Principia Marsupia

Fin a la polémica científica sobre la transmisión del virus por el aire

Laura Fíguls / ACN

¿Cómo se transmite el virus? Esta es una de las preguntas más fundamentales sobre la pandemia, pero su respuesta llevó a una intensa polémica en la comunidad científica.

Al principio se pensaba que las 'gotitas' que expulsamos al estornudar o toser eran la principal fuente de transmisión del virus. Esas gotitas podían directamente entrar en el aparato respiratorio de otra persona o caer a alguna superficie que alguien tocaría después.

Pero algunos investigadores señalaron pronto la inmensa diferencia de contagios que había entre las actividades al aire libre y las actividades en interiores. Eso significaba que 'las gotitas' no eran la principal forma de transmisión y el peligro eran los llamados 'aerosoles'.

La OMS tardó muchos meses en reconocer el rol central que juegan los aerosoles, pero la cuestión científica ha quedado casi cerrada con un completo análisis recién publicado en Science.

¿Cuál es la diferencia entre 'gotitas' y 'aerosoles'?

La diferencia es el tamaño:

Las 'gotitas' miden más de 100 micrómetros y por lo tanto caen al suelo casi inmediatamente.

Los 'aerosoles' son más pequeños de 100 micrómetros y pueden pasar horas flotando en el aire de una habitación que no esté ventilada.

¿Cómo se producen los aerosoles?

No hace falta toser o estornudar. Actividades como cantar, hablar o simplemente respirar producen aerosoles que pueden contener el virus.

¿Cuánto tiempo 'sobrevive' el virus en un aerosol?

Depende de varios factores, como la temperatura, la humedad y la exposición a los rayos ultravioletas de la luz solar.

Por ejemplo: dependiendo de la humedad del ambiente, los aerosoles pueden tardar más o menos tiempo en evaporarse. Y según la temperatura, el aire exhalado (que es aire caliente) tardará más o menos en irse hacia arriba.

Por eso una de las medidas más efectivas para prevenir los contagios es una ventilación adecuada.

(Si el virus se transmitiese por gotitas, que caen al suelo inmediatamente, la ventilación no valdría para nada).

Cuando inhalamos un aerosol, ¿dónde de nuestro cuerpo acaba?

Cualquier partícula del tamaño de un aerosol puede inhalarse. A partir de ahí, según el tamaño, acabará en una parte u otra de nuestro sistema respiratorio.

Los aerosoles más grandes pueden depositarse en la faringe, mientras los más pequeños pueden llegar a los alveolos pulmonares.

¿Hay alguna manera de saber si una habitación está bien ventilada?

Sí. Una forma muy sencilla es con un medidor de CO2. Si se mantiene por debajo de 700-800 ppm, significa que el lugar está bien ventilado.

¿Las mascarillas normales son efectivas frente a los aerosoles?

Sí, todos los experimentos que se han realizado muestran la extraordinaria eficacia de las mascarillas para contener aerosoles.