Diez herramientas básicas y gratuitas para la militancia (Parte 1)

05 Ago 2014
Compartir: facebook twitter meneame
Etiquetas: , , , , ,
Comentarios

Lucía M. Quiroga
Miembro de Juventud sin Futuro 

La militancia política requiere tiempo y esfuerzo. Construir de manera común, con grupos amplios de gente, hace necesaria una buena organización del trabajo. Por suerte, existen una serie de herramientas online que pueden facilitar –y mucho– los procesos de creación colectiva. Webs, redes sociales, plataformas y aplicaciones que cualquier militante debería tener en cuenta si quiere sacar el mayor provecho posible a sus horas de trabajo.

Tan imprescindibles se han hecho que a día de hoy resulta complicado imaginarse sacando adelante cualquier tema sin utilizarlas. ¿Cómo se convocaban las manifestaciones sin redes sociales o Whatsapp? ¿Cómo daba a conocer su trabajo un colectivo sin página web? ¿Se puede sacar un comunicado común sin antes volcarlo a un pad?

Son tantas y tan variadas que sería casi imposible hacer un recuento exhaustivo, pero ahí van algunas de las más habituales. Solamente se han incluido las gratuitas, aunque a veces cuentan con una versión ‘pro’ que suele ser de pago. Pero antes de empezar la enumeración, un recuerdo a lo analógico: el activismo estaría incompleto si solo se queda en lo virtual. La  lucha está también –y sobre todo– en las calles, en las plazas, en los barrios.

 

1. Titanpad: 

Es una herramienta online para la creación de documentos colaborativos: https://titanpad.com. Con un simple click, alguien crea una página en blanco que puede ser modificada por varias personas simultáneamente, con el único requisito de estar conectadas a Internet. Cuenta con un chat donde se pueden ir comentando los cambios, y ofrece también la posibilidad de exportar los textos, una vez terminados, en diferentes formatos (PDF, Word, OpenDocument…).

Todo comunicado o articulo que vaya a salir de una organizacion pasa probablemente, por no decir obligatoriamente, por su correspondiente pad. Se corre el riesgo, eso sí, de entrar en la denominada “paditis”: abrir pads para todo y creerse que el trabajo se va a hacer solo. Este mismo artículo, sin ir más lejos, ha pasado su tiempo correspondiente de elaboración y revisiones en su propio pad.

Captura de pantalla 2014-07-24 a la(s) 17.11.05

2. La familia Google:

Retomando la pregunta del principio, ¿cómo se conseguía organizar el trabajo común sin Gmail, Google Groups, Google Calendar o Doodle? No cabe ninguna duda de que la familia de herramientas de Google es un básico a la hora de organizarse. Empecemos por el último, el archipoderoso Doodle, que ha dado lugar al nacimiento de la “Doodlecracia”: lo que diga el Doodle va a misa. Se trata de una herramienta online para la programación de eventos, que permite a un grupo grande de personas ponerse de acuerdo en una fecha determinada. ¿Cómo? Pues tan facil como a través de una simple votación. Se proponen una serie de fechas y cada persona va marcando la casilla “sí” o “no” en función de su disponibilidad. La herramienta genera automáticamente un cálculo de votos totales, y la fecha más votada es la ganadora. En la misma línea de sencillez y eficacia van el ya más que habitual Gmail, el gestor de correo electrónico; su evolución Google Groups, que permite comunicarse simultáneamente con diferentes personas, bien a través de un foro o de listas de correo; y el Google Calendar, un calendario sencillo que ofrece la posibilidad de actualizarse en diferentes dispositivos (web, móvil, ordenador…).

Captura de pantalla 2014-07-24 a la(s) 17.10.35

 

3. Whatsapp y Telegram

Mensajería instantánea al servicio de cualquiera que cuente con un smartphone. Whatsapp fue primero, pero Telegram llegó después con la ventaja de ofrecer más privacidad, ya que cuenta con un sistema de cifrado de mensajes. Cualquier colectivo social o político cuenta con su propio grupo de Whatsapp o Telegram, sin falta. Ahí se comentan las novedades que afectan al grupo, la organización del trabajo o las quedadas para acudir a eventos –la mayor parte de ellos reivindicativos, pero también algunos lúdico-festivos, que no todo va a ser trabajar–. Existen también otras apps alternativas, como Line o Hangouts, pero cuyo uso no está tan extendido como las dos anteriores.

whatsapp_0

 

4. Redes sociales 

Entramos ya de lleno en el ámbito de las redes sociales, terreno más que explorado por los movimientos sociales –valga la redundancia–. Es el ámbito natural para cualquier tipo de activismo, ya que gracias a su viralidad permiten hacer llegar mensajes a un gran número de personas en todo el mundo. Las más habituales son Facebook y Twitter. También es cada vez más usada Instagram, donde la imagen reivindicativa empieza a ganar espacio. Y por supuesto, aunque para algunos no se ajusten a la definición estricta de red social, Youtube y Vimeo, dos plataformas para la difusión de contenido audiovisual. La primera es más masiva, la segunda permite mayor calidad.

redes-sociales

5. Gestión de redes sociales

Directamente relacionado con el punto 4 llega el punto 5 de la lista. Porque, si a día de hoy es necesario estar en redes sociales, más importante todavía es mantenerlas y gestionarlas. No basta con abrir perfiles en las principales plataformas, porque, igual que pasa con los pads, el trabajo no se hace solo. Hay que crear contenido, saber cuándo y cómo publicarlo, crear conexiones con la comunidad de seguidores y medir los resultados de la actividad. Para eso existen gestores que facilitan la organización de las publicaciones, como Hootsuite o Tweetdeck. Ambos están más orientados a la gestión de Twitter, ya que Facebook permite hacerlo desde la propia web. También existen otras herramientas dedicadas a la medición de la actividad en redes y el ROI (retorno de la inversión). Algunas de las más conocidas son Gephi, Wildfire o Facebook Insights.

Llegados a este punto, ¿alguien se imagina cómo se organizan las principales campañas de redes sociales de los colectivos? Pues nada menos que volviendo al punto 1: con un pad.

 

Hasta aquí el medio listado de herramientas básicas para la militancia. En la segunda parte del artículo se enumerarán otras igual de útiles, pero más específicas. Para quien se haya quedado con ganas, la 15mpedia –otro invento imprescindible para el activismo– recoge las principales herramientas colaborativas en esta entrada: http://wiki.15m.cc/wiki/Herramientas_colaborativas.

Captura de pantalla 2014-07-25 a la(s) 13.25.44

 


comments powered by Disqus