Principia Marsupia

Un 14% pierde sus anticuerpos frente al coronavirus pocas semanas después

El Instituto de Salud Carlos III ha publicado hoy el informe final del estudio de seroprevalencia en España.

Más de 68.000 personas han participado en esta investigación, la mayor del mundo en este asunto.

Apenas un 5% de la población tiene anticuerpos. Eso querría decir que al menos 2.400.000 personas fueron infectadas por el coronavirus. Para tener "inmunidad de grupo" se necesita que alrededor de un 60-70% de la población sea inmune: podemos olvidarnos de ese escenario.

¿Qué es esto de los "tests serológicos"?

Los tests "serológicos" son test para detectar si la persona ha desarrollado anticuerpos ante un virus. Podríamos llamarlos "tests de anticuerpos".

No tienen nada que ver con los tests "PCR" que se utilizan para detectar si alguien tiene el virus en su cuerpo. Los tests serológicos determinan si alguien ha tenido el virus "en el pasado" y su sistema inmunológico tiene "memoria para volver a luchar contra él".

Los llamados "anticuerpos" son unas moléculas generadas por nuestro sistema inmunológico que se "enganchan" al virus señalándolo y preparando su eliminación.

Hay dos tipos fundamentales de anticuerpos:

- Inmuglobina M, ("IgM"): se empiezan a detectar alrededor de 10 días tras los primeros síntomas. Duran poco tiempo en el cuerpo.

- Inmuglobina G, ("IgG"): se empieza a detectar alrededor de 15 días tras los primeros síntomas. Duran más tiempo en el organismo.

Los "IgG" son los anticuerpos que se medían en este estudio de seroprevalencia.

Se han utilizado dos tipos de tests para medir anticuerpos:

- Test rápidos: Se pone una gotita de sangre y si aparecen unas barritas significa que la persona tiene anticuerpos. Este tipo de pruebas se hace al instante.

Test rápido

- Inmunoensayo quimioluminiscente de micropartículas: Se toman muestras de sangre a través de una vena y tienen una mayor precisión.

Heterogeneidad geográfica

Es importante señalar que el porcentaje de la población con anticuerpos es muy diferente geográficamente: va desde el 14% de Sorial o el 11% de Madrid hasta el 1,2% de Huelva o el 0,7% en Ceuta.

Porcentaje de personas con anticuerpos por edad

Excepto los más pequeños (0-9 años), la proporción de personas con anticuerpos es independiente de la edad.

Un 14% de quienes tenían anticuerpos los habían perdido pocas semanas después.

Este estudio se ha realizado en tres rondas:

Ronda 1: del 27 de abril al 11 de mayo.

Ronda 2: del 18 de mayo al 1 de junio.

Ronda 3: del 6 de junio al 22 de junio.

Más de 54.000 personas participaron en las tres rondas y por lo tanto podemos saber cuál fue la progresión de sus anticuerpos.

Un 14,4% de las personas que tenían anticuerpos en La Ronda 1 los habían perdido ya en la Ronda 3.

El porcentaje de personas que perdieron los anticuerpos fue el doble entre los asintomáticos que entre aquellos que presentaban varios síntomas.

¿Perder los anticuerpos significa que has perdido la inmunidad?

No necesariamente. Que desaparezcan los anticuerpos no significa necesariamente que hayas perdido la inmunidad.

Podría suceder que, aunque los anticuerpos ya no estén, las células que los producen (los llamados "linfocitos B") siguieran ahí. Esas células no se pueden medir en estos tests.

Podría ser también que la inmunidad se alcance por algún mecanismo diferente al de los anticuerpos (por ejemplo a través de los "linfocitos T", la "protección cruzada humoral", los "anticuerpos A" o la "inmunidad celular").

La inmunidad frente al coronavirus es un asunto aún muy desconocido. Ni estamos seguros de cuánto tiempo dura, ni sabemos cuál es el mecanismo biológico que la provoca.