Buzón de Voz

El PP ve la luz

El ministro Sebastián y el ex ministro Montoro anunciaron ayer un acuerdo entre el Gobierno y el Partido Popular... Punto. Esta noticia ya sería sorprendente por sí misma, sin conocerse el contenido del acuerdo, que consiste en que el Ejecutivo suspende la anunciada subida de la luz en julio y pone en marcha conversaciones con el PP para intentar un Pacto de Estado de la Energía al que serán invitados los demás partidos. La "difícil situación económica" fue el argumento esgrimido por los negociadores para explicar un principio de acuerdo que parecía absolutamente imposible dos días antes. De hecho, el llamado "déficit eléctrico" fue uno de los reproches que se lanzaron mutuamente en el Congreso Zapatero y Rajoy. Desde la óptica del interés general, en principio, cabe felicitarse de que los dos grandes partidos sean capaces de abordar una de las reformas estructurales necesarias y pendientes: la del sector energético.

Desde un ángulo político, tiene cierta base la sospecha de que el drástico cambio de actitud del PP se debe a la imagen ofrecida precisamente la víspera, cuando Rajoy definió como alternativa para salir de la crisis una retahíla de noes a las medidas del Gobierno. Le interesa mucho al PP sacudirse la acusación (ganada a pulso) de que no colabora en cuestiones de Estado. El Gobierno sólo corre un riesgo: que el PP se apunte el tanto de congelar la subida de la luz y más adelante torpedee un posible pacto energético.