Opinion · ¡Eureka!

‘Oval’, el instrumento musical nacido en España que conquistó Kickstarter

oval2Ravid Goldschmidt y Lamari, vocalista de Chambao, sostienen el prototipo de ‘Oval’

Por Christian González

 

¿Cómo se levanta uno de la cama y decide ponerse a crear un nuevo instrumento musical? En el caso de Ravid Goldschmidt fue la necesidad.

Él fue uno de los primeros músicos de todo el mundo en adoptar el hang, un curioso instrumento de percusión melódico con forma de ovni y de construcción metálica nacido en el Suiza en el año 2000. Su místico y resonante timbre, como de otro planeta, le cautivó totalmente y acabó convirtiéndose en un auténtico virtuoso, llegando a crear nuevas técnicas, métodos de ejecución, impartiendo clases… y viajando por medio mundo para dar conciertos. Aquí apareció la necesidad de algo nuevo.

“Cada hang está en un tono, por lo que para tocar un concierto necesitas varios. Y viajar por todo el mundo con una maleta y  tres hangs -el tamaño puede ir de los 20 a los 50 centímetros de diámetro-, facturando unos instrumentos que pueden desafinarse fácilmente, pasando aduanas… francamente estaba harto”, asegura.

Así se le encendió la luz. Lo que necesitaba era un hang, un poco más pequeño y que tuviera todas las escalas. Y el concepto de ’Oval’ apareció en su mente. Oval es un hang digital. A caballo entre un instrumento musical electrónico y un controlador midi. Al ser digital puede sonar como su versión analógica… o como cualquier otro instrumento: un arpa, un sitar, percusiones…

Sentado en el suelo de la sala de grabación de los prolíficos Estudios Reno de Madrid cuenta con naturalidad y un punto de orgullo cómo esa idea se ha convertido en una realidad que sostiene entre sus dos manos. De fondo suena el nuevo disco que los malagueños Chambao están grabando allí mismo y que verá la luz la próxima primavera.

Para poner en marcha su idea habló con un diseñador de Nueva York que a su vez le puso en contacto con Álex Posada, la otra mitad de ‘Oval’. Ingeniero electrónico, fundador del Estudio MID y coordinador del Laboratorio de Interacción Hangar, con él comenzó el desarrollo técnico.

El primer prototipo está fabricado en corian, un material con tacto de piedra compuesto de cuarzo, bauxita y mármol. Tiene ocho pads sensibles a la presión que además detectan en qué punto se golpea, modificando el sonido como lo haría un hang normal. Incorpora una conexión USB, Bluetooth, una batería y tiene también una salida audio. Funciona conectado a una app que está en desarrollo y que puede cargar diferentes sonidos o efectos. “Estamos combinando el mundo de los instrumentos electrónicos y el de los tradicionales. Es la fusión entre ambos mundos”, apunta.

oval3“Con el prototipo nos fuimos al festival de música electrónica Sonar y allí nos dimos cuenta de muchas mejoras que ya estamos implementando”, explica Ravid. “Por ejemplo, vamos a incorporar luces. Cada nota tendrá su propia luz y mediante la app podrá indicarte dónde tocar para que puedas aprender fácilmente.

De hecho, la formación es uno de los puntos fuertes. En todo el desarrollo han tenido en cuenta que pueda ser utilizado incluso por niños, desde el mismo tamaño -42 cm. de diámetro- hasta la app que lo controla, que tendrá la opción de enseñar al usuario a tocar el instrumento mediante prácticas con diferentes niveles, como si de un juego se tratase.

El pasado mes de junio ‘Oval’ estrenó el desembarco de la plataforma de micromecenazgo Kickstarter en España con un rotundo éxito. Pidieron 100.000 euros y consiguieron 348.000. Vendieron 600 ‘Oval’. Ravid y Alex han creado una empresa para funcionar a nivel comercial y han formado un pequeño equipo. Ahora buscan otras vías de financiación. “Kickstarter está muy bien, pero al final son compras. Es necesaria una financiación complementaria para continuar el desarrollo y la expansión del producto”.

oval1

Una expansión quizá más complicada por llevarse a cabo desde España, como confiesa Ravid. “Me sorprendió que con el éxito que tuvimos en Kickstarter no tuviésemos prácticamente ninguna repercusión en los medios. En otros países una idea nueva que se convierte en un producto con éxito incluso en el extranjero, parece que tiene más apoyos. Empujan entre todos para que salga adelante, porque lo sienten suyo. Aquí no lo he percibido. Y en cuestión de ayudas está muy complicado. Menos mal que tenemos la suerte de tener a gente como Lamari ayudándonos”.

La cantante de Chambao entra en el estudio y abraza a Ravid. Están en los últimos días de grabación. Adelanta cuál podría ser una de las primeras puestas de largo de ‘Oval’: “Me encantaría tener uno en la próxima gira”, asegura.