Pato confinado

Receta de pimientos verdes rellenos de tortilla de patatas

Pimiento verde relleno de tortilla de patata.
Pimiento verde relleno de tortilla de patata.

Si la tortilla de patatas está buenísima, y el pimiento frito también, que alguien los combinara en una única fórmula era cuestión de tiempo. El doble tirabuzón fue hacerlo en forma de relleno: la mantecosa tortilla incrustada en la carne del vegetal frito, los incisivos de tu boca cruzando distintas capas de placer, la papilas activas mirando al cielo... Puedes imaginar su sabor. Hay armonía y contraste. Es una receta un tanto laboriosa, pero no difícil.

Solo tienes que hacer la tortilla de patata pero sin cuajarla. Añades el relleno en el interior del pimiento verde (limpio y sin pepitas), y lo fríes en aceite hasta que la hortaliza se haga y el huevo cuaje en el interior. Después puedes servir cada pimiento relleno de tortilla en un plato por comensal o partirlo en rodajas como aperitivo.

Pimientos rellenos de tortilla de patatas

Ingredientes 4 personas:

  • 4 pimientos verdes tipo italiano (algo gorditos).
  • 4 patatas medianas.
  • 1 cebolla.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.

1. Haz el relleno de tortilla de patatas:

Pela las patatas y córtalas en rodajas algo finas (sálalas un poco y espera un rato, unos cinco minutos, hasta que hayan absorbido la sal). Pon abundante aceite de oliva en una sartén u olla y fríelas a fuego medio-fuerte, al principio, y después a medio-bajo. Cuando las patatas estén medio hechas (calcula unos diez minutos, aunque dependerá de la patata), añade la cebolla pelada y cortada fina. Espera a que las patatas y la cebolla estén tiernas. Comprueba el punto de sal.

2. Rellena los pimientos:

Casca cuatro huevos en un bol y añade sal. Añade las patatas y cebollas (coladas de su aceite y todavía calientes). Remueve hasta que se forme una masa espesa. Corta el rabo superior de los pimientos (un corte de un dedo por debajo, y resérvalo para después cerrar el relleno). Limpia con cuidado las pepitas del interior del pimiento (no debes rasgarlo). Con una cuchara rellena el vegetal con la masa hasta que esté completo. Ciérralo con el extremo superior del rabo que habías reservado.

3. Fríe los pimientos verdes:

Utilizando el mismo aceite con el que habías frito las patatas, fríe los pimientos. Deben hacerse por los dos lados, así que dales la vuelta a mitad de cocción, con cuidado. Tardarán en hacerse unos quince minutos o un poco más, aproximadamente. Quizás se haya desparramado un poco de relleno (es normal). Retira los pimientos y deja que se templen (también puedes comerlos fríos).