David Torres

https://www.facebook.com/david.torres.escritor/ Acabo de publicar CARTAS A LAS NOVIAS PERDIDAS, una novela en la que una familia se reencuentra entre la memoria y el alzhéimer a través de los tenebrosos recuerdos de las mazmorras de la Dirección General de Seguridad y los claroscuros de su propia historia.

Siempre he pensado que una novela es como un matrimonio más o menos largo mientras que una columna es un lío de una noche. Fui finalista del premio Nadal en 2003 con El gran silencio y he ganado también e Ateneo de Valladolid por Cartas a las novias perdidas, el Hammett de la Semana Negra de Gijón y el Tigre Juan por Niños de tiza, así como el premio Logroño por Punto de fisión, de donde toma su título esta trinchera.

Como se ve, con mis novelas he hecho lectores y amigos, y con mis columnas más bien al contrario. Pero está bien así, porque siempre he pensado que un escritor ha de luchar contra el poder, sea del signo que sea, aunque la señal de su triunfo resulte tan minúscula como una picadura de mosquito en el culo de un elefante.

El muñeco de nieve de Ayuso

Los negacionistas son incansables: primero el covid, luego la vacuna y ahora la nieve. En los últimos años estamos asistiendo a un incansable despliegue...

Trump of the dead

Hay que reconocer que los estadounidenses saben hacer las cosas a lo grande, ya sea una Super Bowl, una gala de los Oscar o...

Privatizar la muerte

No voy a engañarles, soy bastante lerdo en matemáticas, pero el otro día un amigo echó cuentas y concluyó que, al ritmo de pandereta...

Los reyes son los padres

El pasado año supuso un duro golpe para el juancarlismo, curiosa variante del fanatismo monárquico, ese guisote a mitad de camino entre la zarzuela...

El año de los inocentes

Este año el 28 de diciembre llueve sobre mojado, ya que llevamos desde marzo soportando inocentadas una detrás de otra por parte de la...

Destripando mujeres

Durante cinco años, entre 1975 y 1980, los años del terror en los que el Destripador de Yorkshire asesinó y mutiló a trece mujeres,...

La eutanasia y las gafas

Es evidente, desde que andamos sobre dos pies, que la epopeya de los seres humanos sobre el planeta consiste en una larga, intolerable procesión...

Juan Carlos de Arabia

Al rey Juan Carlos nunca le han faltado excusas para hacer lo que le da la real gana, es un hecho. Cualquier motivo era...

No digas nada

No lo parece, pero a menudo el humor -y en concreto el humor negro- puede ser el instrumento más efectivo para enfrentarse a una...

No vengáis, que es peor

No importa que sea en la Plaza de la República, en París, o en la calle Preciados, en Madrid; tampoco importan los motivos, protestar...

Vacunas para tontos

  El coronavirus no sabe con quién se juega los cuartos. Se pensaba el muy insidioso que iba a acabar con nuestro modo de...

Salvemos al soldado bar

Es un hecho sabido que en el tiempo de los romanos una ardilla podría cruzar la Península Ibérica saltando de árbol a árbol, pero...

Gambito de dama

Hay dos misterios, podríamos decir también dos utopías, que vertebran Gambito de dama, la teleserie de Netflix basada en la novela de Walter Tevis....

Los dientes de Joe Biden

Hay un detalle que llama mucho la atención en casi todas las fotos que van apareciendo del flamante presidente electo, Joe Biden: los dientes....