, de gente de la LCR, al igual que el bar Octubre, en la calle de la Barra de Ferro, lleno de material de lectura de izquierdas,  o La Sal, (Riereta, 8) un bar-librería feminista. Conviene recordar que la única que persiste a fecha de hoy es la magnífica librería Documenta pero no es su localización original, sino en Pau Claris 144.

    Un bar-librería emblemático por su concepto y por ser un punto de encuentro de intelectuales y conspiradores era el Cristal City, en Balmes 249, junto al Cine ABC y la plaza Molina. Un lugar en el que los trotskos procuraban sentarse en una mesa lejana a la de la gente del PSUC de Sant Gervasi, que salía a tomar una copa tras la reunión de la agrupación, en la vecina calle de Sant Guillem. Pocos años antes, en estas mismas mesas, se llevaron a cabo las tertulias literarias de Carlos Barral, Gil de Biedma, Ferrater, Goytisolo…

    Bar librería Cristal-City

    Era un lugar, además de elegante, de cocina corta de repertorio pero de cuidada factura. Las tortillas de patatas eran excelentes. Los pinchos y bikinis (sándwich mixto de jamón y queso) los servían camareros atentos pero que miraban a otro lado cuando el cliente sacaba de una estantería un libro de Ruedo Ibérico para leer o cuando los jóvenes de carpetas y zurrón manejaban panfletos para discutir. Un lugar histórico y que, lamentablemente, ya no existe.

    Muchos de los padres de los jóvenes que hoy pelean contra la crisis y los recortes, intentaron en esos tiempos proyectar un estilo de vida lejos de los esquemas tradicionales, revolucionando a su manera los comportamientos, las costumbres y la estética. Un nuevo estilo de vida que llevaba implícita también una fuerte carga igualitaria y de libertad.

    En todos los pueblos y ciudades la gente que luchaba por la democracia se reunió en establecimientos como los aquí descritos. Lo que hemos relatado es una foto estrecha, parcial e insuficiente; pero da una idea de cómo los jóvenes universitarios de unas corrientes políticas determinadas se las ingeniaban para discutir y planificar sus acciones, en torno a una caña y un pincho. Más adelante explicaremos ampliamente a qué restaurantes, bares y tugurios iban los jóvenes universitarios en el franquismo crepuscular, cuando no se reunían para maquinar. Un repaso de los lugares de Barcelona y Madrid donde los jóvenes comprometidos se metían a la hora de comer, beber y divertirse.

     

    ]]>
    de-aqui-a-lima 2014-09-15 07:14:18
    Ciudad Popular - Botín y la casta http://blogs.publico.es/ciudad-popular/2014/09/14/botin-y-la-casta/ No acostumbro a usar el término casta. No es fácil precisar sus contornos, incluye élites políticas y económicas, poderosos  y sicarios, mafiosos y bobos, delincuentes probados y cortesanos aprovechados. Reconozco que ha servido para concretar acertadamente a los responsables del enorme malestar existente desde finales de siglo y agudizado no sólo por la crisis, también y sobretodo  por la arrogancia y los privilegios de una minoría que ha secuestrado el poder. Gracias a Botín, que al emprender su viaje a la eternidad ha enfocado a un conjunto informe de personajes siniestros unos y lamentables otros. La casta se ha hecho muy visible, o por lo menos una muestra representativa de la misma. Sí, la casta existe. Y forman parte de ella no solo los que les corresponde estar, también los tontos útiles que se postran a sus pies.

    Una caterva confusa de medios de comunicación, casi todos controlados por los bancos,  gobernantes o que lo fueron y líderes políticos de colores supuestamente opuestos, financieros y académicos, incluso algunos dirigentes sindicales, todos unánimemente aclamaron al gran pequeño hombre, al pirata número uno de los financieros. Un delincuente probado, promotor de la economía especulativa y corruptor de la vida pública. Evasor de impuestos, estafador por medio de sus productos financieros, deshauciador mediante contratos fraudulentos, causante de arruinar y enviar al pozo de la miseria a decenas de miles de personas.

    Pero Botín no me interesa. Ya sabemos que los grandes enriquecimientos son casi siempre resultado de grandes crímenes. Pero los Botines existen porque un magma de aprovechados y  de lacayos los apoyan, los sirven y los exaltan. Sí, la casta existe y va mucho más allá de los banqueros. Gran parte de los ocupantes de las instituciones, entre otros, forman parte de la casta.

    Son raros los portavoces de sectores de la vida política y con presencia en los medios de comunicación que hayan expresado lo que la mayoría de los ciudadanos creemos que siente: un indeseable menos. En las primeras horas solamente escuché o leí la única declaración digna, la de Ada Colau. Obviamente hubo algunas más. Y los medios públicos y privados redujeron a mínimos este tipo de manifestaciones. Pero me parece especialmente lamentable que diversos representantes políticos y sindicales que se expresaron, que se consideran democráticos e incluso de izquierdas, cantaran loas al banquero delincuente.

    No debe sorprender la emergencia de nuevos movimientos políticos que rechazan la política institucional. La imagen que nos ofrece el escenario político oficial es el de una casta de privilegiados y de su corte. Hay excepciones obviamente pero son mínimas o muy discretas. Fenómenos de adhesión incondicional como la que se ha producido (no es la única, recuerden algo similar con Samaranch), explican fenómenos emergentes como Podemos o Guanyem Barcelona (Ganemos Barcelona) y similares. O el movimiento popular catalán, de base ciudadana, al que se han subido a la ola  algunos de los partidos políticos, pero no PP ni PSOE,  los que hasta ahora se han alternado en la cúpula del Estado. Los que no nos representan.

    ]]>
    ciudad-popular 2014-09-14 13:49:18
    La soledad del corredor de fondo - Botella, la muerte de Botín y el fin de una era http://blogs.publico.es/la-soledad-del-corredor-de-fondo/2014/09/12/botella-la-muerte-de-botin-y-el-fin-de-una-era/ Es difícil encontrar el momento que permita observar la coyuntura actual con cierta perspectiva. La situación política se ha acelerado de tal forma, que solo desde una visión “estructural” del momento que vivimos, evitará que la izquierda caiga en la tentación electoralista a la que nos precipitamos por momentos.

    Lo coyuntural es la crisis, lo estructural es la crisis de régimen, entendida en los términos del viejo Aglietta. Si tomamos la situación actual desde ese punto de vista convendremos que todo acontecimiento social o político tendrá una conexión, aunque sean consecuencia de dinámicas diferentes.

    La renuncia de Ana Botella a ser candidata del PP al Ayuntamiento de Madrid y la muerte de Emilio Botín corresponden a planos de la realidad diferentes, pero que son expresión de la crisis de régimen de la que tanto se habla.

    Lo primero a señalar es que la base del capitalismo español, desde el desarrollismo franquista, es el eje financiero, y dentro de ese eje, el resultado de dicha centralidad es el Banco Santander. A diferencia de la banca vasca orientada en origen a la industrialización o la banca mercantil orientada a la actividad comercial en las zonas portuarias como Santander, el Banco de la familia Botín fue el perfecto ejemplo del bloqueo a cualquier actividad productiva y la financiación de toda actividad de una burguesía rentista, parasitaria y netamente compradora, con perfecto encaje en la mentalidad nacionalista, atrasada y anti-modernizadora de la España autárquica y después desarrollista.

    Hegemonizada la banca madrileña (Banesto, Central e Hispano Americano) por parte del Santander, llegó el momento de la globalización, de los gobiernos del PSOE, la desnacionalización de la economía española y de nuestra financiarización, objetivos a los que se entregó con empeño Emilio Botín. Compra de bancos privatizados en América Latina y en los países del Este europeo y entrada en el mercado financiero de la City, a cambio de una España sin crédito, sin inversión y sin soberanía económica. Éxito imparable hasta que llegó la crisis, y con ella, el debilitamiento del pulmón financiero español, el desplazamiento de la oligarquía española bajo el progresivo control del capital extranjero de toda realidad económica en España.

    Llega el fin de ciclo de nuestro empresariado tradicional. Con la muerte de Botín padre y la llegada de Botín hija ya nada será igual. Es el fin del banquero clásico, que decide e impone todo, pone y quita gobiernos; a partir de ahora, también en las finanzas españolas, manda Alemania.

    Ana Botella renuncia a ser la candidata del PP. Primera vez que el Alcalde del Partido Popular en la capital no es el elegido en las urnas, y primera vez desde Álvarez del Manzano donde el alcalde no será el candidato. ¿Será el resultado de la pésima gestión de Botella?. Así nos lo quieren hacer vender pero mi opinión es que hay algo más, y ese algo más, es lo sustantivo. La renuncia a las elecciones por parte de Ana Botella es expresión de la crisis del bloque de poder en Madrid, que tiene en el Partido Popular su forma política, y en la patronal madrileña de Arturo, su forma económica. La fórmula política del relevo de candidato no funcionó, la lógica política del transformismo no resulta, la fórmula electoral del “partido de la gestión “ ha fracasado. Fin de ciclo del PP en Madrid, fin de ciclo de un partido “dominante pero ya no dirigente”.

    En su declive, el PP ya no marca la agenda, no “vende” gestión y no tiene relevos nuevos. Para ganar sólo se impone volver al pasado, y es aquí, donde aparece el marco de confrontación que nos espera: el de un PP que buscará la máxima polarización política desde el eje identitario y concentrar así, un voto conservador no mayoritario, pero sí suficiente si la fragmentación de las fuerzas del cambio se profundiza.

    Estamos ante el final de una era que impone a la izquierda el reto de liderar la construcción de un nuevo modelo de país. Nos debemos preparar para el mayor reto político, al tener que reconstruir un país sin soberanía económica, más pobre y más periférico.

    Nos debemos preparar también, para la mayor confrontación política de nuestra historia reciente, con un PP que jugará por primera vez en décadas a la defensiva, pero sabedor que con la división de la izquierda y del voto del cambio, su táctica le puede valer.

    Se impone la unidad, la decisión y huir de la especulación, porque cada vez más la decisión es converger o Merkel; o converger o PP.

    ]]>
    la-soledad-del-corredor-de-fondo 2014-09-12 10:28:27
    Importancia Capital - El presidente que perdió Cataluña http://www.importanciacapital.com/?p=1551 La manifestación de ayer en Barcelona fue tan masiva e icónica que no hará falta esperar al habitual baile de asistentes con el que aburren organizadores y delegados del Gobierno, pues basta con esgrimir una imagen de la Diagonal y la Gran Vía repleta de cabo a rabo para derrotar al enemigo en la guerra de las estimaciones. La concentración, pacífica y ordenada, nutrió ante el mundo su bíceps en forma de V y lo batió como un puñetazo demócrata en la aturdida cara de Mariano Rajoy. Un Rajoy que a menudo se parece más a un portero en una mala salida en un corner que a un estadista presidente del gobierno. Imagino que ayer el líder popular pasaría mal día, sobre todo al ver como el caso Pujol en el que tantas esperanzas habían depositado y en el que se han afanado los últimos días no restaba ni un ápice de vigor a la erección nacionalista. Bien empleado le está por confiar en pleno siglo XXI en una nueva guerra sucia (a las gestiones de Moragas me remito).

    Habría que estar muy ciego para no ver que ayer una gran mayoría de catalanes volvió a reivindicar su derecho a decidir y echó la enésima pelota al tejado de Moncloa. Un palacio cuyo actual inquilino, en uno de los días marcados con rojo en el calendario político, solo acertó a hacer unas desafortunadas declaraciones sobre trasplantes: Porque es sabido que un andaluz puede vivir con el corazón de un catalán y viceversa, pero ambos necesitan un presidente con cerebro. Si no como se explica que mientras los catalanes toman las calles en unas manifestaciones que dan la vuelta al mundo el jefe del Gobierno no se plantea más solución que avivar las llamas abanicando la fortaleza de la Constitución.

    Qué complejo tiene el Estado que les hace creer que no podrían ganar democráticamente una consulta ¿es que acaso piensan que no podrían encontrar ningún motivo para convencer a los catalanes? ¿por qué ese pánico a debatir si es mejor el sí o si es mejor el no? ¿Alguien va a explicarnos al resto de españoles si nos iría mejor o peor sin Cataluña? Otros países desarrollados como el Reino Unido o Canadá lo han hecho antes que nosotros y no parece que se vaya a fracturar el sistema.  Hay que ser miope para creer que uno puede parar con un muro de artículos en la Carta Magna a las riadas de gente que quiere votar si se van o no de España.  Porque antes o después los catalanes acabarán por votar, no puede ser de otra manera, y el Estado les habrá dado tantos motivos con su actitud despótica para creer que mejor estarán por libre que ya será tarde para que las instituciones reaccionen. Y lo peor es que, seamos sinceros, tampoco es que el líder de la oposición, carcasa nueva para el PSOE con un mismo vetusto sistema operativo, tenga una mejor propuesta para el desafío que se plantea.

    Y no es que a mí me preocupe la sacrosanta unidad de España, o si los catalanes quieren marchar (cada cual ya es mayor para tomar sus decisiones). Lo que me preocupa es que el presidente que perdió la legitimidad en Cataluña y el actual parlamento (lo que los catalanes llaman equivocadamente Madrid) no sepan estar a la altura. Necesitamos soluciones, necesitamos consulta, necesitamos propuestas de uno y otro bando y que los catalanes puedan decidir que quieren ser y poder dedicarnos todos a luchar por temas más importantes.

    ]]>
    Carlos Torres 2014-09-12 10:28:11
    El tablero global - Tanto temen a Podemos que sólo saben dar golpes bajos http://blogs.publico.es/eltableroglobal/tanto-temen-a-podemos-que-solo-saben-dar-golpes-bajos/1006 La caza de brujas contra todos los que integran Podemos está haciendo palidecer la que desencadenó McCarthy en EEUU contra rojos y homosexuales en los años 50.

    Para empezar, emplea técnicas idénticas de manipulación de masas: acusarles de aviesas intenciones totalitaristas e imputarles precisamente las mismas maniobras propagandísticas que se están utilizando contra ellos. Que Esperanza Aguirre y Rosa Díez acusen a Pablo Iglesias de ser “populista” es tomar por imbéciles a los votantes, que hace ya mucho tiempo se dieron cuenta del populismo con el que ellas se han abierto carrera política.

    Pero a medida que las encuestas constatan el fulgurante ascenso del movimiento ciudadano inspirado en el 15-M, la desesperación de las clases dominantes (bastante bien definidas ahora como “casta”) ha impulsado una patética campaña de injurias y golpes bajos que refleja el pánico de esas élites a perder el poder. Los portavoces del partido en el Gobierno y los grandes medios de comunicación públicos y privados se han lanzado a una persecución implacable contra Podemos, escarbando en archivos e internet cualquier elemento que pueda desprestigiar o humillar a sus dirigentes, aunque para ello tengan que retorcer los hechos, las declaraciones y la misma realidad.

    Como escribía hace poco el catedrático de Economía Juan Torres López: “No tienen miedo de la formación que lidera Pablo Iglesias sólo porque sepan que podría tomar medidas para acabar con los privilegios oligárquicos que provocan las crisis y el atraso económico. Lo que sobre todo les aterroriza es que Podemos encendieran las luces para que todos los españoles se enteren de cómo se han enriquecido quienes vienen detentando el poder político, judicial, económico y financiero en los últimos decenios gracias al dinero público y a su información privilegiada”.

    Porque, si llegasen al poder, los defensores del “sí se puede” podrían auditar la deuda pública y las privatizaciones, el rescate de la banca y el hundimiento de las cajas de ahorro, la financiación de los partidos y la actividad de las grandes empresas en paraísos fiscales… así como determinar a quiénes han beneficiado las medidas de austeridad “contra la crisis” adoptadas a partir de 2010.

    ¿Qué resultaría de estas indagaciones para les tengan tanto miedo?

    Ahora ya conocemos los informes de la Comisión Europea que prueban que los recortes han golpeado a los hogares más pobres; los datos del Ibex que indican que los potentados españoles son un 67% más ricos desde que gobierna Rajoy; los de las SICAV que muestran que sólo en la primera mitad de este año el patrimonio de las grandes fortunas españolas creció un 9,5% hasta sumar casi tres billones de euros (el triple que el PIB de España); los estudios de la OCDE que calculan que España es ya el país con la mayor brecha entre ricos y pobres, y que alertan de que las rebajas salariales impuestas por las políticas de austeridad han agravado la pobreza hasta deprimir la economía

    Así que, ¿qué más teme la casta que se descubra si Podemos llega a escudriñar las cuentas del Estado y tiene a su disposición las herramientas de investigación del Ejecutivo?

    Además, ante un panorama socio-económico tan desolador, con una población condenada a más del 20% de paro hasta 2017 (según las optimistas previsiones del propio Gobierno) y al continuo aumento de las desigualdades hasta niveles tercermundistas, ¿cómo pueden augurar los economistas de las élites que la llegada de Podemos a La Moncloa sería una catástrofe? ¿Consideran todo lo antedicho un éxito de la gestión gubernamental? Pues sí, parece.

    Cuando los periodistas Alfonso Rojo, Eduardo Inda y Hermann Tertsch toman aliento, tras repetir a gritos incesantemente (para no dejar argumentar a los otros tertulianos ni pensar a los espectadores) calumnias disparatadas (como que Iglesias y Monedero son cómplices de ETA, lacayos de los ayatolás, ideólogos de la “represión” chavista y hasta futuros asesinos si llegan al poder), entonces toman el relevo sesudos catedráticos para argüir que las medidas propuestas por Podemos en defensa de los oprimidos no sólo son irrealizables sino que, si fueran posibles, provocarían una auténtica hecatombe económica.

    Primer oxímoron: si son irrealizables, no podrán provocar nada, está claro.

    El País difunde artículos de eminentes analistas de Economía Política que son tan burdos en sus esfuerzos de cuestionar como inviable y pernicioso el programa económico de Podemos, que sus argumentaciones son fácilmente rebatidas y desmontadas por profesores universitarios que no están a sueldo de los lobbies internacionales y concluyen que esa formación política “también en lo económico es una alternativa de gobierno”.

    El Mundo acaba de publicar un especial sobre “la burbuja de Podemos”, en el que asevera que “los economistas creen que aplicar el programa económico del partido revelación es imposible”, tras consultar a varios de ellos que trabajan para… las fundaciones de las grandes entidades financieras y de las multinacionales. No es de extrañar que todos ellos coincidan en que esas propuestas, a todas luces razonables y justas para el común de los mortales, “crean mayor destrucción y desigualdad a largo plazo (…) son un bombón de cianuro (…) no son compatibles con la economía de mercado (…) tienen un coste insostenible (…) no son viables, pero de serlo, serían totalmente indeseables y nocivas”.

    Blanco, en botella… y venenoso. Eso es lo que ellos han recetado hasta ahora, y no ha hecho falta esperar al “largo plazo” para experimentar la destrucción socio-económica del Estado del bienestar, la insostenible multiplicación de las desigualdades y la más que nociva parálisis de la Eurozona. Por tanto, no cabe duda, hay que seguir tragando su medicina y renegar de Podemos y sus ideas “bolcheviques”, como las califica (por falta ya de peyorativos) el muy aristocrático Lorenzo Bernaldo de Quirós, ideólogo de los think tanks más neocon del planeta, como el Cato Institute de Washington financiado por los hermanos Koch, que poseen el segundo imperio empresarial más poderoso de EEUU y dedican cientos de millones de dólares a causas ultraconservadoras. Vaya, alguien al que tenemos que creer a pies juntillas cuando clama que “el ideario económico de Podemos es estalinista”.

    Quizá sin encontrar más calificativos (pues ya le había llamado hasta “explotador”), el antes citado Inda (también de El Mundo) se dedicó en la última emisión de La Sexta Noche a berrear que Pablo Iglesias “expropiará las viviendas a los jubilados”, retorciendo hasta la indecencia la afirmación del líder de Podemos de que el Estado debe poder incautarse de la propiedad privada en ciertos casos… como precisamente para impedir que esa gran banca a la que sirve el diario de Inda siga ejecutando 5.600 desahucios cada mes.

    Y, para mayor escarnio, son individuos como Inda los que, tras repetir mil veces una mentira descarada y premeditada, acusan a Iglesias o Monedero de “aplicar técnicas de Goebbels”. Quieren darnos miedo y lo consiguen, pero no de Podemos, sino de esos herederos de los aliados de Hitler que acusan a sus víctimas de ser “nazis” y de esos neofascistas que enmascaran sus verdaderas intenciones mancillando continuamente las palabras “libertad” y “democracia”. Es decir, de los que sí aplican los “once principios de la propaganda”

    Finalmente, están los que enseñan una fachada prudente y plantean, como acaba de hacer el director de El Mundo, “Recetas para frenar la irresistible ascensión de Podemos”. Quizá el oxímoron más torpe que haya visto en un editorial de prensa, ya que si es “irresistible”, toda resistencia es inútil. ¿Y qué propone? Pues, en resumen, poner en práctica una buena parte de lo que Iglesias y Monedero proponen… para evitar que el electorado los vote a ellos.

    Genial. ¿De verdad se cree que los votantes no prefieren que sean ellos los que, por fin, puedan hacer lo que la población reclama en calles y redes? ¿O piensa que la casta puede volver a engañar a la ciudadanía con falsas promesas?

    ]]>
    Carlos Enrique Bayo 2014-09-07 20:35:35
    Bocacalle - ¿Habrá una Fundación Ángel González en el exilio? http://blogs.publico.es/felix-poblacion/1751/habra-una-fundacion-angel-gonzalez-en-el-exilio/ Nos recuerda Susana Rivera, desde la cálida memoria de su corazón, que hoy cumpliría su marido y compañero Ángel González 89 años. Quien sin duda figurará en la historia de nuestra literatura como uno de los más notables poetas del último medio siglo y podría ser asimismo considerado como el más sobresaliente de los que nacieron en Asturias y amaron entrañablemente aquella tierra, no parece que vaya tener allí la Fundación que llevaría su nombre, a pesar de aquel cartel que -bajo el membrete del Gobierno del Principado de Asturias- homenajeaba su memoria parafraseando uno de sus versos: “Para que todos nos llamemos Ángel González.” Hablé de esto con Susana en Oviedo hace mes y medio, aprovechando una de sus acostumbradas visitas estivales  a la ciudad donde nació González el 6 de septiembre de 1925. Me parece sumamente injusto y necio que el gobierno del Principado de Asturias haya desestimado todos los esfuerzos verificados por Rivera para llevar adelante ese propósito, sobre el que se creó un conflicto de intereses, personalismos y protagonismos que pretendieron marginar a la viuda del poeta de los objetivos y gestión que la Fundación debería comportar. Es así que, al día de hoy, solo funciona en Oviedo la Cátedra Ángel González, dependiente de la Universidad, mientras que la Fundación puede llegar a ubicarse en el futuro en la misma Universidad de Nuevo México (Estados Unidos) donde el poeta asturiano ejerció de profesor y Susana Rivera trabaja asimismo desde hace muchos años. ¿Tendremos, pues, una Fundación Ángel González en el exilio, tal como tenemos a uno de nuestros mayores poetas -Antonio Machado, tan querido por Ángel- enterrado en Colliure, porque el gobierno regional de su tierra no ha prestado la debida atención a ese fin? Para sentir mejor el bochorno y la vergüenza que un desprecio a la cultura de esa magnitud traería consigo -desprecio por ignorancia, que diría don Antonio en uno de sus más conocidos poemas-, leamos con motivo de la fecha del nacimiento del poeta estos magníficos versos de Ángel González, recordados hoy por Susana en Diario del Aire:

    Todo lo consumado en el amor
    no será nunca gesta de gusanos.

    Los despojos del mar roen apenas
    los ojos que jamás
    —porque te vieron—,
    jamás se comerá la tierra al fin del todo.
    Yo he devorado tú
    me has devorado
    en un único incendio.
    Abandona cuidados:
    lo que ha ardido
    ya nada tiene que temer del tiempo.

    ]]>
    Félix Población 2014-09-06 12:14:01
    Aceite de roca - Buscando oro negro http://temas.publico.es/aceite-de-roca/2014/07/15/buscando-oro-negro/ Anterior: Aceite de roca

    El Prospector de N. C. Wyeth
    El Prospector (1906), pintura de N. C. Wyeth (1882-1945). (Clic para ampliar)

    Bien, pues ya sabemos cómo llegó el petróleo a la Tierra. Pero el problema, terminé contándote, es que acabó muy mal repartido: únicamente se encuentra en los lugares donde el simple azar dio lugar a las condiciones geológicas que permitieron no sólo su formación, sino también su almacenamiento natural. Y además, salvo por los pocos sitios en que asoma por sí mismo a la superficie, está bien enterrado bajo el suelo, lejos de nuestra vista. ¿Cómo dijimos que lo vamos a encontrar?

    Aunque, antes de esto, deberíamos hacernos otra pregunta: ¿por qué habríamos de encontrarlo? Quiero decir, las civilizaciones del pasado no le vieron gran utilidad. La minería es muy antigua, y los antiguos crearon grandes minas para arrancarle toda clase de materiales valiosos a la Tierra: hierro, oro, plata, cobre, estaño, mil cosas. Sin embargo, no parece que al petróleo crudo le dieran mucho uso, ni se tomaran muchas molestias para extraerlo. A sustancias como la brea, el asfalto o el betún sí, para calafatear barcos, impermeabilizar paredes y tejados –o botas de vino– e incluso como adhesivo o cemento de torres y murallas (en Babilonia, desde hace unos seis milenios.) Y hasta para las momias; la palabra momia viene del árabe antiguo mūmiyā’, que era el betún con el que las embalsamaban al menos a partir del 1.000 aC (antes usaban resinas). Sin embargo, el petróleo crudo no les parecía muy importante; de hecho, le daban muy poca importancia. ¿Cómo fue que aprendimos a quererlo, o al menos a desearlo tanto? ¿Por qué el aceite de roca se convirtió en el oro negro?

    De aceite de roca a oro negro.

    Bañistas de barro en el Mar Muerto
    Unas chicas toman un baño de barro en el Mar Muerto, que se considera bueno para la piel. Sí, es tan negro porque contiene gran cantidad de betún. La población local estuvo recogiéndolo y exportándolo (sobre todo, a los egipcios) desde los principios de la Historia. (Clic para ampliar)

    El problema es que, como te dije en la entrada anterior, el petróleo se evapora, y además deprisita. Cuando está expuesto al aire, como por ejemplo en los yacimientos superficiales, aún más. Y lo que deja detrás es, precisamente, este betún del que ya te hablé también en la última entrada. Si los antiguos no utilizaban masivamente el petróleo crudo es porque en estado natural permanece poco tiempo líquido antes de evaporarse. Pero estos residuos bituminosos que deja detrás les gustaban tanto como a nosotros un buen barril de Brent. Los griegos clásicos llamaban al Mar Muerto el Mar del Asfalto (ἡ Θάλαττα ἀσφαλτῖτης, hē Thálatta asphaltĩtēs) porque constantemente emergen bloques de betún, y de ahí se exportaba a medio mundo antiguo bajo el nombre comercial betún de Judea. También eran muy famosas las fuentes de brea de Persia (ahora, Irán) y de los valles del Tigris y el Éufrates (hoy en día, Iraq), como por ejemplo en Ardericca. Los romanos lo sacaban de la Dacia, que hoy es Rumania –conocida por sus yacimientos petrolíferos–, bajo el nombre picula. También se encontraba en la costa Sur de la actual Turquía, en Zacinto (Islas Jónicas) o en Sicilia. Y muchos sitios más.

    Aún así, incluso encontraron usos para el poco petróleo líquido que hallaban. Eso sí, no muchos. Según la Enciclopedia Británica, los egipcios lo consumían como medicina, en forma de linimento y laxante (!). En algunos lugares donde abundaba pudo quemarse como aceite para lámparas, aunque deja bastante mal olor. Pero poco más, por su rareza y porque es muy inflamable –y, por tanto, peligroso–. No es la clase de sustancia que quieres dejar encendida junto a la cama de tus hijos, por mucho que fueras un antiguo. Se ha sugerido que, por ello, quizá se utilizó también en flechas incendiarias y armas por el estilo. Conjeturan que pudo ser un ingrediente del legendario fuego griego. Y poco más.

    Muhammad ibn Zakariya al-Razi
    El polímata, alquimista y proto-científico persa Muhammad ibn Zakariya al-Razi (aprox. 854-925CE) describió en su “Libro de los secretos” dos técnicas de destilación mediante alambiques para transformar el petróleo en queroseno. Con ello, sentó las bases para que el aceite de roca se convirtiera en oro negro. Imagen: Wikimedia Commons.

    El petróleo crudo no encontró la arteria para inyectarse hacia el corazón de nuestro mundo hasta que los alquimistas persas, como Al-Razi, no se metieron a trabajar en serio con la destilación e inventaron el alambique hace unos mil cien o mil doscientos años. Al-Razi (aprox. 854 – 925 dC) describió en su Libro de los Secretos dos técnicas distintas para transformar ese aceite de roca en una cierta nafta blanca (naft abyad), a la que ahora llamamos queroseno. Sí, parecido al de los aviones o los cohetes Soyuz y Falcon, sólo que en una versión primitiva.  Mediante sucesivas destilaciones en sus alambiques, Al-Razi consiguió separar las fracciones más volátiles del petróleo crudo hasta quedarse con este queroseno, un combustible de lo más aceptable y seguro.

    Y entonces sí que sí. El queroseno se convirtió en un éxito instantáneo, al menos en el mundo islámico. Se utilizaba sobre todo como aceite para lámparas o antorchas, en la producción de la seda, como medicina y en distintos tipos de hornos. En torno al cambio de milenio, ya se estaba explotando todo el bitumen y crudo líquido superficial que podían encontrar desde Bakú hasta el Golfo Pérsico. Pronto, los sultanes de Egipto promulgaban las primeras leyes para regular este nuevo recurso. Lógicamente, cuando se acababa el que había en la superficie, no hacía falta ser ningún genio para comprender que cavando un agujero igual sacabas más. Así aparecieron los pozos de petróleo en el Oriente Medio.

    Curiosamente, no fueron los primeros. Al parecer, en China habían comenzado a excavarlos sobre el año 347 dC y para finales del milenio tenían incluso una especie de red de oleoductos de bambú. Los japoneses lo llamaban el agua ardiente. El polímata chino Shen Kuo (1031 – 1095) nos habla de todo esto en sus libros, y particularmente en uno donde acuña la expresión aceite de roca (石油, shíyóu), que como ya vimos en la entrada anterior no llegaría a Europa hasta la Edad Media. Pero mientras en esas regiones del Pacífico seguían utilizando el bitumen y el petróleo crudo a pelo, el alambique y esa extraña nafta blanca de los persas entraban en Europa por Al-Ándalus en torno al siglo XII, y para el XIII ambos inventos ya habían llegado hasta Rumania.

    Alambique
    A menudo olvidado, el alambique fue una tecnología revolucionaria para los alquimistas que mucho tiempo después se transmutarían a sí mismos en químicos. Con su aparente sencillez, el alambique permite la destilación de numerosas sustancias, desde los licores o los perfumes hasta el petróleo y sus derivados más primitivos. Imagen: © HammacherSchlemmer & Co.

    No obstante, por esas fechas y durante toda la Edad Media el petróleo y sus destilados siguieron siendo un producto de segundo orden. Nada que ver con la importancia que tienen hoy en día. Las fuentes de energía primarias seguían siendo la leña y el trabajo muscular (o sea, animales con dos o cuatro patas de andar currando como bestias), con el carbón utilizado esporádicamente. Así desaparecieron no pocos bosques de Europa. A modo de lubricantes se utilizaban distintas grasas animales y vegetales, e incluso babosas. Sí, babosas. Para fertilizar los campos, pues estiércol, qué iba a ser, a menudo transportando distintas enfermedades. Por pesticidas usaban humos, cenizas y alquitrán, lo que sin duda era mucho más natural que estas cosas que le echan ahora; las constantes hambrunas ocasionadas por la pérdida de las cosechas debida a toda clase de plagas también hacían que te murieses muy naturalmente. Para los cosméticos echaban mano de ceras, aceites, tintes y polvos a cual más peligroso, como el plomo o el antimonio. Y así todo.

    De semejante manera siguió girando el mundo hasta que entramos en la decadente Edad Moderna y la mefistofélica Revolución Industrial. Imagínate, gente intentando librarse de todas esas maravillas tradicionales para vivir un poco mejor; qué vulgaridad y qué poco espiritual, todo artificial, contra natura y demás. El caso es que llegó una nueva generación de máquinas como nunca antes se habían visto y los venerables alquimistas se hicieron químicos, físicos y esas ordinarieces materialistas. Entre estas máquinas que comenzaron a extenderse por los países más avanzados se encontraba una totalmente revolucionaria: la máquina de vapor.

    Animación de una máquina de vapor
    Otro invento radical: la máquina de vapor, que hizo posible la Revolución Industrial y el mundo que conocemos. Sólo tiene un problema: necesita vapor, mucho vapor. Y para producir vapor, hace falta hervir agua, o sea energía. Además, funciona notablemente mejor con buenos lubricantes. Imagen: Wikimedia Commons.

     

    Coalbrookdale de Noche (1801)
    Coalbrookdale de Noche (1801), óleo de Philip James de Loutherbourg, donde se ven los Hornos de Madeley Wood. Coalbrookdale (Reino Unido) fue una de las cunas de la Revolución Industrial, debido a su carbón de buena calidad y su estupenda producción de hierro. No obstante, se comprende fácilmente que al principio esto de la Revolución Industrial no era muy ecológico ni tenía mucha sensibilidad social. Imagen: Wikimedia Commons (Clic para ampliar)

    La máquina de vapor prometía mover el mundo pero, como buena obra mefistofélica, exigía algo a cambio: mucha energía, muy concentrada. Mucha más que la que se podría obtener talando todos los bosques de la Tierra. Durante un tiempo lo solucionaron con carbón, del que había bastante en Europa (cuna de la Revolución Industrial); fue el primer uso extensivo de combustibles fósiles. Y Mefistófeles cumplió su parte del trato: esto del maquinismo funcionaba tan bien que pronto se produjo la Segunda Revolución Industrial, mucho más sofisticada que la anterior. Llegaba la era de la técnica, con sus fábricas de producción en cadena, sus coches, sus aviones, la electrificación, los primeros electrodomésticos, el motor de combustión interna y el siglo XX en general.

    Hizo falta una nueva generación de sustancias artificiales para poner todo esto en marcha. Y más, mucha más energía. El carbón no estaba mal, pero era demasiado pesado, voluminoso y sucio para buena parte de todas esas aplicaciones. Entonces, el mundo giró sus ojos hacia aquella nafta blanca del viejo alquimista persa. Ya con la Primera Revolución Industrial se le habían encontrado algunos usos nuevos a los destilados del petróleo crudo, como la producción de parafina. Pero, por el momento, seguía usándose sólo para las lámparas de queroseno y cosas así. Sin embargo, los alquimistas reconvertidos en químicos decían que podían hacer muchas más cosas con él. Como por ejemplo los combustibles y lubricantes que exigía toda esta nueva maquinaria, y muy en particular los motores de combustión interna.

    Yanar Dag, Azerbaiyán
    En Bakú (ahora, Azerbaiyán) hay tanto petróleo y gas natural cerca de la superficie que incluso cuentan con “montañas ardientes” como el Yanar Dag (en la imagen.) Al parecer, este fuego fue iniciado accidentalmente por un pastor en los años ’50, y sigue ardiendo desde entonces, alimentado por las emanaciones de gas natural procedentes del subsuelo. Imagen: Wikimedia Commons (Clic para ampliar)

    La primera refinería petrolífera de la historia ya se había abierto a mediados del siglo XIX, en la vieja Dacia de donde los romanos sacaban su picula: Ploiești, Rumania, que luego se haría muy famosa durante la Segunda Guerra Mundial. Muy poco después, en 1861, se inauguraba la primera refinería verdaderamente moderna en Bakú (que en esos momentos formaba parte de la Rusia Imperial), donde se extraía más del 90% del petróleo del mundo. Les siguieron muchas más. Con estas refinerías, además del queroseno, podían producirse otros combustibles como la gasolina, el gasoil o el fuelóleo. Y los lubricantes, absolutamente esenciales para que ese mundo nuevo se moviera sin griparse.

    Pero claro, con todas esas aplicaciones, cada vez hacía falta más y más aceite de roca. Por esas mismas fechas de mediados del siglo XIX se produce la primera fiebre del petróleo, en Pennsylvania, Estados Unidos. Se sabía que había, porque los americanos nativos de la zona venían usando el que se encontraba naturalmente en la superficie desde siglos atrás. Poco después el fenómeno se repitió en Ohio, donde surgiría la Standard Oil Company de John Rockefeller. Y después, vino lo de Texas. Standard Oil se convirtió rápidamente en un monstruo gigantesco extendido por numerosos países que empleaba todos los trucos sucios del manual para eliminar a la competencia y coaccionar a los consumidores, hasta convertirse en un monopolio de facto. Tanto fue así que, en 1911, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos les obligó a dividirse en 34 empresas distintas. Cuatro de esas empresas formaron parte después de las legendarias Siete Hermanas. Así de grande fue Standard Oil, un verdadero indicador del poder del petróleo que surgía a toda velocidad.

    De hecho, para entonces, ya todo el mundo andaba loco buscando más y más de ese oro negro que parecía servir para todo, o casi todo. Había nacido la Era del Petróleo. Sólo había un pequeño problema. Bueno, a decir verdad, un gran problema. Los yacimientos de toda la vida, esos que se sabía que estaban ahí desde siempre, o ya estaban ocupados o se agotaban rápidamente. Hacía falta más. Mucho más. Pero si no estaba a la vista, ¿qué podíamos hacer para encontrarlo?

    Animación de un motor de combustión interna
    Un motor de combustión interna en acción. Esto ya necesita algo más sofisticado que el carbón y la grasa animal para funcionar bien. Imagen: Wikimedia Commons.

    El tiempo de los geólogos.

    ¿Pues qué íbamos a hacer? Lo mismo que con cualquier otro problema técnico gordo y endiabladamente difícil de resolver: llamar a los científicos.

    Plegamientos anticlinales y trampas petrolíferas
    La mayor parte de las trampas petroleras se forman en los plegamientos anticlinales con estratos superpuestos de roca porosa y roca impermeable, en lugares donde antiguamente hubo un lago o mar. Imágenes: Wikimedia Commons.

    Y los científicos adecuados para resolver este problema son, naturalmente, los geólogos. Si alguien es capaz de decirte dónde puede haberse formado petróleo, y dónde se dan las condiciones del terreno para que se haya almacenado hasta formar un yacimiento, son ellos. No otra cosa estudia la Geología: la estructura y composición de la Tierra y la manera como evoluciona a lo largo del tiempo. Se deduce fácilmente que, si quieres encontrar algo oculto bajo el suelo, son las personas a las que hay que preguntar. Como el petróleo y demás hidrocarburos son tan importantes y valiosos, existe incluso toda una rama de esta ciencia dedicada a tal cuestión: la geología del petróleo. Y una especialidad tecnológica asociada: la ingeniería petrolífera. Los geofísicos, físicos, químicos y expertos en ciencias planetarias también pueden echarte una buena mano.

    De entrada, mediante el estudio de las características geológicas de una región, estos equipos de científicos y técnicos te dirán si es posible que se haya acumulado petróleo o no. Si, por ejemplo, no hay estratos impermeables capaces de formar las trampas que vimos en la entrada anterior, pues es difícil que encuentres petróleo ahí abajo. Por el contrario, si tienes una zona de pliegues anticlinales donde muy antiguamente hubo un lago o un mar, y además te encuentras con estratos porosos (como los de caliza) y otros impermeables (como los de arcilla)… pues va a merecer la pena echar un vistazo. También se analizan otros factores como la posible madurez térmica de la roca almacén (o sea, hasta qué punto pueden haberse completado los procesos de diagénesis y catagénesis que también vimos en la entrada anterior) y se elaboran modelos de la cuenca sedimentaria para ver lo que pudo formarse ahí. Con todo esto, ya empiezas a tener unas cuantas pistas interesantes.

    Pero claro, que haya podido formarse un yacimiento de hidrocarburos no quiere decir que lo haya hecho. Hay un montón de factores que pueden haberlo impedido, o destruido a lo largo de todos esos millones de años. E incluso aunque esté ahí, tendrás que saber dónde exactamente. No vas a ponerte a perforar pozos sin conocimiento, a ver si sale algo. Perforar pozos es caro, tanto más cuanto más profundo quieras llegar; y si los terrenos de la superficie tienen algún valor económico, ni te cuento. No es lo mismo agujerear un desierto por donde sólo pasa algún beduino de vez en cuando que intentarlo en una costa llena de urbanizaciones de lujo, por decir algo.

    Pozos petrolíferos kuwaitís incendiados
    Aviones de combate de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos vuelan sobre los pozos petrolíferos kuwaitís incendiados por las fuerzas iraquíes en retirada, durante la Guerra del Golfo de 1991. Debido a su inmenso valor, la geopolítica del petróleo ha dado lugar a numerosos abusos y conflictos por todos conocidos. Imagen: Fuerza Aérea de los Estados Unidos vía Wikimedia Commons. (Clic para ampliar)

    Para empezar, necesitas una concesión. Es que resulta que el suelo –y el subsuelo– siempre tienen dueño, o como mínimo alguien con algo que decir al respecto: un propietario, un estado, la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos, quien sea. Dependiendo del lugar que quieras explorar, puedes necesitar uno o varios permisos de los implicados.

    Y aquí es donde suelen empezar las broncas. A veces son meros trámites, pero en otras ocasiones la cosa termina como el rosario de la aurora, sobre todo cuando hay más de una autoridad que reclama la potestad sobre el suelo o subsuelo en cuestión. O cuando esa autoridad no es receptiva a tus intenciones, momento en el que puede surgir la tentación de sustituirla por otra más amistosa. O igual resulta que a la gente de la zona no le hace la menor gracia tener un yacimiento petrolífero frente a la puerta de su casa y va y se ponen subversivos. No creo que haga falta que me extienda sobre la gran cantidad de guerras, conflictos, abusos y golpes de estado que estos bailes de autoridades han ocasionado a lo largo de la historia contemporánea, por no mencionar las corruptelas. La geopolítica petrolera ha dado lugar a auténticos ríos de tinta, bits y sangre, y probablemente seguirá haciéndolo durante bastante tiempo más.

    Pero bueno, vamos a dar por sentado que aquí somos todos gente de bien y hemos obtenido nuestra concesión de manera limpia y prístina. Que también se da el caso, ¿eh?, y de hecho se da a menudo; no siempre es todo horroroso en este mundo. Lo cierto es que la gran mayoría de las concesiones no provocan problemas graves y muy, muy pocas se convierten en un baño de sangre; pero claro, estas últimas son las que salen por la tele (o no, según lo que másmande el causante.) Bien, el caso es que tenemos la concesión en la mano. Pues ahora hay que explorar el sitio, a ver si realmente hay petróleo y donde. Para eso, hoy en día, contamos con abundante tecnología. Teniendo en cuenta los cuartos que nos jugamos, hay ahora mismo disponibles tecnologías muy avanzadas, incluso asombrosas, capaces de ver bajo tierra con gran precisión. Los expertos que nos van a ayudar en esta fase son los científicos e ingenieros geofísicos.

    Exploración del subsuelo marino mediante sismología de reflexión.
    Exploración del subsuelo marino mediante sismología de reflexión. Imagen: Agencia de Protección Ambiental, Gobierno de los EEUU. (Clic para ampliar)

    De hecho, existen varios métodos y tecnologías para localizar nuestros deseados hidrocarburos, y estos geofísicos determinarán cuáles son las más adecuadas para el caso. Una de las técnicas más habituales, por no decir la clásica, es la sismología de exploración. En esencia, consiste en llenar el suelo de sensores, provocar un terremoto controlado para ver lo que miden y a partir de ahí levantar un mapa del subsuelo.

    ¡¿Comorrrr?! ¡¿Provocar un terremoto?! Sí, sí, pero que nadie se me asuste. silly Es un terremoto muy chiquitín, generalmente ocasionado con una pequeña cantidad de explosivos, o un vibrador del tipo de los Vibroseis, o aire comprimido, o cualquier otra fuente sísmica. Si alguna vez has pasado cerca de una cantera el día que le dan mecha a la dinamita, has vivido terremotos mucho peores. En la práctica, estos microseísmos controlados son imperceptibles en cuanto te apartas un poco. Pero bastan para generar ondas sísmicas que “rebotan” por el subsuelo hasta que son captadas por los detectores. Más técnicamente, a esto se le llama sismología de reflexión o de refracción, y sus principios son análogos al sonar de los submarinos o la ecolocación de los delfines y compañía.

    Cuando estas ondas regresan a los sensores dispuestos por la zona –generalmente, geófonos y acelerómetros– se convierten en señales eléctricas que un ordenador puede leer. Y vaya si las lee, así como el tiempo transcurrido entre emisión y recepción. Incluso los modelos antiguos podían trazar razonables “cortes” del subsuelo con esta técnica. Los más modernos, cuyos registros se pueden procesar con superordenadores en caso necesario, levantan auténticos mapas tridimensionales de notable precisión. En no pocas ocasiones el yacimiento de hidrocarburos, si existe, queda delatado así. O, al menos, el tipo de estructuras que podrían contenerlo. Se parece mucho a esas ecografías tridimensionales en las que podemos ver al bebé dentro del vientre de su mamá como si le sacásemos fotos para el álbum familiar.

    Interesante video educativo producido por la UNEFA de Valencia (Venezuela) sobre el proceso de exploración del petróleo.

    Petrobras 10000
    Un buque perforador moderno, el Petrobras 10000 del año 2009, con 61.000 toneladas de desplazamiento. Este tipo de recursos son costosísimos y sólo se ponen en marcha cuando ya existe una certeza razonable de que vamos a encontrar algo valioso… y a veces ni por esas, tú. Imagen: © Richard de marinetraffic.com (Clic para ampliar)

    Sin embargo, el subsuelo puede ser muy pejiguero. A veces hace falta aún más tecnología para localizar el yacimiento, si es que existe.  Pero los geofísicos de hoy en día, como podrás suponer, disponen de un auténtico arsenal, que va desde la gravimetría y los métodos magnetotelúricos hasta la sismología pasiva, aprovechando los pequeños terremotos naturales que se dan constantemente en la Tierra. Estas técnicas, además, se perciben como menos agresivas por el público, con lo que suelen generar menos oposición (en mi opinión tampoco hay nada especialmente agresivo en la sismología activa, la de ocasionar microterremotos, pero el miedo es libre.)

    Sólo cuando ya tengamos una hipótesis bien fundada de que podemos hallarnos ante un yacimiento rentable nos plantearemos perforar uno o varios pozos de exploración. Es que perforar es caro y si hay que hacerlo a gran profundidad, o bajo el mar, o en estructuras geológicas difíciles, caro y medio. La verdad es que todas estas exploraciones son costosísimas, auténticas investigaciones científicas en sí mismas. Y sus resultados, hoy por hoy, no son confiables del todo, ni mucho menos: siempre se corre el riesgo de que al final no encontremos nada o casi nada. Los detectores de petróleo como tal todavía no existen. En esos casos, imagínate la de pasta que va por el aire. Por eso la parte más cara –la perforación– se reserva para el final, cuando ya se tiene algo parecido a una certeza razonable. O cosa así.

    Un pozo de exploración es un pozo petrolífero como cualquier otro, aunque lleno de sensores y equipos para reunir información adicional. Elegimos los mejores puntos que nos han indicado nuestros científicos e ingenieros. Levantamos nuestra torre de perforación, o plantamos nuestro buque perforador, o lo que sea, y nos liamos a taladrar. Y taladramos y taladramos y taladramos y… y… ¡…y va y resulta que sale petróleo, tú! Y ahora, ¿qué hacemos con él?

    Siguiente: El largo viaje del petróleo

    ]]>
    yuri 2014-09-04 13:49:22
    Memoria Pública - “No puedo encogerme de hombros cuando se vilipendian y pisotean los derechos humanos” http://blogs.publico.es/memoria-publica/2014/07/31/no-puedo-encogerme-de-hombros-cuando-se-vilipendian-y-pisotean-los-derechos-humanos/ *Discurso de Darío Rivas, impulsor de la querella interpuesta en Buenos Aires para investigar los crímenes del franquismo, durante la jornada de homenaje que le rinde la Diputación de Lugo.

    “En primer lugar quiero agradecer muy sinceramente al señor Presidente de la Diputación y demás miembros de este organismo provincial que tengan o hayan tenido algo que ver con este acto, el  hecho de que se acordasen de mi para, a través de mi persona, homenajear a las víctimas del franquismo. Yo sólo trato de interpretar y cumplir lo que creo que me pediría mi padre y, juntamente con él, muchos otros que fueron miserablemente expropiados de la vida e incluso de la palabra y de la voz. No me mueven intereses económicos, ni tampoco ideologías políticas partidistas, con todos mis respetos para ellas; pero tampoco soy neutral ni puedo encogerme de hombros ante la injusticia o ante los derechos humanos vilipendiados y pisoteados.

    Mi padre fue una víctima abatida del lado republicano, pero mi deseo de reparación se extiende a todas las víctimas de aquella guerra incivil como la llamara don Miguel de Unamuno. Su frase fue calificación afortunada de la contienda fratricida, pero creo que toda guerra es incivil, por ser en sus orígenes o en su desarrollo un fracaso de la civilización.

    Mi solicitud de respeto y reparación, desde la distancia en el espacio y en el tiempo es para las víctimas de todas las ideologías siempre y cuando también ellas sean respetuosas con los derechos individuales y colectivos. La paz, si no se queda en simple falta de conflictos, debida a un orden represivo dictatorial, solo puede nacer del respeto a los derechos humanos de todos los humanos.

    España todavía no saldó la deuda de restauración del honor de todas las víctimas de su siglo más sanguinario. Todas esas víctimas fueron héroes de una escenificación dramática que siguió siendo terriblemente trágica después de cerrarse el telón al acabar la guerra fratricida; porque se cerró el telón pero permanecieron abiertas infinidad de sangrantes heridas con grave peligro de gangrena.

    Todos los actores de este drama fueron héroes, pero no todos tuvieron el mismo reconocimiento; porque, mientras que los cuerpos de algunos asesinos de mi padre directa o indirectamente y de otros inocentes pudieron reposar protegidos por grandes mausoleos o a la sombra de tendenciosos monumentos a los caídos, el cuerpo de Severino Rivas, mi querido padre, se fue desintegrando, olvidado en un reducto anónimo del cementerio de Cortapezas, bajo un goteral de la iglesia.

    No se trata de desenterrar ahora muertos de un lado echando la tierra sobre los muertos del otro, sino de dar el merecido descanso a todos los difuntos a quienes la muerte igualó por encima de títulos honoríficos y de ideologías enfrentadas. Sólo así podrá desenraizarse para siempre el odio que sigue envenenando algunos corazones y cerrar definitivamente las heridas del alma. Sólo después de restablecida la justicia cabe el perdón, pero sin arrepentimiento ni reparación, el perdón puede ser algo sobrehumano o simple y equívoca apariencia.

    Con relación a muchas otras víctimas, mi padre fue un privilegiado gracias al interés de Don Antonio Gato Soengas y las Corporaciones Municipales de Castro de Rei presididas por Don Arturo Pereiro y por Don Juan José Díaz Valiño. El actual alcalde Don Francisco Balado no tuvo oportunidad de actuaciones tan directas como sus antecesores, pero tampoco faltó su apoyo en su momento, y sé también que yo gozo de su aprecio sincero. A todos ellos y a los concejales correspondientes, mi profunda gratitud, incluso mi comprensión a quien mostró su disconformidad a la hora de dedicar una calle en Castro de Riberas de Lea a la memoria de mi padre.

    Especial agradecimiento quiero expresar a cuantos hicieron que pudiese ser una realidad mi libro autobiográfico. Don José Manuel Carballo fue el inspirador, el impulsor, el artífice y el coordinador, pero mi gratitud se extiende también a mis sobrinas María Jesús y María José Rivas, a mi sobrino por parte de mi esposa, Hugo H. Freijedo, a Ana Campos Veiga, a Don Antonio Gato, autor de Apunte biográfico de Don Severino Rivas Barja, al Ayuntamiento de Castro de Rei, a la Diputación Provincial y a quienes gestionaron las ayudas de este Organismo para la edición en gallego y en castellano que lleva como título y subtítulos: “Darío Rivas Cando. Autobiografía. Gallego emigrado a Argentina en 1930 con solo nueve años. Obsesionado por encontrar los restos de su padre y lavar su mancillada memoria en una España enmudecida”.

    En esta autobiografía narro mi lucha por la noble causa de encontrar y recuperar los restos de mi progenitor. Esa lucha comenzó en 1952 cuando viajé por primera vez  desde Buenos Aires a esta Galicia, madre rica, pero expoliada de recursos y personas,  que tuvo —y aún tiene— que llorar por tantos hijos que salimos en busca del pan necesario, amasado en amarguras. Lejos de lo nuestro y de los nuestros. También a mí, como a tantos otros, algunos con menos suerte que yo, me tocó llorar amargamente en el exilio forzado por la tiranía del hambre, desde que siendo todavía un niño indefenso, me embarcaron solo en Vigo con rumbo a un puerto incierto y desconocido. En aquel barco recibí el último abrazo de un padre que disimulaba sus lágrimas y al que nunca podría volver a ver ni abrazar, por obra y desgracia de serviles asesinos, ejecutores inhumanos de tiranías y dictaduras fratricidas y parricidas.

    Lejos estaba yo de soñar con la trascendencia de este libro cuando por primera vez en la cafetería del España nos pusimos manos a la obra provistos de magnetofón y folios Don José Manuel y yo. Yo estaba iniciando una aventura, un tanto presionado por él y por algunos familiares míos que ya habían transcrito algunas de mis vivencias. Curiosas coincidencias del destino: el mes de octubre de mil novecientos treinta y seis había sido apresado mi padre en el mismo lugar, el entonces hotel España. Creo que él, mi amigo, hermano y confidente, algo intuía ya entonces, de ahí sus ánimos y su insistencia en que este barco, como aquel en el que yo cruzara el inmenso Atlántico, llegase a buen puerto sin escatimar horas de navegación contra viento y marea.

    Este librito, ya agotado, se ha convertido en un importante documento, porque dio a conocer mi causa, fue agregado a la querella contra el franquismo y llegó a ser entregado al Papa Francisco y leído por él, acompañando una carta sobre los sacerdotes víctimas no sólo de las llamadas hordas republicanas sino también de un franquismo blasfemo que bajo capa de catolicismo a ultranza no tuvo empacho en querer adueñarse en exclusiva de la mismísima gracia de Dios: “Francisco Franco, Caudillo de España, por la gracia de Dios”. “Rezaban” las monedas, con las bendiciones de importantes sectores clericales más preocupados por sus intereses personales que por la fidelidad al evangelio.

    Antes de finalizar quisiera destacar que el avance de la querella contra aquella dictadura ha sido posible gracias a la política de Derechos Humanos vigente en la República Argentina y a la cooperación que me ofreció un equipo de abogados de forma totalmente gratuita.

    En el capítulo de agradecimientos la lista es enorme. Permítanme citar sólo a la Cámara de Diputados y la Corte Suprema de Justicia, los organismos de Derechos Humanos, Universidades y otras instituciones y organizaciones de Argentina, incluida la Federación de Asociaciones Gallegas. Muchas son también las personalidades del mundo del derecho, la cultura y la judicatura que prestan su apoyo, entre ellos están el juez Baltasar Garzón y el premio nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel. Especial mención merece la investigación llevada adelante por el Juzgado Federal nº 1 de la Ciudad de Buenos Aires, cuya titular es la Doctora María R. Servini. A nivel internacional agradezco el interés y el apoyo de Naciones Unidas, Amnistía Internacional, la Universidad de Tokio y la muy querida, -por ser la más nuestra- de Salamanca.

    Disculpen si me alargo más de lo aconsejable, pero no puedo pasar por alto la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica; ella está presente en muchos eventos relacionados con mi padre. Le doy las gracias por todo lo que me ha ayudado, incluido este acto y hoy se las doy en la persona de Carmen García Rodeja.

    A todos ellos y a todos ustedes: ¡Gracias! ¡Muchas gracias!

    Quiero pensar que todo el apoyo recibido, así como esta distinción que hoy me conceden en esta queridísima “Terra Nai” son muestra de que la causa que me mueve y hoy nos reúne es noble y justa.

    Gracias a todos por su benevolencia. Me llena de satisfacción comprobar cómo en España son muchos los que apoyan la condena de injusticias y la reivindicación de la reparación del honor lesionado de tantos seres queridos y, por queridos, recordados, por más que haya quien se empeñe en mantenerlos bien silenciados y mal enterrados. Ellos son los verdaderos protagonistas, no yo. Para ellos me permito pedirles el tributo de unos momentos de silencio que quisiera fuese extensivo a todos los represaliados por sus ideas e ideales. A todos y todas los de antes y de ahora, de aquí y de cualquier parte.

    Muchas gracias.”

    ]]>
    Opinión 2014-07-31 23:42:09
    No hay derecho - Reprimir a Gandhi http://blogs.publico.es/no-hay-derecho/2014/07/17/reprimir-a-gandhi/ Jaume Asens

    ¿Es admisible que la policía, de forma reiterada, golpee con un bastón a un manifestante que se encuentra sentado en el suelo de manera pacífica? Para una parte de la sociedad, la pregunta puede parecer alejada de su experiencia de vida cotidiana. Sin embargo, ha estado en la cabeza de mucha gente que, sobre todo desde la aparición del 15-M, ha protagonizado protestas pacíficas en defensa de derechos de todos y ha sido víctima de abusos policiales  impunes.

    Hace unos años, un comisario antidisturbios de la policía catalana llegó a declarar en el programa Salvados, de La Sexta, que “la resistencia pacífica es violencia” y que si Gandhi hubiera ocupado plazas con el 15-M tendría que haber sido reprimido. Estas declaraciones están lejos de constituir un exabrupto aislado. Reflejan opiniones difundidas que han contado, a menudo, con la cobertura de los mandos políticos y de una parte del poder judicial.

    Por fortuna, la impunidad no siempre se impone. Ayer mismo, la Audiencia Provincial de Barcelona condenó al subinspector de los Mossos d’Esquadra, Jordi Arasa, por los múltiples golpes de porra que propinó al ahora diputado David Fernández, de la CUP, durante la ocupación de Plaza Cataluña, en mayo de 2011. Esta sentencia se suma a la dictada hace una semana por la Audiencia Nacional absolviendo a los 19 acusados por la protesta frente al Parlament durante el mismo año. Ambas contienen una dura crítica a la actuación de los Mossos durante las protestas del 15-M. Sin embargo, estas podrían extenderse a otros cuerpos policiales del Estado así como a los responsables políticos de estas actuaciones.

    Ambas sentencias, en realidad, vienen a sugerir que las cosas podrían haberse hecho de otro modo, y que una actitud más respetuosa con la libertad de expresión y el derecho de manifestación habría evitado muchos de los desmanes que se produjeron luego. En el caso de las protestas de Plaza Cataluña, fue el propio consejero del Interior, Felip Puig, el que comenzó a hacer circular la idea de que se estaba ante un desorden público más que ante el ejercicio legítimo de derechos fundamentales. Esta descripción arbitraria de los hechos acabó convirtiéndose en una suerte de profesión autocumplida. En un ejercicio de irresponsabilidad evidente, Puig prometió que tensaría la ley “hasta allá donde está permitido y un poco más” para reestablecer el orden. Así, el fin de una concentración que podría haber resuelto con diálogo y mediación, acabó por convertirse en una intervención represiva desproporcionada, causante de males mayores.

    La propia Guardia Urbana y la división de Información de los Mossos d’Esquadra fueron las primeras en advertir sobre estas consecuencias indeseables. Las soflamas de Puig, de hecho, generaron llamadas de solidaridad de los ocupantes de la plaza y congregaron a centenares de manifestantes. Al final, la policía reaccionó con una intervención que se saldó con 121 heridos.

    La sentencia de la Audiencia Provincial debe examinarse en el contexto de esta operación, desafortunada ya en su concepción política inicial. Concretamente, lo que se analiza es si el uso de la fuerza empleado por uno de los policías, el subinspector Jordi Arasa, fue legítimo o no. En términos jurídicos, el principio es claro: la fuerza solo puede utilizarse si es absolutamente imprescindible y nunca puede ejercerse de manera desproporcionada o arbitraria. Ni una cosa ni la otra ocurrieron en Plaza Cataluña. Tratándose de una concentración pacífica, en la que muchos manifestantes simplemente permanecían sentados en el suelo, la policía podría haber optado –así lo hizo en algunos casos- por cogerlos de los brazos e invitarlos a abandonar el espacio público. Pero no fue el tono general de las intervenciones de aquel día. Como puede constatarse en numerosos registros fotográficos y de vídeo, la policía cargó de manera innecesaria y arbitraria contra gente que simplemente levantaba las manos, sin plantear resistencia activa alguna. Igualmente, los protocolos de actuación policial prevén que si la fuerza es estrictamente necesaria, esta no puede ejercerse de cualquier manera. Así, por ejemplo, estipulan que los golpes con bastones no podrán ser más de dos o tres golpes secos y en zonas del cuerpo no especialmente vulnerables. Según la Audiencia Provincial, no fue esta la actitud concreta de Arasa, quien “sobrepasó ampliamente” esas pautas e hizo un uso de la fuerza que fue todo menos progresivo. En las imágenes aportadas al juicio, sostiene la Audiencia, puede verse cómo el subcomisario, “además de asestar múltiples golpes a otros ciudadanos que hallaban al lado” del hoy diputado de la CUP, “propinó varios golpes con su defensa a este último, estando sentado en el suelo con los brazos en alto y sin sujeción alguna a sus compañeros que pudiera ser interpretado como gesto de resistencia”.

    Según la sentencia, actuaciones desproporcionadas como la del mando policial provocan  “profunda alarma social” y son especialmente “repudiables cuanto que se producen contra ciudadanos indefensos que protestan de forma pacífica y sin riesgo alguno ni para el interés general ni para terceros, y tanto más reprochable también cuanto que el sujeto agresor es justamente aquel que está llamado por Ley a proteger a los ciudadanos y no a maltratarlos”.

    Fueron actuaciones como éstas, innecesarias y desproporcionadas, las que, de hecho, lejos de calmar los ánimos desataron nuevas muestras de indignación social. Tras la intervención policial de 2011, se produjeron cortes en la entrada de la ciudad, atronadoras caceroladas por todos los barrios o muestras de solidaridad del resto del Estado. Entidades como Jueces para la Democracia, Amnistía Internacional, el Colegio de Abogados de Barcelona, la Federación Asociaciones de Vecinos de Barcelona o el Defensor de las personas también hicieron sentir sus quejas y exigieron una debida depuración de responsabilidades. Incluso el Comisario para los Derechos Humanos del Consejo de Europa manifestó su preocupación por los hechos acaecidos en  Plaza Cataluña.

    En este contexto, la sentencia de la Audiencia provincial, al igual que la Audiencia Nacional de hace una semana, adquiere una importancia capital. Primero, porque obligará a los responsables políticos a adoptar medidas respecto a los agentes que, como ocurre en este caso, ocupan cargos de responsabilidad en sus respectivos cuerpos policiales. Segundo, porque al trazar algunas líneas rojas a las actuaciones policiales en manifestaciones pacíficas, supondrá un reconocimiento a las intervenciones que, de aquí en adelante, busquen adecuarse a los estándares garantistas. Finalmente, porque ayudará a entender que un responsable de seguridad o de interior que se jacten de “reprimir a Gandhi” constituye una vergüenza que ninguna sociedad con mínimas aspiraciones democráticas puede permitirse.

    ]]>
    jaumeasens 2014-07-17 15:56:13
    Revista Luzes - Jaime Gonzalo: “El 15M es una pieza más en el decorado, esto sólo se cambia con violencia” http://blogs.publico.es/revista-luzes/2014/07/10/jaime-gonzalo-el-15m-es-una-pieza-mas-en-el-decorado-esto-solo-se-cambia-con-violencia/ El rock es una lengua muerta. La crítica es irrelevante. Nada distingue una revista de música de un catálogo de trajes de baño. La contracultura es una estafa. Internet mató el misterio. Ya no se escribe como antes. Los pioneros eran pocos y mediocres. Nadie nos enseña a enfermar. No hay tregua con Jaime Gonzalo. Ni de izquierdas ni de derechas. Ni vasco ni catalán. Ni amargura ni todo lo contrario. Puro desarraigo. Cuarenta años de servicio en la prensa musical. Media docena de libros. No hay mañana.

     

    luzes0

     

    Texto: Iago Martínez (@autonauta)

    Fotografías: Óscar Corral (@corralfoto)

     

    Jaime Gonzalo (Bilbao, 1957) pasó por buena parte de las cabeceras históricas de la prensa musical española, como Star, Vibraciones, Disco ExprésPopular 1, donde debutó en 1975, antes de fundar y dirigir Ruta 66 junto a Ignacio Julià mediada la década de los ochenta. De un tiempo a esta parte, además de colaborar en otros medios, también escribe libros. Escupidos de la boca de Dios (2006) interrogaba a los protagonistas de La Banda Trapera del Río, el aullido xarnego de Cornellá, estrellas negras de su propia constelación obrera. En Combustión espontánea (2008) retrataba y conversaba con los Stooges, una de las bandas que lo engancharon al negocio. Ahora, mientras ultima el desenlace de Poder freak, la trilogía en la que ajusta cuentas con el espejismo contracultural del siglo XX, promociona La ciudad secreta (Munster, 2014), una cartografía sonora de la Barcelona underground entre 1971 y 1991. Lo que pudo ser y no quisieron que se contase antes del aguacero olímpico.

    Barcelona, años setenta.

    Una ciudad progre y cultureta y una izquierda peluda, de pantalón de pana y chaqueta negra con El Viejo Topo debajo del brazo. Muchos acabaron mandando, para nuestra desgracia.

    ¿Y Jaime Gonzalo?

    En tierra de nadie. Lo mío no era ni París ni el marxismo ni el punk que vendría luego. Ni los cantautores y el rock laietà, lo progre, lo que dominaba, ni los Sex Pistols, que ya eran portada de Disco Exprés en 1976. Para nosotros eran basura, tan innecesarios como los Ramones. Ya teníamos a T-Rex y a los Stooges.

    ¿Dónde estaban todas estas músicas experimentales para ser secretas?

    Donde habían estado siempre, pero sin investigar. No era necesario que nadie las silenciase, el olvido era inherente a ellas. En los ochenta pasamos de los locales húmedos al diseño desopilante. Un salto brutal.

    luzes2

    Adiós también a la Barcelona libertaria y a la autonomía obrera.

    Dejaron que esa memoria se marchitase ella sola. Tocaba frivolidad, era el pulso de la época. Alaska y los Pegamoides hicieron mucho daño, tal vez sin saberlo.

    Algo se había recuperado en Morir de día, el filme de Joaquín Jordà que terminaron Laia Manresa e Sergi Dies.

    Ahí está la parte más dramática, la de la heroína. Y en el otro extremo tienes Barcelona era una fiesta: qué bien lo pasamos, cuánto follamos, qué orgías… Vaya concepto del progreso social: follar más que antes. Lo que yo recuerdo es que la vida entonces se puso complicada. Ya no era suficiente un trabajito modesto para pagar el alquiler.

    Confesaste una vez que la política no os importaba nada. ¿Lo lamentas ahora?

    Los mayores estaban todo el día a vueltas con eso, por creencia o por postureo. El antifranquismo era un no parar, y tú lo que querías era ligar, pasarlo bien, drogas, conciertos. La vida, no la política. Tampoco nos habían educado para otra cosa. Nos dijeron que vivíamos en democracia, que ya estaba, que nos podíamos despreocupar.

    Pero no era así.

    Lo parecía.

    ¿Podía haber sido diferente?

    Ni idea. Yo a Franco lo recuerdo ya en decadencia. Esa época fue el recreo histórico de España: nos dejaron jugar un rato, hasta que sonase el timbre. No sé cómo serían hoy las cosas si nuestros mayores, los antifranquistas, no se vendiesen a la política. Porque eso fue demencial. De un día para otro se legalizaron los partidos y los de las comunas bajaron a Barcelona para reclamar su pedazo del pastel.

    ¿Cuándo se jodió Barcelona? 

    Con Porcioles, el alcalde franquista. Fue el primero que se imaginó una ciudad de ferias y congresos e inversiones extranjeras. Su obsesión era ésa: atraer capitales, no mejorar la vida de las personas. Lo echaron en 1973 porque la gente del extrarradio estaba harta, pero la oligarquía que lo rodeaba se quedó. Y el proceso continúa hoy. Barcelona es para turistas con pasta. Si no das el perfil, mejor que te marches.

    ¿La connivencia de la música con el poder fue un mérito exclusivo de la movida? 

    Eso fue un gran antídoto para acabar con lo que se estaba haciendo en los setenta, pero a La Banda Trapera del Río también le podríamos poner alguna pega. Morfi acabó siendo empresario, e intentó hacerse gestor cultural. Como Pau Riba. Era lo que buscaban muchos jóvenes en la música: pasárselo bien y de paso resolver la vida. Otros no, claro. Mira Juan, el batería de la Trapera. ¿Cómo acabó? De camello. Si no tenías una cosa, tenías la otra. Pau Riba tenía una comuna en la zona alta de Barcelona, era hijo de la burguesía. Y coche. Otros tenían un bar.

    Poder o heroína.

    Vencedores o vencidos. Cuando presentamos La ciudad secreta en Barcelona, los protagonistas salieron de los sarcófagos. Quitado alguno que apostó y ganó una poltrona, la mayoría sobrevive como puede. Ésa es la historia de este país: o bailas la música del poder o estás jodido. No sé si va a volver a pasar en el futuro. Me da igual. Estoy mareado, sólo quiero que me dejen tranquilo. Dicen que va a haber una reacción, y yo pregunto: ¿contra qué, si todo es tan abstracto?

    “Hay que atacar el consumo: es donde les duele”

    ¿Y el 15M?

    Una pieza más del decorado.

    Movió los marcos del sentido común, por lo menos algunos. Mira la batalla contra los desahucios.

    Tampoco. Somos más sensibles a eso porque sabemos que la gente se metió en las hipotecas engañada: firma aquí y de paso pide para el coche y los muebles, que no pasa nada. Y muchos picaron. Todo sigue igual, los cuatro de siempre abusando de todos los demás. Sólo hay una forma de cambiar esto, siento decirlo: la violencia.

    ¿Cuál y contra quién?

    Hay dos tipos de violencia, y una es la económica. Hay que atacar el consumo, ahí es donde les duele. Paralizar los bancos, retirar todos el dinero de golpe. Ni 15M ni nada. De eso se puede apropiar cualquiera, incluso el PSOE. Violencia económica. El problema es que no nos ponemos de acuerdo ni en el fútbol. Eso y que tenemos demasiada basura que perder, no como antes: la segunda residencia, el coche, las clases de esquí de mi hijo, los zapatos, las copichuelas, salir a cenar…

    ¿Segunda residencia? Mi generación no tiene ni la primera.

    Algo tendréis. Somos sus esclavos, les pertenecemos. Mira el PP, cambiando las leyes de un día para otro. Y luego dicen que la Constitución es intocable. ¡Será para los demás! Vivimos en la edad oscura, la sombra es implacable. Yo la vivo con ansiedad.

    ¿Por qué?

    Me siento más controlado que nunca, más que cuando tenía veinte años. Bajo esa cáscara neoliberal lo que hay es un Estado totalitario. La ambición nunca estuvo en mis planes. Me conformo con muy poco, cada vez con menos. Pero mi hijo, ¿qué? Tiene once años.

    luzes3

    ¿Cuál es la otra violencia?

    Las armas.

    ¿Es una hipótesis?

    No se puede decir. Yo tampoco sé si tendría el valor necesario. O si tendría algo que perder. Insisto: la pirámide tiene una base inmensa de escoria, donde estamos nosotros, y una cúspide en la que se reparten todo. ¿Por qué hacen una nueva ley de seguridad ciudadana? Porque saben que estamos cabreados, y encima, por cabrearnos, nos van a sacar pasta. Y lo peor es que igual vuelven los socialistas. ¡No, por favor! Nunca conocí a nadie decente en la izquierda, si es que alguna vez la izquierda fue decente o diferente de la derecha.

    Pero es de izquierdas.

    No, ni de derechas.

     ¿Cómo se consigue eso?

    Exiliándote de ti mismo.

    ¿Esa amargura es de converso? ¿Exmarxista, tal vez?

    Nunca. Llegué tarde a eso. Y menos mal, porque en la juventud uno es muy impresionable. En Barcelona el marxismo era el pasatiempo de los hijos de la burguesía centenaria. Yo crecí cómo crecí. Creía que era posible vivir al margen de la política. Luego te das cuenta de que es el eje de todo. Se trata sólo de repartir un poco mejor lo que hay. Es tan obvio que da vergüenza decirlo.

    Tampoco votas.

    Nunca voté, no creo en el sistema. La democracia es el gobierno del pueblo. ¿Tiene pinta de que el pueblo esté gobernando en España? Pues eso. Estoy empezando a pensar que con Franco no se vivía peor. Este país lo mantenemos los que tenemos menos, y hay muchos que están peor que yo. Cuando tenga sesenta años, cabrones, ¿qué va a pasar conmigo? Cuando no tenga la energía que tengo ahora para trabajar como un desgraciado por cuatro duros, ¿dónde me vais a tirar? Estamos condenados.

    Con la contracultura se te rompió otro juguete. Poder freak, camino de la trilogía, es una enmienda a la totalidad.

    Tengo una obsesión: desmitificar. De la contracultura salen grandes males que todavía padecemos. De lo que se trata, al final, es de ganar pasta a tu costa. Investiga las historias de Abbey Hoffman y Jerry Rubin y verás. Ahora bien, ¿es punible que alguien se quiera hacer millonario? Yo creo que no.

    luzesv

    Pero escuece.

    Tampoco. La naturaleza humana es muy frágil. Te haces mayor, consigues una exposición pública enorme, puedes hacer cosas que antes no estaban a tu alcance. Dicen que a Hoffman el FBI le hizo una encerrona y tuvo que desaparecer, pasar a la clandestinidad. ¿Sabes cómo fue esa clandestinidad? Una mansión de cinco plantas en New Hampshire, a todo trapo, subvencionado por un millonario.

    Es lo malo de investigar: te vas quedando sin héroes.

    ¿Existen los héroes?

    Los héroes se construyen, y a veces son necesarios. Hay una dimensión novelesca de la vida, e incluso de la política.

    Yo opté por hacer la novela de mi interior y cegar las ventanas. Vivo con las personas que quiero y con las cosas que quiero. Como un avestruz. No quiero saber. Cada vez que enciendo la televisión me dan ganas de vomitar. Nunca prosperaré, pero me da igual.

    ¿Qué significa “underground” hoy?

    Nada. La noción de lo subterráneo desapareció con internet. Ahora lo tienes todo a mano. Todo. La información es brutal, tan brutal como la desinformación. Si es bueno o es malo, no lo sé, pero se perdió el misterio. A mí me podía llevar dos años conseguir un disco, y la espera era un delirio de placer. Ahora hay mil tiendas en el planeta que tienen ese disco. Incluso puedes descargar la discografía completa de John Coltrane en una tarde. ¿Para qué, si no la vas a escuchar en toda tu vida? No lo sé.

    ¿Conserva alguna capacidad de provocación la música en una sociedad pornográfica como la nuestra?

    Tampoco. Y las letras, menos. Nadie se para a escuchar, y en España la gente ni siquiera entiende bien el inglés.

    ¿Y el ruido?

    Hace décadas que nos repetimos. Ya no hay música de vanguardia, el rock es una lengua muerta. No hay nada que hacer con él, excepto transmitírselo a las generaciones venideras como quien comparte una fiebre de juventud. Lo que yo esperaba del rock era a un Bob Dylan haciendo discos buenos sobre la problemática de hacerse mayor, no a un Mick Jagger cantando que su chica no lo ha llamado por teléfono. Eso es perverso.

    “Ahora nos sacarán pasta por cabrearnos”

    Muerto el rock, ¿qué has puesto en su lugar?

    La reflexión sobre la muerte del rock.

    Ya son cuarenta años en el oficio, y eso que querían que fueses notario.

    A los ocho años escribí una novelita de espías y mi madre la despreció. Juré que seguiría escribiendo. Luego descubrí que no me costaba nada y que el resto era un coñazo. Mi padre nunca me lo perdonó.

    ¿Y la música?

    Un día escribí tres artículos de golpe. Uno sobre Can, otro sobre Hendrix y otro sobre Johnny Winter. Los metí en una carpeta y fui a Popular 1, Disco Exprés y Vibraciones. Me cogieron en los tres sitios. Debía de ser 1975 o así. Pagaban mejor que ahora.

    ¿Qué esperabas de la crítica musical?

    Nada, pero acabó siendo un canal en el que aprender. Y me lo pasé bien, además. Ahora ya no tanto. Estoy saturado, en un bucle. Y quiero salir de él. Ya no voy a conciertos. Me aburro.

    ¿Tan ingrato fue fundar y dirigir Ruta 66?

    No hay ninguna diferencia entre una revista de rock y una de deportes. Hay uno que manda y otro que obedece. Uno que paga y otro que cobra. Y la gente es muy difícil de manejar. Y el ego, peor. Es una perdición. A mí me atormenta, a veces desearía no tenerlo. Y eso que no soy nadie. El mundo está lleno de gente mucho más brillante que yo.

    Se cuentan historias fabulosas de la rivalidad con Rockdelux, siempre en pasado. ¿Que no haya conflicto en la crítica indica que nada importa?

    ¿Pero tú crees que la crítica tiene alguna relevancia?

    Una cosa es la crítica, que tal vez haya hecho méritos para ser irrelevante, y otra la música.

    Hay que escribir en primera persona. Es lo único que tiene valor, tu experiencia con un disco. Da igual en qué estudio se grabó, quien lo produjo o qué sello lo publica. Un disco te tiene que cambiar la vida. Y ya quedan pocos así.

    Un disco tiene que dialogar con el presente…

    Tiene que saltar del tocadiscos.

    La mayoría de los que nos rodean celebran una vida que no es la nuestra, una clase a la que no pertenecemos. Son una estafa.

    Ésa es la palabra: estafa. Los discos que ocultan lo feo son una estafa.

    ¿Lees crítica?

    Poca.

    Ni Ruta 66 ni Rockdelux, deduzco.

    No, pero no por las revistas en sí, sino por la mercancía con la que trafican. No me interesa. Ni la comprendo. Antes estaba suscrito a Mojo, pero también la dejé. Viví la mejor época de la crítica: los años setenta.

    ¿Qué tenía de especial?

    La capacidad de transcender el papel de la revista, de ir más allá del rock y conectarte con la literatura, con la política. Nada acababa nunca en un disco. Y se escribía mejor.

    También erais menos.

    Menos y mediocres, quitado Diego Manrique y dos más. Yo aún soy mediocre, pese a que me esforcé y fui aprendiendo algo. Lo único que intento es darle más al lector. Sacar la música del gueto. La música hay que vivirla en la vida, no al revés.

    “En la música nadie nos enseña a envejecer”

    Entonces, ¿también es irrelevante la crítica?

    En todos los campos.

    ¿Tiene remedio?

    Es un problema de educación. Hay varias generaciones deseducadas, las humanidades se extinguen. El talento no, eso es cierto. Quizás hay por ahí gente joven a punto de sorprendernos.

    ¿Te caen bien los músicos?

    Me caen bien las personas, y las he conocido excepcionales. Músicos o albañiles, lo único que busco es que me hagan pensar.

    ¿Con quién tuviste esa suerte?

    Con Alex Chilton, por ejemplo. El cansancio de Alex Chilton. Vivía resbalando sobre la vida y no averiguaba por qué. O Kevin Ayers, con el que estuve cinco meses antes de que muriese. Me ayudó a aceptar mis flaquezas, las que no escogí, el cuerpo, la enfermedad. ¿Qué tiene que ver esto con la música? Muchísimo, porque en la música nadie nos enseña a envejecer. Nada nos prepara para cuando nos aparquen definitivamente. También me dejó marcado Robert Wyatt: un tipo que se cae por una ventana y se queda en una silla de ruedas, y aún así… Me desbordó.

    ¿Te debe algo la música?

    Absolutamente nada. Pasado mañana nadie se acordará de mí. Somos peones. Es tan absurdo el desprecio por la crítica como todo lo contrario. No creo en las capillas. No te permiten ir a tu rollo.

    Vas a dejar un puñado de libros, ya estás preparando el quinto… Cuando termines Poder freak, ¿sobre qué quieres escribir?

    Los libros son fatigosos. Te dejan vacío y nunca te recompensan. Estoy seguro de que escribiré más, pero no me puedo permitir el lujo de hacer planes. Sólo sé lo que voy a hacer hoy. Me quitaron el mañana. Trabajo sin red.

     

    Esta entrevista se publicó en el nº 5 de la revista Luzes. Suscríbete.

    ]]>
    Opinión 2014-07-10 18:42:23
    Vientos del bosque - Última llamada: sí, pero veamos cómo http://www.vientosdelbosque.net/2014/07/ultima-llamada-si-pero-veamos-como.html Estupenda noticia la publicación del manifiesto Última llamada : Esto es más que una crisis económica y de régimen: es una crisis de civilización. Lo suscribo íntegramente. Y magnífica acogida, con más de 2.300 nuevas adhesiones el primer día, tras las 258 iniciales.


    Estoy de acuerdo, nos encontramos en un punto de inflexión crucial de nuestra historia: una civilización se acaba y hemos de construir otra nueva, el futuro de la especie y de buena parte de la vida en la Tierra nos va en ello. El manifiesto recoge claramente qué tipo de civilización lo haría posible: una sociedad solidaria, democrática y en paz con el planeta. Y deja también claro que estamos al borde del punto de no retorno: de que comencemos ahora a avanzar eficazmente en este sentido depende el evitar el colapso social, económico y ecológico. Ahora bien, falta lo más importante: desarrollar cómo. Si lo dejamos aquí, el manifiesto no pasará de ser una declaración de intenciones más, noticia de uno, dos, tres días a lo sumo. Un recuerdo lejano, un guión en el curriculum, un "ya lo dijimos" expiatorio... 


    Quiero creer que no va a ser así. Que, con todo ese dream team de firmantes iniciales al menos, los promotores van a impulsar la cooperación para desarrollar activamente y consensuar el cómo: las alternativas éticas, culturales, educativas, económicas, políticas, científicas, tecnológicas, etc. al modelo actual predominante que nos arrastra al colapso. También queda pendiente articular cómo impulsar una pedagogía que logre hacer mayoritaria en la sociedad la conciencia de esta necesidad de cambio. Cierto que hay multitud de material sobre unos y otros temas, que la propia aportación de muchos de los firmantes iniciales desde su trayectoria profesional y personal ha sido y es muy importante, que quizá sea ya mucho pedirles que hagan más de lo que vienen haciendo... Pero toda esta información y propuestas están muy dispersas, en parte difícilmente accesibles, y es necesario además ponerlas en común, contrastarlas, resolver las contradicciones, encajar las distintas alternativas en el objetivo común. En definitiva, necesitamos destilar toda esa información, de modo que sea asequible en la práctica, en forma de una propuesta de criterios orientadores nítidos y aplicables. Tanto que puedan ser directamente tomados para elaborar con ellos desde programas electorales (desde supranacionales a locales) a planes de desarrollo y gestión generales o sectoriales. Poner la teórica al alcance de la práctica. Que su actual dispersión y supuesta indefinición e "irrealizabilidad" no sigan siendo la excusa. Y que además, con ello, la ciudadanía pueda ver plasmada la declaración de intenciones, los objetivos, en unas propuestas realistas. Unas alternativas firmes y alcanzables que apoyar, por las que merece la pena luchar.




    ]]>
    Víctor J. Hernández 2014-07-08 13:07:15
    Recuperar el presente - “Prefiero que Évole o Wyoming estén en La Sexta a que no estén…” http://blogs.publico.es/recuperar-el-presente/2014/06/26/prefiero-que-evole-o-wyoming-esten-en-la-sexta-a-que-no-esten/

    Vídeo: El placer de pasar a la acción

     

    Conversación entre Alberto San Juan y Cafèambllet

    iglesias-nega-portadaVisita la tienda

    Lidia Pujol
    Cantautora

    Tú y yo podríamos estar teniendo esta conversación. Si la estamos leyendo, es porque nos estamos leyendo y nos sentimos interpelados de alguna manera. Sea cual sea nuestro oficio, nuestra nacionalidad, religión, género, color tenemos el deber —si queremos— de cultivar nuestra dignidad y plantearnos, en este contexto de privatización de los derechos humanos por los grandes capitales, que es ser persona, hoy. Cada uno desde su sitio está llamado a potenciar una realidad social donde el amor sea lo que determina todo lo demás. Está llamado a pensar y desear un milagro como el de la reciprocidad amorosa a todos los niveles: económico, político, cultural, religioso… ¿No es exactamente lo mismo que plantea el actual abuso de poder llamado “crisis”?

    El criterio de verificación que Alberto y Cafèambllet aportan en esta conversación es que el propio bien es inseparable del bien común.

    Conozco ambas partes. De una de ellas, su vertiente escénica, de la otra, lo personal, pero curiosamente lo poco que sé me dice que estas dos partes buscan a cada momento ser una sola pieza con toda honestidad. Los tres caminan en dirección a un mismo horizonte y nos recuerdan que allí estamos todos, que es esta mirada amplia y lejana la que posibilita que aquí y ahora seamos personas y no cosas. Ahora no quiero hablar de ladrones coronados o trajeados, quiero que este saber que nos comunican Alberto y Cafèambllet haga su función de despertador gigante para hacer coincidir lo que pienso con lo que hago tanto como pueda y sentirme y ser libre a pesar de la adversidad.

    De cómo Alberto San Juan y Cafèambllet se han convertido en referentes de Amor y Libertad

    Nos pueden robar nuestros derechos pero tenemos el deber de conquistar una y otra vez nuestra dignidad. Esto es lo que hicieron Marta y Albano el día que comenzaron a preguntar persistentemente dónde está el dinero público destinado a la sanidad y eso es lo que hacen cada día con sus charlas informando de la verdad mientras los medios de comunicación nos cuentan cuentos superficiales y muy entretenidos. Esto es lo que hace Alberto San Juan cuando ha decidido poner su talento comunicativo y escénico al servicio de la confrontación activa de la injusticia y el despertar de las conciencias. Cada pequeña situación nos interpela a ser o no ser y nos plantea un reto. Cuando las acciones están inspiradas por un anhelo de justicia, la vida se ilumina y toma dimensión de horizonte. Entonces siento que no me preocupa tanto la duración de este cuerpo finito.

    Quiero poner un ejemplo cotidiano de cómo Alberto, Marta y Albano son referentes de amor y libertad en mi vida: siempre hay un hecho más o menos extraordinario que te sobrepasa y te pone en una situación tan sorprendente que te llama a la novedad o a la repetición de lo que conocemos. Una mañana, mientras pensaba cómo conseguir comer a cambio de canciones, fui a la ferretería del pueblo a comprar dos ratoneras. Cuando entré la mujer que me atendió me reconoció, pocos días antes había participado en el concert de la llibertat, evento reivindicativo por el derecho a decidir de Catalunya en el Camp Nou, y me dijo:

    - Tú eres Lidia Pujol, que cantaste la canción País petit de Lluís Llach en la tele! Me gustó mucho… me emocioné tanto, me hiciste llorar. La cantaste tan bien. Hace años que la conozco pero nunca la había escuchado de esta manera. ¿Por qué no me la cantas…?

    En ese momento se me encendió una luz y le dije:

    - Mira, yo te la canto y tú me das dos ratoneras.

    - Si, hombre! – me dijo ella .

    - Ah, no …?

    En ese momento sucedió algo extraordinario, me subió la sangre al cuello como si subiese del fondo de un volcán, me quedé helada y le dije:

    - Mira, ahora, o me enfado, y me voy, o hablamos.

    - ¿Qué quieres decir?, ¿Por qué?

    Entonces, rebobinando, le hice una reproducción de la escena vivida y terminé preguntándole: ¿Cómo crees que puedo pagar tus ratoneras si alguien no me ha pagado antes por mi canción? Ella, sinceramente, no había pensado, pero yo tampoco era consciente de hasta qué punto lo estrictamente funcional condiciona la balanza de los tratos. La función didáctica del arte es para mí toda una prioridad y Alberto es un referente de naturalidad, honestidad y orientación. Es una persona que asume la responsabilidad hacia el talento que le ha sido dado. De la misma manera, Marta y Albano han tomado el compromiso de contar una y otra vez la verdad contra el monstruo encubridor de la verdad en que se han convertido los medios de comunicación de gran alcance. La revista Cafèambllet dice la verdad tanto si conviene como si no, arriesgando, recibiendo la sanción de la ley de los ladrones coronados y trajeados y, aún así, siguen insistiendo en recordarnos que no sólo el hombre es un lobo para el hombre, sino que el ser humano es, en realidad, infinita necesidad de amar y ser amado.

    Yo he recogido este testigo y lo he hecho mío: cuando canto Alberto, Marta y Albano cantan en mí, y cuando “descanto” la canción de la ignorancia y el abuso enseguida busco atentamente reproducir la melodía que el ruiseñor canta día y noche. A ti, amigo que vendrás a esta tierra dentro de cien años y encontrarás un mundo del que yo también he sido responsable, quiero decirte que, en mi deseo de amarte y que me ames, habrá una piedrecita del camino que he querido expresamente cambiar de lugar para que no tropieces y, eso, me hace feliz. Esto es lo que Marta, Albano y Alberto hacen conmigo y lo quiero compartir.

    “Hay que ver cómo compatibilizar el activismo y la supervivencia”

    Extracto de la conversación entre el actor Alberto San Juan y los periodistas de la revista Cafèambllet Albano Dante-Fachín y Marta Sibina contenida en El placer de pasar a la acción. Entre ellos reflexionan sobre la necesidad de que todos y todas actuemos y del derecho fundamental a la libertad de expresión. Una defensa de la libertad donde el Teatro del Barrio, un teatro popular en el madrileño barrio de Lavapiés, impulsado por San Juan, y Cafèambllet son ejemplo de frescura, sinceridad y honradez.

    Albano Dante-Fachín

    Volviendo al tema de la organización, hay que reivindicar la importancia de crear estas cooperativas, estos espacios de participación, porque es la manera de ser consecuentes y coherentes con lo que pensamos. A la vez, son una manera de crear poder. El hecho de crear estructuras económicas propias permite plantarse ante lo que hasta hace poco eran estructuras monopólicas. Pongo un ejemplo: el periodista Pascual Serrano publica Traficantes de información, un libro donde deja con el culo al aire a todos los grupos mediáticos de España. Está claro que Serrano se ha cerrado las puertas laborales a todos esos medios pero, por suerte, hay editoriales independietes que publican sus libros y hay medios independientes que publican sus columnas. Por eso digo que crear nuevas estructuras económicas es una manera de crear poder.

    Me imagino que lo mismo ocurre en la cultura. Pienso en el caso de Willy  Toledo, por ejemplo, y en las repercusiones que su posicionamiento político puede tener en su perspectiva artística y laboral. Porque en el caso de los actores, la imagen es una herramienta de trabajo. ¿Cómo influye esto a la hora de posicionarse?

    Alberto San Juan

    Yo no tengo constancia de haber sufrido consecuencias. El caso de Willy es mucho más claro: antes no paraban de ofrecerle guiones y ahora no le llama ni Cristo. Aparte de la infame y recurrente campaña mediática contra él. Su delito es defender los derechos humanos elementales, y yo, personalmente, tengo que agradecerle a Willy haberme ayudado a abrir los ojos. El gremio del cine es igual de conservador que cualquier otro. Los actores no son más combativos que los fontaneros, te lo aseguro, y la prueba es la última ceremonia de los Goya. Los maestros, los médicos que están en la calle partiéndose la cara por los derechos de todos desde hace años, lo tienen difícil, casi imposible para tener dos horas de televisión en directo en horario de máxima audiencia. Esto implica una gran responsabilidad, y si tienes una oportunidad así, en un contexto de guerra como que estamos viviendo, donde las políticas institucionales, dictadas por el poder económico están asesinando personas, no puedes ir con tu esmoquin y ya está, como si no pasara nada. Y ya si contratas una empresa de trabajo temporal y le haces publicidad a través de la ceremonia, es vergonzoso. El año anterior hablaron críticamente —y muy bien, además— Candela Peña y Maribel Verdú, y los medios las crucificaron por ello.

    Albano Dante-Fachín

    Es muy importante crear alternativas desde el punto de vista laboral.

    Alberto San Juan

    Está claro que hay que ver cómo compatibilizar el activismo y la supervivencia.

    Marta Sibina

    Este es un tema muy interesante. Los partidos tienen miles de liberados, secretarios y empresas de comunicación a su servicio. Los grandes grupos económicos tienen grandes gabinetes de comunicación, asesores de imagen, técnicos… y todos tienen potentísimos medios a su servicio. Y entonces miras los que luchamos contra todo esto, que tenemos que hacer malabares para pagar la gasolina para llegar a un pueblo a dar una charla. ¿Cómo lo hacemos? Creo que ahí es donde entra el consumidor responsable. El que en vez de ir a comprar al Cortes Inglés tenemos que ir a la librería independiente. Ese librero que vive de los libros que vende puede ser un gran activista cultural. Lo que no vale es comprar los libros en El Corte Inglés y después ir a la charla en la librería independiente. Quiero decir con esto que hay que comprometerse. Hay que suscribirse a los medios que plantan cara, hay que comprar en las cooperativas de trabajadores, hay que ir a ver el teatro libre… Por ejemplo, cuando vimos tu obra Retrato de un joven capitalista español pensé: «Este tío lo ha conseguido». Ha convertido lo que podría ser una charla más, en una obra de arte… por la que se paga una entrada: ¡A ver si Albano se pone las pilas y le da un toque «artístico» a nuestras charlas sobre consorcios, consejos rectores y gerentes sanitarios!

    Albano Dante-Fachín

    Sí, le estoy dándo vueltas. Pero lo veo un poco crudo poder competir con Alberto San Juan!

    Alberto San Juan

    En esta situación, es importante que utilicemos bien nuestros recursos para poder sobrevivir, pensar en iniciativas diferentes a las que ofrece el sistema.

    En vez de comprar en Mercadona, comprar en una cooperativa alimentaría, en vez de dar el dinero del suministro eléctrico a Iberdrola, dáselo a Som Energia, en vez de comprar El País, suscribirse a Cafèambllet y a La Marea.

    Albano Dante-Fachín

    En vez de comprar libros de Planeta, cómpralos a editoriales alternativas e independientes.

    Alberto San Juan

    Exacto, es curioso este caso que acabas de mencionar, el de José Manuel Lara, porque él es el principal accionista de La Sexta, donde se emite Salvados y El Intermedio, y a la vez es el principal accionista de La Razón.

    Albano Dante-Fachín

    Yo creo que para esto hay una explicación.

    Alberto San Juan

    ¿Qué explicación?

    Albano Dante-Fachín

    Las personas nos identificamos con aquello en que creemos de una manera personal e incluso pasional. Pero un banquero, una junta de accionistas se identifican solo con una cosa: el beneficio que se pueden obtener.

    Y si emitir Salvados da audiencia y dinero, ponemos Salvados, y lo pondremos hasta el día que poner Salvados sea más rentable que no ponerlo. El día que millonario del gobierno a los accionistas, Jordi Évole salta. Yo me alegro de que haya un espacio para Salvados, para el Gran Wyoming… pero esa gente está allí no porque La Sexta sea «de izquierdas». Hay que tenerlo siempre muy muy en cuenta. ¿Cuánta gente sabe que detrás de la «izquierdista» La Sexta está el mismo capital de la ultraderechista La Razón? ¡Eso no lo explica ni La Sexta ni La Razón! De todas manera, insisto, si hay este espacio, debe ser aprovechado…yo prefiero que Évole o Wyoming estén en La Sexta a que no estén…

    ]]>
    Opinión 2014-06-26 10:14:15
    Lloviendo piedras - Demócratas no practicantes http://blogs.publico.es/tania-sanchez/2014/06/04/democratas-no-practicantes/ referendum yaLos pueblos casi siempre avanzan más rápido que sus gobernantes  a los que acaban obligando a adaptarse a una realidad que no puede ser negada.

    El debate que se ha abierto con motivo del anuncio de abdicación del Rey Juan Carlos es un ejemplo de esa confrontación, entre un pueblo que avanza, y unos dirigentes que tratan de mantener el orden anterior, un modelo basado en la dirección de las cúpulas de los asuntos públicos, un modelo que ya no responde a las demandas de las mayorías sociales.

    Unas cúpulas que,  igual que pensaron que se podía ser eternamente católico no practicantes sin que eso implicara el abandono de la moral cristiana como informante de la vida privada,   están cómodos en una sociedad de demócratas no practicantes, en la que los procesos de consulta al soberano se convierte en un ritual que no obliga a los participantes del mismo a cumplir con los valores que informan la democracia.

    Este es uno de los ejes por los que se está quebrando el régimen del 78. Esta es la impugnación que inauguró el 15M, una sociedad que reclama más y mejor democracia, una sociedad que quiere que la democracia sea el valor central que informe sus vidas cotidianas, una democracia en la que la gente sea protagonista de su presente y dueña de su futuro. Y esta es también la reclamación de quienes exigen referéndum ya. Porque ¿de qué sirve el ritual electoral, si los representantes del pueblo resultantes del mismo no defienden los intereses de quien les votaron?.

    Sin duda, el concepto de democracia y la traducción del mismo a la práctica cotidiana de la política es uno de los epicentros de la crisis política que hoy vivimos.

    Frente a los que se empeñan en hacer del debate sobre la abdicación  un debate de procedimiento, de lo que se puede y no se puede hacer, se sitúa  una sociedad  que no alcanza a entender cómo se puede ser demócrata y no querer que la ciudadanía sea consultada sobre decisiones tan trascendentales para su futuro como la Jefatura del Estado.

    No faltan quienes se empeñan en decir que ahora no toca, ante la mirada atónita de una sociedad a la que le resulta evidente que no hay mejor momento en el que preguntar al pueblo soberano en qué modelo de Estado quiere vivir, que ahora, cuando el ocupante actual  de la Jefatura de Estado ha anunciado su retirada.

    Cuando se convoque el referéndum consultivo, perfectamente viable en aplicación del artículo 92.2 de la Constitución Española, sin duda  yo haré campaña por el modelo de estado más democrático; el modelo republicano, en que no sólo  se hace efectiva la igualdad de toda la población ante la ley, eliminando la extraña circunstancia por la que una familia tiene privilegios garantizados por encima del resto de familias del país, sino que además se fomenta una profunda cultura democrática a las vidas cotidianas de la gente, que nos obligue a implicarnos en los asuntos públicos, abandonando esa actitud de idiotas en la que permitimos que una minoría decida sobre el futuro de todos y todas.

    Pero de eso hablaremos el día que se convoque un referéndum que someta a consulta  si queremos ser súbditos de un monarca o ciudadanos de una república, mientras no se convoque,  el debate es otro y las posiciones están claras.

    De un lado se sitúan quienes queremos ser una sociedad profundamente demócrata, que incorpore a la cotidianidad de sus gentes el debate ciudadano, la participación en los asuntos públicos y la capacidad de decisión colectiva sobre el futuro del país.

    Del otro lado se quedarán quienes parecen estar cómodos en una sociedad de demócratas no practicantes, que limitan el ejercicio de consulta popular a un ritual de votación, procedimiento democrático, pero que no obliga a los elegidos con el compromiso que implica una democracia plena: estar al servicio del pueblo.

    ¿De qué lado quieres estar?

    ]]>
    Tania Sánchez Melero 2014-06-04 15:00:25
    Economía para pobres - Hundamos su Unión Europea http://blogs.publico.es/economia-para-pobres/2014/05/07/hundamos-su-union-europea/ Las novelas distópicas operan como antagonistas de las novelas utópicas, y en lugar de relatarnos cómo debería ser el mundo ideal prefieren describirnos un hipotético mundo plagado de injusticias y maldad. 1984 de George Orwell o Un Mundo Feliz de Aldous Huxley son sin duda los ejemplos más conocidos. Sin embargo, con mucho menos conocimiento público, la Comisión Europea está trabajando mano a mano con Estados Unidos en la redacción de un nuevo documento que podría estar prácticamente al mismo nivel. No obstante, el problema del Tratado de Libre Comercio que se está negociando entre la Unión Europea y EEUU es que amenaza con ir más allá de la literatura y podría convertirse en una dramática realidad.

    La primera pregunta que nos asalta es ¿cómo es que apenas hemos oído hablar del TLC? Quizás ello tenga que ver con el hecho de que el negociador de la parte europea, Ignacio García Bercero, escribió una carta pública a su contraparte estadounidense para tranquilizarle en relación a la confidencialidad de todo el proceso. Anunció, sin ir más lejos, que la negociación del TLC sería una excepción a la regla 1049/2001 que obliga a las instituciones europeas a hacer públicos sus documentos. Y añadió, para terminar de convencer a su homólogo americano, que los documentos tendrían carácter secreto durante al menos 30 años[1]. El comisario europeo De Gucht suscribiría esa misma opinión en el propio parlamento europeo cuando concedió carácter confidencial a las negociaciones y negó la función negociadora del parlamento[2].

    Un TLC es un acuerdo entre varios países o zonas geográficas para incrementar el volumen de intercambio de bienes y servicios. Y generalmente consiste en reducir los impuestos a la importación, lo que permite a los ciudadanos comprar más baratos los productos extranjeros. Sin embargo, la propia Comisión Europea ha reconocido que «las relaciones económicas entre los Estados Unidos y la Unión Europea pueden ser consideradas entre las más abiertas del mundo»[3]. Asimismo, la Organización Mundial del Comercio ha estimado que las tarifas promedio rondan el 3,5% en Estados Unidos y el 5,2% en la Unión Europea. Estamos hablando de niveles extraordinariamente reducidos, lo que nos obliga a sospechar de las intenciones últimas de un TLC entre EEUU y la UE.

    Un paso más en nuestro análisis nos lleva al punto crucial. Asegura la Comisión Europea que la clave del TLC está en la armonización de la regulación comercial, lo que dicho así quiere decir poco. Es sabido que las regulaciones de EEUU y la UE difieren en mucho al tratar determinados sectores o productos. Por ejemplo, la Unión Europea opera con un principio regulatorio de precaución que impide la comercialización de los productos si la empresa no ha demostrado previamente que no son lesivos para la salud humana o el medio ambiente. En EEUU tal principio no opera y la regulación es bastante más laxa. Así las cosas, ¿hasta qué nivel se armonizará la regulación? ¿Hacia el de Estados Unidos o hacia el de la Unión Europea?

    La pregunta está en el aire, pero las sospechas son crecientes dada la lógica del sistema económico. Y es que cuando se abren las fronteras a la competencia extranjera, como busca cualquier tratado de libre comercio, se inicia una competencia a la baja o carrera hacia el fondo que desploma los estándares laborales, medioambientales, sanitarios e incluso democráticos. Es decir, en esas circunstancias económicas cualquier coste es un obstáculo para vencer en la carrera competitiva, y lo mismo da que se trate de un salario alto o de un severo control medioambiental.

    El caso del fracking es paradigmático. Esta práctica de extracción de gas y petróleo está extendiéndose como la espuma en EEUU, pero debido a los efectos negativos que tiene sobre el subsuelo e incluso la salud humana su prohibición está ganando terreno en la Unión Europea. Las multinacionales estadounidenses y las multinacionales europeas y algunos líderes políticos han protestado. Las primeras porque insisten en ampliar su mercado, y los segundos porque denuncian que compiten con desventaja. El primer ministro británico, D. Cameron dijo nítidamente que la paralización del fracking promovida desde la UE provocaba que «nuestros competidores vayan por delante de nosotros en la explotación de estos recursos». En suma, que los europeos somos menos competitivos por tener sensibilidad ecológica. Una obviedad, por otra parte.

    Así las cosas, la teoría económica nos sugiere que la igualación o armonización de las regulaciones siempre se hace por la baja. Desregulación, en definitiva. No sólo de elementos medioambientales, como el fracking, o sanitarios, como los transgénicos o el etiquetado de productos, sino también laborales y democráticos.

    EEUU no ha firmado varios de los convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) referidos a la libertad sindical. Bajo una cláusula llamada irónicamente Derecho al Trabajo se esconde una legislación antisindical que será armonizada con la regulación laboral europea. Y precisamente en un contexto económico y político en el que la Comisión culpabiliza de todo a los salarios y a la excesiva regulación laboral… Intrigante.

    Más jugo tiene aún la cláusula de protección de los inversores extranjeros, conocida como ISDS (Investor-State dispute settlement), y que supone la creación de tribunales internacionales de arbitraje donde las multinacionales podrán acudir para denunciar a los Estados cuyos gobiernos aprueben normas que atenten contra sus beneficios económicos presentes o futuros. Se trata de un mecanismo ya existente para otros países y zonas económicas que operaría como una supraconstitución.

    Desde que Argentina cambió su política económica tras la crisis de 2001, ha recibido más de 40 denuncias por parte de multinacionales. Las empresas argumentan que sus beneficios presentes y futuros han disminuido notablemente como consecuencia del cambio en la orientación política. Por otra parte, Ecuador fue sentenciado a pagar 2.300 millones de dólares a la petrolera Occidental Petroleum por abandonar la construcción de un pozo de petróleo en las amazonas. E incluso Libia tuvo que pagar 900 millones de dólares de beneficios perdidos por un proyecto turístico en el que sólo se habían invertido 5 millones de dólares. Son sólo algunos ejemplos que revelan las consecuencias de una cláusula de esta naturaleza.

    Por cierto, estos litigios son llevados a cabo por gabinetes jurídicos especializados en la materia y que cobran por el volumen de casos. A finales de 2013 había un mínimo de 268 demandas pendientes contra 98 países según la UNCTAD, y en los noventa sólo había una docena. Pocos Estados se pueden permitir igualar la alta remuneración que reciben los abogados de las grandes multinacionales, y mucho menos mantener un equipo entero especializado en el tema.

    Al fin y al cabo se trata de un atentado contra la democracia, incluso entendiendo ésta sólo en su aspecto procedimental, y que otorga a las multinacionales un poder y una capacidad de la que carecen los ciudadanos.

    Constituye, en definitiva, un nuevo ordenamiento jurídico que a la vez destituye el ahora presente en las constituciones nacionales. Sirve para construir un nuevo marco de reglas profundamente sesgadas hacia el interés individual de las grandes empresas. Supone, a falta de su consecución, una verdadera distopía potencial. Y es, naturalmente, el enésimo intento de lograrlo tras los fracasos del Acuerdo Multilateral de Inversiores y de la Constitución Europea, así como del fallido ACTA que por cierto ahora se rescata en el seno del TLC.

    Pero no está todo dicho, afortunadamente. El TLC tendrá que ser aprobado por el Parlamento Europeo, y una movilización social contundente y a tiempo puede suponer una nueva victoria ciudadana y de la clase trabajadora. En España los dos grandes partidos políticos, PP y PSOE, ya se han dado la mano para aprobar el proyecto. El acuerdo firmado en junio de 2013 entre el Partido Popular y el Partido Socialista en el Congreso recogía una petición expresa al Gobierno para «apoyar un rápido comienzo de las negociaciones de un acuerdo de libre comercio entre los Estados Unidos de América y la Unión Europea ambicioso y naturalmente beneficioso». Sin embargo, es aún posible movilizar a las bases sociales para continuar luchando contra esta Unión Europea regresiva y antisocial.

    Sugiero que comencemos cuanto antes por la pedagogía política llevando a todas partes esta antidemocrática y miserable actuación de las élites europeas. Y hundamos sus elitistas y distópicos proyectos con la misma fuerza y contundencia con la que tenemos que impulsar nuestras utopías.

    [1] Carta de I. García Bercero a L. Daniel Mullany con fecha 5 de julio de 2013 y titulada “arrangements on TTIP negotiating documents”.
    [2] Intervención durante el debate en el Parlamento Europeo de 22 de mayo de 2013: “EU trade and investment agreement negotiations with the US”.
    [3]Comisión Europea (2013): “Impact Assesment Report on the future of EU-US trade relations”.
    ]]>
    Opinión 2014-05-07 07:07:42
    Tentativa de inventario - 10 recomendaciones para el Día del Libro http://blogs.publico.es/j-losa/2014/04/23/10-recomendaciones-para-el-dia-del-libro/
  • Ver ficha del libro

    Todos los buenos soldadospor David Torres.Ed. Planeta.

    A caballo entre la novela histórica y la novela negra, el escritor y columnista David Torres traza una apasionante intriga sobre la guerra de Ifni, las corruptelas en el seno del ejército y la venganza, todo ello aderezado con el característico humor negro de Gila. El relato arranca en la Nochevieja de 1957, cuando un grupo de artistas españoles viajan a la localidad marroquí de Sidi Ifni para amenizar la campaña bélica de las tropas del ejército español, sitiado por la insurrección armada del Sahara español del 23 de noviembre. Sin saber muy bien cómo, el humorista Gila acabará involucrado en un crimen y en su posterior investigación. Un periplo por el absurdo de la guerra y la sordidez de un país en el que el fascismo y el odio campan a sus anchas. En ese escenario, la vis cómica del gran Gila resuena tristemente real, sus monólogos bélicos sobre el absurdo de la guerra se tornan testimonios de primera manos de uno de los periodos más infames de la historia de España.

  • Ver ficha del libro

    Autopsiapor Miguel Serrano Larraz.Ed. Candaya.

    Dicen que uno es toda la vida lo que fue en el patio del colegio. Exagerado o no, el protagonista de Autopsia, primera novela del escritor maño Miguel Serrano, vive obsesionado por ese momento primigenio, en concreto por los malos tratos que propinó en su día a una compañera del colegio, Laura Buey. Con un estilo notable, Serrano disecciona la violencia y la miseria cotidiana en su Zaragoza natal durante los años 90. Plagado de referencias culturales de la época, la novela pasa también por un retrato generacional visto desde el extrarradio. Tribus urbanas, lucha de clases, literatura… y la necesidad de autoafirmarse en la jungla de un receso escolar.

  • Ver más libros del autor

    Alabanzapor Alberto Olmos.Ed. Mondadori.

    En su última novela, Alberto Olmos –enfant terrible de la crítica literaria patria– reflexiona sobre las relaciones de pareja y el futuro de la literatura. Ambientada en un futuro inmediato en el que la literatura ya es historia, Sebastian, escritor de medio pelo que en su día conoció cierto prestigio como cuentista, cae en desgracia tras perpetrar un infausto best seller que pasará a los anales de la mala literatura. Para reparar su maltrecha reputación literaria, Sebastian se retira a una aldea y tratará de empalabrar algo decente. Le acompaña Claudia, su pareja, con quien mantiene una relación.

  • Ver más libros del autor

    María Repúblicapor Agustín Gómez Arcos.Ed. Cabaret Voltaire.

    Novelas sobre la posguerra hay muchas, pero pocas han logrado transmitir la indignación y el hastío frente a los horrores del franquismo, así como la complicidad de la iglesia de este país para con el régimen franquista como María República, obra clave de Agustín Gómez Arcos (…) La literatura de Gómez Arcos rezuma rencor contra la desmemoria de nuestro país. Pero su rabia creativa no le hizo descuidar en ningún momento la estética narrativa. La complejidad y fuerza de sus personajes, la multiplicidad de perspectivas y su utilización de los diálogos le convierten en un autor indispensable.

  • Ver más libros del autor

    Días de Nevadapor Bernardo Atxaga.Ed. Alfaguara.

    En Días de Nevada Atxaga reflexiona sobre la violencia y la idea de trascendencia. Temas de enjundia que el narrador vasco aborda con esa mirada suya que convierte lo aparentemente intranscendente en materia prima de gran simbolismo. El libro narra la historia de un profesor de universidad, trasunto de Atxaga, que viaja a Reno como profesor invitado por la Universidad de Nevada con la única misión de escribir lo que deseara. Una vez allí, el rapto y posterior asesinato de una joven en las inmediaciones de la casa del escritor y la zozobra generalizada en la que acaban sumidos sus conciudadanos que empiezan a ver violadores en cada esquina, le dan pie al autor para reflexionar sobre el problema de la violencia y la capacidad de una sociedad para asimilarla. El resultado es una novela-collage difícil de catalogar en la que Atxaga entrelaza con maestría la crónica, el relato, el diario íntimo y lo onírico.

  • Ver ficha del libro

    Un viaje a la Indiapor Gonçalo M. Tavares.Ed. Seix Barral.

    Ésta es la historia de Bloom, un Ulises contemporáneo que huye de su Lisboa natal después de cometer un terrible crimen. Su destino es la India, donde espera encontrar la sabiduría y reconciliarse consigo mismo. Pero antes de llegar, Bloom emprende también una odisea europea que lo lleva a Londres, París, Viena y Praga. El lector tiene la suerte de acompañar a Bloom en una serie de escalas impredecibles en su insaciable búsqueda. Un viaje a la India es una novela en verso ambiciosa y valiente, una epopeya de nuestro tiempo transgresora y provocadora, llena de melancolía, fantasía y humor. José Saramago dijo de Gonçalo M. Tavares: «Ganará el Premio Nobel en menos de treinta años. Estoy convencido. No tiene derecho a escribir tan bien con sólo treinta y cinco años. Dan ganas de pegarle», y Enrique Vila-Matas lo ha calificado como «la revelación más original de la literatura portuguesa».

  • Ver ficha del libro

    El autor y la escriturapor Ernst Jünger.Ed. Gedisa.

    La extensa obra de Jünger recoge como pocas, las contradicciones, los horrores y las glorias del siglo XX. Filósofo, zoólogo, novelista, historiador… Jünger pasará a la historia por ser un gran memorialista con una penetrante capacidad de observación. En El autor y la escritura, el alemán vierte su privilegiada lucidez sobre su gran pasión: la literatura. Jünger es fiel a sí mismo y examina su arte con pasión, pero también con humor y con una ácida conciencia de la realidad en la que escritores, autores, críticos y editores comparten los libros. Pequeñas pildoras que el autor fue recopilando durante su experiencia como novelista y en las que se dan cita la tecnología y su influencia en la escritura, los medios de comunicación y entretenimiento, así como el poder de la crítica.

  • Ver más libros del autor

    Alguien dice tu nombrepor Luis García Montero.Ed. Alfaguara.

    El escritor Luis García Montero sitúa en la Granada de 1963 su nueva novela, Alguien dice tu nombre, una obra de iniciación en el amor y en el compromiso en la que el autor expresa su preocupación por la indiferencia de la época. León Egea, el protagonista de esta historia, es un joven herido por la literatura que escapa del ambiente claustrofóbico de su pueblo y comienza a trabajar en la editorial Universo, donde vive su primer amor y comprende que el porvenir no lleva otro nombre que el del compromiso.


  • Los niños se aburren los domingospor Jean Stafford.Ed. Sajalín.

    Con un estilo elegante que es a veces distante, a veces irónico, y a veces inesperadamente punzante, Jean Stafford, ganadora del premio Pulitzer de ficción en 1970 por sus Cuentos completos y colaboradora habitual de The New Yorker, transmite en sus cuentos el deseo de sus personajes de alcanzar una felicidad que la experiencia se encarga una y otra vez de negarles, mientras retrata las sociedades y relaciones personales que unen a sus personajes con una agudeza difícilmente igualable.

  • Ver ficha del libro

    Los filántropos en harapospor Robert Tressell.Ed. Capitán Swing.

    Publicada en 1914 e inédita en nuestro país, Los filántropos en harapos es una novela explícitamente política, considerada un clásico de la literatura obrera de todos los tiempos. Ofrece una visión global de la vida social, política, económica y cultural de Inglaterra en un momento en que el socialismo estaba empezando a ganar terreno. George Orwell elogió su capacidad para transmitir sin sensacionalismo el detalle real del trabajo manual. La consideraba una obra que todo el mundo debería leer, un pedazo de la historia social del siglo XX.

  • ]]>
    J. Losa 2014-04-23 10:21:15
    Geopolítica del caos - Carne picada y realismo mágico en Colombia http://blogs.publico.es/antonio-albinana/2014/04/20/carne-picada-y-realismo-magico-en-colombia/ Según el diccionario de la Real Academia, “picadero” es un lugar donde las personas aprenden a montar caballos.

    En Colombia, y en su puerto de Buenaventura,  ”casa de pique” o “picadero” es sencillamente un lugar donde se descuartiza viva a una persona para luego hacer desaparecer sus restos sin posible identificación.

    En las últimas semanas, instituciones como Human Rigth Watch y Naciones Unidas han levantado la alarma sobre una situación que la Defensoría del Pueblo denunció, sin éxito, a las autoridades desde octubre del pasado año,  alertando sobre “descuartizados que aparecen en las calles y playas de Buenaventura”. Precisamente el informe de la ONG H.R.W. se titula La crisis de Buenaventura, desapariciones, desmembramiento y desplazamiento en el principal puerto de Colombia en el Pacífico.

    Expulsada la guerrilla del Puerto, hace una década,  la banda paramilitar de La oficina se adueñó de Buenaventura y practicó abiertamente el tráfico de drogas, el desplazamiento forzado de sus campos a la gente que molestaba para plantaciones “agroindustriales”, el chantaje a la totalidad de los comerciantes mediante sicarios, etc. Un imperio de impunidad  con la vista gorda de autoridades civiles –el alcalde Bartolo- y la complicidad de policías y militares. Hablamos del puerto más importante de Colombia,  por el que pasa el 55% de las exportaciones legales del país y un alto porcentaje de las ilegales. El 88,5 % de la población es negra y pobre.

    Hace poco llegó otra banda de los herederos del paramilitarismo que amnistió Uribe, los llamados “Urabeños” y empezaron a darse plomo con los de “La empresa”, en procura de los negocios más jugosos. Recluta forzada entre la población: y al que se resista o se atreva a denunciar, se le espera en los picaderos.

    El sociólogo Alfredo Molano, una de las más importantes figuras del pensamiento crítico colombiano, cuenta el modus operandi de estos verdugos: “la técnica del terror exige que la gente se dé cuenta pero que no cuente; vea la captura de la víctima en el barro, la manera como la arrastran y oiga los gritos de socorro, los alaridos de perdón y clemencia y por último los aullidos del dolor. Después silencio. Terrible vacío. Los gritos se quedan a vivir en la cabeza de la gente. Todos temen ser el siguiente en una lista que nadie elabora…las autoridades no oyen, no ven,  no saben”.

    También en Obispo del Puerto, Monseñor Héctor Espalza, que anda escoltado desde 2006, ha denunciado sin éxito la situación. En la revista Semana contaba estos días el testimonio de una feligresa que enloqueció cuando la obligaron a lavar con agua la sangre de una de esas casas donde las personas son torturadas y desmenbradas vivas con hachas y motosierras. En Buenaventura, dice el Obispo, “padecen no cien años de soledad. Sino de olvido, marginación y exclusión”.

    Escritas estas notas para Público, al arribo un corto viaje a La Habana para saber del proceso de paz,  me sacude la noticia de la muerte de Gabriel García Márquez, no por esperada menos penosa. Al coro de plañideros de ocasión, con la necrológica preparada desde hace meses, se le llena la boca con la gloria de la “mágica realidad colombiana”. De repente se olvida que, si Gabo vivía fuera de Colombia, era porque tuvo que salir por pies durante el Gobierno del Presidente Turbay, generoso en la práctica de la tortura, cuando se le acusó de cómplice de la subversión guerrillera.

    Y recuerdo nuestra conversación de más de una hora en Barcelona, en casa de Paco Ibáñez, un final de diciembre de hace seis años. Perfectamente lúcido, con el celular que le traía constantes noticias de Colombia al alcance de la mano, hablamos largamente del Gobierno del Álvaro Uribe, de las complicidades oficiales con el paramilitarismo, de lo que  más tarde  fueron llamados los “falsos positivos” —crímenes contra meros campesinos a los que se disfrazaba de guerrilleros—, de la realidad, nada “mágica”, en la que fuerzas oscuras seguían imponiendo su ley,  a despecho de algunos  avances democráticos ciertos. “De Uribe podemos esperar cualquier cosa”, recuerdo la frase con la que Gabo apostilló alguna de mis perplejidades. Luego, con la elegante hospitalidad de Julia y Paco, y con la presencia entre la docena de invitados, de los artistas colombianos Marta Gutiérrez y Mauricio Lozano, cantamos bambucos y vallenatos, después de un par de canciones de Brassens con las que se evocaba un tiempo en el que,  tanto el Nóbel colombiano como el autor de Palabras para Julia, tenían que transitar medio escondidos por las noches de Barrio Latino en el París de los primeros 60 para que no les metieran en los furgones policiales donde estabulaban argelinos y sin papeles.

    Releer algunos libros de García Márquez después más de diez años de vivir en Colombia es un ejercicio que lleva a identificar  una realidad muy próxima y cotidiana mucho menos “mágica” de lo que se entiende en Europa. Es constatar que, a través de sus historias, y sobre todo de una inmensa obra periodística, Gabo denunció de forma magistral y levantó acta de situaciones reales que permanecen en la impunidad.

    Tal vez la primera que estimuló su conciencia fue la “masacre de las bananeras” de 1928,  el asesinato de cientos de trabajadores que, desarmados, pedían en Barranquilla una mejora en su situación laboral. Cuando poco tiempo después del suceso, atravesaba con su madre la Plaza, camino de Aracataca,  la vieja Luisa Santiaga le señaló la amplia explanada donde sucedieron los hechos y le dijo: “Mira, ahí fue donde se acabó el mundo”.

    El crimen, que aún espera justicia, junto a otros más recientes de “Chiquita Brands”, fue investigado minuciosamente por García Márquez, junto a muchos otros nada “mágicos”. En el país donde se asesina a más sindicalistas por metro cuadrado que en el resto del planeta, reconstruyó aquel instante que precedió a la carga de decenas de cuerpos inertes  de trabajadores en vagones de tren . El grito del líder de los bananeros de Ciénaga cuando, una vez situadas en distintos puntos de la plaza las baterías de artillería se oyó la advertencia solemne del comandante de la tropa que les daba un minuto para abandonar el lugar si no querían ser ametrallados, la voz serena del sindicalista se hizo oír  en el silencio de la gran explanada, batida por el inclemente sol caribe: “¡Les regalamos el minuto que falta!”.

    ]]>
    Antonio Albiñana 2014-04-20 12:56:10
    El óxido - Por qué no Podemos http://blogs.publico.es/xabel-vegas/2014/02/17/por-que-no-podemos/ ¿Podemos o no Podemos? Esa es pregunta que desde hace unas semanas se llevan haciendo las gentes de izquierda militante; esas personas que están a la zurda del PSOE y que hasta ahora se han debatido entre la abstención, el voto a formaciones minoritarias, a organizaciones de izquierda nacionalista o a Izquierda Unida. La irrupción en escena de Podemos y el entusiasmo que está generando entre los sectores más activistas abre una nueva posibilidad de cara a las elecciones que unos ven con buenos ojos y otros con desconfianza. Y otros como yo somos escépticos y tenemos más dudas que certezas ante la aparición de Podemos en la arena política y ante sus posibilidades de movilizar a los votantes de izquierdas.

    Podemos es un proyecto aun por concretar. Se trata de una iniciativa cuyo objetivo parece ser la creación de una candidatura electoral para las elecciones europeas del próximo 25 de Mayo. Como cabeza visible del colectivo se sitúa Pablo Iglesias, un joven profesor de Ciencia Política, presentador de debates televisivos y tertuliano profesional. No se trata de un partido político al uso sino más bien de un colectivo ciudadano, aunque su vocación electoral parece fuera de toda duda.

    Si como todo parece indicar Podemos se presenta finalmente a las elecciones, le disputará a Izquierda Unida un espacio electoral que con la crisis de credibilidad de los dos grandes partidos españoles (en particular la del PSOE) está en franco crecimiento. Según todas las encuestas Izquierda Unida lograría hoy los mejores resultados electorales de su historia. Incluso algún sondeo reciente del CIS le daba a la coalición una intención de voto directa igual o mayor que la de los socialistas, si bien esos datos habría que ponderarlos (o “cocinarlos”, como se dice habitualmente) para dilucidar la horquilla real de diputados que lograría Izquierda Unida si los comicios se celebrasen hoy. Pero así todo Izquierda Unida se consolidaría como la tercera fuerza electoral en España, con un papel importante como partido “bisagra” y recortando distancias al bipartidismo de las formaciones catch-all o “atrapalotodo” que se disputan el centro político; esto es, PP y PSOE.

    La realidad sociológica española necesita de una opción electoral como Izquierda Unida que sirva de referente en las urnas de aquellos ciudadanos que se definen nítidamente como “de izquierdas”. Y la irrupción de Podemos puede fragmentar ese espacio electoral haciéndolo más frágil en las instituciones. Hasta donde conocemos, las diferencias programáticas entre IU y Podemos son mínimas, casi de matiz, lo que difícilmente justifica la creación de una nueva marca electoral.

    El discurso que se maneja desde Podemos es el de la mano tendida a IU para buscar una confluencia de las izquierdas. Se habla de ofrecerle a IU un pacto para crear una gran plataforma de izquierdas, a la manera de la Syriza griega. Pero realmente no existe tal ofrecimiento. Lo que ha hecho Podemos es echarle un órdago a IU, exigiéndole que le trate de igual a igual. No me cabe duda de que sería una buena noticia que las gentes que hoy están detrás de Podemos pudieran participar en una candidatura conjunta con Izquierda Unida. Tanto en un lugar como en el otro hay personas valiosísimas que llevan años trabajando en los movimientos sociales de forma desinteresada y sería deseable no dejar a ninguno de ellos fuera.

    Uno podría pensar, leyendo las declaraciones de los líderes de Podemos, que Izquierda Unida quiere blindarse ante otras formaciones de izquierdas; que se niega a confluir y a buscar alianzas con otras sensibilidades ajenas a la coalición, como si los de Cayo Lara quisieran monopolizar el voto de izquierdas. Pero la realidad es otra. Lo cierto es que desde hace años Izquierda Unida ha desarrollado una estrategia de alianzas con colectivos de lo más variado, algunos de ellos marginales, incluso a costa de ofrecerles puestos institucionales a organizaciones que apenas lograban un par de miles de votos cuando se presentaban en solitario. Es lo que IU bautizó como “La Izquierda Plural”. Basta ver que en casi todas las circunscripciones donde IU se presenta, lo hace “con apellidos”: Chunta Aragonesista-Izquierda Unida, Izquierda Unida-Verdes-Socialistas Independientes de Extremadura, Izquierda Unida-Los Verdes de Madrid, Izquierda-Ezkerra en Navarra (con IU, Batzarre y Los Verdes), y así hasta un sinfín de siglas que en unos u otros comicios han participado con IU en las elecciones. Si realmente Podemos hubiera tenido intención de confluir con Izquierda Unida se habría sumado a “La Izquierda Plural” sin necesidad de recurrir a discursos sobre la presunta “derechización de IU” con el que se han despachado algunos de los artífices de Podemos.

    Por otra parte Podemos se ha presentado en sociedad como una izquierda “moderna” frente a la vieja izquierda representada por Izquierda Unida. Una izquierda más joven, menos dogmática y con vocación de ser el referente electoral del 15M. Bien es cierto que este relato está más fabricado por los medios de comunicación que por Podemos, pero el movimiento encabezado por Pablo Iglesias se está aprovechando de este fenómeno para construirse una imagen alejada de la de los viejos partidos comunistas. Pero curiosamente detrás de Podemos, como verdadero artífice del asunto, se encuentra Izquierda Anticapitalista, una organización trotskista heredera de la Liga Comunista Revolucionaria (partido de extrema izquierda activo durante las décadas de los setenta y ochenta) que aun pertenece a la IV Internacional. Y el mismo Pablo Iglesias ha sido militante de las Juventudes Comunistas de España, organización juvenil del PCE. Nada por tanto de nueva izquierda frente a la izquierda tradicional representada por IU.

    La vinculación de Podemos con el 15M es sencillamente literatura que algunos medios de comunicación han potenciado. Resulta complicado señalar qué fue el 15M y sobre todo qué queda de aquella experiencia nacida en la Puerta del Sol. Se trataba de la confluencia de miles de ciudadanos indignados, muchos de ellos sin una adscripción política clara, y con un alto nivel de heterogeneidad. El 15M nunca tuvo un programa político ni una ideología. No era ese su objetivo. Pero si algo dejó claro el movimiento de los indignados fue su alergia a los liderazgos y su negativa expresa a participar en un proceso electoral bajo unas siglas determinadas. Todo ello sería incompatible con cualquier intento de Podemos de erigirse en portavoz del 15M en unas instituciones políticas a las que los indignados gritaban aquello de “no nos representan”.

    La figura de Pablo Iglesias en Podemos es otro de los elementos controvertidos que más críticas ha cosechado entre los más escépticos. Ciertamente no parece descabellado acusar de personalista a una formación que se ha dado a conocer con la elección opaca de su portavoz (y todo indica que será también cabeza de lista en las elecciones) por parte de una “asamblea de notables” antes de desarrollar su proyecto organizativo a través de asambleas locales. No parece que ese sea el procedimiento más democrático para escoger a un portavoz. Pero en todo caso la elección de Iglesias no es inocente. Se trata de un personaje joven y muy mediático, un tertuliano que ocupa los asientos de la izquierda en los debates de televisión (que tienen más de show que de confrontación de ideas) frente a mostrencos de la derecha más radical como Francisco Marhuenda.

    Más allá de las simpatías y antipatías que pueda despertar Pablo Iglesias, su actuación en las últimas semanas ha sido como mínimo cuestionable. El episodio del video que está circulando por la red con una intervención suya en la que, relatando un robo que se produjo en un centro social madrileño, utiliza expresiones desafortunadas como “lúmpenes, gentuza de clase mucho más baja que la nuestra“, ha indignado a un sector del público potencial de Podemos que lo han calificado de “clasista”. Pero la guinda a las palabras de Pablo Iglesias la ha puesto él mismo con una carta de rectificación publicada en este mismo diario, en su blog, en la que aprovecha unas disculpas hechas con la boca pequeña para lanzar dardos contra eldiario.es, periódico digital que publicó el video y otras informaciones sobre Podemos, y contra su director Ignacio Escolar, acusándoles de no jugar limpio.

    No parece lo más adecuado que alguien que dice defender la libertad de expresión lance acusaciones veladas a un diario por publicar informaciones verídicas que no le gustan. La idea de “disparar al mensajero” es tan antigua como el propio periodismo pero sería deseable que Podemos evitara ese tipo de actitudes. Máxime cuando hablamos de un referente de la información digital progresista como eldiario.es y de un periodista con una trayectoria intachable como Ignacio Escolar que en su etapa como primer director de Público logró crear un espacio informativo imprescindible a la izquierda de El País.

    Por último falta saber cual será la estrategia de Podemos si finalmente se presentan a las elecciones y logran representación institucional. Mientras la principal de las acusaciones que desde las filas de Podemos se le hace a IU es la de ser comparsa del PSOE en las instituciones (como en el caso de la Junta de Andalucía), los de Pablo Iglesias no explican que harían ellos en una situación similar. ¿Pactarían con los socialistas o permitirían un gobierno conservador del PP? Antes de votar estaría bien saber que harían en ese caso. Solo de ese modo sabríamos si realmente podemos o no podemos.

    Podemos

    ]]>
    Xabel Vegas 2014-02-16 09:00:07
    Principio de incertidumbre - ¿Pablo Iglesias o IU? http://blogs.publico.es/jesus-moreno-abad/2014/01/17/pablo-iglesias-o-iu/ Pablo-lara

    Hay en la izquierda posmoderna tal vocación por hallar la alquimia del minimalismo militante que al final lo va a encontrar en su estado más puro. Es esa precisa obsesión por dividir el átomo en partes iguales, irreconciliables en su semejanza, hasta hallar por fin la deidad revolucionaria: el partido de masas sin masa alguna. Ése parece ser el sueño húmedo de todo nuevo revolucionario transformador: la soledad onanista del mitin para uno mismo, tocarse el aparato de partido en melancólico monólogo interior. Así que en respuesta al titular, espero que esta vez se acaben las pajas mentales y se pongan todos a follar.

    Se equivocaría gravemente Izquierda Unida si se queda fuera del movimiento aglutinador que pretende encabezar Pablo Iglesias. Demostraría una torpeza de vieja maquinaria oxidada. Al igual que sería un error imperdonable que el mediático politólogo y la gente que lo acompaña dejaran fuera a IU de cualquier iniciativa que busque una salida a la crisis por la izquierda. Es hora de olvidar las restas y forjar un nuevo ábaco que sume, hay que meter bolas en la famélica varilla que cuenta las centenas de millar de votos de la izquierda transformadora.

    La situación económica y social que ha dejado la crisis, con PSOE (primero) y PP (al cubo) desmembrando el Estado del Bienestar y con la población sometida a un sufrimiento miserable, demanda establecer una estructura de poder que aglutine a los desheredados, a los intelectuales, a los críticos y a los descontentos… una casa común donde todo aquel que quiera cambiar las cosas, militando o votando, se sienta cómodo.

    Y no nos confundamos, la idea no es nueva. ¿Qué es si no IU? La formación que dirige Cayo Lara nació precisamente con esa vocación: la de abrir un espacio común, de igual a igual con el PCE, para aglutinar las distintas sensibilidades de la izquierda transformadora (que debería apellidarse “pusilánime”, por su tendencia al desmayo y la sobreactuación cuando no se pone de acuerdo en una coma).

    Y sin embargo, IU no da más de sí. Al menos en las proporciones necesarias en lo que a apoyo popular se refiere. Inmerecidamente, seguro. Pero es así. Con el contexto más favorable para una formación de su perfil (tras seis años de una crisis que saldrá en los libros de Historia), su mejoría en las encuestas (las mejores que ha tenido) le sigue dejando a una distancia sideral del turnismo de PSOE y PP. Y, me apuesto lo que sea, que si no se consolida ahora, en cuanto el PSOE ponga un candidato joven, simpático (y vacío de contenido), vuelve a quedarse en los huesos su apoyo electoral. La realidad es que IU, a pesar de estar en todas las luchas y ser la única voz parlamentaria con un mensaje social diferente, no acaba de enganchar con la población. Y la oportunidad puede tardar décadas en volver a presentarse: la realidad es que en circunstancias así o el cambio de tendencia se produce a golpe de ilusión irrefrenable o no se produce. La oportunidad es histórica (miren Syriza en Grecia) y no se debería desaprovechar.

    Y aquí es donde entra Pablo Iglesias.

    No me negarán que entre el dequeísmo militante de Cayo Lara y el estilete mordaz de Iglesias, se queda uno con este último, pese al buen trabajo que ha hecho el coordinador de IU sacando a su formación de un pozo que la tenía al borde de la desaparición.

    Es Iglesias un tipo listo, sabedor de que, aunque no debería ser así, una sociedad que lee a Belén Esteban necesita élites intelectuales carismáticas para engancharla a un proyecto serio. No vale con tener un buen programa, hay que saber venderlo.

    Y Pablo Iglesias sabe venderse (en el buen sentido). Si no ya me explicarán como un profesor mileurista ha conseguido más presencia mediática que todo el equipo de comunicación de IU junto (que tampoco es un ejército, por otra parte). Aparece multiplicado en la televisión, incluso cuando la tienes apagada y con el cable desenchufado de la pared. Allí está Pablo siempre con aquello de que sus ideas no son tanto de extrema izquierda como de “extrema necesidad” (que viene a ser, salvando las distancias, el “yo por mi hija mato” de la princesa del pueblo).

    Y es que el hombre de la coleta y la barba sabe que el medio es el mensaje: bebe tanto de Gramsci como de la Esteban, si se me permite incidir con el dedo en el ojo. Porque aunque su bagaje intelectual es fuerte y comunica con aire de sabelotodo, luciendo en la solapa no sé cuántas matrículas de honor (su ombligo es grande, puede que también lo tenga recogido en coleta), en el fondo las ideas que presenta tienen el poder de la sencillez. Son píldoras directas para el espectador: sabe que habla para gente que intuye pero que no sabe. Así que nos brinda el resumen de un razonamiento complejo. Da munición verbal a aquellos que tienen en la punta de la lengua lo que quieren decir pero que no llegan a decirlo nunca, sometidos al mensaje dominante de los altavoces de PP y PSOE.

    Pero no debería equivocarse Iglesias respecto a IU. Vamos a insistir en esta idea. El día que anunció sus intenciones electorales, dijo que no comenzaría esta aventura sin unas 50.000 firmas de apoyo del colectivo social al que se dirige, cuyo epicentro es el 15-M y las mareas ciudadanas. Pues bien: IU roza los dos millones de votos. El único músculo electoral real que existe en la izquierda alternativa lo representa IU gracias a su trabajo, su contenido programático y su trayectoria histórica. Lo demás pueden ser sólo especulaciones o una fiebre de audiencia mediática pasajera.

    Por tanto, ambas partes deberían ser generosas. Las soluciones a los problemas concretos y los referentes ideológicos son los mismos, no va a haber ninguna diferencia y no hay motivo para disgregar el voto y perder poder: ambos movimientos están condenados a subirse a un proyecto común (al que debería unirse también Equo, Izquierda Anticapitalista –que parece estar metida con Iglesias- y tantos otros) . Nuevas siglas, con reparto igualitario de responsabilidades y donde nadie desaparezca como colectivo: IU no debe desaparecer nunca.

    Pero, eso sí, las viejas glorias de IU (desde Cayo Lara a Ángel Pérez, pasando por Willy Meyer y otros), siendo reconocidas en su trabajo, deben dejar paso a nuevos líderes con nuevas iniciativas (o no tan nuevas) y nuevos modos de comunicar. Y ahí debe estar gente como Iglesias, el profesor Juan Carlos Monedero, el propio Alberto Garzón y alguien que sería deseable y no parece querer meterse en arena: Ada Colau.

    Pues eso: muevan ficha y no se dediquen a cortar el átomo en partes iguales, aunque haya neutrones y protones que tienen que dejar ya paso a otros. Ánimo en tan quijotesca empresa.

    __________________________________________________________________

    Estoy en Twitter y Facebook

    __________________________________________________________________

    ]]>
    Jesús Moreno Abad 2014-01-17 07:01:06
    Redes de Cambio - Pasar a la acción http://blogs.publico.es/ines-sabanes/2013/11/27/pasar-a-la-accion/ En los últimos tiempos asistimos a una extensa y profusa información sobre el debate de las futuras primarias abiertas del Partido Socialista. No deja de sorprender que se sitúe el debate para futuras elecciones generales, es decir, en un horizonte temporal del 2015, teniendo en cuenta que en 2014 se producen unas elecciones al Parlamento Europeo de máxima importancia.

    Este debate “de futuro”, que obvia las decisiones a tomar en este momento, tiene un efecto doblemente perverso. Se  apuesta – de nuevo- por hacer de las Europeas un ensayo de las Generales, con lectura bipartidista y se rebaja con ello la entidad esta cita. Todo ello a pesar de haber vivido rescates, condiciones e imposiciones de la troika y sabiendo que el futuro de Europa depende en gran medida de la capacidad de su ciudadanía para defender un espacio de convivencia y derechos que se están destrozando con el triunfo de las políticas de recortes y de austeridad.

    En este marco el esfuerzo del sistema para salvarse a sí mismo es más que notable. Se buscan efectos de cambio pero sin cuestionar el sistema de partidos e institucional. Es decir, sin poner en entredicho el marco inalterable de la democracia representativa tal y como está concebida. Así, se abre paso a una estrategia lampedusiana de que el sistema cambie para que permanezca.

    Después de más de 30 años sin mover ficha y culpabilizar en exclusiva a la ley electoral de todos los males del sistema de la democracia representativa, se empieza a tomar conciencia de una obviedad. Este país ha tenido un grave problema de falta de proporcionalidad en la Ley electoral, ciertamente, pero ha arrastrado también un profundo inmovilismo que ha impedido cualquier ejercicio real de participación y control ciudadano más allá de elegir representantes cada cuatro años, en listas cerradas y bloqueadas.

    Ninguna ley impedía un ejercicio permanente de transparencia a los partidos o a las instituciones. Nada prohibía dar cuentas en tiempo real de los ingresos, gastos, créditos o financiación. Nada impedía consultar de forma permanente a lxs afiliadxs, simpatizantes, electores o ciudadanía sobre las decisiones a tomar y nada imposibilitaba haber abierto al control de la ciudadanía los procesos de deliberación tanto en múltiples causas como en la elección de los distintos cargos de representación.

    Este largo y férreo ejercicio de opacidad y blindaje no se resuelve con unas primarias abiertas si a continuación se mantiene intacto el sistema de representación en monopolio hasta las siguientes elecciones.

    No se trata solamente de renovar a los representantes o los llamados liderazgos en los partidos convencionales, sino de cambiar radicalmente las condiciones y el ejercicio de la representación.

    El salto cualitativo y de ruptura lo ha marcado ya la ciudadanía. Deben  existir garantías no sólo para participar y controlar el ejercicio de la política y la toma de decisiones, sino para el ejercicio de la democracia directa, es decir  para poder ejercer el voto de forma directa en todas las ocasiones que sea oportuno.

    Ya existen herramientas para hacerlo. La propuesta que desde Compromis EQUO  , llevamos a cabo con el #CongresoTransparente demuestra que es posible y accesible.

    Y, en este contexto, por  supuesto, las primarias abiertas, no deberían ser una excepción, sino la norma que, de forma natural y sin tanta sobreactuación, determinarán la voluntad y el derecho de afiliados,  electores y/o  ciudadanía para intervenir en la elección de aquellos que ejercerán la representación en los parlamentos.

    Las próximas elecciones europeas, son una prueba determinante de esta voluntad de cambio. El Partido Verde Europeo, al que pertenece EQUO ha optado por unas primarias abiertas paneuropeas https://www.greenprimary.eu para la elección de sus representantes a la presidencia de la Comisión Europea. El debate en estas primarias vincula a la ciudadanía de los distintos países a contrastar propuestas y a construir alternativas desde abajo capaces de confrontar con los gobiernos que en el Norte o en el Sur se han sometido a los dictados del mercado frente a las necesidades de las personas.

    Y también decidiremos por primarias abiertas las listas de EQUO en nuestro país para el Parlamento Europeo https://unete.partidoequo.es/primarias. No hay improvisación en ello ni golpes de efecto. Se trata de aplicar dentro lo que proclamamos hacia fuera. Es decir, hacemos lo que decimos.

    Las primarias abiertas a la ciudadanía son en este momento una condición imprescindible pero no suficiente. El objetivo es la superación de un sistema cerrado de democracia representativa hacia un modelo donde la transparencia y el control ciudadano, así como el ejercicio de la democracia directa, permitan recuperar la capacidad de toda la sociedad. Permitan intervenir en aquellos temas que tienen efectos sobre sus propias vidas y que garanticen  poner el interés común por encima de las presiones de los grupos de poder. Por ello hay que pasar a la acción. No hay excusas. Es el momento de hacer las cosas de otra manera. Y en EQUO lo estamos haciendo.

     

    ]]>
    Inés Sabanés 2013-11-27 12:30:44
    The Daily Weekly - TDW 20 – Infanticidio real http://blogs.publico.es/the-daily-weekly/2013/10/27/tdw-20-infanticidio-real/

    Vídeo: TDW 20 - Infanticidio real

    ]]>
    Opinión 2013-10-27 09:01:22
    Antonio Arráez - La historia del mal estudiante que llegó a Premio Nobel http://blogs.publico.es/antonio-arraez/2013/09/16/la-historia-del-mal-estudiante-que-llego-a-premio-nobel/ “Confieso paladinamente que del mal éxito de mis estudios soy el único responsable. Mi cuerpo ocupaba un lugar en las aulas, pero mi alma vagaba continuamente por los espacios imaginarios (…) en mi desdén por el estudio entró por algo el sistema de enseñanza y el régimen de premios y castigos usados por aquellos padres Escolapios (…) El suspenso parecía irremisible. Mas a fin de parar el golpe, si ello era posible, mi progenitor buscó recomendaciones para los catedráticos del Instituto de Huesca, a quienes incumbía la tarea de examinar en Jaca. Precisamente uno de ellos era don Vicente Ventura, gran amigo suyo. Este redentor mío estaba agradecido y obligado a las proezas quirúrgicas de don Justo, por haber sanado a su mujer de gravísima dolencia que exigió peligrosa intervención. Llegado el examen, propusieron los frailes, según era de prever, mi suspensión; pero los profesores de Huesca, apoyados en un criterio equitativo, y recordando que habían sido aprobados alumnos tan pigres o más que yo, aunque bastante más dóciles, lograron mi indulto. “
    Corría 1861 cuando el protagonista de esta historia llegó a Jaca de la mano de su padre. Tenía diez años y era un niño travieso, díscolo, inquieto. Solo se tranquilizaba pintando. Quién sabe si en nuestros días lo hubieran calificado de hiperactivo. Su progenitor, médico de profesión, estaba harto de sus diabluras y decidió matricularlo en un colegio de los padres Escolapios que tenía fama de excelencia educativa en latín, al tiempo que lograban domar a los estudiantes más problemáticos. El padre animó al director del colegio a que fueran severos con su hijo y que le aplicaran sin contemplaciones los castigos que mereciera. El director del colegio se comprometió a hacerlo, e inmediatamente llamó al padre Jacinto. Antes de marcharse el padre también advirtió al director de que el niño no andaba bien de memoria y que le dejaran expresarse cuando le preguntaran la lección. “De concepto lo aprenderá todo; pero no le exijan ustedes las lecciones al pie de la letra”. En esto no le hicieron caso y los castigos y las humillaciones fueron continuas desde el primer día de clase.
    El niño se llevó mal con el latín, la filología y la gramática y peor con los padres Escolapios. Los castigos no eran efectivos y el padre Jacinto decidió un ayuno diario que el estomago del niño terminó también por asumir. Ante el fracaso de los frailes y asustados por el estado famélico con el que el niño regresó al pueblo en verano, sus padres decidieron que el siguiente curso el niño iría a un instituto de Huesca. Como castigo, el padre decidió que compaginaría sus estudios con un trabajo de aprendiz de barbero. El siguiente curso el niño no mejoró. Su padre lo volvió a castigar colocándole de aprendiz de zapatero con un severo artesano que le hacía dormir en un desván lleno de ratas. Pasó un año entero hasta que le dio de nuevo la oportunidad de volver a los estudios. Con doce años el niño intentó cambiar de actitud y se aplicó en los estudios aun sin renunciar a sus viejas andanzas como el día en que se topó con una valla recién pintada y no pudo evitar hacer una caricatura de su profesor, con la mala suerte de que al maestro le gustaba pasear y se topó con el alumno y su obra.
    Finalmente, y a pesar de sus diabluras el niño se matriculó, con dos años de retraso respecto a sus compañeros de promoción, en la Facultad de Medicina de Zaragoza y en 1906 le concedieron el premio Nobel de Medicina. Se llamaba Santiago Ramón y Cajal. Lo que nos queda.

    ]]>
    Antonio Arráez 2013-09-16 16:31:06
    Al sur a la izquierda - Ha sabido estar pero no ha sabido irse http://blogs.publico.es/antonio-avendano/2013/05/23/ha-sabido-estar-pero-no-ha-sabido-irse/ Andalucía cambia de Defensor del Pueblo. Y lo hace con ruido, provocado por el propio titular de la institución. El cura Chamizo, tan querido por todo el mundo, deja el cargo tras ocuparlo con honorabilidad y eficacia durante 17 años; se va porque lo echan, aunque también es cierto que estaba en funciones desde hace 14 meses porque su tiempo oficial de Defensor había prescrito sin que el Parlamento de Andalucía hubiera logrado reunir los tres quintos necesarios para renovarle otro mandato. Sí ha reunido, en cambio, la unanimidad para que se marche: el PP nunca lo ha querido, y no porque a la derecha no le gusten los curas, sino porque los curas que le gustan no se parecen nada a Chamizo; Izquierda Unida lo ha mirado muchas veces con recelo, y no porque a Izquierda Unida no le gusten los rojos, sino porque los rojos que le gustan no se parecen demasiado a Chamizo; y el PSOE…, bueno, el PSOE siempre fue su primer valedor, pero lo fue en tiempos de Manuel Chaves, no en tiempos de Griñán, o no al menos con la misma calidez y el mismo énfasis que entonces.

    Todo conspiraba para que Chamizo concluyera su brillante etapa de Defensor del Pueblo. Conspiraba el largo tiempo que llevaba ocupando el cargo; conspiraba la aritmética parlamentaria; conspiraba el cansancio institucional; conspiraba su independencia públicamente insobornable; conspiraban sus agrios pero merecidos reproches a los políticos; conspiraba la conveniencia de la izquierda gobernante de alcanzar algún acuerdo con la derecha en la oposición; y conspiraba la necesidad de la derecha en la oposición de demostrar que es lo bastante flexible y civilizada para pactar con toda naturalidad con el rojerío que gobierna en Andalucía.

    El sustituto de Chamizo será, además, Jesús Maeztu, hasta ahora Comisionado para el Polígono Sur: gran elección por lo que toca a Andalucía, dado que Maeztu es prácticamente un Chamizo con otro nombre, y gran lección por lo que toca a España, donde el PP colocó de defensora a Soledad Becerril, militante, dirigente, diputada, senadora y alcaldesa del partido.

    La única estridencia en el recambio de Chamizo han sido las feas palabras del propio defensor, quien, en unas declaraciones a la cadena SER Andalucía, ha atribuido su defenestración a “la chica que está en Presidencia”, en alusión a la número dos del Gobierno Susana Díaz, y “a algún psicópata del PP”, en alusión no se sabe exactamente a quién. Chamizo, que tan bien ha sabido estar en el cargo, no ha sabido irse de él. El cura gaditano, que tanto y con tan buenas razones ha criticado a los políticos, se ha comportado en su despedida como uno de ellos, y no precisamente como uno de los mejores. De hecho, ya se equivocó Chamizo cuando, al expirar el plazo oficial de su cargo 14 meses atrás, mandó a todo el mundo el impúdico mensaje de que no quería marcharse. La política lo puso legítimamente y la política lo quita legítimamente. Tal vez no sea bueno para la institución que Chamizo se haya marchado, pero con toda seguridad es bueno para él, aunque él mismo todavía no lo sepa. 17 años de ejercer la política casi habían hecho de él el político que nunca quiso ser. Unos pocos años más y lo habrían conseguido.

    ]]>
    Antonio Avendaño 2013-05-23 11:41:27
    El mapa del mundo - La ultraderecha suiza ataca de nuevo http://blogs.publico.es/elmapadelmundo/601/la-ultraderecha-suiza-ataca-de-nuevo/ lugano1

    De los creadores de Expulsa a la oveja negra o Las inmigrantes no son como las suizas, llega ahora Estamos en bragas. El partido ultra Unión Democrática de Centro (UDC) del cantón de Lugano ha vuelto a hacer gala de su racismo y xenofobia de cara a las próximas elecciones municipales, con una campaña en la que pretende demostrar lo bien que se vivía hace 20 años y lo mala e insegura que se ha vuelto esta región suiza por culpa de la inmigración, que además le roba los puestos de trabajo a los autóctonos.

    El discurso, por lo tanto, es el mismo de siempre, sólo que al tratarse de de un cantón fronterizo con Italia (y de mayoría italoparlante) está especialmente dirigido a los emigrantes italianos, que según el partido de extrema derecha ocupa 8.000 puestos de trabajo en el sector servicios.

    La UDC se hizo famosa por sus campañas agresivas en las elecciones generales de 2007, cuando en coalición con el Partido Popular suizo (SVP) consiguió el 29% de los votos. Sobre todo con su juego para echar a las ovejas negras que llegaban a Suiza en autobús y por la campaña con el mismo aspecto que después fue copiada por los partidos ultras españoles para manifestarse contra la inmigración.

    cartelesudcsvpDaniel del Pino

     

    ]]>
    Internacional 2013-03-26 13:40:22
    Por fin es viernes - El hombre tranquilo se cabrea http://blogs.publico.es/manuel-gutierrez-garzon/2012/12/28/el-hombre-tranquilo-se-cabrea/ Quizá no haya muchos que conozcan la pieza narrativa que dio origen a una de las más hermosas películas de John Ford, El hombre tranquilo, ahora editado en castellano por primera vez por la editorial Reino de Cordelia. Sin embargo, su autor, Maurice Walsh, fue un excelente escritor irlandés —tierra de grandes escritores—, muy comprometido con la causa nacional de su país. La lucha de liberación es precisamente uno de los hilos conductores de la colección de historias de las que forma parte El hombre tranquilo.

    Javier Reverte ha escrito un notable prólogo para esta novela, que acaba de aparecer en las librerías españolas después de que hayamos disfrutado tanto de la película a la que dio origen. Y nuevamente se planteará la vieja cuestión: ¿qué prefiere usted, el libro o la película? Y siempre se podrá contestar con aquella conversación entre las dos cabras que se estaban comiendo la cinta de celuloide de una película. ¿Te gusta?, pregunta una. Y la otra contesta. Sí, pero estaba mejor el libro.

    La versión fílmica de El hombre tranquilo obvia el entorno nacionalista del protagonista, y se centra en otro tipo de combate, el de la dignidad del acosado y humillado. Seguramente, en el contexto de todas las narraciones que conforman el libro unitario Green Rushes —traducida al español bajo el título de su historia más conocida, El hombre tranquilo—, el pasado nacionalista de Sean Thorton (John Wayne en la versión cinematográfica) es fundamental para entender el personaje.

    John Ford deja ese tema de lado, y nos cuenta la historia de un boxeador (John Wayne) que se retira del ring por haber matado fortuitamente a su contrincante en el transcurso de un combate pugilístico (cosa que no está en la novela). Sean Thorton vuelve a su Irlanda natal para convertirse en un ciudadano pacífico y tranquilo. En su nueva vida se enamora de una chica pelirroja y valiente (Maureen O`Hara). Pero sufre el acoso, el desprecio y la ofensa pública del matón del lugar, que —¡oh eterno melodrama!— no es otro que el hermano de la mujer amada.

    Pero a lo que íbamos. Tanto en la historia fílmica como en la escrita, se nos cuenta la historia de un hombre pacífico, es más, de un hombre cansado de la lucha por la vida, y que solo quiere que le dejen en paz. Un jubilado, vamos. Pero, ¿puede uno permanecer pasivo si todos los días se sufre un deterioro, una humillación? El gran hallazgo de Ford fue mostrar que el primer indignado por la mentira, la ofensa y la ignominia es un miembro de la familia: su mujer. Es ella la que desprecia a su propio marido y le abandona.

    Ford cuenta una hermosa historia de amor, y del estallido de ira producido por el sentimiento de pérdida. La paciencia del Hombre Tranquilo se acaba no porque a él se le agote, sino causada por el desprecio del ser querido.

    El autor de la novela acusó a Ford de tergiversar su relato —además, se sentía mal pagado ante el éxito mundial de la versión cinematográfica—. Y es verdad que la concepción del personaje de Sean Thorton es distinta y distante en la novela y en la película. A uno le costaría aceptar un John Wayne como radical irlandés miembro del IRA —aun del IRA pre independencia—, lo que es precisamente el personaje en la novela. Pero a veces las circunstancias políticas ponen de acuerdo lo imposible, e igual cabreo estalla en dos personajes que son el mismo, pero que no lo sabían.

    Pero estas cosas solo pasan en la ficción del cine o la novela, ya se sabe.

    ]]>
    Opinión 2012-12-28 08:50:57