Posos de anarquía

Versión (2.0) Original

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, da marcha atrás en la concepción inicial de la web Versión Original. Según ha indicado la alcaldesa, la web destinada a "emitir información, publicar notas aclaratorias o ampliaciones de la propia información" no mencionará explícitamente a periodistas como inicialmente se planeaba.

Desde que entrara en funcionamiento, la web ha estado envuelta en la polémica. No me había pronunciado en este blog al respecto, aunque sí he mantenido varios debates sobre el tema en Twitter, pero creo que hoy ha llegado el momento. No creo, como han sugerido algunos colegas, la derecha más y menos rancia o, incluso, algunas asociaciones de prensa, que detrás de Versión Original haya ánimo de censura. Sin embargo, a mi personalmente me inquita su puesta en funcionamiento.

Con su planteamiento oficial, un periodista que publicara una filtración, por ejemplo, quedaría expuesto a la opinión pública. Ejemplo ficticio: pongamos que me entero por fuentes solventes que el equipo de Carmena va dar orden de que todos los concejales tengan el último modelo del teléfono móvil más caro del mercado. Publico y, cuando lo hago, la reacción en redes sociales es tan crítica, que Carmena decide, no sólo dar marcha atrás, sino además exponer mi nombre por haber publicado una información incorrecta cuando, en realidad, sí lo es.

Otro ejemplo... no tan ficticio. Pongamos que miembros del Gobierno de Carmena hablan del estudio de unas tasas y que la propia alcaldesa tuitea hablando de cómo serían dichas tasas. Se publica; reacción adversa de parte de la opinión pública y, sobre todo, del mundo empresarial y Gobierno central... acto seguido, nueva rectificación.

Como ven, hay ejemplos en los que, con las premisas originales de Versión Original, un periodista podría quedar expuesto aún cuando haya hecho bien su trabajo. Eso es algo que nada tiene que ver con la censura y que, he de admitirlo, me sorprendió que no vieran algunos colegas. Por este mismo motivo, entiendo que todos aquellos que defendieron a capa y espada el planteamiento original, exponiendo periodistas, ahora criticarán a Carmena por haber introducido cambios que, a sus ojos, son innecesarios, ¿o no?

Algo me dice que serán pocos los que la cuestionarán, porque como sucede en la derecha, en la izquierda también hay mucho sectarismo. Comprendo perfectamente que el acoso (incluido el mediático) al que han sido sometidos Carmena y los suyos ha sido asquerosamente deleznable, pero incluso así, no creo que hubiera justificación para esa web. En el Ayuntamiento de Madrid y entre mis propios colegas que defendían la medida existe tanto hartazgo e indignación por las manipulaciones y, en ocasiones, persecuciones mediáticas que priman el descrédito sobre la información, que mataron moscas a cañonazos. Y ha salido mal, más aún considerando que ya hay mecanismos de sobra para emitir rectificaciones o denunciar manipulaciones.

Carmena habla ahora de posible error con el arranque de la web y al tiempo que asegura que introducirá esos cambios, Rita Maestre, su portavoz del Gobierno municipal, indica que "la web no se cambia". Seguramente luego diga que lo que hace es "que se mejora", pero hoy ya ha hecho una flaco favor a la Corporación municipal, que no está estos días y con la cantidad de rectificaciones que lleva ya Carmena para demasiadas sutilezas dialécticas.

Algo falla en la comunicación y coordinación del equipo de Gobierno de Ahora Madrid. Es un hecho. Una cosa es no caer en el argumentario de partido que anula las neuronas del individuo, como vemos que sucede en otros partidos, y otra muy distinta que no haya mensajes comunes. Y, hoy por hoy, se producen patinazos en Ahora Madrid que, con la lupa mediática a que están expuestos, se amplifican. Precisamente por ello, me sorprende que se sigan produciendo y lo hace en la misma medida en que me decepciona que gente de izquierdas no lo vea o no lo quiera vez porque creen que eso debilita a Carmena. Al contrario, la fortalece; lo que la debilita es caminar rectificación sobre rectificación.