Buzón de Voz

Blog de Jesús Maraña

Wikileaks: Ocho lecciones y una pregunta

12 Dic 2010
Compartir: facebook twitter meneame
Comentarios

Aún se desconoce hasta dónde llegarán los papeles de Wikileaks, pero a estas alturas ya pueden extraerse algunas
lecciones del casi infinito serial: 1. La comunicación política ha iniciado una nueva era en la que los secretos pueden pasar de la fuente a la aldea global sin intermediarios ni prácticamente control alguno. 2. Internet necesita a los medios tradicionales para ordenar, jerarquizar y poner en valor las informaciones. 3. Si alguien quiere ocultar un dato, lo más útil no es esconderlo sino confundirlo con otro millón de datos. La saturación es desinformación. 4. Los políticos deberían contar las verdades a los ciudadanos que pagan su sueldo, no al embajador norteamericano. 5. Los diplomáticos de EEUU defienden con ahínco los intereses de su país, aunque en el papel de espías dedican más tiempo a refritar periódicos que a descubrir secretos de Estado. 6. Lo peor no es lo que opina el embajador norteamericano, sino la cutre pleitesía que muchos políticos, jueces, fiscales y militares autóctonos demuestran hacia el delegado del imperio. 7. Como cabía esperar, nadie piensa en dimitir, aunque sólo fuera por vergüenza. 8. Es mentira que las filtraciones pongan en riesgo la seguridad mundial ni la de los Gobiernos afectados. El grado de confidencialidad de los cables no es ni mucho menos el más elevado en los protocolos de los servicios de inteligencia. ¿No andaría buscando EEUU una excusa para imponer censuras en internet?


comments powered by Disqus