Pato confinado

Receta de pollo a la provenzal: un excelente guiso con aceitunas y hierbas aromáticas

Pollo provenzal guisado.
Pollo a la provenzal, con aceitunas y tomate.

Todo pollo guisado rima con delicia, con historia, tradición, y con monumento. Es una de las carnes que mejor se lleva con el 'chup chup' de la olla. Sale tierna y aromatizada por la salsa escogida. El algo insípido pollo se convierte en un manjar de alta cocina tradicional (cuando nuestras abuelas no llevaban la cresta de Dabiz Muñoz y tampoco te sacaban la lengua).

En España tenemos muchas recetas (pollo al chilindrón, en pepitoria, con ciruelas...). Y cruzando los Pirineos, en la Francia del poulet de Bresse (el pollo más caro del mundo), tampoco se quedan cortos. El pollo al estilo provenzal es una receta sencilla que solo requiere tiempo (alrededor de una hora de guiso).

Su especialidad está en que lleva aceitunas (negras o verdes, o una combinación de ambas). Se nutre con vino blanco o Jerez seco, y se le añade tomate, que puede ir en salsa (tomate frito), o echando directamente el fruto para que se haga en el guiso. Va cargado de hierbas como tomillo o provenzales (mezcla). El resto es mojar pan...

Pollo a la provenzal

Ingredientes 4 personas: 

  • 1 kilo de pollo, con muslos y contramuslos troceados.
  • Dos puñados de aceitunas negras y/o verdes.
  • 1 cebolla.
  • 4 dientes de ajo con su piel.
  • Dos puñados de tomates cherry (aproximado) o cuatro tomates maduros pequeños cortados por la mitad.
  • Vino blanco o Jerez seco (hasta que lo cubra).
  • Hierbas provenzales (al gusto, pero que destaquen).
  • Aceite de oliva virgen.
  • Pimienta negra.
  • Sal.

1. Dora el pollo y pocha la cebolla:

Salpimenta los trozos de pollo. En una olla amplia o sartén, añade un chorrito de aceite de oliva y dóralos (a fuego fuerte). Baja el fuego y agrega la cebolla pelada y cortada en dados medianos o brunoise. Echa los ajos, directamente con su piel. Espera a que la cebolla se poche.

2. Añade las aceitunas y guísalo:

Cuando la cebolla esté hecha, agrega las aceitunas, las hierbas provenzales, los tomates y un poco de sal. Rehógalo por unos minutos, mientras remueves. Echa el vino blanco hasta que justo lo cubra (también puedes combinarlo con caldo). Deja que se guise durante una hora (tapado) o hasta que el pollo esté tierno y parte de la salsa se haya reducido.