Ajedrez

Nueva lista ELO en septiembre

Ayer la FIDE (Federación Internacional de Ajedrez) publicó la nueva clasificación mundial por Elo, el sistema de puntuación por el que se mide la fuerza competitiva de los jugadores.

En ella ha habido pocos cambios en los primeros puestos, pues sigue siendo primero el joven noruego Magnus Carlsen, quien con 2823 puntos (sube respecto a la lista anterior) empieza a amenazar el mejor Elo de la historia, los 2851 puntos de Kaspárov del año 2000.

En segundo puesto y en pugna por el primero sigue el campeón mundial, Viswanathan Anand (2817). La tercera plaza la ocupa Aronián (2807) y la cuarta, el ruso Krámnik (2791) que parece querer volver a romper la barrera de los 2800, como hiciese hace ya una década (de abril de 2001 a enero de 2003) cuando llegó a tocar su techo de 2809.

Quinto, y en clara lucha por la supremacía rusa, el joven Serguéi Kariakin (2772), aunque en esta lista, y respecto a la anterior, se deja 16 puntos.

Otra de las caídas más acusadas es la del número uno norteamericano Hikaru Nakamura, que se ha dejado 17 puntos para caer al puesto 12º con 2753, gracias a lo cual, le cede el testigo a su compatriota Gata Kamsky, que con 2756 y gracias a los buenos resultados obtenidos últimamente (gana 15 puntos) se aúpa a la 10 plaza del escalafón.

Las otras caídas más sondas entre los 50 mejores del mundo son las de Mamediárov (-19) y Yakovenko (-20).
En cuanto a las subidas, las más sorprendentes son las de Morosiévich (+43, 2737 de Elo, 17º del mundo) que parece retornar al camino (no olvidemos que estuvo durante varios años entre los 5 mejores y venía de atravesar un periodo de crisis que duraba dos años al menos) y Li Chao (+41, y se mete en el selecto grupo de los 2700 con 2710). La otra subida esperada era la de la mejor mujer del mundo, Judit Polgar (+2, 2701), en la élite pese a tener que cuidar de sus dos hijos.

Entre los jugadores de habla hispana, el español Paco Vallejo conserva el estandarte (2716) pese a ceder 9 puntos. Shírov (histórico número uno español) se le acerca porque pierde sólo un punto respecto a la lista anterior y se queda a 3 puntos de aquél con 2713. Ya veremos si Paco consigue ese relevo ansiado en el primer puesto español. Nuestro último representante de habla hispana entre los 50 mejores del mundo es el cubano Leinier Domínguez, que también pierde puntos, 9, pero se mantiene por encima de los 2700.

Fuente de información: www.fide.com