Principia Marsupia

¿Por qué ahora la incidencia va tan bien en Madrid y tan mal en Asturias?

Durante las últimas semanas septiembre, la Comunidad de Madrid tenía las peores cifras de toda Europa y Asturias apenas registraba casos de covid.

Dos meses después, la situación se ha dado del todo la vuelta: el número de hospitalizados en Madrid sigue bajando mientras se dispara en Asturias.

¿Qué ha ocurrido?

Seguramente se trate de una mezcla de factores. Aquí os planteo tres como hipótesis.

  1. Madrid apostó por los "tests rápidos de antígenos" antes que nadie.

La Comunidad de Madrid apostó por comprar millones de tests rápidos de antígenos a finales del verano.

Hubo bastante polémica cuando se comenzaron a utilizar, pues no son tan precisos como las PCRs. La gran ventaja de estos tests es que los resultados se obtienen en pocos minutos. Para obtener el resultado de las PCRs en Madrid había que esperar varios días.

En el siguiente gráfico tenéis la incidencia acumulada de Madrid y marcado con una flecha el momento donde se empezaron a hacer los tests rápidos.

2.- La segunda ola llegó antes a Madrid

Otra hipótesis podría ser simplemente que la segunda ola llegó antes a Madrid que a otras zonas.

En el siguiente gráfico tenéis el número de hospitalizados por habitante en Madrid y en Asturias.

Fijáos en la situación el 24 de septiembre: ese día Madrid alcanzó el máximo de hospitalizados. En Asturias desde entonces no han dejado de crecer.

ç

3.- La primera ola fue mucho más dura en Madrid y hay por tanto más gente inmunizada

Una tercera posibilidad podría ser que la segunda ola es más benigna en Madrid que en Asturias porque Madrid tuvo una primera ola terrible y tiene más gente inmunizada.

Según los datos del estudio serológico del Carlos III, durante la primera ola casi un 12% de los madrileños se contagiaron de covid (muchos de ellos ni se enteraron). En Asturias esa cifra apenas llegó al 2%.

Si miramos la cifra de hospitalizados en el pico de la primera ola, los números de Madrid son escalofriantes: llegó a tener a más de 16.000 hospitalizados simultáneos a principios de abril.