Diario Público http://blogs.publico.es/ Columnas y Blogs del Diario Público Balagán - Suspendidas las ‘negociaciones’ http://blogs.publico.es/balagan/2014/04/25/suspendidas-las-negociaciones/ Después de más de cinco horas de reunión, el gabinete de seguridad israelí, presidido por Binyamín Netanyahu, acordó ayer suspender las “negociaciones” con los palestinos.

La decisión sigue al acuerdo de reconciliación que el miércoles firmaron la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) y el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas), un acuerdo que será muy difícil de aplicar.

En realidad, la decisión del gobierno israelí no tendrá ninguna repercusión en las “negociaciones” de paz, puesto que estas no son más que una mascarada que sirve de pantalla para seguir expandiendo las colonias judías en los territorios ocupados.

El presidente Mahmud Abás lleva diez años en el poder, durante los que prácticamente ha hecho todo lo que le han pedido Israel y Estados Unidos, y las “negociaciones” no han avanzado ni un milímetro; al contrario, en esta década las cosas han ido a peor y seguirán por el mismo camino a no ser que la comunidad internacional tome cartas en el asunto, lo que no parece que vaya a ocurrir.

En el gabinete israelí hay una mayoría de ministros contrarios a la paz, y cualquier pretexto es bueno para continuar con la política de siempre.

El acercamiento entre la OLP y Hamas, si se consuma, que no está nada claro que vaya a consumarse, no tendrá ninguna incidencia en las “negociaciones”, ya que las “negociaciones” existentes son pura ficción y unas negociaciones reales no dependen en ningún caso de los palestinos sino de Estados Unidos y la UE, y estos no parecen estar por la labor.

Mientras tanto, la vida sigue igual y ayer mismo 55 prisioneros palestinos que se encuentran en la cárcel israelí de Meguido iniciaron una huelga de hambre. Se trata de prisioneros en situación de “detención administrativa”, es decir que ni siquiera se les ha comunicado por qué están detenidos, y mucho menos han asistido a un juicio.

]]>
Eugenio García Gascón 2014-04-25 09:35:02
Dominio Público - Cuando los Pokémon eran solo monstruos http://blogs.publico.es/dominiopublico/9817/cuando-los-pokemon-eran-solo-monstruos/ Todas las mañanas, además de un café con algo, los gallegos nos desayunamos alguna trapisonda municipal. Una de las últimas, la de la actual portavoz del PP de Galicia, Paula Prado, que se jactó de haberle colado a su alcalde, cuando ella era concejala en Santiago, una factura de 11.000 por algo que costaba 8.000. El alcalde es de su partido. Igual que el concejal del que acaba de saberse que llamó a la empresa concesionaria del servicio de aguas para decirles que tenía 50.000 euros y ofrecérselos para que hiciesen “una mierdecilla de saneamiento por ahí”.  En la corporación compostelana, que ya había tenido que sustituir al anterior alcalde del PP, Gerardo Conde Roa, por defraudar 291.000 euros a Hacienda, prácticamente todos los ediles conservadores están imputados judicialmente. Para equilibrar, a la vez nos enteramos de que, según las conclusiones del Servicio de Vigilancia Aduanera, Francisco Fernández Liñares, ex hombre orquesta del Gobierno socialista de Lugo, tiene un patrimonio oculto de unos 400.000 euros. El informe de Aduanas sobre su tocayo y compañero de partido, el exalcalde de Ourense Francisco Rodríguez, le calcula unos ingresos en efectivo por sobornos y comisiones en cinco años de 283.000 euros.

Estas son, de momento, los últimos misterios del rosario Pokémon que desgrana la titular del juzgado de instrucción número 1 de Lugo, Pilar de Lara. El sumario, por cohecho de representantes municipales en esa ciudad y en la de Ourense, lleva un centenar de imputados y dos subtramas (Manga en Santiago y Pikachu en A Coruña). 122 tomos (de momento) que suman unos 33.000 folios. Más que una jueza, De Lara es una Sherezade de la narrativa en papel de oficio, a la que una cosa le lleva a la otra. No sé si la jueza era consciente de ello al bautizar la operación, pero al igual que en la serie de dibujos japonesa, cada encausado evoluciona hacia un ser más estrambótico y con mayores poderes (de presunta corrupción) en cuanto se pone a actuar. Todo el mundo, jurídico y político, es consciente de que el sumario habrá que cerrarlo y trocearlo, pero también de que si no fuese así, el hilo de la instrucción podría desenrollarse e irse enhebrando hasta el infinito y más allá. Porque Pokémon, sintiéndolo mucho por los degustadores de tópicos, no ha destapado la corrupción gallega, ni el caciquismo rural, ni el bandolerismo en las serranías (aunque eso creo que no es gallego).

Lo que ha hecho es aflorar, en Galicia, una pequeña parte de la corrupción que se produce habitualmente entre la intersección hispana de empresas privadas y organismos públicos. Pequeña en sentido absoluto porque, siendo objetivos y/o cínicos, las cantidades que se barajan no son desmesuradas (estamos hablando de instituciones y de sociedades modestas). Y pequeña en términos relativos porque, contra lo que se suele invocar acerca de la escasez de manzanas podridas y de ovejas negras, los canastos de las instituciones están llenos de frutos averiados y las ovejas blancas parecen las menos comunes en los rebaños partidarios. Como le espetó en el interrogatorio el presidente del hasta entonces respetable grupo Vendex (una de las principales empresas implicadas), Gervasio Rodríguez Acosta, a la jueza: “¿Señora, cómo se cree que se hacen los negocios en España?”

Si el lector/lectora es tan ingenuo como su señoría, el método que describe el sumario es sencillo. Conseguir la adjudicación de una concesión untando a quien la otorga. Para que esto funcione se necesita, claro, que se realicen concesiones y se privaticen los servicios. En teoría, parece difícil que si algo no es rentable en manos públicas, menos todavía va a dar beneficios en manos privadas. En todo caso, todo dependerá del gestor de la empresa, no de la propiedad, como ya sabía Chesterton cuando decía que un propietario es posible que tenga más éxito si siente afición por sus negocios, aunque suele tenerlo aún más si tiene el sentido común de dejarlos en mano de alguien que sepa de negocios. En la práctica, por ejemplo, el coste medio del mantenimiento del servicio de aguas es más caro allí donde está externalizado que donde sigue estando en manos municipales.

El otro método de obtener dinero sin los molestos efectos colaterales de trabajar es extraérselo a las administraciones mediante una variedad de sistemas que no dejan de ser aplicaciones del dicho mexicano “yo no quiero que me den, sino que me pongan donde hay”. Este método exige una actitud emprendedora y proactiva, y hay variedad de ejemplos. Quizás el más conocido sea el caso Nóos y, last but not least, el de los cursos de formación de la patronal madrileña.

En este último asunto, independientemente del curso penal que tome, parece que es legal y/o habitual que el dinero que las administraciones asignan para formar profesionalmente a los ciudadanos se destine a pagar sueldos de 120.000 a 385.000 euros a directivos de asociaciones privadas. Nada nuevo bajo el sistema solar de las subvenciones, tan criticado por sus beneficiarios. Ya hace décadas, en la confederación empresarial gallega, bajo el mandato de un presidente especialmente crítico con el sector público y la actividad sindical, se detectó un abismo financiero de mil millones de las entonces pesetas en el que se habían precipitado ayudas a la formación y subvenciones de varios tipos. (Tampoco eso tenía nada que ver con el caciquismo, ni con lo rural, y sí algo más con el bandolerismo, pero no serrano).

Igual que los adalides del neoliberalismo lo ven perfectamente compatible con cobrar del dinero de la protección social, también los políticos justifican los deslices de sus correligionarios. “Eso no es corrupción. Hay diferencia entre pedir o recibir dinero y un enchufe”, defendió a los suyos el presidente de Galicia y del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo, citando sin saberlo a Pablo de Tarso cuando decía “es más felicidad dar que recibir” (Hechos de los apóstoles, 20:35). De la misma forma que se extrañaba en su día el abogado de Francisco Correa, Luis de Miguel Pérez, de la catadura moral de su representado: “¿Cómo iba a pensar yo que había negocios turbios cuando Correa tenía en su despacho una bandera de España y otra del PP?”, sin reparar en el detalle de que era el administrador único de cuatro de sus principales empresas, y en su caso no tenía, como la Infanta Cristina, la excusa de que estaba casado con él y firmaba por amor todo lo que le ponía por delante.

En el caso de los políticos –y ya puestos, en el de los dirigentes empresariales, que también son cargos electos, y también suelen mantenerlos pese a todo– la indignación generalizada y sin matices que suscitan es para recordar aquello que tanto extrañaba a Alberto Moravia de que los votantes no se sientan responsables de los fracasos del Gobierno que han votado. El hombre es único animal que tropieza dos veces con la misma piedra y el elector, el único que se la lleva para tropezar a gusto cada vez que se lo piden. Como se le escapó al actual presidente de Colombia cuando todavía no lo era y defendía la reelección de su predecesor, Álvaro Uribe: “Si hubo cohecho o no hubo cohecho, eso no invalida el número de votos que fueron depositados a favor de la corrupción… a favor de la reelección”.

Nosotros lo sabemos y lo que es peor, ellos también. En plena instrucción del sumario Pikachu, el alcalde coruñés ha mostrado públicamente su confianza en que las imputaciones a miembros de su Gobierno no afectarán al PP en las municipales porque “los ciudadanos en lo que de verdad piensan es en cómo les ha ido a ellos”. Quizá Negreira, que nació en Rio de Janeiro en 1960, recrea en su inconsciente a Ademar Pereira de Barros, un famoso político brasileño entre los años 50 y 70, varias veces candidato a la Presidencia, que llegó a asumir como propio el eslogan: “Ademar rouba, mas faz” (Ademar roba, pero hace).

]]>
Opinión 2014-04-25 08:42:37
El mundo es un volcán - La ‘drôche’ de Hollande-Valls; ni izquierda ni derecha, sino todo lo contrario http://blogs.publico.es/elmundo-es-un-volcan/2014/04/25/la-droche-de-hollande-valls-ni-izquierda-ni-derecha-sino-todo-lo-contrario/ Drôche es un híbrido de droite y gauche , derecha e izquierda, un palabro que encaja como anillo al dedo con la claudicante línea política de François Hollande y que cobra fuerza en el diccionario político francés.

Hoy por hoy, hay más dro que che. Y eso que el presidente y líder del PS, histórico gran partido de la izquierda francesa, llegó al poder enarbolando la bandera de un giro progresista que cuestionase el pensamiento único de austeridad, recortes y disciplina fiscal impuesto por Berlín y Bruselas.

No es de extrañar que, ante una deriva que se traduce en la sumisión a la UE, el cortejo a los empresarios y el castigo a las clases media y baja, Hollande fuera increpado el miércoles allá donde, dos años antes, era aclamado como la gran esperanza de la izquierda para derrotar a Nicolas Sarkozy. Ocurrió en la localidad natal del histórico líder socialista Jaurès, asesinado hace 100 años, tres días antes del estallido de la Primera Guerra Mundial. No le quedó otra que poner cara de póker y defender lo indefendible ante quienes le exigían el cambio ya o le escupían que Jaurès no habría actuado como él y debe de estar revolviéndose en su tumba.

El nombramiento de Manuel Valls como primer ministro para que aplique, caiga quien caiga, la dura medicina inevitable para controlar el déficit, consolida un viraje que socava la estrecha frontera del PS con la derecha de toda la vida. Tras la estrepitosa derrota en las municipales, cuestionado en su propio partido y hundido en las encuestas, Hollande se ha encomendado al político más popular del país, su gran rival interno de cara a la reelección y que le saca más de 40 puntos en los sondeos gracias a un populismo conservador con algunos tintes reaccionarios, impropios de cualquier socialdemócrata (y no digamos ya socialista) que se precie.

Está por ver si la jugada permite remontar al presidente o si, por el contrario, el milagro Valls estalla también como una pompa de jabón. No es lo mismo ganarse el aplauso fácil de quienes, en época de vacas flacas, ven en la inmigración una amenaza que aplicar el paquete de medidas que, durante al menos tres años, afectará al bolsillo de los ciudadanos –incluidos los pensionistas y los funcionarios-, a la cohesión social y al aún excelente pero muy caro de sostener Estado del bienestar.

Los únicos beneficiarios serán las empresas, por aquello de que en sus manos está la creación de empleo, que en Francia sufre una tasa que ni siquiera llega a la mitad de la española, pero que, aun así, se considera un drama nacional. De no ser por el coste social o económico brutal de esos eufemismos llamados Programa de Estabilidad y Pacto de Responsabilidad y Solidaridad, los dolorosos recortes previstos para el período 2014-2017 serían innecesarios. Pero Hollande se muestra tan convencido de que ha tomado la senda correcta, de que no le quedaba otra opción, que se ha comprometido a no presentarse a la reelección si su plan de choque no reduce al menos el paro de forma sustancial.

Quizás se pueda inventar una palabra en castellano que funda también los conceptos de izquierda y derecha, pero izquiecha o derizqui carecen de la sonoridad de drôche. El término le cuadraría al Zapatero que, en 2010, renunció a las teóricas señas de identidad económicas del PSOE, con lo que traicionó su programa y a sus votantes sin que, ni siquiera, pudiera evitar un batacazo del que aún no se ha recuperado. La parte izqui se centró en avances sociales como la ley de plazos del aborto que la regresión del PP sitúa hoy en su justo e importante lugar.

El PSOE (pariente cercano del PS francés) vuelve a ser hoy de izquierdas, incluso en el aspecto económico, y apuesta a voz en grito por la solidaridad y la disminución de las desigualdades, porque paguen más los que más tienen, por proteger a las víctimas de la crisis, por salvaguardar el tambaleante Estado del bienestar . Este regreso a las raíces se explica, no tanto porque una iluminación haya derribado del caballo al partido en el camino de Damasco, sino porque ahora está en la oposición, sin responsabilidades de Gobierno, en ese momento mágico en el que hay vía libre para hacer promesas y criticar al adversario, aunque te puedan sacar los colores y recordarte lo que no hiciste cuando podías hacerlo. Sin embargo, dado que no se ha producido una auténtica renovación interna y que, en buena medida, el control lo siguen teniendo los de siempre, aún no se ha ganado el derecho a recuperar la credibilidad perdida.

La principal baza del PSOE para reconquistar el poder (algo imposible sin pacto con las fuerzas a su izquierda), o para avanzar hacia él en las próximas elecciones europeas, estriba en que, pese a todo, sigue siendo el núcleo de cualquier alternativa a la hegemonía del Partido Popular. Éste, con Rajoy, ha batido todos los récords de incumplimientos de programa y ha hundido aún más al país en el pozo del retroceso social, el empobrecimiento y un desempleo sin apenas parangón en el planeta. Por eso el PSOE, aunque tocado, no está hundido.

Cuando Zapatero giró abruptamente en 2010 hacia el pragmatismo (léase derecha), apenas hubo contestación interna. Tampoco la hay ahora en un PP en el que, más que discrepancias de fondo, solo afloran a veces con timidez algunas sensibilidades levemente diferentes en cuestiones secundarias. Las reticencias tímidas aisladas al proyecto de ley del aborto constituyen el ejemplo más significativo de estas excepciones a la regla que impone la obediencia incondicional. En España se estila cerrar filas, la unanimidad y la sumisión que favorecen un sistema electoral que deja las listas de candidatos en manos de las cúpulas de los partidos.

En Francia las cosas son algo diferentes. Hollande no tiene tanto poder como para imponer su voluntad en el PS sin que nadie rechiste. La derrota humillante en las municipales hizo mucho daño, dejó demasiados alcaldes y otros cargos del PS sin su poltrona o su desahogado medio de vida. El poder reticular del partido, que se extiende por todo el Hexágono, sufrió un golpe del que le costará recuperarse, y que amenaza con prolongarse hasta las próximas legislativas.

Hay muchos dirigentes y diputados furiosos que consideran que el culpable del desastre es el presidente y se resisten a suicidarse con él. De ahí que el nombramiento de Valls (toda una declaración de principios) y el anuncio de la medicina dura que aplicará hayan suscitado una contestación interna visible con la rebelión de un tercio de los parlamentarios del partido y la presentación de alternativas al plan oficial para la recuperación económica y el cumplimiento del objetivo de déficit.

Sin cuestionar el objetivo final, estas iniciativas tienen una carga ideológica más a tono con el alma del PS, y pretendían alcanzar un punto de equilibrio que salvaguardase el gasto social y protegiese a los sectores más desfavorecidos de la sociedad. Se trataba, no tanto de eliminar los recortes, como de distribuirlos de una forma más solidaria (¿más de izquierdas?), sin hacer pagar la factura a jubilados, funcionarios y beneficiarios de prestaciones sociales; de proteger los ingresos bajos, de no mimar con una reducción de impuestos tan grande a las empresas; de no lesionar servicios esenciales como la sanidad; de retrasar el plazo para cumplir con la exigencia de la UE de reducir el déficit. Los rebeldes apostaban por el consenso es posible, por aliviar el impacto social y encontrarse a mitad de camino.

Hollande, Monsieur Normal (y su circunstancial lugarteniente Valls), tantas veces errático y dubitativo, tan poco propenso al enfrentamiento y tan dispuesto siempre al consenso para evitarlo, se ha movido estos días para evitar el papelón de que sus propuestas sean rechazadas en la Asamblea Nacional la próxima semana. Pero aunque Francia no sea España, la sangre no ha llegado al río, y los planes del Gobierno se han mantenido sin alteraciones sustanciales. Hasta ahí ha llegado la fuerza de carácter del presidente, justo cuando ceder un poco no habría sido muestra de cobardía, sino de coherencia ideológica.

La sangre no ha llegado al río, porque a nadie le interesa la ruptura en víspera de las elecciones europeas de mayo. Se diría que lo importante es salvar la cara y vender a los votantes la idea de un alma doble del PS: la de Hollande y Valls (la más droite), tan pragmática y dispuesta a las concesiones que incluso cultiva en ocasiones al electorado de la ultraderechista marine Le Pen; y la que representan los diputados discretamente rebeldes (la más gauche), que propugna la conservación matizada de las viejas señas de identidad.

Paradójicamente, con esta tempestad en un vaso de agua se puede limitar el hundimiento del PS que los sondeos, por efecto del negativo efecto Hollande, pronostican para mayo, y que incluso sitúan a los socialistas por detrás de la derecha de siempre (UMP) y de la más ultra (el Frente Nacional), no necesariamente en ese orden.

Hay en juego algo muy importante: un pésimo resultado del PS comprometería la victoria socialista en el conjunto del Parlamento Europeo y la elección como presidente de la Comisión Europea de Martin Shultz. Y Shultz –conviene recordarlo- sería el único que podría proporcionar a Francia el lenitivo para cumplir de manera más relajada con la disciplina dura de la UE. Justo lo que necesitan Hollande, Valls y los rebeldes para limar asperezas y que el tratamiento de choque resulte menos traumático.

]]>
Luis Matías López 2014-04-25 07:07:12
Pensamiento crítico - El nacionalismo españolista como causa de la ruptura de España http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2014/04/25/el-nacionalismo-espanolista-como-causa-de-la-ruptura-de-espana/ Vicenç Navarro
Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra

El día 8 de abril de este año fue un día importante en la historia de España. Una delegación del Parlament catalán, siguiendo las leyes del país, pidió a las Cortes Españolas que delegaran al Parlament de Catalunya la potestad de convocar una consulta al pueblo catalán para que este se pronunciara sobre distintas alternativas de articulación de Catalunya con el resto de España. Aunque predecible, las declaraciones de gran parte de los representantes políticos, y muy en particular de los representantes de las derechas españolas, fueron características del nacionalismo españolista, expresado en su forma más autoritaria y antipática, que gran número de catalanes encuentran ofensiva. Y no utilizo el adjetivo de españolista como un término peyorativo (como tampoco el ampliamente utilizado término catalanista lo es). Defino como nacionalismo españolista a aquellos que tienen una visión uninacional de España, excluyente de otras naciones que la componen, que pudieran estar unidas por un acto voluntario expresado por referéndum. Esta visión españolista está reflejada en el Estado español actual.

Esta visión del nacionalismo españolista alcanzó su máxima expresión durante la dictadura, de cuyo estamento e ideología departe el Partido Popular, dirigido por el Sr. Rajoy. Este partido nunca (repito, nunca) ha denunciado públicamente aquel régimen dictatorial, ubicándose dentro del espectro político europeo en la ultraderecha. Su discurso consistió en utilizar la Constitución como arma para decirle al Parlament catalán que ni pensarlo. El pueblo catalán no tiene derecho a ser consultado en un referéndum, y no puede votar sobre su futuro y su articulación con el Estado español. Con razón, el parlamentario de las Cortes del partido independentista (ERC) le dio las gracias al Sr. Rajoy, pues el PP es la mayor fábrica de independentistas en Catalunya. El rechazo hacia el fascismo (que es el término científico que debería utilizarse para definir la ideología que caracterizó a la dictadura. Ver mi artículo “Franquismo o fascismo” en Público, 09.07.13) en Catalunya es extenso debido a su memoria histórica, pues además de la opresión de clase hubo la opresión de nación. Y este rechazo incluye a sus herederos. El PP es un partido minoritario en Catalunya.

La segunda voz de este españolismo fue la de Rosa Díez y UPyD, que representan su versión más agresiva, y cuyo nivel expositivo es limitado, apoyándose en hechos falsos fácilmente comprobables. Quisiera aclarar que no estoy acusando a tal representante de mentir, pues mentir es asumir que el que miente conoce la verdad, lo cual raramente ocurre en esta persona. La ligereza en los datos que utiliza es bien conocida lo cual explica su escasa credibilidad. No es cierto, por ejemplo, que la Corte Suprema de EEUU le haya dicho al Estado de Texas que no puede independizarse o que el estado de Texas no puede hacer una consulta (tal como la Sra. Rosa Díez indicó). La confusión de este personaje político alcanza niveles denunciables. Es sorprendente que intelectuales como Fernando Savater o Francesc de Carreras, seguidores de esta dirigente política, no denuncien tales comportamientos. Por cierto, otros dirigentes, además de Rosa Díez, hicieron errores semejantes. No es cierto que no haya Estados federales que no permitan consultas y/o referéndums de autodeterminación. EEUU es un ejemplo que sí los permite. Y tampoco es cierto que no haya Estados soberanos pero no independientes que no puedan independizarse. Puerto Rico, entre otros, es un ejemplo de ello.

Los nacionalistas españolistas así como los nacionalistas catalanistas y los independentistas quisieron acentuar que el debate se centraba en independencia sí o independencia no de Catalunya. Ahora bien, como bien dijo el representante de Izquierda Plural, el Sr. Joan Coscubiela, este no era el eje central de la proposición que se estaba discutiendo: el tema central era si el pueblo catalán podría o no ser consultado sobre su futuro. Y la respuesta del nacionalismo españolista fue un rotundo NO.

Pero sorprendió también Rubalcaba, que inició su discurso con una declaración que inmediatamente trasladó el debate a un nivel erróneo e incorrecto. Dijo que él no era nacionalista, sino socialista, implicando que todos los que pedían la consulta eran nacionalistas (nacionalistas catalanistas), lo cual es claramente incorrecto en el caso de Izquierda Plural. Pero lo que es también cuestionable es que él dijera que no es nacionalista. Sí que lo es, pues tiene una visión de España que se corresponde con la del nacionalismo españolista. Es interesante que este nacionalismo es el único en España que se presenta como no nacionalista, siendo el más asfixiante e intolerante de todos los nacionalismos. Rubalcaba tiene una visión de España que es la que tiene el nacionalismo españolista, prevalente en el establishment españolista, centrado en Madrid. Asume que España es una nación única e indivisible, cuya unidad está garantizada por el Ejército. No admite que en España haya otras naciones con el poder de decidir sobre su articulación con el resto del Estado (tal como el PSOE creyó hasta el año 1976). Pero sorprende también que no hubiera un portavoz del socialismo catalán que contribuyera al debate, estando callados los representantes del PSC. Tal partido apareció como una rama del PSOE, imagen que le está haciendo mucho daño en Catalunya. Felicito a Izquierda Plural, que escogió como portavoz a un catalán miembro de la izquierda catalana. Fue también el dirigente de la coalición formada por ICV y EUiA, Joan Herrera, quien relacionó el tema nacional con el tema social. El mismo Estado, hoy gobernado por el PP, que niega la plurinacionalidad de España (al no permitir a cada nación decidir sobre su futuro) es el mismo estado que mantiene a España a la cola de la Europa social.

También erró Rubalcaba en cuanto a datos empíricos. Su definición de autodeterminación (limitando tal derecho solo a las colonias de una imperio) ignora, como acabo de indicar, la propia experiencia española y la propia historia del PSOE. Este partido pedía, en sus manifiestos y resoluciones durante la clandestinidad, el derecho de autodeterminación para Catalunya y para todas las naciones del Estado español. El PSOE nunca explicó por qué varió esta postura durante la Transición. Es más que probable que lo hiciera debido, en parte, a la presión del Monarca y del Ejército. Un indicador de ello es que cuando tuvo lugar el golpe de Estado en 1981 fue cuando, para aplacar al Ejército, el Monarca insistió en diluir cualquier intento de plurinacionalidad en las instituciones representativas, lo que causó que el PSC dejara de tener grupo político propio en las Cortes, convirtiéndose, en la práctica, en una sección del PSOE.

El fin de un periodo, el comienzo de otro

La derecha española actúa predeciblemente. Pero lo peor no es que dijera no, no, no y no, sino que con su comportamiento no es consciente de que esta decisión es un eslabón hacia una ruptura inevitable del Estado español. La única esperanza (y hay factores e indicadores de que una alternativa es posible) es que la España real, bien representada en las Marchas por la Dignidad del 22M, consiga establecer los inicios de un nuevo Estado español. El hartazgo de los distintos pueblos de España, que está alcanzando niveles muy elevados hacia este Estado (la mayoría de la población española está de acuerdo con el eslogan del 15M de que “no nos representan”), se refleja en una exigencia de cambio radical. Es interesante señalar que la llegada del contingente catalán (que, además de banderas catalanas, incluía algunas banderas independentistas) a las Marchas de la Dignidad fue aplaudida por los manifestantes del 22M de otras partes de España, y es también muy significativo que Izquierda Unida, la tercera fuerza política en España, una fuerza que está ascendiendo, también haya apoyado el derecho a decidir del pueblo catalán. Estos son datos de una enorme relevancia. La posible alianza de estos movimientos contestatarios, tanto en Catalunya como en el resto de España, ofrece la posibilidad de otro futuro, con otra España, que no la que tenemos.

Y no es extraño que esta movilización en varias naciones de España, y el apoyo del movimiento 22M y de IU al derecho a decidir hayan sido ignorados por las derechas catalanistas. Es significativo que en el agradecimiento que el portavoz de la Generalitat, el Sr. Homs, a todas las fuerzas políticas que apoyaron el derecho a decidir, no citara a IU. Y es porque son conscientes que esta alianza puede también significar un reto a las derechas nacionalistas catalanas, contra las cuales el rechazo popular dentro de Catalunya se está extendiendo.

]]>
Vicenç Navarro 2014-04-25 07:07:10
Cabeza de ratón - Cuestión de cuernos http://blogs.publico.es/moncho-alpuente/2014/04/25/cuestion-de-cuernos/ A Aznar nadie le decía cuántas copas podía tomar antes de coger el volante y aún no ha nacido el que se atreva a decirle a Esperanza Aguirre dónde tiene que aparcar. España y ellos son así. Hacen lo que les da “la real gana”, ejercen su “santa voluntad” y se ponen el mundo por montera para dar lecciones de españolidad. Tras su espantá de la Gran Vía, Esperanza Aguirre se crece en el castigo e imparte clases de  patrioterismo taurófilo. Después de haber lidiado seis hermosos agentes de movilidad, seis, moto incluida, y haber perdido los papeles, la lideresa pregonó la feria taurina de Sevilla, recibió a puerta gayola y trazó una clara línea de separación entre la España (su España) y la Antiespaña donde no caben los antitaurinos por antiespañoles, presuntos separatistas y terroristas. Si no te gustan los toros si eres español no eres hombre y si eres hombre no eres español, ni española, porque las españolas de rompe y rasga, peineta y mantilla como Esperanza adoran los toros y a los toreros y si es preciso a los incomprendidos picadores. Es posible que en el test de españolidad que tengan que rellenar los inmigrantes para mostrar su arraigo figuren pronto preguntas como éstas: ¿Cuál es la diferencia entre una verónica y una media verónica? ¿Qué es un Victorino?

Los toros no son arte, ni deporte, son una religión y yo soy ateo y por lo tanto aún más antiespañol en esta España que sigue siendo “Devota de Frascuelo y de María”. La fiesta nacionalísima no es propiamente un espectáculo. No se comprendería que los espectadores pagaran religiosamente por escuchar a un tenor que desafinase en una de cada dos representaciones. La fiesta de los toros no es un deporte, un equipo que perdiera todos sus partidos se quedaría pronto sin seguidores (salvo que se trate del Atlético de Madrid por fin resucitado). Los taurinos van a la plaza como van a la iglesia, a sufrir y a rezar, esperando ver al menos un destello de belleza en varias horas de tedio. Sirva un ejemplo:

Cuentan que en la plaza de la Maestranza, después de una vergonzosa espantada que le dieron fama, se escuchó la voz de un afisionao que decía: “¡Curro, el año que viene va a venir a verte tu puta madre y yo también! La razón enmudece ante la pasión de los taurinos, la pregonera Esperanza Aguirre se pregona a sí misma, viene de buen encaste, es de raza bravía, tiene mucho trapío y cuando torea de salón lo hace sin florituras, entrando por derecho. Ella es valiente y temeraria como un legionario del Tercio, ella es la novia de la muerte presente en todas las hecatombes, sacrificios rituales de cien toros artísticamente ejecutados por unos tipos con medias de color chicle y trajes de mucha filigrana y fantasía. Ritos paganos ante la bandera estampada con el emblemático y soberano toro de Osborne.

Para liberarme de toda sospecha de antiespañolidad he comenzado a componer un pasodoble taurino para Esperanza Aguirre. Les adelanto algo:

“Esperanza, eres la reina de La Maestranza / La más torera, la que todo se pasa por la montera / Tan española, la que siempre recibe a porta gayola / Esperanza, Esperanza, por tu fe y tu caridad, arremete contra el toro de la antiespañolidad…

]]>
Moncho Alpuente 2014-04-25 07:01:04
Punto de Fisión - Milius no hace surf http://blogs.publico.es/davidtorres/2014/04/25/milius-no-hace-surf/ A John Milius le debemos algunas de las mejores frases del cine del último medio siglo. También algunas de las peores, pero ese es un podio muy disputado del que no merece la pena hablar. Coppola dijo que nadie de su generación, ni Scorsese, ni Spielberg, ni siquiera él mismo, sabe contar historias como Milius. Acaba de cumplir 70 años, todavía se está recuperando de un ictus y casi lo primero que hizo, antes incluso de recobrar el habla, fue volver a empuñar la escopeta. Milius es un fanático de las armas de fuego, un hábito que contagió a otros cineastas como Paul Schrader y que vertebra su filmografía desde aquella célebre línea de guión que escribió para Harry el Sucio: “Anda, alégrame el día”.

El olor del napalm por la mañana fue una ocurrencia suya, lo mismo que toda la parafernalia de aquel coronel enloquecido que repartía cartas de póquer entre los cadáveres de sus enemigos antes de arrasar una aldea del Vietcong sólo para cabalgar unas cuantas olas. La secuencia del ataque de los helicópteros, tal vez la más salvaje de todo el cine bélico, desequilibró la estructura y el ritmo de Apocalypse Now hasta el punto de que la película parece sufrir un colapso tras ella, y ni siquiera la postrera aparición de Kurtz, calvo, obeso y aceitoso, recitando espesamente a T. S. Eliot entre las tinieblas camboyanas, logra eclipsar los bayonetazos verbales de Kilgore: “Quiero mi carne cruda; cruda pero no fría” y “¡Charlie no hace surf!”

A pesar de la consideración general de obra maestra, a Milius le molestó tanto lo que Coppola había hecho con su guión que cuentan que de la rabia atravesó una puerta de un puñetazo. Tampoco le hizo mucha gracia que entre Redford y Pollack edulcoraran la historia de Jeremiah Johnson: en ella especificaba que su personaje debía eventrar a los indios que iba matando para devorar sus vísceras. Siempre obsesionado por dirigir, ofreció una sustanciosa rebaja por los trescientos mil dólares que costaba el guión de El juez de la horca con la condición de que le dejaran dirigirla, pero se quedó con las ganas y tampoco le gustó mucho el western espectral que logró John Huston con un Paul Newman en estado de gracia.

-No ha sido un duelo justo, juez. Le disparaste por la espalda.

-¿Y qué culpa tengo yo de que me estuviera dando la espalda?

Cuando lo dejaron colocarse detrás de una cámara filmó una obra maestra absoluta, El viento y el león, una sublime cinta de aventuras investida de una dignidad hacia el islam inédita en el celuloide. Por otra parte, nadie ha cuestionado mejor la sevicia y la inutilidad del imperialismo estadounidense como en ese final soberano en que un soberbio Brian Keith, encarnando al presidente Theodor Roosevelt, lee bajo un oso disecado (“Dejadme a solas con mi oso”) la carta de ese caudillo marroquí con el rostro medieval de Sean Connery: “Vos sois como el viento y yo soy como el león. Vos formáis la tempestad, la arena me pica en los ojos y la tierra abrasa. Rujo de furia pero no me escucháis. Hay una gran diferencia entre nosotros: yo, al igual que el león, debo permanecer en mi sitio mientras que vos, como el viento, jamás sabréis cuál es el el vuestro. Muley Ahmed Al Rasuini, señor del Rif”.

Cuando el productor Dino de Laurentiis le dijo que no quería saber nada de Schwarzenegger para el papel de Conan, no sólo porque le parecía un pésimo actor sino también un nazi, Milius replicó que sólo había un nazi en aquella película, él mismo, y a continuación exigió a Dustin Hoffman para hacer de bárbaro. Después de la ridícula Amanecer rojo, donde fantaseaba con una invasión soviética de los Estados Unidos, la acusación de nazi empezó a ir en serio y él matizó su posición política definiéndose como “anarquista zen”, lo que tampoco aclaraba mucho las cosas. Los hermanos Coen terminaron de arreglarlo al hacer que John Goodman parodiase a Milius en el estrafalario papel de Walter Sobchak en El gran Lebowski:

-Mis amigos no murieron con la cara enterrada en el barro en Vietnam para que tú hagas trampas a los bolos.

-Walter, esto no tiene nada que ver con Vietnam.

-¡Todo tiene que ver con Vietnam!

Hubo un tiempo en que medio Hollywood, empezando por unos bisoños Steven Spielberg y George Lucas, le consultaban casi cualquier cosa. Gracias a él, por ejemplo, el gran Robert Shaw pudo recitar su memorable escena nocturna en Tiburón, un monólogo delirante que acojona más que todo el festival acuático de aletas, fauces y dentelladas. Ahora es triste verlo sobrevivir remendando guiones ajenos, como un viejo león herido por el polvo del desierto que levantan los robots galácticos de Lucas y los caballitos de guerra y los presidentes artríticos de Spielberg. Aun así, logró alzar para la televisión una Roma como nunca se ha visto otra, llena de colorido, de sangre, de historia, de espadas y de putas, una Roma trufada de legionarios veteranos de Vietnam y preñada por el Conan de Robert E. Howard. Pero nunca pudo llevar a cabo sus más locos sueños y parece muy difícil que salga adelante su biopic de Gengis Khan con el cantante de hip hop RZA de protagonista. Como en aquella hermosa película sobre surf, El gran miércoles, John Milius, armado hasta los dientes, todavía sigue esperando en la playa que llegue la gran ola que barra la civilización occidental. Y a nosotros con ella.

]]>
David Torres 2014-04-25 06:14:11
Aquí no se fía - Una revancha histórica contra los trabajadores http://blogs.publico.es/aqui-no-se-fia/2014/04/25/una-revancha-historica-contra-los-trabajadores/ Probablemente a Mariano Rajoy le importe un bledo, pero el rapapolvo que acaba de darle la Organización Internacional del Trabajo (OIT) es de los que hacen época. Esta agencia de Naciones Unidas, en la que están representados los gobiernos y los interlocutores sociales, ha emitido un duro informe sobre la negociación colectiva en España. Según la OIT, medidas como la reforma de febrero de 2012 y los recortes en las condiciones laborales de los empleados públicos violan la libertad sindical y convierten en papel mojado los convenios. Con ellas –aunque el dictamen no lo dice así– Rajoy ha demostrado un absoluto desdén por los derechos de los trabajadores, cuyo retroceso en los dos años y pico que lleva en el poder es a todas luces manifiesto.

Si nos ceñimos a la negociación colectiva, los últimos datos oficiales ofrecidos por el Ministerio de Empleo –y que este periódico publicó anteayer– resultan verdaderamente escalofriantes. Durante el primer trimestre sólo se cerraron 571 convenios en toda España, por lo que es muy probable que en el conjunto del año no se supere con la cifra de 2013, la más baja de las dos últimas décadas. Los 2.094 convenios firmados el pasado ejercicio son menos de la mitad de los 4.585 de 2011 y una tercera parte de los 6.016 que empresarios y sindicatos lograron pactar en 2007. Mientras que justo antes de la crisis había cerca de doce millones de trabajadores con sus convenios recién renovados, en lo que va de año sólo hay 2.700.000.

En este empobrecimiento de la negociación colectiva ha influido, por supuesto, la pésima coyuntura económica, que hace muy difícil arañar a las empresas nuevas mejoras. Pero lo más determinante ha sido la reforma laboral y el desarme que ha supuesto, en todos los órdenes, para los trabajadores y para sus representantes sindicales. Un ejemplo de ello es la supresión de la ultraactividad de los convenios, que obligaba a mantenerlos en vigor mientras no se pactara la renovación, pasase el tiempo que pasase. Ahora, transcurrido un año de su vencimiento, decaen automáticamente y las empresas quedan sujetas al de ámbito inmediatamente superior y, en última instancia, al Estatuto de los Trabajadores, que suelen serles más favorables.

El fin de la ultraactividad ha propinado un golpe mortal a los sindicatos y es un auténtico regalo para la patronal, que venía reclamándolo con insistencia. El Gobierno, cuando lo decidió, dijo que sería un acicate para la negociación colectiva; sin embargo, los datos de Empleo a los que hemos hecho referencia demuestran que eso era una mentira más. Y es de cajón: ¿qué interés van tener los empresarios por renovar sus convenios, haciendo en el proceso alguna concesión, cuando cerrarse en banda puede resultarles más beneficioso? Además, en un clima de terror a la pérdida del puesto de trabajo, ¿qué respaldo real tienen los sindicatos para activar sus tradicionales mecanismos de presión?

Atemorizar a los trabajadores con la amenaza de un despido fácil y barato y quitarles fuerza en la negociación colectiva son las dos caras de la moneda de la reforma laboral. Ambas pretenden lo mismo: desproteger a la clase obrera para que asista a la pérdida de los derechos conquistados durante años sin apenas margen –ni ánimos– para rechistar. Y todo ello con el único propósito de facilitar que se tomen unas revancha histórica aquellos que están utilizando con delectación las poderosas herramientas que ha colocado en sus manos el Gobierno.
.
.
Puedes seguirme en Twitter: @vicente_clavero

]]>
Vicente Clavero 2014-04-25 06:08:04
Sombreros de colores - Después de 2 años de exclusión sanitaria, necesitamos que se retire esta ley injusta http://blogs.publico.es/joan-carles-march-cerda/2014/04/24/despues-de-2-anos-de-exclusion-sanitaria-necesitamos-que-se-retire-esta-ley-injusta/ Se celebra el 24 de abril, una triste fecha: el segundo aniversario de una reforma sanitaria, que ha excluído a cerca de 900.000 personas de nuestra sanidad pública y además otras muchas se quedan sin su medicación por no poder pagarla.

Enfermas crónicas, inmigrantes, pensionistas….  Por favor, señores y señoras del Gobierno: retiren esta ley injusta. Por favor, Gobierno español: restituya el modelo acorde con el principio de universalidad en la asistencia sanitaria.

alpha pam

Como decíamos en un artículo un grupo de profesores de la Escuela Andaluza de Salud Pública, se produjo hace dos años un retorno al pasado de más de 30 años en los que llevábamos mejorando nuestros derechos sociales y nuestra tranquilidad. Hicimos una vuela al Seguro de Girón de Velasco. Pasamos de la titularidad que daba el derecho a la asistencia sanitaria ante cualquier enfermedad por nuestra condición de ciudadanos a otro sistema en el que el derecho a la asistencia sanitaria está relacionado con nuestra afiliación o no al sistema de la Seguridad Social. Es decir, con la condición de asegurado/a y/o beneficiario/a. Ha sido una grave pérdida, que ha fracturado el actual sistema intentando que las clases medias emigren al sector privado y dejen el sistema público solamente para los trabajadores, los pensionistas y los pobres. Por tanto, un sistema así, que no es “protegido” por el uso de las clases medias urbanas, es un sistema que irá deteriorándose progresivamente y acabará lúgubre y sin financiación suficiente ya que los que utilicen los servicios privados acabarán negándose a financiar con sus impuestos nuestro recién desmembrado sistema nacional de salud.

logoYOSI

Las consecuencias que está teniendo la aplicación del Real Decreto Ley 16/2012 está afectando la salud de los sectores más vulnerables de la población. Y además, hay muchas personas que están siendo rechazadas por el sistema público de salud con barreras administrativas, de desconocimiento y de exceso de celo a las que se están viendo sometidas. A pesar de las continuas declaraciones de responsables políticos tanto del Gobierno central como de las comunidades autónomas insistiendo en que nadie se queda sin atención sanitaria en España, siguen produciéndose:

  1. denegaciones de asistencia a menores de edad y mujeres embarazadas -cuando ésta es obligatoria,
  2. facturaciones de la asistencia en urgencias,
  3. casos de personas con enfermedades crónicas sin seguimiento ni tratamiento,
  4. falta de control de enfermedades transmisibles e
  5. imposibilidad de detectar situaciones como la violencia de género, al no tener las personas inmigrantes acceso a la atención primaria, donde se identifican la mayoría de estas situaciones.

recortes matan

Médicos del Mundo ha publicado el día mundial de la salud el informe “Dos años de reforma sanitaria: más vidas en riesgo”, en el que se refleja que la reforma sanitaria agrava la inequidad territorial entre comunidades autónomas en el acceso a la salud dependiendo del territorio en el que se viva, además de los efectos del copago farmacéutico para quienes menos recursos tienen, y de las embarazadas y los niños migrantes que encuentran obstáculos para recibir atención, a pesar de que están entre las excepciones recogidas en la legislación. Y además, ha entregado en el Ministerio de Sanidad más de 43.000 firmas reclamando el retorno a la cobertura sanitaria universal. En su documento, Medicos del Mundo analiza detalladamente los mecanismos ideados por cada región para lidiar con las dificultades de aplicación de la reforma sanitaria. Unas medidas que no son más que “parches” que intentan paliar el importante caos y el grave sufrimiento que ha generado la legislación. Esta reforma estructural del sistema sanitario se justificó en términos de austeridad. Sin embargo, dos años después, la sociedad española desconoce el ahorro supuestamente producido. Durante los dos años transcurridos desde su aprobación, diferentes mecanismos de derechos humanos europeos y de Naciones Unidas vienen advirtiendo al gobierno español sobre las consecuencias de los recortes en políticas sociales y, específicamente, sobre el impacto de la reforma sanitaria en los colectivos de población más vulnerables.

mdm3 mdm2 mdm1 nadie_desechado

En este entorn, el informe detalla que:

  • 10 comunidades autónomas han dispuesto medidas para proporcionar atención sanitaria a las personas inmigrantes en situación administrativa irregular sin recursos.
  • 8 de ellas en forma de “programa complementario” para el colectivo de personas no aseguradas ni beneficiaras sin recursos (los “programas especiales” creados por las comunidades autónomas han tenido escasa efectividad ya que sólo 1.470 personas han logrado cruzar con éxito la travesía burocrática necesaria para beneficiarse del programa gallego; apenas 500 han accedido al programa aragonés y sólo 145 al canario, una cifra ridícula si tenemos en cuenta que 48.000 personas perdieron su tarjeta sanitaria en las islas.)
  • Dos CC AA (Andalucía y Asturias) reconocieron el derecho a la atención sanitaria de igual manera que el resto de la población residente
  • La prestación farmacéutica es regulada de manera desigual entre las distintas comunidades, limitándose por lo general a cubrir únicamente algunos supues
  • Entre el resto de comunidades se han definido condiciones de acceso a la atención médica -sin emitir tarjeta sanitaria- en determinados supuestos y con criterios diferentes entre unas y otras.

imagenes_entrega-firmas-medicos-del-mundo-1_f101c383

Junto a Médicos del Mundo, colectivos de profesionales sanitarios y miles de personas a título individual se han opuesto a esta legislación que socava los principios de nuestro sistema público de salud. También el Tribunal Constitucional ha declarado que el ahorro no puede colocarse por encima de los derechos humanos. En la argumentación de su auto de la semana pasada por el que levanta la suspensión sobre la legislación foral navarra – que daba cobertura a las personas excluidas por la normativa del gobierno-, el Tribunal utiliza la información aportada por Médicos del Mundo en la comparecencia en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados en de junio de 2013 para acreditar los perjuicios que se derivarían del mantenimiento de la suspensión de la norma navarra, recurrida por el ejecutivo central.

Una regresión que nos afecta a todos y todas, ya que no solo las personas inmigrantes en situación administrativa irregular, también el resto de la población está sufriendo las consecuencias de este injusto cambio de modelo, puesto que han de hacer frente a copagos en los medicamentos. La situación de precariedad económica de muchas familias en España hace que los copagos supongan una barrera infranqueable para el acceso a los fármacos, que les impide en ocasiones completar sus tratamientos.

foto ministra

AL igu al queMédicos del Mundo pedimos al Gobierno español que restituya el modelo sanitario acorde con el principio de universalidad de la asistencia sanitaria. Por su parte, las comunidades autónomas, de manera transitoria hasta recuperar la universalidad del Sistema Nacional de Salud, deben poner en marcha acciones para hacer efectivo en su territorio el pleno cumplimiento y respeto del Derecho a la Salud de forma que se consiga:

  1. poner fin de manera inmediata a las prácticas de facturación por la atención de urgencias a las personas inmigrantes sin tarjeta sanitaria;
  2. garantizar de manera efectiva la atención sanitaria a menores de edad y mujeres embarazadas;
  3. garantizar el acceso a los servicios de salud y prestación farmacéutica tanto para las personas inmigrantes excluidas del Sistema Nacional de Salud como para las nacionales que encuentran en el copago una importante barrera de acceso;
  4. divulgar ampliamente de forma adecuada y hacer cumplir las medidas diseñadas a todo el personal adscrito al sistema de salud autonómico.

Lo necesitamos todos. Por favor

]]>
Joan Carles March Cerdà 2014-04-24 19:57:04
La revuelta de las neuronas - Parásitos http://blogs.publico.es/jorge-moruno/2014/04/24/parasitos/ “Los hogares españoles ya sonríen”Fernandez

Arturo Fernández, Presidente de la patronal madrileña.

 

Dice la presidenta del Círculo de Empresarios, Mónica de Oriol, que el derecho a tener una prestación por desempleo fomenta el “parasitismo” entre los desempleados.  Hace poco el responsable de Hacienda del PP en las Cortes de Aragón, Jorge Garasa (que se levanta 4000 euros al mes), apostaba porque la gente trabaje  gratis para mejorar el aprendizaje. Casi al mismo tiempo, el presidente del Círculo de empresarios de León, Jose Ángel Crego, se preguntaba por qué no son  los trabajadores quienes indemnizan a la empresa cuando son despedidos. Ahora la presidenta del Círculo de empresarios exige rebajar el salario por debajo del salario mínimo y  “coger a chavales sin cualificación, que hagan formación dual, con un salario inferior al marcado, hasta que produzcan lo que cobran”. La apuesta política por parte de la casta económica va de la mano del proyecto de la casta política. La mejor metáfora sobre cómo utilizan la situación para maximizar el poder sobre el trabajo, es la de un empresario que ofrece un billete de 50 euros entre los aspirantes a un puesto de trabajo. Quien fuera el primero en cogerlo ganaba el trabajo, así se fomenta la competitividad. Una chica sufrió una lesión en un hueso de la columna vertebral al ser arrollada por el resto de aspirantes, cuando se peleaban por coger el billete.

Nos han hecho creer que eres un privilegiado por tener un trabajo cada vez más precario y peor pagado, que debes dar gracias por el favor que te hacen por dejarte trabajar. En esta tesitura cuando ya no eres tú quien aporta algo a la sociedad, sino que es la sociedad la que te permite el lujo de sobrevivir, la bestia se quita el bozal. Así las cosas, todo nuestro imaginario social se desplaza y la servidumbre se convierte en un privilegio. Las palabras describen las cosas, pero las cosas también se convierten en palabras y al final lo que hoy consideramos como aberrante, mañana puede acabar siendo algo normal. Como la realidad es tozuda, mejor cambiamos nuestro parámetros para que se adapten a la realidad, teniendo claro que la realidad no se puede cambiar, “es la que hay”.

Sufrimos a la peor de las patronales, la más improductiva, la patronal que no ha sabido hacer nunca nada sin las ayudas del Estado, incapaz de inventar nada, siempre pegada como un parásito a la teta pública. La casta económica de este país al igual que los liberal-burócratas del PP, hablan de un liberalismo que nunca han practicado. En su tiempo nunca llegaron a ser burguesía, se quedaron en rentistas y de ahí no salieron. Vivimos bajo el yugo de la peor forma de gobierno. Una mezcla entre el gobierno de los pocos y de los peores, entre los más incapaces y los más canallas, que viven a costa de nuestras capacidades y esfuerzo.

Es cierto, tiene razón el Ministro del Interior Jorge Fernández Díaz.  En este país podemos percibir en los últimos tiempos una escalada de violencia. Cada vez hay más desahuciados, más precariedad, salarios más bajos, el transporte es más caro, las mujeres tienen menos derecho a decidir sobre su cuerpo, aumenta la pobreza infantil, aumenta el número de millonarios, cada vez se reprime más y se convence menos. Aumenta la deuda que pagamos todos, cada vez tiene que emigrar más gente, se violan los DDHH en la frontera. Porque escalada de violencia es la televisión pública emitiendo el programa Entre Todos que implanta la ideología de la peor caridad. Escalada de violencia es el programa El Jefe donde la bondad arbitraria del gran empresario restituye la moral del patrón paternalista propia del siglo XIX, cuando su juicio sustituye la conquistas de los derechos que pertenecen a los y las trabajadoras.

Escalada de violencia es que se te parta el alma cuando de la forma más humilde un falso autónomo, pregunta por favor a la empresa, que le paguen las facturas de 800 euros que le deben hace meses porque tiene tres hijos que alimentar. Escalada de violencia es que no tenga ningún mecanismo para responder como se merecen a quienes le están chuleando y robando. Escalada de violencia es ver esto mientras en la puerta está aparcado el jaguar de el jefe que se hace el sueco y se va con el otro pijo de RRHH a comer a restaurantes carísimos. Escalada de violencia es la humillación y el miedo cotidiano, es la falta de expectativas, el estrés asfixiante por tener que responsabilizarte de los beneficios de un accionista que acude cada semana a velar por su expolio. Su único proyecto de país es empobrecer a la gente y acabar con cualquier derecho y forma de vida digna. Hay que echar a la casta, a todos estos fanáticos y parásitos que nos llevan directos al precipicio. Hasta ahora todo va bien, hasta ahora todo va bien, pero lo importante no es la caída, es el aterrizaje.

]]>
Jorge Moruno Danzi 2014-04-24 19:35:17
Tremending Topic - “La Justicia va en Seat 600 en carretera comarcal pero para cargarse a Elpidio va en F1 en autopista de 8 carriles” http://blogs.publico.es/tremending-topic/2014/04/24/la-justicia-va-en-seat-600-en-carretera-comarcal-pero-para-cargarse-a-elpidio-va-en-f1-en-autopista-de-8-carriles/ Por Yeray Calvo
El tiempo es relativo. Se puede soñar una vida entera en menos de cinco minutos. Y todos sabemos que esos cinco minutos no duran lo mismo si son los añadidos en el despertador o los de la cola del supermercado. Tampoco ‘los tiempos’ en la Justicia española son para todos iguales

La justicia demuestra que somos levedad, algo efímero en la enormidad del universo

No sólo el tiempo en la Justicia es relativo, la propia Justicia en sí lo es.

Hoy se ha conocido la condena para el hombre que asaltó la casa de Bárcenas. La verdad es que asombra la forma en la que avanzan algunos casos en comparación a los grande procesos contra la corrupción

Como ya sucedió con Garzón, acaba siendo juzgado antes el propio juez, que el juzgado por cometer el supuesto delito. No sé si me explico… es como si viviéramos en una constante cortina de humo. Como si fuéramos a ver un Barça-Madrid y acabáramos hablando del árbitro. Uy, perdón…

Lo de llevar mucho o poco dinero suelto encima a un juicio, también es relativo

La gente se nos ha dispersado mucho con este tema, pero viendo el circo que se ha montado, no me extraña

 

Los tuiteros lanzan su propia cortina de humor y piden juzgar a los padres de Elpidio por ponerle ese nombre

 

Elpidio se encuentra ahora en el banquillo de los acusados por todo el daño causado al banquero Blesa, porque le hizo mucho “daño”. Claro, lo de su reputación también es relativo

 

De todas maneras, pensándolo bien, da igual si condenan o no a Blesa porque es muy probable que no nos enteremos porque un banner de publicidad tape la noticia

Vivimos en un mundo en el nos toman el pelo y nos hacen creer que estamos locos. Miccionan encima de nosotros y dicen que llueve. Los políticos los primeros, pero no sólo los políticos

LO ESTÁS VIENDO LO ESTÁS RIENDO (LOS TUITS ABSURDOS)

]]>
Opinión 2014-04-24 18:35:30
Las carga el diablo - Las europeas son la oportunidad http://blogs.publico.es/juan-tortosa/2014/04/24/las-europeas-son-la-oportunidad/ images (2)europ

Treinta y tantos años cabreados y treinta y tantos años votando lo mismo. Treinta y tantos años en los que hemos convertido a los dos partidos hegemónicos en voraces maquinarias de poder dispuestas a perpetuarse forever. El psoe y el pp son los modernos Cánovas y Sagasta de la historia española. El conservador malagueño y el liberal riojano estuvieron mangoneando el país durante todo el último cuarto del siglo XIX. Estos, el último cuarto del XX… y catorce años ya de propina en el XXI. Ellos se lo guisan y se lo comen hasta tal punto que, a pesar de todas las putadas que nos han gastado, entre ambos suman aún más del sesenta por ciento de la intención de voto, según recientes sondeos.

Digo yo que esto tendrá que cambiar algún día, ¿no? Mis amigos sociatas se cabrean conmigo, mucho, cuando los meto en el mismo saco que a mis amigos peperos. En cambio, fíjate tú, estos últimos se cabrean menos, incluso diría yo que no se cabrean nada. Curioso. O no, cuando vemos al flamante primer ministro socialista francés echar mano de las tijeras casi con menos reparos que los que tuvo Rajoy… o cuando comprobamos lo felices que parecen los socialdemócratas alemanes gobernando con Merkel en despiadada e insolidaria coalición.

Yo creo que en España, ahora con las europeas, sería un buen momento para ajustar cuentas, ¿no? De apostar por algo distinto. De votar diferente. Uno de los argumentos más extendidos entre las izquierdas que se oponen a pegarle un giro de ciento ochenta grados a esto es que con la cantidad de candidaturas distintas que existen, el panorama quedaría tan atomizado que la derecha pepera continuaría llevándose el gato al agua. Por la misma razón, entonces, podría también “atomizarse” la derecha. ¿O no? Opciones pare ello, desde luego, tienen ya bastantes.

Pero si ocurriera igual en las generales, arguyen escandalizados los adscritos a ese sesenta por ciento hegemónico, sería muy difícil constituir un gobierno fuerte y estable. Y ahí es donde me entra a mí la risa floja. ¿Fuerte y estable ante quién? ¿Ante Botín, ante Lagarde, ante Merkel? ¿Fuerte y estable ante las eléctricas, ante quienes amenazaron con meternos un soberano puro si no cambiábamos la Constitución de prisa y corriendo en pleno mes de agosto?

Para que los dos partidos que nos llevan vacilando, perdón, que nos vienen gobernando desde hace casi cuarenta años acaben viéndole las orejas al lobo de una vez es indispensable una buena reducción de su clientela. El problema es que, cual niños mimados, permanecen instalados en su hipnótica comodidad. Confiados en que, aunque caigan chuzos de punta, ellos seguirán.

No es mal momento el 25 de mayo para mandarles el primer aviso. Aprovechémoslo. Salgamos en tromba a votar y votemos cualquier opción… menos las de los históricamente hegemónicos. Pongámoslos nerviosos. Hagámosles que se tienten la ropa y que, cuando se pongan a hacer cuentas, vean que no les salen. Solo así espabilarán. Solo así daremos paso al comienzo de una nueva manera de organizarnos en este país. Una nueva manera que nuestro día a día está pidiendo a gritos desde hace ya bastante tiempo, por mucho que quienes no quieren hacer ni caso de las evidencias se escuden en sondeos que solo les dicen lo que quieren escuchar.

Que no, que no pasa nada por pegarle a esto un buen meneo, hombre. Cuando quienes, por miedo a lo desconocido, votaron durante años siempre lo mismo decidan perder ese miedo, descubrirán a partir de ese momento las muchas razones que existen para alegrarse de su decisión. La gente puede vivir mejor de lo que vive sin que para conseguirlo haya que montar ningún pollo, como pretenden hacernos creer. Se trata únicamente de votar distinto. Hay otras maneras de hacer las cosas, y quienes las preconizan solo precisan un requisito para ponerse a la faena: ser votados.

Quienes pueden mejorarnos la vida no tienen rabo ni cuernos ni son rojos peligrosos por mucho que intenten estigmatizarlos. Comprobémoslo votándolos. Si lo hacemos veremos cómo quienes los demonizaban mentían como bellacos. Quedarán en evidencia, con el culo al aire y sin argumentos para mantener sus añejos, agresivos e ineficaces discursos. Urge una cura de humildad al psoe y un revolcón histórico al pp. Las europeas son la oportunidad. Sólo espabilarán cuando entiendan el mensaje. Y eso pasa por ningunearlos en las urnas. Pero votando.

]]>
Juan Tortosa 2014-04-24 17:42:19
Principia Marsupia - En DIRECTO desde Slavyansk, bastión prorruso http://www.principiamarsupia.com/2014/04/24/en-directo-desde-slavyansk-bastion-prorruso/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=en-directo-desde-slavyansk-bastion-prorruso Alberto Sicilia desde Slavyansk
En este link puedes consultar nuestro “Especial sobre el Conflicto en Ucrania”

En este link puedes consultar nuestro “Especial sobre el Conflicto en Ucrania”

The post En DIRECTO desde Slavyansk, bastión prorruso appeared first on Principia Marsupia.

]]>
alberto 2014-04-24 15:14:12
Estación Término - Mitos de los Cuidados Paliativos (CP) http://blogs.publico.es/estacion-termino/2014/04/24/150/ Fernando Marín
Médico de ENCASA y presidente de DMD Madrid

 

Mito: Persona o cosa a las que se atribuyen cualidades o excelencias que no tienen, o bien una realidad de la que carecen (DRAE). Parte del sistema de creencias de una comunidad. Cuanto mayor número de mitos tiene una mitología, mayor es el desarrollo de las creencias de una comunidad. La mitología sustenta la cosmovisión de un pueblo (Wikipedia).

En el debate de la eutanasia existe un argumento reiterativo que consiste utilizar una reivindicación legítima, como es la universalización de los CP, para difundir la falacia de que CP y muerte voluntaria son opciones excluyentes, incompatibles o incluso contrarias. El 95% de los médicos opina que los paliativos no evitan todas las demandas de eutanasia (2002, CIS 2.451), sin embargo el eslogan de “sin paliativos para todos no procede hablar de eutanasia” (la coartada paliativa) se utiliza como un subterfugio para rehuir el fondo de la cuestión: ¿tiene derecho un ciudadano a solicitar ayuda para morir de forma libre y responsable en determinadas circunstancias de deterioro irreversible?

La razón fundamental de esta posición es la confusión entre creencias personales y objetivos profesionales. Demasiados equipos de CP están en manos de organizaciones confesionales, para las que la voluntad de morir es inaceptable, aún cuando se ajuste a la legalidad vigente (recordemos el caso de Inmaculada Echevarría). Diego Gracia, un referente de la bioética en el Estado, comentaba al respecto: “afortunadamente hoy ya no es así, pero en sus comienzos hubo en los cuidados paliativos un cierto fundamentalismo, que veía en ellos el modo de luchar contra la eutanasia. Eso es adulterar su esencia. Los paliativos aportan valor por sí mismos y no pueden verse como reacciones ante nada” (Boletín SECPAL 4, 2011).

Superado el carácter religioso de la etapa fundacional de los CP, hoy en día este falso dilema no existe, porque no se trata de elegir entre lo uno o lo otro, sino de disponer de los mejores cuidados, respetando la libertad de cada persona a elegir cómo y cuándo morir.

El problema es que en su particular cruzada contra la muerte voluntaria, a falta de argumentos, los fundamentalistas de la sacralidad de la vida, como la Organización Médica Colegial y la Sociedad Española de Cuidados Paliativos, distorsionan la realidad, forzando un discurso formado por ideas falsas o mitos de los cuidados paliativos.

Todos los equipos de CP se encuentran en ocasiones con síntomas graves que no mejoran de forma satisfactoria con ningún tratamiento (refractarios) o con una experiencia de sufrimiento que el enfermo vive como insoportable. Además, los CP no suelen resolver los problemas de muchos enfermos crónicos estabilizados o de muy lenta evolución y es en esas circunstancias donde aparecen la mayor parte de las demandas conocidas (…). La eutanasia ha de ser entendida como un acto excepcional (las personas no tienden a pedir la muerte) y justificado, únicamente, como último recurso, precisamente por su carácter radical y excepcional. Es inaceptable que se aplique la eutanasia si previamente no se han ofertado unos buenos CP, pero eso no significa que siempre y en todo momento los CP vayan a cubrir todas las necesidades de determinadas personas al final de la vida (…). Los CP ni pueden ni quieren caer en la omnipotencia de responder a todas las demandas y necesidades de los pacientes al final de la vida  (Barbero).

Obviamente cada cual puede pensar lo que quiera y defenderlo públicamente, como hace la asociación derecho a morir dignamente. El problema es que no es posible hacer un debate serio, basado en ideas, razones y hechos (ahí están los datos de más de una década de experiencia de Holanda y Bélgica) cuando, en lugar de admitir abiertamente que para algunos la disponibilidad de la propia vida es un pecado o una decisión inaceptable, se usan los CP como excusa, imponiendo a los pacientes este fundamentalismo basado en las creencias personales del médico.

¿Cómo? Mediante los siguientes mitos de los CP:

  1. Con CP no se sufre.
  2. La sedación es un tratamiento exclusivo de la agonía.
  3. Los CP son el antídoto de la eutanasia
  4. Los CP son una especialidad médica.

En próximas entradas iremos hablando de cada uno de ellos.

]]>
estacion-termino 2014-04-24 13:35:30
La tramoya - Demasiado grandes para dejarlos caer… en la cárcel http://blogs.publico.es/juantorres/2014/04/24/demasiado-grandes-para-dejarlos-caer-en-la-carcel/ Cuando estalló la crisis provocada por la difusión masiva de hipotecas basura, enseguida quedó claro que los bancos habían sido sus máximos y directos responsables. Fue la banca quien generó esas hipotecas, colocándolas masivamente en el mercado, quien ideó la forma de convertirlas en otros productos derivados, quien pagó a las agencias de calificación para que ocultaran sus riesgos y quien promovió la deuda ingente que sirvió para multiplicar su difusión en todo el mundo. Y todo eso lo hizo recurriendo a engaños constantes y variados. No es casualidad que el nada sospechoso informe final de la Comisión oficial que investigó la crisis financiera en Estados Unidos (The financial crisis inquiry report. Final Report of the National Commission on the Causes of the Financial and Economic Crisis in the United States) utilice en 157 ocasiones el término “fraude” o sinónimos de él para explicar lo que ocurrió y por qué.

Pero con la misma celeridad con que se puso de manifiesto la responsabilidad de los grandes bancos, que llegaron a quebrar como consecuencia de sus operaciones tan arriesgadas y fraudulentas que provocaron la crisis, se extendió la idea de que, en lugar de dejarlos caer como le ocurriría a cualquier otra empresa, se les debería salvar porque eran “demasiado grandes” y si caían ellos caería todo el sistema: “too big to fail”, demasiado grandes para caer se decía en inglés.

Eso es lo que ha llevado a que los gobiernos hayan dedicado billones de dólares a concederles todo tipo de ayudas que han permitido que comiencen a obtener otra vez beneficios a pesar de que ni siquiera han comenzado a financiar de nuevo al conjunto de la economía.

Pasado todo este tiempo, las consecuencias de no haber dejado caer a los bancos son tan claras que hasta el propio Fondo Monetario Internacional las acaba de poner de relieve. En el último Informe sobre la Estabilidad Financiera se señala que los grandes bancos, además de las ayudas expresas que han recibido, se benefician de “subsidios implícitos gubernamentales” que son “uno de los legados más problemáticos” de la crisis porque, en lugar de resolver el problema del riesgo sistémico que conlleva la existencia de bancos demasiado grandes, lo que hacen es agravarlo pues esas ayudas incentivan una “toma excesiva de riesgos” aparte de suponer  “ingentes costos para el sector público”. Los bancos que las reciben, dice ese Informe del FMI, “gozan de una ventaja competitiva frente a otros bancos de menor importancia sistémica y pueden participar en actividad más riesgosas que elevan el riesgo sistémico”.

Las ayudas a los bancos que provocaron la crisis ni siquiera han logrado limpiar sus balances. También el FMI acaba de señalar que solo en Europa los bancos acumulan alrededor de 800.000 millones de euros en activos tóxicos, lo que podrá provocar nuevas oleadas de quiebras y problemas de todo tipo en el futuro inmediato: “la probabilidad prevista de que los bancos de importancia sistémica sean rescatados sigue siendo alta en todas las regiones”, dice el Informe mencionado del FMI. Y esa es la razón de que empresas y familias sigan sin poder financiarse, paralizándose la economía.

Las ayudas sí han sido efectivas, por el contrario, para lo que se pretendía: hacer aún más fuertes a los ya de por sí más grandes y más directamente responsables de la crisis, por cierto. Así se manifiesta en el gran incremento de la concentración, que es lo que se buscaba, en los mercados bancarios. En España, los tres mayores bancos ya acumulan el 60% de los activos bancarios totales, más o menos lo mismo que en Francia o Canadá.

El principio “too big to fail” ha sido, pues, un fraude más que ha permitido, como estamos viendo en España, que los bancos grandes se vayan quedando con los más pequeños para que así, y con las ayudas directas e implícitas que reciben, puedan ir enjugando las pérdidas que generaron por su irresponsable comportamiento.

Pero si ese principio es inmoral y ha sido ineficiente, ineficaz y antieconómico (hubiera sido mucho más barato haber adquirido la banca quebrado y poner en marcha un nuevo sistema financiero saneado y dedicado a servir a la economía) mucho peor es el principio que ha ido unido a él y que en inglés se enuncia irónicamente como “too big to jail”, es decir, demasiado grandes para ir a la cárcel.

Efectivamente, los gobiernos y la administración de justicia han renunciado a perseguir penalmente a quienes han producido un daño tan grande a la economía y a millones de seres humanos. Y cuando no han tenido más remedio, enseguida han hecho todo lo necesario para evitar que la acción llegara a más, o han dejado prescribir los procesos o han indultado a los condenados, como ha ocurrido prácticamente siempre con los grandes criminales financieros. En España, con Botín, Sáez y otros por el estilo.

Y no solo eso. Cuando algún juez ha emprendido acciones contra estos delincuentes, el aparato judicial se ha puesto en marcha rápidamente para combatirlo y ponerlo en fuera de juego sin dilación, como está pasando estos días con el juez Elpidio Silva, que tuvo la osadía de meter en la cárcel al banquero de cuyas fechorías no queda sombra de duda después de que diversos medios hayan difundido sus correos y gestiones.

La misma administración que es lenta y pesada cuando se trata de hacer justicia se convierte en ágil y veloz para castigar con especial saña y ejemplaridad a quien se sale del tiesto y osa ponerle la mano encima a un poderoso.

Todo lo que ha ido pasando desde que estalló la crisis es vergonzoso y produce indignación. Los productos financieros fraudulentos, el robo premeditado y la ruina de docenas de miles de familias mediante las preferentes, los ingresos desproporcionados de los directivos y banqueros que han provocado el hundimiento de la economía, el engaño masivo, la usura… pero si de algo da especialmente asco y vergüenza es de ver cómo jueces y fiscales en quienes la sociedad ha confiado con total independencia la defensa del interés público se convierten en sirvientes del poder financiero.

Cuando estalle la próxima crisis nos arrepentiremos de no haber dejado caer a los bancos. Pero de no meter en la cárcel a los criminales financieros no dejaremos de arrepentirnos nunca.

]]>
Juan Torres López 2014-04-24 12:57:09
Tierra de nadie - Mas ríndete; Belén Esteban ya está aquí http://blogs.publico.es/escudier/2014/04/mas-rindete-belen-esteban-ya-esta-aqui/ Hasta ayer mismo se daba todo por perdido. Cundía la resignación entre el españolismo al comprobar que a Rajoy volvía a vencerle la molicie y que ante los constantes desafíos soberanistas de Artur Mas el presidente era incapaz de enviarle cuando menos a una pareja de la Guardia Civil que eso siempre impone. Nadie contaba con su carta bajo la manga, con esa bomba atómica que ayer mismo empezó a detonar en el centro de Barcelona: Belén Esteban.

No es por menospreciar a Alicia Sánchez Camacho, que lo ha dado todo, o al ministro Margallo, que el pobre casi invitaba a la independencia por su propia condición de ministro de Asuntos Exteriores, pero para hablar al nacionalismo de tú a tú con argumentos sólidos hacía falta un peso pesado, un primer espada, una estrella de la Champions League y no un centrocampista de segunda división. Y en estas apareció la princesa del pueblo para insuflar ánimo a las desmoralizadas tropas.

Lo de la Esteban de ayer en San Jordi fue muy grande. No se limitó a gritar “Arriba España”, como hizo hace algún tiempo en Sálvame cuando le cantó las cuarenta al empresario que se negó a darle la mano al Príncipe y proclamó a los cuatro vientos y a Jorge Javier Vázquez la españolidad de Barcelona. En esta ocasión, entonó su ideario ante una cola de catalanes ansiosos de que les estampara su autógrafo en Ambiciones y reflexiones, la primera de sus obras, escrita gracias a la pluma de Boris Izaguirre y que comienza con una verdad como un puño: “Soy Belén Estebán –María Belén Esteban Menéndez en el carné de identidad- y todo el mundo me conoce”.

Los de San Blas –y en esto me dará la razón mi admirado David Torres- somos así. Nuestra vecina no se dejó impresionar porque el diputado de ERC Alfred Bosch, que también presentaba libro, le comiera la oreja diciendo que una Cataluña independiente sería más amiga de España de lo que es ahora, y contraatacó sin demora: “Los catalanes forman parte de España y todos juntos somos los mejores”. Ahí queda eso.

Parecerá una anécdota sin importancia, pero que cientos de personas esperen en el centro de Barcelona bajo un sol de justicia a que Belén les estampe un garabato, igual que lo harían en Madrigal de las Altas Torres, provincia de Ávila, viene a desmontar cualquier hecho diferencial. El pueblo no conoce fronteras y se postra ante una verdadera princesa.

Está visto que Rajoy reserva para el final sus mejores bazas. Si a la Esteban la hubieran sacado el 11 de septiembre para competir con la cadena humana de la Asamblea Nacional Catalana, la cosa hubiera estado más igualada porque la mayoría silenciosa sabe cuándo debe movilizarse. Haría bien Mas en rendirse, ahora que está a tiempo. Tiene enfrente a una mujer de bandera. De bandera rojigualda, se entiende.

]]>
Juan Carlos Escudier 2014-04-24 11:56:56
Puntadas sin hilo - Si hay corrupción es porque el Gobierno quiere http://blogs.publico.es/arturo-gonzalez/2014/04/24/si-hay-corrupcion-es-porque-el-gobierno-quiere/ El Fiscal General del Estado es nombrado por el Gobierno. Y, como es ilógico, designa a alguien de su confianza. El Fiscal General tiene como función la defensa de la legalidad en representación de los ciudadanos, pero de hecho corre el peligro de convertirse en representante del Gobierno que lo nombró. El Fiscal General tiene una importancia extraordinaria en la administración de justicia. Por sus competencias y por ser la Fiscalía una institución jerárquica, esto es, todos los fiscales de España están sometidos a su criterio y decisión última. Los jueces, que son quienes tienen la última palabra, se apoyan grandemente en los informes del fiscal. Por ejemplo, el juez Silva no se encontraría sentado en el banquillo si hubiera hecho caso de los repetidos informes del fiscal correspondiente, que sostenía que no se puede decretar prisión preventiva por las actuaciones de Miguel Blesa, lo cual no quiere decir que no se pueda instruir la causa contra él. (Equiparar los casos del juez Silva y el juez Garzón y presentar a los dos como víctimas, revela una ignorancia manifiesta. El juez Garzón fue condenado por autorizar indebidamente escuchas de presos con sus abogados, no por otras causas torticeramente alegadas ni por sostenidos errores y disparates procesales, como es el caso del juez Silva. En mi modestísima opinión, y aún con su grave equivocación, el juez Garzón siempre fue un juez respetable y necesario, mientras que el juez Silva, no.) Otro caso discordante entre juez y fiscal es el de Urdangarin con la imputación o no de la Infanta, que próximamente veremos quién lleva razón. Por el contrario, en el caso Bárcenas la coincidencia entre juez y fiscal es absoluta y por eso Bárcenas está en prisión. En resumen, el fiscal no decide, pero influye en grado importante en la decisión a tomar por el juez.

Bien, pues que el Fiscal General se queje públicamente de la falta de medios materiales y de que no hay leyes bastantes para perseguir la corrupción revela el escaso o nulo interés del Gobierno en solucionar esta cuestión que tanto preocupa a los ciudadanos. Pase todavía que no haya los medios materiales necesarios a causa de la política de austeridad, pero de ningún modo resulta tolerable que no haya las leyes pertinentes. Las leyes no cuestan, y si no las hacen es, sencillamente, por el gobierno, con su mayoría absoluta, no quiere. Tiempo han tenido de sobra como lo han tenido para otras lindezas menos urgentes. Además de ello, el Fiscal General también denuncia que los asuntos llegan al juez precocinados por Hacienda y por la policía. Asimismo destaca que ello comporta la actuación exasperadamente lenta de la justicia, absoluciones difíciles de entender sin recuperación del dinero sustraído, así como prescripciones incomprensibles e indultos a corruptos. De modo que ya me dirán ustedes. Una catástrofe. Es indigno que un Gobierno no quiera luchar de verdad contra la corrupción y se ampare en la confusa maraña de la legalidad y los sospechosos intereses. Porque si de verdad quisiera, este gravísimo asunto que emponzoña toda la vida política, y, consecuentemente, ciudadana, estaría resuelto en quince días.

]]>
Arturo González 2014-04-24 11:21:05
Strambotic - “… Y una cucharadita de pis de niño”: Un repulsivo e insólito recetario de remedios antiguos para curar nuestros males http://blogs.publico.es/strambotic/2014/04/remedios-asquerosos/ Tacuinum-Sanitatis

Si alguna vez te has quejado de ese jarabe que sabe a rayos pero que no te quedaba más remedio que tomar para recuperarte, está claro que no sabes cómo funcionaba la medicina hace unos siglos. El refrán “es peor el remedio que la enfermedad”, se inventó mucho antes de las inyecciones, los supositorios, las pastillas enormes que tienes que tragar sin masticar o los jarabes con sabor infernal.

Cuando a la medicina y la ciencia en general aún tenían un largo recorrido que caminar, los médicos experimentaban con todo tipo de remedios para curar los males más comunes de cada época; y en ocasiones, esos remedios consistían en mezclas tan repugnantes que uno podía incluso llegar a curarse de sopetón antes siquiera de probar el remedio.

Anatomische_les_van_dr._Willem_Röell

Caldo de sapo

Si hacia finales del siglo XIX sufrías alguna torcedura, esguince, cojera o padecías reumatismo, el médico John King en su El libro que quieres: como curarlo todo, como hacerlo todo, recetas para todo (1885) te recomendaba tomar caldo de sapo.

Para ello, tenías que cocer vivos cuatro sapos de buen tamaño a fuego lento. Después, tenías que sacar los sapos y seguir cociendo a fuego lento el agua –hasta media pinta- con una libra de mantequilla batida sin sal. Por último, tenías que añadir dos onzas de tintura de árnica y tomarlo.

Chillidos de cerdo, tirones de pelo…

El siglo XIV nos dejó una buena colección de remedios, a cada cual más insólito, para curar la apatía o el letargo, como por ejemplo,hablar bien alto en presencia de los pacientes. Si esto no daba resultado, siempre se podía recurrir a alternativas más elaboradas, como atar las extremidades del paciente y frotarle las palmas de las manos y las plantas de los pies fuertemente, o ponerle los pies en un cuenco con agua y sal, o tirarles de la nariz y el pelo, o apretar suavemente los dedos de los pies o las manos, o hacer que un cerdo le chille al oído.

¡Y hay más! Colocar una pluma o una pajita bajo la nariz del paciente para que estornude, evitar que duerma o quemar pajo su nariz cabello humano o de algún otro animal maloliente.

pestenegra

Rata podrida

Seguro que muchos niños dejarían de orinarse en la cama ipso facto con tal de no probar este repugnante remedio: rata podrida. Al parecer, dar de comer rata podrirá (no sabemos si cruda o cocinada) a un niño evitaría que se hiciera pis por la noche. Este remedio está recogido en el libro El tesoro de la viuda, de 1595.

Pata de alce

Cuando una persona sufre un ataque epiléptico, siempre se toca la oreja izquierda con el pie izquierdo porque eso le ayuda a sentirse mejor; así lo relata el libro Una completa historia de las drogas, escrito por Pierre Pomet en 1737. Por eso, según el autor, lo mejor para curar la epilepsia era, poner un pie o cuerno de alce en el pie del paciente.

Pis de niño

Si a pesar de comerse una rata podrida y sobrevivir a las consecuencias el niño seguía haciéndose pis en la cama por las noches, los padres podían aprovechar esa orina para curar la peste.

Así es, según Una breve colección de muchos secretos raros, escrito por Edward Fountaine en 1650, tomar una mezcla de la orina de un niño varón sano, melaza fina y agua de anís curó a muchas personas de la peste. El paciente debía tomar en ayunas y durante tres mañanas un cuarto de pinta de este remedio, aprobado en Venecia en 1504.

pintura_lamujer_amp

Mano de muerto

Para eliminar los lobanillos, esos bultos de grasa que se forman bajo la piel, el libro de Daniel Border, Polypharmakos (1651), recomendaba frotar la protuberancia con la mano de un hombre muerto.

Después buscar a un fallecido o, en su defecto, de desenterrar alguno de un cementerio, los pacientes debían frotarse el lobanillo con la mano del cadáver hasta que el lobanillo se calentase, y así, acabará por consumirse al poco rato.

Cochinillas

Allá por el siglo XVI, los problemas dentales eran muy comunes y encontrarse con una sonrisa perfecta era algo bastante inusual.

Para hacer que un diente se cayera sin dolor, recomendaba pinchar una cochinilla –esos bichillos con un montón de patas que se hacen una bolita cuando los tocas- con un punzón o algo similar y colocarlo en el diente que doliera. Así, el dolor se aliviaba y solo había que esperar a que cayera; salvo que prefirieran arrancarlo directamente.

Anatomische_les_van_dr._Willem_Röell

¿Y para la vista? Sir William Read, oculista de la reina Ana de Gran Bretaña, recomendaba tomar jugo de heces de ganso o la parte blanca de las heces de la gallina para los problemas relacionados con los ojos y la vista.

Las heces de aves también se podían emplear para curar las quemaduras según un libro de 1653: Un variado manual de secretos raros y selectos sobre medicina y cirugía, de Elizabeth Grey. Se elaboraba un ungüento compuesto por un puñado de hierba cana, doce cabezas de siempreviva y una pinta de heces de ganso y otra de heces de pollo, lo más recientes posibles.

Para preparar el ungüento, había que picar las hierbas tan pequeñas como fuese posible, mezclarlas con las haces en un mortero untado de grasa de becerro y trabajarlos durante media hora. ¡Et voilà! Ya tenías lista tu cremita de caca de aves para las quemaduras que duraba en buen estado hasta dos años.

Vía: The Huffington Post.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Si aún tienes cuerpo para más, toma:

]]>
Noemí Rivera 2014-04-24 10:42:27
El 4º Poder en Red - Duelo periodístico en la cumbre http://blogs.publico.es/el-cuarto-poder-en-red/2014/04/24/duelo-periodistico-en-la-cumbre/ Víctor Sampedro Blanco
Catedrático de Opinión Pública y Comunicación Política en la URJC

El Pullitzer concedido a G. Greenwald, de cuya biografía ya informamos, plantea con urgencia el papel del periodismo frente al poder. En concreto, si la posición es de enfrentamiento —contrapoder— o cooperación. Traducimos ahora y extractamos los pasajes más interesantes de la correspondencia pública que mantuvieron G. Greenwald y Bill Keller (ex-director del The New York Times). La extensa conversación publicada en el NYT expone dos posturas enfrentadas, pero también un reconocimiento de un territorio común. Debiera ser lectura obligatoria en las Facultades de Periodismo. Publicamos aquí algunos extractos. Disponen de la traducción completa aquí.

Querido Glenn,

Llegamos al periodismo desde diferentes tradiciones. He pasado toda la vida trabajando en periódicos que  dan un valor preponderante al periodismo agresivo pero imparcial. Se espera de los reporteros y directores que se guarden sus opiniones, a menos que las trasladen (como yo he hecho) a las páginas claramente identificadas como de opinión. Tú vienes de una tradición más activista: primero como abogado, luego como bloguero y columnista, y pronto como parte de una nueva e independiente aventura periodística financiada por el fundador de eBay Pierre Omidyar. Tu forma de escribir procede de un punto de vista claramente expuesto.

Los periodistas, por tradición, tienen abundantes opiniones, pero dejándolas a un lado para centrarse en los hechos –como un juez en el tribunal se supone que debe dejar de lado los prejuicios para seguir la ley y las evidencias– pueden a menudo producir resultados que son más sustanciales y creíbles. El periodismo de los grandes medios  ha tenido sus fallos –episodios de credulidsaad, falsas comparaciones, sencionalismo y falta de atención– por los que hemos sido azotados merecidamente. Espero que vayas a decir que no  lo suficientemente azotados. Así  te paso el látigo.

Querido Bill,

Nadie sostiene que el modelo que se ha convertido (más recientemente) en estándar para un periodista – ocultar las perspectivas subjetivas o lo que parecen ser “opiniones”– impida un buen periodismo.

Pero este modelo también ha producido un montón de periodismo atroz y algunos hábitos tóxicos que están debilitando la profesión. Un periodista que se queda petrificado por una cobarde e inútil fórmula de “esto-es-lo-que-ambos-lados-dicen-y-yo-no-voy-a-resolver-los-conflictos”.  Esto premia la deshonestidad de los funcionarios políticos y empresariales que saben que pueden confiar en periodistas “objetivos” para amplificar sus  falsedades sin impugnación. Es decir, el periodismo queda reducido a “X dice Y” en lugar de “X dice Y y eso es falso”.

Esta restricción asfixiante produce una forma de periodismo de auto-castración, que se convierte en ineficaz y aburrida. El hecho de no llamar “tortura” a la tortura porque los responsables del gobierno exijan que se use un eufemismo más agradable, o equiparar perezosamente una afirmación que se demuestra cierta con una demostrablemente falsa, vacía al periodismo de su pasión, pulso, vitalidad y alma.

La distinción relevante no está entre los periodistas que tienen una opinión y los que no, porque la última categoría es un mito. Todo periodismo es una forma de activismo. Cada decisión periodística abraza necesariamente suposiciones altamente subjetivas –culturales, políticas o nacionalistas– y sirve a los intereses de una facción u otra

Pero no hay periodismo – desde el más estilísticamente objetivo al más descaradamente opinativo– que tenga valor alguno a menos que se base en hechos, evidencias y datos verificables.

Querido Glenn,

No pretendo sostener que los periodistas no tengan opiniones. Pienso en periodistas profesionales, con una disciplina de trabajo, suspendiendo sus opiniones y permitiendo a las evidencias hablar por sí mismas.

La cosa es que una vez que has declarado públicamente tus “suposiciones subjetivas y valores políticos”, es de naturaleza humana querer defenderlos, y se convierte en tentador omitir o minimizar hechos, o enmarcar el argumento, en sentidos que apoyan tu punto de vista declarado. A veces el juego limpio se convierte en falsa comparación, o parece  un eufemismo. Pero es simplista decir, por ejemplo, que a menos que uses la palabra “tortura” estás suspendiendo en coraje, o colaborando con el mal.

The New York Times y otros medios principales de noticias consideran seriamente  los argumentos de la publicación de algo que va a poner en peligro la seguridad nacional – lo que significa que alguien pueda resultar asesinado. Eso es verdad. Escuchamos respetuosamente esa clase de consideraciones y, entonces, tomamos nuestras propias decisiones. Si no estamos convencidos, esperamos, o retenemos detalles. Así que, ¿cuál sería tu política sobre publicar una información que algunos argumentarían que pone en peligro la seguridad nacional?

Querido Bill,

¿Por qué serían los periodistas que esconden sus opiniones menos proclives a manipular sus noticias que aquellos que son honestos sobre sus opiniones? Si acaso, esconder su punto de vista le concede al reportero más libertad para manipular su trabajo, porque el lector es inconsciente de esos enfoques ocultos y, por lo tanto, no puede tenerlos en cuenta.

Resulta, creo, muy difícil sostener que el tono “objetivo”, aparentemente requerido por la mayoría de los medios masivos, crea confianza en el público, dada la muy baja estima con que el público se refiere a esas instituciones mediáticas. El colapso de la credibilidad de los medios tiene su raíz en hechos como ayudar al gobierno de EEUU a diseminar las falsedades que condujeron a la guerra de Irak y, más en general, a una sumisión flagrante al poder político. Patologías agravadas por la prohibición periodística de hacer cualquier aclaración crítica y por afirmaciones que avalan las palabras y las acciones de los responsables políticos, por miedo a ser acusado de parcialidad.

En cuanto a tener en cuenta los peligros planteados sobre vidas inocentes antes de publicar: nadie discute que los periodistas deberían hacerlo. Pero no le doy peso adicional a la vida de norteamericanos inocentes comparados con las vidas de inocentes no norteamericanos, ni tampoco sentiría ninguna lealtad especial hacia el gobierno de EEUU en relación a otros gobiernos al decidir qué publicar.

Los principales medios de EEUU dan especial lealtad a los puntos de vista e intereses del gobierno. Supongo que se puede argumentar que así debería ser. Pero cualquiera que sea esa forma de pensar, sin duda no es “objetiva”. Es nacionalista, subjetiva y activista. Lo cual es mi primer punto: todo periodismo es subjetivo y una forma de activismo incluso si se hace un intento de fingir que no es así.

No tengo objeción al protocolo por el cual se le permite a la Casa Blanca dar su opinión antes de la publicación de secretos sensibles. Para todos los reportajes de la NSA que he hecho – no solo en The Guardian, sino con grandes medios alrededor del mundo –, he hecho que la Casa Blanca sea notificada por los editores antes de la publicación (aunque en la gran, gran mayoría de los casos, sus exigencias de que cierta información fuera suprimida no se tuvieron en cuenta, debido a la falta de razones específicas para la supresión).

En esencia, veo el valor del periodismo como descansando en una doble misión: informar al público con información precisa y vital, y su capacidad única para proporcionar un control realmente adversario con aquellos en el poder.

Querido Glenn,

Críticos de la izquierda, incluyéndote a ti, estaban indignados al conocer que mantuvimos guardada la historia de las escuchas ilegales de la NSA por más de un año, hasta que yo estuve convencido de que el interés público compensaba cualquier daño potencial a la seguridad nacional. Los críticos conservadores estaban más furiosos aún cuando, en 2005, lo publicamos. La gente honrada puede no estar de acuerdo con tales decisiones, publicar o no publicar. Pero esos juicios fueron el resultado de un cálculo largo, duro e independiente, un balance de riesgos y responsabilidades, no “lealtad al gobierno de EEUU”.

En varias ocasiones he dicho que Julian Assange y WikiLeaks deberían tener derecho a las mismas libertades de prensa que The New York Times. Pero no vamos a pretender que tengan el mismo sentido de la responsabilidad.

¿Nuevo tema?

Pierre Omidyar, tu nuevo jefe, está construyendo una constelación de estrellas, solistas “llenos de pasión”, investigadores empecinados.

Se ha convertido en un cliché en nuestro negocio/profesión/oficio que los periodistas deben construirse a sí mismos como “marcas” individuales. Pero el periodismo –especialmente el más duro, como el periodismo de investigación– se beneficia inmensamente del apoyo institucional. En la cobertura de Snowden, trabajaste en la estructura institucional de The Guardian y, por un tiempo, de The Times. Así que, ¿qué es tan diferente en el nuevo proyecto? ¿Es tan solo una institución periodística con otro nombre?

Todo lo que se necesita, dijiste, es acceso y una conciencia preocupada para crear un Edward Snowden o un Bradley Manning. Pero la abrumadora preponderancia del periodismo de investigación sigue procediendo de reporteros que cultivan fuentes de confianza durante meses o años, no de gente de dentro que de repente decide confiar a alguien a quien nunca han conocido un pendrive lleno de secretos. ¿Realmente crees que Snowden y Manning representan el futuro del periodismo de investigación?

Y, por último, ¿será “la Nueva Cosa” de Pierre Omidyar un monocultivo político, o esperas que haya Glenn Greenwalds de derechas a bordo?

Vuelve a ti.

Querido Bill,

Por todo lo que he visto, ni Assange ni WikiLeaks tienen el más mínimo deseo de poner en peligro a personas inocentes. Todo lo contrario: han intentado con diligencia que se corrijan los nombres de inocentes, y solicitaron la contribución de la Casa Blanca antes de publicar (que fue denegada inexcusablemente). Además, la única vez que una gran cantidad de documentos sin editar fueron liberados fue, irónicamente, cuando el periodista que has mencionado (no asociado con WikiLeaks) publicó la contraseña del archivo en su libro.

Los editores deben empoderar y fortalecer un periodismo cargado de hechos, acusatorio y agresivo, no servir como obstáculos para castrarlo o suprimirlo.

Tenemos la intención de sopesar las exigencias de las facciones más poderosas con escepticismo, no reverencia. Las declaraciones oficiales nos indican qué investigar (“el funcionario A dijo X, Y y Z hoy: ahora vamos a ver si eso es verdad”), no el evangelio alrededor del que construir nuestras narrativas (“X, Y y Z, dice el funcionario A”).

Con respecto a las fuentes, realmente no entiendo la distinción que crees que estás trazando entre Snowden y las fuentes más tradicionales.

No es sólo la gente como Manning y Snowden la que se enfrenta a la persecución y largas penas de prisión. Denunciantes estadounidenses que acudieron a los medios de comunicación más tradicionales -como Tom Drake y Jeffery Sterling- también se enfrentan a cargos por delitos graves a causa de una administración que, como el ex consejero general de su periódico, James Goodale, ha dicho, ha sido más vengativa en el ataque del proceso de recopilación de noticias que cualquier otra desde Richard Nixon. Incluso periodistas en este proceso, como el ganador del Premio Pulitzer de tu periódico Jim Risen, se enfrentan a una amenaza muy real de cárcel.

Las fuentes ahora tienen miedo de recurrir a los modos tradicionales de trabajo con los periodistas a causa de la agresión de la administración Obama. La vigilancia ubicua obviamente agrava mucho este problema, ya que la colección de todos los metadatos hace que sea casi imposible para una fuente y un periodista comunicarse sin el conocimiento del gobierno.

Así que sí: junto con las nuevas tecnologías de protección de la intimidad, creo que valientes e innovadores denunciantes como Manning y Snowden son cruciales para despejar algunas tinieblas y darnos un poco de luz solar. Denunciar las malas actuaciones que un gobierno comete en secreto no debe implicar un coraje extremo y una inclinación a ir a la cárcel durante décadas o incluso toda la vida. Pero es lo que pasa. Y supone un problema enorme para la democracia, donde todos los periodistas deben estar unidos en la lucha. La recuperación de las libertades de prensa básicas en los EE.UU. son un importante impulso para nuestra nueva empresa.

Querido Glenn,

Creo que la imparcialidad en el periodismo es una una aspiración que vale la pena, incluso si no se alcanza con perfección. Creo que en la mayoría de los casos te acerca a la verdad, porque impone la disciplina de probar todos los argumentos, incluyendo en gran medida el tuyo propio. Esa disciplina no viene de forma natural. Creo que el periodismo que comienza desde una predisposición declarada públicamente tiene menos probabilidades de llegar a la verdad, y es menos probable que sea convincente para aquellos que no están convencidos ya. (Prueba A: las noticias de la Fox). Y sí, los escritores son más propensos a manipular la evidencia para apoyar un punto de vista declarado que uno que se mantiene en privado, porque el orgullo está en juego.

La clase de periodismo abiertamente opinativo que tú respaldas.  Tiene el “alma” que tú ansías. Pero para un oído moderno a menudo suena sermoneador y sospechoso.

Creo  que la necesidad de un periodismo imparcial es mayor que nunca, porque ahora vivimos en un mundo de medios de comunicación basados en la afinidad, donde los ciudadanos pueden construir y construyen espacios de sus propias creencias. En conjunto, es muy sencillo sentirse “informado” sin tener que encontrar información que desafíe nuestros prejuicios.

Me parece más plausible que la erosión del respeto a los medios estadounidenses pueda ser explicada por el hecho de que gran parte de ellos son triviales, superficiales, sensacionalistas, redundantes y, sí, ideológicos y polémicos.

Te ofrezco la última palabra, y entonces podemos dejarle el espacio a los comentaristas, si alguno ha llegado hasta aquí.

Glenn, te deseo suerte en tu nueva aventura, y espero que inspire a más multimillonarios a poner  dinero en el periodismo. Voy a ofrecer un consejo no solicitado. La autocrítica y la corrección. Y he tenido una experiencia considerable de ambas. No son divertidas, pero son tan sanas para el periodismo como la independencia y la reverencia a la verdad. La humildad es tan querida como la pasión. Así que mi consejo es: aprende a decir, “estábamos equivocados”.

Querido Bill,

Mi punto de vista sobre el periodismo exige tanto la imparcialidad como la fidelidad a los hechos. Pero creo que esos valores son defendidos siendo honestos sobre las propias perspectivas y supuestos subjetivos, en lugar de hacer de voz-de-Dios, el tono de punto-de-vista-imparcial que falsamente implica que los periodistas viven por encima de los puntos de vista comunes y las divisiones-lealtades que afectan a los no periodistas y los temidos “activistas”.

Con algunas nobles excepciones, la información de The New York Times no es menos “activista”, subjetiva o sesgada ideológicamente que las voces de los nuevos medios a los que a veces desprecian condescendientemente

Gracias por desearme lo mejor e invitarme a la reflexión, lo aprecio.

 

Y ahora algunas preguntas, para buscar las respuestas en el diálogo anterior:

- ¿Qué director de un gran diario español habría convertido en su columna de opinión un duelo semejante? ¿Se imaginan algo semejante referido a los periodistas inmundos de los que hablamos hace poco?

- ¿Qué territorio común comparten los duelistas, a pesar de sus diferencias? ¿No apelan ambos al periodismo como fundamento de la democracia? ¿Basado en hechos irrefutables y distintos grados de contrapoder?

- ¿Por qué ambos renuncian al término objetividad? ¿Y qué considera cada uno como imparcialidad?

- ¿Qué hay de antiguo y de moderno en sus posicionamientos? ¿Cuál de ellos apunta al futuro y cuál al pasado?

]]>
Opinión 2014-04-24 10:28:37
La realidad y el deseo - Los asuntos de nuestra socialdemocracia http://blogs.publico.es/luis-garcia-montero/1017/los-asuntos-de-nuestra-socialdemocracia/ La verdad es que ha sido una representación muy dura la protagonizada por la socialdemocracia europea en el Circo de Invierno de París. La sonrisa y las palabras de Martin Schulz,  candidato socialista a la presidencia de la Comisión Europea, estuvieron llenas de malabaristas, equilibristas, trapecistas y contorsionistas. El antiguo dominio político de las palabras terminadas con el sufijo “ista” (socialista, anarquista, comunista, fascista…) se vio sustituido por los saltos mortales y los juegos propios de la pista del circo. Más que pertenencia a una doctrina, el sufijo indicó el desempeño de un oficio espectacular.

François Hollande ganó las elecciones en Francia con un programa lleno de ilusión social. Ofrecía una alternativa política al neoliberalismo imperante de Angela Merkel. Su Gobierno abandonó después esa ilusión para aplicar de inmediato, más allá de las consignas y los adornos electorales, el mismo programa que la presidenta de Alemania. Cuando las elecciones municipales evidenciaron el enfado de los ciudadanos, sólo supo hundirse más en la herida y acentuar el abandono de la ideología socialdemócrata. La imposición de una política única (neoliberal y financiera) llegada de Alemania y del Banco Central Europeo, no sólo ha acabado con la socialdemocracia. También ha borrado la lógica franco-alemana de la Europa fijada en el viejo Tratado del Elíseo por Charles de Gaulle y Konrad Adenauer. Ahora todo es Berlín, o mejor, todo es imperio de la especulación y de los bancos.

La verdad es que fue duro oír hablar en el circo a Elena Valenciano, candidata socialista española en las próximas elecciones europeas. Justo en el momento en el que el socialismo francés representado por Manuel Valls imponía la congelación de las pensiones y de los sueldos públicos, Valenciano gritaba en París contra la “tiranía de la austeridad” y clamaba en favor de la Europa social. No quiero hablar aquí desde un punto de vista moral, utilizando conceptos como hipocresía, desfachatez, farsa, mentira o desvergüenza. Esa perspectiva la dejo para el socialismo de caviar, fascinado por el dinero y los amigos multimillonarios, que representan hasta la saciedad figuras como la del escandaloso Dominique Strauss-Kahn o como nuestro Felipe González.

Aquí sólo quiero hablar del síntoma político: un mitin y la contradicción de un programa electoral socialdemócrata defendido por los mismos que, en ese mismo momento (no ya un turno después), aplican duras medidas neoliberales. Los austericidas claman contra el austericidio. La lluvia de este síntoma cae sobre un mojado reciente en España. Los socialistas de nuestro Rubalcaba protestan hoy contra lo que ellos mismos hicieron cuando estaban en el Gobierno.

Desde el punto de vista de la izquierda, el proceso de configuración de la Unión Europea ha supuesto un fracaso. El síntoma principal está en el suicidio político de la socialdemocracia. Los partidos tradicionales socialdemócratas se pueden mantener, aunque en condiciones cada vez más adversas. Pero la política socialdemócrata está liquidada. La Europa del bienestar y del Estado garante de los equilibrios económicos fue una alternativa contra los totalitarismos y el neoliberalismo norteamericano. Pero el proceso de los últimos años ha convertido a Europa en un laboratorio para la privatización de la política en favor de los intereses financieros y de la banca alemana. El circo y las acrobacias retóricas de París eran inevitables desde el momento en el que los socialdemócratas aceptaron una Europa sin Estado al servicio de un Banco Central Europeo que no es un Banco Central, sino un arma de especulación en manos de los entramados financieros. La socialdemocracia ha participado en la construcción de una Europa que liquida por necesidad su propia ideología.

Este es el problema actual más importante de la izquierda y de los ciudadanos europeos que asisten al desplome de sus derechos, al deterioro de sus salarios y al aumento de la brecha social entre ricos y pobres. Los ricos son hoy una élite selecta de avaros crueles. Los pobres empiezan a confundirse con una legión de hambrientos.

¿Es posible una alternativa? ¿Se puede defender un sentido común o una Razón de Estado que no se confunda con los intereses de un lobby financiero?

Los asuntos de la socialdemocracia se viven desde distintas perspectivas, pero nos afectan a todos por igual. Hay gente honrada, militantes y votantes que no pertenecen al caviar. Piensan contra toda evidencia que votar a los partidos socialistas tradicionales es todavía una posibilidad para la izquierda. Esos socialistas honrados sitúan sus debates como algo interno. En España se provocan pequeños movimientos bajo el espejismo de un cambio generacional que no llega. En Francia surgen disidencias, diputados que protestan y hacen amagos de ruptura.  Intentan oponerse a un pacto secreto con la derecha, ese mismo pacto que en Alemania se ha impuesto con la lógica descarada de la gran coalición. Es el descaro que sólo puede permitirse una metrópoli favorecida por la explotación de súbditos lejanos. Los intereses del patriotismo colonial se imponen como única ideología.

Hay otra gente, adiestrada por el desencanto y dolorida por las falsas promesas electorales, que prefiere optar por la abstención. Vive ya en la renuncia.

Pero renunciar no es sólo asumir la derrota o aceptar el circo electoral como única realidad posible. Supone también dejar el campo libre para el resurgimiento de identidades políticas totalitarias.  El racismo es una amenaza grave en una Europa que maltrata a los inmigrantes y se llena otra vez de fronteras para expulsar de un lugar a otro a sus propios ciudadanos.

Hay razones serias para apostar por la construcción de una alternativa, una nueva ilusión política, una nueva mayoría democrática que sustituya al cadáver de la socialdemocracia europea. Se trata de la tarea social más importante de la izquierda real.

]]>
Luis García Montero 2014-04-24 09:42:57
Otra vuelta de tuerka - Cuéntame Valenciano ¿cómo os ha ido? http://blogs.publico.es/pablo-iglesias/885/cuentame-valenciano-como-os-ha-ido/ Resulta elocuente que Valenciano, con aire de superioridad patricia, valore nuestro video de Cuéntamecomo procedente de alguien “que se está buscando la vida” tras un espacio político que se le antoja “mínimo”. Parece el acto reflejo de quien, acostumbrada a los privilegios del poder y el mando desde tiempos inmemoriales, se siente obligada a calificar de advenedizo a quien busca, efectivamente, entrar en escena con una mano atada a la espalda.

Pablo-ValencianoA Valenciano le parece “terrible” (ojo con el adjetivo) que, desde “la izquierda”, se relacione al PSOE con el PP cuando “históricamente” se ha puesto de manifiesto, según ella, todo lo contrario. ¿Qué es “Izquierda” para Valenciano? Que el PP proviene de la herencia del   “franquismo”, mientras que el PSOE se ha caracterizado justo por lo opuesto.
Meras palabras huecas. Ya no basta esa falsa retórica para seguir jugando a los trileros con la ciudadanía. Ni resulta ya efectiva la acusación de esa palabra, “demagogia”, utilizada para un roto y un descosido por el político profesional cuando se le insta a hablar de política concreta y de las necesidades de la gente. Demagogia es en realidad apelar a mantras o palabras vacías cuando desde hace tiempo se ha renunciado a la política realizando mera gestión al servicio de los intereses financieros y económicos de turno.

¿Estamos “lejos de la realidad”? Cuéntanos qué es “Izquierda”, Valenciano. ¿Acaso la reforma constitucional aprobada en agosto de 2011 entre las camarillas del PP y el PSOE y a espaldas de la ciudadanía, en la que se fijó el pago del capital y los intereses de la deuda como “prioridad absoluta” sobre cualquier otro gasto público? ¿Es esta la apuesta por “más Europa” frente a la demagogia?
Esta escenificación consensuada en apenas una tarde fue el signo de un bipartidismo que ha erosionado nuestra democracia al abrigo de una falsa retórica de confrontación. Sin embargo, hoy cualquier intento de cuestionar este escenario técnico supuestamente “necesario” es tachado inmediatamente de “demagógico”.

Cuéntanos, Valenciano, ¿es demágogico que PP y PSOE coincidan en más de un 70% de las votaciones en el Parlamento Europeo? No parece. Lo que realmente resulta aberrante no es criticar las políticas que ha llevado a cabo el PSOE, sino que los dirigentes de este partido hayan traicionado sistemáticamente las ilusiones y la confianza de sus votantes. La cúpula del PSOE quiere amedrentar una vez más a la población, diciendo que si no son ellos, serán los otros, y que más vale votarles porque sino vuelve el PP. La confianza no se puede ganar chantajeando a la población, porque al final la ciudadanía acaba siendo rehén de un juego de trileros. La democracia no puede sostenerse en una coacción velada, no se trata de votar a uno por tenerle miedo al otro, sino de hacerlo con la ilusión que genera tu propio proyecto. Hay demasiada buena gente que se reclama socialista a la que Rubalcaba y Valenciano han dejado huérfana, por mucho que ahora, desesperados, apelen al pasado para justificar su triste presente.

Sordos como los del PP, los dirigentes del PSOE son incapaces de ofrecer nada que proponga un cambio a favor de la mayoría social empobrecida por las políticas de recortes que ellos también aplicaban. No despiertan ilusión, sino resignación. Por esa razón, mientras por un lado buscan con ahínco ubicar el espectáculo electoral en un supuesto enfrentamiento con el PP, por el otro no se atreven nunca a distanciarse de ellos en los problemas reales que asolan a este país. Nunca discuten de lo que es realmente importante, porque a grandes rasgos coinciden.

Es hora de mostrar alternativas reales y salvar a la gente de la actual alternancia perversa e inoperante en la que se desarrolla el falso juego de los dos principales partidos. Si la cúpula del PSOE quiere dinamitar sus siglas, que lo haga, pero sin el apoyo de una ciudadanía, entre la que se encuentra la base social de su propio partido, hastiada del permanente enjuague entre poder político y poder económico.

Es hora de salvar a los votantes del PSOE de sus dirigentes para que dejen de liquidar sus siglas. La increíble historia del partido menguante se ha terminado de consumar. Si con el paso de los años ha ido confirmando la pérdida sigla a sigla de su identidad (primero obrero, después socialista, y ahora, dada su sumisión a los poderes financieros internaciones incluso también español), ahora solo queda una pírrica P de Partido.

Os dejo el enlace del video con reacción de Elena Valenciano tras ver el video de Podemos:

http://www.cuatro.com/las-mananas-de-cuatro/2014/abril/23-04-2014/Elena-Valenciano-Pablo-Iglesias-completamente_2_1784505107.html#

 

]]>
Pablo Iglesias Turrión 2014-04-23 23:28:14
Consumidor indignado - Contratos sorpresa que firmamos con la mano de otro: lo último en fraudes energéticos http://blogs.publico.es/ruben-sanchez/2014/04/23/contratos-sorpresa-que-firmamos-con-la-mano-de-otro-lo-ultimo-en-fraudes-energeticos/ Hombreras, pantalones de campana, falsificaciones de contratos… Las peores modas siempre vuelven. Comenzaron a comienzos de la década pasada en telefonía; hoy, en luz y gas.

A continuación, reproducimos el fraude número 1 del libro de Rubén Sánchez DEFIÉNDETE de #101fraudes: el de los seguidores zombis.

En enero de 2012, el periodista y actor Antonio de la Torre, ganador del Goya por AzulOscuroCasiNegro, recibió en su casa la visita de un comercial de Galp Energía, que le ofreció abandonar a su compañía de gas y electricidad para irse con ellos y beneficiarse de tarifas más bajas. Pero como es un tio fiel y además no se fía de desconocidos, rechazó la tentadora oferta. Poco después, recibió una factura de Galp: le habían secuestrado la luz, el gas y, ya de paso, le dieron de alta en un servicio de mantenimiento y reparaciones.

El problema (para la compañía) es que Antonio es socio de FACUA. En la reclamación que presentamos en su nombre se argumentaba que no había solicitado los servicios de la compañía y, ni mucho menos, firmado ningún documento. La empresa, que le siguió pasando recibos, aportó en su respuesta una copia de un contrato con una firma que no era la de Antonio. Como el comercial no pudo acceder a sus datos bancarios, indicó que realizaría el pago por ventanilla. Y la compañía dio el contrato por bueno pese a que, en todos los lugares donde supuestamente aparecía la firma del cliente, los garabatos estaban acompañados de las iniciales P.O. (que significan firmado por orden). Galp acabó anulando todos los recibos y Antonio llevó a la compañía a los tribunales.

Otro caso parecido es el de Carlos, que en septiembre de 2012 recibió una factura de Movistar correspondiente a un número de móvil desconocido para él. Tras comunicárselo a la compañía y pedirle que anulara el cargo y la línea, le llegó un segundo recibo, éste de 589,74 euros, como penalización por haber incumplido un contrato que nunca firmó aparejado a un iPhone que jamás le entregaron. Como se negó a pagar, la compañía decidió no incluirlo en un registro de morosos, sino en dos: Asnef y Badexcug.

Pero lo mejor llegó cuando Carlos reclamó a Movistar, a través de FACUA, que le demostrase la existencia del documento donde daba de alta la línea y le hacía entrega del móvil. “Adjuntamos contrato para su comprobación”, contestó el director de Servicios Comerciales de Movistar, no se sabe si en pleno uso de sus facultades psíquicas. Lo que adjuntaba era, efectivamente, un contrato, pero en blanco. En él no aparecían ni los datos personales del usuario ni el número de teléfono dado de alta. Eso sí, incluía una firma que ni siquiera está manuscrita, sino manipulada digitalmente e insertada en cuatro apartados del documento. FACUA puso los hechos en conocimiento de la Fiscalía de Sevilla, que interpuso una denuncia ante el Juzgado Decano “por considerar que los hechos constituyen un delito de falsedad en documento mercantil”.

En los últimos tiempos ha vuelto con fuerza la moda de los contratos que, de repente, aparecen a nuestro nombre pero están firmados con la mano de otro. A los ya tradicionales fraudes en las altas de nuevas líneas de telecomunicaciones o en los cambios de compañía (al inicio de la liberalización del sector se produjeron de forma masiva) se están sumando estas prácticas en la electricidad y en el gas. Mientras aumentan de forma alarmante, las autoridades parece que no acaban de enterarse. El cambio de compañía no solicitado por el usuario es una práctica que en el mundo anglosajón se conoce como slamming.

No debemos olvidar que este tipo de altas fraudulentas no son sólo denunciables ante las autoridades de consumo y protección de datos para que multen a sus responsables, sino que pueden resultar delictivas. Por ello, más allá de valorar si interponemos una demanda para reclamar una indemnización en el caso de que nos incluyan en un registro de morosos, es conveniente que pongamos la suplantación de identidad y, en su caso, la manipulación de nuestra firma, en conocimiento de la fiscalía o el juzgado; de hecho, este delito también implica un daño moral por el que se puede exigir una compensación económica.

__________

Es miércoles 12 de noviembre de 2003. Han vuelto a amenazar a mi abuela María con dejar su casa sin línea de teléfono por no pagar las facturas. La compañía Auna le recuerda una vez más que, con el fin de que sus llamadas dejasen de realizarse a través de Telefónica, mi abuelo Esteban firmó con ellos un contrato de preasignación. En cuanto llegó el primer recibo de Auna, mi abuela les llamó por teléfono para explicarles que alguien en la empresa debía haber cometido un error. Pero ahora le han enviado una carta donde advierten de que además de cortar la línea, incluirán a mi abuelo en un registro de morosos si no abona los recibos pendientes. Dentro del sobre también hay una fotocopia de un contrato, firmado hace unos meses, a nombre de Esteban García Rodríguez. Mi abuelo falleció en el año 2000.

En septiembre de 2001, FACUA destapó que multitud de usuarios estaban siendo víctimas del secuestro de sus líneas por parte de Retevisión (que ahora en 2003 se denomina Auna) y, en menor medida, por alguna que otra nueva compañía. Mediante la manipulación de contratos e incluso con la inclusión de firmas falsas, dan de alta a clientes de Telefónica en el servicio de preasignación, mediante el que todas sus llamadas son facturadas directamente por el otro operador. Los afectados no sólo pagan a una compañía que no desean, con las consiguientes diferencias tarifarias, sino que incluso pueden estar abonando doblemente las mismas si tienen contratados determinados planes con Telefónica.

Este fraude masivo viene ocurriendo desde que en junio de 2001, la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones decidió imponer a Telefónica que autorizase directamente la práctica totalidad de peticiones de preasignación que recibiese (algo parecido a las actuales portabilidades), sin pedir documentos que demostrasen la veracidad de los contratos.

Aunque durante 2003 en FACUA estamos logrando que numerosas víctimas vuelvan con su compañía sin pagar nada a los timadores o recuperando su dinero, el año pasado denunciamos este fraude masivo ante el Ministerio de Ciencia y Tecnología y se desentendieron del asunto. El pasado febrero, el Servicio de Defensa de la Competencia dio carpetazo a una denuncia de Telefónica con la excusa de que es un tema que “no afecta al interés público” porque las víctimas no tardan más de dos meses en percatarse de la “supuesta estafa”. Por si fuera poco, dice que “al favorecer el acceso al mercado de otros operadores”, se reduce el poder de la principal compañía, “quedando favorecida la competencia en el mercado”.

En diciembre de 2003, el Tribunal de Defensa de la Competencia archivó definitivamente la denuncia de Telefónica con el argumento de que, aunque consideraba las irregularidades “deplorables desde el punto de visto humano”, entendía que “no han producido perjuicio grave a la competencia” al no restarle a Telefónica una cuota de mercado considerable.

Espero que si dentro de unos años las compañías eléctricas copian el fraude, quien gobierne no actúe con la misma desfachatez.

]]>
Rubén Sánchez 2014-04-23 22:42:29
Posos de anarquía - En el día del libro, cuentos chinos y esperpentos http://blogs.publico.es/david-bollero/2014/04/23/en-el-dia-del-libro-cuentos-chinos-y-esperpentos/ El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha querido hoy homenajear al día del libro contando un cuento chino en el Congreso. Así se desprende de su particular relato del pasado 22-M, en el que la actuación y el despliegue policial fueron correctos y, sin embargo, le ha costado el puesto al máximo responsable de la primera Unidad de Intervención Policial (UIP) de Madrid. No sólo eso, dado que “el dispositivo fue perfectamente diseñado” y, como acostumbra a decir el condecorador de Vírgenes, Jorge Fernández-Díaz, “la actuación policial es ejemplar”, a Cosidó no se la ha ocurrido sugerir otra cosa que crear un cuerpo de élite entre los antidisturbios.

¿De qué servirá esta unidad de élite si se le ordena estar quieta  cuando está rodeada? ¿Significa esta sugerencia que la actual UIP es de segunda división, que aporrea poco para el gusto de Fernández Díaz o, sencillamente, es un ingrediente más del cuento chino relatado por Cosidó? En todo caso, colegas de las prensa y ciudadanos en general, prepárense a recibir “calor negro” (como llaman los antidisturbios a los golpes con porra) a diestri y siniestro, porque, como hoy también hemos podido constatar en el Congreso, a Cosidó le importa un carajo que sus esbirros se sobrepasen, como ha quedado más que patente que hicieron durante los actos del 29-M, hechos sobre los que hoy no ha fabulado.

Cosidó no ha sido el único que ha querido homenajear al díadel libro; también lo ha hecho Carlos Valle, el juez que instruye el caso de la fuga de Esperanza Aguirre, así como la Fiscalía de Madrid, en su caso con un sainete. Ambos consideran que la lideresa sexagenaria incurrió en una falta leve nada más, lo que únicamente le puede costar 300 euros, la misma cantidad que Cristina Cifuentes impone a los manifestantes pacíficos del 15-M, por ejemplo. ¿Cuál es el recado que nos manda la Judicatura y la propia Aguirre? Fácil: Si a alguno de ustedes le detiene la policía, antes de que puedan realizarle un control de drogas o alcoholemia, se me ocurre, dénse a la fuga, tirando si es posible la moto del agente. 300 euros bien lo valen, comparado con los 1.000 euros de sanción si hubiéramos dado positivo. Bien lo sabe Aguirre.

El día avanzaba y no podíamos quedarnos sin un homenaje más: el esperpento de Miguel Blesa, poco menos que lloriqueando en el juzgado alegando que su imagen ha sido desprestigiada por su paso, en su opinión injusto, por la prisión. Qué cínico el artista, como si no nos bastara con la estafa a los preferentistas o sus correos electrónicos jactándose y mofándose de ello para considerarle uno de los tipos más indeseables del panorama actual. Blesa, que seguramente saldrá de rositas a pesar de haber sido uno de los autores intelectuales y materiales de esta estafa que mal llaman crisis, ya está en la diana de muchos, muchísimos… demasiados como para tomárselo a la ligera y hacer pucheros con un “me ha hecho sufrir mucho”. Ni una décima parte de lo que apuesto que pasa por la mente de media España…

Y en medio de esta tragedia griega, uno se reconcilia, cómo no gracias a la cultura, gracias a la inmensa -a pesar de su menudez- Elena Poniatowska, que ha sacudido una bofetada de honradez al auditorio que la escuchaba en la Universidad de Alcalá de Henares… ojalá se les haya pegado algo, porque un buen puñado de ellos no tiene ni pajolera idea de qué es, comenzando por las más altas instancias.  Decía la buena de Poniatowska (discurso íntegro aquí) que “ningún acontecimiento más importante en mi vida profesional que este premio que el jurado del Cervantes otorga a una Sancho Panza femenina que no es Teresa Panza ni Dulcinea del Toboso, ni Maritornes, ni la princesa Micomicona que tanto le gustaba a Carlos Fuentes, sino una escritora que no puede hablar de molinos porque ya no los hay y en cambio lo hace de los andariegos comunes y corrientes que cargan su bolsa del mandado, su pico o su pala, duermen a la buena ventura y confían en una cronista impulsiva que retiene lo que le cuentan”…

… y añadía magistral que “el poder financiero manda no sólo en México sino en el mundo. Los que lo resisten, montados en Rocinante y seguidos por Sancho Panza son cada vez menos. Me enorgullece caminar al lado de los ilusos, los destartalados, los candorosos”. Y a nosotros tenerte en nuestras filas.

Feliz día del libro.

]]>
David Bollero 2014-04-23 20:49:08
Comiendo tierra - ¿Cómo vamos a entender Cataluña si no sabemos qué es España? http://www.comiendotierra.es/2014/04/23/como-vamos-a-entender-cataluna-si-no-sabemos-que-es-espana/ Captura de pantalla 2014-04-23 a la(s) 20.15.54

Una España ausente y una Cataluña desafiante. Esos son los términos de un asunto que más que el “problema catalán” debiéramos entender como el “problema español”. ¿Vamos a dejar esto en manos de idiotas esencialistas que creen que Numancia era España? ¿Y en manos de idiotas esencialistas que creen que Jaume I era catalán de toda la vida, que desayunaba pam amb tomàquet y ya votaba a CiU en su originario reino de Aragón? ¿Vamosa dejarlo en manos de listos que, en Cataluña o en el resto del estado, terminaran por ponerse de acuerdo en cómo quedarse con nuestro dinero y nuestra democracia? En el Reino de España sobra lo de reino y queda por inventar lo de España. Porque Castilla estuvo más preocupada de hacer cristiandad que de hacer nación. Y por eso, entre Consejos del Reino, Inquisición, militares, cortesanos y patéticos monarcas borbones, no fuimos capaces de construir España mientras Cataluña iba encontrándose a sí misma y, solo de manera oscilante, también con España. Sólo podemos reinventar la convivencia con un proceso constituyente. Eso es lo que hemos debatido en este programa con no poco enfado del PSOE y con la mirada rígida del PP y de CiU en nuestra nuca. Seguramente el debate más lúcido que hemos tenido en Madrid sobre este asunto.

Puedes verlo aquí, en Publico.tv. Que lo disfrutes.

]]>
Juan Carlos Monedero 2014-04-23 20:28:07
Otras miradas - Decidir sí, siempre, sobre todo. Conquistar la soberanía popular http://blogs.publico.es/otrasmiradas/2122/decidir-si-siempre-sobre-todo-conquistar-la-soberania-popular/ Teresa Rodríguez
Docente, sindicalista y activista social

“En todo aquello que les atañe los españoles tienen derecho a intervenir y, como es natural, ni quieren ni deben quedarse callados, ni nosotros podríamos discutir semejante privación de tan fundamental derecho”. Estas fueron las palabras con las que, el pasado 8 de abril, Mariano Rajoy respondía a la petición de la celebración de un Referéndum sobre el futuro político de Catalunya. No le preocuparon al Presidente del Gobierno las opiniones de “los españoles” cuando apoyó al PSOE en su reforma del artículo 135 de la Constitución para instaurar un sometimiento servil al pago de la deuda. Tampoco parecen importarle las opiniones de “los españoles” cada vez que acepta las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional o de la Comisión Europea, o cuando se atribuye la capacidad de decidir sobre la maternidad y los cuerpos de las mujeres.

Que el gobierno ha perdido su capacidad para gobernar sobre nada, y que quienes deciden en la política española no han sido elegidos en ninguna urna, es algo que sabemos hace tiempo. El riesgo es que de tanto saber y tanto repetirnos que estamos intervenidos por la Troika, que no tenemos soberanía, acabemos por considerarlo algo normal. Si esto ocurriese sería una victoria irreversible del “no hay alternativa” que tantas veces hemos escuchado. Afortunadamente, entre las y los de abajo todavía no ha triunfado la resignación. Las movilizaciones de los últimos años, desde el 15-M hasta las Marchas de la Dignidad, son una prueba palpable de que no nos creemos las mentiras de los de arriba. Pero el riesgo sigue ahí, y por eso, frente al mantra del “no hay alternativa” y a las imposiciones políticas y económicas de “los mercados”, es cada vez más urgente erigir un proyecto popular de conquista de la soberanía y de expropiación democrática de las capacidades para decidir sobre todo lo que nos afecte.

Ante la convocatoria de la Consulta catalana para el próximo 9 de noviembre, los apologetas de la Transición utilizan la Constitución de 1978 como arma arrojadiza. Aunque en estas últimas semanas hemos recibido una nueva oleada mediática sobre las bondades de la Transición, no debemos olvidar que la Constitución se presentó a Referéndum hace más de 30 años cual plato de lentejas, negando cualquier posibilidad de decisión sobre sus aspectos concretos. La democracia venía en un pack, y para votar a favor había que tragar también con la Monarquía, “la indisoluble unidad de la Nación española” y la existencia de un solo pueblo en el Reino de España, entre otras muchas cosas. Y no hubo más: o lo tomas, o lo dejas. Sin embargo, el tiempo demuestra que los fundamentos de aquella carta magna tenían escaso recorrido posible, y la movilización popular en Catalunya es un ejemplo de ello. La reivindicación masiva y sostenida en el tiempo de catalanes y catalanas por el derecho a decidir su futuro es, seguramente, incompatible con el marco constitucional vigente, pero eso ni puede ni debe ser un límite para que los y las demócratas la apoyemos.

El avance del movimiento popular en Catalunya está tensionando los límites del marco político creado en la Transición, y su avance puede provocar brechas importantes en él. Un marco político que tras la reforma del 135 ha sumado a su carácter de camisa de fuerza tanto territorial como cultural un nuevo ingrediente de camisa de fuerza económica y social. Desde el conjunto de pueblos que forman el actual Estado español no podemos permanecer inmóviles ante esta situación, ni aceptar y asimilar por acción u omisión la hostilidad con la que la clase política y la mayoría de medios de comunicación se enfrentan a ella.

Por una parte, es necesario denunciar a quienes intentan aprovechar la movilización popular para perpetuarse en el gobierno e implementar su proyecto político neoliberal; también a los que utilizan la reivindicación nacional para enfrentar a las clases populares de los distintos pueblos del Estado español y del resto del mundo. Pero por otro lado, si queremos construir soberanía popular, es imprescindible solidarizarnos con la mayoría social catalana que reivindica su derecho democrático a votar, a que su opinión sea expresada y tenida en cuenta en una consulta el próximo 9 de noviembre. No con el objetivo de que Catalunya se separe del resto de pueblos al sur del Ebro, no para dividir ni enfrentar; muy al contrario, el avance del movimiento popular en Catalunya debe ser una palanca más de la necesaria ruptura democrática, un primer paso en la toma de decisiones entre todos y todas, y sobre todo.

]]>
Opinión 2014-04-23 15:43:12
Palabra de artivista - PSOE le regala la Mezquita a la Iglesia http://blogs.publico.es/shangaylily/2014/04/23/psoe-le-regala-la-mezquita-a-la-iglesia/ ShangayLily1Por increíble que parezca, hace unas semanas el PSOE, ese partido que en cuanto está fuera del poder tiene clarísimo que hay que revisar el Concordato y los privilegios de la Iglesia que ellos mismos habían mejorado en las dos legislaturas de Zapatero (por mediación de la meapilas reaccionaria disfrazada de feminista María Teresa Fernández de la Vega), ha conseguido que la Iglesia robe a la ciudadanía la Mezquita de Córdoba.  Por supuesto, no han tenido ni la decencia de hacerlo activamente, se han limitado a abstenerse y mirar para el otro lado mientras la fraudulenta empresa inmobiliaria Vaticano S.A., que vende parcelas en el más allá a precio del más acá con cuenta en Suiza, se apropiaba de un espacio público.

Como anuncia con gran deleite el medio cristofascista ABC: El PSOE se abstiene de pedir la titularidad pública de la Mezquita-Catedral. Aunque es el medio independiente y jóven Cordópolis el que mejor retrata la incoherente situación: El PSOE se abstiene en la moción de IU sobre la Mezquita.

Hay que recordar que El PSOE ya se abstuvo en la dación en pago en ese otro tema que tanta doble moral “digo esto, hago lo contrario” le provoca: los desahucios. El PSOE ha hecho una carrera de contradecir en gobierno lo que dice en oposición.

Para entender la situación política e inmobiliara en Córdoba, recomiendo leer este hilarante y documentado retrato de la degeneración que provocó en el antiguo califato la vendida al PSOE Rosa Aguilar tras la partida de Anguita, titulado La batalla municipal: Córdoba. Los últimos días del Califato Rojo. Ahí se ve cómo el PSOE revirtió todos los avances de IU y fue introduciendo a sus dos grandes aliados neoliberales: la banca (Cajasur) y la Iglesia. Poco a poco la España cacique fue recuperando puestos hasta devolver la ciudad a la edad media como nos explica ese artículo: “La alcaldía se convierte en triunvirato. Aguilar comparte el poder desde el 99 con Miguel Castillejo, sacerdote Papa absoluto de Cajasur, la caja de la Iglesia, y con el constructor Rafael Gómez, alias Sandokán, mote que ya ofrece confianza absoluta para una persona de bien”. Yo no tengo tanta vivencia, pero puedo poneros en antecedentes con mi propia experiencia cuando fui a presentar mi libro “La vida en rosa, en rojo y en violeta” en el Mercao Social La Tejedora y, para acompañar el acto de una nota de artivismo, decidí hacer una protesta ante la Mezquita que la policía impidió agresivamente, amenazándome con llevarme a comisaría y multarme si no me retiraba de ese espacio “público” (que en realidad no es público, pertenece a la Iglesia que se beneficia de la vigilancia con dinero público). La penosa muestra de criminalización de la protesta ocurrió así.

A raíz del llamamiento del profesor de Derecho Civil en la Universidad de Córdoba (UCO) Antonio Manuel Rodríguez para que la ciudadanía exija a la Junta de Andalucía que reclame al Estado la titularidad pública del monumento registrado Patrimonio de la Humanidad con la denominación “Mezquita”, que la Iglesia esconde de la nomenclatura institucional del monumento, ya que de no hacerlo La Mezquita de Córdoba será propiedad ‘eterna’ de la Iglesia en 2016, creo conveniente contar mi experiencia protestando por la inmatriculación.

Cuando fui invitado a la II Semana de los Mercaos Sociales del Sur para presentar mi libro “La vida en rosa, rojo y violeta” inicié una investigación de la situación de la ciudad tras el fin de la longeva alcaldía de IU y su caída en manos de un PP con ganas, rabia y avaricia para empapelar todas las columnas de la Mezquita.

Y el mapa que traza esta investigación es un esperpento con tintes de drama lorquiano que se reproduce en los principales pueblos de España. Por un lado tenemos el escandaloso robo del patrimonio ciudadano de manos de una Iglesia patrocinada tanto por PP como por PSOE que Aznar inauguró con su reforma de la Ley Hipotecaria española, redactada en plena dictadura franquista para conceder a la Iglesia Católica la potestad de inscribir a su nombre en el Registro de la Propiedad bienes que no estaban inscritos a nombre de nadie. Éste es el acto conocido como “inmatricular” (ver La Iglesia inmatricula también fetos).

No bastándole con ello, la Iglesia ha decidido que El obispo de Córdoba no quiere mezquita, sólo catedral, así que ha borrado el nombre de Mezquita y ha decidido que la va a llamar como le dé la gana.

Córdoba Laica junto al Frente Cívico Somos Mayoría, creado por Julio Anguita, hizo una valiente denuncia que Andaluces Diario tituló Los cobradores del IBI hacen un escrache al obispo de Córdoba. En el artículo nos enteramos de muchos de esos chanchullos que los cristofascistas del PP están garantizando a los originarios, Vaticano S.A..

Los escracheadores, concentrados a las puertas del Palacio Episcopal de Córdoba -que, avisado, estaba cerrado a cal y canto-, acudieron como auténticos cobradores del frac. Sólo que en esta ocasión se autodenominaban cobradores del IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles). El grupo denuncia que sólo en Córdoba y sin contar la Mezquita-Catedral ni las parroquias de la ciudad el Ayuntamiento deja de ingresar un total de 1,2 millones de euros al no cobrar este impuesto.

Córdoba Laica y el Frente Cívico Somos Mayoría aseguran también que no piensan reclamar que la Iglesia pague el IBI por la Mezquita de Córdoba, ya que eso sería reconocer su propiedad. Estos dos colectivos denuncian que el Cabildo Catedralicio, órgano dependiente de la Diócesis de Córdoba, se apropió de un inmueble catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2006 aprovechando una modificación de la Ley Hipotecaria. La inmatriculación de la Mezquita le costó a la Iglesia tan sólo 30 euros, que fue lo que tuvo que pagar en el Registro de la Propiedad por poner a su nombre todo el inmueble.

En el mismo sentido, los escracheadores han pedido la expropiación de la Mezquita y que el edificio tenga un uso ecuménico, similar al de la Catedral de Santa Sofía en Estambul.

Además, el colectivo ha vuelto a denunciar que el Cabildo tampoco paga impuestos, como el IVA, por las entradas a la Mezquita de Córdoba, consideradas como un donativo. Según los datos del Observatorio de Turismo de Córdoba, en 2011 visitaron el monumento más emblemático de la ciudad un total de 1,3 millones de personas. Según Córdoba Laica, las entradas le generan al año unos ingresos de cerca de nueve millones de euros a la Iglesia.

Por otro lado está ese repulsivo homofObispo de Córdoba, una antigualla que escupe declaración anticonstitucional tras declaración anticonstitucional y luego juega a la pena y el victimismo, propio de la Iglesia en cuanto se le afea su negocio del odio.

Lo más curioso ha sido escuchar reiteradamente los insistentes rumores de que el homofObispo es en realidad un homosexual armarizado (capillizado, llamaría yo a esas hordas de curas que hace en el escondrijo de sus sacristías lo que condenan en sus altares) y que tiene un avezado chulazo que fue el responsable de esa escandalosa venta de las vigas de la Mezquita en Sotheby’s por 1,5 millones de euros. No puedo creerlo. Estoy seguro de que son infundios, porque un homosexual que disfruta de chaperos, orgías, dejarle a su mari-amante expoliar un patrimonio de la humanidad y venderlo en Londres entre musical y musical, jamás lanzaría una asquerosa campaña homófoba y misógina para destruir a sus correligionarios (los de verdad, los que siguen el mismo culto: el Culto al Divino Miembro Erecto). ¿Verdad, recalcitrante homófobo que provocaste una  Carta abierta enviada al papa Juan Pablo II, en noviembre de 1997, por ocho hombres ex miembros de los Legionarios de Cristo que acusan a su fundador, Marcial Maciel, de haber abusado sexualmente de ellos cuando eran adolescentes? (ver Beatificando la pedofilia, la homofobia, la misoginia).

ShangayLily4Cuando decidí hacer una acción para denunciar este robo de un espacio público, me encontré con un dispositivo represivo sin precedentes. Apenas llevaba 5 minutos en la puerta de la Mezquita cuando, de la nada, apareció una flota de coches patrulla que me rodearon cual palestino en Gaza. Sin darme tiempo a reaccionar me ordenaron que despegase el cartel que acaba de adherir con sumo cuidado (unos celos transparentes) a la puerta del patio de la Mezquita. “Esto es un edifício público y eso es vandalismo”, me espetó el policía mientras me pedía el DNI para ponerme una multa. “No es un espacio público, pertenece a la Iglesia, una empresa privada”, le respondí yo ante su asombro. El policía no estaba dispuesto a dedicar ni una neurona a la labor intelectual. Inmediatamente apareció un nuevo coche en el que parecía estar un alto mando al que el policía local dedicó explicaciones. Mientras el policía discutía con el jefe qué hacer conmigo, yo me retiré del lugar previendo un arresto que no tenían claro si llevar a cabo frente a tanta gente (en las fotos, que agradezco a Madero Cubero, no se aprecia, pero rápidamente se empezó a montar un numeroso corro tras la policía y sus coches).

El único medio presente fue el pungente diario digital Cordópolis, que lo recogió bajo el titular: Shangay Lily protesta por la inmatriculación de la Mezquita.

El caso es que tras exigirme el nombre del hotel en el que me alojaba por si iban a ponerme la multa, la policía se quedó discutiendo entre ellos mientras los curiosos se lanzaban a espetarme que me martirizase en pos del espectáculo. Conociendo cómo se las gasta la policía con las multas y detenciones injustificadas (y temiendo que me plantasen una navaja como “prueba” de mi violencia, como intentaron hacer en el escrache a Gallardón en el que la policía mandaba a las mujeres “a casa a fregar”), decidí retirarme sabiendo que lo que quería demostrar ya estaba captado: la policía pagada con nuestros impuestos funciona como vigilante jurado de la Iglesia gracias al PP y la abstención y colaboración del PSOE.

Criminalizar los movimientos sociales, las alternativas, las voces independientes de los pactos eintereses electorales, de la poltrona, sigue siendo la estrategia del bipartidismo. Seguir saliendo a la calle a hacer escuchar nuestra voz y dar testimonio de la disidencia, de otras alternativa y del descontento que ellos niegan, la nuestra.

Sobre esa insultante manipulación de Gallardón de pretender que negarle a la Iglesia su escandaloso robo de la Mezquita es “expropiar”, me remito al magnífico artículo de mi siempre admirado compa Aníbal Malvar, sarcásticamente titulado Las mentirijillas de Gallardón.

]]>
shangaylily 2014-04-23 14:56:07
Econonuestra - Responsabilidad climática empresarial http://blogs.publico.es/econonuestra/2014/04/23/responsabilidad-climatica-empresarial/ Fernando Prieto
Especialista en estadísticas de energía, medio ambiente y sostenibilidad. Coautor de La Evaluación de Energías Renovables (Agencia Estatal de Evaluación de Políticas Públicas) 

El cambio climático es el principal problema que tenemos planteado como sociedad. En el informe del IPPC presentado en setiembre de 2013, se afirma con una certeza del 95% que los humanos son responsables del “imprecedente” calentamiento de la tierra en las últimas décadas y que las temperaturas globales aumentarán, de ahí la necesidad de actuar cuanto antes. En el informe de 2014, se presentan evidencias de que el cambio climático ya afecta a todos los continentes y los riesgos y la vulnerabilidad son crecientes.

La principal actuación consiste en limitar las emisiones para que no suban más de dos grados las temperaturas del planeta, lo cual parece ser uno de los límites irreversibles para que empiecen a suceder con mayor frecuencia tragedias y catástrofes que pueden afectar a importantes partes de la humanidad. Si bien el cambio climático es un proceso global, las emisiones son locales y en muchas ocasiones están mucho más cerca de lo que pensamos.

Por ello, es necesario el empezar a determinar responsabilidades. Es decir quién emite y cuanto emite y no solo en el presente sino también en el pasado. Se habla de Responsabilidad climática empresarial.

A continuación, con esta finalidad de rendición de cuentas, se listan por Comunidades Autónomas las instalaciones que más CO2 emiten. Se observa, analizando los datos, al igual que en el artículo de Richard Heede del Climate Accountability Institute de Colorado recogido por The Guardian [i], que los decisores y los ejecutivos de las empresas son muy pocos. En concreto en este informe se responsabiliza a la petrolera REPSOL de un 0,22% del cambio climático mundial. Para el conjunto de España tan solo 10 empresas emiten el 65% de todas las emisiones de CO2, y 20 de ellas el 78%.[ii].  En alguna Comunidades Autónomas se puede hablar solo de una empresa, aunque con diferentes instalaciones y que por ello las responsabilidades finales recaen en muy pocos individuos.

La sociedad es y será cada vez más exigente con estas empresas e instalaciones, empezando por las que tiene más cerca, demandando que disminuyan sus emisiones, cambiando procesos, utilizando las mejores tecnologías disponibles, utilizando otros combustibles, etc. y en resumen exigiendo que emitan menos.

grafico1-detalle

Fuente:https://www.diagonalperiodico.net/global/20984-top-ten-empresas-mas-contaminan.html

Esta información también deberá servir para que estas empresas, en función de la responsabilidad que están contrayendo, compensen a la sociedad, empezando por las comunidades que están más cerca, por esta responsabilidad que están teniendo en el cambio climático. Si se desea que la responsabilidad social corporativa no sea solo “retórica” social corporativa será necesario que todas las empresas empiecen a determinar con exactitud cuáles son sus reales emisiones que afectan al cambio climático. Esta será una buena herramienta para iniciar la transición hacia una economía baja en carbono.

Se invita a la sociedad civil con estos datos para que inicie procesos de rendición de cuentas con las empresas e instalaciones que tiene más cerca.

El top 20 de las empresas que más CO2 emiten a la atmósfera

grafico2-detalle

Las 10 primeras representan un 67% del total de las emisiones fijas y las 20 primeras un 78% de las emisiones fijas

Nota metodológica
Se ha elegido el año 2009 porque representa la media entre todos los años que existen datos. Los datos son en toneladas equivalentes emitidas de cada instalación, con datos verificados del año 2009, de cada instalación de la localidad donde está instalada y de la actividad principal de la instalación. Los datos son oficiales y publicados en el BOE.

]]>
EconoNuestra 2014-04-23 10:49:20
El ojo y la lupa - Apuestas sobre seguro contra el vicio de no leer http://blogs.publico.es/luis-matias-lopez/2014/04/23/apuestas-sobre-seguro-contra-el-vicio-de-no-leer/

  • Peste & Cólerapor Patrick Deville.Ed. Anagrama.

    Espléndida novela de no ficción que obtuvo el 2012 el Prix des Prix que corona en Francia a la mejor obra entre las ganadoras de los ocho galardones más importantes del país. Recreación de gran aliento literario de la vida de Alexandre Yersin, médico, microbiólogo, explorador y aventurero que descubrió el bacilo de la peste a finales del siglo XIX, cuando el imperialismo coexistía con los grandes descubrimientos científicos. Yersin, miembro destacado de la banda de los pasteurianos, que se extendieron por todo el mundo y salvaron millones de vidas, dejó una huella especialmente profunda en Indochina, donde aún es venerado como un gran benefactor.

  • Ver más libros del autor

    Todo lo que haypor James Salter.Ed. Salamandra.

    Más cerca de los 90 años que de los 80, James Salter, que llevaba 30 sin publicar una novela, y que goza de un tardío e incondicional reconocimiento de crítica y público, demuestra que sigue siendo uno de los grandes y ofrece una visión reveladora sobre el misterio de las relaciones humanas y -como telón de fondo- el mundo de la edición. Una magnífica ocasión para recrearse en la maestría de uno de los mejores prosistas vivos, capaz de convertir cada frase en la única posible, como si fuese el resultado –en apariencia sencillo y transparente- de una ecuación. Una vida en un libro, con sus anhelos y sus miserias, sexo, amor, desamor e incluso venganza. Y una gran ocasión para recuperar otras obras de Salter, como Años luz, La última noche (con algunos relatos fuera de serie) y la autobiográfica Quemar los días, publicadas todas ellas en Salamandra.


  • Por cuatro duros. Como (no) apañárselas en Estados Unidospor Barbara Ehrenreich.Ed. Capitán Swing.

    Tener trabajo no garantiza salir del pozo de la pobreza, sobre todo si no se tiene cualificación. Millones de trabajadores precarios y mal pagados libran cada día una dura lucha por la supervivencia. Ahora y aquí. También hace 15 años y en EE UU, por entonces en plena euforia económica y de exacerbación de las desigualdades. La autora, comprometida escritora y ensayista, lo demostró desde dentro: trabajando como camarera en Florida, empleada de Walmart en Minesota y limpiadora y cuidadora de enfermos de Alzheimer en Maine. El resultado partirá el alma a quien no la tenga ya rota al contemplar o sufrir hoy mismo una situación incluso peor.

  • Ver ficha del libro

    La rubia de ojos negrospor Benjamin Black.Ed. Alfaguara.

    El mismo sello que publicó Solo, la resurrección de James Bond de la mano de William Boyd, edita ahora La rubia de ojos negros. Se trata de una obra por encargo de los herederos de Raymond Chandler en la que el detective Philip Marlowe vuelve a la vida de la mano de Benjamin Black, pseudónimo para sus novelas negras de John Banville, respetado autor de El mar y Antigua luz. Entre la imitación y la clonación, recreando el estilo de Chandler, Black describe con buen pulso las trepidantes andanzas de ese detective cínico y moralista por las calles y garitos de Los Ángeles, entre delincuentes y, cómo no, una mujer fatal a la que durante casi todo el libro le cuesta tomar la medida.


  • Cámara Gesellpor Guillermo Saccomanno.Ed. Seix Barral.

    Una obra mayor de la literatura latinoamericana que, de forma incomprensible, ha pasado un tanto desapercibida. Con su galería laberíntica de incontables personajes, el autor reproduce en una ciudad argentina apenas imaginaria el catálogo de todas las vilezas de las que es capaz el ser humano. Es como La divina comedia pero con un solo canto, el del Infierno. No por casualidad el cronista se llama Dante. Violencia salvaje, pederastia, violaciones, especulación, corrupción, codicia y racismo, con un estilo frenético y un léxico deslumbrante que, por sí solo, justifica la lectura de esta novela única.

  • Ver ficha del libro

    Sapphira y la joven esclavapor Willa Cather.Ed. Impedimenta.

    Esta dueña de una plantación en el Sur de EE UU, justo antes de la Guerra de Secesión, ve la esclavitud como algo propio de las leyes de la naturaleza y de la economía. Como buena cristiana, cree que debe cuidar de sus negros y hacer que vivan en el temor de Dios. Algunos incluso temen la libertad, no sabrían qué hacer con ella. Esto no es Doce años de esclavitud, tal vez porque la Biblia es la guía de Sapphira. Por eso, la denuncia de Cather es en fondo tan eficaz como pueda serlo La cabaña del tíoTom, porque muestra la supuesta cara amable (que siempre puede tornarse cruel) de la injustificable explotación del hombre por el hombre.

  • Ver ficha del libro

    De París a Monastirpor Gaziel.Ed. Libros del Asteroide.

    Las crónicas de Gaziel en La Vanguardia (periódico del que fue director) desde el inicio de la Primera Guerra Mundial hasta la contienda civil española ayudan a entender una época vital en Europa y deben tanto al periodismo como a la literatura. Esta recopilación revisada de una parte de esos trabajos, de aires novelescos, se publicó como libro en 1917 y refleja el escenario bélico o prebélico en el sureste de Europa, con una atención a lo esencial e inmutable que ha impedido que envejezcan y que les dota aún de una sorprendente actualidad.

  • Ver ficha del libro

    Cuentos de detectives victorianospor Varios autores.Ed. Alba.

    Un regalo para disfrute de la legión de incondicionales de Conan Doyle o Wilkie Collins que quieran profundizar en el desarrollo en el Reino Unido del género de misterio y policial. Se trata de una cuidada antología de 26 relatos publicados en los siglos XIX (sobre todo) y XX por autores que, en su mayor parte, han pasado al olvido, aunque entre ellos figure también Charles Dickens. Algunos nombres a retener: William E. Burton, Grant Allen, Ellen Wood, James McGowan y Gilbert Campbell. Mucha deducción, peculiares detectives, argumentos enrevesados, soluciones imposibles y finales sorprendentes pero con algo en común: que, como era previsible, el criminal nunca gana.

  • Ver ficha del libro

    De rerum natura (La naturaleza)por Lucrecio.Ed. Acantilado.

    Poema escrito en hexámetros sin rima, en latín, el año 50 antes de Cristo. Joya literaria, sobresaliente tratado epicúreo y compendio del conocimiento de la época. Para contextualizarlo hay que leer El Giro, de Stephen Greenblatt (Crítica), que narra la aventura del descubrimiento, en 1417, por el florentino Poggio Bracciolini, de una copia manuscrita de la obra que se daba por perdida. Su influencia en las luces del Renacimiento fue notable, al igual que en genios como Botticelli, Leonardo, Shakespeare o Montaigne. Supuso un transgresor aldabonazo contra el saber establecido. La Iglesia lo tachó de “obra lasciva e inmoral que intenta demostrar la mortalidad del alma”. Su desafío emanaba de ideas como éstas: el universo no tiene creador, el alma muere, no existe el más allá, no hay ángeles ni demonios, las religiones son ilusiones supersticiosas y crueles. Y, para concluir: el fin supremo de la vida humana es potenciar el placer y reducir el dolor, pero el gran obstáculo al placer no es el dolor, sino las ilusiones.

  • ]]>
    Luis Matías López 2014-04-23 10:22:19
    Tentativa de inventario - 10 recomendaciones para el Día del Libro http://blogs.publico.es/j-losa/2014/04/23/10-recomendaciones-para-el-dia-del-libro/
  • Ver ficha del libro

    Todos los buenos soldadospor David Torres.Ed. Planeta.

    A caballo entre la novela histórica y la novela negra, el escritor y columnista David Torres traza una apasionante intriga sobre la guerra de Ifni, las corruptelas en el seno del ejército y la venganza, todo ello aderezado con el característico humor negro de Gila. El relato arranca en la Nochevieja de 1957, cuando un grupo de artistas españoles viajan a la localidad marroquí de Sidi Ifni para amenizar la campaña bélica de las tropas del ejército español, sitiado por la insurrección armada del Sahara español del 23 de noviembre. Sin saber muy bien cómo, el humorista Gila acabará involucrado en un crimen y en su posterior investigación. Un periplo por el absurdo de la guerra y la sordidez de un país en el que el fascismo y el odio campan a sus anchas. En ese escenario, la vis cómica del gran Gila resuena tristemente real, sus monólogos bélicos sobre el absurdo de la guerra se tornan testimonios de primera manos de uno de los periodos más infames de la historia de España.

  • Ver ficha del libro

    Autopsiapor Miguel Serrano Larraz.Ed. Candaya.

    Dicen que uno es toda la vida lo que fue en el patio del colegio. Exagerado o no, el protagonista de Autopsia, primera novela del escritor maño Miguel Serrano, vive obsesionado por ese momento primigenio, en concreto por los malos tratos que propinó en su día a una compañera del colegio, Laura Buey. Con un estilo notable, Serrano disecciona la violencia y la miseria cotidiana en su Zaragoza natal durante los años 90. Plagado de referencias culturales de la época, la novela pasa también por un retrato generacional visto desde el extrarradio. Tribus urbanas, lucha de clases, literatura… y la necesidad de autoafirmarse en la jungla de un receso escolar.

  • Ver más libros del autor

    Alabanzapor Alberto Olmos.Ed. Mondadori.

    En su última novela, Alberto Olmos –enfant terrible de la crítica literaria patria– reflexiona sobre las relaciones de pareja y el futuro de la literatura. Ambientada en un futuro inmediato en el que la literatura ya es historia, Sebastian, escritor de medio pelo que en su día conoció cierto prestigio como cuentista, cae en desgracia tras perpetrar un infausto best seller que pasará a los anales de la mala literatura. Para reparar su maltrecha reputación literaria, Sebastian se retira a una aldea y tratará de empalabrar algo decente. Le acompaña Claudia, su pareja, con quien mantiene una relación.

  • Ver más libros del autor

    María Repúblicapor Agustín Gómez Arcos.Ed. Cabaret Voltaire.

    Novelas sobre la posguerra hay muchas, pero pocas han logrado transmitir la indignación y el hastío frente a los horrores del franquismo, así como la complicidad de la iglesia de este país para con el régimen franquista como María República, obra clave de Agustín Gómez Arcos (…) La literatura de Gómez Arcos rezuma rencor contra la desmemoria de nuestro país. Pero su rabia creativa no le hizo descuidar en ningún momento la estética narrativa. La complejidad y fuerza de sus personajes, la multiplicidad de perspectivas y su utilización de los diálogos le convierten en un autor indispensable.

  • Ver más libros del autor

    Días de Nevadapor Bernardo Atxaga.Ed. Alfaguara.

    En Días de Nevada Atxaga reflexiona sobre la violencia y la idea de trascendencia. Temas de enjundia que el narrador vasco aborda con esa mirada suya que convierte lo aparentemente intranscendente en materia prima de gran simbolismo. El libro narra la historia de un profesor de universidad, trasunto de Atxaga, que viaja a Reno como profesor invitado por la Universidad de Nevada con la única misión de escribir lo que deseara. Una vez allí, el rapto y posterior asesinato de una joven en las inmediaciones de la casa del escritor y la zozobra generalizada en la que acaban sumidos sus conciudadanos que empiezan a ver violadores en cada esquina, le dan pie al autor para reflexionar sobre el problema de la violencia y la capacidad de una sociedad para asimilarla. El resultado es una novela-collage difícil de catalogar en la que Atxaga entrelaza con maestría la crónica, el relato, el diario íntimo y lo onírico.

  • Ver ficha del libro

    Un viaje a la Indiapor Gonçalo M. Tavares.Ed. Seix Barral.

    Ésta es la historia de Bloom, un Ulises contemporáneo que huye de su Lisboa natal después de cometer un terrible crimen. Su destino es la India, donde espera encontrar la sabiduría y reconciliarse consigo mismo. Pero antes de llegar, Bloom emprende también una odisea europea que lo lleva a Londres, París, Viena y Praga. El lector tiene la suerte de acompañar a Bloom en una serie de escalas impredecibles en su insaciable búsqueda. Un viaje a la India es una novela en verso ambiciosa y valiente, una epopeya de nuestro tiempo transgresora y provocadora, llena de melancolía, fantasía y humor. José Saramago dijo de Gonçalo M. Tavares: «Ganará el Premio Nobel en menos de treinta años. Estoy convencido. No tiene derecho a escribir tan bien con sólo treinta y cinco años. Dan ganas de pegarle», y Enrique Vila-Matas lo ha calificado como «la revelación más original de la literatura portuguesa».

  • Ver ficha del libro

    El autor y la escriturapor Ernst Jünger.Ed. Gedisa.

    La extensa obra de Jünger recoge como pocas, las contradicciones, los horrores y las glorias del siglo XX. Filósofo, zoólogo, novelista, historiador… Jünger pasará a la historia por ser un gran memorialista con una penetrante capacidad de observación. En El autor y la escritura, el alemán vierte su privilegiada lucidez sobre su gran pasión: la literatura. Jünger es fiel a sí mismo y examina su arte con pasión, pero también con humor y con una ácida conciencia de la realidad en la que escritores, autores, críticos y editores comparten los libros. Pequeñas pildoras que el autor fue recopilando durante su experiencia como novelista y en las que se dan cita la tecnología y su influencia en la escritura, los medios de comunicación y entretenimiento, así como el poder de la crítica.

  • Ver más libros del autor

    Alguien dice tu nombrepor Luis García Montero.Ed. Alfaguara.

    El escritor Luis García Montero sitúa en la Granada de 1963 su nueva novela, Alguien dice tu nombre, una obra de iniciación en el amor y en el compromiso en la que el autor expresa su preocupación por la indiferencia de la época. León Egea, el protagonista de esta historia, es un joven herido por la literatura que escapa del ambiente claustrofóbico de su pueblo y comienza a trabajar en la editorial Universo, donde vive su primer amor y comprende que el porvenir no lleva otro nombre que el del compromiso.


  • Los niños se aburren los domingospor Jean Stafford.Ed. Sajalín.

    Con un estilo elegante que es a veces distante, a veces irónico, y a veces inesperadamente punzante, Jean Stafford, ganadora del premio Pulitzer de ficción en 1970 por sus Cuentos completos y colaboradora habitual de The New Yorker, transmite en sus cuentos el deseo de sus personajes de alcanzar una felicidad que la experiencia se encarga una y otra vez de negarles, mientras retrata las sociedades y relaciones personales que unen a sus personajes con una agudeza difícilmente igualable.

  • Ver ficha del libro

    Los filántropos en harapospor Robert Tressell.Ed. Capitán Swing.

    Publicada en 1914 e inédita en nuestro país, Los filántropos en harapos es una novela explícitamente política, considerada un clásico de la literatura obrera de todos los tiempos. Ofrece una visión global de la vida social, política, económica y cultural de Inglaterra en un momento en que el socialismo estaba empezando a ganar terreno. George Orwell elogió su capacidad para transmitir sin sensacionalismo el detalle real del trabajo manual. La consideraba una obra que todo el mundo debería leer, un pedazo de la historia social del siglo XX.

  • ]]>
    J. Losa 2014-04-23 10:21:15
    Números Rojos - Madrid, ciudad neoliberal (I) http://blogs.publico.es/numeros-rojos/2014/04/23/madrid-ciudad-neoliberal-i/ La capital abandera un modelo de gestión pública segregador, en el que una masa de ciudadanos sostiene con su trabajo e impuestos el ‘bienestar’ de una minoría privilegiada. Dos décadas de agresivas políticas conservadoras han diseñado un modelo de ciudad sin alma, en el que los grandes capitales se han comido el espacio de las personas. Números Rojos cuenta en tres entregas cómo se fraguó, cómo ha naufragrado y cómo resiste el gran laboratorio de políticas neoliberales en que se ha convertido la histórica villa.

    Texto: David Losa (@deividlost). Ilustraciones: Diego Estebo. 

    Madrid, ciudad Neoliberal (así se hizo)

    ciudad_neoliberal_gmgi(2)Siempre ha habido zonas pobres y ricas, pero la segmentación social de la geografía urbana madrileña se empezó a programar en el llamado “Plan Castro”, aprobado en 1860 y que supuso el punto y final a la ‘faja’ cortesana que imponía la Cerca de Felipe IV –un sistema anacrónico que aún ‘amurallaba’ la urbe en aspectos fiscales–. Esa medida triplicó el área urbanizable, e inició el desequilibrio social que conformaría la ciudad “moderna”. Baste advertir que ya en aquel primer gran ensanchamiento, firmado por el arquitecto Carlos María de Castro, una de las pretensiones era separar el territorio en función de los usos del suelo y de las clases sociales. Además, se decidió que el sistema de desarrollo de las infraestructuras en los nuevos barrios fuese autárquico, de forma que el alumbrado, el mobiliario urbano, etc. se financiaban exclusivamente con las tasas que se cargaban a las promotoras de las nuevas edificaciones. El hecho de que el criterio que fijaba la cantidad del pago fuera la calidad de las promociones y no el número de personas que iban a acoger terminó por desnivelar las condiciones de vida entre barrios (los que acogían mejores pisos fueron dotados de mejores infraestructuras). Así, el Paseo de la Castellana o el barrio de Salamanca se hicieron ricos para siempre, mientras que los barrios del sur y la nueva periferia del este fueron abocados a la humildad. Siglo y medio después, el Madrid actual es heredero de esa visión elitista del territorio.

    Si durante los años 60 y 70 del siglo XX el desarrollo urbano de Madrid, sobre todo en las periferias, fue tan importante como, de nuevo, segregador, la llegada de los avances impulsados por el estado del bienestar en los años 80 y principios de los 90 equilibraron en cierta medida las fuerzas y permitieron vislumbrar un futuro más justo. Pero la crisis económica de los 90 y las reformas liberalizadoras impuestas por el gobierno popular de José María Aznar, como la Ley del suelo, gran impulsor de la burbuja inmobiliaria, o las Reformas Laborales de 1997 o 2001, generadoras de empleo precario, más la llegada masiva de inmigrantes, provocaron un escenario nuevo que terminó por fragmentar aún más la sociedad metropolitana.

    La gran fiesta especulativa en Madrid llegó de la mano del Plan General de 1997, cuya filosofía era, según recoge textualmente un informe del Barómetro de Economía del Ayuntamiento de Madrid “plantear la máxima clasificación posible de suelo urbanizable, con independencia de su desarrollo temporal, para que esta abundancia o sobreoferta de suelo se tradujera en el deseado descenso de los precios del producto final: la vivienda”. El Plan dio vía libre “a la urbanización de todo el suelo vacante del municipio (con excepción del Monte del Pardo)”, rezaba el informe. En una fiebre constructora sin precedentes, se otorgaron, hasta 2007, licencias para construir casi 200.000 viviendas, unas 80.000 más de las previstas en ese periodo. Los distritos que absorbieron un mayor número de licencias fueron los propuestos por el PG de 1997: Villa de Vallecas, Hortaleza, Carabanchel, Vicálvaro, Sanchinarro… Y el gran modelo de edificación, los PAU (Programa de Actuación Urbanística). En palabras de la arquitecta Eva García, miembro del grupo de investigación Contested Cities: “se fomentaron enormes crecimientos en el extrarradio, ensanches en los que el sujeto ni siquiera es habitante, con grandes avenidas donde el desplazamiento es solo motorizado, sin tiendas de barrio, impersonales, con la única opción de comprar en grandes superficies multinacionales o en El Corte Inglés, y sin un tejido social que busque una vida en común entre sus habitantes. El espacio público se vaciaba de contenido”.

    La fiebre por el ladrillo y la coyuntura económica provocaron movimientos de tierra sociales entre 2000 y 2007. Más de medio millón de inmigrantes arribaron en poco más de cinco años (2000-2005), y muchos de ellos, con salarios bajos o precarios, se asentaron en la periferia y en el sur y el este de Madrid. A su vez, numerosos habitantes de esos mismos barrios, sobre todo población joven con ciertas posibilidades en aquel momento, se trasladaron a los nuevos ensanches. Mientras, el transporte público (especialmente el metro) se desarrolló rápidamente hacia las nuevas zonas. Todo se realizó mediante un patrón de acuerdos público-privados entre el Ayuntamiento (o la Comunidad de Madrid) y las grandes promotoras (Sacyr, FCC…), con los bancos y cajas de ahorros como garantes. “Hemos superado los 200 kilómetros de metro en 16 años”, presumía como presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, en marzo de 2011, durante la inauguración del metro de Mirasierra. Desde entonces, el metro se ha encarecido un 21% para los usuarios, la plantilla se ha reducido en casi 600 trabajadores y, a finales de 2012, la empresa acumulaba una deuda de 80 millones de euros. Ese irresponsable crecimiento es el mismo que permitió soterrar la M-30 y construir el macroespacio de ocio Madrid Río (410 millones de euros; 10 millones de mantenimiento anual) o embarcarse en la fallida aventura olímpica (con unos 6.536 millones de euros de coste total, según Madridiario), el penúltimo alarido desesperado para justificar macroinversiones innecesarias. El último, Eurovegas, se estrelló a finales de 2013 por la falta de implicación de la banca española a las exigencias de financiación del magnate Sheldon Adelson.

    “El gasto público ha estado subordinado en todos estos años a las subcontrataciones a grandes agentes. Hoy, las cinco o seis grandes constructoras gestionan servicios públicos como los residuos urbanos, las depuradoras, el cuidado de ancianos, los hospitales, las autopistas de peaje… Pero no se ha dedicado un solo euro a corregir las desigualdades sociales”, lamenta Emmanuel Rodríguez, doctor en Historia, sociólogo y miembro del Observatorio Metropolitano, colectivo que investiga las transformaciones de las ciudades a través del emblemático caso de Madrid.

    El urbanismo neoliberal no solo afectó a los nuevos barrios, también al centro de la ciudad. “Es la reconversión de un tejido que ya está hecho. Se apuesta por un espacio volcado al turismo, a la generación de una marca donde las actividades comerciales tienen más que decir que los ciudadanos, pero no en el sentido de pequeñas economías productivas, sino de grandes superficies, franquicias o centros comerciales a cielo abierto como la calle Fuencarral”, explica Eva García.

    Así, en zonas deterioradas como Malasaña o Lavapiés, se han llevado a cabo actuaciones especulativas para cambiar su fisonomía y su composición social, una estrategia política denominada gentrificación. Así describe el colectivo Lavapiés ingentrificable los cambios sufridos en los últimos años en Malasaña: “ahora es una zona poblada por gente con estilo y pantalones pitillo, rebosantes de interesantísima vida social y cultural, con tiendas monas, calles seguras, bares de diseño y muchos gin tonics. Eso sí, sin espacios de encuentro, centros de salud o tejido vecinal”. El objetivo es “un desplazamiento de los antiguos vecinos por otros nuevos de rentas más altas (…) ancianos, inmigrantes o trabajadores se ven expulsados por jóvenes de clase media, artistas o profesionales liberales (…) Promotores, constructores, entidades financieras, propietarios o el Ayuntamiento generan una ganancia especulativa obtenida a través del cambio sufrido en el valor de suelo…”.

    Continuará…

    Próxima entrega: Madrid, ciudad insostenible (así fracasa)

    Suscríbete aquí a Números Rojos

     

     

    ]]>
    Revista Números Rojos 2014-04-23 08:49:21
    Marco Incomparable - Una mujer de verdad y una de mentira http://blogs.publico.es/sandra-bulos/2014/04/23/una-mujer-de-verdad-y-una-de-mentira/ scarlett-detalle

     

    Ahora resulta que Scarlett Johansson es un callo para unos cuantos galanes
    -que deben de tener por costumbre salir con modelos que por lo menos han sido portada de Vogue- y que es “muy poquita cosa” para otras marus estupendas que sólo se reconfortan leyendo la sección ‘Aaaarg’ de la revista Cuore.

     

    Frikis.

     

    El cuerpo totalmente desnudo de la actriz durante una escena de Under the skin ha destapado el complejo de mr. y mrs. Universo de muchos. “Se cae un mito”, “es una patata con cara de Scarlett Johansson”, “está gorda” y unas cuantas lindezas más sobre las que nos ilustra de forma magistral Tremending Topic.

     

    Podría entender este ensañamiento si los comentarios que escucho/leo se cebaran con el pelo que lleva o con el argumento de la película (una extraterrestre que rapta escoceses para zampárselos en su planeta), pero no sobre su físico. Si algo llama la atención de esta mujer es que se trata de una belleza real.

     

    Estamos demasiado acostumbrados a considerar “normales” los cuerpos de chicas muy delgadas que tienen una delantera impresionante, preferiblemente con unas tetas que no parezcan tetas sino naranjas incrustadas, un culazo y una cintura de avispa, todo junto. Son seres que nos rodean en la publicidad, en los medios relacionados con la moda, en la pornografía, en los programas de televisión…

     

    Y no es algo ajeno a nosotros mismos. Cada vez retocamos más nuestra propia imagen. Con filtros de Instagram, con Photoshop (hay quien prefiere tener unas fotos de su boda retocadas que las reales). Cuando nos miramos en el espejo, ¿metemos tripa, agrandamos los ojos? Nos extraña ver ese vientre que no es cóncavo sino que tiene forma de… vientre, ese pecho natural y esa cadera que no traza una semicircunferencia perfecta dibujada con el compás del retoque digital.

     

    La realidad es así. Y si no lo sabéis, es que no tenéis ni puta idea de cómo es una mujer de verdad. Una mujer real es lo contrario a esto:

     

    (((((((IMAGEN DE VALERIA LUKYANOVA))))))

     

    Sí, es la vivita imagen de Barbie.

     

    Puede parecer una broma, pero no lo es. Esta tía existe, vive en Ucrania y es evidente que se le ha ido la pinza intentando emular a la muñeca de Mattel. ¿Qué os parecen esos dos globos en el pecho? ¿Ese pelo de rata que no se corta desde hace cinco años? ¿Habéis visto esas garras? ¿No os dan canguelo esos ojos de trastornada y su forma de posar?

     

    Vivan las mujeres de verdad.

     

     

    ]]>
    Sandra Bulos 2014-04-23 08:35:24
    Rosas y Espinas - Las mentirijillas de Gallardón http://blogs.publico.es/rosa-espinas/2014/04/23/las-mentirijillas-de-gallardon/ mezquitaNos acaba de alumbrar Alberto Ruiz Gallardón en el Senado que no se le puede expropiar la mezquita de Córdoba a la Iglesia porque el capricho le saldría a los españoles en un pastizal. “¿Calculan ustedes lo que puede valer la mezquita de Córdoba? ¿Por qué propone usted que le demos a la Iglesia católica ese dinero cuando, con ocho euros [el precio de la entrada] podemos disfrutar de la mezquita?”, soltó nuestro afamado ministro en el Senado al ser preguntado sobre el tema por un señor muy de Izquierda Unida. Recordemos la historia, que es reciente. En 2006 la Iglesia inscribió el templo como propiedad pagando 30 euros  –treinta monedas, siempre treinta monedas–, no la millonada que dice Gallardón que tendríamos que apoquinar nosotros. Así que le actualizamos a la Iglesia esos 30 euritos con el IPC y regresamos la propiedad a todos los españoles. No sería mal negocio para las arcas públicas. Manteniendo el precio de la entrada, a ocho euros por 1,2 millones de visitantes anuales, nuestro atribuilado país ingresaría dineros suficientes para sufragarle las multas de tráfico a Esperanza Aguirre y la ITV a Cristina Cifuentes.

    GaboA mí me da la impresión de que Gallardón es un poco manipuladorcito. Ya la semana pasada se soltó la melena asegurando, en un artículo en El País, que el mismísimo Gabriel García Márquez le había telefoneado hace seis años para que no abandonara la política, tal y como nos había amenazado. Está claro que, dada su ideología socialista, el pobre Gabo no podría descansar en paz sabiendo que deja a España huérfana de la sabiduría política de nuestro repeinado prócer. Uno imagina sin esfuerzo al colombiano dando vueltas alrededor del teléfono, mesándose el bigote, y buscando la palabra exacta para evitar que Gallardón no abandonase nuestro bajel en su incierta deriva hacia el abismo abisal.

    –No lo hagas, Alberto. Todos somos contingentes, pero tú eres necesario –debió de decirle Gabo.

    De hecho, a mí me llamó minutos después que a Gallardón para augurarme terribles cataclismos en nuestro país si la renuncia se consumase, y lloré amargamente por España, en plan Machado. Aquel día de hace seis años Gabriel García Márquez se gastó en teléfono bastante más pasta de la que le costó a la Iglesia inscribir como propiedad la mezquita cordobesa.

    Gallardon_campañaEl lector se preguntará cómo es posible que Gabo telefoneara a Gallardón, a quien apenas conocía, y cómo la Iglesia puede poner a su nombre toda una mezquita por 30 pavos. Al primer arcano no le hallo respuesta, en mi ignorancia. Al segundo se la encuentro en un privilegio franquista que data de 1946, y que permitía –y permite– a los obispos inscribir templos, cementerios, bosques públicos y jardines, conventos, y prácticamente lo que les dé la gana, porque así lo quiso quizá Dios, aunque yo más bien maliciaría que fue el mismísimo Diablo. Ahora parece que la nueva ley hipotecaria va a corregir aquel divino designio, pero me da la impresión de que ya es un pelín tarde, pues los obispos se han adueñado ya de todo lo que se querían adueñar, salvo el parque del Retiro y el Santiago Bernabéu.

    De la llamada de Gabo y de los millones que nos costaría rescatar la mezquita se infiere que quizá Gallardón sea un poco mentirosillo y que nos toma por gilipollas, cosa esta segunda que no me parece tan mal, ya que le llevamos votando desde que era un imberbe. Y con esto yo creo que ya queda dicho todo.

    ]]>
    Aníbal Malvar 2014-04-23 07:57:03
    Tedetesto - Cuidado, jefe peligroso http://blogs.publico.es/tedetesto/2014/04/23/cuidado-jefe-peligroso/ Engañados, humillados, perplejos, asustados, traicionados, los trabajadores se enfrentan a su jefe desenmascarado ante las indiscretas cámaras de la televisión. La broma ha terminado y los espectadores, cómplices de la ignominiosa farsa, aplauden y ríen ante el engaño y observan como los esclavos se humillan ante la autoridad que les ha embromado, el “jefe infiltrado” se ha hecho pasar por uno de ellos y ha compartido su trabajo, que no su sueldo ni sus desvelos, durante unos días. Se supone que la experiencia habrá servido al jefe para comprender mejor las condiciones de trabajo y el estado de ánimo de sus empleados, habrá escuchado, como un compañero más, sus críticas y sus resabios y se habrá partido de risa con los suyos al término de su  falsa jornada laboral. Su hilaridad habrá alcanzado el tope cuando uno de sus asalariados se atreva a despedirle de su propio negocio por no rendir lo suficiente o no comulgar con la “filosofía” de la empresa. La “filosofía empresarial” (¿?) de un fabricante de pizzas o de comida rápida que paga sueldos de miseria y quiere a cambio algo más que el estricto cumplimiento de las obligaciones laborales, quiere entusiasmo, entrega, sumisión incondicional del siervo ante el puto amo del cotarro del que depende su precaria supervivencia.

    ¡Reíd, imbéciles! Burlaos de vuestros probables compañeros de infortunio, pero a partir de ahora, mirad por el rabillo del ojo, no vaya a ser que el falso compañero, recién contratado (lo cual ya resulta sospechoso en los tiempos que corren) sea un jefe traidor que se está burlando de vosotros y compartiendo sus burlas con miles de espectadores. ¡Reíd idiotas! a mandíbula batiente al ver la cara que se les queda a los embromados cuando el taimado jefe les recibe en su despacho y descubre el pastel. Ese es el momento álgido del programa. Ante las cámaras vigilantes, el jefe espía mostrará su mejor cara y otorgará su perdón y su indulgencia a los réprobos que se mostrarán arrepentidos y dispuestos a enmendarse. Especial bochorno cuando el amo ofrece a uno de sus siervos más díscolos un viaje a Canarias que este cambia por Benidorm porque su esposa tiene miedo al avión, cambio concedido por el generoso y melifluo patrón que perdona los agravios e ignora las ofensas.

    Solo una vez se asomó la risa a mis labios visionando este engendro abominable y fue cuando el jefe de una empresa de recogida de basuras está al borde del vómito y del desmayo cuando tiene que seleccionar a mano desechos orgánicos. Uno de los momentos más indignantes de este  programa indigno fue cuando un capo infiltrado sermoneó a un empleado por su falta de entusiasmo a la hora de promocionar su empresa disfrazado de pizza humana en una plaza pública. El jefe, igualmente disfrazado, afirma sentirse orgulloso del disfraz. El mismo jefe ya había recriminado antes a su repartidor por no respetar los límites de velocidad y las señales de tráfico durante el reparto. “Si no lo hago -aducía el motorista- no puedo cumplir con el horario de reparto al que la empresa me obliga…”.

    Anécdotas inicuas que contradicen la “filosofía” de la Sexta, que suele marchar por otros derroteros. Escenas parecidas en cuanto a humillación y público escarnio se refiere a las que se producen todas las semanas en Pesadilla en la cocina, aunque en este caso se realicen con el beneplácito de los humillados que acaban prosternándose ante el ogro Chicote y pidiendo perdón por todas sus culpas anteriores prometiendo enmendarse en el futuro para conservar sus puestos de trabajo y garantizar la supervivencia del negocio.

    Infíltrense, si pueden, en los partidos políticos y en los consejos de administración, en las cúpulas bancarias y en las sentinas financieras, no humillen a los humillados, no ofendan a los ofendidos, no se burlen si no quieren ser burlados.

    ]]>
    Opinión 2014-04-23 07:07:15
    Actualidad Gastronómica - 13 consejos de experto para triunfar con el jamón http://actualidadgastronomica.es/12119/ Francisco Javier Aguza, en plena faena / Foto: León Prieto

    Francisco Javier Aguza, en plena faena / Foto: León Prieto

    Hace ya tiempo que el jamón ibérico se hizo un hueco entre las que muchos consideran las cuatro maravillas del mundo gastronómico, un selecto club integrado también por el caviar, el foie y la trufa. Sin embargo, hasta el mejor jamón puede arruinarse si uno no tiene en cuenta algunas pautas, como nos advierte Francisco Javier Aguza, más conocido como Macareno, que es uno de los cortadores de jamón más reconocidos de España y que fue este martes uno de los protagonistas de la presentación en Madrid del 25 Salón del Jamón Ibérico, que se celebrará en Jerez de los Caballeros (Badajoz) del 8 al 11 de mayo.

    Macareno, que ostenta el Récord Guiness en esta disciplina al haber estado más de 33 horas seguidas dándole al cuchillo para laminar ni más ni menos que 30 jamones, identifica algunos elementos clave (nos han salido 13, qué se le va a hacer) para evitar estrepitosos fracasos a la hora de comprar, cortar y comerse un buen jamón.

    1) Practicar, practicar y practicar (y comer, comer y comer). “En un fin de semana puedes aprender la teoría” –sostiene Macareno–, pero para cortar bien el jamón no hay más que un camino : practicar, practicar y practicar.

    2) Mejor con ibérico. “Hay que cortar jamón, da lo mismo que sea serrano, ibérico de cebo o ibérico de bellota”, explica nuestro cortador, aunque añade que si se puede elegir hay que apostar por el ibérico. “Hay mucha diferencia entre el serrano y el ibérico; en el ibérico la grasa hace que el cuchillo se deslice de una forma completamente distinta”.

    3) La importancia del cuchillo. El cuchillo es clave. Debe estar siempre muy bien afilado (lo que paradójicamente reduce el riesgo de cortarse en la mano) y debe usarse sólo para el jamón. Por ello para limpiar el jamón quitando la corteza no hay que usar nunca el jamonero, sino un cuchillo de cocina. También hay que apoyarse en una puntilla, que es un cuchillo pequeño para separar la carne del hueso.

    4) Una tabla firme. El jamón debe fijarse en una buena tabla que lo sujete bien; nada de agarrar la pata con una mano y cortar con la otra (que es otra bonita forma de jugarse un viajecito a las urgencias del hospital más cercano).

    5) Sin prisas. “Hay que tener paciencia, ir despacito y saber que no se puede cortar un plato de jamón a la misma velocidad que lo hace un profesional”, advierte Macareno, que trabaja en la empresa de ibéricos Victoriano Contreras Barragán.

    6) Abrirlo y comérselo. Aunque pocas veces abrimos un jamón y nos lo comemos de una tacada, sería lo ideal para mantener todas sus propiedades en l momento del consumo. Macareno lo tiene claro: “La mejor forma de consumir un jamón es comiéndoselo”, y no contemplando cómo pasa los días en un rincón de la cocina hasta que le damos un par de tajos de semana en semana. La razón es evidente: “desde el momento en el que se abre el jamón se empieza a oxidar y a secar”.

    7) ¿Maza o babilla?. A diferencia de lo que ocurre en la hostelería, donde el jamón suele acabarse antes, “en casa es recomendable abrir los jamones por la babilla (la parte estrecha), porque tiene menos infiltración de grasa y es más fácil que una vez abierta la pieza adelante la curación y se ponga más dura”, señala Aguza. Además la babilla es más pequeña, “así que dará más tiempo a darle la vuelta al jamón y empezar a comer de la maza sin que esta se vea afectada”.

    8) Mesetas, no valles. Según Macareno hay que evitar a toda costa esos cortes en curva que horrorizan a cualquier entendido y que son tan frecuentes a escala doméstica. Esta es la forma correcta de hacerlo: “hay que empezar por la zona del jarrete y cortar de forma paralela al fémur, siguiendo hasta la punta, aparezca lo que aparezca”. El hueso no debe ser una barrera infranqueable, hay que bordearlo y seguir hacia la punta.

    9) Cuidado con la playa. La mayor salinidad y humedad de las zonas costeras afecta a la conservación del jamón. Por ello nuestro cortador recomienda envasarlo hasta el momento en que se vaya a consumir.

    10) ¿Salado o dulce?. Que el jamón esté más o menos salado varía según la voluntad del maestro jamonero, pero también por otros factores como la forma en que el hongo Penicillium interviene en la curación. “El hongo que forma el moho de la superficie del jamón es un ser vivo que absorbe lo que hay en el ambiente y acaba afectando al sabor”. De todos modos sí es cierto que en ciertas zonas, como Extremadura, se persigue cada vez más conseguir con cierto regusto dulce, que es fruto de una buena alimentación del animal (hierba, bellota).

    11) Lonchas finas, pero sin pasarse. Las lascas deben ser finas, aunque en muchos lugares lo son tanto que se podría mirar a través de ellas. “La moda de cortar fino es una cuestión de hostelería”, señala el cortador, queriendo decir con tales palabras que cuanto más fino se corta el jamón, más fácil es cubrir un plato con menos cantidad y mayor es el rendimiento económico. Aguza apuesta por un grosor no inferior al milímetro porque “lo que no puede ser es que el jamón esté cortado tan fino que al entrar en la boca no se le pueda apreciar ningún organoléptico, tiene que tener suficiente grosor para poder apreciar todas sus cualidades”.

    12) Comprar en un sitio de confianza. Aunque el jamón es como el melón, y hasta que no se abre no se sabe exactamente cómo está, hay que ir allí donde nos conocen si queremos evitar riesgos innecesarios. “Nadie va a intentar perder un cliente habitual; si te conozco voy a intentar darte siempre lo mejor, lo peor es que el cliente vaya cada día a un sitio distinto donde no le conocen y no saben si va a volver, y a veces intentan darle lo que a ellos les interesa dar salida”, explica Aguza.

    13) Grasa con efecto rebote. No obstante, también el comprador puede tener en cuenta algunas buenas cualidades apreciables a simple vista: un jarrete fino, estrecho y un jamón perfilado, alargado, son buenos síntomas, pero también hay un truco final: que metas el dedo en el tocino y el tocino vuelva a su posición inicial.

    ]]>
    León Prieto 2014-04-23 01:35:27
    La pizarra de Yuri - Cuando Suiza quiso su bomba atómica y tuvo un siniestro nuclear http://www.lapizarradeyuri.com/2014/04/22/suiza-bomba-atomica-accidente-nuclear/ «Una instalación como la Central Nuclear de Lucens no estalla, porque no puede estallar.»
    Hans Streuli, ex-Presidente de la Confederación Helvética y de la
    Sociedad Nacional para la Promoción de la Energía Atómica, 1962. (NGA GVP 26/06/1962, pág. 7)

    Antigua central nuclear experimental de Lucens, siniestrada el 21/01/1969.

    Cuarenta y dos años después del siniestro que obligó a su cierre, los niveles de contaminación radiactiva en el agua de drenaje de la antigua central nuclear experimental de Lucens (Suiza) aumentaron inesperadamente de 15 Bq/l a 230 Bq/l durante el invierno de 2011 a 2012. Aunque muy por debajo del nivel considerado seguro por las autoridades helvéticas (12.000 Bq/l), el hecho de que ocurriera pocos meses después de los accidentes nucleares múltiples de Fukushima, su proximidad a la fuente de las aguas minerales Henniez-Nestlé y el peligro para la riqueza agropecuaria y vitivinícola local despertaron no poca inquietud en la zona. El agente contaminante era, en su mayor parte, tritio radiactivo. Los niveles volvieron a la normalidad durante la primavera de 2012 sin causar mayores problemas. Por el momento no se han establecido públicamente las razones de esta incidencia. Datos: Oficina Federal de Salud Pública de la Confederación Helvética. Foto: J. P. Guinnard.

    A finales de 2011, una persona se me acercó con unas hojas impresas de un foro de Internet para decirme:

    –Eh, Yuri, mira esto. Está llegando a Suiza la radiación de Fukushima. Se han multiplicado por quince los niveles de radiactividad en el agua.
    –¿Sí? –contesté con no poca displicencia, pues ya llevaba escuchadas unas cuantas de esas.
    –No pongas esa cara, hombre. Son mediciones oficiales, míralo tú mismo.
    –¿Pero cómo se va a multiplicar por quince la radiación a diez mil kilómetros de distancia? A ver, déjame ver. ¿La Broye? ¿Dónde c*** está esto?
    –Aquí pone que entre el cantón de Vaud y el de Friburgo.
    –¿El cantón de Vaud…? –recordé, vagamente– Ah, no, entonces esto no viene de Fukushima. Será todavía por aquel accidente nuclear que tuvieron.

    Mi interlocutor se sorprendió:

    –¿Un accidente nuclear? ¿En Suiza? ¿Cuándo?
    –Allá por 1969, en Lucens. Bueno, en realidad nunca ha quedado claro si fue un accidente o un incidente muy grave. Pero se les fue un reactor como su p*** madre. Así que yo lo llamo “el siniestro nuclear de Lucens“. Por suerte el reactor estaba metido dentro de una caverna, que si no…
    –Vaya, no me lo imaginaba de los suizos. ¿Y cómo fue eso?
    –Verás, el caso es que querían hacer bombas atómicas y…
    –¡¿Que Suiza quería hacer bombas atómicas?!
    –Pues… eh…

    Suiza atómica.

    Paul Scherrer

    El profesor Paul Scherrer (1890-1969) del ETH-Zúrich fue el “padre” de la energía atómica en Suiza. Foto: © Association suisse pour l’énergie atomique / Schweizerische Vereinigung für Atomenergie.

    Ya antes de la Segunda Guerra Mundial Suiza realizó sus propias investigaciones sobre el átomo, fundamentalmente en Lausana, Ginebra y sobre todo en el Instituto Tecnológico Federal de Zúrich (ETH). Entre 1935 y 1940 construyeron tres aceleradores de partículas, incluyendo un ciclotrón en el ETH dirigido por el físico Paul Scherrer, con fondos que aportó la industria privada. El profesor Scherrer mantenía contactos con Lise Meitner (descubridora de la fisión nuclear), Otto Hahn (codescubridor), Werner Heisenberg (el científico más destacado del programa atómico nazi, que ya tratamos en este blog) e incluso con el director del Proyecto Manhattan, el general Leslie Groves. Groves le invitó a visitar los Estados Unidos durante el verano de 1945 y en las propias palabras de Scherrer, le enseñó “muchas cosas”, incluyendo los reactores de producción de plutonio de Hanford. Regresó a Suiza diciendo que “¡todo es muy fácil!”

    Apenas tres meses después de que los Estados Unidos dieran a conocer al mundo el poder del núcleo atómico mediante los bombardeos contra las ciudades de Hiroshima y Nagasaki, el profesor Scherrer publicó un artículo divulgativo en la edición vespertina del periódico Neue Zürcher Zeitung de 28 de noviembre de 1945 con el título “Fundamentos físicos y técnicos de la energía atómica.” Le siguieron varios más, que cautivaron el interés del público, incluyendo a los políticos y los militares; quienes, como buena parte del mundo por aquel entonces –visto lo visto en Hiroshima y Nagasaki–, tampoco necesitaban una persuasión extrema para convencerse de que no sería mala idea echar un vistazo a eso de la energía atómica, tanto en su vertiente civil como en la militar.

    El 8 de junio de 1946, el Consejo Federal funda la Comisión de Estudios para la Energía Atómica (más conocida por su acrónimo en alemán SKA, de Studienkomission für Atomenergie). Fue presidida, naturalmente, por el profesor Paul Scherrer de Zúrich. El propósito anunciado al público (y al Parlamento) de esta SKA era la investigación nuclear más o menos genérica. Pero el Presidente Confederal Karl Kobelt les encarga en secreto otra tarea, que de hecho estaba ya sobreentendida: la “creación de una bomba de uranio militar o un medio de guerra equivalente basado en los principios de la energía atómica.” En 1947, el Parlamento aprueba una ley para financiar a la SKA con 18 millones de francos suizos sin que nadie informe a los diputados de su dimensión militar.(Fuente)

    Al principio, el progreso es lento. Puede que la energía nuclear sea “fácil”, como opinaba el profesor Scherrer, pero sin duda sale muy cara y requiere abundantes medios científicos y tecnológicos que exigen desarrollar una notable pericia técnica. Además, Suiza no tiene uranio. Bueno, ni uranio ni casi nada. El país será muy rico, pero también extremadamente pobre en recursos naturales. Apenas hay minería. Deben importar del extranjero todos los minerales especiales que necesita un programa nuclear, sin que se note que hay gato encerrado. Y esto resulta mucho más complicado de lo que parece, pese a las excelentes relaciones comerciales de Suiza con el mundo entero. Importarlos no, importarlos es sencillo. Lo que resulta endiabladamente difícil es que nadie se percate de que tu programa atómico tiene bicho, sobre todo si tienes que pasarlos ante los ojos de potencias atómicas como los Estados Unidos o la entonces Unión Soviética, celosos defensores de la exclusividad del club nuclear. Y, ya puestos, por los morros del quisquilloso Parlamento suizo.

    Reactor nuclear Saphir, Suiza.

    El reactor nuclear “Saphir” de tipo piscina, el primero que tuvo Suiza, comprado directamente a los Estados Unidos tras la Primera Conferencia sobre los Usos Pacíficos de la Energía Atómica. Era un diseño del Laboratorio Nacional de Oak Ridge, concebido en origen para funcionar con uranio altamente enriquecido pero “rebajado” al 20% antes de su exposición en Ginebra, precisamente para que no se pudiera utilizar con el propósito de producir material militar. No obstante, permitió a Suiza realizar sus primeros estudios sobre el funcionamiento de un reactor nuclear, la producción de radioisótopos, otros aspectos de la química nuclear, la física de la radiación y los problemas de ingeniería asociados. Foto: Bildarchiv ETH-Bibliothek, Zúrich. (Clic para ampliar)

    El caso es que, entre unas cosas y otras, ni siquiera logran iniciar la construcción de un reactor. Hubo que esperar hasta agosto de 1955 para que los Estados Unidos llevasen a Ginebra uno experimental de demostración, llamado Saphir, para la Primera Conferencia sobre los Usos Pacíficos de la Energía Atómica. Fue el primer reactor nuclear que se mostró al público, del tipo piscina, con uranio enriquecido al 20%, moderado y refrigerado por agua ligera (agua común), capaz de entregar unos diez megavatios térmicos de potencia. No era, ni con mucho, el mejor diseño posible para un programa que quería ser militar. De hecho, era uno de los peores (por eso los amerikantsy lo presentaron en una conferencia de usos pacíficos…). Pero, a falta de otras alternativas, un consorcio mixto compuesto por el gobierno suizo y diversas empresas del mismo país que se hizo llamar Reaktor AG se lo compró al finalizar el encuentro. Lo instalaron en Würenlingen, a orillas del río Aar, donde hoy en día se encuentra la sede del Instituto Paul Scherrer.

    Bien, pues Suiza ya tenía su primer reactor nuclear. Como te digo, resultaba una muy mala opción para un programa con bicho militar. Para conseguir el combustible enriquecido al 20%, tenían que comprárselo a los Estados Unidos en persona. No tenían medios para aumentar el enriquecimiento del uranio y llevarlo al grado militar. Los reactores de agua ligera son generalmente malos para producir plutonio de buena calidad. Y además, la instalación se encontraba bajo estricto control estadounidense. Mil cosas. Pero les sirvió para aprender.

    Tanto fue así, que en 1957 comenzaron a verse capaces de tirar por su propio camino. Ese fue el año en que iniciaron la construcción de un segundo reactor al lado del primero, llamado Diorit, con tecnología mayormente nacional. Diorit era un animal completamente distinto: estaba moderado con agua pesada, utilizaba uranio natural (sin enriquecer, mucho más fácil de conseguir en el mercado internacional) y generaba unos 20 megavatios térmicos. Y servía para producir plutonio. Plutonio de grado militar.

    Reactor nuclear Diorit, Suiza.

    El reactor suizo Diorit durante una actualización, en 1971. Alimentado con uranio natural y moderado con agua pesada, tenía la capacidad para generar plutonio de grado militar, aunque los controles establecidos por sus proveedores impedían que se pudiera producir en la práctica. Suiza necesitaba más tecnología y más desarrollo propio para crear una auténtica industria nuclear militar independiente. Foto: Archivo de la ETH-Zúrich, ARK-NA-Zü 1.2. (Clic para ampliar)

    Compraron el uranio para alimentarlo a AMF Atomics de Canadá. Pero el agua pesada hubo que importarla otra vez de Estados Unidos, bajo el compromiso (y bastantes controles) de que el reactor sólo se utilizaría para investigación civil. La pura verdad es que con esos controles resultaba muy difícil desviar cantidades significativas de plutonio para un todavía hipotético programa militar. No obstante, quienes deseaban que Suiza tuviese armas nucleares se excitaron. A malas, ahora ya disponían de la tecnología y la posibilidad (un poco como pronto haría Israel con Dimona). Sólo necesitaban “independizarse” de sus proveedores.

    Al mismo tiempo, la reciente creación del Pacto de Varsovia (1955) en respuesta a la formación de la OTAN (1949), los aún más recientes sucesos de Hungría (1956) y la aparición de los misiles balísticos de alcance medio con grandes cabezas atómicas (precursores de los misiles balísticos intercontinentales, que llegarían inmediatamente después) calentaban la Guerra Fría en Europa a toda velocidad, empujándola hacia su periodo más crítico. Casi en medio, un país riquísimo que –aunque netamente situado en el campo occidental– hace de la neutralidad su bandera, y que muchos creen imposible de derrotar pero sus militares saben que no lo es tanto desde que se inventaron los aviones, las fuerzas aerotransportadas y los misiles de largo alcance: sí, Suiza.

    Es en ese contexto, el 27 de marzo de 1957, cuando el jefe del Estado Mayor suizo Louis de Montmollin crea en el más absoluto secreto una cierta comisión de estudio para la posible adquisición de armas nucleares propias, vinculada al “lado militar” de la SKA. No es una cosa que De Montmollin se saque de la manga porque le parece bien, al hombre:  están en el ajo otros cuatro oficiales de alto rango, el jefe de los servicios legales del Ministerio de Asuntos Exteriores, dos miembros destacados del Comité de Trabajo para Asuntos Nucleares del Consejo Federal y el director de la compañía Reaktor AG (algunas de estas personas se hallaban muy próximas al después llamado Projekt-26, la rama suiza de la Operación Gladio.) En realidad, la fundación de esta comisión fue una iniciativa secreta del Consejo Federal.

    En junio de 1958, de manera probablemente casual, un grupo pacifista comenzó a recoger firmas para convocar un referéndum que habría prohibido la “importación, fabricación, tránsito, almacenamiento y uso de armas nucleares de todas clases” en territorio suizo. La recogida de firmas les fue bastante bien y el Consejo Federal empezó a ponerse nervioso, porque les metía directamente el dedo en el ojo de un programa secreto que podía provocar un escándalo internacional. Quizá por eso, durante el mes de julio hicieron finalmente pública una denominada declaración de principios donde afirmaban:

    “De acuerdo con nuestra centenaria tradición de valentía, este Consejo Federal considera que las Fuerzas Armadas deben recibir el armamento más efectivo para preservar nuestra independencia y proteger nuestra neutralidad, incluyendo las armas nucleares.”

    –Declaración de Principios del Consejo Federal de la Confederación Helvética, 11 de julio de 1958.(Fuente)

    Pero el asunto estaba ya ocasionando problemas políticos, los costes se disparaban y las dificultades tecnológicas también. Crear una industria nuclear nacional de verdad no era tan fácil como anticipó el profesor Scherrer. Impaciente, el nuevo jefe del estado mayor Jakob Annasohn se dirigió al Ministerio de Defensa el 14 de marzo de 1960 para que considerasen la posibilidad de adquirir armas nucleares completas en Estados Unidos, el Reino Unido e incluso la Unión Soviética; o, al menos, una cooperación con Francia y Suecia (que también tenía su propio programa militar). El Consejo Federal de Ministros le miró muy raro y le vinieron a responder de lo más cortésmente que si estaba loco o qué. Así quedó el tema por el momento.

    Sin embargo, el 10 de octubre de 1960, el reactor Diorit alcanzó la primera criticidad y comenzó a funcionar. Trabajosamente, a un coste monumental, Suiza estaba cada vez más cerca de desarrollar su propia industria nuclear. Y sus propias armas atómicas.

    El escándalo de los Mirage.

    Hawker Hunter Mk.58 de la Fuerza Aérea Suiza.

    El mejor avión de combate con que contaba la Fuerza Aérea Suiza mientras se planteaba hacer bombas atómicas era el Hawker Hunter Mk.58 (en la foto, durante una exhibición reciente), un caza táctico subsónico de limitada autonomía totalmente inadecuado para operaciones de bombardeo profundo. Estuvo en servicio desde 1958 hasta 1994. Imagen: Wikimedia Commons. (Clic para ampliar)

    Como ya te he contado alguna vez en este blog, si quieres una fuerza nuclear, crear tus propias armas atómicas es sólo una parte del problema. Otra parte consiste en encontrar una manera de llevarlas hasta su blanco de manera más o menos efectiva. Eso, en la práctica, añade dos dificultades nuevas. La primera es que no te vale un petardo cualquiera: tienes que miniaturizarlas para que quepan en una bomba de aviación o en la cabeza de un misil, lo que requiere un grado significativo de sofisticación tecnológica. La segunda es conseguir el avión o el misil de marras.

    Fabricar un misil de medio o largo alcance con capacidad nuclear estaba (y sigue estando) totalmente fuera de las capacidades de Suiza y quienes tienen no ponen los buenos a la venta. El desarrollo de esta clase de misiles exige, básicamente, un programa espacial o algo muy parecido. En cuanto a su aviación, también estaba (y, por cierto, sigue estando) totalmente obsoleta, además de ser minúscula. En África hay fuerzas aéreas notablemente más poderosas. Cosas de los impuestos bajitos y tal.

    En fin, que lo del misil era imposible por completo y a principios de los ’60 la Fuerza Aérea Suiza no sólo estaba anticuada: era ridícula. De hecho, ni siquiera existía como tal. Era una sección del Ejército de Tierra. Mientras las potencias estrenaban sus F-4 Phantom, sus MiG-21 y sus Mirage III, todos ellos capaces de volar al doble de la velocidad del sonido o más –entre muchas otras cosas–, los suizos se apañaban con cosas británicas de posguerra como los de Havilland Vampire / Venom y los Hawker Hunter, que ni siquiera eran supersónicos. Es que tenían también aspiraciones aeronáuticas nacionales, ¿sabes?, con prototipos como el N-20 y el P-16, obsoletos incluso antes de terminarlos. De todos ellos, el único que valía para algo en esas fechas era el Hunter, un caza subsónico ligero con capacidades de ataque táctico más o menos equivalente al Super Sabre americano o al MiG-17 soviético. Pero para misiones de penetración y bombardeo nuclear profundo, no pasaba de chatarra.

    Así que decidieron actualizarse. Y, con el proyecto de fabricar armas atómicas ya en mente, querían un avión supersónico de altas prestaciones que fuese capaz de transportarlas “hasta Moscú” (¡cómo no…!) Para ser exactos, cien de ellos. Probaron el Saab 35 Draken sueco, los Lockheed F-104 Starfighter y Grumman F-11 Tiger estadounidenses, el Fiat G.91 italiano y el Dassault Mirage III francés. De todos ellos, el que más les gustó fue el Mirage. Además, se los dejaron muy bien: 871 millones de francos suizos por las cien unidades, con electrónica estadounidense y nuevos sistemas de radar, guerra electrónica y ayuda a la penetración. Encima, la célula y los motores se construirían en Suiza bajo licencia, dando así un empujón a la atrasada industria aeronáutica helvética. Un buen negocio. En 1961 el Consejo Federal asignó el presupuesto y se pusieron a ello.

    Pasó lo de costumbre con los productos Dassault: los costes reales se dispararon. Además, la industria aeronáutica suiza estaba efectivamente tan obsoleta que no era capaz de producir ni las células ni los motores con la rapidez y calidad necesarias. Apenas tres años después, en 1964, el Consejo Federal tuvo que pedir al Parlamento un crédito adicional de 576 millones de francos, sumando un total de 1.447 millones. Eso era una fortuna en aquella época y el Parlamento dijo que ni hablar. Al final lo zanjaron con 1.021 millones… pero por sólo 57 aviones en vez de los cien originales.

    Dassault Mirage III de la Fuerza Aérea Suiza.

    El Dassault Mirage III con el que tuvieron que quedarse al final. De los cien previstos, sólo pudieron completar 57, y parte de ellos con problemas de calidad (que fueron subsanados posteriormente.) Esta “fuerza mínima” resultaba insuficiente para operaciones de bombardeo profundo contra la URSS y de hecho se dudaba si bastaría para defender el propio espacio aéreo suizo. Foto: Wikimedia Commons. (Clic para ampliar)

    Como Suiza no dejaba de ser un país serio, en el proceso dimitió mucha gente, desde el ex-Presidente, Miembro del Consejo Federal y Ministro de Defensa Paul Chaudet hasta el jefe del Estado Mayor Jakob Annasohn que te mencioné más arriba (sí, el que quería comprar armas nucleares por ahí.) Crearon una comisión de investigación parlamentaria (una de verdad, que en los países serios es una cosa muy seria), reorganizaron el Ministerio de Defensa de arriba abajo, multiplicando los controles, y se replantearon la política de defensa en su conjunto. Fue tan gordo para los estándares de allí que se le llamó el escándalo de los Mirage. Aquí ya sabemos que habría sido alguna cosilla de esas por las que no pasa nada, no dimite nadie y además vuelven a sacar mayoría absoluta en las siguientes elecciones. Por no mencionar el chiste de la comisión parlamentaria.

    El caso es que al final se quedaron con 57 aviones en vez de 100, parte de los cuales presentaban problemas de calidad en la producción. Esa era una fuerza muy justa, muy por debajo y más cara de lo previsto, ya no para atacar Moscú, sino para simplemente defender el espacio aéreo suizo en caso de guerra.

    Pese a ello, algunos seguían hablando de bombas atómicas y ataques estratégicos profundos. El 4 de mayo de 1964, en pleno escándalo de los Mirage, un documento (entonces) secreto de la comisión de estudio para la posible adquisición de armas nucleares propias mencionada más arriba proponía 50 bombas de aviación, con una potencia entre 60 y 100 kilotones cada una. También desarrollaron planes para realizar pruebas nucleares subterráneas en grutas alpinas. Sin embargo, los costes se multiplicaban: otro documento confidencial hablaba de 720 millones de francos suizos a lo largo de 35 años si las hacían de uranio altamente enriquecido y hasta 2.100 millones en 27 años si optaban por el plutonio, que permite construir armas más ligeras, potentes y sofisticadas.

    Pero, ¿de dónde iban a sacarlas, si sólo contaban con dos reactores primitivos bajo control de potencias extranjeras nada favorables a la idea de ampliar el club nuclear? Bueno, es que para entonces ya contaban con un tercero. Uno mucho más avanzado, de fabricación exclusivamente nacional, metido en una caverna entre los Alpes y el Jura: la central nuclear experimental de Lucens.

    La central nuclear experimental de Lucens.

    La central de Lucens surgió de tres proyectos distintos para la producción de energía eléctrica civil. El primero se remonta a 1956, cuando un profesor del Instituto Federal de Tecnología de Zúrich sugirió sustituir la anticuada planta de calefacción urbana de la ciudad por una nueva, nuclear, que suministrara tanto agua caliente como electricidad. Este proyecto fue avalado por “el Consorcio”, una agrupación empresarial privada constituida en torno a la importante firma industrial Sulzer de Winthertur. Sin embargo, este “Consorcio” carecía por sí solo de la capacidad científica para emprender una obra así.

    Lucens, Suiza.

    Lucens, Cantón de Vaud (distrito de La Broye-Vully), Suiza. La central se instaló en una caverna a apenas dos kilómetros de la localidad, según se baja por la carretera 1 en dirección a Lausana. Foto: Wikimedia Commons. (Clic para ampliar)

    La segunda idea, planteada aproximadamente al mismo tiempo, fue propuesta por las compañías eléctricas Atel, FMB, NOK y EOS. Constituyeron la sociedad Suisatom AG para promover una central nuclear que produjera energía eléctrica puramente, en el río Aar, cerca de Villigen, o sea justo al lado de los reactores Saphir y Diorit. Pero pensaban comprar el reactor a la compañía estadounidense General Electric, con lo que no habría sido un proyecto estrictamente nacional.

    Y la tercera, también de las mismas fechas, se originó en un grupo romando llamado Enusa (Énergie nucléaire SA, sin ninguna relación con la ENUSA española.) Enusa tenía un proyecto más definido, realista y alcanzable desde el punto de vista tecnológico: construir una central nuclear experimental en una caverna del cantón de Vaud que tenía buenas características geológicas, con planos estadounidenses pero de fabricación nacional, que sentara las bases para luego desarrollar centrales mayores y mejores. No obstante, a Enusa le faltaba el dinero y parte de la tecnología para embarcarse por cuenta propia.

    En 1961, el gobierno federal suizo sugirió a estas tres sociedades que aunaran sus esfuerzos en torno al proyecto más factible (y menos susceptible de “injerencias extranjeras”): el de Enusa en Lucens (Vaud). Pero en vez de usar planos americanos, sería totalmente de diseño y construcción suiza. A los tres grupos les pareció buena idea y en julio del mismo año fundaban la Sociedad Nacional para la Promoción de la Técnica Atómica Industrial (SNA), presidida por el ex-Presidente de la Confederación Hans Streuli. El propósito era crear una central nuclear de características tecnológicas avanzadas que constituyera el penúltimo paso para alcanzar la tan ansiada industria nuclear nacional. Hasta donde yo sé, ninguna de esas empresas era totalmente consciente de que tras ese proyecto se ocultaba un afán de investigación militar (aunque también habrían tenido que hacerse un poco los idiotas para alegar completa inconsciencia.)

    Optaron por un diseño con combustible de uranio muy ligeramente enriquecido (al 0,96% en vez del 0,7% natural), moderado con agua pesada y refrigerado por dióxido de carbono: lo que viene siendo un HWGCR. Sus 73 elementos de combustible se parecían mucho a los de las centrales Magnox británicas y UNGG francesas (como Vandellós-1), moderadas con grafito pero también refrigeradas por gas (GCR). Esta es una tecnología especialmente apta para producir plutonio militar en cantidad (de ahí salió el que usaron en las primeras armas nucleares de ambos países.) Generaría 30 megavatios térmicos, de los que se obtendrían 8,3 megavatios eléctricos. La disposición de la central era como sigue:

    Esquema de la central nuclear experimental de Lucens, Suiza.

    Esquema de la central nuclear experimental de Lucens. Leyenda: 1.- Caverna del reactor. 2.- Caverna de maquinaria. 3.- Galería de acceso. 4.- Sistema de aire acondicionado. 5.- Edificio de explotación. 6.- Estación de ventilación superior. 7.- Chimenea de ventilación. Imagen: Inspección Federal para la Seguridad Nuclear, Suiza. (Clic para ampliar)

    Construcción de la central nuclear experimental de Lucens, Suiza.

    Dos etapas de la construcción de la central nuclear experimental de Lucens. Fue excavada “de dentro afuera” y ensamblada entre 1962 y 1965, pero los distintos problemas que surgieron extendieron el proceso hasta principios de 1969. Imágenes: Inspección Federal para la Seguridad Nuclear, Suiza.

    Las obras se iniciaron el 1 de julio de 1962, excavando la galería de cien metros para penetrar en la montaña. Cuando la gente de la zona se enteró de lo que le había tocado en suerte, hubo bastante oposición. Fue entonces cuando el ex Presidente de la Confederación metido ahora a presidente de la SNA quiso tranquilizarles con esa frase tan molona que encabeza el artículo, y que ha quedado para la posteridad: “Una instalación como la Central Nuclear de Lucens no estalla, porque no puede estallar.”

    La buena idea, que al final resultaría ser salvífica, fue meterla dentro de una caverna. La mala, todo lo demás. Suiza se había quedado muy atrás en materia nuclear a esas alturas. Mientras ellos excavaban y construían laboriosamente su centralita experimental de 8 megavatios eléctricos (MWe), las superpotencias atómicas estrenaban sus prototipos de reactores de segunda generación con capacidades superiores a los 200: General Electric de los Estados Unidos había inaugurado el BWR-1 en Dresden, Illinois (1960, 210 MWe)  y la URSS daba los últimos retoques al VVER-210 (1964, Novovoronezh, 210 MWe). El Reino Unido, Canadá y Francia les pisaban los talones con tecnologías muy prometedoras y grandes inversiones. Hasta Suecia, que aún se mantenía en la carrera por la bomba (si bien ya resoplando…), completaba el R-3 de Ågesta con 12 MWe: un 50% más.

    La construcción no fue mal: Lucens quedó terminada en mayo de 1965, menos de tres años después. Pero durante el proceso se hizo evidente que necesitaría un largo periodo de prueba y ajuste antes de ponerla en servicio. Entonces, la compañía eléctrica NOK se dejó ya de mandangas nacionales y encargó un reactor nuclear PWR a Westinghouse de los Estados Unidos, con 380 MWe de potencia. Poco después, les pidió otro. Así nació la central de Beznau, la primera que produjo verdaderamente energía eléctrica en Suiza y la más antigua del mundo que sigue actualmente en servicio.

    Los historiadores siguen discutiendo hasta qué punto la instalación de Lucens estaba concebida para uso civil o militar. Lo más probable es que fuera un reactor de investigación de doble uso. Según las opiniones más extendidas, el plutonio militar se habría producido en Diorit (es un proceso relativamente sencillo) y la investigación puntera se realizaría en Lucens, mucho más sofisticada. La tecnología de Diorit daba para pergeñar primitivas bombas atómicas, del tipo de Nagasaki o poco más. Por el contrario, la ciencia a desarrollar en Lucens permitiría el desarrollo de verdaderas armas nucleares avanzadas para su tiempo, a un nivel similar al de Israel. Es opinión de este que te escribe que Diorit era la fábrica y Lucens el laboratorio para crear una verdadera industria nuclear. En todo caso, los reactores de Diorit y Lucens eran las claves para que Suiza pudiese tener un programa atómico totalmente nacional, fuera para uso civil o militar.

    Elemento de combustible nuclear Magnox

    Elemento de combustible nuclear Magnox, muy similar a los utilizados en la central experimental de Lucens. Imagen: Wikimedia Commons. (Clic para ampliar)

    El siniestro.

    El 16 de noviembre de 1966 tuvieron el primer susto. Mientras probaban un elemento de combustible para Lucens en el reactor Diorit de Würenlingen, se les fundió el uranio y parte de la funda de magnesio, provocando una parada de emergencia. La investigación determinó que se había debido a un aumento de potencia demasiado rápido y recomendaron que en Lucens se variase la potencia más despacito. El informe también sugería que esas barras de combustible tipo Magnox no eran muy de fiar porque presentaban problemas de corrosión y peligro de incendio. Pero a esas alturas, con la central terminada, ya no podían echarse atrás.

    La central nuclear de Lucens alcanzó su primera criticidad el 29 de diciembre de 1966. Entonces se encontraron con numerosos fallos, sobre todo en el circuito de refrigeración por dióxido de carbono (gas), que exigieron otros diecisiete meses de cambios y ajustes. En particular, los dos ventiladores que debían asegurar la circulación del dióxido de carbono resultaron extremadamente problemáticos. Estaban lubricados por agua y, aunque en los bancos de pruebas habían funcionado bien, en condiciones reales de funcionamiento el agua se infiltraba al circuito de gas refrigerante. No fue hasta mayo de 1968 que lograron mantenerla funcionando durante diez horas a dos terceras partes de la potencia nominal. Entonces, la autoridad nuclear suiza transfirió la explotación a la compañía eléctrica EOS para que comenzaran a operar.

    No hubo forma. En el mes de octubre, durante las pruebas finales, volvió a infiltrarse agua en el circuito de refrigeración. Durante el siguiente mes y medio cambiaron los ventiladores y EOS obtuvo el permiso definitivo de explotación el 23 de diciembre.  No obstante, la autoridad de seguridad nuclear suiza insistía en que las barras de combustible tipo Magnox eran muy delicadas, y que debían operar la central de 8 míseros MWe en el régimen más suave posible. Mientras, las superpotencias nucleares andaban ya peleándose con la barrera de los 500 MWe por reactor. Por su parte, Suecia se rendía ya: firmaron el Tratado de No-Proliferación, nunca acabaron su reactor R4 con el que pensaban producir plutonio militar y encargaron un reactor BWR puramente civil para la central de Oskarhamn.

    Pero los suizos siguieron intentándolo, si bien para entonces la idea de producir armas nucleares iba quedando reducida a poco más que un sueño –o una pesadilla–. Estados Unidos y la Unión Soviética iban ya por los misiles balísticos intercontinentales de segunda generación con cabezas termonucleares en el rango del megatón, como el Minuteman II o el UR-100. Simplemente, se habían quedado fuera de juego. Aún así, cuando el nuevo ministro de Defensa Nello Celio quiso finiquitar el asunto, se encontró con fuerte oposición por parte del Estado Mayor y los sectores más patrioteros y halcones. Tan tarde como en ese mismo año de 1968, un nuevo plan hablaba de asignar entre 100 y 175 millones de francos suizos para un programa que produciría 400 cabezas nucleares de uranio quince años después. El mismo día en que se abría a la firma el Tratado de No-Proliferación Nuclear (1 de julio de 1968) en Londres, Washington y Moscú, Celio se pasó al Ministerio de Finanzas. Como si dijese “yo no quiero tener nada que ver con esta chaladura.”

    El arranque definitivo de la central nuclear de Lucens fue programado para el 21 de enero de 1969, en torno a la medianoche. Muy, muy despacito, para no dañar esas barras de combustible Magnox tan delicadas. La primera criticidad se alcanzó a las 04:23 de la madrugada. Poquito a poquito, siguieron aumentando la potencia, con el propósito de alcanzar el 100% y conectar por fin los generadores a la red eléctrica en algún momento del día siguiente. En torno al mediodía, superaron el 25% de la potencia térmica. Poco antes de las cinco y cuarto de la tarde pasaban del 40%, sin que los problemas que les habían plagado durante todos esos años se presentasen a molestar.

    De pronto, a las 17:20, la central entró automáticamente en parada de emergencia y cerró las válvulas de ventilación exterior sin que los operadores de la sala de control supiesen por qué. A los pocos segundos se produjo el primer estampido, muy violento. Los operadores, que estudiaban los instrumentos con desconcierto y miedo, perdieron súbitamente todas las indicaciones del núcleo del reactor. Pero no las de radiactividad en la caverna, que superó los 100 roentgen/hora (aprox. 1 Sv/h) mientras se escuchaba una segunda explosión aún más fuerte y luego otras más pequeñas junto a un fuerte silbido durante otros quince minutos más, conforme la presión del circuito primario caía de 50 atmósferas a 1,2. Sólo los miles de toneladas de roca que envolvían la instalación y el sellado automático de las válvulas de emergencia evitaron que la radiación saliese de ahí.

    Sala de control de la central nuclear experimental de Lucens, Suiza.

    Sala de control de la central nuclear experimental de Lucens, Suiza, durante la fase de pruebas. Estaba severamente infrainstrumentada, lo que impidió al personal comprender lo que sucedía hasta que ya fue demasiado tarde. Foto: Biblioteca de la EPF-Zúrich. (Clic para ampliar)

    Pero para entonces ya quedaban pocas dudas de que el reactor nuclear de Lucens, la última esperanza de Suiza para crear su propio programa atómico nacional, se les acababa de ir. A las 17:58, los operadores encendieron el sistema de ventilación de emergencia, provisto con filtros de yodo, para reducir los niveles de radiación en la caverna. A las 18:15, comenzaron a ponerse los trajes y máscaras de protección. A las 18:20, cerraron toda la ventilación, sellando así efectivamente el reactor o lo que quedaba de él. Por fortuna, apenas escapó radiación al exterior y los trabajadores tampoco resultaron significativamente afectados. Sólo se fugó una cantidad minúscula de tritio, que es un isótopo del hidrógeno y tiende a colarse por todas partes. O eso dicen. Por lo demás, la piedra impidió la catástrofe.

    La investigación.

    La investigación posterior –que, por cierto, se tomó más de diez años– puso en evidencia numerosos fallos de concepto, diseño, implementación y operación de la central. De todos ellos, el más grave fue el que permitía las infiltraciones de agua lubricante al interior del circuito primario de refrigeración por dióxido de carbono hasta el extremo de humedecer las barras de combustible nuclear tipo Magnox, extremadamente sensibles a la corrosión.

    Pese a todos los intentos que hicieron para corregirlo, este problema empeoró a partir de la infiltración y los arreglos del mes de octubre de 1968. Al parecer, tales reparaciones se realizaron con bastante humedad en el circuito y el combustible cargado, afectando gravemente a varios elementos de combustible que ya estaban “tocados” por las infiltraciones precedentes. En particular, las fundas de magnesio del elemento nº 59 se habían oxidado casi por completo; pero al menos ocho de los 73 lo estaban en mayor o menor grado, con los productos resultantes de la corrosión acumulándose al fondo de los canales de combustible en forma de orín hasta bloquear numerosos conductos del gas refrigerante.

    Esquemas del reactor de la central nuclear de Lucens, Suiza.

    De arriba abajo – Esquema simplificado del reactor: A.- Maquinaria de desconexión de los tubos de presión. B .- Entrada del circuito primario de refrigeración por dióxido de carbono (gas). C.- Salida del circuito primario. D.- Núcleo del reactor. E.- Maquinaria de descarga del combustible. | Distribución del reactor: 1.- Elemento de combustible. 2.- Elemento de combustible destruido (nº 59). 3.- Elemento de combustible con corrosión. 4.- Barra de control. 5.- Barra de seguridad. 6.- Barra de control de reserva. 7.- Portillo de observación. | Estructura de los elementos de combustible: A.- Columna de grafito. B.- Guía de zircaloy. C.- Tubo de presión (zircaloy). D.- Tubo exterior (aluminio.) E.- Moderador (agua pesada). F.- Refrigerante (dióxido de carbono). G.- Funda de magnesio. H.- Barra de uranio. Imágenes: Wikimedia Commons. (Clic para ampliar)

    La situación se agravó aún más durante una prueba realizada el 11 de diciembre, al infiltrarse “varios litros” de agua que permanecieron en el interior del circuito primario hasta el 17 de enero, pocos días antes del arranque definitivo. A pesar de todos los problemas, o quizá precisamente por eso, nadie ordenó un repaso general del reactor durante esos últimos meses. En palabras de la Inspección Federal para la Seguridad Nuclear, cuando decidieron la puesta en marcha de la central, sus operadores “no eran conscientes de que se encontraban ya con un reactor fuertemente dañado.”

    Las barras de combustible no estaban provistas con termómetros independientes para medir la temperatura del uranio en su interior. Por tanto, los operadores de la sala de control ignoraban el comportamiento térmico de cada elemento; sólo podían saber el del conjunto del reactor. Si una barra de combustible se iba, como ya había pasado durante las pruebas de noviembre de 1966 en Diorit, no tenían manera alguna de saberlo.

    Así pues, cuando comenzó la puesta en marcha del 21 de enero de 1969, el reactor nuclear de Lucens tenía ocho elementos de combustible oxidados, varios canales de refrigeración se habían obturado con orín y sus operadores sólo contaban con una instrumentación bastante básica. Conforme la potencia aumentaba y con ella la temperatura, estos elementos de combustible mal refrigerados empezaron a deteriorarse y deslizarse hacia lo que a todos los efectos era un LOCA (loss-of-coolant accident, accidente por pérdida de refrigerante). Probablemente los daños graves comenzaron a producirse durante la mañana o al mediodía, cuando pasaron del 20 – 25% de potencia térmica, pero los operadores de la sala de control no podían saberlo porque carecían de la instrumentación necesaria.

    Sólo el lentísimo arranque impuesto por la autoridad de seguridad nuclear impidió que reventasen mucho antes. Así aguantaron hasta las 17:20, poco después de superar el 40% de potencia térmica. Entonces, el elemento nº 59 alcanzó los 600ºC y falló por fin. Primero se derritió la funda de magnesio de las barras de combustible e inmediatamente a continuación el uranio metálico que contenían. Las columnas de uranio y magnesio fundidos empezaron a chorrear. Pero entonces el metal se inflamó, provocando un súbito incendio radiactivo dentro del reactor que saturó el dióxido de carbono refrigerante con gran cantidad de productos de la fisión altamente radiactivos. Fue este incremento brutal de la temperatura y la radiación en el circuito primario lo que provocó la parada automática de emergencia del reactor, mientras los operadores miraban a sus lacónicos instrumentos sin entender nada de nada. Un instante antes todo parecía ir bien y ahora, de pronto, estaban en SCRAM.

    Sin embargo, el siniestro apenas acababa de comenzar. Por suerte dio tiempo a que se insertaran las barras de control, deteniendo así la reacción en cadena. No obstante, a los pocos segundos la mezcla de uranio y magnesio fundidos entró en contacto con el conducto de refrigeración, presurizado a casi cincuenta atmósferas. Éste estaba también ya deteriorado y, a 700-800ºC, explotó violentamente. Esta explosión hizo saltar uno de los cinco discos de ruptura del depósito de agua pesada utilizada como moderador. Al instante, 1.100 kg de agua pesada, magnesio, uranio, dióxido de carbono y productos de la fisión muy radiactivos escaparon del reactor por el boquete, contaminando por completo la caverna donde se encontraba. En la sala de control, los operadores sintieron la explosión y se asustaron al ver que la radiación en la caverna aumentaba rápidamente hacia los 100 roentgens/hora (que era como se medía entonces.) Únicamente entonces comprendieron que el reactor estaba ahora abierto. En lenguaje de a pie, que había reventado.

    La cosa no acabó ahí. Un segundo después se produjo una violenta reacción química entre el agua pesada y los metales fundiéndose a alta temperatura, lo que causó la segunda explosión, más potente que la anterior. Los cuatro discos restantes del depósito de agua pesada fallaron definitivamente y el reactor quedó destapado por completo, proyectando aún más sustancias radiactivas a la caverna. Los conductos de las barras de control se deformaron y bloquearon, pero afortunadamente éstas ya estaban insertadas gracias a la parada automática de pocos segundos antes (en caso contrario se habría producido una pérdida total de control del reactor, que ahora se quedaba completamente sin refrigeración, al despresurizarse el circuito primario de dióxido de carbono).

    Las reacciones entre el agua pesada y los metales en fundición provocaron varias explosiones más durante el siguiente cuarto de hora, terminando de contaminar la caverna y de destrozar el reactor. Sólo se detuvieron cuando el circuito primario quedó despresurizado por completo, anulando totalmente la refrigeración. Sin embargo, el sistema de refrigeración de emergencia estuvo al quite. Logró mantener bajo control las barras de combustible y hasta ahí llegó la cosa.

    En aquella época aún no se usaba la escala INES, que data de 1990, para catalogar la gravedad de los siniestros nucleares. Diversos estudios posteriores lo consideran a mitad camino entre un INES 3 (incidente grave) y un INES 5 (accidente de gravedad media). Tal como se relatan los hechos convencionalmente, en mi opinión estaría entre un 2 (incidente medio) en “afectación de las personas o el medio ambiente” y un 4-5 en “pérdida de control y barreras radiológicas.” La Oficina Federal de Salud Pública de Suiza cree que “el accidente de Lucens sería clasificado hoy en día al nivel 4 o 5 de la escala INES”, lo que lo sitúa en la “lista corta” de los peores accidentes nucleares de la historia.

    Elemento de combustible nº 59 de la central nuclear de Lucens.

    El elemento de combustible nº 59, tal como quedó después de la explosión. Imagen: Inspección Federal para la Seguridad Nuclear, Suiza. (Clic para ampliar)

    Por comparación, yo tiendo a considerarlo subjetivamente un INES-4: a todas luces más grave que Vandellós-1 (1989) o la planta THORP de Sell ]]> Yuri 2014-04-22 17:14:04 kⒶosTICa - Gobierno matasanos para unas carreteras de muerte http://blogs.publico.es/kaostica/2014/04/22/gobierno-carreteras-de-muerte/

    Esta Semana Santa se ha incrementado el número de víctimas mortales al volante. Aunque el Gobierno lo omita, mejorar el actual estado de las carreteras es uno de los factores que más puede ayudar a mejorar estas estadísticas. De hecho, mientras el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC) advierte de que doblando la inversión en matenimiento los accidentes se reducirían en un 20%, la realidad es que el déficit presupuestario crece año a año.

    El año pasado la Asociación Española de Fabricantes de Mezclas Asfálticas (Asefma) y la Asociación Española de la Carretera (AEC) ya advertían de que las carreteras españolas se encontraban en su peor estado de conservación de los últimos 25 años. No sorprende, dado que por aquel entonces, el ministerio de Fomento llevaba más de 850 días sin licitar ningún tipo de obra de refuerzo de firme.

    El último informe de la AEC revela que sólo para resolver el deficiente firme de nuestras carreteras, serían necesarios 1.883 millones de euros en el caso de la malla dependiente del Estado y de 3.945 millones de euros en el caso de las Comunidades Autónomas (si sumamos señalización, balizamiento… la cifra ronda los 6.200 millones). Dos años antes, la suma de ambos déficits de inversión superaba los 5.100 millones de euros, lo que evidencia un incremento en dos años del 13% aproximadamente. Diez años antes (2004), la inversión necesaria era de unos 3.300 millones.

     

    Estado del firme en España (AEC)

    Año a año, la dejadez de los sucesivos Gobiernos ha hecho que el porcentaje de la red de carreteras con un pavimiento en un estado deficiente crezca desde el 22% de 2003, al 35% de 2005 y un generalizado deficiente en la actualidad. ¿A dónde van nuestros impuestos?, se preguntarán los ciudadanos. A la conservación de las carreteras no, puesto que a pesar del lamentable estado de nuestras carreteras, desde 2009 la inversión en mantenimiento por parte de Fomento ha caído un 38%, dedicando unos 31.662 euros por kilómetro cuando la realidad impone un gasto de 73.664 euros, es decir, 2,3 veces menos de lo que debiera. Nada parece importar que, por ejemplo, un 21% de las carreteras de nuestro país tiene roderas medias o profundas.

    Chapuzas y parches

    Sin duda alguna, una de las grandes chapuzas que se ha hecho en los últimos años es el parcheado de las carreteras o, lo que en términos técnicos se denomina termoperfilado (con técnicas de reforming y regripping). Estas técnicas convencionales se limitan por lo general a colocar una capa de refuerzo superficial. El problema surge porque, al no haber aplicado ningún tratamiento previo, cuando se coloca el refuerzo sobre la superficie envejecida, en el nuevo firme existe una capa intermedia deteriorada que ha perdido sus cualidades mecánicas.

    Por este motivo, es preferible recurrir a técnicas de reciclaje de la capa deteriorada antes de la extensión de la nueva capa superficial. El resultado será un mejor funcionamiento estructural del conjunto del firme y una mayor durabilidad. En estos procesos de reciclaje, alumbrados en EEUU hacia el año 1956 e importados por Europa en 1970, a los materiales envejecidos se suelen añadir otros elementos (agentes rejuvenecedores, nueva mezcla bituminosa, que es la empleada habitualmente en el asfalto, etc.).

    Parches en carreteras secundarias (AEC)

    Muchos de estos reciclajes se realizan in situ, mediante unos calefactores que con unos paneles de rayos infrarrojos calientan la superficie a temperaturas que oscilan entre 120ºC y 160ºC. Unos dientes de acero con puntas de carburo se encargan de escarificar la superficie que es mezclado con un betún blando o un agente rejuvenecedor para, después, compactarlo lo más rápidamente posible.

    Entre las ventajas del reciclaje frente a las técnicas convencionales figura la eliminación de problemas de gálibo, pues con la clásica recrece el firme y pueden darse problemas en túneles. Además, optimiza los recursos disponibles, permite reciclar sólo un carril y que continúe la circulación por los restantes y mejora las condiciones de adherencia superficial, entre otras.

     

    Innovación de materiales 

    En los últimos años, las investigaciones han tratado de buscar nuevos materiales, como es el caso del proyecto desarrollado por el Grupo de Investigación de Tecnología de la Construcción (GITECO) de la Universidad de Cantabria. Su Proyecto Greenroad trata de utilizar más del 90% de productos reciclados a la hora de producir asfalto para la construcción o renovación de carreteras, produciendo asfalto a partir de escoria de acero, residuos del fresado de las propias carreteras y betún modificado con neumáticos fuera de uso. El resultado es un asfalto de alto rendimiento con reducciones del 20% en consumo de áridos naturales, en la temperatura de producción y consumo de energía de fabricación e, incluso, en el precio de las mezclas asfálticas.

    Por su parte, el Instituto Tecnológico del Plástico (AIMPLAS), dentro de su Proyecto Polymix, ha producido asfalto de mayor resistencia a cuya composición se han añadido neumáticos fuera de uso, tapones de polipropileno, envases de polietileno y perchas de poliestireno.

    Pero sin duda uno de los proyectos de sostenibilidad más innovadores es el Proyecto Fénix, que busca el aprovechamiento de la energía acumulada en los casi 70ºC que puede alcanzar un típico pavimento negro de mezcla bituminosa a pleno sol. En el Grupo de Investigación de Tecnología de la Construcción (GITECO) de la Universidad de Cantabria trabajan desde 2007 en la producción de Pavimentos Asfálticos Sostenibles (PAS), para no sólo convertir la red de carreteras en una especie de central termosolar sino, además, regular la temperatura para así proteger el pavimento de agrietamientos y deformaciones.

    ]]>
    David Bollero 2014-04-22 13:00:31
    Crónicas insumisas - Ucrania, un rayo de esperanza. http://blogs.publico.es/cronicas-insumisas/2014/04/22/ucrania-un-rayo-de-esperanza/ Tica Font

    Directora del Instituto Catalán Internacional por la Paz y miembro del Centre Delàs d’Estudis per la Pau.

    Hace muy pocos días en Ginebra Estados Unidos, La Unión Europea, Rusia, el Gobierno de Ucrania e insurgentes pro rusos, llegaron a unos acuerdos. En la base de estos acuerdos está que nadie quiere una guerra, la población europea no quiere que haya una guerra, todavía tenemos en el imaginario la segunda guerra mundial y la guerra de desmembración de la Yugoslavia. Ucrania estaba encaminada a seguir estos pasos, enredarse en una guerra civil, romper el territorio y separarse en dos comunidades con proyectos políticos diferenciados.

    El primer paso importante es que los países implicados UE, EEUU y Rusia han manifestado que no quieren fomentar la guerra civil y que están dispuestos a rebajar la tensión entre las distintas opciones políticas. Es esencial que los países con intereses en este conflicto no quieran que acabe en guerra civil, que no quieran que la destrucción,  la masacre y el uso de la fuerza determinen el nuevo escenario de salida de la crisis.

    Los acuerdos de Ginebra están encaminados en esta dirección, se ha acordado desarmar a los grupos insurgentes, que los grupos armados abandonen los edificios que han tomado y el gobierno amnistíe a todos aquellos que participaron en los desórdenes públicos. Estas medidas están encaminadas a volver al orden que supone la aceptación de la ley. Pero es evidente que el “orden” actual no resulta convincente para un sector amplio de la sociedad. En esta dirección se encamina el otro acuerdo de Ginebra, la reforma de la constitución, una reforma en sentido federalista, que suponga que cada región disponga de una gran autonomía administrativa y legislativa, al mismo tiempo que se reconozca la oficialidad de la lengua rusa.

    Construir una federación de estados ucranianos, va a ser el reto mayor, cuando los tambores sonaban a guerra, hacer propuestas inclusivas, transparentes, integradoras, respetuosas o multipolticas queda bien, suena bien, pero no será un camino fácil, el camino es largo, el proceso difícil y posiblemente tortuoso. Los países que van a tutelar este proceso federalista no sabemos cómo se van a comportar, no está claro que no sigan apoyando, de una manera menos belicosa, menos dura militarmente hablando, sus propios intereses geoestrateticos. En definitiva el éxito de este proceso de transformar Ucrania en un estado federal no está en manos solamente de los ucranianos.

    Algunos politólogos europeos no confían en Putin, consideran que los acuerdos de Ginebra simplemente son una manera de ganar tiempo, que su intención es que Ucrania, entera o partida, acabe pidiendo formar parte de Rusia, sin que se produzca una guerra civil. Los gobiernos europeos están preocupados por el transito del gas ruso a través de ucrania, pero también están interesados en que el país y la población apuesten por un acercamiento o aspiración a las formas de vida y de gobierno europeas.

    Tanto Putin como la UE intentaran comprar voluntades a su favor, de momento Rusia ha concedido pasaporte y nacionalidad rusa a todos aquellos que hablen ruso y hayan vivido un tiempo en Rusia, está hablando de rehabilitar a tártaros y otras minorías reprimidas depuradas durante el estalinismo y planea inyectar dinero para mejorar la vida de ciudadanos de Crimea. Por su parte la UE pagará la factura de gas ucraniano, el gobierno subvenciona el consumo de gas, es decir lo cobra más barato de lo que cuesta, con lo cual su factura con Rusia cada vez es más elevada. La UE pagará la factura e impulsará una política de inversiones en los territorios afines.

    No seamos ingenuos, los intereses geoestratégicos son fuertes, la batalla continua, aunque la batalla no sea militar o no se canalice mediante el uso de la fuerza. Esperemos que no sea la población la que tenga que pagar los platos rotos.

     

    ]]>
    Crónicas insumisas 2014-04-22 11:49:24
    Se cuecen habas - Telepizza, ¿el secreto está en la masa? http://blogs.publico.es/esther-vivas/2014/04/22/telepizza-el-secreto-esta-en-la-masa/ Esther Vivas

    Telepizza nos dice que “su” secreto está en la masa. Sin embargo, la fórmula del éxito de Telepizza no se encuentra en la masa sino en las precarias condiciones de los trabajadores, la baja calidad de sus productos y una agresiva publicidad de ofertas y promociones. Aunque, al “rey” de las pizzas a domicilio le tambalean los cimientos, y después de una trayectoria ascendente de éxito, acumula, desde hace siete años, números rojos. El culebrón del cambio de manos de la propiedad de la empresa, hoy controlada al 100% por el fondo de capital riesgo Permia, explica su situación de bancarrota.

    Una historia de éxito

    Los orígenes de TelePizza se remontan a 1987, cuando Leopoldo Fernández Pujals decide, a los cuarenta años, dar un vuelco a su trayectoria profesional y abrir una pizzería, que incorpora una importante novedad: las pizzas no sólo podrán ser consumidas en el establecimiento sino encargadas por teléfono y servidas a domicilio sin coste añadido. Esto que ahora nos puede parecer de lo más normal, a mediados de los 80 fue toda una novedad. Fernández Pujals había “importado” la idea de Estados Unidos, donde este sistema funcionaba desde hacía décadas.

    Leopoldo Fernández Pujals había vivido desde los trece años en Estados Unidos, donde inmigró desde La Habana después de la revolución. Allí, había crecido, se había afiliado a los Marines, combatido en la Guerra del Vietnam, cursado estudios de finanzas, trabajado en la multinacional Procter & Gamble y después en Johnson & Johnson, que le destinó al Estado español, en 1981, como director de marketing. En sus inicios, de hecho, alternaba el traje y corbata de las mañanas en la empresa norteamericana, con el delantal de cocina por la tarde y la noche en la pizzería. Su objetivo: implantar, aquí, y sacar tajada del negocio de la comida rápida a base de pizzas. Así, nació Telepizza. En el capital inicial, él era el socio mayoritario, seguido de su hermano Eduardo y otros accionistas minoritarios.

    La empresa creció como la espuma. Si en 1990, se contabilizaban 18 pizzerías, en 1995 ya eran 245 y a finales de los 90 sumaba un total de 767, tanto en el Estado español como en el extranjero. La expansión de Telepizza combinó la apertura de establecimientos propios, un 40%, y franquicias, un 60%, lo que posibilitó un crecimiento muy rápido. Además, el sistema de franquicias permitió la apertura de nuevas tiendas sin necesidad de inversión inicial por parte de la compañía. Así, nuevas pizzerías abrieron, primero, en las ciudades más grandes como Zaragoza, Vigo, Santander, Bilbao, Alicante, Valladolid, Málaga… y, después, en otras de tamaño medio.

    En menos de diez años, Telepizza se convertía en la segunda empresa de fast food en el Estado español, por detrás de McDonald’s, y la primera en el reparto de pizzas. Por aquellos tiempos, en 1995, un “golpe de estado” destituyó a Leopoldo Fernández Pujals de la presidencia, un golpe fraguado por su hermano y otros pequeños accionistas. Sin embargo, el fundador de Telepizza no se rindió y, un año más tarde, después de pactar con el BBVA, que entraría a formar parte del accionariado de la empresa, recuperó de nuevo su cargo de presidente.

    Al mismo tiempo, la empresa salió a cotizar, y exitosamente, en Bolsa, adquiriendo cadenas competidoras como Pizza World y empezando un proceso de integración vertical incorporando al negocio a varios de sus proveedores, desde la empresa de transporte a los productores de queso. Se creó así un gran holding empresarial que controlaba cada una de las fases del proceso, desde el acopio y la elaboración de materias primas, con fábricas donde se elaboraban las masas de las pizzas y el queso, pasando por la distribución de estas materias a los establecimientos, hasta la elaboración de la comida y su reparto. Un control total de la cadena, que le permitió reducir costes y aumentar beneficios.

    La clave del triunfo

    ¿Cuál es el secreto del éxito? A pesar de que Telepizza nos venda que “el secreto está en la masa” y su fundador Leopoldo Fernández Pujals se presente como un hombre hecho a sí mismo, en realidad la clave del triunfo reside en un dominio completo de la cadena, como veíamos anteriormente, desde la producción a la entrega, en unas precarias condiciones laborales, en una baja calidad de sus alimentos y en una publicidad agresiva de ofertas y promociones.

    La carrera por ganar dinero, y cuanto más mejor, ha llevado a la empresa a recortar cada vez más derechos a sus trabajadores. Si en 1994, su plantilla formaba parte del Convenio de Hostelería, a partir de ese año, y con el beneplácito de los sindicatos mayoritarios, se creó un nuevo Convenio de Delivery, que significó un retroceso en derechos consolidados. Se perdió una porción importante del salario, una paga extra, el plus de festivos. Los accionistas de la compañía pasaron a ganar más, la plantilla menos. Y, así sucesivamente, en el 2000, se perdió el plus de antigüedad y el plus de nocturnidad, en el 2001, el plus de transporte. Y aunque en el año 2000, como explica el sindicato CGT, el Tribunal Supremo sentenció que los trabajadores del Telepizza debían tener las mismas categorías y condiciones que los del sector de la Hostelería, ni las direcciones de CCOO ni UGT (entonces los únicos representantes de la plantilla) exigieron que se aplicara la sentencia. En fin.

    La presión laboral, para conseguir mayores ventas, trabajar más horas…, y la represión a la organización sindical son otra constante, como han denunciado sus trabajadores. En octubre del 2010, un empleado de Telepizza de un establecimiento de Zaragoza fue despedido, precisamente, por intentar crear un comité de empresa. En enero del 2013, tres trabajadores de una tienda de Sevilla fueron despedidos, también, por denunciar las malas prácticas de la compañía. Lo que ha dado lugar a la organización de protestas ante varios establecimientos de Telepizza en distintos lugares del Estado. En marzo del 2013, Telepizza anunció el despido de 145 trabajadores, el cierre de cinco establecimientos en Málaga, Sevilla y Madrid y la reducción del plus de reparto. La crisis ha permitido apretar aún más las tuercas.

    La empresa apuesta, asimismo, por impulsar sindicatos amarillos, bajo su control, a la vez que divide a la plantilla en una serie de categorías profesionales, para combatir la organización sindical. Sus empleados denuncian sueldos de 250€ a 350€ al mes, y como ahora los nuevos contratos son solo de 24 horas mensuales y con un salario de 125€, a 5€ la hora. Su plantilla está integrada mayoritariamente por menores de 25 años, muchos estudiantes, y cada vez más padres y madres de familia en situación precaria, y con miedo a perder el empleo. Aquí tienen la clave de su éxito.

    En la masa, tampoco está el secreto, o sí. La baja calidad de sus ingredientes, en la carrera por conseguir el máximo beneficio con un producto lo más barato posible y venderlo, después, a un precio competitivo es la norma. El truco no está, en todo caso, en la fórmula de la masa sino en su coste.

    La revista Interviú lo dejó claro en un artículo, en 2008, donde analizaba la calidad de las pizzas de cuatro de las principales cadenas de fast food que las sirven a domicilio, entre ellas Telepizza. Los análisis concluían: “Altos niveles de colesterol, importante presencia de grasas saturadas, las más perjudiciales para la salud, y un aporte calórico excesivo; pocos ingredientes, y de muy mala calidad, y mucha masa; y, lo que es peor, un estado higiénico deficiente en todas las muestras analizadas”.

    Según el laboratorio Quimicral, encargado de realizar los análisis, las pizzas de dichos establecimientos pueden considerarse “bombas calóricas”, con un aporte de calorías excesivo, derivado de las grasas de unos ingredientes de baja calidad, a menudo sucedáneos de lo que dicen ser, desde el bacón a los preparados de queso y carne. En las pizzas analizadas, el ingrediente principal era la masa, entre un 50 y un 66%, en detrimento de otros más caros, lo que favorece un mayor beneficio económico para la compañía a costa del cliente.

    La publicidad agresiva de ofertas y promociones es otro de los recursos más utilizados: “Disfruta con el triple de Telepizza. Tres medianas a 7€ cada una. ¡Pídelas ya!” o “Dos por una a domicilio”. Nos hacen creer que compramos barato, sin embargo al final de cuentas, y con todo lo consumido, el total suma bastante más de lo imaginado. La última ofensiva ha sido la pizza a 1€, llevada a cabo en días muy concretos y que ha permitido multiplicar por seis la facturación. En 2013, dicha promoción registró más de dos millones de pizzas vendidas.

    A parte, ¿qué modelo de alimentación se promueve? Como decía el facebook de Telepizza: “Esta noche… ¡pasa de cocinar!”. Se trata de una comida fast food, donde lo único que parece importar es comer rápido y barato. La calidad de lo que comemos, saber de dónde viene el producto, cómo se ha elaborado, dar valor a nuestra alimentación, no cuenta. Y en todos estos aspectos la “receta” de Telepizza es la misma que Pizza Hut, Domino’s Pizza, Pizza Móvil, Voy Volando, etc.

    El declive: en manos del capital riesgo

    Volviendo a la historia de Telepizza, en 1999, su fundador y máximo accionista Leopoldo Fernández Pujals optó por dejar la empresa, vender su participación por 300 millones de euros y “dedicarse en cuerpo y alma -como afirmó- a difundir las maldades del régimen castrista en Cuba”, al frente de la fundación Elena Mederos, que él mismo había fundado. Años más tarde, en 2004, regresaría a la primera línea de la escena empresarial adquiriendo el 24,9% de Jazztel y, así, su presidencia. Allí aplicaría, una vez más, la fórmula de siempre: máxima precariedad, máximos beneficios. Como reconoció en una entrevista con El Mundo (13/03/2005): “Soy un capitalista como la copa de un pino -y añadió- pero tengo mentalidad social”. Me pregunto qué mentalidad social.

    Siguiendo con Telepizza, Leopoldo Fernández Pujals vendió su participación a un grupo de accionistas encabezados por Pedro y Fernando Ballvé, dueños de la multinacional cárnica Campofrío, y Aldo y José Carlos Olcese, propietarios junto a los Ballvé de Telechef, una cadena de comida rápida a domicilio de bocadillos, hamburguesas, etc., y competidora de Telepizza. Curiosamente, fue Lehman Brothers quien facilitó la gestión para que los dueños de Campofrío adquirieran Telepizza. Pedro Ballvé, presidente de Campofrío, pasó, de este modo, a asumir la presidencia de Telepizza, Campofrío se convirtió en la principal proveedora de ingredientes para sus pizzas, y la marca Telechef quedó subsumida en la cadena que pasó a ofrecer a sus clientes, también, bocadillos, hamburguesas, perritos calientes y platos combinados.

    En 2006, su presidente Pedro Ballvé acudió al fondo de capital riesgo británico Permira para recapitalizar la empresa, que, a pesar de su éxito a finales de los 80 y principios de los 90, se había convertido, después de su entrada en Bolsa, en pasto de la especulación bursátil. Ambos lanzaron una OPA sobre las acciones y obligaciones convertibles de Telepizza, haciéndose, de este modo, con el control total de la empresa, y sacando la compañía del parqué bursátil. En 2012, Pedro Ballvé vendió su participación a Permira, quién pasó a controlar el 100% de Telepizza.

    El objetivo de Permira era permanecer durante cinco o seis años en Telepizza para después venderla o sacarla a Bolsa y ganar dinero. Un patrón que hemos visto seguir a otros fondos de capital riesgo y fondos buitre, como Apax Partners y Oaktree con Panrico. Permira, por cierto, es propietaria también de Edreams, Cortefiel y los supermercados Dinosol. Sin embargo, los pronósticos no se cumplieron. Hay que tener en cuenta que cuando la firma de capital riesgo adquirió la empresa, la endeudó para llevar a cabo dicha operación, y esto provocó la difícil situación económica actual. Ahora, Permira busca vendedor para Telepizza para eludir la quiebra.

    El problema de la cadena de distribución de pizzas a domicilio no es operativo sino de deuda. En el 2012, por ejemplo, sus ventas crecieron un 0,9%, hasta los 351 millones de euros. El lastre reside en el endeudamiento que tiene la empresa, y que adquirió cuando el fondo de capital riesgo Permira la compró y le traspasó la deuda asumida por su compra. Una operación de manual. Ahora, el estancamiento del consumo dificulta, mucho más de lo previsto, el rendimiento de la operación. ¿Quién paga las consecuencias? Como hemos visto anteriormente, la plantilla, que ve recortados sus derechos. La usura y la avaricia de unos pocos, significa dolor y sufrimiento para la mayoría.

    Visto lo visto, el secreto de Telepizza no está en la masa.

    ]]>
    Esther Vivas 2014-04-22 09:15:05
    Punto y seguido - Nace la Doctrina Putin, en 7 puntos http://blogs.publico.es/puntoyseguido/1557/nace-la-doctrina-putin-en-7-puntos/ Decía Sun Tzu:  “La guerra hay que ganarla antes de declararla”.  ¿Conforme a qué datos y análisis el Pentágono y la CIA pensaron que su complot contra  Rusia —el de instalar un régimen anti-ruso en Kiev e integrarlo en la OTAN—  iba a fructificar? Si a pesar de contar con miles de agentes e informadores militares y civiles, públicos y ocultos  en este país, EEUU ha hecho un fiasco de gran calibre y de consecuencias imprevisibles, ¿cómo elabora su táctica hacia un país como Irán, donde no tiene ni embajada? (Ver EEUU y la OTAN planean desmantelar la Federación Rusa).

    Los sectores belicistas del gobierno de EEUU cometieron la grave imprudencia de cruzar la línea roja con Moscú, pasando de guerras  periféricas (antes en Corea o Vietnam, hoy en Siria) a provocar un enfrentamiento directo con Rusia. Ahora, además de tragarse el cuento de la integración de Crimea a Rusia —en parte gracias al referéndum y el hábil uso del vox populi por parte del Kremlin— también han tenido que aceptar la propuesta de Moscú de cambiar la Constitución ucraniana para transformar el país en una federación, en un Estado-tapón no alineado, y así impedir que se convierta en otra base de la OTAN en sus fronteras. Y quizás sea mejor que no lo amenacen con más sanciones económicas si no quieren que los rusos saquen su dinero de Chipre o de Portugal y fuercen a Bruselas a un nuevo rescate.

    Metamorfosis de Vladimir Putin

    Existía, entre los principales dirigentes rusos, la idea de que “cuánto más dependamos de Occidente, Occidente dependerá más de nosotros”, que es lo más parecido a una absurda doctrina de seguridad de unos hombres que después de traicionar los ideales de un mundo justo, estaban ansiosos por hacerse un hueco en la élite del capitalismo global. Así, dejaron que EEUU determinase el rumbo del país, hasta que “los progresivos cambios cuantitativos generaron cambios cualitativos” y un dirigente llamado Vladímir Vladímirovich Putin sufrió este mismo proceso en su propia piel  y ahora está cambiando el rumbo de su país. De cómo sucedió, ésta es una resumida crónica:

    * 1997: la OTAN firma con Gorbachov el Acta Fundacional, cuyo eje son “tres nóes”: que la OTAN no tiene “ninguna intención, ningún plan, y ninguna razón” para estacionar grandes contingentes militares en los 12 países del antiguo bloque socialista. La Alianza estaba engañando a los rusos. No tardará en romper su promesa en pedazos.

    * 1998 y 1999: Putin, desde el gobierno de Yeltsin, reprime con dureza la rebelión de los chechenos con la idea de impedir la mayor desintegración del país. Ambos bandos cometen crímenes de guerra.

    * Una vez sucedido a Yeltsin en 2000, Putin es tratado con mimos por un Occidente que así pretende desactivar su posible oposición a las aventuras bélicas en marcha, contar con su consentimiento para instalar bases militares en Asia Central, implicarle en la inmoral guerra contra Afganistán y utilizar su territorio para el tránsito de los convoy (Ruta Norte) a este país, y todo ello a cambio de nada: concesiones unilaterales.

    * 2008: ve cómo Occidente y Arabia Saudí, desestabilizan el Cáucaso. Vuelve a emplear mano dura ante la brutalidad de los jefes chechenos.

    * Putin y su equipo ya se dan cuenta de que el acercamiento a Occidente no ha beneficiado a Rusia. El enfoque brzezinskiano de la política exterior de Obama, de menos Oriente Próximo y más contención de Rusia y China, es claro y publico. Putin recoge la idea fracasada de Obama de formar un G2 con China, y fortalece sus lazos con el gran vecino.

    * Putin proyecta una imagen de fuerza y seguridad y consolida su poder personal. Su postura anti estadounidense neutralizará a los militares “nostálgicos” que venían exigiendo una política exterior contundente en defensa de los intereses nacionales.

    * Con el aumento del precio de los hidrocarburos mejora la situación económica de Rusia. La crisis financiera de Occidente hace que los países afectados aumenten su dependencia a los mercados e inversiones de las potencias emergentes, entre ellas Rusia ( Ver Nabucco: Europa esclava).

    * Sospecha, al igual que los chinos, que las primaveras árabes están promovidas por EEUU para rediseñar el nuevo mapa de la región acorde a los actuales intereses y en perjuicio de Rusia y China.

    * Libia es el nombre del penúltimo golpe que recibió de EEUU: la resolución del Consejo de Seguridad proponía una zona de exclusión aérea y no el cambio del régimen.

    * Se opone a amenazas de Washington contra Irán y Siria y concede asilo a Snowden, intentando recuperar la autoridad moral que perdió al no oponerse al bombardeo de Libia.

    * La profunda decepción del Kremlin por sus “amigos occidentales”, que en Ucrania alcanza tal punto que acaba con su pragmatismo y el realismo defensivo para dar paso al realismo a la ofensiva, da forma a su doctrina.

    Así queda la Doctrina Putin

    * Considerar la inestabilidad de los países vecinos una amenaza para la seguridad rusa y tener derecho a estabilizarlos.

    * No fiarse de EEUU y la Unión Europea. Los trágicos fines de Saddam y Gadafi mostraron que ni una sólida relación con Occidente es garantía de salvar el pellejo.

    * Elevar la autoridad de Rusia a nivel internacional para que EEUU no vuelva a menguarle como “una potencia regional”. Con su historia e ingente patrimonio energético y cultural ha demostrado, por ejemplo en la crisis siria, que es capaz de rescatar al propio presidente de EEUU de su autodibujada “línea roja”, evitando una nueva catástrofe bélica para el mundo.

    * Resolver los conflictos internos y también con los vecinos.

    * Advertir de que jugar con la “nueva” Rusia tendrá sus costes: una de las lecciones de Crimea.

    * Barajar la utilización del concepto de “intervención humanitaria y la Responsabilidad de Proteger (R2P)”, donde considere necesario, como sus homólogos occidentales.

    * Fortalecer las posiciones de Rusia en Eurasia, impedir la desintegración del país (Chechenia) y recuperar la influencia perdida en los ex miembros de la URSS y los viejos aliados (Cuba, Vietnam).

    Lucha de clases o nacionalismo

    La burguesía compradora rusa que dirige el gobierno desde el control sobre la exportación de los recursos naturales del país mantiene una estrecha, aunque compleja relación con la oligarquía internacional. Aun con sus rasgos particulares marcados por la historia y la cultura del país, no se debe descartar el uso del nacionalismo algo exacerbado ruso para exportar la crisis interna o canalizar el descontento de sectores más desfavorecidos, desde un discurso populista (Ver Putin: entre la paz, la Santa Rusia y la homofobia).

    Según el Partido Comunista de Rusia (prohibido por Yeltsin en 1991, legalizado en 1993, y hoy la segunda fuerza política del país), la tasa de pobreza ha subido al 12,2%  en 2013, un punto más que el año anterior (en EEUU esta tasa es del 15% y en España, del 21%). Unas cifras que no deben menospreciar el gran trabajo de los rusos por levantarse del duro golpe de la desintegración de la URSS y las políticas de Yeltsin y compañía, que dejaron al 33,5%  de la población (49 millones de personas) en una escandalosa pobreza.

    El índice de crecimiento económico cayó del 3,4 % en 2012 al 1,6% en 2013.

    Los comunistas que acaban de ganar la alcaldía de Novosibirsk, la tercera ciudad más grande del país, denuncian la enfermedad holandesa de la economía del país: la dependencia de la economía a las exportaciones de hidrocarburo (un 70% del total en 2012) y que sólo un tercio de las ganancias llega a las arcas públicas. El resto se queda en las cuentas de los empresarios nacionales y extranjeros y a esta cifra se añaden los 50.000-70.000 millones que son extraídos del país por la “fuga de capitales”.

    El PC, que ha apoyado el derecho de Crimea a la libre determinación así como la restauración voluntaria de la Unión Soviética, denuncia el abandono de unos 40 millones de hectáreas cultivables que han hecho desaparecer pueblos enteros y que la agricultura represente sólo el 4,4 % del PIB. En la Rusia emergente y de grandes magnates, la esperanza de vida es de 70 años, ocupando la posición 97 entre 180 países. Las políticas sociales del gobierno siguen siendo insuficientes, aunque el nivel de vida ha mejorado respecto a la década de los noventa.

    Más presión a Rusia la empujará hacia una política exterior agresiva y a un ascenso de la ultraderecha en Rusia y en Europa.

    Puede que el perfil de Putin sea idóneo para una nación en ascenso y el de Obama, para una en decadencia, aunque lo único seguro es que estamos ante el fin del Nuevo Orden Mundial de Bush y que la geopolítica tiene una naturaleza cambiante. Sólo se puede hablar de tendencias.

    ]]>
    Nazanín Armanian 2014-04-21 09:14:32
    La verdad es siempre revolucionaria - La República que no reclamamos http://blogs.publico.es/lidia-falcon/2014/04/21/la-republica-que-no-reclamamos/ En esta España que contempla con adoración o indiferencia —según su ideología— las miles de procesiones que han proliferado en todas las ciudades y villas desde que se implantó la democracia, se han apagado los ecos de las manifestaciones,  de las marchas, de las asambleas, de las convocatorias, de los mítines que durante semanas enardecieron los ánimos de los que reclaman justicia social y de los que exigen nuevamente la proclamación de la III República. Como si se hubiera tratado del Carnaval que da paso a la Cuaresma, las multitudes se arraciman en las plazas mayores, en las avenidas, en las calles y en las puertas de las iglesias, rezando entre lágrimas para que resucite el Salvador.

    Entre los más antiguos recuerdos de mi infancia están los de la huelga de tranvías del año 1951 en Barcelona, cuando en las calles de la ciudad una multitud de trabajadores indignados por la subida de unos céntimos del precio del billete, concertada y espontáneamente a la vez, decidieron no utilizar el transporte público. Durante quince días, ante el desconcierto de las autoridades, los barceloneses anduvieron a pie muchos kilómetros para ir y regresar del trabajo, dejando que los tranvías, que por orden gubernativa seguían impertérritos recorriendo los itinerarios trazados, mostraran la desolación de sus vagones vacíos. Una insólita huelga, nunca más repetida, que concluyó con la victoria de los protestatarios, por más minúscula que fuera, como reducir el precio del billete a entre cinco y 35 céntimos, según el destino. Y fue enormemente enardecedor leer en la prensa al día siguiente que habíamos conseguido lo exigido.

    Al año siguiente, en 1952, se celebró el Congreso Eucarístico. Y las mismas —¿pudieron ser otras?— multitudes llenaron las plazas, las avenidas, las calles de Barcelona, y las misas al aire libre se celebraron con el fervor de la ciudadanía, que lloraba de emoción ante los sermones del Padre Peyton, y del Nuncio de Su Santidad.

    Y los revolucionarios nos preguntamos, ¿es cierto que son las mismas mujeres y los mismos hombres los que claman con furia contra los poderes que les explotan que los que lloran de emoción con los sermones eclesiásticos? ¿O con definición machadiana nos encontramos con dos Españas, la que muere y la que bosteza?

    Me dirán que hoy ninguna España muere, aunque muchos sigan bostezando, porque en pie de lucha existen cientos de grupos,  de asociaciones, de colectivos y de partidos políticos que están en la calle cada día reclamando contra los desahucios, los recortes de la sanidad y la educación, los despidos masivos de trabajadores, la pérdida de poder adquisitivo de las pensiones y otras muchas injusticias con las que el Gobierno nos aflige desde hace varios años. Y cierto es, pero tan cierto como que en la calle no somos suficientes para lograr un cambio realmente revolucionario en la organización económica, política y social de nuestro país.

    En Barcelona, el 14 de abril, celebramos un acto de conmemoración de lo que fue aquel fausto día en que, en 1931, se proclamó la II República. Unos pocos cientos de militantes nos agrupamos en un rincón de la Plaza de Sant Jaume y con gran entusiasmo obsequiamos con nuestros mítines y canciones y poesías a una concurrencia convencida y generosa. Allí recibimos a los mineros que habían protagonizado las últimas rebeliones en Asturias y en León, a los trabajadores de Panrico que en la factoría de Santa Perpetua de la Moguda —al lado de Barcelona— llevan seis meses de huelga, a los representantes de varias de las movilizaciones que han enturbiado el plácido paisaje que desea el Gobierno. Y algunas mujeres, pocas para quienes han de ser las primeras beneficiadas por esa III República que está por venir.

    Pocos éramos, aunque un convencido y entusiasta dirigente sindical enardeció el discurso recordando nuevamente el esfuerzo y heroísmo de los que han salido a la calle continuamente en los últimos meses. Y podría darle la razón si no fuera porque estábamos celebrando y reclamando la República y ni siquiera el parlamento final de las enormes Marchas del 22 de marzo pasado introdujo ese objetivo en sus demandas.

    ¿Qué ha pasado, compañeras y compañeros de tantas guerras libradas, para que en el día de hoy esa reclamación se esquive, se ningunee, incluso por los más valientes de los dirigentes y colectivos de izquierdas? ¿Qué miedo se ha introyectado en las almas de varias generaciones para que se suponga que es posible nacionalizar la banca, renegociar la deuda, cambiar la ley electoral, aprobar el derecho de las mujeres a controlar su maternidad, acabar con la violencia que convierte a la mitad de la población en la clase más oprimida del país, lograr que las mujeres trabajen por el mismo salario que los hombres, exigir a las eléctricas que devuelvan la fortuna que nos han expoliado, aprobar la reforma agraria, abolir las leyes laborales que ha hundido a los trabajadores en la miseria, resolver el conflicto de las nacionalidades, y otras tantas reivindicaciones que forman parte del programa del capital y del patriarcado, manteniendo la Monarquía?

    Y no por el agotamiento del prestigio de un monarca que ha dilapidado, desafiadoramente, el voto de confianza que con tanta temeridad le dieron los partidos políticos, sino por la institución como tal. ¿Cómo es posible que los ciudadanos acepten que puede existir una verdadera democracia sin República? ¿Cómo es posible que los partidos de izquierda se postulen para gobernar bajo la tiranía de los Borbones? ¿Cómo es posible que el movimiento feminista no se alinee con el movimiento republicano, y orgullosamente recuerde que las mujeres obtuvieron por primera vez el estatus de ciudadanas de su país cuando lograron derrotar a la Monarquía y a la Iglesia? ¿Qué habrá de pasar para que unidas todas las víctimas decidamos acabar con este régimen monárquico-capitalista-patriarcal, que nos está devolviendo al siglo XIX?

    ]]>
    Lidia Falcón 2014-04-21 07:07:37
    Geopolítica del caos - Carne picada y realismo mágico en Colombia http://blogs.publico.es/antonio-albinana/2014/04/20/carne-picada-y-realismo-magico-en-colombia/ Según el diccionario de la Real Academia, “picadero” es un lugar donde las personas aprenden a montar caballos.

    En Colombia, y en su puerto de Buenaventura,  ”casa de pique” o “picadero” es sencillamente un lugar donde se descuartiza viva a una persona para luego hacer desaparecer sus restos sin posible identificación.

    En las últimas semanas, instituciones como Human Rigth Watch y Naciones Unidas han levantado la alarma sobre una situación que la Defensoría del Pueblo denunció, sin éxito, a las autoridades desde octubre del pasado año,  alertando sobre “descuartizados que aparecen en las calles y playas de Buenaventura”. Precisamente el informe de la ONG H.R.W. se titula La crisis de Buenaventura, desapariciones, desmembramiento y desplazamiento en el principal puerto de Colombia en el Pacífico.

    Expulsada la guerrilla del Puerto, hace una década,  la banda paramilitar de La oficina se adueñó de Buenaventura y practicó abiertamente el tráfico de drogas, el desplazamiento forzado de sus campos a la gente que molestaba para plantaciones “agroindustriales”, el chantaje a la totalidad de los comerciantes mediante sicarios, etc. Un imperio de impunidad  con la vista gorda de autoridades civiles –el alcalde Bartolo- y la complicidad de policías y militares. Hablamos del puerto más importante de Colombia,  por el que pasa el 55% de las exportaciones legales del país y un alto porcentaje de las ilegales. El 88,5 % de la población es negra y pobre.

    Hace poco llegó otra banda de los herederos del paramilitarismo que amnistió Uribe, los llamados “Urabeños” y empezaron a darse plomo con los de “La empresa”, en procura de los negocios más jugosos. Recluta forzada entre la población: y al que se resista o se atreva a denunciar, se le espera en los picaderos.

    El sociólogo Alfredo Molano, una de las más importantes figuras del pensamiento crítico colombiano, cuenta el modus operandi de estos verdugos: “la técnica del terror exige que la gente se dé cuenta pero que no cuente; vea la captura de la víctima en el barro, la manera como la arrastran y oiga los gritos de socorro, los alaridos de perdón y clemencia y por último los aullidos del dolor. Después silencio. Terrible vacío. Los gritos se quedan a vivir en la cabeza de la gente. Todos temen ser el siguiente en una lista que nadie elabora…las autoridades no oyen, no ven,  no saben”.

    También en Obispo del Puerto, Monseñor Héctor Espalza, que anda escoltado desde 2006, ha denunciado sin éxito la situación. En la revista Semana contaba estos días el testimonio de una feligresa que enloqueció cuando la obligaron a lavar con agua la sangre de una de esas casas donde las personas son torturadas y desmenbradas vivas con hachas y motosierras. En Buenaventura, dice el Obispo, “padecen no cien años de soledad. Sino de olvido, marginación y exclusión”.

    Escritas estas notas para Público, al arribo un corto viaje a La Habana para saber del proceso de paz,  me sacude la noticia de la muerte de Gabriel García Márquez, no por esperada menos penosa. Al coro de plañideros de ocasión, con la necrológica preparada desde hace meses, se le llena la boca con la gloria de la “mágica realidad colombiana”. De repente se olvida que, si Gabo vivía fuera de Colombia, era porque tuvo que salir por pies durante el Gobierno del Presidente Turbay, generoso en la práctica de la tortura, cuando se le acusó de cómplice de la subversión guerrillera.

    Y recuerdo nuestra conversación de más de una hora en Barcelona, en casa de Paco Ibáñez, un final de diciembre de hace seis años. Perfectamente lúcido, con el celular que le traía constantes noticias de Colombia al alcance de la mano, hablamos largamente del Gobierno del Álvaro Uribe, de las complicidades oficiales con el paramilitarismo, de lo que  más tarde  fueron llamados los “falsos positivos” —crímenes contra meros campesinos a los que se disfrazaba de guerrilleros—, de la realidad, nada “mágica”, en la que fuerzas oscuras seguían imponiendo su ley,  a despecho de algunos  avances democráticos ciertos. “De Uribe podemos esperar cualquier cosa”, recuerdo la frase con la que Gabo apostilló alguna de mis perplejidades. Luego, con la elegante hospitalidad de Julia y Paco, y con la presencia entre la docena de invitados, de los artistas colombianos Marta Gutiérrez y Mauricio Lozano, cantamos bambucos y vallenatos, después de un par de canciones de Brassens con las que se evocaba un tiempo en el que,  tanto el Nóbel colombiano como el autor de Palabras para Julia, tenían que transitar medio escondidos por las noches de Barrio Latino en el París de los primeros 60 para que no les metieran en los furgones policiales donde estabulaban argelinos y sin papeles.

    Releer algunos libros de García Márquez después más de diez años de vivir en Colombia es un ejercicio que lleva a identificar  una realidad muy próxima y cotidiana mucho menos “mágica” de lo que se entiende en Europa. Es constatar que, a través de sus historias, y sobre todo de una inmensa obra periodística, Gabo denunció de forma magistral y levantó acta de situaciones reales que permanecen en la impunidad.

    Tal vez la primera que estimuló su conciencia fue la “masacre de las bananeras” de 1928,  el asesinato de cientos de trabajadores que, desarmados, pedían en Barranquilla una mejora en su situación laboral. Cuando poco tiempo después del suceso, atravesaba con su madre la Plaza, camino de Aracataca,  la vieja Luisa Santiaga le señaló la amplia explanada donde sucedieron los hechos y le dijo: “Mira, ahí fue donde se acabó el mundo”.

    El crimen, que aún espera justicia, junto a otros más recientes de “Chiquita Brands”, fue investigado minuciosamente por García Márquez, junto a muchos otros nada “mágicos”. En el país donde se asesina a más sindicalistas por metro cuadrado que en el resto del planeta, reconstruyó aquel instante que precedió a la carga de decenas de cuerpos inertes  de trabajadores en vagones de tren . El grito del líder de los bananeros de Ciénaga cuando, una vez situadas en distintos puntos de la plaza las baterías de artillería se oyó la advertencia solemne del comandante de la tropa que les daba un minuto para abandonar el lugar si no querían ser ametrallados, la voz serena del sindicalista se hizo oír  en el silencio de la gran explanada, batida por el inclemente sol caribe: “¡Les regalamos el minuto que falta!”.

    ]]>
    Antonio Albiñana 2014-04-20 12:56:10
    Bocacalle - ¿Por qué habría quemado La Zarzuela el padre de Urdangarín? http://blogs.publico.es/felix-poblacion/1555/por-que-habria-quemado-la-zarzuela-el-padre-de-urdangarin/

    En vísperas de un día tan señalado como el 14 de abril, conmemorativo del octogésimo tercer aniversario de la proclamación pacífica y jubilosa de la segunda República (esperada por buena parte de los españoles durante más de medio siglo), Pilar Eyre aprovechó la circunstancia para contarnos en el diario El Mundo que el padre de Iñaki Urdangarín -si viviera- habría pegado fuego a La Zarzuela. La frase la pone literalmente la afamada profesional del periodismo rosa, especializada entre otras materias en desvelar las interioridades borbónicas, en labios de la hermana mayor del citado, Ana Urdangarin Liebaert, que estando de cena hace poco en un restaurante de Barcelonala escuchó comentarios despectivos en el local hacia la persona de Txiki, apelativo con el que Ana llama al duque de Palma. Ana, mujer fuerte y discreta, madre de cinco hijos y empleada a tiempo parcial en la Nestlé -cuenta Eyre-, se indignó e iba a contestar cuando su marido detuvo prudentemente su visceral impulso y sus amigos trataron de consolarla. Ana escuchó sus razonamientos con la cabeza baja, pero al fin miró uno a uno a los comensales y no pudo evitar el siguiente comentario: “¡Vosotros sabéis que si mi padre viviera, ya le habría pegado fuego a la Zarzuela!”. El marido de la dicente se llevó el dedo a los labios, todos callaron impresionados, alguien pidió la cuenta y fuéronse sin más palabras dignas de referencia. Queda por saber por qué según Ana La Zarzuela habría sido pasto de las llamas por obra del padre de Urdangarín si éste viviera en los días que corren. Como se recordará,  Juan María Urdangarín falleció en el mes de mayo de 2.012, por lo que se supone que las razones para la quema de la residencia real estarían basadas en informaciones o conocimientos posteriores a su muerte, relacionadas posiblemente con el caso Noós, en el que su hijo está imputado desde finales del año anterior.

    ]]>
    Félix Población 2014-04-20 10:56:01
    Corazón de Olivetti - Peligro, toros sueltos; hombres, también http://blogs.publico.es/juanjosetellez/2014/04/20/peligro-toros-sueltos-hombres-tambien/  

    En mi manual de aprendiz de progre, faltan dos estampitas. Una es la del odio al boxeo, una pulsión incompatible con el hecho de que trasnochara de niño con mi padre viendo las viejas veladas por la televisión en blanco y negro o asistiera a algún que otro combate con olor a sudor, a sangre y lágrimas, ya fuera el protagonista José Legrá o Kid Betún. Otra es la del rechazo fulminante al toreo, como una expresión clásica de barbarie ibera. Aun estando de acuerdo en que algo debe patinar en mis meninges cuando acepto que el dolor pueda convertirse en espectáculo, ¿cómo no aceptar que hay belleza en esa ceremonia de la muerte, en ese duelo a última sangre entre la fuerza de un toro bravo y la pericia de un ser humano?

    No intentaré convencer a nadie de las bondades de un ring, de esa extraña coreografía de crochets y de fintas, sobre una lona ya demasiado sobrecargada de intereses bastardos y de golpes bajos, no precisamente a manos de los púgiles. Sin embargo, me quedan algunas energías para intentar aplacar mi mala conciencia taurina apelando al hecho incuestionable de que si no existiera la fiesta, probablemente ya sólo existiría esa especie en la estricta soledad de los zoológicos. Apelaría, sin duda, al sufrimiento que a menudo aguarda a los animales en los mataderos oficiales o en los clandestinos, sin que nadie parezca poner demasiado interés en denunciar tales excesos. Y, más allá de cualquier argumento racional, apelaría al legendario trapío de los Miura, al arrojo de José Tomás, a la ruleta rusa de Juan Belmonte o la elegancia de Joselito o de Curro Romero, la fascinación de Fernando Villalón por los naipes y por las leyes de Mendel, la rebeldía de Miguelín, el existencialismo de Rafael de Paula –“se torea como se es”, le retrató José Bergamín-, o la creatividad incansable de Ignacio Sánchez Mejías.

    Aun dejando claro que soy de esos a quienes caricaturizaba Jacques Brel como los tenderos que se creen García Lorca, estaré dispuesto a defender hasta la sinrazón el llamado arte de Cuchares; sin embargo, con el mismo denuedo combatiré la suelta de toros cuyo chupinazo de salida acontece cada domingo de resurrección en numerosas localidades españolas. Es un rastro que en el mejor de los casos conduce a San Fermín en Pamplona y en el peor al Toro de la Vega, lanceado cada año en una tradición tan tenebrosa como sangrienta.

    Peligro, toros sueltos. Ese suele ser el mensaje que reina en esas sueltas de toros embolados, ensogados, de cuerda o del aguardiente, entre teas ardiendo sobre su cornamenta o la testosterona de la muchachada. Ahí campan hemingways de opereta, bravucones de botellín de cerveza, chuflas de calimocho, alguna que otra mujer que quizá debiera guardar sus energías para luchas por la igualdad de salarios y machos alfa en plena exhibición de su ancestral grado de estulticia. La intensidad del maltrato lleva a menudo a que las autoridades reclamen que no hagan más daño de la cuenta al animal, en ese laberinto vocinglero de alcohol y de osadía. Sórdido homenaje español a ese viejo compañero de historia que va más allá del anuncio pop de Osborne que diseñara Manolo Prieto y que José Borrell no tuvo más remedio que indultar de nuestras colinas, cuando el ministerio de Obras Públicas eliminó la publicidad estática de nuestras carreteras.

    Las protectoras de animales han interpuesto más de seiscientas denuncias administrativas, en los últimos años, por supuestos malos tratos a animales en las fiestas populares de nuestro país. Un censo de demandas que hoy por hoy excluye a las corridas regladas, pero no así a ciertas becerradas en las que los participantes, sin ninguna suerte de preparación, clavan toscamente el estoque contra la res, provocándole todo tipo de sangrías. Por no hablar de las peleas de carneros en el País Vasco y Navarra o de ciertas matanzas de cerdos en distintas comunidades autónomas. Merced a esa ofensiva legal, se ha conseguido la prohibición de algunas de estas prácticas. Claro que también las riñas de gallos son ilegales en España, salvo que se trate de tientas para la exportación, y aún siguen produciéndose; al igual que las peleas de perros, la cuelga de pollos, los patos trinchados o incluso hormigas rociadas con vinagre, entre otras costumbres patrias que quizá arrojen alguna explicación sobre nuestro peculiar carácter.

    El ecologismo nos puede tachar como hipócritas, pero creo que muchos de quienes mantenemos la afición a los ruedos y a lo que en ello sucede bajo un reglamento mejorable, compartimos al mismo tiempo un absoluto rechazo hacia esas otras manifestaciones taurinas que sólo sirven para mezclar velocidad y tocino. Nada perderían los animalistas si nos usaran para esa otra causa en la que, hoy por hoy, conviene sumar y multiplicar, en vez de restar y dividir. Y, en el camino, quizá nos convenzan de que renunciemos a creer que no es arte ese raro instante de la tarde cuando el diestro compone el perfil para entrar a matar y el toro lo reta con un simple gesto insumiso de la testuz. Una parábola del mundo, del enfrentamiento o de la convivencia entre la naturaleza y los seres humanos. O, simplemente, quizá, como dicen aquellos que no dudan nunca, una simple carnicería. Pero qué hermosa, pero qué hermosa, maldita sea.

    ]]>
    Juan José Téllez 2014-04-20 09:07:06
    ¡Eureka! - ShowLeap: poniendo voz a tus manos http://blogs.publico.es/eureka/2014/04/20/showleap-poniendo-voz-a-tus-manos/ showleap

    Por Christian González

    Por segundo año consecutivo, HackForGood derriba mitos y demuestra, por si aún quedan dudas, que los hackers y la tecnología tienen un inmenso poder para cambiar las cosas a mejor.  El evento, centrado en la innovación social, es un lugar de encuentro para desarrolladores de tecnologías que ayudan a resolver problemas sociales en campos como la discapacidad, la dependencia, la educación o el empleo.

    Hablamos con los ganadores de la última edición, los creadores de ShowLeap, una aplicación capaz de interpretar y leer en tiempo real la legua de signos, que literalmente es capaz de poner voz a las manos de las personas.

    ¿Qué es ShowLeap? ¿Cómo funciona?

    Se trata de una aplicación que es capaz interpretar la lengua de signos y traducirla en palabras. El funcionamiento se basa en un dispositivo llamado Leap Motion que es capaz de capturar imágenes en 3D. Mediante un software se determina si se ha realizado un gesto de la lengua de los signos, lo interpreta y, posteriormente mediante un sintetizador, las lee en tiempo real.

     ¿Quiénes son sus creadores? 

    -Jordi Belda Valls, valenciano de 23 años y estudiante del Grado en ingeniería de Sistemas de Telecomunicación , imagen y sonido en la Escuela Politécnica Superior de Gandía (UPV).

    -Zuzanna Parcheta, polaca de 21 años y estudiante del Grado en ingeniería de Sistemas de Telecomunicación , imagen y sonido en la Escuela Politécnica Superior de Gandía (UPV).

    -Rubén Oscar Martínez Candel, murciano de 26 años y estudiante del Grado en ingeniería de Sistemas de Telecomunicación , imagen y sonido en la Universidad de Alicante.

    -María Nela Pastuizaca, ecuatoriana de 38 años y estudiante de doctorado en Estadística en la UPV.

    ¿Cómo nació la idea?

    Nos enteramos del concurso HackForGood y queríamos ponernos a prueba. Disponíamos de esta tecnología que se basa en detección de gestos y se nos ocurrió aplicarlo en este campo. Al ver que no se había implementado nada similar nos propusimos intentarlo. Después vimos un reto parecido que se había planteado para el concurso y nos pusimos en contacto con la persona que lo había propuesto (Rebeca Díez) que nos acabó de motivar.

    ¿Qué aporta ShowLeap a la sociedad?

    Por un lado pretendemos romper la barrera comunicativa entre los sordos y los oyentes y creemos que esta aplicación puede serles muy útil dado que la lengua de signos es su lengua madre y es como mejor se expresan.

    Por otro lado gracias a aplicaciones como esta estamos potenciando la asimilación de esta lengua a la sociedad. Imaginemos que en el supermercado donde solemos ir a comprar un cajero usa ShowLeap, al cabo de un tiempo la gente asimilaría la lengua de los signos y seguro que un día se lanzarían a hacer algunos gestos.

    ¿Qué tecnologías incorpora? ¿Qué ha sido lo más difícil? 

    Esta aplicación incorpora un dispositivo que contiene dos cámaras con visión estereoscópica y varios sensores de infrarrojos. La parte de software y la parte de sintetización de voz.

    Lo más difícil ha sido poder diferenciar los gestos sin que se confundan unos con otros, ya que hay muchas variables que tratar.

    showl¿En qué fase del desarrollo se encuentra? 

    Ahora mismo está en una fase inicial. En el concurso teníamos 24 horas en las cuales el objetivo fue demostrar que a través de esta tecnología y con más tiempo se puede desarrollar una aplicación potente y que se pueda usar en el día a día. Los próximos pasos son contactar con alguna asociación que esté dispuesta a colaborar con nosotros para que el algoritmo sea más robusto y poner a prueba una librería con unos pocos gestos.

    ¿Se han planteado su comercialización?

    Creemos que en unos meses podemos tener una versión de prueba. Queremos plantearlo a modo de librerías con los gestos que sean más usuales dependiendo de para el ámbito en el que vayan a usarse. Un ejemplo sería un trabajo de cara al público en el que habría una librería con gestos que se suelan usar. Sin este planteamiento no sería posible sacar una versión al mercado pronto. Ahora mismo estamos dentro del programa Think Big de la Fundación Telefónica en la cual iremos desarrollando el proyecto a través de unos plazos determinados.

    ¿Cómo ha sido la experiencia de participar en HackForGood y ganar?

    Ya de por si sabíamos que iba a ser muy enriquecedor para nosotros, tanto personal como profesionalmente ya que en este tipo de eventos uno siempre aprende cosas y sobretodo se pone a prueba. El hecho de haber ganado nos ha hecho felices y nos ha dado muchas fuerzas y motivación para seguir desarrollando este proyecto. Queremos y vamos a sacarlo adelante.

    ¿Piensan que en España se hace lo suficiente por la innovación?

    Al menos en nuestro entorno creemos que sí y una muestra de ello es el HackForGood. Por un lado nuestra universidad junto con la Cátedra Telefónica ha organizado diferentes eventos en donde se incentiva a los jóvenes a poner en marcha nuevas ideas. Uno de estos eventos fue la Campus Party en Londres. Por otro lado nuestra escuela de la UPV tiene el instituto IDEAS que también trabaja por la innovación.

    ¿Se educa correctamente a los jóvenes para que sean innovadores?

    Creemos que no, ya que se ofrecen muchas oportunidades como este tipo de concursos y la gente joven en su mayoría no lo aprovechan lo suficiente. Creemos que poniendo como ejemplo éxitos como el nuestro en este concurso y viendo las salidas que hay a las ideas innovadoras podrían motivarse a participar.

    ]]>
    Eureka 2014-04-20 07:07:11
    A contracorriente - La reforma tributaria: el nudo gordiano de la izquierda http://blogs.publico.es/emir-sader/2014/04/19/la-reforma-tributaria-el-nudo-gordiano-de-la-izquierda/ En las economías de mercado, el Estado, para implementar políticas de redistribución del ingreso, como contrapeso de los mecanismos de concentración del mercado, depende de su política tributaria. A lo largo de las primeras décadas de la segunda posguerra, el Estado de bienestar social pudo desarrollarse —básicamente en Europa occidental— en base a un sistema tributario elevado para los padrones actuales. Pero los valores dominantes de derechos y justicia social guiaban las políticas recaudatorias y redistributivas.

    En el período neoliberal, los valores dominantes han cambiado. Se impone la ideología liberal de mercado, según la cual cada uno debe buscar mejorar su vida disputando en el mercado en contra de los otros. Los recortes de los gastos públicos, con la teoría del Estado mínimo, han recaído sobre los derechos sociales, considerados gastos, con los cuales los sentimientos dominantes pasaron a no ser simpáticos.

    El fin del Estado de bienestar social requirió la abolición de los valores de la solidaridad a favor de los del egoísmo. Cuando los candidatos plantean que van a disminuir los impuestos, apelan a los peores sentimientos de las personas, a la insolidaridad social –hasta porque no especifican quiénes perderán derechos con ello, simplemente cuánto cada uno dejaría de pagar de impuestos– y suelen salir adelante en las encuestas.

    Gobiernos que pretenden superar el neoliberalismo, reafirmando derechos que hayan sido eliminados, encuentran grandes dificultades de hacerlo con un Estado reducido a sus mínimas proporciones y con las recaudaciones de los Estados igualmente disminuidas. En el plan político se chocan con valores predominantes de hipersensibilidad en contra de cualquier tipo de elevación tributaria, así como con Congresos igualmente fragilizados respecto de campañas de los medios de comunicación en contra de cualquier suba de impuestos. Este es el obstáculo más grande para obtener más recursos para las políticas sociales.

    Hay varias experiencias frustradas de gobiernos que, con excelentes intenciones, proponen reformas tributarias socialmente justas, en que los que ganan más pagan más y los que ganan menos, pagan menos, pero que se ven derrotados. Derrotados por Congresos bajo fuerte presión de los medios, que se hacen defensores de los ciudadanos supuestamente agredidos por embestidas del Estado insaciable que les quiere robar lo que es suyo. La prensa convoca los peores sentimientos y valores egoístas, de insolidaridad social, para oponerse a las reformas tributarias, escondiendo que la gran mayoría dejará de pagar impuestos o pagará menos, mientras que los que pagarán más son los que ganan y tienen más y mucho más.

    Sólo es posible para la izquierda superar ese obstáculo mediante una amplia, intensa y prolongada campaña ideológica previa, que demuestre la naturaleza socialmente justa de sus propuestas, para aislar a los sectores conservadores y preparar a la opinión pública para las reformas tributarias indispensables para extender las políticas sociales que nuestras sociedades –aun más en la era neoliberal– tanto necesitan.

    ]]>
    Emir Sader 2014-04-19 08:07:31
    Por encima de nuestras posibilidades - Intoxicaciones informativas en torno al realojo de la Corrala Utopía http://blogs.publico.es/por-encima-de-nuestras-posibilidades/2014/04/15/intoxicaciones-informativas-en-torno-al-realojo-de-la-corrala-utopia/ Un fantasma recorre Europa,
    es el fantasma de la Función Social de la Vivienda

    En el reciente proceso de desahucio y realojo de la Corrala Utopia y la crisis del Gobierno Andaluz hemos asistido, en días, a dos procesos de desinformación interesada masivos:

    a)    Confusión de asignación de vivienda VPO con realojo de emergencia

    b)    Presuntas cesiones de Izquierda Unida para el cierre de la crisis del Gobierno andaluz

    ¿Qué hay detrás de ellas? ¿Por qué las realizan al unísono el conjunto de los medios oficiales y se incorpora el sector más sectario de los “alternativos”?

    Lo que hay es miedo, mucho miedo. Miedo al triunfo de las luchas sociales, miedo a que hay alternativa, miedo a que #SiSePuede.

    Corrala Utopía. Sin agua, sin luz, sin miedo

    Así rezaba una pancarta que resumía la lucha de dos años de la primera ocupación colectiva, organizada que pretendía, al mismo tiempo solucionar el problema habitacional y reivindicar el derecho a la vivienda. En este tiempo Utopía se ha convertido en un símbolo y ejemplo de lucha para la solución de su conflicto, la Corrala ha contando, de un lado con el apoyo de una amplia plataforma de colectivos y personas, de otro con las gestiones de la Consejeria de Fomento y Vivienda de la Junta mediadas por la Oficina del Defensor del pueblo Andaluz.

    La gran coalición para desahuciar Utopia, Izquierda Unida no admite chantajes. Primera intoxicación

    El desalojo de la Corrala Utopía se produce después de alcanzado un acuerdo de la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía con Ibercaja. La Delegación del Gobierno en Andalucía conoce el acuerdo pero precipita, con la intervención de un “ejército” policial, el mandato judicial. No es para el Partido Popular admisible la intervención de una administración pública para resolver un conflicto habitacional, la propiedad privada debe prevalecer sobre la función social de la vivienda.

    A partir de ese momento se activan mecanismos desde Fomento Vivienda para el realojo de emergencia de las personas desahuciadas. Este es un procedimiento común ante situaciones extraordinarias y lo realizan administraciones de todo color político. El Informe del Defensor del Pueblo Andaluz muestra su sorpresa y consternación por el hecho e insta, como el propio auto judicial de desalojo  a que las administraciones públicas provean lo necesario para auxilar la situación de los niños y otras personas en riesgo de exclusión social que han sido desalojadas. A pesar de ello llegan a IU-LV-CA amenazas desde la otra parte del gobierno para que no se realoje a Corrala Utopia.  Representantes de Izquierda Unida hacen público que no admiten chantajes y se produce la entrega de 8 llaves (las disponibles en Sevilla el Parque Público de Vivienda) y un acuerdo para el realojo del resto en viviendas privadas. Esta situación es aún más inexplicable en cuanto las gestiones mediadas por el Defensor del Pueblo Andaluz eran públicas e iban a concluir en el realojo de las familias antes del desahucio.

    La respuesta por la Presidenta es la derogación (“suspensión temporal” para minimizar el impacto en el Acuerdo de Gobierno) de las competencias de la Consejeria de Fomento y Vivienda en materia de adjudicación de viviendas. Este Decreto se acompaña de la intervención de la  misma Presidenta acusando a Izquierda Unida de arbitrariedades en el proceso y de “saltarse” la lista de espera de más de 10.000 sevillanos. No hay 10.000 sevillanos en lista de espera para solución de emergencia, los hay (impresentablemente) para la adjudicación de una vivienda social.

    Los medios y tertulianos del pesebre andaluz se unen a los del PP y, al unísono, se ataca a Izquierda Unida. Se acusa desde injusticia a prevaricación y se hacen llamamientos al abandono de la “mayoría silenciosa y obediente con las leyes” que ha sido olvidada en su lista de espera. La verdad es la contraria. Izquierda Unida, en este caso, no prima la lucha social sobre listas de espera simplemente aplica una resolución judicial y un procedimiento normal de emergencia. Esta actuación está amparada, asimismo en el Art. 20 de la Ley Andaluza de derecho a la Vivienda de 2010, en el Art. 13.2 del  Reglamento Regulador de los Registros Públicos Municipales de Demandantes de Vivienda protegida, en los artículos 12 y 13 del  Reglamento de Viviendas Protegidas (Decreto 149/2006), en el Artículo 47 de la Constitución Española la que recoge que todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada e insta a los poderes públicos a promover las condiciones necesarias y a establecer las normas pertinentes para hacer efectivo ese derecho, el Estatuto de Autonomía, la Declaración Universal de Derechos Humanos y la doctrina de la justicia europea, sentada por el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, según la cual las administraciones deben proveer soluciones a las familias que ven vulnerado su derecho a la vivienda por desahucio.

    Lo que quiere el PP y el PSOE y toda su maquinaria es la exclusión de los que luchan de las medidas de emergencia. Lo que quieren es que un desahucio judicial no se considere situación de emergencia y se desproteja a niñ@s y otras personas en riesgo de exclusión. Lo que quieren es que no acabe en victoria ninguna lucha social.

    Izquierda Unida no ha dado ni un paso atrás. Segunda intoxicación

    Ante la “suspensión temporal” de competencias (firmada el jueves 10 de abril, publicada el día 11)  Izquierda Unida no da un paso atrás. Las competencias deben ser restablecidas, el realojo de la Corrala no se toca y debe ser inmediato. Para que quede claro se da “por suspendido temporalmente” el acuerdo de gobierno y se convoca para el domingo 13 de Abril  al máximo órgano de IU-LV-CA. El Consejo Andaluz sería informado y, si continuaba la crisis,  se procedería a la convocatoria de un Referendum a la militancia sobre la continuidad o retirada del Gobierno. Susana Díaz firma a la 01.40 del sábado y esa mañana un BOJA extraordinario cierra el conflicto. Las competencias son devueltas. Para salvar algo de la inmensa irresponsabilidad cometida por el PSOE Andaluz se solicita la “confirmación” de los informes sociales (que ya existen y fueron presentados a los socios).

    Sin saber dónde agarrarse para explicar la rápida devolución de competencias  se produce la segunda intoxicación: dependiendo de los medios se informa bien que todos, bien que parte de las familias realojadas serán desolojadas. No es cierto. Las 8 llaves entregadas no tiene marcha atrás y la búsqueda de solución prometida a las otras nueve familias sigue en marcha.  Lo más curioso de esta desinformación no es que la realicen los medios prosocialistas, en el intento de engaño participan también los medios de la derecha. Desaprovechan una oportunidad de oro para dañar al PSOE acusándolo de connivencia con las “prácticas comunistas” porque sigue estando en juego un interés común a ambos partidos: las políticas de la troika, el servilismo a la gran banca, el incierto futuro de este bipartidismo herido, el miedo al #SISePuede y al #HayAlternativa y se llama Izquierda Unida.

    Igual de clarificador resulta la actitud en esta crisis de algunos sectores de la “Izquierda de verdad”: primero silencio y después abrazo a las intoxicaciones de la derecha mediática. El mismo miedo al #SiSePuede y a la conclusión positiva de las luchas sociales sino pasa por su protagonismo. Triste papel que quita caretas. Vieja política, oportunismo y burocracia de minúsculas expresiones orgánicas. Afortunadamente no está en sus manos sectarias el avance de los intereses populares ni la resolución de sus conflictos.

    Los momentos críticos ponen a cada uno en su sitio, la foto es clara. Solo el pueblo defiende al pueblo y hemos podido ver quien es pueblo y quien no lo es.

    *José Manuel Luque
    Miembro de la Comisión Ejecutiva del Partido Comunista de Andalucía.

    ]]>
    por-encima-de-nuestras-posibilidades 2014-04-15 10:07:17
    Asaltar los Suelos - La Utopía que hizo tambalearse a Andalucía http://blogs.publico.es/asaltar-los-suelos/2014/04/14/la-utopia-que-hizo-tambalearse-a-andalucia/ El desahucio de la Corrala Utopía y la posterior crisis en la Junta de Andalucía por el realojo de las familias ha traído de cabeza al pacto PSOE-IU: retirada de la competencia en vivienda protegida a IU, campanas de elecciones anticipadas, acusaciones cruzadas, etc.

    Las tensiones que se han vivido por intentar realojar a estas familias han mostrado el verdadero rostro de quien se vende como una “ola de cambio”, pero que en realidad es más de lo mismo. No hay más que repasar las declaraciones hechas al respecto.

    Miguel Angel Vázquez, Portavoz de la Junta (PSOE), declaró que para solucionar el problema de estas familias hay que “trabajar entre todos, con la ley por delante, para encontrar una solución razonable”.

    El Derecho a la vivienda es eso: un derecho. Además, la necesidad de tener solución habitacional cuando te desahucian y no tienes a donde ir es, cuanto menos, acuciante. Todos necesitamos un techo bajo el que vivir para poder llevar a cabo una vida digna. Si te desahucian, ¿cuál es la solución?, ¿estar viviendo debajo de un puente? Si darle una vivienda a estas familias para evitar arrojarlas a la marginalidad social está fuera de la ley, el camino debería ser cambiar la ley. Escudarse tras ella es una coartada para no cumplir su responsabilidad y lavarse las manos.

    Otro argumento de la Junta ha sido que las familias de la Corrala Utopía han pasado por encima de centenares de familias (unas 12.000 sólo en Sevilla) que están esperando también para poder tener una vivienda. Incluso, Susana Díaz ha declarado que “no puede tener más derecho quien ocupa que quien espera pacientemente”

    Es cierto que las familias que han ocupado no tienen más derecho que las que no lo han hecho. El problema radica en que todas las familias tienen ese derecho. Las declaraciones de Susana Díaz tratan de enfrentar a las personas que comparten un problema al que ella no da solución. Si hay 12.000 demandantes y 500 viviendas, ¿no sería mejor poner a funcionar la maquinaría de la Junta para que las 12.000 familias puedan acceder a 12.000 viviendas en lugar de hacer que se tengan que pelear por 500? Es inevitable recordar el stock de viviendas que tiene la SAREB, en parte pagadas con dinero público.

    Izquierda Unida ha demostrado que desde las instituciones se pueden generar alternativas para los problemas de la ciudadanía, lo cual hay que reconocerle: la ley de función social de la vivienda o el inicial realojo de las familias son un ejemplo. Sin embargo, se ha topado con los límites que supone gobernar con quien no tiene problemas en aplicar recortes o, como se deduce de las declaraciones que hemos visto estos días, no le tiembla el pulso a la hora abandonar a personas con una necesidad habitacional urgente.

    Lo que comenzó siendo una solución para el conjunto de la Corrala, se ha convertido en solución provisional para ocho familias, abandono para nueve y olvido para otras cinco. Este es el precio que ha pagado IU por mantenerse en el gobierno de la Junta con el PSOE.

    La crisis nos está brindando muchas ocasiones en las que elegir con quién nos posicionamos. Sólo hay dos opciones: defender a los afectados y ser su voz o alinearse con los intereses de “los de arriba”. El caso de la Corrala ha demostrado como el pacto con el PSOE limita la capacidad de IU para ser una herramienta de transformación útil.

    ]]>
    asaltar-los-suelos 2014-04-14 09:42:21
    Salud mental en tiempos difíciles - Biopolítica hoy: de la prevención a la hipocondrización de la sociedad http://blogs.publico.es/joseba-achotegui/2014/04/13/biopolitica-hoy-de-la-prevencion-a-la-hipocondrizacion-de-la-sociedad/ Un viejo aforismo médico dice que la salud es un estado transitorio de bienestar que no presagia nada bueno: al final todos nos ponemos enfermos Por eso la prevención ha de tener una proporcionalidad, una racionalidad, no puede ser un absoluto que acabe generando más problemas que los que trata de resolver, algo que nuestra sociedad está olvidando cada vez más

    Ya decíamos en otro artículo que la racionalidad era algo que hoy se consideraba superado, amortizado, desfasado, ante el brillo que acompaña a la intuición y la emoción, que por lo visto deben ser nuestras guías en la vida. Pues bien, justamente esa es la diana por la que entra la hipocondrización, a través de la irracionalidad, los miedos, fácilmente inducidos en relación a la salud. Y esta diana va asociada por supuesto a la enorme ausencia de formación en salud que padece la población. Por ejemplo, por qué no se explica la racionalidad y desmitificación que ofrece el modelo evolucionista para el que la enfermedad no es un castigo, una amenaza o un mal bíblico sino la consecuencia de la interacción de determinados factores de adaptación que se conocen hoy cada vez mejor y que si son entendidos, con frecuencia pueden ser resueltos. La enfermedad es un accidente, un reto adaptativo

    Con la loable excusa de hacer prevención de las enfermedades, algo muy importante por supuesto, se está llevando a cabo una gran campaña de hipocondrización de la población: por ejemplo una parte relevante de la publicidad versa sobre riesgos de enfermedades, y los consiguientes productos para prevenirlas. Con la encomiable intención de protegernos, primero se nos mete el miedo en el cuerpo, luego se acude raudo a ofrecernos el producto que puede salvarnos. (Un viejo procedimiento, por otra parte bien conocido en otras áreas de la sociedad)

    Es verdad que la declaración de la OMS de 1948 consagró la famosa definición de que “la salud es el estado de completo bienestar físico, mental y social y no la mera ausencia de enfermedad” con el bienintencionado propósito de integrar los aspectos psicosociales en el concepto de salud. Aquella definición se planteó en el contexto de la aparición de los sistemas públicos de salud y la descolonización y tuvo como objetivo mostrar la importancia de mejorar las condiciones de vida de la sociedad. Pero a la larga esta idea se ha modificado, podríamos decir ha ido pervirtiendo su sentido, y se ha pasado a considerar que la salud es un absoluto por el que debe pagarse cualquier precio, paradójicamente aún a riesgo de la propia salud, como ocurre cuando para prevenir se toman pastillas con peligrosos efectos secundarios o se hacen indiscriminadamente repetidas pruebas exploratorias de riesgo.

    El sistema dominante actual, fundamentado en la idea capitalista de la pelea de gladiadores, necesita tener siempre un enemigo al que eliminar o explotar. Como señala Sendín, las bacterias y los virus cumplen a la perfección este papel. Se ha de transmitir a la población el mensaje de que vive en permanente peligro, en guerra. “¿Ya has tomado tus defensas?” nos dice un conocido anuncio mostrando a alguien que justo acaba de levantarse de la cama. Esto es la guerra, “más madera” que diría Groucho Marx

    Pues bien, apenas un 1 por cien de los virus y bacterias nos son hostiles, y eso en determinadas circunstancias, pero ya tenemos un enemigo exterior en la línea del Orwell de 1984. Es sabido que nuestro cuerpo tiene más bacterias simbióticas con nosotros, que forman parte de nosotros mismos, que células. Nuestro DNA está constituido en gran parte virus incrustados, que cumplen importantes funciones, pero aquí estamos instalados en la guerra a los virus y las bacterias para conseguir la asepsia total, la necesidad de mejorar siempre nuestras defensas en esta guerra permanente en la que nos hallamos Las consecuencias, a parte del gasto sanitario innecesario y el miedo en que vivimos…. son, por ejemplo, el incremento de las alergias y la disminución de la respuesta inmunitaria

    No hablemos ya a nivel psicológico, tema que he tratado en otros artículos en este mismo blog, donde la confusión premeditada entre estrés y trastornos de ansiedad, duelo y depresión, etc. es algo masivo.

    Sin embargo, conocemos muy bien en relación a la prevención de la enfermedad que lo que más afecta a la salud es la pobreza, algo que está creciendo de modo exponencial en nuestra sociedad. Ahí debería radicar una parte muy relevante de la verdadera prevención, no en hipocondrizar. Hoy conocemos muy bien que tan solo por vivir en un área pobre de un ciudad la esperanza de vida disminuye en 10 años, o que vivir en la calle resta 20 años de vida . “La calle mata”. Porque, como se señala desde la epidemiología, en la salud pesa más el código postal que el código genético

    Contacto: jachoteguil@gmail.com

    Vídeo de la Jornada “ La biopolítica hoy. Homenaje a Michel Foucault” celebrada en el Aula Magna de la Universidad de Barcelona el 7 de marzo del 2014

    http://www.publico.es/publico-tv/video/179478/homenaje-a-michel-foucault

    ]]>
    Joseba Achotegui 2014-04-13 10:14:13
    O es pecado... o engorda - Te conozco bacalao http://blogs.publico.es/nekane/2014/04/11/te-conozco-bacalao/ Indiscutiblemente es el rey de estas fechas. En la mayor parte de los casos, aquellos motivos religiosos de abstinencia han ido desapareciendo para dejar paso, simplemente, a la tradición gastronómica. Cualquier restaurante que se precie de tener “carta de temporada” incluye ahora excelentes platos de bacalao. También fuera de la costa. O especialmente fuera de la costa. Porque el bacalao se puede considerar algo tan contradictorio como un “pescado de interior”, aunque de agua salada, claro. No hay gastronomía en España, por muy de secano que se trate, que no tenga algún plato típico en base a este pez. En los tiempos en los que no había camiones frigoríficos directos de la lonja al mercado mayorista que convierten Madrid, como dice el tópico, en el mejor puerto de la península, el bacalao era prácticamente la única posibilidad de comer pescado. Y completar una alimentación demasiado basada en la carne.bacalao
    Porque este es uno de los pescados con más contenido en proteínas y en ácidos grasos Omega 3. Y contiene minerales como el calcio, el fósforo y el yodo, tan importante para el buen funcionamiento de la tiroides.
    Su conservación en sal hizo posible su acceso a cualquier lugar y en cualquier época del año. Contando con que, a diferencia de las mojamas o los arenques, el bacalao recupera  su aspecto de pescado fresco cuando se rehidrata convenientemente.
    Desde el punto de vista gastronómico, pocos pescados, e incluso pocos alimentos consiguen estar presentes en tantas variedades de platos, salvo en los postres –que yo sepa-.  Hay ensaladas de bacalao, potajes y sopas, tortillas, bases para croquetas y buñuelos, rebozados, al horno, en salsas diversas, desmigados o disimulados en cremas, que casi lo ocultan para los que son reacios al pescado. Seguramente de ahí viene el dicho: “Te conozco bacalao, aunque vengas disfrazao”. Un refrán caribeño, por cierto, que hasta allí llegaron las largas aletas de este enorme pez.
    Es un pescado muy bien aprovechado también. Además de los espléndidos lomos, con cola, espina y cabeza se hace  un caldo estupendo. Y qué decir de las cocochas, más grandes y menos finas que las de merluza, pero muy sabrosas.
    Hay menos costumbre de tomar el bacalao fresco. Y francamente es una pena porque es una auténtica delicia. Simplemente al horno, en lomos grandes, con fuego no muy fuerte y con tiempo suficiente para que se abra en lascas… se me hace la boca agua.
    En general, hay dos tipos de bacalaos frescos, el que migra y el que no. Este último se captura durante todo el año. Pero el primero, el que recorre 4.0000 kilómetros por las aguas gélidas del Ártico Noruego para desovar en las islas Lofoten, el skrei, es pura exquisitez en sabor y textura. Dicen que es el mejor bacalao del mundo. La temporada ha pasado, porque se pesca en invierno y llega hasta abril. Pero aún nos queda el bacalao de primavera, más joven y menos hecho, pero igualmente delicioso.
    La historia del bacalao es fascinante. Vikingos y vascos fueron los primeros en alimentarse de ellos en sus largos viajes, de conquista unos, de pesca ballenera, los otros. Y hay que agradecerle a la cuaresma que en la Europa católica el de este pescado en salazón fuera un floreciente negocio. Si teneis más curiosidad sobre el tema, os recomiendo un libro: “El bacalao. Biografía del pez que cambio el mundo”. Y para que os hagais una idea, reproduzco su contraportada: “ Por él se han librado guerras y han estallado revoluciones, en él se ha basado la dieta de varias naciones, de él han dependido economías y subsistencias, él impulsó la colonización de Norteamérica. Para millones de personas que han vivido gracias a él, ha sido un tesoro más preciado que el oro”.
    Pues nosotros vamos a disfrutar de tenerlo tan a mano que me temo que, tal como esquilmamos el mar, quizá será por poco tiempo.

    ]]>
    Nekane Goñi 2014-04-11 19:42:13
    El azar y la necesidad - Se han cargado la Constitución. http://blogs.publico.es/el-azar-y-la-necesidad/2014/04/10/se-han-cargado-la-constitucion/ El pasado martes se vivió una jornada histórica a la vez que inaudita en el Congreso de los Diputados. Fue histórica porqué, por primera vez en la historia de la democracia, los representantes de un grupo notable en número y porcentaje de ciudadanos de una autonomía pidieron la transferencia de una competencia, la de convocar referéndum, con el objetivo de decidir su continuidad o no en el estado. El plan Ibarreche, en su día, no pretendía ir tan lejos.  El hecho resulta absolutamente novedoso y marca un antes y un después en la concepción de España como estado y como nación.  A partir de este momento, las relaciones entre el Estado y Catalunya  estarán viciadas por la desconfianza y el resentimiento mutuos, y no por la naturaleza de la demanda, si no por la inflexibilidad de la respuesta.

    La respuesta del Congreso a la proposición del Parlamento Catalán es lo que convierte al pasado día ocho de marzo en una jornada inaudita y hasta kafkiana. Ese no rotundo de los partidos mayoritarios, contrario a toda lógica política, cerró la puerta a la única posibilidad democrática de la que dispone España como Estado para frenar la secesión, que no es otra que la de convocar una consulta en Catalunya, tomar la iniciativa en el asunto y apostar por una unión  dialogada y respetuosa. Esa vía,- la misma que ha utilizado el Canadá frente a las pretensiones del Québec, o  el Reino Unido con Escocia-, parece ser la única capaz de sostener la unión de cualquier estado que sufra tensiones secesionistas, porqué éste se afirma en el diálogo y no en la intransigencia.

    El no del PP y del PSOE, pues, no fue un acto de afirmación nacional,  ni de defensa de la unidad,  fue un auto de fe en el que se inmoló a la Constitución, al negar a la carta magna el derecho a ser, a convertirse en una herramienta flexible capaz de dar respuesta a las demandas de los ciudadanos. La fosilización forzada de la Constitución  es un hecho que afecta al conjunto de los españoles y que tendrá serias repercusiones en el futuro. Se han cargado la Constitución y no servirá de nada pensar en reformarla o hacer una de nueva, si los que la redactan la sueñan como una zanja donde atrincherarse.

     

    ]]>
    Jaume Grau 2014-04-10 20:21:09
    No hay derecho - Cuando el dinero compra la democracia http://blogs.publico.es/no-hay-derecho/2014/04/10/cuando-el-dinero-compra-la-democracia/ La degradación del principio democrático en los Estados Unidos no es ningún secreto. Puertas giratorias, corrupción rampante, captura frecuente del potencial regulador por parte de quienes deberían ser regulados. Expresiones todas de la penetración desmedida del dinero en la vida política. El fenómeno, desde luego, no se circunscribe a la tierra del multimillonario Warren Buffet. Pero tiene en ella un laboratorio de excepción. La semana pasada, precisamente, el Tribunal Supremo de ese país decidió abrir una vía más al dominio del 1% sobre el 99% restante. Y lo ha hecho en un ámbito clave: la financiación privada de los partidos.

    La introducción de restricciones a las donaciones privadas a los partidos fue una respuesta al escándalo de Watergate, en los años 70 del siglo pasado. Las leyes que las hicieron posibles dieron al principio democrático un respiro. Pero duró poco. Primero vino la desregulación financiera, que barrió de un golpe la Ley Glass Steagall, aprobada en tiempos de F. D. Roosevelt.  Luego le llegó el turno a la financiación de los partidos. En 2010, el Tribunal Supremo dio un paso decisivo para favorecer la influencia de los grandes poderes económicos en la vida política. En el caso Citizens United contra la Comisión Electoral Federal, decidió anular los límites máximos que las empresas podían aportar en las elecciones federales. Su argumento principal fue que las contribuciones empresariales estaban protegidas por la Primera Enmienda, que consagra el derecho a la libertad de expresión. Al dar dinero a los partidos, las empresas hablaban, emitían una opinión “independiente”. Y esa opinión debía tutelarse. Esta atribución de derechos humanos a las grandes empresas permitió, en su momento, que las Agencias de Calificación de Deuda pudieran sortear sanciones y responsabilidades penales. Y fue el que hizo que la elección de 2012 se convirtiera en la más cara de la historia de los Estados Unidos.

    Hace una semana, el Tribunal ha decidido ahondar en esta línea. Anuló, por 5 votos contra 4, las limitaciones al monto total que un individuo puede donar a candidatos y partidos. El fallo fue redactado por el presidente del Tribunal, John Roberts, nominado en 2005 por George W. Bush. El peticionario del caso era el empresario Shaun McCutcheon, tradicional donante del Partido Republicano. En su argumentación, el juez Roberts niega que estas donaciones puedan, por sí mismas, ser fuente de corrupción. Según Roberts, el único tipo de corrupción sobre la que el Congreso podría legislar sería aquella en la que hubiera una contrapartida directa. Sin la evidencia de ese quid pro quo, las restricciones a las contribuciones privadas serían una amenaza “a la libertad de expresión y al derecho de las personas a participar en el debate público”.

    Con el nuevo fallo, continuarán existiendo límites a las donaciones que un particular pueda realizar a un candidato concreto. Sin embargo, desaparecerán los topes al monto total que pueda aportar a candidatos federales, partidos y comités electorales en un mismo ciclo electoral. Al conocerse la sentencia, se produjeron manifestaciones de protesta en diferentes ciudades. Para el propio New York Times, la decisión forma parte de una “cruzada dirigida a desmantelar las barreras al poder distorsionador del dinero en la política estadounidense” y a permitir que “los intereses de los norteamericanos más ricos tendrán mayor consideración que los legisladores”. Robert Weissman, presidente de la organización de derechos humanos Public Citizen, también denunció el pronunciamiento como un fallo a favor de la plutocracia y sostuvo que la Primera Enmienda nunca pretendió “otorgar un megáfono gigantesco a los más ricos para que griten en nuestros oídos”. Igual de contundente fue Robert Reich, secretario del Trabajo con Bill Clinton y analista socioeconómico. Según Reich, protagonista de un excelente e inquietante documental titulado Inequality for all (Desigualdad para todos), el fallo permitirá a los más ricos “comprar votos para pagar menos impuestos, recibir rescates y subvenciones públicas y realizar sus negocios con menos regulaciones”. Eso permitirá “que se vuelvan más ricos y que puedan comprar más votos todavía”.

    Las palabras del ex secretario del Trabajo son todo menos exageradas. Con el fallo del caso McCutcheon en la mano, se calcula que un individuo podrá donar casi 6 millones de dólares a partidos, comités de campañas y candidatos por ciclo electoral. Uno de los magistrados disidentes ha sido menos optimista y ha sostenido que el único límite que se deja en pie es “el infinito”. Todo ello en un contexto en el que el 1% más rico se ha hecho, desde 2009, con el 35% de los bienes privados y con el 95% de las ganancias producidas.

    En las tierras de Bárcenas y Millet, de Gürtel y Pretoria, en las que el Tribunal de Cuentas es con frecuencia ciego y mudo y en las que el nudo entre partidos y poder inmobiliario financiero es apretado, nada de esto debería mover a escándalo. Sin embargo, marca una tendencia inquietante. Según una reciente encuesta de Gallup, ocho de cada diez norteamericanos están a favor de que se introduzcan limitaciones a los gastos de campaña y a las donaciones entre los partidos. Pero da igual. La plutocracia es eso: la compra y destrucción de la democracia a manos de la minoría adinerada. Como dice Reich: “La corrupción alimenta a la corrupción”.

    ]]>
    Gerardo Pisarello 2014-04-10 09:28:14
    De aquí a Lima - Terror en el hipermercado (1) http://blogs.publico.es/de-aqui-a-lima/2014/04/08/terror-en-el-hipermercado-1/

    En 1953 se instaló en Perú Sears, el primer negocio de grandes almacenes y unos años antes, en 1942,  abrió sus puertas la bodega Wong. En España, en 1943 comenzó a funcionar Galerías Preciados y el supermercado barcelonés Caprabo inauguró la era del autoservicio de alimentación en 1959. Desde entonces, en ambos países, las tendencias y los vericuetos del consumo han ido de la mano. De las pulperías y los ultramarinos se pasó al supermercado y luego al  hipermercado. Desde hace pocos años los hipermercados están cayendo en picado, los supermercados menguan de tamaño y se transforman. Regresan, ciertamente con otro aire, los pequeños comercios,  los colmados y las tiendas de abarrotes.

    Aunque en Lima ya había a principios del Siglo XX delegaciones que representaban los grandes almacenes europeos como los parisinos  La Maison du Bon Marche o Galerie Lafayette, y un vanguardista empresario abrió en 1917  Oechsle, la gran juguetería de Lima que acabo vendiendo todo para el hogar, Sears Roebuck fue, realmente,  la primera gran cadena de tiendas por departamentos en el mercado peruano, en el que se introdujo a través de la venta por catálogo.

    Sears Inició operaciones en 1953, – en pleno segundo mandato del  general Manuel Arturo Odria -,  con la apertura de su primer establecimiento en el distrito de San Isidro,  en el terreno que actualmente ocupa el supermercado Tottus y los almacenes Falabella, actualmente ambos pertenecientes  al Grupo Falabella, de Chile.

    Las instalaciones de Sears se levantaron siguiendo las últimas tendencias arquitectónicas, principalmente el “estilo internacional”, con superficies extensas, limpias y respetando el principio de regularidad en su formas. Tenía una gran explanada de aparcamiento frente a sus puertas.

    Era la época dorada de Estados Unidos y en la que arrancó la Organización de Estados Americanos (OEA), puesta en marcha para, entre otros objetivos, evitar la actividad de los comunistas y establecer un control político y económico en América Latina, sintonizado con los intereses de Washington. En 1953 toma posesión como presidente de Estados Unidos un militar, el general Dwight David “Ike” Eisenhower, formado en West Point. Se impulsan regímenes dictatoriales con evidentes intereses económicos en República Dominicana y Nicaragua, y Alfredo Stroessner se convierte en dictador de Paraguay. Perón gobierna solo tras el fallecimiento de Evita, en 1952. En el otro extremo, Bolivia se levanta en 1952 contra el control yanqui del estaño y en Cuba se preparan para el asalto final…

    A pesar de todo, la influencia económica y cultural de EEUU hace que América Latina  este más desarrollada que la  España de la postguerra. El aire acondicionado ya era una realidad  desde que se instaló el primer aparato Carrier en los grandes almacenes Hudson de Detroit, en 1924. Desde 1939 ya salían de fábrica los automóviles Oldsmobile y Cadillac con cambio de marchas automático.

    1936, el año de la sublevación militar en España y el comienzo de la Guerra Civil,  Coca Cola, el buque insignia de la expansión estadounidense,  empieza a embotellarse en Perú,  convirtiéndose en la primera fábrica de este refresco en América Latina.

    Coca Cola empieza a fabricarse en España en 1953. Se embotellaba en Barcelona en una planta en la que cuando fallaba la luz, una bicicleta hacía las veces de generador eléctrico. El año anterior se habían suprimido la Cartilla de Racionamiento instaurada nada más acabar la Guerra Civil, en 1939. El primer gran supermercado que se abre en España fue Galerías Preciados, en la calle Preciados de Madrid, en 1943. Fue fundado por el emprendedor asturiano Pepín Fernández, a su regreso de Cuba, siguiendo el estilo de los Almacenes El Encanto, de La Habana, donde había trabajado.

    Los almacenes de comida y ultramarinos  de las grandes ciudades españolas estaban iluminados por bombillas que irradiaban una luz amarillenta y  pocos tenían ventilador en verano. El negocio se ventilaba sobre un mostrador de mármol, repleto de artilugios: la balanza Berkel, la rebanadora de embutidos, un enorme molinillo de café, el aparato con medidor y dispensador de aceite, la guillotina para cortar el bacalao y una palangana con garbanzos en remojo. El mostrador estaba rodeado de sacos con legumbres y verduras, cajas de madera redondas con sardinas saladas y arenques aplastados. Las viandas y chacinas estaban protegidas de las moscas en unas vitrinas. La compra se  envolvía con un  papel de estraza que colgaba de clavos en la pared, al igual que los plátanos. Las alacenas y anaqueles de los colmados de mejor surtidos, estaban repletos de botellas de vino, fino, ron, anís, brandy jerezano, Licor 43, Calisay…y latas de conservas. En el suelo había cajas con botellas de gaseosa y sifones. Del techo colgaba algún jamón de Aragón,  morcillas y longanizas.

    En esta España de 1953, – inmersa en el inicio de la evolución de la autarquía franquista-,  todavía no se había superado la renta por habitante del año 1935, un año antes de la Guerra, y se  compraba el aceite, el vino y el vinagre a granel, al igual que las legumbres, verduras y café. En muchas capitales  pasaba el lechero en carromato tirado por un equino y llevaba su mercancía en grandes depósitos metálicos. Había tiendas en las que se vendía agua y había gente que se moría de hambre, aunque la dictadura decía que era de tuberculosis, que también florecía. Gran parte de la población española estuvo, hasta bien entrados los años cincuenta, famélica, desnutrida y desesperada.

    Lima, tuvo, a partir de 1945 un aumento creciente de las migraciones del campo a la ciudad. En 1961 la capital estaba habitada por un millón ochocientos mil habitantes, de los cuales casi la mitad habían nacido en provincias.

    La capital peruana,  era una ciudad llena de jardines y avenidas;  y la vida comercial y social se hacía en el elegante centro, que aún conserva sus imponentes edificios. Se hacían las compras en pulperías, bodegas y tiendas de abarrotes cercanas al Jirón de la Unión, y los domingos se frecuentaban las cercanas playas de Costa Verde y Ancón.

    En 1953, se abrió la tienda Supermarket, perteneciente a la familia Olcese, que ofrecía alimentos, artefactos y ropa, y se trajeron de Estados Unidos  el sistema de autoservicios y la utilización de carritos para cargar la compra. Otra cadena de referencia fueron las tiendas  Scala,  que abrieron su primer comercio en 1958 en la Plaza de Armas, junto a la casa Oechsle.

    Desde los años treinta, miles de  chinos  dejaron la agricultura para establecerse en la capital. En 1942 Erasmo Wong Chiang, junto a su mujer chino peruana Angela Lu Vega, abrió  una de las típicas bodegas  en una esquina del residencial barrio de San Isidro.

    Los hijos de Erasmo le ayudaban en las tareas de venta y reparto. La bodega  de Wong fue evolucionando y perfeccionando la calidad de sus productos hasta convertirse en una referencia deli de la ciudad. Los hijos se conjuraron, junto al padre, para dar el gran salto: tener el mejor supermercado de Perú, en el que además de ofrecer alimentos y bebidas, se vendiesen juguetes, libros y artículos para el hogar y la cocina. Para a ello lo primero que hicieron fue adquirir  un local en el Óvalo Gutiérrez de Miraflores. Y ya nada volvió a ser como antes.

    Durante los años de confrontación violenta en Perú, a finales de los años 80, donde parecía que Sendero Luminoso estaba a punto de ganar la batalla, Lima se sumió en  una instabilidad inquietante. El miedo estaba a flor de piel y en  el tejado de un importante restaurante de la Costa Verde había un vigilante encaramado con una ametralladora.  En esos años, las luces de los escaparates de Wong eran las pocas luces que hacía salir de sus casas a muchos ciudadanos limeños.

    En 1999 el bodeguero y sus hijos inauguraron su tienda número 15 y lanzaron un nuevo formato de supermercados con la marca Metro. En  2013,  Wong y  Metro cambiaron su razón social para fusionar todas sus operaciones bajo el paraguas de la empresa de capital chileno  Cencosud.

    Continuará…

     

    ]]>
    de-aqui-a-lima 2014-04-08 16:56:23
    Diario de un altermundista - Europa no es lo que parece http://blogs.publico.es/altermundista/1214/europa-no-es-lo-que-parece/ La unión Europea es mostrada como ese espacio de libertad, de respeto de los derechos humanos, de la honestidad y política, la persecución de la corrupción y la promoción de la paz y la convivencia. Pero, ¿es esto cierto? Son muchas las aproximaciones que a la realidad europea se pueden hacer para desmentir tales afirmaciones. Aunque es cierto que Europa tiene virtudes o, al menos, espacios que pueden favorecer una mejor gestión de lo público, la convivencia pacífica entre sus estados miembros y el respeto de las libertades, un análisis del rol de la Unión Europea en cuanto a su papel en la militarización, armamentismo y participación directa e indirecta en los conflictos armados, nos pueden hacer ser cuanto menos escépticos respecto a los discursos triunfalistas sobre la Unión Europea.

    En la UE existen cerca de un millón y medio de militares (1.464.000), casi el doble que Rusia (845.000 militares), según el Centro Delàs de Estudios por la Paz. El coste de mantenimiento de todos los ejércitos europeos y del armamento que utilizan es de 285.000 millones € (el triple que el ruso), lo que supone el 1,60% del PIB europeo. Si a esta cantidad le sumamos el de resto de países de la OTAN, comprobamos que dos tercios del gasto militar mundial está en manos de los europeos y sus aliados. Cabe destacar que es EEUU quien atesora cerca del 40% del gasto militar mundial. Si a ello le añadimos que la política de defensa europea se encuentra bajo la tutela de la OTAN, la principal organización militar que ejecuta operaciones militares más allá de sus fronteras. Es por tanto evidente concluir que Europa es uno de los principales promotores del armamentismo y militarismo mundial, desfavoreciendo así la resolución pacífica de los conflictos y manteniendo un punto de vista militar, contrariamente a algunos de sus preceptos fundacionales. ¿Por qué Europa está tan interesada en promover un modelo militar de las relaciones internacionales? Una respuesta es, sin lugar a dudas, la que se refiere a los perversos intereses de los negociantes de armas europeos (y de sus aliados de la OTAN, destacando otra vez los estadounidenses). Europa fabrica y vende muchas armas, es un verdadero líder mundial. Son muchos los beneficios que se juegan en los mercados de armas mundiales y Europa no quiere perder comba en este lucrativo negocio.

    Sin embargo, en la UE existe una legislación más que aceptable sobre las exportaciones de armas de su industria militar en lo que se refiere a la prohibición de que estas lleguen a manos de quien las pueda utilizar para empeorar las situaciones de violencia y vulneración de derechos humanos que en sus territorios puedan darse en un momento dado. Pero claro, el respeto de esta legislación reduciría enormemente los beneficios de los fabricantes y vendedores de armas. Sin ir más lejos, ateniéndonos al último informe sobre las exportaciones de armas europeas, del año 2012, observamos que la suma de las autorizaciones de exportaciones europeas del año alcanzan los 40.000 millones de euros. Si bien un tercio de las ventas de armas europeas se producen entre los estados miembros y a países occidentales, lo que no genera una especial controversia, más cuestionables son el resto de sus ventas de armas. Entre estas controvertidas ventas destaca el récord histórico alcanzado en 2012 en autorizaciones de ventas a Oriente Medio (9700 millones de euros, un 21,9% más que en 2011) o los 1600 millones € destinados al continente africano. Estas últimas son especialmente cuestionables, si tenemos en cuenta que los gobiernos africanos compran armas más baratas, como las que se consideran cortas y ligeras, no es difícil sospechar que una buena parte de estas exportaciones acaben en manos de soldados o milicianos combatientes en los numerosos conflictos armados que siguen asolando el continente africano. Pero llama especialmente la atención el elevado volumen de exportaciones de armamento a Arabia Saudí (3600 millones €), Omán (2200 millones €), Emiratos Árabes Unidos (1500 millones €), Qatar (558 millones €), Kuwait (630 millones €), regímenes considerados por cualquier análisis rigurosos como poco respetuosos con las libertades de sus ciudadanos y los derechos humanos y actores clave en la escalada de tensiones en esta región del mundo. También son especialmente controvertidas las ventas de armas Egipto (363 millones €) o Israel (613 millones €), regímenes basados en su carácter militar. Con este sencillo análisis, sería irresponsable no concluir que Europa no respeta su legislación sobre comercio de armas. Algo, por otro lado, entendible, si a la hora de autorizar las ventas de armas se mira más el bolsillo que la Carta de Derechos Humanos. No se puede aceptar ni tolerar, pero sí comprender la dificultad de respetar la ley europea sobre las exportaciones de armas, por parte de sus estados miembros. Más allá de los falaces pero muy efectivos argumentos en época de crisis de que cuanto mayor actividad económica mejor para todos, se encuentra el enorme poder de las grandes industrias de armas europeas. Solo los gigantes europeos facturaron este año más de 90.000 millones de euros. Vistos los datos analizados, son estas empresas, fabricantes y mercaderes de armas, quienes deciden en buena medida que la política europea de seguridad y defensa apueste por la militarización y el armamentismo. Esta es la Europa que no nos explican, la que hace que las leyes, en este caso sobre exportación de armamento, se conviertan en papel mojado. Europa podría ser lo que parece, si quienes decidiéramos fuéramos los ciudadanos, pero parece que en Bruselas, también mandan los de siempre.

    ]]>
    Jordi Calvo Rufanges 2014-04-06 15:00:02
    Importancia Capital - Rentería, el camino de la paz http://www.importanciacapital.com/?p=1464 la foto (4)

    Presente y futuro en la Herriko Plaza de Rentería (Carlos Torres)

    Los viernes por la tarde, sin importar cual sea el clima, una procesión pagana en la que los asistentes cargan con carteles con siluetas de presos disecciona el centro de Rentería hasta desembocar en la Herriko kalea. La manifestación, a la que asisten desde históricos presos de ETA, como Txikierdi,  hasta familias enteras con sus bebés en los carritos, discurre con la tranquilidad de la rutina. Finaliza cuando los familiares se suben a la escalinata de la iglesia cartel en mano y piden que sus familiares vuelvan a cumplir sus condenas a casa. En lo que dura la manifestación, incluso en el clímax final de la “Encartelada”, decenas de personas cruzan la plaza sin reparar en los familiares, inmersos en sus conversaciones sobre cualquier asunto banal como el arbitraje del último Real Sociedad- Barcelona de copa.

    Rentería ya no es la ciudad gris industria de los ochenta en la que esos mismos niños que ahora juegan al fútbol en la plaza jugaban entonces a coleccionar pelotas de goma y cuyos viejos disturbios forman parte del imaginario colectivo de la violencia en Euskadi. Rentería es ahora un pueblo que empieza a sacudirse el miedo del pasado y que quiere vivir tranquilo el presente:  ”El problema aquí ya no es el terrorismo, es el trabajo“, relataba una mujer al pie de la ría que parte en dos la ciudad. Muchos de los vecinos, sin importar la ideología que defienden, pues las crisis no entienden de fronteras, apuntalan esa opinión en las calles del casco antiguo. Aún así, todavía es difícil que testimonios tan inocentes como estos se atrevan a compartir su opinión con una cámara delante. Como un viejo tic heredado de los años más duros, muchos se protegen con el impermeable del silencio a la tormenta de las críticas. “Ya no me va  a amenazar nadie, pero tengo un negocio y quiero vivir en paz. Aquí entra gente de todo tipo y no quiero molestar a nadie“, cuenta la mujer antes de volver por donde vino.  Muy cerca de allí, la eterna papelera, uno de los últimos focos activos de aquella urbe entregada a las fábricas,  inunda con su columna de humo blanco el paseo de decenas de jubilados. Algunos de ellos cuentan que el pueblo está mentalmente dividido en dos: el centro, de tradición abertzale, y las zonas residenciales que lo rodean, como Beraun, donde mayoritariamente residen los vascos hijos de inmigrantes extremeños, castellanos o andaluces y tiene su sede la peña madridista de Rentería. En ambas geografías se quiere cartografiar la paz, dejar atrás la estela de los peores instintos: “Vamos a tener que tragar todos sapos y culebras, pero yo creo que la cosa ya no tiene vuelta atrás“, dice un hombre tras  la barra de un céntrico bar que sin ser una herriko taberna está decorado con toda su liturgia.  Ellos tampoco quieren narrar su experiencia para la televisión, tienen miedo que la ingeniería legislativa les acabe oscultando cada palabra en busca de un delito que poder atribuirles.

    Sin embargo, aunque para los ojos forasteros sea fácil polarizar la sociedad, posturas a priori irreconciliables comparten a menudo el mismo techo. Como la madre que tuvo un hijo preso y tiene el otro ertzaina, o el hombre que tiene un familiar encarcelado y un cuñado Guardia Civil: “en las cenas de Navidad sabemos que no se puede hablar de política“, relata desde la marcha circular de la encartelada. Las campanas de Rentería son conscientes de esos silencios cuando además marcar las horas parecen señalar también el tiempo perdido en estos años de atentados, torturas, amenazas y miedo. Como el reloj detenido de aquel cartero que murió al echar una carta bomba que habían preparado los GAL en el buzón de un dirigente de Herri Batasuna o como aquel Guardia Civil que tuvo la negra casualidad de ser asesinado por ETA cuando hacía una sustitución momentánea de tres días.

    Como pudo verse ayer en el Salvados de anoche e”Tres días en Errentería”, todas las fuerzas políticas del pueblo se unieron en un ciclo de cine junto a víctimas de todo tipo para dejar a un lado las diferencias y dar un pequeño paso al frente: Escucharse para empezar a entenderse. Tres de ellos volvieron a sentarse en una misma mesa para la grabación del programa: “Algo que hace solo dos años hubiera sido impensable“, dice uno de los protagonistas a cámara. Un paso que no se hubiera dado sin que los vecinos exigieran vivir tranquilos para poder crear un futuro en paz. “Tengo una hija que nació año y medio, no sabéis lo que supone para mí que haya nacido sin violencia“, contaba emocionada una de las ediles del PNV. “Yo no quiero trincheras, no quiero guerra, quiero convivencia (…) hemos vivido juntos y no nos hemos conocido“, decía ayer Chema Herzog, concejal del PP, en la emisión de La Sexta. Por suerte, parece que él no es el único dispuesto a domar sus rencores en Rentería y abrir el diálogo al prójimo. Quién sabe, quizás puedan elegir para tomar un zurito la casa del pueblo del PSE en Rentería que tras 28 veces asaltada abrió el año pasado por primera vez una terraza.  El trayecto será largo y complicado para todos, pero como dice un viejo refrán coreano: “Camino empezado es mitad del camino recorrido“.

    ]]>
    Carlos Torres 2014-03-31 11:56:15
    El tablero global - ‘The Economist’ llama a salvar el capitalismo… de los “compinches” capitalistas http://blogs.publico.es/eltableroglobal/the-economist-llama-a-salvar-el-capitalismo-de-los-propios-compinches-capitalistas/764 “Igual que en América [por EEUU] al comienzo del siglo XX (…) Se ha puesto en marcha una revolución para salvar el capitalismo de los propios capitalistas”, asegura el prestigioso –y todavía más conservador– semanario The Economist en su cover story titulada The new age of crony capitalism, calificativo este último que aunque suele traducirse en español por “clientelar”, en realidad procede del término “compinche” en inglés.

    Tan preocupados están los editores de The Economist con La nueva era del capitalismo de los amigotes (como también se podría traducir su tema de portada) que incluso han creado un nuevo y elaborado “índice del crony-capitalism con el que se puede registrar la tendencia de cada país (siempre que sea capitalista, claro) a crear plutócratas cuya fortuna se ha multiplicado gracias a sus estrechas relaciones con el poder político, que a su vez fomenta el desmesurado enriquecimiento de esa élite de magnates bendiciéndoles con el favoritismo de medidas fiscales discriminatorias, adjudicaciones de obras públicas a dedo, subvenciones gubernamentales privilegiadas, permisos oficiales arbitrarios, etc. ¿Les suena?

    La revista publica la primera tabla internacional de ese index, con “el ranking ordenado por la riqueza del sector del enchufismo”, en el que los primeros lugares los ocupan milagros del capitalismo como Hong Kong (1º) o Singapur (5º) pero donde también figuran en lugares destacados Reino Unido (15º), EEUU (17º), Francia (20º) y Alemania (23º). Curiosamente, España no figura en el listado, no sé si porque nos salimos de la tabla o porque han sido incapaces de aplicar su econométrica a nuestras corruptelas.

    En cualquier caso, The Economist reconoce que “el 1% más rico de la población se ha beneficiado desproporcionadamente de 20 años de globalización y forma una nueva nación virtual de la codicia”, tal como descubre Chrystia Freeland en su obra Plutocrats. The Rise of the New Global Super-Rich and the Fall of Everyone Else (Plutócratas. El ascenso de los nuevos super-ricos globales y la caída de todos los demás). Más aún, la revelación sobrevenida a la biblia del neocapitalismo le ha mostrado la luz:

    “Los precios inmobiliarios disparados han enriquecido a los promotores que dependen de las recalificaciones para sus proyectos. El boom de las materias primas ha inflado el valor de yacimientos petrolíferos y minas, que invariablemente están entrelazados con el Estado. Algunas privatizaciones han permitido que los potentados ordeñen los monopolios públicos o se hagan con el capital a bajo precio (…) El rescate de los bancos ha implicado la transferencia de una enorme cantidad de riqueza a los financieros; los lobistas han adquirido una influencia desmesurada…”

    ¡Vaya por Dios! ¡The Economist se ha caído del caballo camino de Damasco! Parece mentira que en todos estos años sus eminentes analistas hayan sido incapaces de vislumbrar tan irrefutables evidencias.

    En resumen, escribe el anónimo –como es habitual– redactor de Planet Plutocrat: “Los megamillonarios de los sectores corruptos han disfrutado hasta ahora de un siglo excelente. En los países emergentes, sus fortunas se han duplicado en relación al tamaño de la economía y ya equivalen a más del 4% del PIB, frente al 2% del año 2000”.

    Pero esta prodigiosa conversión del que fuera gran paladín del capitalismo no basta. El premio Nobel de Economía y catedrático de la Princeton University (Nueva Jersey), Paul Krugman, está dedicado a una auténtica cruzada contra las tremendas desigualdades que generan políticas conservadoras como las de nuestro inefable ministro Montoro, siempre dispuesto a aleccionarnos sobre la trivialidad del abismo entre pobres y ricos, frente a los inmensos beneficios que deberá reportarnos el futuro crecimiento económico que nos traerá su inestimable austeridad presupuestaria.

    En la última entrada de su blog La conciencia de un liberal, que publica en The New York Times desde hace 15 años, Krugman cita a uno de los teóricos del desarrollismo (Robert Lucas, del Banco de la Reserva Federal de Minneapolis) quien afirma: “Entre las tendencias dañinas para una economía saludable, la más seductiva y en mi opinión más venenosa, es la que se centra en la [re]distribución” de la riqueza. Eso mismo es lo que debe pensar Montoro cuando le dice a Cáritas que “no provoque” con sus informes que revelan que España es el segundo país con mayor pobreza infantil de Europa, sólo por detrás de Rumanía.

    Krugman rebate elegantemente el argumento de Lucas citando un nuevo informe que revela que “uno de los aspectos más cruciales del bienestar, la malnutrición infantil, no mejora en absoluto por un crecimiento más rápido” de la economía. Eso se puede medir muy fácilmente en los países en desarrollo, ya que sus consecuencias en los niños son muy claras: la malnutrición provoca discapacidades a muy temprana edad. Pero el estudio descubrió que el rápido crecimiento económico “tiene un efecto general prácticamente nulo” en los índices de subdesarrollo metabólico y de raquitismo de la población infantil.

    ¿Por qué? Bien fácil. Porque las causas de esas lacras son “la desigualdad en la distribución de la riqueza y la falta de implementación eficaz de los servicios públicos” básicos. Carencias que no se solventan en absoluto con el crecimiento dentro de un sistema de crony-capitalism, como diría The Economist. Sólo hay que mirarnos en el espejo de EEUU: el 1% más rico se apropió del 93% de todas las ganancias obtenidas en el primer año de recuperación económica.

    Ése es el inmediato futuro que nos espera con las recetas económicas de Montoro. ¿Cuál es el tratamiento que propone para los 2.826.549 niños españoles que viven en riesgo de pobreza o de exclusión social (el 33,8% de la población infantil de nuestro país)?

    Ah, no. Ahora caigo. Esas cifras no figuran entre los cálculos del ministro de Economía.

     

    ]]>
    Carlos Enrique Bayo 2014-03-28 21:14:39
    Espejos extraños - La impunidad organizada http://blogs.publico.es/espejos-extranos/2014/03/28/la-impunidad-organizada/ ¿Cuándo podremos decir que en Portugal la justicia no protege a los poderosos? Escribía, en diciembre de 2010, en este mismo periódico (el Público portugués) que los portugueses predijeron, con sospechas cínicas, el resultado final de los casos BCP, BPN: lenta agonía hasta la prescripción. Dicho y hecho. El sistema financiero está en el epicentro de la crisis que vivimos y del sufrimiento injusto que ésta inflige a los niños, mujeres y hombres de este país.

    Como pedagogía jurídica, veamos los procesos judiciales más de cerca. Para referirme solo al BCP, una referencia a dos de los cuatro procesos. El proceso penal se inició en septiembre de 2007, el Ministerio Público (MP) profirió su acusación el 23 de junio de 2009, se llevó a cabo la instrucción el 27 de julio de 2010 y fue remitido a juicio el 16 de diciembre de 2010. El juicio se inició en el Tribunal Penal de Lisboa el 26 de septiembre de 2012 y ya ha terminado, a la espera de sentencia. Están acusados en este proceso, por ser los administradores del BCP, Jardim Gonçalves, Filipe Pinhal, António Rodrigues e Christopher de Beck. Están encausados por un presunto delito de manipulación del mercado y falsificación de documentos: la utilización —por parte de los acusados— de sociedades offshore de las que el BCP era el verdadero titular y beneficiario económico para, a través de la compraventa de títulos —con reflejos/efectos? en la respectiva liquidez y rentabilidad— alterar el funcionamiento del mercado, sustentando la expansión del banco y falsificando los informes de ventas desde 2001 a 2007.

    El proceso fue promovido por el Banco de Portugal (BdP) contra el BCP y contra siete exadministradores (Jardim Gonçalvez, Christopher de Beck, António Rodrigues, Filipe Pinhal, António Henriques, Alípio Dias e Luís Gomes). Es a este proceso al que se refieren las noticias de la prescripción de responsabilidad imputada a Jardim Gonçalves y es a este proceso al que se refiere el esclarecimiento del BdP. Se trata del proceso relativo a la filtración de informaciones falsas al BdP y la falsificación de la contabilidad entre 1999 y 2007, en el ámbito de la relación del BCP con sociedades offshore por él creadas. Los hechos que fueron imputados a Jardim Gonçalves se remiten a fechas anteriores a marzo de 2005, cuando éste dejó de ser presidente del Consejo de Administración del banco. La decisión de condenarle por parte del BdP sólo fue proferida contra todos los acusados en abril de 2010, aunque en algunos casos los hechos investigados e imputados a algunos de los acusados se remiten a 2007 (motivo por el cual el BdP alega que el proceso no estuvo cinco años a su disposición, apenas sólo tres).

    Los acusados recurrieron judicialmente la decisión del BdP. En términos legales, la impugnación fue presentada en el propio BdP, que la remitió después al tribunal competente —en agosto de 2010—, llegando el proceso a juicio el 2 de septiembre de 2010 en el juzgado de Primera Estancia Penal de Lisboa.

    La primera audiencia se realizó el 11 de abril de 2011, a la que siguieron 35 sesiones de juicio, después de las cuales el juez reconocería la nulidad de todo el proceso —el 7 de octubre de 2011— por pretendida violación del secreto bancario en el origen del mismo. Pero los recursos interpuestos por el MP y por el BdP fueron acogidos por el Tribunal Supremo de Lisboa, que revocó la decisión del juzgado de primera instancia y determinó proseguir con el juicio. Los acusados recurrieron esta decisión ante la Audiencia Territorial, que mantuvo la decisión del Supremo.

    Devuelto el proceso al juzgado de primera instancia, aquel juez titular se declaró incompetente para el caso, habiendo surgido entonces —en consecuencia— el conflicto de competencias, decidido por la Audiencia Territorial en contra del citado juez y ordenando que retomase y prosiguiese la audiencia. Fue después de esta decisión cuando el juez declaró la prescripción de la responsabilidad relativa a Jardim Gonçalves, una vez que el plazo de prescripción se inició en marzo de 2005, fecha en la que Jardim Gonçales dejó de ejercer funciones en el banco.

    La doble impunidad de Jardim Gonçalves (no hay condena y no hay devolución de dinero ilícitamente obtenido) debería llenar de vergüenza todas las instituciones relacionadas y llevarlas a pedir disculpas a los ciudadanos y ciudadanas de este país a quienes el Estado considera ricos por tener rendimientos mensuales poco superiores al salario mínimo y a quienes recorta pensiones y salarios, subsidios de transporte para el tratamiento contra el cáncer, abonos familiares, renta de inserción, apoyo en Educación especial. En vez de disculpas, asistimos al habitual espectáculo de transferencia de culpas: el BdP dice que la culpa es del tribunal, que juzgó mal el caso y que después se demoró mucho tiempo en retomar el juício; el Consejo Superior de Magistratura (CSM) dice que la culpa fue del BdP, que tardó mucho en investigar; la Asociación Sindical de Jueces dice que la culpa es del legislador, que debería prever plazos más largos de prescripción; el principal partido de la oposición llama al CSM al Parlamento porque quiere averiguar el culpable; y el Gobierno está perplejo, ya que la ministra de Justicia declaró varias veces que con ella se iba a terminar la impunidad de los poderosos y hace pocos días anunció triunfal el cumplimiento de todas las reformas de la troika.

    La gravedad para el país de los actos de Jardim Gonçalves y otros exige que las instituciones envueltas en la investigación y el juicio, así como los poderes judicial y político, den por terminado el ping-pong de la culpa y actúen con alta responsabilidad democrática. Esa acción debe tener dos momentos. El inmediato exige una unión de esfuerzos en el sentido de tener cuidado con la prescripción de otros procesos, lo que obliga a un levantamiento exhaustivo de todos los casos en los que tal cosa pueda ocurrir, destinando, si es necesario, un refuerzo de equipos y medios para este propósito. A corto y medio plazo se debe hacer una profunda reflexión sobre las razones del arrastre de los casos de gran criminalidad económica que llevan a la prescripción, a absoluciones o a flacas condenas, a pesar de la convicción del tribunal de la culpabilidad de los acusados. Y, por encima de todo, volver esa reflexión verdaderamente consecuente. Los hechos conocidos de los procesos evidencian las deficiencias del regulador —en este caso, el BdP—,  que no supervisó correctamente el sistema financiero y no fue ágil investigando los casos a los cuales, por omisión, contribuyó. Pero revelan también las múltiples deficiencias de la organización y funcionamiento del sistema de Justicia, que, a pesar de los ríos de dinero gastados en el desperdicio de reformas sobre reformas, continúan sin ser superadas. Enumero algunas: a) tramitación burocrática de los procesos, insensible a la diferencia y urgencia de algunos casos; b) dificultad de coordinación ágil con otras instituciones del Estado y de la sociedad; c) visión burocrática del proceso en el que lo que importa es la práctica de un determinado acto y no el resultado final de la causa; d) ausencia de una cultura jurídica de responsabilidad social que se focalice no en los datos del proceso, sino en las consecuencias sociales de esos actos y, en general, en la acción de los tribunales; e) falta de formación de agentes judiciales para lidiar con la complejidad técnico-jurídica, en especial en el ámbito de la criminalidad económica; f) desequilibrios estructurales graves entre los medios, al disponer de equipos de abogacía altamente preparados que defienden a los acusados y a las instancias que los investigan, acusan y juzgan; g) incomprensible dificultad de los tribunales en utilizar firmemente los mecanismos disponibles que dificultan o impiden los expedientes dilatorios.

    Los portugueses y portuguesas esperan del poder judicial y de sus agentes la asunción de su papel crucial en la defensa de derechos e intereses democráticos, ejerciéndolo con máximo celo en las condiciones existentes y exigiendo y dinamizando cambios que les permitan un ejercicio aún mejor. El problema no se resuelve alargando los plazos de prescripción. Ocho años es mucho tiempo y el alargamiento apenas llevará a que se demore un poco más el lograr la prescripción y que la erosión de la prueba por el transcurso del tiempo proporcione la absolución de los acusados o leves condenas. Perdida la confianza en los políticos, los portugueses y las portuguesas, a pesar de las percepciones negativas sobre la justicia, no la quieren dejar caer y están próximos a ayudarla a (re)levantarse. ¿Por qué se resiste el Poder Judicial a esta alianza?

    ]]>
    Boaventura de Sousa Santos 2014-03-28 07:07:13
    Lloviendo piedras - Las marchas de la dignidad, el sueño de un futuro mejor. http://blogs.publico.es/tania-sanchez/2014/03/22/las-marchas-de-la-dignidad-el-sueno-de-un-futuro-mejor/ marchasA la seis de la tarde del viernes 21 de marzo llegaba a Rivas, mi ciudad, mi patria, la columna de levante de las marchas de la dignidad. El pueblo de Rivas elegía el mítico puente de Arganda, testigo de la batalla del Jarama, como punto de recibimiento de los caminantes; hombres y mujeres que han recorrido cientos de kilómetros recibidos con honores de gobernantes escuchaban  en silencio, con la emoción contenido, el relato de la ciudadanía ripense que explicaban el paso por ese mismo camino de las brigadas internacionales; aquellos hombre y mujeres de toda Europa que sacrificaron su juventud, que en muchos casos perdieron la vida, por defender en tierras españolas lo que era una lucha común a todas las personas dignas de la Europa de los años 30, la lucha contra el fascismo.

    Ayer, el presidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González trataba de desprestigiar las marchas de la dignidad asegurando que pretenden subvertir el orden democrático. Que indignidad señor presidente. Usted que no ha sido elegido por la ciudadanía, que persigue a los periodistas que informan de sus abusos de poder, que se niega a poner luz sobre los múltiples campos oscuros que rodean su gestión, su patrimonio, sus relaciones con el empresariado madrileño, ¿usted que sabe de la democracia?.

    La democracia, es su definición etimológica, es el gobierno del pueblo, o el poder del pueblo hecho gobierno. Ustedes, señores del PP nunca lo han entendido así y por eso  nunca lo han respetado. Si respetaran la democracia no se atreverían a gobernar en contra de los intereses de todos, no se atreverían a expoliar lo público en favor de una minoría privilegiada, no se atreverían a pedir al pueblo que sacrifique su dignidad a mayor gloria de los intereses del mercado.

    Durante años han ganado, han sido capaces de convencer a la mayoría de que la riqueza de una minoría garantizaba el bienestar de la mayoría, que la libertad del mercado era la libertad de las personas, pero ya no engañan a nadie, porque se han pasado de la raya, la avaricia de sus sacrosantos mercados ha pasado los limites soportables del pueblo que los sostiene.

    Van para seis años de crisis, seis años apretando el cinturón de la gente humilde mientras engordan las cuentas en suiza de sus falsos patriotas, seis años pisando la dignidad del pueblo no les va a salir gratis.

    En los años 90, durante la anterior crisis económica, la gente luchó por un trabajo, por un salario que les permitiera ser ciudadanos aunque fuera de segunda, y arrancaron las marchas contra el paro y la pobreza, pero hoy, en 2014, la gente, el pueblo, la base de la democracia, ya no quiere sólo un trabajo, quiere recuperar la dignidad.

    Las personas dignas son aquellas que no humillan a sus semejantes y que no se dejan humillar, las personas dignas son las que saben que la humanidad siempre ha avanzado resistiéndose a los gobernantes indignos, negándose a acatar los mandatos de quienes gobiernan contra el interés colectivo.

    Hoy,  sábado 22 de marzo de 2014, Madrid se llenará de dignidad, de las personas dignas que sin más poder que la fuerza de sus manos se lo juegan todo, hasta su salud, por soñar que juntos construiremos un futuro mejor, un futuro en el que nunca más se humille a la mayoría para satisfacer a una minoría indigna que sólo puede ganar si la mayoría silenciosa no levanta la voz. Hoy nos oirán alto y claro, defendiendo la ternura, la solidaridad de los pueblos en lucha. Hoy recuperamos nuestro protagonismo en la historia, de la herencia de los luchadores contra el fascismo, nos viene las fuerzas para acabar con la dictadura de los mercados, hoy comienza su cuenta atrás.

    ]]>
    Tania Sánchez Melero 2014-03-22 02:21:31
    Memoria Pública - Cautivos y desarmados. http://blogs.publico.es/memoria-publica/2014/03/17/cautivos-y-desarmados/ Falangistas e Iglesia

     

     

     

    “Nuestros valientes legionarios y regulares han enseñado a los rojos lo que es ser hombre. De paso, también a las mujeres de los rojos, que ahora por fin han conocido hombres de verdad, y no castrados milicianos. Dar patadas y berrear no las salvará.“

    Queipo del Llano, ese militar que instigó la brutal represión y el exterminio en Andalucía durante la guerra civil, pronunció esta frase nunca condenada por esa España que tanto nos une. Puro aborto cuartelario. Son palabras ladradas que envilecen a todo hombre de bien. Son palabras que sino se fumigan se transmiten como la sarna. Y así ha sido, desde hace tiempo que tenemos la piel dura, cubierta de esta sarna, pues nadie hubo que las condenara de entre esos hombres a los que dijo proteger este carnicero. Si escarbamos en los entresijos de nuestra sociedad encontraremos ejemplos, principalmente entre la basura televisiva, donde Queipo marco estilo. Y ni muerto el enano Dictador hubo de entre todos esos hombres justos, católicos y de bien quien abominara de este engendro humano. La Transición enmudeció, la Transición olvidó, la Transición consintió,.

    Sembradas están las cunetas por la represión de Queipo del Llano, sobre ellas arrojó semillas de silencio y olvido. De sus actos ni esa Iglesia del amor momificado lo ha juzgado. Al contrario, en vez de arrastrar su cadáver hasta el Guadalquivir encontramos su tumba en una de las capillas de la iglesia de la Macarena en Sevilla. Así pues esa Iglesia en mayúsculas premió, consintió y perdonó al genocida. Un confesionario monta guardia cual garita ante su tumba, y el cura es el Cerbero perpetuo de su losa. Está claro de quélado ha estado siempre la Iglesia por mucho que se le llene la boca de falso amor cristiano. Ya vemos quien ha puesto siempre la mejilla. La Transición enmudeció, la Transición olvido, la Transición consintió.
    Y solo en España los aspirantes a genocidas tienen un lugar para peregrinar y admirar. Para ellos Queipo del Llano, junto con Franco y su Valle, son ejemplo de que en la marca España, la que nos une, el crimen tiene premio y gana el cielo si se escoge el lado adecuado. España es diferente: España nos une, y España nos descerraja en la nuca, y todo queda perdonado y santificado siempre y cuando el genocida lo haga en su nombre. Y la Transición enmudeció, la transición olvidó, la Transición consintió.

    ¿Y donde estas tú, García Lorca? ¿Dónde han de ir los poetas a llorar tu muerte? Eres el ejemplo insepulto de lo que nos diferencia. Querías llevar la cultura por los pueblos, querías que la gente comprendiera, razonara, y con el arte de las palabras se emocionara.  Querías que las amargas horas del jornalero se aliviaran con un primer verso, con un acto de teatro, un ensayo o una novela. Eres ya solo un desaparecido, ni siquiera una sombra, humo o cenizas. Eres quien no ha muerto, quien no esta vivo. Nadie sabe donde llorarte, donde guardarte silencio y respeto.  Eres la España a quien helaron el corazón junto alguna cuneta de alguna carretera, sendero o camino. Eres la España que nos diferencia, que nos separa cada día que pasa. La Transición enmudeció, la Transición olvidó, la Transición consintió.

    La extenuación, Antonio Machado, te llevó a la muerte en aquellos días azules que eran como los de tu infancia. Seguiste la senda de tu madre, mientras con mirada perdida contemplabas el horizonte en el que se dibujaban tus pasos perdidos por los campos de Castilla. Sabías que la España que nos une jamás te dejaría volverla a pisar, y que nunca más recorrerías las calles sevillanas de tu infancia. Afortunadamente te enterraron en algún lugar donde llorarte, donde tratar de beber en el aire la esencia que queda de tus versos. Pero hoy tu tumba se encuentra en un pequeño cementerio de una ciudad mediterránea que nunca fue de la España que nos une. Esa España que te utilizó todo lo que pudo ya no te quiso ver y te condeno al ostracismo en muerte. ¿Y que premio te dio esa España que tanto nos une? Cualquier otro escritor, cualquier otro poeta siempre de cualquier otro país, teniendo tu obra, habría merecido ser llevado en procesión desde tu sepultura al lugar de más honor de las letras. Pero no, la España que nos une ni olvida ni perdona aunque seas un poeta. Eso sí, el cadáver del abuelo de este rey que nos une regresó y fue enterrado en multitudinaria ceremonia. Pero tú no eras hijo de rey, Antonio, tan solo eras eso, poeta. No eras genocida tampoco, Antonio, únicamente poeta. Ya ves Antonio, la diferencia.  Y la Transición olvidó, la Transición enmudeció, la Transición consintió.

    Pero nuestra es la culpa pues aceptamos el pacto con el diablo por un futuro sin recuerdos, por un futuro sin pasado. Vendimos el alma al demonio por un plato de cemento y ladrillos, y evidentemente, como no podía ser de otra manera, Lucifer nos la ha jugado. Y hemos llevado y llevaremos ese estigma de Abel en nuestras almas como cáncer, lepra y sarna latentes y eternas apoderándose lentamente de nosotros. Y viviremos la condena al Infierno que ya se abre ante nuestros pies, sabiendo que hemos olvidado, hemos enmudecido y hemos consentido. Y Caronte ya nos aguarda, y en el sonido hueco entre brumas de la laguna de Estigia se oyen los ladridos de Cerbero. En el día de hoy,definitivamente cautivos y desarmados, el Fiestuki ha terminado.

    Autor: Ignacio Fiz

    Publicado en :

    Normal
    0

    21

    false
    false
    false

    ES
    X-NONE
    X-NONE

    MicrosoftInternetExplorer4

    /* Style Definitions */
    table.MsoNormalTable
    {mso-style-name:”Tabla normal”;
    mso-tstyle-rowband-size:0;
    mso-tstyle-colband-size:0;
    mso-style-noshow:yes;
    mso-style-priority:99;
    mso-style-qformat:yes;
    mso-style-parent:”";
    mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
    mso-para-margin:0cm;
    mso-para-margin-bottom:.0001pt;
    mso-pagination:widow-orphan;
    font-size:11.0pt;
    font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
    mso-ascii-font-family:Calibri;
    mso-ascii-theme-font:minor-latin;
    mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;
    mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
    mso-hansi-font-family:Calibri;
    mso-hansi-theme-font:minor-latin;
    mso-bidi-font-family:”Times New Roman”;
    mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}

    (http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article64740

    ]]>
    Memoria Pública 2014-03-17 16:49:06
    Vientos del bosque - Primer millón de fotos de biodiversidad http://www.vientosdelbosque.net/2014/03/primer-millon-de-fotos-de-biodiversidad.html Acaban de alcanzar, esta misma semana, nada menos que su primer millón de fotos de fauna, flora, hongos, geología, etnografía e, incluso, impactos ambientales. Un millón de fotos geo-referenciadas (con coordenadas del lugar donde fueron tomadas, lo cual es importante para ofrecer datos de distribución) subidas a la plataforma digital Biodiversidad Virtual, un proyecto colaborativo en el que han participado hasta ahora más de 3.100 voluntarios, y que se organiza a través de la asociación Fotografía y Biodiversidad


    Se trata del mayor fondo documental de biodiversidad de España y ha sido creado por un grupo de entusiastas, sin el más mínimo apoyo gubernamental. A veces, incluso lo contrario. Pero han sabido resistir, pues tienen claro que se trata de un proyecto realizado por ciudadanos y para los ciudadanos. El proyecto cuenta con un equipo de unos 250 aficionados avanzados y científicos también voluntarios, que ofrecen su asesoramiento para la identificación y correcta clasificación de ejemplares. Y los resultados van mucho más allá de la recopilación del millón de fotos: los hallazgos obtenidos han sido la base de un centenar de artículos científicos y se han utilizado también en la confección del Libro Rojo de los Invertebrados de España. Además, con las fotografías se han editado gran número de "taxofichas", una serie de publicaciones digitales, descargables gratuitamente, que facilitan la identificación de grupos y especies y son una excelente contribución a la divulgación de la biodiversidad, y que están siendo utilizadas por miles de aficionados y cientos de centros educativos. Pero lo más importante es, en mi opinión, el haber hecho accesible la participación ciudadana en el inventariado y estudio de la biodiversidad, logrando implicar a miles de personas. Disfrutando, aprendiendo y, además, con un claro compromiso conservacionista, poniendo siempre por delante el respeto hacia la Naturaleza. De este modo, han conseguido extender un concepto importante: el naturalismo, el estudio de la Naturaleza, en el siglo XXI no necesita ya, salvo excepciones, de la vieja práctica clásica de la recolección de ejemplares; la fotografía es una herramienta perfectamente útil y, bien desarrollada y siguiendo un código ético, contribuye incluso a la conservación. 


    La participación en Biodiversidad Virtual está abierta a todo el mundo. Cada año se organizan por toda nuestra geografía los cada vez más famosos "testings" o inventarios de biodiversidad, que consisten en fotografiar e inventariar en un lugar y unas fechas dadas toda la biodiversidad presente que sea posible por parte de los participantes. Algunos de estos testings son ya un clásico, con gente de todo el país, tanto adultos como jóvenes y niños, esperándolos para encontrarse de nuevo y compartir unas jornadas repletas de actividades: charlas, salidas al campo, trampeos fotográficos, exposiciones, muestreos nocturnos, etc. 


    Además, en colaboración con aulas de Naturaleza, centros de visitantes de espacios naturales y otros establecimientos, han creado una red de Puntos BV por todo el país, a través de los cuales se hace un llamamiento a la participación en esta plataforma y se pone a disposición de los visitantes las taxofichas y demás datos sobre biodiversidad en general y de la zona en particular obtenidos hasta el momento. 


    ¡Muchas gracias y felicidades por esta primera etapa!



    ]]>
    Víctor J. Hernández 2014-03-15 12:14:17
    Ciudad Popular - Desobediencia civil, autoridades inciviles http://blogs.publico.es/ciudad-popular/2014/02/26/desobediencia-civil-autoridades-inciviles/ “Los verdaderos amantes de la ley y el orden son los que cumplen las leyes cuando el gobierno las quebranta”Henry David Thoreau, La esclavitud en Massachussets (1854)[1]

    Quizás deberíamos sustituir “leyes” por “espíritu de las leyes” tal como las entendía Montesquieu. El mismo Thoreau escribió en el texto citado “las leyes no harán libres a los hombres, son los hombres que harán a las leyes libres”. La modernidad inaugurada por la revolución francesa estableció en nuestra cultura política los  principios de libertad, igualdad y fraternidad. Su declaración de derechos proclamaba “los hombres nacen y se desarrollan libres e iguales”. Fue algo más que instaurar el garantismo propio del Estado de Derecho y el concepto  abstracto de libertad propio del liberalismo conservador. La ciudadanía, status propio de la democracia, exige políticas públicas que transformen las condiciones sociales y los marcos legales que limitan los derechos de unos y facilitan los privilegios de otros. Si las instituciones no lo hacen la desobediencia civil es un derecho ciudadano. No siempre lo legal es legítimo, ni lo real es verdadero (Ernst Bloch).

    Recientemente he escuchado un debate entre una magistrada del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, Gabiñe Biurrun, un prestigioso periodista de trayectoria democrática, Iñaki Gabilondo, y un político, Eduardo Serra, que fue ministro de Defensa con el PSOE y con el PP[2]. El político, Serra es un personaje de por sí francamente antipático que se empeñó además en parecerlo. Se aferraba a la literalidad del marco legal para frenar cualquier modificación del status quo y reforzaba su discurso con múltiples y poco explícitas amenazas. Su discurso fue una provocación permanente para todos aquellos que son excluidos, a los que se niega derechos básicos, sea la vivienda, el trabajo o una renta básica, o sea el derecho a decidir sobre su futuro, como Catalunya o poder elegir entre Monarquía o República. Es decir, la mayoría. El periodista, Gabilondo,  proclamaba los principios democráticos y en consecuencia se hacía portavoz de los que reclaman cambios profundos en un país en crisis. Hizo de político en el mejor sentido de la palabra, muy lejos de lenguaje de la “casta política institucional”.  La magistrada fue el personaje más espontáneo, claro y a mi parecer el más próximo a la ciudadanía. Fue la sorpresa agradadable de la noche y la que más llamó la atención. Anteponía la justicia a la literalidad del marco legal lo cual en estos momentos tiene una gran trascendencia política pues afecta a importantes conflictos políticos y sociales. Síntesis de sus intervenciones: si las leyes no protegen los derechos lo que hay que cambiar son las leyes, no negar los derechos.  Lo cual supone que si no se cambian estas leyes  los ciudadanos pueden considerarlas ilegítimas y no merecen respeto. El bloque conservador  que hoy va desde el PP y la UPD hasta el PSOE deben considerar esta posición como “antisistema”. Hoy representan la regresión democrática.

    En España y en el marco de la crisis política y económica se han multiplicado los conflictos sociales que ponen en cuestión no solo las políticas públicas contrarias a los intereses colectivos, también el marco jurídico-económico que lo hace posible debido al uso perverso que se ha hecho de él. Nos referimos a casos como s la movilización social de las nacionalidades (Catalunya, País Vasci), la plataforma de desahuciados que han sido expropiados por los bancos, la reforma laboral que facilita los despidos y la contratación precaria, la resistencia a la privatización de servicios de servicios básicos como el agua, la energía y los transportes,  la oposición a proyectos urbanos especulativos y que no tienen en cuenta las demandas ciudadanas, la “marea blanca del sector de la sanidad y  la educación afectados por la reducción de los presupuestos y la entrega gradual al sector privado, etc. Estos conflictos, en la mayoría de casos, son formas propias de la desobediencia civil, puesto que superan los límites de derechos reconocidos, como la manifestación o la huelga. Se ocupan viviendas y oficinas públicas y privadas, se paralizan servicios, no se aplican o se impiden que se cumplan decisiones de las autoridades o de la judicatura, se promueven consultas no legales, etc. ¿Cómo ha sido posible que estas acciones, a pesar de las tendencias cada vez más autoritarias del gobierno de la nación hayan sido en muchos casos duraderas, hayan conseguido victorias, incluso judiciales,  y casi siempre hayan puesto en la agenda política importantes  propuestas alternativas como la dación en pago en caso de desahucio, la no privatización de hospitales públicos, la municipalización de las sociedades de agua, etc?

    La eficacia de la desobediencia civil se basa en la mayoría de casos, en Europa o en América, de que se cumplan algunas condiciones como las siguientes.

    Primero, la coherencia entre las demandas o reivindicaciones sociales y las formas de acción, entre los objetivos que se quieren conseguir y los interlocutores con poder de decisión y la existencia de escenarios de negociación o resolución. Ante una privatización de los hospitales públicos es importante que se manifiesten masivamente el personal de sanidad. Sobre el derecho a la vivienda  y la oposición a los desahucios resulta es especialmente más eficaz que se movilicen los directamente afectados. En unos casos el interlocutor puede ser una Administración Pública, o un gobierno o un parlamento. O los tribunales, nacionales o internacionales.

    Segundo. El apoyo y la comprensión de sectores importantes de la opinión pública. Los movimientos que encuentran complicidades en los medios de comunicación pueden obtener un grado de legitimidad que les fortaleces considerablemente.  También cuentan las opiniones favorables o el apoyo de sectores profesionales, de expertos, de personajes de la cultura, que añaden un plus de legitimación.

    Tercero. El objetivo de la desobediencia civil debe protegerse ante la represión institucional. Para ello  es muy importante justificar la acción de resistencia apelando a la ilegitimidad de determinadas leyes, o a la gestión considerada fraudulenta o corrupta  de administraciones públicas o empresas, el incumplimiento de tratados internacionales o la existencia de normas jurídicas básicas como las constituciones o los principios generales del Derecho. En numerosos casos hay sentencias judiciales que “legalizan” comportamientos de desobediencia civil que aplicando literalmente la legislación específica se podría considerar delito.

    En resumen, en épocas de cambios profundos, se producen dinámicas excluyentes, se reducen los derechos de las mayorías, aumentan las desigualdades, como está ocurriendo ahora en muchos países. Pero también es un momento histórico en que se ponen al descubierto las injusticias y los privilegios, se movilizan importantes sectores de la población y se multiplican las propuestas alternativas. Las instituciones pueden ser un muro que se oponga a los cambios o pueden asumir las demandas que no pongan en cuestión los poderes establecidos. Pero casi nunca tienen ni la capacidad de pensar un futuro distinto al presente ni la fuerza para oponerse a los intereses de los privilegiados. Sin desobediencia civil no hay innovación política y progreso social.


    [1] Thoreau dictó una conferencia sobre la desobediencia civil y fue publicada poco después (1848). La cita corresponde a un texto de 1854. Por entonces Thoreau  combatía la esclavitud y aplicó el principio de la desobediencia civil negándose a pagar impuestos a un gobierno que mantienía el sistema esclavista.

    [2] Nos referimos al debate del programa  Salvados, dirigido por Jordi Évole del pasado 23 de febrero, en el 25 aniversario del golpe de Estado  fallido  promovido por militares de extrema derecha en 1981.

    ]]>
    ciudad-popular 2014-02-26 14:14:27
    El óxido - Por qué no Podemos http://blogs.publico.es/xabel-vegas/2014/02/17/por-que-no-podemos/ ¿Podemos o no Podemos? Esa es pregunta que desde hace unas semanas se llevan haciendo las gentes de izquierda militante; esas personas que están a la zurda del PSOE y que hasta ahora se han debatido entre la abstención, el voto a formaciones minoritarias, a organizaciones de izquierda nacionalista o a Izquierda Unida. La irrupción en escena de Podemos y el entusiasmo que está generando entre los sectores más activistas abre una nueva posibilidad de cara a las elecciones que unos ven con buenos ojos y otros con desconfianza. Y otros como yo somos escépticos y tenemos más dudas que certezas ante la aparición de Podemos en la arena política y ante sus posibilidades de movilizar a los votantes de izquierdas.

    Podemos es un proyecto aun por concretar. Se trata de una iniciativa cuyo objetivo parece ser la creación de una candidatura electoral para las elecciones europeas del próximo 25 de Mayo. Como cabeza visible del colectivo se sitúa Pablo Iglesias, un joven profesor de Ciencia Política, presentador de debates televisivos y tertuliano profesional. No se trata de un partido político al uso sino más bien de un colectivo ciudadano, aunque su vocación electoral parece fuera de toda duda.

    Si como todo parece indicar Podemos se presenta finalmente a las elecciones, le disputará a Izquierda Unida un espacio electoral que con la crisis de credibilidad de los dos grandes partidos españoles (en particular la del PSOE) está en franco crecimiento. Según todas las encuestas Izquierda Unida lograría hoy los mejores resultados electorales de su historia. Incluso algún sondeo reciente del CIS le daba a la coalición una intención de voto directa igual o mayor que la de los socialistas, si bien esos datos habría que ponderarlos (o “cocinarlos”, como se dice habitualmente) para dilucidar la horquilla real de diputados que lograría Izquierda Unida si los comicios se celebrasen hoy. Pero así todo Izquierda Unida se consolidaría como la tercera fuerza electoral en España, con un papel importante como partido “bisagra” y recortando distancias al bipartidismo de las formaciones catch-all o “atrapalotodo” que se disputan el centro político; esto es, PP y PSOE.

    La realidad sociológica española necesita de una opción electoral como Izquierda Unida que sirva de referente en las urnas de aquellos ciudadanos que se definen nítidamente como “de izquierdas”. Y la irrupción de Podemos puede fragmentar ese espacio electoral haciéndolo más frágil en las instituciones. Hasta donde conocemos, las diferencias programáticas entre IU y Podemos son mínimas, casi de matiz, lo que difícilmente justifica la creación de una nueva marca electoral.

    El discurso que se maneja desde Podemos es el de la mano tendida a IU para buscar una confluencia de las izquierdas. Se habla de ofrecerle a IU un pacto para crear una gran plataforma de izquierdas, a la manera de la Syriza griega. Pero realmente no existe tal ofrecimiento. Lo que ha hecho Podemos es echarle un órdago a IU, exigiéndole que le trate de igual a igual. No me cabe duda de que sería una buena noticia que las gentes que hoy están detrás de Podemos pudieran participar en una candidatura conjunta con Izquierda Unida. Tanto en un lugar como en el otro hay personas valiosísimas que llevan años trabajando en los movimientos sociales de forma desinteresada y sería deseable no dejar a ninguno de ellos fuera.

    Uno podría pensar, leyendo las declaraciones de los líderes de Podemos, que Izquierda Unida quiere blindarse ante otras formaciones de izquierdas; que se niega a confluir y a buscar alianzas con otras sensibilidades ajenas a la coalición, como si los de Cayo Lara quisieran monopolizar el voto de izquierdas. Pero la realidad es otra. Lo cierto es que desde hace años Izquierda Unida ha desarrollado una estrategia de alianzas con colectivos de lo más variado, algunos de ellos marginales, incluso a costa de ofrecerles puestos institucionales a organizaciones que apenas lograban un par de miles de votos cuando se presentaban en solitario. Es lo que IU bautizó como “La Izquierda Plural”. Basta ver que en casi todas las circunscripciones donde IU se presenta, lo hace “con apellidos”: Chunta Aragonesista-Izquierda Unida, Izquierda Unida-Verdes-Socialistas Independientes de Extremadura, Izquierda Unida-Los Verdes de Madrid, Izquierda-Ezkerra en Navarra (con IU, Batzarre y Los Verdes), y así hasta un sinfín de siglas que en unos u otros comicios han participado con IU en las elecciones. Si realmente Podemos hubiera tenido intención de confluir con Izquierda Unida se habría sumado a “La Izquierda Plural” sin necesidad de recurrir a discursos sobre la presunta “derechización de IU” con el que se han despachado algunos de los artífices de Podemos.

    Por otra parte Podemos se ha presentado en sociedad como una izquierda “moderna” frente a la vieja izquierda representada por Izquierda Unida. Una izquierda más joven, menos dogmática y con vocación de ser el referente electoral del 15M. Bien es cierto que este relato está más fabricado por los medios de comunicación que por Podemos, pero el movimiento encabezado por Pablo Iglesias se está aprovechando de este fenómeno para construirse una imagen alejada de la de los viejos partidos comunistas. Pero curiosamente detrás de Podemos, como verdadero artífice del asunto, se encuentra Izquierda Anticapitalista, una organización trotskista heredera de la Liga Comunista Revolucionaria (partido de extrema izquierda activo durante las décadas de los setenta y ochenta) que aun pertenece a la IV Internacional. Y el mismo Pablo Iglesias ha sido militante de las Juventudes Comunistas de España, organización juvenil del PCE. Nada por tanto de nueva izquierda frente a la izquierda tradicional representada por IU.

    La vinculación de Podemos con el 15M es sencillamente literatura que algunos medios de comunicación han potenciado. Resulta complicado señalar qué fue el 15M y sobre todo qué queda de aquella experiencia nacida en la Puerta del Sol. Se trataba de la confluencia de miles de ciudadanos indignados, muchos de ellos sin una adscripción política clara, y con un alto nivel de heterogeneidad. El 15M nunca tuvo un programa político ni una ideología. No era ese su objetivo. Pero si algo dejó claro el movimiento de los indignados fue su alergia a los liderazgos y su negativa expresa a participar en un proceso electoral bajo unas siglas determinadas. Todo ello sería incompatible con cualquier intento de Podemos de erigirse en portavoz del 15M en unas instituciones políticas a las que los indignados gritaban aquello de “no nos representan”.

    La figura de Pablo Iglesias en Podemos es otro de los elementos controvertidos que más críticas ha cosechado entre los más escépticos. Ciertamente no parece descabellado acusar de personalista a una formación que se ha dado a conocer con la elección opaca de su portavoz (y todo indica que será también cabeza de lista en las elecciones) por parte de una “asamblea de notables” antes de desarrollar su proyecto organizativo a través de asambleas locales. No parece que ese sea el procedimiento más democrático para escoger a un portavoz. Pero en todo caso la elección de Iglesias no es inocente. Se trata de un personaje joven y muy mediático, un tertuliano que ocupa los asientos de la izquierda en los debates de televisión (que tienen más de show que de confrontación de ideas) frente a mostrencos de la derecha más radical como Francisco Marhuenda.

    Más allá de las simpatías y antipatías que pueda despertar Pablo Iglesias, su actuación en las últimas semanas ha sido como mínimo cuestionable. El episodio del video que está circulando por la red con una intervención suya en la que, relatando un robo que se produjo en un centro social madrileño, utiliza expresiones desafortunadas como “lúmpenes, gentuza de clase mucho más baja que la nuestra“, ha indignado a un sector del público potencial de Podemos que lo han calificado de “clasista”. Pero la guinda a las palabras de Pablo Iglesias la ha puesto él mismo con una carta de rectificación publicada en este mismo diario, en su blog, en la que aprovecha unas disculpas hechas con la boca pequeña para lanzar dardos contra eldiario.es, periódico digital que publicó el video y otras informaciones sobre Podemos, y contra su director Ignacio Escolar, acusándoles de no jugar limpio.

    No parece lo más adecuado que alguien que dice defender la libertad de expresión lance acusaciones veladas a un diario por publicar informaciones verídicas que no le gustan. La idea de “disparar al mensajero” es tan antigua como el propio periodismo pero sería deseable que Podemos evitara ese tipo de actitudes. Máxime cuando hablamos de un referente de la información digital progresista como eldiario.es y de un periodista con una trayectoria intachable como Ignacio Escolar que en su etapa como primer director de Público logró crear un espacio informativo imprescindible a la izquierda de El País.

    Por último falta saber cual será la estrategia de Podemos si finalmente se presentan a las elecciones y logran representación institucional. Mientras la principal de las acusaciones que desde las filas de Podemos se le hace a IU es la de ser comparsa del PSOE en las instituciones (como en el caso de la Junta de Andalucía), los de Pablo Iglesias no explican que harían ellos en una situación similar. ¿Pactarían con los socialistas o permitirían un gobierno conservador del PP? Antes de votar estaría bien saber que harían en ese caso. Solo de ese modo sabríamos si realmente podemos o no podemos.

    Podemos

    ]]>
    Xabel Vegas 2014-02-16 09:00:07
    El rincón del ñángara - El juego de Prisa http://blogs.publico.es/bonifacio-canibano/2014/01/17/el-juego-de-prisa/ Ya está en casa Mariano Rajoy, recuperándose del jet lag, tras su viaje a Estados Unidos donde nadie “le ha preguntado por Catalunya” y donde “ya nadie habla del incremento del paro en España”. Bienvenido a la realidad, aquí no se habla de otra cosa. Nos dicen, los que nos han informado de este viaje, que Obama se deshizo en elogios por “el gran liderazgo” de Rajoy, lo que demuestra que la realidad en el Imperio no tiene nada que ver con la que constatamos todos los días por estos pagos. Allí dicen que es liderazgo lo que aquí decimos que es somnolencia. Si nos creemos lo que nos cuentan algunos medios, lo de Rajoy en Washington ha sido tan apoteósico como la entrada del duque de Alba en Roma. En esa tesis están los medios del grupo Prisa.
    Prisa siempre ha tenido un problema con la realidad de lo que ocurre en América. Le pasa, como decía John Lennon, “que cuanto más realidad enfrenta, más se da cuenta de que la irrealidad es el programa principal del día”. Todo depende de los intereses del holding. Su línea editorial se acopla como un guante a su cuenta de resultados. Por eso ha apoyado a gobiernos reaccionarios (Fox y Calderón en México, Alán García en Perú…) e incluso a gobiernos que promovían la violencia y el paramilitarismo (Uribe en Colombia…). Y sin despeinarse ha ensalzado gobiernos de izquierdas, como el de Lula en Brasil y vituperado a los de Chávez o Evo Morales que preconizaban políticas similares.
    ¿Independencia de criterio o negocios? Veamos lo que las noticias esconden. Dicen en México que el trato exquisito que El País otorgó a Vicente Fox tiene relación directa con Don Quijote de la Mancha. En cuanto fue elegido presidente de México, Fox encargó a Santillana (el corazón de Prisa) un millón de ejemplares del Quijote. El periódico El Universal, de la capital azteca, destacó que con esa compra México había igualado el número de ejemplares que se habían comprado en todo el mundo durante ese año. El subsecretario de Educación de entonces, Lorenzo Gómez-Morín aclaró que la operación había ascendido a 56 millones de pesos (8,4 millones de euros) y que se había realizado sin licitación (a lo que no obligaban las leyes mexicanas).
    Al contrario que Fox, en las páginas del periódico de Prisa, Evo Morales aparecía “como el líder cocalero” estableciendo una difusa relación entre el presidente de Bolivia con la cocaína. A veces no tan difusa, cómo en aquel artículo memorable titulado “La Política de la coca”, donde advertía de las peligrosas simpatías de Morales hacia Hugo Chávez. ¿Por qué ese odio siciliano? Dicen en Bolivia que todo empezó cuando Evo Morales dijo que “Santillana fomentaba la educación colonialista” y, a continuación, eliminó el sustancioso monopolio que la editorial detentaba sobre los libros de texto en los colegios de primaria y secundaria de Bolivia. Monopolio que le había concedido el gobierno del ex coronel Hugo Banzer en su segundo mandato. La caída de Santillana en Bolivia arrastró al resto de las empresas del Holding que terminó vendiéndolas. Prisa estaba construyendo un imperio mediático en Bolivia. Lo que el Financial Times calificó de “el regreso del conquistador”. Era accionista de ATB -la primera televisión del país andino- del periódico el Nuevo Día de Santa Cruz – estandarte de la rebelión de las regiones de la Media Luna contra el gobierno del MAS- y del rotativo La Razón de La Paz -principal azote de Morales-. El rechazo de los pueblos indígenas a la expansión de Prisa lo interpretó El País como “explosiones telúricas de un magma indigenista, etnopopulista y nacionalista, más o menos hostil al capital extranjero”.

    Los negocios son los negocios. Por eso Prisa apoyó sin fisuras en Colombia y en España al gobierno de Uribe ligado al narcotráfico y al terrorismo de estado. Todo para proteger sus intereses como accionista de Radio Caracol TV, principal medio audiovisual del país caribeño. La cuestión, vistos estos antecedentes (hay más, pero para muestra un botón) es saber si cuando El País habla del viaje triunfal de Rajoy a EE.UU está defendiendo sus intereses económicos o está diciendo la verdad. Y aquí regresamos al juego de las coincidencias.
    Se da la circunstancia de que hace unas semanas Prisa aprobó un plan de refinanciación de su abultada deuda que asciende a 3.200 millones de euros. Ese plan incluye a los grandes bancos españoles, a dieciséis fondos buitre y a una importante inversión en forma de compra de bonos por parte de Telefónica. Además, el holding -cuyo principal propietario es la multinacional Liberty- ofrece como garantía el 75% de las acciones de Santillana (si Polanco levantara la cabeza….) y se dispone a vender algunos de sus principales activos: el 56% de las acciones que mantiene en Canal + (por las que se interesa Telefónica) y dicen las malas lenguas que también la Ser. Obviamente semejante operación no puede llevarse a cabo sin la cobertura del Gobierno de Mariano Rajoy al que no es momento de incomodar con informaciones periodísticas. Hay mucho en juego.
    ¿Y la verdad del viaje de Rajoy?… Vaya usted a saber, como decía Jesús Arellano: “El camino hacia la verdad es, en un noventa por ciento, tarea de descubrir mentiras”.

    ]]>
    Bonifacio Cañibano 2014-01-17 23:50:06
    Principio de incertidumbre - ¿Pablo Iglesias o IU? http://blogs.publico.es/jesus-moreno-abad/2014/01/17/pablo-iglesias-o-iu/ Pablo-lara

    Hay en la izquierda posmoderna tal vocación por hallar la alquimia del minimalismo militante que al final lo va a encontrar en su estado más puro. Es esa precisa obsesión por dividir el átomo en partes iguales, irreconciliables en su semejanza, hasta hallar por fin la deidad revolucionaria: el partido de masas sin masa alguna. Ése parece ser el sueño húmedo de todo nuevo revolucionario transformador: la soledad onanista del mitin para uno mismo, tocarse el aparato de partido en melancólico monólogo interior. Así que en respuesta al titular, espero que esta vez se acaben las pajas mentales y se pongan todos a follar.

    Se equivocaría gravemente Izquierda Unida si se queda fuera del movimiento aglutinador que pretende encabezar Pablo Iglesias. Demostraría una torpeza de vieja maquinaria oxidada. Al igual que sería un error imperdonable que el mediático politólogo y la gente que lo acompaña dejaran fuera a IU de cualquier iniciativa que busque una salida a la crisis por la izquierda. Es hora de olvidar las restas y forjar un nuevo ábaco que sume, hay que meter bolas en la famélica varilla que cuenta las centenas de millar de votos de la izquierda transformadora.

    La situación económica y social que ha dejado la crisis, con PSOE (primero) y PP (al cubo) desmembrando el Estado del Bienestar y con la población sometida a un sufrimiento miserable, demanda establecer una estructura de poder que aglutine a los desheredados, a los intelectuales, a los críticos y a los descontentos… una casa común donde todo aquel que quiera cambiar las cosas, militando o votando, se sienta cómodo.

    Y no nos confundamos, la idea no es nueva. ¿Qué es si no IU? La formación que dirige Cayo Lara nació precisamente con esa vocación: la de abrir un espacio común, de igual a igual con el PCE, para aglutinar las distintas sensibilidades de la izquierda transformadora (que debería apellidarse “pusilánime”, por su tendencia al desmayo y la sobreactuación cuando no se pone de acuerdo en una coma).

    Y sin embargo, IU no da más de sí. Al menos en las proporciones necesarias en lo que a apoyo popular se refiere. Inmerecidamente, seguro. Pero es así. Con el contexto más favorable para una formación de su perfil (tras seis años de una crisis que saldrá en los libros de Historia), su mejoría en las encuestas (las mejores que ha tenido) le sigue dejando a una distancia sideral del turnismo de PSOE y PP. Y, me apuesto lo que sea, que si no se consolida ahora, en cuanto el PSOE ponga un candidato joven, simpático (y vacío de contenido), vuelve a quedarse en los huesos su apoyo electoral. La realidad es que IU, a pesar de estar en todas las luchas y ser la única voz parlamentaria con un mensaje social diferente, no acaba de enganchar con la población. Y la oportunidad puede tardar décadas en volver a presentarse: la realidad es que en circunstancias así o el cambio de tendencia se produce a golpe de ilusión irrefrenable o no se produce. La oportunidad es histórica (miren Syriza en Grecia) y no se debería desaprovechar.

    Y aquí es donde entra Pablo Iglesias.

    No me negarán que entre el dequeísmo militante de Cayo Lara y el estilete mordaz de Iglesias, se queda uno con este último, pese al buen trabajo que ha hecho el coordinador de IU sacando a su formación de un pozo que la tenía al borde de la desaparición.

    Es Iglesias un tipo listo, sabedor de que, aunque no debería ser así, una sociedad que lee a Belén Esteban necesita élites intelectuales carismáticas para engancharla a un proyecto serio. No vale con tener un buen programa, hay que saber venderlo.

    Y Pablo Iglesias sabe venderse (en el buen sentido). Si no ya me explicarán como un profesor mileurista ha conseguido más presencia mediática que todo el equipo de comunicación de IU junto (que tampoco es un ejército, por otra parte). Aparece multiplicado en la televisión, incluso cuando la tienes apagada y con el cable desenchufado de la pared. Allí está Pablo siempre con aquello de que sus ideas no son tanto de extrema izquierda como de “extrema necesidad” (que viene a ser, salvando las distancias, el “yo por mi hija mato” de la princesa del pueblo).

    Y es que el hombre de la coleta y la barba sabe que el medio es el mensaje: bebe tanto de Gramsci como de la Esteban, si se me permite incidir con el dedo en el ojo. Porque aunque su bagaje intelectual es fuerte y comunica con aire de sabelotodo, luciendo en la solapa no sé cuántas matrículas de honor (su ombligo es grande, puede que también lo tenga recogido en coleta), en el fondo las ideas que presenta tienen el poder de la sencillez. Son píldoras directas para el espectador: sabe que habla para gente que intuye pero que no sabe. Así que nos brinda el resumen de un razonamiento complejo. Da munición verbal a aquellos que tienen en la punta de la lengua lo que quieren decir pero que no llegan a decirlo nunca, sometidos al mensaje dominante de los altavoces de PP y PSOE.

    Pero no debería equivocarse Iglesias respecto a IU. Vamos a insistir en esta idea. El día que anunció sus intenciones electorales, dijo que no comenzaría esta aventura sin unas 50.000 firmas de apoyo del colectivo social al que se dirige, cuyo epicentro es el 15-M y las mareas ciudadanas. Pues bien: IU roza los dos millones de votos. El único músculo electoral real que existe en la izquierda alternativa lo representa IU gracias a su trabajo, su contenido programático y su trayectoria histórica. Lo demás pueden ser sólo especulaciones o una fiebre de audiencia mediática pasajera.

    Por tanto, ambas partes deberían ser generosas. Las soluciones a los problemas concretos y los referentes ideológicos son los mismos, no va a haber ninguna diferencia y no hay motivo para disgregar el voto y perder poder: ambos movimientos están condenados a subirse a un proyecto común (al que debería unirse también Equo, Izquierda Anticapitalista –que parece estar metida con Iglesias- y tantos otros) . Nuevas siglas, con reparto igualitario de responsabilidades y donde nadie desaparezca como colectivo: IU no debe desaparecer nunca.

    Pero, eso sí, las viejas glorias de IU (desde Cayo Lara a Ángel Pérez, pasando por Willy Meyer y otros), siendo reconocidas en su trabajo, deben dejar paso a nuevos líderes con nuevas iniciativas (o no tan nuevas) y nuevos modos de comunicar. Y ahí debe estar gente como Iglesias, el profesor Juan Carlos Monedero, el propio Alberto Garzón y alguien que sería deseable y no parece querer meterse en arena: Ada Colau.

    Pues eso: muevan ficha y no se dediquen a cortar el átomo en partes iguales, aunque haya neutrones y protones que tienen que dejar ya paso a otros. Ánimo en tan quijotesca empresa.

    __________________________________________________________________

    Estoy en Twitter y Facebook

    __________________________________________________________________

    ]]>
    Jesús Moreno Abad 2014-01-17 07:01:06
    Fuera de foco - Génesis, por Sebastião Salgado: la tierra que podemos perder http://blogs.publico.es/fuera-de-foco/2014/01/16/genesis-por-sebastiao-salgado-la-tierra-que-podemos-perder/ salgado1Vista de la confluencia de los ríos Colorado y el Pequeño Colorado del territorio navajo. El Gran Cañón Parque Nacional comienza después de este cruce. Arizona. EE.UU. Abril, mayo y junio de 2010. © Sebastião Salgado/Amazonas Images

     

    “Aún tenemos un planeta maravilloso”. El fotógrafo brasileño Sebastião Salgado ha resumido en una frase el espíritu y el contenido de ‘Génesis’, su último trabajo que hoy ha llegado a España en una exposición en el Caixaforum Madrid que podrá visitarse desde este viernes 17 de enero hasta el 4 de mayo.

    salg1La colección de imágenes que compone ‘Génesis’  une impresionantes fotografías de paisajes y vida salvaje junto a retratos íntimos de comunidades humanas que siguen viviendo según sus tradiciones ancestrales. Salgado captura algunas de los lugares más remotos del planeta, mostrando un mundo natural donde el impacto humano ha sido mínimo.

    Así, la muestra permite descubrir extraordinarias imágenes de gigantescos desiertos y  tierras heladas de la Antártida, bosques tropicales y templados, imponentes cordilleras… Un trabajo completamente en blanco y negro o, mejor dicho, en todo el espectro de grises.

    Ocho años de trabajo centrados en la naturaleza aún virgen de nuestro planeta, que en conjunto es un canto a la belleza de la tierra y a la vez una advertencia de todo lo que corremos el riesgo de perder. Una visión optimista a ese “46% del mundo que aún sigue intacto” en palabras del propio Salgado (vídeo), del pero con una advertencia subyacente.

    El viaje comienza en las islas Galápagos, en 2004 y tiene paradas en la Antártida, Madagascar, Botsuana, el parque de Virunga en la triple frontera entre el Congo, Ruanda y Uganda; Alaska, la meseta del Colorado de EEUU, Siberia, el Amazonas… un total de 32 grandes viajes. Salgado finalizó este proyecto en 2012 y desde el año pasado la muestra ha recorrido Brasil, Reino Unido, Canadá, Francia e Italia.

    De Magnum a Amazonas Images

    Salgado, Premio Príncipe de Asturias de las Artes 1998, comenzó a dedicarse por completo a la fotografía a los 29 años y llegó a formar parte de la agencia Magnum. Sin embargo en 1994 decidió dejar la icónica agencia para fundar la suya propia, Amazonas Images. Entre sus grandes obras se encuentra ‘Trabajadores’ una obra en el que retrató con su cámara imágenes de personas de todo el mundo trabajando desde 1986 hasta 1992. Posteriormente realizó una investigación fotográfica sobre lo movimientos migratorios mundiales, en ‘Éxodos’.

     
    salgado2Iceberg entre la Isla Paulet y las Islas Shetland del Sur, en el Mar de Weddell. Península Antártica. Enero y febrero de 2005. © Sebastião Salgado/Amazonas Images

     

    salgado3En la región del Alto Xingú, en el Estado brasileño de Mato Grosso, un grupo de waurás pescan en el lago Piyulaga, cerca de su aldea. La población de la cuenca del Alto Xingú presenta una gran diversidad étnica. Brasil. 2005. © Sebastião Salgado/Amazonas Images
    ]]>
    Opinión 2014-01-16 16:20:08
    Economía para pobres - Los deberes de la izquierda en las elecciones europeas http://blogs.publico.es/economia-para-pobres/2014/01/13/los-deberes-de-la-izquierda-en-las-elecciones-europeas/ Estamos inmersos en un proceso de transformación radical de las instituciones económicas y políticas, que podemos convenir en llamar Restauración Borbónica y que se caracteriza por tres rasgos: a) Sostenimiento de las políticas de la troika a través de la aplicación de una agenda reformista, destinada a constituir un modelo de crecimiento económico basado en la precarización de la condición salarial y el estrechamiento de lo público; b) Sustitución de la agenda política de la corrupción y el conflicto social (paro, desahucios y hambre) por la agenda política del conflicto civil (derechos al aborto y manifestación, terrorismo y modelo de Estado); c) Apuntalamiento del sistema político del 78 a partir del intento de legitimación del ciudadano Felipe de Borbón y Grecia, legalmente heredero del actual monarca, y la aplicación de reformas políticas de maquillaje democrático (ley de transparencia). En definitiva, la Restauración Borbónica tiene como objetivo adecuar las instituciones políticas al proceso de constitución de un nuevo modelo de sociedad a la vez que trata de detener la hemorragia de apoyos políticos a Partido Popular y Partido Socialista.

    El éxito de todo ello, sin embargo, es función de la estrategia económica. Esto quiere decir que el intento político de la Restauración Borbónica fracasará si las condiciones materiales de vida de los ciudadanos no mejoran en un plazo de tiempo relativamente corto. Aunque se desvíe la atención mediática desde los conflictos sociales hacia otros escenarios que operan como cortinas de humo, no es factible que la urgencia y emergencia del plano social desaparezca por ello. La coerción del hambre siempre es más fuerte.

    Esa merma de las condiciones materiales de vida, que se traslada con el tiempo a un cambio en la concepción del mundo que tienen quienes la sufren, es la que explica en gran parte la enorme desafección política. Hastiados de un sistema político que se revela incapaz de resolver los problemas más urgentes a la vez que se sigue reproduciendo en sus formas más corruptas y clientelares. Los indicadores de abstención electoral se disparan, mucho más que el paulatino desplome del bipartidismo. Pero la izquierda se encuentra a la defensiva en prácticamente todos los espacios. Los movimientos sociales y organizaciones de izquierdas luchan como pueden contra las embestidas reaccionarias del Gobierno, pero la regresión se termina consolidando. Como en un círculo vicioso, crece la desesperanza y el agotamiento y se produce un reflujo en la lucha social.

    Las elecciones europeas se inscriben en ese contexto, y se convierten en una especie de pulsación del ánimo político ciudadano. Regladas por un sistema electoral proporcional, donde cada voto cuenta exactamente lo mismo, la oportunidad política de las terceras fuerzas se presenta clara, si bien no fácil.

    En un momento histórico como este, Izquierda Unida tiene la tarea política de neutralizar la Restauración Borbónica proponiendo una Ruptura Democrática, esto es, una alternativa política en discurso y práctica. Para ello, hay que trabajar en mostrar la esencia del sistema que se apuntala y revelar asimismo sus contradicciones. Desde luego, esto pasa por la denuncia de la socialización de pérdidas (como en los rescates financieros y de grandes empresas) y del proceso de empobrecimiento social, así como de establecer la necesidad de poner los instrumentos políticos y económicos al servicio de la creación de empleo. Eso significa impugnar la actual Unión Europea, actuando con vistas a invertir el chantaje que actualmente imponen sus estructuras antidemocráticas.

    Pero sobre todo, es importante ilusionar y generar esperanza. Derrotar a la resignación impone la tarea de construir una alternativa no sólo programática sino también discursiva. Salir de la lógica de reactividad ante la coyuntura y entrar de lleno en la proposición estratégica. El objetivo de toda sociedad es la felicidad de sus miembros, y ello conlleva unos requisitos socioeconómicos (tales como el derecho a trabajar, a la vivienda y a la jubilación) que deben defenderse sin desconectarse del objetivo mismo. No cabe la defensa de nada sin formular previamente el por qué y para qué.

    La construcción de un nuevo sistema político alternativo, republicano y participativo, que se construye precisamente para atender a los deseos últimos de los ciudadanos debería ser la guía que ilumine la acción política y el discurso.

    Pero esta tarea sobrepasa el espacio meramente electoral. Las elecciones se presentan siempre como el resultado de una tarea política previa. Y esa tarea impone la consecución de una hegemonía cultural. Si la gente no desea el proyecto, si no interioriza los principios y valores que lo sustentan, no es factible un triunfo electoral. Ese proceso es sin duda lento, pues requiere una acción política arraigada en el terreno y una amplia organización capaz de llegar a todas partes. Pero el actual contexto social de descontento político es un terreno en el que puede evolucionar con mucha mayor rapidez. Y es ahí donde Izquierda Unida puede y tiene que jugar el papel de catalizador.

    Así, las elecciones europeas se presentan como una oportunidad para acelerar el proceso de construcción de la alternativa democrática, también llamado proceso constituyente, y que no sólo reside en la redacción de una hipotética nueva constitución. Pero para lograrlo ha de enviar señales firmes de esperanza a la ciudadanía que actualmente está al margen, más cerca o más lejos, del proyecto. Y eso se logra, también, con una elaboración de una candidatura adaptada a tales propósitos.

    Efectivamente, el discurso no sólo se transmite a partir de las palabras sino también a través de los símbolos. Y las caras, los nombres y los estatus sociales de los candidatos también son elementos discursivos que importan porque definen y describen el proyecto mismo. De ahí que la elaboración de la candidatura deba acometerse de acuerdo a dicha estrategia política, a fin de facilitar el mayor acierto posible. Y sin duda es más fácil acertar cuando en la deliberación y toma de decisión participa el mayor número posible de personas de la organización. Ello implica, además, que la lista final cuente con mayor identificación por parte de la organización y también con mayor legitimidad.

    En definitiva, las elecciones europeas no marcan el fin de nada. Más bien suponen un momento político que la izquierda debe aprovechar para seguir acumulando fuerzas y para seguir construyendo hegemonía en torno a un proyecto que proyecte ilusión y esperanza en la constitución de una sociedad justa. Una nueva política, hacia dentro y hacia fuera, para tiempos de emergencia social.

    ]]>
    Alberto Garzón 2014-01-13 08:01:44
    Recuperar el presente - “En algún momento en los campos de golf habrá tomateras” http://blogs.publico.es/recuperar-el-presente/2014/01/07/en-algun-momento-en-los-campos-de-golf-habra-tomateras/

    Vídeo: Las personas primero: conversación entre Mónica Oltra y Yayo Herrero

     

    Conversación entre Mónica Oltra y Yayo Herrero

    iglesias-nega-portadaVisita la tienda

    Nerea Ramírez Piris
    Coordianodora confederal de Ecologistas en Acción

    Las personas primero es un diálogo del sentido común, el que ponen Mónica Oltra y Yayo Herrero en este libro de la colección Más Madera a dos voces de Icaria. Se trata de una conversación entre dos mujeres que tienen claro que cuando las personas están primero pierden protagonismo los mercados, afloran los debates verdaderamente esenciales para la vida, el dinero deja de ser la única vara de medida y el lucro deja de ser la prioridad.

    Si todas las personas, absolutamente todas, somos seres interdependientes (dependemos unas de otras) y ecodependientes (dependemos de la naturaleza) no tiene sentido gobernar, legislar o producir de espaldas a las bases que mantienen la vida. Pero la realidad, marcada por los desahucios, la construcción de infraestructuras innecesarias que profundizan la crisis ecológica aún más, los rescates bancarios o la pobreza energética, se aleja cada vez más de esta cuestión, relegando a las personas al último lugar.

    Esto es lo que explican y desgranan de forma sencilla y minuciosa las autoras de este libro. Porque las cuestiones esenciales pueden y deben explicarse de forma sencilla. Mónica desde el mundo de la política parlamentaria, Yayo desde el mundo de los movimientos sociales, algo que hace el diálogo muy enriquecedor y plagado de propuestas posibles y esperanzadoras para transitar hacia un sistema que nos permita tener una vida que merezca la pena vivir.

    El libro recorre todas esas preocupaciones que tenemos en la cabeza. El diálogo se va adentrando en el tema de la corrupción, del trabajo, de la clase política, en la cuestión de la distribución de la riqueza y la propiedad privada, en las puertas giratorias entre el mundo político y el económico, y también en el mundo de los movimientos sociales, de los procesos constituyentes, de la transición ecológica o de la economía invisible de los cuidados. El análisis de todo ello lleva a las autoras a confirmar que “tenemos que asumir que estamos en un momento que va más allá de la mera crisis económica. Es el momento de repensar todo de otra manera, es obligado repensar cómo lo hacemos de otra forma. Es necesario articular colectivamente un nuevo pacto social”.

    Y además de análisis riguroso, algo fundamental, la lectura del diálogo transmite energía, optimismo y ganas para emprender la construcción colectiva de alternativas, sin perder la alegría, sin olvidarnos de la teoría y los discursos pero sin perder de vista las emociones y esa solidaridad que nos permite seguir adelante. Por eso el libro termina con la propuesta de que nos pongamos manos a la obra, sin tiempo que perder, a llevar a cabo esas transformaciones que se perfilan en el diálogo y otras muchas que surgirán para sentar las bases de un modelo que ponga a las personas primero.

    “La corrupción es el estornudo de una democracia enferma”

    Extracto de la conversación entre Yayo Herrero y Mónica Oltra contenida en Las personas primero

    Yayo Herrero

    Inevitablemente la humanidad va a tener que vivir con menos energía y materiales y va a depender de energías renovables y limpias, necesitamos que la transición comience ya. Porque puede llegar un momento en que ni siquiera pueda ser posible físicamente reconvertir el modelo energético para que los 7.000 millones de personas que habitan el mundo puedan vivir en unas condiciones mínimamente decentes. A mí me preocupa mucho que no se perciba que la humanidad, quiera o no quiera, va a tener que vivir con menos recursos materiales, ya que así lo van a imponer los límites físicos del planeta, y que lo que está en juego es si ese decrecimiento material se hace con criterios de reparto y justicia o se hace por una vía violenta. Muchas veces, cuando se lanzan los discursos de cómo regenerar de nuevo la churrera del crecimiento, el modelo que se plantea tiene exactamente los mismos criterios que nos han llevado a este desastre en el que nos encontramos ahora.

    Mónica Oltra

    Sí, pero cuando decimos que la humanidad va a tener que vivir con menos de lo que vive, no tenemos en cuenta que hay una gran parte de la humanidad que vive con muy poco.

    Yayo Herrero

    Quiero decir que la humanidad globalmente va a tener que vivir con menos energía y materiales, y eso es algo que no está en nuestra mano cambiarlo.

    Mónica Oltra

    Claro, pero la humanidad globalmente tiene un problema, y es que nosotros utilizamos el 80% de los recursos del planeta, mientras que hay una parte de la población, más numerosa que nosotros, a la que le queda el 20% y mal repartido. Justo en nuestro caso, el valenciano, al vivir al lado de «la huerta», tenemos la suerte de que el tomate que comemos sea de al lado de casa, a no ser que te lo quieras comer en el mes de diciembre. Sin embargo, en algunas partes del mundo un alimento tiene que recorrer 5.000 kilómetros para llegar al consumidor, y en otras partes del planeta lo primero que hace la gente al levantarse por la mañana es ir a buscar agua, y el pozo igual está a 20 kilómetros y se pasan medio día en ir y volver a por el agua; un trabajo que mayoritariamente hacen los niños y las mujeres y que está absolutamente invisibilizado. Aquí, más allá de las campañas navideñas de algunas ONG que nos ablandan el corazón, vivimos de espaldas a una realidad: que nosotros depredamos el 80% de los recursos del planeta.

    Yayo Herrero

    Lo cual nos lleva inevitablemente a plantear que cualquier tipo de propuesta política que se haga en un país que sobreconsume por encima de lo que pueden dar sus territorios y que quiera ser igualitaria y justa con el conjunto del planeta, lo primero que tiene que plantearse es cómo organizar el reparto de la riqueza y adaptar su modelo productivo, para ajustarse a lo que proporciona cada territorio. Es absolutamente imposible hablar de justicia, por ejemplo en Nigeria o en Somalia, si no disminuye de una forma radical la presión sobre los recursos naturales por parte de aquellos lugares llamados desarrollados, que son los que se sostienen en una economía caníbal a costa de devorar otros territorios.

    Mónica Oltra

    Y el suyo propio. Porque si tenemos en cuenta que nos debemos abastecer de lo que nos rodea, no podemos tapar la tierra con cemento, y esto es algo en lo que los mediterráneos tenemos mucha experiencia.

    ¡Que los tomates no crecen en el hormigón!, y además todas las civilizaciones en decadencia han minimizado su sector primario, la agricultura, o lo han maltratado. De la misma manera que nosotros también estamos maltratando nuestra tierra cuando la sobreexplotamos, cuando hacemos un tipo de agricultura intensiva o ganadería intensiva, que al final lo que hace es imposibilitar la continuidad en el futuro. Y eso a pesar de que nosotros venimos de una tierra privilegiada, a la que hemos empobrecido durante años con planes de actuación urbanística, tapándola con hormigón, construyendo más casas de las que necesitábamos, haciendo campos de golf… estoy segura de que en algún momento en los campos de golf habrá inevitablemente campos de tomateras, estoy segura.

    Yayo Herrero

    Estos modelos de explotación son racionalmente incomprensibles. La única manera de explicar cómo se ha podido apostar por esta locura, por este tsunami de cemento y de infraestructuras, por este modelo que es absolutamente irracional y loco, es cuando se hacen visibles todos los casos de corrupción, entonces sí se entiende.

    Mónica Oltra

    Sabes qué pasa, después de darle muchas vueltas al tema de la corrupción, vemos que no ha sido un fenómeno que ha salido de repente como una seta porque llovió, sino que la corrupción se gesta a largo plazo, hay varios elementos que hay que tener en cuenta. Aquí la corrupción ha pivotado sobre tres grandes ejes: la especulación urbanística por un lado; los grandes eventos (Fórmula 1, la visita del Papa, por ejemplo); y la gestión de residuos. Aquí volvemos a evidenciar la importancia de una gestión sostenible.

    ¿Por qué estos tres elementos? Porque generan grandes plusvalías en muy poco tiempo. Es lo que se llamaba el pelotazo. En la transformación urbanística, un terreno que hoy vale cinco mañana vale cien, hay una plusvalía muy grande; en los grandes eventos se generan también cuantiosas plusvalías porque son muy caros y se genera un gasto enorme en muy poco tiempo, y en la gestión de residuos, porque antes que nada es una primera necesidad, el agua hay que depurarla, el agua tiene que llegar potable. Tanto en la gestión de residuos sólidos como líquidos han estado implicados todos. La gestión de las basuras, de los residuos urbanos, la depuración de las aguas… por un lado son infraestructuras muy caras, concesiones muy caras en muy poco tiempo, y a la vez de primera necesidad.

    Así, cuando se genera este tipo de movimiento de dinero, de tanto dinero en tan poco tiempo, la malversación se nota menos, es decir, si tú tienes que quitar 2.000 euros de 20.000 se nota mucho, pero de 400 millones de euros quitarte ocho millones no se nota tanto: este ha sido el caldo de cultivo perfecto para la corrupción, porque esas plusvalías además generaban comisiones ilegales, dinero fácil. Y es que cuando cuesta mucho ganar el dinero no se suelta fácilmente, pero cuando llega por un pelotazo, pues se le da a fulano, a ese concejal…

    La corrupción es el síntoma, es el estornudo del constipado, pero ¿la causa, la enfermedad, dónde está? La causa es anterior, la causa es cuando la democracia se pone enferma. La corrupción es el estornudo de una democracia enferma ¿por qué?, ¿qué ha pasado anteriormente? Ha habido abuso de poder, se han utilizado mal las mayorías absolutas, el que gobierna se ha creído que ganar las elecciones habilita para hacer cualquier cosa, no han dejado a la oposición hacer su trabajo, cuando han pedido un contrato lo han escondido, etcétera, etcétera, y a partir de ahí llega la falta de control, el sentimiento de impunidad: yo he ganado las elecciones y puedo hacer cualquier cosa. Camps decía: «las urnas me absolverán», Fabra también lo decía, Camps decía: «hombre, yo he ganado las elecciones». Pero las elecciones habilitan al político para gobernar y no para otras cosas, porque, en todo caso, los delitos los absuelven los tribunales, no las urnas…

    Este cóctel es explosivo: una democracia enferma donde la calidad democrática va bajando, donde los controles se van relajando, donde la sociedad también se relaja, y donde todo es justificable porque ganas las elecciones, sumado a lo que yo llamo el tridente del diablo: la especulación urbanística, la gestión de residuos y los grandes eventos, ya que cualquier caso de corrupción en esta tierra tiene relación con uno de los tres o de dos de estos elementos.

    Yayo Herrero

    Otro ámbito de importante especulación y corrupción ha sido el desarrollo de las grandes infraestructuras. Estas infraestructuras se han llevado a cabo aunque movimientos como el ecologismo, por ejemplo, han denunciado desde hace décadas que era absurdo hacer nuevas carreteras, ya que no se llegaba a los niveles de afluencia de coches que aconsejan construirlas, y se han construido aeropuertos en los que no aterrizan aviones, o puertos en los que no hay barcos, o tramos del AVE que no utiliza nadie, o estaciones de AVE en páramos. Es evidente que detrás de toda esta irracionalidad y este disparate está la corrupción.

    Creo que este tema, el de la corrupción, no ha sido suficientemente tratado, es necesario partir de la base de que para que haya corruptos tiene que haber corruptores. Y ese es el papel que presuntamente han jugado algunas constructoras y otras grandes empresas en el Estado español, haciendo donaciones que parecen ser ilegales a los partidos que gobernaban, a cambio de la adjudicación de obras. Ha habido un enorme trasvase de dinero público para infraestructuras, que ahora se muestran como inútiles, y que la ciudadanía aceptó porque supuestamente creaban riqueza y puestos de trabajo. Ahora tenemos el récord en infraestructuras y en paro.

    Para mí, denunciar a quienes corrompen es también muy importante. Cuando comentas toda esta descomposición de la democracia, de la clase política corrupta, no hay que olvidar un elemento muy vinculado: cuando la clase política se ha corrompido, en algunos casos lo que ha sucedido es que algunos políticos se han fusionado con el poder económico. Estas políticas de puertas giratorias que hacen que un ministro de economía o un presidente de gobierno, cuando deja de serlo, pase a ser consejero o un alto cargo de una eléctrica, y cuando vuelve ha ser elegido vuelve a dejar la eléctrica y pase al gobierno… Se acaba produciendo una especie de golpe de Estado metafórico, es como si el poder económico hubiese tomado las instituciones.

    Yo creo que, ahora mismo, el problema enorme que hace que realmente el modelo de Estado y la democracia hayan desaparecido debajo del poder económico es que se sigue sin poner coto ni límites a quien ostenta un cargo político, un representante de quienes lo han votado, y que es corrompido por el poder económico. Para mí es un problema gravísimo, y efectivamente hay una conexión muy importante, es lo que tú decías, las tres patas que señalabas de la corrupción acaban teniendo un impacto y un peso tremendos sobre el territorio, sobre la naturaleza y sobre las personas.

    Mónica Oltra

    Que introduzcas el elemento del que corrompe me parece muy interesante. No sé si te acuerdas de que hace unos meses hubo una intensa ofensiva de los líderes de la patronal en contra de los empleados públicos, y Rosell se levantaba todos los días diciendo que aquí sobraban 400.000 funcionarios, y cosas por el estilo. Y siguen igual, han estado diciendo que cuatro días de permiso

    para la muerte de un familiar es demasiado, en concreto, José de la Cavada hizo estas declaraciones. Se ve que a este buen hombre no se le ha muerto nadie, o bien este señor desconoce la naturaleza humana o al menos a los trabajadores no nos otorga el beneficio de la condición humana y lo que es la tristeza y el duelo. Lo importante para él debe ser que no nos movemos con diligencia para ir a enterrar a nuestros muertos… en fin, espero que no tenga que pasar por un trago así, porque a mí me ha pasado hace muy poco y me han tocado la moral, por no decir otra cosa, las palabras de este hombre.

    Cuando oigo esto solo pido que se le echen al cuello, dialécticamente hablando, determinados sectores sociales, incluso los sindicales, para que este señor no sea representante de la patronal, porque una persona que nos deshumaniza hasta ese punto no puede serlo, por lo menos yo no me sentaría con ese individuo en ningún sitio.

    Comento este tema porque hace poco tiempo escribí un artículo precisamente sobre esto, ya que parece que la corrupción solo sea un fenómeno de los políticos.

    ¡Cuidado!, que para que haya un corrupto tiene que haber otro que pague, que esté dispuesto a poner los dineros encima de la mesa, por lo tanto tiene que haber un corrompedor. Hay alguien que se deja corromper, pero necesariamente hay otro que va con un fajo de billetes a corromper, y no hay corrupción sin estos dos elementos, esto es un binomio y no existe uno sin el otro.

    Me hace gracia que los representantes más altos de la patronal diesen lecciones de que había que apretarse el cinturón, de cómo gestionar lo público, cuando no eran capaces de, en su propia casa, solucionar o ver lo que pasaba con Arturo Fernández, un señor al que se le acusa de pagar en dinero negro. Y no digo ya Díaz-Ferrán, un representante de la patronal que no pagaba a sus trabajadores y que quebró todas las empresas de forma fraudulenta, por lo menos eso es lo que parece por los autos judiciales. Después de ver esto te preguntas ¿cómo es posible que en los medios de comunicación se invisibilice la parte corrompedora de la corrupción? Por eso me encanta que hayas sacado el tema, yo lo plasmé en un papel. ¡Oiga! ¡aquí no hay corrupción si no hay alguien dispuesto a corromper! Los políticos tienen su parte, y muy importante, la diferencia es que al político le votan y le dan su confianza, por lo tanto tiene más responsabilidad, y al empresario nadie le vota. Pero ¿qué pasa con los empresarios? A los que además les da lo mismo una sigla que otra, aunque obviamente conviven con más comodidad con la sigla que ahora gobierna.

    ]]>
    Icaria 2014-01-07 10:41:11
    Redes de Cambio - Pasar a la acción http://blogs.publico.es/ines-sabanes/2013/11/27/pasar-a-la-accion/ En los últimos tiempos asistimos a una extensa y profusa información sobre el debate de las futuras primarias abiertas del Partido Socialista. No deja de sorprender que se sitúe el debate para futuras elecciones generales, es decir, en un horizonte temporal del 2015, teniendo en cuenta que en 2014 se producen unas elecciones al Parlamento Europeo de máxima importancia.

    Este debate “de futuro”, que obvia las decisiones a tomar en este momento, tiene un efecto doblemente perverso. Se  apuesta – de nuevo- por hacer de las Europeas un ensayo de las Generales, con lectura bipartidista y se rebaja con ello la entidad esta cita. Todo ello a pesar de haber vivido rescates, condiciones e imposiciones de la troika y sabiendo que el futuro de Europa depende en gran medida de la capacidad de su ciudadanía para defender un espacio de convivencia y derechos que se están destrozando con el triunfo de las políticas de recortes y de austeridad.

    En este marco el esfuerzo del sistema para salvarse a sí mismo es más que notable. Se buscan efectos de cambio pero sin cuestionar el sistema de partidos e institucional. Es decir, sin poner en entredicho el marco inalterable de la democracia representativa tal y como está concebida. Así, se abre paso a una estrategia lampedusiana de que el sistema cambie para que permanezca.

    Después de más de 30 años sin mover ficha y culpabilizar en exclusiva a la ley electoral de todos los males del sistema de la democracia representativa, se empieza a tomar conciencia de una obviedad. Este país ha tenido un grave problema de falta de proporcionalidad en la Ley electoral, ciertamente, pero ha arrastrado también un profundo inmovilismo que ha impedido cualquier ejercicio real de participación y control ciudadano más allá de elegir representantes cada cuatro años, en listas cerradas y bloqueadas.

    Ninguna ley impedía un ejercicio permanente de transparencia a los partidos o a las instituciones. Nada prohibía dar cuentas en tiempo real de los ingresos, gastos, créditos o financiación. Nada impedía consultar de forma permanente a lxs afiliadxs, simpatizantes, electores o ciudadanía sobre las decisiones a tomar y nada imposibilitaba haber abierto al control de la ciudadanía los procesos de deliberación tanto en múltiples causas como en la elección de los distintos cargos de representación.

    Este largo y férreo ejercicio de opacidad y blindaje no se resuelve con unas primarias abiertas si a continuación se mantiene intacto el sistema de representación en monopolio hasta las siguientes elecciones.

    No se trata solamente de renovar a los representantes o los llamados liderazgos en los partidos convencionales, sino de cambiar radicalmente las condiciones y el ejercicio de la representación.

    El salto cualitativo y de ruptura lo ha marcado ya la ciudadanía. Deben  existir garantías no sólo para participar y controlar el ejercicio de la política y la toma de decisiones, sino para el ejercicio de la democracia directa, es decir  para poder ejercer el voto de forma directa en todas las ocasiones que sea oportuno.

    Ya existen herramientas para hacerlo. La propuesta que desde Compromis EQUO  , llevamos a cabo con el #CongresoTransparente demuestra que es posible y accesible.

    Y, en este contexto, por  supuesto, las primarias abiertas, no deberían ser una excepción, sino la norma que, de forma natural y sin tanta sobreactuación, determinarán la voluntad y el derecho de afiliados,  electores y/o  ciudadanía para intervenir en la elección de aquellos que ejercerán la representación en los parlamentos.

    Las próximas elecciones europeas, son una prueba determinante de esta voluntad de cambio. El Partido Verde Europeo, al que pertenece EQUO ha optado por unas primarias abiertas paneuropeas https://www.greenprimary.eu para la elección de sus representantes a la presidencia de la Comisión Europea. El debate en estas primarias vincula a la ciudadanía de los distintos países a contrastar propuestas y a construir alternativas desde abajo capaces de confrontar con los gobiernos que en el Norte o en el Sur se han sometido a los dictados del mercado frente a las necesidades de las personas.

    Y también decidiremos por primarias abiertas las listas de EQUO en nuestro país para el Parlamento Europeo https://unete.partidoequo.es/primarias. No hay improvisación en ello ni golpes de efecto. Se trata de aplicar dentro lo que proclamamos hacia fuera. Es decir, hacemos lo que decimos.

    Las primarias abiertas a la ciudadanía son en este momento una condición imprescindible pero no suficiente. El objetivo es la superación de un sistema cerrado de democracia representativa hacia un modelo donde la transparencia y el control ciudadano, así como el ejercicio de la democracia directa, permitan recuperar la capacidad de toda la sociedad. Permitan intervenir en aquellos temas que tienen efectos sobre sus propias vidas y que garanticen  poner el interés común por encima de las presiones de los grupos de poder. Por ello hay que pasar a la acción. No hay excusas. Es el momento de hacer las cosas de otra manera. Y en EQUO lo estamos haciendo.

     

    ]]>
    Inés Sabanés 2013-11-27 12:30:44
    Solución Salina - La factura de la mani http://blogs.publico.es/henrique-marino/2013/11/20/ley-multas-manifestacion-congreso/ multa-manifestacion

    A ver si no me hago la picha un lío, que soy de letras:

    Concentrarse ante una sede parlamentaria sin autorización: multa de entre 30.001 y 600.000 euros.

    +

    Hacerlo con capucha, casco, txapela (XL), hiyab o mantilla: multa de entre 1.001 y 30.000 euros.

    +

    Grabar y difundir imágenes de un agente y su porra: multa de entre 30.001 y 600.000 euros.

    +

     

    Cagarse en él después de recibir un porrazo: multa de entre 1.001 y 30.000 euros.

    +

    Llevar una china en el bolsillo o fumarse un canuto: multa de entre 1.001 y 30.000 euros.

    +

    Si todavía no está saciado, puede echarse a los leones (del Congreso): 1.001 y 30.000 euros.

    =

     

    Por cierto, no se le ocurra coger la cunda: vaya en taxi. Y deje al niño en casa, porque si lo lleva terminará pagando el doble. En fin, hay manifestaciones que el dinero no puede comprar. Para todo lo demás, la mano dura de Jorge Fernández Díaz y la glotonería recaudatoria de Cristóbal Montoro (todo queda en caja).

    ]]>
    Henrique Mariño 2013-11-20 04:20:04
    The Daily Weekly - TDW 20 – Infanticidio real http://blogs.publico.es/the-daily-weekly/2013/10/27/tdw-20-infanticidio-real/

    Vídeo: TDW 20 - Infanticidio real

    ]]>
    Opinión 2013-10-27 09:01:22
    Antonio Arráez - La historia del mal estudiante que llegó a Premio Nobel http://blogs.publico.es/antonio-arraez/2013/09/16/la-historia-del-mal-estudiante-que-llego-a-premio-nobel/ “Confieso paladinamente que del mal éxito de mis estudios soy el único responsable. Mi cuerpo ocupaba un lugar en las aulas, pero mi alma vagaba continuamente por los espacios imaginarios (…) en mi desdén por el estudio entró por algo el sistema de enseñanza y el régimen de premios y castigos usados por aquellos padres Escolapios (…) El suspenso parecía irremisible. Mas a fin de parar el golpe, si ello era posible, mi progenitor buscó recomendaciones para los catedráticos del Instituto de Huesca, a quienes incumbía la tarea de examinar en Jaca. Precisamente uno de ellos era don Vicente Ventura, gran amigo suyo. Este redentor mío estaba agradecido y obligado a las proezas quirúrgicas de don Justo, por haber sanado a su mujer de gravísima dolencia que exigió peligrosa intervención. Llegado el examen, propusieron los frailes, según era de prever, mi suspensión; pero los profesores de Huesca, apoyados en un criterio equitativo, y recordando que habían sido aprobados alumnos tan pigres o más que yo, aunque bastante más dóciles, lograron mi indulto. “
    Corría 1861 cuando el protagonista de esta historia llegó a Jaca de la mano de su padre. Tenía diez años y era un niño travieso, díscolo, inquieto. Solo se tranquilizaba pintando. Quién sabe si en nuestros días lo hubieran calificado de hiperactivo. Su progenitor, médico de profesión, estaba harto de sus diabluras y decidió matricularlo en un colegio de los padres Escolapios que tenía fama de excelencia educativa en latín, al tiempo que lograban domar a los estudiantes más problemáticos. El padre animó al director del colegio a que fueran severos con su hijo y que le aplicaran sin contemplaciones los castigos que mereciera. El director del colegio se comprometió a hacerlo, e inmediatamente llamó al padre Jacinto. Antes de marcharse el padre también advirtió al director de que el niño no andaba bien de memoria y que le dejaran expresarse cuando le preguntaran la lección. “De concepto lo aprenderá todo; pero no le exijan ustedes las lecciones al pie de la letra”. En esto no le hicieron caso y los castigos y las humillaciones fueron continuas desde el primer día de clase.
    El niño se llevó mal con el latín, la filología y la gramática y peor con los padres Escolapios. Los castigos no eran efectivos y el padre Jacinto decidió un ayuno diario que el estomago del niño terminó también por asumir. Ante el fracaso de los frailes y asustados por el estado famélico con el que el niño regresó al pueblo en verano, sus padres decidieron que el siguiente curso el niño iría a un instituto de Huesca. Como castigo, el padre decidió que compaginaría sus estudios con un trabajo de aprendiz de barbero. El siguiente curso el niño no mejoró. Su padre lo volvió a castigar colocándole de aprendiz de zapatero con un severo artesano que le hacía dormir en un desván lleno de ratas. Pasó un año entero hasta que le dio de nuevo la oportunidad de volver a los estudios. Con doce años el niño intentó cambiar de actitud y se aplicó en los estudios aun sin renunciar a sus viejas andanzas como el día en que se topó con una valla recién pintada y no pudo evitar hacer una caricatura de su profesor, con la mala suerte de que al maestro le gustaba pasear y se topó con el alumno y su obra.
    Finalmente, y a pesar de sus diabluras el niño se matriculó, con dos años de retraso respecto a sus compañeros de promoción, en la Facultad de Medicina de Zaragoza y en 1906 le concedieron el premio Nobel de Medicina. Se llamaba Santiago Ramón y Cajal. Lo que nos queda.

    ]]>
    Antonio Arráez 2013-09-16 16:31:06
    Al sur a la izquierda - Ha sabido estar pero no ha sabido irse http://blogs.publico.es/antonio-avendano/2013/05/23/ha-sabido-estar-pero-no-ha-sabido-irse/ Andalucía cambia de Defensor del Pueblo. Y lo hace con ruido, provocado por el propio titular de la institución. El cura Chamizo, tan querido por todo el mundo, deja el cargo tras ocuparlo con honorabilidad y eficacia durante 17 años; se va porque lo echan, aunque también es cierto que estaba en funciones desde hace 14 meses porque su tiempo oficial de Defensor había prescrito sin que el Parlamento de Andalucía hubiera logrado reunir los tres quintos necesarios para renovarle otro mandato. Sí ha reunido, en cambio, la unanimidad para que se marche: el PP nunca lo ha querido, y no porque a la derecha no le gusten los curas, sino porque los curas que le gustan no se parecen nada a Chamizo; Izquierda Unida lo ha mirado muchas veces con recelo, y no porque a Izquierda Unida no le gusten los rojos, sino porque los rojos que le gustan no se parecen demasiado a Chamizo; y el PSOE…, bueno, el PSOE siempre fue su primer valedor, pero lo fue en tiempos de Manuel Chaves, no en tiempos de Griñán, o no al menos con la misma calidez y el mismo énfasis que entonces.

    Todo conspiraba para que Chamizo concluyera su brillante etapa de Defensor del Pueblo. Conspiraba el largo tiempo que llevaba ocupando el cargo; conspiraba la aritmética parlamentaria; conspiraba el cansancio institucional; conspiraba su independencia públicamente insobornable; conspiraban sus agrios pero merecidos reproches a los políticos; conspiraba la conveniencia de la izquierda gobernante de alcanzar algún acuerdo con la derecha en la oposición; y conspiraba la necesidad de la derecha en la oposición de demostrar que es lo bastante flexible y civilizada para pactar con toda naturalidad con el rojerío que gobierna en Andalucía.

    El sustituto de Chamizo será, además, Jesús Maeztu, hasta ahora Comisionado para el Polígono Sur: gran elección por lo que toca a Andalucía, dado que Maeztu es prácticamente un Chamizo con otro nombre, y gran lección por lo que toca a España, donde el PP colocó de defensora a Soledad Becerril, militante, dirigente, diputada, senadora y alcaldesa del partido.

    La única estridencia en el recambio de Chamizo han sido las feas palabras del propio defensor, quien, en unas declaraciones a la cadena SER Andalucía, ha atribuido su defenestración a “la chica que está en Presidencia”, en alusión a la número dos del Gobierno Susana Díaz, y “a algún psicópata del PP”, en alusión no se sabe exactamente a quién. Chamizo, que tan bien ha sabido estar en el cargo, no ha sabido irse de él. El cura gaditano, que tanto y con tan buenas razones ha criticado a los políticos, se ha comportado en su despedida como uno de ellos, y no precisamente como uno de los mejores. De hecho, ya se equivocó Chamizo cuando, al expirar el plazo oficial de su cargo 14 meses atrás, mandó a todo el mundo el impúdico mensaje de que no quería marcharse. La política lo puso legítimamente y la política lo quita legítimamente. Tal vez no sea bueno para la institución que Chamizo se haya marchado, pero con toda seguridad es bueno para él, aunque él mismo todavía no lo sepa. 17 años de ejercer la política casi habían hecho de él el político que nunca quiso ser. Unos pocos años más y lo habrían conseguido.

    ]]>
    Antonio Avendaño 2013-05-23 11:41:27
    El mapa del mundo - La ultraderecha suiza ataca de nuevo http://blogs.publico.es/elmapadelmundo/601/la-ultraderecha-suiza-ataca-de-nuevo/ lugano1

    De los creadores de Expulsa a la oveja negra o Las inmigrantes no son como las suizas, llega ahora Estamos en bragas. El partido ultra Unión Democrática de Centro (UDC) del cantón de Lugano ha vuelto a hacer gala de su racismo y xenofobia de cara a las próximas elecciones municipales, con una campaña en la que pretende demostrar lo bien que se vivía hace 20 años y lo mala e insegura que se ha vuelto esta región suiza por culpa de la inmigración, que además le roba los puestos de trabajo a los autóctonos.

    El discurso, por lo tanto, es el mismo de siempre, sólo que al tratarse de de un cantón fronterizo con Italia (y de mayoría italoparlante) está especialmente dirigido a los emigrantes italianos, que según el partido de extrema derecha ocupa 8.000 puestos de trabajo en el sector servicios.

    La UDC se hizo famosa por sus campañas agresivas en las elecciones generales de 2007, cuando en coalición con el Partido Popular suizo (SVP) consiguió el 29% de los votos. Sobre todo con su juego para echar a las ovejas negras que llegaban a Suiza en autobús y por la campaña con el mismo aspecto que después fue copiada por los partidos ultras españoles para manifestarse contra la inmigración.

    cartelesudcsvpDaniel del Pino

     

    ]]>
    Internacional 2013-03-26 13:40:22
    Por fin es viernes - El hombre tranquilo se cabrea http://blogs.publico.es/manuel-gutierrez-garzon/2012/12/28/el-hombre-tranquilo-se-cabrea/ Quizá no haya muchos que conozcan la pieza narrativa que dio origen a una de las más hermosas películas de John Ford, El hombre tranquilo, ahora editado en castellano por primera vez por la editorial Reino de Cordelia. Sin embargo, su autor, Maurice Walsh, fue un excelente escritor irlandés —tierra de grandes escritores—, muy comprometido con la causa nacional de su país. La lucha de liberación es precisamente uno de los hilos conductores de la colección de historias de las que forma parte El hombre tranquilo.

    Javier Reverte ha escrito un notable prólogo para esta novela, que acaba de aparecer en las librerías españolas después de que hayamos disfrutado tanto de la película a la que dio origen. Y nuevamente se planteará la vieja cuestión: ¿qué prefiere usted, el libro o la película? Y siempre se podrá contestar con aquella conversación entre las dos cabras que se estaban comiendo la cinta de celuloide de una película. ¿Te gusta?, pregunta una. Y la otra contesta. Sí, pero estaba mejor el libro.

    La versión fílmica de El hombre tranquilo obvia el entorno nacionalista del protagonista, y se centra en otro tipo de combate, el de la dignidad del acosado y humillado. Seguramente, en el contexto de todas las narraciones que conforman el libro unitario Green Rushes —traducida al español bajo el título de su historia más conocida, El hombre tranquilo—, el pasado nacionalista de Sean Thorton (John Wayne en la versión cinematográfica) es fundamental para entender el personaje.

    John Ford deja ese tema de lado, y nos cuenta la historia de un boxeador (John Wayne) que se retira del ring por haber matado fortuitamente a su contrincante en el transcurso de un combate pugilístico (cosa que no está en la novela). Sean Thorton vuelve a su Irlanda natal para convertirse en un ciudadano pacífico y tranquilo. En su nueva vida se enamora de una chica pelirroja y valiente (Maureen O`Hara). Pero sufre el acoso, el desprecio y la ofensa pública del matón del lugar, que —¡oh eterno melodrama!— no es otro que el hermano de la mujer amada.

    Pero a lo que íbamos. Tanto en la historia fílmica como en la escrita, se nos cuenta la historia de un hombre pacífico, es más, de un hombre cansado de la lucha por la vida, y que solo quiere que le dejen en paz. Un jubilado, vamos. Pero, ¿puede uno permanecer pasivo si todos los días se sufre un deterioro, una humillación? El gran hallazgo de Ford fue mostrar que el primer indignado por la mentira, la ofensa y la ignominia es un miembro de la familia: su mujer. Es ella la que desprecia a su propio marido y le abandona.

    Ford cuenta una hermosa historia de amor, y del estallido de ira producido por el sentimiento de pérdida. La paciencia del Hombre Tranquilo se acaba no porque a él se le agote, sino causada por el desprecio del ser querido.

    El autor de la novela acusó a Ford de tergiversar su relato —además, se sentía mal pagado ante el éxito mundial de la versión cinematográfica—. Y es verdad que la concepción del personaje de Sean Thorton es distinta y distante en la novela y en la película. A uno le costaría aceptar un John Wayne como radical irlandés miembro del IRA —aun del IRA pre independencia—, lo que es precisamente el personaje en la novela. Pero a veces las circunstancias políticas ponen de acuerdo lo imposible, e igual cabreo estalla en dos personajes que son el mismo, pero que no lo sabían.

    Pero estas cosas solo pasan en la ficción del cine o la novela, ya se sabe.

    ]]>
    Opinión 2012-12-28 08:50:57