Punto de Fisión

Este Mariano viene de bonanza

Cuando sus colegas europeos le preguntaron en Bruselas para cuándo la investidura, Mariano dudó un momento entre el inglés y el castellano, levantó un dedo y al final le salió un neologismo en chiquités: "Huanhauar". Que no es, como se ha traducido erróneamente, "una hora", ni "una semana", sino algo a mitad de camino, es decir, lo que tarde Susana Díaz en ponérselo a huevo. Aparte de la semántica -"un plato es un plato"-, la economía -"exportar es positivo porque vendes lo que produces"-, la aritmética -"después del año 14 viene el año 15"- y la antropología -"somos sentimientos y tenemos seres humanos"-, el insondable filósofo en funciones que tenemos por presidente ha decidido ahora revolucionar la lingüística con la invención de un lenguaje que desbanque al esperanto.

Creyendo erróneamente que los hombres aparcarían sus diferencias en cuanto contaran con un instrumento de entendimiento común, Zamenhof atornilló un mecano lingüístico que serviría para iniciar una nueva era de prosperidad. Mucho más pragmático, consciente de que los hombres no tienen arreglo y que las palabras están hechas para no entenderse, Mariano ha forjado un idioma nuevo con el que le está haciendo la competencia a Chiquito de la Calzada. Chiquito, que inyectó savia virgen en el diccionario con multitud de giros y expresiones originales -"fistro", "torpedo", "diodenal", "candemor"-, ha visto el auge de su relevo desde su exilio de los escenarios. Una vez, en un programa de humor, le gastaron una broma a Chiquito al proponerlo como jefe de un partido político que aprovecharía su popularidad para auparlo hasta el sillón de presidente. Chiquito declinó porque aquello de nombrar "fistros" de Cultura y de Economía no le parecía serio. El camino más corto y más efectivo al disparate era nombrar ministros a Guindos y a Fernández Díaz. No es tan fácil hacer un presidente de risa como hacer una risa de presidente.

Hace sólo unos días otro presidente, Elías Bendodo, de la Diputación de Málaga anunció que iban a nombrar a Chiquito de la Calzada Hijo Predilecto de la Provincia. La distinción viene reforzada por una petición desde la plataforma Change.org para otorgar al humorista la Medalla de Andalucía. Presionada en dos frentes distintos, Susana Díaz tiene en sus manos la oportunidad de poner a un gran hombre, artista irrepetible y buena persona en todos los sentidos, en el lugar de honor que le corresponde por méritos propios. Sin embargo, Susana todavía no ha tenido tiempo de atender este importante asunto porque tiene otros incendios que apagar, también por méritos propios. Estos días ha estado muy ocupada con una payasada.

La payasada culminó ayer domingo con un dislate espectacular en que el Comité Federal del PSOE ha optado por hacerse el harakiri. La abstención ha sido aprobada por mayoría en un acto donde lo más sensato, por parte de los abstemios, habría sido levantarse y salir en procesión atropellándose unos a otros y diciendo: "No puedo, no puedo, no puedo". Pero, como tantas otras veces en Ferraz, la realidad ha superado a la ficción, físicamente, diplomáticamente, y la investidura de Mariano saldrá adelante después de los dolores.  Más o menos, "huanhauar".