Trump ♥ KKK

Trump ♥ Ku Klux Klan (KKK). Después de la rueda de prensa de ayer, en la que volvía a comparar a la izquierda con la extrema derecha y por la la que el mismo KKK felicitó, esa bien podría ser la nueva chapita o la leyenda impresa en la gorra del infame presidente de EEUU, que ha conseguido que cualquier parodia se quede corta comparada con la realidad. Su estupidez, imprudencia y nula preparación para el cargo se evidencian cada día con más claridad. No descubro nada nuevo, Donald Trump pasará a la Historia por ser el peor presidente de EEUU en décadas.

Nadie puede decir que se sorprenda del posicionamiento de Trump tras los acontecimientos de Charlottesville.  ¿Acaso no fue jefe de su campaña y sigue siendo su asesor Steve Bannon? Pocos los ha mencionado estos días, pero Bannon es uno de los supremacistas más reconocidos de EEUU que ya en campaña logró que Trump fuera el campeón del KKK.

Bannon fue director del portal de noticias de extrema derecha Breitbart, al que consiguió convertir en el medio oficial de la Alt-Right. ¿Qué representa esto? Pues a esos supremacistas blancos y ultranacionalistas que consideran que el partido en el que se han desenvuelto cómodamente, como es el Partido Republicano, se ha quedado demasiado blando.

Y ahí está Bannon, asesorando a Trump desde la campaña. Dicen que lleva algo más de una semana sin reunirse con su presidente, pero la rueda de prensa de ayer, en la que el magnate volvió a acusar a la extrema izquierda, para así pasar la mano por el lomo a los fascistas, evidencia que están más cerca que nunca.

Lamentablemente, son muchos los que piensan como Trump. Desde que hace un par de días escribí España tiene a sus propios supremacistas… y sus Trump, los insultos, improperios y acusaciones sin fundamento que he recibido se cuentan por decenas. La mayoría de ellas ni siquiera las puedo calificar de reflexiones, sino más bien de repetición automática de argumentos que podrían haber salido de boca del presidente de EEUU. Identificar comunismo con fascismo, no sólo es una prueba de ignorancia, sino además de clara mala intención.

¿Hay ejemplos a lo largo de la Historia de puesta en práctica del comunismo con resultados fatales? Por supuesto. ¿Quiere decir eso que el comunismo sea una fórmula política negativa? En absoluto. Lo diré de otro modo, que existan demócratas nefastos no quiere decir que la democracia sea mala y si no, miren al propio Rajoy. Tenemos a un presidente del Gobierno que pone cortapisas a abrir un proceso constituyente que necesitamos como el respirar, que impone una ley mordaza, que permite injerencias del Ejecutivo en la Justicia, que vulnera el derecho a la huelga, que impide investigar y juzgar los crímenes del Franquismo… Y nadie diría que la democracia es mala, a pesar de que él no es, precisamente, un ejemplo de buenas prácticas… al menos, para los que creemos en la Democracia y, desde luego, consideramos unos indeseables a los fascistas, franquistas y neonazis y todo lo que representan.