Dominio público

Un plan de futuro para digitalizar pymes

Ángeles Marra

Portavoz de Transformación Digital del Grupo Parlamentario Socialista, diputada por Pontevedra. Doctora en Economía y Empresa Universidad de Vigo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la presentación del Plan Nacional de Competencias Digitales, el Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 y el Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas, en el Palacio de la Moncloa. Foto: Fernando Calvo/Pool Moncloa
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la presentación del Plan Nacional de Competencias Digitales, el Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 y el Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas, en el Palacio de la Moncloa. Foto: Fernando Calvo/Pool Moncloa

La transformación digital del tejido productivo español es urgente. Este proceso se ha hecho imprescindible en el contexto de la pandemia y más aún para las pequeñas y medianas empresas (Pymes). En España, las Pymes, Micropymes y autónomos suponen el 98,99% del total de empresas y generan casi el 50% del empleo. Cifras de una gran magnitud, cifras que destacan la importancia de las pequeñas grandes empresas y empresarios, emprendedores en el tejido productivo español, y para las que la digitalización es clave en su recuperación, competitividad e internacionalización. Por ello, el Gobierno de España, impulsando el crecimiento y la transformación de las Pymes, ha aprobado un plan específico de digitalización para este tipo de empresas.

El Plan de digitalización de Pymes, junto con el Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas, el Plan Nacional de Competencias Digitales, el Plan de Conectividad y Estrategia de Impulso al 5G y la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial, conforman el núcleo central de la Agenda España Digital 2025 la cual, a su vez, representa el eje digital vertebrador del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la economía española. La magnitud de la inversión pública prevista, 15.400 millones de euros, muestra el apoyo decidido y acertado del Gobierno con la elaboración de hojas de ruta digitales específicas en su apuesta por la digitalización completa de nuestro país. Así, cada parte de nuestra sociedad se integra a la revolución de la economía digital. Una transformación que desde el Ejecutivo se ha impulsado para que sea sostenible, justa e inclusiva, para que beneficie al conjunto de la sociedad española.

Las Pymes, que conforman el grueso del tejido empresarial español, son claves en el proceso de digitalización de la economía. El hecho de que el Gobierno haya creado un plan específico para las pequeñas empresas demuestra su compromiso por garantizar el proceso progresivo de digitalización de las pymes. De esta forma, el futuro de las pequeñas empresas se consolida, impulsando su productividad, competitividad e internacionalización para un crecimiento sostenible y duradero en el largo plazo. El compromiso del Gobierno es firme. Lo demuestra la gran inversión pública prevista: 4.656 millones de euros para el Plan de digitalización de Pymes tan sólo en 3 años. ¿A quién beneficiará estas ayudas? A un total de 1.500.000 Pymes, de las que el 80% de ellas serán microempresas y autónomos. Las ayudas llegarán a quienes más lo necesitan para sumarse a un proceso ineludible para ellas: la digitalización.

El diseño de este plan se divide en 5 ejes que abordan de forma sistémica la digitalización completa de las Pymes a corto, medio y largo plazo. El primero es el impulso a la digitalización básica de las Pymes, Programa Digital Toolkit, el cual se fundamenta en la cooperación público-privada y cuenta con un presupuesto de 3.118 millones de euros. Es el pilar más importante del plan y tiene como objetivo integrar soluciones digitales ya existentes, tecnologías habilitadoras o bien modernizar su gestión interna (uso páginas web, venta online, marketing digital, conectividad, ciberseguridad, etcétera). El segundo eje es el apoyo a la gestión del cambio que, con una inversión de 656 millones de euros, impulsará la formación de directivos y personal en la gestión digital de la empresa. El tercero es la innovación disruptiva y el emprendimiento digital el cual, a través de una inversión de 439 millones de euros, promocionará la economía verde y digital basada en tecnologías disruptivas y el uso intensivo de los datos (inteligencia artificial, internet de las cosas, tecnología blockchain, robótica, automatización, etcétera). La industria, el comercio y el turismo son los tres sectores prioritarios que complementarán el impulso digital, a través del cuarto eje, al que se destinarán 450 millones de euros. Por último, se aborda la reforma de los instrumentos y redes integradas de capacidades de apoyo a las pymes y el análisis de viabilidad de un sello pyme digital. Estos pilares representan la pluralidad del Plan de digitalización de las Pymes. Tal y como destacó el Presidente Pedro Sánchez, este programa no sólo tendrá un efecto positivo en el empleo y la capacidad de crecimiento e internacionalización de las Pymes, sino que potenciará otros objetivos transversales como la reducción de la brecha de género, brechas sociales y territoriales o la economía verde.

Este es un plan necesario. Un Plan que demuestra el compromiso firme del Gobierno por aprobar políticas públicas que impulsan la completa transformación digital de nuestro país. Un Plan de Digitalización de Pymes que, además, está alineado con el programa de los fondos europeos Next Generation EU, como con los objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Como país, constituye una oportunidad única para modernizar nuestro tejido productivo y transformarlo totalmente por la digitalización. Es nuestro presente y futuro inmediato. El momento de crear un futuro digital para las empresas de nuestro país.