Diario Público http://blogs.publico.es/ Columnas y Blogs del Diario Público Bocacalle - Mordaza va: Soraya se carga a Cué y Hernando a Cintora http://blogs.publico.es/felix-poblacion/2222/mordaza-va-soraya-se-carga-a-cue-y-hernando-a-cintora/ ¿Se acuerdan de la incómoda entrevista que le hizo Jesús Cintora  a Rafa Hernando, el portavoz del Partido Popular, y de la buena relación entre el periodista y Pablo Iglesias, calificada por don Rafael de compadreo ? Bueno, pues estas cosas y los meses que median hasta la próximas elecciones han sido decisivos para que Cuatro TV haya destituido a Cintora como director y presentador de Las Mañanas, sin importarle a ese canal que los altos índices de audiencia logrados por Cintora en menos de un par de años puedan resentirse con su sustituto, Javier Ruiz, tertuliano del programa y periodista mucho más acomodaticio. Hernando lógró eliminar al presentador de Las Mañanas y la vicepresidenta del Gobierno, doña Soraya, ha hecho lo propio con Carlos E. Cué, redactor del diario El País y encargado hasta ahora del seguimiento del Partido Popular.  Una vez logrado el cambio de director -también en este periódico como en El Mundo-, la vicepresidenta logra en este año electoral -en decadente trayectoria para su partido- defenestrar a Cué, el cojonero preguntón de las ruedas de prensa del Consejo de Ministros, que hallará destino allende los mares, Argentina, a fin de no importunar al partido en el Gobierno. Mordaza va. El Gobierno acalla voces porque el partido que lo representa pierde votos.

]]>
Félix Población 2015-03-27 20:56:03
Tremending Topic - “En Cuéntame ya nos han adelantado. Van por el año 83 y pueden manifestarse” http://blogs.publico.es/tremending-topic/2015/03/27/en-cuentame-ya-nos-han-adelantado-van-por-el-ano-83-y-pueden-manifestarse/ Por Christian González

Hoy Mariano Rajoy cumple 60 años…

 

En Twitter son muchos, y muy variados, los deseos hacia nuestro presidente por este día tan especial. Los resumiremos en uno.

 

A parte de los deseos y felicitaciones, al presidente ya le han hecho el primer regalo

 

Y es que Mediaset ha apartado al periodista Jesús Cintora de ‘Las Mañanas de Cuatro’, el programa que presentaba.

 

Desde el grupo de comunicación han venido a decir que el periodista desentona con su filosofía. Mira, al menos le han despedido con un piropo.

 

Y es que es muy difícil dar la talla al lado de figuras consagradas del periodismo como Jorge Javier Vázquez, Mercedes Milá, Ana Rosa Quintana y otros tantos de nivel en la televisión española en general.

 

Seguro que ahora encuentran a alguien más neutral

 

Y bueno, el que quiera informarse, siempre tendrá otras alternativas

 

Todo esto pasa, además, al día siguiente de aprobarse la Ley Mordaza. Todo maravilloso. Todo genial.

 

Sin embargo, hay mucha gente decepcionada que no se esperaba esto…

 

Porque Rajoy está a tope con la libertad de expresión

 

Además, se lo ha currado de verdad. Para esta ley se ha inspirado en modelos exitosos de otros países

 

Lugares donde este tipo de medidas les ha ido bien

 

Cambiando de tema (o no) ayer terminó el programa Gran Hermano VIP, que ganó la exitosa escritora Belén Esteban y que logró una audiencia estratosférica. Aún así algunos nos hemos sentido defraudados…

 

Y después de toda esta parrafada que os ha impedido comenzar a disfrutar del fin de semana ¿A qué conclusión llegamos?

 

Que los españoles no nos merecemos todo esto… ¿O sí?

 

LO ESTÁS VIENDO LO ESTÁS RIENDO (LOS TUITS ABSURDOS DEL DÍA)

]]>
Opinión 2015-03-27 19:21:40
Dominio Público - Madrid, por delante de la deuda http://blogs.publico.es/dominiopublico/12946/madrid-por-delante-de-la-deuda/ Mauricio Valiente Ots
Abogado. Candidato Alcaldía Madrid ‘A por ellos, la izquierda para cambiar Madrid’
Carlos Sánchez Mato
Economista. Candidato primarias ‘A por ellos, la izquierda para cambiar Madrid’

El balance que Ana Botella ha presentado de su gestión en el Ayuntamiento de Madrid ha pintado una ciudad idílica que reduce a marchas forzadas una descomunal deuda cuyo origen no ha sido aclarado a los ciudadanos pero que está ligado a operaciones urbanísticas que no respondían a las necesidades generales sino, más bien, a los intereses de las grandes corporaciones que ejecutarían y gestionarían las infraestructuras a construir y a los de las entidades bancarias que las financiarían.

Las enormes desviaciones económicas no han sido investigadas ante la mirada incrédula de los ciudadanos que ven como las mayorías políticas en el ámbito municipal vetaban cualquier tipo de aclaración o depuración de responsabilidades.

La megalomanía instalada en el Palacio de Cibeles, ha disparado los compromisos financieros para enterrar fondos en proyectos faraónicos a la vez que  destruye empleo municipal[1], se abandonan las necesidades de los barrios y se recorta el gasto social con el argumento de que “no hay dinero”.  Cierto es que no hay dinero ya que, aunque se  recauda en cantidades crecientes[2], su destino es pagar gastos financieros y amortizar deuda. El servicio de la deuda (amortización y pago de intereses) ha pasado de 401 millones de euros en 2009 a 1.498 millones de euros en 2014. Los pagos de intereses y principal en 2014 han superado lo presupuestado y han supuesto casi el triple de los pagos realizados en 2012.

deuda1

 

Fuente: Elaboración propia a partir de datos de Ayuntamiento de Madrid

El servicio de la deuda (amortización y pago de intereses) supondrá en 2014, un tercio de los ingresos corrientes del Ayuntamiento de Madrid. Es decir, 1 de cada 3 euros se destinan a los acreedores.

deuda2

 

Fuente: Elaboración propia a partir de datos de Ayuntamiento de Madrid

 

Teniendo en cuenta los datos de presupuestos liquidados y de la previsión que el consistorio hace para los próximos ejercicios en el Plan de Ajuste, hemos cerrado el año 2014 con un endeudamiento en torno a los 7.000 millones de euros y por encima del 154% de deuda con respecto a ingresos corrientes. Solo se alcanzaría una deuda de 4.729 millones de euros a finales de 2016 y eso supondría todavía una cantidad desproporcionada que rondaría el nivel de endeudamiento máximo del 110% de los ingresos corrientes del Ayuntamiento.

Sin embargo, a pesar de su magnitud, la deuda municipal es técnicamente sostenible desde el punto de vista económico. La gran capacidad recaudatoria que posee el ayuntamiento está permitiendo generar ahorro financiero bruto para amortizar los pasivos adeudados. La cuestión que hay que poner encima de la mesa es la insostenibilidad social de esa deuda ya que atender a su pago en las actuales condiciones y plazos, solo puede hacerse a costa del deterioro de los servicios públicos esenciales. El ayuntamiento de Madrid puede presumir del pago de la deuda a costa de la población más vulnerable, que no fue la que se benefició de los macroproyectos que causaron el sobre-endeudamiento municipal.

De hecho, en la legislatura que ahora concluye, por cada euro destinado a actuaciones de protección y promoción social, se han empleado cuatro a gastos financieros y a amortizar la deuda. En definitiva, se agrava el auténtico subdesarrollo del gasto social en Madrid en un momento en el que sería más necesario que nunca dado que el número de trabajadores en paro, y el consiguiente aumento de la pobreza y de los desahucios, alcanza cifras espeluznantes.

Al mismo tiempo, las inversiones en nuevas dotaciones realmente necesarias para los ciudadanos, están “aparcadas sine die” y las consecuencias de esta situación la pagan, como siempre, los barrios obreros y populares de Madrid.

 

deuda3

 

Fuente: Elaboración propia a partir de datos de Ayuntamiento de Madrid

 

¿Es posible otro tipo de actuación y otras políticas presupuestarias sin reducir el monto y los plazos de la deuda existente? ¿Es políticamente adecuado afrontar el pago de una deuda con altas tasas de ilegitimidad?

Evidentemente no. Sin actuar de manera específica sobre el monto de la deuda para reducir considerablemente las cantidades anuales a pagar, la capacidad de actuación es muy limitada. La única forma de liberar considerables recursos para hacer políticas diferentes es reducir los compromisos financieros y eso es posible.

Un proceso ordenado de actuación sobre la deuda municipal de Madrid debería comenzar con una declaración de moratoria del pago de las obligaciones financieras. Eso supondría la liberación de recursos superior a los 1.100 millones de euros anuales para las arcas municipales en el próximo año. Establecidos por el conjunto de los ciudadanos los criterios de ilegitimidad de la deuda existente, podría realizarse a continuación la revisión técnica para cuantificar la deuda ilegítima y proceder a su reducción con una propuesta a los acreedores con la adecuada argumentación y el respaldo democrático de la misma.

Evidentemente hay que dejar claro que el problema para adoptar este tipo de salidas es únicamente político y no existe obstáculo técnico que impida su realización.

Después de  lo descrito en párrafos anteriores, el proyecto de proyecto de ciudad del partido popular sigue siendo el mismo: Planificar y ejecutar grandes obras urbanísticas para beneficiar a los de siempre, privatizaciones del patrimonio municipal para proporcionar inmensos beneficios a los fondos buitres y todo ello aderezado de centralismo a ultranza y ausencia total de verdaderos cauces de participación vecinal y ciudadana que relegan a los barrios a la casi total invisibilidad.

Hay otra forma de hacer las cosas y pasa por la construcción de los equipamientos sociales necesarios, por la remunicipalización de los servicios públicos y por el fomento de una participación real democrática en unas Juntas que sean verdaderos Ayuntamientos elegidas directamente por los vecinos y vecinas.

Pero para ello, es imprescindible que cambiemos radicalmente el eje de las prioridades a fin de poner a los madrileños por delante de la deuda, no a la deuda por delante de los madrileños.

 

[1] En 2014, la plantilla municipal se ha reducido en 281 personas. Si comparamos con la existente en 2009, la disminución ha supuesto 2.445 empleos.

[2] Se ha triplicado el Impuesto de Bienes Inmuebles

]]>
Opinión 2015-03-27 11:21:54
El ciudadano autosuficiente - Cuatro mitos-trampa de la alimentación http://blogs.publico.es/ciudadano-autosuficiente/2015/03/27/cuatro-mitos-trampa-de-la-alimentacion/ comida

Jesús Alonso

Si hay una campeona de la infoxicación, esa es la alimentación. El espacio que les queda a los medios de comunicación después de la crónica politico-judicial está repleta de consejos, informaciones, admoniciones, reprimendas y hasta súplicas con respecto a la nutrición, que se resumen en una serie de mitos e ideas-fuerzas que atornillan a nuestros cerebros.  Pero como la sociedad de consumo no da puntada sin hilo, cada mito tiene asociada una forma determinada de generar valor para el accionista. Por ejemplo:

El mito del desayuno intenso. Repita conmigo: el desayuno es la comida más importante del día. En un país donde el desayuno tradicional ha sido una copa de aguardiente y luego un café sin más, con tejeringos los días de fiesta, esta afirmación preocupa lo suyo. ¿Quién tiene tiempo de hacerse un desayuno en condiciones antes de ir a trabajar? La solución del complejo alimentario-industrial son los cereales de desayuno, que no dan más trabajo que abrir la caja y llenar el cuenco. Estos cereales son una mezcla de azúcar y harinas refinadas, bien espolvoreadas de vitaminas y su parecido con un desayuno de verdad es nulo. Pero ahí los tenéis con una cuota de mercado creciente y una frase hecha que los padres dicen a su hijos: “tómate sus cereales”.

El mito de las cinco raciones de frutas y verduras. Nadie puede tomarse cinco raciones diarias de frutas y verduras, a no ser algún tragón profesional. Imagínate cinco platos de brócoli (otro gran mito de la alimentación, previene el cáncer) juntos encima de una mesa. Pero nos queda la mala conciencia de que no tomamos las cinco raciones dichosas, y el complejo alimentario-industrial ha reaccionado de varias maneras: yogures con frutas, macarrones con verduras y el colmo: microbotellitas de plástico que equivalen a una pieza de fruta, pero que no son una pieza de fruta fresca, sino un líquido sospechoso que vale cinco veces más.

El mito de la alimentación equilibrada. Es decir, con la adecuada proporción de nutrientes y calorías, sea lo que sea que eso significa. Esto quiere decir que podemos ir por el mundo con una calculadora y una tabla de nutrientes, molestando a nuestros familiares y amigos, o bien confiar en el complejo alimentario industrial, repleto de productos que nos prometen “contribuir a una dieta equilibrada” o incluso ser “equilibrados” en sí mismos.

El mito de “el ritmo acelerado de la vida moderna no nos deja tiempo para cocinar”. Esta es la gran justificación del complejo alimentario-industrial, que nos vende alimentos listos para comer tras pasar unos segundos dentro del microondas. Lo de la falta de tiempo no es verdad (salvo casos particulares, claro). Hace no muchos años se trabajaba 12 horas diarias, sábados y domingos incluidos, hombres y mujeres incluidos. Y la media de horas diarias dedicadas actualmente a ver TV es de tres o cuatro horas diarias, lo que equivale a tres cuartos de hora de anuncios: ¡tienes tiempo de sobra para hacer la comida!

Contra todos estos mitos-trampa, otro mito más benéfico: el de la dieta mediterránea o la comida del país. Consiste en comer alimentos (frescos o conservados) cocinados por nosotros mismos. Consulte libros de cocina tradicional o hable con sus personas mayores.

Nota final: buena parte de la comida industrial contribuye a la felicidad humana con productos como la galletas de chocolate o las sardinillas en conserva. Aquí nos referimos a la comida industrial espuria.

]]>
Fundación Vida Sostenible 2015-03-27 11:14:53
Otras miradas - Auditoría de la deuda, un proceso de aprendizaje ciudadano http://blogs.publico.es/otrasmiradas/4301/auditoria-de-la-deuda-un-proceso-de-aprendizaje-ciudadano/ Esther Gómez Morante y Jorge García Castaño
Candidatos a las primarias de Ahora Madrid en el equipo Más Madrid

Uno de las propuestas más debatidas desde la creación de Ahora Madrid ha sido la posibilidad de emprender una auditoría ciudadana de la deuda municipal. Una deuda que es percibida, con razón, como uno de las mayores condicionantes para una política transformadora desde el gobierno local.

Es normal, en Madrid la deuda lo explica casi todo, el pago de la deuda se ha llegado a llevar un tercio del presupuesto ejecutado en 2013 y 2014, bastante más de 1.000 millones al año de un presupuesto que -desde el inicio de la crisis- ha caído ya más de un 40% si excluimos las cargas financieras. Y esto no se ha acabado, según los calendarios de amortización que ha venido presentando el equipo de Botella, la deuda será un factor central durante toda la próxima legislatura.

En nuestro criterio, una auditoría ciudadana puede ayudar a cambiar las cosas en parte, a mejorar la posición del Ayuntamiento de cara a los acreedores o frente a la administración central y probablemente mejorar las condiciones de pago. Quienes dicen que la deuda hay que pagarla “religiosamente”, en las actuales condiciones, ignoran que ya ha habido cambios en los tipos y plazos a los que se pagan algunas deudas (¡y esto con el gobierno del PP!) como son las de los planes de pago a proveedores.

Entendemos que es un deber básico del nuevo gobierno democrático diseñar un proceso a través del cual la ciudadanía pueda conocer, de forma inteligible, cuánto se debe, a quién se debe, en qué condiciones y para hacer qué. No se trata sólo de un proceso técnico o burocrático, nosotras lo entendemos como un proceso de aprendizaje ciudadano, un ejercicio pedagógico que nos vacune contra el despilfarro  y las políticas faraónicas. Lo vemos como una escuela de municipalismo. Es evidente que el proceso debe vincular expertos, pero sobre todo a la gente, a través de audiencias públicas en los barrios, métodos de participación digital, etc.

En la misma línea es necesario auditar los nuevos contratos integrales que afectan a buena parte de las principales competencias municipales (recogida de basuras, limpieza viaria, parque y jardines…). Su volumen y duración hacen que sean un elemento determinante para la gestión durante los próximos años, sea cual sea el gobierno. El próximo gobierno debe redoblar la vigilancia en el cumplimiento de las condiciones, obligando a la prestación de un servicio de calidad y garantizando unas condiciones laborales dignas. Nuestro horizonte pasa por recuperar la gestión directa de buena parte de estos servicios pero mientras lo conseguimos no podemos quedarnos parados, hay muchas cosas que se pueden hacer desde el gobierno de la ciudad.

En nuestro país, durante años, la idea hegemónica de progreso de las ciudades ha venido a ser una simple yuxtaposición de operaciones masivas de calificación de suelo, construcción de infraestructuras de transporte y celebración de grandes eventos. En nuestra ciudad, esto ha significado un desastre económico, social, urbanístico y cultural sin paliativos. Si hablamos de deuda, esta pasó de 1.400  a 10.000 millones entre 2003 y 2008, mientras los ingresos del Ayuntamiento se duplicaban y el IBI se multiplicaba por tres.

Tenemos derecho a evaluar si cosas como Caja Mágica, Madrid Arena, Centro Acuático, Centro Internacional de Convenciones, Vallehermoso, La Cebada o La Peineta tenían sentido. Saber cuánto costaron realmente y valorar qué políticas dejamos de hacer a cambio. Seguramente así sabremos si a la hora de diseñar un proyecto de ciudad pesaron más los intereses generales o los de un oligopolio que ha sido dueño y señor de la ciudad, desde el ladrillo, a la obra civil, los contratos de servicios y ahora hasta los servicios sociales.

La mejor manera de encarar el futuro es aprender de los errores del pasado. Madrid ha sido gestionada durante demasiados años en beneficio de un pequeño grupo de empresas constructoras. Ahora es el momento de conquistar el Ayuntamiento para devolver el poder a la gente.

]]>
Opinión 2015-03-27 11:09:06
El Churro Ilustrado - Hoy es el día mundial del teatro. En España se celebran algo menos de 19 horas por lo del 21%. http://blogs.publico.es/el-churro-ilustrado/2015/03/27/hoy-es-el-dia-mundial-del-teatro-en-espana-se-celebran-algo-menos-de-19-horas-por-lo-del-21/ SHAKESPEARE

]]>
elchurroilustrado 2015-03-27 10:21:56
Strambotic - El Quinto Coño y otros bares con nombres desternillantes de la geografía española http://blogs.publico.es/strambotic/2015/03/eldelbar/ el quinto coño

En esto de poner nombres a bares hay tres grandes escuelas de pensamiento:

1. La primera, que llamaremos La Escuela Obvia, bautizará el establecimiento con un distintivo externo y fácilmente reconocible: Bar La Plaza, La Esquina, La Terraza (¿de veras?) o El Aperitivo.

2. La segunda, que llamaremos La Escuela Creativa, fundirá en uno solo los nombres de los propietarios. Así, Julián + Remedios = Bar Jurem o Joaquina y Fernando = Cafetería JoyFer. El problema con estos apócopes es que a veces dan lugar a equívocos como este:

¿Qué está tratando de decirnos Juan?

3. Para evitar la sosería de la primera escuela y la ambigüedad de la segunda, ha surgido una tercera escuela, a la que denominaremos, La Escuela Imaginativa. En este conciábulo, la imaginación (y las reservas de orujo) son los únicos límites. Veamos unos cuantos casos:

El Quinto Coño, La Codosera, Badajoz

¿Dónde dirías que cae ese pueblo de Badajoz llamado La Codosera? Es más, ¿dónde diantres queda Badajoz? Pues una de dos: o en el Quinto Coño o donde Cristo perdió la chancla, lo que caiga más lejos.

eldelbar

El del Bar, Gandía

¿Cómo se dice “camarero” en elfo? Éldelbar. El chiste es casi mejor que la saga entera de los anillos, así que el dueño de este bar en Gandía estuvo más rápido que Legolas con el arco a la hora de bautizar su chiringuito.

BarVeider BCN

Bar Veider, Barcelona

Otro imaginativo homenaje a la cultura pop. Se llama Bar Veider y, adivínenlo, es un bar heavy. ¿Qué relación guarda el heavy con Star Wars? N.P.I., pero así es y así se lo hemos contado.

43453-bar_tolo_no

Bar Tolo, Santiago y Bar Tolín, Valladolid

Entramos en zona de curvas con sendos especímenes fugados de la Escuela Obvia: Bar Tolo y Bar Tolín deben ser peaje obligado en todo pueblo que se precie.

tasca gao

Tasca Gao, Murcia

Otro que se estaba rifando y fue a caer a… ¡Murcia (qué hermosa eres)! Bar Tasca Gao, haciendo LOL a los murcianos de pro desde 1995.

restaurante-puta-pario

Restaurante Puta Parió, Jarandilla de la Vera, Cáceres

El que probablemente sea el restaurante con el nombre más malsonante de España está en un verdadero vergel: la Vera de Cáceres. Más concretamente, el Puta Parió II es heredero de la Cueva Puta Parió, que lleva ofendiendo a los bienpensantes de la pedanía desde los años sesenta.

beer para

Beer para Creer, Parla

Sólo a alguien Di Parla (o de Murcia) se le puede ocurrir un juego de palabras tan… shakesperiano: Beer para Creer.

Barcelona-paco

Paco Meralgo, Barcelona

Ojo al dato, que aquí ya no estamos hablando de tascas de barrio, mejorando lo presente, sino de un restaurante de postín. Paco Meralgo, porque el cachondeo y el despiporre no entiende de cartas ni de castas.

latin

Fotos: Qué cosas tiene mi barrio.

Latina Turner, Madrid

La Latina es una de las zonas legendarias de tapas y marcha de Madrid. Tal vez ahora pilles el chiste con Latina… Turner.

aroma de berga

Aroma de Berga, Berga (Barcelona)

Mucho cuidado con los dobles sentidos involuntarios: Aroma de Berga puede sonarle a algún degenerado a Esencia de Glande o algo peor…

tubo cata bcn

Tubo Cata, Barcelona

Este establecimiento de “entrepans” difícilmente va a ganar el premio al ingenio en naming, pero hay que reconocer la audacia del propietario en el diseño del cartel. O quizá no sea audacia, sino daltonismo.

tumblr_mz9uc0IQvh1rjorvbo1_500

Churrasik Park, (itinerante)

De los creadores de EldelBar, llega a sus pantallas… Churrasik Park, la churrería del velocirraptor madrugador.

bar-el-eructo-feliz

El Eructo Feliz, Barcelona

Elegante, no. Conciso e inolvidable, sin duda. Si reinara el sentido común en este mundo “El Eructo Feliz” debería ser el eslogan de la Coca Cola.

mastur-bar

Bonus Track: Mastur Bar, Ecuador

Sencillo y directo, sin ambajes: Mastur Bar, el garito que te deja claro desde ya cómo vas a acabar tu “noche de ligoteo” (ja). Está en Salinas, Ecuador, así que stricto sensu no debería aparecer aquí, aunque, tampoco podía faltar.

bar reinols

Bonus Track bis: Bar Reinols

Demasiado bueno para ser verdad. El Bar Reinols sólo existe en la disparatada imaginación de los guionistas de Aída, pero en fin, señor chino, ya tarda en abrirlo.

Con información del Desternillablog, La Llavadora y WTF Microsiervos.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic! 

¡Más madera, es la guerra!

-Bienvenidos al parque infantil Zorrilandia: 20 ejemplos de cómo NO llamar a tu negocio

– Lost in translation: Las traducciones más descabelladas del inglés al español

-Diez portadas de disco que trataban de ser sexy y daban risa

-Veinte palabras que hemos adoptado innecesariamente del inglés

]]>
Iñaki Berazaluce 2015-03-27 08:21:30
Posos de anarquía - No fuimos nosotros quienes rompimos la Democracia http://blogs.publico.es/david-bollero/2015/03/27/ley-mordaza/ Ayer finalmente se aprobó en el Congreso la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana, que cualquiera que tenga dos dedos de frente no la llamará así, sino Ley Mordaza, pues nada tiene de protección, ni de seguridad y mucho menos de ciudadana. Se trata de una ley de represión del libertades que, fiel a su espíritu y al de su principal propulsor, Jorge Fernández Díaz, ha sido impuesta en la Cámara Baja con el rodillo de la mayoría absoluta del PP.

Ésta es una ley que sigue adelante a pesar del amplio rechazo de la ciudadanía que dice proteger y de la total oposición del resto de los diputados del Congreso… por eso hablo de imposición; algo que ya sería grave si Rajoy y sus cómplices hubieran llegado de una manera legítima y honesta al poder, pero cuando lo han hecho con un programa oculto que no tardaron ni un mes en poner en marcha podemos hablar, sin temor a equivocarnos, de autoritarismo.

Los españoles, ni siquiera muchos de los que votaron al PP, lo hicieron para que éstos promulgaran leyes como la Ley Mordaza, para que llevaran al país a niveles de desigualdad como jamás hemos vivido en España. Y ellos, en cambio, siguen hablando de democracia. ¿Qué clase de democracia es no escuchar, ya no digo a los organismos internacionales que han puesto la voz en grito ante la Ley Mordaza, sino ni al pueblo o al resto de los diputados que componen el Congreso? Eso, se mire desde la óptica que se mire, no es democracia.

No es la primera vez que cito a Platón en este blog: “Quien esclavice a las leyes, entregándolas al poder de los hombres, debe ser considerado el enemigo más peligroso de la ciudad y ha de ser eliminado de inmediato”. El PP ha ocupado el lugar de las leyes en lugar de someterse a ellas y, en definitiva, pretende romper la democracia, aunque siga llamándola así. Lo que pretende Rajoy y su particular Torquemada Fernández Díaz es regresar a tiempos pretéritos en los que los derechos y libertades eran pisoteados por Franco. Ambos miran hacia aquella dictadura que nos pasó tanta factura, que a poca libertad que nos concedió la Transición nos pareció que ya éramos un país libre, una democracia moderna… y estamos en pañales.

Para clarificar las cosas, voy a explicarlo con el mismo símil que le gusta a Rajoy, el de las familias. ¿Recuerdan cómo usaba esa imagen para aclararnos que no se puede gastar más de lo que se ingresa y que, en ocasiones, hay que privarse de ciertas cosas? Pues bien, imaginen esa misma familia. El padre comienza a castigar al hijo sin motivo y si a éste se le ocurre rechistar, bofetón al canto. Los castigos y las palizas se van incrementando, acompañadas de frases como “a mi me duele más que tí” y “esto lo hago por tu bien”. Y si a uno de los hermanos se le ocurre defender al otro, la ira del padre crece e, incluso, le manda al hospital de los porrazos que le asesta.

En ese caso, queridos lectores, cualquiera de nosotros entendería que los hermanos, sino la madre, se rebelaran ante el padre, se unieran contra esa violencia, esa represión injustificada, y le dieran a probar de su propia medicina en uno de esos arrebatos. Pues eso es lo que puede suceder gracias a la Ley Mordaza. No seremos los antisistemas quienes habremos roto la democracia, porque ayer el PP profundizó aún más las grietas que ya le había provocado, ayer resquebrajó sus pilares y cuando sucede eso, no le quedan muchas opciones al pueblo. Cuando los cauces de cambio que tiene la ciudadanía, más allá de la notablemente insuficiente cita a las urnas cada cuatro años, se dinamitan por parte de quienes precisamente han de velar por ellos, entonces, hay pocas altenartivas… y prácticamente ninguna la va a gustar a Rajoy. Ni siquiera esa “mayoría silenciosa” con la que cree que se arropa el presidente le cubrirán los suficiente.

 

]]>
David Bollero 2015-03-27 07:21:08
El mundo es un volcán - ¿Fue la transición culpable de la degradación de la democracia? http://blogs.publico.es/elmundo-es-un-volcan/2015/03/27/fue-la-transicion-culpable-de-la-degradacion-de-la-democracia/ En Democracia de papel. Crítica al poder desde la transición a la corrupción (Libros de la Catarata), el veterano periodista Bonifacio de la Cuadra, uno de los principales cronistas del cambio político tras el franquismo y de la evolución posterior del nuevo régimen de libertades, muestra un panorama desolador del deterioro e incluso la desnaturalización de aquella criatura que, tras la muerte de Franco, nació con los mejores augurios.

En la página 20, el autor relaciona algunas de las cosas que no salieron bien: los partidos mostraron sus miserias; el Consejo General del Poder Judicial entró en declive y la justicia se politizó, al tiempo que la política judicializaba su corrupción; la monarquía, pieza esencial para la salida del franquismo, hace reclamar la república; la hegemonía social de la Iglesia en plena democracia impulsa la exigencia de un Estado laico; los derechos humanos se quedaron a mitad de camino; a pesar de los avances, la igualdad de derechos entre hombres y mujeres sigue pendiente; la lucha antiterrorista se salió de las reglas del derecho; la ultraderecha sigue impulsando la involución… Es una lista que se prolonga y detalla a lo largo del libro y que no deja indemne ni a las Cortes, ni al Tribunal Constitucional, ni a los periodistas ni a la propiedad de los medios de comunicación.

De la Cuadra analiza esta “democracia declinante” en la que las instituciones “han desprestigiado su legitimidad original y se han pervertido, hasta el punto de que algunas de ellas merecen ser demolidas”. Él aporta su granito de arena recobrando el “análisis crítico del poder, en la transición y en las siguientes décadas”.

Tanto él, como en el prólogo Soledad Gallego-Díaz -con la que formó durante varios años cruciales un sólido tándem informativo que hizo época y contribuyó a formar opinión- rechazan los esfuerzos interesados por descalificar la transición, relacionar los lodos de ahora con los barros de entonces. No se trata ni de enaltecerla ni de ridiculizarla, pero tampoco de dinamitarla. La transición tuvo sus defectos, como la Constitución que parió, “que puede y debe ser reformada”, y quizás el mayor fuera el “extraordinario protagonismo concedido a los partidos”. Pero “es indecente que se oculten tras ella quienes quieren taponar sus propios errores”.

En opinión de Gallego-Díaz –que comparto- Democracia de papel “ayuda a desmontar la socorrida idea de que quienes protagonizaron o narraron la transición o fueron ciegos, sordos y mudos, tontos útiles al servicio de poderes ocultos, o gentes excepcionales, sin mácula”. El deterioro actual de la democracia no se debe en lo esencial al diseño erróneo o interesado del cambio de régimen, sino a que en los 40 años posteriores “se pudo hacer algo distinto a lo que se hizo”, y se tomaron “decisiones partidistas que iban a acarrear el desprestigio de las instituciones”.

De la Cuadra desarrolla su discurso crítico sobre la base de los artículos que él mismo publicó durante décadas en El País. Demuestra así que no hubo ni silencio cómplice, ni compadreo generalizado (aunque no fue escaso) entre periodistas y políticos, que se denunciaron los abusos y se alertó de los peligros pero que, pese a todo, el proceso de deterioro institucional fue imparable. Así, el Tribunal Constitucional, máximo garante de la ley fundamental, que funcionó al principio razonablemente bien, se fue devaluando por la ofensiva de los partidos para instrumentalizar a sus componentes.

¿Cómo puede ejercer de árbitro imparcial un órgano constituido de acuerdo con la voluntad de los grandes partidos, con el riesgo de que las decisiones estén teñidas por el clientelismo político? De ahí que el autor, “aras de la salud democrática”, defienda “abolir el sistema de reparto y regresar al nombramiento de juristas compatibles por ambos partidos, capaces de interpretar la Constitución de todos”.

Pese a su brevedad (157 páginas), Democracia de papel hace un recorrido completo por los males del sistema político español. Su autor se deja llevar por las mañas de su oficio e inicia cada capítulo con una presentación que resume el contenido. Valga como ejemplo el arranque del titulado Libertad de prensa, periodistas y medios: “El ejercicio del periodismo en la transición favoreció –por lo general- la democracia, mientras que en las últimas décadas los compromisos económicos y políticos de los medios hacen más difícil mantener el nivelo del oficio”. Tan cierto como que el Sol sale por el Este.

Como es imposible reseñar todo el contenido del libro, me limitaré a hacerlo con uno de los capítulos que más obsesionan a su autor, La politización de la justicia y la judicialización de la política”, que como una especie de declaración de principios encabeza con la frase que hizo célebre a finales de los ochenta Pedro Pacheco, por entonces alcalde de Jérez de la Frontera: “La justicia es un cachondeo”.

Señala De la Cuadra que, si bien “la Constitución hizo un diseño democrático del poder judicial”, la herencia maligna del antiguo régimen “trató de arreglarse con la medicina de los partidos políticos, que al corromperse ellos terminaron corrompiendo al poder judicial, del que primero se apoderaron y al que después encomendaron que resolviera los problemas de corrupción de los políticos”.

En el libro, se muestra una preocupación casi obsesiva por la degradación del órgano de gobierno de los jueces, el Consejo General del Poder Judicial, en el que persiste un “decimonónico sistema de selección”, resultado del reparto entre los dos grandes partidos y que, “con honrosas excepciones minoritarias –en algunos jueces independientes, críticos con la deficiente tutela judicial que se presta- no deja sitio a preocupaciones democráticas”. El CGPJ se ha convertido en “la institución que peor juego democrático ha dado de entre las creadas por la Constitución de 1978”. Por eso reclama algún tipo de “legitimación democrática de ejercicio” que neutralice la “ausencia de legitimidad electiva de origen”.  

De la Cuadra rinde también homenaje a algunos de esos jueces honestos y comprometidos en la lucha por cambiar el actual orden de cosas, y dedica una especial atención a Manuela Carmena, hoy embarcada en una azarosa aventura electoral en Madrid y que constituye un magnífico ejemplo de lo que debería ser la regeneración de la política.

Militante antifranquista, miembro durante la dictadura de la clandestina Justicia Democrática y luego de su corriente heredera, Jueces para la Democracia, Carmena luchó junto a un puñado de juristas a favor de la mejora del servicio judicial. Y llevó ese ideal a la práctica profesional como decana de los juzgados de Madrid, juez de vigilancia penitenciaria, vocal del CGPJ y, ya jubilada, asesora del Gobierno vasco a favor de las víctimas de abusos policiales y miembro del grupo de trabajo de la ONU contra las detenciones arbitrarias.

Con muchos jueces como ella, la justicia se podría quizás escribir con mayúsculas, aunque el poder político no cejase en sus intentos por secuestrarla, instrumentalizarla y pervertirla. De la Cuadra censuraba en 2013 ese panorama, fruto del reparto entre PP y PSOE, y se preguntaba: “¿Es posible alcanzar mayor ignominia para apropiarse del CGPJ?” Pues sí, “lo ha conseguido el ministro Ruiz-Gallardón (…) Ya no hay que repartirse el Consejo: se lo queda el partido mayoritario, cuyos votos aseguran la mayoría de vocales necesarios para, por ejemplo, designar sin tener que negociar con nadie a los nueve magistrados del Tribunal Supremo”.

]]>
Luis Matías López 2015-03-27 07:00:14
Palabra de artivista - Acoso fascista a Bukaneros http://blogs.publico.es/shangaylily/2015/03/27/acoso-fascista-a-bukaneros/ bukaneros-nadaqesconder

El pasado sábado fui invitado por la ejemplar peña del Rayo Vallekano, los Bukaneros, para ser testigo del acoso y represión que están sufriendo en su propio campo de fútbol a manos de distintas instituciones de claras inclinaciones fascistas. Los tildo de fascistas porque así han ido revelando sus simpatías. En este grupo, que ha ido favoreciendo al escandaloso ascenso de grupos fascistas en toda la comunidad de Madrid junto a una clara persecución y acoso de grupos antifascistas, a los que quieren equiparar a los neonazis que estos combaten, incluyo a la actual Delegada de Gobierno en Madrid y candidata a presidir la Comunidad, Cristina Cifuentes, tolerante, como poco, con los fascistas y falangistas, como demuestra su permisividad con la casa ocupa Hogar Social Ramiro Ledesma, instalada en un edificio público en Chamberí desde diciembre, en la antigua sede del Ministerio de Trabajo más concretamente, que sigue siendo de propiedad pública hasta su subasta, o la impunidad con la que se ha tratado el asesinato del Riazor Blues Jimmy (incluyendo la sospechosa “rotura” de cámaras de seguridad en la zona y la actitud de la policía que no le socorrió al ser arrojado al río Manzanares).

bukaneros-puerta-f

Por supuesto, está incluida en esta caza de brujas contra antifascistas su policía, que en casos como el surrealista juicio contra Alfon, en el que estuve presente, insistió en declarar que los Bukaneros eran un grupo violento y peligroso aunque no presentaron prueba alguna de su violencia y sólo usaron esa acusación para incriminar a Alfon por simpatizar con el grupo o llevar camisetas del mismo o de otros grupos antifascistas (se perdió mucho tiempo en presentar esta propiedad de camisetas –regaladas, aclararía Alfon– como prueba de un delito).

Igualmente es activo en esta campaña protegefascistas y atacaantifascistas el oscuro presidente de la Liga de Futbol Profesional, Javier Tebas, que no puede disimular sus orígenes fascistas ya que fue delegado provincial en Huesca de las juventudes de Fuerza Nueva, ese grupo de terroristas franquistas instituidos por Blas Piñar en aras de la melancolía fascista. Este individuo, aprovechando el asesinato impune de Jimmy a manos de ultras fascistas del Frente Atlético, ha iniciado una supuesta campaña para expulsar la violencia del fútbol. Curiosamente, la campaña parece afectar exclusivamente a los antifascistas que llevan pancartas contra la violencia machista o la homofobia y esquiva, e incluso facilita a los fascistas su evidente violencia o vinculación con la seguridad privada, guardaespaldas o las puertas de discotecas desde las que protagonizan incidente tras incidente de agresiones antidemocráticas.

Yo estoy totalmente en contra del fútbol, pero la labor social y política que la peña Bukaneros desempeña en Vallecas –y en toda España– me es muy cercana. Y es por esta labor, que parece molestar a los retrofranquistas tanto como les alegra el ascenso de grupos fascistas, por la que los Bukaneros están siendo castigados y por la que acudí a dar testimonio de este acoso. Un testimonio que me descubrió la importancia, riqueza y esencial papel social que esta peña tiene en el barrio de Vallecas.

peñabukaneros-625Mi asombro empezó en la sede que la peña tiene a escasos metros del campo de fútbol. Descubrí el tejido social que los Bukaneros desempeñan en el barrio. El ambiente de amistad y concordia, la euforia y el encuentro entre amigos que se conocen desde pequeños y se ayudan entre familias o compañeros, impresiona. En el interior de la peña se venden camisetas y bebidas que sufragan los gastos de mantenimiento y fortalecen el sentido de comunidad. Y es que es esta la palabra clave en todo el trabajo que los Bukaneros hacen en el barrio: comunidad.

De siempre ha habido un interés manifiesto por parte del poder y las oligarquías –religiosas, financieras y políticas– en destruir cualquier sentimiento de comunidad y el establecimiento de ésta. Mucho más si es en la clase trabajadora. La comunidad es el gran enemigo del capitalismo. Ya desde el fin del feudalismo, como brillantemente explica la icono feminista-marxista-anticapitalista Silvia Federici en su soberbio Caliban y la bruja, el capitalismo nació como respuesta a los movimientos sociales y comunitarios que estaban consiguiendo acabar con el feudalismo. El capitalismo nació para destruir estos movimientos sociales, este sentimiento de comunidad organizada frente al poder. El tejido social es una amenaza brutal para el capitalismo. Cuando nos organizamos y unimos, cuando transmitimos conocimientos al margen de sus corruptos sistemas de propaganda, empezamos a convertirnos en un enemigo de su desinformación, adoctrinamiento y manipulación. Y eso es lo que hace Bukaneros en Vallecas.

Ese sentimiento de comunidad, de pertenencia, de solidaridad, se palpa en la familiaridad de unos con otros a las puertas del castigado local de la calle Dolores Folgueras. Padres con niños, parejas, pandillas de amigos, compañeros del “cole”, vecinos, padres y madres de amigos… los lazos que los Bukaneros han propiciado en el barrio obrero –y muy perseguido— de Vallecas, es ejemplar. Quizás esa sea una de las razones principales de su feroz persecución.

Bueno, esa y que han convertido el fútbol, macanismo lobotomizador y de descerebre por antonomasia, minuciosamente diseñado por el poder para “distraer” (en el peor sentido del término), en una arena política, social, de concienciación y unidad. Y eso sí que es peligroso. a los estadios no se va a pensar, se va a justamente a dejar de pensar y concentrarse en una pelota y la rivalidad de grupos enemigos. Una magnífica estrategia para desactivar la protesta y potenciar la rivalidad y  lucha entre los de abajo (que se maten entre ellos y no se acordarán de nosotros, parece ser el lema). Y en todo esto, vienen los Bukaneros y meten en los estadios de fútbol el pensamiento, la crítica, la solidaridad (con represaliados, mujeres, negros, gitanos, lainoamericanos, homosexuales, migrantes, trabajadores…), la protesta política y el debate de sus mentiras. Sábado tras sábado plantan pancartas que invitan a la reflexión, a la opinión, a la concentración.

Y eso no.

bukaneros-calleEl siguiente paso de este complicado proceso (complicado por la obsesión de Cifuentes y Tebas) consiste en desplazarse todos juntos desde la sede hasta el vecino estadio. Tras hacerse una exultante foto de grupo en la que todos se ponen de cuclillas y luego de pié, levantando con orgullo las bufandas de Bukaneros y del Rayo Vallecano (una tradición, parece ser), se procede a avanzar por la calle en animada procesión.

La ceremonia de dirigirse al campo de fútbol tiene una emotiva belleza, un sentimiento de unidad, de fuerza que emociona. Los cánticos, tambores, aplausos, risas y gritos de euforia llenan las calles de alegría y orgullo. El mero hecho de que sea una marcha organizada, con un ritual bien ensayado, ya es muy significativa. No hay improvisación ni dejadez. Los y las participantes han dedicado mucho tiempo y esfuerzo a esta cita. La viven como un momento importante que tratan con el consiguiente respeto.

En la cita que yo vi, se había preparado toda una performance para denunciar Guantánamo y los crímenes dictatoriales del gobierno Obama (torturas en el campo de concentración sin control democrático o legal alguno que a día de hoy mantiene el supuesto gobierno democrático “ejemplar” de EEUU). Se disfrazaron algunos de presos, con sus monos naranjas, y otros se limitaron a ponerse una enorme bolsa naranja. Luego escenificarían en el campo una ejecución en silla eléctrica denunciando así también la pena de muerte. Pero lo importante, lo que desde el asesinato de Jimmy vienen requisando como supuesta incitación a la violencia, son las pancartas y lemas que los Bukaneros han hecho famosos desde aquél mítico “¿Dónde está tu marido, Cifuentes?” con el que cabrearon mucho a la Delegada de Gobierno que encontraba a todo el mundo menos a su marido acusado de impagos. Y las trasladan algunos con la misma veneración de una procesión milenaria en el corazón de Japón (por no mencionar al fanatismo que los cristofascistas se permiten para sus rituales de muerte, exclusión y mentiras, o Semana Santa).

bukaneros-frentepolicial

Toda esta alegría se ensombrece cuando vemos el pelotón de represión que la policía ha montado alrededor del estadio. Con una actitud beligerante directamente dirigida a la marcha de los Bukaneros (ese grupo que véis en la foto estaba justo enfrente de la calle por la que habitualmente acceden los Bukaneros al estadio), queda patente la intención de hacerles sentir no bienvenidos a su propio campo de fútbol.

El ambiente se tensa y la policía se prepara con cascos, escudos y hasta rifles como si los que viniesen por la calle Josefa Díaz fuese un entente de ISIS, Al-Qaeda y ETA, en lugar de un grupo de sanos jóvenes con ganas de celebrar que ellos se preocupan por su semejante en lugar de saquearlo y esquilmarlo a lo Pequeño Nicolás o el hijo de Aznar que facturó 1,8 millones mientras asesoraba a Cerberus para captar activos tóxicos de Bankia. Estos son buenos chicos, sanos, preocupados por enfrentar la pobreza impuesta al barrio y ayudar a quien puedan.

bukaneros-puertapoliciaMe avisan de la que se va a montar a la entrada del estadio, pero nada me prepara para el esperpéntico espectáculo de regristros, cacheos, requise de bolsas y botellas de agua, empujones y actitudes amenazantes que rse reparten entre la policía y la seguridad del club de fútbol. Nos registran a todos como si fuésemos marroquíes entrando a España. Nos vigilan con recelo y, finalmente, nos gritan que no podemos grabar nada de lo que ocurre. Cuando les pido explicaciones de por qué, de que si ocultan algo, salen disparados porque, evidentemente, no tienen respaldo jurídico que justifique su intento de invisibilizar su represión y boicot a los Bukaneros.

bukaneros-entradaEl asunto llega a cotas de verdadero delirio cuando al compañero fotoperiodista Javier Romero le arrastran a un apartado (la zona en la que estaban inspeccionando las pancartas) para intentar convencer alli a la policía de que le detenga y multe por haber grabado. La policía, casualmente, ese día no parece muy dispuesta a meterse en lios legales y declara que no le incumbe el asunto, a pesar de la insistente y agresiva actitud del representante de la seguridad del club que repite que Javi debe borrar todo y ser detenido. Cuando yo me acerco a preguntar qué está ocurriendo, el seguridad me grita que yo no puedo estar en esa zona. Yo, asombrado, le preguntó de nuevo que por qué, que si el club intenta ocultar algo. El seguridad, nervioso me dice que porque sí. Yo no me muevo y le digo que Javier es un compañero. Intenta intimidarme diciendo que si somos “cómplices”. Yo tengo que contener la risa. Finalmente, dejan ir a Javier con su cámara indemne. “Ya me temía una multa más”, me comenta preocupado.

bukaneros-controlpancartasCuando intento volver a la zona en la que están abriendo las pancartas para requisarlas, el seguridad con chaleco verde (y muy malas intenciones y maneras) me vuelve a decir que no puedo estar ahí ni fotografiar nada. le exijo que un responsable del club me explique ese boicot a la prensa. Nervioso acude a otro superior, pero antes me exige que me suba a mi asiento para no pisar en el suelo de abajo (una absurda demarcación de territorios que una amiga solventa rapidamente declarando que nuestros asientos son los que están ahi mismo). Empiezan entonces el ridículo proceso de requisar absolutamente todas las pancartas. Preguntamos una y otra vez que por qué. Ellos aducen el tamaño y que no son inífugas (¿y las bolsas de plástico que llevan todos los Bukaneros sí son inífugas?). Apenas las han abierto un poco, en cuanto ven letras las requisan. Así van desapareciendo una a una todas las pancartas. desde las sociales hasta las que simplemente proclaman “Arriba Rayo”. para hacerse de una idea de lo que estaban requisando, basta con leer el informe que los Bukaneros nos habían proporcionado a los medios para que supiésemos el contenido de las pancartas y los actos a desarrollar.

RAYO-GRANADA, DOSSIER INFORMATIVO

Con motivo de facilitar toda la información posible, y ante la represión y censura que sufrimos todos los socios rayistas, detallamos todo aquello que hemos preparado para este partido junto al material de grada habitual.

-Protesta: desde el inicio y hasta el minuto 12 realizaremos una protesta vaciando el Fondo y escenificando un corredor de la muerte en el que un seguidor se sienta en la silla eléctrica, acompañando todo de varias pancartas con los siguientes mensajes: ‘Bienvenidos a Guantánamo’, ‘Preso 1924: delito animar a su equipo, ‘¿cuáles son sus últimas palabras?’, ‘Con nosotros no podrán’, ‘Bukaneros Resiste’.

-Pancartas mensajes: dos sobre hechos políticos actuales y con los siguientes contenidos: ‘Cristina y Esperanza? Ya no quedan más cojones, Bukaneros a las elecciones’ y ‘Nos quedamos sin trabajo, sin casa, sin futuro. Pero tranquilas sus señorías, sigan jugando al Frozen’.

-Pancartas sociales: de pequeño tamaño y con diversos lemas comunes sobre temas como sanidad, edicación, machismo o las recientes detenciones a los jóvenes en Moratalaz.

-Pancartas rayistas: de agradecimiento a la afición o de unidad rayista, con lemas como ‘Nada que esconder, mucho que defender’ o ‘El rayismo está herido, lo salvaremos unidos’.

Retiraron absolutamente todas. Sin excepción. Cuando reclamé una explicación de por qué esas eran retiradas y otras que se veían en el estadio no, me cuentan que Bukaneros no ha querido identificarse con un responsable que cumpla las multas si hay altercados. Bukaneros me explica que ya no pueden seguir presentando el DNI de jóvenes a los que han condenado a multas de 6.000€ por “incitar a la violencia policial”. “Las otras peñas no nos dan problemas y se identifican”, me cuenta el responsable del club. “Y además nos ha llegado esta misma mañana un nuevo protocolo desde la Delegación de Gobierno que nos obliga a a hacer todo esto”. El club intenta limpiarse las manos, pero saben que ellos están con el oscuro Javier Tebas y su persecución a antifascistas y concienciados sociales.

He podido recoger en un video todo este acosos para que no queden dudas del maltrato. Me gustaría subrayar el lema que gritan al principio de la marcha: “Somos rayistas, no delincuentes”.

A consecuencias de todo esto, y ante la situación insostenible con la que se están encontrando sábado tras sábado, los Bukaneros han anunciado que inician una huelga indefinida de animación. El grupo de los Bukaneros del Rayo Vallecano deja de animar, de forma indefinida, tras la “represión” por parte de Javier Tebas y que el club acate “los dictados del mayor mafioso del fútbol español”.

Es un paso más en la caza de brujas contra antifascistas y la protección de fascistas que la Comunidad de Madrid y su PP están permitiendo y promoviendo. Un paso que ayer se vio refrendado con la aprobación, en solitario, por parte del PP de la criminal Ley Mordaza que pretende silenciar sus excesos antidemocráticos.

]]>
shangaylily 2015-03-27 07:00:06
Punto de Fisión - Lubitz, el factor humano http://blogs.publico.es/davidtorres/2015/03/27/lubitz-el-factor-humano/ La historia de Andreas Lubitz, copiloto modélico formado en la Lufthansa, amigo de sus amigos, joven de éxito que vivía con sus padres en un pueblecito renano, concluye con ocho minutos de silencio, un descenso controlado de mil metros por minuto a los mandos de un avión, en una cabina en que, según el fiscal francés, no se oye una sola palabra, un golpe, un jadeo, un cambio en el ritmo respiratorio. Al otro lado, golpeando la puerta, el comandante que había salido a orinar y que se la encontró bloqueada por dentro. En esos ocho enigmáticos minutos reside el vacío, el agujero negro del relato, las hipótesis sobre un atentado, una enfermedad mental o la simple voluntad de hacer el mal. Lubitz se estrelló en los Alpes con un cortejo fúnebre digno de Gengis Khan, arrastrando en su muerte entre montañas a casi ciento cincuenta personas.

La catástrofe de los Alpes vuelve a demostrar que el elemento humano casi siempre es, por mucho que nos pese, el responsable último en los accidentes aeronáuticos. La teoría del caos afirma que un sistema, por el mero hecho de existir, tiene que fallar. Sin embargo, por complejo que sea un aeroplano (con la maravilla tecnológica de sus motores, su tren de aterrizaje, sus mandos, conductos, indicadores y tornillos), un ser humano lo es mucho más, infinitamente. Buscar motivaciones personales de la tragedia a posteriori (desde posibles simpatías yihadistas de Lubitz hasta una depresión o un rapto de locura), resulta un ejercicio insoslayable pero inútil al fin y al cabo. De haber sido un atentado yihadista, ¿qué le impedía a Lubitz gritar su propósito a la torre de control, ponerse a rezar a Alá cuando ya nadie podía detenerlo? Si quería causar terror, hacer más daño, ¿por qué no estrellar el aparato contra una ciudad o una pequeña aldea en lugar de pulverizarlo en un desfiladero de montaña?

No hay caja negra de la cabeza de Lubitz y no sabemos qué pensamientos, qué luces, qué sombras cruzaron por ella en esos ocho agónicos minutos en que el avión iba perdiendo altura rumbo a su tumba. No hay lubitziológos y nunca los habrá, aunque los tertulianos de sillón ya tendrán su confortable explicación de psicología casera, del mismo modo que el miércoles hicieron un cursillo acelerado de ingeniería aeronáutica. No, la catástrofe se produjo con facilidad pasmosa por un solo y único motivo: un pestillo que no podía abrirse desde el exterior. Lubitz no tuvo más que cerrar la puerta y asegurarla desde dentro para convertirse en dueño y señor del aparato y de todas las vidas que iban a bordo. Un simple mecanismo de control, el bloqueo de la cabina para evitar accidentes terroristas, provocó la tragedia. ¿Quién iba a suponerlo? Bueno, hay multitud de voces que llevan años advirtiendo que la paranoia provocada por el los atentados terroristas del 11-S puede ser tanto o más peligrosa que los propios atentados terroristas. Al parecer, detrás del negocio del miedo, de los detectores de metal, las instrucciones de vuelo y los protocolos de seguridad, sólo había un pestillo.

 

]]>
David Torres 2015-03-27 06:07:09
Aquí no se fía - La peculiar “recuperación” de Rajoy http://blogs.publico.es/aqui-no-se-fia/2015/03/27/la-peculiar-recuperacion-de-rajoy/ El fracaso del discurso de la recuperación ya había quedado claramente de manifiesto en todas las encuestas publicadas con anterioridad, pero las elecciones andaluzas han proporcionado la ratificación empírica que faltaba. El desastroso resultado obtenido por el candidato del PP a la Presidencia de la Junta obedece en gran medida a que los ciudadanos dudan de que la tan cacareada mejora económica sea real. Y muchos creen además que, aun cuando lo fuera, el Gobierno no ha hecho un reparto equitativo de los sacrificios exigidos para salir de la crisis. Lo que puede traducirse en que el veredicto del domingo pasado sea sólo un pequeño anticipo de la factura que se le va a seguir pasando al cobro a Mariano Rajoy a lo largo de las próximas citas con las urnas.

De la persistente debilidad de la economía española y, en cualquier caso, de lo injustas que son las políticas aplicadas por el PP so pretexto de fortalecerla pueden dar buena cuenta, sobre todo, los asalariados. En 2014, que Rajoy y su gente bautizaron como “el año de la recuperación”, el mercado laboral siguió marcado no sólo por las altas tasas de paro, sino también por la precariedad. La inmensa mayoría de los contratos firmados fueron temporales y/o a tiempo parcial, y apenas ocho de cada cien tuvieron carácter indefinido. El sueldo medio, por su parte, volvió a bajar, mientras la jornada efectiva de trabajo subía seguramente más de lo que muestran las estadísticas oficiales, porque éstas sólo contabilizan las horas cotizadas a la Seguridad Social.

Si 2014 no fue un buen año para los trabajadores, tampoco el común de las empresas no financieras tuvo motivos para echar las campanas al vuelo. Los datos de la Central de Balances divulgados ayer por el Banco de España reflejan un aumento de los beneficios del 170%. Pero, a nada que se profundice en ellos, el cariz empeora notablemente. El resultado ordinario, es decir, el derivado de su actividad normal, se redujo un 7,4%, que contrasta con la subida del 4,5% registrada en 2013. La explicación a esta aparente paradoja estriba en que muchas empresas se dedicaron a vender activos en cantidades apreciables, y las plusvalías así obtenidas les sirvieron para mejorar sus cuentas.

Las que no tienen derecho a quejarse de 2014 son las grandes compañías pertenecientes al Ibex, que ganaron en conjunto 32.000 millones de euros, un 41% más que durante el ejercicio anterior. Para entender la magnitud de esa cifra, ahí va un dato que recientemente proporcionó Público: son tres mil millones más de lo que el Estado se gasta en protección al desempleo. Por supuesto, no a todas les fue igual de bien, aunque la mitad ya han anunciado su propósito de aumentar el dividendo. Los accionistas de estas sociedades no son, sin embargo, los únicos que están de enhorabuena: los directivos del Ibex se embolsaron en 2014 un 16,3% más que en 2013 y los miembros de los consejos de administración, un 22,7%. Ellos sí pueden decir que ya perciben la recuperación.

.

Puedes seguirme en Twitter: @vicente_clavero

.

]]>
Vicente Clavero 2015-03-27 00:30:09
Contraparte - Madrid se muere. Por un nuevo proyecto de ciudad http://blogs.publico.es/contraparte/2015/03/26/madrid-se-muere-por-un-nuevo-proyecto-de-ciudad/ .

Pablo Carmona (@pblcarmona), Isidro López  ( ) y Emmanuel Rodríguez ()
.

_______________________

Pablo Carmona es candidato a alcalde por la lista “Madrid en Movimiento” en Ahora Madrid e Isidro López a la Comunidad Autónoma por “Madrid por el Cambio” en Podemos.

_______________________

.

Madrid me mata fue el nombre de una de las principales publicaciones de la llamada Movida madrileña. Impulsaba aquella revista el recientemente fallecido Moncho Alpuente —valga este artículo como modesto homenaje— en un tiempo en el que referirse a Madrid, siendo joven, era hacerlo a un espacio tan excitante como nocivo. En eso consistía la ambivalencia de aquella ciudad.

Hoy Madrid sigue matándonos y sigue siendo tan venoso o más que antaño. La dureza de la vida en esta ciudad, la polución, la velocidad, los elevados precios de la vivienda, la precariedad son si cabe mayores. Pero Madrid ya no es seguramente tan excitante como en los primeros años ochenta. Y es que hoy Madrid no sólo “nos mata”, casi podríamos decir, también, que se está muriendo. Como sistema urbano y social, Madrid ha entrado desde hace tiempo en una espiral de decadencia y degradación que rebasa lo soportable para la inmensa mayoría de la población.

En los últimos años y a caballo de la crisis, Madrid ha sufrido el rápido deterioro de su sistema de transportes: líneas de autobús cerradas, trenes que no funcionan, problemas de mantenimiento. Igualmente ha sido testigo de cómo empeoraban los servicios sociales, se despedía a profesionales de la salud (médicos, enfermeras, celadores), se recortaba el gasto en las escuelas, en los institutos y en las universidades, se privatizaban hospitales, se vendían bienes públicos a precios de saldo. Al mismo tiempo, la cadena de la deuda y la pobreza ha llevado a decenas de miles de familias a ser desahuciadas de sus casas, retornar a sus países de origen, emigrar a otros lugares o simplemente hundirse en una situación desesperada sin solución posible. Un larguísimo gobierno conservador y neoliberal que se extiende durante casi tres décadas en el Ayuntamiento y dos en la Comunidad, al lado de una izquierda incapaz de respuesta, han sido los protagonistas políticos de este desastre. Se dirá que estas no son condiciones exclusivas de Madrid, pero ésta es al fin y al cabo la región metropolitana en la que habitan casi siete millones de personas, la tercera gran ciudad de la Unión Europea.

Enfrentados a la devastación de la región madrileña es difícil echar la vista a otro lado. Pero ¿qué hacer? Al fin y al cabo, ¿no son los sistemas urbanos demasiado complejos y la competencias municipales y autonómicas demasiado pequeñas como para llevar a cabo nada más que una buena administración, un gobierno algo más “progre” y de izquierdas, frente al paso arrollador de las globalización neoliberal? La visión derrotista parece tan instalada que muchas veces parece haber adquirido rango de consenso. Y sin embargo… ¿no han sido estos años los de mayor movilización social de nuestra ciudad: Mareas, huelgas, paralización de desahucios?

Hoy resulta crucial discutir y proponer un proyecto alternativo de ciudad, un nuevo marco de orientación para las políticas públicas que permitan pensar el “cambio” en Madrid como algo sustantivo y que compete a todas y a todos. Las candidaturas de Podemos a la Comunidad y de AhoraMadrid al Ayuntamiento se nos presentan como una oportunidad tanto para establecer esta discusión, como para construir una palanca de transformación real. Aceptar este resto —el de construir un nuevo nuevo modelo de ciudad— implica, no obstante, asumir que el gobierno no es simplemente el “arte de la administración”, sino algo mucho más complejo. En buena medida nuestra tarea consiste hoy en llevar el conflicto que han levantado las movilizaciones de estos años —por la sanidad, la educación, la vivienda, la democracia— a las instituciones, conscientes además de que sin fuerza y presión social no habrá cambio posible. Cuatro parecen los principales escenarios en lo que tendrán que trabajar estos vehículos electorales de cambio.

1. La deuda. Madrid es el ayuntamiento más endeudado de España con cerca de 6.000 millones de saldo de deuda viva al cerrar el año 2014. Casi el 20% de su presupuesto se dedica al pago de deudas e intereses. A ello se suma los 2.500 millones que deben los otros ayuntamientos de la región y otros 32.000 millones de la Comunidad de Madrid. Todo ello sin referirnos a los pagos ya comprometidos, y que no contabilizan como deuda, como las autopistas de peaje en la sombra, los hospitales de financiación privada, los colegios concertados, etc. En definitiva, Madrid es una ciudad endeudada y gobernada por la deuda.

El rechazo del gobierno de la deuda a los niveles autonómico y municipal debe tener, por eso, dos frentes de ataque. Por un lado, se debe promover una auditoría ciudadana de la deuda de por la que se saque a la luz pública la composición de la deuda y se establezca que porciones de la misma son legitimas y cuáles no, en tanto paso previo y necesario a un proceso de impago democrático. Por supuesto, que este proceso se lleve a cabo depende de una decisión fundamentalmente política. La segunda línea de ataque, fundamental para la protección de los servicios públicos y revertir los programas de recortes, es la desobediencia a la descarga de los programas de austeridad europeos sobre la escala autonómica, de acuerdo con los protocolos de déficit excesivo. Hasta ahora, cómo en un juego de muñecas rusas, las instituciones europeas descargaban sobre los estados la responsabilidad del cumplimiento de los programas de austeridad y este, a su vez, lo descargaba sobre ayuntamientos y Comunidades Autónomas. Si se quiere detener los programas de austeridad desde la escalas locales es necesario declararse en rebeldía frente a esos mismos procedimientos que en última instancia están relacionados con unas cifras de endeudamiento público que, simplemente, no son aceptables sin una auditoría ciudadana previa

2. El gobierno de la oligarquía financiero-inmobiliaria. El problema de la deuda es indisociable del problema del gasto, y sobre todo de a qué y a quién ha ido destinado ese gasto. La deuda del Ayuntamiento de Madrid tiene su origen, en su mayor parte, en la construcción de la M30, que fue diseñada por, y contratada a, las grandes constructoras del país. Además, el ayuntamiento ha subcontratado la mayor parte de sus servicios a las divisiones de servicios de las constructoras. Siete grandes contratos (pliegos), que van de la limpieza viaria hasta parques y jardines, ponen en manos de un puñado de empresas la mayor parte del presupuesto municipal. En la Comunidad Autónoma la situación se repite, ¡y con los mismos actores!, pero en este caso incluyendo residencias de ancianos, autopistas, hospitales, servicios ambientales, etc.

Así un proyecto que quiera recuperar el presupuesto para las necesidades de los ciudadanos y ciudadanas deberá promover, al contrario de lo que ha venido sucediendo hasta ahora, un modelo territorial no sometido a los designios de la oligarquía madrileña. Para ello será necesario auditar estos contratos y siempre que se pueda subrogarlos a manos públicas a fin de aprovechar mejor los recursos humanos y materiales de las administraciones, o en su caso de fomentar el tejido empresarial social y cooperativo.

De otra parte, la maquina de crecimiento madrileña sobre la que se ha construido el poder político de las grandes constructoras ha necesitado de una legislación territorial completamente expansionista que debe ser revisada y modificada. De forma prioritaria es preciso derogar la Ley de Suelo de 2001, pariente de la Ley del “todo urbanizable” de 1998 y también la infinidad de decretos  de excepción que la Asamblea de Madrid utilizó para introducir cambios legislativos favorables a las constructoras, evitando la luz y el debate público. También debería ser prioritario declarar una moratoria, y posterior modificación, de los planes urbanísticos expansivos, la paralización de la construcción de nuevas infraestructuras de transporte de alta capacidad (de las que Madrid, hoy por hoy, sigue estando en situación de exceso de capacidad) y una extensión y elevación del grado de protección de las zonas naturales protegidas.

3. Los servicios públicos y los derechos sociales. La deuda y la subordinación de los presupuestos a los intereses de las grandes empresas de servicios y los grandes bancos han ido mermando progresivamente la calidad y la universalidad de los servicios públicos. Las subcontrataciones, las externalizaciones y las privatizaciones han convertido la sanidad y la educación en negocios provechosos para un puñado de actores empresariales. El problema no es simplemente que los servicios sean más caros y más ineficientes, sino que progresivamente están perdiendo su carácter universal. La retirada de la tarjeta sanitaria a los migrantes se puede considerar uno de los ejemplos más sangrantes, pero nuestro principal problema está en que las políticas públicas fomentan, de forma sistemática, la segregación social. Así la privatización y deterioro de la sanidad pública se ha acompañado de la promoción política —beneficios fiscales incluida— a la contratación de seguros médicos privados para las clases medias. Igualmente la subvención y el apoyo a las enseñanzas privada y concertada se ha convertido en un refugio para las familias que no quieren que sus hijos se mezclen con las sectores sociales más desfavorecidos.

Una política social adecuada debería revertir los procesos de privatización y externalización, al tiempo que fomenta la igualdad en el acceso y corrige las desigualdades sociales de partida. De nuevo aquí, estas actuaciones provocarán el conflicto con intereses creados y requerirán de apoyos sociales sólidos y movilizados. La complejidad de los ámbitos de intervención, que van desde la salud hasta la vivienda o la educación en todos sus tramos, exige de una participación decidida y políticamente articulada de los profesionales y usuarios de todos los ámbitos en los que se va a intervenir.

4.  Democracia. Este el punto crucial y sin el cual todos los demás corren el riesgo de perderse. El acceso a los gobiernos municipales y autonómico tiene que ir seguido de un cambio sustancial de las estructuras de gobierno y participación. Las palabras clave aquí son descentralización y subsidiariedad. El principio de subsidiariedad reclama que la decisiones o competencias sean relativas al nivel político que resulte más cercano a los ciudadanos. Tanto a escala del Ayuntamiento como de la Comunidad, es preciso realizar una radical descentralización de los organismos de decisión y control ciudadano a escalas como mínimo distritales. Un ejemplo de ello son la propuesta de Juntas de Bueno Gobierno incorporadas al programa de Ganemos Madrid y luego de Ahora Madrid, espacios de participación ciudadana a nivel de distrito y con capacidad de control de presupuesto y sus representantes. También será preciso instaurar procedimientos reales de democracia directa o semidirecta como el referéndum o una Iniciativa Legislativa Popular autonómica no capada por requisitos imposibles y la subordinación a la acción de gobierno.

La apuesta por la democratización de los gobiernos locales y autonómicos tiene límites estrechos dentro de los marcos legislativos vigentes. Por eso el acceso a estos niveles de gobierno tendría que tener ya de por sí un rango constituyente, esto es, de modificación de la estructura del Estado. En el caso autonómico, el acceso al gobierno debiera seguirse de la apertura de una gran debate ciudadano constituyente, dirigido a volver a redactar el Estatuto de Autonomía en la dirección de blindar los bienes público-comunes, ofrecer mayores garantías a los derechos sociales y democratizar radicalmente las estructuras de gobierno. De este modo, estaríamos en condiciones de crear las bases para una democracia local efectiva, sin la cual sencillamente no puede haber democracia.

]]>
observatorio-metropolitano 2015-03-26 19:15:01
Tomar Partido - El Foro Social Mundial vuelve a Túnez http://blogs.publico.es/tomar-partido/2015/03/26/forosocialmundial2015/ Por segundo año consecutivo el Foro Social Mundial (FSM) se celebra en Túnez, después de una exitosa primera vez en marzo de 2013 se ha decidido repetir el emplazamiento del FSM debido a la complicada situación de la región del Magreb Mashreq, como una forma de apoyar a los movimientos populares que protagonizaron la llamada ‘Primavera Árabe’. Desde el Grupo de la Izquierda Unitaria Europea (GUE-NGL), en el que participamos los eurodiputados de PODEMOS, hemos organizado una delegación parlamentaria para participar en el FSM tanto con un espacio de actividades propias, Frente Parlamentario Mundial, conjuntamente organizado junto al Frente Popular Tunecino, como participando en diferentes talleres organizados por los movimientos sociales y populares: La Vía Campesina, ATTAC, CATDM, Transform, el movimiento internacional por la Justicia Climática, la campaña por el desmantelamiento del poder corportativo, el BDS etc.Manifestación FMS

La situación de Túnez y del conjunto de la región es muy distinta a la primavera del 2011, donde el movimiento popular tunecino protagonizó una revolución contra la dictadura de Ben Ali y abanderó un movimiento democrático que contagió a todos los países de la región. Las esperanzas de cambio y de democratización de la política y de la economía se han ahogado en sangre con golpes de estado en diversos países y la profusión de grupos ‘Yihadistas’, como el Estado Islámico que la semana pasada protagonizó un atentado en el parlamento, en la víspera del FSM. Personalmente tuve el placer y la suerte de participar en las movilizaciones populares en Túnez los días posteriores a la derrota de la dictadura de Ben Ali, estas movilizaciones supusieron el nacimiento de un vigoroso movimiento popular que no solo derrotó a la dictadura, sino que también desarrolló interesantes aunque cortas experiencias de autogestión en fábricas y municipios. Túnez es el único de los países de su entorno que ha conseguido al menos realizar una asamblea constituyente y mantener una democracia formal, en el que el Frente Popular tiene 15 diputados y diputadas que conjuntamente, con el principal sindicato la UGTT, suponen una importante palanca de cambio en la construcción de un Túnez que recupere el impulso revolucionario de la primavera del 2011.

Por desgracia los atentados ‘Yihadistas’ han hecho que el FSM haya cobrado una importancia mayor si cabe como apoyo a los movimientos populares que persisten en su trabajo por construir otro mundo posible, de hecho el FSM nació en 2001 en Brasil como oposición al Foro Económico de Davos y con el objetivo de coordinar e internacionalizar las luchas, las resistencias, las protestsa y sobre todo, construir las alternativas. Así desde el 2001 se han realizado los FSM en todos los continentes del Sur (Latino América, África y Asia) impulsando la coordinación de las redes internacionales mundiales.

Estos días en el FSM de Tunez 2015 los principales temas que se abordarán son:

Deuda

La deuda es uno de los elementos centrales de dominación que tienen los países del norte (acreedores) sobre los países del sur (deudores) , como estamos pudiendo comprobar los países del sur de Europa. A través de la deuda se justifican los recortes de derechos sociales y laborales, así como las políticas de austeridad. El chantaje de la deuda siempre había estado muy presente en el FSM pero desde que se ha constituido en un elemento central de las economías del sur de Europa, ha cobrado aún más importancia y presencia en la programación del FSM.

Grecia

Desde el inicio de la crisis, la situación de sometimiento de Grecia a las políticas de la Troika han sido un elemento presente en el FSM, pero la victoria de Syriza este 25 de Enero y su ascenso al gobierno, ha hecho que este año los debates sobre la articulación de redes y acciones de solidaridad con el pueblo griego ante los chantajes de la Troika, tengan un papel fundamental en este FSM.

Conferencia de París del clima

A finales de este año se celebra en París una nueva conferencia del clima para afrontar las negociaciones e intentar concluir un acuerdo internacional por la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. En este sentido las organizaciones y movimientos sociales están dedicando muchos esfuerzos para poder organizar una contra-cumbre que plantee alternativas reales a los retos climáticos a los que realmente nos enfrentamos.

Palestina

Como no podría ser de otra forma realizándose en un país árabe el FSM, la solidaridad con el pueblo Palestino es un elemento central en todas las actividades y está especialmente visible en los espacios de protesta y movilización que se realizan a lo largo de este FSM.

Desde este blog haré una crónica diaria de opinión de las diferentes actividades en las que participe en el FSM como de las más importantes que se desarrollen durante estos días, junto a un pequeño reportaje fotográfico que colgaré en mi Pagina de Facebook . De este modo espero que todo el mundo que quiera pueda llevarse por lo menos una pequeña píldora de lo que será este FSM 2015.

 

 

]]>
Miguel Urbán 2015-03-26 17:14:56
El bloc del Coscu - LAIA ORTIZ http://www.joancoscubiela.cat/2015/03/laia-ortiz.html
Aquesta setmana al Congrés haurem d'esforçar-nos més que de costum, perquè el debat del dimecres sobre el Consell Europeu amb la Unió Energètica i el Consell sectorial de Transports, en el que Espanya ha quedat aïllada en la seva aposta per la privatització del ferrocarril, no quedin sepultat per l'agenda electoral.
Deixeu-me dir que, com que tothom té la seva particular agenda, la meva, la d'ICV i la del grup Izquierda Plural, ve marcada pel fet que aquest serà el darrer Ple de la diputada i companya Laia Ortiz.
Molts ja ho sabeu, la Laia deixa el Congrés de Diputats per incorporar-se a un projecte col·lectiu, complex i ambiciós, que és Barcelona en Comú. Un projecte que pot marcar el futur de l'Ajuntament de Barcelona i pot tenir, de fet ja l'ha tingut, incidència en la configuració dels projectes polítics de Catalunya dels propers anys.
A més, la Laia tindrà el repte de demostrar que mai hi ha res nou que es pugui construir sobre el no res. I com que em consta que se sent molt orgullosa de la feina que han fet persones com en Ricard Gomà, no li costarà gaire acompanyar a bon port les bones experiències de gestió política, en majúscules, al mateix temps que aporta la seva experiència que no és poca.
Avui és un bon moment per destacar una evidència. La Laia ha fet una feina espectacular en aquests tres anys i no era fàcil. Vàrem arribar al Congrés amb el bagatge acumulat per Joan Saura, Joan Herrera i Núria Buenaventura. En un moment difícil per la crisi  econòmica i la majoria absoluta del PP, en un grup parlamentari petit i un subgrup minúscul, amb un mandat, que era #Nocallarem.
I se'n va amb un balanç polític espectacular. Amb dedicació, perseverança, autoexigència sense límits, voluntat d’aprenentatge i més capacitat d’absorbir que una esponja de mar, s'ha acabat convertint en el referent parlamentari en els debats energètics, mediambientals i de cooperació, entre d'altres. Les organitzacions socials que treballen en aquest àmbit prou que ho saben i li han reconegut.
Ha estat la veu contra la Llei de Costes de Cañete, la veu crítica amb les continues reformes energètiques de Soria. La veu parlamentaria de les renovables, de l'eficiència energètica i l'autoconsum. La veu que va posar música i lletra a una fiscalitat verda.
Si avui la pobresa energètica està en l'agenda política és, entre d'altres coses, perquè la Laia va obrir el foc, amb la presentació i defensa d'una proposició en aquest sentit. La Laia va saber detectar el problema abans que ningú i va entendre que les polítiques per combatre la pobresa energètica eren una molt bona idea a la que li havia arribat el seu moment. I la Laia va saber aprofitar aquesta oportunitat.
Una cosa a la que encara no m'he acostumat és la seva capacitat per convertir un sospir de l'actualitat en una pregunta al govern. En el primer any de diputada ja va rebre el premi dels periodistes parlamentaris per aquesta tasca de control al govern.
Pels qui estiguin interessats en anar una mica més enllà de les anècdotes, els recomano llegir les seves intervencions, carregades de solvència, de denuncies als lobbies energètics i a l’autosegrestament al que s'han prestat el PSOE i el PP. I sempre amb propostes.
A més, una de les seves intervencions ens va proporcionar un dels moments més gloriosos de l'estil carpetovetònic del PP. Quan  Hernando, l'actual portaveu del PP, va rebatre els al·legats de la Laia sobre el canvi climàtic amb l'argument que "això del canvi climàtic, era com la llegenda Maya de la fi del món", que fa molt de temps que s'anuncia, però mai no arriba. No us creieu que és broma, està en el Diari de sessions.
No és casual, doncs, que hagi rebut en diverses ocasions el premi Avizor al diputat/da per la seva feina contra la pobresa i en favor del desenvolupament sostenible, que és ecològic i social.
I com que tota aquesta feina li semblava poca, ha aprofitat les seves estades a Madrid per mantenir i ampliar les xarxes de relacions amb altres forces polítiques, que de manera tenaç ha construït en Jordi Guillot. El resultat és la capacitat d'ICV per relacionar-se amb tothom i de fer de pont amb molta gent. Valor no menyspreable en els temps que corren.
Com veieu, aquest bagatge, amb el que ja portava del Parlament de Catalunya i el seu treball amb Joves d'Esquerra Verda, fa de la Laia un capital polític de primera divisió que estic segur aportarà a Barcelona en Comú molta experiència i solvència. I que se sabrà aprofitar.
Amb el company Josep Pérez Moya, que la substituirà en l'escó a partir del 14 d'abril, i la incombustible Roser Comellas, intentarem que la seva marxa del Congrés no es noti gaire.
Pels qui no tingueu la sort de conèixer el Josep, heu de saber tres coses: és un vell “psuquero" del Baix, amb més capacitat de resistència que els vells rockers. Un ocellet m'ha dit que a Cornellà va anar a l'Institut amb en Joan Tardà.  El Josep es va quedar la serenor. I és la persona que des del govern català de progrés va impulsar polítiques de trànsit, durament criticades per CIU, amb l’inestimable altaveu de la Vanguardia. Polítiques que, com sabeu, varen ser recuperades pel govern dels millors. És el que té la sensatesa i el rigor.
]]>
Joan Coscubiela i Conesa 2015-03-26 09:28:51
Asaltar los Suelos - La ilusión de poder cambiar Madrid http://blogs.publico.es/asaltar-los-suelos/2015/03/26/la-ilusion-de-poder-cambiar-madrid/ Carlos Huerga (@Chuerga)

En 1998, Fernando León de Aranoa estrenó “Barrio”, película que mostraba la realidad social de tres chicos de la periferia de Madrid: cómo vivían, qué problemas tenían, cómo era su entorno, etc. Quizás una de las razones del éxito de esta película fue que muchos nos veíamos representados en ella, mostraba nuestra realidad.

Ya han pasado 17 años de su estreno y, si volvemos a verla, comprobamos que muchas cosas han cambiado en nuestros barrios: ya no hay calles sin asfaltar, los descampados que se muestran ahora son parques o bloques de pisos, ya no es tan difícil ir al centro, etc. Sin embargo, aunque hoy seamos más viejos y nuestras calles sean más bonitas, la realidad que mostraba esta película no ha cambiado tanto. El paro vuelve a ser un problema, mucha gente no se puede permitir poner la calefacción en invierno e incluso nuestra esperanza de vida puede variar hasta siete años si vivimos en Orcasur o en el Barrio de Salamanca.

En todos estos años, en los que se nos vendía que vivíamos en una de las mejores ciudades del mundo, hemos sufrido la desilusión de la política. Tanto el PP como el PSOE han utilizado Madrid como su particular tablero de ajedrez en el que anteponían sus intereses a las necesidades de la ciudadanía: enchufar a amigos en cargos públicos, vender nuestro patrimonio a empresas de amigos, o incluso utilizar la alcaldía como moneda de cambio para acceder a un ministerio.

Sin embargo, hoy vivimos un momento en el que puede que recuperemos algo de la ilusión perdida. Ante este descredito, por todo el estado han surgido candidaturas ciudadanas que pretenden devolver la esperanza de poder hacer de nuestras ciudades un lugar mejor. Transformar nuestras realidades de acuerdo a nuestras necesidades.

En el caso de Madrid, esta plataforma se llama Ahora Madrid y desde el miércoles hasta el domingo estará decidiendo su programa con todas las propuestas en las que la ciudadanía ha estado trabajando, así cómo la lista electoral que presentará mediante unas primarias abiertas.

¿Por qué esta candidatura nos puede devolver la ilusión? Seguramente, de entre todas las personas que están participando en esta plataforma, podemos encontrar respuestas diferentes. En mi caso, esta iniciativa me ilusiona por varios motivos.

Primero, por una de las personas que se presenta a la alcaldía en las primarias. Me refiero a Manuela Carmena, una persona que transmite esa confianza y que es capaz conectar conmigo, con mi madre y con la mayoría de mis compañeros de trabajo. La solvencia, experiencia, valentía y honestidad de la candidata por la lista de “Mas Madrid” hace verosímil la posibilidad de ganar esta ciudad. Pero también me alegra que haya gente que no piense como yo y presenten a otros candidatos que  creen que pueden ser mejores, como hacen las listas “A por ellos”, “Madrid Incluye” o “Madrid en Movimiento”.

El segundo motivo es que, en las lisas a concejales me encuentro a compañeros y compañeras con los que llevo años coincidiendo en el objetivo común de cambiar esta ciudad. Poder contar con Nacho Murgui, ex presidente de la Federación Regional de Vecinos de Madrid, que acumula tanta experiencia y luchas en el movimiento vecinal; Rita Maestre a quien me encontraba en las campañas con las que Juventud Sin Futuro nos mostraba los problemas de la juventud; Jorge García o Inés Sabanés, con todo el conocimiento que tienen sobre la gestión del Ayuntamiento; Javier Barbero, experto psicólogo clínico y bioético; Chema Ruiz Losa, con quien coincidí en la PAH; Carlos Sánchez Mato, un perfil muy necesario para una ciudad tan endeudada; o Julia Cañamero, con quien he coincidido en el 15M y en el Círculo de Podemos de Arganzuela. Para mí, estas gentes conocen la realidad que queremos cambiar, porque la viven todos los días.

Sin embargo, lo que más ilusión me hace es que, tras décadas de gestión municipal de espaldas a nuestros barrios, a nosotros, por primera vez vamos a poder elegir una papeleta compuesta por gente que conoce bien las problemáticas que afectan a la ciudadanía porque son parte de ella.

Para votar en las primarias de Ahora Madrid, haz click aquí

Para votar el programa Ahora Madrid, haz click aquí

]]>
asaltar-los-suelos 2015-03-26 09:07:26
Fundación 1 de Mayo - Luchar contra la pobreza laboral y la desigualdad salarial en España http://blogs.publico.es/uno-mayo/2015/03/26/luchar-contra-la-pobreza-laboral-y-la-desigualdad-salarial-en-espana/ Ramón Górriz y Manuel Lago

 

El salario medio que proporciona la encuesta de coste laboral (ECL) oculta la terrible realidad de la pobreza y la desigualdad salarial que estamos sufriendo de forma creciente en España. Para aproximarse a esta realidad es mucho más útil el modulo de salarios por deciles que incorpora en sus datos anuales la encuesta de población activa (EPA).

En la distribución por deciles se divide el total de la población asalariada en diez tramos con el mismo número de personas en cada uno de ellos. En 2013, último año con datos, 14.143.600 personas trabajaron como asalariadas y por lo tanto cada decil estaba formado por 1.414.260 personas. En el decil 1 están las 1,414 millones de personas que tienen el salario más bajo; en el último decil, el 10, el mismo número de personas con el salario más alto. Entre ambos valores están los otros ocho deciles.

En el año 2013, los 1,4 millones de asalariados del decil 1 tenían de salario medio 414 euros mensuales brutos en 12 pagas, una cuantía que estaba muy por debajo del umbral del riesgo de pobreza. Aunque resulte difícil de aceptar, en España hay 1,4 millones de trabajadores por cuenta ajena que tienen una retribución anual de menos de 5.000 euros que, distribuidos en doce nóminas mensuales y dos pagas extras (el formato más habitual en nuestro país) equivale a una nómina mensual de 355 euros brutos.

Esta es la situación más dramática pero también los que están en el decil 2 y en el 3 tienen salarios bajos, aunque no tanto. En todo caso si sumamos los tres deciles, tenemos como resultado que 4,2 millones de asalariados, el 30% del total, tienen una nómina mensual que no alcanza los 950 euros brutos. O utilizando una expresión que ha hecho fortuna, 1 de cada 3 personas asalariadas no llega a ser mileurista.

Las personas asalariadas encuadradas en los últimos deciles son cada vez más pobres porque están sufriendo la devaluación salarial con mayor intensidad que el resto. Desde 2010 a 2013, todos los tramos salariales han perdido poder adquisitivo pero sus efectos han sido mucho más duros precisamente entre los que menos cobran: el decil 1 perdió el 23% de su salario real frente a una media del 7,4% del conjunto de los asalariados.

Las 1.414.260 personas asalariadas que están en el último tramo salarial no solo son pobres, sino que cada vez son más pobres porque en tres años han perdido casi 1 de cada 4 euros de su salario real.

La pobreza laboral y la desigualdad son las dos caras del mismo problema. El deterioro salarial afecta más intensamente a los que menos cobran, de forma que al empobrecerlas más se agranda la brecha con los niveles más altos. En el año 2007, el salario medio del decil 1 era de 502 euros mientras que el decil 10 estaba en 3.671 euros. La comparación entre los dos valores nos da una ratio que mide la diferencia entre ambos: los asalariados del decil 1 cobraban 7,3 veces menos que los del decil 10, esto es, una proporción de 7 a 1.

En el año 2013 este aumento de la desigualdad se agrava todavía más porque la proporción es ahora de 11 a 1. Esto refleja que, además del empobrecimiento, se está dando un enorme aumento de la brecha salarial, un enorme incremento de la desigualdad.

 

Las coordenadas que dibujan el mapa de la pobreza laboral

Analizar la composición del decil 1, conocer las causas que determinan la pertenencia a este tramo de salario que equivale a ser un trabajador pobre, sirve para después formular propuestas para luchar contra esta inaceptable situación.

Trabajar con jornada parcial es el factor determinante para estar en el grupo de los salarios más bajos porque el 92 % de las personas que conforman el decil 1 trabajan como asalariadas a tiempo parcial y solo el 8 % trabaja a jornada completa. Hay el triple de mujeres que hombres en el tramo de los salarios más bajos ya que el 75 % de las personas del tramo salarial más bajo son mujeres frente al 25 % de hombres, una ratio de 3 a 1 en contra de las mujeres.

Aunque los jóvenes se llevan la peor parte, hay personas de todas las edades en la escala inferior de los salarios. El 14 % de las personas del decil 1 tienen menos de 24 años, cuando su peso el total de los asalariados es solo del 5%; pero también 1 de cada 10 mayores de 55 años está en el tramo los peores salarios.

Españoles y extranjeros sufren la pobreza salarial ya que el 73 % de las personas que están en el decil 1 son españolas y, por lo tanto, el 27 % tiene nacionalidad extranjera, de forma que solo 1 de cada 4 personas con bajos salarios es inmigrante, las otras tres tienen nacionalidad española.

Los bajos salarios no son cosa solo de los contratados temporales como lo demuestra que el 51 % de las personas asalariadas del decil 1 tiene un contrato indefinido y el 49 % de carácter temporal, esto es, la mitad de las personas con bajos salarios tienen una relación laboral estable.

Los nuevos en las empresas son los que cobran menos, pero los bajos salarios afectan también a la gente con antigüedad porque es cierto que el 52 % de los que componen el decil 1 llevan menos de 2 años en su puesto de trabajo, pero también lo es que el 27 % lleva más de cinco años.

Los servicios de bajo valor añadido concentran los bajos salarios ya que el 62 % del colectivo que tienen el nivel salarial más bajo son personas que trabajan como empleadas en los hogares, en la hostelería, en el comercio y en los servicios auxiliares a empresas (limpiezas y vigilancia sobre todo).

Los salarios más bajos están casi todos en el sector privado que absorbe al 96 % de las personas que conforman el decil 1 y tan solo el 4 % trabaja en el sector público y cuanto más pequeña es la empresa, más trabajadores y trabajadoras con bajos salarios hay como lo demuestra que el 63 % de las personas que están en el decil 1 trabajan en empresas que tienen menos de 10 trabajadores.

 

Combatir esta situación injusta es una prioridad sindical

Esta situación de pobreza laboral y de desigualdad es inaceptable en una sociedad democrática digna de ese nombre. Por eso, luchar contra esta marginación de varios millones de trabajadores y trabajadoras pobres es una de las prioridades del movimiento sindical. Porque esta situación insoportable tiene solución, que pasa por una política salarial más justa.

En concreto, CC.OO está proponiendo una mejora sensible y sostenida de los salarios en términos reales que es indispensable para dar consistencia a la recuperación económica y dentro de esta propuesta para todos los asalariados hay que actuar con medidas específicas para los salarios más bajos.

En primer lugar elevando el salario mínimo interprofesional hasta 800 euros mensuales en dos o tres años recuperando su pérdida de poder adquisitivo para convertirse en un dique de contención contra los salarios de pobreza.

En segundo lugar estableciendo salarios mínimos de sector más altos en las ramas de actividad con más pobreza laboral. En tercer lugar y vinculado con el punto anterior, los incrementos salariales en estas actividades tienen que estar por encima de la media. Por último, pero tal vez lo más importante, hay que derogar gran parte de la normativa legal de la contratación a tiempo parcial que ha convertido a esta figura en un contrato a demanda, sin derechos y por lo tanto no deseado por la inmensa mayoría de las personas que lo sufren solo porque no tienen otra alternativa.

 

 

]]>
uno-mayo 2015-03-26 07:56:36
Marco Incomparable - Mujeres, hombres y anticatalanes http://blogs.publico.es/sandra-bulos/2015/03/26/mujeres-hombres-y-anticatalanes/  

Todo el mundo recuerda qué estaba haciendo el 11 de septiembre de 2001 cuando unos terroristas estrellaron dos aviones contra las Torres Gemelas de Nueva York. Aquel día se consideró que daba comienzo el siglo XXI. Yo estaba en el Congreso de los Diputados esperando a que empezara la sesión de control al Gobierno en la que, una vez más, José Luis Rodríguez Zapatero iba a hacer su pregunta semanal al entonces presidente José María Aznar.

 

Mi madre me llamó alarmada, me pidió que pusiera la televisión y que viera las imágenes que estaban retransmitiendo todos los informativos. No dice mucho en mi favor, pero la realidad es que después de quedarme un rato hipnotizada mirando la pantalla, le dije que estaba muy ocupada y colgué para centrarme en la crónica del día.

 

Cuando me encuentro ante un suceso importante, ante algo muy chocante, en ocasiones me cuesta reaccionar. Es por ello que entiendo algunas personas se bloqueen en ciertas circunstancias. No sé si pensar que algo así fue lo que le pasó a algunos de los seguidores más lerdos de Mujeres y Hombres y Viceversa cuando decidieron exigir a Telecinco a través de Twitter que no retrasara la emisión de ese espacio imprescindible para la historia de la televisión sólo porque se había caído un avión con 150 pasajeros, 51 españoles.

 

Lo que sí tengo claro es que los twitteros que llegaron a celebrar que algunas de las víctimas fueran catalanas o francesas han hecho unos comentarios con una maldad tal que merecen la respuesta que han tenido del Ministerio del Interior, que ha anunciado que investiga 50 mensajes y más de 20 perfiles relacionados con estos hirientes tuits. No estaban en estado de shock. Esperaban que las víctimas no fueran de los suyos.

 

 

]]>
Sandra Bulos 2015-03-26 07:56:26
La realidad y el deseo - Así no asaltamos los cielos http://blogs.publico.es/luis-garcia-montero/1552/asi-no-asaltamos-los-cielos/ Las épocas de incertidumbre exigen sus propias estrategias. A la hora de hacer el equipaje intelectual y político conviene no olvidar algunas cosas.  Una de ellas es la sinceridad. Fue uno de los compromisos que defendió Francisco Ayala cuando publicó en 1944 su libro Razón del mundo. Después de las experiencias bélicas en España y en Europa, y después de sonoros debates sobre el fracaso y la responsabilidad de los intelectuales, el exiliado republicano defendió la sinceridad como una forma imprescindible de posición ética en el pensamiento. Se trataba de asumir sin máscaras argumentales las dudas, las intuiciones y las apuestas de la propia identidad más allá de las certezas falsas.

Hay otra decisión muy útil en tiempos de incertidumbre: el esfuerzo de comprender y respetar las apuestas de los otros (de los otros que van en un mismo barco). No es un acto de buenismo, sino una precaución intelectual. En la crispación de los debates, suelen aparecer conceptos como infamia, traición o deslealtad que abren distancias irremediables entre los unos y los otros. La incertidumbre invita a la discusión, claro está, pero conviene hacerlo de un modo en el que la superación de la incertidumbre facilite la convergencia. Discutamos con sinceridad y sin abrir heridas.

Y, después, está también la obligación de matizar. La prisa en los análisis consolida dogmas y prejuicios, enmascara la realidad y dificulta la comprensión de los acontecimientos.

Las elecciones del pasado domingo en Andalucía han provocado muchas interpretaciones, pero una consecuencia principal: a diferencia de la situación anterior, con menos votos y los mismos diputados, el PSOE puede gobernar en solitario.

La idea del pacto político permite diversas valoraciones. No es coherente ni la sacralización, ni la negación inmediata. Intervenir en la realidad es consustancial a la lógica política. Yo considero que Izquierda Unida hizo bien en pactar con el PSOE para evitar la llegada del PP a las instituciones andaluzas en un momento en el que el éxito de la derecha se dirigía con paso vertiginoso al desmantelamiento de los servicios públicos, a la degradación laboral y a la voladura de los derechos civiles.

Y creo que Izquierda Unida hizo bien en utilizar su pacto para abrir comisiones de investigación contra las prácticas corruptas y para defender políticas sociales de carácter alternativo. Las posturas sobre el derecho a la  vivienda, los desahucios y la banca pública pusieron muy nerviosas a las élites financieras, y esos nervios pesaron tanto o más en la ruptura por parte del PSOE que las ambiciones personales de la presidenta, presidenta, presidenta, en los calendarios de su partido.

Que el pacto se pudo hacer de otro modo, más abierto a los ciudadanos y a todos los sectores de la propia IU, es verdad. Un pacto no puede servir para colocar militantes sin trabajo conocido y para consolidar aparatos añejos, también es verdad. Pero no confundamos los malestares internos o los errores de uso con los conflictos externos. Además, resulta incoherente achacar los malos resultados de IU al pacto, cuando el otro partido del acuerdo ha obtenido un éxito evidente. Se puede decir que la perspectiva es distinta entre los votantes del PSOE y de IU, otra verdad. Lo que ocurre es que esa verdad última nos conduce a la  encrucijada principal que vive hoy IU respecto a su propia situación y a Podemos. IU no puede conformarse con recoger las indignaciones de la crisis, necesita combatir democráticamente el modelo económico que ha producido la crisis. Los pactos se ven de distinta manera cuando se trata de recoger indignaciones o cuando el fin último es combatir un modelo.

Mantener la tradición histórica de la izquierda es legítimo cuando se pretende combatir un modelo social de capitalismo descarnado. En ese empeño resulta necesario configurar nuevas mayorías y buscar la convergencia con otras fuerzas. Pero no se debe confundir la convergencia con operaciones de liquidación de la izquierda organizada y con tácticas para hacer que el otro a rompa sus siglas. La Izquierda puede encontrarse bien en una inercia de indignados, pero siempre que no se la obligue a renunciar a su tarea última: la transformación del  modelo social y productivo.

Frente a los que se niegan a la convergencia o a los que exigen, como borrón y cuenta nueva, la renuncia a la historia de IU, yo creo sinceramente en el matiz de buscar el diálogo defendiendo una identidad propia, una apuesta basada en el reconocimiento de los conflictos de clase. En concreto, de los conflictos de clase en un país situado en el sur de Europa en 2015, no en otro lugar del mundo o en otra época. La lucha por el salario justo y el trabajo decente es la única manera en la que adquiere aquí sentido la regeneración democrática de una sociedad corrupta y desequilibrada. Tengo la prudencia de no considerar traidores a los que piensan de forma distinta, porque sé que sus actuaciones y sus apuestas responden a la misma incertidumbre que me afecta a mí y son tan legítimas como la mía.

Me limito a advertir algo: es posible que algunas llamaradas rupturistas sólo sirvan para consolidar el bipartidismo y acabemos entre todos haciéndole el juego a las estrategias de las élites económicas. He querido escribir un artículo sincero, matizado y respetuoso porque me afecta que en Andalucía se haya creado una situación que,  después de la llegada ruidosa de tantas novedades, vuelve a permitirle al PSOE el ejercicio del gobierno sin incomodar a los bancos. Y así no se asaltan los cielos.

]]>
Luis García Montero 2015-03-26 07:36:02
Econonuestra - Podemos, Syriza y los movimientos sociales: ¿Protagonistas o espectadores? http://blogs.publico.es/econonuestra/2015/03/26/podemos-syriza-y-los-movimientos-sociales-protagonistas-o-espectadores/ Alicia García, Estudiante de Ciencias Políticas
Miguel García, Miembro de econonuestra

¿Victoria pírrica en Grecia o dulce primera derrota? ¿Es el reciente acuerdo firmado por Syriza una victoria parcial del pueblo griego, o por el contrario, la clara confirmación de que frente a la Troika, ni un supuesto gobierno antiausteridad puede hacer nada? Parece que el siglo XXI de las revoluciones vencidas y los pueblos domados ya no se maneja en las coordenadas del morir de pie o vivir de rodillas. De hecho, flaco favor hacen quienes presentan la situación griega actual en estos términos. Esta lectura dicotómica de la coyuntura no sólo no nos permite ver con claridad la situación, sino que además niega, si es que existe, la posibilidad emancipadora que se ha abierto. El conflicto no está llamado a quedarse en los pasillos de Bruselas.

Al señalar las limitaciones que toda negociación con las instituciones conlleva, no se pretende entrar en el eterno debate de los movimientos sociales: instituciones-si, instituciones-no, sino un para qué sirve pelear en ellas. El campo de batalla que herramientas como Syriza o Podemos plantean, desde luego que se encuentra en la esfera institucional, pero no se agota -o no debería- en ella. De la misma manera que su origen está en las plazas y los movimientos, que crecieron fuera del aparato estatal-institucional, su futuro potencial transformador también dependerá, lógicamente, de estos mismos movimientos e iniciativas populares entre los que se gestaron.

La importancia de estos actores sociales radica en actuar desde fuera de la lógica estatal, generando espacios, allí donde las instituciones han dejado un vacío, abriendo la posibilidad de sobrepasar las normas impuestas. Los movimientos ejercen la transformación histórica e inscriben un nuevo sentido común sin atenerse a los vaivenes de la dinámica electoral. Sus formas de lucha desbordan las normas que rigen el tablero. Normas que desde luego no están dictadas para que estos, los movimientos, puedan construir más allá de las reglas de la representación. Jugar solo en la partida del cara a cara con la Troika, en un David contra Goliath, tiene como resultado y límite el estrecho margen conseguido por Syriza en su acuerdo del pasado Febrero. Frente a ello, los movimientos además cuentan con la ventaja de no responder ante nadie, de ser líquidos, de no poder ser medidos ni identificados con el baremo convencional.

Las transformaciones desde abajo sedimentan con mucha mayor fuerza que las efímeras victorias electorales. El cambio en el sentir popular respecto a los desahucios que instauró la PAH no depende de una victoria del PP o el PSOE, porque su victoria es mucho más profunda, está en el modo de percibir la sociedad por sus ciudadanos desde la cotidianidad. Como lo hacían los sindicatos en el siglo XIX, o los movimientos feministas y los Panteras Negras ya bien entrados en el XX.

Pero sin duda, los movimientos han cambiado. A raíz de nuestra primavera mediterránea particular, el 15-m, un crisol de nuevos movimientos, que rompía con las anquilosadas estructuras políticas y sindicales de lo que ahora sin miedo llamamos régimen, cristalizó. Siempre se recurre a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca como ejemplo, pero también un sinfín de asambleas, mareas multicolor y plataformas surgieron al calor de esta ola contestataria. Además, otras estructuras muy debilitadas, como las asociaciones de vecinos, o los centros sociales, han recuperado un vigor perdido entre años de neoliberalismo y paz social con sabor a ladrillo.

Coincidiendo con la pérdida de impulso de estos mismos movimientos surgió la iniciativa, por parte de un pequeño grupo promotor, de lo que hoy conocemos como Podemos. No pocos vieron en esto una suerte de causalidad: el vaciamiento de las calles en términos de un mucho menor número de manifestaciones y conflictos era consecuencia de la denominada “deriva electoral” con el novedoso Podemos a la cabeza.

Pero puede que la causalidad tenga un sentido contrario. Podemos y Syriza no son la causa, sino la consecuencia de la situación en la calle. La rabia popular, aquí y en Grecia, tomó la forma de huelgas generales y sectoriales, conflictos laborales de diferente índole o incluso nuevas formas de conflicto como los conocidos “escraches”. En Grecia, hubo más de 42 días de huelga general en los últimos años, para un resultado común en ambos casos: profundización de la austeridad y un balance casi negativo de victorias. Los movimientos, que no dejan de estar compuestos por personas -de paciencia limitada- cansados de darse siempre contra la misma pared, pensaron, en una gran parte, que quizá lo más interesante sería intentar agrietarla desde dentro. Esto implica, en el corto plazo, modificar la táctica, en la que Podemos y Syriza pasan a tener un rol central.

Sin embargo, esta táctica puede llevar al error de pensar que los movimientos y la organización popular debido a que ‘ha pasado su momento’ deben subsumirse en las tendencias electoralistas y pasar a reforzarlas. Quienes esperan esto de las iniciativas populares poco han entendido de la brecha en la que nos encontramos ahora. Las manifestaciones que hemos visto de apoyo a Syriza o Podemos marcan desde luego un cambio de tendencia en las manifestaciones actuales y sin embargo corren el peligro de relegar a la gente a meros espectadores y animadores de la partida que se está jugando en Bruselas.

El siguiente paso para el cambio no vendrá cuando los movimientos apoyen explícitamente a Syriza o Podemos, sino cuando estos vuelvan a marcar el rumbo. Y Syriza o Podemos, actuando en consecuencia, sirvan de herramienta canalizadora para el camino de estos. El rol de las herramientas electorales debe ser un reflejo de la calle, nunca al revés, por difícil que pueda parecer a la luz de experiencias previas.

Es precisamente por ello por lo que ahora más que nunca necesitamos esos movimientos, iniciativas que sigan marcando el camino desde un afuera. Movimientos que no queden recogidos dentro de la lógica partidista o electoral pero que se beneficien de ella de la manera que convenga. Que sean ellos los que rellenen de contenido la brecha institucional que se ha abierto en Grecia y debe abrirse aquí, para desbordarla. El juego de papeles debe volver a cambiar, y las protagonistas no deben ser las herramientas, es decir Podemos o Syriza, sino la gente: las y los de abajo.

]]>
EconoNuestra 2015-03-26 07:14:15
Las carga el diablo - Se acabó el incienso en Andalucía http://blogs.publico.es/juan-tortosa/2015/03/25/se-acabo-el-incienso-en-andalucia/ abc.750 23marzoA tenor del incienso gastado desde el domingo para celebrar la presunta victoria de Susana Díaz en las elecciones, es muy probable que las cofradías andaluzas, si no han sido lo suficientemente previsoras para la ya inminente semana santa, tengan problemas de stock.. Habrá que conformarse con oler a azahar.

Le han hecho tanto la pelota a Susana en estos cuatro días la cohorte de caras satisfechas que siempre la rodea; le han bailado tanto el agua, desde los periódicos de la caverna hasta Felipe González, desde los costaleros de Triana hasta los consejeros delegados de las empresas del Ibex 35 que al final, aduladores y adulada, van a ser capaces de acabar creyéndose sus propias mentiras.

larazon.750 (8) 23 marzoPorque vamos a ver ¿que puñetas celebran, que han sido los más votados? De acuerdo, pero con cien mil votos largos menos de los que tenían. ¿Celebran acaso que pueden gobernar? Quizás, pero solo durante este año y gracias a unos presupuestos aprobados por los infelices de Izquierda Unida quienes, rematados por la doña, andan desde el domingo llorando por las esquinas sus muchos y nada inocentes errores.

En qué estaban pensando aquellos que aparecían en la tele luciendo sonrisas de oreja a oreja? ¿Ignoran quizás que lo van a tener muy crudo, durante todo el tiempo que dure la legislatura, para sumar mayorías estables? ¿O acaso están encantados con los resultados de Ciudadanos, los únicos a quienes la aritmética les podría llevar a casarse con ellos?

elpais.750 (1) 23 marzoNadie tiene nada que celebrar y lo saben. Ciudadanos es una incógnita hasta para ellos mismos, que tienen todas las papeletas para morir de éxito a las primeras de cambio, en el PP caminan agachados por sus sedes para evitar los afiladísimos cuchillos que vuelan por los pasillos, y en Podemos, caras de funeral, parecen empeñados en comprarle a Inda su travieso diagnóstico: “gatillazo”. Nadie tiene nada que celebrar, pero menos que nadie el PSOE, sobre todo tras los parabienes en portada del ABC y La Razón. Susana y los suyos lo saben, y por eso contraprogramaron con esa espectacular y memorable bajada de rampa que quedará para la historia como la puesta en escena más desaforada de un fracaso innegable.

Es una victoria envenenada, una presunta victoria como decía yo antes. No tendrían que haberse mostrado tan felices y lo saben. Porque, aún en el caso de que llevaran razón, y su habilidad para pactar acabe permitiéndoles una legislatura “feliz”, no se puede salir en la tele riéndose como si les hubiera tocado la lotería. Les deben otras caras a los millones de gobernables que lo están pasando mal.

elmundo.750 (1) 23 marzo¿Qué celebraban? ¿De qué puñetas se reían? Me pregunto cómo pudieron sentarle esas sonrisas al treinta y cuatro por ciento de parados de la Comunidad o al millón largo de hogares que se encuentran por debajo del umbral de la pobreza, o a los que solo comen gracias a Cáritas, o a los jóvenes andaluces que siguieron la noche electoral desde Sidney, Omán o Liverpool, donde sobreviven a duras penas y cada día que pasa ven más lejos la posibilidad de regresar.

No quiero pensar que aquellas caras de felicidad del domingo por la noche se debían a que estaban pensando en su chollos, en sus mamandurrias, en sus prebendas salvadas. De todas los análisis posibles, ABC y la Razón eligieron el que más alivio les proporcionaba. A e3llos, a los demás periódicos y a los intereses que éstos representan. Viva Susana, que nos ha frenado a Podemos, viva Susana, que seguirá subvencionándonos. ¡Uf!, qué miedo hemos pasao.

Loor y gloria a nuestra salvadora. Larga vida. Han sido tantos los beneficiados, tantos los que respiran aliviados, tantos los paniagudos que podrán seguir mamando de la teta… que claro, se les ha acabado el incienso, el jabón y hasta los pétalos de flores. Aunque la victoria sea mucho menos victoria de lo que ellos se empeñan en hacernos creer.

J.T.

]]>
Juan Tortosa 2015-03-25 20:14:25
El 4º Poder en Red - Podemos a la parrilla (I) http://blogs.publico.es/el-cuarto-poder-en-red/2015/03/25/podemos-a-la-parrilla-i/ Comunidad editorial de El 4º Poder en Red
*Esta es la primera entrega de una serie que publicaremos sobre la cobertura informativa de Podemos. Nos basamos en las Sesiones del Curso sobre Esfera Pública Digital del Máster CCCD.

 

Ha pasado un año desde la irrupción de Podemos. Un año en el que, de nuevo, se demostró que la esfera pública española es un campo de batalla donde impera la ley del más fuerte: un darwinismo mediático marcado por las alianzas partidarias y económicas de los medios de comunicación convencionales.

Podemos fue clave al introducir en los medios el discurso quincemayista, crítico con la Transición y con el Régimen del 78. Sin embargo, ese discurso corre el riesgo de ser fagocitado por Ciudadanos, partido más afín a las élites que Podemos pretende combatir. La lógica mercantilista y las alianza partidarias señalan una secuencia marcada por: la guerra de audiencias, el cierre discursivo y la guerra sucia.

Primera fase: la audiencia lo es todo

Podemos da audiencia. Pablo Iglesias aumenta el número de espectadores de los programa televisivos en los que aparece gracias a: su particular lenguaje, que mezcla lo emocional y lo estético; su temple, al hacer frente a tertulianos vociferantes y acostumbrados a la marrullería; y al incipiente “discurso del sentido común”, que más tarde se convertirá en el principal eslogan de su formación. Características que conectan, casi instantáneamente, con el imaginario del público.

Sin saberlo, en su afán por ganar audiencia, los medios permiten que el latente “No nos representan” derrumbe su muro mediático. Antes, dicho discurso había pasado tres años a fuego lento en los medios alternativos, calando poco a poco en la opinión pública.

Fue desde principios de 2014 cuando Iglesias logra introducir un discurso que recoge, ente otras, las principales demandas de la PAH y de las distintas mareas, así como las voces más críticas con el capitalismo… Las lanza, ni más ni menos, que en prime time. La falta de carisma y aparente desconexión con la realidad de los principales líderes políticos (Rajoy en el PP, Rubalcaba en el PSOE, Cayo Lara en IU) hacen el resto: le ofrecieron en bandeja la rampa de lanzamiento para un mensaje que se llevaba perfeccionando cinco años.

https://vimeo.com/album/2145945/video/16529924

Justo cinco años antes de las Elecciones Europeas de 2014, Pablo Iglesias presentó el primer programa de 99 segundos en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid. Un espacio de debate creado por alumnos y docentes de la propia universidad. Poco tiempo después comenzó a emitirse La Tuerka en la televisión local de Vallecas, TeleK. Después, Iglesias da el salto a la TDT, donde sorprende a tertulianos de extrema derecha, a quienes utiliza de sparring mediáticos. Se entrena con ellos, pule su estilo y entra en los platós de las grandes televisiones.

https://www.youtube.com/watch?v=5dKkeGybvFw

El último paso de esta etapa se da en los platós de Cuatro y La Sexta. Desde ahí, la figura mediática de Pablo Iglesias se transforma en Podemos. Logrará más de un millón de votos y envía cinco diputados al Parlamento Europeo.

Segunda Fase: el cierre discursivo

Los resultados de las Elecciones Europeas son el primer toque de atención. Por primera vez en 30 años, los votos de PP y PSOE sumados no superan el 50%. Hasta aquel momento, las élites y los medios del bipartidismo se habían limitado a ignorar a Podemos. A partir de entonces, empezarán a considerarlo una amenaza.

Las encuestas demoscópicas de septiembre de 2014 comienzan a mostrar que la formación liderada por Iglesias no había sido una simple receptora del voto de protesta en unas elecciones menores. Podemos se consolida como opción política, y los poderes políticos empiezan a darse cuenta de que el espacio discursivo de Podemos debe cerrarse. Mensaje que pronto encuentra correlación en los medios convencionales, que actúan en consecuencia.

La reprimenda llega incluso a darse en antena. Esperanza Aguirre, líder del Partido Popular en la Comunidad de Madrid, cuestionó en directo el tratamiento informativo que un medio de comunicación privado había dado a las elecciones griegas, así como la relación establecida entre Syriza y Podemos. Aguirre calificó de “propaganda” dicha cobertura y terminó increpando a la presentadora.

https://www.youtube.com/watch?v=Jdn0PEsXhYk

Los medios captaron el mensaje. La estrategia es clara: generar la mayor visibilidad posible del partido (aprovechando su tirón de audiencia), pero con un sesgo mediático negativo. El grifo de la transmisión de ideas se cierra y los miembros de Podemos ya solo aparecerán para defenderse de ataques y descréditos. La formación de Iglesias tiene parte de responsabilidad en este giro. Si responde a las preguntas de los periodistas sobre las líneas básicas de su programa diciendo que esto será consultado a los expertos y a los seguidores, solo cabe centrarse en lo líderes. Serán objetivos a batir.

Portada de ABC del 10 de febrero de 2015.

  Portada de ABC del 10 de febrero de 2015.

Portada de La Razón del 27 de enero de 2015.

Portada de La Razón del 27 de enero de 2015.

 

Tercera fase: comienza la guerra sucia

La última etapa comienza con la campaña contra Juan Carlos Monedero. Dicha estrategia cumple con éxito sus objetivos: derribar al número tres de la formación, implantar el mensaje de que nadie está limpio de corrupción y frenar el impacto electoral de Podemos. Era el bloqueo al potente inicio de campaña electoral que había protagonizado tras la multitudinaria convocatoria de la Marcha por el Cambio.

La portada de ABC (10/02/2015) fue significativa de las prioridades informativas imperantes. Era el día después de la eclosión del escándalo de la lista Falciani. El periódico utilizó su portada para, en vez de dar cuenta de ello, atacar la imagen de las universidades españolas. ¿Tendría algo que ver la presencia del apellido Luca de Tena –fundador e histórico editor de ABC– en la lista?

Surge la paradoja. Mientras medios de todo el mundo tratan las lista Falcini, los principales medios españoles hacen caso omiso y dedican un amplio despliegue a Monedero, profesor universitario, y sin ningún puesto de responsabilidad política. En contraposición, nadie dedica atención a cómo un banco internacional ha orquestado una operación masiva para que las principales fortunas del país rebajen al mínimo su carga impositiva, Una vez más, la esfera pública española vuelve a traicionar el derecho a la información de los ciudadanos.

 

Portada El Mundo 10 de febrero 2015.

Portada El Mundo 10 de febrero 2015.

El País 10 febrero 2015.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para El País, los vagos recuerdos de Claus Offe, un académico de ochenta años que reconoce tener “mala memoria”, son utilizados para acusar en portada a Juan Carlos Monedero de haber falsificado su currículum. Una decisión periodísticamente inaceptable que lleva, días después, a la Defensora del Lector del propio diario a reprender al director adjunto del periódico y a pedir disculpas a los propios lectores.

A la maniobra contra Podemos se suman incluso las instituciones del Estado. Cristobal Montoro, ministro de Hacienda, utiliza el fisco español para amedrentar a Iglesias, Monedero y al resto de miembros del partido. Estrategia que es definida, incluso por Federico Jiménez Losantos, como una “vulneración de sus derechos” contraria al marco legal sobre protección de datos fiscales vigente en España.

https://www.youtube.com/watch?v=BrbSdv7c4Sg

Sin embargo, la campaña consigue sus objetivos. Se descubre que Hacienda llamó uno a uno a los españoles de la lista Falciani para que se pusieran al día con sus obligaciones fiscales. Pero Monedero tuvo que presentar una declaración complementaria, dar una rueda de prensa con las facturas de su trabajo y apartarse, finalmente, de la primera línea del partido.

La estrategia político-mediática se había cumplido. Refuerza lo existente y frena lo emergente.

Continuará…

]]>
Opinión 2015-03-25 19:56:41
La revuelta de las neuronas - Aquí estamos, el cambio ha venido para quedarse http://blogs.publico.es/jorge-moruno/2015/03/25/aqui-estamos-el-cambio-ha-venido-para-quedarse/ 11083595_566521516784182_7584172918112375930_nAl día siguiente, los diarios ABC y La Razón respiraban tratando de proyectar la misma tranquilidad en sus portadas: Susana Díaz frena a Podemos. La apuesta de los sectores conservadores por impulsar a la pata débil del régimen del 78, pareciera haber surtido efecto, pero ¿están en lo cierto? Saben que no lo tienen nada claro y por eso buscan transmitir una aparente certeza. En su terapia de autoayuda se convencen de que el río vuelve a su cauce original, esto es, se vuelve al tipo de orden y reparto de las posiciones políticas que les conviene a las élites. Pero podríamos estar ante una situación parecida a la que describía Tocqueville, cuando advertía a la Asamblea Nacional francesa en 1848,  “creo que nos estamos durmiendo sobre un volcán.

Si miramos la foto al completo podemos observar que se dan las condiciones para el cambio político. Primero en el campo sociocultural sobre todo con el 15M en 2011, y luego tomando cuerpo político desde el 25M de 2014, la erosión de los actores viejos es manifiesta. En 2008, PP y PSOE sumaban el 86% de los votos en Andalucía, en 2012 el 80% de los votos y en 2015, apenas llegan al 62% de los mismos. El PSOE, que obviamente ha ganado las elecciones y ha sido el partido más votado, sufre una hemorragia constante de votos y cada vez se conforma con menos para cantar victoria, al contrario que Podemos, siempre con hambre de más para sentirse conforme. Entre 2008 y 2015, el PSOE ha perdido unos 770.000 votos, dejándose por el camino unos 13 puntos. Hasta ahora, incluso en 1994, cuando el PSOE bajaba el PP subía, en 2015 los dos bajan en votos. Tal y como apuntan algunos análisis, el PSOE suele sacar entre 8 y 10 puntos más en los comicios andaluces que en el conjunto del país. Dicho de otra forma, el descenso en votos del PSOE en Andalucía tiene una réplica más fuerte cuando se trata de traducirlo en las elecciones generales. El tiempo de lo caduco se acaba, llegan ideas frescas y renovadoras; los que ayer degeneraron no van a regenerar nada hoy. Unos van de arriba hacia abajo en descenso, otro va de abajo hacia arriba ascendiendo.

Algunos, en su deseo de hacer realidad sus profecías, tenían escrito un titular que no han podido exponer: Podemos se desinfla. Se equivocan, aquí estamos y no nos vamos, porque el cambio ha venido para quedarse. Podemos es una fuerza ciudadana que surgió hace poco más de un año. Desde entonces no ha dejado de crecer, desde la primera encuesta que otorgaba un 0,2% pasando por las elecciones europeas logrando el 8% de los votos. Podemos ha duplicado el porcentaje de votos en Andalucía con respecto a las elecciones europeas y ha triplicado el número de votos consiguiendo casi el 15% de los votos. Un resultado inédito para una fuerza tan joven en unas elecciones convocadas en su contra, diseñadas para una mayoría absoluta, que por cierto, no han conseguido. Acostumbrados a jugar con el viento en contra, la sonrisa de Podemos se muestra como una sonrisa irónica consciente de las dificultades y los retos que tiene por delante. El resultado es inaudito en las condiciones y tiempos que se han dado, pero sabemos que no es suficiente, la urgencia de los tiempos exige mucho más y para ello hay que seguir trabajando. Podemos no nació para ser oposición y aunque trabaje sin descanso cuando le toque serlo, tiene la vista puesta en ganar las elecciones para construir el cambio en este país.

¿Pero de qué se habla cuando se habla de cambio? De un nuevo pacto social entre la ciudadanía, nunca más pactos de despacho entre viejas o nuevas élites, nunca más un país sin su gente. ¿Qué hay que cambiar para poder hablar de cambio? La desigualdad, esto es, cuando el 1% de la población acumula la misma riqueza que el 70% de la población. No hay democracia sin democracia económica. Acabar con la espirar de endeudamiento y caminar hacia la suficiencia fiscal. Eliminar la corrupción, pero no reducirla a quien mete la mano, la corrupción es algo mucho más serio que unas manzanas podridas. La corrupción es un sistema de gobierno cuyo origen hay que buscarlo en el secuestro de las instituciones públicas por parte de los sectores privilegiados, muchas veces los más improductivos. Hacer especial hincapié en materia de derechos y política salarial, lo que significa defender los servicios públicos universales y para ello es fundamental, acabar con la deflación salarial, la temporalidad y la precariedad, de asalariados y autónomos. En 2014 han bajado los salarios y han aumentado las horas trabajadas de los que mantienen su empleo.

El paro,  para ello hay que reactivar la economía existente y activar con urgencia, nuevos sectores intensivos en tecnología y conocimiento, en sostenibilidad ambiental, o en el campo de la energía. El cambio de modelo productivo precisa valentía, pues los hay que viven muy bien del ladrillo y los monopolios. Otros aplican políticas de austeridad que empeoran la vida de la gente, suelen ser los mismos que utilizan lo público para el lucro privado, ya sea de forma legal o ilegal. Existe otra austeridad, la que beneficia a la ciudadanía. Podemos ya ha hecho más por la gente antes de entrar al parlamento, que otros en años de gobierno: 1,4 millones de euros en ahorro a los y las andaluzas. Seguimos.

]]>
Jorge Moruno Danzi 2015-03-25 18:28:26
A contracorriente - Por una nueva oportunidad para el Foro Social Mundial http://blogs.publico.es/emir-sader/2015/03/25/por-una-nueva-oportunidad-para-el-foro-social-mundial/ El Foro Social Mundial regresa a Túnez después de dos años. La duodécima edición de este encuentro tuvo lugar en la capital tunecina en 2013, y al igual que entonces, se trata de una reunión de intercambio de experiencias. El FSM se reduce a eso: compartir e informar lo que sucede en los países participantes.

Este aspecto minimalista que caracteriza al encuentro es resultado del control que las ONGs ejercen sobre el FSM. Las organizaciones no gubernamentales han impuesto una concepción reduccionista y de exclusión de partidos, gobiernos, estado, política, para así poder garantizarse el control de la cita. Desde que ciertos gobiernos latinoamericanos pasaron a construir alternativas al neoliberalismo —demostrando que otro mundo es posible—, los FSM se han vaciado. De esta manera, las nuevas generaciones de indignados y okupas, así como formaciones políticas como Syria y Podemos que no conocen ni saben de la existencia de los FSM porque su referencia son los gobiernos progresistas latinoamericanos.

Este año, el Foro se desarrollará de nuevo en Túnez desde el 24 al 28 de marzo. El encuentro se ha adelantado por el atentado terrorista sucedido en el Museo Bardo el pasado 18 de marzo, que se cobró la vida de 23 personas en pleno centro de la capital. A pesar de mantener un sistema democrático, —o tal vez, por el hecho de mantenerlo— Túnez es el blanco de un creciente número de atentados, ya sea por su frontera con Argelia, por la cercanía con Libia, o por la gran cantidad de armamento circulando por los distintos grupos que disputan el poder. Muchos jóvenes tunecinos han sido reclutados por los grupos fundamentalistas vinculados al Estado Islámico, que se entrena en Libia, según denuncia el gobierno.

A pesar del ataque terrorista, el Foro abrirá sus puertas. Comenzará abordando el tema del terrorismo—con sus implicaciones, desde la mezcla de religión con política hasta el destino de la Primavera Árabe—, que será el centro de los debates.

La confirmación de la participación de los inscritos es una muestra de solidaridad con Túnez. El mismo carácter del Foro ha cambiado, bajo el impacto de los atentados.

Túnez, el país más laico de toda la región que cuenta con fuertes movimientos sociales y una importante movilización de las mujeres tunecinas, es el que mantiene la apertura política iniciada con la Primavera Árabe. Por un momento, parecía que el país seguiría el desastroso camino de Egipto, pero el partido islámico, que salió victorioso en las primeras elecciones y que había empezado a crear una constitución en los moldes de la egipcia, renunció al gobierno y ni siquiera presentó candidatura a la presidencia del país.

El gobierno actual de Túnez, a pesar de ser conservador, se ha comprometido a establecer el consenso respecto a la nueva constitución y a los temas que podrían ser objeto de propuestas fundamentalistas. El país se ve frente a la necesidad urgente de llevar a cabo políticas que lo saquen del prolongado estancamiento económico y sus efectos en una profunda crisis social. A esto, se suma el tema de la seguridad, que se ha agravado con el atentado ocurrido este mes.

El FSM tiene la oportunidad de reconquistar cierta trascendencia, en el caso de que se propusiera discutir las raíces de estos problemas, entre los que se encuentran la crisis económica internacional y la multiplicación de los focos de guerra en el mundo –en particular en Oriente Medio-. Pero para ello tendría que meterse de lleno en la política, porque el origen se encuentra en la hegemonía neoliberal, en la economía y en la dominación imperial norteamericana en el plano político.

El Foro tendría que proponer alternativas que se encaminaran hacia las políticas que desarrollan los gobiernos progresistas latinoamericanos y a la construcción de un mundo multipolar, teniendo en cuenta las políticas llevadas a cabo por los BRICS (, ya que son necesariamente una referencia central.

El FSM tendría que seguir los pasos de los nuevos movimientos juveniles, como Podemos y Syriza en Europa. Para ello, debería discutir la posición que ha asumido la Unión Europea con la aplicación de sus políticas de austeridad. Debería discutir cómo países como Túnez y Egipto, protagonistas iniciales de la Primavera Árabe, se encuentran en la situación actual e incluso, cómo podrían evitar acuerdos suicidas con el FMI para superar sus crisis económicas y sociales.

El Foro Social Mundial tendría que ensanchar sus temas y la participación de fuerzas políticas para dejar atrás la indiferencia que lo ha marcado estos últimos diez años. Túnez puede ser la nueva oportunidad para el FSM.

]]>
Emir Sader 2015-03-25 12:07:37
Números Rojos - Madres de locutorio http://blogs.publico.es/numeros-rojos/2015/03/25/madres-de-locutorio/ Educar, acompañar y dar cariño a través del teléfono a miles de kilómetros de distancia es la realidad de muchas mujeres inmigrantes. Los locutorios se convierten en centros improvisados de maternidades transoceánicas. La autora de este reportaje recogió sus testimonios en un documental sonoro. Estas son sus historias de amor a distancia.

Texto: Déborah Gros. Fotos: Ana Lucía Hernández Cordero.

Madres-desde-la-distancia-01Todo empezó en un locutorio del barrio de Arganzuela en Madrid. Estaba recién llegada a España y no tenía otra opción para llamar a mi familia en Francia. En la cabina mal aislada se podían escuchar las voces de todos los clientes alrededor. Eran sobre todo mujeres, muchas latinoamericanas, que hablaban con sus hijos. “Cuídate mucho”, “pórtate bien”, “tu mamá te extraña” decían. Dejé de ir al locutorio pero esas voces se quedaron dentro de mí. Decidí hacer un documental sonoro para contar historias de madres a distancia.

Nora y Noemi aceptaron participar en el proyecto. Las dos son ecuatorianas, vinieron a España hace 10 años para trabajar en el servicio doméstico. Dejaron en Ecuador a sus dos hijos e hijas a cargo de sus padres, de su hermana o de su tía. Por muchas razones no pudieron optar por la reagrupación y se tuvieron que conformar con una relación a distancia.

Para realizar el documental acompañé a Nora y Noemi durante un año. Me contaron sus historias de vida, me dejaron grabar algunas de sus conversaciones telefónicas a Ecuador. Desde esta intimidad quise esbozar retratos sensibles lejos de los estereotipos de la madre-heroína o la madre-víctima. Nora y Noemi son ‘madres desde la distancia’ con todas las complejidades y las contradicciones que eso supone.

Para escribir este artículo, me basé en las transcripciones de audio pero, por muy fiel que haya intentado ser a los testimonios, le faltan al texto las voces y los silencios de Nora y Noemi. Por eso, os invito a pasar de la lectura del artículo a la escucha del documental en este enlace.

Enero

Es domingo, día de locutorio para Nora. Sale de casa y cruza la calle a toda prisa. Fuera, ya se ha hecho de noche, están encendidas las luces de Navidad. Hace más de una semana que no ha hablado con sus hijos. Empuja la puerta del locutorio lanzando un “hola, voy a hacer una llamada, ¿vale?”. En la pared los relojes indican las 8 en Madrid y las 2 en Quito. Nora va directa a la cabina 1, enciende la luz, se sienta en el taburete sin quitarse el abrigo. Coge el teléfono, lo limpia con un pañuelo y marca el número de Andrés. No contesta. Lo mismo con Jipshon. Intenta el fijo. Suena y suena.

De repente, una voz chisporroteante corta los tonos del teléfono. Nora pregunta con precipitación: “¿Qué pasó? ¿Por qué no me cogías el teléfono? Estaba preocupada”. Poco a poco su respiración se tranquiliza. Intercambian novedades. Los dos hermanos han pasado Navidad con la familia y a Andrés le ha tocado disfrazarse de Rey Mago en el instituto. “¿Me enviarás fotos verdad?”. Nora les cuenta que ella se ha quedado en casa con unas amigas pero que aun así se siente sola. Solo espera el momento de volver a reunirse con ellos en Ecuador.

Recuerda perfectamente el día que anunció a su familia que se iba a marchar a España. Estaban comiendo: su padre, su madre y sus hijos que tenían entonces 9 y 12 años. Le dijo a Jipshon, el mayor: “Creo que mamá tiene que viajar. Como tú vas a entrar al cole, vas a necesitar más cosas y a lo mejor mamá acá no te las puede dar”. El niño contestó: “¿Te vas a ir en avión muy lejos? Sí, mi amor, pero ¡mamá va a regresar pronto! Tú acá vas a quedar con el abuelito y la abuela”. Una semana después estaba la maleta lista. Nora decía “un año máximo” pero hace ya más de diez que se fue sin haber podido regresar a su país.

Noemi también tiene a sus dos hijas en Ecuador. Ya no va a los locutorios, pero todavía recuerda el ruido, el olor, la ausencia de intimidad. Al principio las llamaba a cualquier hora, a veces incluso las despertaba por la noche. No podía aguantar la distancia. Si fuera posible hubiera pasado las 24 horas con el teléfono puesto. Noemi también vino a España por razones económicas. Aunque detrás le empujaba otra razón más personal: quería huir de un marido alcohólico. “20 años de matrimonio y 20 años veníamos sufriendo la misma cosa. Cuando tuve la oportunidad de irme fue como una ventana en mi realidad. Sabía que mis hijas iban a sufrir muchísimo. Pero tenía que salir porque esa vida no era vida”.

Ahora Noemi llama desde su móvil. Mucho más cómodo pero más caro. Intenta hacer presupuestos: “Como máximo unos 60 € al mes” pero muchas veces la factura indica el doble. “Siempre surgen problemas, sobre todo con la pequeña, Pati”. Tiene 17 años y ya es madre de una bebé que educa sola. A veces, cuando funciona la conexión a internet, Noemi queda con Pati por Skype, y así puede ver a su nieta. Hoy hay suerte: “Hola mi niña, ¡ay qué bonita!”.

Noemi pregunta si la bebé sabe caminar, si ha aprendido palabras nuevas: “¿Y los ojos?, ¿sabe dónde están? Tienes que enseñarle dónde están los ojos, la nariz, la boca, las orejitas, tiene que irse topando ya todo su cuerpito, aprender a conocer”. Saltan de un tema a otro, repasando las dificultades de Pati, una adolescente que tuvo que madurar demasiado rápido: el novio no da la pensión, la hermana no quiere compartir la casa familiar, etc. Noemi consuela, aconseja, intenta buscar soluciones. “¿Ya estás tranquilita? Cualquier cosa me llamas, aquí voy a estar.”

Madres-desde-la-distancia-03Mayo

En la cabina del locutorio Nora está nerviosa. Tiene cosas importantes que decirle a Andrés. Se ha enterado de que está faltando mucho a clase últimamente. Pone su voz más dura, la de la madre autoritaria: “¿Por qué no estudias, qué es lo que te impide entregar los trabajos?”. Un silencio y Andrés contesta: “Es que estoy enamorado”. Nora se queda un instante en blanco: “¡Eso no es chiste! Uno puede estar enamorado pero la responsabilidad del estudio va primero”. El enfado se mezcla con las ganas de reír, no se esperaba tal sorpresa. Pero intenta contener sus emociones y sigue con el discurso. La educación siempre ha sido su mayor prioridad. Deja las palabras fluir, claras y justas. Nora tiene ese arte de comunicar que hace que nunca se rompa el hilo frágil de la conversación. “Yo quiero que pases de año y que te gradúes. Te he prometido que no faltaré para tu grado, sea como sea estaré allí ese día”. Andrés se queda callado. “¿Sí, me estás escuchando?”.

Sus hijos la llaman por su nombre, “Nora”. “Yo siempre he querido que me llamen mamá, porque es la palabra más linda del mundo. Pero desde pequeños la llamaron madre a mi madre”. Jipshon y Andrés se criaron con sus abuelos. Pero fallecieron pocos años después de que Nora se fuera a España. A partir de ahí, todo se derrumbó. Los hermanos se encontraron solos y la ausencia de Nora se hizo más dura. Entonces saltaron los reproches: “Es tiempo que regreses. Que ya no nos quieres. ¿Por qué te fuiste si acá también se vive? ¿Qué has hecho tú por allá? ¡Abandonarnos!”. Nora sabía que efectivamente tenía que estar allí pero intentaba explicar: “He venido para sacarles en adelante”. Le respondían: “Sí, muchas gracias, pero nosotros te necesitamos”.

Noemi también tuvo que escuchar palabras que duelen. “A veces se perdía la relación madre-hija. Me veían como una agencia bancaria. Exigiendo. Y no solamente venía de ellas sino también del colegio, de todas partes. ¿Tu mamá está en España? Dile que te mandé esto y lo otro”.

Con el tiempo, la paciencia y la ayuda de especialistas, Noemi ha aprendido a poner límites, a recuperar confianza en ella misma para establecer una relación más equilibrada con su hija. Pero no funciona siempre. Noemi tiene amigas y conocidas que han ido perdiendo el contacto con los suyos o que mantienen conversaciones cordiales y vacías. “Es el dilema del inmigrante, saber compartir los dos mundos, lo que es allá y lo que es acá. Cuando uno ya lo tiene claro, empieza a sentirse un poquito mejor”, comenta Noemi.
Hace un par de años volvió a conocer el amor y se casó. Ahora le encanta Madrid, pasear por las calles, observar el cambio de estaciones.

Dice que antes de venir a España nunca había tomado tiempo para cuidarse. Toda su vida estaba volcada en las necesidades de su marido y de sus hijas. Ahora cuando vuelve a Ecuador cada año, se siente extraña. “Adoro a mis hijas, quiero estar con ellas, pero tengo mi vida acá. Digo siempre que mi corazón se parte en dos: medio dejo allá y medio acá. Es difícil, pero no imposible”.

Lo que sí desea más que todo es que su hija Pati venga a visitarla a Madrid con la bebé, aunque sea solo para un periodo corto. Dice que le vendría bien alejarse de los problemas que tiene en Ecuador, con su novio sobre todo, y compartir la experiencia de su madre. El dossier está montado y los papeles presentados en la Embajada española de Quito.

Noemi espera que llamen a su hija para una cita.

NoviembreMadres-desde-la-distancia-02

El verano ha pasado trayendo noticias dolorosas para Nora. Llevaba unos meses recibiendo con ilusión mensajes y fotos de parte de Andrés y de su novia Stefanía cuando una mañana se encontró con el siguiente mensaje: “¿Viejita querida, te gustaría ser abuela?”. Le invadió el pánico. Esperó la noche para llamar desde el locutorio rezando para que fuera broma pero se confirmó la noticia. Stefanía iba a dar a luz en cuatro meses. Sintió rabia y alegría a la vez. Le dijo a Andrés: “Desde hoy empieza tu responsabilidad. Le debes todo el respeto y el cariño a Stefanía. Para una madre lo más duro en la vida es que te dejen sola con los hijos al lado. Y tú sabes perfectamente lo que es sufrir solo”. Nora había conseguido ahorrar un poco de dinero para su billete de avión a Ecuador. Pero con esta noticia tuvo que aplazar el viaje una vez más. El dinero se gastará en ropa y en material para el bebé que viene en camino. Siempre pasa así.

Nora sueña con volver a su país pero antes de todo tiene que sobrevivir, hacer frente a las urgencias del día a día. Los sueños pasan a segundo plano y parecen cada vez más inalcanzables. Muy a menudo sus hijos le preguntan que cuándo va a venir a Ecuador. Nora suspira. “Ay Dios mío, si fuera por mí ya me iría, pero tengo que tener al menos 2.000 dólares solo para el pasaje y llegar allá que todo el mundo vea que no tengo nada, después de tantos años…”

A Pati le dieron la cita en la Embajada. Se había preparado para el cuestionario sobre la geografía de España, su gobierno, su bandera y su himno nacional. Al final no le preguntaron nada más que por qué quería ir a España. Pati contestó que “para estar con mi mamá”. Ahora es “españolísima” dice Noemi muy orgullosa. Cuando llegó al aeropuerto de Barajas dijo que se le había hecho corto el viaje y que Madrid se parecía a Quito.

Muchas veces Noemi escuchó la palabra “fracaso” para calificar su experiencia. “Es cierto, ha habido mucho sufrimiento y a veces no se ha logrado lo que uno deseaba alcanzar pero el fracaso no existe. Es una vivencia. La vida no se ha terminado, todavía puedes volver a empezar”. Dice que de alguna forma han creado un nuevo tipo de familias. “Para mis hijas ya no es el papá y la mamá siempre juntos y pendientes de ellas. ¡Tampoco diría que es bueno que las familias se separen! Pero en ciertas circunstancias hay que admitir otros modelos y saber respetar”.

Para Nora siempre gana el optimismo: “No quiero mortificarme, hay que seguir adelante”. Se ha comprado un móvil nuevo y está enganchada con el Whatsapp: “¿Cómo ha ido la ecografía?”, le escribe a Stefanía, “¿es una niña no?”. Y surgen nuevas promesas de reencuentro: “Cuando vaya para allá quiero verle a mi princesa bella y grande y me la comeré a besos. Y de Andrés me encargo yo que poco a poco asuma su responsabilidad”.

De Latinoamérica a España

En los años 90, eran personas procedentes de Argentina, Chile o Venezuela, la mayoría hombres, quienes emigraron a España para dedicarse a profesiones de diversos niveles. En la última década del siglo XX, y posteriormente -tras la firma en 2001 de los convenios de inmigración entre España, Ecuador y Colombia-, se incrementa considerablemente la llegada de ecuatorianos y colombianos, predominantemente mujeres atraídas por las posibilidades de empleo en el servicio doméstico. En 2008 se convierten en las dos nacionalidades mayoritarias.

Según el Banco Interamericano de Desarrollo, hasta la actual crisis, un inmigrante latinoamericano enviaba de media a su país unos 3.000 euros al año, lo que suponía en torno al 15% de sus ingresos y beneficiaba aproximadamente a ocho millones de personas, especialmente en Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia, constituyendo el principal motor del crecimiento económico de muchos países latinoamericanos.

Al principio de 2008, el Instituto Nacional de Estadística (INE) indicaba una población de 420.110 ecuatorianos en España; cinco años después, en 2013, esta cifra había bajado a 286.964 ecuatorianos pero el país andino sigue siendo la principal población latinoamericana residente en España.

Consigue aquí tu Números Rojos

]]>
Revista Números Rojos 2015-03-25 07:35:27
Rosas y Espinas - Pedro Sánchez protege a Aznar http://blogs.publico.es/rosa-espinas/2015/03/25/12562/ pedroDos días después de cantar las alabanzas de la renovación del PSOE, tras la aceituneramente altiva victoria de Susana Díaz en Andalucía, va Pedro Sánchez y apoya al PP vetando que la Comisión de Exteriores del Congreso vote hoy la reprobación de José María Aznar por sus negocios con el dictador libio Muamar El Gadafi. Yo creo que la cúpula del PSOE es la única neurona española que se ha creído eso de que el PP es como Cáritas a efectos humanitarios.

Según desveló eldiario.es en octubre del año pasado, Aznar actuó como mediador de Abengoa ante Gadafi para que la empresa española consiguiera la concesión de unas desaladoras en Libia. Un acuerdo entre caballeros. Para las cuestiones vulgares como copias de contratos y tal, Aznar comisionó a un tal Pablo Casado.

aznarResulta que este anónimo señor cobraba entonces del Ministerio de Presidencia como asesor de la oficina del ex presidente Aznar, y por lo tanto se colige que aquí hemos topado con un delito parecido a la atrocidad cometida por Íñigo Errejón: Aznar y Casado también se olvidaron de solicitar el papelito para negociar desde el Ministerio de Presidencia un contrato privado con un gobierno extranjero y, quizá, dictatorial, bigotudo y hostil.

Las previsiones de Aznar pasaban por cobrar el 1% en comisiones por concesiones de hasta 250 millones de euros, pero la caída de Gadafi abortó la acción humanitaria de nuestro ex presidente, que se tuvo que conformar con los 100.000 euros que le dio Abengoa de adelanto.

gadafiAhora el PSOE de Pedro Sánchez no cree que merezca reprobación este extraño negociete del patriota español más corajudo desde Don Pelayo. Alegan los socialistas que la propuesta de reprobación elevada por Izquierda Plural pide un imposible: no se puede aplicar contra alguien que ya no forma parte del Gobierno. Vale burocracia como animal de compañía. Pero, para que ahora nos creamos que el PSOE no es cómplice de ciertos silencios, vamos a ver si la rosa parlamentaria solicita una comisión de investigación o que se profundice en este asunto por cualquier otro medio. Yo necesito que mis representantes democráticos me expliquen si el affaire de Aznar y Gadafi era legal, o ético, o magmático, o angélico, o metafísico, o qué. Lo que no parece es muy normalito.

Conociendo en pintura a Pedro Sánchez, supongo que acalla el asunto en virtud de insondables intereses de Estado. O sea, por España. Darle más pábulo a los presuntos negocietes de nuestro ex mandatario con dictadores asesinados, daña la marca España. No es para menos, amigo Pedro. Es terrible el destino de un hombre que pasó de poner los pies en la mesa de Bush a mendigar contratos públicos al sátrapa de Gadafi. Ascensión y caída de un gran presidente español, titularía la prensa internacional jodiéndonos el turismo y privándonos del balconing, que ya estaba remplazando a los toros como fiesta nacional.

Resumiendo. Que nuestros ex presidentes trabajan de comerciales, a comisión de las grandes corporaciones, intentando vender sus productos puerta a puerta en las mansiones de los dictadores, como las vendedoras de Avón, y eso no es reprobable. Por lo menos lo deberían de tildar de antiestético.

El PSOE y el PP se guardan tantos silencios, tantos secretos compartidos, tantas traiciones veladas, que son como esos matrimonios a los que mantiene eternamente unidos el odio mutuo: se tienen que soportar entre sí, porque ya no los soporta nadie más.

]]>
Aníbal Malvar 2015-03-25 06:01:18
Estación Término - La eutanasia negada a los franceses http://blogs.publico.es/estacion-termino/2015/03/24/la-eutanasia-negada-a-los-franceses/ Fernando Pedrós
Periodista, filósofo y miembro de Derecho a Morir Dignamente (DMD)

 

Ante la noticia de la votación de la ley francesa el martes en la Asamblea nacional  solo cabe decir que la ley es una ley fallida. No autoriza la eutanasia o el suicidio asistido, establece el “derecho a una sedación profunda y continuada en fase terminal de una enfermedad incurable”, así como la vinculación de las directivas anticipadas de los enfermos terminales.

 

El fracaso de la ley es por bastantes motivos, pero diré el que considero fundamental. No es que un día se me ocurrió defender las conductas eutanásicas y que por ello estime esta ley como papel mojado al desechar la eutanasia y el suicidio asistido. Defiendo radicalmente la autonomía de la persona y, por tanto, la autonomía del paciente y la libre disponibilidad de la propia vida y por ello el poder decidir cuándo y cómo morir. Los parlamentarios franceses tenían ante sí a su pueblo que casi en su totalidad (90%) está a favor de la autonomía en el morir y pedía una ley de eutanasia que permita a la persona ‘morir bien en libertad’. Pero se ha preferido hacer una ley al gusto de la pareja de partidos PS y UPM dando la espalda al criterio y exigencia del pueblo.

 

HOLLANDE PROMETE UNA LEY SOBRE LA SEDACIÓN FINAL PARA UNA MUERTE DIGNA

 

Hace unos días el diario Liberation hablaba de la ley que se ha votado diciendo: “la ley Leonetti ha muerto, viva la ley…. la ley Leonetti bis. Hollande y el partido socialista han sido timoratos y ese camino no les ha conducido a lo que proclamaron hace tres años. Ha desparecido día tras día el Hollande de la campaña presidencial que prometía una ley que permitiera la ayuda activa medicalizada para morir. Incluso el parlamento ha desconocido la validez que podía tener el informe Sicard elaborado por el Comité Nacional de la Ética, publicado en diciembre de 2012, que no aceptaba la eutanasia, pero veía el camino mediante el suicidio asistido. Los legisladores han trabajado meses y meses para llegar a aceptar la sedación profunda y continuada como correcta praxis médica. Si el enfermo ha decidido prescindir de todo tratamiento al ser en su situación terminal inútil nadie le puede quitar el derecho a una sedación profunda y continua hasta su muerte. La autonomía del paciente puede decidir el cese de tratamientos y esta clase de sedación, si mal no recuerdo, había sido dada como correcta por la Alta Autoridad de la Sanidad en el año 2010 y que es normal como praxis médica en Francia.

 

El fracaso legislativo socialista lo ha intentado paliar la ministra de Sanidad Marisol Touraine -que en 2009, con Manuel Valls presentaron una proposición de ley de ayuda activa para morir- diciendo que no hay que violentar a la sociedad francesa y que llegarán tiempos en que se puedan dar nuevos pasos. Mientras que Leonetti ha comentado que “no considera que haya una evolución indefectible hacia la eutanasia y el suicido asistido”. Esta es la opinión de los políticos conservadores, pero no quieren entender y no explican por qué el 90 por ciento de los franceses exigen la ley de eutanasia.

 

Sin duda los franceses vienen asimilando esta decepción desde hace tiempo pues el proceso del debate venía a ser como el parto de los montes. Y mientras esperan mejores tiempos el 88 por ciento de la población considera normal que haya eutanasias clandestinas. Según el Instituto Nacional de la Demografía, en 2012 hubo en Francia 3.000 eutanasias activas clandestinas. Creo que tantos fallecidos en estas condiciones y los médicos que corrieron el riesgo de ser perseguidos judicialmente merecían una atención legislativa que se les diese garantías para ejercer su libertad y solidaridad.

]]>
estacion-termino 2015-03-24 11:07:41
Tierra de nadie - El cementerio del Antiguo Régimen http://blogs.publico.es/escudier/2015/03/el-cementerio-del-antiguo-regimen/ Llevaba algún tiempo oliendo a cadáver político y existía cierta confusión acerca de la procedencia de las emanaciones. Cuando se empezó a percibir el efluvio muchos se volvieron hacia el nuevo líder del PSOE, Pedro Sánchez, que si no muerto sí que estaba muy dormido, y del que se habían empezado incluso a escribir epitafios anticipando su asesinato en el comité central a manos de un panda de Brutos nada florentinos. Los de la partida eran inconfundibles porque a las tres frases soltaban sin venir a cuento aquello de “Susana es un cañón”, dando pistas inequívocas sobre el arma que pensaban utilizar en el crimen.

Viendo acercarse a la de la guadaña, el candidato a fiambre se llevó por delante a la dirección del partido en Madrid y ganó en los penaltis el debate del Estado de la Nación a Rajoy. Sin que pueda decirse que se ha salvado, su esperanza de vida ha mejorado notablemente y hasta es muy posible que pueda usar como desodorante el cañonazo de Susana Díaz en Andalucía si en los comicios de mayo no acaba sudando la gota gorda.

Lejos de disiparse, el hedor ha aumentado tras las elecciones de este domingo. Todo el mundo ha apuntado hacia UPyD, donde Rosa Díez parece dispuesta a pasearse por España como si fuera Felipe el Hermoso a hombros de ese séquito de Juana la Loca en el que quiere convertir a su partido. Corría el rumor de que Díaz había decidido someterse a la incineración, que en lo que a olores se refiere es mano de santo, pero todo fue una falsa alarma. Muerta en vida, Díez sigue adelante como un zombi y hasta se ha atrevido a citar a Churchill: “El éxito no es definitivo; el fracaso no es fatídico. Lo que cuenta es el valor para continuar”.

Díez podría haber elegido otras frases del británico, desde aquella que definía al fanático como “alguien que no puede cambiar de opinión y no quiere cambiar de tema” a la que explicaba que “la política es más peligrosa que la guerra, porque en la guerra sólo se muere una vez”. Si alguna cosa no se puede pedir a un muerto es que sea objetivo con las citas. Ni que dé un paso atrás para evitar que el partido que ha vestido de rosa sus camisetas, las pegatinas, los carteles, su publicidad, los faldones de sus oradores y hasta los jerseys de sus candidatos y, posiblemente, su ropa interior le acompañe al otro barrio. ¿Acaso el emperador Qin Shihuang no se hizo enterrar con un ejército? ¿Protestan Toni Cantó y los rebeldes del comité de dirección que han dimitido porque no acaban de imaginarse a sí mismos inmóviles y silenciosos como figuras de terracota?

El vaho de la muerte que llega de Andalucía es denso como el almizcle. Se respira en UPyD y también en IU, donde se estaba fraguando un suicidio colectivo antes de experimentar al sur de Despeñaperros lo infiel que puede resultar el electorado. Con el mal de amores alguna izquierda es muy temperamental, mucho más que su líderes. Cayo Lara, por ejemplo, lleva varios meses frío como un témpano sin entender que su impasibilidad frente a lo que acontece y su incapacidad para tomar decisiones es una manifestación más de la parca. Desde que se quedó sin sangre en las venas, Lara es una momia andante con camisas de cuello Mao, que en lo de no llevar corbata sí que es pionero. Cuando acepte como inevitable el tránsito hacia Argamasilla y que sea otro quien escriba la historia de IU puede que lo de pasar página se torne imposible por falta de apuntador.

Los muertos de la política son tipos testarudos e irreductibles. No se resignan a hacer mutis y suelen contar con aduladores necrófilos que les bailan el agua y les cambian el formol como a Lenin para seguir cobrando entrada. En el PP, donde lo de cobrar es un mandamiento esculpido en las tablas de la ley, muchos se temen ya que el señor con barba al que han atado al caballo no es el Cid ni ganará más batallas.

Rajoy cabalga hacia el desastre pero habrá que esperar al mes de mayo para que se aprecie que su inmovilidad no es producto de la siesta y ya sea tarde para cambiar de jinete. Al presidente, siendo generosos, hay que suponerle fenecido desde hace tiempo porque para estar al frente de la cueva de Alí Babá sin inmutarse hay que estar muerto o ser un tío muy vivo, que también es una posibilidad.

]]>
Juan Carlos Escudier 2015-03-24 10:22:46
El ojo y la lupa - Las trampas de la memoria de Fernando Fernán Gómez http://blogs.publico.es/luis-matias-lopez/2015/03/24/las-trampas-de-la-memoria-de-fernando-fernan-gomez/ A Fernando Fernán Gómez, escritor, actor, director y figura esencial del cine español, le sobran quizá las 120 últimas páginas de El tiempo amarillo. Memorias 1921-1997, la versión ampliada que ahora reedita Capitán Swing de la concluida en 1990, que ya era lo suficientemente larga (450 páginas).

La historia del entretenimiento por antonomasia de toda una época desde la proclamación de la república hasta casi finales del siglo XX está muy bien reflejada en las peripecias, narradas con ingenuidad y sencillez, de quien empezó ejerciendo una profesión que llevaba en la sangre como un mero oficio con el que ganarse la vida, y que concluyó, casi sin pretenderlo, convertido en una referencia artística e intelectual indispensable.

En esas páginas adicionales y un tanto superfluas, Fernán Gómez empieza señalando que “entre memorias y recuerdos hay una especie de matrimonio de antes del divorcio”. Continúa con un prolijo capítulo de “fe de erratas y añadimientos” en el que relaciona numerosas inexactitudes o no verdades que habría bastado con corregir sin dar tantas explicaciones. Como que su abuela le llevó a la Puerta del Sol a celebrar el advenimiento de la república el 14 de abril de 1931 cuando en realidad fue un día más tarde; o como que al citar a los componentes de un grupo de tertulianos del Café Gijón al que se conocía como “los existencialistas” se olvidó de mencionar a Medardo Fraile y Rafael Sánchez Ferlosio.

Más innecesario aún resulta que gaste 32 interminables páginas en reproducir el “diario de una pesadilla”: la que recoge los avatares de la preparación, producción, realización, montaje, distribución y exhibición de un filme (Pesadilla para un rico), sin interés especial, que pasó sin pena ni gloria y que casi nadie recuerda hoy entre su filmografía, de más de 150 títulos.

Se diría que Fernán Gómez no quería dejar las cosas a medias, pero que entre los numerosos proyectos en los que seguía metido (porque era de los que morían con las botas puestas) y las limitaciones de la edad (más cerca ya de los 80 que de los 70), lo único que consiguió fue poner un insustancial remate a una inapreciable y rara muestra de literatura memorialística que ilustra como pocas la grandeza y la miseria del cine español.

Pese a estas objeciones, recomiendo sin reservas leer el libro, sin saltarse el magnífico prólogo de Luis Alegre (nada que ver con el dirigente de Podemos), titulado Memorias inolvidables: un magnífico retrato del FFG persona al que sólo cabe hacer un reproche: el tono que a veces roza la hagiografía.

La principal virtud de El tiempo amarillo es su aparente falta de pretensiones. Nunca relata sus experiencias como cineasta todo terreno como resultado de una profunda reflexión intelectual, de una iluminación artística o un designio político. Se mete en ese mundo porque era lo más fácil, porque su madre era una cómica y le facilitó el camino, porque su padre (que nunca lo reconoció) y sobre todo una de sus abuelas eran reputados comediantes, y porque en el Madrid asediado de la guerra civil en el que se inició como actor, en 1938, no encontró una forma mejor de ganarse la vida, sin que le importase empezar desde abajo, como un simple meritorio.

Quien espere encontrar algo parecido a La forja de un rebelde, de Arturo Barea, que se olvide. Ni bombas alemanas, ni carreras hacia los refugios, ni combates en la Ciudad Universitaria, ni enfrentamientos entre comunistas y trotskistas, ni encendidas discusiones sobre si lo prioritario era hacer la revolución o ganar la guerra, ni demasiada hambre y necesidad. Ese FFG adolescente no era ni de derechas ni de izquierdas, se diría que vivía al margen del conflicto, que no era consciente de la tragedia que se desarrollaba a su alrededor, como si su edad (nació en 1921) y su pasaporte argentino (aunque era español de pura cepa) le protegieran de esos fragores y peligros. Lo de la conciencia social y el posicionamiento a favor de causas progresistas llegaría mucho más tarde.

Era como si el mundo girase en torno a si se iba a estrenar determinada comedia, si sus periodos de paro iban a ser más o menos prolongados y si su paga diaria iba a ser 5 o 15 pesetas. Con parecido automatismo, la entrada de los nacionales en Madrid y la implantación del nuevo régimen no son en El tiempo amarillo sino referencias obligadas, trasfondo, pero en las que no hay que poner otro énfasis que el de las consecuencias prácticas –se diría que para él ni negativas ni positivas- en el mundo del teatro y del cine. FFG no engaña al lector, no adorna la realidad para presentarse como lo que no fue. Ese es su gran mérito, su absoluta sinceridad. Aún no estaba maduro para el compromiso.

El destino de España daba un sesgo trágico, pero él estaba demasiado inmerso en su lucha particular por abrirse camino como para calentarse la cabeza con ello. No lo digo como un reproche, sino, más bien, como un reconocimiento a su honestidad, después de que tantos que no movieron un dedo a favor de la república se presentaran luego como héroes por el simple hecho de vivir en el Madrid del No pasarán.

Antes de ser catalogado como rojo había de pasar aún mucho tiempo. Él mismo data ese momento en sus memorias: 1963, el año en el que se sumó a una carta colectiva al ministro de Información en la que se le preguntaba si era cierto que en Asturias se torturaba a los mineros en huelga. Eso le costó algunos disgustos, como la inclusión en la lista negra de enemigos del franquismo y le situó ya de forma definitiva al otro lado de la barrera.

El tiempo amarillo ilustra muy bien el estado de la escena y el cine español durante varias décadas gracias a un estilo llano que recoge las incidencias que llevaron a su autor a participar en diferentes proyectos artísticos, decenas y decenas de ellos, lo que le puso en contacto con los principales autores, directores y actores a lo largo de varias décadas, y le fue abriendo el paso desde la interpretación a la dirección, en la que jugó también un papel destacado.

He aquí un ejemplo de la falta de presunción de FFG recogido en sus memorias: tras leer el guion de Espíritu de la colmena, preguntó al productor, Elías Querejeta: “¿Es preciso entenderlo para interpretar mi personaje”. Como la respuesta fue no, le contestó: “Ah, pues entonces la hago”. No era su primer trabajo mecánico, pero eso no le impidió rozar la perfección como actor, y alcanzarla en ocasiones, como en el filme de Víctor Erice. También notable pulso literario, con obras plenas de sensibilidad y augtenticidad que dieron lugar a películas excelentes, como Las bicicletas son para el verano (de Jaime Chavarri) y El viaje a ninguna parte (que él mismo dirigió).

Quienes peinan canas no será difícil que se abandonen a la nostalgia al leer El tiempo amarillo, reflejo de una época heroica del cine español, de escasez de medios, lucha contra una censura paleta y cicatera, y artistas a los que no se dejaba desarrollar su talento. Y de grandes actores a los que, en sus difíciles comienzos, les preocupaba más llenar el estómago o pagar el alquiler que estudiar el método Stanislavki. Fernando Fernán Gómez fue uno de los mejores, y en su libro se muestra sin disfraz. Gracias.

]]>
Luis Matías López 2015-03-24 09:08:28
kⒶosTICa - El negocio oculto tras las ciudades inteligentes http://blogs.publico.es/kaostica/2015/03/24/ciudades-inteligentes/ ???????????????????De unos años para acá y con el argumento de caminar hacia una mayor sostenibilidad y un mayor aprovechamiento de los recursos, las ciudades inteligentes (smart cities, en inglés) se han multiplicado como setas. Precisamente entre hoy y mañana se celebra en Madrid el I Congreso de Ciudades Digitales.

Se trata de urbes repletas de sensores que, gracias a la información que envían a través de las redes de telecomunicaciones, en teoría favorecen esta sostenibilidad. Íntimamente relacionada con este concepto de ciudades inteligentes, aparece otro ‘palabro’ alumbrado en las mentes del marketing: el Internet de las Cosas (IoT, por su nombre en inglés) que, en esencia, hace referencia a todos esos sensores conectados.

En este sentido, la analista Gartner prevé que en 2015 estas ciudades llegarán a reunir más de 1.100 millones de dispositivos conectados a Internet. Sólo en el caso de los hogares inteligentes la cifra podría alcanzar este año los 294,2 millones de aparatos conectados en todo el mundo.

Sin embargo, detrás de esta tendencia creciente hacia un mundo conectado, que se nos presenta como un ejercicio de sostenibilidad, encontramos que puede surgir un consumismo salvaje que, como todo el mundo sabe, es precisamente lo opuesto. En los hogares, sin ir más lejos, uno se puede llegar a preguntar para qué quiere realmente tener conectada la nevera y que ésta le indique si anda corto de leche.

¿Qué será lo siguiente? ¿Qué se conecte a la pulsera que llevamos en la muñeca y mediante algoritmos vea lo que resta para darnos un patatús, por lo que no merece la pena avisarnos de que los yogures caducarán en tres días porque nosotros lo haremos uno antes?

 

¿Realmente implican sostenibilidad?

?????????????????A donde quiero llegar con la reflexión es que las llamadas ciudades inteligentes nos pueden llegar a generar necesidades que ni estrictamente contribuyen a un cuidado por el medio ambiente (más bien al contrario, con todos los problemas relacionados con el coltán necesario para los dispositivos), ni mucho menos son imprescindibles.

En el primero de los casos, podemos tomar un ejemplo real: Barcelona. La ciudad catalana acaba de ser considerada por la consultora Juniper Research como la ciudad más inteligente del mundo, superando en el ranking a otras grandes urbes como Londres o Nueva York. Sin embargo, el pasado mes de enero, el Departamento de Territorio y Sostenibilidad de Barcelona tenía que activar el protocolo de contaminación atmosférica. La capital catalana lleva más de una década superando los límites que marca la Unión Europea, por lo que podemos deducir que la relación sostenibilidad/ciudad inteligente no siempre se cumple.

Lo que sucede es que detrás de las smart cities o del IoT hay mucho negocio entre manos, comenzando por los fabricantes de dispositivos y sensores y terminando por los operadores de telefonía que ya se frotan las manos con el tráfico de datos que van a manejar. No les sorprenderá si les digo que Telefónica ya tiene un departamento exclusivamente dedicado a la comunicación máquina-a-máquina (M2M) en Madrid, desde donde coordina sus actividades en este ámbito para todo el mundo. La misma Gartner prevé que los proveedores de tecnología verán incrementada su facturación alrededor del hardware, a través de software y de servicios, en más de un 50% para 2020.

 

Seguridad y legislación

Siguiendo con el negocio que hay en juego detrás de esta realidad de las ciudades inteligentes, la seguridad es otro de los filones. Gartner cree que el negocio de la seguridad alrededor de los hogares inteligentes está llamado a convertirse en el segundo gran mercado de servicios en dos años. No es para menos: imaginen la cantidad de información sensible sobre nuestras personas que van a circular por la Red. Nosotros mismos nos convertiremos en sensores andantes.

No es por alarmar, pero esta misma semana la compañía Sogeti (del Grupo Cap Gemini) advertía de que en 2014 el número de ciberataques creció un 120% siendo uno de los grandes detonantes el IoT. ¿Qué dicen al respecto los fabricantes de dispositivos IoT, esos que van a doblar su facturación en software y servicios en los próximos años? Pues, según Capgemini Consulting, sólo el 33% de los fabricantes considera que sus productos son “altamente resistentes” ante futuros ciberataques.

Como sucede en casi todos los ámbitos de la informática, existe una alarmante falta de estándares en este entorno, lo que incrementa dramáticamente los riesgos de seguridad. Ya hay proveedores de seguridad, como la española Panda Security, que colaboran en desarrollar estos estándares y tratan de conseguir que la seguridad venga dada de fábrica en los dispositivos.

Sin embargo, queda mucho camino por recorrer y encuestas como las realizadas por el fabricante de seguridad Tripwire entre 700 directores de Tecnologías de la Información en empresas ponen de relieve el dilema: el 67% de estos directivos confiesa que sacrificarán seguridad por eficiencia, pues son conscientes de los potenciales riesgos del IoT a los que se exponen.

Y no hablamos sólo de tecnología, sino de legislación. ¿Cuántos de estos sensores violan o, por lo menos, ponen en riesgo el cumplimiento de las leyes de protección de datos? Por no hablar de los problemas derivados para determinar responsabilidades: ¿quién es el culpable si un coche conectado, por ejemplo, es hackeado y tenemos un accidente? ¿Cómo van a modificar las aseguradoras sus primas de riesgo?

Curiosamente, el congreso que se celebra esta semana en Madrid no ha reservado ningún apartado de su agenda para abordar temas tan sensibles como éstos. Da qué pensar.

 

]]>
David Bollero 2015-03-24 08:07:26
Pensamiento crítico - Los costes del nazismo alemán para Grecia (y para España) http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2015/03/24/los-costes-del-nazismo-aleman-para-grecia-y-para-espana/ Vicenç Navarro
Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra

Para entender la crisis existente en la Unión Europea, ayuda el conocer la que ocurrió en los años treinta en Europa, y como ambas crisis han afectado la relación de Alemania -el centro del sistema económico europeo- con la periferia, centrándonos en este artículo en Grecia, y con algunas notas también de la relación de Alemania con España en ambos periodos históricos.

En Alemania, la primera crisis, generada en parte por la enorme deuda pública acumulada, resultado de las exigencias de los países vencedores de la I Guerra Mundial de que este país pagara las reparaciones por los daños infligidos a los países enemigos durante el conflicto bélico, determinó la elección de un gobierno Nazi liderado por Hitler. La enorme austeridad de gasto público, con los grandes recortes realizados con el objetivo de pagar la deuda, y las reformas del mercado laboral que contribuyeron al crecimiento del desempleo generado por aquellos recortes, causaron un rechazo de la población hacia los partidos que impusieron tales medidas y llevaron a la primera elección de un gobierno Nazi en Europa. Hay que recordar que el nazismo alcanzó el poder en Alemania por la vía democrática debido a su atractivo electoral (y también a la división de las izquierdas, concretamente entre el Partido Socialdemócrata y el Partido Comunista).

El nazismo sacó a Alemania de la crisis económica mediante la militarización de su economía (keynesianismo militar) y al expolio de los países periféricos, incluyendo Grecia. La ocupación de Grecia (1941-1945) fue de las más brutales que hayan existido en Europa. Aquel periodo se caracterizó por un sinfín de atrocidades. Pueblos y ciudades fueron testigos de aquellas brutalidades. Mousiotitsa (153 hombres, mujeres y niños), Kommeno (317 hombres, mujeres y niños, donde incluso 30 niños de menos de un año fueron asesinados y 38 personas fueron quemadas vivas en su casa), Kondomari (60 asesinados), Kardanos (más de 180), Distomo (214 muertos), y así una larga lista. Más de 460 poblaciones fueron destruidas y más de 130.000 civiles fueron asesinados, además de más de 60.000 judíos que representaban la mayoría de la población judía en Grecia. El sacrificio humano fue enorme. Y la represión estaba encaminada a sostener una enorme explotación y latrocinio. En realidad, el III Reich robó el equivalente en moneda alemana de 475 millones de marcos, que significaría en moneda actual 95.000 millones de euros. Ante esta situación, ¿cómo puede pedírsele a las clases populares, que fueron las que sufrieron en mayor medida la represión, que olviden esta etapa de su vida? (ver Conn Hallinan: “Greece: Memory and Debt”, Znet Magazine, 18.03.15, de donde extraigo la mayoría de datos de este artículo).

Y lo que es importante subrayar es que los responsables de tanta brutalidad, los militares que dirigieron los asesinatos, el expolio y el latrocinio, recibieron sanciones menores en Alemania, muy por debajo de lo que la población griega exigía. El General Hubert Lanz, que dirigió una de las divisiones responsables de tales atropellos, pasó solo tres años en prisión, llegando luego a ser asesor en temas de seguridad del Partido Liberal alemán. La tolerancia, cuando no complicidad, de los gobiernos occidentales (que ayudaron más tarde a las derechas griegas –que anteriormente habían colaborado con el nazismo- a derrotar a las milicias antinazis en lo que se llamó la Guerra Civil) con los dirigentes nazis, es también conocida y recordada. Los gobiernos occidentales, que se presentaban y autodefinían como democráticos, ayudaron, como también pasó en España, a que se mantuvieran las mismas estructuras oligárquicas que han mantenido a Grecia en la pobreza y en la miseria por tantos años. En la Alemania Oriental (bajo ocupación soviética), sin embargo, los militares nazis sufrieron penas mayores. El General Karl von Le Suire (el carnicero de Kalavryta) fue capturado por la Unión Soviética y murió en un campo de concentración en 1954, y el General Friedrich Wilhelm Müller (que ordenó las masacres de Viannos) fue ejecutado por los propios griegos en 1947.

Las supuestas reparaciones del gobierno alemán

El gobierno alemán nunca ha aceptado la demanda del gobierno griego de pagarle 677.000 millones de euros para compensar todos los daños causados en su ocupación devolviendo, además, los recursos –incluyendo el dinero del Banco Central griego- que habían robado las tropas alemanas. Solo en 1960 el gobierno alemán pagó 115 millones de marcos alemanes, una cantidad insignificante a la luz del daño causado. Durante el periodo en que Alemania estaba dividida, la postura del gobierno alemán era la de que no podía hablarse de pago por reparaciones hasta que hubiera de nuevo una Alemania unida. Y cuando la hubo (en 1990), el argumento fue de que ya habían pasado muchos años, y que ya se le habían pagado a Grecia los 115 millones de marcos alemanes. ¿Cómo puede pedírsele al pueblo griego que se olvide de su enorme sacrificio y de los recursos que le robaron?

Ver estas demandas que está haciendo el gobierno Syriza como mera táctica de negociación con el gobierno alemán en la renovación del segundo rescate (aprobado por el gobierno anterior) es trivializar el significado de la ocupación nazi en Alemania y el enorme sufrimiento y pobreza que esta impuso al pueblo griego. El gobierno Syriza es el primer gobierno progresista y de izquierdas, claramente representante de las clases que sufrieron más la represión nazi, y es de justicia que una de las primeras reivindicaciones sea recuperar la memoria histórica de los vencidos y exigir reparaciones. Ver esa reivindicación como mera táctica de negociación con Alemania, como los mayores medios de comunicación españoles lo han presentado, es desconocer la historia de Grecia y de Europa, lo cual, por cierto, es muy común entre tales medios.

La doble moralidad  de los países llamados democráticos

Es importante destacar también, además de la enorme insensibilidad del gobierno alemán hacia tal sufrimiento, el contraste entre como se resolvía el gran problema de la deuda pública que el gobierno alemán debía a los aliados después de la II Guerra Mundial, y lo que el gobierno alemán ha intentado imponer al gobierno griego en el pago de su deuda a los bancos alemanes (entre otros) que prestaron dinero a Grecia (para muchos proyectos que, por cierto, les originaron grandes beneficios, sin que beneficiaron en nada o en muy poco a las clases populares griegas). Los aliados en 1953 (en el Tratado de Londres) le perdonaron al Estado alemán el 50% de toda la deuda, condicionando además su pago a la existencia de un crecimiento económico que facilitara tal pago, precisamente la misma petición que está ahora haciendo el gobierno Syriza. El gobierno alemán se ha opuesto duramente a que se tratara a Grecia como se les trató a ellos en su momento. Syriza pedía las mismas condiciones, y fue el gobierno alemán el que dirigió la oposición a que tal propuesta incluso fuera considerada. ¿Cómo se le puede pedir al pueblo griego que no mire al pasado para resolver el futuro? Esta petición tiene dimensiones de cinismo. Las declaraciones del portavoz de la Canciller Merkel de que “Grecia debería concentrarse en temas actuales, mirando el futuro” es de una enorme insensibilidad, preñada de cinismo. La Sra. Merkel ignora u oculta que gran parte de los problemas existentes en Grecia se basan en lo que ocurrió en el pasado.

El nazismo y su influencia en España

La petición de la Sra. Merkel es semejante a la petición de las derechas españolas, hoy dirigidas por el Sr. Rajoy (el gran aliado de la Sra. Merkel), herederas de los que vencieron la mal llamada Guerra Civil (pues fue un golpe de Estado que venció como consecuencia de la ayuda militar del gobierno Nazi alemán e impuso una de las dictaduras más brutales que hayan existido en Europa), pidiendo a las víctimas de aquel genocidio que se olviden del pasado, mirando solo al futuro. Se ha intentado por todos los medios hacerle olvidar al pueblo español que en España hubo un golpe militar dirigido por el Ejército y por el Partido Fascista (junto con la Iglesia) que inició cuarenta años de una enorme represión (España es, después de Camboya uno de los países que tiene un mayor porcentaje de personas asesinadas y desaparecidas por motivos políticos), imponiendo un enorme subdesarrollo económico, social y cultural del país. Y nunca debería olvidarse que la victoria del golpe militar nunca hubiera existido sin la ayuda de la Alemania nazi. El gobierno nazi jugó un papel clave en garantizar la superioridad militar de los golpistas españoles. Y fueron las estructuras de poder dominantes del Estado español las que –como he mostrado en mis escritos- han sido responsables de la enorme pobreza del Estado español, de su carácter eminentemente represivo, con escasa conciencia social, y muy poco redistributivo, altamente corrupto y poco sensible a su plurinacionalidad (ver mi libro  El Subdesarrollo Social de España: causas y consecuencias). Aparecieron cambios, sobre todo en su etapa después de la Transición democrática, pero debido al gran desequilibrio que hubo en el periodo de la Transición entre las derechas –que controlaban al Estado y la gran mayoría de los medios- y las izquierdas –que lideraron las fuerzas democráticas- la democracia fue muy limitada. Y como consecuencia, el Estado español continúa teniendo estas mismas características. España y Grecia tienen el mayor número de policías y agentes del orden por cada 10.000 habitantes, y el menor número de adultos trabajando en su Estado del Bienestar, las mayores tasas de fraude fiscal y corrupción, y el gasto público social más bajo.

Otra Europa, otra Alemania, otra Grecia y otra España (y otra Catalunya) son posibles.

La situación actual en Europa es el resultado de una alianza entre los establishments financieros, económicos y políticos que gobiernan la vida política, financiera y económica (y mediática) de la Eurozona, frente a las clases populares de tales países, mayores recipientes de las políticas de austeridad y reformas laborales que se están imponiendo a la población sin ningún mandato popular, a costa de un enorme coste humano. Lo que se requiere es una alianza de fuerzas políticas y movimientos sociales que se opongan a tales políticas, para desarrollar otra Europa que cambie la relación centro-periferia que está dañando tanto a las clases populares de la periferia como también del centro.

En este aspecto hay que saludar y aplaudir el apoyo que la izquierda alemana que, en representación de la clase trabajadora alemana (cuyas condiciones se han deteriorado considerablemente con las medidas adoptadas de los gobiernos Schröder y Merkel) han aprobado la petición del gobierno Syriza de que el gobierno alemán pague al gobierno griego las reparaciones debidas a este pueblo. Este signo de solidaridad es el mejor indicador de la posibilidad de establecer alianzas transnacionales, impidiendo y dificultando que el establishment alemán pueda utilizar tópicos casi racistas (como que los pensionistas alemanes están pagando las vacaciones de los trabajadores griegos que, además, son vagos), que reproducen los medios de mayor difusión alemanes. Hay que evitar presentar el conflicto actual como el conflicto entre el pueblo alemán por un lado, y el español y griego por otro. Verlo y presentarlo de esta manera es dificultar enormemente la necesaria alianza para construir otra Europa. El conflicto es entre las minorías financieras, económicas, políticas y mediáticas que dominan y gobiernan la gran mayoría de países de la Eurozona por un lado, y las clases populares de tales países por el otro, que están dañando el bienestar y calidad de vida de todas ellas. El elevado nivel de deterioro del mercado de trabajo alemán es un claro ejemplo de ello. El “éxito exportador alemán”, como bien ha documentado Oskar Lafontaine (que fue en su día Ministro de Finanzas del gobierno Schröder), se basa precisamente en unos salarios que están muy por debajo de lo que deberían, forzando una situación de competitividad entre los países de la Eurozona para que bajen los salarios. Mientras tanto, se le dice al trabajador alemán que el problema se debe al obrero griego que es poco disciplinado en su trabajo. Y así los medios del establishment alemán, con una narrativa incluso racista, como durante el nazismo, ofenden diariamente al obrero griego (y al alemán).

De ahí la urgencia de que se redescubran en los análisis políticos categorías de análisis olvidados desde hace bastante tiempo (como la existencia de clases y de conflicto entre ellas, que existen en cada país) que permitan establecer alianzas transnacionales de las clases populares que impidan que se utilicen narrativas orientadas a dividirlas.

]]>
Vicenç Navarro 2015-03-24 07:00:11
La tramoya - Andalucía: la derrota del blanco y negro http://blogs.publico.es/juantorres/2015/03/23/andalucia-la-derrota-del-blanco-y-negro/ Los resultados de las elecciones andaluzas marcan algunos rasgos y tendencias que me parecen significativos y quizá determinantes no solo de lo que ocurra en Andalucía sino en toda España durante los próximos años.

En primer lugar, se confirma algo que siempre me ha parecido fundamental para entender lo que ocurre por aquí. Andalucía es una tierra de mixturas y misterios, de claroscuros, de luces y sombras, de paradojas y de certezas donde al mismo tiempo hay contradicciones. Aquí no vale mucho el blanco y negro para ver lo que nos pasa.

Una vez más se han llevado una decepción quienes lo apuestan todo a la contra, quienes solo perciben lo bueno o lo malo, lo primero y lo último, lo totalmente positivo o lo indudablemente negativo.

Solo se pueden sorprender con estos resultados quienes solo perciben males y defectos en Andalucía y quienes ven en el PSOE solo como el responsable exclusivo de todos ellos.

Se confirma que el PSOE es un partido que tiene más aprecio en Andalucía que el que muchos creen. Con todos sus defectos y a pesar de los escándalos que ha producido su gestión en los últimos años sigue siendo un hecho que una parte importante de la población andaluza le reconoce el valor de haber creado el estado de bienestar y de haberlo defendido mientras que la derecha lo desmantela en otros lugares.

He criticado muchas veces muchas de las cosas que han hecho los gobiernos andaluces del PSOE y no creo que sea sospechoso de haber pasado por alto la responsabilidad de sus dirigentes por la corrupción. No he guardado nunca silencio. Pero siempre he considerado un error muy injusto identificar todo lo que ha hecho el PSOE andaluz con corrupción, paro y malestar social. Este partido es también quien ha puesto en marcha mucho de lo bueno que tenemos y el bienestar que disfruta la inmensa mayor parte de nuestra población (y, desde luego, mucho más que hace 30 o 40 años).

Por eso creo que han vuelto a equivocarse quienes en Andalucía presentan su oferta electoral como un proyecto contra el PSOE. Como también creo que se han equivocado y se volverán a equivocar quienes identifican al PSOE con la derecha pura y dura igualándolo al PSOE. Juan Carlos Monedero se rió de mí cuando le escribí diciéndole que a mi juicio era un error identificar la casta con todo el PSOE andaluz. Yo lo sigo pensando y no sé si él seguirá riéndose de mí por ello.

En cualquier caso, el PSOE solo tienen el voto de uno de cada cinco electores. No es todo, ni mucho menos, por muy jubilosa y fuerte que se sienta Susana Díaz. En sus manos está no cometer el error de creer que eso es suficiente para sacar adelante a Andalucía. Lo mismo que digo que no se puede entender lo andaluz en blanco y negro, creo que sería una tragedia gobernar ahora en monocolor.

Finalmente, queda por ver si en una elecciones generales obtendría el PSOE este resultado y, sobre todo, si será capaz de alcanzarlo en toda España. A mí me parece, sobre todo esto último, francamente difícil.

El mayor descalabro político se lo lleva el Partido Popular, posiblemente, tanto por la desafección que origina su gestión de la crisis, por sus mentiras e incumplimientos, como por el trato de su gobierno a Andalucía. Y, desde luego, por el encumbramiento de Ciudadanos como alternativa antes la desafección. Pero no se puede soslayar que sigue teniendo bastante fuerza en las grandes ciudades, sobre todo de Andalucía occidental. No va a desaparecer del mapa.

Se confirma que Podemos es una fuerza en ascenso pero que depende mucho de la gestión que haga de su propio proyecto. Sus votantes más cercanos están decepcionados por mucho que se quiera disimular. No sirve de excusa que las convocatoria fuese adelantada: quien se propone gobernar a un país como España tiene que estar preparado siempre para eso y mucho más y además no había que ser un lince para saber que se adelantarían.

A mí más bien me parece que Podemos no ha querido jugar este partido. Pensando que no ganaría, parece que quiso evitar un resultado mejor que lo comprometiera demasiado con pactos y pronunciamientos en ese caso inevitables. El riesgo es que no parece fácil ganar unas generales (o incluso tener un resultado bueno en ellas) sin tener bastante más del 15% de los votos en Andalucía. Además, creo que es significativo que Podemos prácticamente no haya superado las primeras estimaciones de voto. Y no será fácil que las supere si no se abre más en lugar de enrocarse en sí mismo, en sus sectores más a la izquierda. No le bastará con llenar velódromos y, de momento, no creo que se pueda decir que haya conseguido hacer creíble el proyecto transversal que defienden sus dirigentes. El tiempo corre muy en su contra porque en política las oportunidades hay que cogerlas al vuelo.

Se confirma que Ciudadanos se hace un hueco importante en el panorama político español a través de Andalucía y que produce en la derecha el mismo tipo de terremoto que provocó Podemos en la izquierda. Pero es un error creer que todo su voto es de derechas.

Si en los próximos meses consigue extender y hacer creíble su discurso transversal puede consolidarse como un claro protagonista del mapa político y no solo agrandar el roto que le ha hecho al PP sino hacerle otro semejante a Podemos. Aunque también podría pasarle lo mismo que al partido de Iglesias pero por el otro lado: dejarse llevar en este caso por la extrema derecha que ya ha recalado allí.

Como en el caso de Podemos, su reto es consolidar un discurso más transversal y, sobre todo, hacerlo creíble.

Si entre ambos fueran capaces realmente de romper la dinámica clientelar y corrupta del bipartidismo dominante podría abrirse una nueva etapa de más aire limpio en nuestra vida política y de mejor democracia en España. Sería deseable.

Izquierda Unida no ha superado el reto de enfrentarse a ella misma. No entendió lo que se abría paso en España y ha llegado tarde a todo. Y sobre todo a la autocrítica. Cuando deje de hablarle solo a los suyos y sea capaz de entender que hay transformación y valores fuera de sus principios, cuando ya no necesite ponerse continuamente a ella misma certificados de autenticidad, y cuando deje a un lado el cainismo fratricida, podrá ser la ejemplar fuerza transformadora que muchos deseamos que sea.

Todo esto me lleva a ratificar las ideas que defendía en un artículo publicado en la edición andaluza de El País la semana pasada (Hay que ponerse de acuerdo).

A mi juicio, los grandes problemas de las naciones (como los que tenemos ahora en España y Andalucía) casi nunca pueden resolverse por un grupo social en exclusiva o en su solo interés y, mucho menos, por un único partido o gobierno.

En Andalucía, y creo que se podría decir casi lo mismo para toda España, tenemos que erradicar la corrupción, reformar la Administración y ponerla de nuevo en marcha, hacer frente a un entorno adverso y combatir la desigualdad, acabar con nuestro conformismo, lograr que demasiadas cosas e instituciones funcionen de otro modo para crear más empresas, empleo y riqueza que se quede aquí. Y, sobre todo, hay que devolver la confianza a la gente, demasiado harta de las instituciones y partidos de siempre pero no dispuesta a echarse sin más en brazos de otros nuevos o de remozadas marcas blancas de los viejos.

Yo creo que todas esas son metas inalcanzables para un partido en solitario. Como decía en ese artículo, se necesita sacrificio común y no solo de unos pocos, convicción generalizada y mucha más fuerza y voluntad de la que puede proporcionar un gobierno monocolor o el mero pacto por el poder entre partidos.

]]>
Opinión 2015-03-23 13:02:27
La soledad del corredor de fondo - El régimen contraataca http://blogs.publico.es/la-soledad-del-corredor-de-fondo/2015/03/23/el-regimen-contraataca/ En 1979 el economista francés Michael Aglietta publicó, Regulación y crisis del capitalismo, considerada como la obra fundadora del enfoque de la regulación. Uno de los conceptos básicos de dicho enfoque es el de “régimen de acumulación” entendido como el conjunto de normas y marcos institucionales que regulan el capitalismo de un país en un momento histórico concreto, que con su agotamiento, determina su crisis, la “crisis de régimen”.

Aunque con un significado diferente, el uso de este concepto “crisis de régimen” se ha generalizado dentro de la izquierda española, entendido como la crisis del marco institucional heredado de la transición, y que en la actualidad marcaría la línea divisoria de la política nacional entre las fuerzas defensoras del régimen actual y las que quieren un cambio.

Este escenario de cambio vs continuismo tiene en 2015 su punto culminante al coincidir cinco citas electorales, de las cuales las andaluzas son la primera parada. Al igual que una final a cinco partidos de la ACB, el resultado final habrá que analizarlo en función de todos los procesos y no de uno, pero de este primer resultado cabría sacar la conclusión que el régimen ha comenzado contraatacando.

Podríamos caracterizar el “régimen” español como aquel cuyo eje se encuentra en la hegemonía que ejerce la banca (eje central del capitalismo español), la cual canaliza el excedente por medio de la imposición de un régimen social sustentando en el ajuste salarial y una organización del trabajo basada en la precariedad estructural, que se reproduce a nivel político-institucional a través de un bipartidismo imperfecto. En mi opinión, el resultado de las elecciones andaluzas no pone en cuestión a ninguno de ellos.

El adelanto electoral en Andalucía ha sido junto a la abdicación del Rey, el gran acierto del bipartidismo, que con la potenciación de Ciudadanos y la ayuda de una coyuntura internacional marcada por el petróleo barato y la compra de deuda por parte del BCE, ponen las bases para que los “poderes fácticos españoles”, intenten hacer de 2015, el año del “contragolpe”.

Después de las elecciones europeas, Francisco González, Presidente del BBVA, declaraba que era necesario “crear un Podemos de derechas”. A partir de ahí, el apoyo del capital financiero a Ciudadanos ha dado como resultado uno de los fenómenos políticos más espectaculares de todo Europa, colocando al pequeño partido de origen catalán con 8 escaños en Andalucía, cuando hace dos meses nadie contaba con esa posibilidad. Al PP le sale un competidor por la derecha muy serio, que si en Andalucía obtiene ese resultado, nos podemos imaginar lo que puede alcanzar en Madrid o Valencia, competidor que sin embargo tiene la “virtud” de evitar que ese voto acabe en la abstención o en las fuerzas del cambio.

El 22 de diciembre la hoy triunfante Susana Díaz, acudió a la Moncloa y en su rueda de prensa dijo la frase clave del momento “por encima del PSOE me preocupa España”; comenzaba el cuestionamiento de Pedro Sánchez y debate de la “gran coalición”. Desde la derecha mediática y los círculos empresariales de Madrid se sitúa a Susana Díaz como la dirigente clave en la estabilidad del sistema.

Teniendo en cuenta los datos de la jornada electoral andaluza, se puede afirmar que la estrategia política de “contención” del sector financiero español está surtiendo efecto, no definitivo, pero tampoco desdeñable. Ciudadanos y Susana Díaz son los triunfadores de una jornada electoral que indica que en Andalucía no se ha votado por el cambio.

En cuanto a la izquierda, los análisis corren el peligro de quedarse en la “epidermis” del problema. Por parte del equipo central de Podemos dirán que el adelanto electoral no les ha beneficiado, y sin decirlo, se reafirmarán también en la idea de que Izquierda Anticapitalista es una “rémora”. Por su parte, IU se dirá que la culpa la tiene el haber participado en el Gobierno.

En mi opinión hay tres elementos que pueden darnos una explicación más compleja: en primer lugar, bajo un clima de desmovilización, poco cambio va a haber; en segundo lugar, la fragmentación de la izquierda impide que ésta sea vista como una alternativa; y finalmente, y para mi más importante, la base social de la izquierda es insuficiente, lo cual obliga a ensanchar la misma, y eso lleva a mirar a las capas trabajadoras, lo que hace de lo socio-económico la centralidad de cualquier estrategia político-electoral futura.

Queda mucho, el cambio es posible, pero no subestimemos al adversario.

]]>
la-soledad-del-corredor-de-fondo 2015-03-23 12:07:47
Balagán - El Estado Islámico como socio http://blogs.publico.es/balagan/2015/03/23/el-estado-islamico-como-socio/ “Ser al mismo tiempo liberal y sionista (nacionalista judío) siempre ha sido difícil, pero se está convirtiendo en algo imposible”, escribe historiador estadounidense Juan Cole en una de sus últimas entradas.

Cole se refiere a todo un artista de la palabra, el escurridizo periodista Thomas Friedman, del New York Times, que ha publicado una columna sobre el Estado Islámico e Irán, pero claro, con el mar de fondo de Israel.

Y es que Friedman va de liberal y al mismo tiempo va de sionista, una conjunción que a Cole se le antoja imposible.

¿Qué quiere Friedman ahora? Poca cosa: que Estados Unidos se alíe con el Estado Islámico contra Irán. Eso es todo.

Digamos que Friedman ha publicado su columna mientras Estados Unidos se esfuerza por llegar a un acuerdo con Irán sobre su programa nuclear, un poco antes de que el Estado Islámico mate a una veintena de personas en Túnez y mientras el líder afgano solicita desesperadamente ayuda contra el Estado Islámico.

Parece que Friedman ha disparado su columna contra la línea de flotación de las negociaciones con Irán en Suiza, en un momento crítico en el que Obama se está defendiendo panza arriba de Netanyahu. En su columna Friedman se pone del lado de Netanyahu.

Friedman sugiere abiertamente que Estados Unidos arme al Estado Islámico para contener a Irán y se pregunta, eso sí solo “retóricamente”, por qué está Estados Unidos combatiendo al Estado Islámico.

Pues bien, Friedman se lo podría preguntar a los muertos de Túnez de la semana pasada o al compungido y aterrorizado líder afagano, por mencionar dos casos recientes.

Pero no, resulta que la mayor preocupación de Friedman es el programa nuclear iraní, un programa que expertos israelíes notables, incluso dentro del gobierno, consideran un pretexto sobre el que se sustenta buena parte de la política exterior de Netanyahu.

Hay que repetirlo, Friedman, con su indumentaria supuestamente liberal y sionista, que Juan Cole ve contradictoria, se pone del lado de Netanyahu y en contra del presidente Obama.

Lo que Friedman parece querer es que continúen en Oriente Próximo los desaguisados que comenzaron en Irak y que se han extendido por casi todas partes, desaguisados que Friedman ha apoyado a menudo desde su columna de liberal y sionista en el New York Times.

]]>
Eugenio García Gascón 2015-03-23 09:56:03
Crónicas insumisas - Guerras sucias http://blogs.publico.es/cronicas-insumisas/2015/03/23/guerras-sucias/ Pere Ortega, Centre Delás de Estudios por la Paz

Sí en cualquier conflicto es justificable un “No a la Guerra”, como fue el caso de las condenas de los ataques e invasiones de la coalición internacional dirigida por EEUU en múltiples conflictos y en especial en Afganistán, Irak y Libia. En la mayoría de las gentes que asumieron esa reivindicación (hubo quienes por tactismo lo hicieron aunque apoyaban al agredido), había un claro rechazo a los regímenes de Sadam Husein, los talibanes o Gadafi, pues ninguno de ellos eran buenos ejemplos de ser defensores de la justicia social, sino más bien al contrario, de reprimirla. Evidentemente tampoco EEUU y sus aliados eran ejemplos de buen comportamiento ético en esos conflictos, cuando detrás de sus agresiones se escondía establecer un orden internacional favorable a sus intereses geopolíticos, cuando no la simple apropiación de los hidrocarburos de Irak.

Esto viene a cuento, porque en buena parte de los conflictos de los últimos tiempos resulta bastante difícil justificar o dar legitimad a las partes enfrentadas. Es en este sentido, que diversos analistas han calificado estas guerras como sucias, al referirse a los conflictos de Ucrania, Siria, Irak, Afganistán, Libia… Esto es así, porqué en esos conflictos resulta difícil de definir en qué bando se encuentran los valores que justifiquen su defensa, pues éstos son escasamente visibles. Esto no pasaba, por poner algunos ejemplos claros, en los conflictos yugoslavos de Bosnia, Kosovo, Chechenia, Sahara Occidental o Palestina, donde se diferenciaba con claridad quienes eran los que conculcaban derechos y quienes eran las víctimas.

En Ucrania ocurre otro tanto. En este país se han confrontado dos grandes bloques, por un lado los partidarios de integrarse en el bloque europeo de la UE y buscar la protección militar de la OTAN, ubicados especialmente en el lado occidental del país; frente a los que en el lado oriental y sur, tenían un sentimiento mayoritario rusófilo y de mantenerse bajo la influencia de Rusia. Dos visiones antagónicas que condujeron en Kiev, a la revuelta de Maidán por parte de los partidarios de la UE, que provocó la caída y huida de Yanukovich. Revuelta, en la que actuaron grupos de ultraderecha y neonazis junto a gentes hartas del nepotismo de Yanukovich, unos y otros presentes en el nuevo Parlamento y gobierno ucraniano. Mientras que en la parte sur y oriental del país, una parte de la población tachaba de golpe de estado lo ocurrido en Kiev, salió a la calle a ocupar instituciones mientras reclamaba la protección e intervención de Rusia, que no se hizo esperar en Crimea, y posteriormente en los territorios rebeldes del Dombás.

El conflicto de Ucrania se puede calificar, además de sucio, de hibrido. Sucio, pues resulta difícil de encontrar en ambos bandos claros signos ejemplarizantes que permitan tomar una posición en su defensa. E hibrido, porque en un uno y otro lado no hay fronteras entre lo legal y lo ilegal, donde se dan cita fuerzas regulares e irregulares, una fusión de soldados con y sin uniforme, paramilitares, mercenarios y brigadistas internacionales. Por el lado del gobierno de Kiev, para mayor deshonra, grupos neonazis; por el lado proruso, internacionales neoizquierdistas (pues no se alcanza a ver el rojerío en el lado proruso). Sí al régimen de Kiev, además de contar con el apoyo de EEUU, la OTAN y algunos países de la UE, se le puede acusar de estar dominado por oligarcas corruptos, autoritarios junto a ultranacionalistas y neonazis. En el lado de los rebeldes prorusos, ocurre algo similar, también están presentes los oligarcas y no se vislumbran demandas de independencia democrática, pues pretender adherirse al también régimen capitalista y escasamente democrático de Rusia, e igual de corrupto, autoritario y represor de nacionalismos (Chechenia) no anuncia ninguna emancipación para las gentes que habitan en esos territorios.

Algo similar ocurre en Siria, guerra sucia e hibrida. Donde uno y otro contendiente recurren de igual modo a todo tipo de combatientes, regulares e irregulares, muchos venidos desde otros países, con grupos y fracciones de distinto pelaje que no dudan en practicar tácticas terroristas, tanto de las fuerzas partidarias de Al Asad, como por parte de los rebeldes donde se multiplican las fracciones que incluso se enfrentan entre sí. País donde múltiples países regionales dirimen sus diferencias apoyando a uno y otro contendiente, especialmente las dos potencias regionales, Irán en favor de Al Asad, Arabia Saudita ayudando a los rebeldes. Rebeldes que además reciben ayuda de Qatar y todas las monarquías del Golfo, y Turquía que si bien apoya a los rebeldes se enfrenta a los kurdos.

Conflictos donde fuera de sentirnos solidarios con los pueblos que resisten a la barbarie, resulta imposible secundar a unos actores que, cada uno por su lado, luchan por intereses sectarios y ajenos a valores democráticos y republicanos. Así que resulta inquietante el despiste de algunas gentes de nuestro entorno que se atreven a denominar de revolución lo que está ocurriendo en Siria o en el Donbás.

]]> Crónicas insumisas 2015-03-23 08:56:32 Puntadas sin hilo - Malandrines, ganapanes, chupópteros, tuercebotas, profesionales del trile http://blogs.publico.es/arturo-gonzalez/2015/03/22/malandrines-ganapanes-chupopteros-tuercebotas-profesionales-del-trile/ Malandrines, ganapanes, chupópteros, tuercebotas, profesionales del trile. Pongamos que hablo del PP. Eso, y más, es lo que son. Fieles representantes de lo que su masa social les exige y ellos se encargan de engordar. Viejos tahúres del Manzanares y demás ríos de España, decimonónicos personajes, creacionistas convencidos, o no, meapilas verdaderos y falsos entremezclados, caciques transformados, engañadores compulsivos, disculpadores sinvergüenzas y sin vergüenza, incultos, ladinos y secretos vengadores, nadan confortablemente en cualquier sistema político pero prefieren, exigen, el suyo, azuzadores del odio, los hijos como nostalgia y melancolía, pornógrafos ocultos, jóvenes alegres y dinámicos, despreciadaroes de todo sufrimiento ajeno, que se jodan, aunque traten de disimularlo, ellos y solo ellos son la justicia, libres de no ser libres sino en el redil, capitalistas hasta los tuétanos, corruptos de ancha vía, amantes de la crueldad y las tradiciones más brutales, censores por concesión del derecho natural, rastreros de alma, la riqueza como meta, gran peña de amigos, herederos sin mácula, papça se muere viva papá, viajeros de ida y vuelta a la eterna madre patria, monárquicos convencidos, manos de hierro, compacto bloque de unidades como clave de su éxito, olvidadores históricas memorias de los demás, políticos descarados, hay que convencer al pueblo, esa cosa, de que somos los únicos capaces, posibles y convenientes, las elecciones, inevitable lata, sin homologación con la derecha europea civilizada, represores congénitos y aprendidos, burladores de códigos éticos y manipuladores de los otros, solo los demás son culpables, cometemos errores como todos pero no los exponemos, adivina adivinanza que te vas a quedar con las ganas, somos los regeneradores de lo que hemos desregenerado, nos perdonamos a nosotros mismos, el paro nos es ajeno, nos castiga menos porque somos mejores, prometemos lo que sea menester, debajo de los cubiletes no hay dado, la gran violencia en la reserva por si fuera necesaria que Dios no lo quiera, la del día a día es de juguete con sus porras y sus pelotas de goma en aras de la seguridad, para que no se rebelen, ¿pero qué se han creído?, ¡con lo que hacemos por ellos, o eso les decimos y se lo creen!, la pobreza y la desigualdad mejor no mirarlas, ignorarlas, ¡qué manía con la desigualdad!, más no podemos hacer, mítines y más mítines, el BOE a nuestro servicio como una ametralladora, y las televisiones y los demás medios, para que no vengan los zascandiles, adanes y bisagristas, críticos y equivocados comentaristas, amateurs de la política, de la que solo nosotros somos genuinos representantes porque el pueblo, domeñado, lo quiere. Nosotros somos gentes de orden, no como ellos que quieren destruirnos.

___________________________

]]>
Arturo González 2015-03-22 14:35:06
Viviendo en deudocracia - ¿Por qué la PACD colabora con la auditoría griega de la deuda? http://blogs.publico.es/viviendo-en-deudocracia/2015/03/22/por-que-la-pacd-colabora-con-la-auditoria-griega-de-la-deuda/ Sergi Cutillas
Miembro de la PACD, del ODG e invitado a la comisión de la auditoría griega

Existen indicios de que la deuda griega es en parte ilegítima, por lo que se discute la legitimidad de su pago a sus acreedores.

El pasado martes 17 de marzo la presidenta del Parlamento griego, Zoe Konstantopoulou, anunció la creación de una comisión internacional que llevará a cabo una auditoría de la deuda pública. Esta comisión será dirigida por el politólogo belga Éric Toussaint, portavoz del Comité por la Abolición de la Deuda del Tercer Mundo (CADTM). Se compondrá de 15 representantes griegos y 15 representantes extranjeros, entre los que he sido invitado como investigador del Observatori del Deute en la Globalització (ODG) y miembro de la Plataforma de Auditoría Ciudadana de la Deuda (PACD).

La presidenta del Parlamento forma esta comisión cumpliendo de forma rigurosa y estricta con un reglamento de la UE (artículo 7.9 del Nº 472/2013), que obliga a todos los estados bajo asistencia financiera a realizar una auditoría exhaustiva de sus cuentas para examinar cómo se han originado las deudas.

Como argumentan desde hace años las redes —como el Comité por la Abolición de la Deuda del Tercer Mundo (CADTM) y la Red Internacional de Auditorías Ciudadanas (ICAN)— y diferentes expertos como Cephas Lumina —anterior experto independiente de la ONU sobre los efectos de la deuda externa—, el profesor de economía financiera de la SOAS y diputado de Syriza Costas Lapavitsas, y el profesor de derecho Andreas Fischer-Lescano —también comisionado por la Cámara de Trabajo de Viena—, la auditoría es si cabe más necesaria por los importantes indicios de que una parte de la deuda griega se debe cancelar.

Sobran motivos para que esta auditoría sea indispensable. Éric Toussaint nos describió con detalle recientemente en Público los argumentos para realizarla. Cabe destacar el destrozo social y económico que han supuesto los dos planes de rescate de la Troika, que han aumentado astronómicamente el peso de la deuda, han rescatado y protegido a los grandes bancos y acreedores privados europeos con dinero público y han impuesto políticas en contra de las leyes soberanas del país heleno. Han sido violados numerosos tratados y convenciones internacionales sobre derechos humanos y derechos fundamentales, tales como el derecho a la sanidad, a la educación, a la vivienda, a la seguridad social, a un salario justo, pero también a la libertad de asociación y a la negociación colectiva. Todo esto podía ser evitado.

Informes jurídicos y académicos diversos confirman que la responsabilidad legal de la Troika en la violación de los derechos de la población griega es total, puesto que está implicada en todos los niveles de la elaboración y aplicación de los acuerdos. Grecia estaba bajo la tutela de sus acreedores y sin ningún margen de maniobra ni soberanía. Otros casos a analizar en profundidad serán la deuda contraída durante la dictadura de los coroneles; el escándalo de los sobrecostes de los Juegos Olímpicos de 2004 o el coste de los submarinos alemanes defectuosos. Los contratos firmados con Siemens tienen especial importancia. La multinacional alemana es acusada —tanto por la justicia alemana como por la griega— de haber pagado comisiones y otros sobornos al personal político, militar y administrativo griego por cerca de 1.000 millones de euros. Goldman Sachs, el banco estadounidense, está acusado de maquillar las cuentas de Grecia, y del impacto que eso supuso sobre la deuda.

La comisión de auditoría tiene el reto de analizar y definir de forma integral estas ilegalidades. En consecuencia, nuestro objetivo será emitir una opinión argumentada acerca de la legalidad, la ilegitimidad e incluso la nulidad de la deuda contraída por Grecia con la Troika y los otros acreedores implicados. Si se demuestra la nulidad de los compromisos de los gobiernos precedentes con la Troika y los otros acreedores implicados se abrirá un nuevo escenario de libertad para Grecia.

La presidenta del Parlamento Zoe Konstantopoulou, en su investidura, afirmó que la demanda de la anulación de la deuda y la moratoria de los reembolsos debe ser objeto de una campaña interparlamentaria de reivindicación basada en la información de viva voz de otros parlamentos y asambleas parlamentarias, pero también de los pueblos europeos que ya se movilizan en solidaridad con el pueblo griego. El objetivo de nuestra participación, por supuesto, será aportar los conocimientos adquiridos por el ODG en su participación en la auditoría de la deuda de Ecuador y los adquiridos en las últimas dos décadas de trabajo e investigación sobre este tema.

Pero más allá de esto, como apunta Zoe Konstantopoulou, es importante que haya implicación internacional en el proceso y, por tanto, que la Plataforma por la Auditoría Ciudadana de la Deuda esté presente en un proceso de tal importancia política juega a favor de esta conexión entre pueblos. Debemos aprender del proceso para poder contribuir a reproducirlo en un futuro próximo en todo el sur de Europa y, muy en particular, en el Estado español, creando redes de personas que nos permitan una alianza más fuerte entre los pueblos. Queremos aportar la experiencia de la PACD basada en el empoderamiento y la participación ciudadana en el proceso de auditoría, basándonos en experiencias como los Observatorios Ciudadanos Municipales, proyecto que ya funciona en algunos municipios griegos y que podría servir de plataforma de participación en este proceso.

Debemos, a su vez, mantener a la población del Estado informada de primera mano, cosa que le debería permitir visibilizar el hecho de que este es un asunto en el que nos jugamos la democracia y la libertad en Europa; y que, por tanto, es necesario demandar a los políticos que gobiernan o vayan a gobernar en las diferentes administraciones del Estado que se enfrenten al status quo financiero sin ambigüedades e inicien procesos parecidos con el objetivo de perseguir la democracia real, más allá de la encorsetada en el ámbito de las competencias cada vez más limitadas de estas administraciones.

El objetivo de la democracia real debe pasar pues por la oposición al régimen financiarizado de la Troika con el que se gobierna Europa y que sitúa a las finanzas por encima del bien y del mal. Esta oposición debe hacerse a través del impago de aquellas deudas que sólo sirven de pretexto para el gobierno de las élites y el incumplimiento de aquellos compromisos que sean declarados ilegales o ilegítimos en los procesos de auditorías por no ser tratos justos entre iguales.

]]>
Opinión 2015-03-22 12:28:52
¡Eureka! - El material del futuro llega a la impresora 3D http://blogs.publico.es/eureka/2015/03/22/el-material-del-futuro-llega-a-la-impresora-3d/ grafeno3D

El material del futuro se encuentra con una de las formas de construir del futuro y varios españoles tienen mucho que ver con ese logro.

Un grupo de científicos del Imperial College de Londres ha logrado desarrollar tinta de grafeno para su utilización en impresoras 3D. Este material parece destinado a protagonizar una revolución en diversos campos, gracias a sus propiedades únicas: ligereza, dureza (es 200 hasta veces más fuerte que el acero), flexibilidad, conductividad… Por otro lado las impresoras 3D ya están demostrando su utilidad a la hora de crear objetos con diversos materiales a partir de modelos creados por ordenador: desde una llave inglesa hasta una prótesis o un arma. Y ya se especula con la posibilidad de crear órganos humanos.

Los investigadores, liderados por la gallega Cristina García Tuñón han logrado aunar ambas tecnologías creando una pasta o tinta de este material que lo hace apto para ser utilizado en impresoras 3D para crear estructuras. Su avance ha sido publicado en Advanced Materials bajo el título “Printing in Three Dimensions with Graphene”.

Eduardo Saiz Gutiérrez es otro de los españoles involucrados en este logro. Éste torrelaveguense, director del Centro de Estructuras Cerámicas Avanzadas en el Imperial College, responde a las preguntas de Eureka.

¿En qué consiste este avance?

Lo que nosotros intentamos hacer, de forma general, es utilizar el grafeno para crear estructuras, pinturas, films, compuestos… Y una de las ideas era, incluso antes de pensar en una aplicación concreta, ver si podíamos usar este material para integrarlo en la impresión en 3D. En estos momentos ya hay gente utilizando polímeros para imprimir en 3D, algunos de ellos incluso que contienen grafeno. Pero lo que nosotros queríamos era hacerlo solamente con grafeno.

Lo que hemos desarrollado es esta tinta, o esta pasta, para imprimir estructuras sólo de grafeno. Partimos de lo que se llama óxido de grafeno y eso nos permite hacer una tinta porque lo podemos dispersar en agua.

¿Por qué es útil poder ‘imprimir en 3d’ con este material?

Realmente nosotros empezamos el proyecto simplemente por ver si era posible lograrlo, por que trabajar con este tipo de materiales en impresión 3D es muy difícil. Es útil porque en nuestra experiencia hay materiales con muy buenas propiedades, pero si no puedes hacer nada con ellos no vale para nada. La impresión 3D lo que tiene es que te permite hacer cualquier cosa. Si quieres crear un circuito puedes diseñarlo, imprimirlo y construirlo de forma que con otras técnicas no sería posible. Es pasar del concepto a la construcción, por eso es tan interesante.

¿Podría decirnos algún uso concreto que podría tener a corto plazo?

Una cosa que estamos pensando, por ejemplo, es imprimir en 3D un circuito y luego embeberlo dentro de un plástico flexible, de tal forma que pueda detectar presión De este modo podríamos construir una especie de piel artificial para robótica, sensible a la presión, la flexión, la fuerza… Hay muchas otras ideas como la creación de electrodos de baterías.

¿Qué ha sido lo más complejo en su desarrollo?

La tinta para imprimir en 3D tiene que fluir por una boquilla y después tiene que solidificarse. Para ello tiene que tener unas propiedades viscolásticas muy concretas. Con la impresión con plástico lo que suele hacerse es calentar la boquilla y de ese modo el plástico se funde. Después cuando se enfría se endurece. En este caso no podíamos hacer esto porque el grafeno no tiene esas propiedades. Lograr precisamente eso ha sido lo más complejo. Lo hemos hecho pegando a la partícula de grafeno una molécula de un polímero que, dependiendo de la acidez del medio, puede interactuar entre sí para lograr esa diferencia.

¿En qué fase se encuentra? 

Aún estamos en una fase de investigación básica. Hemos logrado el objetivo que teníamos y ahora estamos en conversaciones con diferentes empresas que nos han pedido desarrollar diversos dispositivos o licenciar la tecnología. La idea funciona, aunque como todo siempre hay que optimizarlo para la aplicación masiva.

¿Cómo surgió el proyecto?

Gran parte del proyecto está financiado por el EPSRC, algo así como el Ministerio de Ciencia e Ingeniería de Reino Unido. Mi experiencia no era con grafeno, sino con cerámica. Había gente aquí que había trabajado mucho con el grafeno y decidimos poner nuestras experiencias en común

En este proyecto hay varios españoles ¿Cómo ve la situación de la ciencia en España tras varios años de recortes?

En el Imperial College hay muchos españoles. En este proyecto estamos Esther, Victoria -que tiene una beca Marie Curie-, y yo. El proyecto en sí envuelve a muchos investigadores del Imperial: en ingeniería química, en química, en materiales, ingeniería mecánica… es un proyecto grande.

Yo llevo 20 años fuera de España así que no conozco la situación en España de primera mano… Lo que cada vez se ve es más españoles que han tenido que salir fuera. No sé si por placer o necesidad, últimamente por obligación probablemente. Ese es un hecho que no se puede negar. Antes venían un par de años y volvían a España. Ahora cada vez veo más gente que llega convencida de buscar su vida fuera, en empresas de Inglaterra o Alemania.

¿Cree que esta investigación podría haberse desarrollado en España?

Una innovación puede darse en cualquier parte. Lo único que se necesita es financiación. En España hay gente preparada para desarrollar esta innovación y más.

]]>
Opinión 2015-03-22 08:00:28
Corazón de Olivetti - Andalucía como experiencia piloto http://blogs.publico.es/juanjosetellez/2015/03/22/andalucia-como-experiencia-piloto/  

Entre el paro crónico y la corrupción recurrente, Andalucía ya no es sólo el territorio del predio y la jarana, la eterna estampa que dibujaron los románticos y que todavía perdura a pesar de que el caciquismo ha ido siendo sustituido por los paños calientes del subsidio y el clientelismo de los diferentes poderes. La flota pesquera tan desguazada o más que la construcción, olivares y alcornoques propios pero aceite y corcho ajeno. Eficientes parques tecnológicos y hospitales de referencia. Aquí, los latifundios no fueron liquidados por la reforma agraria sino por las subvenciones comunitarias que parcelaron desde hace un par de décadas la geografía de los terratenientes para trincar dinero fresco con sabor a Bruselas. Picaresca y emprendimiento, emigrantes con microchips e inmigrantes con hipotermia, células madre y la madre que parió a los mangantes, he ahí los mimbres del canasto andaluz que hoy se llenará de votos si el tiempo no lo impide. 109 escaños en juego para un parlamento que, según todas las encuestas, dejará de ser bipartidista.

Las elecciones andaluzas se convertirán hoy, probablemente, en una experiencia piloto de lo que ocurrirá en el resto del país a partir del 24 de mayo y en sucesivas comparecencias electorales. Esto es, confirmará o desmentirá la emergencia de los partidos emergentes. Ya ocurrió en el pasado: en las primeras autonómicas de Andalucía, allá por mayo de 1982, quedó claro que la UCD había iniciado su caída en picado y que sus electores se dispersaban hacia las siglas del PSOE y de Alianza Popular.
Ahora, aquellas dos formaciones –a la luz de los sondeos—parecen en horas bajas, aunque la primera de ellas tenga expectativas ciertas de forma gobierno, sola o en compañía de otros. Ambos partidos cuentan con un alto suelo electoral, pero no se pueden estirar los sufragios y en uno y en otro caso cuentan con mayores rivales en su jurisdicción sociológica. ¿De dónde vendrán los nuevos votantes de Ciudadanos, si es que se confirman sus expectativas mediáticas? Quizá del mismo espectro, más o menos centrista, donde faenaron anteriormente UPyD o el Partido Andalucista.

El nacionalismo andaluz surgió hace 50 años pero hace aguas desde comienzos de siglo. Justo cuando se cumplirán el centésimo trigésimo aniversario del nacimiento de Blas Infante, el partido de la mano abierta registra mínimos históricos de respaldo popular y su presencia institucional se reduce a algunos ayuntamientos, mientras que uno de sus antiguos líderes, Pedro Pacheco, el ex alcalde de Jerez, cumple condena desde el pasado año por un par de contratos irregulares de su personal de confianza. ¿Por qué esta debacle verdiblanca? Quizá haya que remontarse al proceso de cabildeos que siguió a su llegada al Congreso en 1979 y al referéndum autonómico del 28 de febrero de 1980: sus toma y daca con Adolfo Suárez no le beneficiaron, tampoco tenía quien le escribiera y el PSOE de Andalucía supo posicionarse como el mayor valedor de los máximos a los que aspiraba la comunidad. Sin embargo, durante dos décadas siguió teniendo sobrada presencia al sur de Despeñaperros y quizá fueran algunos pufos municipales y su respaldo a los socialistas de Manuel Chaves lo que terminaron precipitando su caída. Algunos resisten a bordo, pero su domingo de resurrección no parece que vaya a ser este.

A pesar de los esfuerzos de Martín de la Herrán en los últimos meses, UPyD sigue siendo en Andalucía el partido de Rosa Díez y Rosa Díez no se presenta como cabeza de lista de estas elecciones cuyos resultados pueden abrir nuevos brotes de divergencia interna. A pesar de una campaña ingeniosa en la que no han faltado mítines en tranvía al grito de “da vergüenza pedir pero más vergüenza da robar”, su opción quizá se vea poderosamente lastrada por “Ciudadanos”, el partido de Albert Rivera y cuyo cabeza de lista andaluz apenas es conocido más allá de Sanlúcar de Barrameda, su patria chica. Ambas candidaturas pueden repetir el sorpasso que en las europeas de mayo de 2014 desplazó a Izquierda Unida a favor de Podemos. Quizá debieran haber llegado a un acuerdo para viajar juntos hacia las urnas que hoy se abren en la Bética, pero no lo hicieron y mañana ya puede ser tarde.

Hace bien Podemos en mantener su cautela respecto a los resultados de hoy: sus líderes e incluso sus simpatizantes saben que están empezando a dejar de ser una moda para convertirse en un partido. También tienen claro que el PSOE está mucho más fuerte en Andalucía que en el resto del país. Por no hablar de Izquierda Unida, cuyo coordinador Alberto Garzón estaba llamado a ser Pablo Iglesias si los tiempos hubieran jugado a su favor en el seno de la coalición que está dejando de liderar Cayo Lara. También Antonio Maíllo, en esta campaña, ha logrado seducir a parte de los electores que antes desconocían su indudable carisma en las distancias cortas y su aplomo pedagógico en los debates; por no hablar de que ha logrado sacar de su retiro al mismísimo Julio Anguita para apoyarle en público en un proyecto de convergencia que excluye al PSOE. Resulta inexplicable, empero, por qué no ha sacado pecho por el acento izquierdista que sus siglas imprimieron al gobierno bipartito de Andalucía y que sirvió para sacar adelante proyectos legislativos esperanzadores de que otra gobernanza anticrisis es posible.

Teresa Rodríguez, la lideresa andaluza de Podemos, ha dado la batalla en un largo recorrido andaluz que ha incluido desde un insólito día de libranza hasta el desembarco colectivo en sus siglas de antiguos cargos socialistas de Cádiz que habían abandonado años atrás a su anterior partido. Apoyada en los círculos, en los nuevos adeptos y en la estructura de Izquierda Anticapitalista y de otras organizaciones simpatizantes del proyecto, ha apostado por trasladar su mensaje a través del contacto directo, las redes sociales y una discretísima cartelería. Incluso no llegó a comparecer a un debate a 7 en Canal Sur, que hubiera podido proyectar más su imagen, aunque no dejó la silla vacía en la televisión andaluza como hiciera el popular Javier Arenas tres años atrás. Su mitin de cierre no abarrotó el célebre velódromo de Dos Hermanas pero batió la plusmarca de público, lo que resulta sintomático en un momento histórico en el que estos eventos despiertan menos interés que un campeonato de petanca.

¿Podrá Podemos entonar el yes, we can? Resulta difícil aventurarlo. Lo mismo ocurre con el sorprendente apoyo que los demoscópicos otorgan a Ciudadanos. Sobre todo, porque su relato político se asienta en las ciudades. Y aunque Andalucía cuenta con grandes núcleos urbanos más allá de las capitales de provincia, el voto mayoritario se registra en un ámbito rural en donde llega internet pero no el entusiasmo que parece insuflar el boca a boca metropolitano, en una geografía en la que hasta ahora mandaba el Partido Popular.

Es ahí, en esa Andalucía rural en donde el PSOE cuenta con mayores adeptos. Susana Díaz, la candidata socialista, puede haber perdido simpatías propias y ajenas tras sus debates televisados, como aseguran los analistas. Sin embargo, lo más probable es que no resulten significativas a la hora del recuento de sufragios. Por el contrario, no ha perdido tiempo en recorrer de cabo a cabo las autovías y las carreteras secundarias, desde una cartelería en donde primaba el beatus ille de un pueblo blanco, hasta el recorrido triunfal por sus calles, en donde ha recogido más tupperwares y regalitos para su futuro bebé que quejas o increpaciones, que tampoco faltaron con la que está cayendo en la Andalucía del paro, de los ere y de otras maldiciones más terrenales que bíblicas. El “yoconsusana” de su hastag y de su eslogan delata a las claras que su marca personal está por encima de la de sus siglas. Ahora bien, el PSOE andaluz no es un boxeador sonado, pese a todos los pesares. Sin embargo, los votos no se pueden estirar y es dudoso que pueda obtener más respaldo electoral hoy que en las últimas autonómicas por la sencilla razón de que le ha surgido competencia en el flanco izquierdo del censo electoral.

También al Partido Popular le han surgido adversarios en su bancada, aunque no parece que Vox vaya a hacerle sombra alguna a pesar de que hayan fichado hasta a Fran Rivera. El peligro se llama Ciudadanos pero también el escaso impacto de su candidato, Juan Manuel Moreno Bonilla que ha salido reforzado de la campaña andaluza a pesar de que el candidato pareciera ser Mariano Rajoy que, de tanto visitar Andalucía, lo mismo podría haber subarrendado el apartamento de Ignacio González en Estepona. Se juega mucho el inquilino de La Moncloa porque él fue el que designó a su candidato en el sur y sus expectativas, a pesar de la fidelidad clásica del votante conservador, son más bien desoladoras.

La mayoría de las elecciones de hoy, por encima de todo, corresponderá al cuarenta por ciento de indecisos que registran los sondeos. Un voto oculto que, presumiblemente, se prorratee entre los partidos mayoritarios. ¿O no? Las urnas no son una bola mágica, pero a partir de las ocho de la tarde de hoy quizá comencemos a conocer el rostro de la España política del futuro. Tal vez tardemos algo más en calibrar la Andalucía que viene porque en esta campaña, salvo por el mercadeo intolerable del millón de empleos como señuelo más populista que popular, se ha hablado mucho del pasado pero faltaron propuestas para el porvenir.

]]>
Juan José Téllez 2015-03-22 08:00:14
Salud mental en tiempos difíciles - Programas para “el niño optimista y positivo en el parque, en el patio…..”. Mejor educar en valores. http://blogs.publico.es/joseba-achotegui/2015/03/22/programas-para-el-nino-optimista-y-positivo-en-el-parque-en-el-patio-mejor-educar-en-valores/ Como no podía ser de otra manera, la campaña para el logro de  que los sufridos  ciudadanos tengamos a cualquier precio una visión optimista y positiva del mundo que nos rodea, ha llegado también al colorista mundo de la infancia. Así ya tenemos programas para lograr el  niño optimista y positivo en el parque, en el patio, ….. Puede  pensar el  lector  en la situación, por inimaginable que quiera,   que  habrá un programa para lograr el máximo  de optimismo y positividad ante esta situación, incluso en el caso de los bebés,  los  denominados ya  “bebés optimistas”

Ya he señalado  en algún otro artículo que diferencio la psicología positiva, una rama relativamente reciente de la psicología,  de la ideología de la psicología positiva, una ideología plenamente consolidada  que inculca  descaradamente el sometimiento del ciudadano  a todo tipo de realidad opresiva.  Una ideología, que se halla además  continuamente publicitada en los medios de comunicación, en una especie de cruzada,  para convencernos de que es el sumum  de la salud mental. 

El optimismo  es una actitud que nos predisposición a la acción y sabemos desde el evolucionismo que no siempre la acción es la mejor respuesta a un conflicto. Muchas veces es mejor esperar, estarse quieto…y por supuesto analizar racionalmente las consecuencias de nuestras acciones. Porque todo lo que hacemos tiene consecuencias y si guiados por un falso optimismo cometemos muchos errores, pagaremos las consecuencias

Los niños nacen con una gran capacidad de afrontar el estrés y la adversidad,  con un enorme potencial de desarrollo, son optimistas por naturaleza, han sido descritos como auténticas “máquina de supervivencia”.  Y los que tienen problemas, que los hay,  han de ser ayudados a  ir adelante, claro está,  pero no con recetas simplistas, sino abordando en profundidad sus problemas, estableciendo fuertes vínculos afectivos y confiando  en sus potencialidades  como seres humanos   

Se nos dice para justificar los programas para inculcar optimismo en los niños que vivimos en un mundo que padece una epidemia de pesimismo, rodeados de conflictos y problemas  (será por que algo no va bien, decimos muchos)  y que  hemos de educar al niño en la positividad  en vez de educar al niño en entender ese mundo, comprenderlo e involucrale en convertir nuestra sociedad  en un lugar en el que valga la pena vivir.

Considero que es mucho mejor y da más fortaleza al niño el ser educado en los valores que recoge por ejemplo la Declaración Universal de los Derechos humanos, Declaración en la que,  por cierto,  la necesidad del optimismo  no aparece por ninguna parte. Valores como  la solidaridad, la empatía, el reconocimiento del otro y de la diversidad….esos sí que nos dan  fortaleza y  seguridad para afrontar  e intentar cambiar las adversidades y problemas de la vida,  mucho más que recitar jaculatorias para inculcar un optimismo impostado y artificial

Así, por ejemplo,  un momento en el que nos sentimos muy bien es cuando nos encontramos en una sobremesa rodeados de amigos y familiares. No es difícil entender por qué. Nos sentimos queridos, protegidos,  aceptados, apoyados por el grupo para ir adelante,  formando parte de una comunidad en la que tenemos un lugar. Si en ese momento de la sobremesa , por ejemplo, hubiera un peligro o alguien  se pusiera enfermo, se hallaría  con todo un grupo que le podría ayudar. Eso sí que da optimismo, como se ve en el buen humor y la alegría de la sobremesa,  y además de optimismo natural y de calidad 

Estos textos  de adoctrinamiento  sobre el optimismo comienzan ya a recordar aquellos manuales de urbanidad de tiempos pretéritos, como el famoso manual de Carreño ,  en los que se adoctrinaba a los niños a cumplir escrupulosamente con todas las normas  y convenciones sociales, muchas de ellas extremadamente clasistas. Es muy memorable aquel  texto que decía “  el niño debe tener siempre en la escuela una actitud circunspecta….,”  Ni niños  optimistas ni  niños circunspectos. Niños,  con toda su complejidad, potencialidad  y diversidad

jachoteguil@gmail.com

 

]]>
Joseba Achotegui 2015-03-22 02:49:22
Revista Luzes - Moncho Alpuente: “A muchos periodistas nos tenían que haber indemnizado como víctimas del franquismo” http://blogs.publico.es/revista-luzes/2015/03/21/entrevista-moncho-alpuente/ Nació en una calle galdosiana a mediados del siglo pasado, pero habla como un hombre propio de otra época. Es el cronista oficioso de la Villa y, durante años, dio cuenta de su intrahistoria en las páginas de El País. También practicó el humorismo y la retranca en diferentes formatos: musical, novelesco y periodístico. Nadie mejor que Moncho Alpuente (Madrid, 1949) para explicar cómo mudó la corte. Chismear con este bardo castizo es como meterse en la máquina del tiempo: un hilarante viaje por los últimos siglos que comienza y termina en la capital del reino, donde siempre camparon los corruptos y los especuladores. Cuando pensamos que todo había cambiado, este ácrata malasañero viene a decirnos que la urbe sigue igual: grave, pero estable.

 

moncho-alpuente

Texto: Henrique Mariño (@solucionsalina)

Fotografías: Paola Manfredi (@mehablaaloido)

 

Su abuelo tenía una pastelería aquí al lado.

En el número 7 de la calle del Pez, donde nací. En ese edificio vivían muchos personajes de Pulgarcito, DDT y otros tebeos de Bruguera: Ángel Siseñor, el repórter Tribulete… A los dibujantes, todos catalanes, les debía de gustar el nombre, porque en Barcelona no existe la calle del Pez. Es curioso que, habiéndome criado allí, con el tiempo terminase dedicándome al humor.

Una calle con fermento revolucionario.

Aquí empezó a intuirse por dónde iban a ir los tiros del tardofranquismo ya en los años cincuenta. Las autoridades querían hacer la Gran Vía Diagonal y tirar todo el barrio. Los vecinos y comerciantes, entre ellos mi abuelo, se opusieron de una manera bestial. Más que un acto revolucionario, fue una cuestión de supervivencia. Al final, la obra no se llevó a cabo porque había tantos monumentos nacionales en el trazado que, en vez de diagonal, tendría que haberse hecho en zig zag. Este barrio era y sigue siendo el patio trasero de la Gran Vía, con sus cabarets y prostitutas. Pero deberíamos hablar de Madrid en general, ¿no?

O de sus heroínas: al igual que los coruñeses tienen a María Pita, ustedes cuentan con su Manuela Malasaña.

Que es mentira, en fin. Como todas las buenas leyendas, se basa en un arquetipo de mujer que se dio aquí durante el 2 de mayo: las hijas y mujeres del cuartel de Monteleón. El barrio, en realidad, se llama así por el Plan Malasaña, que en la década de los setenta también contemplaba derribos para especular con los terrenos. Es la historia maldita de esta zona, cuyas primeras noticias datan de Felipe III, allá por el siglo XVII. Entonces, en la plaza de Juan Pujol había un campamento de moriscos, que ardió completamente tras la caída de un rayo. El rey lo consideró como un signo del cielo y puso una cruz para celebrarlo. Evidentemente, aquello volvió a poblarse otra vez y lo más gordo vino con Felipe IV, que sufrió un atentado en la calle San Vicente Ferrer. Como quedaba muy mal decir que había sido obra de una conspiración de nobles de la corte que querían cargárselo, hubo que echarle la culpa a los vecinos, que eran gentes de mal vivir. De hecho, el monarca era bastante golfo y por eso venía mucho a una taberna donde había bailes, el primer tugurio de la historia. El caso es que ordenó que le cortaran una mano a todos los varones mayores de once años y las espetó en palos que clavó por las calles, en señal de escarmiento. La historia del barrio empieza con estos malos augurios.

Su abuelo le daba dinero para comprar libros de Guillermo y Los Proscritos. El anarquismo le viene de aquel personaje rebelde creado por Richmal Crompton, ¿no?

En parte, sí. Fundamentalmente, de pequeño empecé a desconfiar de lo que me decían en el colegio y a pensar que la razón la tenían otros.

¿Que sacó en claro de los Escolapios?

El ateísmo [risas].

Su primer lingotazo, de monaguillo…

Pero me dieron una hostia en mitad de la misa, otro motivo para que hubiera salido así.

John Lennon fue un gran aficionado a Guillermo, aunque musicalmente The Beatles y usted siguieron caminos opuestos.

Se tiró por dónde se podía tirar [risas]. Con los instrumentos musicales que podíamos comprar, hubo que dedicarse más al folk que al rock. No por motivos estéticos sino por culpa de aquellas guitarras de palo.

La ironía, el costumbrismo y, en definitiva, el humor como arma de combate.

Entonces, la carga crítica no era perceptible por las autoridades, porque si no lo hubieran prohibido. Los tebeos te cuentan mucho más que los periódicos de la época: el padre de La Familia Cebolleta era un chupatintas desgraciado; Carpanta explica el hambre de posguerra; Don Pantuflo encerraba a Zipi y Zape en un sótano con ratas y los metía en un cepo medieval… Luego empecé a fijarme en el periodismo satírico sin saber ni que existía, aunque venía escribiendo mis textos irónicos desde que tenía diez años.

En papel higiénico…

Ése fue el formato de la primera revista de mi vida, aunque limpiarme el culo fue otro de los motivos de mi afición al periodismo. Mis tías tenían en el baño el diario ABC cortado en cachitos: te leías la mitad de la noticia y la otra te la imaginabas.

De ahí, a la revista SP, con 17 años.

Pronto me di cuenta de que estudiar en la Escuela de Periodismo de la Iglesia, o en la otra, era una soplapollez. Lo importante lo iba a aprender en la redacción, donde coincidí con periodistas extraordinarios como Antonio Sánchez-Gijón o con el crítico literario Rafael Conte. Aquella revista daba trabajo a progresistas, incluso a un sindicalista de CC.OO. condenado por difusión de propaganda ilegal. Era una publicación absolutamente contradictoria dirigida por un falangista que había estado en la División Azul y que decía que José Antonio y él eran de izquierdas.

“Son neoliberales y saquean las arcas del Estado”

 

Aunque usted sostiene que todos los medios son de derechas.

Lo son las grandes empresas, porque siempre anteponen los beneficios a sus trabajadores. Por encima, se han ido derechizando. Antes, todos los periódicos eran de derechas, pero el 90% de los periodistas eran de izquierdas. Contradicción que marcó aquella prensa en la que todo se decía entre líneas y no había manera de entender nada. Carrero Blanco llegó a cargarse el diario Madrid porque un artículo sugería que De Gaulle debía dimitir, lo que fue interpretado por el vicepresidente del Gobierno como que Franco tenía que dejar el poder. Literalmente, lo voló con dinamita.

Vive a un paso de la plaza de Carlos Cambronero, cronista de la Villa hasta su muerte en 1913. A usted le negó el título Álvarez del Manzano, el alcalde de la violetera.

El mismo que quiso hacerle un monumento a la Virgen en el Retiro para compensar la mala influencia del Ángel Caído. Para más inri, aquel año tampoco eligieron a Luis Carandell.

¿Recuerda algún alcalde bueno?

En algunas cosas, Tierno Galván, porque le dio un cambiazo a Madrid. Era una ciudad absolutamente acomplejada y nos acusaban de centralistas, cuando en realidad sufríamos el centralismo. Vivir aquí no era ningún chollo, porque estabas mucho más vigilado que en Pontevedra. Cuando era joven, de un día para otro, mi amigo Ignacio empezó a llamarse Iñaki porque su abuelo era vasco. Jorge paso a ser Jordi. Ángel cambió por Anxo… Todo el mundo reivindicaba sus raíces: la gente se avergonzaba de ser de Madrid porque era la capital del franquismo. El caso más célebre, aprovechando que su familia era de Azpeitia, es el de Patxi Andión, nacido en la calle Ferraz. Llegabas a su casa, preguntabas por él y su padre gritaba: “Paaaco”.

¿Qué logró Tierno?

Devolverle el orgullo a Madrid e invertir en su electorado: la gente joven, que estaba totalmente desasistida. Lo hizo por motivos políticos, porque no había cosa que más le desagradase a Tierno que el rock and roll. De hecho, cuando inauguró la calle John Lennon, la llamó John Lennox. Era un viejo cínico, en el mejor sentido de la palabra.

¿Se merece Madrid a Ana Botella?

Evidentemente, no. Madrid se merece un Pepe Botella, el único rey bueno que hemos tenido en este país y que tuvo la vergüenza de dimitir al darse cuenta de que aquí no pintaba nada. La peor putada que te pueden hacer es que te manden de Nápoles a Madrid… Por otra parte, si nos hubiese invadido Napoleón, nos irían mejor las cosas.

Él tiró conventos y construyó plazas, de ahí que también fuese apodado Pepe Plazuelas. Gallardón, en cambio, apostó por expulsar a los indigentes de ellas: con bancos incómodos, sin árboles ni sombras…

Son las plazas duras, de hormigón y sin zonas verdes. Además, son espacios que puedes alquilar y sacarles rentabilidad. Si tuviera mucho dinero, alquilaría la Plaza de Callao, la llenaría de carteles míos, regalaría unos caramelos y tendría a 50.000 personas allí. No me conocerían de nada, pero irían porque hay fiesta en Callao y es gratis. El que paga manda.

En ese sentido, el 15-M recuperó el espacio público.

Y, concretamente, la plaza de confluencia y el mentidero de la Villa. De hecho, están autorizando nuevas terrazas para evitar que se repita otro 15-M con la excusa de que perjudicaría a los hosteleros. La Puerta del Sol ahora es un escaparate de las multinacionales.

“Madrid es una ciudad corrupta, no tiene remedio”

 

Usted defendía que una de las fortalezas del 15-M era la visibilidad. ¿Se ha diluido su fuerza una vez fuera de Sol?

Es normal, pero también ha servido de fermento a muchas cosas de las que los medios hablan poco. En la calle del Pez tenemos el Patio Maravillas, en la Corredera Baja de San Pablo hay un edificio ocupado, en los barrios hay movilizaciones interesantes… Aquí antes la gente podía hacer huelga en su empresa, pero no se movía para beneficiar a otros. En ese sentido, ha sido un movimiento de tipo solidario y asambleario, en el que teníamos muy poca experiencia. Han quedado cosas que siguen funcionado muy bien y, en un momento determinado, se puede volver a producir.

 

La basura en las calles de Madrid no desaparece aunque termine la huelga. 

Fíjate en los contenedores de ahí al lado, repletos de porquería. En el siglo XVI, Madrid era la capital más apestosa de Europa y todos los detritus se tiraban a la calle: el popular agua va. Los físicos y médicos de la época se defendían argumentando, con toda la seriedad del mundo, que el aire era tan puro y sutil que necesitaba algo de mierda en el suelo para hacer que fuese respirable.

¿Cómo se ha encastillado la derecha en el Ayuntamiento y en la Comunidad?

Gracias al envejecimiento de la población, al miedo de los mayores a los tiempos pasados y a la inercia de votar al que manda.

¿Cuál es el estado de salud de la ciudad?

Madrid está perseverantemente enferma y nunca muere. Ha sido invadida, arrasada y dada por muerta miles de veces. Ésta es una ciudad inventada. Yo creo que fue capital porque aquí se cazaba de puta madre, tanto pluma en Aranjuez como pelo en El Pardo. La costumbre de los reyes y de Franco siempre ha sido matar cosas. Una tradición cinegética.

¿Atraviesa una decadencia?

Al margen de los problemas eternos, el principal es el gobierno de la derecha. No sé por qué lo llaman neoliberalismo, pues saquean continuamente las arcas del Estado. Volviendo atrás, la Movida que acabó funcionando fue un movimiento de derechas, que se quedó con los clubes y la parte empresarial. Por una parte, había mucho niño pijo haciendo canciones. Pero, por otra, aquí triunfaron grupos como Siniestro Total o Derribos Arias, a los que les tiraban piedras en sus ciudades. Fue muy importante que sus habitantes vieran que eran la hostia para los modernos de aquí, porque eso terminó alentando las movidas en otros sitios. Y a Madrid también le vino muy bien porque empezó a mirarse un poco el ombligo, cosa que no había hecho nunca.

¿Cómo ha cambiado el centro?

Se ha vuelto al pequeño comercio, fundamentalmente hostelería, y ha llegado la gentrificación, un fenómeno lógico. Cuando quitaron la Universidad Central de San Bernardo y el Mercado de San Ildefonso, se hundió toda la infraestructura del barrio, que era lo que se pretendía. De hecho, hubo inmobiliarias que apoyaban la Movida en algunos sitios porque era una manera de desalojar a inquilinos que pagaban cien pesetas al mes por un piso en la calle de La Palma. A los especuladores les vino de puta madre que pinchasen las ruedas de los coches, que se vendiese droga o que te diesen un palo en la esquina… “Vaciamos esto, echamos a los viejos y montamos apartamentos cojonudos para jóvenes”.

“La Movida que funcionó fue de derechas”

 

Hablando del ladrillo, Javier Valenzuela definía su último libro, Un maldito enredo (Akal), como “una novela entretenida para todo aquel que no sea constructor, sicario colombiano o entusiasta de Esperanza Aguirre”.

Mi vida sería estupenda si pudiera dedicarme a escribir lo que me diera la gana. Pero es imposible, porque no se gana dinero. Con la música, menos, y con el periodismo qué te voy a contar.

La protagonista es Mila Montenegro, una peluquera de Malasaña metida a detective privado. Mucho Madrid para investigar, ¿no?

Siempre ha habido corrupción, pero ahora se sabe más. Recuerdo historias de Madrid geniales, como aquel concejal del franquismo que se anunció en unas elecciones falseadas como “El concejal que iluminó Madrid”. Era el dueño de una compañía de bombillas, lámparas e iluminación [risas].

¿Ha calculado cuántas décadas lleva en obras?

Desde que se fundó. Cuando veo el centro tomado por la publicidad, recuerdo que Madrid era una ciudad de decorados. El recorrido que realizaban los altos dignatarios extranjeros era espantoso, por lo que las casas nobles, que eran un desastre, ocultaban con telones y guirnaldas sus miserias. Además, como los madrileños tenían la obligación de alojar en sus casas a los legados, a los funcionarios reales y a todos sus criados, aquí se construyó a la malicia. De ese modo, desde el exterior las viviendas parecían pequeñas y así evitaban la regalía de aposento, o sea, ceder a la fuerza la mitad de su casa a los visitantes.

¿Ha sido la comunidad el laboratorio de la política neoliberal del PP?

Sí, pero hay que echarle en cara al PSOE que votase a favor de una ley que dio entrada a la empresa privada en la Sanidad. Es el negocio más sencillo del mundo: me hago con el poder, desprestigio a las instituciones que funcionan mejor y se las vendo a mis amigos para que saquen provecho de ellas. Una vieja estafa.

¿Ve Telemadrid?

Alguna vez, pero no hay nada que ver. Una pena, porque en un momento determinado, incluso con la derecha, fue una televisión cercana. Había programas que salían a la calle y grababan al vecino de al lado. Algo pueblerino, pero que a la gente le encanta. Eso se ha acabado.

¿Con quién le falta ajustar cuentas?

He ajustado las tres fundamentales en otros tantos libros sobre Dios Padre, Franco y la Historia de España. Mi ajuste de cuentas es permanente. Todavía me deben mucho. Haber hecho periodismo en la dictadura, con dieciocho años, es bastante duro. A muchos periodistas de la época nos tenían que haber indemnizado como víctimas del franquismo.

¿Cómo ve el futuro?

Madrid va a seguir siendo así, no tiene más remedio: una ciudad corrupta con un poder especialmente representado. La especulación urbanística, por ejemplo, no va a cambiar nunca. Y, para ello, utilizarán todo tipo de trucos. Aquí el que se ha usado mucho es el de preservar la fachada, para que parezca que no ha cambiado nada, y luego meter a dieciocho familias donde antes vivían cuatro. Con el problema que representa tener dieciocho coches, dieciocho garajes, dieciocho… Sin embargo, lo ves por fuera y piensas: ¡qué bonito, Madrid!

 

Esta entrevista se publicó en el nº 3 de la revista Luzes. Suscríbete.

]]>
Revista Luzes 2015-03-21 14:42:38
La verdad es siempre revolucionaria - Estados Unidos defensor de los Derechos Humanos http://blogs.publico.es/lidia-falcon/2015/03/21/estados-unidos-defensor-de-los-derechos-humanos/ La desvergüenza y el cinismo de algunos políticos superan con mucho mi capacidad de comprensión. En estos momentos en que Estados Unidos ha amenazado al gobierno de Nicolás Maduro asegurando que representa un peligro para la seguridad nacional de su país, en España los dirigentes populares y sus medios de comunicación sicarios y mercenarios del capital siguen apoyando las mentiras y agresiones de EEUU contra Venezuela. A la par que otros políticos que incluso se reclaman de izquierdas, que demonizan el chavismo y la revolución bolivariana que se está realizando en este país. Recuerdo las arrogantes afirmaciones de Susana Díaz diciendo que si en España se pusieran en práctica las medidas de reparto de la riqueza que propone Izquierda Unida estaríamos como en Venezuela, convertido este país en símbolo de todas las miserias y desgracias.

Y es que en España no hemos logrado que la memoria de nuestra propia historia sea recordada con veracidad y enseñada y difundida desde las escuelas y los medios de comunicación para el conocimiento de toda la ciudadanía. De tal modo, en nuestro país se puede aceptar sin escándalo que Estados Unidos sea ahora defensor de los Derechos Humanos. Las risas que provocó en los periodistas asistentes a la rueda de prensa la declaración de Jennifer Psaki, portavoz del Departamento de Estado, diciendo que como “política de larga tradición Estados Unidos no apoya transiciones por métodos anticonstitucionales. Las transiciones deben de ser democráticas, pacíficas y legales”, debían haber sido gritos de indignación.

Sin entrar a relatar los golpes de Estado que apoyó, organizó y llevó a cabo el Departamento de Estado de EEUU, que sumieron en el crimen, la miseria y el atraso durante décadas a Guatemala, República Dominicana, Chile, Argentina, Uruguay, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Honduras, Granada, y hace poco más de un año el de Ucrania, y por no hacer un recorrido de las setenta guerras que han declarado, organizado, dirigido y realizado los presidentes y las cúpulas militares de esa potencia en el último siglo, querría recordar la infame relación que el gobierno estadounidense ha sostenido con los gobiernos fascistas y en contra de la democracia en España, desde la Proclamación de la II República.

A los  dos meses del 14 de abril de 1931 la Banca Morgan lanzó un ataque contra la peseta que obligó al gobierno a exportar cerca de 300 millones de pesetas-oro a Francia, a fin de defender la moneda española en los mercados internacionales.

En 1932 el gobierno republicano intentó limitar los privilegios de la ITT en la telefónica cuyo monopolio se lo había concedido el rey felón Alfonso XIII durante la dictadura de Primo de Rivera. Pero en cuanto el gobierno de los EE.UU. supo de semejante propósito, convirtiéndose en garante de una compañía privada, amenazó con romper las relaciones diplomáticas, para que quedaran intactos los intereses y privilegios imperialistas de la ITT.

Uno de los grandes crímenes perpetrados por el gobierno estadounidense a lo largo de su historia lo constituye el apoyo y la ayuda que desde el comienzo prestó a las hordas fascistas sublevadas contra la República y, posteriormente, a la dictadura de Franco. La compañía norteamericana TEXAS Co. (una de las ramas de la Standard Oil) había suscrito en 1935 un contrato para el suministro de petróleo a la CAMPSA. En el marco de este contrato entre la TEXACO y el gobierno español, cinco petroleros de la TEXACO se encontraban en alta mar, camino de España, en julio de 1936. El norteamericano T. Rieber, presidente en aquellos momentos de la compañía, viajó a Burgos en cuanto tuvo noticia de la sublevación y puso su petróleo a disposición de los generales fascistas sublevados, telegrafiando inmediatamente a los cinco barcos de la TEXACO para que desviaran su rumbo y se dirigieran a un puerto ocupado por los rebeldes fascistas. La TEXACO resolvió así a los sublevados uno de sus más angustiosos problemas logísticos.

Según cifras publicadas por Herbert Feis, los envíos de petróleo suministrados a crédito por la TEXACO a Franco desde julio del 36 hasta el final de la guerra, alcanzaron los dos millones de toneladas. En agosto de 1936, al consultar la compañía Glenn L. Martin al Departamento de Estado sobre la conveniencia de cumplir un contrato, ya antiguo, con el gobierno español, referente a la venta de 8 aviones, la respuesta del gobierno yanqui señalaba a la compañía que la venta de esos aviones no correspondía al espíritu de la política del gobierno. No contentos con esta forma de presionar y de ahogar el comercio con la República española, el 8 de enero de 1937, el presidente Roosevelt y su secretario Hull hicieron aprobar la llamada “Ley de Embargo” prohibiendo el envío de cualquier suministro de armamento y otros materiales estratégicos a España. El mismo Franco, al conocer esta ley comentó: “El presidente Roosevelt se ha portado como un verdadero caballero”.

La Ley de Embargo, que impidió la venta de suministros a la España republicana, no impidió que la TEXACO suministrara a Franco las cantidades de petróleo que he mencionado, ni que las compañías Studebaker, Ford y General Motors suministraran a los ejércitos franquistas mas de 12.000 camiones y otros vehículos, pagados también a crédito. Esta ley no prohibió tampoco la presencia del representante de la Standard Oil, Mr. Middleton -a través del cual se gestionaba el suministro de petróleo, entre otras cosas- en Burgos, al lado del gobierno franquista, durante la mayor parte de la contienda.

Al terminar la II Guerra Mundial, después de los acuerdos de Yalta, España quedó fuera del Plan Marshall pero EEUU se posicionó claramente a favor del régimen franquista. De tal modo el 26 de septiembre de 1953 se firman los tres convenios llamados el Pacto de Madrid por el que Norteamérica concedía un crédito de 226 millones de dólares para modernizar el Ejército español y se instalaban en nuestro país las bases militares de Zaragoza, Morón de la Frontera (Sevilla), Torrejón de Ardoz (Madrid) y Rota (Cádiz). En Rota  la Armada  acoge todavía la sede de la VI Flota norteamericana que, durante más de una década fondeaba periódicamente frente al puerto de Barcelona. Y en Pals (Gerona) se instalaba una estación de transmisión de radio y de vigilancia de las playas de la Costa Brava.

En 1959 el Presidente de los Estados Unidos Dwitgh D. Eisenhower  visita por primera vez España  y es recibido en Madrid con manifestaciones entusiásticas de contento, mientras se abraza a Franco en El Pardo. Entre esa fecha y la muerte del dictador cinco presidentes de EEUU vienen a nuestro país para mostrar su apoyo y afecto al dictador. El 19 de diciembre de 1973 Carrero Blanco, Presidente del Gobierno en aquel momento, un día antes de que ETA lo matara, se entrevista en Madrid con el Secretario de Estado estadounidense Kissinger, que había organizado el golpe de Estado del 11 de septiembre contra Salvador Allende en Chile, para tratar de la entrada de España en la OTAN y establecer el territorio español como una base militar de EEUU en caso de una III Guerra Mundial.

Esta breve cronología de las excelentes relaciones y tratados de amistad que EEUU ha realizado con la dictadura franquista, tiene como colofón las declaraciones del Secretario de Estado norteamericano, el general Alexander Haig, al producirse en España el Golpe de Estado del 23 de febrero de 1981, que afirmó que “el asalto al Congreso de los Diputados es un asunto interno de los españoles”.

Mientras tales excelentes relaciones entre EEUU y España se mantenían durante veintidós años, bajo la dictadura franquista el régimen prohibía toda clase de elecciones, los sindicatos libres, los partidos políticos, las asociaciones ciudadanas y estudiantiles, el Movimiento Feminista, la  libertad de expresión y de prensa, y se perseguía, se detenía, se torturaba y se fusilaba a todos los opositores y las opositoras políticas, sindicales y ciudadanas.

Mi tía Carlota O’Neill sufrió cinco años de prisión, desde 1936 a 1941, en el Penal de Victoria Grande de Melilla por ser la esposa del capitán de aviación Virgilio Leret, fusilado por las tropas fascistas el 17 de julio de 1936, en la Base de Hidros de Mar Chica de Melilla. Juana Doña fue condenada a muerte en 1947 y conmutada su pena por la de 30 años, por ser comunista. Juana Corzo O’Neill, mi tía, secretaria de Dolores Ibárruri, penó 14 años de prisión por haber ayudado al Socorro Rojo. Manolita del Arco, Soledad Real, Tomasa Cuevas sufrieron interminables años de cárcel por ser comunistas. Julián Grimau fue fusilado el 20 de abril de 1963 después de haber sido torturado y arrojado a la calle desde una de las ventanas de la Dirección General de Seguridad de Madrid, por ser comunista. Francisco Granados Data y Joaquín Delgado Martínez fueron ajusticiados a garrote vil el 18 de agosto de 1963, por ser anarquistas. El 2 de marzo de 1974 Salvador Puig Antich es asesinado en Barcelona en el garrote vil, por ser anarquista.

Se calcula que fueron aproximadamente 250.000 los fusilados y fusiladas en España desde 1939 hasta 1953, en que se tramitaron miles de procesos en todas las provincias bajo el título de Causa General, contra los y las que se consideraron republicanos.  Los asesinados y asesinadas en las cunetas, carreteras, pueblos y cementerios de España que han sido documentados, se estiman en 150.000, los restos de los cuales todavía están buscando sus allegados.

Muchos más miles de opositores y opositoras políticos fueron detenidos, apaleados en los sótanos de las Jefaturas de Policía y condenados a interminables penas de prisión, por los delitos de asociación ilícita y propaganda ilegal, desde 1939 hasta 1975; y veinticinco mil éramos los españoles y las españolas que estábamos en libertad provisional por causas políticas cuando murió Franco, mientras desde Eisenhower a Kissinger, los mandatarios norteamericanos visitaban España y se abrazaban con él en Madrid. Todavía el 27 de septiembre de 1975, menos de un mes antes de fallecer el dictador, fusilaban a José Humberto Sánchez Baena, José Luis Sánchez Bravo, Ramón García Sanz, militantes del FRAP, y a  Juan Paredes Manot (Txiqui) y Ángel Otaegui, militantes de ETA, sin que se haya obtenido al menos una declaración de condena de la dictadura franquista por parte del gobierno de ese país llamado Estados Unidos de América del Norte, garante y defensor de los Derechos Humanos en todo el mundo.

Por ello, resulta escandaloso que Barack Obama, Presidente de este grande y poderoso país, se muestre tan inquieto y preocupado con la defensa de los Derechos Humanos en Venezuela, y tome medidas sancionadoras y amenazadoras contra ella, donde la vida transcurre pacíficamente, donde los medios de comunicación opositores se manifiestan todos los días agresivamente contra el gobierno, y donde las cotas de violencia no alcanzan las de México, Colombia o Honduras. Y que a pesar de que Venezuela es un país de 38 millones de habitantes con un pequeño ejército, que nunca ha invadido ni declarado la guerra a ningún otro, Obama se atreva a declarar que es “una amenaza para la seguridad nacional de EEUU”.

Pienso que defensores de los Derechos Humanos en Chile, en Nicaragua, en Guatemala, en Argentina, en Granada, en Panamá, en Paraguay, en Honduras, en República Dominicana, pueden escribir un artículo igual a este mío.

Caracas, 19 de marzo de 2015.

]]>
Lidia Falcón 2015-03-21 12:22:59
El tablero global - Moncho Alpuente, la esencia del vivir http://blogs.publico.es/eltableroglobal/moncho-alpuente-la-esencia-del-vivir/1130 Se acercaba al final de su vida y la vivía como si acabase de empezar. Hacía un nuevo amigo y su espíritu lo abrazaba como si lo fuera desde la infancia. Porque Moncho Alpuente (1949-2015) era la misma esencia del vivir; nadie tuvo su vitalidad, su coraje, su humor, su ingenio… ni su amor por el prójimo, su solidaridad, afecto y ternura con todos, pero especialmente con los desposeídos y los marginados.

Tal como mostraba con su sarcástica agudeza habitual en su última columna, publicada en este diario la propia víspera de su muerte, La peineta griega, al denunciar la salvaje injusticia de la oligarquía financiera europea con Grecia: “…es una provocación intolerable, proteger a los parados, pagarles la luz a los insolventes y subir el salario mínimo mientras los acreedores sufren tremendas penalidades pensando que nunca van a cobrar lo que les deben porque los griegos derrochadores e irresponsables se van a gastar lo que no es suyo en los pobres ¿habrase visto tamaña ofensa?”

La suya fue una vida riquísima porque todo lo que hizo se lo ofreció a los pobres, sus artículos, sus canciones, sus obras de teatro y musicales, sus programas radiofónicos y televisivos… porque de todo hizo –y siempre bien– Moncho en su polifacética trayectoria de periodista, escritor, guionista, compositor, dramaturgo, actor, cantante, director, presentador… pero, sobre todo, amigo, pues siempre fue el mejor que se podía tener. Y todos los que lo fuimos siempre lamentaremos no haber sido capaces de estar a su altura en esa dimensión donde él era un gigante: la amistad.

Porque su frágil y pequeño cuerpecito quedaba desmentido por su inquebrantable entereza y su enorme corazón. Tan quebradizo era su cuerpo que en una ocasión –me contó su viejo amigo Javier Krahe– se rompió ambos brazos al tropezar, caer al suelo de bruces y tratar de protegerse con ellos. Pues bien, durante la larga convalecencia con las dos muñecas escayoladas, no dejó de escribir ni un solo día: contrató a una mecanógrafa a la que dictaba los textos que seguía trenzando en su incansable mente.

Él escogió Cabeza de ratón como nombre de su postrera columna periodística, en Público, porque, me decía, toda su vida creyó firmemente aquello de que “más vale ser cabeza de ratón que cola de león”. Y llevó a la práctica, día a día, esa convicción de que no se puede renunciar a la independencia ni a los principios por intentar trepar en la estructura de los colosos mediáticos, como muchos colegas de su profesión han hecho.

Así que al final de su vida se encontró apartado por algunos de los más poderosos magnates de los media y el show-business a los que tanto había ayudado Moncho, con su inagotable inspiración, a levantar auténticos imperios. Entre el incalculable legado que nos deja, figura una inédita comedia musical sobre Franco, hilarante y descarnada burla del dictador, cuyo muchas veces planeado estreno en la Gran Vía era su mayor ilusión. Pero, como tan a menudo le ocurriera a lo largo de su vida, se topó una y otra vez con los temores e indecisiones de los que se escandalizaban con su ingenio iconoclasta, su ironía descarnada contra los poderosos, y pretendían corregirle lo impecable.

Autor de una docena de libros, de otros tantos espectáculos teatrales y espacios radiofónicos o televisivos, de decenas de canciones y guiones, y de miles de opúsculos de todo tipo, sólo su inconmensurable humanidad estaba por encima de su brillante intelecto, y sólo su compromiso con la justicia social superaba su ilimitada capacidad de trabajo. Nadie podrá ocupar su lugar.

Hasta siempre, Moncho.

 

 

]]>
Carlos Enrique Bayo 2015-03-21 11:29:36
Punto y seguido - ¿Por qué fracasan los “Feminismos” religiosos? http://blogs.publico.es/puntoyseguido/2600/por-que-fracasan-los-feminismos-religiosos/ Pasan algunas décadas desde que los planteamientos generales de un feminismo sin adjetivos, adaptados a las circunstancias concretas de cada país, mostraban su gran capacidad y eficacia en reclutar a millones de mujeres y algunos hombres deseosos del progreso, para acabar con la escándalos discriminación que sufre la mitad de la humanidad por razón de género. Sus conquistas forman parte de la revolución silencioso-social más importante del siglo pasado.

Logros frágiles que desde finales del 1970 han sido duramente atacados por un agresivo y desenfrenado capitalismo que, en alianza con los fundamentalistas religiosos, ha llegado incluso a borrar del mapa a estados y pueblos enteros con el fin de ampliar sus propiedades y su maldito mercado.

En este desorientador marco es donde aparecen las nuevas “olas” del feminismo con nuevos retos y desafíos. Pero también el movimiento de los “feminismos” religiosos, que viste con disfraces modernos los demacrados conceptos con el fin de teorizar el estatus inferior de la mujer “por su destino bilógico”. Se confirma así la relación directa entre el sexismo, el racismo y el especismo, para que la diferencia sea sinónimo de la privación de derechos. Hijas de la derecha religiosa integrista, con los cambios que piden a sus jerarcas masculinos, consolidan el poder de sus padres y sus padrinos.

Los feminismos cristianos y judíos

Empecemos por diferenciar entre las “feministas religiosas” y las “religiosas feministas”. Unas son el principal componente del movimiento secular feminista global. Desde su espiritualidad e independencia de las instituciones religiosas abogan por los derechos de todas las mujer en general. Las otras respaldan organizaciones y estados teocráticos. Y dentro de ellos reclaman un trato igualitario para “sí mismas”. Las cristianas católicas piden la ordenación para la mujer en la Iglesia, y las judías, dentro del Estado semiteocrático israelí, demandan al Gran Rabinato poder rezar libremente en el Muro de los Lamentos, o reconocer su igualdad con el hombre en la Ley de Familia.

Súplicas que, a pesar de ser inofensivas (aun alcanzando el máximo poder, ellas divulgarán el mismo plan de los textos sagrados para las mujeres), han sido rechazadas por sus jefes varones. Hasta el aperturista Papa Francisco, que con el fin de recuperar la influencia de la iglesia es capaz de cambiar de actitud hacia los divorciados y homosexuales (sin que se agriete la homofobia), considera también una tontería la ordenación de la mujer. ¿Mujer y poder? ¡Y mañana estas brujas pedirán la disolución de la familia tradicional, el pilar del patriarcado, del sistema de mercado y de la propiedad privada!

Fuera de la iglesia, las mujeres de la Teología Cristiana de Liberación o de la interesante teología eco-feminista, construyen con sus manos una sociedad justa para todos y todas.

¿Y el Feminismo Islámico?

Existen dos diferencias esenciales entre el “feminismo islámico” (FI) y los antes mencionados: que sus precursoras lo consideran una doctrina válida para todos los tiempos, lugares y grupos humanos, y que no se centren en demandar cargos y oficios dentro de las instituciones religiosas. La razón se debe a las circunstancias concretas en las que nacieron:

Como corriente político-religiosa, el FI aparece en el Irán del principio los 1990 cuando el veterano movimiento feminista liderado por organizaciones de izquierda fue declarado prohibido por quienes pensaron que eliminando a las portavoces de un grave problema social éste desaparecería de forma automática. ¡Error! Poco después, las propias mujeres vinculadas con el poder –como Faeze Hashemi, hija del entonces presidente Rafsenyani- descubrieron la humillación legalizada en su propia piel, y que la Ley de Familia del 1960 les reconocían más derechos que la de 1990.

Indagaron en los textos sagrados en busca de algún versículo o cita de las autoridades islámicas de hace mil años para reinterpretalos y presentarlos como alternativa a una apartheid que bajaba el estatus de la mujer del Segundo Sexo de la era de Pehlevi al subgénero actual. Pretendían así cambiar el pensamiento de los islmistas de extremaderecha que ostentan el poder para acusarles de herejía.

Pronto, estas activistas se dividieron en tres corrientes diferentes:

  1. Las conservadoras. Las de “Cásate y sé sumisa” y las de las que la mujer decente sólo existe en términos de madre y esposa, con deberes que están por encima de ser mujer y libre. Consideran que su naturaleza débil y emocional es incompatible con las tareas asignadas a los hombres creados fuertes y racionales, y de allí su rol y la defensa de la separación entre los géneros en los centros educativos y laborales. Acusan a otros grupos feministas de ser transmisoras de la corrupción moral y causante del aumento espectacular de divorcios y de violencia machista, sin dejar de pedir la restricción legal de la poligamia.
  1. Las moderadas. Rechazan la Shaira por ser misógina y anticuada y sólo recurren al Corán para exigir cambios en la legislación, en la política de paridad en los puestos de mando del país, en que el pañuelo sustituya al hijab obligatorio, en que aumente la edad nupcial de las niñas que fue reducida de 20 años en 1978 a 13 actuales, o que la violencia contra la mujer sea delito. Sin embargo, sus interpretaciones fueron desautorizadas por los y las fundamentalistas, con contundentes versículos del Corán en la mano. Así les recordaban que, por ejemplo, Dios sólo ha enviado profetas de sexo masculino y sólo a ellos les ha hecho revelaciones (Corán, 21:7) o que “los hombres tienen la autoridad sobre las mujeres en virtud de la preferencia que Dios ha dado a unos sobre otros (4: 34), o que si no les obedecen, ellos tienen derecho a “corregirlas” con la venia del Creador, o que para denunciar una violación se requiere el testimonio cuatro hombres que la hayan presenciado. Ante la imposibilidad de introducir cambios en el sistema, la mayoría de sus promotoras, como Shirin Ebadi, la premio Nobel de la Paz, han pasado al tercer grupo.
  2. Las “radicales”. Reclaman la separación entre la religión y el poder, y la voluntariedad del velo, ya que no es uno de los cinco pilares del Islam. En su evolución, no sólo han entablado contacto con sus compatriotas exiliadas, sino que empiezan a apreciar los logros de las feministas europeas, dejando de llamarles “corruptas e antimorales”.

Razones del ocaso del FI

  1. Sus propuestas pertenecían a los pueblos semitas y de un pasado lejano: pedían literalmente que la Ley de Talión, extraída del código Hammurabi, del siglo XVIII a.C., respete la igualdad de la mujer: que el valor de un “ojo” del hombre no sea equivalente a dos ojos de mujer o que en la lapidación, ella también sea enterrada hasta la cintura como el hombre que no hasta los pechos, para poder disfrutar de la enmienda que indulta al condenado que consiga liberarse por sus propios medios. ¿Liberarse ella con las manos atadas y enteradas? ¡Aterrador el castigo y mezquina la propuesta de reforma, teniendo en cuenta que los iraníes del siglo XX desconocían este castigo, por lo que podían exigir directamente la abolición de la pena de muerte.

 

  1. Ignoraron la pluralidad de la población femenina, excluyendo a millones de mujeres iraníes y del mundo, que no fuesen practicantes de su credo.

 

  1. Apoyaban la teocracia, que no el sistema del gobierno por y para el pueblo.

 

  1. Que pidiesen los mismos derechos que el hombre en unos sistemas dirigidos por una élite (como en Arabia Saudi) donde los derechos de los varones como ciudadanos tampoco son respetados tiene poca gracia.

 

  1. El enfoque anticientífico de su doctrina creacionista justifica la razón de la existencia de la mujer al servicio de la “quietud del hombre” (Corán, 30:21) o “para que Adán no esté solo” (Génesis II: 18 y 22). Principio para justificar la supeditación sagrada de ella a él.

 

 

  1. Sus tesis no eran debatibles por irracionales en unos momentos que el feminismo discute la teoría de Judith Butler de que hasta el sexo y la sexualidad pueden ser construcciones sociales que no naturales. Aun hoy, ellas siguen se oponen a que una niña, a partir de los 7-8 años haga lo mismo que los niños de su edad: bailar, cantar, soltar una carcajada, hacer el tonto, etc. impidiendo que teja su identidad; le fuerzan para que empiece a vigilar su sexualidad, centrada además en su virginidad, su principal tesoro. Su cuerpo, al igual que su alma, dejará de cobijar sus propias ilusiones y deseos para ser rellenado con los deseos de sus vigilantes. Esta lucha contra su cuerpo, para que desde esta sutil alienación guste a otros, le perseguirá toda su vida, como la culminación de una sumisión glorificada de los dominados.

 

 

  1. Al no dar la importancia la velo (por “no ser problema de la mujer”), ocultaron la profunda relación simbólica que existe entre el poder y la vestimenta ¿Quién lleva los pantalones en tu casa, en tu país? es una pregunta sabia y reveladora.

 

  1. No criticaron las religiones como sistemas totalitarios que no deja ningún espacio a la libertad de la persona, ni siquiera del pensamiento; guardaron el silencio ante ideas que considera a la mujer botín de la guerra (en una zona azoada por conflictos bélicos), mantienen el concepto de “esclavo” y también “la escala sexual” (concubina) a quienes se puede vender y comprar.

 

  1. No tratan los derechos de las personas a la sexualidad libre, ni por ende, se posicionan frente al asesinato de mujeres y hombres por tener relaciones homosexuales o fuera del matrimonio.

 

  1. Portavoces de las clases media y alta, nunca trataron con la pobreza y la exclusión económica de decenas de millones de mujeres en los países musulmanes. ¿Repartir limosna es lo mismo que la justicia social? La “feminización de la pobreza” significa que el 75%  de los 1.300 millones de personas del mundo que viven bajo la umbral de la pobreza sean mujeres, y eso no se debe a una nefasta distribución de los recursos, sino a la propiedad privada sobre las principales fuentes de producción: solo el 1% de las mujeres de África es propietaria de la tierra, y mientras producen el 80% de los alimentos, sufren hambre.

 

  1. Las FI ni siquiera han tratado la “feminización de las víctimas de las guerras (70%), ni la militarización de la prostitución, ni han promovido un movimiento por la paz.
  2. ¿Y las mujeres prostituidas? Ni consejos morales ni una pensión acaba con la raíz del problema que es la cosificación de la mujer en un mercado donde ella es un objeto sexual. ¿Qué se tape bien para dejar de serlo? El velo lo único que transmite a un hombre es justo esta función: ve una mujer, como proveedora de confort sexual y de hijos, y ve su velo, señal de su pudor: su acceso a ella será exclusivo, le será fiel, y eso es todo lo que quiere: sexo, vástagos y seguridad.

Este conjunto de hechos e ideologías son causantes de que en los piases de la área islámica, solo el 17% de las mujeres reciban un sueldo (mísero) para los trabajos que realizan. Privar a la sociedad de su aportación es el principal motivo del subdesarrollo de la mayoría de dichos Estados, muy por encima del colonialismo destructor.

 

El movimiento horizontal de la mujer

Aun así, en Irán las líderes del FI fueron detenidas, dejando el paso a una insólita experiencia: el movimiento horizontal y espontáneo de millones de mujeres que empezaron por resistir a las molestos controles del velo por los antidisturbios del “moral”, por “quejarse en público” en pequeños grupos de mujeres mayores (más inmune a ser arrestadas),y desde un “sororidad” automática, no solo han conseguido alguna libertad en cuanto a la vestimenta, sino fundar decenas de ONGes – en defensa de los derechos de infancia, de los ancianos, por “el ecofeminismo” o los derechos de los animales, etc., llegando a conseguir la inclusión de estudios de género en alguna universidades, o recuperar parte de la Ley de Familia de la década de los 1970, o la celebración del marzo, después de 30 años de prohibición.

Hoy, y en este Irán, donde una de cada tres mujeres entre 27 y 34 años vive sola y sin hijos -¡provocando una crisis poblacional!-, y que los divorcios ya superan las bodas, las FI no tienen nada que hacer: 12 directoras del cine de nivel internacional, 46 editoras que han publicado unos 700 títulos de libros firmadas por mujeres, escritoras o traductoras, mujeres alpinistas que conquistan picos del mundo, etc.

Pero el fin del FI en la tierra donde nació no ha impedido que en Occidente lo presenten como panacea de la liberación de la mujer del “Tercer Mundo” musulmán, al tiempo que sus gobiernos respaldan a los fundamentalistas como Hermanos Musulmanes, gastando un ingente dinero en celebrar seminarios y conferencias para mantener la religión en la escena y expulsar el laicismo: recuerden que ninguna religión del mundo es post-patriarcal.

]]>
Nazanín Armanian 2015-03-21 08:01:19
Actualidad Gastronómica - Recetas de abuelas ‘rescatadas’ por sus nietos para reaprender la dieta mediterránea http://actualidadgastronomica.es/recetas-de-abuelas-rescatadas-por-sus-nietos-para-reaprender-la-dieta-mediterranea/ La portada del libro. / Foto: Residencia La Molineta.

La portada del libro. / Foto: Residencia La Molineta.

En los últimos años la dieta mediterránea, rica en vegetales, frutas, productos frescos y elaboraciones tradicionales, se ha convertido en uno de los más importantes estándares de alimentación saludable a nivel mundial. Sin embargo, en muchas ocasiones en sus países de origen, y en especial en España, la dieta mediterránea se ha ido abandonando a favor de otras propuestas bastante menos saludables, basadas en alimentos procesados y repletas de azúcares refinados, aditivos y grasas hidrogenadas, también conocidas como trans.

Cada vez más expertos, tanto del área de la salud como de la gastronomía, defienden una vuelta a los orígenes: buscar tiempo de donde sea para cocinar de forma más tranquila, con ingredientes naturales y desde la idea de que una cocina, ya sea de andar por casa o de un restaurante de postín, no puede dejar de lado la dimensión saludable de los platos.

Y hay alguien que nos puede acompañar en ese viaje de retorno son las abuelas, poseedoras de conocimientos culinarios que cada vez más se están volviendo a poner en valor. Con el fin de que no se pierdan tan valiosos conocimientos culinarios (y saludables) los nietos de las abuelas que viven en la Residencia La Molineta de Petrer (Alicante) se han puesto manos a la obra y, de acuerdo con la dirección del centro, han confeccionado un libro de recetas con un total de 163 platos de toda la vida rescatados de la experiencia de sus abuelas.

El libro incluye recetas muy conocidas (arroz a la cubana, bacalao al pil pil, crema de verduras o empanadillas) con platos que muchos de los que tienen menos de 30 años es posible que no hayan probado nunca, como la espesa de garbanzos, los fideos casolanos, la olla de trigo, el gazpacho manchego (una maravilla cada vez más difícil de encontrar en ciudades como Madrid), el cocido relleno, el atascaburras, el cardo a la riojana, el all cremat o las almejas al barro.

El libro está prologado por una de las mayores expertas en comer bien que tenemos en España, la doctora Clotilde Vázquez, directora del Departamento de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, el Hospital Universitario Rey Juan Carlos, el Hospital Universitario Infanta Elena y el Hospital General de Collado Villalba. “Muchas abuelas están sosteniendo el patrimonio gastronómico y nutricional de nuestro país, y gracias a sus tiempos entre la despensa y el comedor no hemos perdido del todo esa característica de la dieta mediterránea que es la comida ‘de caliente’, el plato elaborado”.

A juicio de la doctora Vázquez, que también es responsable del área médica del Centro Integral de Obesidad y Sobrepeso (CIOS) de la Clínica La Luz, estos platos de nuestras abuelas se han convertido hoy en día “en el último grito de la modernidad en el mundo más desarrollado, tanto por sus valores nutritivos como por sus propiedades para la prevención de enfermedades degenerativas, obesidad y algunos cánceres”.

]]>
León Prieto 2015-03-20 13:56:33
El socialismo es republicano - Para que todas las personas lo entendamos: qué es #AhoraMadrid y quienes somos #TomaMadrid http://blogs.publico.es/ana-barba/2015/03/20/para-que-todas-las-personas-lo-entendamos-que-es-ahoramadrid-y-quienes-somos-tomamadrid/ Las personas activistas somos gente extraña: meses o años trabajando por una idea o un proyecto y, a la hora de figurar, la mayoría damos un paso atrás y cedemos el protagonismo a otras. Pero esta vez nos hemos guardado la discreción y la modestia y hemos constituído la #actilista a las Primarias de Ahora Madrid.

Ayer, día del padre, la mayoría de personas que formamos la #actilista tuvimos una reunión de trabajo. Organizamos la frenética campaña de Primarias y nos propusimos explicar qué es Ahora Madrid y quienes somos las activistas que formamos la lista a las Primarias denominada Toma Madrid.

Empecemos por el principio, que suele ser siempre lo más recomendable. Intentaré aclarar términos y nombres para quienes son ajenos al mundillo activista y a estas alturas del texto no se aclaran con todo lo que digo.

Todo esto, Ahora Madrid y Toma Madrid, procede de Ganemos Madrid, plataforma ciudadana para las elecciones municipales de la que ya he escrito con anterioridad. En Ganemos Madrid hemos participado gentes de movimientos sociales de Madrid, de pequeños partidos políticos (Alternativa Socialista, Partido Pirata y algunos otros), de organizaciones sociales (la PAH y Stop Desahucios, Democracia Real Ya, Yayoflautas y muchas otras), de colectivos municipalistas, como Municipalia, que fueron los promotores iniciales de Ganemos Madrid, de partidos políticos grandes, como Equo. Mucha otra gente han participado a título individual, aunque son militantes de IU (o lo eran antes de la debacle interna de la formación en Madrid). Y otra buena parte de gente son lo que llamamos activistas, esto es: personas con conciencia social y política que participan en diversas plataformas ciudadanas, ayudando en todo lo que busca el bien de la mayoría. Las personas activistas son gente desinteresada, altruista, esforzada y generosa, que arrima el hombro en todo lo que sea ayudar a crear y defender tejido social y servicios públicos. La mayoría nos hemos visto en mil batallas: Mareas, “Rodeas”, desalojos, acciones en defensa de lo público, Marchas de la Dignidad y tantas otras. Somos gente que buscamos un cambio de modelo social. Queremos una sociedad al servicio de las personas. Todo eso ha cristalizado de algún modo en la plataforma Ganemos Madrid. Queremos cambiar Madrid, que vuelva a ser para la ciudadanía.

Durante meses, mucha gente activista ha trabajado con ahínco para desarrollar el proyecto de Ganemos Madrid. Sin esta gente, no hubiera sido posible llegar hasta donde estamos. Tras duras negociaciones, por fin el mes pasado se llegó a un acuerdo para concurrir a las próximas elecciones municipales de forma conjunta Ganemos Madrid y Podemos. Para ello se ha constituído un partido instrumental llamado Ahora Madrid. Es decir, Ahora Madrid es un partido mixto formado por gente de Podemos y de Ganemos Madrid, con el objetivo de intentar lograr la alcaldía de la capital el próximo 24 de mayo.

Desde Ganemos Madrid hemos desarrollado un reglamento democrático que se ha consensuado con Podemos, por el cual, la lista a la alcaldía de Ahora Madrid será elegida en un Proceso de Primarias. Las votaciones en estas Primarias serán los próximos días 24 al 29 de marzo. Existen seis listas que se pueden votar en este proceso, además de personas individuales. El mecanismo de votación se puede consultar en www.ahoramadrid.org .

 

Pues bien, la mayor parte de listas que se pueden votar, están constituídas por gente de un perfil político claro. Sin embargo, un grupito de gentes de a pie, de activistas de distinta procedencia, hemos decidido formar una lista, la #actilista. Y nos hemos autodenominado Toma Madrid.

Resumiendo: hay un Proceso de Primarias para elegir la candidatura del partido instrumental Ahora Madrid, que concurrirá el próximo 24 de mayo a las elecciones municipales en la ciudad de Madrid. En estas Primarias se elegirán las personas que irán en la papeleta electoral. El proceso está abierto a toda la ciudadanía y se pueden elegir personas de entre las seis listas y las candidaturas individuales que concurren. Entre estas listas está la denominada Toma Madrid, formada por quince personas activistas.

Toma Madrid lo formamos gente normal: Enrique, Yolanda, Antonio, Sofía, Javier, Ana, Daniel, Concha, Paco, Elena, Chema, Marina, Silvio, Clara y Nacho. Las personas del mundillo activista nos conocerán a casi todas. Para las demás, ahí va nuestro manifiesto:

“Somos  personas normales y corrientes. Somos como tú: gente que se levanta por  las mañanas para estudiar, para trabajar o para buscar trabajo, gente  que tiene familia y amigos. Gente que trabaja duro todos los días para  vivir y dar un futuro mejor a los que nos rodean.

 

Pero  también somos personas que hemos abierto los ojos ante la falta de  democracia en nuestro sistema político. Y hemos decidido desde hace  mucho tiempo que trabajaríamos para cambiarlo. Porque la democracia solo puede funcionar si todas nos implicamos. Importan la democracia participativa y el control ciudadano.

 

En  el 15M, en el 25S, en las mareas blancas o verdes, en las Marchas de la Dignidad, desde sindicatos, partidos, organizaciones y colectivos, hemos movilizado miles de personas y conciencias. Y  hemos decidido que es el momento de explorar la vía institucional  TAMBIÉN, como herramienta para el cambio social, desde lo cercano, desde  lo municipal, sin por ello abandonar el trabajo en calles, plazas y redes.

 

Por ello constituimos esta lista en las primarias de Ahora Madrid, para  defender la democracia interna, la política, la económica; los derechos humanos y medioambientales; y los servicios públicos. Como lista activista para entregar la democracia real a la ciudadanía de Madrid.”

 

Creo que esta ciudad debe cambiar y debe volver a ser para las personas. Dedico todo el tiempo y esfuerzos que puedo a colaborar en la acción colectiva para recuperar Madrid. Los objetivos son claros: transparencia, control ciudadano, erradicación del clientelismo y la corrupción, recuperación de los servicios públicos, diezmados por el neoliberalismo. Creo que solo podemos recuperar la democracia si nos implicamos las personas corrientes. Estamos en un momento decisivo, es hora de emplear nuestros esfuerzos por el bien común y por una sociedad con las personas como eje. Solo soy una más para arrimar el hombro.

 

#TomaMadrid “De las calles y plazas, al Ayuntamiento”

Y después del 29 de marzo, toda la gente apoyando la lista resultante de #AhoraMadrid, la lista de toda la gente, para #GanarMadrid.

]]>
Ana Barba 2015-03-20 13:00:49
Repensar Europa - Trampas y mentiras sobre el arbitraje comercial para las multinacionales http://blogs.publico.es/repensar-europa/2015/03/20/trampas-y-mentiras-sobre-el-arbitraje-comercial-para-las-multinacionales/ Seguro conocen ese viejo chiste emblemático sobre el uso de la paradoja semántica: un cliente entra en un bar y pide un café sin crema; el camarero le contesta que no tienen crema pero que, a cambio, le propone servirle un café sin leche.

En su comparecencia ante el Parlamento Europeo, la Comisaría de la Dirección General de Comercio, la responsable por la negociación del TTIP, Cecile Malmstrom, no ofreció nada y pareció, sin embargo que éramos nosotros los que nos habíamos abstenido de pedir algo. La comparecencia tenía por objetivo conocer los planes de la Comisión respecto a los ISDS, los mecanismos de resolución de disputas entre Estados e inversores que esta causando tanta perplejidad como rechazo.

Se suponía que la comisaría propondría o una revisión general del concepto mismo o cambios importantes respecto a la propuesta origina. Ni lo uno ni lo otro. Los cambios en los ISDS podrían haber ido sido una primera respuesta al rechazo generalizado que se puso de manifiesto en la propia consulta que la Comisión convocó a finales de 2014 y cuya conclusiones se conocieron en noviembre. Se recibieron más de 150 mil respuestas -la consulta mas importante de cuantas ha celebrado a Comisión- de las cuales mas del 97% fueron abiertamente negativas.

Hay que decir que desde que se conocieron los datos de la Consulta la Comisión mostró su faz de mala perdedora y relativizó los resultados y su lectura. Malmström hizo lo mismo ante los europarlamentarios/as, dijo que cuando se estudiaban los datos de las personas que estaban mas informadas el rechazo era mas matizado. Y por si acaso, minimizó la importancia de este tipo de acuerdos. Según ella la mayoría los pierden las empresas y, de hecho, muchas demandas no llegan siquiera a ser consideradas. Ni sobre una cosa, ni sobre otra ofreció datos la Comisaría. Nos quedamos sin saber que dijeron en la consulta de la Comisión las personas mas informadas y tampoco que datos tiene la Comisión para minimizar la importancia real de los ISDS.

Según un estudio de Amigos de la Tierra, la ciudadanía europea ya ha pagado 3.500 millones de euros a empresas por este procedimiento.

La señora Malmström dejó claro que este mecanismo de resolución de disputas permanecería en el Tratado y no tuvo en consideración las objeciones de la izquierda. para ella es suficiente argumento que los ISDS ya existan como para tener que aceptarlos.

Dejo claro también que no aceptaría líneas rojas del Parlamento y que el Tratado firmado con Canadá (CETA por sus siglas en inglés) no será modificado.

Las ideas de trabajo que sometió a la consideración de los eurodiputados/as se articulan alrededor de la idea de incrementar la seguridad jurídica de estos tribunales y garantizar un margen de maniobra para la capacidad del legislador de seguir legislando en materia de políticas públicas. Incluso propuao algunas cosas que parecían nuevas pero que ya habían sido enunciadas antes de la consulta: por ejemplo el principio del que pierde paga, para disuadir a las empresas de entrar en esta vía; la puesta en marcha de mecanismos que eviten que las empresas reestructuren sus inversiones para acogerse al Tratado y poder usar este mecanismo o, por último, garantías que aseguren la probidad, competencia y coherencia jurisprudencial de los procesos en el marco de los tribunales de arbitraje.

Así es que pese al rechazo evidente y a la contrariedad de muchos, la Comisaría solo desempolvo las viejas recetas suponiendo que aceptaríamos que se trataba de cosas nuevas. Sostenella y no enmendalla como los rancios caballeros del siglo de oro en España.

Sugirió, eso si, en un gesto a la bancada socialista, que ella era partidaria de un Tribunal Internacional para la resolución de este tipo de disputas, con todas las garantías de los Tribunales Internacionales. Para a continuación añadir que no le parecía realista pensar que eso se podría solventar en este acuerdo. Quizá en otro momento.

Conviene, por lo tanto, ser conscientes de que de aquí a Mayo, fecha en la que la Comisaría dijo que su DG dispondría de una propuesta, queda un importante camino de rechazo y de visibilización del mismo a este procedimiento tan antidemocrático como inútil.

Y este es el quid de la cuestión, las mentiras alrededor del TTIP en general y sus posibles efectos mágicos sobre la deprimida economía europea y sobre su ineludible necesidad en términos de seguridad jurídica de las inversiones.

En primer lugar, los ISDS no son necesarios porque hay otros miles de acuerdos firmados sin esta cláusula y sin que las inversiones se hayan visto mermadas o afectadas. En segundo lugar porque las empresas ya disponen de mecanismos para proteger sus inversiones. En tercer lugar, porque lo que queda profundamente comprometido con este tipo de instituciones off shore es la capacidad de los Parlamentos de legislar de manera diferente a como creen que debería hacerse por parte de las grandes empresas. Los ISDS son una salvaguarda para las empresas frente a eventuales cambios de gobiernos que no acepten el trágala del doloroso arsénico de las políticas de privatización, liberalización, equilibrio presupuestario y austeridad. Por la mañana un diputado croata de la derecha había expresado con inusual sinceridad y crudeza que se esconde tras estos tribunales especiales: necesitamos los ISDS -había dicho el rancio Europarlamentario- para evitar las intromisiones de los Parlamentos en los negocios. Nada mas que añadir.

En cuarto lugar porque es incomprensible en términos democráticos la existencia de un procedimiento que vulnera, por completo, la idea de la autonomía de la comunidad política, eje fundamental del ethos democrático, al colocar en una situación de excepcionalidad institucional la resolución de los conflictos posibles en la esfera económica.

En quinto lugar, porque estos tratados y sus contenidos van mucho más allá de establecer procesos y reglas para armonizar el comercio, y el impacto de sus medidas sobre la vida de las gentes trasciende la lógica de los negocios.

El modo en el que se están desarrollando estas negociaciones pone de relieve la connivencia en un escenario global de empresas e instituciones conjuradas para poner la economía y la política al servicio de las grandes empresas y de las grandes fortunas. Pero no es la única conclusión posible.

También nos muestra, por el camino, las posibilidades de amplísimas convergencias sociales y políticas alrededor de temas centrales para la vida de las gentes, como es el caso del TTIP. Nos dice también, que el marco institucional de la UE debe ser modificado de raíz para asegurar una legitimidad democrática de la que ahora carece. Se acabó el cuento de que la Comisión es la garante del proceso de integración supranacional. En la actualidad la Comisión es fiel intérprete de las exigencias de los gobiernos y exquisitamente sensible a las demandas de las grandes empresas. El mantra neoliberal que comparten una buena parte de los funcionarios de alto nivel de la Comisión, hace el resto.

Pero el Parlamento, por su origen, se ha politizado y recoge hoy expresiones y demandas que incomodan a los que quieren seguir usando las instituciones europeas como justificación de sus políticas de ajuste. En la comparecencia a la que hacemos referencia la izquierda alternativa representada por el GUE (grupo político en el que se integran IU o Podemos) dejaron claramente de manifiesto su voluntad de mandar este tratado al cubo de la basura de la historia.

En una charla reciente alguien nos regañó por ver este asunto de una manera negativa o no tener una alternativa construida. La respuesta es que, a veces, avanzar, como decía Walter Benjamín, ya no es seguir alimentando la caldera del tren de la historia, sino tirar con fuerza de los frenos de emergencia antes que todos y todas descarrilemos.

]]>
pchaves 2015-03-20 11:07:34
Cabeza de ratón - La peineta griega http://blogs.publico.es/moncho-alpuente/2015/03/20/la-peineta-griega/ Al parecer fue solo el ingenioso truco de un humorista alemán. El ministro griego Varoufakis aparecía con el dedo en alto dedicando una peineta a Alemania, al FMI y a sus acreedores más hostiles. Algo así como “ya os diré yo por donde os vais a meter vuestras medidas”. Un dedo en alto es más ofensivo que un puño en alto y da más juego a la hora de las descalificaciones, el puño cerrado ya no es lo que era desde que adoptaron ese gesto combativo como parte del protocolo muchos presuntos izquierdistas descafeinados, sindicalistas amaestrados y farsantes redomados, la peineta es grosera y obscena, yo soy más partidario del corte de mangas que podría ser utilizado por algunos partidos nuevos como salutación y como expresivo gesto de rechazo a un sistema cimentado en la usura y la rapiña.

El humorista alemán (¿?) quería expresar mediante su trucaje lo fácil que resulta meterse con los griegos en Alemania, pero es que los helenos están dando muy mal ejemplo, con la que le está cayendo encima Tsipras acaba de descolgarse con una ley para paliar la crisis social y esto es una provocación intolerable, proteger a los parados, pagarles la luz a los insolventes y subir el salario mínimo mientras los acreedores sufren tremendas penalidades pensando que nunca van a cobrar lo que les deben porque los griegos derrochadores e irresponsables se van a gastar lo que no es suyo en los pobres ¿habrase visto tamaña ofensa? cada vez que un griego subvencionado encienda el calefactor estará robando a un financiero alemán que solo quiere lo que le pertenece más los intereses para conservar e incrementar un patrimonio personal obtenido con el esfuerzo ajeno, con el sudor de muchas frentes de burócratas y contables a su servicio. Demagogia es una palabra griega, y también democracia, pero la democracia ateniense se sostenía gracias a los esclavos que no participaban de ella. Y ni siquiera cabe recurrir a los valores cristianos de Europa desde que, seguramente por recomendación de la banca vaticana, se quitó del padrenuestro aquello de perdónanos nuestras deudas como nosotros perdonamos a nuestros deudores, eso sí que era demagogia. Para hacer caridad ya está Cáritas como declaró la Conferencia Episcopal Española cuando algunos ateazos les reprocharon por no invertir en obras sociales, ni siquiera en Cáritas. Cada vez que Rouco Varela se sumerge en la bañera de uno de sus múltiples cuartos de baño de su nuevo piso le está quitando el agua a miles de indigentes del Tercer Mundo. Al enemigo ni agua, aunque sea bendita.

]]>
Moncho Alpuente 2015-03-20 07:01:30
Jaulas Vacías - Una imagen vale más que mil palabras http://blogs.publico.es/jaulas-vacias/2015/03/19/una-imagen-vale-mas-que-mil-palabras/ animaladas

El pasado jueves acudí a un debate en Canal+ Toros. La cosa prometía ser equilibrada, tres contra una servidora. Un choque de civilizaciones en toda regla, hablando distintos idiomas. Imposible entendimiento.

Como una imagen vale más que mil palabras,  os invito a a ver este vídeo, que habla por sí solo antes de seguir leyendo. Quien tenga oídos que oiga:

 

A Miguel Angel Moncholi, mi contertulio en el debate, le reto a que muestre la fiesta en toda su dimensión, a que no escondan en sus emisiones el primer plano de lo que le sucede al toro durante la lidia, tal y como documenta este vídeo.

Quien permanece impasible ante el chorretón de sangre brotando por la nariz del toro, la oreja cortada mientras el animal sigue consciente, el ‘mete saca’ de la puntilla una y otra vez tratando de seccionar la médula, no será convencido por mis palabras.

Para los que os véis afectados por el terrible martirio y la lenta y agónica muerte de miles de animales todos los años, estaréis de acuerdo en que debemos considerar que el sufrimiento que se causa a los toros durante la lidia es negativo y ha de ser evitado,  que se debe trabajar para asegurar su bienestar con medidas legales.

Afortunadamente el futuro corresponde a quienes defendemos a los animales. Las corridas de toros están cayendo en picado. El propio Ministerio de Cultura estima el descenso de los festejos taurinos en un 40% en el periodo entre 2003 y 2013, algo que tiene que ver con el desinterés generalizado por esta práctica anacrónica y con el aumento de la sensibilidad de los ciudadanos hacia el maltrato animal.

El día que nuestro país finiquite esta lacra para el avance de la ética, lo celebraremos como un gran paso en la historia de nuestra sociedad.

 

 

 

]]>
Silvia Barquero 2015-03-19 21:07:39
Comiendo tierra - Cuando el cambio tiene la fuerza de un niño http://www.comiendotierra.es/2015/03/19/cuando-el-cambio-tiene-la-fuerza-de-un-nino/ Pinche aquí para ver el vídeo

A veces basta un gesto para saber que algo nuevo ya ha empezado. Más allá de los discursos políticos, más allá de lo que digan las urnas, más allá de los titulares que quieran inventarse la realidad. Niños que ríen desentendidos porque son niños. Pero que también saben de las necesidades que están pasando sus padres, que saben que en casa hay a veces más tristeza de la que quisieran, que saben que sus maestras luchan con alegría por echar las sombras del fracaso de las aulas, que alguna vez incluso han visto llorar a sus mayores en secreto porque la desesperación lucha por vencerles y no quieren que sus hijos vean que la resignación siempre está rondando. Niños que intuyen que en su país está pasando algo.

Abuelos protestando por la calle porque no consienten que nadie les robe todo lo que han luchado. Y que se cruzan con unos niños que nos prometen, con su frescura, un país más decente del que quieren dejarle por herencia los grises heraldos de la tristeza. Esa Córdoba de Lorca que ya no tiembla confusa sino que grita con esperanza. ¿Cómo no vamos a hacer cada uno nuestra parte?

 

]]>
Juan Carlos Monedero 2015-03-19 10:07:08
Diario de un altermundista - La educación militarizada http://blogs.publico.es/altermundista/1515/la-educacion-militarizada/ La educación es un término que ha dado pie a un sinfín de denominaciones. Hablamos de educación formal e informal, de educación en valores, de educación para la paz o para el desarrollo, hasta hace poco se hablaba de educación para la ciudadanía, y hay quien trabaja para una educación transformadora, como contrapartida a la educación bancaria que definió Paulo Freire, a la que propuso como alternativa la educación popular. Son muchas las formas de educación, pero de entre las que aquí faltan, hay una de la que nadie habla pero que está muy presente, una educación que nos transmite valores, que nos enseña maneras de afrontar la vida y que nos educa ante el conflicto. Una educación que recibimos durante nuestra vida, en casa, en la calle, en las noticias, en la escuela. Es la educación que todo lo impregna y que sin darnos cuenta nos hace hacer las cosas de una manera determinada. Es una educación que proviene de las estructuras creadas en nuestra sociedad para gobernar nuestras vidas, pero también proviene de nuestra cultura, que es causa y consecuencia de nuestra educación.

La educación a la que me refiero nos enseña lo que está bien y lo que está mal, nuestros deberes y nuestros derechos, pero también nos enseña quién está arriba y quién está abajo, quien puede decidir y quién debe obedecer, quien tiene las de ganar y quien tiene las de perder. Es la educación de las cosas son así y no serás tú quien las va a cambiar, es la educación de la necesidad de la fuerza para sobrevivir en este mundo hostil, es la educación de prepararse para lo peor, de defenderse de las agresiones, vigilar y estar alerta de los riesgos y peligros de estar vivos.

Es también la educación de crecer, de subir, de ganar, de tener, de acaparar, de sumar, de triunfar y de luchar con el alma si es necesario para conseguir nuestros objetivos. Asimismo esta educación de la que hablo es la educación de la norma, de las reglas, del respeto de lo establecido, de las cosas se hacen así porque siempre ha sido así, y no serás tú quien ahora vendrá y lo cambiará todo. Es la educación del statu quo, de ir haciendo, de la aceptación de las injusticias, de la resignación ante la violencia. Es la educación del miedo, del no levantes demasiado la voz, del no te signifiques políticamente, del no cuestiones las cosas, del no contestes a tus padres, del no, no, no a todo excepto a lo que te toca hacer por quien eres, por tu apellido, por tu estatus, por tu nacionalidad, por tu físico, por tu barrio, por tu sexo. Es la educación de aquí se hace lo que digo yo, y del calla, que aún será peor… Es la educación patriarcal, machista, violenta contra la mujer, o mejor dicho, contra el que no sea un hombre fuerte , viril, macho alfa dominante.

Esta educación no está necesariamente planificada en los currículos escolares, ni en las guías didácticas. Esta educación emana en nuestros actos, en nuestras palabras, nuestros escritos, no importa que seamos maestras, madres o padres, amigos o amigas. Pero que se manifieste con naturalidad y sin premeditación no significa que no esté de alguna manera planificada y promovida.

Esta educación que nos enseña a vivir en un marco jerárquico, donde se debe obedecer al superior, donde se deben cumplir las normas sin lugar a la disensión, donde se tiene que seguir la senda marcada por la sociedad, donde tenemos que competir para ganar, donde tenemos que conseguir nuestros objetivos por encima de la importancia de la relación con los demás … esta educación es la que podríamos denominar como educación militarizada. Es decir, aquella basada en los principios militares, en el ejemplo de la vida militar y en la manera de hacer de los militares para conseguir sus objetivos.

Esta educación se promueve a través de la existencia de una estructura militar, que recibe un trato prioritario por parte del Estado. Una estructura militar que recibe privilegios y que tiene el poder de cambiar el signo de un país o de no permitir que esto ocurra sólo con el uso de las armas, o la amenaza y posibilidad de hacerlo.

Pero la educación militar no se limita a los valores y modos de hacer de los militares, sino a su componente armada y violenta para hacer frente a los conflictos. La respuesta violenta es la razón de ser de la lógica militar, y ésta se hace principalmente con armas. Si bien no siempre se deben utilizar para conseguir sus objetivos, con la amenaza del uso de las armas tienen suficiente. La amenaza nuclear y la barbarie a la que ésta nos ha llevado es un buen ejemplo.

La educación militarizada acepta, pues, el uso de la violencia, incluso extrema y, como podemos ver en infinidad de videojuegos y películas de guerra, quien gana es quien mata, masacra y destruye a los demás. No les falta razón a los militares, la mejor manera de acabar con un conflicto es eliminar al otro y a cualquiera que pueda apoyarlo.

Es por todo ello que tenemos la obligación de cambiar esta educación, empezando por identificar que en buena parte es militarizada. Es por eso que debemos mantener nuestros jóvenes bien lejos de la educación y cultura militares. No es fácil, un año más el ejército estará presente en el Salón de la enseñanza de Barcelona. En un mar de opciones transformadoras, ciudadanas, de paz y desarrollo, el ejército ofrece a chicos la opción de alistarse en las fuerzas armadas, con engañosos argumentos de aventuras y ayudas humanitarias.

Los ejércitos sirven para hacer la guerra, las armas sirven para matar. No militaricemos más ni de una forma tan descarada la educación, hay mucho que hacer para construir un mundo mejor, demasiadas guerras que dejar de hacer y la militarización de la educación no nos ayudará a conseguir la paz de verdad.

]]>
Jordi Calvo Rufanges 2015-03-19 09:35:04
No hay derecho - La rebelión municipalista se abre paso http://blogs.publico.es/no-hay-derecho/2015/03/18/la-rebelion-muncipalista-se-abre-paso/ Gerardo Acto Cotxeres

Gerardo Pisarello
Jurista e integrante de la candidatura Barcelona en Común (@G_Pisarello)

Hay voces que son un aviso, un advertencia inquietante en medio del conformismo generalizado. Ovidi Montllor –músico, actor, obrero de la palabra– era una de ellas. Esa lucidez le valió el olvido y la indiferencia. Pero le ha permitido, también, mantener una vigencia reservada a muy pocos. Ovidi decía que los que mandan siempre intentan convencer al mundo de que su reino es el único y el mejor y desacreditar a los que piensan que las alternativas existen. Este vici antic suele dispararse en tiempos electorales. Basta con ver el uso instrumental, abusivo, que tanto el PP como CiU están haciendo de los medios de comunicación y recursos públicos.

En los últimos presupuestos municipales, el actual alcalde de Barcelona Xavier Trías destinó 13 millones de euros a publicidad. Esta cifra representa solo una parte de lo que su gobierno y el de la Generalitat detraen de otras partidas para dedicarlo a anuncios y actos preelectorales. Este gasto opaco es el que está permitiendo que en dos meses se prometa, a trompicones, lo que no se ha hecho en cuatro años. Con ello, CiU pretende que la ciudadanía crea que vivimos en el mejor de los mundos posibles. Que Barcelona no tiene otro destino que ser una gran marca comercial, un parque temático en el que lo único que prosperan son las desigualdes y los privilegios de una minoría.

En clave electoralista, esta estrategia tiene su lógica. Y puede que el gobierno se salga con la suya. Pero no lo tendrá fácil. Para su desgracia, Barcelona, como muchas ciudades y pueblos, tiene una larga memoria forjada en la rebeldía contra el conformismo y la injusticia. No será fácil reducir a una marca comercial a la ciudad libertaria, republicana, que encandiló al mundo con sus ateneos y sus cooperativas obreras. No será fácil convertir en un parque temático a la ciudad que hizo la huelga de la Canadiense, que paró los tranvías contra la dictadura franquista y que echó a Porcioles. Y no será fácil, sobre todo, imponer el egoísmo a la ciudad solidaria que movilizó a sus barrios más humildes para conseguir parques, escuelas, guarderías infantiles, centros cívicos y una calidad de vida colectiva de la que todavía hoy estamos orgullosos.

Equipo Ada J

Todo valdrá –lo sabemos– para neutralizar a las fuerzas del cambio que conectan con ese pasado. Harán como el bandido que se esconde entre la multitud y grita: “¡al ladrón, al ladrón!”. Dirán que se trata de iniciativas poco patriotas y lo dirán -¡ay!- mientras continúan privatizando y rindiendo la ciudad a fondos extranjeros y grandes lobbies. Lo cierto, sin embargo, es que no tendremos un país libre y justo, capaz de decidir por sí mismo, mientras los que han aniquilado derechos y malversado dineros públicos continúen en La Moncloa, en Plaça Sant Jaume o en Bruselas.

Dirán –lo están diciendo–, que se paralizará la economía, que Barcelona quedará aislada y que diluviarán sobre ella todos los males imaginables. Pero no es eso lo que nos mueve a disputarles el futuro. No queremos que Barcelona sea una provincia cerrada sobre sí misma. Por el contrario, aspiramos a hacer de ella una metrópolis republicana, una capital abierta al mediterráneo y al mundo. Queremos que Barcelona garantice, como París, el control municipal del agua y de la vivienda. Que impida, como el Ática de Siryza, los cortes de gas y electricidad. Que sea ejemplo, como Friburgo, de una movilidad accesible y no contaminante. Que abra las calles, como hace Bogotá, a sus niños, a la gente mayor. Que ponga internet y las nuevas tecnologías, como en Helsinki, al alcance de todos sus barrios y no de una élite reducida.

Esta es nuestra carta de presentación, este nuestro modelo. Un proyecto de ciudad cargado de memoria y también de futuro. No la Barcelona Marca comercial, sino la Barcelona ejemplo, referencia en economía cooperativa, en lucha contra todas las formas de precariedad, en justicia social y ambiental. No la ciutat morta que algunos querrían, sino una ciudad que defienda la vida y el cuidado de su gente por encima del beneficio especulativo, a corto plazo. No Barcelona, como reza la propaganda de CiU, sino nuestra Barcelona.

Sabemos que no será fácil. Que ganar unas elecciones no es hacerse con el poder  y que revertir inercias y remover privilegios exige algo más que un puñado de votos. Por eso defendemos la necesidad de reforzar los contrapoderes ciudadanos antes, durante y después de los comicios. Y por eso apelamos a todas las iniciativas municipalistas, hermanas, que están surigendo en Catalunya, en España y en muchos rincones de Europa, con diferentes nombres y composiciones, pero con un objetivo común: recuperar la democracia para la mayoría social y mostrar que es posible hacer política de otra manera.

Si el 24 de mayo ganamos Barcelona, Madrid, Corunha, Zaragoza, Málaga, Valencia, Sevilla, Donosti, Santiago y muchas otras ciudades y pueblos, la historia puede dar un vuelco. Podremos equivocarnos, y nos equivocaremos. Podremos errar, y erraremos. Pero no podemos fallar. Ni a los que nos precedieron, ni a los que vendrán, ni a nosotros mismos. Nos han quitado ya demasiadas cosas. No queremos, como advertía Ovidi Montllor, que vuelvan a echarnos migajas cuando lo que pedimos es el pan entero. Ha llegado la hora de hacer la política y el pan en común y de repartirlos en común. La primavera será nuestra.

* Este texto es una versión adaptada del discurso pronunciado en domingo 15 de marzo en el acto de presentación de la candidatura encabezada por Ada Colau para el Ayuntamiento de Barcelona.

]]>
Gerardo Pisarello 2015-03-18 14:35:26
Tedetesto - Ya se acabó el alboroto y vamos al tiroteo http://blogs.publico.es/tedetesto/2015/03/18/ya-se-acabo-el-alboroto-y-vamos-al-tiroteo/ De tanto tirarse los trastos a la cabeza aquí va a haber más de una descalabradura. Los prolegómenos de la campaña electoral llegan a la Primavera con la sangre bullendo y el ánimo alterado,  aunque alguno de los candidatos ya lo traía alborotado de casa. Ahí tienen a Monago con sus dibujos animados sobre lo que sufren los andaluces y lo bien que viven los extremeños bajo su tutela a distancia. El presidente Monago ha seguido al pie de la letra la frase del periodista y humorista Julio Camba: “Como fuera de casa en ningún sitio”, pero de vuelta a sus lares el viajero se ha tenido que poner las pilas y lo ha hecho con ese sentido del humor que siempre le ha caracterizado y que solo saben apreciar unos cuantos privilegiados. No sé si ha sido idea de Monago(parece suya)  lo de hacerle unas peoras al anfiteatro romano de Mérida para montar un campeonato de pádel, internacional por supuesto que conviene explicarle al mundo nuestro genio innovador, menos cultura clásica y más deporte que es más sano y hace más caja que las tragedias griegas. Donde estén unos buenos raquetazos que se quite Medea y que Sófocles, Esquilo y Eurípides sigan siendo identificados como un tridente de delanteros de fútbol brasileños.

Y hablando de pelotas: “Tienes dos huevos”, le gritó en un mitín a Rajoy uno de sus palmeros andaluces cosechando una enorme ovación que se intensificó cuando Mariano apostilló: “No lo pongo en duda”, las carcajadas se multiplicaron y se amplificaron en todos los canales de la TDT, que ingenio, que gracejo. Toda la gracia y el salero de Andalucía se concentran en las esencias de ese PP dicharachero y asilvestrado que no quiere que en su tierra gobierne un presidente que se llama Albert y un partido que se llama “Ciutadans”, un nombre que no saben pronunciar ni siquiera los portavoces de la campaña. Después de haber propuesto enseñar a pescar a los andaluces, Albert Rivera debe agradecer las continuas menciones que a su partido y a su persona están haciendo últimamente sus rivales.  “Ladran luego cabalgamos”. Los rebuznos más “ostentóreos” provienen del candidato de Ultra Vox y se refieren a la presunta islamización de Andalucía que pretendería “Podemos” , partido financiado por Irán y probablemente  por la Yihad, como todo el mundo sabe. Según este candidato mentecato, si “Podemos” gobernará en Andalucía tirarían a los homosexuales desde lo alto de la Giralda y se supone que desde los minaretes de las mezquitas que estos energúmenos construirían sin tasa creando otra burbuja inmobiliaria de impredecibles consecuencias y poniéndolo todo perdido de cadáveres.

Las elecciones andaluzas son el aperitivo del copioso menú que nos espera y probablemente el único plato de gusto que le queda al PSOE. Susana Díaz es un animal político, dicen, y debe ser algo bueno en función de la clase de animal a la que nos refiramos, tigresa y leona son las referencias más habituales de esta Susana de casta y tronío. Conmigo os poder meter todo lo que queráis pero con Andalucía, no tolero ni una salida de tono, porque Andalucía soy yo mis circunstancias, que no son todo lo buenas que deberían ser pero es lo que hay. Escuché a Susana en un debate televisivo a tres bandas y me impactaron sus modos que no su mensaje, ni por supuesto su propensión para el diálogo, donde esté un buen monólogo que se quiten los debates. Esa es la tónica de las campañas electorales, intercambio de monólogos interrumpidos abruptamente por otros monologuistas. Curiosas campañas en las que suenan más los que no están, o los que acaban de llegar, que los de toda la vida por mucho que cambien de camisa como los reptiles, esos sí que son animales políticos, de sangre fría, colmillo fácil y venenoso y gran habilidad para mimetizarse con el entorno cuando se sienten en peligro. La fiebre preelectoral crea nuevas criaturas mediáticas reptantes y viperinas como Eduardo Inda. A su lado Paco Marhuenda puede parecer La Pasionaria en un mal día. Y como dije antes esto es solo el aperitivo. Aquí no se habla de política aunque se politice todo. En un informativo de la TDT y hablando de los presuntos restos mortales de Cervantes, escuché a un contertulio descalificar al autor del Quijote porque en su etapa como recaudador de impuestos había metido la mano, su única mano útil, en la caja, caja B por supuesto, del Reino.00

]]>
Moncho Alpuente 2015-03-18 07:00:16
Un paso al frente - ¿Y si al final ganaron ellos? http://blogs.publico.es/un-paso-al-frente/2015/03/17/y-si-al-final-ganaron-ellos/ Ha pasado algo más de una semana desde el estallido del caso Zaida y parece que las aguas vuelven a su cauce. Se trata, desde luego, de un acontecimiento histórico para aquellos que vivimos bajo el yugo de esta dictadura llamada Fuerzas Armadas en la que no existe el más mínimo respeto a los derechos humanos y es casi un milagro conseguir justicia. Esta semana, quizá por primera vez en nuestra historia reciente, muchos militares volvimos a creer posible un cambio y recuperamos la esperanza. Sin embargo, ¿cuáles han sido las consecuencias de esta enorme riada?

Al analizar el caso en profundidad, lo cierto es que el ministro de Defensa, D. Pedro Morenés Eulate (al que el New York Times relaciona con las bombas de racimo arrojadas en Libia), fue conocedor del suceso y sigue en su puesto sin dar sensación de haber sufrido en exceso, tal vez un ligero movimiento y poco más.

El JEME, D. Jaime Domínguez Buj, que consintió tanto el acoso sexual inicial (ascendió al teniente coronel Lezcano-Mújica y le otorgó el mando de una unidad cuando podría haberle cesado en funciones, algo que sin ir muy lejos sufrí yo a las tres semanas de publicarse la novela Un paso al frente) como el acoso laboral que le siguió (ascendió al general Pardo de Santayana y no tomó medida alguna contra el coronel Roberto Villanueva Barrios, que también sigue realizando sus funciones con total normalidad), ni ha sido cesado ni se espera tal circunstancia.

Todos aquellos que participaron y fueron cómplices del atropello que sufrió Zaida Cantera de una u otra forma (el coronel Andrade Perdrix o el coronel Vicente Brines Bernia son señalados de forma directa en la sentencia como conocedores de los hechos y al teniente Santana se le atribuye la pintada “Zaida no vuelvas”) siguen en su puesto sin el más mínimo problema (incluso han ascendido desde los hechos producidos y algunos han sido condecorados).

Todos aquellos, que fueron muchos, que señalaron en el juicio tener miedo de Zaida (¿cómo se puede tener tan poca vergüenza?), afirmaron no recordar nada o dieron una versión sospechosamente similar, también siguen viviendo sus vidas como si nada hubiese pasado.

En toda esta historia la única persona que no continúa con su vida es Zaida Cantera (y su marido).

Más allá del ruido mediático, la conclusión que pueden —o podemos— extraer las muchas Zaidas que hay en el Ejército es que hemos perdido y ellos han vuelto a ganar. El mensaje de la brutalidad con la que el Ejército se ha despachado con Zaida Cantera ha quedado más que claro para cualquier otra persona que tenga la tentación de denunciar públicamente lo que le sucede, mientras que también es evidente que todos aquellos que han tenido algo que ver con su acoso sexual y/o laboral siguen como si aquí no hubiera pasado nada (quedan pocos meses para que el coronel Lezcano-Mújica se reintegre a las Fuerzas Armadas, al igual que hace pocos años lo hizo el capitán condenado por 28 abusos sexuales, que se dice pronto). Es más, esta sensación de impunidad se ha visto aumentada por las palabras en Twitter del coronel Miguel P. Palacios (que fue testigo del caso, creo que de los que sufrieron de amnesia) en el que advertía al marido de Zaida de que tuviera mucho cuidado con ella porque quien hace un cesto hace ciento.

En las Fuerzas Armadas existe un 400% menos de denuncias de acoso sexual (no existen partes ni sanciones por faltas leves o graves al respecto en los últimos años, lo que no deja de ser bastante más que sorprendente, ya que todo aquello que no es delito es falta grave y lo que no es falta grave es falta leve). Según la teoría más extendida, los altos mandos se juegan la carrera y ese es el motivo por el que este índice de acoso se supone que es tan bajo. Dicha teoría, que intenta justificar ese bajísimo porcentaje de denuncias, si repasamos las consecuencias que han tenido para aquellos que han acosado sexual o laboralmente a Zaida Cantera o han participado de alguna forma en ello, queda poco menos que en evidencia (todos han sido ascendidos, continúan en sus puestos de trabajo y muchos han sido condecorados).

Es más, dadas las particularísimas condiciones laborales de las Fuerzas Armadas (misiones internacionales durante meses, maniobras, etc.) es muy probable que los roces sean más usuales que en otros ámbitos de la sociedad, ya que las relaciones entre sus componentes quizá sean más habituales que en otros puestos de trabajo (estar de cuatro a seis meses recluido en un cuartel como sucede en las zonas en conflicto es como un Gran Hermano). De ello se deduce que si es un puesto en el que las relaciones puede que sean más habituales, también las situaciones de acoso (máxime si hablamos de un colectivo en el que la jerarquía tiene un papel tan protagonista) deberían ser más numerosas (y no es que los militares seamos peores personas).

Mi conclusión al respecto de ese porcentaje tan bajo (400% menos de denuncias) no es que se trate de una cifra con la que poder presumir y certificar de forma rotunda que no existe acoso sexual en las Fuerzas Armadas, sino que más bien diría yo que es una prueba más que evidente del inexistente funcionamiento de la justicia militar y de la impunidad con la que actúan los altos mandos. Tal es la situación, que me parece una torpeza por parte del Ministerio de Defensa haberla sacado a la luz, torpeza de la que me alegro, claro está.

Por tanto, lo cierto es que ellos han vuelto a ganar al conseguir que su mensaje de ejemplaridad con aquellos que denuncian y de impunidad con los altos mandos que cometen atrocidades se haya amplificado aún más y reforzado con la ausencia de dimisiones y ceses. No solo eso, ni siquiera se ha hablado del sistema o se han cuestionado las causas por las que un suceso de esta naturaleza ha podido acontecer o si es un hecho aislado o generalizado, si tenemos entre manos una incidencia o un problema, algo coyuntural o estructural. Han conseguido que el foco se desvíe de tal forma que la sociedad no se ha hecho estas preguntas, por lo que difícilmente buscará las respuestas.

Y nosotros hemos vuelto a perder porque ahora tenemos que seguir conviviendo con esos maltratadores que van a volvernos a golpearnos sin piedad en privado, tal vez con más inquina por un sentimiento de traición que degenerará en venganza, sin que nadie haga nada por evitarlo (el rey D. Felipe VI ni está ni se le espera, aunque muchos necesitamos de una pronta intervención) y sin que haya consecuencia alguna para los maltratadores. Si no las ha habido con las cámaras emitiendo en directo…

]]>
Luis Gonzalo Segura 2015-03-17 22:00:51
Importancia Capital - Gente perdida para objetos encontrados http://www.importanciacapital.com/?p=1708 El viernes perdí los papeles. Debió ser en el tranvía. Acababa de llegar al trabajo y estaba a punto de cruzar la frontera que separa la vida civil de la vida laboral cuando advertí que no llevaba mi cartera encima. Me quedé unos minutos varado en la tierra de nadie de la caseta de seguridad porque sin la tarjeta que llevo en mi billetera no se puede superar los tornos de la empresa. Mientras esperaba a que me dejaran pasar, me vino a la cabeza un carrusel de cosas horribles que se podían hacer con ella: señoras sacando dinero de mi cuenta, bribones valiéndose de mi documentación para delinquir o parejas usurpando mi DNI para poder contratar algún servicio a su nombre.  Ninguna de esas tropelías me provocó tanto terror como que alguien se apoderara de la foto de carnet en la que todavía salgo como un adolescente de pelo largo. Sentí un escalofrío. Registré de nuevo de arriba a abajo la mochila, me palpé todos los resortes ocultos de la chaqueta y comprobé una y otra vez que ésta no estuviera en el suelo.

No es la primera ocasión que entro en pánico de forma infundada, pero la mayor parte de veces que doy el grito de alarma la cartera casi nunca está tan lejos como en la propia mano. Quizá por eso, los compañeros me recordaban con insistencia la metodología que ha de seguirse en la arqueología del despiste: “¿Has mirado bien en los bolsillos interiores, Carlos?”. Volví a llevarme las manos a ellos con escaso éxito. Al contrario que en anteriores sucesos, esta vez los bolsillos parecían agrandarse con toda la ausencia que les cabe dentro. “¿Sabes dónde la has perdido?”. Si lo supiera no estaría escribiendo esta crónica.

Asumida la tragedia de la pérdida pasé a la siguiente fase, la de la tortura burocrática. El primer paso es el más fácil: anular las tarjetas. El banco, diligente en que ningún cliente se quede sin la posibilidad de gastar, te envía a casa nuevas copias en un periodo de tres días. El Estado, en cambio, conduce a menor velocidad que las sucursales bancarias y todavía tardaré un poco en renovarme mi carné de identidad. Aunque barajé la posibilidad durante un buen rato, no puse la denuncia porque hace meses una amiga perdió la cartera y la ciudadana que la encontró tuvo que localizarla personalmente a través de las redes sociales porque los mossos d’esquadra le dijeron que no tenían forma de encontrarla. La policía no puede localizar a una chica. Por suerte para ella, la externalización del servicio vía twitter fue un éxito. Me pregunto qué hubiera pasado con su billetera de haberla hallado un analfabeto tecnológico.

Ya había dado el episodio por resuelto y el cabreo por amortizado cuando, a media tarde, un señor parapetado tras un teléfono oculto me llamó informándome de que una ciudadana- lo dijo así, una ciudadana- había encontrado mi cartera y la había llevado a la oficina de objetos perdidos para devolvérmela. Yo ya estaba en el tranvía de vuelta y me puse tan nervioso por la noticia que casi lloro de la alegría. La ciudadana podría haberse quedado el dinero de la cartera porque, de golpe, me había devuelto una cantidad ingente de tiempo. Cuando el señor que me había dado la noticia colgó, me entró la risa floja del éxito. La euforia todavía duró un rato, pero cuando llegó la sensatez, advertí que no había sido capaz de apuntar la dirección de la oficina en la que mi cartera me esperaba. Según cuenta Sergio Castro, en esos casos de absoluta fortuna, medio cerebro se pone a festejar y el otro medio hace lo que puede.

Como si fuera la escena de “Lo imposible” en la que el padre busca a sus hijos de hospital en hospital, he llamado a todas las policías locales del extrarradio, he visitado los retenes de los ayuntamientos y he buscado más veces de lo deseado la compresión de la teleoperadora del número de atención de los usuarios del tranvía, pero nadie se ha identificado como el autor de la llamada. ¿Por qué se oculta un hombre que te ayuda a encontrar cosas? Esas oficinas y las gentes que lo habitan son para mí un misterio. Me cuenta Ander Izagirre que, “con más optimismo (y con más precisión), en inglés –found objects- y francés –objects trouvés”-  nombran como oficinas de objetos encontrados a lo que aquí llamamos objetos perdidos. Curioso que en mi búsqueda desenfrenada, una muestra más de que Barcelona ya es Europa, haya descubierto que aquí el ayuntamiento también la llama “Oficina de troballes”.  Jordi de Miguel me ha dado la idea de arrojar este mensaje al espacio porque quizás así reencuentre mi cartera:  El viernes perdí mis papeles y alguien los encontró. Ahora soy yo el que ha perdido la oficina de objetos perdidos y todo esto no me pasa por otra cosa que por haber extraviado la memoria.

]]>
Carlos Torres 2015-03-16 15:42:22
Lo queremos todo - A mitad camino del 22-M: Notas desde la caravana electoral http://blogs.publico.es/lo-queremos-todo/2015/03/13/a-mitad-camino-del-22-m-notas-desde-la-caravana-electoral/ Llevamos siete días de campaña que parecen un siglo. Y, en tan poco tiempo, todo empezó a cambiar en mi tierra. Desde la carretera, de ciudad en ciudad, de barrio en barrio y tras las reuniones con decenas de grupos de personas afectadas por desahucios, despidos y mil indignidades, he podido sentir a flor de piel la esperanza que Podemos provoca entre las gentes de abajo. En los mítines, con plazas abarrotadas de personas de todas las edades, se palpa la ilusión y el entusiasmo. ¡Qué responsabilidad tenemos! Cada minuto, tic-tac, toma cuerpo y gana credibilidad nuestro lema: “El cambio empieza en Andalucía”.

Inicialmente parecía que el “duelo” electoral era de nuevo entre los de siempre: PSOE-PP  con la presencia testimonial de algún actor secundario. Tras los 7 primeros días, Podemos ha irrumpido con fuerza y, de pronto, se ha convertido en el centro de todos los ataques y críticas de quienes hasta hace unos días nos miraban de forma displicente y consideraban una flor de primavera. El asunto ya no es entre dos en su consabido y vacío “y tú más”, sino de dos contra Podemos. Y, en esa labor, hasta los figurantes se han sumado en las críticas. Todos dicen que no tenemos propuestas, pero todos critican nuestras alternativas. Y, faltos de cualquier otro argumento, tienen que entretenerse en banalidades. Ellos a lo suyo, yo a lo mío: dar paso a la voz de las andaluzas y andaluces. La responsabilidad que tengo como candidata de Podemos a la presidencia del gobierno de la Junta me exige dedicarme a lo que interesa y afecta a la gente pasando de los jueguecitos de los políticos profesionales.

Presos de su mediocre rutina, instalados en la comodidad de sus cargos, ni formulan sencillas preguntas. Planteo algunas. ¿Por qué sin vallas publicitarias ni farolas adornadas con el consabido rostro-candidata, ni coches publicitarios, ni trato de igualdad en los medios oficiales y con duros ataques desde muchos editoriales, llenamos los mítines? ¿Por qué estamos logrando recaudar lo imprescindible mediante mini créditos de la ciudadanía sin recurrir a los bancos? ¿Por qué no tenemos que contratar servicios de apoyo y logística en nuestros actos? Les adelanto una posible respuesta: por que las gente harta de la situación ha decidido ser activa, hacer política, tomar en sus riendas su futuro y, para ello, ha encontrado en Podemos su herramienta. Mi campaña, la campaña de Podemos, es la campaña de la gente.

Dejo para sociólogos y expertos en demoscopia la interpretación de las encuestas que, en una situación muy cambiante y volátil y con mucho voto por decidir, muestran machaconamente que Podemos crece. Pero no dejo para los expertos la interpretación política de lo que está ocurriendo en Andalucía. Una tierra que vive una situación de emergencia social y en la que ni los enormes recursos que tiene se ponen en marcha ni se reparten entre sus gentes, necesita de soluciones claras, no de irresponsables promesas electoralistas ni  de simbólicas inauguraciones de última hora. Y soluciones claras es lo que ha ofrecido Podemos.

Hemos formulado más 400 propuestas en nuestro programa para llevar adelante durante la legislatura. No entramos en la mentirosa carrera de quienes aseguran que crearán más puestos de trabajo o escolares o camas de hospital de la nada y sin concretar cómo ni dónde ni cuándo, tal y como vienen haciendo los partidos de siempre elección tras elección. Nuestro programa es una hoja de ruta para cambiar a fondo nuestra tierra. Pivota sobre cuestiones centrales: criterios y medidas para la creación de empleo, un proyecto de cambio de modelo productivo para solventar las cuestiones estructurales de nuestro tejido económico, la defensa del restablecimiento de los servicios públicos de calidad, la lucha contra el endémico mal de la administración andaluza: la corrupción, la implementación de la transparencia en la actuación de los público, la autolimitación de mandatos y sueldos de los representantes para evitar su conformación como casta profesional a costa del erario público… Pasos todos ellos imprescindibles para avanzar en el sueño que tuvieron nuestros padres hace 37 años, que otros dejaron en la cuneta y que hoy rescatamos: una Andalucía soberana, justa, democrática.

Pero sin perder el tiempo hemos formulado un Plan de Rescate Ciudadano para actuar de inmediato ante la emergencia en los 100 primeros días de gobierno, plan que hemos acompañado de una memoria económica. ¿Dónde están las cuentas de los demás? Y, desde su soberbia, se atreven a decir que nosotros no concretamos. Sus caretas han caído: no solo son obstáculo para las demandas populares, además son incompetentes. Es hora de airear las instituciones andaluzas para que entre aire fresco, para que la voluntad del pueblo esté presente. Para que el pueblo gobierne. Se gobierne.

El primer paso será vernos el viernes 20 en el velódromo de Dos Hermanas para que se oiga en nuestra ocho provincias: Andalucía llenará las urnas el 22 de marzo con su mejor futuro, las papeletas de Podemos.

]]>
teresarodriguez 2015-03-13 11:56:25
Ciudad Popular - La no ciudad http://blogs.publico.es/ciudad-popular/2015/03/11/la-no-ciudad/ En un breve e interesante reciente libro, Mike Davis expone que “los latinos salvarán a la ciudad gringa” (es el título de la obra). Jane Jacobs, en su clásico Muerte y vida de las grandes ciudades, sentó las bases de la negación o autodestrucción de las ciudades. La ciudad es ante todo un espacio público, una mezcla de poblaciones y actividades, un sentimiento de posesión compartida en sus calles y plazas. La ciudad solamente con edificios, sean para vivir o para trabajar, y con medios de transportes e infraestructuras no es ciudad. Es, en el mejor de los casos, una zona urbanizada. Un cuerpo sin alma, le falta la ciudadanía, es decir, la dimensión pública, la expresión de la vida colectiva.

Los ciudadanos se expresan en el espacio público. Son “conciudadanos”. Se es ciudadano en su relación con los otros, iguales en derechos y deberes. La ciudad late a partir de su corazón, el centro, o sus centros en las grandes urbes. Es allí donde se concentran los flujos de las personas y de las ideas, las memorias colectivas y les puntos que transmiten sentido a la vivencia urbana. El centro irradia sobre la ciudad, de él emergen los ejes estructurantes que ordenan la ciudad. Los ciudadanos se posesionan de la ciudad ocupando su centro, o sus centros. Entonces, cuando todos, o una gran masa que los representa, se hacen presentes en las plazas y calles del centro principal de la ciudad, cuando manifiestan ser un poder social que planta cara al poder político-institucional y al poder económico, entonces devienen plenamente ciudadanos. Y la ciudad es ciudad de ciudadanos, no una simple escenografía.

Hace menos de un mes que estaba en Ciudad Juárez. En algún momento dije, sin afán de menospreciar ni a la ciudad ni a sus habitantes, que “Ciudad Juárez” se podía calificar de “no ciudad”. Ahora añadiría que esta negatividad tiene remedio, pero no parece que las fuerzas locales o nacionales se lo planteen. No pretendo analizar el impacto de la violencia sobre la vida urbana, suficientemente conocida. Además es obvio que la existencia de una muy débil, por no decir casi nula, estructura urbana no solo favorece la violencia, sino que además tampoco facilita la generación de contrapoderes civiles.

No es la sociedad la culpable, es la incapacidad de las instituciones políticas y económicas más potentes, mexicanas y estadounidenses, que han utilizado una ciudad-puente para que entren y salgan del ejército de reserva de mano de obra, un borde que se utiliza desde el otro lado de la frontera para los que no quieren tenerlo en su casa, un campamento para los rechazados o para los inmigrantes mal pagados en las maquilas y marginados en los bordes del borde.

La ciudad es apenas perceptible. Una imagen impresionista se te aparece como los vestigios de una ciudad casi abandonada que se fue disolviendo a la vez que llegaban nómadas y marginales, más deshecha que hecha. Luego percibes elementos dispersos, como un campamento, en el que emergen proyectos de calle que son carreteras polvorientas rodeadas en algunos tramos con edificios de todos los tipos y edades. El centro real es el puente, la no ciudad es la sirvienta de la otra ciudad, una ciudad provinciana, El Paso, ruralizada y ocupada en gran parte por “chicanos”, con una zona central, comercial, con edificios nuevos, en bastantes casos por iniciativa de inversores de la fantasmal Ciudad Juárez (CJ).

En ésta se adivina algo que fue centro, comercios venidos a menos, algunos edificios administrativos, viviendas agazapadas, residuos de prostíbulos que tuvieron tiempos mejores. La gran mayoría del millón trescientos mil habitantes se desparraman por la no ciudad. Los “barrios cerrados” para las numerosas “clases medias”, en compartimentos-estanco, en muchos casos pegados los unos a los otros, pero sin mirarse. Barrios-gueto propios de los sectores populares, muchos migrantes de otros estados, más o menos marginales, unos más desconectados que otros de la indefinida trama urbana, a la intemperie, sin otra vida social que compartir la supervivencia diaria, el trabajo precario, el sicariado, las bandas, las trabajadoras de las maquilas, gentes de largas horas de transporte, de viviendas frágiles como sus vidas, hombres y mujeres del borde, de fallidas esperanzas al no conseguir pasar al otro lado de la frontera. Operaciones aberrantes y surrealistas como las Riberas del Bravo y otros conjuntos de viviendas sociales. Unas 15.000 viviendas de pésima calidad, de 30 a 40 metros cuadrados para familias con frecuencia numerosas. Más del 40% fueron abandonadas muy pronto. Una operación de vivienda social del Gobierno federal para trabajadores estables y con ahorros . En un páramo a más de 20 kilómetros de CJ, lejos de todo.

Infonavit, el ente público promotor-financiador de estas operaciones, parece tener una vocación de pirómano, como si deseara convertir a los niños y adolescentes en un “sendero luminoso” de la periferia de la “no ciudad”. O más sencillo: ahí crecen las bandas juveniles violentas, sicarios para los narcotraficantes o traficantes de órganos, que matan a partir de los 15 años y mueren antes de los 25.

Hay otras operaciones también dignas de constar en el Guiness, pero finas, sofisticadas y cultas. Una gran Ciudad Universitaria (CU) en Ciudad Juárez. Una gran oportunidad. Perdida. Una iniciativa conjunta del Estado de Chihuahua que cedió los predios a la Universidad de CJ en el año 2004. El apoyo del Gobierno federal y la implicación de las principales universidades del país convirtió una operación local en una iniciativa mucho más ambiciosa. Intervienen la UNAM, el Politécnico Nacional, el Tecnológico de Monterrey, las universidades del Estado de Chihuahua y de CJ, centros de investigación y de enseñanza media superior, etc.

Se supone que en pocos años se concentrarán en la CU decenas de miles de estudiantes y algunos miles de profesores, investigadores y administrativos. Un aspecto positivo: los jóvenes de sectores populares que habitan en la zona sur del territorio de CJ tendrán un acceso a estos centros de estudio más asequible que si debieran ir a la zona norte, donde están los campus actuales. Pero no se trata de una cuestión escolar, sino de un interés más general que puede benificiar a todos. Se trata de estructurar un territorio sobre la base de una ciudad mucho más compacta, con una oferta de equipamientos y servicios potente como corresponde a su población y a su economía y con un sistema de infraestructuras y transportes que permita ejercer el derecho a la movilidad en condiciones dignas.

La oportunidad la tenían delante de los ojos. CJ no tiene un área central, ni buena ni mala, no tiene nada. Hay espacios vacíos, edificios que claman el derribo o la rehabilitación, comercios a la deriva, habitantes que huyen a barrios cerrados, oficinas dispersas. La Ciudad Universitaria hubiera creado ciudad: decenas de miles de universitarios, comercios y restaurantes, librerías y cafeterías, oficinas y despachos de profesionales, espacios de ocio y locales de espectáculos, gente en las calles y ambiente de mayor seguridad. No se trata de hacer una CU como la del DF, tangente a la ciudad. En este caso, la CU de Juárez sería la ciudad real, lo que no es la actual CJ. Sobre esta base se generan ejes estructurantes de la ciudad que articulan los múltiples elementos dispersos y crean continuidades de actividad y residencia. Y, gradualmente, las murallas de los barrios cerrados caerán y los conjuntos sociales se rehabilitarán y se integrarán. Se demolerá Riberas del Bravo, así lo espero, y de paso se debería juzgar a los responsables de un disparate que debe considerarse criminal.

El caso de CU de Ciudad Juárez y de su ceguera ante la oportunidad perdida me lleva a una reflexión sobre México y sus elites políticas y económicas. La fuerza del narco y de la economía delictiva en general, la proliferación de bandas y contrabandas violentas y armadas y la corrupción pública y privada, formal e informal no son los causantes de la crisis sistémica del país. Son el resultado de un vacío de Estado, de una visión irresponsable de la nación por parte de las dirigencias políticas y económicas, de una gestión catastrófica de las políticas públicas y del afán acumulador a cualquier coste de políticos y empresarios, de multinacionales leoninas y de especuladores de todo.

En este contexto puede entenderse la ceguera de los responsables de promover la CU. No hay conciencia, ni interés, ni comprensión de la función humanizadora de la ciudad y de la necesidad de estructurar el territorio, condición fundamental para la integración social, la articulación económica y la gobernabilidad democrática. Es de lamentar que el valioso capital intelectual que se concentra en la Universidad de Ciudad Juárez no haya sabido reaccionar a tiempo.

* Nota del autor: “Agradezco la amistosa colaboración del profesor de la Universidad de CJ, Alfonso Luis Herrera, que me guió hace 6 años a Riberas del Bravo y nuevamente en febrero de este año. Así mismo, me ha facilitado información sobre la CU. Pero las reflexiones críticas son exclusivas del autor y me temo que no coinciden del todo con mi estimado colega”.

]]>
ciudad-popular 2015-03-11 17:56:19
Otra economía - ¿Qué redistribución? http://blogs.publico.es/fernando-luengo/2015/03/09/que-redistribucion/ Cuando se plantea la relación entre modelo económico y modelo distributivo, dos cuestiones pueden ayudarnos a situar el tema. La primera, ¿deberíamos ceñirnos al modelo económico que surge de la crisis o al que existía antes de que ésta irrumpiera? La segunda, ¿qué cabe entender por “modelo económico”? Dependiendo de cómo sean contestadas ambas preguntas, el rumbo de la argumentación puede ser muy diferente.

Apenas hay espacio para explorar ambos interrogantes, pero, por su gran trascendencia, sí conviene mencionar que los modelos distributivos, antes de la crisis, ya adolecían de notables deficiencias, como ilustra el hecho de que en España, y en otros países comunitarios, tanto la desigualdad como la pobreza aumentaran, en un contexto, por lo demás, de relativo auge económico.

En esta evolución desempeñó un papel muy relevante la generalización de las políticas económicas de signo estabilizador, justificadas apelando a la necesidad de reducir la inflación y ganar competitividad, y a que eran un requisito imprescindible para el tránsito hacia una unión monetaria. Otro de los factores a tener en cuenta fue la progresiva ocupación de los espacios públicos y de la política por los grupos económicos, que cristalizó, entre otras cosas, en el descenso de la aportación a los ingresos presupuestarios de las rentas del capital, los patrimonios y las grandes fortunas.

A pesar de todo, el crecimiento económico de aquellos años contribuyó a amortiguar y a diluir, al menos en parte, las consecuencias distributivas de los sesgos de la política económica y de un terreno de juego crecientemente desnivelado.

Con la llegada de la crisis, el crecimiento se transformó en decrecimiento o en leve e insuficiente recuperación; el crack financiero rápidamente mutó en una crisis general de grandes proporciones —la denominada Gran Recesión—; y, por si esto fuera poco, los gobiernos (y los responsables comunitarios) aplicaron políticas que han prolongado la crisis, acentuando sus efectos más negativos. Una de las consecuencias de todo ello ha sido la degradación de las condiciones de vida para la mayor parte de la población y, más concretamente, el aumento, hasta cotas desconocidas, de la desigualdad y la pobreza.

No entraré en los datos, pues son de sobra conocidos y reconocidos por tirios y troyanos (con la excepción de los grupos más recalcitrantes que viven en una urna de cristal, disfrutando de sus privilegios) y han quedado reflejados, por señalar algunos ejemplos, en los informes de Cáritas, Oxfam, la Organización Internacional del Trabajo y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

Ahora es más importante poner el acento en las transformaciones sistémicas y sistemáticas que han tenido lugar estos años, que están suponiendo una refundación del capitalismo y que también están alterando el modelo distributivo.

En estos años ha cuajado un relato sobre el origen de la crisis, sobre las políticas que hay que implementar para salir de la misma y sobre las buenas prácticas en materia de política económica que ponen en la picota al Estado y a lo público; relato envuelto en un lenguaje supuestamente inspirado en el sentido común: “Las cuentas públicas tienen que administrarse como las familias”; “El Estado no gasta lo que no tiene”. Todo ello, ha sido utilizado como una coartada para lanzar una ofensiva sin precedentes contra los estados de bienestar y las políticas redistributivas.

Se ha llevado a cabo una implacable acción política encaminada a socializar los costes de la crisis económica entre la mayoría social, protegiendo los intereses de los grandes acreedores y deudores, de las elites políticas y económicas y de las economías más ricas. Rotos los consensos y desbordados o eliminados los diques de contención institucional, emerge un capitalismo de naturaleza básicamente confiscatoria, crecientemente oligárquico y profundamente antidemocrático.

Los estados han sido colonizados por los grupos económicos. Hemos podido comprobar y padecer, como nunca antes, que las connivencias entre las elites políticas y económicas —puertas giratorias o espacios compartidos— es plena. La imagen icónica sobre la que pretendían sustentarse el proyecto comunitario y los estados de bienestar —el Estado como mediador y las instituciones como puente de los intereses enfrentados de las diferentes clases sociales— se ha desvanecido. ¿Redistribución? Sí, pero en beneficio de los poderosos, que han impuesto nuevas reglas del juego.

]]>
Fernando Luengo 2015-03-09 09:42:24
Espejos extraños - Los contextos de las izquierdas http://blogs.publico.es/espejos-extranos/2015/03/08/los-contextos-de-las-izquierdas/ Los países del sur de Europa sufren amenazas semejantes y enfrentan desafíos comunes, pero los contextos en los que tendrán que lidiar con tales amenazas y desafíos varían de país a país.

La mayor amenaza es la austeridad sin fin, el bienestar convertido en lujo de pocos, la indignidad y la precariedad impuestas a mayorías cada vez mayores, la corrupción como modo normal de hacer política, la financiarización de la vida, la democracia transformada en un espantajo vacío agitado por las cotizaciones de la bolsa para intimidar ciudadanos todavía no resignados. El desafío mayor, en tanto, es encontrar una salida que no sea un precipicio. Este es el mayor desafío que las izquierdas enfrentan desde 1919.

Y la gran dificultad es la siguiente: hace un siglo, las izquierdas se dividieron entre la opción socialista/comunista y la opción socialdemócrata. Hoy continúan divididas, pese a no haber condiciones para ninguna de las dos opciones. Lo que siempre las unió fue la lucha por una sociedad más justa y una vida digna para las grandes mayorías. Siendo más urgente que nunca el objetivo que las une, ¿será posible atenuar lo que las divide?

Me concentro ahora en la opción que en Europa resistió más: la socialdemocracia propuesta por los partidos socialistas. Pero siendo cierto que los partidos socialistas participan en cerca de la mitad de los gobiernos de la Unión Europea, ¿cómo se explica que la ortodoxia neoliberal, ferozmente antisocialdemócrata, domine tan ampliamente? Sin dar demasiado peso al pantano de mediocridad y corrupción en el que se ha convertido la política corriente, la razón reside en que hay partidos socialdemócratas pero no hay condiciones socialdemócratas. Si el capitalismo es en general antisocial, el capital financiero es lo más antisocial y es el que domina hoy, el pilar fundamental del neoliberalismo. Su naturaleza es además antidemocrática una vez que busca neutralizar o impedir todos los procesos de inclusión social por vía de la redistribución social y de políticas públicas, emergentes de conquistas democráticas.  El drama es que la ausencia de condiciones socialdemócratas afecta tanto a los partidos socialistas como a los partidos situados a su izquierda que aspiran a ser gobierno.

Todos estos partidos ponen en la agenda el ideario socialdemócrata: derechos sociales asentados en políticas públicas bien financiadas, en salud, educación y seguridad social; justicia fiscal; Estado democráticamente fuerte; justicia accesible, eficaz e independiente. Siendo así, lo que une a las izquierdas a corto plazo es la lucha por la refundación de las condiciones socialdemócratas. Para eso es urgente traer lo social y lo popular dentro de lo político como forma de defenderlo del asalto a mano armada por los mercados por parte del capital financiero.

Es aquí que los contextos divergen. En Grecia, el partido socialista (PASOK) está herido de muerte. Syriza y el pueblo griego tienen un crédito moral impresionante sobre los europeos del sur: un país periférico osó negociar en condiciones chocantemente desiguales en nombre de un pueblo que no quiere morir de austeridad. Y se prepara para hacerlo solo durante meses e incluso sirviendo de vacuna contra Podemos en España y el Sinn Fein en Irlanda, países donde la hidra financiera está concentrada. En España, Podemos pone en causa la propia distinción convencional entre izquierda y derecha como forma de hacer emerger una izquierda digna de ese nombre. Y probablemente tendrá éxito. En Portugal, el Partido Socialista (PS) puede ganar las próximas elecciones. Al contrario de lo que sucede en Grecia y en España, la izquierda no puede prescindir del PS ni el PS puede prescindir de la izquierda.

Antonio Costa, secretario general del PS, presentó en la reciente cumbre de The Economist en Cascais un documento importante sobre la creación de las condiciones socialdemócratas. No sorprende que no haya tenido eco. La derecha, que domina los medios de comunicación, ya presintió el peligro y está empeñada en neutralizar al PS en todo lo que la separe de ella. La estrategia es clara: convertir la devastación social de los últimos años en un acontecimiento digno de los alemanes; solo dar visibilidad a Antonio Costa en todo lo que haga del PS una no alternativa.

Y lo más grave es que la derecha está bien instalada dentro del PS, lista para boicotear al secretario general. Si él se da cuenta a tiempo, deberá incidir en lo social (desempleo, precariedad en el trabajo, deficiente salud pública, aumento de pobreza y de suicidios) como forma de dar credibilidad a lo político; decir sin equívocos que no quiere hombres de los mismos negocios de siempre en la presidencia de la República; no tener miedo de las palabras patria y soberanía cuando el país es ya un protectorado; dar espacio a las izquierdas, para que todos luchen por los votos de los portugueses ofendidos y maltratados por este Gobierno, en lugar de comerse unos a los otros; y mostrar con vehemencia que, al contrario de muchos que ocupan altos cargos, es un político honesto.

*Traducción de José Luis Exeni Rodríguez

]]>
Opinión 2015-03-08 08:00:17
El azar y la necesidad - ¿Quién juega con las encuestas? http://blogs.publico.es/el-azar-y-la-necesidad/2015/03/07/quien-juega-con-las-encuestas/ Las encuestas de intención de voto han dejado de ser una herramienta seria de testar la opinión pública para convertirse en un juego malabar difícil de seguir, entender o analizar. Las encuestas que publican los diferentes medios de comunicación están hechas a la medida de los intereses a los que están vinculados, y no se trata de una sospecha, si no de una certeza. El margen de error de las muestras con las que trabajan, alrededor del 2%, no da para un baile de cifras tan bestia entre unos y otros resultados. He de confesarles que me resulta difícil entender la razón que anima a estos tahúres de los datos, que juegan a hacerse trampas en el solitario.  Habrá quién tenga la ilusión de poder influir y alterar  la decisión de voto, todo ello a la luz de los resultados de un sondeo. Si es así,  esa ilusión le convierte en un iluso. Aceptando que las encuestas son  una arma política capaz de alterar el orden de las cosas, -y eso es mucho aceptar-, no creo que ningún experto pueda especular sobre la dirección en la que esa arma dispara.

Los últimos sondeos verificables  son los publicados antes de las elecciones europeas de mayo de 2014. El CIS, por ejemplo, les daba a los populares una horquilla entre 20 y 21 escaños, y se quedó en 16 tras perder dos millones y medio de votos. Los socialistas  se quedaron en 14 después que el sondeo les pronosticara entre 18 y 19. Podemos consiguió 5 tras pronosticarle 1, y Ciudadanos ni aparecía en las previsiones. Otros sondeos preelectorales, como los del País y el ABC iban en una misma línea.

Aun no ha pasado un año de las últimas elecciones, y la mayoría de los sondeos sobre intención de voto en unas elecciones generales coinciden en una cosa, la de un vuelco espectacular del actual sistema bipartidista. En lo que no coinciden, ni por asomo, es en la profundidad de ese cambio draconiano. En unos meses Podemos ha pasado de ser un partido testimonial a ser alternativa de poder, una alternativa de poder estadística, ya que no tenemos otra fuente de verificación. En las últimas semanas parece que Podemos pierde fuerza y que Ciudadanos sube sus expectativas. Todo ello según los sondeos. Y los partidos adaptan sus estrategias  a la luz de unos resultados que parecen surgir del capricho de una ruleta de la fortuna. O no. Tal vez alguien más perverso e inteligente que conoce los datos reales,  sabe que no hay peor sensación de fracaso que un éxito menor del esperado

]]>
Jaume Grau 2015-03-07 21:00:10
La pizarra de Yuri - Jovencitas con collar (electrónico) http://www.lapizarradeyuri.com/2015/03/03/jovencitas-con-collar-electronico/ Seguridades peligrosas.

Una de las muchas apps disponibles para mantener controlados a los niños.

Una de las muchas apps disponibles para mantener controlados a los niños (o a quien sea, o lo que sea) mediante seguimiento por GPS. Ante un atacante mínimamente sofisticado, la inmensa mayoría de estas apps y dispositivos pueden ser muchísimo más inseguros que no llevar nada en absoluto.

Parece ser que en algunos ámbitos se ha puesto de moda mantener controlados a los hijos no sólo a través del teléfono móvil, sino también mediante algunas apps o dispositivos análogos a los que se usan para saber la posición de los vehículos y cosas por el estilo (a veces disimulados en relojes, pulseras y demás.) Por ejemplo, este verano pasado, me invitaron a comer en una casa de campo. Entre los asistentes se contaba una pareja con una hija de esas a las que sus padres insisten militantemente en llamar niña pero algún degenerado podría pensar que a cualquier cosa le llaman niña en estos tiempos y que lástima de ser tan viejo porque… ehhh, nada. El caso es que sus padres resultaron ser del tipo pelín controlador y paranoico. Durante la sobremesa, ya con los cubatas, comentaron que como hoy en día pasan tantas cosas (aquí el arriba firmante, que se crió en un barrio medio chungo durante los años malos del caballo, suele reírse bastante cuando oye eso), le habían puesto a su hija una app en el teléfono móvil para tenerla localizada en todo momento.

Sin duda, el funcionamiento de la tal app es sencillo y eficaz. Desde cualquier ordenador o móvil o lo que sea accedes por Internet a un servidor seguro y, previa contraseña, mandas una señal al teléfono de la muchacha –vamos a dejarlo así–. Entonces, el teléfono activa su GPS y devuelve la posición, que sus papis (o, en caso de emergencia, la poli) pueden ver proyectada en Google Maps o donde mejor les parezca. Si además la muchacha sale de un área predefinida, se dispara una alarma automáticamente. Y todo por cuatro perras al mes. Simple, seguro y barato (las hay incluso gratuitas, pero a esta familia en particular les pareció mejor “contratar algo más serio”.)

Algún otro comensal observó que todo muy bonito, pero eso duraba hasta que el móvil se quedase sin batería, o se lo quitaran, o lo echaran a un cubo de agua, o cualquier otra de esas cosas que hacen los señores malos. O las chicas buenas cuando no quieren ser tan buenas, o estar tan controladas. Con expresión lastimera, los papis contestaron que ya, que habían estado mirando de ponerle un chip a la niña, pero que por lo visto esa tecnología no estaba disponible aún y esto era lo mejor que pudieron encontrar. Una pena. Esos científicos insensibles, que van a su rollo y no se preocupan de resolver los problemas verdaderamente importantes.

A mí, a esas alturas de la sobremesa, entre lo del chip, los dos gin-tonics que cargaba ya entre pecho y espalda, y que la muchacha llevaba el móvil en una de esas bolsitas tan cucas que se cuelgan del cuello y van rebotando sobre el bikini –vamos a expresarlo así también–, me dio por pensar en perros y collares, no sé por qué, señor juez, se lo juro. El alcohol y la caló, que me sientan mu malamente. Dejaré a psicólogos, pedagogos y demás expertos la opinión sobre si es muy bueno que una jovencita, en esos años críticos de su desarrollo mental, viva permanentemente al extremo de una correa electrónica que la une a sus padres como si fuera un cordón umbilical en vez de aprender a sacarse las castañas del fuego por sí misma. Tampoco me pareció de buena educación preguntarle a la muchacha si le habría molado ir chipeada como la Venus, que ladraba por allí cerca, o ya le bastaba con su collarcito digital.

Inhibidores de señal a la venta por Internet.

Inhibidores de señal a la venta por Internet. Arriba, un modelo sencillo capaz de perturbar las señales de telefonía móvil y GPS a una distancia eficaz de unos 10 metros; precio, 74,40 euros. Abajo, un modelo multibanda más sofisticado capaz de inhibir un amplio rango de señales hasta a unos 50 metros de distancia; precio, 557 euros. Gastos de envío incluidos. Pero no es preciso comprárselos hechos, como estos. Cualquier persona con conocimientos medios de electrónica y telecomunicaciones podría construirse uno más eficaz, más específico, menos detectable y notablemente más barato utilizando componentes comunes de fácil adquisición sin levantar sospecha alguna. Y, por supuesto, hacer cuantas pruebas quisiera hasta asegurarse de que funciona bien.

El caso es que en ese momento, con todo el calor que hacía, me dio un escalofrío. Sí, ya sé que debería haberme dado antes, pero es que los gin-tonics me ponen lento. O a lo mejor te piensas que soy un exagerado. O no sabes de qué demonios hablo.

Pero verás, es que si los papis en cuestión son un poco paranoias, yo para estas cosas soy un paranoico con diploma y carné. Y claro, de pronto me imaginé a esa nena tan jovencita y tan mona caminando por este mundo viejo mientras retransmite su posición a los cuatro vientos. Así de entrada, como concepto, no me pareció la mejor idea del mundo. A lo mejor, me dije, esa app va bien contra un tarado vulgar, aunque no sé yo si a estas alturas quedan tarados tan cutres como para no saber que lo primero que has de hacer al atacar a alguien es anular sus telecomunicaciones; en este caso, su teléfono móvil. Pero si hablamos de atacantes un poco más sofisticados, digamos una mafia dedicada a la trata o un tipo de los que encuentran placer en estos desafíos, yo consideraría muy seriamente la posibilidad de enviar una cesta por Navidad a las familias que tienen a bien retransmitir la posición de sus hijas a petición. ¿A ti no te gusta que te faciliten el trabajo o qué?

Lo primero que hice fue un par de preguntas, sólo para confirmar lo obvio: que ni papi, ni mami ni el resto de la parentela tenían la más puñetera idea de seguridad lógica, criptografía, fundamentos de guerra electrónica –sí, guerra electrónica, ¿o te crees que no tiene nada que ver con todo esto, y que no hay gente por ahí suelta que entiende un montón de eso?–, telecomunicaciones y demás. Habían contratado el producto como quien contrató preferentes, planes de pensiones o Soficos, por decir algo. Así que les pedí que me dejaran ver el ingenio de marras. Tuvieron que verme la cara de preocupación, porque accedieron al momento.

Para empezar, el teléfono. O sea, el terminal. Por supuesto, no estaba securizado en absoluto. Era un smartphone de serie, caro pero estándar. Nada impedía que la muchacha se descargase un troyano con el último salvapantallas de la Miley Cyrus. Nada impedía que alguien le instalase cualquier otra cosa al más mínimo descuido. Nada impedía darle el cambiazo a la app por otra retocada, por ejemplo para transmitir una copia de la posición a un servidor en el Uzbekistán o por ahí. Nada de nada. A pelo. Ya de por sí, esto sería un peligro incluso sin app localizadora, por mucho que todo el mundo vayamos igual. La primera, en la frente.

Así que saqué el ordenador portátil para echar un vistazo a la empresa proveedora y su servidor. Debo reconocer que tienen una web muy chula, muy pro, con testimonios de familias satisfechas y alguna famosilla del país. Pero la documentación técnica brillaba por su ausencia, en lo que podía ser un ejemplo de seguridad mediante la oscuridad, de saber que tus clientes no van a entender ni palabra o de simple desidia. Lo único que pude ver, así a bote pronto, es que utilizaban un protocolo de seguridad TLS para conectarse con el servidor. Pero por lo demás, no había ninguna forma de saber si ese invento era más o menos seguro o no. Sin embargo, más tarde, rebuscando por esos sitios de Internet en los que no hay que mirar, descubrí que los servidores de esta empresa en particular (en realidad, de sus proveedores) habían sido crackeados varias veces. La segunda, en los morros.

Y luego estaba la seguridad de la contraseña. Por lo que pude deducir, la tenían los papis; el tío J. y padrino de la muchacha, que entiende más de esas cosas; un amigo de la familia que es policía, por si acaso; el de la tienda de informática que les arregló el ordenador, porque se la dieron para asegurarse de que podían conectar bien; y además estaba apuntada en casa en una libretita para caso de necesidad (¿cuál?). Eso, que recordasen así en ese momento. Este que te escribe, al que le da un tic cada vez que tiene que compartir una contraseña y la cambia inmediatamente a continuación aunque me la hubiese pedido mi difunto señor padre en persona, empezó a sudar frío. La tercera, en los h*evos.

Intenté explicarles, suavemente, que según mi opinión se habían equivocado. Que ya de por sí, a mí me desagradaría la idea de que una hija mía fuese por ahí con un dispositivo localizador al que cualquiera puede instalar cualquier cosa. Y ojo: esto lo dice uno que piensa que esas mamarrachadas que salen por la tele de que los críos de la era digital no deben tener móvil o no hay que dejarles el ordenador en su cuarto son solemnes estupideces. Si no has sido capaz de educar a tus criaturas para que sepan hasta dónde pueden llegar y dónde no, entonces dejarles sin móvil o plantar el ordenador en medio de la salita de estar no lo arreglará y de hecho sólo les incitará a actuar a escondidas. Que parece que en esta Europa viejuna ya nos hayamos olvidado todos de cómo era ser joven, demonios. Además, a mi personal modo de ver, sustituir educación por control, aislamiento y censura es una idea francamente idiota que hace que luego, cuando se dan de bruces con el mundo real, se peguen unos mamporros de envergadura. A veces, mamporros de los que cuestan la vida.

Sin embargo, una cosa es eso y otra proveerles con localizadores GPS que rara vez van a utilizar y cualquiera puede hackear (si van a ir al monte, con riesgo de perderse, yo sería el primero en darles uno y de los buenos; pero para moverse por el barrio o ir a la discoteca light los findes no creo que les haga mucha falta.)  Y mucho más grave se me antoja confiar su seguridad a un sistema tan frágil. Las señales de telefonía celular y GPS son muy débiles, muy sencillas de perturbar. Internet y lo que no es Internet están llenos de toda clase de inhibidores de señal a la venta, y aunque no lo estuvieran, cualquiera puede conseguir un esquema y montárselo en casa. Sí, el famoso señor simpático de la furgoneta donde regalan chuches puede llevar un inhibidor portátil conectado a la batería por unos quinientos euros. Si sabe algo de electrónica y se da buena maña con el soldador, menos de cien.

Funcionamiento básico de un "spoofer" de GPS.

Funcionamiento básico de un “spoofer” de GPS. Tanto el receptor legítimo (por ejemplo, tu móvil, o el de tus hijos) como el “spoofer” reciben las mismas señales procedentes de los satélites GPS. Pero entonces el “spoofer” recalcula los datos de radionavegación y emite una señal adicional de corto alcance dirigida a tu terminal legítimo, que no tiene ninguna manera de distinguirla de las auténticas. Como resultado, tu terminal combina todas ellas y cree estar (o permanecer) en un lugar distinto al que se encuentra realmente. Esta es la “fórmula básica”; por supuesto, se puede complicar tanto como quieras y sepas, incluyendo el uso de señales maliciosas altamente direccionales dirigidas a un receptor en particular que no son captadas en ningún otro punto de los alrededores. Utilizado con habilidad, el “spoofing” de GPS puede dar lugar a engaños realmente sofisticados mientras “todo parece estar en orden.” Imagen original: Laboratorio de Radionavegación de la Universidad de Texas.

Y si sabe algo más de guerra electrónica y está dispuesto a gastarse un poquito más de dinero, puede diseñar muy fácilmente ataques muchísimo más sofisticados que la mera y burda inhibición de señal, y que yo me quedo más tranquilo no detallando aquí. Me limitaré a enumerar tres que por sobradamente conocidos en el mundillo, nadie con un interés en estas cuestiones puede ignorar: spoofing de GPS (engaña al receptor haciéndole creer sutilmente que está en un sitio distinto al que está realmente), captura de la IMSI mediante una falsa estación base (un tipo de ataque del hombre intermedio) y la simple manipulación del terminal para cargarle código malicioso que te comenté antes. Ya si eso tú profundizas más y tal.


Video explicando (en inglés, me temo) cómo un grupo de estudiantes de la Universidad de Austin en Texas lograron engañar al sofisticado piloto automático de un yate de ochenta millones de dólares, mediante spoofing de sus receptores GPS, obligándole a seguir la ruta que quisieron. Los sistemas de protección de a bordo no fueron capaces de detectarlo. Esta técnica, evidentemente, también se puede utilizar a la inversa para hacer creer al receptor GPS que está en un sitio distinto al que está realmente, y transmitirlo tal cual, sin disparar así ninguna alarma. Video: Escuela Cockrell de Ingeniería, Universidad de Texas en Austin. Aquí tienes otro estudio de la Universidad de Cornell planteando ataques mucho más sofisticados hace ya más de 6 años. Por cierto: este es uno de los motivos por los que el GPS está prohibido como medio de navegación primario en los aviones comerciales.
 

Cualquiera que piense que estos sistemas son seguros debe tener un concepto de la seguridad bastante distinto al mío. No, por supuesto que esto no es seguro, excepto frente a los atacantes más burdos, gente a la que habría que considerarles la atenuante de deficiencia mental o burricie en general. Todos los sistemas de seguridad personal individual basados en algo tan frágil como una señal de telefonía celular, una señal GPS, un terminal de fácil acceso y manipulación o un cifrado incierto son intrínsecamente inseguros y susceptibles de supresión o engaño justo cuando más necesarios serían. En algunas de sus implementaciones, son aún peores que ir en cueros, porque generan una sensación de falsa seguridad: lo que se viene a llamar el problema del antídoto contra el veneno de serpientes. ¿Y esto qué es?

Una mamba negra (Dendroaspis polylepis.)

Una mamba negra (Dendroaspis polylepis.) En los lugares donde esta clase de animalitos son endémicos, suele ser común encontrar charlatanes vendiendo a los incautos supuestos antídotos populares contra su veneno. Por supuesto estos falsos antídotos, a menudo fuertes licores herbales, no tienen absolutamente nada que hacer frente a los potentísimos cócteles de neurotoxinas que se encuentran en el veneno de tales especies. Pero por otra parte, el falso antídoto en sí es básicamente inocuo e incapaz de provocar nada mucho más grave que una borrachera o una diarrea. Entonces, ¿por qué resultan peligrosos? Sencillo: porque quien cree ir protegido con un antídoto, con el tiempo, tiende a asumir más riesgos o tomar menos precauciones. Hasta el día en que se encuentra con la mamba de verdad, claro.

Verás. En ciertas regiones donde las serpientes venenosas son endémicas, no era raro encontrar vendedores de toda clase de remedios y antídotos populares contra su picadura, a menudo más baratos y accesibles que los antisueros de las pérfidas compañías farmacéuticas. Estos antídotos caseros, normalmente alguna bebida de alta graduación alcohólica a la que le echan algunas hierbas y cosas así, tienen una cosa buena: lo peor que te pueden provocar es una curda, o como mucho una gastroenteritis, según hayan sido elaborados. Pero por lo demás, básicamente no hacen nada. Un copazo de licor de hierbas no tiene ninguna utilidad real contra el veneno de esos animalitos, algunos de ellos potentísimos cócteles de toxinas que parecen recién salidas de un laboratorio militar de alta tecnología. Mamá Naturaleza, que tiene sus manías, y su hija Evolución ni te cuento.

En esos mismos lugares se decía de viejo que los incautos que confiaban en tales remedios solían acabar muertos más a menudo que quienes pasaban de ellos y se adentraban en la selva a pulso. ¿Pero no hemos quedado en que no hacen nada, ni bueno ni malo? Bueno, es que el falso antídoto no tendrá ningún efecto, pero hace que te envalentones y te confíes. Las personas que creen ir protegidas suelen aceptar más riesgos y bajar la guardia tarde o temprano, porque ir en alerta todo el tiempo resulta agotador. Y bajar la guardia en un sitio donde puede haber mambas negras, taipanes del interior o kraits con bandas es una muy, muy, muy mala idea. Tan mala como creer que un chaleco antibalas te protegerá de las ametralladoras de un helicóptero de asalto, o cosa parecida.

Pues con la seguridad electrónica pasa lo mismo. Un mal sistema de seguridad que crees bueno pero no lo es, es peor que ninguno en absoluto. Porque si no tienes ninguno, sabes que vas en bolas y a poco que seas una persona mínimamente sensata ya te cuidas tú de no meterte en fregados que no puedas resolver. Pero si crees que vas a cubierto, que si pasa algo vendrá la caballería a rescatarte, es muy posible que acabes asumiendo más riesgos de los que deberías. Uno se acostumbra a la seguridad real o percibida, como a todo. Y si entonces va y resulta que los malos traen un inhibidor de quinientos pavos, o un spoofer de GPS, o tu terminal ya había sido discretamente manipulado, y sólo con cualquiera de esas cosas todo tu sistema de seguridad queda totalmente patas arriba… ya puedes ir encomendándote a tu dios favorito, porque en un ratito vas a tener la oportunidad de charlar con Él, o Ella, o Ello, o Nada, o lo que sea.

A los papis no les gustó mucho mi opinión. Me preguntaron si, entonces, sería mejor comprarle uno de esos que van camuflados en un reloj, una pulsera o en la ropa en vez del teléfono móvil. Les contesté que hombre, que igual no cantaba tanto a simple vista, pero que todos ellos funcionan igual: mediante telefonía celular y GPS, y que derrotado uno, derrotados todos. Incluso el chip ese que les habría gustado ponerle a la niña si hubiese estado disponible. Y que las alternativas, los sistemas dedicados de alta seguridad, son muy caras, relativamente aparatosas, requieren atención especializada constante y rara vez están disponibles para el público generalista. Esto último no les gustó nada.

No sé si me hicieron caso o la muchacha sigue por ahí con su collar electrónico. Supongo que no es asunto mío, pero me quedé mosca. A decir verdad, me dio pena, qué le vamos a hacer. Por suerte, aquí casi nunca pasa nada. Casi.

]]>
Yuri 2015-03-03 04:00:03
Principia Marsupia - Hablamos demasiado de Putin. ¿Qué quiere la gente de Donetsk? http://www.principiamarsupia.com/2015/02/27/hablamos-demasiado-de-putin-que-quiere-la-gente-de-donetsk/ Alberto Sicilia / DONETSK y SLAVYANSK

Donetsk el 16 de febrero durante las pocas horas de tranquilidad que hubo tras semanas de bombardeos (Fotografía: A.S.)

Donetsk el 16 de febrero durante las pocas horas de tranquilidad que hubo tras semanas de bombardeos (Fotografía: A.S.)

“En un minuto viene mi amigo Dima. Él es muy pro-Kiev, así que a partir de ahora mejor no hablamos de política”, dice con una sonrisa Viktor.

“Ten cuidado con Viktor, quiere ser más ruso que Putin”, suelta entre carcajadas Dima nada más llegar. Ambos se funden en un abrazo.

Dima y Viktor rondan la cuarentena, son amigos desde el colegio y viven en Slavyansk, la localidad al norte de Donetsk que durante la primavera se convirtió en la capital del alzamiento prorruso.

A dos manzanas de la cafetería donde estamos se encontraba el cuartel general de las “Milicias Populares del Donbass” dirigidas por el “Comandante Strelkov” [Igor Girkin]. Slavyansk estuvo en control de los prorrusos hasta principios de julio, cuando fue retomada por el ejército ucraniano. Strelkov y sus hombres se retiraron a Donetsk.

Dima se fue a Odessa cuando los prorrusos controlaban Slavyansk. Viktor se quedó aquí y participó en la creación de nuevos órganos de administración civil. “Fui muy feliz aquellas semanas”, recuerda. “La ciudad estaba llena de banderas de Rusia, el país al que el Donbass pertenece”.

En el conflicto del Este de Ucrania, casi siempre ponemos el foco sobre Putin o sobre Occidente. Y es evidente que las influencias externas son muy importantes en lo que está sucediendo.

Pero creo que se olvida a menudo la cuestión más importante: ¿qué dice la gente que vive en el Donbass? ¿Se sienten ucranianos? ¿Se sienten rusos? ¿Qué futuro quieren para su región?

Yo no tengo una respuesta definitiva a estas preguntas. Lo que puedo contaros son algunas conclusiones después de hablar con bastantes personas en esta zona que he visitado durante el último año.

1) Hay mucha gente en Donetsk que se siente rusa

Entre las personas mayores de 40 años en Donetsk, es casi imposible encontrar a alguien que no tenga padres o familiares en Rusia.

“Nos obligan a una elección imposible: o Kiev o Moscú. ¡Es absurdo! Mi madre era una profesora que nació en Kiev. Mi padre un soldado que nació en Vladivostok. Se conocieron en Donetsk, donde nací yo. Que exista una frontera entre Ucrania y Rusia no tiene ningún sentido”, explica Viktor.

La mayoría de las personas que conocí en Donetsk antes de la guerra viven ahora como refugiados… en Rusia. Evidentemente, ellos no consideran la intervención rusa en el conflicto como “una agresión” sino “la defensa a su gente”.

2) La gente pro-Kiev de Donetsk está sufriendo persecución política por sus ideas.

Todas las personas pro-Kiev que conocía en Donetsk han huido de la ciudad. Algunos tras recibir una paliza por intentar organizar una manifestación en la ciudad. Un profesor de la Universidad que conocía fue arrestado y no se sabe nada de él desde hace meses.

En el edificio de la Administración de la República de Donetsk hay varios carteles con las fotos, los teléfonos y la dirección de jóvenes activistas pro-Kiev con el texto “Traidores a la patria. Eliminación inmediata”.

3) La gente prorrusa en la zona del Donbass controlada por Kiev está sufriendo persecución política por sus ideas.

Pasé varias semanas en Slavyansk cuando estaba controlada por los prorrusos. Conocí a mucha gente que quería la independencia del Donbass o la anexión a Rusia.

Excepto Viktor, no he conseguido que ninguno de ellos hable ahora de política. “Lo siento, Alberto. Tengo miedo a perder mi trabajo como les ha ocurrido a otros colegas. Este es un lugar pequeño y todos saben que yo trabajé para la administración prorrusa. Ahora tengo que pasar lo más desapercibido posible”, me decía uno de ellos.

4) No se trata de un “conflicto étnico”. Hay muchas familias divididas.

Me sorprende la cantidad de artículos en los que leo “conflicto entre las étnias rusa y ucraniana”. No conozco a nadie en Donetsk que haga esa distinción.

De hecho, hay muchas familias divididas por el conflicto. Uno de los momentos más tristes que he vivido en Slavyansk ha sido ver cómo uno de mis mejores amigos y su hermano acababan a puñetazos una discusión de sobremesa. Delante de sus padres, sus mujeres y sus hijos.

5) Hay mucha gente que “pasa” de la política y lo único que quiere es una vida normal.

“¿Ser parte de Ucrania? Bien. ¿Ser parte de Rusia? Bien. ¿Ser un país independiente? Bien. Lo que sea, pero que deje de morir gente. Lo que sea por volver a tener trabajo y ver crecer a mis críos en mi ciudad”, me decía Sacha, uno de los pocos comerciantes que mantienen abierto su puesto en el Mercado Central de Donetsk.

En conclusión, me parece que a menudo ponemos el foco sobre los factores externos del conflicto: qué dicen y qué intereses tienen Putin, Obama o Merkel. Está claro que es un asunto esencial en este conflicto, pero creo que nos olvidamos de los más importante: ¿qué dice y qué quiere la gente del Donbass?

NOTA: Iré colocando todos los post que escriba desde el Este de Ucrania en este enlace.


The post Hablamos demasiado de Putin. ¿Qué quiere la gente de Donetsk? appeared first on Principia Marsupia.

]]>
alberto 2015-02-27 12:14:11
O es pecado... o engorda - Un trago amargo http://blogs.publico.es/nekane/2015/02/27/un-trago-amargo/ Espero que no hayais pasado por la experiencia de encontrar un rastro de hiel en la carne. Entonces entendereis la expresión de “amargo como la hiel” en toda su extensión. De todos, el amargo es el sabor más desagradable. Detectado por las papilas gustativas que están más al fondo de la lengua, tarda además demasiado en desaparecer. Ahora nuestro cerebro lo relaciona casi exclusivamente con el sabor de las medicinas pero, en origen, se considera que fue un elemento de alerta respecto de los venenos. En las almendras amargas tenemos el mejor ejemplo: contienen cianuro y tan sólo veinte podrían causar la muerte.  Por suerte su sabor es tan desagradable que no hay riesgo de confusión.

A pesar de ello, hay un licor muy apreciado por los italianos, el Amaretto, que recoge todo el amargor de este fruto en una curiosa combinación con la dulzura de los albaricoques.  Dicen que lo inventó una mujer enamorada y que es afrodisiaco. Me temo que nunca voy a tomar lo suficiente para comprobarlo a pesar de que puede ser un complemento perfecto, por ejemplo, de un helado como postre.vermut

Hay muchos alimentos de nuestra dieta diaria que tienen un fondo acre: el café, la escarola, la berenjena… Les buscamos trucos para suavizarlo y en paz. Las cosas deliberadamente amargas eran cosas de conventos y farmacia. La quinina, por ejemplo, se ha utilizado siempre contra la malaria. Magnífico argumento esgrimido durante años por los británicos para ponerse morados de gin tonic en las colonias.

Pero la más popular bebida alcohólica amarga, la más universal es, con todo merecimiento,  la cerveza, gracias a su contenido en lúpulo. El placer con el que la gente bebe una cerveza fría, sobre todo en un día de calor, es el mejor reclamo. El primer acercamiento a esta bebida provoca siempre un cierto rechazo. Primero hay que repetir para aprender a disfrutarla y luego hay que repetir para seguirla disfrutando.

Curiosamente hay una verdadera colección de bebidas amargas y casi todas se disfrutan a la hora del aperitivo. Tiene su razón de ser: son estimulantes y abren el apetito. Luego el pincho de tortilla, las aceitunas, las patatas fritas o los berberechos, acaban cerrándolo.

Casi todas tienen el vino como base y las hierbas, los frutos y las especias como signo distintivo: el Amer Picon y el Campari, se hacen con pieles de naranja y genciana y quinina y, en el caso del segundo, hasta con 68 hierbas diferentes. El Fernet Branca utiliza 27, pero incluye raíces y flores en la maceración. El Bitter utiliza 20, entre ellos, canela,  sándalo y nuez moscada, además de la naranja y la genciana. Pero sobre las fórmulas exactas de la mayor parte de estas bebidas hay tanto secreto como sobre la de la Cocacola.

Pero sin duda el rey de los aperitivos, con su toque amargo y exótico, el elemento indispensable de dos de los más clásicos cócteles, el Martini y el Manhattan, es el vermut. Una épocas más, otras menos, pero nunca ha dejado de beberse. Incluso ha dado nombre a algunas costumbres arraigadas como las “sesiones de vermút”  -los bailes mañaneros en las fiestas de algunos pueblos- o como el “quedar para el vermut” los placenteros mediodías de domingo.

No puede negarse que hay un resurgimiento del vermut y, como no podía ser menos, con todo el aire foodie, gastropijo o simplemente evolucionado que acompaña a los tiempos. Antes había vermut con un poco de soda, con aceituna, con naranja o limón, con un baño de sifón y, para los más aguerridos, con un bautismo de ginebra. O un vermut de taberna tradicional, de grifo, con gusto a granel  y a artesanía. Ahora la gente sabe que hay muchas más marcas que el Martini y el Cinzano de costumbre y que muchas de ellas son españolas, que entre los componentes hay elementos que suenan tan bien como el díctamo de Creta o la raíz de lirio, que hay cartas de vermut en función de su tiempo de maceración o de los ingredientes especiales que lo aromatizan. Podeis encontrar incluso recetas para hacerlo en casa.

La bebida que se creó –dicen- para ocultar el sabor de un mal vino ahora está de moda y eso significa más variedad y mayor esmero. Pues a disfrutarlo.

]]>
Nekane Goñi 2015-02-27 11:07:18
Economía para pobres - La Unión Europea nunca rescató a los griegos http://blogs.publico.es/economia-para-pobres/2015/02/20/la-union-europea-nunca-rescato-a-los-griegos/ Por Alberto Garzón y Eduardo Garzón

Cuando estuvimos en Atenas, hace un mes y coincidiendo con el triunfo electoral de Syriza, no vimos por ninguna parte a ciudadanos rescatados por la Unión Europea. Tampoco rescatados por España, sobra decir. El hambre, la pobreza o la privación era lo que uno efectivamente podía ver en las calles. Y, desde luego, no es esa la estampa que uno imagina cuando se habla de sujetos rescatados. Uno espera que al menos los rescatados puedan sobrevivir con holgura. Sin embargo, los que vimos, a duras penas. Entonces, ¿qué ha pasado en Grecia en estos años?

Corría el año 2009. La fiesta de la especulación, la corrupción y el clientelismo había disparado hasta el 127% la deuda pública griega. Los responsables políticos de organizar aquella fiesta, Nueva Democracia y PASOK, se repartían entonces la mayoría de escaños y el 77% de los votos. Una desconocida Syriza apenas llegaba al 5%. Aquel bipartidismo griego se sentía seguro, puesto que Nueva Democracia era la aliada natural de la CDU de Merkel y del PP de Rajoy, mientras que PASOK era el aliado natural del SPD alemán y del PSOE español. Los gobiernos de Alemania, España y Grecia, unidos por la afiliación ideológica.

En aquel año de 2009, ningún Estado europeo tenía en su posesión deuda pública griega. Toda la deuda griega era de naturaleza privada. En concreto, los bancos franceses y alemanes habían comprado títulos públicos griegos por el valor astronómico de 183.200 millones de euros. Los bancos españoles habían invertido mucho menos, unos 2.000 millones de euros. En ese mar de tranquilidad, la prima de riesgo aún era desconocida.

Sin embargo, todo iba a cambiar en los meses posteriores. En cuanto el primer ministro griego –del PASOK- reconoció que habían hecho trampas contables –los de ND- para disimular el verdadero déficit, se disparó el miedo entre los inversionistas privados. Éstos comenzaron a deshacerse de los títulos de deuda pública griega por el miedo a no poder recuperar el dinero prestado. Esta dinámica generalizada –con un impasible Banco Central Europeo- tuvo como consecuencia que la prima de riesgo iniciara una intensa senda ascendente que alcanzaría su máximo en marzo de 2012.

El aumento de la prima de riesgo fue de tal cuantía que al estado griego no le quedó más remedio que pedir ayuda. Así llegó el primer acuerdo propuesto por la Comisión Europea, secundado por el Fondo Monetario Institucional, el presidente del BCE y la canciller alemana. La troika había nacido. Llegaban así los primeros préstamos, siempre condicionados a la ejecución de recortes en gasto público y otras reformas estructurales de carácter neoliberal. Mientras tanto, los bancos europeos se iban desprendiendo sigilosamente de sus títulos griegos. Los bancos alemanes y franceses que habían prestado al bipartidismo griego querían ahora quitarse de en medio. ¡Nadie quería tener deuda pública griega!

Unos meses más tarde el Banco Central Europeo vino al rescate. El BCE realizó una compra masiva de bonos griegos a muchos bancos europeos, que estaban deseando deshacerse de ese enorme riesgo. ¡Les hizo un favor! Si Grecia no pagaba, le hubiera tocado hacerlo a los bancos alemanes y franceses. ¡Mucho mejor que el riesgo lo tuviera el BCE!

Para mayor suerte para los bancos, unos meses más tarde se aprobó la creación del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera. Se trataba de un mecanismo temporal que se utilizaría para financiar al Estado griego a precios levemente inferiores a los de mercado, utilizando para ello las garantías del resto de Estados miembros. Eso significaba que los inversores internacionales podían prestar ahora a Grecia sin peligro: si todo iba bien, ellos cobraban; si iba mal y el bipartidismo griego no podía pagar, entonces varios Estados europeos se harían cargo del coste.

Como consecuencia de esos acuerdos, durante este periodo de tiempo se fue trasladando el riesgo de impago griego desde los bancos hacia los Estados europeos. Ya en 2010 se puso de manifiesto que Grecia no podría pagar su deuda y que tarde o temprano debería reestructurarla, pero la Troika decidió ganar tiempo. Tiempo para que los bancos europeos pudiesen ir deshaciéndose de los títulos de deuda pública al mismo tiempo que los Estados europeos y el BCE pasaban a ser propietarios de los mismos. Así las cosas, cuando se hizo finalmente la reestructuración de la deuda pública, en abril de 2012 (¡dos años más tarde!), buena parte de los bancos europeos no perdieron nada porque ya se habían retirado del negocio.

Desde aquella reestructuración se ha seguido sucediendo el mismo fenómeno: retirada de los acreedores privados (en su inmensa mayoría bancos) e incorporación de los Estados Europeos a través del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, del Banco Central Europeo y de los préstamos bilaterales. Tal es así que, en octubre de 2014, la inmensa mayoría del riesgo de impago corresponde ya a los Estados europeos. A día de hoy, los bancos europeos apenas tienen exposición.

bancos_grecia

¡Qué paradoja! A pesar de que fueron los bancos privados quienes realizaron malas inversiones al prestar dinero a un agente económico que más tarde se declaró insolvente, como Grecia, hoy día son los contribuyentes del resto de economías europeas los que corremos el riesgo de un impago de la deuda pública griega. A día de hoy, los contribuyentes españoles tenemos una exposición a la deuda pública griega de más de 27.000 millones de euros. Es mucho, pero en realidad se trata de una cantidad siete veces inferior a la exposición que tenían en diciembre de 2009 los bancos alemanes y franceses.

Pero encima son los caraduras del bipartidismo, alemán o español, los que nos insisten en “nuestros” riesgos. Son los aliados del bipartidismo español y alemán, PASOK y ND, los que hundieron a los griegos en las malas decisiones y en la deuda. Y fueron los bancos del bipartidismo quienes se arriesgaron prestando. ¿Alguien se explica por qué tenemos que pagar los de siempre, los parias de la tierra? ¿Acaso el pueblo griego tiene culpa de los excesos de su bipartidismo, que está más cerca de Merkel y de Rajoy que de ellos y de nosotros?

]]> Alberto Garzón 2015-02-20 12:57:19 Por encima de nuestras posibilidades - 21 F: Conquistar el presente para transformar el futuro http://blogs.publico.es/por-encima-de-nuestras-posibilidades/2015/02/20/21-f-conquistar-el-presente-para-transformar-el-futuro/ Por Sara Porras y Jorge García Castaño

Son ya más de veinte años del gobierno del Partido Popular en Madrid. Veinte años de saqueo, de radiales, de grandes operaciones urbanísticas, de pérdida de derechos… veinte años de gobiernos que nunca supieron estar a la altura de las gentes de una comunidad que, lejos de resignarse, tomó las calles, tomó las plazas y los centros de trabajo y salió a defender lo público —porque defender lo público es defender aquello que nos iguala—.

Frente a este gobierno de hombres y mujeres grises que pretendieron hacer de nuestra región su cortijo, hay un pueblo valiente y solidario que ha sido ejemplo no sólo de resistencias si no sobre todo de victorias.

Desde aquel movimiento vecinal que en los años 70 y 80 se arremangaron las camisas y construyeron sus barrios dotándolos de equipamientos, viviendas sociales y servicios públicos, las gentes de Madrid no han parado de demostrar la capacidad imparable que tenemos cuando actuamos unidos. Y así, rebelándose contra la rutina y los discursos que querían hacernos creer que no hay más patria que los intereses económicos, fueron fraguándose las redes de solidaridad entre aquellas y aquellos que no tenemos más que nuestras manos y nuestros trabajos para sobrevivir.

Madrid nunca fue el escaparate olímpico en el que unos gobiernos crueles quisieron convertirnos, Madrid fue la patria grande de la dignidad. Testigo de calles llenas de alegría que en las que aprendimos a reconocernos y supimos comprender que cuando todo parece perdido sólo podemos vencer. Y así paramos el expolio de nuestra sanidad y del Canal de Isabel II. Denunciamos la tangentópolis que tiene en Bankia el epicentro de todas las corrupciones, demostrando la connivencia de una clase empresarial que encontró en esos gobiernos al cómplice necesario de su gran estafa.

Un movimiento estudiantil y una marea verde que nos recordó que la educación nos iguala a todas y que el conocimiento sólo es tal cuando es compartido. Desde el campamento de Sintel hasta el campamento Coca-cola y las trabajadoras y trabajadores de Airbus a los que no pudieron amedrentar porque estaban peleando por sus propias vidas.

Denunciamos también e hicimos efectivo el derecho a una vivienda digna donde las vecinas y vecinos tuvieron claro que frente a los fondos buitre existe la esperanza de justicia y el anhelo de saberse compañeras en mitad de la tormenta.

Porque si algo han demostrado las gentes de Madrid es la fuerte convicción de que los derechos nunca se conquistaron en los parlamentos si no en las calles y así los y las trabajadoras de Telemadrid hicieron acopio de integridad y valentía, porque un pueblo desinformado es un pueblo preso de las manipulaciones y pelearon por una televisión pública al servicio de la mayoría social.

Todo este recorrido, todas estas luchas compartidas, constituyen nuestro mejor patrimonio, un legado del que sentirse orgullosas y por el que merece la pena arriesgarse. Es el momento, por tanto, de conseguir llevar a las instituciones esta marea imparable.

Sabemos que nos enfrentamos a un bloque compacto de intereses económicos, que nos enfrentamos al gobierno de la Omertá y que el camino no será fácil. Pero sabemos que la historia la escriben los pueblos y cuando la voluntad es unitaria no hay fuerza, por muy poderosa que esta sea, que pueda pararlo.

Este sábado puede ser el inicio del camino que nos lleve a transformar toda esa indignación en una alternativa capaz de ganar y solvente para gobernar. Este sábado estamos todas convocadas a una gran asamblea ciudadana que comience a sentar las bases de esa nueva alternativa. No surgimos de la nada, surgimos de esa parte de la historia que fuimos construyendo desde cada rincón de cada barrio.

Los tiempos son llegados. Ahora, cuando todo se resquebraja, surgimos con mucha más fuerza, porque el futuro es nuestro si somos capaces de trabajar unidas, como hemos venido haciéndolo. Porque no podemos permitirnos no hacer todo lo que esté en nuestras manos para conseguir que las instituciones se pongan a trabajar al servicio de su ciudadanía.

Este sábado, a las 12:00 de la mañana es el comienzo de un esperanza para el presente y para este trabajo estamos todas y todos convocados, porque el camino será difícil pero si vamos juntas y juntos podremos conseguirlo.

]]>
por-encima-de-nuestras-posibilidades 2015-02-20 11:35:24
Recuperar el presente - El momento de la osadía http://blogs.publico.es/recuperar-el-presente/2015/02/20/el-momento-de-la-osadia/ Entrevistas de Orencio Osuna a Pablo Iglesias, Ada Colau, Alberto Garzón y David Fernánez

iglesias-nega-portada

Ver en la Tienda

Juan Tortosa
Periodista

Son cuatro políticos cuyo nombre, y cuyas caras, apenas nadie conocía a comienzos de 2013.  Ninguno de ellos vivió bajo la dictadura ni votó la Constitución, y alguno ni siquiera había nacido cuando el intento de golpe del 23F o el referéndum de la OTAN.  La media de edad de estos cuatro “jóvenes, aunque sobradamente preparados” políticos que en poco tiempo han convulsionado el panorama político español es de 35 años. Momentum.

Orencio Osuna, veterano luchador antifranquista, curtido en los cuadros del PSUC durante la década de los setenta, intuyó el 15M de 2011 que lo que allí estaba naciendo no era precisamente una broma y decidió refrescar sus experiencias de décadas atrás de la manera más provechosa posible: dedicándose a entrevistar a los cabezas visibles de aquella prometedora movida, todos ellos treinta años menores que él, y publicándolas en diarios como “Nueva Tribuna” o “Público”. Bordó tres decenas de memorables encuentros periodísticos y todas esas conversaciones quedarán para la historia. Momentum.

Ada, Alberto, David y Pablo fueron cuatro de los muchos entrevistados por Orencio. Cuatro protagonistas indiscutibles de uno de los momentos más interesantes que vive este país desde hace mucho tiempo. Mentes ágiles, cultas y militantes. Jóvenes que en su momento decidieron, dos de ellos desde Catalunya, uno en Málaga y otro en Madrid pedir carta, dar un paso al frente y convertirse en las caras visibles de la denuncia y la lucha por poner en marcha otra manera de hacer las cosas. Momentum.

Si no haces política te la hacen, el miedo tiene que cambiar de bando, las cosas se pueden hacer de otra manera… Con frases como estas como bandera, las gentes a quienes representan Ada, Alberto, David y Pablo (muchos más de los que algunos piensan) llevan ya tiempo pegándole un meneo tan serio a este país que no están dejando títere con cabeza: Convulsión en los partidos, relevos en las grandes empresas y en la banca, abdicación del monarca… El porqué ha ocurrido lo que ha ocurrido se entiende mejor cuando leemos las conversaciones que estos cuatro jóvenes mantuvieron, a lo largo de 2014, con Orencio Osuna. Momentum.

Momentum quiere decir “intensidad de una dinámica social que supera las distintas fases de resistencia, y se encamina hacia un objetivo deseado”. Parece que en esas estamos. Quizás por ello Orencio ha elegido ese título a la hora de convertir en libro cuatro entrevistas que pueden perfectamente quedar para la historia como un auténtico referente. Un libro de consulta que despeja muchas incógnitas, invita a reflexionar y señala caminos por los que sin duda acabará transcurriendo, más pronto que tarde,  la política en nuestro país. Momentum.

Hay dos guindas que redondean el carácter didáctico y nutritivo del libro: una es el prólogo que ha escrito Enric Juliana, y otra el epílogo de Juan Carlos Monedero. Un periodista y un intelectual de la generación anterior a los protagonistas, que ayudan a entender tanto lo que piensan los entrevistados como la importancia que tiene que cuatro personas de su envergadura hayan coincidido en el tiempo, se complementen tan bien y sirvan para simbolizar toda una generación que, contra lo que quizás algunos pensaban de  ellos (vagos, perroflautas, frikis…) y otros deseaban (que se fueran al extranjero a buscarse la vida) decidieron en su momento no solo quedarse aquí sino poner su tiempo, su esfuerzo y su formación al servicio de la lucha por cambiar las cosas. Momentum.

“ Si de repente existiese en España –le cuenta Pablo Iglesias a Osuna- una nueva fuerza política gobernando o una nueva fuerza de oposición que rompa con el modelo de la gran coalición, si llegamos a una situación equivalente a lo que se está produciendo en Grecia, se abrirán nuevas posibilidades de cambio, no exentas de riesgo y de fracaso: que se produzca un proceso constituyente que cambie las bases políticas de nuestro país”

“Pensamos en una fuerza de mayoría, explica por su parte Ada Colau porque, efectivamente constatamos una mayoría que ya existe, no es algo que nos inventamos, una hipótesis, un deseo o un futuro… Hay una mayoría social que lleva años ya movilizándose por argumentos básicos, frente a la emergencia generada por la crisis, contra la corrupción, por los derechos sociales… gente que estamos ya  coincidiendo codo con codo en muchos espacios diferentes…”

“Lo que luchamos juntos en la calle también lo tenemos que luchar juntos en las instituciones”, remarca Alberto Garzón en su entrevista. Y añade: “ no concibiendo las instituciones como un fin, sino partiendo de la consideración según la cual las batallas políticas se disputan no solo en el plano electoral, sino también en el plano cultural e ideológico”.

Y cuando le llega su turno, David Fernández precisa: “Siempre he pensado, como decía Salvador Espriu en La pell de brau, en la incomprensible capacidad que tienen grandes sectores de la sociedad española de disfrutar… de la realidad pluricultural. ¿Cuál es el problema? Lo digo pensando en los profesores que he tenido en la escuela pública catalana, que me enseñaron a conocer a Lorca, Miguel Hernández, Rosalía de Castro o Alberti, pero creo que en el resto del Estado español poca gente sabe quiénes son Viçens Vives o Martí Pol, por ejemplo… todo por la existencia de una élites absolutamente reacias a cualquier tipo de respeto a una realidad plurinacional…”

Algo serio, importante, inédito está ocurriendo en la vida política de nuestro país y Momentum lo retrata a través de las conversaciones de Osuna con el líder de Podemos, la carismática portavoz de la PAH, un joven radical que simboliza el descontento de buena parte de los catalanes de su edad y un malagueño, todavía veinteañero, miembro de  una complicada organización como IU donde se le ha encomendado el desafío de intentar salvar los muebles como pueda.

Como dice Monedero, “…a veces uno se pregunta si tiene que resignarse al hecho incontrovertible de esperar a que la biología solvente lo que no es capaz de solventar la inteligencia. La respuesta, parece clara, es NO. No hay que esperar, hay que actuar. Y como escribe Enric Juliana, “la novedad consiste en que, por primera vez en más de treinta años, una rama de la izquierda que parecía condenada a vagar eternamente por las carreteras secundarias, ha retomado la idea y la ilusión de la “mayoría social”  y ha captado con cierta clarividencia el espíritu del tiempo. En una palabra, que estamos en uno de esos momentos “momentum-momenti”, que sería imperdonable dejar pasar. Esta vez no. Esta vez el tren no puede pasar de largo y para que eso sea posible, los cuatro entrevistados por Orencio Osuna tienen muchas cosas que decirnos, y que hacer, en los próximos años. Muchas de ellas ya están anunciadas en “Momentum”.

Fragmento del Prólogo de Enric Juliana, corresponsal en Madrid de La Vanguardia

El cuadro [dibujado por Orencio Osuna a lo largo de estas entrevistas] muestra en estos momentos la posible decadencia de los partidos que hemos conocido como mayoritarios durante los últimos 37 años. Lo escribo en condicional puesto que aún no estoy seguro de que nos hallemos ante el hundimiento del bipartidismo. El marco institucional español está concebido para la existencia de dos partidos predominantes, con la posibilidad de fuertes minorías de carácter nacional o regional, cuando estas son capaces de concentrar el voto en Cataluña, en el País Vasco y en Canarias, principalmente. La distribución provincial de escaños penaliza a las grandes concentraciones metropolitanas —a los arrabales— y somete la relación general de fuerzas a la corrección mayoritaria de la ley Hondt. El sistema electoral, protegido expresamente por el artículo 68 de la Constitución, penaliza a los que quedan detrás y obtura la representatividad. Fue un eficaz estabilizador de la Transición. Hoy está estrangulando la legitimación del sistema.

La actual España en crisis se rige por unos mecanismos de representación política que todavía responden a la lógica de la Guerra Fría, una de cuyas prioridades fue impedir o dificultar el acceso de los partidos comunistas occidentales al poder por la vía de las elecciones libres. En Francia, el general De Gaulle impuso la segunda vuelta como signo distintivo de la V República. En Italia, la Democracia Cristiana se dotó de un cinturón de protección formado por tres pequeños partidos (liberal, republicano y socialdemócrata) que entraban y salían de los gabinetes de coalición como bailarinas de La Scala de Milán. En Portugal, España y Grecia todo fue un poco más rudo: se prorrogaron las dictaduras.

En 1977 se legalizó, inteligentemente, al Partido Comunista de España, y se convocaron elecciones libres con «handicap» para la tercera fuerza en la planta provincial. La tercera fuerza eran los comunistas. Sobre esta base se edificó el nuevo edificio democrático. La ruptura del bipartidismo exige, por tanto, un verdadero terremoto en la vida provincial. Hay indicios de que ello puede producirse. Los sondeos lo indican. La novedad reside en que los segundos podrían ser los terceros y los recién llegados empujan con fuerza y afirman, con descaro, que pueden ser los primeros. El esquema de 1977-78 parece que se está rompiendo, pero permitirán que me acoja a la enmienda de Santo Tomás: hasta que no lo vea, no lo creeré.

Orencio Osuna ha entrevistado a cuatro de los nuevos referentes políticos que amenazan con romper el cuadro. Hace un año podían parecer personajes radicalmente periféricos. Hoy, sus nombres están en boca de todos. Están en el centro del debate público. Pablo Iglesias, Alberto Garzón, David Fernàndez y Ada Colau. Como buen periférico, el autor de las entrevistas sabe que  siempre hay un autobús que va del extrarradio al centro. Hay que saber cogerlo.

David Fernàndez hace dos años parecía una figura exótica en el nuevo Parlament de Catalunya, surgido del adelanto electoral soberanista. Hoy es el político catalán mejor valorado, según la encuesta publicada por La Vanguardia principios de diciembre de 2014. Además de lucir unas camisetas muy vistosas y repartir abrazos con gran inteligencia emocional, el líder parlamentario de la CUP ha demostrado que sabe hacer política. Ha ganado respetabilidad. Se ha dirigido a la mayoría social. Hay una anécdota suya muy interesante y reveladora. Poco después de ser elegido diputado, un hombre con traje de ejecutivo se le acercó en el paseo de Gràcia de Barcelona. Se paró, le dio la mano y le dijo: «Aprieten fuerte, les necesitamos para hacer limpieza». En Cataluña las cosas a veces dan muchos rodeos, pero también hay momentos muy directos.

Ada Colau también ha cogido el autobús que conduce de la periferia al centro de la batalla política. Su candidatura municipal en Barcelona preanuncia una contienda electoral de alto voltaje. La pugna municipal de Madrid será la más ruidosa de todas. La de Barcelona tendrá mucha densidad e interés. No den ningún resultado por seguro. Es tiempo de nuevos actores. En Valencia, por ejemplo, otros dos personajes que merecen formar parte del retablo, Mònica Oltra y Mireia Mollà han rasgado la arruinada escenografía de cartón-piedra de un Partido Popular rotundamente hegemónico durante veinte años.

Alberto Garzón parece haber conseguido vencer finalmente las inercias conservadoras de Izquierda Unida y va en camino de convertirse en el nuevo líder de esta formación. Izquierda Unida ha pagado el precio de una visión poco innovadora. Creyendo que el desgaste del PSOE le beneficiaba de manera automática, descuidó a los sectores sociales más dinámicos. Y descuidó, sobre todo, la interlocución con los jóvenes. Garzón está obligado a recuperar el tiempo perdido, flanqueando a la novedad Podemos por la izquierda, por ejemplo, con la propuesta republicana, desiderátum que hoy no está en el centro del debate social. Y dudo que lo esté en los próximos tiempos. IU, sin embargo, no está muerta. Puede tener un papel importante en los pactos municipales y en un futuro Parlamento de mayorías variables.

Y Podemos, claro está, en boca de todos. Obsesivamente. Neuróticamente. Traspasando la raya de lo grotesco en algunos medios de comunicación. Pablo Iglesias rompe todos los techos con la inestimable ayuda de la «Partida de la Porra» de la derecha mediática madrileña. El partisano Iglesias es hoy la gran novedad de la política española. Constatarlo comienza a ser una obviedad. La periferia está viajando hacia el centro.

Fragmentos de las entrevistas de Momentum de Orencio Osuna

“Cuando dividimos la política en España entre derecha e izquierda, quien celebra esta división del campo político es la derecha porque  saben que, si las reglas funcionan así, ellos tienen todas las de ganar. Sin embargo, si entendemos que una estrategia de cambio se debe apoyar en una mayoría social que está de acuerdo con que los privilegios de la clase económica dirigente son insostenibles; entonces existirá  la posibilidad de la construcción política de una mayoría social por el cambio.”

Pablo Iglesias

“Los partidos que han gobernado Barcelona, igual que a escala catalana o estatal, son partidos-empresas que han entrado en una lógica de priorizar su autoperpetuación en el poder, de desarrollar unas redes clientelares, y han confundido el interés privado con el público.   Esos partidos son responsables directos de haber desposeído a la ciudadanía del control democrático del gobierno municipal.”

Ada Colau

“Puede que haya excesos de patriotismo de partido y de siglas, porque al final tenemos que asumir que los partidos son instrumentos de transformación social, no fines en sí mismos. Por tanto, si hay un exceso de egos y de intento de patrimonializar un movimiento social, hay problemas. Es tiempo de generosidad, es tiempo de estar a la altura de la historia. Estar a la altura de la historia significa  no  desaprovechar un momento histórico como este para construir la unidad popular.”

Alberto Garzón

“No estamos proponiendo que nos demos la espalda, sino que estemos de igual a igual. Entre decir que cada uno vaya por su lado y que convivamos, nuestro deseo sería hacer una suma sincrónica y sinérgica que abra paso a más democracia allí y más democracia aquí. Eso es lo mejor que nos podría pasar. Lo que no compartimos y no podemos admitir, porque eso sería aceptar que los catalanes no somos un sujeto político, es decir que conquistar más democracia aquí en Cataluña depende de que haya más democracia allí en el Estado español.”

David Fernàndez

momentum2

]]>
Icaria 2015-02-20 07:00:27
Vientos del bosque - Pégale fuego al monte y construye http://www.vientosdelbosque.net/2015/02/pegale-fuego-al-monte-y-construye.html Se ha dicho que exageran quienes denuncian que el proyecto de Ley de Montes abre la puerta a recuperar esa no tan vieja costumbre de pegarle fuego al monte para, "perdido su valor ambiental", poder recalificar el terreno y urbanizarlo. Sin embargo, el artículo 50 es claro: se pondrá cambiar el uso del suelo de un monte quemado cuando se den "razones imperiosas de interés público de primer orden". ¿Alguien duda de cuáles son las razones imperiosas de quienes nos gobiernan? De hecho, esta norma deroga en la práctica la prohibición de urbanizar una zona incendiada durante los 30 años posteriores al incendio, que establecía la vigente Ley de Montes de 2003.

Pero el proyecto de Ley no se queda ahí. También exime de la obligatoriedad de que los montes cuenten con un adecuado plan de gestión, dejando al arbitrio de las Comunidades Autónomas la decisión de qué montes privados deben contar con dicho plan y cuáles pueden librarse de ello. Además, amplía a 25 años el plazo para que los propietarios que estén obligados se doten de estos planes de gestión. Con todo lo cual la planificación y gestión de los montes queda realmente en el aire. A esta desregulación general se suma el desaprovechar de nuevo la oportunidad de proteger definitivamente frente a la urbanización los montes de utilidad pública y los montes privados protectores, y no entrar tampoco en vincular y favorecer la gestión forestal para el desarrollo de las zonas rurales.


Eso sí, no han olvidado encajar a contrapelo en una Ley en la que no debería tener cabida, pues tendría que regularse dentro de la normativa específica sobre caza, una serie de medidas favorecedoras de los intereses de determinado sector del mundo cinegético, que además invaden las competencias autonómicas.


Y tampoco han olvidado culminar el acoso y derribo al que se está sometiendo en los últimos años a los agentes forestales y medioambientales. El proyecto de Ley limita gravemente sus funciones y ámbito de actuación, dificultando todavía más su función de prevención y denuncia de las agresiones al medio ambiente.


Desregulación y reducción de la vigilancia y control: legislando para la impunidad.


]]>
Víctor J. Hernández 2015-02-18 12:42:21
El rincón del ñángara - Andalucía en mitad del susto http://blogs.publico.es/bonifacio-canibano/2015/02/07/andalucia-en-mitad-del-susto/ Warren Christopher, secretario de Estado de EE.UU cuando se negociaba en Ginebra la paz en Bosnia, acusó a los europeos de la guerra:
“Es vuestra culpa, dijo, por dejar que los serbios invadieran Bosnia”
“Pero si los serbios ya vivían allí”… contestó consternado David Owen, el mediador europeo
“¿Hace mucho?” Preguntó Christopher
“Desde siempre”, respondió Owen.

A Susana Díaz cuando habla de Podemos le ocurre como a Christopher, que cree que son agresores venidos del exterior. Ósea, desde Madrid. Su última ocurrencia es acusarles de “venir a Andalucía a insultar a los andaluces”. Tratándoles cómo invasores, quiere que no se vea que los de Podemos “ya vivían allí desde siempre” y que sus filas las engrosan los indignados con las políticas de su partido que han llevado a Andalucía a una situación de susto.

Más allá del grosero intento de la presidenta de envolverse en la bandera blanquiverde y negar a los militantes andaluces de Podemos la nacionalidad, lo que se esconde es el desesperado intento del Régimen del 78 -que ha entrado en estado de pánico- de construir un bloque anti Podemos con capacidad para frenar a esta formación. Por esas cosas que ocurren en la guerra de clases, tras Podemos se están aglutinando en Andalucía las fuerzas populares que durante estos años han dado la batalla en las calles contra el saqueo del bipartidismo. Basta con echar un vistazo a los medios de comunicación del régimen (que son casi todos) para darse cuenta de la histeria política. Todos contra Podemos y contra Podemos vale todo. Esto es así en España entera, pero en Andalucía hay circunstancias específicas.

El electorado conservador andaluz esta desorientado y se bate en retirada. Aterrorizado por la irrupción de Podemos, torturado y aturdido, no confía en un PP desgastado por las políticas antisociales, por la corrupción, por la división y sin liderazgo. El PP andaluz no esta en condiciones de presentar batalla para frenar la ofensiva popular que se les viene encima. Esto solo puede hacerlo el PSOE que se prepara para convertirse en la barricada del Régimen. Es decir en el auténtico partido Anti Podemos.

¿Cómo hacerlo? ¿Cómo puede el PSOE evitar la hemorragia de votos por su izquierda? No puede. No tiene forma de evitar el castigo por su responsabilidad en la situación en la que esta Andalucía tras tres décadas y casi un lustro -¡ya les vale!- de gobiernos “socialistas”. Para no ser largo: 34% de paro general y el 62 % entre los jóvenes; tres millones y medio de personas en riesgo de pobreza (el 45,3 % de niños están en esa situación); una de cada tres personas esta afectada por problemas de vivienda;  la exclusión del empleo, del consumo, de la educación y de la salud están varios puntos por encima de la media española y la exclusión severa refleja la misma realidad…

En fin, parece el apocalipsis, pero son los datos del último informe Foessa a los que hay que añadir un clientelismo decimonónico, la rampante corrupción, los ERE, los cursos de formación, Invercaria…..

El PSOE, con este balance para presentarse en público, ya ha descontado los votos del castigo que va a perder por su izquierda y se ha preparado a conciencia para recuperarlos por su derecha. En esto ha estado Susana Díaz ocupada en los meses pasados y eso explica sus evidentes gestos destinados a tranquilizar a los bancos y a la buena sociedad andaluza. La Presidenta se ha exhibido con Emilio Botín o con su hija Ana Patricia a la vez que se oponía a la creación de una banca pública en Andalucía. Se ha reunido con el embajador usamericano o con el de Israel sólo unas horas antes de que iniciasen la guerra que este verano acabó con la vida de 2.176 palestinos (de los que 610 eran niños). Ha consentido la política de desahucios y ha recortado con pasión los gastos sociales en sanidad y educación. Ha inaugurado, con el mismo desparpajo que lo haría Pedro Morenés, ferias como la Aerospace & Defense Meeting, donde hacen sus negocios los grandes fabricantes de armas . Ha bloqueado la creación de un banco de tierras para mitigar la exclusión de los jornaleros… En definitiva, ha dado sobradas muestras de que es una persona de confianza para la oligarquía andaluza y de que es la única que tiene los poderes suficientes para intentar frenar a Podemos. Y a lo que viene detrás.
Solo la vieja luna puede contemplar al fantasma de Felipe González, (el inspirador de esta estrategia y valedor de Susana) vagar durante las noches por el palacio de San Telmo y escuchar sus carcajadas cuando piensa en los que hablan de la “gran coalición “ para frenar a las fuerzas populares después de las elecciones andaluzas. No es esa la táctica, la gran coalición ya esta hecha “in vitro” y Susana Díaz es su cabeza de lista.
“Así es -decía Marx en el 18 Brumario-, cómo la lucha de clases puede crear las condiciones que permiten que un personaje mediocre, ambicioso y grotesco llegue a representar el papel de salvador del Régimen”. Y el Régimen se prepara para la batalla de los idus de marzo poniendo en posición de combate a sus medios de comunicación privados (que han sido bendecidos con abundante dinero publico disfrazado de publicidad institucional) y a sus medios públicos abanderados por Canal Sur que, para variar, sustituirá los conceptos de verdad, igualdad y objetividad por los de infantería, caballería, artillería…
¿E Izquierda Unida?. ¡Ah, este es un asunto dramático! La Coalición sale del Gobierno con los socialistas virtualmente rota, maltratada y desmoralizada. La presidenta ha sido implacable en humillarla antes de convocar elecciones: nada de reunirse en Tinduf con los saharauis y prohibido convocar un referéndum entre sus afiliados. El bochorno se extiende entre los militantes de la formación, atónitos ante la sumisión de sus dirigentes, sus tragaderas para comerse sapos y su capacidad para colaborar en los recortes y en las políticas antisociales de la Junta. Regocijo también en el electorado conservador que ha comprobado que “esta señora” si que sabe tratar a las gentes de izquierdas.
Inhabilitada como alternativa popular real, IU concurre a las elecciones autonómicas para ser cabeza de ratón, después de que Antonio Maíllo ganase por goleada en las apresuradas primarias de verano a un tal Laureano, en un duelo similar al de un elefante contra una pulga, que el aparato hizo pasar por un proceso democrático. Cómo ocurre en Madrid, la burocracia de la formación ha tomado las medidas necesarias para que en ningún caso pueda producirse la convergencia con Podemos. Sus expectativas son las de conseguir algunos parlamentarios, lo que me trae a la memoria otra cita de Marx (perdón por citar dos veces al lobo). “El cretinismo parlamentario es una enfermedad que a los contagiados aprisiona como por encantamiento en un mundo imaginario, privándoles de todo sentido, de toda memoria, de toda comprensión del rudo mundo exterior”
Descansen en paz; aunque sus esforzadas bases se merecían mucho más.

]]>
Bonifacio Cañibano 2015-02-07 08:07:07
El imaginario salvaje - El frente conservador: valores y tácticas contingentes http://blogs.publico.es/el-imaginario-salvaje/?p=148 Ya no habitamos un sistema social y poltico, habitamos un modelo econmico que se basa en una concatenacin de crisis a travs de las cuales la ciudadana es considerada, como confirm Lippmann, un rebao desconcertado que hay que pastorear y del que los extremos superiores de nuestra cadena trfica se alimentan.

El Norte ya no es solamente el Norte. El Norte (los de arriba) es una cultura de dominio y aceptacin determinista de que unos pocos pueden y deben vivir mejor que la inmensa mayora. Este Norte se alimenta de todo lo que es Sur: recursos naturales, semiesclavitud producida por la desregulacin global, seleccin cainita a travs de un modelo social que prima la competitividad y el desarraigo, etc. Huelga decir que Sur es todo lo dems, es decir, que en este momento el Sur son los de abajo de cualquier lugar del mundo.

De este modo, hemos llegado a la encrucijada de nuestros das, a este filo de la historia en el que en unas ocasiones hemos sido arrastrados autoritariamente, y en otras, seducidos por esa operacin histrica tan fallida como asesina, que fue el capitalismo popular. La deriva poltica espaola, enseoreada por norteos excluyentes de idntica alma, ha alternado palos y zanahorias, es decir, PP y PSOE.

Bajo este enmarcado, aceptado con alegre reafirmacin por los derechcolas de este pas, y justificado por ser inevitable y realista por aquellos que abandonaron el legado de Pablo Iglesias en nombre de sus principios, se comprende la alarma y arrebato ante la inminencia de un cambio de ciclo poltico.

Los signos de su estrategia son inequvocos y asaz coordinados. Aqu una pequea muestra:

1. Se muestra que aquello que no se conoce, lo que est por venir, es inexorablemente malo. Desde esta ptica se entiende la frase de Cospedal cuando subray que El PP o el caos. En la misma lnea apocalptica Pedro Snchez se significa cuando enfatiza que el discurso de Podemos nos lleva a la Gran Depresin.

2. Se intenta estereotipar a Podemos como movimiento radical y utpico de extrema izquierda. Montoro fue claro cuando afirm que Podemos es de izquierda radical por mucho que se disfrace. La siempre prolfica Rita Barber regal otro histrin: “Podemos son grupsculos radicales, anticonstitucionales, antisistema”. Desde las filas socialistas Antonio Pradas, secretario de Poltica Federal del PSOE, no deja lugar para las dudas: Podemos es una casta de prepotentes. El PSOE hace propuestas realistas frente a quienes ofertan la luna.

3. Se criminaliza y persigue a las cabezas ms visibles del cambio de ciclo. Las andanadas, de escaso o nulo fundamento a personas como igo Errejn o Tania Snchez son buena muestra de ello. Sonrojan las declaraciones de los representantes de los dos grandes partidos, tan obligados a mostrar prudencia por la corrupcin tan sistemtica que han protagonizado. Isabel Rodrguez, portavoz adjunta del Grupo Socialista en la Cmara baja no tuvo empacho en decir que el modelo fiscal de Monedero est basado en la mentira, en la constitucin de empresas y sociedades ficticias para el cobro de ingresos por trabajos que no se realizaron en ese momento. Esperanza Aguirre fue, como siempre, menos sutil al hablar claramente de la corrupcin de Podemos.

Sobre esta cuestin de la criminalizacin se avisa a los navegantes de que en las fechas venideras presenciaremos toda una escenificacin de casos de corrupcin en torno a los sectores que protagonizan el cambio de ciclo poltico, que pasado el periodo electoral se desvanecern en la nada.

4. La fachada institucional de este frente conservador resulta de gran relevancia a fin de situarse en un plano de confrontacin con Podemos y otras alternativas ciudadanas. Aqu es donde encuentra sentido el pacto de Estado. Hace algunos das, en una conversacin con un experto en la lucha antiterrorista se me indic lo absurdo que resulta un pacto antiterrorista, desde el punto de vista de su implementacin, cuyo objetivo real es legislar en caliente para rentabilizarlo electoralmente.

Est por ver si aquellas fuerzas sociales y polticas que estn empujando por el cambio de ciclo sern capaces de modificar no ya el panorama poltico, sino de trocar la esencia de una cultura poltica tan mezquina como intil.

En estos momentos la esperanza es un camino incierto, porque ciertos han sido el dolor y el desatino. La incertidumbre pues debe tornarse en el espacio de la inteligencia colectiva. Una construccin mestiza que tendr opciones de prosperar si hay rigor, si no hay estridencias, si la generosidad es mtodo. Que as sea!

]]>
Joseé Vicente Barcia 2015-02-04 13:55:00
Otra vuelta de tuerka - Es ahora http://blogs.publico.es/pablo-iglesias/979/es-ahora-marcha-31-e/ Queridas amigas y amigos de Podemos,

como sabéis, nos hallamos en un momento muy importante para el cambio político en nuestro país. Cada vez más personas nos están diciendo que sigamos adelante con fuerzas redobladas, más allá de las descalificaciones y las mentiras. Nos jugamos demasiado como para dejarnos distraer por el ruido que quieren instalar en torno a Podemos.

Por estos motivos, para decirle a quienes nos gobiernan y aquellos cuyos intereses en la sombra defienden, queremos salir juntos a las calles de Madrid este sábado 31 de enero. No lo hacemos para pedirle nada al gobierno o a la oposición, sino para simbolizar y encarnar que el cambio es ahora, que no queremos esperar más, ni confiamos en las medidas cosméticas que los partidos viejos están proponiendo. Quienes han dado la espalda sistemáticamente a la ciudadanía, quienes se han revelado gestores ineficaces y corruptos, no pueden pretender ser la solución a nuestros problemas.

Se trata de una marcha por el cambio en la que la clave no es Podemos como fuerza política. Siempre hemos dicho que éramos una herramienta al servicio de la ciudadanía, y seguimos pensándolo: el 31 de enero el protagonismo debe ser de la gente, de todas esas personas que, pese a las adversidades económicas, sociales y políticas, representan los mejor de este país y sus capacidades. El cambio político no va a traerlo Podemos, sino la gente de nuestro país. La Marcha del Cambio no es una marcha de Podemos, sino de todas las personas que queremos recuperar la dignidad y ayudar al cambio en nuestro país.

Queremos ser miles de personas en Madrid este sábado en una marcha por el cambio a la que todo el mundo está invitado, independientemente de lo que vote o de dónde venga. Las familias, los trabajadores, los autónomos, estudiantes, pensionistas, emprendedores, etcétera, todas las personas estamos invitadas.

Es ahora.

caminante_0                    abuelo_0      730111238_35501

]]>
Pablo Iglesias Turrión 2015-01-29 13:14:11
El imaginario salvaje - Requiem por Dimitris Christulas http://blogs.publico.es/el-imaginario-salvaje/?p=120 Jos Vicente Barcia

Qu escasa utilidad la de la memoria si solamente nos sirve para mirar hacia atrs! Ningn tesoro resulta ms valioso ni menos valorado a la hora de construir un futuro digno. Desistorizan quienes construyen su poder en la desmemoria, quienes acechan lo de todos para atesorarlo, privatizarlo y convertirlo en mercanca. Anuncian el fin de la historia aquellos que descubren que el aprendizaje colectivo pone cerco al desarrollo de sus privilegios.

Quienes tornan los derechos fundamentales en territorio de la mercadera deberan ser desprovistos del escondrijo del olvido y ser expuestos al sol de la memoria para que los nombres propios, tras los cuales yacen sus vctimas, puedan cobrarse el tributo de la verdad, tendida en el tiempo para que sea pblicamente asumida.

Abril de 2012. Los jubilados griegos han visto esquilmadas sus ya exiguas pensiones en ms de un 15%. Abril de 2012. El gasto medio por anciano en medicamentos es de cerca de 150 euros. Abril de 2012. El IVA del gasleo que sirve para alimentar las calefacciones ha subido hasta el 18%. Abril de 2012. En los cuatro primeros meses de ese ao se suicidaron un 40% ms de griegos que en el mismo periodo del ao anterior. Y a los viejos no les llega para comer. Abril de 2012. Dimitris paga el alquiler de su vivienda. Al da siguiente toma el metro y se apea en la parada ms cercana a la emblemtica plaza Sintagma. Abril de 2012. Pienso que la mejor venganza es el conocimiento. Dimitris se cobija a las nueve de la maana bajo un rbol. Le da tiempo a pensar en su hija, en la vida vista desde sus 77 aos, en su profesin de farmacutico. Quiz tambin piense en su activismo social, solidario, militante. Abril de 2012. Dimitris Christulas no puede ms, saca una pistola de uno de sus bolsillos, dice que no volver a rebuscar comida en la basura como lo hacen tantos de sus envejecidos compatriotas. Grita que no quiere dejarle ninguna deuda a su hija. Abril de 2012. Todo funde a negro.

Ya en su momento se dijo y conviene no olvidarlo: Dimitris fue ejecutado por las polticas ms regresivas impuestas a Grecia desde la II Guerra Mundial, y lo hizo una troika que debera ser juzgada a causa de las consecuencias originadas por su poltica de ocupacin y austericidio.

Subraya Erns Blog en su Principio de Esperanza que todo cambio se debe estimar minuciosa y precisamente, porque la esperanza no es ms que la suma de posibilidades dispuestas en la conquista de un mundo fraternal. Pero sin la memoria nada. Sin los plantadores de la dignidad que resisten hasta lmites realmente inconcebibles, nada. Abril de 2012. Dimitris dispara una vez, pero de su pistola emergen dos balas. La primera acaba con la amargura del jubilado. La segunda impacta sobre las conciencias que saben que slo hay justicia si hay memoria.

La arrolladora victoria que los griegos han concedido a Syriza descansa sobre los pilares del dolor y el sufrimiento, que no pueden, que no deben olvidarse, y tambin sobre la necesidad de imaginar una salida al laberinto de un capitalismo agotado de tanto formalismo democrtico y entregado a la aniquilacin de cualquier posible alternativa. Superado el miedo y las amenazas europeas, debern estar muy atentos los griegos para no sucumbir ante las maniobras de desestabilizacin, que sin duda estn por venir.

Enero de 2015. Que nadie olvide que la esperanza emerge de la memoria de quienes lo dieron todo hasta el final. Enero de 2015. Esto se escribe desde un pas cuyo amargo contexto poltico deviene de un pacto de lites a favor del olvido y las cunetas-fosa.

]]>
Joseé Vicente Barcia 2015-01-27 21:38:00
Fuera de foco - Lo mejor de la fotografía humanitaria del año se expone en Madrid http://blogs.publico.es/fuera-de-foco/2015/01/27/lo-mejor-de-la-fotografia-humanitaria-del-ano-se-expone-en-madrid/ premio2Soledad Carrasquilla Delgado, de 53 años, desempleada ­­en el centro de la imagen­ recibe ayuda de su hija ­a su derecha­ y de su hermana, a su izquierda; su marido ­en la parte superior izquierda­ y dos miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ­en la parte superior derecha e inferior de la foto­ al desmayarse por un ataque de pánico después del aplazamiento de su desahucio y el de su familia en Madrid, el miércoles 30 deoctubre de 2013. /ANDRÉS KUDACKI

 

De la esperpéntica diferencia entre ambos lados valla de Melilla hasta la peor cara del trabajo infantil en Camboya o el drama de los desahucios. Desde el pasado día 20 y hasta este domingo 1 de febrero el espacio cultural CentroCentro (situado en el Palacio de Cibeles de Madrid) expone las imágenes premiadas en el XVIII Premio Internacional de Fotografía Humanitaria Luis Valtueña, organizado por la ONG Médicos del Mundo.

Entre las imágenes expuestas, destaca la ganadora: ‘Paisajes de desolación’, de José Palazón. La instantánea se tomó el pasado 22 de octubre en Melilla y en ella aparece un grupo de inmigrantes subsaharianos subidos a la valla de Melilla junto a un campo de golf en el que dos jugadoras continúan con su partido, indiferentes a lo que está ocurriendo.

El jurado del galardón visionó más de 1.700 imágenes tomadas por 180 fotógrafos y fotógrafas, procedentes en su mayoría de España, Italia y Latinoamérica. Se han presentado concursantes de 17 países, que han reflejado con su trabajo la difícil realidad social en la que viven muchas personas.

Este premio se convoca anualmente en recuerdo de cuatro cooperantes asesinados en Ruanda en 1997 y Bosnia en 1995 cuando trabajaban en proyectos de acción humanitaria, Flors Sirera, Manuel Madrazo, Mercedes Navarro y Luis Valtueña. Éste último era fotógrafo de profesión, motivo por el cual este Premio lleva su nombre, y en España trabajaba como reportero para la Agencia Cover. Tras dieciocho ediciones de trayectoria, el premio se ha consolidado como un referente de la fotografía humanitaria y de denuncia de violaciones de derechos humanos.

premio3La policía irrumpe en la vivienda de Maria Isabel Rodríguez Romero para desahuciarla junto a su familia en Madrid, España, el miércoles 25 de septiembre de 2013. Romero y los seis miembros de su familia han estado viviendo en un piso de la EMVS (Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo) durante 24 años y tenían una deuda de 1.200 euros. /ANDRÉS KUDACKI

 

premio4Efrén González, de 68 años, tapa a su nieta, que duerme en la calle tras haber sido desahuciados en Madrid el 26 de septiembre de 2013. Efrén Rodríguez González y los seis miembros de su familia vivieron en un piso de la EMVS (Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo) durante 24 años y su deuda ascendía a 1.200 euros. /ANDRÉS KUDACKI
 

premio1Ceuta y Melilla son los dos únicos puntos de contacto terrestre entre África y Europa. Las tensiones migratorias que se producen son tremendas, las diferencias económicas enormes, las relaciones sociales y humanas vergonzantes con mucha frecuencia. Allí, como en el resto de Europa, se termina aceptando como inevitable, como normal, la diferencia. /JOSÉ PALAZÓN

 

premio5Hael Kemra tiene 15 años y en el futuro querría ser profesora de inglés. Comenzó a trabajar en el basurero con 10. Fue su madre quien la llevó allí para que ganara dinero. /DAVID RENGEL

 

premio6Un camión cargado de residuos llega hasta el basurero de Siem Reap (Camboya). En este lugar se estima que trabajan unos 20 menores de edad con sus familias. /DAVID RENGEL

 

premio7Una turista japonesa se tapa la boca y la nariz ante el fuerte olor que desprenden los gases del basurero de Siem Reap (Camboya). Visita el basurero dentro de una ruta turística. /DAVID RENGEL
 
 

premio8Suite “Benetton”. Calle Gran Vía, 41. Madrid. /CZUKO WILLIAMS

]]>
Opinión 2015-01-27 16:35:16
Sombreros de colores - Salvar la sanidad pública con los pacientes http://blogs.publico.es/joan-carles-march-cerda/2015/01/25/salvar-la-sanidad-publica-con-los-pacientes/ Victoria Camps y Adela Cortina junto a Antonio Elorza, Santos Juliá, Javier Marías, Nicolás Redondo Urbieta, Fernando Savater, Vicente Verdú, Enrique Costas Lombardía, Mercedes Fernández, Juan Gérvas, Javier Rey del Castillo y Cayetano Rodríguez Escudero firmaron un MANIFIESTO titulado Salvar la sanidad pública y con el subtítulo de Renovar el Sistema Nacional de Salud es una exigencia moral apremiante. Hasta aquí totalmente de acuerdo con este manifiesto que firman dos personas a las que admiramos y además compartimos muchos de los aspectos que apunta como:

 

adela cortinavictoria camps

  1. El Sistema Nacional de Salud se degrada. La degradación es oculta el roto en El País
  2. La sanidad pública sufre desde hace años un continuo deterioro que los recientes recortes indiscriminados derivados de la crisis económica han acentuado y acelerado. La sanidad está instalada en el deterioro y con Pasividad de los políticos. portada-que-austeridad-mata_med
  3. Sin una opinión pública consistente no puede producirse la presión social que en democracia es el motor de la acción política
  4. Exigencia moral. Sólo una reforma a fondo puede salvar el sistema y sólo un acto de voluntad colectiva puede ser el resorte de la reforma.
  5. Se emprenda la reforma capaz de vertebrar el SNS, mejorar la calidad de su asistencia, impedir las desigualdades territoriales, afirmar la justicia y hacerlo financieramente viable, preparado para afrontar los compromisos de hoy y los nuevos que sin remedio van a llegar.

Por tanto, aplaudimos el manifiesto y nos parece necesario un toque de atención a nuestros políticos para que se planteen las reformas necesarias que hagan posible un Sistema Sanitario de calidad, universal y viable. Creemos en un acto de voluntad colectiva para SALVAR LA SANIDAD PÚBLICA.

listas de espera

Dicho esto, nos sorprende, desde nuestro punto de vista, el excesivo énfasis en las listas de espera, por una parte, elemento sin duda importante y que es necsario DESARROLLAR ACCIONES PARA MEJORARLAS. También nos hubiera gustado algún comentario más sobre el tema de la pérdida de la universalidad del sistema, elemento clave en las desigualdades existentes y que cada vez más se amplian.

Y principalmente, la ausencia de una referencia al movimiento de asociaciones de pacientes cuando se hace una petición a todas las organizaciones o asociaciones de profesionales sanitarios (colegios provinciales, consejos generales, sociedades científicas, escuelas e institutos de estudios, etcétera), sindicatos, organizaciones de consumidores, entidades culturales próximas a la sanidad.

jovell

Nos gustaría terminar este artículo con una referencia al artículo de Albert Jovell sobre el paciente del siglo XXI, que evidencia dos grandes tendencias. En primer lugar, la aparición de un nuevo modelo de paciente-ciudadano que se quiere responsabilizar de su salud y la de su familia, y para ello adopta una conducta de consumidor de servicios en relación a la provisión sanitaria. En segundo lugar, los usuarios y los pacientes manifiestan tener una gran confianza en la profesión médica como agente principal del sistema. Esta confianza es superior a la depositada en otras profesiones sanitarias y se mantiene a pesar de las quejas en torno a la atención sanitaria recibida. En este sentido, las iniciativas de asociacionismo y de alfabetización sanitaria pueden contribuir a preparar a los pacientes y a los profesionales a confrontar los diferentes cambios que se están produciendo en los sistemas sanitarios modernos y a facilitar la transición política del Estado a la sociedad del bienestar.

Los pacientes activos, los pacientes crónicos que se responsabilizan de su salud son un magnífico recurso para el sistema sanitario, ya que lo hacen más sostenible, porque confían más en él, tienen mejor relación con los profesionales sanitarios, los profesionales que les atienden tienen mejor coordinación entre ellos, generan menos reingresos hospitalarios, van menos a urgencias y sufren de menos errores médicos. Por ello, lo mejor es buscar la confianza. Y más en un entorno que los pacientes son el recurso menos utilizado del sistema sanitario.

Es importante que dejemos que los pacientes ayuden a otros pacientes, se ayuden entre ellos, nos ayuden a mejorar el centro de salud y el sistema. Sirva el comentario para recuperar las preposiciones y entre ellas, la del CON (los pacientes).

]]>
Joan Carles March Cerdà 2015-01-25 13:42:05
Se cuecen habas - En Carrefour, tú no cuentas http://blogs.publico.es/esther-vivas/2015/01/20/en-carrefour-tu-no-cuentas/ En Carrefour, nos dicen, “todo cuenta”. Así lo repite una y otra vez su última campaña publicitaria, con descuentos para familias numerosas y personas mayores de 65 años. Sin embargo, cuando miramos a las bambalinas de la mayor cadena de supermercados en Europa, la segunda del mundo, después de Wal-Mart, y la número dos en el Estado español, tras Mercadona, observamos que la realidad es otra. Porque en Carrefour, digan lo que digan, tu no cuentas.

Abusos laborales, competencia desleal con el pequeño comercio, fraude en el etiquetaje, malas prácticas comerciales,… son solo algunos de los trapos sucios de su currículum vitae.

El hipermercado llega a Europa

La historia de los hipermercados es la historia de Carrefour. No en vano, en 1963, los empresarios franceses Marcel Fournier y Denis Defforey inventaron el concepto de hipermercado, inspirados en los nuevos métodos de venta norteamericanos, después de un viaje a Dayton (Ohio) donde entraron en contacto con uno de los gurús de la gran distribución moderna, Bernard Trujillo, quien les animó a crear nuevas “fábricas de venta” al otro lado del Atlántico. Se trataba de utilizar fórmulas e ideas simples. Algunas de las más conocidas: “El éxito descansa en tres patas: auto-servicio, precios bajos y espectáculo. Si una falla, el resto se derrumba”; “los carteles de los establecimiento serán los mejores vendedores. Solo se les paga una vez, y no se toman vacaciones”. Y la célebre: “Sin parking no hay negocio”, en un momento de auge y expansión del uso del automóvil.

Tomando dichas ideas, y contando con una larga trayectoria familiar en el ámbito comercial, Marcel Fournier, Denis Defforey y su hermano Jacques Defforey abrieron, en 1963, en la ciudad de Sainte-Geneviève-des-Bois, en el sur de París, el primer hipermercado en Europa, cuatro años después de fundar la sociedad Carrefour y abrir previamente otros establecimientos, en formato supermercado. Los conceptos clave del nuevo comercio eran: todo bajo el mismo techo, autoservicio, precios bajos y estacionamiento gratuito. Los expertos del sector vaticinaron el fracaso empresarial: “demasiado grande, demasiado lejos, demasiado norteamericano” -decían.

Nunca antes se había visto nada igual: edificio de una sola planta, 2.500m2 de superficie de venta, 450 puestos de aparcamiento, más de cinco mil artículos, catorce cajeros, setenta empleados. Se trataba de unas dimensiones gigantescas, tres veces más grande que la de los supermercados de la época, y con un horario inusual: de 10h a 22h, “non stop”, mañanas de domingo incluidas. Un nuevo concepto de venta, donde podías comprar de todo en un mismo espacio: desde frutas y verduras frescas a productos del hogar, de bricolaje, etc. Su objetivo: atraer a los clientes de las ciudades cercanas, a quienes no les importaba conducir entre 20 y 40 kilómetros para gozar de una amplia gama de descuentos, posibles gracias a los grandes volúmenes manejados, el auto-servicio y las condiciones de pago a los proveedores.

Contra todo pronostico, el proyecto funcionó. El día de su inauguración, el 15 de junio de 1963, más de dos mil personas se abalanzaron para comprar en el establecimiento, gastando tres veces más que en los supermercados convencionales. Negocio redondo. El primer año, el nuevo comercio ya dio beneficios, y el tercero quedó amortizada la inversión inicial. De este modo nacía, lo que en un primer momento se llamó una “gran tienda de autoservicio”, y que pocos años después recibiría el nombre de “hipermercado”.

Número uno

En poco tiempo, el modelo se expandió a otros países. Carrefour abrió nuevos hipermercados en Bélgica en 1969, en el Estado español en 1973, en Brasil en 1975, en Argentina en 1982, en Estados Unidos y Taiwan en 1989, en Grecia en 1991, en México y Malasia en 1994, en China en 1995… Hasta contar a día de hoy con más de diez mil establecimientos, de estos 1.300 hipermercados, en 34 países distintos. Tras su fusión con el grupo francés Promodès, en 1999, el grupo de distribución se convirtió en el número uno en Europa. Y su expansión global lo colocó en la segunda posición a nivel mundial, tras el gigante Wal-Mart. Se calcula que cada día, unos diez millones de compradores pasan por caja en Carrefour.

En el Estado español, Carrefour llegó en 1973 con la apertura de un primer hipermercado en El Prat de Llobregat, cerca de Barcelona. Toda una novedad en aquella época. Aunque aquí su modelo se extendió a partir de finales de los años 70, y tras su fusión con la sociedad de almacenes Simago, con la apertura de los hipermercados llamados Pryca, acrónimo de “precio y calidad”, al considerar que este apelativo podía conectar mejor y era más fácil de pronunciar para los consumidores locales. En el año 2000, dichos comercios adoptaron el nombre definitive de su empresa matriz: Carrefour. Y a raíz de la fusión internacional con el grupo Promodès, en el mismo período, sus hipermercados Continente aquí cambiaron también su nombre por el del nuevo grupo al que entraron a formar parte: Carrefour.

Más allá de hipermercados, el grupo Carrefour cuenta en el Estado español con establecimientos en formato supermercado y supermercado de proximidad, que se identifican actualmente con el apelativo de Carrefour Market (antes llamados Champion) y Carrefour Express. En total, el grupo tiene abiertos 456 establecimientos, de los cuales 172 son hipermercados, 118 supermercados y 166 supermercados de proximidad, con datos del 2013.

Lado oscuro

Sin embargo, tras la aureola de modernidad, creación de empleo, facilidades de compra, diversidad de productos…, Carrefour esconde un lado oscuro. Los abusos laborales, no publicitados obviamente, acompañan desde hace años a la multinacional. A pesar de que la compañía enarbola desde su logotipo los colores de la bandera francesa, parece no tener la misma estima por las cajeras de los hipermercados de su país. Misma política sigue en otras latitudes.

El 25 de marzo de 2005, en Francia, se llevó a cabo una de las huelgas más importantes en Carrefour que afectó entre 60 y 120 centros, según fuentes sindicales, principalmente en las regiones de Marsella, Toulouse, Burdeos y algunas tiendas de París, donde se movilizaron entre el 50 y el 80% de su plantilla, especialmente mujeres. Los sindicatos convocantes, CFDT y CGT, instaron a la movilización tras “el fuerte descenso del poder adquisitivo” de los trabajadores y para exigir la reapertura de las negociaciones salariales con el objetivo de conseguir una revalorización real de los salarios. Otras filiales de Carrefour en Francia, como la central de compras LCM (Logidis-Comptoirs Modernes) han sufrido protestas parecidas.

El Estado español, no es una excepción. Varios han sido los conflictos y las denuncias laborales contra Carrefour. La más reciente ayer, cuando se llevaron a cabo concentraciones simultáneas de trabajadores a las puertas de sus establecimientos en Catalunya, Andalucía, País Valencià, Madrid, Galicia y Murcia. La convocatoria, realizada por CCOO, protestaba por las nuevas exigencias de la compañía que propone: el traslado del personal entre centros y entre secciones en función de las necesidades de la empresa, el aumento de los turnos partidos, el mantenimiento de las jornadas laborales en domingo y el aviso de los cambios de turno con solo cinco días de antelación. Unas medidas que el sindicato considera: “Una desregularización salvaje de la jornada”, a la vez que imposibilitan la conciliación entre la vida personal y la laboral. Además, según CCOO, la empresa anuncia, en una estudiada estrategia de marketing, la intención de firmar 3 mil nuevos contratos indefinidos en el transcurso de este año sin indicar “la calidad de estos contratos”. Una ofensiva empresarial difícil de tumbar cuando la principal fuerza sindical intercentros corresponde al sindicato corporativo Fetico.

La protesta contra la apertura de Carrefour en festivos ha sido otra constante. A finales del año pasado, los sindicatos ELA, LAB, CCOO y UGT en el País Vasco pusieron en marcha una campaña contra la apertura de cuatro Carrefour Express en domingo y festivos. Los sindicatos denuncian que esta práctica significa una degradación de las condiciones laborales e imposibilita el derecho a la conciliación. Movilizaciones contra estas mismas prácticas se dan periódicamente en otros establecimientos Carrefour del Estado. En abril del 2014, una “batalla” se ganó en esta dirección: el Tribunal Supremo condenó a Carrefour por aumentar los días de trabajo a su plantilla, incluyendo domingos y festivos, aprovechando la liberalización de horarios comerciales, sin consultarles. La sentencia del Supremo señalaba que era necesario un periodo de consultas con los trabajadores antes de cambiar las condiciones laborales.

Las acusaciones por despido improcedente y persecución sindical se dan periódicamente. A finales del 2013, el sindicato aragonés OSTA denunció cómo Carrefour despidió disciplinariamente a una trabajadora con una discapacidad física superior al 60%, que llevaba años pidiendo que le adaptaran el puesto de trabajo, alegando “ineficiencia de su rendimiento” . En 2011, la multinacional tuvo que readmitir en el centro Carrefour Express de Pilar de la Horadada, en el País Valencià, a una de sus trabajadoras después que un juzgado de Elche declarara nulo el despido de una delegada sindical de CNT al considerar que las razones que lo indujeron fueron “totalmente inventadas” . A principios del 2008, varias fueron las protestas en Carrefour Dos Hermanas, Sevilla, tras el despido de dos delegados sindicales de CCOO. El sindicato acusó a la empresa de despedir a dichos trabajadores por su actividad y afiliación al sindicato y la acusó de persecución sindical.

Otros fraudes

Los fraudes en el etiquetaje son otra de las críticas vertidas sobre la compañía, y que no distan mucho de las prácticas de otras grandes superficies. En octubre del 2014, unos 80 expertos y 30 sociedades científicas francesas publicaron un artículo en la revista Journal International de Médecine denunciando el sistema de etiquetado nutricional propuesto por Carrefour, al considerar que la información nutricional presentada quedaba “reducida a una cuestión de marketing” y al ser elaborada, según los expertos, con criterios “científicamente indefendibles”. Carrefour animaba, por ejemplo, con dichos parámetros a comer pizza con queso una vez al día. Los autores del artículo apelaban a Carrefour a ceñirse a un sistema nutricional unificado validado por las instituciones públicas. Aquí, algunas webs denuncian fraudes en las ofertas anunciadas en sus establecimientos o en los packs ahorro, donde los carteles de colores promocionan ofertas que no son tales.

“En Carrefour sabemos que todo cuenta” -nos dice el último anuncio de la empresa. Tal vez así sea, todo cuenta para hacer negocio. Todo cuenta menos tu.

]]>
Esther Vivas 2015-01-20 13:08:10
El imaginario salvaje - ¿De qué es culpable Tania Sánchez Melero? http://blogs.publico.es/el-imaginario-salvaje/?p=79 Resulta escandaloso el oprobio al que está siendo sometida la diputada madrileña de Izquierda Unida. La causa se encuentra en su inquietante brillantez, que no es más que una aleación de argumentos, pasiones y coherencias que arrinconan a castas y a descastados. Cualidades, todas ellas, difíciles de asentar en el lamentable metabolismo de la política madrileña.

Un metabolismo donde la mayúscula corrupción, con casos tan gigantes como presentes (Púnica, Gürtel, Bankia…), con nombres perfilados ya en el diccionario de la vergüenza, como Bárcenas, Díaz Ferrán, Granados, etc., y cantidades superlativas que cifran en más de 40.000 millones de euros el coste social de esa corrupción, intenta equiparar lo que no hay con lo que ya es insoslayable.

No le perdonarán a Sánchez el arrojo, que hasta la fecha ha sido inquebrantable, que la ha catapultado a un espacio de popularidad, forjándose así como un nuevo agente de cambio y esperanza para importantes sectores de la sociedad madrileña. Los enemigos del cambio y del futuro, feudales controladores del tempo político, son los que se han conjurado en esta trama para intentar liquidar el prestigio y la legitimidad de esta ciudadana metida en política.

El epicentro del linchamiento, como es evidente, no se produce fuera de su formación, por otra parte muy penetrada en su oficialidad por el pensamiento más rancio, ladrillero y conservador. Se trata de una caterva de vividores de loncha blanca, codo vertical y cóncavos intereses. Sincamiles que se han ido desclasando a golpe de promoción hasta llegar a creerse milquinientos. En ellos las verdades se tuercen en consignas vacías, la política en un arremolinamiento de familias y la ética en la opción de los tontos.

Tania Sánchez Melero es culpable de no ser una mediocre. Es culpable de defender la renovación de la política desde el sentido común. Es culpable de la honestidad de quien está en lo público con auténtica vocación de servicio. Además es fría, le cuesta sonreír y le gusta el fútbol.

De nada han servido las explicaciones de Tania Sánchez que justifican lo evidente: que la honradez es un valor revolucionario cuando la corrupción llega a ser algo menos que una norma. Terribles ilusionantes momentos de transición, donde los francotiradores de la política disparan mentiras y temores. ¡Y disparan a matar! Terribles ilusionantes momentos de transición en los que el pasado intenta aniquilar el futuro con zarpazos de confusión. Ojalá no lo consigan. Ojalá no se agoten las esperanzas.

No hace falta ser un militante o miembro de un partido político, ni siquiera coincidir ideológicamente para denunciar la injusticia y la calumnia. Si lo permitimos, si permitimos que rompan a las personas que intentan abrir un nuevo tiempo, no nos habremos ganado un futuro diferente. Hace algunos meses cuando le hice una entrevista a esta diputada, le pregunté qué futuro quería ella. Sonrió, ensanchó los ojos y dijo: “Mi futuro es un futuro de mirada colectiva y de salidas colectivas”.

]]>
admin 2015-01-10 15:00:47
Colectivo DeLiberación - Tiempo de trabajo y desigualdades por razón de sexo http://blogs.publico.es/colectivo-deliberacion/2015/01/10/tiempo-de-trabajo-y-desigualdades-por-razon-de-sexo/ Yolanda Valdeolivas y Gregorio Tudela
Catedráticos de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social. Facultad de Derecho. UAM(1)


El sexo dificulta la igualdad material entre mujeres y hombres, especialmente en el trabajo. Pese a la garantía de igualdad de acceso al empleo, de disfrute en términos de igualdad de las condiciones de trabajo y protección social y de eliminación de toda forma de discriminación por razón de sexo, hay diferencias injustificadas derivadas, más que de reglas jurídicas, de roles sociales que sitúan a la mujer en una peor posición de partida, por circunstancias histórico-culturales inveteradas, que requieren acción legislativa y judicial e intervención activa en el terreno de los hábitos sociales. Que queda aún mucho camino por recorrer lo evidencian las reiteradas declaraciones públicas de responsables de significativos colectivos empresariales que nos devuelven, insistentemente, a la casilla de salida y muestran lo inseguro y zigzagueante de la senda recorrida.

La igualdad exige reequilibrar la posición de la mujer en el ámbito laboral y en lo familiar, social, político y económico. En lo laboral se aplican diversas técnicas: tratamiento de las diferencias indisolublemente ligadas al sexo (protección del embarazo y lactancia), prohibición de la discriminación indirecta (efectos adversos que sobre ellas produce un puro tratamiento igualitario con los hombres), medidas de conciliación de la vida familiar y laboral (diferentes roles sociales respecto de las cargas familiares que ocupan mujeres y hombres) y, finalmente, una estrategia transversal, que valore la diferencia social y estructural entre sexos, que implemente acciones preventivas, incluidas las medidas positivas en favor de las mujeres, como hacen la Ley Orgánica de Protección Integral contra la Violencia de Género y la Ley Orgánica para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres.

Regulaciones laborales aparentemente neutras, como la flexibilización del tiempo de trabajo para atender a cambiantes necesidades empresariales, incide sobre el empleo de la mujer, tanto para promoverlo (si atiende a intereses personales, especialmente de tipo familiar, de las trabajadoras), como para entorpecerlo (si solo cubre requerimientos empresariales de jornadas de trabajo irregulares más difícilmente conciliables para las trabajadoras por su habitual asunción de responsabilidades familiares). Y provoca una menor participación de las mujeres en el empleo o su participación en términos de segregación profesional y ocupacional, si no discriminación, cuando su incorporación al mercado de trabajo no se acompaña de una mayor participación del hombre en las tareas de atención a los hijos y la familia, normalmente cubiertas en exclusiva por las mujeres, como muestran diversas estadísticas oficiales e informes. Hablar de intereses personales a conciliar con el trabajo cuando de trabajadoras se trata remite, generalmente, a dedicarse a la familia, que las obliga a renunciar a su más plena faceta laboral o a la maternidad para satisfacer sus legítimas expectativas profesionales, avocándolas a un empleo de menor calidad o infraempleo, por sus presuntas menores dosis de adaptación a las exigencias empresariales.

La respuesta tradicional ha sido el establecimiento de regulaciones especiales (descansos, permisos, reducciones de jornadas o excedencias por maternidad) que, aun establecidas en términos de igualdad para ambos progenitores, son abrumadoramente utilizadas por las madres; o la contratación a tiempo parcial, modalidad claramente feminizada, aunque las mujeres manifiesten insatisfacción y preferencia por un trabajo a tiempo completo, por la menor calidad del empleo cubierto a tiempo parcial y en general por debajo de sus capacidades profesionales.

Urgen soluciones integrales que incorporen la perspectiva de género al debate sobre la gestión del tiempo de trabajo, igualando las oportunidades en el empleo entre mujeres y hombres. Las políticas de igualdad de sexo en la ordenación del tiempo de trabajo exigen superar el estricto marco de las medidas de protección de la maternidad y conciliadoras que, paradójicamente, lastran la consecución de una igualdad laboral real y plena, porque las fisuras de ese principio afectan, básicamente, a las discriminaciones indirectas, donde la normativa aún tiene recorrido.

Las medidas conciliatorias pueden flexibilizar el tiempo de trabajo a las necesidades de las trabajadoras sin perturbar su funcionalidad para satisfacer demandas empresariales. La progresión cuantitativa y cualitativa de estos derechos responde a la idea de que la vida familiar coloca a la mujer en una posición especial y desventajosa respecto del hombre en la relación de trabajo que debe compensarse jurídicamente. Abruman los datos sobre la asunción por la mujer de las cargas familiares, evidenciándose que, pese a su incorporación masiva al mercado de trabajo, sigue ejerciendo casi en exclusiva la función de cuidadora, renunciando, frecuentemente, a ejercer una profesión o compatibilizando vida laboral y familiar mediante enojosas adaptaciones de ambas funciones.

Los derechos de maternidad son exclusivos de las mujeres, por razones obvias. Pero no debe confundirse protección de la maternidad con otras medidas conciliatorias, pues un incremento de las últimas reconocidas solo a las mujeres o diseñadas para su mayoritario ejercicio por ellas puede provocar un indeseable efecto bumerán: o disuaden al empresario de contratar a mujeres o precarizan sus condiciones de trabajo. El reconocimiento indiscriminado e igualitario de los derechos conciliatorios de trabajo y familia, habitualmente disfrutados por trabajadoras, potencia un reparto desigual de las cargas familiares, desvaloriza el trabajo femenino y distorsiona los bienes jurídicos protegidos y las finalidades de su protección.

Tampoco es neutro sustituir el binomio vida familiar-vida laboral por vida personal-vida laboral. Hay que avanzar en la conciliación de las facetas personal (más amplia que la mera atención a la familia) y laboral de los trabajadores en clave conciliatoria, pero uno y otro concepto no son equiparables en materia de igualdad efectiva por razón de sexo. Si hombres y mujeres no muestran diferencias laboralmente relevantes en la relación entre vida personal y profesional, sí ocupan posiciones asimétricas respecto de la vida familiar, con mayor dedicación femenina a las tareas relacionadas con su atención y cuidado y mayores dificultades de congeniarlas con el trabajo. En el debate sobre la igualdad por razón de sexo solo reviste interés la conciliación del trabajo con la vida familiar, no con la vida personal.

La inevitable atribución a los progenitores en términos de igualdad de los derechos previstos para la atención de los hijos no evita que esa flexible ordenación del tiempo de trabajo sea abrumadoramente asumida por las trabajadoras y excepcionalmente por los trabajadores. Así, favorecer derechos conciliatorios sitúa a la mujer en posición de desventaja laboral, porque la flexibilidad que conlleva conciliar obligaciones laborales y familiares puede entorpecer la que reclama el empresario para satisfacer sus necesidades productivas u organizativas, provocando un resultado sexista consistente en considerar que el trabajo masculino es más adaptable en términos empresariales, por menos condicionado a necesidades extralaborales, que el trabajo femenino. Las fórmulas conciliatorias tienden a perpetuar la segregación entre mujeres y hombres y la atribución de roles sociales sexistas, profundizando en la desigualdad y desvalor del trabajo de las mujeres. Subliminalmente, una finalidad igualitarista (asegurar que las mujeres congenien con más facilidad vida profesional y familiar, evitando que las cargas familiares perjudiquen la relación laboral) termina provocando un resultado perverso (abandono o marginalidad de la actividad laboral). Hay que corresponsabilizar a los hombres haciendo avanzar la perspectiva de género, más que concediendo más derechos a las mujeres para que concilien, promoviendo la participación de aquellos en las tareas de cuidado del hogar y la familia.

No deben descartarse medidas que estimulen un tratamiento económico, profesional o social más favorable de los hombres acogidos al disfrute de derechos conciliatorios, como medida positiva para aquellos en el plano familiar, no laboral, incentivando su mayor incorporación a esas tareas y fomentando decisiones dentro de la unidad familiar capaces de corregir la habitual asunción cuasiautomática de las funciones de cuidado por parte de la mujer, a modo de reconocimiento social apto para promover un cambio de hábitos y estereotipos, dentro y fuera de las empresas.

Especial interés tienen las acciones positivas para la consecución de los objetivos de igualdad, reclamadas por la citada Ley de igualdad (medidas preferenciales temporales al servicio de la igualdad material o de oportunidades que favorecen en lo laboral la incorporación de la mujer al mercado de trabajo y su mantenimiento en él), si garantizan su razonabilidad y proporcionalidad, como indican el TC y el TJUE. Porque la garantía de la igualdad no se agota en tratar igual a mujeres y hombres o en reconocer derechos idénticos; obliga a corregir las situaciones de desequilibrio estructural que hacen del género un argumento peyorativo de incidencia directa e indirecta, mediante técnicas capaces de acabar con una situación de inferioridad de la mujer en sus condiciones de empleo y trabajo. El problema del trabajo de la mujer no es mera cuestión de igualdad, sino de protección de un colectivo desfavorecido que exige neutralizar desigualdades histórica y socialmente consolidadas, acabando con una situación de rebaja de sus condiciones laborales.

Hay que potenciar regulaciones que mejoren, si disfrutadas por los hombres, las facilidades reordenadoras del tiempo de trabajo relativas a la atención de las cargas familiares. El contrato a tiempo parcial podría incentivarse en niveles profesionales de mayor cualificación y retribución, normalizando su celebración entre los hombres a través de estímulos económicos, para lograr un reequilibrio que, indirectamente, equipare condiciones laborales entre trabajadores a tiempo parcial y a tiempo completo, por el alza que en dichas condiciones suponga la contratación de varones. No existen reparos técnicos significativos para ello en el marco de las acciones positivas como instrumento de lucha contra las desigualdades, en tanto medidas de discriminación positiva del hombre en la vida familiar, capaz de igualar roles sociales, incrementando sus responsabilidades familiares hasta igualarlas a las mujeres. El objetivo es la equiparación de las exigencias flexibilizadoras de ambos sexos en relación con el tiempo de trabajo e igual consideración de hombres y mujeres dentro de las empresas.

La frecuente invisibilidad de la desigualdad de género dificulta su erradicación y, con frecuencia, normativa y actuaciones públicas y privadas o no la perciben o la mantienen como un valor socialmente admitido. Urge un estudio estadístico que, además de ofrecer datos específicos sobre la mujer para contrastarlos con los del hombre y obtener conclusiones, integre la perspectiva de género, reconociendo las diferencias de valores, roles, situaciones, condiciones, aspiraciones y necesidades de mujeres y hombres, así como su interacción en la realidad analizada, como sugiere la Ley de Igualdad. Se haría visible que la concesión igualitaria a mujeres y hombres de mayores facilidades para el cuidado de hijos acaba reafirmando la desigualdad y que no toda ampliación indiscriminada de derechos conciliatorios avanza en la igualdad. O la sexista protección social de nuestro sistema público de pensiones, al proyectar la discriminación o mera diferencia en las condiciones laborales sobre la protección social sustitutiva de los salarios de actividad, condicionada por los ingresos y contribuciones sociales.

El enfoque de género permite articular medidas positivas capaces de compensar dicha realidad adversa. Así se ha hecho al atribuir a los hombres derechos de paternidad exclusivos e intransferibles; o al considerar como cotizados ciertos períodos de inactividad ligados a la atención de cargas familiares en el contrato a tiempo parcial; o al dar por cotizado a efectos de prestaciones futuras parte del período de maternidad o paternidad o iniciado durante la percepción de la prestación por desempleo.

Las medidas positivas son el último recurso para superar situaciones de patente desigualdad de las mujeres en el trabajo, obligando a los poderes públicos pero de carácter voluntario para los privados. A falta de aplicación espontánea, debieran incentivarse vía económica, fiscal y social por los poderes públicos para los empleadores que las implanten. Y potenciar que los convenios colectivos establezcan reservas y preferencias en la contratación de mujeres, así como en materia de clasificación profesional, promoción y formación. Sin olvidar cuantas otras medidas prevean los planes de igualdad de las empresas, fórmulas llamadas a protagonizar las mayores virtualidades igualitaristas.

————————————————
(1)Suscriben el contenido del presente artículo Ana de Marcos, Andrés García, Antonio Arroyo, Antonio Rovira, Beatriz Gregoraci, Blanca Mendoza, Blanca Rodríguez Chaves, Borja Suárez, Clara Álvarez, Elena García Guitian, Esther Gómez Calle, Fernando Martínez, Isabel Arana, José Luis López, José María Blanch, José Ramón Montero, Juan Antonio Lascuraín, Magdalena Nogueira, Manuel Sánchez Reinón, María Luisa Aparicio, Marta Lorente, Mercedes Pérez Manzano, Raquel Escutia, Soledad Torrecuadrada y Visitación Álvarez, profesores de la Facultad de Derecho de la UAM

]]>
Opinión 2015-01-10 08:00:57
Precarios por el mundo - Errejones, doctores y precarios “no tan jóvenes” http://blogs.publico.es/precarios-por-el-mundo/2014/12/09/errejones-doctores-y-precarios-no-tan-jovenes/ Rafael Grande
Sociólogo, doctor en Ciencias Sociales y Estudios Latinoamericanos por la USAL, experto en migraciones y responsable editorial de Encrucijadas
Roberto Cilleros
Sociólogo,  posgraduado en técnicas de investigación social por el CIS y estudiante del máster de Estudios Urbanos en la ETSAM (UPM)

Son muchos los artículos que en los últimos años versan sobre la precariedad y el paro juvenil, sin embargo, la mayoría de estos han venido a centrarse casi exclusivamente en un tipo de jóvenes que no pasan de los 25 años. ¿No son también alarmantes los actuales niveles de paro entre los “no tan jóvenes” que rondan la treintena?

En otro orden, existe un choque entre unas cifras que corroborarían que tener una alta cualificación -como el doctorado- asegura tener empleo y tenerlo en buenas condiciones, y unas realidades cotidianas de jóvenes cualificados que no encuentran oportunidades en el país. ¿Cómo funciona en la actualidad esa relación entre altos niveles de formación e incorporación laboral?

En último lugar, se ha producido en las últimas semanas una polémica en torno a un contrato de investigación postdoctoral de Iñigo Errejón que ha manifestado el profundo desconocimiento que hay en la sociedad sobre cómo funciona hoy la investigación universitaria, y que se ha saldado con un expediente injusto que olvida que los objetivos de los proyectos de investigación se miden por los resultados y que éstos no dependen de calentar una silla durante un horario concreto.

En resumen, la pregunta que queremos lanzar aquí es: ¿qué ocurre realmente después de defender la tesis? ¿Cuáles son las realidades de la juventud más formada?

El paro juvenil en torno a la treintena

España tiene la tasa de paro juvenil más alta de Europa (53,8%) junto con Grecia, pero como casi siempre que se habla de paro juvenil este indicador hace referencia a los menores de 25 años. Esto supone que dentro de la categoría “juvenil” desaparecen edades que sin lugar a dudas en la sociedad actual siguen siendo consideradas jóvenes. Pese a que la tasa de paro de jóvenes entre 25 y 34 años se situaba a principios de 2014 entorno al 28% -lejos de ese 53%- no se puede obviar que esa etapa del ciclo vital (en la que ya ha finalizado el período formativo) es especialmente sensible en relación a la emancipación, a lograr una mínima estabilidad laboral, a la formación familiar, etc. Hay que subrayar la gravedad de las implicaciones sociales y psicológicas de esta situación en la que casi uno de cada tres jóvenes de esa edad esté en paro (como bien reflejaba hace unos días el artículo “¡Ah! ¿Pero todavía vives con tus padres?”).

graf1-detalle

Los mitos de las expectativas laborales

Las cifras muestran que el paro es casi nulo entre las personas que tienen el título de doctor. Sin embargo, si desgranamos el conjunto de doctores por edad y nos fijamos en los más jóvenes, encontramos dos cuestiones: a) aunque entre los jóvenes el paro es más bajo entre los doctores, sí existen unas cifras de paro significativas –llegando casi a los veinte puntos en 2013-; y b) el crecimiento del desempleo sigue la misma tendencia que el resto. Es decir, tener un doctorado no supuso a partir de la crisis evitar el crecimiento del desempleo.

Además del paro, los datos de la EPA muestran un giro abrupto de las condiciones laborales: mientras que en el primer trimestre de 2007 más del 63% de los doctores de 25 a 34 años que trabajaban tenían un contrato indefinido, seis años después sólo gozan de esa condición el 39% frente a un 61% que tiene una relación laboral temporal.

graf2

En un país en el que la investigación depende en gran medida del ámbito público, la Universidad española no está pudiendo –ni está queriendo– aprovechar el potencial de la tantas veces denominada “generación más preparada”.  Y en el ámbito privado, el reemplazo de puestos de trabajo cualificado por eternos becarios, dibuja un panorama dramático.

De esta forma, nos encontramos con que la precariedad y el paro también afectan a los jóvenes doctores, y además en muchos casos el componente de clase incide negativamente en las capacidades de enfrentarse a ello. Ante esta realidad, y con la sombra siempre presente del exilio económico, tenemos en nuestro país una generación de jóvenes que rondan la treintena y se enfrentan a una sensación de fracaso, de expectativas truncadas y de sueños meritocráticos rotos.

En una Universidad con un profesorado claramente envejecido, se sigue prefiriendo en muchas ocasiones malgastar la baja tasa de reposición en sacar cátedras que perpetúan el poder de una casta universitaria, en lugar de promocionar y apostar por los jóvenes que están ayudando a subir el nivel en investigación –tan perjudicado por los recortes–. En este triste escenario, la caza de brujas contra un doctor supone un ataque general a la labor de los jóvenes científicos, que no puede medirse en horarios rígidos, como bien saben los países que ahora se aprovechan de la productividad de los emigrados españoles cualificados, cuya formación financiamos entre todos los españoles.

Por todo esto –y mucho más que no se ha mencionado aquí–, hay que luchar por un cambio estructural del modelo de investigación y universidad. Frente a los repetidos discursos de “hay que aguantar”,  de “lo importante es entrar”, de “así tengo experiencia”, de “antes o después saldrá una plaza”… desde aquí recordamos las palabras de Manolo Monereo cuando decía en 2012: “la utopía que está muriendo ahora es que tras tres o cuatro años de ajustes volveremos a la etapa anterior. Esto se ha acabado, el pasado no volverá”.  Por eso, como el pasado no volverá, tendremos que construir el futuro.

]]>
Opinión 2014-12-09 08:00:23
Tentativa de inventario - Cómo rodar el fracaso http://blogs.publico.es/j-losa/2014/12/07/como-rodar-el-fracaso/ Escudriñar lo cotidiano no siempre es fácil, sobre todo cuando no sabes muy bien por dónde te vienen dadas. Conviene acotar, darle al pause y como si de un cuadro viviente se tratara comenzar a diseccionar la realidad para saber dónde y cómo se jodió. Con todo, las posibilidades de éxito son más bien exiguas.

En Pas à Genève, primer largometraje del “colectivo artístico” lacasinegra, un grupo de jóvenes cineastas se embarca en la mesiánica e inane tarea de cartografiar un trozo de mundo. Pertrechados con cámaras y micrófonos, barren un descampado ginebrés con delicadeza quirúrgica registrando lo intrascendente, el detalle del detalle, fragmentos de un paisaje anodino que no invita a la demora.

El resultado es, irremediablemente, una aproximación. Pero una aproximación sugerente en la que la voluntad de extrañamiento en cada uno de sus planos nos presenta la realidad despojada de artificio. Una aproximación que, como tal, encarna el fracaso de un proyecto utópico de raíz, pero que, de la mano de estos improvisados taxidermistas rupestres, queda retratado con personalísima honestidad.

La frustración por la tarea inacabada se solapa con esa sensación de transitoriedad e incertidumbre generacional. Una suerte de desasosiego vital que coincide, desde el exilio, con un Madrid en pleno apogeo quincemeyero. De fondo, hay neurosis, una obsesión melancólica por el detalle, por lo infra-ordinario. De fondo, hay también la necesidad de dotar de sentido lo que nos rodea, de pre-fabricar una realidad y hacerla inteligible.

Decía Perec en Especies de espacios que “escribir es tratar de retener algo meticulosamente, de conseguir que algo sobreviva: arrancar unas migajas precisas del vacío que se excava continuamente, dejar en alguna parte un surco, un rastro, una marca o algunos signos”. Pas à Genève arranca unas pocas “migajas” a ese vacío y las hace suyas, demuestra –con honradez y sin ínfulas–, que el fracaso también es bello, y se puede rodar.

]]>
J. Losa 2014-12-07 12:35:10
La Magia de Volar - Hub control http://temas.publico.es/la-magia-de-volar/2014/11/07/hub-control/ Anterior: La magia de volar.

Cuando volamos, rara vez somos plenamente conscientes de las múltiples capas invisibles a nuestro alrededor que nos cuidan sin que nos demos ni cuenta. Desde los incontables conceptos de seguridad esencial integrados en el diseño de nuestra aeronave hasta los sofisticadísimos sistemas de control de tráfico aéreo modernos, pasando por la seguridad más física y básica, hay miles de “ángeles” humanos y tecnológicos guardando tu vuelo y el de quienes van contigo. Sólo existe una manera de viajar con más protecciones: exige años de entrenamiento, cohetes y la llamamos cosmonáutica.

Iremos viendo estas capas, pero hoy quiero hablarte de una que por su cercanía y al mismo tiempo su “invisibilidad” me resulta especialmente interesante. Es el llamado handling, que viene a traducirse como asistencia en tierra. El handling es el sistema que logra que tu avión disponga de todo lo necesario para volar y vuele habitualmente a su hora con todo lo que tiene que llevar: tus maletas, tu comida, tu combustible y tú, o yo, entre otras mil cosas más.

Ahora multiplica eso por varios millones de pasajeros al día, día y noche, todos los días del año, llueva, truene o haga calor, para todas las combinaciones de destinos imaginables, manteniendo la máxima puntualidad posible, sin perder nada –o casi nada– por el camino. Es complejísimo. Y ahí es donde entran en juego entes complejísimos como el hub control. Para ver cómo va esto, vamos a hacer una visita al sistema de handling de Iberia en la terminal T4 de Barajas,  un importante hub por donde pasan unos 35.000 pasajeros al día. Es una pasada, te lo advierto. ;)

Iberia handling, Madrid T4.

Grandes aerolíneas como Iberia tienen varios negocios distintos. El más conocido de todos es, naturalmente, los aviones. ;) Vamos, vender pasajes y llevar a cabo los vuelos. Pero, por ejemplo, también se dedican al mantenimiento de sus propias aeronaves y las de muchas otras compañías. O a esto del handling que estamos hablando, igualmente para sí mismos y como doscientas compañías más en 41 aeropuertos de España. Llevan 86 años en ello, lo que representa un know-how de ese ciertamente notable. En el caso del handling de Iberia en la terminal T4 de Madrid todo gira en torno al hub control propiamente dicho. Esta es una sala provista de medios informáticos y personal experimentado que constituye el cerebro de todo el sistema. Tiene estas pintas:

Hub control para el handling de Iberia en la terminal T4 de LEMD.
“Hub control” de Iberia en la terminal T4 del Aeropuerto Internacional Adolfo Suárez – Madrid Barajas (LEMD). Imagen: La Pizarra de Yuri.

Bien, vamos allá. Lo primero, fíjate en la pantalla gigante del fondo. A la derecha tenemos el reloj, que es el jefe y podríamos decir que el tirano de todo medio de transporte que se precie. ;) Si la puntualidad en los transportes es y ha sido siempre importantísima y un motivo de orgullo profesional, cuando hablamos de hubs que concentran cientos de vuelos e intercambios diarios resulta simplemente esencial. Incluso pequeños retrasos en un hub importante provocan olas que se extienden por varios continentes. A la izquierda hay una lista de todos los vuelos en curso. Y al centro, podemos ver una representación en tiempo real de todos los aviones que están en proceso en ese momento:

Estado de cada avión en proceso, en tiempo real, en el hub control de Iberia en la terminal T4 del Aeropuerto Internacional Adolfo Suárez - Madrid Barajas (LEMD).
Estado de cada avión en proceso, en tiempo real. Imagen: La Pizarra de Yuri.

Los que están en gris, significa que están inactivos. Los que están en verde, que todo va como debe. Si surge cualquier incidencia, inmediatamente el símbolo del avión afectado se pone en rojo y, entonces, el área competente en el hub control se pone manos a la obra para que esa incidencia no se convierta nunca –o casi nunca– en un retraso.  Y parece que no se les da mal: en Iberia se muestran muy orgullosos de haberse situado entre las aerolíneas más puntuales del mundo y, después de haber visto cómo funciona todo, no es de extrañar. Sólo cuando un avión está totalmente completado y “en verde” puede iniciar los procedimientos de arranque y despegue.

¿Qué controla el hub control? ¡Todo! :D Todo lo que necesite el avión en tierra. Habrás observado que hay tres filas de puestos de trabajo. En la primera, se asignan los trabajos para todos los equipos móviles –jardineras, push back, escaleras…–, en la segunda se ocupan del área de facturación y embarque –se controla si hay mucha fila para facturar, si hay que reforzar  el embarque de un vuelo con un tercer agente para agilizarlo…–, y en la tercera están los coordinadores, la figura sobre la que gira gran parte de la responsabilidad de las tareas que se desarrollan alrededor de un vuelo. Cada avión tiene un coordinador de handling asociado, cuya función es asegurarse de que todo se realiza acorde a procedimiento. Por su parte, el coordinador del hub control es el responsable de que todas las operaciones en todos los aviones sean como tienen que ser. Cada uno de esos pájaros con alas de metal y composites lleva 200 o 300 vidas a lo fácil. No son esas responsabilidades pequeñas, no.

Veamos, por ejemplo, cómo funciona el tema de las maletas. En el momento en que facturas un bulto, habrás observado que al mismo se le engancha un código de barras. Este código de barras desempeña varias funciones, pero especialmente dos. La primera, es que ese código de barras es un identificador único que a todos los efectos convierte a tu bulto en único en el mundo entero. Mientras conserve el código de barras, se puede trazar, esté donde esté. La segunda función es vincularlo a ti (a tu código de identificación como pasajero, que es también único en el mundo.) Así, el sistema puede saber en todo momento de quién es ese bulto y dónde está.

Tus maletas vuelan contigo en la bodega de carga de tu mismo avión, introducidas en unos contenedores especiales para aviación que se llaman elementos unitarios de carga (ULD). Salvo en un caso que te comentaré después, está terminantemente prohibido que un bulto vuele sin pasajero asociado a bordo de la aeronave. Si un pasajero ha facturado equipaje y no se presenta al vuelo, el contenedor se descarga del avión, se sacan sus bultos y se vuelve a cargar sin ellos. Como por ejemplo, aquí:

Iberia descargando maletas de un pasajero retrasado.
Un pasajero había facturado sus maletas pero no se presentó a tiempo en la puerta de embarque para tomar este avión. Así que se descargó el contenedor (ULD) donde iban y se localizaron para sacarlas. Al final resultó que sólo llegaba tarde y finalmente pudo subir a bordo en el último momento, con lo que el contenedor volvió a cerrarse y embarcarse de nuevo. Pero si no hubiera aparecido, sus maletas tampoco habrían volado. Imagen: La Pizarra de Yuri.

Desde que facturas tu maleta hasta que llega a ese contenedor en el que viaja en el avión pasará por varios sistemas de seguridad y el SATE –Sistema Automatizado de Tratamiento de Equipajes– del aeropuerto que la “arroja” en una nave de carga donde se encuentran los llamados hipódromos, cintas transportadoras que permiten la rápida transferencia de los bultos entre vuelos gracias a su identificador único y la ruta asociada. Y así de aeropuerto en aeropuerto. De ese modo, es posible facturar una maleta en cualquier lugar, subirte a tu avión y bajar en cualquier otro lugar para encontrártela otra vez allí, con independencia del número de escalas que hayas hecho entre medias, sin que tú tengas que preocuparte de nada.

Área de carga de Iberia en la terminal T4 de Barajas.
Los equipajes se procesan en estas naves de carga, utilizando unas cintas transportadoras llamadas “hipódromos.” En la foto de la izquierda, puedes observar cómo el trabajador del centro tiene en las manos uno de los diversos dispositivos informáticos que coordinan la operación, conectados con el “hub control” en tiempo real. Así sabe adónde tiene que ir cada bulto, identificado con un código único a lo largo de todo su recorrido. Imágenes: La Pizarra de Yuri.

¿Y qué ocurre si a pesar de todo una maleta se pierde? Pues que… no se pierde. :D En la mayoría de ocasiones sólo está descoordinada y pasa al “limbo”, esto es, un sistema de reasignación automática que intentará siempre ponerlas en el siguiente vuelo con rumbo a tu destino. Por ejemplo, en Iberia han desarrollado un sistema de gestión de equipajes que no solo es capaz de “reconciliar” tu maleta para enviarla a su destino sino que, además, es responsable del sofisticado sistema de equipajes en conexión que ofrece en la T4 a compañías como Qatar, uno de los más importantes de esos más de 200 clientes a los que atiende en 41 de nuestros aeropuertos.

Handling total.

Aunque he hecho hincapié en lo de las maletas porque es lo que más suele interesar, no quiero que te quedes con la idea de que el handling es “lo de las maletas.”  Como te decía al principio, el handling cubre toda la asistencia en tierra al avión, excepto el mantenimiento y reparaciones. Incluye cosas tan relevantes como el repostaje del combustible necesario para el vuelo u otras sin las que el pasaje lo pasaría bastante mal, como por ejemplo el catering, es decir, las bebidas y comidas, y con las cosas de comer y beber no se juega (sobre todo en vuelos muy largos.) Aquí vemos cómo las cargan, es ese vehículo de “Gategourmet” :D :

Embarcando el catering en un avión de Iberia, Aeropuerto de Madrid-Barajas.

Importantísimo: embarcando el bebercio y el comercio en un avión (a la izqda.) :D Imagen: La Pizarra de Yuri.

El handling se extiende incluso al momento en que el avión ya está autorizado y listo para empezar a moverse. La última operación de la asistencia en tierra es el push-back, para sacar al avión de su plataforma de aparcamiento y empujarlo ya a la zona de maniobras, donde empezará a moverse por sus propios medios. Se hace con estos vehículos tan curiosos… y potentes, porque levantan el tren delantero y así se lo llevan (el avión de esta foto era un Airbus A330 con destino a Río, que pesan cerca de 250 toneladas):

Tractor de push-back de Iberia.
Tractor de push-back de Iberia, que ya tiene agarrado el tren delantero del avión (un Airbus A330 de más de 200 toneladas) y está listo para levantarlo y empujarlo al área de rodaje, desde donde la aeronave ya empezará a moverse por sus propios medios. Imagen: La Pizarra de Yuri.
Conductora de un tractor push-back de Iberia.
La conductora del push-back nos sonríe antes de llevar un Airbus de más de 200 toneladas al área de rodaje. :-P Imagen: La Pizarra de Yuri.

Lo que sí me gustaría transmitirte es la idea de control total, porque se parece mucho a la realidad. En el momento en que facturas tus bultos en el aeropuerto de partida y fichas en la puerta de embarque, entras en el sistema y ya no te abandonará hasta que bajes del último avión y los recojas en el aeropuerto de destino, todo ello en tiempo real, a lo largo de continentes, océanos y el mundo entero. En todo momento se sabe dónde estás tú, dónde están tus cosas, y también dónde está tu comida, tus bebidas, el combustible de tu avión, sus necesidades de servicio, etcétera.

El handling, además de útil y cómodo para el pasaje, es un importantísimo elemento de la seguridad aeronáutica que asegura que tu avión esté correctamente equipado, correctamente mantenido, correctamente repostado, con todos los bultos comprobados y vinculados a un pasajero que se encuentra a bordo o verificados por los sistemas de seguridad de carga, sabiendo dónde va a parar exactamente cada objeto y persona y listo para el pushback. Sólo entonces tu avión comenzará a rodar, momento en el que pasas a otra burbuja de seguridad con su propia colección de múltiples capas invisibles de la que hablaremos más adelante. Sin estos sistemas tan sofisticados, integrados y flexibles de servicio en tierra, tal cosa sería imposible. Hacerlo bien exige trabajadores con una extensísima experiencia y medios así de complejos y afinados durante generaciones de gentes del cielo, por mucho que curren en el suelo. El handling no sólo es importante para proporcionar un buen trato al pasaje hasta donde resulte humanamente posible, sino que es un componente esencial para la seguridad del vuelo que hace que la aviación sea esa maravilla cotidiana que es hoy, y aún más maravillosa que será.

]]>
yuri 2014-11-07 12:21:26
Solución Salina - Los niños de los abrazos rotos http://blogs.publico.es/henrique-marino/2014/10/24/avite-talidomida-sentencia/ tony melendez

 

El niño de la foto se llama Tony Meléndez y esta noche ofrecerá un concierto en Toronto en beneficio de los inmigrantes mexicanos que trabajan en las húmedas tierras de Holland Marsh. Tony nació en Nicaragua, pero su padre decidió trasladarse con su familia a Estados Unidos para brindarle el mejor futuro posible a aquel bebé que había nacido sin brazos. También le regaló una guitarra, que aprendió a tocar con los pies después horas y horas de tediosos ensayos. Ella sigue teniendo sólo cuatro cuerdas, pero él ya ha cumplido 52 años.

La madre de Tony tomó talidomida tras quedarse embarazada. Un fármaco recetado a finales de los cincuenta, bajo distintas marcas comerciales, para evitar las náuseas durante la gestación. Miles de madres tuvieron a miles de Tonys, hasta que dos médicos de la Clínica Universitaria de Pediatría de Hamburgo descubrieron que la causa de las malformaciones de las criaturas era un medicamento fabricado por los laboratorios Grünenthal. El radiólogo infantil Claus Knapp recuerda en esta entrevista cómo la farmacéutica alemana “evitó el juicio en su país, pagó a los afectados y nunca reconoció la culpa”.

Avite, la asociación que representa a los afectados en España, logró sentar en el banquillo al fabricante, que fue condenado el año pasado a indemnizar a las víctimas. Una sentencia histórica, pues era la primera vez que un juez le atribuía la responsabilidad, cercenada por el fallo de la Audiencia Provincial de Madrid, que esta semana ha revocado el fallo por considerar que el caso había prescrito. “Una triquiñuela legal que vuelve a ponernos prácticamente a la cola del mundo entero”, ha criticado Rafael Basterrechea, vicepresidente de la entidad, que en un comunicado advierte: “No vamos a dejar de luchar, por mucho que nos quieran cortar, más aún, nuestros brazos y nuestras piernas”.

Cabe recurso ante el Tribunal Supremo, el único modo de recomponer los abrazos rotos, un desgarro colectivo que más de cinco décadas después todavía no ha cicatrizado.

______________________________________________________________________

Estoy en Twitter y Facebook

]]>
Opinión 2014-10-24 05:14:04
Consumidor indignado - El fraude del acceso a internet light http://blogs.publico.es/ruben-sanchez/2014/10/14/el-fraude-del-acceso-a-internet-light/ Hablar por teléfono puede salirnos gratis si utilizamos servicios basados en la tecnología VoIP que permiten las conexiones a Internet. Y hay a quienes eso no le gusta nada.

Las grandes compañías de telecomunicaciones hicieron bien poco (afortunadamente) ante el auge de las redes de pares (P2P) y el resto de inventos que han permitido el intercambio o la descarga gratuitos de contenidos protegidos por derechos de autor. Porque el hambre de cultura gratis ha servido a las telecos para forrarse a costa de la industria del cine y de la música al saciarnos con conexiones cada vez más rápidas (y caras). Lamentablemente, cuando ya se han valido de las descargas para crearnos la necesidad de usar Internet a todas horas, algunas telecos se han convertido en defensores del copyright y han optado por impedir el uso de aplicaciones P2P (el gremio de instaladores de vallas en el campo no para de crecer).

En los últimos años se ha producido otra revolución en las comunicaciones a través de la red de redes. Del correo electrónico, el chat y la mensajería instantánea de texto hemos pasado a las conferencias online de voz y vídeo. Y gratis; o, al menos, pagando sólo el coste de la conexión a Internet si no tenemos acceso a una red wifi gratuita. Pero como ya no necesitan la ayuda de terceros para convencernos de que contratemos el acceso a la Red, muchas operadoras están haciendo lo posible para que quien quiera charlar tenga siempre que pasar por caja (dos veces, si es posible).

Así que es muy frecuente encontrarse ofertas de empresas de telecomunicaciones en las que está restringido el uso de los servicios de voz sobre IP que ofrecen plataformas como Skype, Google Hangouts, Viber o Facebook. Los proveedores sólo permiten hablar por el móvil pagando las llamadas o exigen el pago de una cuota extra para utilizar la VoIP.

Limitar las posibilidades que ofrece un producto o servicio es un fraude a los consumidores, ya se trate de la obsolescencia programada que se introduce en numerosos aparatos para que dejen de funcionar pasado un tiempo o de bloquear un teléfono móvil para que sólo pueda utilizarse con la compañía que nos lo vende. Si los avances tecnológicos nos han abierto las puertas a comunicaciones que antes sólo permitía la telefonía, ¿quiénes son las operadoras para capar el acceso a Internet? Es lo mismo que intentar imponer hoy en día que un móvil sólo sirva para hablar y no para escuchar música o la radio, ver y hacer fotos, grabar y reproducir vídeos, conectarse a Internet… Aunque si no fueran las propias compañías de telecomunicaciones las que nos venden los móviles, cualquiera sabe qué barbaridades se les ocurrirían.

En la Unión Europea, uno de cada cuatro operadores móviles restringían las llamadas de VoIP en 2012, según desveló un estudio de los organismos reguladores. Algo más de la mitad de ellas lo impedía técnicamente y el resto simplemente indicaba en sus contratos que prohibía usar las aplicaciones para hablar por Internet. En cuanto al tráfico P2P era limitado por una de cada tres compañías en móvil y dos de cada diez en telecomunicaciones fijas.

Por poner dos ejemplos, en España, a finales de 2013, Vodafone impedía usar la voz sobre IP en varias de sus tarifas de móvil y en la mayoría de las ofertadas por Yoigo se exigía una cuota aparte de 7,26 euros (Una tarifa desproporcionada por 100 megas de conexión para llamadas de Voz IP, el equivalente a unos 600 minutos según la compañía).

En noviembre de 2011, la autoridad británica que regula las comunicaciones (Ofcom) instó a las operadoras a que dejasen de llamar “Acceso a internet” a servicios en los que prohibiesen la VoIP o el P2P. No les prohibió capar las conexiones, pero sí que hiciesen publicidad engañosa de su internet light.

Lamentablemente, no todos los gobiernos actúan así. La mayoría no hace nada. Y otros contribuyen a la censura. En mayo de 2012, el Gobierno etíope del ya fallecido Meles Zenawi declaró ilegales los servicios de VoIP bajo amenaza de hasta 15 años de prisión. Utilizando la manida excusa de preservar la seguridad nacional, la medida sólo pretende someter a los ciudadanos a la censura y, de paso, garantizar los ingresos de la única compañía de telecomunicaciones del país, la pública Ethio Telecom. La prohibición afecta igualmente a cualquier servicio de comunicaciones (como Facebook, Twitter, Gmail…) fuera de los ofertados por el monopolio. El operador estatal también tiene capado el acceso a la red Tor, imposibilitando que el 0,8% de ciudadanos que puede acceder a Internet navegue de forma anónima para escapar del control gubernamental.

Pero la censura gubernamental en la Red se practica en decenas de países a distintos niveles, tanto por motivos comerciales como políticos. En su Informe 2013, Reporteros sin Fronteras declaró “enemigos de Internet” a Siria, China, Irán, Bahréin y Vietnam por practicar “una vigilancia activa e intrusiva y que permite graves violaciones de la libertad de información y de los derechos humanos”. Y ello sin hablar del espionaje a los ciudadanos, una pandemia a nivel mundial donde reina la República de los Estados Unidos de América.

______

Éste es uno de los #101fraudes tratados en el libro de Rubén Sánchez DEFIÉNDETE.

]]>
Rubén Sánchez 2014-10-14 11:49:21
De aquí a Lima - LOS TROTSKISTAS VAN AL BILLAR http://blogs.publico.es/de-aqui-a-lima/2014/09/15/los-trotskistas-van-al-billar/ El VelódromoFernando Ruiz

Pau abrió la reunión enunciando el orden del día: análisis del informe del Comité Ejecutivo, llamamiento de CCOO a una jornada de huelga, intervención en la universidad, simpatizantes, propaganda y finanzas. Antes de acabar su preámbulo, Teo le cortó en seco: ¡Calla y tira!. Pau dejó la libreta en el borde de la mesa, bebió a morro de una Voll-Damm, frotó la punta del taco con la tiza y tiró con postura elegante. Hizo una carambola perfecta. Teo tomó la palabra y empezó a exponer a los camaradas el último texto emanado por la dirección del partido. En la barra, el camarero de El Velódromo, limpiaba la vieja cafetera con aire distraído, sin percibir que en el local una célula trotskista estaba planeando asaltar los cielos.El Velódromo

Hoy el barcelonés bar-restaurante El Velódromo, situado en Muntaner 213, casi rozando la Diagonal, es un establecimiento de moda en manos de la emergente empresa Cervezas Moritz y cuenta con las últimas tecnologías de climatización e iluminación; se han restaurado los elementos más característicos del diseño original como la escalera y las barandillas de caoba, los estantes del espejo de la barra y el billar. A la cabeza del proyecto está Jordi Vila, quien compagina sus labores con la dirección de cocina de los restaurantes Vivanda y Alkimia (una estrella Michelin). Vila empezó en la pastelería Baixas y trabajó en Casa Irene, Neichel, Vivanda, Joan Piqué y Jean Luc Figueras.

Pero en las postrimerías del franquismo, El Velódromo era un bar excepcional; con poca gente, atmósfera algo desangelada y como desubicado en plena zona burguesa y sofisticada de Barcelona. Algunos vecinos desayunaban plácidamente café con leche y un “xuxo” mientras leían el periódico y viejos parroquianos jugaban al ajedrez en una mesa del altillo. En algún rincón se reunían tertulias de amigos y algunas tardes de invierno jóvenes estudiantes jugaban al billar mientras discutían sobre cómo salir del túnel franquista.

Es cierto que muchas de los encuentros durante el franquismo se hacían en recintos educativos y, sobre todo, en iglesias y conventos. Pero las reuniones reducidas, de células y comités de partidos, sindicatos y organizaciones estudiantiles se hacían en bares, cafeterías y restaurantes, a lo largo de toda la geografía española. Las casas particulares sólo se utilizaban cuando la confianza entre los asistentes estaba consolidada.

Pere PortabellaUna de las reuniones políticas en casa particular con gran eco mediático, fueron las que convocaba todos los veranos Pere Portabella en su residencia de la Costa Brava, alrededor de un “Suquet de peix”, un plato tradicional de la cocina marinera catalana. Pere Portabella, director, guionista y productor de cine catalán y, en su momento miembro del comunista PSUC, senador y diputado en el Parlament de Catalunya, ofrecía este suculento plato, que cocinaba Josep Ametller i Coll “Pitu”, en una cita que era una suerte de convocatoria gastronómica al Compromiso Histórico (iniciativa eurocomunista de la época) y a la que no faltaban muchas de las caras más conocidas de la lucha contra el franquismo en Cataluña.

Hoy vamos a dejar de lado los restaurantes de postín que fueron también escenario de reuniones importantes y, en ocasiones, trascendentales para el futuro del país. En Barcelona se hicieron importantes pactos entre las fuerzas políticas en lugares como Vía Véneto, en Ganduxer 10; Neichel, en Beltrán i Rózpide 1; 7 Portes, en Isabel II 14, o La Balsa, en Infanta Isabel 4. Lugares que se podrían llegar a comparar, – como marco social, histórico y político, no en cocina-, con los madrileños Zalacaín, en Álvarez de Baena, 4; José Luis, en Rafael Salgado 11; Horcher, en Alfonso XII 6; Jockey, en Amador de los Ríos 6, y La Ancha de Zorrilla Tortilleria Flash Flash7.

Tampoco vamos a extendernos en el movimiento que se puso en marcha a finales de los sesenta en el terreno de la cultura que se acabó llamando la Gauche Divine de Barcelona. Esta sofisticada tribu, de amplio eco mediático en la época, contaba entre los impulsores con Teresa Gimpera, Oriol Bohigas, Gonzalo Herralde, Rosa Regàs, Colita, Terenci Moix, Ana María Moix, Guillermina Motta, Beatriz de Moura y Jaume Perich. El cuartel general era la discoteca Bocaccio, en Muntaner 505, aunque se movían mucho por algunos bares de la calle Tuset y en la tortillería Flash Flash, en la calle Granada del Penedès 26, local que todavía perdura.

Volvamos a las calles de Barcelona. Con la muerte de Franco se propiciaron numerosas iniciativas sociales y políticas entre ellas el resurgimiento del movimiento libertario que tuvo una buena acogida en muchos sectores de la juventud y tuvo su máxima expresión en las Jornadas Libertarias de 1977. Fue en esas fechas cuando abrió en la calle Hospital 116, cerca de la plaza del Pedró, un establecimiento muy especial, la pizzería Rivolta.

En la Rivolta (en femenino, como la denominaban los asiduos), comió pizza y tomó café irlandés gran parte de la Barcelona “progre” de la época, especialmente jóvenes ácratas, artistas y estudiantes de la izquierda radical, una izquierda que relacionaba estrechamente la lucha contra la dictadura con la lucha con un cambio social. Era frecuente punto de encuentro de la gente de las revistas Ajoblanco y Star, y de dibujantes de El Víbora como Javier Mariscal, Montesol y Nazario o el mito barcelonés de provocación callejera, el pintor Ocaña. El día de la inauguración se proyectó en super-8 “Un pueblo en armas”, documental anarquista sobre la Guerra Civil, realizado en 1937. Al acabar la proyección, los comensales cantaron con brío A las Barricadas.

Pizzería RivoltaCuando se produjo un cambio de dueño y el colectivo de trabajadores se hizo cargo del negocio nadie sabía hacer pizzas por lo que acudieron a un repostero de una afamada pastelería de Barcelona para que les enseñase a hacerlas, cosa que hizo estupendamente a cambio de cervezas. Y debieron aprender bien porque la Rivolta se llenaba todos los días.

Rivolta era, además, parada obligatoria para ir a la Filmoteca del Cinema Pedró, a Les Enfants, o al Saló Diana.

El Saló Diana, en la calle Sant Pau 85, funcionó en el lugar donde se encontraba el histórico cine Diana, inaugurado en 1912, y que solía compaginar las sesiones de cine con espectáculos de “varietés”. La zona se fue deteriorando progresivamente y en los años 60 el cine quedó atrapado en una de las zonas más sórdidas de lo que se llamaba el Barrio Chino o Distrito V, hoy Raval. El Saló Diana abrió sus puertas en 1977 de la mano de L’Assemblea de Treballadors de l’Espectacle, con el director Mario Gas y el actor Carlos Lucena al frente del proyecto, que tuvo unos diez años de vida. En este recinto se llevó a cabo en 1977 las “Jornadas Libertarias Internacionales”, a las que asistió, entre otros, el líder de Mayo del 68 Daniel Cohn-Bendit.

Pero no todos los días eran de vino y rosas. La clandestinidad tenía serios riesgos. El Movimiento Ibérico de Liberación (MIL) fue una organización antifranquista activa durante los inicios de los años 70 en Cataluña. El MIL preconizaba la agitación armada y asumía tendencias como el consejismo y el situacionismo como alternativas al marxismo tradicional. Uno de los puntos de reunión de algunos de los miembros era la cafetería Placidia, un pequeño barcito que se encontraba junto a las ya desaparecidas atracciones infantiles Caspolino, en Gala Placidia, en la parte de Vía Augusta colindante con el barrio de Gracia. Un día de reunión, cuando abandonaron el local, unos de los cuatro asistentes, Salvador Puig Antich, dejó olvidada su cartera de mano con documentación falsa, un telegrama de Francia, un recibo de un piso, un número de un buzón postal, dinero y una pistola. Eso ayudó a la policía a localizar al grupo y detener a sus integrantes.Bar Funicular

El 25 de septiembre de 1973 Xavier Garriga y Salvador Puig Antich se habían citado con Santiago Soler Amigó en el bar-restaurante Funicular, en el chaflán de Girona con Consell de Cent, y allí fueron abordados por la policía. Escaparon y se refugiaron en el portal contiguo donde, tras una refriega, varios disparos acabaron con la vida de uno de los policías, Francisco Aguas Barragán, y Salvador Puig Antich resultó gravemente herido. A raíz de estos hechos, no totalmente aclarados en el juicio, y el marco político del país (el 20 de diciembre de 1973 ETA mata al presidente del Gobierno, el almirante Luís Carrero Blanco) el libertario Salvador Puig Antich, de 24 años, fue ejecutado a garrote vil, en la Cárcel Modelo de Barcelona, el 2 de marzo de 1974.

El  bar  Placídia continúa abierto y es pequeño pero es de los más activos de la zona. Ofrece un surtido de buenas tapas, tiene una terraza con varias mesas y cuenta  con un servicio de desayunos muy completo por la mañana y de menú diario al mediodía.

El Funicular permanece como siempre, como una casa de comidas muy reputada en la zona, y tiene un menú de seis primeros y seis segundos con cocina de mercado. Y lo mismo ofrecen unas fabes a la catalana que unos mejillones a la marinera, unas costillas con patatas o una butifarra con escarola.

El Front Obrer de Catalunya (FOC) fue una organización política hermanada con el Frente de Liberación Popular (FLP) y se diferenció de la izquierda histórica por el apoyo a los movimientos emergentes del tercer mundo y Palestina, y también por su crítica a los partidos comunistas ortodoxos y al intervencionismo soviético en Hungría y Checoslovaquia. Además, aportó las últimas tendencias de pensamiento en Europa como Marcuse, Lukács y Mournier. En el FOC-FLP se forjaron dirigentes políticos de la talla de Jesús Ibáñez Alonso, Manuel Vázquez Montalbán, Miquel Roca, Narcís Serra, Jaime Pastor, Joaquín Leguina, Pasqual Maragall, Manuel Castells o Nicolás Sartorius.

Bar LiceuLos responsables de la organización en Barcelona del FOC se reunían en varios lugares pero el preferido era el Bar Liceu, emblemático lugar situado en la calle de Sants 88-96, en el barrio del mismo nombre. Se trataba de una magnífica construcción acristalada y con gran luminosidad, que se encontraba adyacente el Cine Liceu y que fue planeado por Antoni de Moragas Gallisá, autor del Hotel Park, en la Avenida del Marquès de l’Argentera y de varios edificios del barrio de Sant Gervasi. El local, inaugurado en 1959, presumía de tener la barra de bar más larga de Barcelona, con 32 metros de longitud. La disposición de unos biombos movibles que se utilizaban como portafotogramas permitía que desde un rincón de la barra se pudiese atender a los espectadores de la platea sin volver a pasar por taquilla. Así en un mismo local se podía atender a clientes de fuera y a los que asistían al cine.

El Liceu disponía de unas escaleras que iban a un altillo que comunicaba con el anfiteatro del cine donde se encontraban cinco mesas de billar francés, propiedad del Club Billar Sants. En el sótano había una cocina, los almacenes y los frigoríficos.

El Cine Liceu cerró sus puertas en 1989 y el bar en 1997. Actualmente, en el lugar del espléndido bar hay una academia de baile y una tienda de electrodomésticos.

Cuando el FOC se disolvió en 1970 una parte de sus integrantes se integraron en el PSUC, otros crearon posteriormente Convergencia Socialista de Catalunya y otros se reagruparon en Comunismo, una formación de orientación trotskista.

Algunos de los dirigentes universitarios del grupo Comunismo residían en colegios mayores de la zona alta de Barcelona, como el San Jorge, y otros miembros del grupo impulsor Restaurante Loretotambién residían en las inmediaciones. Muy cerca de la residencia de algunos de los principales dirigentes de Comunismo, en la zona de Les Corts, se encuentra un establecimiento que se convertiría en el centro de muchas reuniones clandestinas en esos años: el bar Loreto, situado en el número 3 de la calle Loreto.

Actualmente el bar restaurante Loreto sigue funcionando. Es un tranquilo establecimiento, no muy grande pero con media docena de mesas en la terraza. Tiene menús del día a muy buen precio y ofrecen una cocina de mercado, al que el propietario acude todos los días para abastecerse. La parroquia está formada por vecinos de toda la vida y, al mediodía, acuden empleados de las oficinas cercanas.

Los jóvenes que jugaron al billar en el Velódromo, hermanos menores en el pensamiento y en el tiempo de los que acudieron años antes a tomar cafés, cortados y carajillos al bar Unió de Sants, y en la cafetería Loreto tomaron cervezas y pinchos de atún con pimiento, siguieron encontrándose en tascas, bodegas, bares y casas de comida hasta que con la democracia y la legalización pudieron tener sus propias sedes para reunirse. Pero la verdad es que con el fin del franquismo la combinación política y gastronomía siguieron de la mano y los progres alternaron más que nunca en las barras, las tascas, restaurantes, bailes, verbenas y terrazas de verano.

Librería Áncora y delfínLa libertad se fue ganando, antes que en cualquier otra sede o espacio, en las calles, en los escenarios y en las barras de las cafeterías. Libros y bares era el cóctel perfecto para plasmar un conjunto de nuevos valores alternativos que enlazaban la lucha antifranquista con nuevas pautas de entender las relaciones personales y las nuevas relaciones familiares. Se acudía a librerías emblemáticas como Cinc d’Oros y Áncora y Delfín, ambas en la Diagonal, y a Documenta, en Cardenal Casañas; de ahí se pasó a librerías más abiertamente militantes como El Mirall, en Provenza, de Dolors Palau; a Leviatán, en Santa Anna, de gente de la LCR, al igual que el bar Octubre, en la calle de la Barra de Ferro, lleno de material de lectura de izquierdas,  o La Sal, (Riereta, 8) un bar-librería feminista. Conviene recordar que la única que persiste a fecha de hoy es la magnífica librería Documenta pero no es su localización original, sino en Pau Claris 144.

Un bar-librería emblemático por su concepto y por ser un punto de encuentro de intelectuales y conspiradores era el Cristal City, en Balmes 249, junto al Cine ABC y la plaza Molina. Un lugar en el que los trotskos procuraban sentarse en una mesa lejana a la de la gente del PSUC de Sant Gervasi, que salía a tomar una copa tras la reunión de la agrupación, en la vecina calle de Sant Guillem. Pocos años antes, en estas mismas mesas, se llevaron a cabo las tertulias literarias de Carlos Barral, Gil de Biedma, Ferrater, Goytisolo…

Bar librería Cristal-City

Era un lugar, además de elegante, de cocina corta de repertorio pero de cuidada factura. Las tortillas de patatas eran excelentes. Los pinchos y bikinis (sándwich mixto de jamón y queso) los servían camareros atentos pero que miraban a otro lado cuando el cliente sacaba de una estantería un libro de Ruedo Ibérico para leer o cuando los jóvenes de carpetas y zurrón manejaban panfletos para discutir. Un lugar histórico y que, lamentablemente, ya no existe.

Muchos de los padres de los jóvenes que hoy pelean contra la crisis y los recortes, intentaron en esos tiempos proyectar un estilo de vida lejos de los esquemas tradicionales, revolucionando a su manera los comportamientos, las costumbres y la estética. Un nuevo estilo de vida que llevaba implícita también una fuerte carga igualitaria y de libertad.

En todos los pueblos y ciudades la gente que luchaba por la democracia se reunió en establecimientos como los aquí descritos. Lo que hemos relatado es una foto estrecha, parcial e insuficiente; pero da una idea de cómo los jóvenes universitarios de unas corrientes políticas determinadas se las ingeniaban para discutir y planificar sus acciones, en torno a una caña y un pincho. Más adelante explicaremos ampliamente a qué restaurantes, bares y tugurios iban los jóvenes universitarios en el franquismo crepuscular, cuando no se reunían para maquinar. Un repaso de los lugares de Barcelona y Madrid donde los jóvenes comprometidos se metían a la hora de comer, beber y divertirse.

 

]]>
de-aqui-a-lima 2014-09-15 07:14:18
Aceite de roca - Buscando oro negro http://temas.publico.es/aceite-de-roca/2014/07/15/buscando-oro-negro/ Anterior: Aceite de roca

El Prospector de N. C. Wyeth
El Prospector (1906), pintura de N. C. Wyeth (1882-1945). (Clic para ampliar)

Bien, pues ya sabemos cómo llegó el petróleo a la Tierra. Pero el problema, terminé contándote, es que acabó muy mal repartido: únicamente se encuentra en los lugares donde el simple azar dio lugar a las condiciones geológicas que permitieron no sólo su formación, sino también su almacenamiento natural. Y además, salvo por los pocos sitios en que asoma por sí mismo a la superficie, está bien enterrado bajo el suelo, lejos de nuestra vista. ¿Cómo dijimos que lo vamos a encontrar?

Aunque, antes de esto, deberíamos hacernos otra pregunta: ¿por qué habríamos de encontrarlo? Quiero decir, las civilizaciones del pasado no le vieron gran utilidad. La minería es muy antigua, y los antiguos crearon grandes minas para arrancarle toda clase de materiales valiosos a la Tierra: hierro, oro, plata, cobre, estaño, mil cosas. Sin embargo, no parece que al petróleo crudo le dieran mucho uso, ni se tomaran muchas molestias para extraerlo. A sustancias como la brea, el asfalto o el betún sí, para calafatear barcos, impermeabilizar paredes y tejados –o botas de vino– e incluso como adhesivo o cemento de torres y murallas (en Babilonia, desde hace unos seis milenios.) Y hasta para las momias; la palabra momia viene del árabe antiguo mūmiyā’, que era el betún con el que las embalsamaban al menos a partir del 1.000 aC (antes usaban resinas). Sin embargo, el petróleo crudo no les parecía muy importante; de hecho, le daban muy poca importancia. ¿Cómo fue que aprendimos a quererlo, o al menos a desearlo tanto? ¿Por qué el aceite de roca se convirtió en el oro negro?

De aceite de roca a oro negro.

Bañistas de barro en el Mar Muerto
Unas chicas toman un baño de barro en el Mar Muerto, que se considera bueno para la piel. Sí, es tan negro porque contiene gran cantidad de betún. La población local estuvo recogiéndolo y exportándolo (sobre todo, a los egipcios) desde los principios de la Historia. (Clic para ampliar)

El problema es que, como te dije en la entrada anterior, el petróleo se evapora, y además deprisita. Cuando está expuesto al aire, como por ejemplo en los yacimientos superficiales, aún más. Y lo que deja detrás es, precisamente, este betún del que ya te hablé también en la última entrada. Si los antiguos no utilizaban masivamente el petróleo crudo es porque en estado natural permanece poco tiempo líquido antes de evaporarse. Pero estos residuos bituminosos que deja detrás les gustaban tanto como a nosotros un buen barril de Brent. Los griegos clásicos llamaban al Mar Muerto el Mar del Asfalto (ἡ Θάλαττα ἀσφαλτῖτης, hē Thálatta asphaltĩtēs) porque constantemente emergen bloques de betún, y de ahí se exportaba a medio mundo antiguo bajo el nombre comercial betún de Judea. También eran muy famosas las fuentes de brea de Persia (ahora, Irán) y de los valles del Tigris y el Éufrates (hoy en día, Iraq), como por ejemplo en Ardericca. Los romanos lo sacaban de la Dacia, que hoy es Rumania –conocida por sus yacimientos petrolíferos–, bajo el nombre picula. También se encontraba en la costa Sur de la actual Turquía, en Zacinto (Islas Jónicas) o en Sicilia. Y muchos sitios más.

Aún así, incluso encontraron usos para el poco petróleo líquido que hallaban. Eso sí, no muchos. Según la Enciclopedia Británica, los egipcios lo consumían como medicina, en forma de linimento y laxante (!). En algunos lugares donde abundaba pudo quemarse como aceite para lámparas, aunque deja bastante mal olor. Pero poco más, por su rareza y porque es muy inflamable –y, por tanto, peligroso–. No es la clase de sustancia que quieres dejar encendida junto a la cama de tus hijos, por mucho que fueras un antiguo. Se ha sugerido que, por ello, quizá se utilizó también en flechas incendiarias y armas por el estilo. Conjeturan que pudo ser un ingrediente del legendario fuego griego. Y poco más.

Muhammad ibn Zakariya al-Razi
El polímata, alquimista y proto-científico persa Muhammad ibn Zakariya al-Razi (aprox. 854-925CE) describió en su “Libro de los secretos” dos técnicas de destilación mediante alambiques para transformar el petróleo en queroseno. Con ello, sentó las bases para que el aceite de roca se convirtiera en oro negro. Imagen: Wikimedia Commons.

El petróleo crudo no encontró la arteria para inyectarse hacia el corazón de nuestro mundo hasta que los alquimistas persas, como Al-Razi, no se metieron a trabajar en serio con la destilación e inventaron el alambique hace unos mil cien o mil doscientos años. Al-Razi (aprox. 854 – 925 dC) describió en su Libro de los Secretos dos técnicas distintas para transformar ese aceite de roca en una cierta nafta blanca (naft abyad), a la que ahora llamamos queroseno. Sí, parecido al de los aviones o los cohetes Soyuz y Falcon, sólo que en una versión primitiva.  Mediante sucesivas destilaciones en sus alambiques, Al-Razi consiguió separar las fracciones más volátiles del petróleo crudo hasta quedarse con este queroseno, un combustible de lo más aceptable y seguro.

Y entonces sí que sí. El queroseno se convirtió en un éxito instantáneo, al menos en el mundo islámico. Se utilizaba sobre todo como aceite para lámparas o antorchas, en la producción de la seda, como medicina y en distintos tipos de hornos. En torno al cambio de milenio, ya se estaba explotando todo el bitumen y crudo líquido superficial que podían encontrar desde Bakú hasta el Golfo Pérsico. Pronto, los sultanes de Egipto promulgaban las primeras leyes para regular este nuevo recurso. Lógicamente, cuando se acababa el que había en la superficie, no hacía falta ser ningún genio para comprender que cavando un agujero igual sacabas más. Así aparecieron los pozos de petróleo en el Oriente Medio.

Curiosamente, no fueron los primeros. Al parecer, en China habían comenzado a excavarlos sobre el año 347 dC y para finales del milenio tenían incluso una especie de red de oleoductos de bambú. Los japoneses lo llamaban el agua ardiente. El polímata chino Shen Kuo (1031 – 1095) nos habla de todo esto en sus libros, y particularmente en uno donde acuña la expresión aceite de roca (石油, shíyóu), que como ya vimos en la entrada anterior no llegaría a Europa hasta la Edad Media. Pero mientras en esas regiones del Pacífico seguían utilizando el bitumen y el petróleo crudo a pelo, el alambique y esa extraña nafta blanca de los persas entraban en Europa por Al-Ándalus en torno al siglo XII, y para el XIII ambos inventos ya habían llegado hasta Rumania.

Alambique
A menudo olvidado, el alambique fue una tecnología revolucionaria para los alquimistas que mucho tiempo después se transmutarían a sí mismos en químicos. Con su aparente sencillez, el alambique permite la destilación de numerosas sustancias, desde los licores o los perfumes hasta el petróleo y sus derivados más primitivos. Imagen: © HammacherSchlemmer & Co.

No obstante, por esas fechas y durante toda la Edad Media el petróleo y sus destilados siguieron siendo un producto de segundo orden. Nada que ver con la importancia que tienen hoy en día. Las fuentes de energía primarias seguían siendo la leña y el trabajo muscular (o sea, animales con dos o cuatro patas de andar currando como bestias), con el carbón utilizado esporádicamente. Así desaparecieron no pocos bosques de Europa. A modo de lubricantes se utilizaban distintas grasas animales y vegetales, e incluso babosas. Sí, babosas. Para fertilizar los campos, pues estiércol, qué iba a ser, a menudo transportando distintas enfermedades. Por pesticidas usaban humos, cenizas y alquitrán, lo que sin duda era mucho más natural que estas cosas que le echan ahora; las constantes hambrunas ocasionadas por la pérdida de las cosechas debida a toda clase de plagas también hacían que te murieses muy naturalmente. Para los cosméticos echaban mano de ceras, aceites, tintes y polvos a cual más peligroso, como el plomo o el antimonio. Y así todo.

De semejante manera siguió girando el mundo hasta que entramos en la decadente Edad Moderna y la mefistofélica Revolución Industrial. Imagínate, gente intentando librarse de todas esas maravillas tradicionales para vivir un poco mejor; qué vulgaridad y qué poco espiritual, todo artificial, contra natura y demás. El caso es que llegó una nueva generación de máquinas como nunca antes se habían visto y los venerables alquimistas se hicieron químicos, físicos y esas ordinarieces materialistas. Entre estas máquinas que comenzaron a extenderse por los países más avanzados se encontraba una totalmente revolucionaria: la máquina de vapor.

Animación de una máquina de vapor
Otro invento radical: la máquina de vapor, que hizo posible la Revolución Industrial y el mundo que conocemos. Sólo tiene un problema: necesita vapor, mucho vapor. Y para producir vapor, hace falta hervir agua, o sea energía. Además, funciona notablemente mejor con buenos lubricantes. Imagen: Wikimedia Commons.

 

Coalbrookdale de Noche (1801)
Coalbrookdale de Noche (1801), óleo de Philip James de Loutherbourg, donde se ven los Hornos de Madeley Wood. Coalbrookdale (Reino Unido) fue una de las cunas de la Revolución Industrial, debido a su carbón de buena calidad y su estupenda producción de hierro. No obstante, se comprende fácilmente que al principio esto de la Revolución Industrial no era muy ecológico ni tenía mucha sensibilidad social. Imagen: Wikimedia Commons (Clic para ampliar)

La máquina de vapor prometía mover el mundo pero, como buena obra mefistofélica, exigía algo a cambio: mucha energía, muy concentrada. Mucha más que la que se podría obtener talando todos los bosques de la Tierra. Durante un tiempo lo solucionaron con carbón, del que había bastante en Europa (cuna de la Revolución Industrial); fue el primer uso extensivo de combustibles fósiles. Y Mefistófeles cumplió su parte del trato: esto del maquinismo funcionaba tan bien que pronto se produjo la Segunda Revolución Industrial, mucho más sofisticada que la anterior. Llegaba la era de la técnica, con sus fábricas de producción en cadena, sus coches, sus aviones, la electrificación, los primeros electrodomésticos, el motor de combustión interna y el siglo XX en general.

Hizo falta una nueva generación de sustancias artificiales para poner todo esto en marcha. Y más, mucha más energía. El carbón no estaba mal, pero era demasiado pesado, voluminoso y sucio para buena parte de todas esas aplicaciones. Entonces, el mundo giró sus ojos hacia aquella nafta blanca del viejo alquimista persa. Ya con la Primera Revolución Industrial se le habían encontrado algunos usos nuevos a los destilados del petróleo crudo, como la producción de parafina. Pero, por el momento, seguía usándose sólo para las lámparas de queroseno y cosas así. Sin embargo, los alquimistas reconvertidos en químicos decían que podían hacer muchas más cosas con él. Como por ejemplo los combustibles y lubricantes que exigía toda esta nueva maquinaria, y muy en particular los motores de combustión interna.

Yanar Dag, Azerbaiyán
En Bakú (ahora, Azerbaiyán) hay tanto petróleo y gas natural cerca de la superficie que incluso cuentan con “montañas ardientes” como el Yanar Dag (en la imagen.) Al parecer, este fuego fue iniciado accidentalmente por un pastor en los años ’50, y sigue ardiendo desde entonces, alimentado por las emanaciones de gas natural procedentes del subsuelo. Imagen: Wikimedia Commons (Clic para ampliar)

La primera refinería petrolífera de la historia ya se había abierto a mediados del siglo XIX, en la vieja Dacia de donde los romanos sacaban su picula: Ploiești, Rumania, que luego se haría muy famosa durante la Segunda Guerra Mundial. Muy poco después, en 1861, se inauguraba la primera refinería verdaderamente moderna en Bakú (que en esos momentos formaba parte de la Rusia Imperial), donde se extraía más del 90% del petróleo del mundo. Les siguieron muchas más. Con estas refinerías, además del queroseno, podían producirse otros combustibles como la gasolina, el gasoil o el fuelóleo. Y los lubricantes, absolutamente esenciales para que ese mundo nuevo se moviera sin griparse.

Pero claro, con todas esas aplicaciones, cada vez hacía falta más y más aceite de roca. Por esas mismas fechas de mediados del siglo XIX se produce la primera fiebre del petróleo, en Pennsylvania, Estados Unidos. Se sabía que había, porque los americanos nativos de la zona venían usando el que se encontraba naturalmente en la superficie desde siglos atrás. Poco después el fenómeno se repitió en Ohio, donde surgiría la Standard Oil Company de John Rockefeller. Y después, vino lo de Texas. Standard Oil se convirtió rápidamente en un monstruo gigantesco extendido por numerosos países que empleaba todos los trucos sucios del manual para eliminar a la competencia y coaccionar a los consumidores, hasta convertirse en un monopolio de facto. Tanto fue así que, en 1911, el Tribunal Supremo de los Estados Unidos les obligó a dividirse en 34 empresas distintas. Cuatro de esas empresas formaron parte después de las legendarias Siete Hermanas. Así de grande fue Standard Oil, un verdadero indicador del poder del petróleo que surgía a toda velocidad.

De hecho, para entonces, ya todo el mundo andaba loco buscando más y más de ese oro negro que parecía servir para todo, o casi todo. Había nacido la Era del Petróleo. Sólo había un pequeño problema. Bueno, a decir verdad, un gran problema. Los yacimientos de toda la vida, esos que se sabía que estaban ahí desde siempre, o ya estaban ocupados o se agotaban rápidamente. Hacía falta más. Mucho más. Pero si no estaba a la vista, ¿qué podíamos hacer para encontrarlo?

Animación de un motor de combustión interna
Un motor de combustión interna en acción. Esto ya necesita algo más sofisticado que el carbón y la grasa animal para funcionar bien. Imagen: Wikimedia Commons.

El tiempo de los geólogos.

¿Pues qué íbamos a hacer? Lo mismo que con cualquier otro problema técnico gordo y endiabladamente difícil de resolver: llamar a los científicos.

Plegamientos anticlinales y trampas petrolíferas
La mayor parte de las trampas petroleras se forman en los plegamientos anticlinales con estratos superpuestos de roca porosa y roca impermeable, en lugares donde antiguamente hubo un lago o mar. Imágenes: Wikimedia Commons.

Y los científicos adecuados para resolver este problema son, naturalmente, los geólogos. Si alguien es capaz de decirte dónde puede haberse formado petróleo, y dónde se dan las condiciones del terreno para que se haya almacenado hasta formar un yacimiento, son ellos. No otra cosa estudia la Geología: la estructura y composición de la Tierra y la manera como evoluciona a lo largo del tiempo. Se deduce fácilmente que, si quieres encontrar algo oculto bajo el suelo, son las personas a las que hay que preguntar. Como el petróleo y demás hidrocarburos son tan importantes y valiosos, existe incluso toda una rama de esta ciencia dedicada a tal cuestión: la geología del petróleo. Y una especialidad tecnológica asociada: la ingeniería petrolífera. Los geofísicos, físicos, químicos y expertos en ciencias planetarias también pueden echarte una buena mano.

De entrada, mediante el estudio de las características geológicas de una región, estos equipos de científicos y técnicos te dirán si es posible que se haya acumulado petróleo o no. Si, por ejemplo, no hay estratos impermeables capaces de formar las trampas que vimos en la entrada anterior, pues es difícil que encuentres petróleo ahí abajo. Por el contrario, si tienes una zona de pliegues anticlinales donde muy antiguamente hubo un lago o un mar, y además te encuentras con estratos porosos (como los de caliza) y otros impermeables (como los de arcilla)… pues va a merecer la pena echar un vistazo. También se analizan otros factores como la posible madurez térmica de la roca almacén (o sea, hasta qué punto pueden haberse completado los procesos de diagénesis y catagénesis que también vimos en la entrada anterior) y se elaboran modelos de la cuenca sedimentaria para ver lo que pudo formarse ahí. Con todo esto, ya empiezas a tener unas cuantas pistas interesantes.

Pero claro, que haya podido formarse un yacimiento de hidrocarburos no quiere decir que lo haya hecho. Hay un montón de factores que pueden haberlo impedido, o destruido a lo largo de todos esos millones de años. E incluso aunque esté ahí, tendrás que saber dónde exactamente. No vas a ponerte a perforar pozos sin conocimiento, a ver si sale algo. Perforar pozos es caro, tanto más cuanto más profundo quieras llegar; y si los terrenos de la superficie tienen algún valor económico, ni te cuento. No es lo mismo agujerear un desierto por donde sólo pasa algún beduino de vez en cuando que intentarlo en una costa llena de urbanizaciones de lujo, por decir algo.

Pozos petrolíferos kuwaitís incendiados
Aviones de combate de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos vuelan sobre los pozos petrolíferos kuwaitís incendiados por las fuerzas iraquíes en retirada, durante la Guerra del Golfo de 1991. Debido a su inmenso valor, la geopolítica del petróleo ha dado lugar a numerosos abusos y conflictos por todos conocidos. Imagen: Fuerza Aérea de los Estados Unidos vía Wikimedia Commons. (Clic para ampliar)

Para empezar, necesitas una concesión. Es que resulta que el suelo –y el subsuelo– siempre tienen dueño, o como mínimo alguien con algo que decir al respecto: un propietario, un estado, la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos, quien sea. Dependiendo del lugar que quieras explorar, puedes necesitar uno o varios permisos de los implicados.

Y aquí es donde suelen empezar las broncas. A veces son meros trámites, pero en otras ocasiones la cosa termina como el rosario de la aurora, sobre todo cuando hay más de una autoridad que reclama la potestad sobre el suelo o subsuelo en cuestión. O cuando esa autoridad no es receptiva a tus intenciones, momento en el que puede surgir la tentación de sustituirla por otra más amistosa. O igual resulta que a la gente de la zona no le hace la menor gracia tener un yacimiento petrolífero frente a la puerta de su casa y va y se ponen subversivos. No creo que haga falta que me extienda sobre la gran cantidad de guerras, conflictos, abusos y golpes de estado que estos bailes de autoridades han ocasionado a lo largo de la historia contemporánea, por no mencionar las corruptelas. La geopolítica petrolera ha dado lugar a auténticos ríos de tinta, bits y sangre, y probablemente seguirá haciéndolo durante bastante tiempo más.

Pero bueno, vamos a dar por sentado que aquí somos todos gente de bien y hemos obtenido nuestra concesión de manera limpia y prístina. Que también se da el caso, ¿eh?, y de hecho se da a menudo; no siempre es todo horroroso en este mundo. Lo cierto es que la gran mayoría de las concesiones no provocan problemas graves y muy, muy pocas se convierten en un baño de sangre; pero claro, estas últimas son las que salen por la tele (o no, según lo que másmande el causante.) Bien, el caso es que tenemos la concesión en la mano. Pues ahora hay que explorar el sitio, a ver si realmente hay petróleo y donde. Para eso, hoy en día, contamos con abundante tecnología. Teniendo en cuenta los cuartos que nos jugamos, hay ahora mismo disponibles tecnologías muy avanzadas, incluso asombrosas, capaces de ver bajo tierra con gran precisión. Los expertos que nos van a ayudar en esta fase son los científicos e ingenieros geofísicos.

Exploración del subsuelo marino mediante sismología de reflexión.
Exploración del subsuelo marino mediante sismología de reflexión. Imagen: Agencia de Protección Ambiental, Gobierno de los EEUU. (Clic para ampliar)

De hecho, existen varios métodos y tecnologías para localizar nuestros deseados hidrocarburos, y estos geofísicos determinarán cuáles son las más adecuadas para el caso. Una de las técnicas más habituales, por no decir la clásica, es la sismología de exploración. En esencia, consiste en llenar el suelo de sensores, provocar un terremoto controlado para ver lo que miden y a partir de ahí levantar un mapa del subsuelo.

¡¿Comorrrr?! ¡¿Provocar un terremoto?! Sí, sí, pero que nadie se me asuste. silly Es un terremoto muy chiquitín, generalmente ocasionado con una pequeña cantidad de explosivos, o un vibrador del tipo de los Vibroseis, o aire comprimido, o cualquier otra fuente sísmica. Si alguna vez has pasado cerca de una cantera el día que le dan mecha a la dinamita, has vivido terremotos mucho peores. En la práctica, estos microseísmos controlados son imperceptibles en cuanto te apartas un poco. Pero bastan para generar ondas sísmicas que “rebotan” por el subsuelo hasta que son captadas por los detectores. Más técnicamente, a esto se le llama sismología de reflexión o de refracción, y sus principios son análogos al sonar de los submarinos o la ecolocación de los delfines y compañía.

Cuando estas ondas regresan a los sensores dispuestos por la zona –generalmente, geófonos y acelerómetros– se convierten en señales eléctricas que un ordenador puede leer. Y vaya si las lee, así como el tiempo transcurrido entre emisión y recepción. Incluso los modelos antiguos podían trazar razonables “cortes” del subsuelo con esta técnica. Los más modernos, cuyos registros se pueden procesar con superordenadores en caso necesario, levantan auténticos mapas tridimensionales de notable precisión. En no pocas ocasiones el yacimiento de hidrocarburos, si existe, queda delatado así. O, al menos, el tipo de estructuras que podrían contenerlo. Se parece mucho a esas ecografías tridimensionales en las que podemos ver al bebé dentro del vientre de su mamá como si le sacásemos fotos para el álbum familiar.

Interesante video educativo producido por la UNEFA de Valencia (Venezuela) sobre el proceso de exploración del petróleo.

Petrobras 10000
Un buque perforador moderno, el Petrobras 10000 del año 2009, con 61.000 toneladas de desplazamiento. Este tipo de recursos son costosísimos y sólo se ponen en marcha cuando ya existe una certeza razonable de que vamos a encontrar algo valioso… y a veces ni por esas, tú. Imagen: © Richard de marinetraffic.com (Clic para ampliar)

Sin embargo, el subsuelo puede ser muy pejiguero. A veces hace falta aún más tecnología para localizar el yacimiento, si es que existe.  Pero los geofísicos de hoy en día, como podrás suponer, disponen de un auténtico arsenal, que va desde la gravimetría y los métodos magnetotelúricos hasta la sismología pasiva, aprovechando los pequeños terremotos naturales que se dan constantemente en la Tierra. Estas técnicas, además, se perciben como menos agresivas por el público, con lo que suelen generar menos oposición (en mi opinión tampoco hay nada especialmente agresivo en la sismología activa, la de ocasionar microterremotos, pero el miedo es libre.)

Sólo cuando ya tengamos una hipótesis bien fundada de que podemos hallarnos ante un yacimiento rentable nos plantearemos perforar uno o varios pozos de exploración. Es que perforar es caro y si hay que hacerlo a gran profundidad, o bajo el mar, o en estructuras geológicas difíciles, caro y medio. La verdad es que todas estas exploraciones son costosísimas, auténticas investigaciones científicas en sí mismas. Y sus resultados, hoy por hoy, no son confiables del todo, ni mucho menos: siempre se corre el riesgo de que al final no encontremos nada o casi nada. Los detectores de petróleo como tal todavía no existen. En esos casos, imagínate la de pasta que va por el aire. Por eso la parte más cara –la perforación– se reserva para el final, cuando ya se tiene algo parecido a una certeza razonable. O cosa así.

Un pozo de exploración es un pozo petrolífero como cualquier otro, aunque lleno de sensores y equipos para reunir información adicional. Elegimos los mejores puntos que nos han indicado nuestros científicos e ingenieros. Levantamos nuestra torre de perforación, o plantamos nuestro buque perforador, o lo que sea, y nos liamos a taladrar. Y taladramos y taladramos y taladramos y… y… ¡…y va y resulta que sale petróleo, tú! Y ahora, ¿qué hacemos con él?

Siguiente: El largo viaje del petróleo

]]>
yuri 2014-09-04 13:49:22
Memoria Pública - “No puedo encogerme de hombros cuando se vilipendian y pisotean los derechos humanos” http://blogs.publico.es/memoria-publica/2014/07/31/no-puedo-encogerme-de-hombros-cuando-se-vilipendian-y-pisotean-los-derechos-humanos/ *Discurso de Darío Rivas, impulsor de la querella interpuesta en Buenos Aires para investigar los crímenes del franquismo, durante la jornada de homenaje que le rinde la Diputación de Lugo.

“En primer lugar quiero agradecer muy sinceramente al señor Presidente de la Diputación y demás miembros de este organismo provincial que tengan o hayan tenido algo que ver con este acto, el  hecho de que se acordasen de mi para, a través de mi persona, homenajear a las víctimas del franquismo. Yo sólo trato de interpretar y cumplir lo que creo que me pediría mi padre y, juntamente con él, muchos otros que fueron miserablemente expropiados de la vida e incluso de la palabra y de la voz. No me mueven intereses económicos, ni tampoco ideologías políticas partidistas, con todos mis respetos para ellas; pero tampoco soy neutral ni puedo encogerme de hombros ante la injusticia o ante los derechos humanos vilipendiados y pisoteados.

Mi padre fue una víctima abatida del lado republicano, pero mi deseo de reparación se extiende a todas las víctimas de aquella guerra incivil como la llamara don Miguel de Unamuno. Su frase fue calificación afortunada de la contienda fratricida, pero creo que toda guerra es incivil, por ser en sus orígenes o en su desarrollo un fracaso de la civilización.

Mi solicitud de respeto y reparación, desde la distancia en el espacio y en el tiempo es para las víctimas de todas las ideologías siempre y cuando también ellas sean respetuosas con los derechos individuales y colectivos. La paz, si no se queda en simple falta de conflictos, debida a un orden represivo dictatorial, solo puede nacer del respeto a los derechos humanos de todos los humanos.

España todavía no saldó la deuda de restauración del honor de todas las víctimas de su siglo más sanguinario. Todas esas víctimas fueron héroes de una escenificación dramática que siguió siendo terriblemente trágica después de cerrarse el telón al acabar la guerra fratricida; porque se cerró el telón pero permanecieron abiertas infinidad de sangrantes heridas con grave peligro de gangrena.

Todos los actores de este drama fueron héroes, pero no todos tuvieron el mismo reconocimiento; porque, mientras que los cuerpos de algunos asesinos de mi padre directa o indirectamente y de otros inocentes pudieron reposar protegidos por grandes mausoleos o a la sombra de tendenciosos monumentos a los caídos, el cuerpo de Severino Rivas, mi querido padre, se fue desintegrando, olvidado en un reducto anónimo del cementerio de Cortapezas, bajo un goteral de la iglesia.

No se trata de desenterrar ahora muertos de un lado echando la tierra sobre los muertos del otro, sino de dar el merecido descanso a todos los difuntos a quienes la muerte igualó por encima de títulos honoríficos y de ideologías enfrentadas. Sólo así podrá desenraizarse para siempre el odio que sigue envenenando algunos corazones y cerrar definitivamente las heridas del alma. Sólo después de restablecida la justicia cabe el perdón, pero sin arrepentimiento ni reparación, el perdón puede ser algo sobrehumano o simple y equívoca apariencia.

Con relación a muchas otras víctimas, mi padre fue un privilegiado gracias al interés de Don Antonio Gato Soengas y las Corporaciones Municipales de Castro de Rei presididas por Don Arturo Pereiro y por Don Juan José Díaz Valiño. El actual alcalde Don Francisco Balado no tuvo oportunidad de actuaciones tan directas como sus antecesores, pero tampoco faltó su apoyo en su momento, y sé también que yo gozo de su aprecio sincero. A todos ellos y a los concejales correspondientes, mi profunda gratitud, incluso mi comprensión a quien mostró su disconformidad a la hora de dedicar una calle en Castro de Riberas de Lea a la memoria de mi padre.

Especial agradecimiento quiero expresar a cuantos hicieron que pudiese ser una realidad mi libro autobiográfico. Don José Manuel Carballo fue el inspirador, el impulsor, el artífice y el coordinador, pero mi gratitud se extiende también a mis sobrinas María Jesús y María José Rivas, a mi sobrino por parte de mi esposa, Hugo H. Freijedo, a Ana Campos Veiga, a Don Antonio Gato, autor de Apunte biográfico de Don Severino Rivas Barja, al Ayuntamiento de Castro de Rei, a la Diputación Provincial y a quienes gestionaron las ayudas de este Organismo para la edición en gallego y en castellano que lleva como título y subtítulos: “Darío Rivas Cando. Autobiografía. Gallego emigrado a Argentina en 1930 con solo nueve años. Obsesionado por encontrar los restos de su padre y lavar su mancillada memoria en una España enmudecida”.

En esta autobiografía narro mi lucha por la noble causa de encontrar y recuperar los restos de mi progenitor. Esa lucha comenzó en 1952 cuando viajé por primera vez  desde Buenos Aires a esta Galicia, madre rica, pero expoliada de recursos y personas,  que tuvo —y aún tiene— que llorar por tantos hijos que salimos en busca del pan necesario, amasado en amarguras. Lejos de lo nuestro y de los nuestros. También a mí, como a tantos otros, algunos con menos suerte que yo, me tocó llorar amargamente en el exilio forzado por la tiranía del hambre, desde que siendo todavía un niño indefenso, me embarcaron solo en Vigo con rumbo a un puerto incierto y desconocido. En aquel barco recibí el último abrazo de un padre que disimulaba sus lágrimas y al que nunca podría volver a ver ni abrazar, por obra y desgracia de serviles asesinos, ejecutores inhumanos de tiranías y dictaduras fratricidas y parricidas.

Lejos estaba yo de soñar con la trascendencia de este libro cuando por primera vez en la cafetería del España nos pusimos manos a la obra provistos de magnetofón y folios Don José Manuel y yo. Yo estaba iniciando una aventura, un tanto presionado por él y por algunos familiares míos que ya habían transcrito algunas de mis vivencias. Curiosas coincidencias del destino: el mes de octubre de mil novecientos treinta y seis había sido apresado mi padre en el mismo lugar, el entonces hotel España. Creo que él, mi amigo, hermano y confidente, algo intuía ya entonces, de ahí sus ánimos y su insistencia en que este barco, como aquel en el que yo cruzara el inmenso Atlántico, llegase a buen puerto sin escatimar horas de navegación contra viento y marea.

Este librito, ya agotado, se ha convertido en un importante documento, porque dio a conocer mi causa, fue agregado a la querella contra el franquismo y llegó a ser entregado al Papa Francisco y leído por él, acompañando una carta sobre los sacerdotes víctimas no sólo de las llamadas hordas republicanas sino también de un franquismo blasfemo que bajo capa de catolicismo a ultranza no tuvo empacho en querer adueñarse en exclusiva de la mismísima gracia de Dios: “Francisco Franco, Caudillo de España, por la gracia de Dios”. “Rezaban” las monedas, con las bendiciones de importantes sectores clericales más preocupados por sus intereses personales que por la fidelidad al evangelio.

Antes de finalizar quisiera destacar que el avance de la querella contra aquella dictadura ha sido posible gracias a la política de Derechos Humanos vigente en la República Argentina y a la cooperación que me ofreció un equipo de abogados de forma totalmente gratuita.

En el capítulo de agradecimientos la lista es enorme. Permítanme citar sólo a la Cámara de Diputados y la Corte Suprema de Justicia, los organismos de Derechos Humanos, Universidades y otras instituciones y organizaciones de Argentina, incluida la Federación de Asociaciones Gallegas. Muchas son también las personalidades del mundo del derecho, la cultura y la judicatura que prestan su apoyo, entre ellos están el juez Baltasar Garzón y el premio nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel. Especial mención merece la investigación llevada adelante por el Juzgado Federal nº 1 de la Ciudad de Buenos Aires, cuya titular es la Doctora María R. Servini. A nivel internacional agradezco el interés y el apoyo de Naciones Unidas, Amnistía Internacional, la Universidad de Tokio y la muy querida, -por ser la más nuestra- de Salamanca.

Disculpen si me alargo más de lo aconsejable, pero no puedo pasar por alto la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica; ella está presente en muchos eventos relacionados con mi padre. Le doy las gracias por todo lo que me ha ayudado, incluido este acto y hoy se las doy en la persona de Carmen García Rodeja.

A todos ellos y a todos ustedes: ¡Gracias! ¡Muchas gracias!

Quiero pensar que todo el apoyo recibido, así como esta distinción que hoy me conceden en esta queridísima “Terra Nai” son muestra de que la causa que me mueve y hoy nos reúne es noble y justa.

Gracias a todos por su benevolencia. Me llena de satisfacción comprobar cómo en España son muchos los que apoyan la condena de injusticias y la reivindicación de la reparación del honor lesionado de tantos seres queridos y, por queridos, recordados, por más que haya quien se empeñe en mantenerlos bien silenciados y mal enterrados. Ellos son los verdaderos protagonistas, no yo. Para ellos me permito pedirles el tributo de unos momentos de silencio que quisiera fuese extensivo a todos los represaliados por sus ideas e ideales. A todos y todas los de antes y de ahora, de aquí y de cualquier parte.

Muchas gracias.”

]]>
Opinión 2014-07-31 23:42:09
Lloviendo piedras - Demócratas no practicantes http://blogs.publico.es/tania-sanchez/2014/06/04/democratas-no-practicantes/ referendum yaLos pueblos casi siempre avanzan más rápido que sus gobernantes  a los que acaban obligando a adaptarse a una realidad que no puede ser negada.

El debate que se ha abierto con motivo del anuncio de abdicación del Rey Juan Carlos es un ejemplo de esa confrontación, entre un pueblo que avanza, y unos dirigentes que tratan de mantener el orden anterior, un modelo basado en la dirección de las cúpulas de los asuntos públicos, un modelo que ya no responde a las demandas de las mayorías sociales.

Unas cúpulas que,  igual que pensaron que se podía ser eternamente católico no practicantes sin que eso implicara el abandono de la moral cristiana como informante de la vida privada,   están cómodos en una sociedad de demócratas no practicantes, en la que los procesos de consulta al soberano se convierte en un ritual que no obliga a los participantes del mismo a cumplir con los valores que informan la democracia.

Este es uno de los ejes por los que se está quebrando el régimen del 78. Esta es la impugnación que inauguró el 15M, una sociedad que reclama más y mejor democracia, una sociedad que quiere que la democracia sea el valor central que informe sus vidas cotidianas, una democracia en la que la gente sea protagonista de su presente y dueña de su futuro. Y esta es también la reclamación de quienes exigen referéndum ya. Porque ¿de qué sirve el ritual electoral, si los representantes del pueblo resultantes del mismo no defienden los intereses de quien les votaron?.

Sin duda, el concepto de democracia y la traducción del mismo a la práctica cotidiana de la política es uno de los epicentros de la crisis política que hoy vivimos.

Frente a los que se empeñan en hacer del debate sobre la abdicación  un debate de procedimiento, de lo que se puede y no se puede hacer, se sitúa  una sociedad  que no alcanza a entender cómo se puede ser demócrata y no querer que la ciudadanía sea consultada sobre decisiones tan trascendentales para su futuro como la Jefatura del Estado.

No faltan quienes se empeñan en decir que ahora no toca, ante la mirada atónita de una sociedad a la que le resulta evidente que no hay mejor momento en el que preguntar al pueblo soberano en qué modelo de Estado quiere vivir, que ahora, cuando el ocupante actual  de la Jefatura de Estado ha anunciado su retirada.

Cuando se convoque el referéndum consultivo, perfectamente viable en aplicación del artículo 92.2 de la Constitución Española, sin duda  yo haré campaña por el modelo de estado más democrático; el modelo republicano, en que no sólo  se hace efectiva la igualdad de toda la población ante la ley, eliminando la extraña circunstancia por la que una familia tiene privilegios garantizados por encima del resto de familias del país, sino que además se fomenta una profunda cultura democrática a las vidas cotidianas de la gente, que nos obligue a implicarnos en los asuntos públicos, abandonando esa actitud de idiotas en la que permitimos que una minoría decida sobre el futuro de todos y todas.

Pero de eso hablaremos el día que se convoque un referéndum que someta a consulta  si queremos ser súbditos de un monarca o ciudadanos de una república, mientras no se convoque,  el debate es otro y las posiciones están claras.

De un lado se sitúan quienes queremos ser una sociedad profundamente demócrata, que incorpore a la cotidianidad de sus gentes el debate ciudadano, la participación en los asuntos públicos y la capacidad de decisión colectiva sobre el futuro del país.

Del otro lado se quedarán quienes parecen estar cómodos en una sociedad de demócratas no practicantes, que limitan el ejercicio de consulta popular a un ritual de votación, procedimiento democrático, pero que no obliga a los elegidos con el compromiso que implica una democracia plena: estar al servicio del pueblo.

¿De qué lado quieres estar?

]]>
Tania Sánchez Melero 2014-06-04 15:00:25
Geopolítica del caos - Carne picada y realismo mágico en Colombia http://blogs.publico.es/antonio-albinana/2014/04/20/carne-picada-y-realismo-magico-en-colombia/ Según el diccionario de la Real Academia, “picadero” es un lugar donde las personas aprenden a montar caballos.

En Colombia, y en su puerto de Buenaventura,  ”casa de pique” o “picadero” es sencillamente un lugar donde se descuartiza viva a una persona para luego hacer desaparecer sus restos sin posible identificación.

En las últimas semanas, instituciones como Human Rigth Watch y Naciones Unidas han levantado la alarma sobre una situación que la Defensoría del Pueblo denunció, sin éxito, a las autoridades desde octubre del pasado año,  alertando sobre “descuartizados que aparecen en las calles y playas de Buenaventura”. Precisamente el informe de la ONG H.R.W. se titula La crisis de Buenaventura, desapariciones, desmembramiento y desplazamiento en el principal puerto de Colombia en el Pacífico.

Expulsada la guerrilla del Puerto, hace una década,  la banda paramilitar de La oficina se adueñó de Buenaventura y practicó abiertamente el tráfico de drogas, el desplazamiento forzado de sus campos a la gente que molestaba para plantaciones “agroindustriales”, el chantaje a la totalidad de los comerciantes mediante sicarios, etc. Un imperio de impunidad  con la vista gorda de autoridades civiles –el alcalde Bartolo- y la complicidad de policías y militares. Hablamos del puerto más importante de Colombia,  por el que pasa el 55% de las exportaciones legales del país y un alto porcentaje de las ilegales. El 88,5 % de la población es negra y pobre.

Hace poco llegó otra banda de los herederos del paramilitarismo que amnistió Uribe, los llamados “Urabeños” y empezaron a darse plomo con los de “La empresa”, en procura de los negocios más jugosos. Recluta forzada entre la población: y al que se resista o se atreva a denunciar, se le espera en los picaderos.

El sociólogo Alfredo Molano, una de las más importantes figuras del pensamiento crítico colombiano, cuenta el modus operandi de estos verdugos: “la técnica del terror exige que la gente se dé cuenta pero que no cuente; vea la captura de la víctima en el barro, la manera como la arrastran y oiga los gritos de socorro, los alaridos de perdón y clemencia y por último los aullidos del dolor. Después silencio. Terrible vacío. Los gritos se quedan a vivir en la cabeza de la gente. Todos temen ser el siguiente en una lista que nadie elabora…las autoridades no oyen, no ven,  no saben”.

También en Obispo del Puerto, Monseñor Héctor Espalza, que anda escoltado desde 2006, ha denunciado sin éxito la situación. En la revista Semana contaba estos días el testimonio de una feligresa que enloqueció cuando la obligaron a lavar con agua la sangre de una de esas casas donde las personas son torturadas y desmenbradas vivas con hachas y motosierras. En Buenaventura, dice el Obispo, “padecen no cien años de soledad. Sino de olvido, marginación y exclusión”.

Escritas estas notas para Público, al arribo un corto viaje a La Habana para saber del proceso de paz,  me sacude la noticia de la muerte de Gabriel García Márquez, no por esperada menos penosa. Al coro de plañideros de ocasión, con la necrológica preparada desde hace meses, se le llena la boca con la gloria de la “mágica realidad colombiana”. De repente se olvida que, si Gabo vivía fuera de Colombia, era porque tuvo que salir por pies durante el Gobierno del Presidente Turbay, generoso en la práctica de la tortura, cuando se le acusó de cómplice de la subversión guerrillera.

Y recuerdo nuestra conversación de más de una hora en Barcelona, en casa de Paco Ibáñez, un final de diciembre de hace seis años. Perfectamente lúcido, con el celular que le traía constantes noticias de Colombia al alcance de la mano, hablamos largamente del Gobierno del Álvaro Uribe, de las complicidades oficiales con el paramilitarismo, de lo que  más tarde  fueron llamados los “falsos positivos” —crímenes contra meros campesinos a los que se disfrazaba de guerrilleros—, de la realidad, nada “mágica”, en la que fuerzas oscuras seguían imponiendo su ley,  a despecho de algunos  avances democráticos ciertos. “De Uribe podemos esperar cualquier cosa”, recuerdo la frase con la que Gabo apostilló alguna de mis perplejidades. Luego, con la elegante hospitalidad de Julia y Paco, y con la presencia entre la docena de invitados, de los artistas colombianos Marta Gutiérrez y Mauricio Lozano, cantamos bambucos y vallenatos, después de un par de canciones de Brassens con las que se evocaba un tiempo en el que,  tanto el Nóbel colombiano como el autor de Palabras para Julia, tenían que transitar medio escondidos por las noches de Barrio Latino en el París de los primeros 60 para que no les metieran en los furgones policiales donde estabulaban argelinos y sin papeles.

Releer algunos libros de García Márquez después más de diez años de vivir en Colombia es un ejercicio que lleva a identificar  una realidad muy próxima y cotidiana mucho menos “mágica” de lo que se entiende en Europa. Es constatar que, a través de sus historias, y sobre todo de una inmensa obra periodística, Gabo denunció de forma magistral y levantó acta de situaciones reales que permanecen en la impunidad.

Tal vez la primera que estimuló su conciencia fue la “masacre de las bananeras” de 1928,  el asesinato de cientos de trabajadores que, desarmados, pedían en Barranquilla una mejora en su situación laboral. Cuando poco tiempo después del suceso, atravesaba con su madre la Plaza, camino de Aracataca,  la vieja Luisa Santiaga le señaló la amplia explanada donde sucedieron los hechos y le dijo: “Mira, ahí fue donde se acabó el mundo”.

El crimen, que aún espera justicia, junto a otros más recientes de “Chiquita Brands”, fue investigado minuciosamente por García Márquez, junto a muchos otros nada “mágicos”. En el país donde se asesina a más sindicalistas por metro cuadrado que en el resto del planeta, reconstruyó aquel instante que precedió a la carga de decenas de cuerpos inertes  de trabajadores en vagones de tren . El grito del líder de los bananeros de Ciénaga cuando, una vez situadas en distintos puntos de la plaza las baterías de artillería se oyó la advertencia solemne del comandante de la tropa que les daba un minuto para abandonar el lugar si no querían ser ametrallados, la voz serena del sindicalista se hizo oír  en el silencio de la gran explanada, batida por el inclemente sol caribe: “¡Les regalamos el minuto que falta!”.

]]>
Antonio Albiñana 2014-04-20 12:56:10
El óxido - Por qué no Podemos http://blogs.publico.es/xabel-vegas/2014/02/17/por-que-no-podemos/ ¿Podemos o no Podemos? Esa es pregunta que desde hace unas semanas se llevan haciendo las gentes de izquierda militante; esas personas que están a la zurda del PSOE y que hasta ahora se han debatido entre la abstención, el voto a formaciones minoritarias, a organizaciones de izquierda nacionalista o a Izquierda Unida. La irrupción en escena de Podemos y el entusiasmo que está generando entre los sectores más activistas abre una nueva posibilidad de cara a las elecciones que unos ven con buenos ojos y otros con desconfianza. Y otros como yo somos escépticos y tenemos más dudas que certezas ante la aparición de Podemos en la arena política y ante sus posibilidades de movilizar a los votantes de izquierdas.

Podemos es un proyecto aun por concretar. Se trata de una iniciativa cuyo objetivo parece ser la creación de una candidatura electoral para las elecciones europeas del próximo 25 de Mayo. Como cabeza visible del colectivo se sitúa Pablo Iglesias, un joven profesor de Ciencia Política, presentador de debates televisivos y tertuliano profesional. No se trata de un partido político al uso sino más bien de un colectivo ciudadano, aunque su vocación electoral parece fuera de toda duda.

Si como todo parece indicar Podemos se presenta finalmente a las elecciones, le disputará a Izquierda Unida un espacio electoral que con la crisis de credibilidad de los dos grandes partidos españoles (en particular la del PSOE) está en franco crecimiento. Según todas las encuestas Izquierda Unida lograría hoy los mejores resultados electorales de su historia. Incluso algún sondeo reciente del CIS le daba a la coalición una intención de voto directa igual o mayor que la de los socialistas, si bien esos datos habría que ponderarlos (o “cocinarlos”, como se dice habitualmente) para dilucidar la horquilla real de diputados que lograría Izquierda Unida si los comicios se celebrasen hoy. Pero así todo Izquierda Unida se consolidaría como la tercera fuerza electoral en España, con un papel importante como partido “bisagra” y recortando distancias al bipartidismo de las formaciones catch-all o “atrapalotodo” que se disputan el centro político; esto es, PP y PSOE.

La realidad sociológica española necesita de una opción electoral como Izquierda Unida que sirva de referente en las urnas de aquellos ciudadanos que se definen nítidamente como “de izquierdas”. Y la irrupción de Podemos puede fragmentar ese espacio electoral haciéndolo más frágil en las instituciones. Hasta donde conocemos, las diferencias programáticas entre IU y Podemos son mínimas, casi de matiz, lo que difícilmente justifica la creación de una nueva marca electoral.

El discurso que se maneja desde Podemos es el de la mano tendida a IU para buscar una confluencia de las izquierdas. Se habla de ofrecerle a IU un pacto para crear una gran plataforma de izquierdas, a la manera de la Syriza griega. Pero realmente no existe tal ofrecimiento. Lo que ha hecho Podemos es echarle un órdago a IU, exigiéndole que le trate de igual a igual. No me cabe duda de que sería una buena noticia que las gentes que hoy están detrás de Podemos pudieran participar en una candidatura conjunta con Izquierda Unida. Tanto en un lugar como en el otro hay personas valiosísimas que llevan años trabajando en los movimientos sociales de forma desinteresada y sería deseable no dejar a ninguno de ellos fuera.

Uno podría pensar, leyendo las declaraciones de los líderes de Podemos, que Izquierda Unida quiere blindarse ante otras formaciones de izquierdas; que se niega a confluir y a buscar alianzas con otras sensibilidades ajenas a la coalición, como si los de Cayo Lara quisieran monopolizar el voto de izquierdas. Pero la realidad es otra. Lo cierto es que desde hace años Izquierda Unida ha desarrollado una estrategia de alianzas con colectivos de lo más variado, algunos de ellos marginales, incluso a costa de ofrecerles puestos institucionales a organizaciones que apenas lograban un par de miles de votos cuando se presentaban en solitario. Es lo que IU bautizó como “La Izquierda Plural”. Basta ver que en casi todas las circunscripciones donde IU se presenta, lo hace “con apellidos”: Chunta Aragonesista-Izquierda Unida, Izquierda Unida-Verdes-Socialistas Independientes de Extremadura, Izquierda Unida-Los Verdes de Madrid, Izquierda-Ezkerra en Navarra (con IU, Batzarre y Los Verdes), y así hasta un sinfín de siglas que en unos u otros comicios han participado con IU en las elecciones. Si realmente Podemos hubiera tenido intención de confluir con Izquierda Unida se habría sumado a “La Izquierda Plural” sin necesidad de recurrir a discursos sobre la presunta “derechización de IU” con el que se han despachado algunos de los artífices de Podemos.

Por otra parte Podemos se ha presentado en sociedad como una izquierda “moderna” frente a la vieja izquierda representada por Izquierda Unida. Una izquierda más joven, menos dogmática y con vocación de ser el referente electoral del 15M. Bien es cierto que este relato está más fabricado por los medios de comunicación que por Podemos, pero el movimiento encabezado por Pablo Iglesias se está aprovechando de este fenómeno para construirse una imagen alejada de la de los viejos partidos comunistas. Pero curiosamente detrás de Podemos, como verdadero artífice del asunto, se encuentra Izquierda Anticapitalista, una organización trotskista heredera de la Liga Comunista Revolucionaria (partido de extrema izquierda activo durante las décadas de los setenta y ochenta) que aun pertenece a la IV Internacional. Y el mismo Pablo Iglesias ha sido militante de las Juventudes Comunistas de España, organización juvenil del PCE. Nada por tanto de nueva izquierda frente a la izquierda tradicional representada por IU.

La vinculación de Podemos con el 15M es sencillamente literatura que algunos medios de comunicación han potenciado. Resulta complicado señalar qué fue el 15M y sobre todo qué queda de aquella experiencia nacida en la Puerta del Sol. Se trataba de la confluencia de miles de ciudadanos indignados, muchos de ellos sin una adscripción política clara, y con un alto nivel de heterogeneidad. El 15M nunca tuvo un programa político ni una ideología. No era ese su objetivo. Pero si algo dejó claro el movimiento de los indignados fue su alergia a los liderazgos y su negativa expresa a participar en un proceso electoral bajo unas siglas determinadas. Todo ello sería incompatible con cualquier intento de Podemos de erigirse en portavoz del 15M en unas instituciones políticas a las que los indignados gritaban aquello de “no nos representan”.

La figura de Pablo Iglesias en Podemos es otro de los elementos controvertidos que más críticas ha cosechado entre los más escépticos. Ciertamente no parece descabellado acusar de personalista a una formación que se ha dado a conocer con la elección opaca de su portavoz (y todo indica que será también cabeza de lista en las elecciones) por parte de una “asamblea de notables” antes de desarrollar su proyecto organizativo a través de asambleas locales. No parece que ese sea el procedimiento más democrático para escoger a un portavoz. Pero en todo caso la elección de Iglesias no es inocente. Se trata de un personaje joven y muy mediático, un tertuliano que ocupa los asientos de la izquierda en los debates de televisión (que tienen más de show que de confrontación de ideas) frente a mostrencos de la derecha más radical como Francisco Marhuenda.

Más allá de las simpatías y antipatías que pueda despertar Pablo Iglesias, su actuación en las últimas semanas ha sido como mínimo cuestionable. El episodio del video que está circulando por la red con una intervención suya en la que, relatando un robo que se produjo en un centro social madrileño, utiliza expresiones desafortunadas como “lúmpenes, gentuza de clase mucho más baja que la nuestra“, ha indignado a un sector del público potencial de Podemos que lo han calificado de “clasista”. Pero la guinda a las palabras de Pablo Iglesias la ha puesto él mismo con una carta de rectificación publicada en este mismo diario, en su blog, en la que aprovecha unas disculpas hechas con la boca pequeña para lanzar dardos contra eldiario.es, periódico digital que publicó el video y otras informaciones sobre Podemos, y contra su director Ignacio Escolar, acusándoles de no jugar limpio.

No parece lo más adecuado que alguien que dice defender la libertad de expresión lance acusaciones veladas a un diario por publicar informaciones verídicas que no le gustan. La idea de “disparar al mensajero” es tan antigua como el propio periodismo pero sería deseable que Podemos evitara ese tipo de actitudes. Máxime cuando hablamos de un referente de la información digital progresista como eldiario.es y de un periodista con una trayectoria intachable como Ignacio Escolar que en su etapa como primer director de Público logró crear un espacio informativo imprescindible a la izquierda de El País.

Por último falta saber cual será la estrategia de Podemos si finalmente se presentan a las elecciones y logran representación institucional. Mientras la principal de las acusaciones que desde las filas de Podemos se le hace a IU es la de ser comparsa del PSOE en las instituciones (como en el caso de la Junta de Andalucía), los de Pablo Iglesias no explican que harían ellos en una situación similar. ¿Pactarían con los socialistas o permitirían un gobierno conservador del PP? Antes de votar estaría bien saber que harían en ese caso. Solo de ese modo sabríamos si realmente podemos o no podemos.

Podemos

]]>
Xabel Vegas 2014-02-16 09:00:07
Principio de incertidumbre - ¿Pablo Iglesias o IU? http://blogs.publico.es/jesus-moreno-abad/2014/01/17/pablo-iglesias-o-iu/ Pablo-lara

Hay en la izquierda posmoderna tal vocación por hallar la alquimia del minimalismo militante que al final lo va a encontrar en su estado más puro. Es esa precisa obsesión por dividir el átomo en partes iguales, irreconciliables en su semejanza, hasta hallar por fin la deidad revolucionaria: el partido de masas sin masa alguna. Ése parece ser el sueño húmedo de todo nuevo revolucionario transformador: la soledad onanista del mitin para uno mismo, tocarse el aparato de partido en melancólico monólogo interior. Así que en respuesta al titular, espero que esta vez se acaben las pajas mentales y se pongan todos a follar.

Se equivocaría gravemente Izquierda Unida si se queda fuera del movimiento aglutinador que pretende encabezar Pablo Iglesias. Demostraría una torpeza de vieja maquinaria oxidada. Al igual que sería un error imperdonable que el mediático politólogo y la gente que lo acompaña dejaran fuera a IU de cualquier iniciativa que busque una salida a la crisis por la izquierda. Es hora de olvidar las restas y forjar un nuevo ábaco que sume, hay que meter bolas en la famélica varilla que cuenta las centenas de millar de votos de la izquierda transformadora.

La situación económica y social que ha dejado la crisis, con PSOE (primero) y PP (al cubo) desmembrando el Estado del Bienestar y con la población sometida a un sufrimiento miserable, demanda establecer una estructura de poder que aglutine a los desheredados, a los intelectuales, a los críticos y a los descontentos… una casa común donde todo aquel que quiera cambiar las cosas, militando o votando, se sienta cómodo.

Y no nos confundamos, la idea no es nueva. ¿Qué es si no IU? La formación que dirige Cayo Lara nació precisamente con esa vocación: la de abrir un espacio común, de igual a igual con el PCE, para aglutinar las distintas sensibilidades de la izquierda transformadora (que debería apellidarse “pusilánime”, por su tendencia al desmayo y la sobreactuación cuando no se pone de acuerdo en una coma).

Y sin embargo, IU no da más de sí. Al menos en las proporciones necesarias en lo que a apoyo popular se refiere. Inmerecidamente, seguro. Pero es así. Con el contexto más favorable para una formación de su perfil (tras seis años de una crisis que saldrá en los libros de Historia), su mejoría en las encuestas (las mejores que ha tenido) le sigue dejando a una distancia sideral del turnismo de PSOE y PP. Y, me apuesto lo que sea, que si no se consolida ahora, en cuanto el PSOE ponga un candidato joven, simpático (y vacío de contenido), vuelve a quedarse en los huesos su apoyo electoral. La realidad es que IU, a pesar de estar en todas las luchas y ser la única voz parlamentaria con un mensaje social diferente, no acaba de enganchar con la población. Y la oportunidad puede tardar décadas en volver a presentarse: la realidad es que en circunstancias así o el cambio de tendencia se produce a golpe de ilusión irrefrenable o no se produce. La oportunidad es histórica (miren Syriza en Grecia) y no se debería desaprovechar.

Y aquí es donde entra Pablo Iglesias.

No me negarán que entre el dequeísmo militante de Cayo Lara y el estilete mordaz de Iglesias, se queda uno con este último, pese al buen trabajo que ha hecho el coordinador de IU sacando a su formación de un pozo que la tenía al borde de la desaparición.

Es Iglesias un tipo listo, sabedor de que, aunque no debería ser así, una sociedad que lee a Belén Esteban necesita élites intelectuales carismáticas para engancharla a un proyecto serio. No vale con tener un buen programa, hay que saber venderlo.

Y Pablo Iglesias sabe venderse (en el buen sentido). Si no ya me explicarán como un profesor mileurista ha conseguido más presencia mediática que todo el equipo de comunicación de IU junto (que tampoco es un ejército, por otra parte). Aparece multiplicado en la televisión, incluso cuando la tienes apagada y con el cable desenchufado de la pared. Allí está Pablo siempre con aquello de que sus ideas no son tanto de extrema izquierda como de “extrema necesidad” (que viene a ser, salvando las distancias, el “yo por mi hija mato” de la princesa del pueblo).

Y es que el hombre de la coleta y la barba sabe que el medio es el mensaje: bebe tanto de Gramsci como de la Esteban, si se me permite incidir con el dedo en el ojo. Porque aunque su bagaje intelectual es fuerte y comunica con aire de sabelotodo, luciendo en la solapa no sé cuántas matrículas de honor (su ombligo es grande, puede que también lo tenga recogido en coleta), en el fondo las ideas que presenta tienen el poder de la sencillez. Son píldoras directas para el espectador: sabe que habla para gente que intuye pero que no sabe. Así que nos brinda el resumen de un razonamiento complejo. Da munición verbal a aquellos que tienen en la punta de la lengua lo que quieren decir pero que no llegan a decirlo nunca, sometidos al mensaje dominante de los altavoces de PP y PSOE.

Pero no debería equivocarse Iglesias respecto a IU. Vamos a insistir en esta idea. El día que anunció sus intenciones electorales, dijo que no comenzaría esta aventura sin unas 50.000 firmas de apoyo del colectivo social al que se dirige, cuyo epicentro es el 15-M y las mareas ciudadanas. Pues bien: IU roza los dos millones de votos. El único músculo electoral real que existe en la izquierda alternativa lo representa IU gracias a su trabajo, su contenido programático y su trayectoria histórica. Lo demás pueden ser sólo especulaciones o una fiebre de audiencia mediática pasajera.

Por tanto, ambas partes deberían ser generosas. Las soluciones a los problemas concretos y los referentes ideológicos son los mismos, no va a haber ninguna diferencia y no hay motivo para disgregar el voto y perder poder: ambos movimientos están condenados a subirse a un proyecto común (al que debería unirse también Equo, Izquierda Anticapitalista –que parece estar metida con Iglesias- y tantos otros) . Nuevas siglas, con reparto igualitario de responsabilidades y donde nadie desaparezca como colectivo: IU no debe desaparecer nunca.

Pero, eso sí, las viejas glorias de IU (desde Cayo Lara a Ángel Pérez, pasando por Willy Meyer y otros), siendo reconocidas en su trabajo, deben dejar paso a nuevos líderes con nuevas iniciativas (o no tan nuevas) y nuevos modos de comunicar. Y ahí debe estar gente como Iglesias, el profesor Juan Carlos Monedero, el propio Alberto Garzón y alguien que sería deseable y no parece querer meterse en arena: Ada Colau.

Pues eso: muevan ficha y no se dediquen a cortar el átomo en partes iguales, aunque haya neutrones y protones que tienen que dejar ya paso a otros. Ánimo en tan quijotesca empresa.

__________________________________________________________________

Estoy en Twitter y Facebook

__________________________________________________________________

]]>
Jesús Moreno Abad 2014-01-17 07:01:06
Redes de Cambio - Pasar a la acción http://blogs.publico.es/ines-sabanes/2013/11/27/pasar-a-la-accion/ En los últimos tiempos asistimos a una extensa y profusa información sobre el debate de las futuras primarias abiertas del Partido Socialista. No deja de sorprender que se sitúe el debate para futuras elecciones generales, es decir, en un horizonte temporal del 2015, teniendo en cuenta que en 2014 se producen unas elecciones al Parlamento Europeo de máxima importancia.

Este debate “de futuro”, que obvia las decisiones a tomar en este momento, tiene un efecto doblemente perverso. Se  apuesta – de nuevo- por hacer de las Europeas un ensayo de las Generales, con lectura bipartidista y se rebaja con ello la entidad esta cita. Todo ello a pesar de haber vivido rescates, condiciones e imposiciones de la troika y sabiendo que el futuro de Europa depende en gran medida de la capacidad de su ciudadanía para defender un espacio de convivencia y derechos que se están destrozando con el triunfo de las políticas de recortes y de austeridad.

En este marco el esfuerzo del sistema para salvarse a sí mismo es más que notable. Se buscan efectos de cambio pero sin cuestionar el sistema de partidos e institucional. Es decir, sin poner en entredicho el marco inalterable de la democracia representativa tal y como está concebida. Así, se abre paso a una estrategia lampedusiana de que el sistema cambie para que permanezca.

Después de más de 30 años sin mover ficha y culpabilizar en exclusiva a la ley electoral de todos los males del sistema de la democracia representativa, se empieza a tomar conciencia de una obviedad. Este país ha tenido un grave problema de falta de proporcionalidad en la Ley electoral, ciertamente, pero ha arrastrado también un profundo inmovilismo que ha impedido cualquier ejercicio real de participación y control ciudadano más allá de elegir representantes cada cuatro años, en listas cerradas y bloqueadas.

Ninguna ley impedía un ejercicio permanente de transparencia a los partidos o a las instituciones. Nada prohibía dar cuentas en tiempo real de los ingresos, gastos, créditos o financiación. Nada impedía consultar de forma permanente a lxs afiliadxs, simpatizantes, electores o ciudadanía sobre las decisiones a tomar y nada imposibilitaba haber abierto al control de la ciudadanía los procesos de deliberación tanto en múltiples causas como en la elección de los distintos cargos de representación.

Este largo y férreo ejercicio de opacidad y blindaje no se resuelve con unas primarias abiertas si a continuación se mantiene intacto el sistema de representación en monopolio hasta las siguientes elecciones.

No se trata solamente de renovar a los representantes o los llamados liderazgos en los partidos convencionales, sino de cambiar radicalmente las condiciones y el ejercicio de la representación.

El salto cualitativo y de ruptura lo ha marcado ya la ciudadanía. Deben  existir garantías no sólo para participar y controlar el ejercicio de la política y la toma de decisiones, sino para el ejercicio de la democracia directa, es decir  para poder ejercer el voto de forma directa en todas las ocasiones que sea oportuno.

Ya existen herramientas para hacerlo. La propuesta que desde Compromis EQUO  , llevamos a cabo con el #CongresoTransparente demuestra que es posible y accesible.

Y, en este contexto, por  supuesto, las primarias abiertas, no deberían ser una excepción, sino la norma que, de forma natural y sin tanta sobreactuación, determinarán la voluntad y el derecho de afiliados,  electores y/o  ciudadanía para intervenir en la elección de aquellos que ejercerán la representación en los parlamentos.

Las próximas elecciones europeas, son una prueba determinante de esta voluntad de cambio. El Partido Verde Europeo, al que pertenece EQUO ha optado por unas primarias abiertas paneuropeas https://www.greenprimary.eu para la elección de sus representantes a la presidencia de la Comisión Europea. El debate en estas primarias vincula a la ciudadanía de los distintos países a contrastar propuestas y a construir alternativas desde abajo capaces de confrontar con los gobiernos que en el Norte o en el Sur se han sometido a los dictados del mercado frente a las necesidades de las personas.

Y también decidiremos por primarias abiertas las listas de EQUO en nuestro país para el Parlamento Europeo https://unete.partidoequo.es/primarias. No hay improvisación en ello ni golpes de efecto. Se trata de aplicar dentro lo que proclamamos hacia fuera. Es decir, hacemos lo que decimos.

Las primarias abiertas a la ciudadanía son en este momento una condición imprescindible pero no suficiente. El objetivo es la superación de un sistema cerrado de democracia representativa hacia un modelo donde la transparencia y el control ciudadano, así como el ejercicio de la democracia directa, permitan recuperar la capacidad de toda la sociedad. Permitan intervenir en aquellos temas que tienen efectos sobre sus propias vidas y que garanticen  poner el interés común por encima de las presiones de los grupos de poder. Por ello hay que pasar a la acción. No hay excusas. Es el momento de hacer las cosas de otra manera. Y en EQUO lo estamos haciendo.

 

]]>
Inés Sabanés 2013-11-27 12:30:44
The Daily Weekly - TDW 20 – Infanticidio real http://blogs.publico.es/the-daily-weekly/2013/10/27/tdw-20-infanticidio-real/

Vídeo: TDW 20 - Infanticidio real

]]>
Opinión 2013-10-27 09:01:22
Antonio Arráez - La historia del mal estudiante que llegó a Premio Nobel http://blogs.publico.es/antonio-arraez/2013/09/16/la-historia-del-mal-estudiante-que-llego-a-premio-nobel/ “Confieso paladinamente que del mal éxito de mis estudios soy el único responsable. Mi cuerpo ocupaba un lugar en las aulas, pero mi alma vagaba continuamente por los espacios imaginarios (…) en mi desdén por el estudio entró por algo el sistema de enseñanza y el régimen de premios y castigos usados por aquellos padres Escolapios (…) El suspenso parecía irremisible. Mas a fin de parar el golpe, si ello era posible, mi progenitor buscó recomendaciones para los catedráticos del Instituto de Huesca, a quienes incumbía la tarea de examinar en Jaca. Precisamente uno de ellos era don Vicente Ventura, gran amigo suyo. Este redentor mío estaba agradecido y obligado a las proezas quirúrgicas de don Justo, por haber sanado a su mujer de gravísima dolencia que exigió peligrosa intervención. Llegado el examen, propusieron los frailes, según era de prever, mi suspensión; pero los profesores de Huesca, apoyados en un criterio equitativo, y recordando que habían sido aprobados alumnos tan pigres o más que yo, aunque bastante más dóciles, lograron mi indulto. “
Corría 1861 cuando el protagonista de esta historia llegó a Jaca de la mano de su padre. Tenía diez años y era un niño travieso, díscolo, inquieto. Solo se tranquilizaba pintando. Quién sabe si en nuestros días lo hubieran calificado de hiperactivo. Su progenitor, médico de profesión, estaba harto de sus diabluras y decidió matricularlo en un colegio de los padres Escolapios que tenía fama de excelencia educativa en latín, al tiempo que lograban domar a los estudiantes más problemáticos. El padre animó al director del colegio a que fueran severos con su hijo y que le aplicaran sin contemplaciones los castigos que mereciera. El director del colegio se comprometió a hacerlo, e inmediatamente llamó al padre Jacinto. Antes de marcharse el padre también advirtió al director de que el niño no andaba bien de memoria y que le dejaran expresarse cuando le preguntaran la lección. “De concepto lo aprenderá todo; pero no le exijan ustedes las lecciones al pie de la letra”. En esto no le hicieron caso y los castigos y las humillaciones fueron continuas desde el primer día de clase.
El niño se llevó mal con el latín, la filología y la gramática y peor con los padres Escolapios. Los castigos no eran efectivos y el padre Jacinto decidió un ayuno diario que el estomago del niño terminó también por asumir. Ante el fracaso de los frailes y asustados por el estado famélico con el que el niño regresó al pueblo en verano, sus padres decidieron que el siguiente curso el niño iría a un instituto de Huesca. Como castigo, el padre decidió que compaginaría sus estudios con un trabajo de aprendiz de barbero. El siguiente curso el niño no mejoró. Su padre lo volvió a castigar colocándole de aprendiz de zapatero con un severo artesano que le hacía dormir en un desván lleno de ratas. Pasó un año entero hasta que le dio de nuevo la oportunidad de volver a los estudios. Con doce años el niño intentó cambiar de actitud y se aplicó en los estudios aun sin renunciar a sus viejas andanzas como el día en que se topó con una valla recién pintada y no pudo evitar hacer una caricatura de su profesor, con la mala suerte de que al maestro le gustaba pasear y se topó con el alumno y su obra.
Finalmente, y a pesar de sus diabluras el niño se matriculó, con dos años de retraso respecto a sus compañeros de promoción, en la Facultad de Medicina de Zaragoza y en 1906 le concedieron el premio Nobel de Medicina. Se llamaba Santiago Ramón y Cajal. Lo que nos queda.

]]>
Antonio Arráez 2013-09-16 16:31:06
Al sur a la izquierda - Ha sabido estar pero no ha sabido irse http://blogs.publico.es/antonio-avendano/2013/05/23/ha-sabido-estar-pero-no-ha-sabido-irse/ Andalucía cambia de Defensor del Pueblo. Y lo hace con ruido, provocado por el propio titular de la institución. El cura Chamizo, tan querido por todo el mundo, deja el cargo tras ocuparlo con honorabilidad y eficacia durante 17 años; se va porque lo echan, aunque también es cierto que estaba en funciones desde hace 14 meses porque su tiempo oficial de Defensor había prescrito sin que el Parlamento de Andalucía hubiera logrado reunir los tres quintos necesarios para renovarle otro mandato. Sí ha reunido, en cambio, la unanimidad para que se marche: el PP nunca lo ha querido, y no porque a la derecha no le gusten los curas, sino porque los curas que le gustan no se parecen nada a Chamizo; Izquierda Unida lo ha mirado muchas veces con recelo, y no porque a Izquierda Unida no le gusten los rojos, sino porque los rojos que le gustan no se parecen demasiado a Chamizo; y el PSOE…, bueno, el PSOE siempre fue su primer valedor, pero lo fue en tiempos de Manuel Chaves, no en tiempos de Griñán, o no al menos con la misma calidez y el mismo énfasis que entonces.

Todo conspiraba para que Chamizo concluyera su brillante etapa de Defensor del Pueblo. Conspiraba el largo tiempo que llevaba ocupando el cargo; conspiraba la aritmética parlamentaria; conspiraba el cansancio institucional; conspiraba su independencia públicamente insobornable; conspiraban sus agrios pero merecidos reproches a los políticos; conspiraba la conveniencia de la izquierda gobernante de alcanzar algún acuerdo con la derecha en la oposición; y conspiraba la necesidad de la derecha en la oposición de demostrar que es lo bastante flexible y civilizada para pactar con toda naturalidad con el rojerío que gobierna en Andalucía.

El sustituto de Chamizo será, además, Jesús Maeztu, hasta ahora Comisionado para el Polígono Sur: gran elección por lo que toca a Andalucía, dado que Maeztu es prácticamente un Chamizo con otro nombre, y gran lección por lo que toca a España, donde el PP colocó de defensora a Soledad Becerril, militante, dirigente, diputada, senadora y alcaldesa del partido.

La única estridencia en el recambio de Chamizo han sido las feas palabras del propio defensor, quien, en unas declaraciones a la cadena SER Andalucía, ha atribuido su defenestración a “la chica que está en Presidencia”, en alusión a la número dos del Gobierno Susana Díaz, y “a algún psicópata del PP”, en alusión no se sabe exactamente a quién. Chamizo, que tan bien ha sabido estar en el cargo, no ha sabido irse de él. El cura gaditano, que tanto y con tan buenas razones ha criticado a los políticos, se ha comportado en su despedida como uno de ellos, y no precisamente como uno de los mejores. De hecho, ya se equivocó Chamizo cuando, al expirar el plazo oficial de su cargo 14 meses atrás, mandó a todo el mundo el impúdico mensaje de que no quería marcharse. La política lo puso legítimamente y la política lo quita legítimamente. Tal vez no sea bueno para la institución que Chamizo se haya marchado, pero con toda seguridad es bueno para él, aunque él mismo todavía no lo sepa. 17 años de ejercer la política casi habían hecho de él el político que nunca quiso ser. Unos pocos años más y lo habrían conseguido.

]]>
Antonio Avendaño 2013-05-23 11:41:27
El mapa del mundo - La ultraderecha suiza ataca de nuevo http://blogs.publico.es/elmapadelmundo/601/la-ultraderecha-suiza-ataca-de-nuevo/ lugano1

De los creadores de Expulsa a la oveja negra o Las inmigrantes no son como las suizas, llega ahora Estamos en bragas. El partido ultra Unión Democrática de Centro (UDC) del cantón de Lugano ha vuelto a hacer gala de su racismo y xenofobia de cara a las próximas elecciones municipales, con una campaña en la que pretende demostrar lo bien que se vivía hace 20 años y lo mala e insegura que se ha vuelto esta región suiza por culpa de la inmigración, que además le roba los puestos de trabajo a los autóctonos.

El discurso, por lo tanto, es el mismo de siempre, sólo que al tratarse de de un cantón fronterizo con Italia (y de mayoría italoparlante) está especialmente dirigido a los emigrantes italianos, que según el partido de extrema derecha ocupa 8.000 puestos de trabajo en el sector servicios.

La UDC se hizo famosa por sus campañas agresivas en las elecciones generales de 2007, cuando en coalición con el Partido Popular suizo (SVP) consiguió el 29% de los votos. Sobre todo con su juego para echar a las ovejas negras que llegaban a Suiza en autobús y por la campaña con el mismo aspecto que después fue copiada por los partidos ultras españoles para manifestarse contra la inmigración.

cartelesudcsvpDaniel del Pino

 

]]>
Internacional 2013-03-26 13:40:22
Por fin es viernes - El hombre tranquilo se cabrea http://blogs.publico.es/manuel-gutierrez-garzon/2012/12/28/el-hombre-tranquilo-se-cabrea/ Quizá no haya muchos que conozcan la pieza narrativa que dio origen a una de las más hermosas películas de John Ford, El hombre tranquilo, ahora editado en castellano por primera vez por la editorial Reino de Cordelia. Sin embargo, su autor, Maurice Walsh, fue un excelente escritor irlandés —tierra de grandes escritores—, muy comprometido con la causa nacional de su país. La lucha de liberación es precisamente uno de los hilos conductores de la colección de historias de las que forma parte El hombre tranquilo.

Javier Reverte ha escrito un notable prólogo para esta novela, que acaba de aparecer en las librerías españolas después de que hayamos disfrutado tanto de la película a la que dio origen. Y nuevamente se planteará la vieja cuestión: ¿qué prefiere usted, el libro o la película? Y siempre se podrá contestar con aquella conversación entre las dos cabras que se estaban comiendo la cinta de celuloide de una película. ¿Te gusta?, pregunta una. Y la otra contesta. Sí, pero estaba mejor el libro.

La versión fílmica de El hombre tranquilo obvia el entorno nacionalista del protagonista, y se centra en otro tipo de combate, el de la dignidad del acosado y humillado. Seguramente, en el contexto de todas las narraciones que conforman el libro unitario Green Rushes —traducida al español bajo el título de su historia más conocida, El hombre tranquilo—, el pasado nacionalista de Sean Thorton (John Wayne en la versión cinematográfica) es fundamental para entender el personaje.

John Ford deja ese tema de lado, y nos cuenta la historia de un boxeador (John Wayne) que se retira del ring por haber matado fortuitamente a su contrincante en el transcurso de un combate pugilístico (cosa que no está en la novela). Sean Thorton vuelve a su Irlanda natal para convertirse en un ciudadano pacífico y tranquilo. En su nueva vida se enamora de una chica pelirroja y valiente (Maureen O`Hara). Pero sufre el acoso, el desprecio y la ofensa pública del matón del lugar, que —¡oh eterno melodrama!— no es otro que el hermano de la mujer amada.

Pero a lo que íbamos. Tanto en la historia fílmica como en la escrita, se nos cuenta la historia de un hombre pacífico, es más, de un hombre cansado de la lucha por la vida, y que solo quiere que le dejen en paz. Un jubilado, vamos. Pero, ¿puede uno permanecer pasivo si todos los días se sufre un deterioro, una humillación? El gran hallazgo de Ford fue mostrar que el primer indignado por la mentira, la ofensa y la ignominia es un miembro de la familia: su mujer. Es ella la que desprecia a su propio marido y le abandona.

Ford cuenta una hermosa historia de amor, y del estallido de ira producido por el sentimiento de pérdida. La paciencia del Hombre Tranquilo se acaba no porque a él se le agote, sino causada por el desprecio del ser querido.

El autor de la novela acusó a Ford de tergiversar su relato —además, se sentía mal pagado ante el éxito mundial de la versión cinematográfica—. Y es verdad que la concepción del personaje de Sean Thorton es distinta y distante en la novela y en la película. A uno le costaría aceptar un John Wayne como radical irlandés miembro del IRA —aun del IRA pre independencia—, lo que es precisamente el personaje en la novela. Pero a veces las circunstancias políticas ponen de acuerdo lo imposible, e igual cabreo estalla en dos personajes que son el mismo, pero que no lo sabían.

Pero estas cosas solo pasan en la ficción del cine o la novela, ya se sabe.

]]>
Opinión 2012-12-28 08:50:57