Ecologismo de emergencia

La singularidad de una Sierra que quiere ser Parque Nacional: Sierra Bermeja

Hace bastantes años que se constituyó una Plataforma para reclamar y defender la declaración de la Sierra Bermeja, situada al occidente de la provincia de Málaga y en el extremo occidental de la Cordillera Bética, como Parque Nacional, la máxima distinción como figura de protección ambiental.

La sierra está formada por una roca especial, que es la peridotita, sobre la que cabalgan unos ecosistemas también únicos: los ecosistemas serpentínicos. Por ello fue solicitada formalmente su protección como Parque Nacional ya en 2007. La peridotita representa, una de las intrusiones de rocas ultrabásicas más extensas y mejor expuestas del mundo, con una gran visibilidad internacional debido a que constituye un laboratorio natural excepcional para el estudio del manto terrestre subcontinental.

Encarna esta sierra, de manera incontestable, un ecosistema singular aún no representado en el catálogo de Parques Nacionales. En la Plataforma, los colectivos científicos y sociales que la constituyen, convencidos del interés y valores específicos que contiene, se han esforzado en tareas de estudio, análisis pormenorizado de endemismos, de la biodiversidad que contiene, de las peculiaridades del afloramiento ultramáfico que le confiere su rareza y de las rocas peridotíticas que la configuran y que le otorgan unas características muy especiales. También se han esforzado en difundir y explicar el resultado de tales estudios, con la intención de que se conociera y reconociera que cumple de forma impecable con los requisitos de representatividad, naturalidad, continuidad superficial, escasa intervención humana y viabilidad futura, todos los que se precisan para ser declarada P.N.

Sin embargo, la propuesta que llega ahora a término es la de Parque Nacional para la Sierra de las Nieves, colindante con la Bermeja, pero siendo los ecosistemas que pueden considerarse «únicos» o «irrepetibles» en la misma, de una superficie muy reducida. Se ha incluido en el proyecto de ley, además de los PINSAPARES de esta sierra de las Nieves, los ECOSISTEMAS SERPENTÍNICOS (vegetación y flora sobre PERIDOTITAS) incorporándose poco más de un tercio de la Sierra Bermeja, la que sí es, en toda su extensión, representante de esa rareza geológica.

En mayo de 2018 participé en el debate en la comisión de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio del Parlamento andaluz sobre la propuesta para impulsar la declaración de la Sierra de las Nieves como Parque Nacional, en la que se tomaba una pequeña parte de esta sierra Bermeja con la intención de cubrir lo que le faltaba a la sierra de las Nieves para cumplir con los requisitos que se requerían, añadiéndole algunas elevaciones de Sierra Real, de manera que así se incorporaba la complejidad del sustrato peridotítico, por ser la presencia de peridotitas en la Sierra de las Nieves, testimonial. Y es ese característico sustrato el responsable de la peculiaridad de sus especies endémicas, que no se dan en otros lugares y que se manifiesta en hábitats, especies y elementos geológicos singulares.

Así que no se ha incorporado el rico territorio de Sierra Bermeja, sino únicamente una muestra relativamente pequeña, al proyecto de ley de declaración de PN de Sierra de las Nieves, siendo la Sierra Bermeja la que mejor representa los excepcionales ecosistemas que se ubican en un sistema geológico también excepcional.

Solo tres pequeñas zonas de Sierra de las Nieves y de sus sierras más cercanas son únicas por los ecosistemas representados: los sabinar-enebrales oromediterráneos con pinsapos (unas 100 hectáreas), el quejigal adehesado (unas 500 hectáreas) y el alcornocal con pinsapos (éste fuera de la Sierra de las Nieves propiamente dicha, unas 100 hectáreas). Para solventar esta deficiencia, se añadieron ecosistemas limítrofes como es el caso de las peridotitas de Sierra Bermeja. En la propuesta de Parque Nacional Sierra de las Nieves, al que finalmente no se ha incorporado el nombre de Bermeja, se han añadido 10.000 hectáreas de Sierra Bermeja -un 35%-, fragmentando una Zona de Especial Conservación Europea, una montaña compacta en su constitución geográfica e histórica, sin justificación científica que lo avale.

La Plataforma ha solicitado en multitud de ocasiones ante la administración una serie de modificaciones que incorporasen lo que aporta este territorio excluido, comenzando por el propio nombre, en atención a la imprescindible aportación de esta montaña malagueña. O, por ejemplo, en caso de no modificar los límites decididos, que la Zona Periférica de Protección del futuro parque nacional incluyera la totalidad de la ZEC "Sierras Bermeja y Real" excluida, y la ZEC "Los Reales de Sierra Bermeja". O convertir la A-397 en carretera paisajística, dotándola de los conectores ecológicos necesarios para garantizar la permeabilidad de la vía. La voluntad de dialogar sobre expectativas y potencialidades ha sido permanente por parte de la plataforma, pero no se ha visto colmada.

Con la propuesta de Parque Nacional Sierra de las Nieves que finalmente llegará a la mesa del Consejo de Ministros antes de su debate en el Congreso, NO quedarán fielmente representados los ecosistemas serpentínicos, y al fragmentar el territorio a conservar, se va "a la contra" de las actuales políticas de conservación. En la etapa del proceso en que se ha abierto a la participación, se han alegado las razones para sumar el territorio más representativo y singular, sin que haya habido reconocimiento de esas razones (que son científicas y no políticas) o la más mínima concesión. Queda fuera de la propuesta de Sierra de las Nieves el único bosque de pinsapos sobre peridotitas del mundo.

Incorporar la Sierra Bermeja (con 30.000 hectáreas continuas de peridotitas, con pinar-coscojar endémico, con matorral serpentinícola exclusivo y con su pinsapar serpentinícola único en el planeta) a los territorios de Sierra de las Nieves sería una propuesta Bermeja + Nieves, mucho más grande y sólida, pero no ha habido interés político en defender esta fórmula. No ha habido en toda la tramitación del anteproyecto y proyecto de ley, voluntad de diálogo y de aceptar los dictámenes científicos y la presión social por parte de las administraciones responsables.

A pesar de no haber sido escuchada, la plataforma Sierra Bermeja Parque Nacional ambiciona que se proteja el territorio. Que se le otorgue la distinción a la Sierra de las Nieves, pero que se haga sin marginar a la SIERRA BERMEJA. Queremos un GRAN PARQUE NACIONAL para Málaga, para Andalucía y en interés de la sociedad.