Energía eólica y conservación de fauna

15 Ene 2012
Compartir: facebook twitter meneame
Etiquetas: , ,
Comentarios

El jueves y viernes pasado participé en el I Congreso ibérico sobre Energía Eólica y Conservación de la Fauna organizado por la Junta de Andalucía, la Fundación Migres y SEO/BirdLife (Aquí puedes ver una noticia relacionada en Público). A mi juicio, este tipo de congresos son imprescindibles para poder avanzar en temas relevantes como este, sobre la base de conocimientos técnicos y científicos contrastados. A continuación voy a apuntar algunas de las ideas más importantes con las que salí del congreso:

1.    La energía eólica al ser renovable y no emitir CO2 tiene grandes virtudes para luchar contra el cambio climático, pero también tiene importantes impactos sobre la biodiversidad, muy especialmente sobre la fauna.
2.    Los aerogeneradores y sus tendidos eléctricos asociados están, en la actualidad, generando la mortalidad de varios millones de aves y murciélagos al año, pero esta mortalidad podría reducirse una barbaridad.
3.    La probabilidad de que un aerogenerador o un tendido eléctrico tengan asociados una alta mortalidad de fauna depende de su exacta ubicación física, por lo que una adecuada evaluación de su posición puede reducir enormemente su mortalidad.
4.    Es posible tomar mejores decisiones sobre la ubicación de parques eólicos y de cada aerogenerador si se llevan a cabo los siguientes pasos: 1) una adecuada evaluación estratégica basada en la mejor información faunística y en modelos de simulación, 2) si se evalúan adecuadamente cada uno de los proyectos eólicos llegando al análisis de detalle de cada uno de los aerogeneradores, y evaluando los impactos sinérgicos con otros proyectos del entorno, 3) si se utilizan modelos digitales del terreno y 4) si se homogenizan los criterios de toma de decisiones de los evaluadores.
5.    En el caso de la afección de la producción eólica sobre murciélagos, tenemos menos información, pero hay una solución sencilla para evitar su mortalidad, que si se aplica, nos quitamos gran parte del problema. Parece que la mayor actividad de los murciélagos se produce en unas épocas concretas, a partir de una temperatura concreta y por debajo de una velocidad concreta de viento, velocidad, por lo general baja para la producción eólica. Por lo tanto, limitando el funcionamiento de los aerogeneradores en esos momentos de riesgo se evitan la mayoría de los problemas con este grupo faunístico. Además, al ocurrir en una franja de viento poco útil para los aerogeneradores, la pérdida de producción es mínima.
6.    Para las aves, existen ya sistemas automáticos de detección que permiten hacer un seguimiento a tiempo real de las aves en los entornos de los aerogeneradores y hacer paradas selectivas de máquinas para evitar las colisiones. Estos sistemas reducirían a su vez muchísimo la mortalidad incluso en parques eólicos ya instalados en ubicaciones inadecuadas.
7.    Es imprescindible estandarizar la toma de información en los planes de vigilancia para poder obtener resultados que nos permitan reducir aún más el impacto de los parques eólicos.

Simplemente empleando estas pocas directrices, podríamos reducir enormemente la mortalidad de fauna y hacer mucho más compatible esta forma de producir energía eólica con la conservación de la biodiversidad.

Aunque no debe olvidarse, que hay lugares donde simplemente, no debe instalarse ningún parque eólico, debido a la importancia de las especies allí existentes, y su elevado impacto ambiental, que no puede ser eliminado ni siquiera con medidas correctoras.

En todo caso, existen todavía muchos aspectos sin estudiar de los impactos de la energía eólica que espero ver en siguientes congresos, por ejemplo:

1)    No se sabe casi nada del impacto que producen los parques eólicos al favorecer la penetrabilidad de la actividad humana en sierras y parajes en los que no había prácticamente caminos.
2)    Seguimos sin conocer bien impactos menos observables que la mortalidad, como son por ejemplo la pérdida de hábitat que producen en las especies que ya no pueden usar ese territorio.
3)    ¿Qué pasa con los insectos amenazados? ¿y con las aves más pequeñas?
4)    Cuales son los beneficios y perjuicios en términos de conservación de la biodiversidad, de alejar los puntos de generación eléctrica de los puntos de consumo. Análisis del impacto de la red eléctrica sobre la fauna.

Ahora sabemos muchas más cosas que antes sobre la energía eólica y la conservación de la fauna, pero se ha demostrado en este congreso que hay cosas que ya se conocían hace 15 años, por cierto en estudios llevados a cabo por SEO/BirdLife, que no se han aplicado, lo que ha supuesto una gran mortalidad de aves de forma innecesaria. Los científicos y técnicos están haciendo su trabajo, ahora es el momento que las administraciones asuman sus competencias y apliquen estos conocimientos para que estos proyectos industriales sean cada vez más compatibles con la conservación de la biodiversidad. A su vez los promotores deben seguir avanzando para  demostrar esa implicación con la conservación del medio ambiente de la que tanto alardean.

Entre todos tenemos que conseguir que la energía eólica cada vez sea más verde, menos roja.


comments powered by Disqus