David Torres

Acabo de publicar CARTAS A LAS NOVIAS PERDIDAS, una novela en la que una familia se reencuentra entre la memoria y el alzhéimer a través de los tenebrosos recuerdos de las mazmorras de la Dirección General de Seguridad y los claroscuros de su propia historia.

Siempre he pensado que una novela es como un matrimonio más o menos largo mientras que una columna es un lío de una noche. Fui finalista del premio Nadal en 2003 con El gran silencio y he ganado también e Ateneo de Valladolid por Cartas a las novias perdidas, el Hammett de la Semana Negra de Gijón y el Tigre Juan por Niños de tiza, así como el premio Logroño por Punto de fisión, de donde toma su título esta trinchera.

Como se ve, con mis novelas he hecho lectores y amigos, y con mis columnas más bien al contrario. Pero está bien así, porque siempre he pensado que un escritor ha de luchar contra el poder, sea del signo que sea, aunque la señal de su triunfo resulte tan minúscula como una picadura de mosquito en el culo de un elefante.

Más vale España sin Vox

El editorial de un periódico muy patriótico comentaba esta misma semana la posibilidad de que, entre los seis mil menas que llegaron a Canarias,...

Nacho Cano, mártir

Nacho Cano siempre ha sido un enigma. Por ejemplo, no se entiende muy bien por qué aporreaba los teclados con los brazos abiertos, como...

Dónde vas, Mélenchon

La noche del domingo, no habían terminado de contar papeletas en Francia cuando ya estaban advirtiendo a la gente, primero, sobre lo mal que...

Dejad que se ahoguen

Con Vox y el PP sucede un poco igual que con Superman y Clark Kent, que cuesta mucho distinguirlos pese al vestuario y las...

Kadaré sin el Nobel

Estaba prácticamente cantado que Ismail Kadaré iba a morir sin el premio Nobel de Literatura, engrosando esa gloriosa lista de aspirantes que incluye a...

Este muerto está muy Biden

Siempre se ha dicho que la grandeza de la democracia estadounidense reside en que cualquiera puede llegar a presidente, lo cual se demostró la...

Monjas de hostias tomar

Quiera Dios que no me confundan con uno de esos cuarentones amigotes de Pedro Sánchez, ésos que se asustan ante los avances del feminismo...

Racismo en el fútbol

Hace cosa de una semana, Kylian Mbappé la montó parda al declarar que en las próximas elecciones legislativas los franceses deberían dejarse de extremismos...

No votéis, que es peor

Este domingo la participación ha bajado bastantes puntos respecto de las últimas elecciones europeas. Se conoce que a la gente le fastidia ir a...

Un siglo sin Kafka

En el hermoso libro de recuerdos de Gustav Janouch, Conversaciones con Kafka, el autor recuerda cómo el gran escritor praguense le hablaba a menudo de...

El nazi y el conejo

En la foto de familia entre Netanyahu y Abascal hay tantas incongruencias y tantas similitudes que, al escrutarla atentamente, dan ganas de voltearla y...

La conjura de los fachas

No deja de sorprenderme el odio, el encono y la sevicia que la fachosfera mantiene contra el matrimonio Iglesias-Montero. Se trata de una cruzada...

Felipe y la GAL viva

Es raro que Felipe González no acudiese a dar la barrila entre los fruteros que el domingo fueron a la Puerta de Alcalá. Estaba...

Ponte peluca

Es inevitable preguntarse por qué el novio de Ayuso, Alberto González Amador, se presentó afeitado y ataviado con una peluca en los juzgados de...

Pacharán Carlos IIII

  En 1948, al poco del nacimiento del príncipe Carlos, la BBC le encargó al compositor Michael Tippett una obra que celebrara el acontecimiento....